Issuu on Google+

ABSTRACT

A SEMINARY TO INCREASE THE PARTICIPATION IN PERSONAL EVANGELISM AT CÁRDENAS CENTRAL CHURCH

by Abraham Sandoval Jiménez Adviser: Isidro López Yáñez

132


133

ABSTRACT OF GRADUATE STUDENT RESEARCH Dissertation Seventh-day Adventist Theological Seminary

Montemorelos University Campus

Title: A SEMINARY TO INCREASE THE PARTICIPATION IN PERSONAL EVANGELISM AT CÁRDENAS CENTRAL CHURCH

Researcher: Abraham Sandoval Jiménez Adviser: Isidro López Yáñez, D. Min. Date completed: August 2007 The Holy Bible through the great commission is very specific to the church to evangelize and teach that they may keep all things that Jesus commanded. Although this great commission is very clear, the personal evangelism has not been very successful as should be expected. Therefore for this cause, it has been elaborated a seminary to train church members at the Cárdenas, Tabasco central church. The Scripture presents several cases of personal evangelism both in the Old Testament and in the New Testament. In the Old Testament God is the first one to teach in a personal way to Adam and Eve. Later on the people in charge and responsible to carry on this task were the fathers of the family, priests, prophets and wise people. The continuation of this task of leadership can also be seen in this kind of method in the cases of Moses with Joshua, and Elijah with Elisha. In the New Testament, Jesus is the top model in personal evangelism; he carried it on in his personal encounters with Nicodemus, the Samaritan woman, Zacchaeus and other more people. Paul practiced it as well and recommended it to Timothy. Ellen White says in her writings that the purpose to celebrate Bible readings it‟s a heavenly one, and it is one of the most effective ways that we can communicate the light


134

to others, it is through personal and private, efforts at the family circle, and at the neighborsâ€&#x; homes. She indicates that this kind of task should be carried on with the participation of workers, men women and eyen youth. The analysis of the evangelic literature upon this subject indicates that personal evangelism is an excellent way to communicate the eternal gospel guided by the Holy Spirit, without any kind of barriers, where mind gets opened to the truth, stimulating it, guiding it, and enriching it, in order to modify the knowledge, activities and behavior of the person so we can take it to the pleace it ought to be. To increase efficiency in this task it is important to know the basic principles and standards that govern them, as well as the effective methods to carry it on. It is important to advance in the different levels of knowledge in order to reach the final goal that is the change in the mind of people. The Bible study is a successful way in personal evangelism, but it should be integrated by all its fundamental components and it should be enriched and lighted through practical illustrations, also it is very important to keep a correct serial order of the Bible readings that are taught. We shall acknowledge that the final purpose of personal evangelism is that people may take decisions that it might produce a change in them, the instructor has to know the factors that are taking place for the decision, as well as the principles that need to be taken in order to get the effect. For this, it was considered the use of an instrument to know the principles in this kind if evangelism, and with the support of this research, it has been elaborated a seminary of 10 hours to fight the obstacles that are a risk to the personal evangelism to capacitate the church members to this labor. This seminary has three sessions that show the opportunity to be an efficient instructor, learning how to impart Bible readings, to overcome the fear, and know how to conduct people to important decisions and to learn the main Bible doctrines.


135

SÍNTESIS

UN SEMINARIO PARA INCREMENTAR LA PARTICIPACIÓN EN EVANGELISMO PERSONAL EN LA IGLESIA CENTRAL DE CÁRDENAS

por

Abraham Sandoval Jiménez

Asesor: Isidro López Yañez


136

SÍNTESIS DE LA TESIS DOCTORAL Disertación

Seminario Teológico Adventista Interamericano

Recinto Universidad de Montemorelos Título: UN SEMINARIO PARA INCREMENTAR LA PARTICIPACIÓN EN EL EVANGELISMO PERSONAL EN LA IGLESIA CENTRAL DE CÁRDENAS.

Investigador: Abraham Sandoval Jiménez

Asesor: Isidro López Yánez, D. Min.

Fecha de terminación: Agosto de 2007

Las Sagradas Escrituras, por medio de la gran comisión, son específicas en cuanto a la indicación de evangelizar y enseñar que se guarden todas las cosas que Jesús mandó. Sin embargo, aunque esta orden es muy clara, no se ha llevado a cabo la enseñanza evangelística personal como es de esperarse. Esto motivó a la elaboración de un seminario de capacitación para los miembros de la iglesia central de Cárdenas, Tabasco, México. La Biblia presenta varios casos de evangelismo personal tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. En el Antiguo Testamento Dios es el primero en enseñar de manera particularizada a Adán y Eva. Los responsables de llevar acabo esta tarea en el Antiguo Testamento fueron los padres de familia, los sacerdotes, los profetas y los sabios. En el traspaso de liderazgos también se aprecia este método en los casos de Moisés con Josué y Elías con Eliseo. En el Nuevo Testamento Jesús es el máximo modelo de


137

evangelismo personal; lo llevó a cabo en sus encuentros con Nicodemo, la mujer samaritana, Zaqueo y muchos más. Pablo también lo practicó y la recomendó a Timoteo. Elena G. de White indica en sus escritos que el plan de celebrar estudios bíblicos es una idea de origen celestial y que uno de los medios más eficaces por los cuales se puede comunicar la luz, es por el esfuerzo privado y personal, en el círculo de la familia y en los hogares de los vecinos. Ella señala que esta obra se debe llevar a cabo con la participación de hombres y mujeres, incluso jóvenes. El análisis de la literatura evangélica sobre el tema señala que el evangelismo personal es un medio eficaz de comunicar el evangelio eterno guiados por el Espíritu Santo, sin mayores barreras; así se despierta la mente a la verdad, estimulándola, guiándola y enriqueciéndola; de tal manera que puedan ser modificados los conocimientos, actividades y comportamiento de la persona para llevarla al lugar donde debe de estar. Para mayor efectividad en esta labor es básico conocer los principios y las leyes que la rigen así como los métodos más efectivos para llevarla a cabo. Es importante que se pueda avanzar en los diferentes niveles del aprendizaje para alcanzar el objetivo final que es el cambio en las personas. El estudio bíblico es una forma eficaz de realizar evangelismo personal, pero debe estar integrado por todos sus componentes y debe ser iluminado por medio de ilustraciones prácticas, siendo también importante un correcto orden de la serie de estudios que se impartan. Al reconocer que el objetivo final del evangelismo personal es que las personas tomen una decisión para que se pueda producir un cambio en ellas, el instructor requiere conocer los factores que intervienen en la decisión así como los principios que deben ser tomados en cuenta para que esta se efectúe. Se hizo uso de un instrumento para conocer las principales razones por las cuales muchos no participan en esta forma de evangelismo y como parte de esta investigación se elaboró un seminario de diez horas para contrarrestar los obstáculos que impiden llevar a cabo el evangelismo personal y así capacitar a los miembros de iglesia para esta obra. El seminario consta de tres sesiones que da la oportunidad de llegar a ser un instructor eficiente aprendiendo a impartir estudios bíblicos, venciendo el temor, conociendo como conducir a las personas a decisiones importantes y dominando las principales doctrinas bíblicas.


138

Seminario Teológico Adventista Interamericano

Recinto Universidad de Montemorelos

UN SEMINARIO PARA INCREMENTAR LA PARTICIPACIÓN EN EVANGELISMO PERSONAL EN LA IGLESIA CENTRAL DE CÁRDENAS

Tesis

presentada en cumplimiento parcial

de los requisitos para el grado de

doctor en Ministerio Pastoral

Por

Abraham Sandoval Jiménez

Agosto de 2007


139

UN PROGRAMA PARA MIEMBROS DE IGLESIA PARA ENSEÑANZA EVANGELÍSTICA PERSONAL EN LA IGLESIA CENTRAL DE CÁRDENAS

Una tesis presentada en cumplimiento parcial de los requisitos para el grado de Doctor en Ministerio

Por

Abraham Sandoval Jiménez


140

APROBACIÓN DE LA COMISIÓN:

______________________________

_____________________________

Asesor,

Presidente,

Isidro López Yáñez

SETAI Jaime Castrejón Sánchez

______________________________

_____________________________

Juan José Andrade

Jorge Dzul Trejo

______________________________

_____________________________

Moisés Espinoza Almazán

Fecha de Aprobación


141

A mi amada esposa Martha y a mis hijos Cindy, Abraham y Sally, por su apoyo, comprensi贸n y 谩nimo que me proporcionaron para concluir esta investigaci贸n


142

TABLA DE CONTENIDO

LISTA DE TABLAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

viii

LISTA DE FIGURAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

ix

Capítulos I. INTRODUCCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

1

El problema . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Objetivo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Justificación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Metodología . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Delimitaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Esbozo de tesis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Expectativas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

2 2 3 3 4 4 5

FUNDAMENTOS PARA EL EVANGELISMO PERSONAL . . . . .

6

El evangelismo personal en el Antiguo Testamento . . . . . . . . . . . . . Significado de la enseñanza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Significado de buenas nuevas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Dios y el evangelismo personal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . El liderazgo y la enseñanza personal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La enseñanza del padre de familia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La enseñanza del sacerdote . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La enseñanza del profeta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La enseñanza de los sabios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La sinagoga . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Jesús y el evangelismo personal en el Nuevo testamento . . . . . . . . . Significados de enseñanza y evangelizar en el Nuevo Testamento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Jesús como maestro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Autoridad en sus enseñanzas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . El deseo de servir . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Creyó en la enseñanza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Conocimiento de las Escrituras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Comprensión de la naturaleza humana . . . . . . . . . . . . . . . . Era experto en el arte de enseñar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

7 8 9 11 12 14 15 17 19 20 21

II.

21 25 26 27 27 29 30 31


143

III.

Demostraba compasión por los pecadores . . . . . . . . . . . . . . Iba donde estaban las personas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Sabía dar inicio a un diálogo evangelístico . . . . . . . . . . . . . Iba directamente al punto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Urgencia en la evangelización . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Propósitos de Jesús al instruir . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Procuró formar ideales rectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Buscó fijar convicciones firmes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Procuró conseguir gente convertida a Dios . . . . . . . . . . . . . Enseñó para satisfacer las necesidades de la vida . . . . . . . . Preparó personas para el servicio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Elena de White y el evangelismo personal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Importancia del evangelismo personal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Participantes en el evangelismo personal . . . . . . . . . . . . . . . . . . Los pastores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Los hombres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Las mujeres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Los jóvenes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Elementos importantes en el evangelismo personal . . . . . . . . . . Sociabilidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La oración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Paciencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Debe realizarse de dos en dos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Los resultados del evangelismo personal . . . . . . . . . . . . . . . . . .

32 34 35 36 37 37 37 38 39 40 41 42 43 45 45 46 47 49 51 51 52 54 55 55

EL EVANGELISMO PERSONAL Y LA LITERATURA CONTEMPORANEA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

57

Definición . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Enseñanza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Evangelismo personal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Principios del evangelismo personal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Amar a quienes se enseña . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Enseñar con el poder del Espíritu . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Enseñar con un blanco definido . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Enseñe la Palabra de Dios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Enseñar usando la ley de la percepción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Enseñar usando la ley de la adaptación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Enseñar usando la ley de la correlación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Conocer al alumno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

57 58 59 61 61 62 63 64 65 67 68 69


144

IV.

Testimonio del instructor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Métodos de enseñanza y niveles de conocimiento . . . . . . . . . . . . . . Métodos de enseñanza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . El método narrativo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . El método expositivo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . El método interrogativo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Niveles de conocimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Informativo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Formativo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Transformativo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . El estudio bíblico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Diferentes tipos de estudio bíblico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Estudios por temas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Estudios de textos bíblicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Estudios expositivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Las partes de un estudio bíblico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . El cuerpo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Conclusión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . El orden de los temas en el estudio bíblico . . . . . . . . . . . . . . . . . La toma de decisiones en el evangelismo personal . . . . . . . . . . . . . . Factores que intervienen en la decisión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Factores divinos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Factores humanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Principios para obtener decisiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Niveles básicos para obtener decisiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . Despertar el interés . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Información . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . El deseo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Convicción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Acción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

70 71 72 72 73 75 77 78 78 80 81 82 82 83 83 84 84 85 86 87 88 90 90 92 92 93 93 94 95 95 96

EL EVANGELISMO PERSONAL EN LA IGLESIA CENTRAL DE CÁRDENAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

98

Perfil del lugar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Localización y geografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Historia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Economía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Los cambios religiosos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

98 98 99 100 101


145

V.

VI.

El adventismo en Cárdenas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La participación de la iglesia en el evangelismo personal. . . . . . . . . . Población . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Instrumento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Aplicación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Resultados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Características generales de los participantes . . . . . . . . . . . . . . . Grupos de edades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La participación de hombres y mujeres . . . . . . . . . . . . . . . . Participación de los dirigentes y no dirigentes . . . . . . . . . . . La participación y la antigüedad dentro de la iglesia . . . . . . Razones por las cuales no participan . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Las principales razones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Otras razones que los miembros aportaron . . . . . . . . . . . . . Razones por las cuales los miembros participan . . . . . . . . . . . . . Principales razones por las cuales participan . . . . . . . . . . . Otras razones por las cuales los miembros participan . . . . .

104 105 105 106 108 109 109 110 111 111 111 112 113 115 115 116 118

SEMINARIO DE EVANGELISMO PERSONAL . . . . . . . . . . . . . .

119

El propósito del seminario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Objetivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Organización del seminario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Programa del seminario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Recursos y seminarios para el seminario . . . . . . . . . . . . . . . La implementación piloto del seminario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Reclutamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Inicio del seminario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Continuación del seminario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Evaluación de los resultados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Logros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Cambios y dificultades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Recomendaciones y sugerencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

119 120 120 121 122 123 123 124 124 125 125 126 127

RESUMEN, CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES . . . . . .

128

Resumen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Conclusiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Recomendaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

128 130 130


146

Ap茅ndices Formularios de evaluaci贸n ................................. Formulario de inscripci贸n ................................. . Bosquejos del seminario ................................... Material del instructor ..................................... Manual del alumno .......................................

132 137 139 146 191

BIBLIOGRAFIA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

215

CURRICULUM . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

222


147

LISTA DE TABLAS

1. La participaci贸n por edades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

110

2. La participaci贸n por tiempo de bautizados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

112

3. Razones por las cuales no participan . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

113

4. Razones por las cuales participan . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

116


148

LISTA DE FIGURAS

1. Principales razones por las que no participan . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

114

2. Principales razones por las que participan . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

117

3. Avance en la participaci贸n en el evangelismo personal . . . . . . . . . . . . .

126

4. Comparativo de participaci贸n por edades antes y despu茅s . . . . . . . . . . .

126


149

CAPÍTULO I

INTRODUCCIÓN

Si el evangelio es tan crucial y valioso, es lo correcto que todos tengan la posibilidad de oírlo. Si la historia de la salvación es tan preciosa, quienes la conocen deben compartirla. El evangelismo personal es una buena manera de compartir el evangelio. Este puede ser definido como la comunicación del evangelio del reino de persona a persona guiada por el Espíritu Santo y llevado a cabo por uno o más cristianos, de tal manera que el receptor tenga la oportunidad de aceptar a Jesús como su señor y salvador y llegar a ser un miembro responsable de su iglesia. Esta labor requiere un sentido de urgencia. Es apremiante porque las oportunidades de realizar y responder a la evangelización son limitadas. Y lo es también por la naturaleza incierta de la vida. Santiago se refiera a ella como “un vapor que aparece por un poco de tiempo y que luego se desvanece” (Stg. 4:14).1 Además hay conflictos, luchas, cargas y sufrimientos a los que ninguno ser humano escapa, y el camino de Cristo puede proporcionar solución y esperanza. La evangelización personal es el método a través del cual se puede alcanzar a muchos; es 1

Las citas bíblicas corresponden a la versión Reina Valera 1960, a menos que se indique otra versión.


150

esencial para el éxito de otras formas de evangelización. Las iglesias que no participan en la evangelización corren el riesgo de extinguirse. La evangelización depende esencialmente del contacto personal. Al estudiar el ministerio terrenal de Jesús, es notorio que él dedicó parte de su tiempo al evangelismo personal. El Maestro solía enseñar de manera personal a María, “la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra” (Lc. 10:39). Jesús alcanzó a la mujer samaritana mediante el trabajo personal; “yo soy el que habla contigo”, le dijo (Jn. 4:26). El problema Actualmente en las iglesias muchos miembros no se incorporan al evangelismo personal. La iglesia Central de Cárdenas lamentablemente no ha sido la excepción, pues a la mayoría de los miembros les ha sido difícil participar en el cumplimiento de la misión por medio del evangelismo personal. Sin embargo, se aprecia que en esta ciudad la iglesia adventista y su mensaje son aceptados por las personas que viven ahí. Con la poca cantidad de miembros que participan en este tipo de evangelización varias personas han ingresado a la iglesia. Es posible que el evangelismo personal no haya sido aprovechado plenamente por los miembros de iglesia que viven en esta ciudad. Esto puede deberse a diferentes factores, mismos que serán investigados en esta tesis. Objetivo El objetivo de esta tesis es hacer una investigación teórica del evangelismo personal y como resultado crear un seminario de evangelismo personal que ayude a los miembros de la iglesia Central de Cárdenas, Tabasco, México, de los adventistas del séptimo día a tener una mayor participación en el cumplimiento de la misión. Justificación


151

Desde el Antiguo Testamento Dios puntualizó la importancia del evangelismo personal: “Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes” (Dt. 6:6,7). Jesús como líder máximo de la iglesia trabajó de manera personal llamando a sus discípulos y enviándolos de dos en dos: “Después llamó a los doce, y comenzó a enviarlos de dos en dos” (Mt. 6:7). El mismo Jesús indicó que una prioridad de los líderes de la iglesia debe ser enseñar el evangelio de manera personal: “Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado” (Mt. 28:20). White concuerda con esta idea al indicar: “Muchos trabajarían con gusto si se les enseñara cómo empezar. Necesitan instrucción y aliento”. 2 Este seminario proveerá instrucción específica para que los dirigentes y los miembros de la iglesia se involucren en el evangelismo personal, tomando en cuenta principios que les ayudarán a realizar una tarea gozosa y exitosa.

Metodología Se estudió el evangelismo personal a la luz del Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento, los escritos de Elena G. de White y la literatura contemporánea. Se elaboró y se utilizó un instrumento para detectar el porcentaje de miembros participando en el evangelismo personal y para conocer las causas o razones por las cuales participan o no participan en el

2

Elena G. White, Ministerio de curación (Miami: Asociación Publicadora Interamericana, 1992), 107.


152

mismo. Se elaboró un seminario sobre evangelismo personal, posteriormente se impartió el seminario y finalmente se realizó la evaluación del mismo.

Delimitaciones La investigación fue realizada en el contexto de la ciudad de Cárdenas, Tabasco, y el seminario se limita a fortalecer el área de evangelismo personal en la iglesia Central de dicha localidad, para el cumplimiento de la misión. Se limitará a usar los recursos disponibles en la biblioteca y los que estén al alcance del investigador. Se elaborará un seminario teórico práctico para ser implementado en la iglesia que se está trabajando. Esbozo de la tesis La tesis está dividida en seis capítulos, incluyendo esta introducción. El capítulo II presenta el fundamento bíblico del evangelismo personal y lo que dicen al respecto los escritos de Elena G. de White. El capítulo III examina lo que autores contemporáneos han escrito sobre evangelismo personal. Incluye los principios para evangelismo personal, métodos de enseñanza y niveles de enseñanza, el estudio bíblico y la toma de decisiones en el evangelismo personal. El capítulo IV estudia el perfil de la iglesia Central de Cárdenas, Tabasco, y la participación de ésta en el evangelismo personal. Además hace un análisis del instrumento aplicado, presentando las razones por las cuales los miembros participan en el evangelismo personal y las razones por las que no participan.


153

El capítulo V desglosa el seminario de evangelismo personal que se elaboró: Presentando los objetivos, la organización del mismo, el programa, los recursos, como se implementó y la evaluación de los resultados, terminando con algunas recomendaciones y sugerencias. Finalmente el capítulo VI presenta un resumen, las conclusiones a las que se llegó en esta investigación y algunas recomendaciones que deben ser tomadas en cuenta para que el evangelismo personal pueda realizarse por un mayor número de personas y con mayor efectividad. Expectativas Fortalecer el concepto teórico práctico de evangelismo personal en los miembros de la iglesia Central de Cárdenas, Tabasco. Incrementar el número de miembros participando en evangelismo personal. Lograr que este plan pueda servir de modelo para otras iglesias.


154

CAPÍTULO II

FUNDAMENTOS PARA EL EVANGELISMO PERSONAL

De acuerdo con el registro de Mateo, una parte esencial de la gran comisión es la enseñanza, la cual hace que las personas que la reciben “guarde todas las cosas” que el Señor ha mandado” (Mt. 28:19, 20). Otto indica que “el propósito de Cristo en la gran comisión no se consigue sólo cuando hemos hecho discípulos y los hemos bautizado. Los conversos deben ser enseñados, hasta que los discípulos son hechos conforme a la imagen del Señor. Es un proceso pre y pos bautismal”. 3 Nótese que la enseñanza es fundamental cuando una persona está conociendo a Cristo, además de que debe continuar aprendiendo aun después de bautizada. Según Moore, la enseñanza evangelística es clave en el cumplimiento de la misión. “La experiencia demuestra la importancia del contacto personal. La mayoría de los miembros de iglesia, señalan a una o dos personas cuyas vidas espirituales los

3

Rubén R. Otto, “La evangelización: Un proceso pre- y pos-bautismal”, en Pensar la iglesia hoy, ed. Geral A. Kilingbeil (Argentina: Universidad Adventista del Plata, 2002), 439.


155 ayudaron a enfocar nítidamente a Cristo”.4 “Cuando una persona está aprendiendo de Cristo a través de otra que le enseña, se anima a continuar creciendo en Cristo”. 5 Debe puntualizarse que cuando se habla de evangelismo personal, se refiere a la enseñanza de persona a persona. Sin embargo, no necesariamente tiene que ser así; en algún momento puede involucrar a una familia. White declara: “Hay familias que nunca serán alcanzadas por la verdad de la Palabra de Dios a menos que los siervos del Señor entren en sus hogares, y por medio de un ministerio fervoroso, santificado por el apoyo del Espíritu Santo, quebranten las barreras”. 6 En este capítulo se presenta el procedimiento del evangelismo personal en el Antiguo Testamento. Luego del Nuevo Testamento se estudia la enseñanza de Jesús, el maestro de los maestros. Finalmente se hace una presentación del criterio presentado en los escritos de de Elena G. de White en relación con el asunto que ocupa a esta investigación. El evangelismo personal en el Antiguo Testamento Al abordar el asunto del evangelismo personal en el Antiguo Testamento se debe analizar ampliamente el significado de la palabra enseñar y de la frase “buenas nuevas” en el lenguaje hebreo. A continuación se estudia a Dios como el primer instructor en evangelismo personal, se presenta el liderazgo y la enseñanza personal y se estudia a los principales protagonistas de la

4

Waylon B. Moore, Multiplicación de discípulos: un método para el crecimiento de la iglesia (El Paso, TX: Casa Bautista, 1988), 66. 5 6

Moore, 66.

Elena G. de White, El Evangelismo (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1976), 320-321.


156

enseñanza personal en el Antiguo Testamento: El padre de familia, los sacerdotes, los profetas, los sabios y la sinagoga. Significado de la enseñanza

En el Antiguo Testamento se encuentran siete verbos hebreos que indican el concepto de enseñanza para el pueblo hebreo. Cada uno de ellos contribuye a un entendimiento más amplio de lo que esta tarea fue en aquel tiempo. Se puede decir que todos estos términos conforman una síntesis de lo que un maestro del Antiguo Testamento debía tomar en cuenta al “enseñar diligentemente a los hijos” (Dt. 6:7). Uno de los términos es lamad, verbo que tiene la connotación de aprender, aunque puede significar enseñar (2Cr.17:7-9). El énfasis de la enseñanza judía radica en enseñar las leyes divinas. El término judío talmud, instrucción, deriva de esta palabra. 7 Al hombre le cuesta seguir los caminos de Dios, pero seguramente le será más fácil lograrlo si hay alguien que le enseñe y lo ayude de manera personal. Otro término es yará. Su significado es echar o mostrar, poner en evidencia el contenido de la Palabra divina delante de los ojos humanos (Ex. 4:12). 8 La responsabilidad de un instructor en evangelismo personal es “poner en evidencia” el contenido de la Palabra divina delante de los ojos de la persona. Por otra parte enseñar también implica asociar algo nuevo con algo que ya existía (Job 35:11). El verbo alaf tiene este uso.9 La tarea del que enseña el evangelio es conjuntar en la mente del alumno

7

W. E. Vine, Diccionario expositivo Vine (Colombia: Caribe, 2004), 100.

8

Donald Turner, Principios de educación cristiana (Grand Rapids, MI: Portavoz, 2004), 17. 9

Ibíd., 17-18.


157

verdades o elementos de la verdad, para darle un concepto íntegro y adecuado del evangelio. El verbo bin sugiere la habilidad del maestro para separar lo necesario de lo que no es importante.10 Es la tarea de ayudar a distinguir entre cosas diversas en la esfera espiritual. Enseñar, según el verbo zajar, implica hacer brillar y luego amonestar. Amonestar a alguien para que se aparte de lo peligroso, animándolo hacia lo bueno (Ex.18:20).11. Esta estimulación hacia el bien debería llevar a la persona a ser sabia. Es decir a mirar bien, a ser prudente (Neh. 9:20). La palabra usada en hebreo para esto es sacal.12 Finalmente el verbo yadá añade que la enseñanza consiste en hacer saber (Dt. 4:9).13

Entonces en el Antiguo Testamento enseñar implicaba: Hacer aprender las leyes divinas, mostrar el contenido de la Palabra divina, asociar verdades para llegar a un concepto íntegro, saber separar lo necesario de lo que no es necesario, amonestar y estimular hacia lo bueno, hacer sabia o prudente a la persona y hacerla saber. Esto muestra las grandes oportunidades y responsabilidades que tenía el que enseñaba la Palabra de Dios. Significado de buenas nuevas Una frase básica en esta investigación es la declaración “buenas nuevas”. Esta frase se usa en el Antiguo Testamento en dos ambientes: En el ámbito secular y en el religioso. La

10

Leonard T. Van Horn, “Enseñar”, en Diccionario de teología, ed. Everett F. Harrison (Grand Rapids, MI: Desafío, 1999), 208. 11

Turner, 18.

12

Van Horn, “Enseñar”, 208.

13

Turner, 19.


158

palabra que utiliza el Antiguo Testamento para describir las buenas nuevas es bisar y se traduce como buenas nuevas. Podían estar relacionadas con la vida privada o con la vida nacional. 14 Se usa este término cuando Ahimaas, hijo de Sadoc, deseaba llevar la noticia del resultado de la batalla en ocasión de la muerte de Absalón. La Biblia registra que Ahimaas dijo: “¿Correré ahora, y daré al rey las nuevas de que Jehová ha defendido su causa de la mano de sus enemigos?” (2 S. 18:19). Para describir una victoria, el libro de Salmos dice: “Huyeron, huyeron reyes de ejércitos, y las que se quedaban en casa repartían los despojos” (Sal. 68:12). Botterweck agrega que este término, que se emplea más en los libros de Samuel y Reyes, será usado más tarde para referirse a las buenas nuevas de salvación. 15 Esta palabra adquiere valor propiamente religioso en Isaías 40-66. El mensajero de buenas nuevas anuncia que el fin del exilio se cumple con la venida del reino de Dios. “Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!” (Is. 52:7). El mensaje de Isaías es de consolación, de perdón por los pecados, de volver a Dios en Sion. El feliz acontecimiento invita a que sea gritado sobre la montaña: “Súbete sobre un monte alto, anunciadora de Sion; levanta fuertemente tu voz, anunciadora de Jerusalén; levántala, no temas; di a las ciudades de Judá: ¡Ved aquí al Dios vuestro!” (Is. 40:9). Este evangelio es una fuerza divina en acción. “Despierta, despierta, vístete de poder, oh Sion; vístete tu ropa hermosa, oh Jerusalén, ciudad santa; porque nunca más vendrá a ti incircunciso ni inmundo” (Is. 52:1).

14

Xavier Leon-Dufour, Vocabulario de teología bíblica (Barcelona: Herder, 1978), 315. 15

Theological Dictionary of the Old Testament, ed. 1980, s.v. “Bisar”.


159

Dios y el evangelismo personal

En el Antiguo Testamento se enseñaba de diferentes maneras, según la preparación de los que la transmitían. Dios es el primer ejemplo de enseñanza particularizada; posteriormente también enseñarían así el padre de familia, los sacerdotes, los profetas y los sabios. Pero a través de todos ellos es siempre Dios quien enseña a su pueblo. En el Antiguo Testamento se destaca la búsqueda que Dios hace para enseñarle al ser humano. Después de pecar, cuando el hombre y la mujer se habían escondido, Dios buscó al hombre para enseñarle y darle a conocer su promesa: “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar” (Gn. 3:15). El no los abandonó a pesar de su pecado.16 Esta es una descripción del interés personal de Dios en el ser humano. Leon-Dufour declara: “Mas allá de los maestros humanos, importa saber del Maestro verdadero, aquel que es inspirador de Moisés y los profetas, la fuente de todo conocimiento que transmite tanto a los padres como a los sacerdotes y los sabios”. 17 La Biblia presenta que Dios es el que enseña a los hombres el saber y la sabiduría. Dice el salmista: “¿No sabrá el que enseña al hombre la ciencia?” (Sal. 94:10up). El sabio Salomón agrega: “Recibid mi enseñanza, y no plata; y ciencia antes que el oro escogido” (Prov. 8:10). David estaba consiente de la enseñanza personal que Dios le había dado: “Oh Dios, me enseñaste

16

William Schweer, La evangelización personal para hoy (El Paso, TX: Casa Bautista, 1992), 62. 17

Leon-Dufour, 242.


160 desde mi juventud, y hasta ahora he manifestado tus maravillas” (Sal. 71:17). Le ruega que le enseñe sus caminos: “Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; enséñame tus sendas” (Sal. 25:4). El liderazgo y la enseñanza personal

Compartir con otros lo que Dios está compartiendo con nosotros tiene siglos de antigüedad. Este concepto es claro en la vida de Moisés cuando se trata de la relación con su sucesor. Dios ordenó a Moisés que compartiera su experiencia con Josué: “Y manda a Josué, y anímalo, y fortalécelo; porque él ha de pasar delante de este pueblo” (Dt. 3:28). Moore comenta: “Moisés debía de transmitir a su aprendiz, Josué, todo lo que Dios le estaba enseñando. Esto significa darle mucho de su tiempo personal. Moisés, el siervo de Dios, se convirtió en un canal humano para desarrollar a Josué hasta la talla de siervo de Dios”.18 También en la vida de Elías se encuentra el concepto de enseñanza personal. Dios ordenó a Elías que ungiera y a la vez enseñara a Eliseo para que fuese profeta en su lugar: “Y a Eliseo hijo de Safat, de Abel-mehola, ungirás para que sea profeta en tu lugar (1 R 19:16). A menudo viajaban juntos a distintos lugares y Eliseo era el alumno. “Lo que al principio se requería de Eliseo no era una obra grande, pues los deberes comunes seguían constituyendo su disciplina. Se dice que derramaba agua sobre las manos de Elías, su maestro. Estaba dispuesto a hacer cualquier cosa que el Señor indicase, y a cada paso aprendía lecciones de humildad y servicio”. 19

18

Waylon B. Moore, Multiplicación de discípulos: Un método para el crecimiento de la iglesia (El Paso, TX: Casa Bautista, 1988), 25.

19

Elena G. de White, Profetas y reyes (Mountain, View, CA: Pacific Press, 1957), 166.


