Issuu on Google+

TRABAJO PRÁCTICO NRO 1: LOS ORÍGENES DE LA FILOSOFÍA 3er Año - 2013 El Asombro 1. ¿Qué afirma el autor con relación a la realidad actual? En la actualidad, el asombro estimulado y valorado socialmente ha adquirido una fisonomía menos pretenciosa. Los medios de comunicación son un escenario paradigmático. Exponen el asombro improductivo del espectador sentado frente al televisor, Se trata de un asombro que se mueve a la pasividad maravillada. 2. ¿Qué significa “este mundo posmoderno hostil a ella”?. Averigua qué es la posmodernidad para poder entender la afirmación.

Significa que en un mundo invadido por imágenes y sin tantos pensamientos; donde ya no es común preguntarse cosas profundas la filosofía es contraria y no esta de moda preguntarse cuestiones que son inherentes al ser. Es decir que el mundo posmoderno es adverso y son pocas las condiciones para la filosofía todo es interpretación sin importar quien o que interprete. Es un mundo sin objetivos hablando filosóficamente 3. ¿Cómo se entiende uno de los orígenes de la filosofía, el asombro? Por asombro y por ocio comenzaron a filosofar los hombres, dice Aristóteles. Desde el asombro surgió la pregunta problematizadora y de esta la investigación que lleva al conocimiento. Ese camino era recorrido por los filósofos sabios y hombres de ciencia indistinguibles por el momento. 4. ¿Por qué el traslado de categorías griegas como el asombro resulta problemático para el hombre de hoy? ¿Qué papel juega la dimensión histórica?

Hoy resulta un problema ya que antiguamente se creía que la filosofía era para aquellos que tenían todas sus necesidades cubiertas, y partiendo de allí comenzaban a asombrarse y preguntarse, pero eso actualmente no se cumple así ya que el hombre viviendo en un mundo globalizado donde las necesidades nunca terminan siempre tiene algo nuevo que adquirir y el asombro y las preguntas quedan solapadas ante la necesidad de cosas materiales que muchas veces son innecesarias. La dimensión histórica protagoniza un papel importante ya que le da origen a todas las ciencias. Antes el asombro era algo complejo ligado a un sistema político de hombres hoy en día el marco teórico ha cambiado ya el asombro es mas una curiosidad que es satisfecha inmediatamente con los medios de comunicación. Ya no es necesario, pertenecen a cierta sociedad para comenzar a hablar de filosofía. Ahora ya no solo le corresponde a un sector sino que toda persona sin importancia edad ni sexo, ni condición social puede ser libre y pensar de la manera que quiere y da su opinión de eso. 5. ¿Qué afirma el texto de Deleuze y Guatari?


Lo que el texto quiere explicar  es que actualmente los historiadores y filósofos no dan conceptos nuevos, si no que toman los viejos y se encargan de enfatizar o volverlos en contra, coartando de esta manera la creación. Pensamos que seria factible que las personas que tengan la capacidad de crear nuevos conceptos puedan llegar a exponerlos ya que hoy no se vive de la manera en la que se vivía a comienzos de la filosofía y hay muchos conceptos que han quedado pegados al marco histórico en el que fueron creados y por eso se adaptan en la época y a veces resultan difíciles de entender.

6. ¿Por qué el asombro griego es doblemente inadecuado como concepto fundamental para explicar los orígenes actuales del filosofar?

 Es inadecuado para explicar los orígenes de la filosofía ya que el asombro de no pasa por un tema de preguntas profundas sobre el ser si no que, cambiadas las épocas, este se ha vuelto una herramienta utilizada de manera exagerada en el mercado de bienes de consumo para que las personas adquieran esos bienes satisfaciendo de manera sencilla aquello que “lo maravilla” transformando el asombro en algo rutinario. Ya las personas no tienen la misma capacidad de asombro antes este era cuestionarse de que manera y por que suceden las cosas ahora pasa por una cuestión de imagen y mercado.

La duda y las situaciones límites 1. El segundo origen es la duda. ¿Cómo la caracteriza el autor? El autor la caracteriza como la falibilidad de todo conocimiento y la consecuente desconfianza ante todo saber daría lugar a la duda productiva del filósofo.

2. ¿Qué sucede con la duda hoy?

Hoy la duda es una vacilación, indecisión o ineficiencia ante una situación o conflicto que hay que solucionar sin profundizar demasiado. Es decir que no hay duda creativa ni razonadora, sino que es, en nuestros tiempos, signo de debilidad. Se toma la duda como un conflicto al cual hay que dar una rápida solución.

