Issuu on Google+


Índice: 1. 2. 3. 4.

¿Cómo se desarrollaba la vida en los ghettos? El ghetto de Varsovia. ¿Cómo se desarrollaba la vida de los niños en los ghettos? Auschwitz.

Introducción: En este trabajo vamos a hablar de cómo se desarrollaba la vida en los ghettos y en los campos de concentración, hablaremos del ghetto de Varsovia, también hablaremos de cómo vivían los niños en los ghettos, expondremos testimonios de personas que vivían en ghettos, además expondremos el testimonio de Bandy, un sobreviviente de los campos de concentración.


¿CÓMO SE GHETTOS?

DESARROLLABA

LA

VIDA

EN

LOS

Los testimonios de los ghettos se han insertado en la memoria de todos los que fueron contemporáneos a los hechos y en la historia. La mayor parte de los escrito por los ghettos, son de diarios y notas que hemos ido encontrando a lo largo del tiempo, de personas que escribían día a día sus experiencias, sus emociones, sus sentimientos. Contaban en estas manera muy detallada. Los diarios expresan los progresos de desintegración física y moral que experimentaron los ghettos entre 1940 y 1944, representando atmósfera vivida por los judíos, encerrados y aislados en este período. Del diario de Varsovia del que hablaremos más adelante, se han encontrado notas del diario de Emmanuel Ringelblum, historiador. (Sus notas serán contadas en el apartado del ghetto de Varsovia). Los judíos quedaban aislados de la sociedad polaca y rodeados de muros o alambradas, y la nutrición quedaba totalmente en manos de los alemanes. Un trabajador recibía apenas comida suficiente para uno y tenía que alimentar a toda su familia, y los ancianos y enfermos, tenían que ponerse en lista de personas productivas y sus parientes debían cubrirlos trabajando jornadas más largas, para cubrir sus cuotas de producción. La cantidad de alimentos era insuficiente y no poseía la mayoría de los alimentos de primera necesidad. En los ghettos polacos, los complementos oficiales se distribuían a base de unas cartillas de racionamiento, preparadas por las autoridades de ocupación. El reparto de alimentos, era menor para los judíos que para el resto de la población. Las personas con más recursos, intentaban de comprar más alimentos. La característica del ghetto de Varsovia era el hambre y la desnutrición diaria que había. Cada persona poseía cupones de racionamiento para diferentes categorías de comida. La alimentación de judíos se basaba en patatas y pan, no podían comprar otros tipos de alimentos. Cuando fueron creados los ghettos, los polacos se acercaban a las alambradas para proporcionarles alimentos a cambio de sábanas, abrigos, blusas ya que eran difíciles de conseguir tras la guerra. Los trabajadores polacos que solían trabajar fuera del ghetto, comparaban comida en unas granjas cercanas. Los contrabandistas, arriesgaron sus vidas cada vez que introducían o metían algo en el ghetto. Si eran descubiertos eran ejecutados. La mayoría de los contrabandistas hacían esto para que sus familias tuvieran


alimentos. Muchos niños servían de contrabandistas, ya que eran fáciles de que entraran y salieran de los ghettos. Para aquellos que no podían comprar comida, la muerte por hambre era absoluta. Algunos ghettos no permitían la salida de ningún judío al exterior, por lo que todos se concentraban en su interior. Muchas personas del Polonia, no se pusieron en contra de los ghettos, ya que creían que si todos se unificaban, podrían conseguir ser un gobierno autoritario, ya que se no sabían de las intenciones nazis. Entre 1940 y 1942, un veinte por ciento de la población murió, debido a la hambre que pasaban dentro de los ghettos. Eliminarlos de esta forma, era más barato que fusilarlos o gasearlos. En muchos casos el ghetto se situaba en barrios donde ya habían vivido los judíos. Reorganizaron las líneas de los autobuses para que no pasaran por allí. Los ghettos siempre eran superpoblados. Las medidas impuestas por los alemanes, llevaron a un gran deterioro económico de varios sectores. Poco a poco, los judíos fueron quedando excluidos de los servicios sociales, por lo que fueron creando instituciones propias, como asilos, orfanatos, instituciones educativas, sanitarias... Los esfuerzos de los Consejos para mejorar las condiciones de vida de la población estuvieron entre las formas de contrarrestar brutalidad de las imposiciones nazis, destinadas a romper el poder de resistencia de las comunidades judías. Muchas de las imposiciones de los Consejos eran imposiciones de los alemanes, con el establecimiento de los ghettos, primero en de Varsovia y otro el de la URSS: la transferencia de los judíos desde sus hogares a las zonas determinadas, el mantenimiento del orden público, evitar el contrabando, etc. En algunos ghettos, el Judenrat intentó suplementar las raciones alimenticias, comprando provisiones en el mercado negro de las zonas arias, o intercambiándolas por productos manufacturados en el ghetto; se establecieron asociaciones de ayuda mutua, que intentaban proporcionar alivio a los sufrimientos de la población, etc. Las enfermedades fueron un fenómeno que se extendió rápidamente, y los alemanes consideraron al Consejo como los responsables de evitar que las enfermedades contagiosas saliesen de las fronteras del ghetto, pero consideraban las elevadas tasas de mortalidad como una ayuda para la “solución final” el problema judío. En Polonia, la Sociedad Judía de Autoayuda, una organización reconocida por las autoridades alemanas, intentaba proporcionar asistencia a los más necesitados.


