Issuu on Google+

De la imagen un รกngel oculto trรกs la sombra...


InLakesh z ©Queda prohibida, salvo excepción prevista en la ley, cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación de esta obra sin contar con autorización de los títulares de propiedad intelectual.


souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenisou venirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvnirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirfotografĂ­avenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirJozefvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenIbarrvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouniversouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouniversouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nircosmopoesĂ­avenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirCĂŠsarsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouveAlonsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenir souvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouve nirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirsouvenirs ...


Dedicado a toda la gente maravillosa que tuve el placer de conocer en ParĂ­s. Gracias por enciquecer mi vida. Jozef

Al despertar de la Familia Universal. CĂŠsar


Prólogo Ciudad luz Retratos del corazón Palabra de silencio...

Un recuerdo se lleva sin querer, nace en el tiempo y se queda en el ayer, hay tantos y de todos colores que difícil es hablar de uno en particular, todos cuentan historias de pasajes vividos en presente, pausados en la memoria que se pueden ver una y otra vez. Lugares, gente, esencias de vida, seres que respiran se van cruzando mientras caminan, ref lejos de ti, ref lejos del otro, algúnos se parecen, mas ninguno es igual; unos se quedan y otros se van, pero todos te cambian como una hoja deja el blanco cuando se pinta. De este viaje algunos recuerdos podría contarles, pero sólo de uno me gustaría hablarles, un encuentro en especial sin el cual esto que escribo no tendría sentido. Todo comienza un día de muertos en la calle, había llegado al punto de cambiar de rumbo o continuar en el camino señalado, solo caminaba con algunos fragmentos de amigos a mis espaldas mas sin ninguno a mi lado que pudiera retratar mi alma. Caminaba y caminaba sin perder el paso, cargado de sueños y anhelos me encontraba, así, solo en un mundo tan ficticio y tan real, en un misterio sin igual poco a poco fui cayendo y de arriba abajo necesitaba descansar. Así fue como detuve mi andar y rodeado de cuervos y miradas perdidas me puse a meditar.

7


Sin duda el momento de abrir mi cuaderno había llegado, buscando una respuesta a mi aparente confusión, un número encontré bajo el nombre de José, una clave que aquella maga me dio, la única que poseía por el momento, de la cual sólo pensé, tal vez un soñador también él es. Así el teléfono hice sonar y con su amable voz fue el único que respondió Fue aquel día de muertos que nos presentamos como vivos en una exposición de huesos y tradición; un encuentro de buenos amigos marcado quedaria. De ahí en mas un sin fin de aventuras juntos vivimos, historias de amor y desamor, de fantasmas y aleg rías compartimos; él con su cámara bajo el brazo retrataba la vida de nuestro andar, mientras yo a cada paso, con trazos de mi alma color le daba a una nueva hoja en blanco. Y fue así como este viaje juntos comenzó, y antes de separar nuestros caminos por el nuevo ciclo, darle forma a nuestra pasión hemos decidido, de la imagen a la palabra, de la palabra a la imagen, es así como nace nuestra inspiración unida en un solo fragmento de vida. Las vivencias compartir es nuestro único fin y de la mano caminan con esa particular forma de ver la vida: Dos soñadores aprendiendo a vivir, dos soñadores conociendo el amor.

8


9


10


Creyendo saber de la vida hacia mi destino salí, poco a poco a mis orígenes fui llegando; cruzando con maestros del recuerdo de lo poco que sabía en cuenta caí. Así las estrellas fui interpretando, paso a paso a la muerte conociendo, aprendiendo de la vida sus secretos: Amor sólo eso y nada más…

11


¡Hace frío! Mas con tu manto estelar me cobijo, cálido abrazo que me permite soñar. De lo que debo olvidar tu dulce aliento me lo dice, recordándome lo que mas allá de la carne siempre he sido, lo que más allá del silencio siempre seré…

12


13


14


I Por muy blanca que sea, toda figura tiene su sombra, de ti depende lo que en ella quieras ver. II Mientras más brilla el blanco más oscura la sombra es, al cielo alzar las manos si el viento sentir pueden… III Así dejando de luchar a la calma puedes llegar… IV Sin oponer resistencia a la liberación que se viene se llega… V Dentro de aquel castillo de silencio melodía de ángeles reina, sin buscar en el misterio, de puerta en puerta, secretos de él se revelan: tan dentro, tan afuera, a ojos cerrados ver el universo aún así podrás de la armonía a la eternidad…

15


Me abro a la soledad: estoy aquí, estoy ahora. En el momento que se diluye cual lagrima que esgrima, vierto mi angustia en el sopor de tu lejanía; te veo en cada gota de vida. Le abro la puerta al vacío, al silencio de tu melodía sin fin: estoy aquí, estoy ahora, sin miedo a la vida sin miedo a la muerte. Me embriago con tu esencia sin perderme en tus pasos; nada me detiene, nadie me ve.

