Issuu on Google+

                             

EL SIGLO XVII 


El Siglo XVII  La economía del  siglo XVII    La  Guerra  de  los  Treinta  Años  sumió  a  Europa  en  una  época  de  dificultades.  En  España,  la  recesión  fue  más  intensa  y  la  recuperación,  más  lenta.  La  costosa  política  imperial  y  los  desajustes  regionales  en  el  crecimiento  fueron  básicos.  Castilla  se  abocó  a  la  depresión,  mientras las regiones costeras se rezagaban en la explosión mercantil del litoral europeo.  Las posibilidades de que España, en la Edad Moderna, se situase en el grupo de cabeza  del desarrollo económico europeo eran escasas.    Forma de acuñación y su evolución  Las  monedas  más  primitivas  eran  pequeños  discos  metálicos  (se  le  denomina  "Cospel")  en  los  cuales  se  imprimía  por  medio  de  un  golpe  en  un  troquel  grabado  (Cuño)  una  marca  en  uno de sus lados (anverso). Estas monedas reciben el nombre de "incusas" y se caracterizan  porque  presentan  la  misma  imagen  por  los  dos  lados:  en  una  en  relieve  y  en  la  otra  en  hueco.    Funciones  Las funciones de las monedas se encuentran íntimamente relacionadas con las funciones del  dinero (que es lo que representa) que se pasan a detallar:  Medida de valor: es la medida de valor ya que el valor de las cosas puede ser representado  por medio de las unidades que ella representa.  Instrumento  de  adquisición  directa:  puesto  que  permite  adquirir  cualquier  bien  en  función  de su valor.  Instrumento  de  liberación  de  deudas:  debido  a  que  tiene  una  fuerza  cancelatoria  de  las  mismas al constituirse en un medio de pago reconocido legalmente.  Medio de atesoramiento de riquezas: se puede atesorar para necesidades futuras debido a  que conserva indefinidamente su valor. 


La agricultura española del siglo XVIII no tiene un desarrollo importante, los únicos progresos  se deben, en general, al aumento de extensión de la tierra cultivada y no a la intensificación  de  las  labores  agrícolas.  Además,  los  privilegios  de  la  Mesta,  aunque  fueron  limitados,  no  fueron  suprimidos.  La  continua  subida  de  los  precios  de los productos  agrícolas  durante  la  segunda  mitad  del  siglo  hace  que  muchos  propietarios  conviertan  sus cotos y pastizales en  tierras  de  labor,  de  tal  manera  que  esta  situación  económica  favorece  especialmente  a la gran propiedad.                                                   


La Aristocracia    Felipe III de Austria 

  Felipe  III  de  Austria  (o  Habsburgo)  (Madrid,  14  de  abril  de  1578  –  ibídem,  31  de  marzo  de  1621), llamado el Piadoso, rey de España y de Portugal  desde el 13 de septiembre de 1598  hasta  su  muerte.  Era  hijo  y  sucesor  de  Felipe  II  y  de  Ana  de  Austria  (1549‐1580).  En  1598  contrajo  matrimonio  con  la  archiduquesa  Margarita  de  Austria‐Estiria,  hija  del  archiduque  Carlos II  de  Estiria y de  María  Ana  de Baviera, nieta  del emperador Fernando I. Su reinado  supuso  una  transición  entre  el  apogeo  de  Carlos  I  y  Felipe  II  y  la  decadencia  que  representarían los últimos años de Felipe IV y el reinado Carlos II.  Aficionado al teatro, a la pintura y, sobre todo, a la caza, delegó los asuntos de gobierno en  manos  de  su  valido,  el  duque  de  Lerma,  el  cual,  a  su  vez,  delegó  en  su  valido  personal 


Rodrigo Calderón; por influencia del duque, la corte española se trasladó temporalmente a  Valladolid  (1601),  volviendo  luego  a  Madrid  (1606).  Murió  en  Madrid,  el  31  de  marzo  de  1621, a causa de fiebres y erisipela.  Bajo  su  reinado  la  Monarquía  Hispánica  alcanzó  su  mayor  hegemonía  imperial    y  mayor  expansión  territorial,  consecuencia  denominada  como  Pax  Hispánica.  Aunque  el  imperio  llegaría a alcanzar su cenit durante el reinado de Carlos IV, en torno al año 1790.                El duque de Lerma 

  Francisco  Gómez  de  Sandoval‐Rojas  y  Borja,  más  conocido  como  Francisco  de  Sandoval  y  Rojas  (Tordesillas,  1553  –  Valladolid,  17  de  mayo  de  1625),  fue  el  V  marqués  de  Denia,  I  marqués de Cea, Sumiller de Corps, Caballerizo mayor, I duque de Lerma desde 1599, primer  ministro y valido de Felipe III (1598–1621).  Don  Francisco  nació  en  Tordesillas  siendo  educado  en  la  corte  de  Felipe  II.  Su  abuelo  materno  fue  Francisco  de  Borja  (San  Francisco  de  Borja).  Pertenecía  a  una  familia  con  tradición en el cargo de Adelantado de Castilla desde 1412. 


Fue el hombre más poderoso del reinado de Felipe III. Se hizo inmensamente rico a costa de  saber manejar el tráfico de influencias, la corrupción y la venta de cargos públicos. Por otra  parte fue un verdadero mecenas en la ciudad de Lerma en Burgos, donde empleó gran parte  de  su  fortuna  en  engrandecerla  y  embellecerla  contratando  a  los  más  sobresalientes  arquitectos y utilizando los mejores materiales.  Por su cargo de ministro del rey se convirtió en el hombre más cercano y de mayor confianza  del monarca consiguiendo incluso que éste trasladase la Corte de Madrid a Valladolid (1601).  El  duque  efectuó  una  magistral  operación  inmobiliaria  seis  meses  antes  del  traslado,  comprando  propiedades  e  invirtiendo  en  su  propio  beneficio.  Es  lo  que  modernamente  se  conoce  como  especulación.  Algunas  de  estas  propiedades,  como  la  llamada  Huerta  de  la  Ribera, se la vendió años después al rey, pocos meses antes del regreso de la corte a Madrid.  Compró  también  un  palacio  a  don  Francisco  de  los  Cobos,  edificio  que  vendió  al  año  siguiente también al rey y que fue convertido en palacio real.  El regreso de la corte de Felipe III a Madrid en 1606 se hace también por la influencia y los  consejos del duque de Lerma. Los historiadores piensan que este regreso estaba preparado  de antemano y que el duque nunca tuvo la intención de abandonar por completo Madrid. Se  sabe  por  los  documentos  que  se  conservan  que  ya  en  1603  existen  ciertas  maniobras  y  acuerdos entre el alcalde de Madrid y el duque.  Sobre  este  se  escribió  la  famosa  coplilla  de  “para  no  morir  ahorcado,  el  mayor  ladrón  de  España se vistió de colorado” : debido a que en sus últimos años, deja la política y toma los  hábitos   Felipe IV de Austria 

  Felipe IV de Austria (o Habsburgo) (8 de abril de 1605 – 17 de septiembre de 1665), llamado  el Grande o el Rey Planeta, fue rey de España2 desde el 31 de marzo de 1621 hasta su  muerte. Su reinado de 44 años y 170 días fue el más largo de la casa de Habsburgo y el  tercero de la historia española, siendo superado sólo por Felipe V y Alfonso XIII, aunque los  primeros dieciséis años del mandato de éste último fueron bajo regencia.  Durante la primera etapa de su reinado compartió la responsabilidad de los asuntos de  Estado con don Gaspar de Guzmán, Conde‐Duque de Olivares, quien realizó una enérgica  política exterior que buscaba mantener la hegemonía española en Europa. Tras la caída de 


Olivares, se encargó personalmente de los asuntos de gobierno, ayudado por cortesanos  muy influyentes, como Luis Méndez de Haro, sobrino de Olivares, y el duque de Medina de  las Torres.  Los exitosos primeros años de su reinado auguraron la restauración de la preeminencia  universal de los Habsburgo, pero la guerra constante de la Europa protestante y la católica  Francia contra España condujeron al declive y ruina de la Monarquía Hispánica, que hubo de  ceder la hegemonía en Europa a la pujante Francia de Luis XIV, así como reconocer la  independencia de Portugal y las Provincias Unidas.          Conde duque de olivares 

  Nieto de Pedro Pérez de Guzmán y Zúñiga, I conde de Olivares, y bisnieto del III duque de  Medina Sidonia, nació en Roma, donde su padre, Enrique de Guzmán, era embajador de  España. Vivió en Italia hasta los doce años, pues su padre fue sucesivamente virrey de Sicilia  y de Nápoles. Como tercer1 hijo de la Casa de Olivares, rama menor de la poderosa Casa de  Medina Sidonia, se le destinó a la carrera eclesiástica. A los catorce años fue enviado a  estudiar derecho canónico a la Universidad de Salamanca. Sin embargo, las muertes  sucesivas de sus dos hermanos mayores le convirtieron en heredero del título, de forma que  tuvo que abandonar en 1604 los estudios para acompañar a su padre en la corte de Felipe III,  donde éste había sido nombrado miembro del Consejo de Estado y Contador Mayor de  Cuentas. Al morir su padre en 1607, heredó el mayorazgo de Olivares y se concentró en  cortejar a su prima, Inés de Zúñiga y Velasco, con la que se casaría ese año, con la pretensión  de obtener el título de Grande de España. Ante el fracaso en esta pretensión, se retiró a 


Sevilla para administrar sus dominios, donde pasaría ocho años y compraría la jurisdicción  de la villa de Bollullos de la Mitación.  Poetas Españoles del siglo XVII  A continuación vamos a nombrar a los principales poetas del siglo XVII, narrando parte de  sus biografías y aportaciones más importantes a la literatura española.  Lope de Vega.  El «monstruo de la naturaleza», como lo llamó Cervantes, fue, en el Siglo de Oro, Lope de  Vega, también conocido como «el Fénix de los Ingenios», autor de cerca de 1.500 obras  teatrales, novelas, poemas épicos y narrativos y varias colecciones de poesía lírica profana,  religiosa y humorística. Lope destacó como consumado maestro del soneto. Su aportación al  teatro universal fue principalmente una portentosa imaginación, de la que se aprovecharon  sus contemporáneos y sucesores españoles y europeos extrayendo temas, argumentos,  motivos y toda suerte de inspiración. Su teatro, polimétrico, rompe con las unidades de  acción, lugar y tiempo, y también con la de estilo, mezclando lo trágico con lo cómico.  Expuso su peculiar arte dramático en su Arte nuevo de hacer comedias en este tiempo  (1609). Flexibilizó las normas clasicistas del aristotelismo para adecuarse a su tiempo y abrió  con ello las puertas a la renovación del arte dramático. También creó el molde de la llamada  comedia de capa y espada.  Tirso de Molina  Es uno de los grandes dramaturgos del Siglo de Oro español. En su obra dramática se  mantuvo fiel a Lope de Vega, del que sólo se diferencia por el análisis más profundo de la  psicología de sus protagonistas, en especial en los tipos femeninos, cuya variedad y  matización es poco usual en el teatro español de la época.  Junto a él, destacan sus discípulos Guillén de Castro, que prescinde del personaje cómico del  gracioso y elabora grandes dramas caballerescos sobre el honor junto a comedias de  infelicidad conyugal o tragedias en las que se trata el tiranicidio; Juan Ruiz de Alarcón, que  aportó su gran sentido ético de crítica de los defectos sociales y una gran maestría en la  caracterización de los personajes; Luis Vélez de Guevara, al que se le daban muy bien los  grandes dramas históricos y de honor; Antonio Mira de Amescua, muy culto y fecundo en  ideas filosóficas, y Tirso de Molina, maestro en el arte de complicar diabólicamente la trama  y crear caracteres como el de Don Juan en El burlador de Sevilla.  Pedro Calderón de la Barca.  Pedro Calderón de la Barca nació en Madrid el 17 de enero de 1600 de familia hidalga. Fue  soldado en la juventud y sacerdote en la vejez, lo que era bastante habitual en la España de  su tiempo. En 1642 pide su retiro como militar y entra al servicio del duque de Alba. Goza,  desde entonces de un período de tranquilidad para la creación literaria.  Calderón escribe sobre todo comedias y autos sacramentales. Hacia 1623 estrena sus  primeras comedias y pronto, Felipe IV le convierte en dramaturgo oficial de la corte. Sin 