3. El tercer origen son las situaciones límites. Caracterizarlas. Averigua qué son las corrientes existencialistas.


Las situaciones límites enfrentan al hombre ante su existencia misma, como por ejemplo una enfermedad, lo exponen al fracaso absoluto.      

El existencialismo es una de las corrientes mas importantes del siglo xx, el hombre es una realidad compleja e inacabada con conciencia y libertad, cuyo destino es hacerse y realizarse en medio de múltiples contradicciones de su propia vivencia, lo que le engendra incertidumbre y la angustia frente al absurdo, el fracaso, lo misterioso y lo inexplicable ante su propia existencia.

CHICOS HOY 26/06 A LAS 21 Y 50 ESTOY COLOCANDO MIS APORTES:

 El Asombro 1. En la actualidad, el asombro estimulado y valorado socialmente ha adquirido una fisonomía bastante menos pretenciosa. Se trata de una curiosidad débil que reclama ser rápidamente satisfecha en forma sencilla, pero sobre todo terminante. En el camino del asombro contemporáneo suele darse el bombardeo y la sobresaturación de eventos “maravillosos”. Cada vez es más difícil asombrarse y la sorpresa termina volviéndose indiferencia y aburrimiento. 2. 3. El asombro es el sentimiento que da origen a la filosofía, aquello que nos mueve a filosofar. Aristóteles afirma que la filosofía surge cuando algunas personas tenían sus necesidades satisfechas y el tiempo libre suficiente para dedicarlo a la contemplación. Por asombro y por ocio comenzaron a filosofar los hombres. Los griegos concebían la verdad como algo absoluto, como algo que no depende de factores como el tiempo, el espacio o la historia. Esta hipótesis sobre el origen de la filosofía en Jonia a toda otra filosofía. Creyeron no solo que el origen de la filosofía jonia había sido el asombro, sino que el asombro es el verdadero y único motor de la


filosofía, en todo tiempo y lugar. Y ese es el ORIGEN legado de la filosofía griega. 4. La traslación acrítica a nuestro presente de categorías como el asombro resulta, problemática. El asombro griego es un producto social complejo, un concepto ligado a un sistema político y económico esclavista e imperialista, una representación de la inutilidad practica de algunos hombres en un sistema excluyente. Es una categoría deudora de la función social que la filosofía y los filósofos desempeñaron en Grecia. No se trata aquí de reconocer el marco histórico o una categoría que nos interesa pensar. 5. No se hace nada positivo cuando nos limitamos a esgrimir viejos conceptos estereotipados como esqueletos destinados a coartar toda creación, sin ver que los viejos filósofos de quienes los hemos tomado prestados ya lo hacían ¡o que se trata de impedir que hagan los modernos: creaban sus conceptos y no se contentaban con limpiar, roer huesos, como el crítico o el historiador de nuestra época! Hasta la historia de la filosofía carece de interés si no se propone despertar un concepto adormecido aun a costa de volverlo contra sí mismo. 6.     El asombro griego es doblemente inadecuado como concepto por los cambios de la filosofía y los filósofos y por los cambios en el propio asombro. La filosofía se ha extendido del lugar donde la contemplación y el ocio son un valor social. Ha pasado a habitar un mundo donde el asombro predominante se ha vuelto también esclavo del mercado y el consumo. De él depende. El tipo de asombro que movió a algunos griegos a la filosofía solo puede alcanzar a elites que difícilmente se interesen por desarrollar sus posibilidades críticas y transformadoras.

Sobre la duda y las situaciones limites 1. Un segundo origen de la filosofía: la duda, arraigada en el


recurso metodológico de Descartes. Este segundo origen del filosofar, la duda cartesiana, es una duda moderna. Una duda que alcanzaba a toda forma de conocer y que solo encontró su límite en la certeza del propio pensar, en el COJITO; a partir de él proclamo la existencia indudable de la subjetividad y se lanzo al conocimiento y dominio de lo otro que es el mundo. Eran tiempo en que la duda era el comienzo de un camino que pretendía apropiarse del mundo. Eran tiempos en que la duda era el comienzo de un camino que pretendía apropiarse del mundo. 2. Actualmente, la duda, incluso como herramienta metódica, no goza de un gran prestigio. La duda se ha homologado a la vacilación, a la indecisión o a la ineficiencia. Dudar puede hacer perder un buen negocio. 3. Un tercer origen del filosofar se identifica con las llamadas situaciones límites. Estas situaciones límites que limitan la expansión del hombre y que lo constriñen despiadadamente a su finitud, lo exponen ante el fracaso absoluto. Esta conciencia de estar perdido abre la posibilidad del reencuentro del hombre consigo mismo y con el mundo, a través del filosofar. TEXTO 11: Comienzo no es lo mismo que origen. El comienzo es histórico y acarrea para los que vienen despues un conjunto creciente de supuestos sentados por el trabajo mental ya efectuado. Origen es, en cambio, la fuente de la que emana en todo tiempo el impulso que mueve a filosofar. Únicamente gracias a él resulta esencial la filosofía actual en cada momento y comprendida la filosofía anterior. Este origen es múltiple. Del asombro sale la pregunta y el conocimiento, de la duda acerca de lo conocido del examen crítico y la clara certeza, de la conmoción del hombre y de la conciencia de estar perdido la cuestión de si propio.