La vida en el ghetto era una vida de miseria, hambre, enfermedades y desesperación. Las viviendas estaban superpobladas, con 10-15 personas viviendo en apartamentos anteriormente ocupados por 4; la provisión de calorías diarias apenas alcanzaba las 1.100. Sin los contrabandistas que introducían alimentos en el ghetto, el hambre hubiera sido desastrosa.

EL GHETTO DE VARSOVIA En Varsovia se situó el ghetto más grande durante la Segunda Guerra Mundial. Después de la rendición en Polonia los judíos de Varsovia fueron sometidos a ataques brutales reclutados por la fuerza a realizar trabajos forzosos. Fueron obligados a llevar brazaletes de color azul y blanco con la estrella de David. Se tomaron medidas de carácter económico. El 16 de noviembre de 1940 los judíos de Varsovia fueron encerrados en el ghetto. Los judíos fueron rodeados por un muro que los nazis mandaron construir a ellos mismos, bajo una vigilancia severa y violenta, y así quedaron aislados del mundo exterior. Dentro del gueto sus vidas transcurrían entre una lucha porfiada por la vida o la muerte por enfermedad y hambre. Las condiciones de vida eran insoportables. El hacinamiento llegaba a 6 y 7 personas por habitación y las raciones de alimentos constituían no más de un diez por ciento de los requerimientos diarios de un ser humano. La actividad económica era insuficiente y en su mayor parte ilegal. Esto incluía el contrabando de comida. Los que participaron en actividades económicas "ilegales" o que poseían algún ahorro constituyeron la mayoría de los que lograron sobrevivir por algún tiempo. Las murallas del ghetto no consiguieron frenar, el desarrollo de la cultura. El movimiento nazi y todo lo que les rodeaba, impulsó a artistas a reflejar o expresar la situación con la que estaban viviendo en sus obras bien de música, pintura, teatro. También se creó una biblioteca clandestina para el aprendizaje de jóvenes. El hacinado gueto se convirtió en un foco de epidemias y de mortalidad masiva, ante las cuales las instituciones comunitarias judías, especialmente el Judenrat. Durante toda la existencia del gueto de Varsovia murieron más de 80.000 personas dentro del mismo. En julio de 1942 comenzaron las deportaciones al campo de exterminio de Treblinka.


Al recibir las primeras órdenes de deportación el presidente del Judenrat , Adam Czerniakow, se negó a tomar parte en la preparación de las listas de candidatos a la expulsión. El 23 de julio de 1942 puso fin a su vida. Un testimonio de uno de los historiadores de la época de ghetto de Varsovia, mejor dicho, vivó en él, fue Emanuel Ringelblum y nos cuenta su vida día a día, pero después a menudo que el ghetto se va deteriorando y la situación es cada vez más pésima, lo hace primero semanalmente y después mensualmente. Esta crónica comienza hacia 1939 y dura hasta prácticamente su ejecución en 1944. Sus memorias han llegado a nosotros, porque fueron enterrados en cajas de metal y han sido descubiertos, algunos de sus fragmentos son: Agosto de 1941: Este fragmento comienza: “Los carros están repletos de cuerpos. Los ataúdes de los pobres están apilados unos sobre otros... Cuenta como la muerte es cada vez más común, como mueren sobre todos hombres, niños de entorno a dos años, por no haber leche para alimentarlos, y como van muriendo familias enteras. A este paso se acaba pronto con la cuestión judía, nos cuenta este historiador. Los alemanes han aterrorizado tanto a la población judía que no se atraven a levantar sus cabezas, a lanzar una protesta, se consienten a la muerte, por el miedo que les tienen. El contrabando ha sido una forma de vida para muchas personas. Otro factor que tiene el pueblo reprimido es la policía judía que ha aprendido a golpear a la gente, cómo “guardar el orden”, cómo enviarlos a los campos de trabajo. Significativamente, son los refugiados de las provincias quienes se están muriendo de hambre, aquéllos que se sienten perdidos, sin ayuda, en estos ambientes extraños.