embargo, su momento de mayor esplendor empieza a partir de 1642, cuando se retira del  ejército y entra al servicio del duque de Alba. En esta época goza de un período de  tranquilidad para dedicarse a la creación literaria. Para las fiestas de palacio compone  numerosas obras.    En el estilo de sus comedias se pueden apreciar dos tendencias: una que sigue más de cerca  el teatro realista, nacional y costumbrista de Lope y su escuela, representada por las  "comedias de capa y espada"; y otra, diferenciada del estilo anterior, más personal. Esta  tendencia incluye las comedias más poéticas y simbólicas, con intensificación de los valores  líricos y del contenido ideológico. En esta segunda línea los personajes adquieren mayor  esquematización y dimensiones de símbolos universales.  Tuvo por discípulos e imitadores de estas cualidades a una serie de autores que refundieron  obras anteriores de Lope o sus discípulos puliéndolas y perfeccionándolas: Agustín Moreto,  maestro del diálogo y la comicidad cortesana; Francisco de Rojas Zorrilla, tan dotado para la  tragedia como para la comedia; Antonio de Solís, también historiador y propietario de una  prosa que ya es neoclásica, o Francisco Bances Candamo, teorizador sobre el drama, entre  otros no menos importantes.  Juan Ruiz de Alarcón  Autor dramático que, aunque nacido en México, es considerado una de las figuras más  destacadas del teatro español de los Siglos de Oro. A los 20 años viajó a Salamanca para  estudiar cánones y leyes. Se convirtió en uno de los tres mayores dramaturgos del momento  junto con Lope de Vega y Tirso de Molina.  La prudencia en la mujer, que explora el tema de la traición reiterada y donde aparece el  recio carácter de la reina regente María de Molina, y El burlador de Sevilla, de Tirso de  Molina, sobre el tema del donjuán y la leyenda del convidado de piedra. De Calderón  destacan obras maestras como La vida es sueño, sobre los temas del libre albedrío y el  destino; El príncipe constante, donde aparece una concepción existencial de la vida; las dos  partes de La hija del aire, la gran tragedia de la ambición en la persona de la reina  Semíramis; los grandes dramas de honor sobre personajes enloquecidos por los celos, como  El mayor monstruo del mundo, El médico de su honra o El pintor de su deshonra.  De entre sus comedias destacan La dama duende, y cultivó asimismo dramas mitológicos  como Céfalo y Procris, de los que él mismo sacó la comedia burlesca del mismo título;  también, autos sacramentales como El gran teatro del mundo o El gran mercado del mundo  que sugestionaron la imaginación de los románticos ingleses y alemanes.  Entre sus discípulos tenemos las comedias clásicas de Agustín Moreto, como El desdén con el  desdén, El lindo don Diego y San Franco de Sena; Francisco de Rojas Zorrilla con la comedia  de figurón Entre bobos anda el juego, el drama de honor Del rey abajo ninguno y la deliciosa  y moderna comedia de Abre el ojo. De Antonio de Solís, El amor al uso y Un bobo hace  ciento; de Francisco Bances Candamo, las tragedias políticas El esclavo en grillos de oro y La  piedra filosofal. 


http://www.monografias.com/trabajos12/histeat/histeat.shtml  http://es.wikipedia.org/wiki/Siglo_de_Oro#Teatro  http://www.spanisharts.com/books/literature/tlope.htm  http://www.rinconcastellano.com/barroco/calderon.html#                 ESPAÑA EN EL SIGLO XVII  EDUCACIÓN  Cuando solemos hablar del siglo XVII en España tenemos siempre la imagen según la cual  nos encontramos ante el “Siglo de oro” de la cultura española. Si bien esta idea puede  aplicarse claramente a las producciones literarias y artísticas no es así para el resto de  aspectos culturales, entre ellos la educación.  El número de estudiantes en todos los niveles educativos disminuyó a lo largo del siglo XVII.  Una reforma en Castilla en 1623 se propuso como tarea fundamental el reducir el número de  poblaciones que contaran con establecimientos de lo que hoy llamaríamos “enseñanza  secundaria”.  La nobleza solía estudiar en casa bajo la supervisión de los ayos, mientras que los municipios  intentaban mantener a maestros que enseñaran a los críos las primeras letras. Se sabe de la  existencia de cofradías de profesores que bajo la advocación de San Casiano agrupaban  gremios de maestros.  Pero la enseñanza se encontraba fundamentalmente en manos religiosas. Los franciscanos  se dedicaban  a la enseñanza elemental al igual que los escolapios. Pero quienes  consiguieron un rotundo éxito en la tarea de controlar la educación en España fue la  Compañía de Jesús.  Los jesuitas instauraron un sistema denominado “seminarios de nobles” donde se dedicaron  a formar a las élites de la aristocracia en tareas de gobierno y en los usos sociales que debían  mantener los nobles. Por esta motivo fundó Olivares en 1625 el “Colegio Imperial”, dedicado  a la formación de élites.  En cuanto a la universidad, el siglo XVII español significó un enorme retroceso en cuanto a la  investigación y el estudio. Se produjo un enorme aumento de facultades dedicadas al  derecho (tanto civil como canónico) mientras los estudios de medicina sufrían un claro  retroceso.  la España del siglo XVII posee una enorme contradicción en cuanto a su nivel cultural y como  los signos de su decadencia no se centran tan solo en aspectos políticos sino que se trasladan  a lo educativo, dificultando la creación de elementos preparados para dirigir una maquinaria  imperial en perpetua crisis.   


ESCRITOR EN LA SOCIEDAD  ESPAÑOLA DEL SIGLO DE ORO    A pesar de la creciente decadencia que se observa en la enseñanza universitaria y el poco  desarrollo en las escuelas para niños, se dan en España algunos intentos de reformas y  innovaciones de importancia en la enseñanza, como las escuelas para la enseñanza de los  sordomudos. Otra innovación importante fue la organización de la enseñanza primaria  popular, por el español San José de Calasanz, de las llamadas Escuelas Pías para la enseñanza  gratuita de las clases humildes.  Quema de brujas :1610, noviembre en España. La Inquisición española introduce al norte de  ese país la pena de muerte en la hoguera. Ese mismo año tuvo lugar un Auto de Fe en  Logroño, Zugarramurdi, en el que la Santa Inquisición proceso a 40 mujeres por brujería, 12  de las cuales fueron sentenciadas a muerte; entre los principales implicados se mencionan  Miguel de Goyburú, conocido como el Rey de los brujos, su esposa Graciana de Barrenecha;  Juan de Echalar, identificado como “el ejecutor de las penas impuestas por el demonio “;  María Chipia, maestra de los novicios, entre otros. Este Auto de Fe es considerado el proceso  contra la brujería más importante de la época en el país español   


España,  como es bien sabido, participó  en muy escasa medida  en las realizaciones y  avances de la ciencia  europea del siglo XVII. Una serie compleja de   factores políticos, sociales, económicos e ideológicos se sumaron, provoc ando   el distanciamiento, cada vez mayor, de la actividad científica  europe a. El aislamiento  ideológico, impuesto inicialmente para preservar la ortodoxia religiosa,   actuó cada vez con más fuerza, como una barrera para la penetración de las   nuevas corrientes filosóficas y científicas. Las instituciones  q ue en el siglo XVII   ofrecían puestos para el cultivo de la ciencia, en conjunto  no eran sino un resto   empobr e c ido y anquilosado de las existentes en la centuria anterior. Las universidades,  que en el siglo XVI se habían mostrado receptivas a las novedade s,   en esta época continuaron manteniendo los mismos programas y cátedras científicas: las de  medicina, por un lado, y, por otro, las de astronomía, matemáticas y filosofía natural dent ro  de la facultad de artes. Por otra parte, la de c adencia en su conjunto  de la enseñanza  universitaria quedaba bi en reflejada en el   hecho de  q ue disciplinas como la cirugía, las matemáticas y la astronomía se   incluían en las siete cátedras llamadas "raras", casi nunca cubiertas por resultar  


difícil encontrar profesores con una mínima preparación y por la falta de interés del  a  lumnado. La cátedra  de filosofía natural y las más importantes  de medicina estaban  frecuentemente al servicio del peor escolasticismo y a espaldas de   las novedades  CRISIS Y DECADENCIA  El siglo XVII en España: crisis y decadencia.  Coincidiendo con un siglo convulso en el territorio europeo, España vive un seiscientos  marcado por la crisis (social, económica, política) y la decadencia (pérdida de la hegemonía  en Europa).  Algunos aspectos a destacar serían:  Los reyes de este siglo, que normalmente llamamos Austrias Menores (Felipe III, Felipe IV y  Carlos II), delegan el poder real en una figura nueva, los validos, entre los que sobresale el  conde‐duque de Olivares, favorito de Felipe IV.  La Guerra de los Treinta Años (1618‐1648) tuvo como resultado la sustitución de España  como potencia hegemónica en Europa. Francia dominaría a partir de entonces el escenario  continental.  En 1640, coincidiendo en el tiempo con el conflicto europeo, pero sin relación con él, estalla  en España una crisis de hondas raíces y enormes consecuencias. Cataluña y Portugal se  levantan al tiempo contra la monarquía (¿contra Castilla?), resultando la independencia de  Portugal y el sometimiento de Cataluña, aunque paralizando la aplicación del proyecto que  había desencadenado la rebelión (Unión de Armas).  En 1700, Carlos II, el último monarca de la dinastía de los Austria, moría sin descendencia. Se  iniciaba entonces una guerra (Guerra de Sucesión) que daría paso a   a una nueva dinastía en el trono español, los borbones.  MENTALIDAD Y CULTURA EN EL SIGLO DE ORO  La sociedad española siguió marcada por los valores aristocráticos y religiosos de la  mentalidad colectiva en la centuria anterior.    Así, valores típicamente nobiliares como el “honor” y la “dignidad” fueron reivindicados por  todos los grupos sociales. Un ejemplo de esta mentalidad fueron los duelos, costumbre  generalizada que a veces tenía lugar por las ofensas más nimias. Cualquier atentado al honor  de un noble llevaba inmediatamente a dirimir la cuestión mediante la espada. Hubo que  esperar al siglo XVIII para que se prohibieran legalmente los duelos.    Unido a lo anterior se extendió el rechazo a los trabajos manuales, considerados “viles”, es  decir, que manchaban el “honor” y la “dignidad” de aquel quien los ejercía.    


Esta mentalidad se apoyaba en los múltiples privilegios que detentaba la nobleza (exención  de pagar impuestos directos, no poder ser encarcelados por deudas, no ser torturados, ser  enviados a prisiones especiales… Los privilegios llegaban hasta el cadalso: los nobles no  podían ser ahorcados y tenían el “privilegio” de morir decapitados.     Esta mentalidad llevó a que, exceptuando ciudades mercantiles como Cádiz o Barcelona, no  se pueda hablar de la existencia de una burguesía (mercaderes, fabricantes) con mentalidad  empresarial que promoviese el desarrollo económico, tal como estaba ocurriendo en  Inglaterra, Holanda…    Las gentes con medios económicos, en vez de hacer inversiones productivas en la  agricultura, el comercio o la artesanía, tendieron a buscar el medio de ennoblecerse, adquirir  tierras y vivir a la manera noble.  Toda esta mentalidad debe enmarcarse en un contexto de pesimismo y de conciencia de  la decadencia del país.    En lo referente a la cultura, España vivió una época de auge sin precedente. Iniciado el siglo  con la figura de Cervantes (1547‐1616) y su "Quijote" (1605 y 1614), las letras hispanas  brillaron con figuras como Quevedo, Lope de Vega o Góngora.    La pintura española del Barroco es una de los momentos claves de la historia de la pintura  mundial. Los nombres de Zurbarán, Velázquez, Alonso Cano, Ribera o Murillo muestran el  momento de apogeo del arte barroco español.  La cultura barroca está cargada de una notable ambivalencia. El llamado siglo de oro se  proyectó a lo largo del primer tercio del siglo XVII, especialmente en el campo de la creación  artística, tanto plástica como literaria, no sucedió lo mismo en el campo del pensamiento y  la ciencia, donde los brillos del XVI se difuminaron como consecuencia de los efectos del  espíritu de la contrarreforma y de la religiosidad barroca. Cervantes murió en 1616, Góngora  en 1627, Lope de Vega en 1635, Quevedo en 1645, Tirso de Molina prácticamente dejo de  publicar en 1626. La novela picaresca encontró en La pícara Justina, de Francisco López de  Úbeda, 1605, la Vida del buscón don Pablos de Francisco de Quevedo, 1626, El diablo  cojuelo, de Luis Vélez de Guevara, 1641, la anónima Vida y hechos de Estebanillo González,  1646, sus más acabadas expresiones. Quevedo cultivó también el ensayo con Los sueños,  1612, donde destacó Baltasar Gracián con El criticón, publicado en 1651, 1653 y 1667. En el  teatro además de la ingente producción de Lope de Vega, descolló Tirso de Molina, con Don  Gil de las calzas verdes o El burlador de Sevilla, pero el más genuino representante del teatro  barroco fue Pedro Calderón de la Barca con el gran teatro del mundo, La vida es sueño, El  alcalde de Zalamea o La dama duende. En el ámbito del pensamiento todavía descollaron el  padre Mariana, con su tratado Sobre la alteración de la moneda, Pedro de Valencia o Sancho  de Moncada, con su Restauración política de España. El arte barroco domino el siglo, con  nombres propios como los hermanos Churriguera, las obras más destacadas del nuevo estilo  estuvieron en el complejo real del palacio del Buen Retiro en Madrid, conjunto de palacios y  jardines que sufrió fuertes destrucciones durante la guerra de la independencia, ejemplo de  la concepción barroca de la arquitectura, la construcción de la plaza Mayor de Salamanca, el 


conjunto de Lerma, la fachada del Obradoiro de Santiago, la basílica del Pilar de Zaragoza, o  el colegio de San Isidro de Madrid, de los jesuitas. En escultura la temática religiosa y su  trabajo en madera, más proclive para la exhuberancia detallista del gusto barroco, fue la  tónica dominante, con figuras como Pedro de Mena, Juan Martínez Montañés, Gregorio  Fernández o Alonso Cano. Fue en la pintura donde el arte del XVII adquirió una mayor  brillantez, con las figuras de Velázquez, Murillo, Zurbarán y Ribera, fue en este caso si el siglo  de oro de la pintura española.   