PRIMERO: Platon decia que el asombro es el origen de la filosofía. Y Aristóteles: “Pues la admiración es lo que impulsa a los hombres a filosofar: empezando por admirarse de lo que les sorprendía por extraño, avanzaron poco a poco y se preguntaron por las vicisitudes de la luna y del sol, de los astros y por el origen del universo.” El admirarse impele a conocer. En la admiración cobró conciencia de no saber. Busco el saber, pero el saber mismo, “no para satisfacer ninguna necesidad común”. El filosofar es como un despertar de la vinculación a las necesidades de la vida. Este despertar tiene lugar mirando desinteresadamente a las cosas, al cielo y al mundo,preguntas cuya respuesta no serviría para nada útil, sino que resulta satisfactoria por sí sola. SEGUNDO: Una vez que he satisfecho mi asombro y admiración con el conocimiento de lo que existe, pronto se anuncia la duda. Filosofando me apodero de la duda, intento hacerla radical, más, o bien gozándome en la negación mediante ella, ya que no respeta nada,pero que por su parte tampoco logra dar un paso más, o bien preguntándome dónde estará la certeza que escape a toda duda y resista ante toda crítica honrada. La famosa frase de Descartes “pienso, luego existo” era para él, indudablemente cierta cuando dudaba de todo lo demás, pues ni siquiera el perfecto engaño en materia de conocimiento,aquel que quizas ni percibo, puede engañarme acerca de mi existencia mientras me engaño al pensar. La duda se vuelve como duda metódica la fuente del examen crítico de todo conocimiento. De aquí que sin una duda radical, ningún verdadero filosofar. Pero lo decisivo es cómo y dónde se conquista a través de la duda misma el terreno de la certeza. Y TERCERO: Entregado el conocimiento de los objetos del mundo, practicando la duda como la vía de la certeza, vivo entre y para las cosas, sin pensar en mi, en mis fines, mi dicha,mi salvación. Más bien estoy olvidado de mí y satisfecho de alcanzar semejantes conocimientos.


Cerciorarnos de nuestra humana situación. Estamos siempre en situaciones. Las situaciones cambian, las ocasiones se suceden. Si estas no se aprovechan, no vuelven más. Puedo trabajar por hacer que cambie la situación, pero hay situaciones por su esencia permanentes. Estas situaciones las llamamos situaciones límites,quiere decir que son situaciones de las que no podemos salir y que no podemos alterar. La conciencia de estas situaciones límites es después del asombro y de la duda el origen, más profundo aún de la filosofía. En la vida corriente huimos frecuentemente ante ellas cerrando los ojos y haciendo como sino existieran. Olvidamos que tenemos que morir, olvidamos nuestro ser culpables y nuestro estar entregados al acaso. Entonces solo tenemos que habérnoslas con las situaciones concretas, que manejamos a nuestro gusto y a las que reaccionamos actuando según planes en el mundo, impulsados por nuestros intereses vitales.A las situaciones límites reaccionamos ya cuando nos damos cuenta realmente de ellas, con la desesperación y con la reconstitución: llegamos a ser nosotros mismos en una transformación de la conciencia de nuestro ser. TEXTO 12:   ¿Qué es eso de filosofía? Ya los pensadores griegos, Platón y Aristóteles, llamaron la atención sobre el hecho de que la filosofía y el filosofar pertenecen a la dimensión del hombre que llamamos temple de ánimo (en el sentido de la dis­posición y de­terminación). El asombro es en tanto pathos la arché de la filosofía. La palabra griega arche debemos comprenderla en su sentido pleno. Nombra aquello desde dónde algo proviene. Pero este “desde donde” no queda atrás en el porvenir, sino que más bien la la arché se convierte en aquello que dice el verbo árchein (“ser el primero”, “comenzar”, “conducir”, “gobernar”) en aquello que domina. El páthos del asombro no está simplemente al comienzo de la filosofía. El asombro sostiene y domina por completo la filosofía.