8 DE MAYO Este fragmento comienza: “El ghetto se ha calmado algo desde las masacres del 18 de abril...” La gente comienza a ser más optimista y que la guerra pronto va a terminar. Los judíos del Ghetto no pueden soportar más esta situación, por eso tratamos hasta este extremo de ver el fin inmediato de la guerra. Otra evidencia de la caída de Hitler es la existencia de cuatro o cinco radios ilegales y la terrible carestía de alimentos. En los últimos días de abril y los primeros de mayo se viven el rumor de deportaciones, bien será por comerciantes, etc. Los únicos judíos que quedaron con vida, fueron aquellos que trabajaban con los alemanes. Un pueblo que odia a todos los alemanes con todo su ser, se ve obligados a sobrevivir ayudándolos en su victoria- victoria que significa, la desaparición del judaísmo de la faz de Europa, sino de todo el mundo. Hay un cartel escrito en alemán en el cementerio prohibiéndoles visitarlos. Se supone que la razón de este cartel es sanitaria, pero en realidad la razón es muy diferente. Multitud de alemanes solían visitar el cementerio para observaron gran asombro la fosa


común donde iban a ser enterrados los judíos, y allí discutían la “cuestión judía”. El 7 de marzo de 1944 fue encontrado Ringelblum donde se escondía con otros intelectuales. Lo interrogaron y lo torturaron sin piedad pero no lograron obtener nada. Días más tarde fue ejecutado junto a su esposa y su hijo. En 1946 un grupo de historiadores desenterró de entre las ruinas del ghetto una de estas cajas y cuatro años más tardes la segunda.

De este punto del Ghetto de Varsovia, encontramos que es el ghetto, un testimonio de un historiador e incluso una canción del cantante Jorge Drexler, un fragmento de esta canción es: Dos generaciones menos dos generaciones más Fechas, tan sólo fechas Yo estoy aquí, tú estabas allá El pico y la pala, el hielo en los dedos te estás jugando las manos... El mundo se muere y tu sigues vivo porque recuerdas tu piano Compás por compás, en el frío del gueto vas repasando el nocturno en Do Sostenido Menor de Chopin, en tu memoria Si fueras tu nieto y yo fuera mi abuelo quizás, tú contarías mi historia o tengo tus mismas manos. Yo tengo tu misma historia Yo pude haber sido el pianista del gueto de Varsovia.

Aquí tenemos un poco de la biografía de Szpilman, que fue un pianista del ghetto de Varsovia. Szpilman nació el 1911, y estudió piano en Varsovia y Berlín. Tenía 27 años cuando estalló la guerra, y ya eran considerado un famoso pianista. Él y su familia fueron desalojados de su apartamento e introducidos en el ghetto de Varsovia. Se ganó la vida en los bares y como traficante del mercado negro. Gracias a una serie de conocidos antes de estallar la guerra, lo salvaron de que muriera en ella. A continuación de la guerra la radio polaca volvió a funcionar y fue director musical de la radio de Varsovia. Szpilman escribió sus memorias, pero las autoridades prohibieron el libro, fue su hijo en la guerra quien encuentra el manuscrito decide transcribirlo. Murió el 6 de julio del 2000, antes de que comenzara el rodaje de una película sobre sus memorias. Su obra:


Pasó más de medio siglo antes de que se publicara su obra. Cuenta como se levantan los muros, como comenzaron los reasentamientos, donde fue trasladada su familia, y como él si libró de la muerte, pero no volvió a saber de ellas. Sus memorias relata cómo pasó muchísima hambre, cómo sobrevivió al ghetto. Todas sus experiencias, memorias, emociones, llevan su historia a ser realizada una película de cine. El libro consta de tres documentos distintos. En primer lugar, el diario de Szpilman, que nos hace un recorrido por el día a día de la construcción del ghetto y los intentos de supervivencia del protagonista y su familia, con un tono de fría descripción de los hechos. El segundo reproduce extractos del diario del capitán del Ejército alemán Wilm Hosenfeld, desde enero de 1942 hasta agosto de 1944, que nos da juicios críticos sobre el totalitarismo nazi y la responsabilidad de todo su pueblo. La unidad de estos dos personajes, a través de sus diarios, sólo se conoce al final y a través de la nota explicativa de Wolf Biermann, en el epílogo.