161 Moore afirma: “Por medio de la disciplina y la participación en la visión de su maestro, Eliseo aprendió a pedir cosas a Dios con audacia”. 20

En términos generales el testimonio del pueblo de Israel era corporativo en lugar de personal. Pero hay ocasiones aisladas en las que los israelitas les hablaron a los extranjeros acerca del poder de Dios. Uno de esos casos es el de la pequeña criada judía de Naamán. Schweer afirma: “Ella le hizo saber al capitán sirio que había en Samaria un profeta poderoso que podía indicarle la manera de beneficiarse con el poder del Dios de ellos. Al final Naamán dijo a Eliseo: „He aquí, yo reconozco que no hay Dios en toda la tierra, sino en Israel!‟ (2 Rey.5:15)”.21 Como uno de los personajes distintivos del Antiguo Testamento, Daniel asumió la actitud de un instructor bíblico en Babilonia. El relato sagrado dice que fue nombrado entre los sabios, junto con sus compañeros: “Y se publicó el decreto de que mataran a todos los sabios; buscaron también a Daniel y a sus amigos para matarlos” (Dn. 2:13). En aquel trance difícil, Daniel interpretó a Nabucodonosor el sueño de los imperios futuros (Dn. 2). Nichol afirma: “Como resultado Daniel fue nombrado para un cargo sumamente importante. Este cargo le dio la oportunidad de hacer que el rey conociera el poder del Dios del cielo y de la tierra, a quien servían Daniel y sus amigos”. 22 Posteriormente el mismo Daniel tuvo la oportunidad de testificar ante el rey Darío el Medo después de haber sido echado al foso de los leones. Darío reconoció al Dios de Daniel

20

Ibíd., 26.

21

Schweer, 89.

22

Francis D. Nichol, ed., trad. V.E. Ampuero Matta, Comentario bíblico adventista, 8 vols. (Buenos Aires: Casa Editora Sudamericana, 1978-1990), 4:773-774.


162 como el Dios viviente. Así dijo: “De parte mía es puesta esta ordenanza: Que en todo el dominio de mi reino todos teman y tiemblen ante la presencia del Dios de Daniel; porque él es el Dios viviente y permanece por todos los siglos, y su reino no será jamás destruido, y su dominio perdurará hasta el fin” (Dn. 6:26). La enseñanza del padre de familia.

En la época de los patriarcas, la enseñanza familiar generalmente era exclusiva del padre de familia. Hablando sobre este asunto, Chacón afirma: La dinámica de la enseñanza estaba marcada por la presencia del padre o patriarca, el cual se mostraba como la figura preeminente para trasmitir la sabiduría de la vida que regulaba los comportamientos concretos, él guiaba y garantizaba la convivencia, custodiaba e interpretaba las prohibiciones y los preceptos que establecían los límites de lo justo y lo lícito. 23

En los tiempos del pueblo de Israel, el padre de familia era responsable de la educación de sus hijos y debía transmitirles el legado religioso del pasado nacional. Se trataba de una enseñanza básica que contenía los elementos esenciales de la fe. LeonDufour clasifica la enseñanza en diversas catequesis: Catequesis moral, que tiene por objeto los mandamientos de la ley divina: “Estos mandamientos que te doy, tú los repetirás a tus hijos…” (Dt. 6:7; 11:19). Catequesis litúrgica e histórica, que toma pie de las solemnidades de Israel para explicar su sentido y hacer presentes los recuerdos que conmemoran: Sacrificio de la pascua (Ex. 12:26) y rito de los ázimos (Ex. 13:8). Las preguntas que hacen los niños acerca de las costumbres y de los ritos llevan naturalmente al padre a enseñarles el credo israelita (Dt. 6: 20-25). Él también les enseña los

23

Roberto Chacón Zúñiga, “La necesidad del ancianado”, Revista para la iglesia de Cristo; disponible en http://www.geocities.com/eddichicho/Lanecesidaddelancianado, accesada el 10 de julio de 2006.


163

viejos poemas que forman parte de la tradición (Dt. 31:19-22; 2 S.1:18). Así la enseñanza religiosa comienza en el marco familiar.24

Entonces la enseñanza religiosa de la familia era una obligación solemne de los padres hebreos, que consistía en enseñar a sus hijos los mandamientos de la ley, explicarles además el significado de las observancias religiosas y sobre todo presentarles al verdadero Dios. Turner afirma: “La casa, el hogar propio, era donde se realizaba esta tarea y los padres eran los maestros”.25

La enseñanza del sacerdote En Israel el sacerdote se destacaba como maestro y ésa era una de sus responsabilidades. Era encargado del culto y de la ley; todo esto relacionado con la función de la enseñanza.26 Algunos sacerdotes descuidaron estas responsabilidades y por esta razón merecieron los reproches de los profetas (Os. 4:6; Jer. 5:31; Mal. 2:7). Leon-Dufour describe los momentos en los que los sacerdotes generalmente enseñaban o instruían al pueblo y cómo lo hacían: No es difícil imaginar el marco concreto de esta enseñanza. Son las fiestas que se celebran en los santuarios, como la renovación de la alianza en Siquem (Dt. 27:9; Jos. 24:1-24), de la que sólo será una variante la promulgación de la ley por Esdras (Neh. 8). La enseñanza dada versa sobre la ley, que debe releerse y explicarse (Dt.31:9-13), y sobre la historia del designio de Dios (Jos. 24). Con la instrucción se mezclaba naturalmente la parénesis para inducir al pueblo a vivir en la fe y a poner en práctica la ley. Se halla un eco de esta predicación sacerdotal en los capítulos 4:11 del Deuteronomio, donde se reconoce todo un vocabulario de la

24

Leon-Dufour, 279-280.

25

Turner, 21.

26

Leon-Dufour, 241.


164 enseñanza: Escucha Israel (Dt.4:1; 5:1): Sabe que… (4:39); pregunta… (4:32); guárdate de olvidar… (4:9; 8:11). Conviene, en efecto, dar a conocer la palabra divina para que Israel la tenga constantemente en la memoria (Dt.11:18-21).27

La enseñanza que recibió Samuel de parte del sacerdote Elí ilustra el desempeño sacerdotal en esta área. Samuel estaba acostumbrado a ser enseñado por Elí. El impacto que produjo la enseñanza de Elí en la mente de Samuel quedó de manifiesto en el momento de su llamado. Cuando escuchó la voz de Dios de inmediato buscó al sacerdote. La Biblia dice: “Jehová llamó a Samuel; y él respondió: Heme aquí. Y corriendo luego a Elí, dijo: Heme aquí, ¿para qué me llamaste? Y Elí le dijo: Yo no he llamado; vuelve y acuéstate. Y él se volvió y se acostó” (1 S. 3:4, 5).

Armstrong declara: “La historia de Samuel no se debe considerar un caso aislado. El hecho de que Samuel era de la tribu de Efraín y no de la de Leví, indica que existía la preocupación de dedicar algunos niños a Dios en forma especial y permitirles crecer bajo la tutela de un sacerdote”.28 En el año 727 a.C., en la invasión que Salmanasar hizo a Samaria,29 el autor del segundo libro de los Reyes señala cómo un sacerdote podía enseñar, cuando indica: “Entonces los hijos de Israel dijeron al rey de Asiria: Las gentes que tú trasladaste y pusiste en las ciudades de Samaria, no conocen la ley del Dios de aquella tierra, y él ha echado leones en medio de ellos, y he aquí que los leones los matan, porque no conocen la ley del Dios de la tierra (2 R. 17:26). Y agrega;

27

Ibíd.

28

Hayward Armstrong. Bases para la educación cristiana (El Paso, TX: Casa Bautista, 2000), 14. 29

Nichol, 4:939.


165 “Entonces el rey de Asiria envió un sacerdote que habían llevado cautivo de Samaria a enseñarles, habitando en Betel, les enseñó como habían de temer a Jehová" (2 R. 17:28). Enseñanza del profeta

Antes de hablar propiamente de la enseñanza que los profetas impartían en los tiempos del pueblo de Israel, es muy importante hacer diferentes consideraciones. Según el comentario de Kirkpatrick, “la degeneración en que había caído el sacerdocio durante el periodo de los jueces, demandaba el establecimiento de un orden nuevo para la educación religiosa de la nación”. 30 Hale, en su comentario sobre las escuelas de los profetas afirma: “La tendencia del sacerdocio fue la de contentarse con los ejercicios externos. Dios necesitaba de siervos mejores que estos, por esto aunque en el pasado había existido un don profético ocasional, ahora establece la escuela o sociedad profética”. 31 Con Samuel comenzó la sucesión regular de profetas que duró por todo el periodo de la monarquía y no cesó hasta después del cautiverio. Samuel fue el fundador de la primera escuela de los profetas (1 S. 19:20). Hay dos periodos en la historia hebrea en que hallamos pruebas persistentes de las escuelas de los profetas; en el tiempo de Samuel y en el tiempo de Elías y Eliseo; pero sólo tiene que estudiarse el libro de Crónicas para ver que el orden profético como oficio continuó a través de estos periodos y mucho más allá. La compañía de los profetas en Gabaa (1S. 10:10) y la escena en Rama, descrita en

30

Carrol Hale, La monarquía hebrea (Buenos Aires: Casa Bautista, 1963), 47.

31

Ibíd., 48.


166

1 Samuel 19:18, dan a entender claramente que existía una organización regular de la escuela de los profetas. Un punto importante es distinguir entre el don profético y el oficio profético. Para Hale, el profeta es un hombre quien por la inspiración del Espíritu Santo habla o escribe por Dios. Un alumno de la escuela de los profetas era candidato para el oficio, un discípulo instruido por un profeta, consagrado al trabajo y que se preparaba para desempeñar los servicios del oficio con la mayor eficacia. 32 Cuando en 1 Reyes 1:8 se hace referencia a “los hijos de los profetas”, la Enciclopedia de la Biblia comenta que “en hebreo, la palabra hijo tiene el sentido amplio de vinculación física o moral con alguno que es considerado como padre natural o simplemente espiritual”. 33 Por lo tanto, se puede decir que eran hijos espirituales de los profetas quienes los preparaban para el servicio. El valor del orden profético para la nación judaica fue inmenso. “Los profetas eran consejeros privados de los reyes, eran los historiadores de la nación, los instructores del pueblo. Fuertes en confianza y obraban con un valor indomable”. 34 Comentando la magnitud de la importancia de las escuelas de los profetas en relación con los enemigos que trataban de conquistar a Israel, Hale declara: “El objeto del enemigo fue destruir estos seminarios teológicos, creyendo que nunca podría desviar a la nación mientras estas

32

Ibíd., 45.

33

M. García Cordero, “Escuela de los profetas”, Enciclopedia de la Biblia, eds. Alejandro Díaz Macho y Sebastián Bartina (Barcelona: Garriga, 1965), 1277. 34

Hale, 48.


167 escuelas de los profetas, continuaran”.35 Los que poseían el don de profético tenían una misión especial. “La palabra de Dios, la cual no estaba tomada de la tradición, la recibían directamente de Dios; sin embargo constantemente se apoyaban en una enseñanza conocida, resumiendo sus temas esenciales”. 36 Leon Dufour describe la enseñanza de los profetas de la siguiente forma: La misma enseñanza profética adopta una forma tradicional. De un profeta a otro hay una continuidad que Jeremías subraya explícitamente (Jer. 28:8). Tenemos de ello la prueba tangible cuando un profeta, para expresar su mensaje se sirve de expresiones tomadas de su predecesores (así Ezequiel, con respecto al libro de Jeremías), o incorporan a su propia teología la interpretación profética de la historia. 37

Los profetas continuamente enseñaban los mensajes del Señor en momentos y en situaciones diversas. Armstrong dice: “El profeta era una figura central en la educación nacional, debido a sus constantes exhortaciones y recordatorios concernientes al propósito y a la voluntad de Dios para con la nación hebrea y su necesidad de vivir una vida recta y justa”.38 Enseñanza de los sabios Los sabios son esencialmente docentes. De acuerdo con Salomón: “Y cuanto más sabio fue el Predicador, tanto más enseñó sabiduría al pueblo; e hizo escuchar, e hizo escudriñar, y compuso muchos proverbios” (Ec. 12:9). Cumplen con sus discípulos la misma función educativa que todo padre para con sus hijos. “Hijo mío, está atento a mis palabras; inclina tu oído

35

Ibíd., 47.

36

Leon-Dufour, 241.

37

Ibid., 280.

38

Armstrong,15.


168 a mis razones” (Pr. 4:20). Salomón agrega: “¡Desafortunados los discípulos que no los escuchen!” (Pr. 5:12). Leon-Dufour comenta hablando sobre la enseñanza de los sabios: Si hasta el exilio parece la ciencia sapiencial fundada en la experiencia de las generaciones más que en la palabra divina, en lo sucesivo asimila progresivamente el contenido de la ley y de los libros proféticos… El maestro, así alimentado con la enseñanza tradicional, quiere transmitir a sus hijos la verdadera sabiduría (Job 33:23), el conocimiento, y el temor de Yahveh (Pr. 2:5); Sal. 34:12), en una palabra, el saber religioso, que es condición de la vida feliz. Sin duda enseñando a los impíos las vías de Dios los inducirá a convertirse (Sal. 51:15). 39

La enseñanza emprendida en los círculos de escribas o rabíes sucede a la vez a la de los sacerdotes y a la de los profetas. Esto en la parte final de la época del Antiguo Testamento.40 La sinagoga

“Se cree que la sinagoga surgió durante el exilio babilónico, cuando el templo de Jerusalén estaba en ruinas. La tradición le atribuye su fundación al profeta Ezequiel”. 41 Los judíos tuvieron que desarrollar una alternativa a su sistema religioso que se centraba en el templo. Tal alternativa fue la sinagoga local. Armstrong menciona: “La idea de tener centros locales con propósitos de adoración, estudio de la ley y la enseñanza de los niños, fue aceptada no solamente por los judíos de la diáspora sino también entre los que regresaron después a Palestina”. 42 Por ser el lugar donde se

39

Leon-Dufour, 241.

40

Ibíd., 242.

41

Diccionario bíblico adventista del séptimo día (DBA), ed. 1995, s.v. “Sinagoga”. 42

Armstrong, 22.


169 enseñaba la ley, la sinagoga ganó la reputación de ser “la casa de instrucción” o de la “enseñanza”. La sinagoga fue instituida por el siglo III a.C. o posiblemente antes. 43 Una diferencia básica entre el templo y la sinagoga es el liderazgo; por ejemplo, “el templo y sus servicios estaban bajo el control de los sacerdotes; en cambio la sinagoga era dirigida por laicos judíos”. 44 Jesús y el evangelismo personal en el Nuevo Testamento

Aquí se analizan los principales términos griegos del Nuevo Testamento que tienen que ver con la enseñanza y evangelización. Enseguida se destacan las cualidades de Jesús como el maestro ideal y también se analizan los propósitos que Jesús persiguió al enseñar. También se presentan las características de Jesús como modelo de evangelizador personal.

Significado de enseñanza y evangelizar en el Nuevo Testamento En el Nuevo Testamento aparecen diversos términos que tienen que ver con el evangelismo personal. Al analizarlos se puede clarificar la implicación de la enseñanza en los tiempos del Nuevo Testamento. El primer término es didasko, que se refiere a un intercambio de ideas y palabras entre los pupilos y maestros o bien se refiere a un monólogo formal diseñado especialmente para dar información. 45 Además conlleva la idea de entregar la enseñanza y discutirla. El énfasis está puesto en el instructor e implica

43

Ibíd.

44

DBA, s.v. “Sinagoga”.

45

Michael, Bushell, Bible Works, versión 6.0005 [CD-Rom] (Nortork, VA: Universidad de Minessota, 2003), s.v. “Teach”.


170 idoneidad para la labor.46 Un maestro es aquel que hace la función o llena el molde del oficio de instructor. Se requieren ciertas habilidades para este trabajo. 47 El pensamiento central de enseñar es causar el aprendizaje. Enseñar y aprender no son asuntos escolásticos, sino dinámicos, implican relación personal y actividad en la adquisición de conocimiento. El término griego que encierra este concepto es manthano, como en: “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas” (Mt. 11:29).48 Van Horn refiriéndose a este término afirma: “La palabra encierra la idea de guiar a alguien a aprender. Se entiende que allí habrá una relación personal como en Mateo 28.19”.49

La enseñanza está íntimamente asociada con el principio de adaptación. Para esto se usa la palabra griega paratithemi. Cuando Cristo hablaba en parábolas a la gente, el escritor sagrado empleó la figura de arrojar cerca de algo o colocar en una posición accesible. 50 Esto implica adaptación, pues “esta técnica adapta la lección a la situación existente. Cristo usó este método”.51 Por otro lado, la enseñanza en el Nuevo testamento también está relacionada con la interpretación. En el camino a Emaús, Cristo explicó a los discípulos perplejos las Escrituras del Antiguo Testamento que hacían referencia a él mismo. La palabra griega usada para este concepto es diermeneuo. La obra de

46

Van Horn, s.v. “Enseñar”.

47

Wilton M. Nelson, ed., Diccionario ilustrado de la Biblia (Miami: Caribe, 1975), 394. 48

Ibíd.

49

Van Horn, s.v “Enseñar”.

50

Ibíd.

51

Ibíd.


171

interpretar es hacer clara la verdad y efectuar la edificación del oyente (Lc. 14:27; 1 Cor. 12:30).52 Enseñar también se relaciona con el verbo ektithemi, “colocar fuera”, sacar u obtener las ideas latentes y secretas de un pasaje literario o un sistema de pensamiento y vida. 53 Van Horn dice que implica la responsabilidad de descubrir significados escondidos de los pasajes o métodos de vida. La exposición de Pedro en Hechos 11:4 demuestra la idea: “Entonces comenzó Pedro a contarles por orden lo sucedido”. 54 También la enseñanza está ligada con el término prophetés, autoridad, “quien habla en lugar de”. Un profeta era un hombre que hablaba un mensaje de Dios al pueblo. Debía tratar con errores y logros pasados, con privilegios presentes y responsabilidades o glorias y penas futuras.55 Lamorte dice que el profeta es el que habla delante, en el sentido de proclamar, o aquel que habla por, es decir, en el nombre de Dios. 56 Otro término que tiene relación con la enseñanza es poimen, cuidar, y designa también a “un pastor”. La palabra pastor señala a quien atiende un rebaño y, por analogía, a una persona que da nutrimento mental y espiritual, que guarda, que cuida y apoya a los que están bajo su cuidado.57 Y el término episkopos, “un supervisor general”,

52

Bushell, s.v. “Teach”.

53

Ibíd.

54

Van Horn, s.v. “Enseñar”.

55

Bushell, s.v. “Teach”.

56

Andre Lamorte, “Profeta”, Diccionario de Teología, ed. Everett F. Harrison (Grand Rapids, Michigan: Desafío, 1999), 208. 57

Ibíd.


172

está relacionado con la enseñanza. El obispo o supervisor general que estaba para proteger la iglesia de Dios (Hch. 20:28). Entre las varias cualidades del obispo estaba la actitud para enseñar (1 Ti. 3:2; Tit. 1:9). El Señor es preeminentemente pastor y obispo.58 Un término básico en esta investigación es evangelizar, que viene de euangelizo, traer o anunciar buenas nuevas. Acción que consiste en llevar el evangelio, la buena nueva de la salvación, a los que no la han recibido todavía. Es pues, al mismo tiempo un llamamiento a la conversión y convocación de la iglesia de Dios. 59 Respecto al significado del término euangelion en el Nuevo Testamento Sttot declara: “Dos veces se emplea en relación con las noticias comunes, como cuando el ángel Gabriel contó a Zacarías las buenas nuevas de que su mujer iba a tener un hijo (Lc. 1:19) y cuando Timoteo le trajo a Pablo las buenas nuevas de la fe y el amor de los tesalonicenses (1Tes. 3:6); Generalmente se refiere a las buenas nuevas cristianas”.60 Todos estos términos presentan una idea integral de las implicaciones de la enseñanza en el Nuevo Testamento y al mismo tiempo permiten conocer los alcances que puede tener el evangelismo personal en nuestro tiempo.

Jesús como maestro

58

59

Ibíd.

Diccionario del cristianismo, ed. 1974, s.v. “Evangelización”

60

John R.W. Stott, La misión cristiana hoy (Buenos Aire: Certeza, 1977), 48.


173

Cristo es el maestro por excelencia. Turner afirma que de las noventa ocasiones en que varias personas se dirigieron a él a lo largo de la historia evangélica, sesenta veces lo llamaron maestro, rabí. 61 Ravasi dice que rabbí es un término ambiguo en algunos aspectos. De hecho, literalmente significa "mi grande" (de rav, grande, potente). Es, por tanto, un título de prestigio. 62 Otro término que es usado para dirigirse a Jesús es didáskalos. “En el Nuevo Testamento se usa el término didáskalos 58 veces, de ellas 48 en los evangelios, prevalentemente [sic] aplicado a Jesús; y 95 veces el verbo didaskein, enseñar, dos tercios de ellas en los evangelios prevalentemente aplicado a Jesús”. 63 Por tanto Jesús es por excelencia el maestro de la comunidad cristiana. Algunos de sus enemigos lo nombraron así. El evangelio dice: “Viniendo ellos, le dijeron: Maestro, sabemos que eres hombre veraz” (Mr. 12:14). Sus discípulos con mucha frecuencia lo llamaron Maestro y en algún momento él se aplicó este título a sí mismo diciendo: “Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy” (Jn. 13:13). Durante la vida pública de Jesús, la enseñanza fue un aspecto esencial de su actividad: Enseñó en las sinagogas, “y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos” (Mt. 4:23); en el templo: “Cuando vino al templo, los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo se acercaron a él mientras enseñaba, y le dijeron: ¿Con qué autoridad haces estas cosas? ¿y quién

61

Turner, 25.

62

Gianfranci Ravasi, La ambigüedad y el valor del magisterio; disponible en http://www.sanpaolo.org/studi/maestro/spagnolo/ravasi/sparav01.htm#rII; accesada el 12 de junio de 2007. 63

Ibíd.


174 te dio esta autoridad?” (Mt. 21:23); en ocasión de las fiestas (Jn. 8:20); y de manera personal (Jn. 3). Jesús es el maestro ideal. Nicodemo lo expresó así: “Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él” (Jn. 3:2). Hubo en él diversos elementos que formaban parte de su idoneidad como maestro y particularmente en el evangelismo personal. Autoridad en sus enseñanzas

Una multitud asombrada regresó de escuchar el Sermón del Monte, “porque les enseñaba como quien tienen autoridad y no como los escribas” (Mt. 7:29). También se admiraron las personas de Capernaum que lo oyeron enseñar sobre el día de reposo, “porque su palabra era con autoridad” (Lc. 4: 32). Estos incidentes y otros más testifican de la autoridad con la que enseñaba Jesús. Incluso se atrevía a decir: “Oísteis que fue dicho a los judíos… Pero yo os digo…” (Mt. 5:21, 22). Held dice: “La autoridad de los escribas era externa y de segunda mano, mientras que la del Señor era interna, renovada y directa. Podría decirse que él mismo representaba sus credenciales: Lo que era, lo que enseñaba y el modo [en] que lo hacía”.64 La autoridad de Jesús estaba establecida porque él era la personificación viviente de la verdad. El dijo: “Yo soy… la verdad” (Jn. 14:6).. Price dice que esta personificación de la verdad resultó de dos cosas: Que él era Dios y del hecho de que él la estudió, la experimentó y la hizo parte de sí mismo (Lc. 2:52). La personificación de la

64

Ronald G. Held, Como aprender juntos (Miami, FL: Patmos, 2000), 12.


175

verdad afectó sus enseñanzas dándole una nota de autoridad que no tenían los escribas y rabíes e inspirando confianza en sus declaraciones al verlo Practicar lo que enseñaba. 65

El deseo de servir Era notable el interés de Jesús por las personas. Las vio como ovejas sin pastor (Mr. 6:34). Jesús amaba a la gente y se interesaba en los problemas de ella. Price expresa: “Personificaba e impartía todo el amor de Dios a los hombres”. 66 Jesús mismo expresó: “Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (Mt. 20:28). En otro momento reafirmó su servicio diciendo: “Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Mas yo estoy entre vosotros como el que sirve” (Lc. 22:27). No sólo se preocupaba por los problemas de la gente sino que deseaba hacer algo para ayudarlas. Price declara: “Su corazón se desbordó en simpatía hacia un mundo necesitado y su mano proporcionó servicio provechoso”.67

Creyó en la enseñanza

Una de las tareas a las cuales dedicó Jesús mas tiempo en el desarrollo de su ministerio en esta tierra fue enseñar. Fue un maestro práctico. Taylor afirma: “El maestro estaba interesado en la vida no en teorías. Él echó mano de los acontecimientos diarios de la existencia para exponer la verdad eterna sobre lo bueno y lo malo. El rasgo 65

J. M. Price, Jesús el Maestro (El Paso, TX: Casa Bautista, 1999), 13-14.

66

C. S. Beardslee, Teacher training with the master teacher (Philadelphia: The Sunday School Times, 1903), 47. 67

Price, 16.


176

informal del ministerio educativo del Señor Jesús también se pone de relieve en las respuestas que dio a muchas preguntas que le hicieron68. Price explica cómo Jesús prefirió la enseñanza para alcanzar sus objetivos: Él no era principalmente un orador, reformador o gobernante; sino más bien un maestro. No pertenecía a la clase profesional de escribas, y rabíes que hacían interpretaciones minuciosas de la ley; él enseñaba. En ningún momento era “agitador del pueblo”. No confiaba su causa a las apelaciones en masa, a los procedimientos ritualísticos, ni a las maniobras políticas; sino más bien al largo proceso de la enseñanza y la preparación. 69 Otro punto que reafirma su énfasis en la enseñanza fue que enseñó en todas partes; Taylor dice que “Jesús abría una sesión de clase tan pronto encontraba a alguien dispuesto a recibir instrucción, o donde quiera su compasivo corazón lo impulsara a impartir la Palabra”. 70 Enseñó en el templo, en las sinagogas, en el monte, en la orilla del mar, en la orilla del camino, junto al pozo, en los hogares, en las reuniones sociales y en privado (Mt. 4:23). También preparó un grupo de discípulos y los comisionó a que fueran hasta los fines de la tierra e hicieran discípulos (Mt. 28:19, 20). De acuerdo con Price, otra indicación de su énfasis en la enseñanza es la terminología usada para describir a sus seguidores y a su mensaje. No fueron llamados súbditos sino discípulos.71 La enseñanza fue una actividad prioritaria en la vida y en el ministerio de Jesús; enseñó a multitudes y también enseñó de manera personal. Sus discípulos fueron las personas mas beneficiadas con la enseñanza personal de Jesús.

68

Willard H. Taylor, Así enseñó Jesucristo (Kansas City, KS: Casa Nazarena,

s.f.), 11. 69

Price, 17.

70

Taylor, 10.

71

Price, 16.


177

Conocimiento de las Escrituras

Jesús conocía bien las Escrituras, esto se puso de manifiesto en las tentaciones del desierto (Mt. 4:1-11). Se nota en la conversación que desarrolló en el camino a Emaús cuando les explicó a los discípulos lo que contenían las Escrituras en relación consigo mismo (Lc. 24:27). Edge comenta la relación de Jesús con las Escrituras indicando: “Las Escrituras habían llegado a ser una parte de su saber y su experiencia. Su familiaridad con ellas está evidenciada por sus numerosas referencias al Antiguo Testamento”.72 Jesús obtuvo el aprendizaje de las Escrituras básicamente de su hogar. Jesús creció en un hogar judío devoto. A José, su padre, se le describe como “un hombre justo”; la familia fue a Jerusalén para los ritos de la purificación después del nacimiento; ellos asistieron a los festivales judíos (Luc. 2:41-52, Jn 7:2-5). Él conocía las escrituras hebreas.73 Elena de White hablando del aprendizaje de Jesús en la niñez afirma: El niño Jesús no recibió instrucción en las escuelas de las sinagogas. Su madre fue su primera maestra humana. De labios de ella y de los rollos de los profetas, aprendió las cosas celestiales. Las mismas palabras que él había hablado a Israel por medio de Moisés, le fueron enseñadas sobre las rodillas de su madre. Y al pasar de la niñez a la adolescencia, no frecuentó las escuelas de los rabinos. No

72

73

Findley B. Edge, Pedagogía fructífera (El Paso, TX: Casa Bautista, 1972), 13.

José R. Martínez Villamil, trad., Fuentes primarias, disponible en http://www.menteabierta.org/html/articulos/ar_fuentes2.htm; accesada el 12 de junio de 2007.


178

necesitaba la instrucción que podía obtenerse de tales fuentes, porque Dios era su instructor… Puesto que él adquirió saber como nosotros podemos adquirirlo, su conocimiento íntimo de las Escrituras nos demuestra cuán diligentemente dedicó sus primeros años al estudio de la Palabra de Dios. 74 Los Evangelios describen que Jesús estaba capacitado no solamente para discutir con los eruditos rabíes en el templo, a la edad de doce años, sino para hacer frente a sus más severos críticos de su época y de todos los tiempos. Comprensión de la naturaleza humana

Jesús era experto en conocer el corazón y los procedimientos interiores de la mente de la persona. La Biblia dice: “Y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre” (Jn. 2:25). Existen diversas declaraciones de Jesús que demuestran el conocimiento de los hombres, por ejemplo: “¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones?” (Mt. 9:4); “entonces él, como entendía la hipocresía de ellos“ (Mr. 12:15); y “he aquí un verdadero israelita, en el cual no hay engaño” (Jn.1:17). El Maestro conocía a la gente y le enseñaba de acuerdo con sus necesidades. Describiendo esta característica de Jesús como maestro Price dice que él sondeó la vida humana hasta lo más profundo; sabía cuándo sus oidores eran malos o buenos, amigables u hostiles, interesados o desinteresados, si entendían o se confundían, si estaban de acuerdo o en desacuerdo.75

74

Elena G. de White, El deseado de todas las gentes (Mountain View, CA: Pacific Press, 1975), 51. 75

Price, 24.


179 Turner dice: “Cristo siempre discernió las necesidades, el estado espiritual de sus oyentes y ajustó sus enseñanzas a estas condiciones”. 76 Jesús conocía a la gente y les enseñaba de acuerdo con sus necesidades.

Era experto en el arte de enseñar

Él no estableció ningún principio psicológico particular, ni una teoría educativa, ni práctica pedagógica; sin embargo poseía los elementos esenciales de todos ellos y los usaba de manera eficaz. Price expresa: “Jesús usó de vez en cuando prácticamente todos los métodos que se usan en la actualidad para enseñar: Preguntas, conferencias, historias, conversaciones, discusiones, dramatizaciones, objetos, proyectos y demostraciones”. 77 La habilidad de Jesús en el arte de enseñar está también manifestada en el procedimiento que él seguía; sus enseñanzas tenían principio, desarrollo y conclusión. Su introducción era directa, sus ilustraciones apropiadas, sus aplicaciones bien hechas. 78 A la luz de la personalidad perfecta de Jesús, el espíritu de servicio, la confianza en la enseñanza, el conocimiento de las Escrituras y de la humanidad, el dominio sobre los métodos y procesos de enseñanza, puede decirse que ha sido el maestro más capacitado que el mundo ha conocido. Sin duda alguna, Jesús es el maestro por excelencia en todo. Watson dice: “Nadie puede leer los evangelios sin quedar impactado por la atención que Jesús da al individuo: Un ladrón, una

76

Turner, 29.

77

Price, 26.

78

Ibíd.


180

prostituta, un pecador, un ciego, un joven rico, un niño, una ama de casa, una madre, un inválido”.79 Algunos de los ejemplos más sobresalientes de su actividad como evangelizador personal fueron sus encuentros con Zaqueo (Lc. 19:1-10), Nicodemo (Jn. 3.1-16) y la mujer samaritana (Jn. 4:1-30). Enfatizando la importancia del evangelismo personal en el ministerio de Jesús Schweer afirma: “El ministerio de Jesús estaba centrado en las personas individualmente. Él se involucró con las personas. El trabajo personal era la base de todo su ministerio. Esto es de capital importancia para nuestra perspectiva”. 80 Del estudio de los diversos encuentros personales evangelísticos que Jesús tuvo con diversas personas, se desprenden ciertas características muy especiales que distinguieron su evangelización personal.