16


17


18


En “él” se esconde la iluminación; de la oscuridad a luz entrégate a ti mismo… Soy la muerte de aquel que te hicieron creer que eras; soy la revolución de tu ser; soy la transformación de tu esencia; soy la liberación de tu pasado; en tu más profunda oscuridad yo soy el que porta la luz; soy la andrógina seducción, la infinita visión yo poseo, en mí reposa la creación universal… A jugar con la magia debes comenzar; las capacidades infinitas de la vida tu posees, en tus manos portas la luz universal; los secretos del ayer tu ostentas, la unidad y el complemento de los que esperan; tu eres. Eres la realización del mundo; hacia tu lugar de poder te diriges, donde agua de conciencia corre; donde mejor canta el alma; donde se llena de luz la noche; donde todo cobra vida; donde nacerá tu semilla; donde eres libre como el viento y visible es la divinidad… 19


Como un suspiro se hace presente y así como la nada está sin estar; Saltando de instante en instante para en el olvido florecer como aquello que ya es de una imagen que se evapora. Inspiración! Piedra del augurio, bienvenida ya eres, cierra tus ojos, vé mas allá sin perder de vista la tierra que en el ahora respiras. Soy parte de ti; Soy parte de todos; Afuera y adentro, siempre estoy al ritmo de la vida, te saludo como mi igual.

20


21


A veces pareces tan estático y tu frío correr me recuerda a esos muertos de ángora; en otras, pareciera que bailaras al cómpas del viento a ninguna parte. En tu más profunda oscuridad reflejas la luz que viene de allá y nos hace perdernos en aquel azul misterio como si los limites entre cielo y mar dejaran de existir, abriendo inmortalidad. Suenan las campanas y seduces con tu moviento sin igual, así invitas a cualquiera a entrar en esos mundos que sólo tú conoces; a tu izquierda, a tu derecha, sobre ti, sin perder la calma contemplas y contemplas un sin fin de humanidad, pues has estado aquí presente antes del tiempo de los primeros caminantes. De donde vienes, a donde vas: a nadie importa, pero a ti te buscan portando un poco de soledad con la esperanza de tu aliento encontrar en cualquier noche de verano. 22


23


24


¿Cómo elegir una entre tantas flores cuando sopla el viento en primavera? Todas tienen su color, embriagan con su forma. Dejo atrás la soledad, vuelvo a mí. Te elijo a ti entre todas las demás, tan sobria y natural como sólo tu eres, con tus miles de colores te acepto así como sólo tu eres, por tu fragancia de luna me rindo a tus pies. ¡Basta de confusión! ¡A ti te invoco! ¡Ven a mi¡ ¡Te invoco ahora¡

25


26


Luz y muerte en aquella alma libre. Dentro de la alquimia transforma lo que en verdad eres. Abierta de par en par puerta de cielo navega, de ceniza en ceniza el infierno baja; camino de ruido, mar de silencio, de aquí templo de luz de allá sombras que reptan. Árbol perdido, Árbol de luz: encontrar El Bosque es tu misión…

27


Contemplo mi presente, trazos de futuro se pintan en él, frente a frente la mujer y su figura sin rostro; ¿Quién se esconde detrás del velo cual flor que se abre en primavera?

28


¿Estás ahí? ¿te conozco? sin esperar respuesta lanzo mi voz al viento, así como se abre la flor de loto, inspiración y conciencia sólo te pido.

29


Falsas promesas de un templo de oro; encantadores de fieles sonámbulos, dejan caer un manto de verdad detrás de una gran mentira. Oro y sumisión sólo buscan de un rebaño de inconcientes perdidos en el ruido de sí mismos sin amén.