 

 Mapa España S XVII   


Capitán Ala Triste  Economía sXVII  Los diversos gobiernos practicaron una política de fomento de la economía hispana. Para  conseguir la felicidad material de los súbditos y resituar a España en el concierto  internacional, era preciso aumentar las fuerzas productivas de la Monarquía. Política  exterior e interior eran en realidad dos caras de la misma moneda. Una buena posición entre  las potencias europeas salvaguardaba las colonias americanas facilitando la capacidad de  comerciar y el desarrollo económico del país. Un país con mayores posibilidades de producir  y comerciar podía generar mayores recursos para la hacienda pública susceptibles de ser  invertidos en los barcos, los ejércitos y los diplomáticos que debían asegurar la presencia  internacional. La economía se convirtió, pues, en una pieza básica del programa de reformas  que bastantes políticos e intelectuales españoles abanderaron.   Pero si los objetivos eran fáciles de trazar, los medios para conseguirlos resultaron complejos  y difíciles de articular. Para defender las colonias americanas era menester construir una  potente flota, para mantener los dominios italianos era preciso dotar adecuadamente al  ejército. Ahora bien, con recursos escasos en una hacienda siempre deficitaria y con un  sistema fiscal que ya no podía exigir más a los pecheros, los recursos destinados a las fuerzas  armadas dejaban de invertirse en la creación o mejora de la infraestructura material y del  fomento económico interior. La solución a esta disyuntiva no era fácil, dado que los cambios  debían hacerse sin alterar esencialmente la estructura social ni el edificio político absolutista  que sostenía a la Monarquía  En este dilema, las autoridades reformistas optaron casi siempre por la vía de lo cuantitativo  y no de lo cualitativo, de buscar el crecimiento rápido de las variables económicas sin  atender demasiado a las formas del desarrollo, por la solución técnica antes que por la  política. Casi siempre lo más importante fue obtener rápidamente recursos suficientes para  seguir manteniendo la maquinaria del Estado y para hacer frente a los dictados de la política  exterior con América como telón de fondo. Y más que inversión real y efectiva de dinero  contante y sonante para el fomento económico (el escaso numerario se dedicó a la política  exterior, lo que no dejaba de ser una inversión indirecta en la economía), los gobiernos  reformistas confiaron en la posibilidad de transformación gradual de la economía española a 


través de la promulgación de leyes (decretos, cédulas, órdenes). Leyes justas y precisas  amparadas por el rey y ejecutadas prestamente por un cuerpo político y un cuerpo  burocrático que debía perfeccionarse.            


SOCIEDAD D Y CON NFLICTO OS SOC CIALES EN LA EESPAÑA A  DEL SIGLO O XVII    EL sigglo XVII es un na sociedad eestamental, con grandess diferencias sociales y algunos conflictos  violen ntos, aunquee en general se puede deecir que es una sociedad estable.  La po oblación espaañola de la éépoca de  los Au ustrias aumeenta en el sigglo XVI,  graciaas al crecimiento económ mico, y  desciende en el siglo XVII, deb bido a la  crisis. Es una sociedad sometiida al  ciclo demográfico o antiguo, qu ue  depende de la coyuntura económica  para producir. Se dan crisis  econó ómicas, y hasta de subsisstencia,  cuand do falta man no de obra, ccomo  suced dió en el siglo o XVI en Aragón tras  la exp pulsión de lo os moriscos.  La no obleza se con nvierte en un n estamento cerrado al q que sólo se puede perten necer por linaaje,  aunque es un estamento con fuertes diferencias econ nómicas, en e el que destaccan los grand des de  Españ ña (que son los más ricoss), y a los quee se contrap pone la pequeeña nobleza,, como los hidalgos  que vviven gracias a los cargoss públicos qu ue se les concceden. En el siglo XVI la n nobleza espaañola se  hace cortesana y tiende a viviir Madrid, ceerca del rey. Los caballero os son una n nobleza media, ya que  poseíían cierta forrtuna.    El cleero es, por su condición,, un estamen nto más abieerto, ya quee ingresan en n él personas de toda  condición.  Sin  embaargo,  tambié én  había  grados  deentro  de  laa  Iglesia.  Lo os  cargos  eclesiásticos  más  relevantes  estaban  reservadoss  a  personas  pertenecie entes  a  la  nobleza,  mientras  m que  los  curas  párrocos  rurales  erran  personaas  descendientes  el  pueblo.  Sin  embaargo,  las  mayores  diferenciass  económicaas  se  daban  entre  los  religiosos  seculares y llos que pertenecían a  órdenes  religiosas,  con  un  capital  patrimoniaal  muy  impo ortante.  Tam mbién  era  muy  impo ortante  el  paatrimonio  de e  algunos  obispados,  como  el  de  Toledo.    El  estado  llano  era  aú ún  más  hete erogéneo, 


pues a él pertenecían desde la burguesía mercantil y financiera, que prestaban dinero a la corona,  hasta los mendigos. La burguesía urbana controlaba el gobierno municipal y las Cortes, a través de  los  ciudadanos  honrados que había  en  todas  las  ciudades.  También  había  diferencia  patrimonial  entre el campesinado, ya que había campesinos que podían arrendar o subarrendar sus tierras, y  jornaleros  que  estaban  en  paro  la  mayor  parte  del  año.  También hubo, en la sociedad de los siglos XVI y XVII, minorías perseguidas, como los moriscos o  los gitanos. Con los mudéjares hubo conflictos desde que en 1499, tiras la rebelión del Albaicín, los  Reyes Católicos promulgaron la Pragmática de Conversión Forzosa, a la que siguió la rebelión de  las Alpujarras en 1502. Pero los verdaderos conflictos con los moriscos se produjeron en el siglo  XVI, porque como sus formas de vida rurales continuaban siendo tradicionales, los cristianos viejos  dudaban  de  su  conversión.  Hubo  muchos  pogromos  contra  los  cristianos  nuevos,  entre  los  que  también  estaban  los  judeoconversos.  La  rebelión  más  importante  de  moriscos  se  produjo  en  las  Alpujarras,  entre  1568  y  1569,  por  los  decretos  que  limitaban  el  derecho  de  propiedad  a  los  moriscos.  Finalmente el  duque de  Lerma,  valido  de  Felipe  III,  promulga  el  Decreto de  Expulsión.  Los  moriscos  comienzan  a  salir  de  España  el  22  de  septiembre  de  1609.  Evolución  económica,  social  y  cultural  en  el  siglo  XVII  En  el  siglo  XVII  toda  Europa  vivió  una  intensa  decadencia  demográfica  y  económica,  pero  dicha  decadencia  fue  mucho  más  grave  en  España.  La  Crisis  demográfica  supuso  un  descenso  de  la  población española. Esto fue debido a la persistencia de la peste la expulsión de los  moriscos,  las  dificultades  económicas  y  las  guerras  constantes  La Crisis económica fue generalizada tanto en la agricultura como en la artesanía  por  el  descenso  demográfico,  la  mala  política  fiscal  y  la  competencia  de  la  artesanía del norte de Europa. Además, el contrabando inglés, holandés y francés  hundió el monopolio comercial con América. La Crisis fiscal se hizo aún más grave  que en el siglo XVI, especialmente tras la reanudación de la guerra durante el reinado de Felipe IV  (1621). Los exorbitantes gastos bélicos y el hecho de que cesaran los Caudales de Indias llevaron a  la Corona a constantes bancarrotas. Las reformas hacendísticas de Olivares (Red de Erarios, Unión  de Armas) intentaron paliar esta situación, pero al ser rechazadas se tuvo que recurrir a soluciones  económicamente  nefastas:  venta  de  títulos  y  cargos  públicos,  aumento  de  los  impuestos  indirectos  (servicio  de  millones,  impuestos  sobre  la  sal)  y  la  peor  de  todas:  las  alteraciones  y  manipulaciones  monetarias  (acuñación  de  moneda  de  vellón,  adulteración  de  la  cantidad  de  metales preciosos, etc.). Las manipulaciones monetarias provocaron una inflación galopante y un  desbarajuste monetario. A pesar de que tradicionalmente se ha considerado que la crisis se superó  gracias a las medidas reformistas de los Borbones, en realidad se comenzó a remontar a fines del  siglo  XVII,  a  partir  de  1680.  La  recuperación  fue  mucho  más  temprana  en  la  periferia  que  en  el  centro,  de  modo  que  el  peso  demográfico  y  económico  reforzó  a  las  zonas  litorales  mientras  el  interior se debilitaba. Así hay que mencionar la temprana recuperación de Cataluña que, a partir  de 1700 se convierte en una de las regiones más prósperas de España. La sociedad española del  siglo  XVII  sufrió  un  retroceso  en  un  sentido  conservador.  Así  mientras  la  burguesía  iba  desarrollándose en los países del Norte de Europa, en España aumentó numéricamente la nobleza  y el clero. La nobleza recuperó parte de su influencia política y en general, toda la sociedad se vio  influida por los caducos ideales nobiliarios (honra, apariencia de grandeza, desprecio al trabajo).    


El libertinaje de los hombres:  La  inmoralidad  de  la  España  de  Felipe  IV  se  manifestaba  como  una  escandalosa  corrupción  de  costumbres.  Muy  típica  era  la  sensualidad  desenfrenada.  Se  ve  reflejado  especialmente  en  las  fiestas  de  la  Corte  y  en  las  romerías  campestres,  sobre  todo  en  la  corte  ya  que  se  veía  casi  admitida y aplaudida en la vistosa Corte de Madrid en el reinado de los Felipes y Carlos V.  En  la  España  del  XVII  el  pecado  se  hacía  con  misterio  sin  embargo  en  países  como  Francia  con  publicidad. En Francia eran amantes a voces, en España eran secretos a voces, pero secretos. La  licencia  sexual  era  mayor  en  las  clases  elevadas  pero  en  ellas  recibía justificación y quedaba impune, tanto los infantes como  el  monarca  podían  tener  hijos  bastardos  y  reconocerlos.  El  desenfreno sexual  de Felipe IV no tenía límites en opinión del  francés Bertaut. Pero el pueblo español era indulgente con las  debilidades  de  señores  y  poderosos.  En  cambio  para  ellos  no  había indulgencia alguna y sus excesos eróticos eran castigados  con rigor.  Los jóvenes aristócratas, por ejemplo, a la tierna edad de doce  o catorce años ya estaban casados. No solo dejaban de estudiar  si era necesario, sino que se apropiaban de la casa paterna y de  todo lo que estuviera a su alcance. De manera que un caballero  no  era  un  caballero  si  no  poseía  esposa,  Manceba  y  querida;  por esta última rondaba todas las noches y arriesgaba su vida por ella.  Otra  consecuencia  del  libertinaje  era  la  abundancia  de  enfermedades  venéreas  de  las  cuales  se  hablaba como cosa natural e incluso ante señoras y niños. 

La mujer:  Era  el  centro  de  la  economía  familiar  en  las  clase  bajas.  Se  esperaba  que  trabajaran  todo  lo  posible;  participaban  en  trabajos  de  recolección  de  cosechas  y  cuidado  del  grano;  tenían  a  su  cargo  los  huertos  y  jardines;  cuidaban  las  aves  de  corral  y  la  producción  de  lecha  y  sus  derivados,  y  participaban  en  la  fabricación  de  los  implementos  para el hogar y el comercio.  Las mujeres de la clase media y alta tenían menos oportunidades  económicas.  Solo  podían  trabajar  como  institutrices.  Casadas,  eran el centro de su familia, y cualquier independencia económica  podía  disfrutarse  después  de  la  muerte  del  marido.  Las  mujeres  aristócratas estaban limitadas económicamente limitadas. 