Demostraba compasión por los pecadores

Jesús nunca rechazó a las personas. Cuando le trajeron a la mujer adúltera, sorprendida en el acto mismo del pecado, se esperaba que Jesús la repudiara. Pero Jesús actuó con amor y comprensión. En realidad aquella mujer era una pecadora, pero Jesús había venido precisamente para salvar a esa clase de personas. En su diálogo con ella dijo: “Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te ha condenado? Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno. Vete y desde ahora no peques más” (Jn. 8:10, 11).

79

80

David Watson, Creo en la evangelización (Miami: Caribe, 1990), 115. Schweer, 99.


181

Jesús era capaz de detenerse y dar atención a un hombre rechazado por la sociedad, como lo fue, por ejemplo, el endemoniado gadareno. Jesús ordenó: “Sal de este hombre, espíritu inmundo” (Mr. 5: 8); y de un joven rico, quizás presuntuoso, a quién amó profundamente, la Biblia narra lo siguiente: “Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: Anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz” (Mr. 10:21). También observaba las multitudes y sentía compasión de ellas. Mateo lo presenta así: “Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor” (Mt. 9:36). Era capaz de mirar el interior de las personas y ver su pecado (Mr. 2:5). Al hablar de la compasión y amor de Jesús Held declara. “Su amor fue incondicional; un amor que llegaba tanto a las personas que se hacen querer como a las que no inspiran afecto. Recorrió los caminos y comunicó amor tocando a la gente y entregándose por ella”. 81 Aún en los momentos de sufrimiento Jesús mostró compasión por un malhechor en la cruz. Aeschliman afirma: “Cristo hizo obra personal con su compañero de sufrimiento y le aseguró un lugar en el paraíso. Este caso muestra que aún por la persona más caída debemos trabajar, muestra lo dispuesto que debemos de . 82 Ferreira dice: “En términos generales muchos creyentes evitan entablar conversación con cierto tipo de pecadores, tales como prostitutas, drogadictos y homosexuales, Jesús no actuaba

81

82

Held, 7.

Alfredo, Aeschliman, Evangelismo personal (Miami: División Interamericana, s.f.), 12.


182 así. Él se acercaba a todo tipo de personas”. 83 Es importante aceptar a las personas tal como son, para anunciarles el evangelio que puede transformar sus vidas.

Iba donde estaban las personas

Cuando llamó a cada uno de sus discípulos, Jesús demostró lo valioso de la obra personal desde el comienzo de su ministerio. Marino afirma: “Lo hizo yendo al encuentro de la oportunidad que le permitiera hablarles de su doctrina. Esta fue la tónica que infundió en sus discípulos. „Andrés halló primero a su hermano Simón y le trajo a Jesús‟ (Jn. 1:40-42). „Felipe halló a Natanael y le dijo: Ven y ve‟ (Jn. 1:45,46)”.84 Jesús no tenía un templo para invitar a las personas a que vinieran a escucharlo. Iba a las personas, a su contexto normal de vida. Fue a Samaria y se detuvo allí, junto al pozo, pues sabía que aquella mujer lo necesitaba (Jn. 4:4-25). Lo mismo hizo con Zaqueo (Lc. 19: 1-10), con Leví (Mr. 2:13-17) y muchos más. De hecho, Jesús vino del cielo, “a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lc. 19:10). Schweer comenta: “Él estaba demostrando su método, una estrategia para la evangelización, y no solamente para aquel entonces sino para la actualidad también”. 85 En el inicio de las prácticas que los doce discípulos tuvieron que hacer, el Señor les ordenó: “Id, más bien, a las ovejas perdidas de la casa de Israel” (Mt. 10: 6). Más tarde, al enviar a los setenta, también les dijo: “Id, mirad que os envío como corderos en medio de lobos” (Lc. 10:3).

83

Damy Ferreira, Evangelización total (Canadá: Mundo Hispano, 2001), 82.

84

Juan Pedro Marino, Tratado de evangelismo personal (Barcelona: CLIE, 1977),

85

Schweer, 92.

25.


183 En la gran comisión, el Señor ordena: “Por tanto id y haced discípulos” (Mt. 28:19). Schweer dice: “El imperativo „id‟ claramente indica la naturaleza centrífuga de la comisión. La comisión sólo se puede llevar acabo ingresando valientemente en los círculos paganos con el mensaje del evangelio”.86

Sabía dar inicio a un diálogo evangelístico Describiendo los métodos que Jesús utilizó para iniciar un diálogo evangelístico Aeschliman dice: “En el caso de la samaritana, usó un método indirecto: Llamó su atención, despertó su interés, y creó en ella un deseo por algo mejor. En el caso de Nicodemo fue directo. Abordó el problema básico con firmeza y decisión. En cuanto a Zaqueo le mostró amor y confianza. Sus palabras francas y sinceras decidieron del todo a Zaqueo y lo movieron a la acción”.87 Otro método diferente se aprecia en el diálogo que Jesús tuvo con Natanael; Aeschliman lo describe así: “El método que Cristo siguió en este caso era disipar las dudas. Demostró confianza en Natanael, diciendo: „He aquí un verdadero israelita, en el cual no hay engaño‟. Cristo afirmó aún más la fe del joven expuesto a la duda, llamándole la atención a las obras que lo identificarían como el Mesías”.88

86

Ibíd., 97.

87

Aeschliman, 10.

88

Ibíd, 11.


184

Es importante que el instructor siga el ejemplo de Jesús, como lo afirma Ferreira cuando indica: “El evangelizador debe aprender de Jesús cómo iniciar un diálogo evangelístico. Él comenzaba precisamente hablando de la situación en que se encontraban las personas”. 89 Iba directamente al punto Jesús conocía las necesidades de las personas e iba directamente a ellas. A Nicodemo le dijo: “De cierto, de cierto te digo el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios” (Jn. 3:3). Sánchez afirma: “Jesús le dijo a Nicodemo que ser religioso no era suficiente para entrar en el reino de Dios. Necesitaba una transformación espiritual tan radical, que la mejor manera de describirla era comparándola con el nacimiento”. 90 Con la samaritana, respondiendo a una pregunta polémica que ésta le hizo sobre el verdadero lugar de adoración, fue tajante: “Ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre” (Jn. 4:21). Sánchez comenta que los samaritanos estaban equivocados en varios conceptos religiosos. Ellos sólo aceptaban los primeros cinco libros del Antiguo Testamento. Creían que Abraham había ofrecido a Isaac la montaña de ellos (Gerizim), sin embargo Jesús no perdió el tiempo discutiendo eso, antes compartió con ella el evangelio y le enfatizó que los verdaderos adoradores tienen una relación espiritual con él. 91 Para seguir el ejemplo de Jesús, los instructores deben ser claros y directos e invitar a las personas a aceptar a Cristo como salvador, pues es posible que esa sea la única oportunidad que tengan para hacerlo.

89

Ferreira, 83.

90

Daniel R. Sánchez, Como testificar a sus amigos católicos (El Paso, TX: Casa Bautista, 1996), 26. 91

Ibíd., 12.


185

Urgencia de la evangelización

Ésta era la convicción de Jesús: “Me es preciso hacer las obras del que me envió, mientras dura el día. La noche viene cuando nadie puede trabajar” (Jn. 9:4). También dijo: “La mies es mucha, mas los obreros pocos, orad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies” (Lc. 10:2). Y de igual forma se aprecia el sentido de urgencia en su exhortación: “Id a los caminos y vallados y forzadlos a entrar, para que se llene mi casa” (Lc. 14:23). En estas declaraciones hay una inconfundible nota de urgencia; por ello trabajó intensamente y también capacitó a sus discípulos para enviarlos después a todas las aldeas. Antes de ascender al cielo, dio la orden de ir por todo el mundo a predicar el evangelio a toda criatura (Mr. 16:15). Señala Ferreira: “La evangelización es un trabajo urgente que debemos hacer con diligencia considerando que cada minuto que transcurre mueren muchas personas en el mundo. Una puede estar cerca de nosotros y partir sin la salvación, de ahí la urgencia”. 92

Propósitos de Jesús al instruir

Jesús enseñó con propósitos bien definidos. El sabía lo que quería y se disponía a realizarlo. El sabía a donde iba en su enseñanza y avanzaba firmemente, aun ante la oposición. He aquí diferentes propósitos que Jesús tuvo al enseñar.

Procuró formar ideales rectos Los ideales son las fuerzas personales más poderosas del mundo para la formación del carácter. Ellos proporcionan la guía del curso de la vida. Ellos dominan gran parte de nuestra conducta. Los impulsos instintivos están grandemente dominados por ellos.

92

Ferreira, 81-83.


186 Jesús procuró formar ideales rectos. “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto” (Mt. 5:48). Presentó ideales en las Bienaventuranzas donde se presentan las cualidades que los ciudadanos del reino de Dios deben practicar. Estos abarcan las esferas de la vida privada y las relaciones públicas. 93 Amonestó a la gente en contra del orgullo y la ira contra los hermanos. El afirmó: “Os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego” (Mt. 5:22). Amonestó contra la codicia de una mujer cuando afirmó: “Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón” (Mt. 5:28). El dio una filosofía para que sirviera como guía de la conducta, la cual, después de todo, es una de las cosas más importantes de la vida. El sabio Salomón declara: “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él (Pr. 23:7). El salmista David expresa: “Mi boca hablará sabiduría, y el pensamiento de mi corazón inteligencia” (Sal. 49:3). Por eso Jesús siempre buscó que la gente adoptara ideales rectos y sanos.

Buscó fijar convicciones firmes Jesús sabía que tener información no es suficiente cuando se trata de vencer los impulsos instintivos o el mal ambiente. Por su parte no se conformó con impartir conocimientos acerca de los asuntos morales y espirituales. Él deseaba que la persona comenzara a practicar la enseñanza, que cambiara de estilo de vida. Cristo quiso hacer profunda la convicción, lo mismo que implantar la verdad.. Price menciona diversas estrategias que Jesús utilizó para llevar a la gente a la convicción; él dice:

93

Ibíd., 50.


187 Estimuló la meditación posterior en un asunto, por ejemplo, preguntó: “¿Qué pensáis del Cristo? ¿de quién es hijo? Le dijeron: De David” (Mt. 22:42). También apeló al amor, al sentimiento interno, tres veces le preguntó a Pedro “¿Me amas más que estos?” (Jn. 21:15-17). De la misma manera hizo énfasis en la recompensa: “Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes (Mt. 25:30).94

Procuró conseguir gente convertida a Dios La enseñanza religiosa no está completa hasta que la persona responde a Dios. La conversión es la base de todo progreso mora y espiritual, el centro de toda actividad. La conversión es el ajuste más grande de la vida. De acuerdo con Rand “conversión es la vuelta de un pecador a la santidad y a Dios”. 95 Díaz-Macho y Bartina amplian el concepto definiendo la conversión como “completo y sincero cambio de mente y corazón, volver de las tinieblas a la luz, del poder de Satán a Dios; del estado de ira al estado de gracia; resurrección espiritual, renacimiento, regeneración”. 96 Por esto Cristo dijo: “Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mt. 6:33). También dijo: “Si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente” (Lc. 13:3) y al culto Nicodemo le dijo: “El que no naciere otra vez, no puede ver el reino de Dios” (Jn. 3:3). La Biblia se refiere a la experiencia de la conversión cuando habla de un nacimiento, una resurrección, un nuevo corazón, un cambio de mente. Benson comenta: 94

Ibíd. 53.

95

W. W. Rand, “Conversión”, El diccionario de la Santa Biblia (Barcelona: Caribe, s.f.), 150. 96

Alejandro Diez-Macho y Sebastián Bartina, ed., Enciclopedia de la Biblia (Barcelona: Garriga, 1964), 2:503.


188 “Cristo hizo más que impartir conocimientos. Su enseñanza cambió las vidas de los que recibieron su instrucción”. 97 De la conversión vienen nuevos motivos, nuevos intereses y nuevas actividades. La conversión está ligada no sólo a la relación con Dios sino también con el prójimo. Cuando Jesús hizo un sumario de la ley, la resumió en amar a Dios y amar al prójimo como a nosotros mismos (Mr. 12: 30,31). Con esto fomentó la relación correcta con Dios y el hombre. Según Ferreira, “Jesús procuró poner a la gente en armonía una con otra, por eso dijo: „Que os améis unos a otros: Como os he amado‟” (Jn. 13:34). Él sabía que el amor rompería todas las barreras. Él previno contra el odio diciendo: “Orad por los que os ultrajan y os persiguen” (Mt. 5:44). No puede haber relaciones rectas donde domina el odio. Uno de sus énfasis mas fuertes estuvo en la pacificación: “Bienaventurados los pacificadores: Porque ellos serán llamados hijos de Dios” (Mt. 5:9)”.98

Enseñó para satisfacer las necesidades de la vida En todas sus enseñanzas, Jesús no desatendió los problemas interiores de sus oyentes; siempre estuvo procurando resolverlos y desarrollar discípulos felices. Price dice que su enseñanza está más bien centrada en la vida que en el énfasis material. La mayor parte de sus dichos fueron pronunciados para ayudar a las

97

C. H. Benson, El arte de enseñar (Miami: Caribe, 1994), 5.

98

Ferreira, 85.


189 personas a hacer frente a los asuntos específicos que enfrentaban.99 Al confrontar a Nicodemo, puso el dedo en el punto débil de su vida formal farisaica y le enseñó una lección en relación con la necesidad y la naturaleza de la regeneración (Jn. 3). Su propósito esta fijo en la vida más bien que en el intelecto. Es muy probable que cuando dijo las Bienaventuranzas, ante él hubiera algunos que estuvieran luchando con los problemas del orgullo, la impureza, la tristeza, etc. En muchos casos él trató con un solo individuo un solo problema. Held declara que Jesús centraba sus enseñanzas en situaciones de la vida real, con la finalidad de satisfacer profundas necesidades personales. Comenzaba donde estaba la persona, pasaba a la Palabra de Dios y regresaba al discípulo para la aplicación de la verdad en su vida. 100 Preparó personas para el servicio La tarea final del Maestro fue preparar a sus discípulos para proclamar por todo el mundo enseñanzas de él. El dijo a sus discípulos: “Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres” (Mt. 4:19). También “estableció doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar” (Mr. 3:14). Prado afirma: “Su visión no se limitaba a repartir enseñanzas a los cuatro vientos, sino a formar a los pastores que atenderían, cuidarían y servirían a las ovejas. El quería

99

Price, 58.

100

Held, 13.


190

llevar a cabo todo el modelo, para que después nosotros tuviéramos un marco que nos guiara en nuestro trabajo pastoral”. 101 Price habla de tres fases de la preparación que Jesús les dio a sus discípulos: Primero la asociación personal, el aprendizaje por medio de su ejemplo, segundo, escucharon sus enseñanzas sin par y finalmente les proporcionó trabajo práctico.102 Así que ellos aprendieron por el ejemplo, por el precepto y por la práctica. A la luz de todos los hechos es maravillosa la amplitud y el alcance de los propósitos de Jesús. Price dice: “Los propósitos de Jesús abarcaron todas las fases de la naturaleza humana; el pensamiento, el sentimiento y la voluntad. Incluyeron todas las relaciones de uno: Hacia su propio cuerpo, hacia otros y hacia Dios”. 103

Elena de White y el evangelismo personal

White, cofundadora de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, escritora, conferenciante, y consejera de la iglesia; la cual cree que en ella se manifestó el don de profético descrito en la Biblia, escribió ampliamente acerca del trabajo personal. 104 Esta sección presenta la importancia del evangelismo personal, después quienes deben participar en ella, elementos importantes que debe tener y finalmente los resultados que se producen al efectuar este trabajo según los escritos de White.

101

José H. Prado Flores, Formación de discípulos (México, D.F.: Kerygma, 1992), 12. 102

Price, 63.

103

Ibíd., 64.

104

Seventh-day Adventist Encyclopedia, ed. 1979, s.v. “Ellen White”.


191

Importancia del evangelismo personal Puntualizando el origen y la importancia de la enseñanza evangelística personal esta escritora dice: “El plan de celebrar estudios bíblicos es una idea de origen celestial. Muchos son los hombres y mujeres que pueden dedicarse a este ramo del trabajo misionero. Pueden desarrollarse así obreros que serán poderosos para Dios. Por este medio la Palabra de Dios ha sido dada a millares”.105

También señala la prioridad del evangelismo personal sobre la predicación, afirmando: “Lo más importante no es la predicación sino el trabajo hecho de casa en casa, razonando y explicando la Palabra. Serán los obreros que sigan los métodos que siguió Cristo los que ganarán almas como salario”. 106 En otra oportunidad indicó: “Uno de los medios más eficaces por los cuales se puede comunicar la luz, es por el esfuerzo privado y personal. En el círculo de la familia, en los hogares de nuestros vecinos”. 107 White estaba tan convencida del trabajo personal que señala: “Es necesario acercarse a la gente por el esfuerzo personal. Si se dedicase menos tiempo a sermonear, y más al ministerio personal, se verían mayores resultados”. 108 Incluso menciona dónde pueden encontrarse las personas que están esperando ser enseñadas de manera personal, cuando declara: “Muchos están

105

White, El evangelismo, 335.

106

Elena G. de White, Obreros evangélicos (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1974), 483. 107

Idem, Servicio cristiano (Mountain View, California: Publicaciones Interamericanas, 1981), 149. 108

White, Obreros evangélicos, 377.


192

aguardando a que se les hable personalmente. En la familia misma, en el vecindario, en el pueblo en que vivimos, hay para nosotros trabajo que debemos hacer como misioneros de Cristo”. 109

Esta prolífera escritora afirma que el evangelismo personal es un modelo que Jesús dejó, cuando afirma: “El Señor desea que su palabra de gracia penetre en toda alma. En gran medida esto debe realizarse mediante un trabajo personal. Este fue el método de Cristo. Su obra se realizaba mayormente por medio de entrevistas personales. Dispensaba una fiel consideración al auditorio de una sola alma”.110 Y agrega: “Muchas veces las mentes son impresionadas diez veces más mediante los llamamientos personales que por cualquier otra clase de trabajo”.111 Además señala los resultados que habrá si se descuida esta obra. “Cuando se descuida la obra personal, se pierden muchas oportunidades preciosas, que, si se aprovechasen, harían progresar decididamente la obra”.112 De manera particular invita a realizar una obra personal por los jóvenes, pues afirma: “Tenemos una responsabilidad individual delante de Dios, una obra individual, que nadie puede hacer por nosotros. Aunque debemos cultivar la sociabilidad, no debe ser meramente para divertirnos, sino con un propósito. Hay almas que salvar. Abrid vuestras puertas a los jóvenes que están expuestos a la tentación”.113

109

White, Servicio cristiano, 148.

110

Ídem, Dios nos cuida (Miami: Asociación Publicadora Interamericana, 1991),

111

White, El evangelismo, 340.

112

Ibíd., 316.

56.

113

Elena G. de White, Testimonios selectos, 3 vols. (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1976), 3:195.


193

Participantes en el evangelismo personal Es importante aclarar quiénes pueden participar en el evangelismo personal. White afirma: “Todos los que pueden, deben hacer trabajo personal. Al ir ellos de casa en casa, explicando las Escrituras a la gente, de una manera clara y sencilla, Dios hace que la verdad sea poderosa para salvar. El Salvador bendice a aquellos que realizan esta obra”.114 También puntualiza: “Cada verdadero discípulo nace en el reino de Dios como misionero. El que bebe del agua viva, llega a ser una fuente de vida. El que recibe, llega a ser un dador”. 115 Sin embargo hay grupos específicos que deben participar, según White, y son los siguientes.

Los pastores En primer lugar se invita a los pastores a involucrarse de una manera más abundante en esta importante labor. Ella dice: “En la obra de muchos ministros hay demasiados sermones y demasiado poco trabajo personal, de corazón a corazón. Hay necesidad de mas labor personal por las almas”.116 En su libro Servicio Cristiano vuelve a enfatizar el trabajo personal que deben hacer los obreros, pues declara: “Vayan los obreros de casa en casa, abriendo la Biblia a la gente, haciendo circular las publicaciones, hablando a otros de la luz que ha bendecido sus propias almas”.117

114

White, El evangelismo, 324.

115

White, Servicio cristiano, 14.

116

White, Obreros evangélicos, 193.

117

White, Servicio cristiano, 143.


194

También describe el trabajo completo que el obrero debe realizar, presentándolo de la siguiente manera: “Cuando un predicador presentó el mensaje evangélico desde el púlpito, su obra no hizo más que empezar. Le queda una obra personal que hacer. Debe visitar a la gente en sus hogares, hablando y orando con ella, con fervor y humildad”. 118 Además de animar a los obreros a hacer esta obra da la seguridad de que la presencia de Dios va con ellos, dice: “Enseñen los obreros de Dios la verdad en el seno de las familias, acercándose a aquellos por quienes trabajan. Si así cooperan con Dios, él los revestirá de poder espiritual. Cristo los guiará en su obra, entrando en las casas de la gente con ellos y dándoles palabras que penetrarán muy profundamente en los corazones de los oyentes”. 119 Presenta la participación de los obreros en esta labor como una gran necesidad: “Hay necesidad de obreros que se acerquen a los no creyentes, sin esperar a que estos últimos se acerquen a ellos, obreros que busquen a la oveja perdida, que hagan obra personal, que den una instrucción clara y definida”.120 Los hombres De manera directa se hacer ver la responsabilidad que Dios ha colocado sobre los hombres en la tarea de la salvación de las almas: “El que llega a ser hijo de Dios, ha de considerarse como un eslabón de la cadena tendida para salvar al mundo. Debe considerarse uno con Cristo en su plan de misericordia y salir con él a buscar y salvar a los perdidos”.121

118

White, Obreros evangélicos, 195.

119

White, El evangelismo, 320.

120

Ibíd., 347.

121

White, Servicio cristiano, 16.


195 White describe el papel de los hombres en esta área de la evangelización al afirmar: “Los hombres son en manos de Dios instrumentos de los que se vale para realizar sus fines de gracia y misericordia”.122 Y agrega hablando de la responsabilidad que se tiene: Mis hermanos y hermanas, visitad a los que viven cerca de vosotros, y por la simpatía y la bondad procurad alcanzar sus corazones. Aseguraos de trabajar de una manera que quite el prejuicio en lugar de crearlo. Y recordad que aquellos que conocen la verdad para este tiempo, y, sin embargo, limitan sus esfuerzos a sus propias iglesias, rehusando trabajar para sus vecinos inconversos, serán llamados a rendir cuenta de sus deberes no cumplidos.123 Las mujeres White involucra de manera especial a las mujeres en la obra personal, debido a su naturaleza. “Ellas pueden hacer en el seno de las familias una obra que los hombres no pueden realizar, una obra que alcanza hasta la vida íntima. Pueden llegar cerca de los corazones de las personas a quienes los hombres no pueden alcanzar”. 124 Sus habilidades las hacen aptas para esta obra; “ellas pueden alcanzar una clase de personas a las cuales no llegan nuestros pastores. Entre las nobles mujeres que tuvieron el valor moral de decidirse en favor de la verdad para este tiempo, se encuentran muchas que tienen tacto, percepción y habilidad, y que pueden llegar a ser obreras de éxito. Se necesitan las labores de tales mujeres cristianas”. 125 White las anima a no concretarse sólo en tareas hogareñas: “Dios no quiso que sus capacidades fuesen absorbidas en preguntarse: ¿Qué comeré? ¿qué beberé? ¿con qué me vestiré? Hay un propósito más elevado para la mujer, un destino más grandioso. Debe desarrollar y

122

Elena G. de White, Conflicto de los siglos (Buenos Aires: Casa Editora Sudamericana, 1976), 391. 123

White, Servicio cristiano, 144.

124

White, El evangelismo, 340.

125

Ibíd.


196

cultivar sus facultades; porque Dios puede emplearlas en su gran obra de salvar a las almas de la ruina eterna”.126 También agrega: “Hay mujeres que se adaptan especialmente a la obra de dar estudios bíblicos, y tienen mucho éxito al presentar a los demás la Palabra de Dios en su sencillez. Llegan a ser una gran bendición para alcanzar a las madres y a sus hijas. Es ésta una obra sagrada, y las que se ocupan en ella debieran recibir aliento”. 127 Se necesitan mujeres llenas de sabiduría. “También debiera elegirse a mujeres que puedan presentar la verdad en forma clara, inteligente y directa. Necesitamos obreros que comprendan la necesidad de que en los corazones se realice una obra de la gracia más profunda; a los tales habría que animarlos a dedicarse a un fervoroso esfuerzo misionero”. 128 Las mujeres que participan en esta obra importante deben estar dotadas de conocimiento y de sabiduría para llevar el evangelio a las personas, de otra manera no estarían capacitadas para realizarla. Es importante que haya más mujeres participando en la obra personal. White declara. “Si hubiera veinte mujeres donde ahora hay una que hicieran de la salvación de las almas su obra favorita, veríamos mucho más almas convertidas a la verdad”. 129 Ellas son capaces de colocar la levadura de Dios en los hogares. “Las mujeres discretas y humildes pueden hacer un buen trabajo al explicar la verdad a las gentes en sus hogares. La Palabra de Dios así explicada comenzará su trabajo de leudar y, a través de su influencia, familias enteras serán convertidas a la verdad”. 130

126

Elena G. de White, Ministerio de la bondad (Buenos Aires: Casa Editora Sudamericana, 1976), 151. 127

White, El evangelismo, 343.

128

Ibíd., 346.

129

White, Ministerio de la bondad, 153.

130

Ibíd., 169.


197

Los jóvenes El propósito que Dios tiene para la juventud es claro: Él ha escogido a los jóvenes para que ayuden en el progreso de su causa. El hacer planes con mente clara y ejecutarlos con mano valerosa, requiere energía fresca y no estropeada. Los jóvenes están invitados a dar a Dios la fuerza de su juventud, para que por el ejercicio de sus poderes, por reflexión aguda y acción vigorosa, le tributen gloria, e impartan salvación a sus semejantes. 131

Entre las muchas actividades en las cuales los jóvenes pueden colaborar en la iglesia está la obra personal. White afirma: “Hay muchas actividades en las cuales los jóvenes pueden hallar oportunidad de hacer esfuerzos útiles. Hay que organizarlos y educarlos cabalmente en grupos para que trabajen como enfermeros, visitadores evangélicos, obreros bíblicos, colportores, ministros y evangelistas misioneros médicos”. 132 Ella lo reafirma de la siguiente forma: “Lo que más necesita la causa son hombres y mujeres jóvenes y consagrados que sientan una responsabilidad personal respecto al progreso de la obra, y que cooperen con los agentes divinos para derramar luz en las tinieblas morales del mundo”. 133 Animando a la juventud a involucrarse en el cumplimiento de la misión White afirma: “Con semejante ejercito de obreros como el que nuestros jóvenes bien preparados podrían

131

Elena G. de White, Mensaje para los jóvenes (Mountain View, California: Publicaciones Interamericanas, 1981), 15. 132

Ídem, Consejos para los maestros (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1976), 423. 133

Ídem, Consejos sobre la obra de la escuela sabática (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1976), 75.


198

proveer ¡cuán pronto se proclamaría a todo el mundo el mensaje de un salvador crucificado, resucitado y próximo a venir!”. 134 White afirma que los jóvenes pueden hacer una labor personal con otros jóvenes. “Educad a los jóvenes para que ayuden a los jóvenes; y al tratar de hacer este trabajo, cada uno obtendrá la experiencia que lo calificará para llegar a ser un obrero consagrado en una esfera más vasta. Miles de corazones pueden ser alcanzados del modo más sencillo”. 135 White estaba tan convencida de la necesidad de que todos participaran que escribió: “La obra de Dios en esta tierra no podrá nunca terminarse antes que los hombres y mujeres abarcados por el total de miembros de nuestra iglesia, se unan a la obra”.136 Hablando acerca de las consecuencias de no participar en una labor tan importante como esta White137 advierte: “Los que no realizan esta obra, los que actúan con la indiferencia que algunos han manifestado, perderán pronto su primer amor, y comenzarán a censurar, criticar y condenar a sus propios hermanos”. Profundizando un poco más acerca de estas consecuencias dice: “Cuando las iglesias permanecen inactivas, Satanás las ve como sus empleados. Él ocupa el campo, e introduce a los miembros en líneas de trabajo que absorben sus energías, los destruye espiritualmente, y los hace caer como muertos pesados en la iglesia”. 138

134

Ídem, La educación (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1976), 263-264. 135

White, Mensaje para los jóvenes, 202.

136

White, Obreros evangélicos, 365.

137

White, Servicio cristiano, 145.

138

Elena G. de White, Testimonies, 9 vols. (Mountain View, CA: Pacific Press, 1959), 6:425.


199

Elementos importantes en el evangelismo personal En esta sección se presentan diversos elementos que el instructor bíblico debe tomar en cuenta para realizar una labor más efectiva en el evangelismo personal. White describe y comenta varios de estos elementos que son indispensables. Sociabilidad Una de las características del cristiano misionero es la sociabilidad. White exhorta: “No hemos de esperar que las almas vengan a vosotros; debemos buscarlas donde estén”. 139 Agrega: “Vuestro éxito no dependerá tanto de vuestro saber y talento, como de vuestra capacidad para conquistar corazones. Siendo sociables y acercándoos a la gente, podréis atraer la corriente de sus pensamientos más fácilmente que por el discurso más capaz”.140 Se puede perder demasiado en la obra de la evangelización si no hay sociabilidad. “Como pueblo, perdemos mucho por falta de simpatía y sociabilidad unos con otros. El que habla de independencia y se encierra en sí mismo no está ocupando el puesto que Dios le destinó”.141 La descripción que hace de la sociabilidad de Jesús es ejemplar: “Era muy sociable y sin embargo poseía una reserva y dignidad que no estimulaban familiaridades indebidas”. 142

El comportamiento social que Jesús desea ver ejercitado por sus embajadores lo describe White así: “No desciendan los embajadores de Cristo a conversaciones triviales. Conserven su debido lugar con digno decoro, aunque sean al mismo tiempo sociables,

139

White, Servicio cristiano, 152.

140

White, El evangelismo, 320.

141

White, Servicio cristiano. 288.

142

White, El evangelismo, 461.


200

bondadosos y corteses. Deben mantenerse alejados de cuanto sepa a vulgaridad y familiaridad. Este es un terreno prohibido, sobre el cual es peligroso asentar los pies”. 143 Desde el saludo se está ganando o perdiendo a la persona. “Mucho depende de la manera en que tratéis a aquellos que visitáis. Al saludar a una persona podéis estrecharle la mano de tal manera que ganéis su confianza en seguida, o de una manera tan fría que piense que os es indiferente”.144

La oración Otro elemento primordial que debe de tomarse en cuenta y que puntualiza White es la oración; ella dice: “El esfuerzo personal por otros debe ser precedido de mucha oración secreta; pues requiere gran sabiduría el comprender la ciencia de salvar almas. Antes de comunicaros con los hombres, comunicaos con Cristo.145 Siendo que enseñar la doctrina no es el único objetivo de la obra, White dice: “Buscad al Señor con fervorosa oración por ayuda. Presentad a Jesús porque lo conocéis como a vuestro Salvador personal. Mas tomad la Palabra y con amor tierno y anheloso por las almas, mostradles la preciosa justicia de Cristo, a quien vosotros y ellos deben acudir para ser salvos”. 146 La oración contribuirá a eliminar prejuicios: “Cuando os encontráis con personas que, como Natanael, tienen prejuicios contra la verdad, no presentéis con insistencia y con mucha fuerza vuestros puntos de vista peculiares. Hablad con ellos al principio de temas acerca de los cuales 143

Ibíd., 492.