¿Cómo se desarrollaba la vida de los niños en los ghettos? La vida en los ghettos era insoportable. En un apartamento podían vivir varias familias. En viviendas tan carentes de espacio e higiene, las enfermedades contagiosas se propagaban con rapidez. La gente siempre tenía hambre. Los responsables de esta hambruna eran los alemanes. Algunos residentes tenían algo de dinero u objetos de valor que podían cambiar por comida; otros se veían forzados a mendigar o a robar para sobrevivir. Durante los largos inviernos, el combustible para calefacción era escaso y mucha gente carecía de ropa adecuada. Decenas de miles murieron en los ghettos por enfermedad, inanición o frío. Para escaparse de una vida sin esperanza, algunas personas se suicidaron. Todos los días había niños que quedaban huérfanos y muchos tenían que cuidar a niños aún menores. Los huérfanos solían vivir en las calles, mendigando mendrugos de pan a otros que tenían poco o nada para compartir. Muchos murieron congelados en el invierno. Para sobrevivir, los niños tenían que ser ingeniosos y volverse útiles. Los niñitos del ghetto de Varsovia a veces ayudaban a llevar comida de contrabando para sus familias y amigos, al pasar gateando a través de pequeñas aberturas que había en la pared del ghetto. Eso implicaba un gran riesgo. Muchos jóvenes trataron de continuar su educación asistiendo a clases organizadas por los adultos de numerosos ghettos. Pese a que el sufrimiento y la muerte los rodeaba, los niños no dejaban de jugar con juguetes. Los niños también fabricaban juguetes, usando cualquier trozo de tela y madera que encontraran.


FECHAS CLAVES 8 DE FEBRERO DE 1940 LOS JUDÍOS DE LODZ SON OBLIGADOS A ENTRAR EN EL GHETTO Los alemanes ordenan la creación de un ghetto en la parte nordeste de Lodz. son obligados a vivir en una zona pequeña de la ciudad. Después de Varsovia, los judíos de Lodz conformaban la segunda comunidad judía más grande de la Polonia de la preguerra. La zona del ghetto está dividida en tres partes por la intersección de dos vías principales, que están excluidas del ghetto. Las condiciones de vida en el ghetto son horribles; la mayor parte de la zona no posee agua potable ni un sistema de cloacas. La vida se caracteriza principalmente por el trabajo arduo, la superpoblación y la hambruna.

16 DE ENERO DE 1942 LOS JUDÍOS DE LODZ SON DEPORTADOS CENTRO DE EXTERMINIO DE CHELMNO

AL

Comienzan las deportaciones desde el ghetto de Lodz al centro de exterminio de Chelmno. La policía realiza arrestos masivos en el ghetto. Cientos de judíos, principalmente niños, ancianos y enfermos son asesinados en el momento mismo de las deportaciones. más de 70.000 judíos y alrededor de 5.000 romaníes habrán sido deportados a Chelmno, donde serán asesinados en camiones móviles de gas.

23 DE JUNIO DE 1944 LOS ALEMANES REANUDAN DESDE EL GHETTO DE LODZ

LAS

Entre septiembre de 1942 y mayo de 1944, no se realizan deportaciones importantes desde Lodz. El ghetto se asemeja a un campo de trabajos forzados. En la primavera de 1944, los nazis deciden destruir el ghetto de Lodz. Aproximadamente 7.000 judíos son deportados a Chelmno y asesinados. la mayoría de la población restante del ghetto es

DEPORTACIONES


deportada al campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. Se elimina el ghetto de Lodz.