30


31


Libre de todo pensamiento llega la inspiraci贸n, mientras el mundo de las apariencias deambula con la miseria en sus ojos sin poder mirar la luz que los corona; Perdidos en la oscuridad, hablando sin sentir, se hacen escuchar de sus libros muertos palabras sin sentido, incapaces de interpretar el lenguaje universal.

32


Y así y así están por todas partes, tratando de llamar la atención que en su cuna de soledad les fue negada. Y de vez en cuando... se acercan con una sonrisa, buscando sólo un fragmento de emoción desconocida.

33


Y así es como descubrí tu cuerpo bañado de caricias; pues miles te han tocado pero sólo yo conozco tu melodía; pues me entregaste las llaves de tu incipiente melancolía… 34


35


36


Solar y coqueto, sin perder de vista la luna. ¿En la calle? En la calle está la vida, gira la inspiración: gira la vida. Mis ojos bailan, mi corazón canta mientras una mujer traza mi alma…

37


En esta era del no tiempo que comienza, sentir puedo a las estrellas; sin buscar encuentro, aquí esta todo lo que tengo. De donde vengo, a donde voy, ya no importa. Con un semblante de alegría, disfrutar el camino es lo único que resta; me acerco a casa sin perder de vista el horizonte: ¡Ahí están! Formas de un mundo sin igual. De una conciencia divina campanas suenan por llegar, de muy adentro a la paz: se abre el mar para darnos tierra; se abre el cielo para darnos mar; se abre la tierra para cielo darnos; se abre el mundo nos da eternidad. Cierra los ojos que nos lleva el viento, a plenitud de melodía: ¡Confía! Sólo déjate llevar…

38


39


40


Del pastor a las ovejas las gracias te doy; vecinos de sangre como siempre ha sido, de uno a otro fuimos saliendo de la tierra del olvido: Allá donde la piel se tatua de sol tierra y cielo se tocan al cantarle a la luna. De un lugar a otro, de aquí para allá, sin perder el ritmo, el viento nos trajo, el viento nos porta. Mas allá de la apariencia de hombres de piedra, guerreros de sangre que viven y nacen todos juntos como hermanos. Largo es el camino, vamos y venimos al mismo destino; de ti; de mi; un lugar cerca de nosotros, sin límites de moral, sin límites de fantasía: estamos en casa...

41


Que hacer en caso de soberbia cuando el hambre de ansia te parte en dos, y no te queda más remedio que gritar sin furia: harto estoy de fingir quien no soy: aquí está el señor sol…

42


43


Pinto mi corazón para ti y otros lo reciben; escribo versos de amor y se los entrego al viento. Así, cruzando mares llegan a ti, más allá de tu ausencia, a mi lado está, aquella figura que se pierde en la ilusión. Para áquel que se niega a escuchar, oculto en las estrellas yace tu mensaje. Sin palabras de aliento, libero mi alma del tiempo sin esperar cosa alguna de la vida.

44


45


46


Somos animales en reposo que en sueños duermen; cantando en silencio entre sombras bailando; sin miedo a volar, sin miedo a la vida, de la noche me aferro, frío suspiro sin dueño; somos eso y más…

47


A-dios te he dicho. A-dios comienza la verdadera búsqueda. En el a-dios está el desprendimiento a la libertad: El a-dios es la sonrisa del amor que seduce a la muerte por estar tan viva. No llores más, que el amor no tiene dueño: el amor es el a-dios de dos almas en libertad; el a-dios es la danza de dos corazones que se entregan a lo incierto de la creación sin fin…

48


49


Te reclamo mis vidas por venir, te agradezco las pasadas como si fuera la primera vez; sin aviso te presentas y sรณlo con tu mirar el aliento me desarmas. Mรกs allรก de tu ausencia: te conozco.