144

White, Ministerio de la bondad, 94.

145

Elena G. de White, Palabras de vida del gran maestro (Mountain View, California: Pacific Press, 1971), 135. 146

Ibíd, 325.


201

tenéis unanimidad. Arrodillaos con ellos en oración, y con fe humilde presentad vuestras peticiones al trono de la gracia.147 La oración logra más por la ganancia de las almas que las meras palabras. “En la tarea de rescatar almas de sus engaños, se realizará mucho más por medio de la oración humilde hecha con el espíritu de Cristo que utilizando muchas palabras sin oración”.148 Por otra parte orar por las almas nos acerca a Dios: “Al procurar ganar a otros para Cristo, llevando la preocupación por las almas en nuestras oraciones, nuestros propios corazones palpitarán bajo la vivificante influencia de la gracia de Dios. . . nuestra vida cristiana toda será mas real, mas ferviente, mas llena de oración”.149 Por medio de la oración se pide sabiduría: “Haced que vuestras peticiones fervientes, sinceras y humildes asciendan hacia Dios en busca de sabiduría para tener éxito en la salvación no solo de vuestra propia alma, sino también de otras almas”. 150 Paciencia White anima a hacer un trabajo personal con paciencia cuando declara: “Trabajad desinteresada, amante y pacientemente por aquellos con quienes os relacionáis. No mostréis impaciencia No profiráis ni una palabra que no sea amable. Permitid que el amor de Cristo habite en vuestros corazones”.151 Al abordar el tema de las posibles dificultades que pudieran presentarse al realizar el evangelismo personal ella aconseja: “Si parece resultar poco bien de vuestra obra, no os 147

Ibíd, 328.

148

Elena G. de White, La oración (Miami: Asociación Publicadora Interamericana, 2006), 55. 149

Ibíd., 50.

150

Ibíd., 293.

151

White, Servicio cristiano, 285.


202

desalentéis. Seguid trabajando; sed discretos; sabed cuándo hablar, y cuándo callar. No permitáis que las dificultades os descorazonen o intimiden”. 152 White puntualiza la importancia de seguir un plan cuando uno va a hacer evangelismo personal: “Antes de intentar enseñar a una persona, debería tener en su mente un plan distintamente trazado y saber qué es lo que se propone llevar a cabo. No debería descansar satisfecho con la presentación de ningún tema hasta que el alumno comprenda el principio que encierra, perciba su verdad, y pueda expresar claramente lo que ha aprendido”. 153

Debe realizarse de dos en dos White recomienda que esta actividad se realice de dos en dos siguiendo el modelo de Jesús: “Llamando a los doce en derredor de sí, Jesús les ordenó que fueran de dos en dos por los pueblos y aldea… Así podían ayudarse y animarse mutuamente, consultando y orando juntos, supliendo cada uno la debilidad del otro... En nuestro propio tiempo la obra de la evangelización tendría mucho más éxito si se siguiera fielmente este ejemplo”. 154 Siendo aún mas específica en la forma como se debe realizar el evangelismo personal aconseja: “Nuestros hermanos deben ir siempre de dos en dos, y entonces doble cantidad de personas puede alistarse para ocuparse en la obra de visitar y buscar a las familias interesadas, haciendo esfuerzos personales”. 155 Los resultados del evangelismo personal

152 153

White, Obreros evangélicos, 197. White, El evangelismo, 353.

154

White, El deseado de todas las gentes, 316.

155

White, El evangelismo, 321.


203

White contempló ciertas escenas acerca de lo que sucedería cuando se practicara de manera extensa el evangelismo personal: “Veíase a centenares y miles de personas visitando las familias y explicándoles la Palabra de Dios. Los corazones eran convencidos por el poder del Espíritu Santo, y se manifestaba un espíritu de sincera conversión. En todas partes las puertas se abrían de par en par para la proclamación de la verdad”.156 También presenta la recompensa que tendrán quienes participan de esta obra: “El esfuerzo más humilde de amor abnegado será coronado con su bendición y recibirá su gran recompensa. Haced lo que podáis, y Dios aumentará vuestra capacidad”. 157 Presenta la seguridad de la presencia de los ángeles en esta labor: “Los ángeles de Dios os asistirán acompañándoos a las moradas de las personas a quien visitáis”. 158 White exhorta a realizar esta obra acompañada de sociabilidad, oración, paciencia y de dos en dos. Los resultados serán maravillosos.

156

White, Servicio cristiano, 54.

157

Ibíd., 15.

158

Ibíd., 147.


204

CAPÍTULO III

EL EVANGELISMO PERSONAL EN LA LITERATURA CONTEMPORÁNEA

En este capítulo se consideran primeramente las definiciones contemporáneas de los términos enseñar y evangelismo personal. Se continúan analizando las razones por las cuales es importante la enseñanza evangelística personal y se puntualizan diferentes principios que deben regir este tipo de enseñanza. A continuación se consideran los tres métodos de enseñanza y también se describen los niveles de conocimiento señalando la importancia de cada uno de ellos. Se considera también uno de los principales métodos de evangelismo personal, el estudio bíblico, a la vez que se presentan las clases de estudios bíblicos y las partes que debe de tener cada estudio. Siendo que el propósito final de un estudio bíblico es llevar a una decisión al estudiante se analizan los factores que intervienen en una decisión, los principios que deben ser tomados y los niveles sobre los cuales se realizan las decisiones.

Definición Para entender el evangelismo personal en nuestra época es necesario conocer el significado que los autores contemporáneos dan a los términos enseñar y evangelismo personal. En esta sección se presentan las definiciones de diversos autores, las cuales permiten formar un concepto integral de lo que significa evangelismo personal actualmente.

Enseñanza La Real Academia Española indica que “enseñar es instruir, doctrinar, amaestrar con reglas o preceptos”. 159 Esta definición es corta, sin embargo contribuye a poner una base para el

159

Diccionario de la lengua española, ed. 1989, s.v. “Enseñar”.


205 término. Por otra parte Nerkeley amplía el concepto cuando dice: “Enseñar es ayudar, guiar, estimular y enriquecer a una persona”.160 Esta definición implica un interés genuino del que enseña por el alumno, pues lo guía del sitio donde se encuentra al lugar donde debe de estar. Quizás se encontrará con dificultades pero él lo anima y termina enriqueciéndolo grandemente. Para Paerlman enseñar es despertar la mente del alumno para captar y retener una verdad cierta. Es más que impartir a otros las verdades que se poseen; es moverlo a pensar por sí mismo, de tal modo que llegue por él mismo a los hechos. 161 Se presenta la idea de que el alumno piense y llegue a sus propias conclusiones y descubra por sí mismo las verdades que se quieren enseñar. Por lo tanto enseñar es explicar lo nuevo basándose en lo antiguo, adaptando el tema a la capacidad del alumno, haciendo lo posible por relacionar la nueva lección con la anterior, es decir una verdad con otra verdad. Diaz y Martins presentan una definición bastante práctica que puede resumirse de la siguiente manera: Proceso más o menos deliberado de procurar que otra persona aprenda; es decir, que modifique sus conocimientos, actitudes, habilidades y comportamiento general, mediante situaciones, estímulos y esfuerzos que favorezcan la vivencia de las experiencias necesarias para que se produzcan en ella las modificaciones deseadas. 162

160

James Percival Berkeley, Usted puede ser maestro (Buenos Aires: La Aurora,

s.f.), 15. 161

162

Myer Pearlman, Enseñando con éxito en la escuela dominical (Miami: Vida, 1976), 11.

Juan Diaz Bordenava y Adair Martins Pereira, Estrategias de enseñanza aprendizaje (San José, Costa Rica: Instituto Interamericano de Cooperación, 1982), 66.


206

Una definición de enseñar parecida a la de Paerlman es la sugerida por Coleman, quien dice que enseñar es ayudar a otros a aprender, pero que es algo diferente de impartir información, presentar la lección o transmitir conocimiento163. Del Pozo presenta un contraste entre lo que no es la enseñanza y lo que sí es. “No es un monólogo, es un diálogo. No es repetir o recitar una lección, es discutir ordenada e inteligentemente con los alumnos los puntos más importantes. No es catequizar con preguntas previstas y respuestas previstas. Es suscitar análisis, reflexión. No es predicar un sermón, es propiciar una conversación dinámica”.164 También agrega no es convertir la clase en un duelo verbal acerca de temas baladíes y sin relación, sino emprender una investigación cooperativa. No es tocar superficialmente el contenido, sino cavar hondo en la preparación para profundizar los surcos del entendimiento que entraña el aprendizaje. No es impartir la lección desganada y tediosamente. Es desarrollarla con dinamismo y gozo manifiesto. 165

Evangelismo personal Schweer, escritor de temas de evangelismo personal, lo define como “la comunicación del evangelio del reino persona a persona guiada por el Espíritu Santo y llevada a cabo por uno o más cristianos, en tal manera que el receptor individual tenga una oportunidad válida de aceptar a

163

Lucien E. Coleman, Como enseñar la Biblia (El Paso, TX: Casa Bautista, 1982), 18.

164

Luis Alberto del Pozo, La pedagogía de Jesús (Montemorelos, N.L., México: Montemorelos, 2002), 35-36. 165

Ibíd., 36.


207 Jesucristo como Señor y Salvador y llegar a ser miembro responsable de su iglesia”. 166 Ferreira indica: “Nos referimos como evangelización personal donde se puede estar cerca de la persona que está siendo evangelizada, encontrándose con sus ojos, notando sus reacciones y sus emociones, y al mismo tiempo poniendo delante de ella nuestra vida cristiana como luz del mundo y sal de la tierra”.167 Para Gibas evangelismo personal es la obra que hace un creyente al mostrar a otra persona, con base en la Palabra de Dios, su necesidad, como pecador perdido y culpable, de la salvación provista por Dios por medio de Cristo y cómo hacer de Cristo su salvador personal. 168 Por otra parte, Abels dice que el evangelismo personal es tener con una persona una conversación acerca de su destino y su relación con Dios. Es enfrentar a la persona en su condición perdida de pecado y enseñarle el perdón que Dios le ofrece. Es dar la oportunidad a una persona de poner su fe en Jesucristo y recibir el perdón.169 Conjuntando ambos términos, enseñanza y evangelismo personal, se puede afirmar que el evangelismo personal es un medio muy eficaz para cumplir la misión de predicar el evangelio. Un medio que se lleva a cabo sin la intervención de barreras tales como púlpitos, pantallas de

166

Schweer, 15.

167

Ferreira, 79.

168

Alfredo P. Gibas, Evangelismo personal (Puebla, Puebla, México: Escuela Bíblica Emmaús, 1965), 7. 169

Gilberto Abels, Cómo hacer evangelismo personal; disponible en http://www.sermondominical.com/manual15.htm; accesada el 27 de julio de 2006.


208

televisión, palcos o distancia. Es aquí precisamente donde se encuentra la ventaja de este importante medio de evangelización.

Principios del evangelismo personal Indiscutiblemente la Biblia es el libro de texto central del evangelismo personal. Pero también es importante conocer y analizar los principios que los autores contemporáneos sugieren para realizar el evangelismo personal de una forma efectiva. Enseguida se presentan varios principios.

Amar a quienes se enseña La guía de consulta para la enseñanza del evangelio de los mormones afirma que a medida que les demostramos amor aquellos a quienes enseñamos serán cada vez más receptivos al Espíritu; serán más entusiastas con respecto al aprendizaje y tendrán una mejor disposición hacia nosotros. Obtendrán un concepto renovado de su valor y un mayor deseo de obrar rectamente.170 El apóstol Pablo escribió: “Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe” (1Co. 13:1). Stanley puntualizando la importancia del amor afirma: “Su silenciosa influencia es inmensurable. Abre la puerta del corazón. El amor es un martillo que romperá el corazón más endurecido”. 171 White dice: “El más poderoso argumento a favor del evangelio es un cristiano amable y amante”. 172 Y ella misma agrega. “La abnegación, la simpatía y el amor manifestado en la vida de Cristo han de

170

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, La enseñanza: El llamamiento más importante (Salt Lake, Utah: Intellectual Reserve, 1998), 33. 171

Stanley S. Will, Enseñad (Miami: División Interamericana, s.f.), 55.

172

White, Consejos sobre la obra de la escuela sabática, 111.


209 volver a aparecer en la vida del que trabaja para Dios”. 173 Held, concuerda con lo anterior al expresar: “El cristiano tiene un motivo más elevado por el cual enseñar: Un amor profundo por el Señor y el deseo de agradarle. Enseña porque se preocupa por las almas y desea ayudarlas a crecer hasta alcanza la madurez cristiana”. 174

Enseñar con el poder del Espíritu Cuando se enseña el evangelio, se debe reconocer con humildad que el verdadero maestro es el Espíritu Santo. Es un privilegio servir como instrumentos por medio de los cuales el Espíritu Santo puede enseñar, testificar o consolar. Es importante orar en procura de la guía del Espíritu, a medida que se preparan y se enseñan las lecciones. Se debe hacer todo lo posible para crear un ambiente en el que los enseñados puedan sentir la influencia del Espíritu. Ferreira enfatiza. “Testificar de Cristo, evangelizar, hacer discípulos, son actividades especiales que exigen un poder especial. Sólo el Espíritu Santo puede proporcionar ese poder, y si el creyente recibió el Espíritu Santo, tiene ese poder”.175 Coleman enfatiza la importancia de la oración argumentando: “Orar equivale a confesar nuestra total incapacidad de hacer nada por nuestros propios esfuerzos. Al mismo tiempo, es una afirmación de que Dios sí es capaz; no nada difícil para él. Así como él ordena, también provee”.176

173

White, El deseado de todas las gentes, 386.

174

Ronald G. Held, Enseñanza que transforma (Miami: Vida, 1995), 30.

175

Ferrerira, 51.

176

Robert E. Coleman, Viviendo la gran comisión (Grand Rapids, MI: Fleming H. Revell, 1992), 66.


210 Zuck afirma: “El Espíritu Santo procura enseñar por medio de conductos e instrumentos humanos. La enseñanza cristiana ocurre sólo hasta el punto en que los maestros permiten al Espíritu que hable a través de ellos y los use”. Él mismo, describiendo las tareas del Espíritu de Dios en la enseñanza, dice: Procura que las personas se den cuenta de sus necesidades, procura conducirlos a Cristo y a su Palabra para satisfacer sus necesidades, procura usar a los maestros para guiar a los alumnos, busca dar orientación espiritual a las tendencias e impulsos motores y otorga a los maestros la intuición necesaria para percibir las necesidades. 177

Enseñar con un blanco definido El instructor debiera escoger un objetivo en su evangelismo personal. El blanco es supremo, sin él no llegará a ninguna parte. Edge es claro al decir que una de las razones por la que no se tienen grandes resultados en la enseñanza es porque nuestros propósitos han sido muy vagos o muy generales.178 El objetivo imprime una dirección al pensamiento, a la actividad y al proceso necesario para obtener los cambios deseados. Will afirma: “El enseñar con un blanco significa que el maestro ha meditado, y que tiene en mente un propósito definido tanto para él, como para sus alumnos, y que ha elaborado un plan cuidadoso, con un punto de partida, los pasos sucesivos, y el destino final hacia el cual llegarán en una lección o en una serie de lecciones”. 179 Edge sostiene: “La selección de un blanco es una de las partes más difíciles en el plan de la lección o estudio. Muy a menudo los instructores o 177

Roy B. Zuck, Poder espiritual en la enseñanza (Puebla, México: Las Américas, 2001), 56, 92, 93. 178

179

Findley B. Edge, Pedagogía fructífera (El Paso, TX: Casa Bautista, s.f.), 83.

Will, 118.


211

maestros no dan suficiente consideración a la selección de un blanco. Como resultado la enseñanza carece de la efectividad que debiera tener”. 180 Los blancos en el evangelismo personal, afirma Will, pueden conducir a que la persona tenga una experiencia de la gracia perdonadora y salvadora de Dios mediante Jesucristo. Pueden también guiar a la persona hasta convertirla en un miembro inteligente, activo y consagrado, de la iglesia.181

Enseñe la Palabra de Dios A veces se podría pensar que aquellos a quienes se enseña quizás prefieran hablar sobre otras cosas o divertirse, pero las personas desean conocer la Palabra de Dios. La iglesia mormona ilustra este principio de la siguiente forma: “El enseñar la Palabra es como sembrar semillas en el corazón. La energía que una semilla tiene es tan poderosa que puede abrir un suelo endurecido para hacer salir su primer retoño. Eso es lo que sucede cuando damos cabida a que la Palabra de Dios se plante en los corazones”. 182 Es necesario que toda persona que enseñe el evangelio comunique a otros, en forma pura y sin distorsiones, las grandes verdades. El apóstol Pablo aconsejó a Timoteo: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad” (1 Ti. 2:15). La Biblia no es un libro teórico simplemente, sobre todas las cosas es un libro práctico. Edge señala cómo el instructor debe de estudiar la Biblia y prepararse para enseñarla, él dice con justa razón que la Biblia no es sólo un libro para ser estudiado sino también para ser

180

F. B. Edge, Helding the teacher (Nashville, TN: Broadman, 1959), 24.

181

Will, 120-121.

182

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 54.


212

experimentado. Por eso cuando se estudia no debe ser sólo para tener conocimiento sino para que llegue a ser parte de su propia experiencia. Sin esto ninguna enseñanza puede ser efectiva.183 Berkeley, respondiendo a la pregunta ¿por qué debemos enseñar la Biblia? dice: “Para que Dios pueda hablar por medio de la Biblia al discípulo. Para que el alumno pueda hablar con Dios. Para que Dios pueda verificar su obra redentora en la mente de los alumnos”.184

Enseñar usando la ley de la percepción Will explica la percepción como el proceso de añadir una idea nueva a otra conocida. En este caso para ser comprendida la verdad, debe ser aprendida a la luz de otra verdad ya conocida. Esto es buscar primero el punto de contacto y empezar desde ahí. 185 Zackrison dice: Al enseñar, el instructor parte de lo conocido, con el propósito de guiar al estudiante hacia lo desconocido. Jesús aplicó este principio con la mujer samaritana (Jn. 4), para quien lo conocido era el agua y la llevó a lo desconocido, al agua viva. 186 Benson dice que una ilustración es una retirada a terreno conocido. Cuando el avance resulta demasiado veloz para que la mente lo siga, una ilustración se presenta como retiro temporal hacia escenas conocidas para que el entendimiento del alumno pueda mantenerse al nivel.187

183

Edge, Pedagogía fructífera, 61.

184

James Percival Berkeley, Usted puede ser maestro (Buenos Aires: La Aurora, s,.f.), 85-86. 185

Will, 67.

186

James W. Zackrison, Poder para testificar (Colombia: Asociación Publicadora Interamericana, 1993), 64-65. 187

Benson, 69.


213

Will declara que el punto de contacto generalmente se produce a través de un contacto con el mundo exterior. Los cinco sentidos son los medios por los cuales la persona se comunica con el mundo exterior.188 Willis presenta los porcentajes de aprendizaje que se alcanzan al usar uno o varios sentidos, el dice: “Si usamos métodos sólo verbales, los alumnos aprenden el diez por ciento, pero si los combinamos con los visuales, aprenderán el cincuenta por ciento. Es importante usar todos los métodos que nos ayuden a cumplir nuestra labor”.189 Mostrando el valor de las ilustraciones en la Biblia Benson dice que en el Antiguo Testamento Jeremías se valió del cinturón, de la tinaja, de la vasija del alfarero; Ezequiel, del rollo de pergamino, la teja y la barba; Amos, de la langosta, la plomada, los frutos veraneros; Zacarías, del mirto, la cuerda de medir y el candelabro. 190 En el Nuevo Testamento Jesús también usó la red, la semilla, la vid, la dracma, los lirios. Entonces las ilustraciones son un recurso importante para enseñar.

Enseñar usando la ley de la adaptación Lo esencial de un estudio o clase es la aplicación de la misma a los individuos y a las circunstancias de nuestros días. Will enfatiza que debe hacerse una aplicación personal de las verdades presentadas, a fin de que la persona reciba algún consejo o amonestación que se ajuste a sus necesidades peculiares, Si no se hace eso la persona puede quedar defraudada.191 El principio de adaptación dice que hay que adecuar las lecciones a cada persona. Aunque este es un asunto

188

Will, 69.

189

James Willis, La enseñanza eficaz (México: Las Américas, 2001), 50.

190

Benson, 69-70.

191

Will., 166.


214 mayormente de sentido común, es difícil y requiere preparación. 192 Betz afirma que se necesita más que conocer los hechos de la Biblia para transformar la vida. El mayor desafío es ayudar a los alumnos a transferir la verdad a la vida. El propósito es ayudar al estudiante a internar las verdades bíblicas.193 Benson dice que la aplicación se basa en la manera en la cual el estudiante entienda y comprenda la verdad bíblica, y luego establezca una relación personal con ella. Agrega. “Dirija a su interés a descubrir la aplicación por sí mismo. Dirija al estudiante a situaciones reales o imaginarias que requieran la aplicación de la verdad”.194 Es necesario hacer un llamado en cada estudio. Will declara: “Sólo los datos pueden carecer de alimento espiritual para el alma. Pregunte cuál es su decisión. La verdad debe escribirse en el corazón, para que pueda ser el guía de su vida diaria. No debiéramos descansar hasta que cada persona haya sido conducida al conocimiento del Salvador y tome la decisión de entregarse a él”.195

Enseñar usando la ley de la correlación Correlación significa que tanto las ideas como los hechos o las verdades deben guardar relación. Zackrison dice que el principio de correlación es aquel mediante el cual el maestro busca la manera de reunir todos los hechos, para que la gente pueda ver el cuadro completo. 196

192

Zackrison, 65.

193

Charles H. Betz, Técnicas de enseñanza (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1994), 143. 194

Benson, 100.

195

Will, 166.

196

Zackrison, 68.


215

Gran parte de la enseñanza se hace en partes. Por ejemplo un estudio bíblico tiene sus partes y el instructor debe saber unir esas partes para que la persona pueda comprender el estudio completo. Will, dice que un aspecto de la correlación puede ser identificar un acontecimiento con el lugar donde se llevó acabo, esto se puede hacer por medio de un mapa. Y otra forma de correlación consiste en asociar entre sí todas las lecciones de un curso bíblico. 197 Zackrison afirma que Jesús usó el principio de la correlación en la parábola del sembrador (Mt. 13.1-23). Comenzó diciendo: “El sembrador salió a sembrar” y luego agregó que parte de la semilla cayó junto al camino, entre pedregales, entre los espinos y en buena tierra. Al final los discípulos captaron el cuadro total. 198 El instructor debe encontrar la relación entre cada punto, entre cada pregunta o entre cada lección. De esta manera cada vez que enseña el maestro irá estableciendo nuevos hechos sobre el fundamento previamente colocado, dirigiéndose hacia el blanco. Vinculará los temas pasados con el presente, aplicando el principio de correlación.

Conocer al alumno El instructor debe conocer a su alumno antes de poder satisfacer mediante la enseñanza lo que necesita para su vida espiritual. Lebar afirma que no se puede conducir a una persona hasta el Señor por medio de su Palabra a menos que se comience en el punto mismo en el que dicha persona se encuentra. No en el que se piensa que se encuentra, o en el que debería encontrarse, sino en el que realmente se encuentra.199

197

Will, 72.

198

Zackrison, 68.


216

En el curso Los mejores métodos para los maestros de la escuela sabática se describen las implicaciones de conocer al alumno de la siguiente manera: “No solo debe conocer al alumno, sino también su ambiente, la educación que ha recibido, la influencia de su hogar, las personas con quienes se asocia. Esto es esencial además de estudiar libros escritos por expertos de psicología”.200 De Walker afirma: “Para el instructor, como pescador de almas, es de suma importancia conocer a su alumno. Hay ciertas características generales que señalan épocas de la vida. El instructor prudente las estudiará y adaptará sus métodos de manera que la enseñanza sea más aceptable y beneficiosa”.201 Benson señala: “En el mundo de los negocios, el buen agente de ventas es el que conoce la naturaleza humana y los móviles que impelen la mente de los hombres. El cristiano debe conocer a aquellos que quiere amistar con Dios. Ningún obrero cristiano puede ser útil como presentador de Dios a la humanidad, si no conoce a Dios y a los hombres”. 202 Campbell afirma que “el maestro tiene que saber lo que el alumno sabe y lo que no sabe, lo que cree y lo que no cree, sus actitudes y lealtades, sus predilecciones sus apreciaciones y sus ideales, su vocabulario y su personalidad”. 203 Esta comprensión de la vida diaria del alumno en su casa, donde se mueve, juntamente con la comprensión de cómo funciona la mente de las personas, habilitará al instructor para aplicar su enseñanza a la necesidad real de la persona.

199

Lois Lebar, Llamados a enseñar (Miami: Caribe, 1977), 9.

200

Departamento de Escuela Sabática de la División Sudamericana, Los mejores métodos para los maestros de la escuela sabática (Buenos Aires: Casa Editora Sudamericana, s.f.), 13.

59.

201

Luisa Jeter de Walker, Métodos de enseñanza (Florida: Vida, 1996), 19.

202

C.H. Benson, Conozcamos al alumno (Miami: Caribe, 1971), 17-18.

203

Doak S. Campbell, El maestro eficiente (El Paso, TX: Casa Bautista, 1988), 58-


217

Testimonio del instructor La vida del instructor puede ser más impresionante para el alumno que su enseñanza verbal. En relación con este principio de evangelismo personal, el Departamento de Escuela Sabática de la División Sudamericana de la Iglesia Adventista del Séptimo día afirma que la lección más potente que el instructor puede llegar a presentar alguna vez a sus alumnos, sea en el momento del estudio o en otro instante, es el poder viviente de las verdades que enseña mediante el ejemplo de su propia vida. Se requiere vida para engendrar vida tan ciertamente en lo espiritual como en lo biológico. 204 Ward afirma: “Para dar testimonio, un persona debe conocer a Cristo personalmente. Pocas cosas podrá compartir si no se esfuerza y cultiva una intimidad cercana con Cristo. No necesitamos ser supercristianos para ser testigos del Señor; lo que debemos es ser genuinos”. 205 El apóstol Pablo reafirma este principio cuando dice: “Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros” (Fil. 3:17). Debe recordarse que la vida cristiana del instructor no brota ni se hace en un día, es el resultado de un compañerismo íntimo con Dios todos los días de la vida.

Métodos de enseñanza y niveles de conocimiento En el evangelismo personal son muy importantes los métodos que se siguen, esto lo indica Coleman cuando dice: “Todo instructor debe preocuparse del método de enseñanza, porque los métodos son herramientas necesarias. Una parte de la destreza del instructor consiste en la capacidad de elegir la herramienta correcta para su trabajo”. 206

204

205

Departamento de Escuela Sabática de la División Interamericana, 64.

Carlos G. Ward, Manual de Billy Graham para obreros cristianos (Minneapolis: World Wide, 1984), 273.


218

Métodos de enseñanza Ford afirma: “No puede haber enseñanza sin método. Puede mejorarse el aprendizaje usando buenos métodos. Ningún método en sí mismo es efectivo o ineficaz. El método depende de los propósitos que se persiguen, la habilidad del instructor y del discípulo”. 207 Cuanto mejor sea el método usado, mejor será la enseñanza. Siendo que en la enseñanza no hay dos situaciones idénticas, existe una variedad de métodos basados en principios definidos, característicos del proceso de aprendizaje. Sin embargo se puede afirmar que son las circunstancias las que mayormente determinan el método a usarse. Se analizan tres métodos de enseñanza que pueden ser aplicables al evangelismo personal y que podrían ser tomados en cuenta por los instructores bíblicos, al preparar y compartir estudios bíblicos.

El método narrativo En este método el instructor sigue sencillamente lo que el curso bíblico le presenta, haciendo pregunta tras pregunta leyendo el texto y dando la respuesta. “Algunos instructores pueden preferir este método porque es fácil presentar la pregunta y dar las respuestas. Pero la lección no debe ser estudiada de manera mecánica. No es el mejor método porque no le permite al alumno pensar en forma original”.208 El procedimiento narrativo se llama a veces el método dramático, debido a que apela a la vista además del oído. Presenta un drama relacionado por medio de verbos de acción. Por la 206

Lucien E. Coleman., Como enseñar la Biblia (El Paso, TX: Casa Bautista, 2003), 163.

207

Leroy Ford, Pedagogía ilustrada (El Paso, TX: Casa Bautista, 1972), 139.

208

Will, 84.


219

mirada y la expresión facial el maestro llega a ser protagonista y gana la entrada por la puerta de los ojos cuando la de los oídos está cerrada.209 Comentando sobre este método Will afirma: La lección no debe estudiarse en forma estereotipada. Se buscará que el alumno piense y profundice el estudio, hasta descubrir la verdad por sí mismo y se despierte en él el espíritu de investigación. 210. Sobre este mismo método Elizabeth Cuevas dice: “Aun cuando la narración es excelente para ganar y sostener el interés, tiene también sus desventajas. Un alumno enseñado sólo así, no se desarrolla mentalmente. Es necesario que el proceso mental de escuchar dé lugar a una participación más activa. El alumno debe hacer algo del trabajo. 211 El instructor debe estar familiarizado con diferentes métodos y saber hacer uso de ellos porque éstos contribuirán a una mejor enseñanza.

El método expositivo Consiste en una presentación oral de parte del instructor, donde él imparte la clase, los hechos y conocimientos por él adquiridos. El alumno no tiene participación en él. Will lo denomina el método de “llenar” y agrega que este método hace uso casi exclusivamente del sentido del oído y que ordinariamente la enseñanza sin participación no es duradera.212 Coleman afirma: “Si se trata de cubrir mucha información en un tiempo muy limitado conviene el método expositivo, pero si desea que sus alumnos aprendan a explorar las Escrituras

209

Elizabeth Cuevas, Apuntes sobre educación cristiana II; disponible en http://www.institutoalma.org/CorazonYVida/Ed3-idx.html; accesada el 30 de julio de 2006. 210

Will, 84

211

Cuevas.

212

Will, 84.


220

por ellos mismos, o a desarrollar sus propias ideas del significado de los pasajes bíblicos, la enseñanza por investigación debe ser el método preferido”. 213 La predicación tiene su lugar, y es beneficiosa, pero está fuera de lugar durante una sesión de evangelismo personal. Will dice: “El método expositivo puede usarse bien en algún momento con los niños pero no con los jóvenes y adultos. Este método puede ser más fácil para el instructor, pero demanda menos análisis del alumno y el resultado será que no aprenderá mucho ni será muy beneficiado”.214 Además se debe tomar en cuenta que “el método expositivo es un método de enseñanza centrado básicamente en el instructor y en la transmisión de unos conocimientos, es un proceso de comunicación unidireccional entre un instructor activo y un alumno receptor pasivo. 215 Describiendo las implicaciones de este método White afirma: “El hablar demasiado les hará fastidiosa la instrucción espiritual, así como el comer demasiado recarga el estómago, disminuye el apetito y produce hasta aversión a la comida. Es posible que la mente de la gente se harte de las pláticas excesivas”.216 Las críticas al método expositivo en relación con el evangelismo personal se centran, por un lado, en la pasividad del alumno y, por otro, en la poca efectividad en la transmisión de conocimientos y en la motivación. Esta pasividad puede favorecer la rutina, la falta de sentido analítico y la falta de interés. “La utilización exclusiva de estrategias didácticas expositivas

213

Coleman, 165.

214

Will, 85.

215

Aula Fácil, La lección magisterial; disponible en http://www.aulafacil.com/ Didactica/clase4-2.htm; accesada el 30 de julio de 2006. 216

White, Consejos sobre la obra de la escuela sabática, 132.