 


Libertinaje de la mujer:  El  libertinaje  de  la  mujer  no  fue,  ciertamente,  tan  general  y  admitido como el del hombre pero se dio con progresiva frecuencia  en  la  época  de  la  que  nos  ocupa.  Y  entre  las  que  faltaban  a  sus  deberes  ya  fuera  por  debilidad  o  por  amor,  se  encontraban  las  pecadoras  por  negocio  con  desenfado  y  aun  con  escándalo  que  serían probablemente las menos entre las casadas y no fieles a sus  esposos. Aunque en la práctica si algún esposo era implacable con  la  infidelidad  femenina,  otros  tenían  para  ella  un  perdón  débil,  generoso  o  cristiano.  Pero  no  solo  había  maridos  indulgentes  por  bondad, resignados tristemente con su desgracia, sino que también  estaban  el  que  disimulaba  no  enterarse,  hasta  el  explotador  profesional  de  las  gracias  de  su  esposa. 

Los mendigos y picaros:  Desde el siglo XVI y principalmente en el siglo XVII  y XVIII, se desarrollo en los países de Europa  Occidental una abundante producción de escritos que analizaban el clima económico‐social de esa  época,  pero  también  examinaban  el  fenómeno  del  crecido  número  de  pobres  que  se  juntaban  en los  centros  urbanos.   Muchos  de  estos  necesitados  se  convertían en mendigos; otros vivían del hurto en la sociedad y la  vagancia.  Como  solución  a  los  problemas  sociales;  se  proponían  medidas  tendientes  a  moderar  el  sistema  económico  de  acuerdo  con  las  normas  de  la  justicia  y  de  la  caridad,  a  la  vez  que  a  ampliar  las  fuentes  de  trabajo  para  proveer  así  a  las  clases  populares  de  suficientes medios para sostenerse honradamente. No obstante la  protección  extendida  a  las  clases  pobres,  se  vituperaban  los  abusos de los mendigos fraudulentos y los atropellos de los vagos.  Siguiendo  una  línea  parecida  comentar  que  la  población  vagabunda  y  mendicante  siempre  fue  de  difícil  cuantificación,  aunque aumentan en época de crisis. De ella tenemos constancia por las novelas picaresca, que  refleja la situación de una parte de la población importante. Estas personas son las que sufren las  levas  para  el  ejército,   y  las  leyes  de  vagos  que  les  obligan  a  trabajar  por  poco  dinero  en  obras  públicas.  Proliferan  los  conventos  donde  se  ofrece  la  “sopa  boba”  y  los  hospicios  para  los  huérfanos. En ellos se trabaja bajo el control de los gremios en oficios útiles.  Por  último  y  como  curiosidad  se  crearon  en España Centros  de  educación  especial  en  los  niveles  primarios.  Numerosas  instituciones  de  asistencia,  corrección  y  enseñanza  para  los  niños  pobres,  expósitos y huérfanos, vagabundos y pícaros, surgían en la España del siglo XVI como fruto de la  preocupación social de la infancia. La doctrina de Luís Vives de que el Estado, por razón de justicia  y no sólo de caridad, había de proteger el niño pobre, coincidía casi en el tiempo con  la petición  de las Cortes de Castilla (1518‐1523) de que los pobres y mendigos se redimieran por el trabajo, 


prohibiendo  la  mendicidad.  Pero  este  intento  de  regular  semejantes situaciones no tuvo éxito y el mismo Felipe II en  1565 hubo de admitir la limosna pública, aunque regulando  su funcionamiento.  Este es un fragmento extraído de un texto: “Los picaros mas  holgazanes  y  menos  valientes.  El  Prado  estaba  lleno  de  mendigos,  que  iban  de  coche  en  coche,  pidiendo  con  chanzas  y  llevando  recados  de  unos  a  otros  y  lo  mismo  ocurría  en  todos  los  concursos  de  gente  y  fiestas  públicas,  no  habiendo  figón,  despensa,  bodegón,  de  importancia  ni  puesto de limonadas en que no asistieran dos o tres pobres,  como si fuesen hermanitos  de devoción pidiendo a  los que  entraban  a  comer  o  a  beber.  La  caridad  indiscreta  y  la  piedad hipócrita o verdadera contribuían al fomento de esta  plaga  social  y  los  mendigos  creían  con  harta  razón  que  las  llagas  fingidas  y  las  enfermedades  postizas  eran  de  mas  producto  que  los  juros  y  censos  y de  rendimiento más  cierto  y  menos expuesto  a  contingencias  que el viaje harto azaroso de los galeones del Perú”       Miembros de Grupo: Isabel García, Regina Royuela; Silvia Cazorla, Pedro Martin, Juan Madariaga,  Miguel Megino y Nacho Fernández.     


VIDA DE LOPE DE VEGA JUVENTUD Lope de Vega y Carpio nace en el año 1562 en Madrid, hijo de Francisca Fernández Flórez y Félix de Vega, se cría en el seno de una familia humilde procedente del Valle del Carriedo (Cantabria). Un año antes de su nacimiento su padre, escondiendo una aventura amorosa bajo la tapadera de las magníficas posibilidades que la nueva capital ofrecía decidió que se mudasen a Madrid. A sus cinco años Lope leía latín y castellano, además de componer algunos versos. Él mismo dijo que a los doce años ya escribía comedias, se cree que la primera comedia que escribió fue El verdadero amante. Desde temprana edad destacó entre sus coetáneos y su talento le llevó a la Escuela del poeta y músico; continuará su formación en la Compañía de Jesús seguido de cuatro años –de 1577-1581- de estudios en la Universidad de Alcalá de Henares pero se cree que por su conducta mujeriega y desordenada nunca consiguió obtener ningún título y sus altos protectores dejaron de costearle los estudios. Al no poder obtener el grado de bachiller, para ganarse la vida comenzó a trabajar como secretario de aristócratas o escribiendo (comedias, piezas puntuales, de circunstancia…) En 1583 se alista en la marina participando en la Batalla de la Isla Terceira bajo las órdenes del que se convertirá en amigo íntimo: Álvaro de Bazán, (a quien más tarde dedicará una comedia). DESTIERRO Después retomará sus estudios con matemáticas en la Academia Real y gramática de los teatinos, servirá como secretario al Marqués de las Navas pero todas estas tareas volverán a ser interrumpidas por sus relaciones amorosas. Entre estas destacó la de Elena Osorio (que después de separarse de un actor aceptó casarse por conveniencia con un noble sobrino del cardenal Granvela) ya que esto será el motivo de que un despechado Lope escribiese y circulase unos hirientes versos contra ella y su familia en forma de sonetos, romances pastoriles y moriscos y sobre todo en su comedia Belardo furioso. Estos versos fueron el motivo de que fuese enviado a la cárcel y más tarde tras reincidir, de que un segundo proceso judicial dictaminase su destierro de la Corte por ocho años y dos del reino de Castilla y una amenaza de muerte si desobedecía lo sentenciado. Ese mismo año en mayo decidió alistarse en la Gran Armada reanudando su carrera militar, periodo durante el cual mantuvo –aunque levemente- el hábito de la escritura aunque sus versos pasaron desapercibidos. En diciembre del 1588 regresó tras la derrota del galeón de San Juan con la Gran Armada y tras quebrantar la condena pasando por Toledo se estableció junto a Isabel de Urbina y comenzó a perfeccionar seriamente su fórmula dramática: comenzó a desobedecer la unidad de acción narrando dos historias en una misma obra: embrollo. Tras pasar los dos años de destierro impuestos, en 1590 se traslada a Toledo, donde sirve a don Francisco de Ribera, al marqués de Malpica, al quinto duque de Alba… y se incorporará como


gentilhombre de cámara a la corte ducal de Alba de Tormes, donde vivió de 1592-1595. Leyendo a Juan del Encima tomó la idea del “gracioso” como personaje, continuando con su perfeccionamiento de la fórmula dramática VUELTA A CASTILLA Tras cumplir los ocho años de destierro de las Cortes regresa a Madrid en el 1595. Al siguiente año, fue procesado por amancebamiento con la actriz viuda Antonia Trillo. En 1598 se casó con Juana de Guardo. Volvió a trabajar como secretario personal de importantes personalidades destacando Pedro Fernández de Castro y Andrade. Para sostener su ritmo de vida y sustentar tantas relaciones e hijos legítimos e ilegítimos, Lope de Vega mostró poseer una voluntad poco común y tuvo que trabajar muchísimo, prodigando una obra torrencial consistente, sobre todo, en poesía lírica y comedias, impresas muchas veces con malas correcciones ajenas o sin corregir –contra lo que siempre estuvo en contraContaba con 38 años cuando pudo corregir y editar parte de su obra sin los errores de otros. Como primer escritor profesional de la literatura española, tuvo que negociar para conseguir derechos de autor y así evitar que sus comedias fuesen impresas sin su permiso. Tras muchos esfuerzos consiguió el derecho a la corrección de su propia obra –lo que fue un gran avance teniendo en cuenta el sistema de la época-. 1605 fue el año en que entró al servicio de Luis Fernández de Córdoba y de Aragón, relación que le atormentaría años más tarde, cuando tomó las órdenes sagradas y el noble continuaba utilizándole como secretario y alcahuete…Cuatro años más tarde leyó y publicó su Arte nuevo de hacer comedias, e ingresó en la "Cofradía de Esclavos del Santísimo Sacramento" en el oratorio de Caballero de Gracia, a la que pertenecían casi todos, o muchos de los escritores relevantes de Madrid. Entre ellos estaban el amigo personal de Lope: Quevedo, y Cervantes.

SACERDOCIO En esta etapa de su vida Lope experimenta una brutal crisis existencial, y la muerte de personas cercanas -en 1612 Carlos Félix murió enfermo, el 13 de agosto del año siguiente, falleció Juana de Guardo, al dar a luz a Feliciana- le afectó emocionalmente e hizo que se acercase más al sacerdocio. El 24 de mayo de 1614 decidió al fin ser ordenado sacerdote. Todo lo que pasaba por la cabeza de Lope en este periodo quedó reflejado en sus Rimas Sacras – constituyen un libro publicado en 1614- y el resto de sus obras devotas cargadas de cuestiones filosóficas donde Lope medita profundamente sobre su vida.

ÚLTIMOS AÑOS DE SU VIDA En sus últimos años de vida Lope de Vega se enamoró de Marta de Nevares, en lo que puede considerarse "sacrilegio" dada su condición de sacerdote. En esta época de su vida cultivó especialmente la poesía cómica y filosófica, meditando serenamente sobre la vejez y su alocada juventud en romances.


Vemos en su obra teatral: El valor de Malta (1596-1603) -en la que narra las luchas marítimas que la Orden mantuvo en el Mediterráneo contra el bando turco- su interés por las órdenes, en especial la de Malta, por lo que fue un enorme honor el ingresar ahí en el 1627. Entre 1626 y 1628 la enfermedad de Marta fue empeorando progresivamente hasta su muerte; en 1634 su hijo Lope Félix se ahogó; poco después su hija Antonia Clara fue secuestrada por un hidalgo y Feliciana su única hija legítima tuvo un hijo: uno murió al servicio del rey en Milán, y una hija: la monja Marcela. Esta fue una época inundada de tristeza para Lope que hizo que a pesar de los honores recibidos por el rey y el papa, sus últimos años fuesen infelices y de gran conflicto consigo mismo. El 27 de Agosto de 1635 Lope, el fénix, al que se atribuyen 3.000 sonetos, 3 novelas, 4 novelas cortas, 9 epopeyas, 3 poemas didácticos y cientos de comedias, muere después de 73 años, dejando toda una vida en palabras, narrada siempre a su manera y un listón que nadie nunca ha superado.

Información de: -Vida y obra de Lope de Vega -Ignacio Arellano y Carlos Mata-http://es.wikipedia.org/wiki/Lope_de_Vega -http://www.epdlp.com/escritor.php?id=1952 -http://www.poesia-inter.net/indexlv.htm -http://www.poemas-del-alma.com/lope-de-vega.htm -http://amediavoz.com/lopedevega.htm -http://www.biografiasyvidas.com/biografia/v/vega.htm -http://www.spanisharts.com/books/masters/es_lope.htm -http://www.publicaciones.uva.es/UVAPublicaciones-11760-Humanidades-Literatura-LOPE-DEVEGA-VIDA-Y-LITERATURA.aspx -http://vidayobras.blogspot.com/2008/11/biografia-resumida-de-lope-de-vega.html Isabel de Urquía Lara


Lope de Vega:   Detrás de los versos‐  Su poesía es el puro y sincero reflejo de su vida, de su realidad y de sus sentimientos, gracias a ella es más facil entender el amor que ha sentido por alguna de las muchas mujeres de su vida. Se puede decir, que Lope alternó el arte y la filosofía con múltipes amores. Vivirá intensamente su vocación, caracterizado por su fuerte y única personalidad, ambas siempre estrechamente relacionadas con las mujeres.

I.