Auschwitz Testimonio de Bandy, un sobreviviente de los campos de concentración. En 1937 muere su padre, Eugen Steiner, y su madre, Bella Steiner, queda viuda, con tres hijos, Bandy era el mayor, después iba su hermana Alice, cinco años menor que él y por último Fredy que sólo tenía cuatro años. La familia vivía en Satmar, tenían una granja, ahorros, prendas de valor y una bonita propiedad. Su madre lo tenía a él y a sus hermanos muy consentidos, era una familia judía y muy respetuosa con sus costumbres, cuando Bandy cumplió dieciocho años, la situación en Satmar empeoró, Bandy le ofreció cincuenta de sus mejores vacas a cambio de un puesto de trabajo. Al incorporarse a su nuevo trabajo se celebró una ceremonia para que en caso de guerra química se pusieran bajo sus órdenes. Ayudó a muchas personas, una de ella el gran Rabino de Satmar. El día 07 de septiembre de 1.939 fueron obligados a encender las radios, no podían caminar frente a un alemán portando sombrero, debían de quitárselo y saludar a los alemanes, Además los judíos debían de llevar una banda en brazo izquierdo con la estrella de David. Los judíos no podían ser encontrados afuera del gueto, después del toque de queda, de hacerlo simplemente los alemanes cobraban el desafío con la vida. Bajo las órdenes de los alemanes, los judíos tenían que abandonar sus casas y tan sólo les permitían llevarse algunas pertenencias, los ubicaban en un pequeño sector de la ciudad llamado ghetto, solamente había judíos, y para poder darles cabida, colocaban entre veinte y treinta familias por apartamento. Esta zona había sido amurallada y la única vía de acceso estaba controlada por oficiales húngaros y por un comandante de la SS. Llegó el momento de llevarse a su familia al gueto, hizo hasta lo imposible para salvarla, logró que su amigo el alcalde le diera una orden oficial para exceptuarlos de ese paso, pero el oficial alemán desconoció su valor. Por meses iba y venía del gueto, les llevaba comida, compartía con ellos mucho tiempo, pensaban en que pronto se normalizaría la situación, pero las cosas iban de mal en peor. Su banda en el brazo le acreditaba como oficial del Ministerio de la Defensa, tenía ya veinte años y fuera del gueto se sentía poderoso.


Tenía un amigo veterinario, el cual quería casarse con su hermana y le propuso un plan para salvarla del campo de concentración. Bandy cuando fue a visitar a su familia al ghetto les contó el plan, pero ella se negó a irse. Ante la negativa de su hermana, él escondió los objetos de valor que había en su casa y el día que deportaron a su familia, se unió voluntariamente a ellos. El tres de junio de 1944, llegaron a Birkenau, un campo de recepción, distribución y tránsito, donde los trataron como bestias porque estaban amenazados por los alemanes debido a que si no hacían su trabajo a tiempo los podían matar. Separaron a los hombres de las mujeres, su madre se despidió de él y por su aspecto la mandaron a la cámara de gas y al crematorio como a casi toda su familia. Solo sobrevivieron su tío, su hermana y él. Hasta el tercer día no comieron nada y él era la primera vez que no comía algo que no estaba hecho por su madre. Les asignaron un número a cada uno, se lo tatuaron en el brazo y le dieron un triángulo amarillo con el mismo número que debían llevar en el pecho. Fueron trasladados a Auschwitz, donde encontró a conocidos de Satmar. Él dijo que era mecánico, sus amigos no pasaron la prueba y los enviaron a una mina de carbón donde murieron, él si pasó la prueba y lo llevaron a un taller donde tenía que engrasar motores. Trabajaban de lunes a sábado, siempre tenía la misma rutina y la comida siempre era la misma, se les permitía durante una hora diaria desplazarse y hacer visitas por el campo. Los domingos no trabajaban y se dedicaban a su aseo y a hacer visitas. Solo pensaban el appel (conteo) diario. Un día mientras trabajaba un militar se acercó a él, en sus ojos se veía compasión, parecía descender de familia judía, le ayudó y gracias a él sobrevivió a esto. Mandaban a la cámara de gas a todos los heridos porque tenían suficientes reemplazos. Los alemanes decidieron matar a todos los testigos, ya que los crímenes cometidos no se les perdonaría. Los alemanes hacían una selección y aquellos que parecían débiles o enfermos eran enviados a las cámaras de gas. Muchos se pegaban para tener la piel rojiza y parecer que estaban sanos y fuertes. Eran controlados por prisioneros judíos, alemanes o rusos y tenían que tener muy claras las horas de entrada y salida porque si no podían morir. El 16 de enero de 1945 supieron que los rusos se estaban acercando, se oían bombas más cerca