50


51


52


Toc-toc te vienen a buscar; ¿quién? Él que siempre está; Él que nunca se va; Él que a nadie sirve; Él que no tiene dueño; Él que a todos da; Él que no tiene origen; Él que no tiene nombre; Él que se comunica en silencio; Él que todos buscan; Él que nadie puede ver, al que todos quieren llegar... 53


54


Dime una cosa que no sepa; dame el valor de vencer el miedo; deja que cante mi alegría… Déjame consumir tu fuego através de mi aliento; embriaga mi alma con tu canto celestial; reconforta mi espíritu con tu azul inmenso; ilumina mi conciencia con tu destello manantial. Dirige mis pasos por tu sendero de paz; otórgame el poder de la visión sin fin; a tu palabra de silencio arde mi percepción; transforma mis pensamientos con armonía de viento; inunda mi esencia de tu mar en vuelo; dame la paciencia de tu movimiento en coro; reconforta mi cuerpo en la miel de tus brazos; inspira mi obra con tu susurro del ayer; convierte mis palabras en alimento etéreo. De la nada crear, dame la voluntad. Enséñame a construir puentes para unir mundos; por vías de eternidad mi melodía conduce. Viajo del recuerdo de la luz a la fuente universal; así las gracias te doy por todo los dones recibidos.

55


56


En la inmensidad de la multitud me acoge la solitud al ser doble mente tres. ¿Dónde están todos? ¿dónde yo estoy? Sin rumbo fijo, no hay nada que decir, no hay nada que hacer, que venga lo que sigue mientras sale de nuevo el sol. Poco a poco, llego a quien yo soy.

57


Aislado del mundo, multitudes sonoras contemplo; mucho más pesa el miedo en caída libre, yo mismo me alejo de altos vuelos; para salir... tanto así necesito de mí. Ayúdame pues (aún) no sé lo que soy, dónde estas cuando comienzo a sentir; en la poesía me refugio mientras espero, a ratos me fumo sin celo, otras veces me pierdo en el intento. Sé lo que soy; soy lo que vive; viajemos juntos sin rumbo fijo, sin pensar en lo que viene contemplar y sólo eso… Cansado ahora de caminar soñar necesito todo el tiempo, hambre de incierto busco sonata di voz sept caos mañana nos veremos…

58


59


60


La única fuente verdadera de arte es nuestro corazón…

61


62


Su mirada era cĂĄlida y penetrante y al perderme en ella me decĂ­a: no te preocupes, todo saldrĂĄ bien, el momento ha llegado, no tengas miedo de volar, ÂĄestamos contigo!

63


AĂşn ahora rondas de instante en instante; En nosotros, dentro y fuera, el ciclo continua. De la vida crear a la muerte cambiar. De ti y de mi: la eternidad mĂĄs allĂĄ...

64


65


66


Derramando vida y muerte a cada paso, contemplo el deterioro de una sociedad que agoniza, y el canto de los cuervos grita mi nombre cual ansia de cambio. Para crear conciencia estás aquí; Para crear conciencia estás ahora…

67


68


Así sin pensar llega el día, de la nada aparece y de pronto se va; cual sigiloso dragón, como un suspiro dentro aquí está; gira y gira y con tu aliento se va, al igual que él vamos y venimos así sin pensar; como un recuerdo que viene y se va; nace en el olvido mas siempre a tu lado está. La última verdad en él se esconde, sólo basta callar y el pensar olvidar, pues al igual que el día viene y se va, mas a tu lado él siempre está.

69


70


Soy el vacĂ­o de una generaciĂłn que se pierde en el abismo, que seduce al infinito, que baila con la vida y se despierta en brazos de la muerte soĂąando inmortalidad...

71


Sueños sin memoria; sueños sin sentido que con la sombra desvanecen; sueños perdidos en la luz de la conciencia; sueños, confusión y realidad y el miedo a escuchar el árbol que cae, que desespera la caricia del viento mientras intentas recordar la pureza de su abandono. En el tiempo se pierde y de la noche a la mañana te recuerda lo bello que es vivir cuando piensas que ya estás muerto… 72


73


74


Hay tantos fantasmas en la vida, tanto dolor, tantas drogas, tanta locura sin sentido; en el infierno de Dante vivimos la divina comedia de la vida moderna. ¡En el horizonte! Un buscador de la armonía perdida siguiendo la voz de su creador: ¡Oh Dante! Perdona mis pecados, llévame a aquello que te dará luz; invoco la presencia de Virgilio redentor, de tu ayuda necesito pues perdido estoy en el infierno del mundo…

75


Sólo soy un pasajero en un mundo de ciegos, un extranjero en tierra de nadie, un rey en tiempo de esclavos, teniendo sueños de grandeza, practicando la doctrina del silencio, cantando a los cuatro vientos sin decir palabra alguna; sollozos de libertad, oh dulces lágrimas de felicidad: tercer cambio de piel a la vuelta, nada es coincidencia, no hay certezas, únicamente señales, algoritmos del destino, momento es de actuar sin desesperar… 76