Su primera pasión fue María de Aragón, parece ser una prima suya, a la que llamará “Marfisa” en la obra La Dorotea. Ella era hija de panaderos y será la madre de la primógenita de Lope, Manuela. A Marfisa la casaron, pero resultó ser un desastre y se siguió viendo con Lope, tras verse viuda, se volverá a casar, y su segundo marido se la llevará al extranjero. El aún estudiante Lope se ve viviendo una vida irregular y desordenada hasta que decide dejar los estudios y dedicarse plenamente al teatro.

II.

El arte lopiano de hacer comedias apasiona, y el toledano Jerónimo Velázquez le incorporará en su compañía teatral, era además padre de Elena Osorio, la cual se convertirá en uno de los grandes amores de Lope, será la “Filis” o “Zaide” de sus versos,

             ¿Apartaste,  ingrata  Filis,                                                          Mira,  Zaide,  que  te  digo               del amor que  me  mostrabas                                              que  no  pases  por  mi  calle,               para  ponerlo  en  aquel                                                                no  hables  con  mis  mujeres,               que  pensando  en  ti  se  enfada?                                    ni  con  mis  cautivos  trates, 

Cuando comienzan su romance, Elena estaba separada

del actor Cristóbal Calderón; Lope no tardó en conseguir los favores de la bella actriz. En 1587 Elena aceptó casarse por conveniencia con el noble Francisco Perrenot Granvela, sobrino del poderoso cardenal Granvela. Lope, despechado, furioso y dolido hizo circular contra ella y su familia unos libelos: Una dama se vende a quien la quiera.  En almoneda está. ¿Quieren compralla?  Su padre es quien la vende, que aunque calla,  su madre la sirvió de pregonera... 

Debido a ello, un dictamen judicial lo envió a la cárcel, y un segundo proceso judicial decidió desterrarlo ocho años de la Corte y dos del reino de Castilla.


III.

Lope se sentía herido y su dignidad se encontraba por los suelos, asique puso en práctica una frase suya: para huir de una mujer…nada mejor que encontrar otra. Por lo tanto, se dedicó a enamorar a la dulce e importante Isabel de Urbina, a la cual raptará (ella acepta irse voluntariamente). Se casará por poderes el 10 de mayo de 1588. Lope se instalará con su reciente mujer en Valencia para cumplir su castigo, y tendrán dos hijas. En la primavera de 1594 morirá su hija Antonia. Un año después, de sobreparto morirá Isabel de Urbina y poco después su segunda hija Teodora. Ésto coincidió con el perdón de Jerónimo Velázquez, y ante ello, la justicia levantó el destierro. Por lo tanto, volverá a Madrid, viudo y con 33 años; y poco tiempo después se verá comprometido en otro escándalo, se le acusa de público amancebamiento con la rica y viuda Antonia Trillo.

IV.

Se mudará a Toledo, por su favor obtendrá la mano de Juana Guardo, mujer vulgar y sosa, con la que se casó en la Iglesia de Santa Cruz de Madrid el 25 de abril de 1598, ella era hija de un padre carnicero. Hubo una rechifla general sobre la nueva relación de Lope. Tendrán tres hijos en común: Jacinta, Carlos Félix (muy querido y fallecido por enfermedad) y Feliciana (la única de la descendencia legítima en sobrevivir a la infancia). Lope acudirá a la boda de Felipe III, en Valencia, ahí tendrá un hijo adulterino con una valenciana, conocido con el nombre de: Fernando Pellicer.

V.

Esta sería la última vez que Lope se casara. No tardó en volver a enamorarse, esta vez de una guapa pelirroja, de ojos azules, aniñada, que rondaba los 30. Se llamaba Micaela de Luján, en sus versos la llamaba “Camila Lucinda”. Estaba casada con el actor Diego Díaz, que se había ausentado a Perú, donde murió en 1603. Madre de nueve hijos, cinco de ellos de Lope (Ángela, Mariana, Félix, Marcela, Lope Félix), con el que mantuvo una relación de cerca de quince años, aunque en este tiempo tuvo otras relaciones fugaces, como el caso destacado de Jerónima de Burgos, muy hermosa.

VI.

Lope vuelve a vivir otra pasión senil, con Doña Marta Nevares, según decían, bellísima, madrileña, muy blanca, de preciosos ojos verdes, cabellos rizados y 26 años de edad. Lope y Marta se conocieron en el salón de ésta (dónde recibía a músicos y literatos), no tardará en rendirse ante Lope, caerá en sus brazos. En aquel momento Lope era medio capellán y medio cómico, monarca del teatro y monstruo de la fama. En 1617 nació Antonia Clara, “Clarilis”, la menor de toda su descendencia y la alegría de su vejez. La melancolía irá invadiendo poco a poco a Lope. Hacia 1623 Marta de Nevares, enferma de los ojos, irá perdiendo la vista, y más tarde la cordura. En su égloga Amarilis (1633) vemos una muestra de su sufrimiento:

                                  Cuando vi mis luces eclipsarse,                           cuando yo vi mi sol oscurecerse                           mis verdes esmeraldas enlutarse,                           y mis puras estrellas esconderse,                          no puede mi desdicha ponderarse,                          ni mi grave dolor encarecerse,                           ni puede aquí sin lágrimas decirse.                           Cómo se fue mi sol al despedirse 

Lope cuidará sin descanso de su ciega y loca Marta. Sin duda, ha quedado constancia de que fue la gran pasión de la madurez de Lope. Aunque autores como Góngora no dudaron en burlarse públicamente de esta relación:


Dicho me han por una carta que es tu cómica persona  sobre los manteles mona y entre las sábanas Marta: agudeza tiene harta lo que me advierten después, que tu nombre del revés, siendo Lope de la haz, en haz del mundo y en paz pelo desta Marta es. Durante la enfermedad de Doña Marta, Lope había seguido su febril producción, y cuando muere, la dedicará este soneto, uno de los más bellos del siglo: .Resuelta en polvo ya, mas siempre hermosa,   sin dejarme vivir vive serena   aquella luz, que fue mi gloria y pena,   y me hace guerra, cuando en paz reposa.     ...Tan vivo está el jazmín, la pura rosa,   que, blandamente ardiendo en azucena,   me abrasa el alma de memorias llena:   ceniza de su fénix amorosa.     ...¡Oh memoria cruel de mis enojos!,   ¿qué honor te puede dar mi sentimiento,   en polvo convertidos sus despojos?     ...Permíteme callar sólo un momento:   que ya no tienen lágrimas mis ojos,  ni concetos de amor mi pensamiento.   Antonio Villacorta citó estas palabras en su obra “Las mujeres de Lope de Vega” comparando el romance con Micaela y con Marta: “Si el amor de Lope por Micaela de Luján fue ciego y desde una plenitud física, el que sintió por Marta de  Nevares fue febril, más desesperado, suplicante y desde las carencias físicas. Fue un último amor que se  tornó en compasivo y purificador. Fue un honroso colofón a tantas aventuras irrelevantes”  En sus últimos años fue sacerdote y falleció en su Madrid natal, el 27 de agosto de 1635, rodeado de su hija Feliciana, a las cinco y cuarto de la tarde besando el Crucifijo entre cánticos de salmos y letanías, agotado tras una vida larga pero aún así, entera.

Bibiografía:

http://institucional.us.es/revistas/rasbl/25/art_17.pdf  http://es.wikipedia.org/wiki/Lope_de_Vega  http://www.mundopoesia.com/foros/cursos‐de‐poesia‐en‐el‐chat/240648‐32‐los‐estilos‐ poesia‐lope‐de‐vega.html  http://bib.cervantesvirtual.com/bib_autor/Lope/cronologia.shtml María Sanz García 16C


LOPE DE VEGA: ENTREVISTA Entra  en  la  sala  el  señor  Lope  de  Vega,  viene  a  hablarnos  de  su  nueva  comedia,  El  valor  de  las  mujeres  que  está  a  punto  de  estrenarse  en  el  Coliseo  de  Madrid,  donde  también  fueron  interpretadas exitosamente obras como El remedio en la desdicha y El villano en su rincón.      Estrena  nueva  comedia  en  un  sitio  con  el  que  está  familiarizado,  aunque  ya  ha  dicho  que este es un proyecto diferente, si es así,  ¿por  qué  ha  optado  por  romper  con  algo  que  siempre  le  ha  funcionado  y  que  no  tiene garantía de éxito? ¿le asusta?  ‐  Creo  que  es  miedo,  miedo  a  lo  desconocido, a intentar decir algo que nunca  nadie ha contado, miedo a decepcionar; pero  por otro lado, si no confiase  plenamente en  esta  nueva  idea  nunca  hubiese  tenido  la  valentía  de  defederla;  porque  sea  nuevo  no  tiene  que  ser  peor  que  lo  anterior,  se  trata  del progreso, y es justamente lo que cuenta  mi obra.  En  Fuenteovejuna  defiende  la  unión  de  un  todo  por  una  causa,  pero  aquí  hace  lo  contrario,  habla  de  una  minoría  frente  al  resto...  ‐  Ese  es  precisamente  el  error,  el  ver  a  la  mujer como la minoría. Mi objetivo con esta  obra es que a través de la comedia se vea la  necesidad de un cambio. 

Ha  vivido  en  muchos  lugares,  una  vez  dijo:  "No  hay  rincón  tan  pequeño  donde  no  alcance  el  sol",  ¿nunca  ha  cambiado  de  opinión?  ‐    El sol sale con el comienzo de cada día, y  eso  hoy  por  hoy  es  más  que  suficiente.  Lo  que  quería  decir  es  que  entre  tanta  tormenta, es agradable saber que a veces el  sol nos busca y muchas nos encuentra, y que  no  importa  donde  vayamos,  porque  el  sol  brilla en todas partes, como la felicidad.                   

 

 

 

 

 

 


¿Cree  que  sus  obras  ‐esta  por  ejemplo‐  vivirán  para  siempre  aunque  usted  no  lo  haga?  ‐ Lo que cuenta no es mañana, sino hoy. Hoy  estamos  aquí,  mañana  tal  vez  nos  hayamos  marchado.  A  mí,  escribir  me  ha  cambiado,  espero que haya gente que lo entienda y que  descubra todo el mundo que se crea con una  pluma y un papel.    ¿Se  podría  decir  que  está  donde  un  día  se  propuso estar?  ‐Nunca  he  tenido  claro  cual  era  el  objetivo,  escribo lo que veo, y siento, es mi forma de  hacer  que  el  mundo  me  escuche.  Aunque  todo ha cambiado mucho, desde el principio  he  intentado  estar  en  medio  de  dos  extremos, la fe y el amor.  Hablando  de  sus  comienzos,  ¿cómo  surgió  su primer poema?  ‐    Es una buena pregunta, pero no recuerdo  exactamente, creo  que empezó gracias a un  profesor,  que  me  pasó  su  afán  por  la  escritura, se convirtió en algo que realmente     

disfrutaba, y más tarde en una gran parte de  mi vida.    Dicen  que  detrás  de  un  gran  hombre  siempre se esconde una gran mujer, used ya  hace  tiempo  que  demostró  serlo,  pero  ...  ¿quién es la mujer que está detrás que le ha  ayudado a serlo?  ‐Han  pasado  muchas  mujeres  que  han  marcado mi vida, y sobre todo mi literatura,  pero  es  un  error  la  pregunta,  ya  que  nunca  han estado detrás. Son mi inspiración, no mi  sombra.  Muchos de sus versos hablan de amor, ¿qué  es realmente el amor para usted?    ‐  La  raíz  de  todas  las  pasiones.  Como  ya  he  dicho  antes,  han  pasado  muchas  mujeres  importantes  por  mi  vida,  todas  ellas  diferentes  y  únicas,  por  eso  esta  obra  tiene  tanto  valor a  nivel personal,  es  mi  forma  de  darles las gracias, es mi regalo a todas ellas.         


Arte del siglo XVII Características generales del arte del siglo XVII: El siglo del barroco abarca desde 1600 hasta 1750 donde evoluciona al rococó .Nace en Italia a principios de siglo y se irá extendiendo por toda Europa y no tardara en desplazarse a las Américas .La palabra “barroco se usa como término despectivo…. Como la demanda era muy alta el nivel en los artistas mejora y dejan de lado las metáforas pictóricas religiosas para centrarse en el mensaje que debía ser directo y fácil de comprender .Usaran el dramatismo para ganarse al pueblo por medio del uso de las emociones .Abandonan el hieratismo. Este cambio impulsa el coleccionismo….Se van a coleccionar objetos traídos de las Américas y objetos científicos(es la era de los filósofos). Van a predominar dos grupos de dos personalidades Miguel Ángel que se centrará

en el naturalismo tenebrista.


Y Annibale Carracci que trabaja con su primo y su hermano en un estilo clasicista .

