Page 1


Carlo


rlos

Velasco

Boz


zan no


arlos did it his way. / A candle burning both ends / Your squiggles and shapes link and form into / multiples of drawings that end up as people. Imagine a bomb shooting out of a large canon / A tree that never wilts / A Brave Heart / A Warrior turned into an angel climbing the / highest of mountains naced and barefoot / finding safety in his own expression. A rainbow of his own roles chasing his shadow / racing with time and space experimenting sensations / discovering the unknown going beyond all boundaries / to places


Disorder that isn’t meant to understan only / to confide and trust it’s priviledge Thank you Carlos for always being you no matter how / hard it was that is probable one of the biggest / challenges of life that you knew how to overcome. Eating air from a chameleon’s dish / Marching to the beat of your own drum / Welcome to the party to a part of this World / You have taught me a new and different meaning to life. My Indian My Cowboy My Rock and Roll / We were lost then we were found / I know you are here I have no doubts / No fears no barriers because I know / you are now always with me everywhere I go / and all the air I still breathe. Lifted by the sea to swift amongst / the colour of the waves and with the / harmonic howl of the wind whirling / beyong the big grey sky to the eternity / of sunshine, a shining bright star. / You are as lucky as we to be full of your love.

I was ever so blessed to share my life / with the most unique, profound, explicit, /dramatic, sensitive creature. /Gorgeous man. /You have given me a beautiful family /A circle completed / My sweet misery /Te Quiero Mi Amor / I am definitely yours.

Ana

One Love and Peace to all.


engo delante de mí, a los actores de muchos episodios de la vida de mi hijo Carlos. Me dais calor y alegría porque creo que el seguirá viviendo en nuestros recuerdos y en nuestros corazones. Todos vosotros fuisteis elegidos en su momento por el y os quiso y os necesitó en mucho. Ya sabéis lo que dependía del amor de los demás. También es verdad que él entregaba a cambio todo su amor, generoso y exagerado. Era la tormenta y la calma, el sol y el huracán y otra vez el sol.


Siempre lleno de cariño y de amor por los demás.

ser uno de los mejores, pero no le ha dado tiempo.

Un padre ejemplar, a nadie quiso como a sus tres tesoros. Conseguía la cuadratura del círculo para reservarles todo el tiempo que podía. A veces daba unos gritos, pero ellas siempre sabían que pasaba la nube, tenían a su padre, el más loco, bueno y divertido.

Estaba enamorado de su trabajo. Ha trabajado siempre a fondo, dándolo todo, con largas noches sin dormir e interrumpiendo su labor durante el día solo para ocuparse de sus hijas o de su familia.

Adoraba a su padre, sus hermanos, sus sobrinos, sus primos, tíos. Le encantaba su familia. Para mí, era mi ducha escocesa diaria, como yo le decía. Imposible aburrirme con él, alternaba los desánimos y las alegrías, compartiéndolas conmigo. Lo que yo más temía oír era: “Mama, no te preocupes, pero…”. Afortunadamente la siguiente llamada era: “que bien me ha venido hablar contigo, todo va bien”. Sus visitas relámpago por mi estudio eran aire fresco para mí, era mi mejor crítico. En su profesión, le hubiese gustado

¡Hay tantas cosas que decir de él! Pero se nos ha ido un hijo, padre, hermano, amigo maravilloso. Por favor, no olvidéis a mi “niño chico”. Muchas gracias por estar aquí. Que descanse en paz.


ola, me llamo Manuel y soy amigo de Carlos desde hace casi treinta años. Digo que soy su amigo por que aunque el ya no este aquí con nosotros mi amistad durará toda la vida y le llevaré siempre en mi corazón. La verdad es que ya casi no se pueden decir muchas mas cosas bonitas sobre Carlos por que ya se ha dicho de todo así que lo que yo os voy a contar son un par de anécdotas divertidas y bonitas que seguro que muy pocos conocéis. Casi todos sabéis que Carlos y yo somos súper amigos desde el colegio, aprovecho para saludar desde aquí a


los compañeros que han venido y que están por ahí detrás, pero lo que muy pocos conocen es que cuando nos conocimos, a los catorce - quince años, es que nos llevábamos fatal... De hecho éramos enemigos totales. En motivo lo desconozco, siempre creí que era por nuestra mutua condición de lideres. Chocábamos constantemente por liderar el grupo de amigos. Como se soluciono esto, pues muy fácil, un buen día Carlos me invitó a una de sus magníficas fiestas en casa de sus padres, de aquella ya apuntaba maneras con eso de las fiestas. Yo aluciné y no entendí muy bien por que me invitaba ya que nos llevábamos muy mal, pero el era así, no tenia ni un poquito de maldad. En esa fiesta nos reconciliamos definitivamente y nuestra amistad durará toda la vida. Estas palabras que estoy diciendo se las dedico a sus tres hijas, Saskia, Jara y sobre todo a mi ahijada Sophie. Por último tengo el deber de agradecer a Carlos y a su familia algo importantísimo que como consecuencia de mi amistad con él me ocurrió hace muchos años.