de lo normal, y los prisioneros tenían una pequeña esperanza de poder sobrevivir. Su tío se estaba debilitando, Bandy consiguió guardar un trozo de pan para dárselo, pero su tío no se lo acepto porque lo habían seleccionado para matarlo al día siguiente. Durante los últimos meses se hizo muy amigo de dos hermanos, con ellos se sentía súper protegido. En el almacén de ropas eligieron lo que iban a llevar y buscaron a otros dos hermanos de sus amigos que les ayudaron a colocarse para poder escapar. Fueron descubiertos y los al fusilamiento, ese día llegaron prisioneros de otros campos de concentración cercanos, entre tanto alboroto los jefes les dijeron a los soldados que los colocaran en la primera línea de fila (por equivocación) y gracias a esta situación sobrevivieron. En un descuido consiguieron robar seis panes y comenzaron la marcha, los alemanes mataban a todo aquel que se desmayaba, ya que no podían dejar testigos. Sobrevivieron gracias a los panes que robaron y todo el que intentaba escapar era asesinado. Durante el camino recibió información de su hermana y se enteró de que seguía viva e iba en la misma marcha que él. Llegaron a Gross Rosen donde fueron distribuidos en vagones de carbón a varios campos de concentración. Llegaron a Dachau, les dieron nuevos pijamas de rayas y les asignaron diferentes trabajos, a él lo separaron de sus amigos. Los mandaron a Austria para que fuesen asesinados por los austriacos, éstos no quisieron y los devolvieron a Alemania en un tren donde la cruz roja les dio comida. Las bombas no paraban de caer, cuando llegaron a Alemania vieron desde las ventanillas que los soldados alemanes de la SS les gritaban que eran libres y que podían salir. Al bajar del tren otros soldados de la SS arrestaron a los primeros y rodearon a los judíos. Los llevaron a una montaña y por el camino, Bandy consiguió escapar y refugiarse en una granja, pero él se entregó para no morir quemado por los alemanes y cogieron otro tren Garmisch-Paterkirchen, allí los sentaron en un terraplén. Los alemanes rodearon a los judíos y empezaron a disparar pero gracias a la astucia de Bandy consiguió que él y dos amigos sobrevivieran tirándose al suelo y comenzaron a caminar en la dirección del cauce del río. Se refugiaron en una granja, escucharon bombardeos contra los alemanes, de pronto entraron dos hombres armados, resultaron ser judíos y para ellos la guerra había terminado. Su dolor, su tristeza y su pena eran muy grandes, no se conformaba con llorar, fue a la primera casa en la que se les había negado un poco de agua caliente en busca


de venganza, fue a matar, no perdonaba el que una cosa de tan poco valor y tan importante para ellos les hubiera sido negada. Hizo bajar a la mujer y a sus tres hijos, con un bastón que portaba la amedrenté, comenzó a llorar, se hizo pipí y eso le despertó de su gran pesadilla, se dio cuenta de la locura que estuvo a punto de cometer, se sintió tan sucio como esos malditos nazis, no lo podía creer, le pidió perdón, y luego se marchó.

Fin

ENLACES: Sobre el trabajo: http://www.ushmm.org/outreach/es/article.php?ModuleId=10007708 http://www1.yadvashem.org/yv/es/holocaust/about/03/warsaw.asp


http://www.memoriales.net/ghettos/vida.htm http://www1.yadvashem.org/yv/es/holocaust/about/03/warsaw.asp http://www.ushmm.org/outreach/es/article.php?ModuleId=10007708 http://www.estudiargratis.com.ar/samuel-akinin/auschwitz.htm http://www.radiojai.com.ar/online/notiDetalle.asp?id_Noticia=32092 http://www.memoriales.net/lite_szp.htm

Letra del fragmento de canción: http://www.musica.com/letras.asp?letra=862636

IMÁGENES: https://www.google.es/search? q=CAmpos+de+concentracion&hl=es&safe=off&source=lnms&tbm=isch&s a=X&ei=JnUqUYn6NoHM0AWrIHICA&ved=0CAoQ_AUoAQ&biw=1280&bih=653

Música. http://www.jamendo.com/es/search?qs=q=canciones%20de%20los %20ghettos http://audio.online-convert.com/es/convertir-a-mp3


Ghettos y Campos de Concentración