El barroco. Va a surgir la reforma protestante resultante de ciertos movimientos revolucionarios culturales. En la literatura va a destacar la metáfora y la alegoría acercándose de esta manera al romanticismo. El Barroco es el arte nacido a finales del siglo XVI que abarca el siglo XVII y parte del siglo XVIII, contrasta con el racionalismo y el clasicismo renacentista que significaba equilibrio y simetría. El arte barroco se identifica plenamente con su época: desde el punto de vista religioso, encarna el espíritu de la Iglesia Contrareformista; desde el punto de vista socio-político el barroco se identifica plenamente con las monarquías absolutas. Estos poderos, la Iglesia y la Monarquía, serán los principales mecenas e inspiradores de las obras de arte barroco. El Barroco sin embargo propone nuevos valores estéticos en los que predomina el movimiento con la utilización de las formas curva, de lo cóncavo y lo convexo, para crear sus formas. Representan el realismo en sus representaciones, les gusta lo teatral y lo escénico.


El objetivo del artista barroco es representar la realidad de forma que exalten los sentimientos para emocionar al espectador. La obra de arte se presenta como una escena teatral. Los temas y los gustos de los artistas de la Europa protestante son diferentes a los de la Europa católica. En Holanda o Alemania las obras de arte no son encargadas por la Iglesia o los monarcas, sino por el cliente burgués. En estos países el arte es más realista y cotidiano, se pintan temas como interiores de casas, retratos, temas domésticos (familias, niños), paisajes y motivos decorativos.

-En literatura española están Luis de Góngora y Francisco de Quevedo y Villegas. Mientras, en la americana (en español), destacan sobretodo Sor Juana Inés de la Cruz. -En música sobresalen Antonio Vivaldi, Johann Sebastián Bach y Georg Friedrich Händel, Arcangelo Corelli, Tomasso Albinoni, Henry Purcell y Jean-Philippe Rameau. -En las ciencias y filosofía estará Descartes.

La música Barroca se considera desde el nacimiento de la opera, hasta la mitad del siglo XVII con la muerte de Bach y va a ser una de las épocas de la música más largas e influyentes .Va a destacar el uso del oboe como instrumento solista y el baja continuo a si como de la armonía total que se diferencia significativamente de los anteriores géneros .En la música van a surgir la Opera, el Oratorio, la Cantata y la Pasión como formas vocales más importantes, mientras


que en las formas instrumentales destacan la Suite, la Fuga, el Concierto grosso, y la Sonata. En la literatura el Barroco va suponer una modernización de estilos y técnicas literarias .La Contrarreforma promoverá por toda Europa este movimiento, haciendo meya en España donde las expresiones, técnicas y estilos se adaptaran y españolizaran. A pesar de los avances no se olvidaran las estrofas tradicionales dando a si lugar al terceto, el cuarteto, el soneto y la redondilla .Estas nuevas técnicas junto con las figuras retóricas que se añadirán (en busca de una estructura formal recargada), no supusieron una ruptura con el clasicismo renacentista, sino que mejoró los recursos ya existentes consiguiendo una variedad ornamental y la amplificación de recursos. Los temas negativos del Renacimiento se recalcan destacando: fugacidad de la vida, fluidez temporal, ausencia de placeres y sufrimiento en la vida del hombre, que va unido a la idea del dolor psicológico del ser humano .La idea de centrarse tanto en el ser humano individualmente hace que la relación artista-cliente se haga más fuerte el avance del arte y solventando de esta manera el vacio cultural propio del Renacimiento. Va a surgir el virtuosismo que junto con el realismo, serán tratados durante el siglo XVII .Los temas como la imaginación y la fantasía se hacen más presentes en el pueblo, en los respectivos campos artísticos.

Arquitectura barroco:   En ella se adoptan las líneas curvas frente a las rectas por generar mayor dinamismo y expresividad. Las fachadas adquieren la máxima importancia, se puede afirmar que el estilo barroco más que un estilo de arquitectura es una forma de decoración. Las plantas de los templos también tienden a alejarse de las formas clásicas basadas en la línea recta. En España tenemos los ejemplos de la Plaza Mayor de Salamanca y de la de Madrid. La arquitectura barroca se introduce en España a finales del siglo XVI y se desarrolla durante gran parte del siglo XVII de manera más contenida y austera que la italiana, sobre todo por el éxito de la arquitectura herreriana. Se construye edificios con materiales pobre y de aspecto sombrío. En el siglo XVII se construyo mucho, especialmente arquitectura real y edificios públicos que aun en malos tiempos debían tener una cierta dignidad y sobre todo religiosos.


En la arquitectura Barroca durará desde principios del XVII hasta tercios del XVIII donde evolucionará convirtiéndose en el Rococó. El Rococó va a extenderse desde Europa hasta incluso las colonias de América y abarcará todas las artes (música, pintura, escultura…).La idea del Rococó en la arquitectura es enriquecer las ciudades, urbanizándolas y dando mayor monumentalidad y tiene en cuenta que los materiales que usaban no eran muy costosos (por ejemplo La Plaza Mayor de Madrid) .Esto iba a juego con el ideal de los artistas barrocos. Es aquí donde surgen las manufacturas reales, como lo son el vidrio de carrá, alfombras persas y turcas, la cerámica de Talavera…etc. El Barroco no supone una ruptura con el Renacimiento, sino que de hecho la arquitectura va a seguir los ordenes clásicos de este sin incluir elementos constructivos nuevos .No obstante la colocación de elementos arquitectónicos va a ganar individualidad y libertad .La armonía, la grandiosidad y el uso del arco prevalecen (que junto con la cúpula son los elementos representativos del Barroco), a diferencia de la perspectiva renacentista que va a dejar de usarse tanto. Se crean plantas de formas complejas en las que la curva y el eclipse cobran especial importancia. Los muros pierden la forma recta propiciando la idea de movimiento. Las fachadas se someten a formas onduladas y los elementos arquitectónicos se amontonan con intención decorativa. La arquitectura española se caracteriza diferenciándose de otros países por: el gusto por la decoración, la riqueza de tendencias y una sencillez mayor en el diseño de las plantas, de conceptos menos dinámico. En arquitectura se caracteriza por la libertad con que son tratados los elementos arquitectónicos, con el fin de dar impresión de movimiento al edificio. Las fachadas describen curvas que crean efectos de luz y sombras, las columnas se retuercen y se alzan impresionantes cúpulas decoradas. También se levantan obras civiles como palacios, mansiones, fuentes.


La palabra Barroco fue inventada por críticos posteriores. Proviene de la palabra portuguesa

barroca que significa perla irregular. Otra interpretación es su derivación del sustantivo homónimo, que

Plaza Mayor de Madrid

usado en tono sarcástico indica un

modo de pensar artificioso y confuso. En ambos casos expresa el concepto de impureza, engaño, capricho, etc. Este estilo artístico surgió a principios del siglo XVII en Italia, donde inició su expansión hacia la mayor parte de Europa. Se extiende hasta dos tercios del siglo XVIII, y en esta última etapa se denomina Rococó.

Grabado del siglo XVIII, vista aérea del Palacio del Buen Retiro En sus inicios el barroco está muy vinculado a Juan de Herrera y a su principal monumento, El Escorial. Pero es en el siglo XVIII cuando la riqueza y la fantasía decorativas alcanzan su apogeo en las construcciones de la familia Churriguera, Ribera o Fernando Casas Novoa. Este es el momento de esplendor del barroco más castizo y popular.


Los centros principales en que se desarrolla esta arquitectura son Madrid, Sevilla, Valencia, Toledo y Valladolid. La principal función de este estilo es promocionar y urbanizar las

Plaza Mayor de Salamanca

ciudades Europeas

creando un ambiente propicio de una ciudad rica. Con este arte nacen también las Manufacturas Reales, donde se elaboran materiales de lujo como el vidrio de Carrá, las alfombras pérsicas, las cerámicas y demás productos. Pero paralelo a este estilo también se da en España el Barroco Borbónico. Los monarcas imponen en sus construcciones un estilo afrancesado para sentir más cercana su cultura original. Para ello contratan a arquitectos franceses con un gran gusto por

Puerta de Alcalá, Madrid

los espacios amplios y un ritmo ordenado y equilibrado. Finalmente el Rococó se caracteriza por una decoración exultante y muy recargada en los muros exteriores.


Principales arquitectos barrocos: -Juan Gómez de Mora: Trabaja en la corte de los Austrias. Es el arquitecto de, entre otros, la Plaza Mayor y el Ayuntamiento de Madrid. -Alonso Carbonell, en Madrid, diseña el Palacio del Buen Retiro y sus jardines. -En el Rococó destacan los Hermanos Churriguera con la construcción de la plaza mayor de Salamanca. - Fernando de Casas Novoa destaca por la construcción de la fachada del Obradoiro de la Catedral de Santiago de Compostela. -El principal arquitecto borbónico es Francesco Sabatini, quien diseñó la famosa Puerta de Alcalá de Madrid. - Otros arquitectos también destacables son Francisco de Mora o Juan de Nantes.

Escultura barroca: La escultura se vio abocada a plasmar los ideales imperantes en estos ambientes que no eran otros que los religiosos. El asunto religioso es por consiguiente la temática preferente de la escultura de este periodo que parte en las primeras décadas del siglo de un interés por captar el natural. La figura aislada es el ejemplo más característico y habitual en la producción de la época aunque por supuesto se siguen realizando importantes trabajos para retablos y relieves para sillería. Dentro de la tipología de las imágenes exentas cabe destacar las llamadas de vestir o de bastidor esculpidas solo en las partes no cubiertas por los ropajes. La madera era siempre policromada para enriquecer su aspecto y acentuar el realismo de carnaciones y ropajes efecto que con frecuencia se incrementaba con el añadido de postizos como ojos de cristal, pelo natural, lágrimas de cera. A lo largo del siglo XVII, la escultura policromada en madera alcanzó plena madurez. El deseo de dotar las imágenes de realismo llevó al escultor a utilizar el recurso de los postizos (coronas, espinas…). Tiene un carácter fundamentalmente religioso, los temas de la Pasión de Cristo y Vírgenes Dolorosas se manifiestan especialmente en los pasos procesionales. El objetivo principal de los escultores barrocos es la representación del movimiento, mediante líneas curvas y oblicuas, da la sensación de que los personajes hubieran sido captados en un momento de la acción. Los ropajes tienen


gran importancia, dando la sensación de volumen.Las procesiones cobran importancia a medida que transcurre el siglo XVII ya que estas son espectáculos abiertos a todo el mundo con la figura escultórica como protagonista.

Destacarán las escuelas de Valladolid y Sevilla, en la primera sobresaldrá la figura de Gregorio Fernández: El mayor interés de Gregorio Fernández era representar la realidad del modo más directo posible sin detenerse ante el horror de la muerte. Busca crear violentos contrastes de luces y sombras basándose también en el estilo pictórico barroco del tenebrismo. Su primera obra conocida es el Cristo yacente, este es uno de los temas repetidos a lo largo de su obra.

También es una buena referencia el Cristo de la Luz en el que se expresa el sentido trágico que le da el autor al mostrar en el rostro la expresión del horror de la muerte.

Entre las figuras de santos destacan Santa Teresa en el Museo de Valladolid y San Francisco de Javier en la iglesia de San Miguel.


Es muy importante el relieve del Bautismo, al igual que los pasos de historias de la pasión, figuras gigantescas que se pasean por las calles los días de procesiones por Valladolid, las más conocidas son Cirineo y Verónica, en estas todavía se muestran signos renacentistas y expresiones propias de Gregorio Fernández.

Bautismo Otro de los escultores más importantes del siglo XVII será Martínez Montañés de la escuela sevillana junto con Juan de Mesa, la escuela sevillana destaca durante la primera mitad del siglo XVII, antes de Martínez Montañés hubo unos antecedentes como Bautista Vázquez o Núñez Delgado esto será antes de que Martínez imponga se técnica caracterizada por los escorzos, las perspectivas, las actitudes violentas y las telas quebradas. Aparte de los materiales convencionales también fue conocido escultor de marfil. Una de sus obras maestras es el retablo de Bautista que se encuentra en Sevilla.


El orden y el equilibrio presiden su obra, buscando la belleza en todas sus obras, hay muchas obras conocidas pero las más características serán san Cristóbal en la iglesia del Salvador, el retablo de San Isidro del Campo de Santiponce con el cual se ha considerado la base de su obra.

Uno de los continuadores de Martínez Montañés fue Juan de Mesa también perteneciente a la escuela andaluza hizo pocos retablos fue conocido por las esculturas sueltas sobre todo imágenes procesionales para las cofradías sevillanas en las que se acentúa el sentido patético y la exageración de las expresiones su obra más famosa es el Jesús nazareno del Gran Poder en la iglesia de San Lorenzo.


Dentro de las escuelas andaluzas destaca también la escuela granadina, el artista más importante de esta escuela es Alonso Cano, que también hizo contribuciones a la arquitectura, durante su formación se relacionó con Montañés pero las diferencias con él serán totalmente claras y evidentes en su obra Virgen con el Niño en la que muestra su estilo como autor.