En la noche de fin de año de 19831984 en una de las maravillosas fiestas que organizaban la familia Velasco-Bozzano, tuve la gran suerte de conocer a la que con el tiempo fue mi esposa, Pepa. Gracias a Carlos y su familia conocí a Pepa y gracias a eso me case con ella y tuve a mi hijo Manu. Si no hubiese sido por esta maravillosa familia nunca hubiese completado yo la mía y por eso les estaré a todos eternamente agradecido. Nada más, Carlos muchos besitos desde aquí, te llevaré siempre en mi corazón. PARA SOPHIE, SASKIA Y JARA CON TODO MI AMOR.


thers have spoken of carlos’ youth and his professional life. I spent 9 years with carlos, living together for 2 and married for 7. I have never met anyone with such force and strength and vitality for life. He was generous to a fault and completely his own person. Carlos was wildly romantic, incredibly thoughtful and full of tiny, symbolic gestures. We have three wonderful girls and my fondest memories are of us in sanlucar, the place he loved most in the world. He introduced them to his fascination for chameleons and used to spend hours searching them


out with the girls. Every evening we would stand and toast the sunset with a Sherry as the sun dipped into the ocean. So many of you shared those magical moments with us. Sadly we separated almost 10 years ago. Carlos has always been an incredible father to Jara, Sophie and Saskia. The girls were the most important thing in his life and he proved it on a daily basis. He was a regular on the school gates in the afternoons, pulling up late with music blaring, sunglasses on and ready to load up his three (and often many more) in a car that was normally his own. His studio became the venue for many an amazing birthday party –he would spend hours painting huge portraits of the birthday girl, recording music, setting up giant screens and projectors to entertain 20 screaming children and then invite them all for a sleepover.

He was well known and loved by the other children. He would whisk them off on video shoots and to concerts. He would let them stay up late and watch totally inappropriate Films. He fed them bags of sweets and big fry ups. They loved him and he loved them. However, the craziness apart, he would also spend hours painting with them, take them to museums, for bicycle rides in the Casa de Campo with Bella our dog tucked in the basket in front of him, go roller blading with them, take them on the holiday of a lifetime to New York and walk them all over the city, including the Bronx. He made his mark at the school fete when he turned up with a vat of ‘cocido’ a typcial, heavy stew, he had made most mothers had taken cupcakes and sándwiches. He and a friend, armed with a bottle of wine, then sold more than anyone else! The stories are endless… As so many people have said to me since Saturday, his children experienced more love and emotions, escapades and ad-


ventures with their father in 15 years, than most people in a lifetime.

difference in the world. He has left his mark on everyone who knew him.

Despite our separation he was always very generous to me. He accepted my marriage to Harry and genuinely wanted to make things easier for us – even suggesting we all moved to london – himself included!! He always put others before himself.

He will always be with us, in our hearts.

He has left us far too young. It breaks my heart to think that he will not see his children grow up, get married and have his grandchildren. He would have enjoyed that so much. But he has left behind the best legacy in the world in Jara, Sophie and Saskia. So many of his wonderful attributes are so clearly visible in his children, including his booming voice. I feel they are blessed to grow up with his love for life, his naturalness and his mad crazy ways. He can be very proud. The loss of his huge personality will leave a vast hole in all of our lives. He was the sort of person who made a

The music we heard coming in is what the children used to wake up to with carlos when he had been working through the night. The music we will play when we leave is what the girls used to sing at the top of their voices with him in the car. When I Looked at the lyrics i had to smile……. EMOTION AT SUPERSONIC SPEED.


a gente que pasa por nuestras vidas deja un rastro, a veces una huella. Carlos fue un tren de mercancías que arrolló la mía. No se ni por donde empezar, así que no lo voy a intentar. Sólo puedo decir que ha sido un privilegio inmenso tener a Carlos conmigo estos años. Trabajar con él fue un festival. Cierro los ojos y le veo entrar como un torbellino jadeante por la puerta de RaRo, embutido en esa camisetilla blanca, con sus gafas de sol y sus 60 llaves colgando del cuello, como si saltase a la pista de baile: pero sólo eran las 10:20 de la mañana… repartía besos, chuches y según iba a sentarse de re-