Aristóteles dice lo mismo, aquello de donde proviene el filosofar y lo que en todos los casos determina la marcha del filosofar. TEXTO 13: Nuestra primera experiencia de asombro ante la existencia del mundo describiendola de una forma ligeramente diferente; todos sabemos lo que en la vida cotidiana podría denominarse un milagro. Evidentemente, es un acontecimiento de tal naturaleza que nunca hemos visto nada parecido a él. Supongan que este acontecimiento ha tenido lugar. Esto muestra que es absurdo decir que la ciencia ha probado que no hay milagros. La verdad es que el modo científico de ver un hecho no es de verlo como un milagro. Pueden ustedes imaginar el hecho que quieran y éste no será en si milagroso en el sentido absoluto del término. Ahora  nos damos cuenta de que hemos estado utilizando la palabra “milagro” tanto en el sentido absoluto como en el relativo. TEXTO 20: La función social de la filosofía El impulso de la filosofía se dirige contra la mera tradición y la resignación en las cuestiones decisivas de la existencia; ella ha emprendido la ingrata tarea de proyectar la luz de la conciencia aún sobre aquellas relaciones y modos de reacción humanos tan arraigados que parecen naturales, invariables y eternos. Cuando se dijo que la tensión entre filosofía y realidad es fundamental, no comparable a las dificultades ocasionales que debe afrontar la ciencia en la vida de la sociedad, ello se refería a la tendencia, inherente a la filosofía, a no dejar que el pensamiento se interrumpa en ninguna parte y a somete a un control especial todos aquellos factores de la vida  que son tenidos por fuerzas fijas, incontrastables, o por leyes eternas. Precisamente con esto tuvo que ver el proceso contra Sócrates a la exigencia de someterse a las costumbres sancionadas por los dioses


y de adaptarse incondicionalmente a un modo de vida heredado por tradición, opuso él que el hombre debe analizar sus acciones y configurar él mismo su destino. Su Dios habitaba en él, o sea en su razón y en su voluntad. Hoy la filosofía ya no discute acerca de dioses, pero la situación del mundo no es menos crítica. La verdadera función social de la filosofía reside en la crítica de lo establecido. Eso no implica la actitud superficial de objetar sistemáticamente ideas o situaciones aisladas, que haría del filósofo un cómico personaje. TEXTO 21: Los intelectuales ya no deben negar las realidades. No creo que la filosofía pueda morir algun dia, puede cambiar. De hecho lo hizo en varias oportunidades a través de su historia. En el tiempo de Descartes, por ejemplo, los filósofos renunciaron al mundo tal como lo veía Aristóteles, para adoptar luego la visión del mundo de Newton. En el campo de pensamiento hay regularmente cambios que puedan calificarse de revolucionarios. En esos momentos de crisis, se tiene tendencia a creer que llego el fin de la filosofía,son solamente crisis y transformaciones que actualmente la estamos viviendo. El principal cambio producido se refiere al hecho de que hemos dejado de comprender la realidad a través de los conceptos de experiencia y de consciencia que correspondian a la filosofía tradicional. El lenguaje ha pasado a ser la cuestión central, el núcleo de la filosofía contemporánea. Allí reside el hecho mayor que transforma todo. La tradición marxista nos había acostumbrado a creer que había que romper con la cultura burguesa. Desde Marx hasta Michel Foucault, creo que fuimos víctimas de un engaño. No tenemos porqué esperar un nuevo ser humano, ni soñar con quebrar las instituciones ni siquiera perder el tiempo criticando a nuestras democracias. Estoy convencido de que los intelectuales deben dejar de adoptar una actitud crítica radical frente a las instituciones de la sociedad, ya no


deben negar las realidades. TEXTO 22: ¿Es importante pensar? Una crítica no consiste en decir que las cosas no están bien como estan. La crítica consiste en hacer salir este pensamiento e intentar cambiarlo: mostrar que las cosas no son tan evidentes como se cree, procurar que lo que se acepta como evidente ya no sea evidente. Criticar, es hacer difíciles los gestos demasiado fáciles. En estas condiciones,la crítica ( la crítica radical) es absolutamente indispensable para toda transformación. Pues una transformación que no fuera más que cierta manera de ajustar mejor el mismo pensamiento a la realidad de las cosas no sería más que una transformación superficial. En cambio, a partir del momento en que se empieza a no poder pensar más las cosas como se las piensa, la transformación se vuelve a la vez muy urgente, muy difícil y completamente posible.


Filosofía