A partir de este momento Alonso Cano se volverá más barroco las vestiduras empezarán a ser más onduladas pero mantendrá igual las líneas generales. Algunas de sus obras posteriores serán la Concepción, la Virgen de Lebrija característica por su verticalismo.


Pedro de Mena fue un discípulo de Alonso Cano, fue capaz de plasmar la sensibilidad española en sus obras fue el último de los grandes escultores andaluces. Pedro de Mena fue un escultor de la segunda mitad del siglo pero en vez de continuar haciendo retablos o grandes composiciones pero en vez de eso hacía imágenes y sencillos relieves, busca expresar todo tipo de sensaciones en su escultura se diría que quiere plasmar con alma la figura, expresándolo de un modo más directo que sus antecesores, a medida que su obra avanza las expresiones se vuelven más teatrales y exageradas, todas están dotadas de fervor místico. Sus principales obras son la Dolorosa o la Magdalena penitente.

Otro continuador de la escuela granadina será José de Mora cuyo estilo se basará en el de Mena y Cano, pero acentuando el patetismo y la exageración de la expresión de ambos en su obra de Las Inmaculadas.


Pintura barroca: El siglo XVII es el siglo de oro de la pintura española y en el florecieron la mayor parte de las escuelas artísticas nacionales. Triunfan aparatosos lienzos de altar en los que triunfa de manera portentosa la gloria de los santos representados con óptica naturalista y conmovedores efectos de luz. Los oleos encargados son con frecuencia de gran tamaño emplean colores vivos y muy variados resaltado por varios focos de luz que provienen de todos los lados creando grandes sombras y zonas luminosas. Los personajes aparecen en posturas muy dinámicas con rostros y gestos muy expresivos puesto que el barroco es la época del sentimiento. Las composiciones grandiosas con personajes vestidos ricamente en alegorías religiosas o mitológicas, las grandes escenas de corte o de batalla, son los ejemplos más evidentes del arte barroco. Es muy conocido el cuadro de Velázquez Las lanzas. L os principales focos productores de pintura fueron las capitales Sevilla y Madrid por motivos económicos y administrativos. Los temas son en su mayor parte religiosos. Va a cobrar importancia ya que era la mayor representante de la religión (era la forma de expresión en los países católicos y en los países protestantes de la manera correspondiente) .Los bodegones, retratos costumbristas y paisajes van a desarrollarse, mientras que en la parte religiosa la iconografía se va a reforzar .La búsqueda del realismo va a cobrar importancia. La primera característica es el triunfo del color sobre el dibujo. Se utilizan colores vivos y cálidos a los que ayuda la utilización del óleo, aunque también se continúa pintando al fresco.


Otra característica es el realismo, que representa las cosas como son en realidad, se utilizan modelos de la vida real incluso para pintar temas religiosos. Preocupa la búsqueda del movimiento. La mayoría de la pintura española es de tema religioso. La iglesia encargó a los artistas obras que despertasen la fe y los grandes principios católicos. Además es la época de la pintura de Corte, monarcas y nobles encargan retratos a los pintores. Destacan José Rivera y Francisco Zurbarán, en la primera mitad del siglo. Participan de las preocupaciones de los pintores barrocos, tratamiento de la luz, usan colores cálidos, naturalismo y complejas composiciones. Bartolomé Esteban Murillo supo captar con realismo el ambiente de la picaresca infantil. En pintura en esta época surgen los artistas más importantes de toda la historia Características comunes: • • • •

Predominio de los temas espirituales- influidos por la contrarreformaInfluencia del tenebrismo del pintor Caravaggio en los pintores españoles Ausencia de sensualidad como consecuencia del miedo a la dura represión de Inquisición sobre estos y otros temas. La Iglesia es el principal cliente de los pintores de la época, excepto en el caso de Diego Velázquez y otros pintores de la corte.

Principales pintores: • • •

• • • • • • • • • • • •

Diego Velázquez, autor de composiciones complejas e intelectuales, con empleo de la de luz intensa y la perspectiva aérea Francisco de Zurbarán. Gran pintor de bodegones y frailes, autor de Santa Isabel de Portugal José de Ribera formado en Italia y llamado el “ españoleto” gran artista de las tonalidades de la piel representadas en obras como Isaac y Jacob o El martirio de San Felipe Alonso Cano, Cristo muerto sostenido por un Angel Bartolomé Esteban Murillo famoso por sus recreaciones de la Virgen en obras como la Sagrada Familia del pajarito o la Inmaculada Juan Valdés Leal pintor de estilo tenebrista y tétrico Juan Bautista Maiño, pintor de alegorías políticas Otros como Francisco Ribalta y el cordobésAntonio del Castillo Claudio Coello Juan Carreño de Miranda, retratista Vicente Carducho Juan Pantoja de la Cruz, retratista Luis Tristán, discípulo d El Greco Martin del Mazo Pedro Orrente


• • • • • • • •

BartoloméGonzález y Serrano Juan Sánchez Cotan, fraile cartujo famoso por sus místicos bodegones Eugenio Cajás Antonio Pereda, autor del Sueño del Caballero Mateo Cerezo Francisco Collantes, paisajista Juan Antonio Frías y Escalante José Antolinez,Fray Juan Ricci y Francisco de Herrera el mozo.

Velázquez y Goya •

Francisco de Goya

La colección de pinturas que existen de este pintor en El Prado es muy ricacon más de 140 pinturas y aunque trabajo muchos años al servicio de la corte son pocas las obras de esta procedencia que se pueden ver en dicho museo a excepción de la famosa obra “la familia de Carlos IV”. Cuando se inaugura el museo del Prado aun vivía Goya y a su muerte, el museo se esfuerza por adquirir más obras del gran autor a través de legador compras y donaciones, como los cartones para tapices, con el deseo de situar a Francisco de Goya en un lugar muy especial del Prado a la altura de grandes artistas en homenaje a su figura representativa de la pintura moderna española mostrándose obras tan destacadas como los Fusilamientos de la Moncloa Saturno devorando a sus hijos, La Tauromaquia o Los Caprichos •

Diego Velázquezes el protagonista absoluto de este periodo

Entre sus mejores obras se encuentra “La Adoración de los Reyes Magos” y destacan como pintor de corte el retrato de Felipe IV y del príncipe Baltasar Carlos, el Infante Don Juan y Doña Mariana de Austria, junto una amplia colección de bufones. Destacan también pinturas de “historia” como la Fragua de Vulcano, La rendición de Breda o Los Borrachos,asi como otras sobresalientes pinturas del final de su carrera, Las Hilanderas y porsupuesto, Las Meninas Todas ellas se encuentran en El Prado que aloja más de un tercio de producción, una parte esencial de una de las principales figuras artísticas de la época y de la historia de la pintura


Los Fusilamientos de la Moncloa

La carga de los Mamelucos


La gallinita ciega


La Familia de Carlos IV

El buf贸n Sebasti谩n de Morra

El buf贸n Francisco Lezcano


El infante Baltasar Carlos a caballo

Felipe IV a caballo


La Fragua de Vulcano

Las hilanderas


Los borrachos

Isaac y Jacob de José Ribera

El sueño de Jacob de José Ribera


El martirio de San Felipe de JosĂŠ Ribera

La Sagrada familia del Pajarito de Murillo


La Inmaculada de Soult de Murillo

Relación del arte del siglo XVII con la población: Del siglo XVI al siglo XVII hay un gran cambio: la instalación de los monarcas en una ciudad del reino, que convierten en capital. Ya no son reyes itinerantes, sino que se establecen en la ciudad con una corte fija, que atrae a la aristocracia que pretende obtener el favor del rey. Esta a su vez se va a construir palacios, que necesitan siervos. Mientras tanto, los campesinos pasan hambre, son explotados y viven mal, lo que provocará que grandes masas de gente se trasladen a las cortes, que se van poblando. Toda esta población se convierte en consumidora de arte, empezando por el rey, que se construye palacios muy decorados, muestra de su grandeza, así como nuevos edificios en la ciudad, nuevas calles... Todas estas obras vienen cargadas de un mensaje político que pretende hacer propaganda de la grandeza y el esplendor de la corona.


La Plaza Mayor

El Palacio del Buen Retiro fue decorado por Velázquez, que compró obras en Italia con este fin. Además, Madrid se reestructura para reflejar el poder del monarca. Se crean ejes de circulación entre El Palacio del Buen Retiro y el Palacio Real. Estos paseos, como la calle Mayor o la calle Atocha, atraviesan espacios emblemáticos como la Plaza Mayor, que era el centro de la vida municipal, y la cárcel del reino, afirmando así el poder en medio del espacio ciudadano. De esta manera, la arquitectura misma de las ciudades convoca un programa político en favor de la monarquía. El Palacio del Buen Retiro


El Palacio del Duque de Lerma

La aristocracia también se construye palacios que rivalizan con los del rey, y los sitúan en lugares emblemáticos. Por ejemplo, el Duque de Lerma construyó un palacio en la esquina de la calle Mayor y la calle Bailén. Estos aristócratas también encargan arte para sus palacios, pero sobre todo para las iglesias y conventos que financian. Por otra parte, en las cortes se busca divertir al pueblo para así provocar la admiración hacia los grupos dominantes, y esto lo consiguen de dos formas:


-Mediante espectáculos de contenido religioso y político en la calle y espacios abiertos. Celebran acontecimientos con procesiones y monumentos de cartón, y durante esos días las clases altas salen a la calle. Es un arte efímero que acaba tras las fiestas. -El teatro va a ser el fenómeno cultural de masas del s. XVII, pues ahora se hace en los corrales y allí se reúnen todas las clases sociales a ver un mismo espectáculo. Es una obra plural, con cantos, bailes y comedias que dura toda una tarde.

Ayuntamiento de Madrid

El arte del s. XVII sigue siendo elitista, pero con vocación de llegar a todos, es propagandista y didáctico. Esto se en el nuevo espacio masivo, las ciudades. A los campesinos el arte les llegaba a través de las iglesias y conventos, por eso se da mucha importancia a sus fachadas que buscan impresionar; y de las


celebraciones en las calles. El pueblo se asombra ante esa inalcanzable grandeza que sólo puede admirar. Los cambios en la corte provocan que los artistas se desplacen a ellas, se crean sus talleres con numerosos operarios especializados y el trabajo deja de ser artesanal para ser realizado por todo un equipo. Esto ocurre con todas las artes, como el grabado, la pintura, la escultura... El taller de El Greco es un gran ejemplo de este fenómeno, él sólo dibujaba el boceto de la pintura y diversos trabajadores se encargaban de pintar con detalle las manos, la cara, las vestimentas, mientras él supervisaba el proceso. Era una obra conjunta. Todo el arte que produce el s. XVII busca provocar la admiración, conmover al público. No es un arte frío ni intelectual, tiene color, movimiento, sensualidad, para impresionar al espectador y así convencerle de una serie de valores políticos, religiosos y sociales.

Hecho por: Ana Ruiz Jarabo, Cristina Arredondo, Cristina Agenjo, Carmen Bermejo, Laura Rodríguez, Irene Valdés , Elisa Planelles.


Julio Andres, Victor Fernandez, Juan Segura, Paula Rodriguez, Laura Pinto, Clara Lopez y Alicia Montesinos   

Ciencia y tecnología  Formalmente el siglo XVII comprende los años 1601-1700 ambos incluidos, muchos lo llaman el «Siglo de la física» debido a que en este siglo las aportaciones de Galileo Galilei, Rene Descartes y Sir Isaac Newton dieron origen a la física clásica y a un sistema de pensamiento mecanicista. ƒ

Inicio de la Revolución industrial (máquina de vapor, lanzadera volante, Spinning Jenny, etc.).

ƒ

Surgen las primeras escuelas de ingeniería.

ƒ

Se obtiene el primer acero fundido.

ƒ

Se funda la geodesia moderna.

ƒ

Antoine Lavoisier funda la Química moderna, y desmiente la teoría del flogisto. Se enuncia la ley de Lavoisier.

ƒ

Se impone la mecánica newtoniana y la teoría de la gravitación universal. A finales de siglo, Lagrange propone la síntesis lagrangiana de las ecuaciones de Newton.

ƒ

Se desarrolla la mecánica de fluidos: los Bernoulli, D'Alembert,...

ƒ

Se desarrolla profundamente el cálculo infinitesimal, herramienta fundamental en física e ingeniería, por la necesidad de avanzar en la teoría de las ecuaciones diferenciales, fundamentales en física.

ƒ

Euler abre nuevas ramas de las matemáticas, como la topología, el cálculo complejo,...

ƒ

Comienza el estudio sistemático de los fenómenos eléctricos: experimentos de Cavendish, el pararrayos de Franklin, teoría de Galvani, experiencias de Davy, ecuaciones de Coulomb,...

ƒ

Comienza el estudio del comportamiento de los sólidos: rozamiento de Coulomb, teoría de choques de Carnot, criterio de fallo de Coulomb,...