221

podría ir en contra de la construcción de aprendizajes significativos, por lo que deberán ser complementadas con las estrategias didácticas de indagación”. 217

El método interrogativo Un método que puede ser aplicado en el evangelismo personal es el método interrogativo. “Este método consistente en que e1 instructor organiza el tema de manera que los alumnos a través de su búsqueda personal, construyen su propio conocimiento. A los alumnos se les ofrecen interrogantes y situaciones problemáticas, y se les estimula para que formulen hipótesis y lleguen a conclusiones”.218 El método de enseñar por preguntas en la literatura ha llegado a conocerse como método socrático, porque Sócrates, el filósofo griego, fue el maestro de este método. 219 “En este método el instructor propicia una discusión o diálogo y puede llamarse el método inductivo que implica el principio del descubrimiento. El maestro mediante preguntas hábiles hace pensar a los alumnos y los induce a descubrir la verdad por si mismos”. 220 Pearlman afirma que este uno de los métodos más interesantes porque retiene la atención del oyente y lo mantiene activo. Este método ayuda al maestro también quitándole la carga de disertar.221 González y Jiménez, haciendo una descripción de este método, dicen: “Se establece una

217

Paco Lobo, Didáctica general; disponible en http://html.rincondelvago.com/ didactica-general_7.html; accesada el 5 de julio de 2007. 218

Ibíd.

219

Departamento de Escuela Sabática, Principios de enseñanza en la Escuela Sabática (Buenos Aires, Argentina: Casa Editora Sudamericana, s.f.), 32. 220

221

Will, 85

Myer Pearlman, Enseñando con éxito en la escuela dominical (Miami: Vida, 1976), 27.


222

dinámica donde el formador adquiere un rol de analista animador, plantea cuestiones abiertas que el alumno debe resolver analizando, analiza las contribuciones y aporta sus reflexiones”.222 Zago afirma que el diálogo ayuda a realizar la misión. En un sentido nace del respeto a los demás y a la presencia activa de Dios en ellos; y en otro sentido es una actividad específica de la misión al dirigirse a no cristianos. 223 Los argumentos tanto de escritores no cristianos como cristianos confirman que el método interrogativo puede ser el más propicio para el evangelismo personal. “El método interrogativo crea interés, descubre el punto de contacto, prueba el éxito o el fracaso de la enseñanza, despierta y enfoca el pensamiento del alumno y obtiene decisiones definidas”.224 ¿Qué clase de preguntas debe dirigir el instructor al alumno? ¿Cuál es el propósito de las preguntas? No es una exageración decir que el arte de preguntar al enseñar es una de las cualidades mayores y más valiosas que puede adquirir un instructor. El instructor de éxito hará preguntas para conocer lo que el alumno sabe, piensa o ha comprendido y así poder llevarlo a un nivel superior. Es importante tener en cuenta que las preguntas atinadas producen el verdadero punto de partida del periodo de la lección. La necesidad del alumno se le revela claramente al maestro y al alumno se le revela la habilidad del maestro y su disposición para satisfacer sus necesidades.225

222

Ángel Pío González y José Miguel Jiménez, Docencia universitaria; disponible en http://www.ice.urv.es/cursos/docencia_universitaria/pfpa07/continguts_10/PDF/ P_24.PDF; accesada el 30 de julio de 2006. 223

Marcello Zago, Espiritualidad del diálogo; disponible en http://www.omiworld .org/DocumentationDettaglio.asp?L=3&I=65, accesada el 30 de julio 2006. 224

Departamento de Escuela Sabática, Principios de enseñanza en la Escuela Sabática, 32-33. 225

Ibíd., 32.


223

De esta manera, las preguntas prácticas ayudan al alumno a retener la enseñanza y al maestro a contribuir al desarrollo del conocimiento del alumno y a satisfacer sus necesidades específicas. Las preguntas deben despertar de tal manera el interés y la curiosidad del alumno, que a su vez se vea inducido a preguntar. Esto conduce a una discusión provechosa, y ofrece al instructor una oportunidad maravillosa de grabar la aplicación práctica de las verdades consideradas. Los métodos son necesarios e importantes, sin embargo Zuck advierte de los peligros que deben evitarse de ellos al afirmar: “No deben convertirse en un fin en sí mismos, tampoco deben sustituir el esfuerzo o preparación del instructor y no deben sustituir la autoridad de la revelación escrituraria de Dios”. 226

Niveles de conocimiento De acuerdo con los escritores contemporáneos se presentan tres niveles de conocimiento. Del Pozo los presenta de la siguiente manera: El nivel informativo que consiste en asimilar el núcleo fundamental de conocimientos de una lección, el nivel formativo que requiere esfuerzo reflexivo, análisis y comprensión, y el nivel transformativo que lleva al compromiso vital y a la transformación. 227

Informativo Describiendo en qué consiste este nivel de aprendizaje, que también es llamado cognoscitivo, Coleman dice que en él se puede adquirir simple conocimiento de datos; adquirir conocimiento sistemático de la Biblia, en el que se relaciona una información con otra; y

226

Zuck, 103.

227

Del Pozo, 20, 21.


224

comprender temas doctrinales. Ciertos temas doctrinales corren como hilos de oro a través de la Biblia desde el principio al fin. 228 A este nivel, de acuerdo con Soto, corresponden las preguntas qué, quién, cuál, dónde y cuándo. Por ejemplo: ¿Qué es la fe? Confianza en Dios. ¿Quién murió por nosotros? Jesucristo. ¿Cuál es el día de reposo? El sábado. En este nivel predominan los conocimientos acumulados en la memoria, sin lograr algún efecto o reacción significativa en el estudiante. 229

Formativo Un segundo nivel del conocimiento, más profundo, es el formativo. Del Pozo afirma: 230 “Este nivel nos permite explorar las posibilidades de la formación psicoafectiva. Las preguntas de este nivel son por qué, para qué, cómo. Como por ejemplo: ¿Para qué trazó Dios el plan de la salvación? ¿Por qué es necesario aceptar la muerte de Jesús por nosotros? ¿Cómo vendrá Jesús?” Betz resalta que “para que el aprendizaje tenga valor debe ir mas allá de la comprensión de los datos. La información bíblica, al igual que los ladrillos en una construcción, deben organizarse en una forma significativa para que produzcan ideas y conceptos”. 231 Al describir los alcances del nivel formativo Soto dice: “En este nivel se forman los conceptos más importantes de la vida, los ideales, las actitudes, las valoraciones. Uno de los objetivos de este nivel es la consolidación de un carácter cristiano”.232

228

Coleman, 121-123.

229

Elvio Soto, UARECO 1999 [CD-Rom] (Buenos Aires: Unión Austral, 2000), s.v. “Seminario de preparación para maestros y directores de Escuela Sabática”. 230

Del Pozo, 20.

231

Betz, 76.


225

White, enfatizando la importancia de la participación de los alumnos en los conceptos, afirma: “Los maestros deben inducir a los alumnos a pensar y a comprender claramente la verdad por sí mismos. No basta que el maestro explique o que el alumno crea; se ha de provocar la investigación e incitar al alumno a enunciar la verdad en su propio lenguaje para demostrar que ve su fuerza y se la aplica”.233 Para que pueda ser efectivo este nivel de aprendizaje es necesaria la participación. Para Betz este nivel de conocimiento es el más fascinante y lo describe de la siguiente manera: “Las personas disfrutan cuando piensan a nivel más elevado y captan los conceptos. La motivación mayor para prestar atención y aprender es: „¿En qué forma me puede ayudar esto?‟ El maestro debe desafiar, probar y manejar grandes ideas”.234

Transformativo El nivel trasformativo, el más profundo del aprendizaje, es el clímax de la enseñanza, acerca del cual del Pozo afirma: “Es el nivel de la experimentación, no sólo informa la mente sino que llega al corazón, al carácter y transforma la vida. Las preguntas que corresponden a este nivel son: Y ahora ¿qué hago? ¿cómo debo afrontar esta situación?” 235 Soto puntualiza: “Hay que profundizar los niveles del conocimiento hasta llegar al transformativo, experimental y vital. No sólo informar la mente, sino también formar el corazón, el carácter, y transformar la vida para la gloria de Dios”.236 Betz agrega: “Se necesita más que

232

Soto, s.v. “Seminario de preparación para maestros y directores de Escuela

Sabática. 233

Elena G. de White, Joyas de los Testimonios, 3 vols. (Buenos Aires: Casa Publicadora Sudamericana, 1971), 2:427. 234

Betz, 76-77.

235

Del Pozo, 21.


226

conocer los hechos de la Biblia para transformar la vida. Es por esto que su mayor desafío es ayudar a sus alumnos a transferir la verdad a la vida. El propósito no es sólo transmitir datos de la Biblia, es ayudar al estudiante a internalizar [sic] las verdades bíblicas”.237 Esto lo debe tener bien presente el instructor bíblico. White, enfatizando lo vital que es en la enseñanza evangelística el transferir la verdad a la vida, dice: “Una mera comprensión intelectual de la Palabra de Dios no bastará para ejercer influencia en los hábitos de vida. Los maestros no deberían cesar hasta tener evidencia de que los preceptos del cielo no sólo han sido aceptados por el entendimiento del alumno, sino que se hallan escritos en el corazón”. 238 Los niveles de aprendizaje son progresivos, iniciando con la adquisición de conocimientos, continuando con la formación de ideas y conceptos y llevando a la acción por medio de una transformación, que el Espíritu Santo se encargará de realizar. Si el instructor no lleva al alumno a estos tres niveles de aprendizaje, el evangelismo personal no estará completo.

El estudio bíblico Dios puede usar prácticamente cualquier método para atraer a sus hijos. Pero esto, por supuesto, no significa que algunos métodos no sean superiores a otros o que no se pueda buscar el mejor de los métodos. Aeschliman afirma: “Existen diversas maneras de hacer la evangelización personal, pero el método mas eficaz de hacer la evangelización personal es visitar los hogares y estudiar la Biblia con las personas”.239 Este es el método por excelencia para poder enseñar de la

236

Soto, s.v. “Maestros en acción”.

237

Betz. 143.

238

White, Consejos sobre la obra de la Escuela Sabática, 40.

239

Alfredo, Aechliman, El estudio bíblico (Miami: APIA, 2002), 12.


227

manera más directa la Biblia y sus doctrinas a las personas, apelando y haciendo invitaciones para que ellas puedan tomar la decisión de aceptar a Cristo. Soto define al estudio bíblico como abrir la Biblia ante las personas y presentar las grandes verdades de la salvación. Enseñarle a la gente a conocer a Jesús, obedecer sus enseñanzas y ser sus discípulos. Es conducir a las personas y familias a Cristo y la verdad y no meramente a terminar un curso. Es instruir religiosamente mediante el método de preguntas y respuestas.240

Diferentes tipos de estudios bíblicos Así como en la predicación hay diferentes tipos de sermones, también se pueden usar diferentes de tipos de estudios bíblicos. Aechliman los clasifica como estudios por temas, estudios de textos bíblicos y estudios expositivos.

Estudios por temas En los estudios por temas se escoge uno, se introduce con un texto clave y se formulan diversas divisiones del estudio, y para explicar o probar los diversos puntos se utilizan textos necesarios de cualquier parte de la Biblia. Para hacer la apelación final se busca un texto apropiado. 241 Esta es la clase de estudios bíblicos más usada y practicada, especialmente para doctrinar ya que permite estudiar doctrina por doctrina y en algunos casos dedicar dos estudios para una misma doctrina cuando ésta es extensa. Normalmente esta clases de estudios bíblicos forman parte de series de cursos doctrinales donde personas expertas y autorizadas utilizaron tiempo suficiente y buscaron bases sólidas para

240

Elvio R.H. Soto, El oficio más regio, ganar almas, UARECO 1999, ed. Elvio Soto, (Buenos Aires: Unión Austral, 2000), 18. 241

Aechliman, El estudio bíblico, 44.


228

fundamentar estos estudios y convertirlos en una guía para que instructores bíblicos voluntarios los utilicen en la evangelización personal. Sin embargo esto no descarta la posibilidad que una persona estudiosa de la Biblia pueda elaborar un estudio de este tipo por sí misma.

Estudios de textos bíblicos Para este tipo de estudios dice Aeschliman: “Se escoge un texto que contenga todos los puntos que queremos tratar. Las diferentes divisiones del estudio deben estar contenidas en el mismo texto. Ocasionalmente se puede usar algún texto adicional para reforzar algún punto”. 242 De manera general no es muy usual este tipo de estudios. Sólo las personas de mucha experiencia hacen uso de ellos de vez en cuando. Pero es posible encontrar textos bíblicos de donde puede ser extraído un estudio bíblico. Para crear este tipo de estudios se requiere un escudriñamiento especial del texto, otros textos bíblicos y materiales auxiliares como comentarios bíblicos, concordancias, diccionarios bíblicos, para ampliar cada parte del estudio bíblico. Bien fundamentados y estructurados pueden constituir también un alimento sólido para los estudiantes de la Biblia.

Estudios expositivos El estudio expositivo consiste en la aplicación de una porción de las Escrituras. Se escogen algunos versículos o un capítulo, se divide el pasaje en sus partes naturales y se explica la enseñanza que contiene. 243 Este tipo de estudios pueden ser de los mejores estudios que se pueden impartir ya que todo está fundamentado en una sola porción de la Biblia, sin embargo al igual que los estudios de texto requiere de un estudio cuidadoso de la porción bíblica y de

242

Ibíd.

243

Ibíd.


229

materiales auxiliares. Hay porciones especiales de la Biblia que se facilitan para esta clase de estudios, en el Antiguo Testamento en los libros proféticos y en los salmos y en el Nuevo Testamento en los evangelios y en las epístolas.

Las partes de un estudio bíblico Todo estudio, por sencillo que sea, debe tener un principio, un centro y un fin. La denominación clásica de estas tres partes es: La introducción, el cuerpo y la conclusión. “En la introducción se anuncia lo que se va a estudiar. En el cuerpo se explica y se prueba lo que se anuncia en la introducción. En la conclusión se repasan los principales puntos y se hace la aplicación”.244

Introducción De acuerdo con lo que afirma Aeschliman, la introducción es la parte del estudio que se prepara a lo último. Es necesario tener algo que introducir antes de poder hacer la introducción. Si se tiene el tema claramente pensado, se puede hacer la introducción primero. El propósito de la introducción es obtener la atención, despertar el interés y plantear el tema. 245 Belvedere presenta diversas recursos que pueden ser utilizados en una introducción: “Historias que se vinculen con la realidad del interesado, interrogantes sobre asuntos vitales, hechos de la actualidad llamativos y situaciones serias o alarmantes que se relacionen con la realidad. 246 En la introducción es vital despertar la curiosidad del alumno. González afirma:

244

Ibíd., 50.

245

Ibíd.

246

Belvedere, Métodos simples para dar estudios bíblicos, 53-54.


230

La curiosidad es una fuerte tendencia humana de buscar soluciones a problemas y explorar lo desconocido. Recuerde que la reunión del estudio bíblico tiene la abierta competencia de la televisión, las revistas, eventos deportivos y toda la gama de novedades que ofrece la tecnología del mundo actual. Por ello el instructor, tiene que encontrar la manera de atraer al alumno e introducirlo al estudio. 247

Entre las principales características que debe llevar una introducción se encuentran las siguientes: “Las primeras frases deben ser interesantes y llamativas; la introducción debe ser corta, la puerta no debe ser más grande que la casa; debe ser clara, nunca vaga y confusa; debe ser directa y guiar al tema sin rodeos; debe variar la forma de introducción, de un estudio a otro; no emplearla para pedir disculpas o hacer otras observaciones que no vienen al caso”. 248

El cuerpo El cuerpo es la parte medular o principal del estudio. En él se debe ampliar y explicar lo que se anunció en la introducción. Aquí se exponen los diferentes aspectos del tema. Soto afirma que debe tener una lógica progresiva, debe conducir a un fin, es bueno usar ilustraciones sobre el tema. Debe ser participativo y direccionado a una enseñanza interactiva. 249 Aeschlimann dice que para que el estudio resulte claro, lógico e hilado el cuerpo debe tener divisiones. Esas divisiones deben ser naturales, no forzadas ni artificiales; claras, no confusas ni mezcladas; deben ir coordinadas y en forma progresiva, siguiendo un orden lógico o psicológico. 250

247

Nelly de González, Ideas prácticas para maestros y otros obreros (El paso, TX: Casa Bautista, 1988), 18. 248

Aeschliman, El estudio bíblico, 51.

249

Elvio R. H. Soto, La preparación del instructor bíblico, UARECO 1999, ed. Elvio Soto, (Buenos Aires: Unión Austral, 2000), 24. 250

Aeschliman, El estudio bíblico, 51-52.


231

Belvedere dice que a fin de estimular la participación del interesado en el desarrollo del tema debe evitarse ser dogmático, pedirle al interesado que lea los versículos, estimularlo a buscar soluciones, usar frases que faciliten el diálogo, hacer frecuentes preguntas, agradecer la participación del interesado, prestar atención a los mensajes no verbales del interesado y usar ilustraciones.251

Conclusión La parte final de estudio bíblico, afirma Soto, debe ser breve, debe enfatizar los puntos principales y debe llevar el tema a un climax. Es la ocasión oportuna para hacer una invitación o llamado para aceptar lo estudiado. Cerrar con una oración haciendo énfasis en la decisión obtenida.252 Aeschlimann agrega que la conclusión puede consistir en un repaso o resumen de lo estudiado, puede presentarse como la enunciación de una serie de conclusiones lógicas, puede resumirse en la aplicación de las verdades estudiadas o puede darse como una apelación o llamamiento al corazón del oyente. 253 Belvedere destaca las principales características de la conclusión de la siguiente manera: En la mayoría de los casos la conclusión será un repaso resumido de las principales ideas del tema. El instructor también puede concluir con una historia breve que resuma el tema y lo lleve a un punto culminante. Teniendo en cuenta que el objetivo del estudio bíblico no es meramente informar, culminará con un llamado a aceptar lo que Dios acaba de revelar en su Palabra. Ore intercediendo ante Dios para que pueda alcanzar la meta espiritual que se ha propuesto.254

251

Daniel Belvedere, Métodos simples para dar estudios bíblicos, 54-55.

252

Soto, La preparación del instructor bíblico, 25.

253

Aeschliman, El estudio bíblico, 52.

254

Belvedere, Métodos simples para dar estudios bíblicos, 57-58.


232

El orden de los temas en el estudio bíblico Siendo que las principales verdades de la Biblia son nuevas y extrañas para la mayoría de las personas es de vital importancia el orden los temas en los estudios bíblicos. Aeschlimann dice: “Es necesario un plan para ir de lo conocido a lo desconocido; de lo aceptado a lo controvertido, de lo viejo a lo nuevo. Es necesario planear el orden de los temas de tal forma que la verdad sea presentada de una manera lógica y psicológica, así el estudiante va a ir aceptando paso a paso la verdad”. 255 Breaden aconseja: “Hable primero de los puntos doctrinales en los que pueden estar de acuerdo, gane primero la confianza de sus candidatos antes de presentarles verdades desconocidas, díficiles y decisivas”.256 White enfatiza: “El mejor plan y el más sabio sería espaciarse en temas que despertaran la conciencia. Se puede hablar a la gente acerca de la santidad práctica; la devoción y la piedad; y presentar la vida abnegada de Jesús como nuestro ejemplo, hasta que viera el contraste con la propia vida de ellos”. 257 Aechlimanm enfatiza también que al ordenar una serie de estudios hay que tomar en cuenta: El fondo religioso de la persona, el grado de educación y cultura, la edad y otros factores relacionados. 258

La toma de decisiones en el evangelismo personal Así como toda actividad humana tiene una meta, el propósito final de los estudios bíblicos es que los interesados tomen una decisión por Cristo y la verdad. Castillo afirma: “Si el

255

Aeschliman, El estudio bíblico, 82.

256

Frank Breaden, “Como preparar y dar estudios bíblicos”, Revista del Anciano, julio-septiembre de 2001, págs. 8 -10. 257

White, El evangelismo, 168.

258

Aechlimann, El estudio bíblico, 82.


233

debido adoctrinamiento es parte muy importante, el conseguir decisiones es el paso más crucial en los estudios bíblicos. Es un verdadero arte detectar el momento apropiado y hacer un llamado que, con la ayuda del Espíritu Santo, lleve a una decisión positiva por Cristo”. 259 Al compartir la fe muchos pueden preguntarse: ¿Hasta dónde puedo llegar sin violentar la libertad de conciencia del interesado? ¿Cuán ético es pedirle a alguien que acepte a Jesús como su salvador personal? ¿Cuál es el límite que existe entre hacer un llamado a la conversión y manipular al interesado? Belvedere expresa que es correcto invitar y persuadir a alguien a aceptar el evangelio de Jesucristo para ser salvo, mediante el razonamiento. Sin embargo manipular, usando de manera astuta la influencia para conseguir ciertos objetivos aunque para ello se mueva a las personas a actuar en contra de sus deseos y convicciones es incorrecto. 260 Entonces la persuasión es correcta pero sin manipulación. Norton hablando de la persuasión en el evangelismo dice: “Cuando el blanco de la persuasión en el evangelismo es alcanzar números y los pecadores son vistos como objetos y no como almas por las que Cristo murió, la persuasión se torna antiética; un fin y no un medio para salvar a los hombres”.261 En la Biblia se encuentran muchos ejemplos de llamados que Dios hizo. Dios llegó hasta el Edén y llamó a Adán a la reflexión y al reconocimiento de su realidad personal (Gn. 3:8-17). Cuando el pueblo de Israel se rebeló y apostató les hizo tiernos llamados al arrepentimiento: “Echad de vosotros todas vuestras transgresiones con que habéis pecado, y haceos un corazón

259

Eliodoro Castillo, Manual del instructor bíblico (Chile: Misión Central de Chile, 2003), 38. 260

Daniel Belvedere, Principios y métodos para obtener decisiones (Miami, FL: División Interamericana, 2003), 4. 261

2001), 27.

Ricardo Norton, La persuasión cristiana (Berrien Springs, MI: Kerygma,


234

nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué moriréis, casa de Israel? Porque no quiero la muerte del que muere, dice Jehová el Señor; convertíos, pues, y viviréis” (Jer. 18:30-31). El ministerio de Juan el Bautista se caracterizó por llamados claros y directos al arrepentimiento: “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mt. 3:1). Jesús también hizo diferentes tipos de llamados. El llamado a creer en él: “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba” (Jn. 7:37); el llamado a la obediencia a los mandamientos: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Jn. 14:15); el llamado al arrepentimiento: “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mt. 4:17).262 La gran comisión, establecida por Jesús antes de ascender a los cielos, está asociada con las decisiones que deben de tomar las personas evangelizadas: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mt. 28:19). Belvedere afirma: “Dios quiere hablar al corazón de los seres humanos mediante sus embajadores (2 Co. 5:18-20). Esto incluye apelar y pedir decisiones para que los oyentes acepten la salvación”.263 White, abordando el asunto de las decisiones, dice: “Inducid a la gente a decidirse, mantened la voz de la Biblia siempre ante ellos. Decidles que habláis lo que sabéis, y testificáis de aquello que es verdad, porque Dios lo ha dicho Sean vuestras predicaciones cortas y al punto, y al mismo tiempo exigid una decisión”.264

Factores que intervienen en la decisión Hay diversos factores que intervienen en las decisiones y Castillo los clasifica en dos

262

Ibíd., 8-9.

263

Ibíd., 11.

264

White, El evangelismo, 21.


235

grupos: Factores divinos y factores humanos. Los factores divinos son el Espíritu Santo, quien convierte el corazón, y la Santa Biblia, que es la Palabra de Dios y es poderosa. En segundo término los factores humanos: El instructor bíblico, que es el instrumento escogido, y la persona que está estudiando.265 Estos factores son analizados en esta sección para entender su participación y función.

Factores divinos El Espíritu Santo es el primer elemento divino que trabaja en las decisiones de las personas. Él es el que sensibiliza el corazón. Hebreos 3:7, 8 dice: “Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones”. Él guía al arrepentimiento, pues “cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio” (Jn. 16:8). Jesús dijo que “el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios” (Jn. 3:5). White afirma: “Puede poseerse saber, talento, elocuencia, y todo don natural o adquirido; pero, sin la presencia del Espíritu de Dios, ningún corazón se conmoverá, ningún pecador será ganado para Cristo”.266 Describiendo la dispensación del Espíritu Santo White afirma: “Por medio de la obra de este instrumento divino, las mentes de los hombres, corrompidas y contaminadas por el pecado, pueden romper el encanto de las mentiras y los argumentos de Satanás, y volverse a Cristo como su única esperanza y su Salvador personal”. 267 La misma escritora agrega: “Hay corazones que el Señor ha tocado con su Santo Espíritu. No bien comienza la gracia su obra en el alma, se humilla

265

Castillo, 38-39.

266

Elena G. de White, Joyas de los testimonios, 3 vols. (Buenos Aires: Casa Publicadora Sudamericana, 1975), 3:212. 267

Ídem, Cada día con Dios (Miami: Asociación Publicadora Interamericana, 1991), 52.


236

y enternece el corazón; no hay luchas por la supremacía; la altivez desaparece. El que está convertido ve que su Redentor llevó una vida de humildad, y desea seguir en sus pisadas”. 268 La Santa Biblia, que es la Palabra de Dios, poderosa, es otro elemento divino que interviene en las decisiones. De ella Dios dice: "Así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para lo que la envié" (Is. 55:11). White afirma: “La Palabra sencilla de Dios tiene un gran poder para convertir a la verdad. Dejad que la Palabra hable y haga su obra”.269

Factores humanos El hecho de que el Espíritu Santo obra la conversión no quiere decir que Dios no esté interesado en el trabajo del instructor a favor de los perdidos. Belvedere dice: “El comportamiento de nuestro Señor con sus criaturas sugiere la existencia de un principio de colaboración divino-humana. Dios proveyó la salvación, pero llamó al ser humano para que la proclamase”.270 Castillo afirma: “Él o la instructora bíblica es el instrumento escogido (Hechos 9:15), quien debe manifestar un profundo amor por sus alumnos, reconocer el momento oportuno y tener la valentía para hacer el llamado”. 271

Principios para obtener decisiones Anderson señala y analiza siete principios que se deben observar en la obra personal que se realiza para la ganancia de las almas.

268

White, Consejos sobre la obra de la escuela sabática, 76.

269

White, El evangelismo, 394.

270

Belvedere, Principios y métodos para obtener decisiones, 16.

271

Castillo, 39.


237

En primer lugar afirma, se debe concordar: Discuta aquellos temas en que pueda concordar con la persona que estudia. Así acentuará su confianza. En segundo lugar, agrega, esté alerta para captar las indicaciones que revelan la dirección de los pensamientos. Enseguida sea directo; vaya directamente al objetivo. Evite todo rodeo. Mantenga los pensamientos de la persona en constante progreso hacia el blanco. En cuarta instancia sea bondadoso y cortés: Jesús siempre fue cortés. Nunca pronunció palabras descomedidas. Por otra parte no discuta nunca. Es posible ganar el argumento y perder a la persona. En quinto lugar haga frente a las objeciones con las Escrituras: Cada objeción puede contestarse con un “Así dice Jehová”. Por último formule las preguntas adecuadas: ¿Usted cree que este es el mensaje de Dios para el mundo? ¿Algunas veces usted se ha propuesto decididamente aceptarlo? ¿Podría ser ahora?272

Niveles básicos para tomar una decisión Algunos escritores contemporáneos hablan de varios niveles en el proceso de la toma de decisiones. Castillo afirma: “Toda decisión que se tome, ya sea para comprar un artículo, o aceptar la verdad bíblica y llegar a ser cristiano, abarca cuatro niveles básicos: Información, convicción, deseo y acción”. 273 Juárez afirma que para llevar a una persona al proceso de la decisión en el evangelismo personal se debe despertar el interés, crear el deseo, producir la convicción y llevar a la acción. En la estructura del estudio bíblico en la introducción se despierta el interés, en el cuerpo o desarrollo se crea el deseo y se produce la convicción y en la conclusión se intensifica la convicción y se lleva a la acción. 274

272

Roy A. Anderson, “El evangelismo personal”, El Ministerio Adventista, mayojunio de 1964, 8-9. 273

274

Castillo, 19-20.

Armando Juárez, El arte de ganar almas (Monterrey, N.L.: Impresos y copias, 1986), 85.


238

Despertar el interés Para que una persona se ocupe en alguna actividad o en estudiar algún curso primero se requiere despertarle el interés. Sin interés no aceptará invertir tiempo para conocer la Palabra de Dios o quizás comenzará a estudiar por cortesía pero no llegará muy lejos. Armando Juárez menciona dos formas efectivas de despertar el interés de una persona hacia la verdad y posteriormente hacia una decisión, él dice: “Contándoles nuestro testimonio de cuán felices somos ahora que pertenecemos a Cristo. Eso despertará el interés o deseo de gozar también esa paz y felicidad que tenemos. Y la literatura que se les regale también despertará el interés en saber más”. 275 Norton afirma que a la gente generalmente se le motiva o interesa ofreciéndole lo que necesita. Las necesidades humanas básicas como la libertad, aceptación, salvación y amor son elementos tan fundamentales que cuando se ofrecen oportunamente, se constituyen en agentes transformadores magistrales. Se debe presentar a Cristo como el único proveedor de ciertas necesidades humanas básicas. 276 Información En este nivel se reúne la información necesaria para poder tomar una decisión inteligente. Porque no se tomarán decisiones correctas a menos que la persona tenga la información correcta. Castillo afirma: Si se invita a las personas a tomar una decisión sin que tenga la información adecuada le crea barreras en su mente. Por eso, para guiar a los seres humanos a la decisión, es necesario hacerse las siguientes preguntas: -¿Tiene esta persona

275

Ibíd., 77.

276

Norton, 36.


239

información suficiente como para tomar esta decisión? -¿Está inteligentemente informada con respecto a la decisión que le estoy sugiriendo? 277 Belvedere dice: “Aunque alguno podría haber creído sin saber, la creencia sin conocimiento suele conducir a la superstición; como mínimo nos coloca en una situación de ignorancia peligrosa. „Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento‟ (Os. 4:6)”.278 Norton afirma: “Antes de que el comportamiento humano pueda ser alterado, el individuo debe ver con claridad sus creencias y prácticas a la luz de la verdad”.279 El deseo En el proceso de las decisiones es muy importante el deseo, Belvedere afirma que Dios toma en cuenta las emociones cuando produce la conversión. En la Biblia se encuentran ejemplos de cómo Dios motiva el deseo de la salvación. A veces lo hace mostrando los beneficios (Dt. 6:24), y otras señalando las consecuencias de una conducta equivocada (Pr. 5:22). Quizás por eso nos cuenta cuánto nos ama (2 P. 3:13-14), promete los goces del cielo (2 P. 3:13-14) y habla del lago de fuego y azufre (Ap. 20:9.10).280 El deseo de cambiar de creencias o de comportamiento nace en el corazón de una persona como resultado de influencias. Sobre este asunto Norton apunta que el deseo de cambiar puede ser influenciado por la vía intelectual, la elocuencia y el testimonio, sin embargo debe recordarse que es Dios quien pone en el corazón el deseo de hacer lo que 277

Ibíd., 20.

278

Belvedere, Principios y métodos para obtener decisiones, 29.

279

Norton, 77.

280

Belvedere, Principios y métodos para obtener decisiones, 18.


240 es bueno. “Porque es Dios el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Fil. 2:13).281

Convicción Después de crear el deseo, la persona comienza a darse cuenta de cuál debería ser la decisión correcta con respecto a determinada situación. Castillo dice: “Cuando alguien está bajo la influencia de la convicción, aparece desde el punto de vista positivo una profunda sensación de que se hace lo correcto al tomar la decisión adecuada, y desde el negativo un hondo sentimiento de culpa por no tomar esa decisión”. 282 Norton afirma: “En el contexto de la persuasión cristiana, la convicción consiste en reconocer y aceptar la verdad. Este tipo de convicción no se instala con sólo la evidencia teórica y el esfuerzo. Requiere también una estrecha sociedad con el Espíritu Santo”.283 Juárez agrega que para llevar a la persona a la convicción hay que presentar la verdad con convicción y entusiasmo, dejando siempre claro cada punto de la verdad que se esté considerando y preguntándole qué piensa sobre el tema presentado. 284 Belvedere menciona que de manera especial el estudio de la Palabra de Dios y el cumplimiento de las profecías son dos motivadores de la convicción.285

La acción

281

Norton, 78-79.