77


I En medio del caos colectivo, ¡Despierto! A olvidar comienzo y me levanto, Karmica limpieza sólo falta comenzar. II ¡Adelante! ¡Vengan conmigo! Que el camino de regreso a casa yo conozco. Escuchen la música de mi alma, bailando sin perder el rítmo hasta la belleza contemplar. III ¡Que siga la creación! Hagamos un arte de la vida, fundámonos en el amor; Olvidando lo que hemos aprendido magia hagamos para existir, pues magos somos y no bufones: ¡Juglares del viento sin tiempo a la deriva, sonreír a lo incierto que se esconde en el detalle! IV Somos todo. Somos nada. Contigo y sin ti seguiré siendo otro y el mismo… 78


79


80


¡Dime! ¿A quién le quieres dar vida? ¿en quién piensas cuando caminas? Cierra los ojos déjalo existir; Dale vida a eso que en sueños camina…

81


Y heme aquí mujer de magia: sin tiempo, sin sombra. Contemplo el instante mientras me pierdo en el deseo de acariciar tu distante figura: te quiero aquí, te quiero ahora‌

82


83


Cansado estoy de callar la palabra del amor, cuando quiero gritar a los cuatro vientos, la magia que yace en mi corazón‌

84


85


86


Me quito la mascara y te desnudas ante mí cual deslumbro fugaz; en tus ojos vacíos guardo mi soledad, en tu indiferencia me refugio y una voz que me susurra: soy de ti, confío en ti, yo te hago feliz… 87


Qué hacer en medio de la noche sin sueño, cuando tus pensamientos son éstos y son aquéllos, cuando tu figura va y viene cual punzante destello, que baila y que canta el cantar de los cantares. Cuando de pronto... ya estás muerto. Y el sopor de la humedad, de la nada te levanta, bañado de sueños que se evaporan…

88


89


90


Del gris intenso antes de la tormenta, nuevos artistas salen de su destierro, conspiradores del sue単o a la nebulosa celeste dando matices, corte tras corte, en la calle se gesta: el arte de la nueva era. 91


92


Lo que escriba o deje de escribir es algo que no contemplo, nace del olvido de lo que una vez fui‌

93


94


Gozando de la vida; Gozando de lo incierto. El misterio es mi aliado. ¡Ya no temo más! Así como el ave emigra sin perder de vista el horizonte, hacia mí mismo caminando llego. Los orígenes de la creación descubriendo, me acerco a lo que siempre fui. Sin alejarme de lo esencial dejo que lo que me busca me encuentre: muerte y vida, sólo eso y nada más… 95


De un espejo a otro que graciosa la vida es: arriba y abajo, adentro y afuera. Porque yo soy él y él es yo; porque todo es lo mismo; porque nada tiene sentido. Andrógina forma tiene la vida; porque todo es lo mismo y el por qué: ya no importa…

96


97


Allá en el monte de los mártires te espero, en el lugar más tranquilo de tu bajo vientre, donde reina la palabra del silencio entre voces que descansan; donde se posa el pájaro de noche siguiendo el compás de figuras de luz; donde murmulla el viento sin nombre esencia de flores y altares navegan; donde yace olor a eternidad, llama la noche; junto al árbol de vida te espero, al dar la tercera campanada de un único día. Hasta entonces magia de mujer.

98


99


Perseguido por la sombra de aquel que una vez fui he aceptado a mi diablo sin renunciar a mi dios, conozco el dolor; conozco el amor; todo cambia. Eterna mutabilidad que en tu vientre nos acoges; La justa medida entre el bien y el mal; Oh dulce inmortalidad que en versos te escondes, te comparto con el mundo al susurro del silencio‌

100


101


102


¡Soy todo lo que te puedas imaginar! Experiencia inmortal, mil rostros tiene mi espejo. En tu bosque por la noche me adentro y cual bestia famélica devoro inmortalidad. A la luz del día: nadie me ve... En silencio me alejo, no sin antes mi territorio marcar con un guiño de conciencia descarada; Oculto ante la masa pestilente que se niega a callar y me incita a pecar. ¡Oh tu creadora de seres! Dispuesto estoy a darte mis mundos venideros más allá del murmullo del tiempo... 103