ƒ

Se realizan los primeros estudios modernos sobre meteorología. Amateurs de toda Europa comienzan a llevar registros sistemáticos sobre el clima.

ƒ

Se realizan expediciones naturalistas por todo el mundo, dando inicio al naturalismo moderno; el hombre occidental afianza su conocimiento geográfico y natural del mundo, llegando a los lugares más recónditos.

ƒ

Linneo comienza la catalogación sistemática de las especies naturales.

ƒ

Se desarrollan las primeras teorías científicas sobre el surgimiento de las especies: Cuvier, Lamarck, Lord Monboddo, Buffon,... Se funda la biología moderna.

ƒ

Nuevas evidencias empíricas de la teoría heliocéntrica, trabajando con la velocidad de la luz sobre las lunas de Júpiter. Se realiza la primera medición aproximada de la velocidad de la luz.

ƒ

El desarrollo de mejores telescopios permite avanzar en el conocimiento astronómico del universo: se elabora el catálogo de Messier; se postula sobre la formación del sistema solar (Kant, Laplace,...).

ƒ

Edward Jenner desarrolla la primera vacuna moderna, dirigida contra la viruela. La medicina comienza a aplicar preceptos científicos.

Científicos destacados: ANTON VAN LEEUWENHOEK (1632–1723) fue un comerciante y científico neerlandés. Fue el primero en realizar importantes observaciones con microscopios fabricados por sí mismo construyó para la observación de la calidad de las telas lupas de mejor calidad que las que se podían conseguir en ese momento, tras aprender por su cuenta soplado y pulido de vidrio. Introdujo mejoras en la fabricación de microscopios y fue el precursor de la biología experimental, la biología celular y la microbiología.

BLAISE PASCAL (1623-1662) fue un matemático, físico, filósofo católico y escritor. Sus contribuciones a las matemáticas y las ciencias naturales incluyen el diseño y construcción de calculadoras mecánicas, aportes a la Teoría de la probabilidad, investigaciones sobre los fluidos y la aclaración de conceptos tales como la presión y el vacío. Después de una experiencia religiosa profunda en 1654, Pascal abandonó las matemáticas y la física para dedicarse a la filosofía y a la teología.


Julio Andres, Victor Fernandez, Juan Segura, Paula Rodriguez, Laura Pinto, Clara Lopez y Alicia Montesinos   

EVANGELISTA TORRICELLI (1608-1647) fue un físico y matemático italiano. En 1643 realizó el descubrimiento que lo haría pasar a la posteridad: el principio del barómetro, que demostraba la existencia de la presión atmosférica, principio confirmado posteriormente por Pascal realizando mediciones a distinta altura. Aunque el mencionado experimento ha pasado a la historia por la importancia del barómetro y de la medida de la presión atmosférica, la motivación inicial tanto de Torricelli como de Pascal para realizar este experimento fue refutar la teoría aristotélica de que "la naturaleza tiene horror al vacío". La unidad de presión torr se nombró en su memoria. Enunció, además, el teorema de Torricelli, de importancia fundamental en hidráulica.

GALILEO GALILEI (1564-1642) fue un astrónomo, filósofo, matemático y físico italiano que estuvo relacionado estrechamente con la revolución científica. Eminente hombre del Renacimiento, mostró interés por casi todas las ciencias y artes (música, literatura, pintura). Sus logros incluyen la mejora del telescopio, gran variedad de observaciones astronómicas, la primera ley del movimiento y un apoyo determinante para el copernicanismo. Ha sido considerado como el «padre de la astronomía moderna», el «padre de la física moderna» y el «padre de la ciencia». En los estudios de la luna, Galileo, observó una zona transitoria entre la sombra y la luz, el terminador, que no era para nada regular, lo que por consiguiente invalidaba la teoría aristotélica y afirma la existencia de montañas en la Luna. En pocas semanas, descubrirá la naturaleza de la Vía láctea. Todos los cuerpos celestes no giran alrededor de la Tierra. Es un golpe muy duro a los aristotélicos. Él corrige también a ciertos copernicanos que pretenden que todos los cuerpos celestes giran alrededor del Sol.

SIR ISAAC NEWTON (1642–1727) fue un físico, filósofo, teólogo, inventor, alquimista ymatemático inglés, autor de los Philosophiae naturalis principia mathematica, más conocidos como los Principia, donde describió la ley de gravitación universal y estableció las bases de la mecánica clásica mediante las leyes que llevan su nombre. Entre sus otros descubrimientos científicos destacan los trabajos sobre la naturaleza de la luz y la óptica (que se presentan principalmente en su obra Opticks) y el desarrollo del cálculo matemático. Newton comparte con Leibniz el crédito por el desarrollo del cálculo integral y diferencial, que utilizó para formular sus leyes de la física. También contribuyó en otras áreas de la matemática, desarrollando el teorema del binomio y las fórmulas de Newton-Cotes. Newton fue el primero en demostrar que las leyes naturales que gobiernan el movimiento en la Tierra y las que gobiernan el movimiento de los cuerpos celestes son las mismas. Es, a menudo, calificado como el científico más grande de todos los tiempos, y su obra como la culminación de la revolución científica. El matemático y físico matemático Joseph Louis Lagrange (1736–1813), dijo que "Newton fue el más grande genio que ha existido y también el más afortunado dado que sólo se puede encontrar una vez un sistema que rija el mundo."

PIERRE DE FERMAT (1601-1665) fue un jurista y matemático francés apodado por Eric Temple Bell con el sobrenombre de «príncipe de los aficionados».Fermat fue junto con René Descartes uno de los principales matemáticos de la primera mitad del siglo XVII. Descubrió el cálculo diferencial antes que Newton y Leibniz, fue cofundador de la teoría junto a Blaise Pascal e independientemente de Descartes, descubrió el principio fundamental de la geometría analítica. Sin embargo, es más conocido por sus aportaciones a la teoría de números en especial por el conocido como último teorema de Fermat, que preocupó a los matemáticos durante aproximadamente 350 años, hasta que fue demostrado en 1995 por Andrew Wiles ayudado por Richard Taylor.

RENÉ DESCARTES (1596–1650) También llamado Cartesius. Fue un filósofo, matemático y físico francés, considerado como el padre de la filosofía moderna, así como uno de los nombres más destacados de la revolución científica. En física está considerado como el creador del mecanicismo, y en matemática, de la geometría analítica. Se lo asocia con los ejes cartesianos en geometría, con la iatromecánica y la fisiología mecanicista en medicina, con el principio de inercia en física, con el dualismo filosófico mente/cuerpo y el dualismo metafísico materia/espíritu. No obstante parte de sus teorías han sido rebatidas -teoría del animal-máquina- o incluso abandonadas -teoría de los vórtices-.Galileo y Descartes consideran el carácter matemático del espacio. Galileo lo hace reduciendo el movimiento de caída a fórmulas matemáticas y Descartes con su contribución a la geometría.


Julio Andres, Victor Fernandez, Juan Segura, Paula Rodriguez, Laura Pinto, Clara Lopez y Alicia Montesinos   

TABLA CRONOLOGICA Año

   

           

Invento o descubrimiento 

Se atribuye a:

País 

1608 

Telescopio 

Lippershey, Hans

Holanda 

1609 

Ley del movimiento planetario 

Kepler, Johannes

Alemania

1609 

Movimiento de los planetas 

Kepler, Johannes

Alemania

1611 

Telescopio astronómico 

Kepler, Johannes

Alemania

1614 

Logaritmo neperiano 

Napier, John

Escocia 

1619 

Geometría Analítica 

Descartes, René

Francia 

1620 

Regla de cálculo

Oughtred, William

Inglaterra

1628 

Circulación de la sangre (Se le atribuye después de Miguel Servet) 

Harvey, William 

Inglaterra 

1636 

Micrómetro 

Gascoigne, William

Inglaterra

1640 

Hidrodinámica 

Torricelli, Evangelista

Italia 

1642 

Pascalina (Máquina sumadora mecánica)

Pascal, Blas

Francia 

1643 

Barómetro 

Torricelli, Evangelista

Italia 

1650 

Máquina neumática 

Guericke, Otto Von

Alemania

1656 

Reloj de péndulo

Huygens, Christiaan

Holanda 

1660 

Electricidad estática 

Guericke, Otto Von

Alemania

1665 

Espectro de la luz 

Newton, Isaac

Inglaterra

1668 

Telescopio (Primero de reflexión)

Newton, Isaac

Inglaterra

1670 

Cálculo 

Newton, Sir Isaac

Inglaterra

1672 

Máquina electrostática 

Guericke, Otto Von

Alemania

1675 

Cálculo diferencial e integral 

Leibniz, Gottfried von

Alemania

1675 

Velocidad de la luz, Determinación de

Römer, Olaf

Dinamarca

1679 

Olla de presión para cocinar 

Papin, Denis

Inglaterra

1687 

Higrómetro 

Amontos, Guillaume

Francia 

1687 

Ley de la gravitación universal 

Newton, Sir Isaac

Inglaterra


Julio Andres, Victor Fernandez, Juan Segura, Paula Rodriguez, Laura Pinto, Clara Lopez y Alicia Montesinos   

         Técnicas de torturas:  EUROPA EN GENERAL, 1500−1700.  LA CUNA DE JUDAS  Este procedimiento prácticamente no ha cambiado desde la Edad Media hasta nuestros días. La  víctima es izada de la manera que se puede ver en la ilustración adjunta y descendida sobre la punta de la pirámide  de tal manera que su peso reposa sobre el punto situado en el ano, en la vagina, bajo el escroto o bajo el cóccix (las  dos/tres últimas vértebras).  EL HACHA Y EL TAJO    EUROPA EN GENERAL, SIGLO XVII :Como se refiere en los casos de la espada del verdugo y de la guillotina, una  muerte fácil era prerrogativa de las clases sociales privilegiadas.  MANGO Y TAJO RECONSTRUCCIONES MODERNAS.    EUROPA, 1700−1800  HIERROS ARDIENTES PARA MARCAR Se usaban para marcar algunos condenados, generalmente en un hombro pero  a menudo también en una mejilla o en la frente.    HACIA 1600.  LA MORDAZA 0 EL BABERO DE HIERRO Este artilugio sofocaba los gritos de los condenados, para que no estorbaran  la conversación de los verdugos. La caja de hierro del interior del aro es embutida en la boca de la víctima y el collar  asegurado en la nuca.  LA PERA ORAL, RECTAL Y VAGINAL Estos instrumentos se usaban y aún se usan, sin ornamentar pero en esencia  invariadas − en formatos orales y rectales. Se introducían en la boca, recto o vagina de la víctima y allí se  desplegaban por medio del tornillo hasta la máxima apertura.    VENECIANA, 1575−1700.  EL POTRO "ARRANCA − TESTÍCULOS'' La víctima era obligada a colocarse como si estuviera cabalgando sobre el lado  cortante del instrumento, mientras se le colocaban pesos cada vez mayores en los pies. El resultado después de  algunas horas, y más incluso después de algunos días, era una gangrena progresiva en nalgas, escroto y recto  independientemente de una atroz agonía. El potro era sobre todo un castigo militar  EL POTRO EN ESCALERA La Constitutio Criminalis Theresiana de 1769 − de la cual se da más información en EL 14  APLASTAPULGARES − prescribe el estiramiento en una escalera inclinada, en la forma mostrada en los grabados.   "QUEBRANTA RODILLAS" Usado para lacerar los brazos y las piernas y a mentido aplicado a la rodilla y al codo,  articulaciones que los pinchos pueden destruir para siempre.    EUROPA, 1600−1800.  ROMPE CRÁNEOS Colocados alrededor de la cabeza, los pinchos, bajo la fuerza de la presión del tornillo, señalaban  el cráneo que, junto con la fuerza bilateral de los pinchos gruesos, hacían que se desprendiese el casquete craneal.    VENECIANO, SIGLO XVIII 


Julio Andres, Victor Fernandez, Juan Segura, Paula Rodriguez, Laura Pinto, Clara Lopez y Alicia Montesinos    LA RUEDA: Inmediatamente pensamos en la del carro sobre la que se dejaba perecer de dolor e inanición al  condenado, al cual el verdugo previamente había descoyuntado los miembros . Esta es la rueda más conocida por  cuanto fue la más utilizada a lo largo de período que va desde la Baja Edad Media hasta principios del siglo XVIII.  SUPLICIO DE LA CRUZ Antes de que la cruz apariencia en Oriente con la conquista romana, ya Asirios Y Hebreos  solían atar a un palo los cadáveres de los criminales para hacer públicos tanto sus delitos como la eficacia de la  justicia.  LA TORTURA DEL "GOTA A GOTA” Obligado casi siempre a permanecer en lugar como este, a la víctima, con la  cabeza sujetada por el anillo de hierro, se le Infligía esta tortura atroz; si el condenado no confesaba, la locura era su  trágico final.  


REVISTA 16C