282

Castillo, 20.

283

Norton, 77-78.

284

Juárez, 78-79.

285

Daniel Belvedere, Principios y métodos para obtener decisiones, 23.


241 La decisión de adoptar algún cambio propuesto es la cumbre de la persuasión. 286 White, enfatizando la importancia de inducir a las personas a la decisión, dice: “Cuando las personas que están bajo la convicción no son inducidas a efectuar una decisión en la primera oportunidad posible, existe el peligro de que la convicción vaya desapareciendo”.287 Castillo afirma: “Cuando el conocimiento la convicción y el deseo de alguien con respecto a cierto asunto llega a un determinado grado de intensidad, la mente humana avanza hacia la decisión y la acción con respecto a ello”. 288 Juárez señala que cuando una persona hace declaraciones afirmativas, como: “Voy a asistir de aquí a en adelante a la iglesia”, “voy a iniciar a guardar el sábado”, ha llegado a la acción. Pero cuando la persona hace preguntas relacionadas con la decisión que hay que tomar, esa persona evidencia convicción pero se necesita informarle bien, clarificarle toda duda y, si hay un obstáculo, ayudarle a encontrar la manera de resolverlo.289

286

Norton., 79.

287

White, El evangelismo, 172.

288

Castillo, 21.

289

Juárez, 79-80.


242

CAPÍTULO IV

EL EVANGELISMO PERSONAL EN

LA IGLESIA CENTRAL DE CÁRDENAS

En este capítulo se considera el perfil del lugar, su localización y geografía, la historia del lugar, economía, cambios religiosos que se han presentado y el avance del adventismo en la ciudad. Posteriormente se ve la participación de la iglesia en el evangelismo personal, abordando a la población de la iglesia, el instrumento que se elaboró y su aplicación. Luego se estudian las características generales de los participantes y se analizan las razones por las cuales no participan y por las cuales sí participan.

Perfil del lugar Para comprender el problema de la poca participación en el evangelismo personal en la iglesia Central de Cárdenas es importante conocer el contexto cultural e histórico en que se ha desarrollado dicha localidad. Esto ayuda a comprender las costumbres, las necesidades y la idiosincrasia de la gente que radica en este lugar y facilita la prescripción de un remedio que ayude a mejorar la participación en el evangelismo personal.

Localización y geografía La ciudad de Cárdenas se encuentra al sur del municipio de Cárdenas, en el estado de Tabasco. Fue establecida sobre el lecho del río Seco, antiguo afluente del Grijalva, y su altura


243 promedio está prácticamente a nivel del mar.290 El clima, al igual que en la mayor parte del estado, es cálido y húmedo, lo que propicia que crezca abundante vegetación. La temperatura puede alcanzar los 45º C en ciertas épocas con un promedio de 25º C con pocas variaciones durante el año. 291 La ciudad es la cabecera municipal del municipio de Cárdenas, la segunda en importancia en el estado y la quinta del sureste de México. La población aproximada es de 73,000 habitantes y se encuentra a 50 km de la capital del estado. 292

Historia El territorio que hoy es el municipio de Cárdenas fue ocupado del 800 al 400 a. C. por el centro olmeca de La Venta. También hay evidencias de una posterior ocupación por parte de la cultura maya al sur del municipio.293 Al noroeste y sur del municipio se han encontrado vestigios arqueológicos pertenecientes a la cultura maya como en Arroyo Hondo, La Azucena, Encrucijada, Santuario y en Sánchez Magallanes. 294

290

Wikimedia Foundation, Heroica Cárdenas; disponible en http://es.wikipedia.org/ wiki/Heroica_C%C3%A1rdenas#Historia, accesada el 3 de abril del 2007.

291

Ibíd.

292

Gobierno del estado de Tabasco, Municipio de Cárdenas; disponible en http://www.elocal.gob.mx/work/templates/enciclo/tabasco/mpios/27002a.htm 4/IV/07, accesada el 4 de abril del 2007. 293

294

Wikimedia Foundation.

H. Ayuntamiento constitucional de Cárdenas, Tabasco, Cultura e historia de Cárdenas; disponible en http://www.cardenastabasco.gob.mx/cultura.php, accesada el 24 de abril de 2007.


244

En las crónicas se encuentran registrados los orígenes y la manera como se formó la ciudad de Cárdenas, mismos que se remontan al año 1797. El 22 de abril de 1797 por disposición del gobernador colonial Miguel de Castro y Araoz, y a iniciativa del doctor José Eduardo de Cárdenas y Romero, quién donó un rancho de nombre “Los Naranjos” para ensanche del pueblo, dio inicio la mensura de las tierras de San Antonio Río Seco, y con ello, la fundación de San Antonio de Los Naranjos, en lo que hoy sería el primer cuadro de la ciudad de H. Cárdenas. 295

El 12 de febrero de 1825 se le concedió al pueblo de San Antonio la creación de su ayuntamiento y el 2 de enero de 1851, se le otorgó el título de villa, cambiándole el nombre por el de Villa de San Antonio de Cárdenas, en honor a José E. Cárdenas.296 En 1868, el congreso del estado de Tabasco emitió un decreto en el cual se le otorgaba a la villa el título de Heroica, en reconocimiento a la patriótica defensa contra los invasores franceses, encabezada por el coronel Andrés Sánchez Magallanes.297 El 16 de septiembre de 1910, siendo gobernador Abraham Bandala, se elevó a la categoría de ciudad a la villa de H. Cárdenas. El 5 de abril de 1919, fue uno de los 17 municipios libres del estado y el 4 de mayo de 1949 se ratificó como municipio. 298 Economía Hoy en día Cárdenas es una ciudad progresista y centro vital para las industrias petrolera, azucarera y chocolatera. También es un importante centro de comunicaciones, pues la cruza la

295 296

Wikimedia Foundation.

297

298

Ibíd.

Ibíd.

Gobierno del estado de Tabasco.


245 carretera federal 180, que une al sureste con el centro del país. 299 Se destaca la industrializadora de cacao, los ingenios azucareros Benito Juárez y Santa Rosalía, así como la planta beneficiadora de arroz del Plan Chontalpa. La industria petrolera registra 61 corredores, siendo el municipio con más ductos. 300 En la agricultura se han registrado más de 54 mil hectáreas de superficie sembrada de cultivos, que representa cerca del 18 por ciento de la superficie cultivada del estado, destacando los cultivos de maíz, arroz, frijol, sandía chile, melón y cacao. 301 La ganadería es otro sector importante en la economía local, practicándose ésta de manera extensiva. Según datos del gobierno, en 1997 existían 140,407 bovinos, 33,957 porcinos, 737 ovinos y 3,490 equinos, así como 349,562 aves de corral. 302 La actividad pesquera se practica en los 66 km de litoral con que cuenta el municipio, así como en las aguas interiores. El principal centro de producción pesquera se encuentra en el puerto de Sánchez Magallanes donde se capturan diversas especies. 303 La economía cardenense es una de las más dinámicas del estado de Tabasco, pues se aúna a lo anterior la actividad comercial y de servicios como sectores muy importantes para su economía.

299

Wikimedia Foundation.

300

H. Ayuntamiento constitucional de Cárdenas, Tabasco.

301

302

Ibíd.

Gobierno del estado de Tabasco.

303

Ibíd.


246

Los cambios religiosos La historia del estado de Tabasco está marcada de manera especial en el área religiosa por el periodo garridista, tiempo en que gobernó el estado Tomás Garrido Canabal, un gobernante que pretendió ser plural y terminó siendo autoritario respecto a las preferencias religiosas de sus coterráneos. Félix Cortés ubica al dictador como gobernador constitucional de Tabasco de 1923-1926 y de 1931-1934. Este dictador consideraba que había dos males de lo cuales habría que librar al hombre: Del alcohol y de la religión. 304 Garrido Canabal estableció sus propias leyes para los ministros en su estado: “El 5 de marzo de 1925 promulgó que todos los que desearan ejercer un ministerio de culto en Tabasco, deberían ser mexicanos por nacimiento, con 5 años de residencia en el estado, estar casados y tener mas de 40 años de edad”. 305 Este decreto afectó a todas las religiones pero de manera especial a la católica ya que los sacerdotes practicaban el celibato. La medida más determinante fue la siguiente: “Cualquiera que se encuentre con bebidas alcohólicas, con olor a alcohol y con cualquier artículo o práctica religiosa puede ser fusilado. Esto llevó a los hermanos a reunirse en secreto y sin cantar”.306 Sin embargo desde hace cuarenta años los tabasqueños han mostrado un interés especial en el evangelio, lo cual le ha llevado a un crecimiento religioso importante. Esto lo revelan los diversos datos proporcionados por fuentes oficiales.

304

Félix Cortés, ¡Suspenso al filo del agua! (Montemorelos, N.L., México: Montemorelos, 1999), 87. 305 306

Ibíd. 90. Ibíd., 91,94.


247

Los años setenta fueron de profundos cambios para Tabasco, no sólo por la petrolización de su economía y los efectos que dejó, sino porque al término de esa década el censo de población de 1980 reveló que el 12% de la sociedad tabasqueña manifestó pertenecer a alguna iglesia de denominación protestante. Mas aún desde 1960 la proporción más alta de protestantes se encontraba en este estado, con más de 1%, mientras la media nacional era apenas de 0.57%.307 El crecimiento del protestantismo en esta entidad se debe a diversos factores, tanto de tipo religioso, como de tipo social y cultural, mismos que se presentan de forma simultánea. La historia de la iglesia católica y de la religiosidad en Tabasco tiene peculiaridades que no comparte con otros lugares. Por ejemplo, no se realizó una evangelización como la del centro del país y Tabasco no rechazó a los representantes de iglesias diferentes a la popular con la brutalidad manifestada en otras regiones 308. Hay quien afirma que el vertiginoso ascenso del protestantismo es la mejor prueba de que estas religiones se han compenetrado en las necesidades y aspiraciones de la población; es decir, son funcionales en el contexto tabasqueño. 309 Se puede observar hasta este momento que la presencia del evangelio en el estado es producto de la forma como ha trabajado la iglesia y el compromiso que los miembros han manifestado hacia la gran comisión. Sólo entre 1970 y 1980 la población protestante en Tabasco aumentó de 70,185 personas a 148,757, lo cual significa un crecimiento de 110%, mientras que la población católica sólo aumentó 25%. Los municipios de Huimanguillo, Cárdenas, Centro y Comalcalco reúnen el mayor número de templos no católicos, entre los cuales destacan

307

Carlos Martínez Assad, Los cambios sociales y culturales, s.f., disponible en http://omega.ilce.edu.mx:3000/sites/estados/libros/tabasco/html/sec_49.html, accesada el 7de junio de 2007. 308

Ibíd.

309

Ibíd.

309

Ibíd.


248

544 de los presbiterianos, 410 de los adventistas del Séptimo Día, 214 de pentecostales y 142 del evangelio completo310. Todo lo anterior ayuda a creer que la ciudad de Cárdenas es un lugar cuyos habitantes son susceptibles al evangelio y es factible la realización del evangelismo personal si éste se realiza con las estrategias adecuadas. El adventismo en Cárdenas El avance de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Tabasco ha sido muy notable. De acuerdo con el Diccionario enciclopédico de Tabasco, en este estado sigue en segundo lugar a los presbiterianos en antigüedad y número. 311 En 1922 llegó a Tabasco el adventista Laureano Sauza, vendedor de biblias y libros cristianos y en 1925 el pastor Florenciano Zainos logró establecer una iglesia en el pueblo La Pigua. Desde entonces el motor del crecimiento ha sido el trabajo de cada uno de los fieles, pues cada creyente debe ser un misionero. 312 Muñoz, miembro de la iglesia y cronista de la historia de la iglesia en Cárdenas, Tabasco, revela los datos del avance del adventismo en Cárdenas: En 1928 llegaron del sur de Veracruz cuatro personas a evangelizar; se trataba de los hermanos Aguilar. En 1930 dos de ellos huyeron y dos siguieron predicando bajo el régimen de Garrido Canabal. En 1940, había ya seis miembros bautizados y ese mismo año llegó

310

Ibíd.

311

José Rogelio Álvarez, ed., Diccionario enciclopédico de Tabasco, (Villahermosa, Tabasco, México: Gobierno del Estado de Tabasco, 1994), s.v. “Iglesias protestantes”. 312

Ibíd.


249 Raúl Sánchez, primer pastor, quién permanecería un año. 313 Cárdenas. En 1948 se construyó ahí el primer templo y en 1962 se levantó el templo actual. De esta iglesia salieron todas las iglesias que actualmente existen en la ciudad, (excepto una) además de la iglesia Central de Huimanguillo.314 De acuerdo con los datos proporcionados por Gregorio Avilés, secretario de la Asociación Olmeca, la ciudad de Cárdenas cuenta con cuatro distritos, veintiocho iglesias, entre iglesias organizadas, congregaciones y filiales y 3,068 miembros. Hay cuatro pastores en la ciudad, además de ser la sede de la Asociación. 315

La participación de la iglesia en el evangelismo personal Se elaboró una encuesta para aplicarse a una porción de los miembros de la iglesia Central de Cárdenas, con el propósito principal de saber qué porcentaje de miembros participa activamente en el evangelismo personal y qué porcentaje no lo hace. Al mismo tiempo, por medio esa encuesta se buscaron las cinco principales razones por las cuales participan y las cinco razones principales por las cuales no participan.

Población Actualmente la población registrada en el libro de iglesia de la iglesia Central de Cárdenas es de 416 miembros bautizados, de los cuales 187 son hombres y 229 mujeres. Sin embargo, de este total de miembros sólo asisten regularmente 270.

313

Héctor Muñoz, entrevistado por el autor, Cárdenas, Tabasco, México, 14 de junio de 2007. 314

315

Ibíd.

Gregorio Avilés, entrevistado por el autor, Cárdenas, Tabasco, México, 12 de junio de 2007.


250

Los miembros que se involucran en diversas tareas de evangelización son setenta, 26 por ciento de los que asisten; pero específicamente trabajando como instructores bíblicos lo hacen veinticinco, es decir 9.2 por ciento. En los últimos cuatro años en la iglesia Central de Cárdenas han sido bautizados un promedio de cuarenta y siete personas por año.

Instrumento Se preparó una encuesta para investigar cuáles son los obstáculos más comunes que impiden la participación de los miembros de la iglesia en la evangelización personal y cuáles son las motivaciones más usuales para que los miembros participen en esta labor tan importante. Se revisó la literatura y se habló de este tema con pastores, líderes locales de iglesias y miembros regulares. El resultado fue una diversidad de obstáculos y de motivaciones. En 1990 se hizo un estudio comparativo entre las personas que testificaban y las que no lo hacían de un grupo de bautistas. “Este estudio reveló que los tres obstáculos principales para testificar eran: La falta de dependencia del Espíritu Santo; la falta de conocimiento en cuanto a cómo hacerlo; y el tipo de personalidad no dado a la evangelización personal”. 316 Miles, citando a Joyce Nevile, miembro de una iglesia episcopal, dice:

Hay una docena de obstáculos que impiden que los creyentes hablen de su fe: Falta de percepción de las oportunidades inesperadas, falta de valor para testificar, no se quiere que la relación con otras persona sea amenazada, no se sabe cómo empezar a hablar de temas espirituales, les parece que les van a decir a los demás como vivir su vidas, requieren mas conocimiento, que hay que tener una personalidad agresiva para hacerlo, otros creen que necesitan ser teólogos, se puede pensar que en el aspecto espiritual no tienen nada que transmitir y creen que la gente no se interesa por los temas espirituales. 317

316

Delos Miles, ¡Testifica! Cómo superar los obstáculos que impiden la evangelización personal, (El Paso, TX: Casa Bautista, 1990), 8. 317

Ibíd., 8, 9.


251

De manera particular Miles presenta diez obstáculos que impiden la evangelización personal: Tengo miedo, no soy lo suficientemente bueno, yo no tengo el don, ese es el trabajo del pastor, yo no soy ningún Billy Graham, no tengo tiempo, no sé como hacerlo, ¡no tengo poder para hacerlo!, yo no creo y se completa con una lista de afirmaciones y que no se puede testificar ante desconocidos.318 Tomando en cuenta estos obstáculos y los comentados por pastores, dirigentes y miembros de iglesia se seleccionaron diez, los que son más afines con el lugar y el tipo de iglesia en estudio. Las razones por las cuales participan los miembros en el evangelismo personal que se colocaron en la encuesta se definieron a través de la observación y haciendo preguntas específicas a diferentes miembros de la iglesia. Se dejó abierto para que el encuestado colocara otras razones por las cuales participa o no. En el formato se informa al participante que la encuesta se elaboró como parte de un estudio que se está realizando sobre la participación en el evangelismo personal en la iglesia Central de Cárdenas. Se agrega también que no es necesario el nombre del encuestado y que la información proporcionada será confidencial y usada sólo para fines de la investigación. Después de estos datos se solicitan cuatro datos generales que se consideran básicos e importantes; la edad, que se dividió en tres grupos, adolescentes (12-15 años), jóvenes (13-16 años) y adultos (31 años en adelante), el sexo, si se tiene cargo en la iglesia y cuánto tiempo lleva de ser bautizado. Después de la información general se presentan la pregunta clave de la encuesta:

318

Ibíd.


252

¿Participa en el evangelismo personal? Para quienes respondan que no hay diez razones por las cuales no lo hace para que el sujeto escoja las cinco principales que explican su negativa. Estas razones fueron seleccionadas por el investigador como las razones que generalmente presentan los miembros que no participar en la testificación y el evangelismo personal. También se le da la oportunidad que escriba otras razones que no aparecen. Si contestó que sí participa de igual manera se diez posibles razones para escoger las cinco principales. Estas razones son las que con mayor frecuencia presentan los que sí participan en la testificación y el evangelismo personal. Al final el encuestado puede escribir otras razones que no aparezcan entre las opciones.

Aplicación Se reprodujeron en total cien encuestas. Se solicitó al pastor de la iglesia permiso para aplicarlas en el intervalo de tiempo que hay entre la Escuela Sabática y el Culto Divino; es decir, en el periodo de tiempo de 10:30 a 11:00 a.m. En ese momento se encontraban reunidos en el templo los adultos y los jóvenes. Debido a que el plan era que también participaran los adolescentes se envió a una persona para que lo aplicara también entre el grupo de adolescentes que estaba reunido en otro salón. Se explicó la finalidad de la encuesta y se pidió que en el grupo de voluntarios participantes deberían de estar hombres y mujeres, jóvenes y adultos, miembros de experiencia y miembros nuevos, dirigentes y no dirigentes; de esta forma se buscó que el grupo fuera lo mas heterogéneo posible. A continuación se entregaron las encuestas a los que expresaron su deseo de responderla y el responsable fue guiando al grupo en cada parte de la encuesta para que nadie se confundiera. Al devolverlas ya contestadas, el responsable se cercioró de que cada una estuviera contestada de manera completa.


253

Al grupo de adolescentes se le especificó también la finalidad de la encuesta y se explicó que los voluntarios participantes debían ser miembros bautizados, hombres o mujeres, buscando de la misma forma un grupo heterogéneo. Se guió al grupo de igual manera para que llenaran correctamente la encuesta. Cuando la entregaron se revisó que estuviera completa. Fueron en total setenta y uno voluntarios que participaron llenando la encuesta.

Resultados

Después de la aplicación se elaboró una base de datos y se hizo uso del programa SPSS, con el que se obtuvo una descripción amplia de la información conseguida en la encuesta aplicada. Esta sección describe y analiza los datos y las respuestas que las personas encuestadas aportaron, mismos que contribuyen a conocer las causas por las cuales participan y las razones por las que no participan en el evangelismo personal. La encuesta se aplicó a setenta y un miembros de la iglesia Central de Cárdenas, Tabasco. Características generales de los participantes A los participantes se les agrupó según los datos generales: Edad, género, si tienen cargo en la iglesia y tiempo de ser miembros. Los setenta y un participantes quedaron agrupados así: 14.1 por ciento adolescentes, 31 por ciento jóvenes y el 54.9 por ciento adultos. Respecto al género 39.4 por ciento eran hombres y el 54.9 por ciento mujeres. Los participantes que tenían cargo en la iglesia fueron 22.5 por ciento y el 77.5 por ciento no lo tenían. En relación con el tiempo de bautizados, 18.3 por ciento tenía de 0 a 2 años, el 19.7 por ciento tenía de 3 a 5 años, el 35.2 por ciento tenía de 6 a 15 años, el 21.1 por ciento tenía de 16 a 30 años y el 5.6 por ciento tenía 31 años o más de haber sido bautizado en la iglesia adventista. Grupos de edades


254

Cómo se puede apreciar en la Tabla 1, del grupo de adolescente participaron diez personas, del grupo de los jóvenes fueron veintidós los participantes y del grupo de adultos contestaron la encuesta treinta y nueve personas, haciendo un total de setenta y un miembros. De los diez adolescentes que contestaron la encuesta, dos participan en la enseñanza bíblica personal y ocho no, lo cual quiere decir que sólo el 20 por ciento de los adolescentes participa. De los veintidós jóvenes sólo el 13.6 por ciento participa. En lo que respecta a los adultos, de los treinta y nueve que respondieron la encuesta el 61.5 por ciento participa. Así que de manera general, de los setenta y uno encuestados el 40.8 por ciento participa y el 59.2 por ciento no participa.

TABLA 1 LA PARTICIPACIÓN POR EDADES ¿Participa en la enseñanza bíblica personal? Edad

No

Total

12-15 años, adolescente

2

8

10

16-30 años, joven

3

19

22

31 en adelante, adultos

24

15

39

Total

29

42

71

Todo esto nos revela que quienes participan mayormente en el evangelismo personal son los adultos, luego en grado menor los adolescentes, mientras que los jóvenes son los que menos participan. La participación de hombres y mujeres


255

De los setenta y un participantes, veintiocho fueron hombres y cuarenta y tres mujeres. Del total de los hombres doce participan en el evangelismo personal y dieciséis no, lo cual nos dice que el 42.8 por ciento de los hombres participa. En lo que corresponde a las mujeres, de las cuarenta y tres que contestaron la encuesta diecisiete participan y veintiséis no participan, entonces el 39.5 por ciento de las mujeres participa. Esto revela que en esta iglesia participan más los hombres en el evangelismo personal que las mujeres, aunque la diferencia es sólo de 3.5 por ciento.

Participación de los dirigentes y los no dirigentes De todos los encuestados dieciséis eran dirigentes de la iglesia y cincuenta y cinco no. De los dieciséis dirigentes diez participan en evangelismo personal y seis no, por lo tanto el 62.5 por ciento de los dirigentes participan. De los cincuenta y cinco no dirigentes, diecinueve participan y treinta y seis no, entonces el 52.72 por ciento de los no dirigentes participan. Esto nos muestra que los dirigentes participan más en el evangelismo personal que los no dirigentes. La participación y la antigüedad dentro de la iglesia El tiempo que los participantes tienen de ser miembros de la iglesia se clasificó en cinco grupos: De 0 a 2 años, de 3 a 5 años, de 6 a 15 años, de 16 a 30 años y de 31 años en adelante. En la Tabla 2 se puede apreciar la participación de acuerdo con el tiempo de bautizados. De 0 a 2 años contestaron la encuesta trece, de los cuales cinco participan y ocho no participan, el 61.5 por ciento de este grupo participa. En el grupo de 3 a 5 años en la iglesia contestaron catorce de los cuales los catorce no participan. Continuando con el grupo de 6 a 15 años contestaron veinticinco, de los cuales doce no participan y trece si, el 52 por ciento participa. Del grupo de 16 a 30 años contestaron quince, de los cuales nueve participan y seis no, el 60 por ciento participa. Finalmente en el grupo de treinta y uno años en adelante contestaron cuatro, de los cuales tres participan y uno no, el 75 por ciento participan. En general el promedio de participación de los cinco grupos


256

es del 59 por ciento y los que menos participan son los tienen de 3 a 5 años de ser miembros de la iglesia.

TABLA 2 LA PARTICIPACIÓN POR TIEMPO DE BAUTIZADOS ¿Participa en la enseñanza bíblica personal? Tiempo de bautizado

No

Total

0 a 2 años

5

8

13

3 a 5 años

0

14

14

6 a 15 años

12

13

25

16 a 30 años

9

6

15

31 en adelante

3

1

4

TOTAL

29

42

71

Razones por las cuales no participan La encuesta presentaba diez posibles razones por las cuales no participan de la enseñanza bíblica personal: Por temor, por estar muy ocupados, porque consideran que es trabajo del pastor, por falta de conocimiento bíblico, por haber tenido una mala experiencia al hacerlo, por falta de entrenamiento, por no haber motivación, porque no le gusta, por falta de un programa evangelístico y porque considera que no es necesario hacerlo. Cada participante escogió las cinco razones principales por las cuales no participan, colocando el número 1 en la razón principal, el 2


257

a la razón que le siguiera en importancia y así sucesivamente. Los resultados que se dieron a la pregunta ¿Por qué no participan? se presentan en la Tabla 3.

TABLA 3 RAZONES POR LAS CUALES NO PARTICIPAN Razones

Número

Por temor

31

16.1

22.6

19.4

19.4

22.6

Está muy ocupado

16

18.8

18.8

6.3

31.3

25.0

Es para el pastor

4

25.0

50.0

25.0

Falta conocimiento

40

50.0

15.0

15.0

12.5

7.5

Por malas experiencias

8

25.0

62.5

Falta de entrenamiento

38

7.9

44.7

13.2

28.9

5.3

Falta de motivación

32

15.6

9.4

31.3

21.9

21.9

No le gusta hacerlo

11

27.3

Falta plan evangelístico

22

4.5

Cree no es necesario

2

12.5

36.4 9.1

36.4

31.8

18.2

50.0

50.0

36.4

Las principales razones Al analizar las razones por las cuales no participan, sobresalen cinco razones que fueron las respuestas más elegidas por los encuestados. En la Figura 1 se aprecia que la razón principal es falta de conocimiento bíblico, pues cuarenta personas la señalaron, veinte de ellas colocándola


258

como la razón número 1, seis como razón número 2, seis como número 3, cinco como número 4 y tres como razón 5. Una segunda razón que también fue prioritaria fue falta de entrenamiento. En esta respuesta de treinta y ocho que eligieron tres la colocaron como razón número 1 diecisiete la colocaron como la segunda razón principal, cinco como tercera razón, once como la cuarta y dos como quinta razón.

45 40 35 30

Falta de conocimiento

25

Falta de entrenamiento

20

Falta de motivación

15

Por temor Falta un plan evangelístico

10 5 0

Figura. 1 Principales razones por las que no participan

La tercera razón que se destaca también es la de no hacerlo por Falta de motivación. De treinta y dos personas que eligieron esta respuesta cinco la colocaron como la razón número 1, tres como la razón 2, diez la colocaron como la tercera razón principal, siete como la cuarta razón, y siete como la quinta.


259

La cuarta razón que llama la atención es por temor. De treinta y una personas que eligieron esta respuesta, cinco la colocaron como la número 1, siete como la número 2; seis como la número 3; seis como la número 4 y siete como la número 5. La quinta razón en importancia es falta de un plan evangelístico: De veintidós encuestados que eligieron esta respuesta, uno la puso como razón número 1; dos como razón número 2; siete como razón 3; cuatro como razón 4 y ocho como razón 5. Este estudio revela entonces que las razones principales por las cuales los miembros de la iglesia Central de Cárdenas no participan en el evangelismo personal son: Falta de conocimiento bíblico, falta de entrenamiento, falta de motivación, temor y no tener un plan evangelístico. Otras razones que los miembros aportaron Es importante puntualizar que se dio oportunidad para que además de las diez razones de la encuesta los encuestados escribieran otras que no estaban. Las siguientes son las razones que escribieron: Falta de apoyo de su cónyuge, pérdida de su relación con Dios, porque no lo toman en cuenta, porque su cónyuge no es de la iglesia, falta de experiencia, falta de adaptación después de haber estado viviendo mucho tiempo en otro lugar, por falta de material didáctico y porque no sabe leer bien. Estas razones son muy particulares y no afectan a más de una de las personas encuestadas. Por esa razón se puede considerar que no pueden ser catalogadas como razones generales o principales para que los miembros no participen en el evangelismo personal en esta iglesia. Razones por las cuales los miembros participan La encuesta presentó diez posibles razones por las cuales los miembros sí participan en la enseñanza bíblica personal: Porque sienten que es su responsabilidad hacerlo, la iglesia lo anima,


260

sienten gozo al dar a conocer a otros el evangelio, al hacerlo han tenido éxito, Dios los usa de esa manera, así se sienten realizados, es una orden divina, han sido entrenados para hacerlo, se los han pedido y la iglesia tiene un plan de trabajo bien definido. Cada participante escogió las cinco razones principales por las cuales participa, colocando el número 1 a la razón principal, el 2 a la razón que le siguiera en importancia y así sucesivamente. Los resultados a la pregunta ¿Por qué sí participa en el evangelismo personal? se pueden observan en Tabla 4. TABLA 4 RAZONES POR LAS CUALES PARTICIPAN Razones

Número

Es su responsabilidad

23

17.4

34.8

17.4

8.7

21.7

Porque se le anima

18

38.9

5.6

22.2

33.3

Porque se goza

28

21.4

35.7

25.0

14.3

3.6

Porque ha tenido éxito

9

44.4

22.2

22.2

11.1

Se siente que Dios lo usa

25

8.0

48.0

32.0

8

10.0

20.0

20.0

50.0

17.9

10.7

25.0

3.6

4.0

Porque se siente realizado Es una orden divina

28

Se le ha entrenado

2

Se lo han pedido

6

Hay un plan definido

6

42.9

50.0 16.7

50.0 16.7

66.7

16.7

83.3

Principales razones por las cuales participan Las cinco razones principales que los miembros de la iglesia Central de Cárdenas usaron para participar en la enseñanza bíblica personal son: Es una orden divina, produce gozo hacerlo,


261

sienten que Dios los usa, es su responsabilidad y los animan a hacerlo. De acuerdo con la Figura 2, la razón principal por la cual lo hacen es porque es una orden divina. De veintiocho personas que optaron por esta respuesta, doce la eligieron como razón número 1, cinco como razón número 2, tres como razón número 3, siete como razón número 4 y uno como razón número 5. Por medio de esta razón principal que los miembros escogieron para participar en el evangelismo personal se puede apreciar claramente que los miembros de la iglesia tienen un sentido de obediencia y respecto hacia las órdenes divinas y particularmente en la orden de ir y predicar el evangelio a todo el mundo.