¡Rebelión! Es tiempo de rebelión. La revelación del espíritu: aquí y ahora. La respuesta de los orígenes en la voz del silencio está; ¡Escucha! ¡Escucha! La solitud de tu corazón escucha… 104


105


Gran montaña que de cielo bajas, cuantos han sido los que han subido, a cuantos les has tocado el corazón; de tiempos inmemoriales has sido refugio de magos y dragones, gente pura de corazón a ti ha llegado, algunos buscan consuelo otros lavar sus heridas de ayer pero son pocos a los que bañas con tu luz ahora. Miles de nombres te han dado y sin importar ninguno con ellos te has quedado. Siempre estás para todos mas no todos te encuentran pues no basta solo escaleras subir, más allá de tu cima contemplar el paraíso podrán todos aquellos que lleguen por el sendero de la paz, sin importar la sangre por otros derramada. Ahora no sabrían como llamarte esos mártires que tanto te han buscado, un simple monte ya no eres. Con música Wencantas por igual, con sutiles movimientos los envuelves, y sólo unos cuantos se entregan a tu melodía de principio a fin. Vengan a ustedes y dejen de buscar, no soy lo que afuera buscan, soy lo que adentro se encuentra, no existe escalera que a mi templo los pueda llevar. Abandonen lo que ya no son y así llegarán, dejen el martirio, dejen el sufrir, abandonen lo que ya fue; así con los brazos abiertos los espero en la cima de ustedes mismos antes de volar... 106


107


108


Poesía es el canto del loco que vive en silencio y se niega a callar, dando gritos de alegría por la flor que en el paraíso perdido se desnuda, donde la muerte es vida, donde la muerte es transformación, susurra y te dice: Aprende a morir y sabrás como vivir…

109


110


Parte de mí es blanco; Parte de mí es negro; Parte de mí es sol; Parte de mí es luna; Parte de mí es tierra; Parte de mí es cielo; Parte de mí es agua; Parte de mí es aire; Parte de mí es fuego; Parte de mí es estelar; Parte de mí es sombra; Parte de mí es luz; Parte de mí es hombre; Parte de mí es mujer; El TODO es parte de mi. Parte de mí eres tú; Yo soy parte de ti. Somos hermanos; Somos sangre; Somos cosmos; Somos infinitos; Somos eternos; Somos una raza cósmica…

111


112


No somos una nación; No somos ni de aquí ni de allá; No somos una bandera. ¡Somos terráqueos! ¡Somos cosmos! ¡Somos divinos!...

113


Vengo de un mundo sin fronteras, de un lugar mas allá de tu imaginación, donde la gente vive sin contar el tiempo; donde el Amor no tiene límites ni definición; donde el andrógino habita en todos; donde se siente el canto de los cuervos; donde carecen de sentido el bien y el mal; donde tu eres yo; donde yo soy tú; donde lo efímero se disfruta sin pensar; donde eres el dios de tu altar; donde sonríes sin razón aparente; donde aceptas tu muerte a cada instante; donde se festeja cada nuevo amanecer; donde mejor se le canta a la luna; donde se da sin esperar; donde se siente la caricia del viento; donde no habita el miedo; donde se mira el cielo; donde se sienta el alma; donde reina el silencio; donde se escucha la voz del corazón; donde se hace y se vive cada suspiro de libertad; donde yace la armonía...

114


115


Sueño que una vez contemple; mirada perdida del ayer y del hoy, fuera del tiempo te vine a encontrar, desnuda y soberbia me dijiste que sí. Develando uno a uno tus secretos me fuiste; del susurro al viento en la tentación de una noche caí, y tú sin más frente a mí, tomaste mi anhelo y lo hiciste tuyo mientras yo me supe enamorado de la sombra que una vez fuí. Me diste más, yo te di mirar; seductora cruel de tierna imagen en el nocturno de tu encanto caí, sin darme cuenta de tu oscuro velo de porte sin igual; luz de nombre sombra en el ref lejo de grande mirar; en tu cielo gris a tus pies estoy sin mi rodilla posar, te conozco porque te tuve me conoces porque me di, ¿tus secretos? ¡Ya no me importan! pues en el ahora te siento: me conoces y te conozco, estamos igual. No soy de ti. No soy de nadie. Somos todos estamos aquí. 116


117


118


119


Notas de Vida

120


Alma-Souvenirs.