30 25 20

Es una orden divina Se goza en hacerlo Siente que Dios le usa Es su responsabilidad

15

Porque se les anima

10 5 0

Figura 2. Principales razones por las que participan

La segunda razón principal por la cual hacen esta labor es porque sienten gozo en que alguien más conozca el evangelio. De veintiocho personas que escogieron esta razón, seis la


262

colocaron como razón número 1, diez como número 2, siete como la número 3, cuatro como la número 4 y uno como razón número 5. La tercera razón escogida para participar es porque sienten que Dios los usa. De veinticinco personas que eligieron esta respuesta, una la colocó como primera razón, dos como la segunda razón, doce como la tercera, ocho como la cuarta y dos como la quinta razón. Una cuarta razón importante que escogieron para participar en el evangelismo personal es porque sienten que es su responsabilidad. De veintitrés personas que señalaron esta razón cuatro la colocaron como primera, ocho como segunda, cuatro como tercera, dos como cuarta y cinco como quinta razón. La quinta razón más recurrente fue porque se les anima a hacerlo. De dieciocho que la eligieron, siete la colocaron como primera razón, una como tercera, cuatro como cuarta y seis como quinta razón. Otras razones por las cuales los miembros participan Se dio oportunidad para que, además de las diez razones que se colocaron en la encuesta, agregaran otras que no estaban y los encuestados mencionaron las siguientes razones adicionales: Dios lo sacó de las tinieblas y ahora desea ser luz para otros, siente que hacer esta labor le ayuda a él mismo ya que le permite crecer espiritualmente, le gusta dedicar tiempo para la obra de Dios, le gusta servir a Dios, gratitud a Dios y desea cumplir la misión que Dios nos ha encomendado. La mayor parte de estas razones adicionales se relacionan con el servicio y la gratitud, pero fueron únicas ya que no se repitieron en más de una persona. La encuesta revela entonces que cuando los miembros están dispuestos a obedecer a Dios, cuando prueban el gozo de evangelizar de manera personal al prójimo, cuando sienten que


263

Dios los usa, cuando son conscientes de su responsabilidad hacia Dios y hacia sus semejantes y cuando son motivados participan de manera voluntaria y alegre en esta actividad. Esto muestra que se necesita instruir, motivar y concientizar a los miembros. Así habrá una mayor participación en la enseñanza bíblica personal. El seminario propuesto en este documento busca satisfacer precisamente estas necesidades.


264

CAPÍTULO V SEMINARIO DE EVANGELISMO PERSONAL

El seminario de evangelismo personal ha sido desarrollado porque “la iglesia de Cristo está organizada para servir”319. Se reconoce que, efectivamente, muchos miembros de la iglesia desean estar involucrados pero no saben cómo hacerlo, y muchos de ellos desean ser entrenados. Se niega la teoría de que las mentes de los hombres y mujeres en el mundo de hoy en día están tan endurecidas que simplemente no pueden ser alcanzadas por el evangelio. Cientos de personas en la comunidad están listas a recibir la proclamación del evangelio. Por esa razón, después del estudio realizado con los miembros, se propone este seminario como una estrategia para ayudar a mejorar la práctica del evangelismo personal por los miembros de iglesia. El propósito del seminario Este seminario ha sido preparado con la idea de fortalecer el área de evangelismo personal en la iglesia Central de Cárdenas Tabasco. Este recurso tiene el fin de que la iglesia esté debidamente capacitada para llevar a cabo la misión de manera mas completa. También se

319

Elena G. de White, Ministerio de curación (Buenos Aires, Argentina: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1976), 107.


265

elaboró este curso para que pueda ser usado en otras iglesias donde exista una necesidad semejante. Objetivos El primer objetivo de este seminario es lograr mayor participación de miembros para que se involucren como instructores bíblicos voluntarios. Su segundo objetivo es capacitar 45 parejas como instructoras bíblicas voluntarias. Y un tercer objetivo es que cada pareja de instructores bíblicos atienda un mínimo de dos personas con estudios bíblicos, haciendo un total de 90 personas que serán evangelizadas. Organización del seminario Primero se aplica una encuesta sobre la participación en evangelismo personal en la iglesia. Después de la encuesta se hace una base de datos y se analizan los resultados. Una vez que se tienen los resultados, éstos se comentan con el pastor y con la junta directiva de la iglesia y enseguida con la iglesia en general, haciendo notar la necesidad de un plan especial para fortalecer este aspecto de la iglesia. El pastor de la iglesia presenta a la junta directiva el plan de tener un seminario en la iglesia, que tiene el propósito de fortalecer el área de evangelismo personal. El pastor resaltará la necesidad y los beneficios del seminario. Una vez que la junta directiva lo acepte, se presenta el plan al pleno de la iglesia mostrando también la gran necesidad de tener un seminario como éste y sus grandes beneficios. Durante un mes se promoverá cada sábado. La promoción es hecha por el pastor, el primer anciano y el director de Ministerios Personales de la iglesia. Además se envían invitaciones a todos los miembros de iglesia invitándolos a que se inscriban en el seminario. Se espera que en él participen adolescentes, jóvenes y adultos. Las personas que se involucren deben tener el deseo de servir, estar conscientes de que hay muchas personas en la


266

comunidad que están dispuestas a recibir el conocimiento salvador de Cristo y tener un profundo deseo de ganar almas. Participarán dos tipos de miembros: Los experimentados, que ya tienen cierto conocimiento en el evangelismo personal, y los que no tienen experiencia, pero que tienen el deseo de aprender y llevar personas a Cristo. El curso será teórico y práctico. Se formarán parejas, integradas por un miembro con experiencia en el evangelismo personal y otro que no tenga. Durante el desarrollo del programa cada pareja debe conseguir un mínimo de dos personas para darles estudios bíblicos. El instructor de experiencia debe enseñar en el terreno de los hechos a su compañero nuevo. En la junta directiva se definen las fechas y los horarios de las sesiones para el seminario y se busca un lugar adecuado para su realización; que puede ser el templo, un departamento amplio de la iglesia u otro lugar apropiado. Por otra parte, el departamento de Ministerios Personales preparará un pequeño refrigerio para cada sesión de tal forma que las reuniones estén llenas de confraternidad y compañerismo.

Programa del seminario El programa del seminario consiste en tres sesiones. Las dos primeras de tres horas y la última sesión de cuatro horas. Cada sesión incluye apertura y bienvenida, himno tema, primera lección, receso o técnica grupal, segunda lección, receso o técnica grupal, tercer lección receso o técnica grupal, himno tema, indicación y oración final. En la primera sesión se utiliza un tiempo para presentar los objetivos y explicar en que consistirá el seminario, tanto en el aspecto teórico como el práctico. En la primera lección, se presenta lo que es un instructor bíblico voluntario, cualidades que debe tener y diferentes promesas de habilitación que puede reclamar de Dios.


267

La segunda lección presenta una definición del estudio bíblico, su origen y el ministerio de los instructores bíblicos voluntarios. En la tercera lección se presentan y se analizan las partes principales de un estudio bíblico. En la cuarta lección se muestra en forma panorámica el desarrollo de un estudio bíblico con su respectivo estudiante. En la quinta lección se enseña el uso de las ilustraciones en los estudios bíblicos, fuentes proveedoras de las mismas, los diferentes medios ilustrativos y cómo usarlos con efectividad. La sexta lección señala tres factores básicos para tomar decisiones, define lo que es una decisión, trata los factores positivos que influyen para tomarla, también señala las decisiones progresivas que deben tomar los estudiantes para llevarlos a un compromiso mayor y finalmente menciona siete principios para tomar buenas decisiones. En la lección siete se presenta cómo hacer frente a ciertas objeciones que las personas pueden poner ante las decisiones importantes que deben tomar. En la lección ocho se analiza un importante obstáculo para el evangelismo personal, el temor, y cómo vencerlo. En la lección nueve se hace un repaso de las principales doctrinas de la iglesia, con el propósito de amplificar el conocimiento de ellas de tal manera que sean posteriormente compartidas. Todas estas lecciones son para facilitar la participación en el evangelismo personal; además tienen el propósito de vencer los obstáculos que impiden llevarla a cabo: Falta de conocimiento, falta de adiestramiento, falta de motivación, el temor y falta de un plan evangelístico definido.

Recursos y materiales para el seminario En este seminario se hará uso de dos clases de materiales, unos para el instructor y otros para los participantes. El material didáctico para el expositor será una copia del sílabo con las lecciones para cada sesión, un cd con las presentaciones o transparencias para ayudarse en la exposición de los temas, una computadora, un videoproyector, pizarrón y plumones para pizarrón.


268

El material para los participantes consistirá en un manual de las lecciones para seguir detalladamente el seminario, hojas blancas, lápices o plumas y un curso bíblico. Ese curso bíblico será uno de los tradicionales con los que la iglesia cuenta. La implementación piloto del seminario Una vez que está planificado y organizado el seminario y se han preparado los recursos y materiales que se utilizarán llega el momento de la implementación. Reclutamiento Las inscripciones o reclutamiento para el seminario se realizaron un sábado a la hora del culto divino. Se predicó un sermón sobre el privilegio que tenemos de ser embajadores del reino de Dios. Al final del mensaje, se hizo la invitación para que se acercaran al estrado todos los que desearan colaborar con Dios en la predicación del evangelio por medio del evangelismo personal y que también querían participar del seminario que se presentaría en fechas próximas. Se indicó que al venir al frente escogieran a su pareja con la cual asistirían y posteriormente participarían dando estudios bíblicos. Las parejas deberían formarse con uno de mayor experiencia y uno de menor experiencia. Se inscribieron en total 90 personas, la mayor parte adultos, luego adolescentes y en menor número jóvenes. Muchas parejas se formaron entre cónyuges y otras entre padres e hijos. Se recomendó que si no eran familiares no formaran una pareja mixta. En los sábados siguientes los dirigentes de la iglesia continuaron invitando para que los que no se habían inscrito lo hicieran, aunque no hubo un aumento significativo en la inscripción. En total quedaron inscritas 94 personas en 47 parejas. Se envió a cada participante una carta personal felicitándolo por su decisión y mencionándole las fechas y los horarios de los seminarios.


269

Inicio del seminario El viernes 1 de junio de 2007 se inició la primera sesión a las seis de la tarde y se concluyó a las nueve de la noche. La asistencia fue de noventa personas. Se entregaron los manuales a los participantes, se presentó en primer lugar el plan en detalles y se tuvieron las tres primeras lecciones. Se manejaron dos técnicas grupales en las primeras dos lecciones y hubo constantes intervenciones de los participantes; las clases fueron un diálogo ameno siempre dirigido por el expositor.

Continuación del seminario La segunda reunión se celebró el domingo 3 de junio. Se comenzó a las cinco de la tarde y se concluyó a las nueve de la noche. La asistencia fue de ochenta y cinco personas. Se hizo una breve recapitulación de las lecciones anteriores y se presentaron las siguientes tres lecciones. En la lección de la presentación del estudio bíblico se realizó una técnica grupal donde el participante de experiencia hizo primero un contacto amistoso y la introducción de un estudio bíblico al de no experiencia y viceversa. Se habló de cómo animar el estudio bíblico por medio de las ilustraciones y cómo obtener decisiones. La última reunión se realizó el viernes 8 de junio. Inició a las cuatro de la tarde y concluyó a las ocho de la noche. La asistencia fue de setenta y cinco personas. Quizás la hora del inicio fue un poco difícil. Se presentaron los últimos tres seminarios: Cómo responder a objeciones específicas que las personas pueden presentar, cómo vencer el temor para participar en el evangelismo personal y repaso de las principales doctrinas de la iglesia. En esta última sesión se preguntó quiénes ya tenían personas no adventistas interesadas en estudiar la Biblia con ellos; treinta parejas respondieron que tenían. Se esperaba que en el transcurso del mes el total de las parejas encontraran intereses y comenzaran a estudiar con ellos.


270

100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 0

Antes del proyecto Después del proyecto

COMPARATIVO DE PARTICIPACION

Evaluación de los resultados Después de la implementación se presenta un resumen de lo logrado, lo que no se pudo lograr y las recomendaciones y sugerencias para otro seminario con mejores resultados. Logros Se logró captar el interés de dirigentes y miembros regulares en el evangelismo personal, área que estaba un poco olvidada y desatendida. Antes del seminario sólo había 25 personas participando en el evangelismo personal y después participaban 85. La figura 3 lo muestra de manera gráfica el avance. Se logró mantener a 85 por ciento de los inscritos en todo el seminario y se logró captar a toda clase de personas, especialmente adolescentes que nunca habían recibido una capacitación como ésta y nunca habían participado de la evangelización personal. Se logró tener una iglesia mejor capacitada y más motivada para la evangelización personal y una iglesia trabajando con un mayor número de intereses. El resultado en la participación entre Adolescentes, Jóvenes y Adultos se presenta en la figura 4.

Figura 3. Avance en la participación en el evangelismo personal


271

Figura 4. Comparativo de participación por edades antes y después

Cambios y dificultades Es importante elaborar una estrategia especial para captar el interés de los jóvenes; debe recordarse que fueron los que menos participaron en el seminario. Otra dificultad que se tuvo es que la iglesia tiene múltiples actividades que en cierta medida le dejan poco tiempo para la capacitación y la evangelización.

70 60 50 40

Adolescentes Jóvenes

30

Adultos

20 10 0 Antes del seminario

Después del seminario

Recomendaciones y sugerencias Una recomendación es dar todos los pasos sugeridos y con sus tiempos necesarios para que la iglesia pueda recibirlo de la mejor manera. Y también hacer una fuerte promoción acompañada de un reclutamiento personal para que todos los miembros tengan la oportunidad de decidir participar.


272

Se recomienda que se planifique con mucha anticipación, para que así se puedan manejar días y horarios más funcionales para los seminarios. Los sábados pueden ser los días con menor problema para alcanzar una mayor participación. Se sugiere que se defina un periodo de seis meses para poder llevar a cabo el plan desde sus inicios hasta que se pueda hacer una evaluación completa del mismo. A la vez se propone que se elabore un formato de evaluación donde cada participante tenga la oportunidad de hacer una evaluación personal del curso, aportando algunas ideas que pudieran implementarse para hacerlas llegar al expositor.


273

CAPÍTULO VI

RESUMEN, CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Este capítulo presenta un breve resumen, las conclusiones a las que se llegó en esta investigación y algunas recomendaciones que se deben tomar en cuenta para que el evangelismo personal puedan realizarlo un mayor número de personas y con mayor efectividad. Resumen La Biblia muestra que tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento se llevó a cabo evangelismo personal. En el Antiguo Testamento Dios, los patriarcas, Moisés, los sacerdotes, Daniel, los profetas y los sabios participaron en ella. El Nuevo Testamento nos presenta a Jesús como un maestro e instructor bíblico por excelencia, utilizando una buena parte de su ministerio para evangelizar de manera personal a diversos personajes y dejando dentro de la gran comisión el mandato de seguir enseñando de manera personalizada. También los escritos de Elena G. de White se refieren constantemente al evangelismo personal. Ella resalta que esta labor es más importante que el sermoneo y exhorta a que participen hombres, mujeres, empleados de la iglesia y los jóvenes. Los resultados serán magníficos tanto para los que lo reciban como para los que los impartan. La literatura muestra que este tipo de enseñanza no debe ser un monólogo sino un diálogo dinámico acompañado de análisis y reflexión donde la persona descubra y acepte las verdades de la Palabra de Dios y sienta la necesidad de Jesús y lo acepte como su salvador. Pero esta enseñanza debe ser acompañada de amor y del poder del Espíritu Santo, teniendo un blanco bien definido y haciendo uso de las leyes de la enseñanza para su mayor efectividad. Es necesario destacar el testimonio del instructor con el cual enseña, muchas veces más que con su voz. Al realizar el evangelismo personal es importante buscar el método adecuado para la persona y para las circunstancias. En ocasiones la combinación de varios métodos es necesaria. Debe llevarse a la persona por los diferentes niveles del conocimiento: El informativo, el formativo y el transformador. Esto nos indica que la persona no sólo debe ser informada sino llevada a la acción, a tomar una decisión que produzca un cambio en su vida. Es entonces básico conocer los factores y principios que llevan a las personas a una decisión. El instrumento utilizado en esta investigación ayudó a descubrir que las principales razones de la poca participación en el evangelismo personal fueron la falta de


274

conocimiento bíblico, la falta de entrenamiento, la falta de motivación, el temor y la falta de un plan definido. Por otra parte, también se descubrió que los que participan en esta tarea lo hacen porque es una orden divina, sienten gozo al hacerlo, sienten que Dios los usa, sienten que es su responsabilidad como cristianos y los animan a hacerlo. Esta investigación propone un seminario de evangelismo personal. Es un seminario teórico y práctico que forma parejas constituidas por un elemento de experiencia con otro de menor experiencia. Se espera con este seminario capacitar a los miembros de iglesia para que participe un mayor número y al mismo tiempo para que evangelicen con mayor efectividad.

Conclusiones El evangelismo personal es una magnífica forma de cumplir la misión porque ayuda a superar muchas barreras que otras formas de evangelismo presentan. Esta labor tiene un sentido de urgencia. La brevedad de la vida y los problemas y angustias de este mundo confirman ese sentido de urgencia. Este tipo de evangelismo es esencial para el éxito de otras formas de evangelismo, como el evangelismo público. Hay muchos de miembros de iglesia que están dispuestos a involucrarse en el evangelismo personal; sólo necesitan que se les enseñe cómo hacerlo y se les motive. La iglesia tiene un gran potencial en sus empleados, hombres, mujeres y jóvenes. La labor del Espíritu Santo en esta actividad es básica, porque sólo él es el que convence a las persona. Por eso debe ser buscada su ayuda con determinación. Se necesita una buena preparación para quienes realicen esta obra. En muchas ocasiones no se llega al final o se no alcanza el objetivo por la fallas en el proceso y en los métodos. Finalmente las personas son tan valiosas que se necesita buscarlas y alcanzarlas de manera personal con el evangelio. Recomendaciones La iglesia debe dedicar más tiempo y mayores recursos para la capacitación y la planificación del evangelismo personal de los miembros. Es importante organizar esta forma de evangelismo y darle los tiempos necesarios. Es básico que los pastores por precepto y ejemplo fomenten esta manera de evangelizar, ya que forma parte de la gran comisión y traerá buenos resultados.


275

Se recomienda aceptar el seminario, que surgiรณ como consecuencia de esta investigaciรณn, como una herramienta de capacitaciรณn, que se utilice para entrenar a toda persona que desee participar en el evangelismo personal y que sirva como un programa constante de capacitaciรณn para mantener siempre constante la evangelizaciรณn personal.


276

APÉNDICE A

FORMULARIOS DE EVALUACIÓN


ENCUESTA

Estimado hermano, estamos haciendo un estudio sobre la participación en el evangelismo personal en la iglesia Central de Cárdenas, Tabasco. Lo invitamos a que nos ayude contestando esta encuesta. Usted no tiene que dar su nombre, pues la información proporcionada es confidencial y sólo será usada para estos fines.

Edad

12-15 (adolescentes) ( )

Sexo

16-30 (jóvenes) ( ) 31 en adelante (adultos) ( )

Masculino

¿Tiene cargo en la Iglesia?

( )

Sí ( )

Femenino ( )

No ( )

¿Cuánto tiempo tiene de ser bautizado?____________________________

I. ¿Participa en la evangelismo personal?

Sí ( ) No ( )

II. Si contesto con un no a la pregunta, identifique en orden de importancia las cinco principales razones, según su experiencia personal, por las que no participa en la enseñanza evangelística bíblica. Colocando el número 1 en el de mayor importancia y así sucesivamente.

____ Por temor ____ Porque estoy muy ocupado ____ Porque considero que eso es trabajo del pastor ____ Porque no me siento con suficiente conocimiento bíblico para hacerlo ____ Porque he tenido malas experiencias al hacerlo ____ Porque me falta entrenamiento para hacerlo ____ Porque no he recibido motivación para hacerlo

139


140 ____ Porque no me gusta hacerlo ____ Por falta de un programa de evangelización ____ Porque considero que no es necesario hacerlo

Anote otras razones

III.

Si contesto con un sí a la pregunta, identifique en orden de importancia las cinco principales razones, según su experiencia personal, por las que participa en el evangelismo personal. Colocando el número 1 en el de mayor importancia y así sucesivamente.

____ Porque siento que es mi responsabilidad hacerlo ____ Porque en la iglesia se nos anima a hacerlo ____ Porque me gozo en contribuir a que alguien conozca el evangelio ____ Porque al hacerlo he tenido mucho éxito ____ Porque siento que Dios me usa de esa manera ____ Porque de esa manera me siento realizado ____ Porque es una orden divina ____ Porque he sido entrenado para hacerlo ____ Porque me lo han pedido ____ Porque hay un plan de trabajo bien definido


141

Anote otras razones ______________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________________ ___________________________________________________________________________

. 隆Gracias por su colaboraci贸n!


142 FORMA DE EVALUACION PREVIA POSTERIOR

Este cuestionario se aplica a fin de evaluar su avance en la comprensión de los conceptos que tratamos durante el programa

Nombre______________________________________ Fecha____________________

1.

¿En qué consiste el evangelismo personal? _______________________________________________________________________

2. ¿Cómo se le llama al que realiza la evangelismo personal? ____________________________________________________________________

3.

¿Cuáles considera usted que son las característica de un instructor bíblico? __________________________________ ______________________________

__________________________________ ______________________________

__________________________________ ______________________________

4.

¿Qué debe conocer un instructor bíblico? ________________________________________________________________ .

5.

¿Qué es un estudio bíblico?


143

__________________________________________________________________

6. ¿Cuál debe ser el propósito principal al dar estudios bíblicos? __________________________________________________________________

7. ¿Cuáles son las partes de un estudio bíblico? _____________________________________________________________________

8. ¿Cómo puede iluminar mejor su estudio bíblico? __________________________________________________________________

9.

¿Cuáles son los dos factores principales que interviene en la decisión de la persona? ___________________________________________________________________

10. ¿Cuál es la doctrina que mejor puede explicar a un inconverso? ___________________________________________________________________

11. ¿En qué medida considera que este programa ha mejorado su vida espiritual? Nada

___


144 Poco

___

Significativamente

___

Mucho

___

12. En la escala del 1 al 10, ¿cómo evalúa la utilidad de este programa para motivar a la iglesia al evangelismo personal? ______________.

13. ¿Considera que este programa ha aumentado su deseo de participar en el evangelismo personal? Nada

___

Poco

___

Significativamente

___

Mucho

___

14. ¿Qué plan tiene en cuanto a su actividad en el evangelismo personal ahora que ha participado en este programa? __________________________________________________________________.

15. ¿En qué medida le gustaría animar a otros miembros de iglesia para que participen en el evangelismo personal? Nada

___

Poco

___

Significativamente

___

Mucha

___

¿Qué sugerencias haría para mejorar el programa en futuras presentaciones?


145


146

APÉNDICE B

FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN


141 FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN

Nombre______________________________________________________________. Iglesia_______________________________________________________________.

Nombre de su pastor ___________________________________________________.

Por favor responda a las siguientes preguntas:

1. ¿Quién lo invitó a este seminario? _______________________________________________________.

2. ¿Por qué desea tomar este seminario? ______________________________________________________________ .

______________________________________________________________.

3. ¿Qué espera aprender en este seminario? _____________________________________________________________.

_____________________________________________________________.

4. ¿Cómo piensa aplicar lo que aprenda en este seminario?

141


142

_____________________________________________________________.

_____________________________________________________________.

5. Coloque su firma en la parte inferior de esta hoja si se compromete a asistir a todas las sesiones.

____________________________________________________.

Fecha_______________________________________________.


143

APÉNDICE C

BOSQUEJOS DEL SEMINARIO


144

SESIÓN 1

EL INSTRUCTOR BÍBLICO Y EL ESTUDIO BÍBLICO

Objetivos

1. Que los asistentes comprendan lo que es un Instructor Bíblico Voluntario, cualidades que debe tener y diferentes promesas de habilitación que puede reclamar de Dios. 2. Que los asistentes conozcan la definición del estudio bíblico, su origen, el ministerio de los Instructores Bíblicos Voluntarios y acepten el desafío que Dios hace al Instructor Bíblico Voluntario. 3. Que los asistentes perciban las partes principales de un estudio bíblico. Tiempo de duración Dos horas con treinta minutos Material para los asistentes Manual del alumno Lápices o plumas Material didáctico Pizarrón Plumones para pizarrón


145 Videoproyector Computadora Señalador laser Extensión para conectar la computadora y el videoproyector Pantalla para proyectar Contenido de la sesión Actividades

Tiempo asignado en minutos

Bienvenida y oración

4

Descripción del seminario

15

Objetivos del seminario Prepárese para ser un instructor bíblico voluntario

5 35

Canto tema

3

El método del estudio bíblico

35

Dinámica: Lluvia de ideas. Partes de un estudio bíblico

10

La estructura del estudio bíblico

35

Canto tema

3

Indicaciones finales y despedida

5 Total

150


146

SESIÓN 2 LA PRESENTACIÓN DEL ESTUDIO BÍBLICO Y LA OBTENCIÓN DE DECISIONES Objetivos: 1. Que los asistentes comprendan como se desarrolla un estudio bíblico 2. Que los asistentes comprendan la importancia de las ilustraciones en el estudio bíblico. 3. Que los asistentes perciban los factores y los elementos que intervienen en una decisión. Tiempo de duración Dos horas con treinta minutos Material para los asistentes Manual del alumno Lápices o plumas Material didáctico Pizarrón Plumones para pizarrón Videoproyector Computadora Señalador laser Extensión para conecta la computadora y el videoproyector Pantalla para proyectar


147 Contenido de la sesión Actividades

Tiempo asignado en minutos

Bienvenida, canto y oración

5

La presentación del estudio bíblico

35

Dinámica por parejas. Como harían un contacto

15

Refrigerio

10

Como obtener decisiones

35

Canto

3

Diferencia entre objeción y pretexto

5

Respondiendo objeciones

35

Indicaciones finales y despedida

7 Total

150


148

SESIÓN 3 COMO VENCER EL TEMOR Y LAS PRINCIPALES DOCTRINAS ADVENTISTAS Objetivos: 1. Que los asistentes perciban las razones por las cuales pueden tener temor de testificar y las razones por las cuales no deben tener temor de testificar. 2. Que los asistentes conozcan las principales doctrinas de la iglesia y se sientan seguros de compartirlas. Tiempo de duración Dos horas con treinta minutos Material para los asistentes Manual del alumno Lápices o plumas Material didáctico

Pizarrón Plumones para pizarrón Videoproyector Computadora Señalador laser Extensión para conectar la computadora y el video proyector Pantalla para proyector


149

Contenido de la sesión Actividades

Tiempo asignado en minutos

Bienvenida, canto y oración

5

Cómo vencer el temor en la testificación

35

Canto

3

La Palabra de Dios, la experiencia de la salvación, la ley,

50

el sábado y la segunda venida Refrigerio

10

Los dones espirituales, la mayordomía, la conducta cristiana, el bautismo y el ministerio de Cristo en el santuario

50

Indicaciones y despedida

5

Aplicación formulario de evaluación

7 Total

165


150

APÉNDICE D

MATERIAL DEL INSTRUCTOR


151


152 APÉNDICE E

MATERIAL DEL ALUMNO


153

MANUAL DEL INSTRUCTOR BIBLICO VOLUNTARIO


154

PROGRAMA DE EVANGELISMO PERSONAL

ALUMNO

INTRODUCCION

Los Instructores Bíblicos Voluntarios son fundamentales en el evangelismo personal. Ellos no sólo permiten el crecimiento de la iglesia con los nuevos conversos que preparan, sino que permiten mantener la identidad de la iglesia con la sana doctrina que imparten. Con preocupación vemos que son pocos los Instructores Bíblicos Voluntarios. Mediante una observación empírica vemos que tenemos un número menor de hermanas y hermanos que por años han cumplido su ministerio como instructores bíblicos eficaces.

Este curso de Instructores Bíblicos Voluntarios ha sido desarrollado porque “la iglesia de Cristo está organizada para servir”. (Ministerio de Curación p. 107). Dijo Napoleón en cierta ocasión, “cualquier ejército que permanezca en las trincheras pronto será derrotado. Muchos de nuestros miembros de iglesia efectivamente desean verse involucrados, pero no saben como hacerlo. Están deseosos de ser entrenados.

Este curso niega la teoría de que la mentes de los hombres y las mujeres en el mudo de hoy en dia están tan endurecidas que simplemente no pueden ser


155 alcanzadas por el evangelio. Este curso rechaza la idea que el miembro de iglesia promedio no desea verse involucrado en la acción misionera.

Las premisas de este curso son: Dios no solamente desea, sino también requiere que la iglesia busque y ayude a salvar a los perdidos. Muchos miembros de iglesia sinceramente desean participar. Ciento de personas en la comunidad están listas a recibir la proclamación del evangelio. Las iglesias de mas rápido crecimiento en todo el mundo son aquellas en las cuales se manifiesta una participación activa de los creyentes.

Los objetivos de este programa son:

Lograr que un mayor número de miembros se involucren en la capacitación de los Instructores Bíblicos. Capacitar a 50 parejas como Instructores Bíblicos Voluntarios, formando cada pareja un adulto con un joven o adolescente. Que cada pareja de Instructores Bíblicos Voluntarios atienda un mínimo de dos personas con estudios bíblicos. Haciendo un total de 100 personas que serán evangelizadas. Para facilitar la tarea de preparar los INSTRUCTORES BÍBLICOS VOLUNTARIOS se ha elaborado este Manual del Instructor Bíblico junto a un CD con las presentaciones para cada lección. El presente Manual está elaborado para participar en un curso teórico práctico de un mínimo de 10 horas de duración.

Es teórico práctico porque durante su desarrollo el participante debe atender un mínimo de dos personas con estudios bíblicos. Se aprende mejor, haciendo. “Se adquiere pericia en el trabajo mismo... Los hombres aprenden a nadar en el agua y no en la tierra”. La Educación, pág. 268. Usted claramente se dará cuenta que la parte teórica coloca un gran énfasis en el arte de tomar decisiones, gran debilidad de nuestros Instructores Bíblicos Voluntarios.

A continuación se detalla el contenido teórico de cada una de las lecciones:


156

1. En la primera lección, se presenta lo que es un Instructor Bíblico Voluntario, cualidades que debe tener y diferentes promesas de habilitación que puede reclamar de Dios.

2. La segunda lección, presenta una definición del estudio bíblico, su origen, el ministerio de los Instructores Bíblicos Voluntarios y finaliza presentando un desafío que Dios hace al Instructor Bíblico Voluntario.

3. En la tercera lección, se presentan y de analizan las partes principales de un estudio bíblico.

4. En la cuarta lección, se muestra en forma panorámica el desarrollo de un estudio bíblico con su respectivo estudiante.

5. En la quinta lección, enseña el uso de las ilustraciones en los Estudios Bíblicos, fuentes proveedoras de las mismas, los diferentes medios ilustrativos y cómo usarlos con efectividad.

6. La sexta lección, señala tres factores básicos para tomar decisiones a los cuales les llama el ABC de las decisiones, define lo que es una decisión, trata los factores positivos que influyen para tomarla, también señala las decisiones progresivas que debemos tomar a los estudiantes para llevarlos a un compromiso mayor, y finalmente se mencionan siete principios para tomar buenas decisiones.

8. En la lección ocho, se presenta las principales excusas que presentan las personas para no tomar decisiones y respuestas sugerentes que pueden ayudarle.


157 9. En la lección nueve, se hace un repaso de las principales doctrinas de la Iglesia, con el propósito de amplificar el conocimiento de ellas de tal manera que sean poseriormente también compartidas.

Esperamos que este manual sea una herramienta eficaz en sus manos para el entrenamiento de nuestras hermanas y hermanos que ponen su don de maestro al servicio del Señor.

PREPÁRESE PARA SER UN INSTRUCTOR BIBLICO (Lección 1) I.

INTRODUCCION

Cierto día Miguel Angel pasó por un mercado de mármol, y vio un trozo viejo, que ningún otro escultor había querido adquirir, parecía deformado y poco prometedor, y Miguel Angel expresó: "En este trozo de mármol veo un ángel, voy a despertarlo". Con genial maestría transformó aquella piedra aparentemente sin valor, en una de las cabezas más hermosas que se hayan esculpido. Se encuentra en el palacio de Medeci en Florencia. Dentro de cada uno de ustedes duermen dones espirituales que cultivados pueden honrar y glorificar a Dios. El Instructor Bíblico Voluntario tiene el don de maestro que debe usarlo y desarrollarlo y la Iglesia contribuir a su capacitación. En esta lección veremos que es un Instructor Bíblico Voluntario, cualidades que debe tener y conoceremos diferentes promesas de habilitación que tenemos el privilegio de reclamar a Dios. II

IDENTIDAD DEL INSTRUCTOR BÍBLICO VOLUNTARIO Defina quién es un instructor bíblico __________________________________________________________ __________________________________________________________ __________________________________________________________


158

CUALIDADES DEL INSTRUCTOR BÍBLICO VOLUNTARIO Al considerar las cualidades del Instructor Bíblico Voluntario, debemos aclarar que éstas son necesidades básicas pero al mismo tiempo son metas a alcanzar. Las agruparemos en tres áreas: la vida personal, los conocimientos y las habilidades VIDA PERSONAL Escriba 5 caractéristicas que el instructor debe tener en la vida personal 1.__________________________ 2.__________________________ 3. __________________________ 4.__________________________ 5.__________________________ CONOCIMIENTO Mencione 3 tipos de conocimiento que debe poseer el instructor bíblico 1.__________________________ 2.__________________________ 3.__________________________


159 Conociendo las características y las necesidades que las personas adultas tienen realizará un mejor trabajo misonero. Escriba 5 características de los jóvenes (18 a 30 años). 1.__________________________ 2.__________________________ 3.__________________________ 4.__________________________ 5.__________________________

Anote 5 características de la edad madura (30-55 años) 1.__________________________ 2.__________________________ 3.__________________________ 4.__________________________ 5.__________________________ Mencione 5 características de la ancianidad (mas de 55 años) 1.__________________________ 2.__________________________


160

3.__________________________ 4.__________________________ 5. __________________________ Una vez que hemos determinado la etapa de roles y tareas de los adultos a quienes le estamos dando estudio bíblico, debiéramos buscar lograr un ambiente óptimo para el estudio bíblico.

Mencione 5 elementos que pueden propiciar un ambiente adecuado

1.__________________________ 2.__________________________ 3.__________________________ 4.__________________________ 5.__________________________ ¿Cómo puede llegar a conocer las necesidades de las personas? 1.______________________________________ 2.______________________________________ 3.______________________________________


161 Escriba una promesa de habilitación y poder de parte de Dios para que usted pueda ser un buen instructor bíblico. ___________________________________________________________

EL MÉTODO DEL ESTUDIO BÍBLICO (Lección 2)

INTRODUCCIÓN

Una de las mejores formas de realizar evangelismo personal es a través de los estudios bíblicos. La expresión "estudio bíblico" es una frase muy conocida entre los adventistas. Pero antes de iniciar propiamente con el método del estudio bíblico es bueno que sepamos en que consiste el evangelismo personal.

Escriba dos definiciones de lo que es evangelismo personal

___________________________________________________________

___________________________________________________________

___________________________________________________________

___________________________________________________________


162

¿Qué es un estudio bíblico?

___________________________________________________________

EL ORIGEN

Mencione el nombre de dos personajes que practicaron el estudio bíblico en el Nuevo Testamento

___________________

_________________

¿En que circunstancias se originó el estudio bíblico en la iglesia adventista y quién fue su originador?

___________________________________________________________

¿Cómo se llamó la primera instructora bíblica que hubo en la iglesia?

____________________________ ¿Que habilidades tienen las damas que los hombres no poseen que pueden ser muy útiles para el evangelismo personal?


163 __________________________________________________________

¿Por qué no es conveniente que una dama de estudios a un varón? ¿Cómo debería hacerse?

___________________________________________________________

Cuando usted da un estudio bíblico está enseñando, ¿Qué es enseñar?

___________________________________________________________ ___________________________________________________________ ___________________________________________________________ ¿Qué no es enseñar? ___________________________________________________________ ___________________________________________________________

¿Por qué son importantes los métodos? ___________________________________________________________ ___________________________________________________________

Mencione tres métodos de enseñanza y cual le parece mejor


164

___________________________________________________________ ___________________________________________________________

Escriba los tres niveles de conocimiento 1. ____________________________ 2. ____________________________ 3. ____________________________ ESTRUCTURA DEL ESTUDIO BÍBLICO (Lección 3)

Podemos afirmar que el estudio bíblico contiene cuatro partes fundamentales: el punto de contacto, la introducción, el cuerpo y la conclusión. I.

EL PUNTO DE CONTACTO

El punto de contacto al llegar a la casa del interesado, lo prepara emocionalmente para el estudio. Elena de White afirma: “Al saludar a una persona, usted puede tomarle la mano de tal modo que en el acto le gane la confianza, o de una manera tan fría que ella piense que usted no se interesa en ella” (Gospel Workers, 189). También ella misma declara: “Acercaos a la gente de una manera persuasiva y bondadosa, llenos de gozo y amor por Cristo” (Evangelismo, 291). Describa de manera breve como debe ser el punto de contacto. _____________________________________________________________


165

¿Qué convendría saber de su interesado? ______________________________________________________________

Qué tres artes debería de desarrollar el instructor bíblico? 1.____________________________ 2.____________________________ 3.____________________________ ¿Cómo puede usted mostrar su simpatía al interesado? 1.____________________________ 2.____________________________ 3.____________________________ ¿Cuánto tiempo debe dedicar al punto de contacto? II. LA INTRODUCCIÓN Los instructores bíblicos de éxito se preocupan por preparar una buena introducción porque saben que es como el despegue del estudio bíblico. ¿De que no se debe hablar en la introducción? ___________________________________________________________


166

¿De que si se debe de hablar en la introducción? ___________________________________________________________

Mencione 4 alternativas mas utilizadas para la introducción 1. ____________________________ 2. ____________________________ 3._____________________________ 4._____________________________ ¿Cuáles son las tres cosas que debe de lograr la introducción? 1._____________________________ 2._____________________________ 3._____________________________ Menciones 5 cosas que se deben hacer en la introducción 1._____________________________ 2._____________________________ 3._____________________________ 4._____________________________


167

5._____________________________ III.

EL DESARROLLO DEL CUERPO

El desarrollo del tema es como el tiempo de vuelo del estudio. Sigue la ruta que conduce a la conclusión buscada. Se divide en pasos o etapas graduales. Escriba 5 cosas importantes que debe hacer en el desarrollo del tema 1._____________________________ 2._____________________________ 3._____________________________ 4._____________________________ 5._____________________________ IV.

LA CONCLUSIÓN Escriba las cinco partes de la conclusión 1._____________________________ 2._____________________________ 3._____________________________ 4._____________________________ 5._____________________________


168

AMBIENTE Y CONDICIONES PARA DAR UN ESTUDIO BÍBLICO Menciones 4 recomendaciones para que el estúdio se pueda dar en un buen ambiente y en óptimas condiciones. 1._____________________________ 2._____________________________ 3._____________________________ 4._____________________________

LA PRESENTACION DEL ESTUDIO (Lección 4) I. COMIENZO DEL ESTUDIO ¿Donde es el mejor lugar para realizar el estudio bíblico? _________________________________________________ ¿Qué debe hacerse antes de abrir la Palabra de Dios? _________________________________________________ ¿Qué debe tener cada persona que va a participar? _________________________________________________


169

¿En promedio, cuanto tiempo debe durar un estudio bíblico? _________________________________________________ II. TERMINACIÓN ¿Qué no debe olvidar hacer el instructor al acercarse al final del estudio bíblico? _________________________________________________ ¿Qué debe anunciar antes de hacer la oración final? _________________________________________________ ¿Qué debe hacer el instructor tan pronto se ore? _________________________________________________ III. MANEJO DE LA BIBLIA POR EL INTERESADO ¿Qué debe hacer su acompañante mientras usted da el estudio? __________________________________________________ Si hay varias personas, ¿que debe hacer con los textos? __________________________________________________ IV. MANEJO DE LA BIBLIA POR EL INSTRUCTOR ¿Qué no debe haber dentro de la Biblia? ________________________________________________


170 ¿Cómo debe ser tratada la Biblia? ________________________________________________ V. IMPRESIÓN QUE DEBEMOS DAR ¿Cómo deben ser los modales y la voz durante el estudio? ________________________________________________ ¿Qué detalles debe cuidar el instructor? ________________________________________________ VI. PROBLEMAS QUE HAY QUE AFRONTAR Es frecuente que haya interrupciones durante el estudio. Tomemos la situación con calma y comprensión y evitemos que el dueño de casa se sienta avergonzado. Hay algunas situaciones que se repiten y convendría estar preparado para enfrentarlas. ¿Qué debe hacer si llama a la puerta un vendedor? _________________________________________________________ ¿Qué hacer si llegan visitas al comienzo del estudio? _________________________________________________________ ¿Qué hacer si el hijo de los dueños de la casa se fastidia? _________________________________________________________ ¿Qué hacer si llegan visitas al final del estudio?


171

_________________________________________________________

ILUMINE SU ESTUDIO BÍBLICO (Lección 5) I. INTRODUCCIÓN El Maestro de los maestros "ilustraba sus lecciones tan claramente que los más ignorantes podían comprenderlas fácilmente" (Ev. pág. 252). ¿De donde sacaba sus ilustraciones Jesús? _________________________________________________________ ¿Por medio de que nos comunicamos con el exterior? _________________________________________________________

¿Qué porcentaje recordamos de lo que Oimos

________

Vemos

_________

Decimos

_________

Hacemos?…._________ Por eso, ¿Qué se nos recomienda usar?


172

_________________________________________________________ II. LAS ILUSTRACIONES

¿A que se compara una ilustración? __________________________________________________________ III. SU USO EN EL ESTUDIO BÍBLICO Menciones 6 funciones de las ilustraciones en el estudio bíblico 1.___________________________________________

2.___________________________________________ 3.___________________________________________ 4.___________________________________________ 5.___________________________________________ 6.___________________________________________ IV. FUENTES PROVEEDORAS DE ILUSTRACIONES Escriba cinco fuentes proveedoras de ilustraciones 1.__________________________________________


173 2.__________________________________________ 3.__________________________________________ 4.__________________________________________ 5.__________________________________________ V. PRINCIPIOS PARA QUE LAS ILUSTRACIONES SEAN EFECTIVAS Mencione 4 principios para que las ilustraciones sean efectivas 1.__________________________________________ 2.__________________________________________ 3.__________________________________________ 4.__________________________________________ VI. MEDIOS ILUSTRATIVOS Escriba cuatro medios ilustrativos ________________________________________________________ Mencione algunos consejos para poder usar las ilustraciones con mรกs efectividad. ___________________________________________________________

LA TOMA DE DECISIONES (Lecciรณn Nยบ 6)


174 I.

INTRODUCCIÓN

Cuando recibimos el llamado de Cristo para seguirlo en su obra en favor de la humanidad, nos prometió enseñarnos cómo debemos trabajar con él: "Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres" Mateo 4:19. Los pescadores de peces y los pescadores de hombres no nacen; se hacen. Y esa preparación comienza cuando se observa al Maestro mientras trabaja. II.

EL ABC DE LA DECISIÓN Escriba los tres elementos del abc de las decisiones 1.___________________________ 2.___________________________ 3.___________________________

III.

COMO OBTENER DECISIONES ¿Cuál debe ser el objetivo final de los estudios bíblicos? __________________________________________________ ¿Qué es una decisión? __________________________________________________ Mencione los tres factores divinos que intervienen en la decisión 1._________________________________ 2._________________________________ 3._________________________________ Diga dos factores humanos que intervienen en la decisión


175 1._________________________________ 2._________________________________ Escriba 6 elementos positivos para tomar decisiones 1._________________________________ 2._________________________________ 3._________________________________ 4._________________________________ 5._________________________________ 6._________________________________

SIETE PRINCIPIOS PARA OBTENER DECISIONES Según Roy A. Anderson cuales son los 7 principios que debemos observar en la obra personal por la ganancia de las almas si queremos tener éxito: _____________________.......................______________________ _____________________

______________________

_____________________

_______________________

_____________________


176

RESPONDIENDO LAS OBJECIONES (Lección 7) Existe una buena cantidad de excusas que presentan las personas para no tomar una decisión y es importante tener una respuesta sugerente que le puede ser de gran valor para estos solemnes momentos. I. TEXTOS PARA ALMAS INDECISAS Escriba tres textos para cada situación 1. "¡Hoy no! Tomaré mi decisión más adelante! a.________________________________ b.________________________________ c.________________________________ 2. ¡Es demasiado tarde, ya lo postergué demasiado! a.________________________________


177 b.________________________________ c.________________________________ 3. "Ya traté una vez, tengo miedo de intentarlo de nuevo” a.________________________________ b.________________________________ c.________________________________ 4. ¿Cómo puedo saber que mis pecados están perdonados? a.________________________________ b.________________________________ c.________________________________ 5. "¡No soy tan malo!" a.________________________________ b.________________________________ c.________________________________ 6. "Algunas cosas todavía no están claras" a.________________________________ b.________________________________ c.________________________________ 7 "Dios es amor, me va a salvar de todas maneras" a.________________________________ b.________________________________ c.________________________________ 8. "Hay demasiados hipócritas en la iglesia" a.________________________________ b.________________________________ c.________________________________ 9. "Este paso me costará demasiado" a.________________________________ b.________________________________ c.________________________________


178

10. "No puedo dejar a mis familiares y amigos" a.________________________________ b.________________________________ c.________________________________ 11. "Tengo miedo a ser perseguido" a._______________________________ b._______________________________ c._______________________________

II. HACIENDO FRENTE A LOS ARGUMENTOS CONTRA LA OBSERVANCIA DEL SÁBADO Tal vez el escollo mas grande para muchas almas indecisas es la aceptación del sábado como día de reposo, por las complicaciones que algunos imaginan que ello les traerá. Escriba algunas declaraciones inspiradas que puedan ayudarlo a hacer frente a las objeciones más comunes: 1. "¿Cómo puedo ganarme la vida?" a._______________________________ b._______________________________ c._______________________________ 2. "¡Pero está en juego mi empleo!" a. ______________________________ b._______________________________ c._______________________________ 3. ¿Cómo puedo pagar mi casa? a._______________________________ b._______________________________ c._______________________________ 4. "Primero debo esperar a tener algún dinero en reserva” a._______________________________ b.________________________________ c.________________________________ MIRE A SUS OYENTES a. Consejo inspirado: "Jesús vigilaba con profundo fervor los rostros


179 cambiantes de sus oyentes. Los que expresaban interés y placer le causaban gran satisfacción. A medida que las saetas de la verdad penetraban hasta el alma, a través de las barreras del egoísmo, y obraban contrición y finalmente gratitud, el Salvador se alegraba. Cuando su ojo recorría la muchedumbre de sus oyentes y reconocía entre ellos rostros que había visto antes, su semblante se iluminaba de gozo. Veía en ellos promisorios súbditos para su reino. b. Lo que debemos hacer: Mientras damos nuestros estudios bíblicos debemos _______ el rostro del oyente.


180

COMO VENCER EL TEMOR EN LA TESTIFICACIÓN

INTRODUCCIÓN

Uno de los obstáculos mas grandes para testificar es el temor Billy Graham elaboró una encuesta Con la pregunta: ¿Cuál es el obstáculo más grande para testificar? El 51% respondió que el temor a como reaccionaría la otra persona ANOTE 6 POSIBLES RAZONES POR LAS QUE PUEDE DAR TEMOR A AL TESTIFICAR

1._____________________________ 2._____________________________ 3._____________________________ 4._____________________________ 5._____________________________ 6._____________________________ ESTUDIEMOS LAS RAZONES POR LAS CUALES NO SE DEBE TENER TEMOR 1. LA MAYORÍA NO RECHAZA La mayoría de las personas no rechazan cuando nos acercamos a ellas con el evangelio Al contrario, nos reciben con interés y nos tratan con respeto y cortesía. Algunos reciben el mensaje con mucho gozo


181 Algunas rechazan nuestro _______________ o nuestro _________ no a nosotros 2. EL AROMA DE CRISTO Testificar es como desparramar la fragancia de un perfume suave No a todos les gusta el aroma de nuestro perfume. Pablo dice “a estos ciertamente olor de ___________ para muerte, y a aquellos olor de __________ para vida (2Cor. 2:16). 3. UNA IDEA CORRECTA DEL ÉXITO El único fracaso posible en relación al testimonio es el no ___________, el no _____________ las oportunidades que Dios da para compartir Testificar no es coleccionar ______________ para poder alardear ante otros cristianos. 3. GANANCIAS A CORTO PLAZO VERSUS GANANCIAS A LARGO PLAZO Cuando estamos demasiado ansiosos existe el riesgo de utilizar caminos ________________ usando la astucia, la manipulación y el soborno. Debemos tranquilizarnos, nuestra responsabilidad es la ____________________, los resultados son de Dios. 4. UNA ESCALA DE RECEPTIVIDAD Es bueno elaborar una escala de receptividad del 0 al 10. Es ilógico esperar la misma respuesta de una persona “_________________” que de una “__________________”. El éxito puede ser mover a una persona de nivel siete al ocho por decir un ejemplo 5. EL PAPEL DEL ESPÍRITU SANTO Pablo dijo ”no nos ha dado Dios espíritu de _______________, sino de poder, de amor y de dominio El testigo que está lleno del Espíritu Santo, está lleno de ___________________de Dios. Es una tea ardiente, está revestida de toda la armadura de Dios (Ef. 6:10-12). 6. EL SIERVO NO ES MAYOR QUE SU SEÑOR La palabra testigo viene de una raíz griega que significa ______. Hay un riesgo natural de martirio en el testimonio cristiano.


182 Si hay temor a que nos lastimen es razonable visitar en______________ o ________________ de tres. 7. EXPERIENCIA Y CONOCIMIENTO Cuanto mas testifiquemos mas nos daremos cuenta que nuestros _______________ son infundados. Mas conocimiento, mas confiados y valientes El temor desvanece en proporción directa a nuestro__________________ y ___________________. 8- USE “FORMA” PARA DESVANECER EL TEMOR Hable con sus intereses siguiendo el carril “FORMA”. ______________ ______________ ______________ ______________ ______________

CONCLUSIÓN El mundo está lleno de historias victoriosas de personas que vencieron el temor. “En el _________ no hay temor, sino que el perfecto _________ echa fuera el temor” (Jn. 4:18).


183

BIBLIOGRAFÍA

Abels, Gilberto. Evangelismo personal. Disponible en http://www.sermondominical .com/manual15.htm; accesada el 27 de julio de 2006. Aechliman, Alfredo. El estudio bíblico. Miami: APIA, 2002. __________. Evangelismo personal. Miami: División Interamericana, s.f.

Álvarez, José Rogelio, ed. Diccionario enciclopédico de Tabasco. Villahermosa, Tabasco: Gobierno del Estado de Tabasco, 1994. s.v. “Iglesias protestantes”. Anderson, Roy A. “El evangelismo personal”, El Ministerio Adventista, mayo-junio de 1964, 8-9. Armstrong. Hayward. Bases para la educación cristiana. El Paso, TX: Casa Bautista, 2000. Aula Fácil. La lección magisterial. Disponible en http://www.aulafacil.com/Didactica/ clase4-2.htm, accesada el 30 de julio 2006. Beardslee, C.S. Teacher training with the master teacher. Philadelphia, PA: The Sunday School Times, 1903. Belvedere, Daniel. Principios y métodos para obtener decisiones. Florida: División Interamericana, 2003. __________. Métodos simples para dar estudios bíblicos. Miami, FL: Departamento de Ministerios Personales de la División Interamericana, 2002. __________. Visitación de puerta en puerta. Miami, FL: Departamento de Ministerios Personales de la División Interamericana, 2001. Benson, C.H. Conozcamos al alumno. Miami: Caribe, 1971.


184

__________. El arte de enseñar. Miami: Caribe, 1994. Berkeley, James Percival. Usted puede ser maestro. Buenos Aires: La Aurora, s.f. Betz, Charles H. Técnicas de enseñanza. Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1994. Breaden, Frank. “Cómo preparar y dar estudios bíblicos”, Revista del Anciano, julioseptiembre, 2001, 8-10. Burt, David. Manual de evangelización para el siglo XXI. Barcelona: CLIE, 1999.

Bushell, Michael. Bible Works, versión 6.0005 [CD-Rom]. Nortork, VA: Universidad de Minessota, 2003. Campbell, Doak S. El maestro eficiente. El Paso, TX: Casa Bautista, 1988. Castillo, Eliodoro. Manual del instructor bíblico. Chile: Misión Central de Chile, 2003. Chacón Zúñiga, Roberto. La necesidad del ancianado. Disponible en http://www .geocities.com/eddichicho/LanecesidaddelAncianado; accesada el 10 de julio de 2006.

Coleman, Lucien E. Cómo enseñar la Biblia. El Paso, TX: Casa Bautista, 1982.

Coleman, Robert E. Plan supremo de evangelización. El Paso, TX: Casa Bautista, 1997. __________. Viviendo la gran comisión. Grand Rapids, MI: Fleming H. Revell, 1992. Cuevas, Elizabeth. Apuntes sobre educación cristiana II, disponible en http://www .institutoalma.org/CorazonYVida/Ed3-idx.html, accesada el 30 de julio de 2006. Del Pozo, Luis Alberto. La pedagogía de Jesús. Montemorelos, N.L., México: Montemorelos, 2002.

Departamento de Escuela Sabática de la División Sudamericana. Los mejores métodos para los maestros de la escuela sabática. Buenos Aires: Casa Editora Sudamericana, s.f.


185

Díaz, Juan y Adair, Martins. Estrategias de enseñanza-aprendizaje. San José, Costa Rica Instituto Interamericano de Cooperación, 1982.

Diccionario bíblico adventista del séptimo día. Edición revisada. Ed. Siegfried H. Horn. Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1995. Diccionario de la lengua española. Décimo Octava ed. España: Real Academia Española, 1989. Diccionario del cristianismo. Ed. Oliver de la Broose. Barcelona: Herder, 1974.

Diez-Macho, Alejandro y Sebastián Bartina, ed. Enciclopedia de la Biblia. Barcelona: Ediciones Garriga, 1964. 2:503. Don, Dronen. How Can I Find a Bible Study. Fallbrook, CA: Hart Research Center, 1993. Edge, F.B. Helding. The Teacher. Nashville, TN: Broadman, 1959. __________. Pedagogía fructífera. El Paso, TX: Casa Bautista, 1972. Edwards, Rex D. Cada creyente un ministro. Silver Spring, MD: Ministeriales, 1999.

Ferreira, Damy. Evangelización total. Canadá: Mundo Hispano, 2001. Finley, Mark. Persuasion. Silver Spring, MD: Ministerial Association, General, 1994.

Ford, Leroy. Pedagogía ilustrada. El Paso, TX: Casa Bautista, 1972. García Cordero, M. Enciclopedia de la Biblia. Eds. Alejandro Díaz Macho y Sebastián Bartina. Barcelona: Garriga, 1965. Gibas, Alfredo P. Evangelismo personal. Puebla, México: Escuela Bíblica Emmaús, 1965.

Gobierno del estado de Tabasco, Municipio de Cárdenas, disponible en http://www .elocal.gob.mx/work/templates/enciclo/tabasco/mpios/27002a.htm 4/IV/07, accesada el 4 de abril del 2007.


186 González, Nelly. Ideas prácticas para maestros y otros obreros. El Paso, TX: Casa Bautista, 1988. González, Ángel Pío y José Miguel Jiménez. Docencia Universitaria, disponible en http://www.ice.urv.es/cursos/docencia_universitaria/pfpa07/continguts_10/ PDF/P_24.PDF, consultado 30 de julio 2006. H. Ayuntamiento Constitucional. Cultura e historia de Cárdenas, disponible en http://www.cardenastabasco.gob.mx/cultura.php, accesada el 3 de junio de 2007. Hale, Carrol. La monarquía hebrea. Buenos Aires: Casa Bautista, 1963.

Held, Ronald G. Cómo aprender juntos. Miami, FL: Patmos, s.f. __________. Enseñanza que transforma. Miami, FL: Vida, 1995. Juárez, Armando. El arte de ganar almas. Monterrey, N.L.: Impresos y Copias, 1986. Kern. M.E. Pescadores de hombres. Buenos Aires: Casa Editora Sudamericana, 1938. Kuntaraf, Jonathan. Principios de testimonio personal cristiano. Washington, DC: Ministerios Personales, Asociación General, 2001. La iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días. La enseñanza: El llamamiento más importante. Salt Lake, Utah: Intellectual Reserve, 1998. Lamorte, Andre. “Profeta”. Diccionario de teología. Ed. Everett F. Harrison. Grand Rapids, MI: Desafío, 1999. Lebar, Lois. Llamados a enseñar. Miami, FL: Caribe, 1977. Leon-Dufour, Xavier. Vocabulario de teología bíblica. Barcelona: Herder, 1978. Lobo Paco. Didáctica general. Disponible en http://html.rincondelvago.com/didacticageneral_7.html , accesado 5 de julio de 2007. Marino, Juan Pedro. Tratado de evangelismo personal. Barcelona: CLIE, 1977. Mariscal, Moisés. Abriendo caminos a la evangelización. Barcelona: CLIE, 1996.

Martínez Assad, Carlos. Los cambios sociales y culturales. Disponible en http://omega .ilce.edu.mx:3000/ sites/estados/libros/tabasco/html/sec_49.html. accesada el 7 de junio de 2007.


187

Mente abierta. Fuentes primarias. Disponible en http://www.menteabierta.org/html/ articulos/ ar_fuentes2.htm, accesada el 12 de junio de 2007. Miles, Delos ¡Testifica! Cómo superar los obstáculos que impiden la evangelización personal. El Paso, TX: Casa Bautista, 1990. Moody, Exe. Por qué Dios usó a D.L.Moody. Disponible en http://www.terra.es/ personal/ic.abiel/sp/18_13.htm, accesada el 31 de julio de 2006. Moore, Waylon B. Multiplicación de discípulos: un método para el crecimiento de la iglesia. El Paso, TX: Casa Bautista, 1988. Nichol, Francis D., ed. Comentario bíblico adventista. Trad. V.E. Ampuero Matta. 8 vols. Buenos Aires: Casa Editora Sudamericana, 1978-1990. Norton, Ricardo. La persuasión cristiana. Berrien Springs, Míchigan: Kerygma, 2001. Otto, Rubén R. “La evangelización: Un proceso pre- y pos-bautismal”, en Pensar la iglesia hoy. Ed. Geral A. Kilingbeil. Argentina: Universidad Adventista del Plata, 2002. Pearlman, Myer. Enseñando con éxito en la escuela dominical. Miami: Vida, 1976.

Prado Flores, José H. Formación de discípulos. México, D.F.: Kerygma, 1992. Price, J.M. Jesús el Maestro. El Paso, TX: Casa Bautista, 1999. Rand, W.W. “Conversión”. El diccionario de la Santa Biblia. Barcelona: Caribe, s.f. Sánchez, Daniel R. Como testificar a sus amigos católicos. El Paso, TX: Casa Bautista, 1996. Schweer, William. La evangelización personal para hoy. El Paso, TX: Casa Bautista, 1992. Seventh-day Adventist Encyclopedia. Edición revisada. Ed. Don F. Neufeld. Washington, DC: Review and Herald, 1979. Sisson, Richard. Prepárese para evangelizar. El Paso, TX: Casa Bautista, 1998.


188 Soto, Elvio R.H. UARECO 1999 [CD-Rom]. Buenos Aires: Unión Austral, 2000. s.v. “El oficio más regio, ganar almas”. __________. UARECO 1999 [CD-Rom]. Buenos Aires: Unión Austral, 2000. s.v. “La preparación del instructor bíblico”. __________. AURECO 1999 [CD-Rom]. Buenos Aires: Unión Austral, 2000. s.v. “Maestros en acción”. __________. UARECO 1999 [CDRom]. Buenos Aires: Unión Austral, 2000. s.v. “Seminario de preparación para maestros y directores de escuela sabática”. Stott Jhon R.W. La misión cristiana hoy. Buenos Aires: Certeza, 1977. Taylor, Willard H. Así enseñó Jesucristo. Kansas City, KS: Casa Nazarena, s.f. Theological Dictionary of the Old Testament. Eds. G. Johannes Botterweck y Helmer Ringgren. Grand Rapids, MI: William B. Eerdmans, 1980.

Turner, Donald. Principios de educación cristiana. Grand Rapids, MI: Portavoz, 2004 Van Horn, Leonard T. “Enseñar”. Diccionario de teología. Ed. Everett F. Harrison. Grand Rapids, MI: Desafío, 1999. Vila, Samuel. Manual práctico de evangelismo. Barcelona: CLIE, 1987.

Vine, W. E. “Enseñar”. Diccionario Expositivo Vine. Colombia: Caribe, 2004. Walker, Luisa J. Métodos de enseñanza. Miami, FL: Vida, 1996.

Ward, Carlos G. Manual de Billy Graham para obreros cristianos. Minneapolis, MI: World Wide, 1984. Warson, David. Creo en la evangelización. Miami, FL: Caribe, 1990.

White, Elena G. La educación. Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1976. __________. Cada día con Dios. Miami, FL: Asociación Publicadora Interamericana, 1991.


189 __________. Consejos para los maestros. Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1976. __________. Consejos sobre la obra de la escuela sabática. Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1976. __________. El deseado de todas las gentes. Mountain View, CA: Pacific Press Publishing Association, 1975 . __________. Dios nos cuida. Miami, FL: Asociación Publicadora Interamericana, 1991. __________. El evangelismo. Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1976. __________. Joyas de los testimonios. 3 vols. Buenos Aires: Casa Publicadora Sudamericana, 1971. __________. Mensaje para los jóvenes. Mountain View, CA: Publicaciones Interamericanas, 1981. __________. Ministerio de curación. Miami, FL: Asociación Publicadora Interamericana, 1992. __________. Ministerio de la bondad. Buenos Aires: Casa Editora Sudamericana, 1976. __________. Obreros evangélicos. Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1974. __________. La oración. Miami, FL: Asociación Publicadora Interamericana, 2006. __________. Patriarcas y profetas. Miami, FL: Asociación Publicadora Interamericana, 1982). __________. Profetas y reyes. Mountain View, CA: Pacific Press, 1957. __________. Servicio cristiano. Mountain View, CA: Publicaciones Interamericanas, 1981. __________. Testimonies. 9 vol. Mountain View, CA: Pacific Press, 1959. __________. Testimonios selectos. 3 vols. Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1976. __________. Palabras de vida del gran Maestro. Mountain View, CA: Pacific Press, 1971.


190 Wikimedia Foundation. Heroica Cárdenas. Disponible en http://es.wikipedia.org/ wiki/Heroica_C%C3%A1rdenas#Historia; accesada el 3 de junio de 2007. Will, Stanley S. Enseñad. Miami, FL: División Interamericana, s.f. Willis, James. La enseñanza eficaz. México: Las Américas, 2001. Wilton, Nelson M. ed. Diccionario Ilustrado de la Biblia. Miami, FL: Caribe, 1975. Zackrison, James W. Poder para testificar. Colombia: Asociación Publicadora Interamericana, 1993.

__________. How to find and reach receptive people. Lincoln, NB: NAD Church Resources, 1992. Zago, Marcello. Espiritualidad del diálogo. Disponible en http://www.omiworld.org/ DocumentationDettaglio.asp?L=3&I=65, accesada el 30 de julio 2006. Zuck, Roy B. Poder espiritual en la enseñanza. Puebla, México: Las Américas, 2001.


191

CURRÍCULUM Abraham Sandoval Jiménez Nació en 1961

Originario de Cuernavaca, Morelos

Ordenado al ministerio en 1989

Casado con Martha López Flores

Hijos: Cindy, Abraham, Sally

EDUCACIÓN

1984 Licenciatura en Teología, Universidad de Montemorelos

1992 Maestría en Religión, Andrews University, Extensión Montemorelos

EXPERIENCIA PROFESIONAL

1984 Pastor de distrito en Cacaohatán, Huixtla Misión del Soconusco

1988 Departamental de Escuela Sabática/Actividades Laicas, Misión del Soconusco


192

1994 Departamental de Escuela Sabática/Actividades Laicas, Misión del Mayab

1999 Departamental de Escuela Sabática/Ministerios Personales, Asociación de Tabasco

2001 Departamental de Escuela Sabática/Ministerios Personales, Misión Olmeca

2001 Departamental de Escuela Sabática/Ministerios Personales, Unión Interoceánica

2005 Presidente, Asociación Olmeca


TESIS_ Abraham_Sandoval_Jimenez