pente gritaba “¡coño, las niñas!” y salía disparado sin haber encendido el ordenador, para no volver hasta horas o días más tarde. No importaba: un par de horas-Velasco eran como varios días de cualquier otro de los mortales que le rodeábamos. Era absolutamente brillante e intuitivo ante el lienzo, el papel o la pantalla. Un animal de alto contraste. Carlos, aparte de ser un diseñador y un tipógrafo de escándalo, era un especialista: un especialista en hacer bueno el trabajo de los demás. Era la estrella de rock que cantaba escondida tras el amplificador, y un extraño pudor hacía que no quisiese muchas veces firmar los trabajos, aunque todo lo que merece la pena que haya salido de mi estudio en estos años llevase su impronta. Hacía brillar a todo aquel con el que colaboraba. No he visto jamás tanta energía concentrada en un sólo individuo: fue invasión de un solo hombre, y se ha ido como ha vivido, dejando un cometa de alegría tras de si, que aún a través de los vasos de lágrimas que me ha hecho derramar estos días, no para de hacerme reír, incluso en estos momentos en los que ya no me ape-

tece diseñar, porque sé que ya no voy a poder diseñarlo con él. Recuerdo el café nuestro de cada día en la Muralla o en ZJ, un periódico, un pitillito, la lista de los deberes que después él jamás encontraba... y a maquinar juntos, un plano de Metro, un logo, una colección de libros o una escenografía: éramos completamente felices. Carlos era generoso hasta la sobredosis y jamás conoció la envidia. Era sensible hasta límites insospechados, y lo que más le dolía era el dolor de los demás. Sus niñas fueron el motor de su vida, y por ellas peleaba, quijotesco, cada día. Ellas fueron el destello que le mantuvo la cabeza llena de pájaros y los pies en el suelo. La vida es hoy un poco peor y mucho más gris. Siempre he visto pasar a la muerte de refilón, pero nunca me ha posado la mano en el hombro de esta manera. Al irse Carlos siento que se ha ido un pedazo muy importante de mi, y no le perdono que no cumplamos nuestra falsa promesa de marcharnos a en-


vejecer juntos a Saviote, cuando nuestras chicas nos expulsasen de casa por insoportables. Me le imagino sentado ahĂ­ arriba en una nube, sonriente, impecable, con las manos negras de tinta china y grafito: el pirata mĂĄs honesto que jamĂĄs he conocido.


ola buenas tardes. Mi nombre es Giles Tremlett y para los que no me conocen, simplemente diré que soy uno mas de unos cuantos extranjeros que estamos aquí hoy para despedir a Carlos. Sé que, si no fuera por las distancias que nos separan, hoy seríamos muchísimos mas - estaría gente como Herbert Viana, de Brazil, o Hannah, Will y su familia de Paris. Aún así, aquí hay gente como Lucy Davies, que ha viajado desde Cuba para estar con nosotros y con la familia de Carlos. Aunque Carlos fue padrino de nuestro hijo Lucas, la verdad es – muy a mi pesar – que hacía tiempo que no le había visto, y seguramente en este tiempo Carlos, quien tenía una gran capacidad


para hacer amigos, pudo añadir unos cuantos nombres mas a la larga lista de amigos que tenía repartido por todo el mundo. Yo quería compartir un par de recuerdos con vosotros, para así poder destacar dos o tres calidades que hicieron que Carlos fuera una persona tan querida y tan especial para tanta gente. Les podría hablar, por ejemplo, precisamente de su capacidad para atraer a la gente, de hacer amigos y de compartir momentos de diversion y de alegría con ellos. Yo no seré el único que, percibiendo que allá donde iba Carlos casi siempre había diversión, se arrimaba a él para compartir con el esta facilidad que tenía de exprimir lo máximo de la vida. Y so lo agradezco no solo por los buenos momentos que compartimos sino porque una noche me llevó a un local, ya desaparecido, de la Calle Pelayo, El Torito, y allí conocí a una chica que hoy es la madre de mis hijos y, por lo tanto, del ahijado de Carlos, Lucas.

¿Se quejaba Carlos de la gente que se acoplaba así? En absoluto. Lo que mas le gustaba, de hecho, era juntar a unos cuantos amigos (y amigos de amigos) para pasar juntos una noche, un fin de semana o hasta una semana de diversión. Y allí pasamos a otra de las facetas mas destacables de Carlos, su genorosidad. A Carlos recuerdo que se le podría llamar a cualquier hora del día o la noche para pedirle lo que fuera. Y si fuese en su poder ayudarte, pues te ayudaba. Hace unos cuantos años, cuando estaba terminando un libro sobre mis viajes por España quería citar una anécdota que me había contado Carlos. Le llevé un borrador de lo que había escrito para que lo viera antes de publicar y a Carlos no solo no le importó que tomase de prestado su anécdota, sino que se quedó encantado y, como siempre, entusiasmado con el libro. Así que allí está Carlos, contando su anécdota en el libro - y me alegro que, entre los muchísimos lugares donde pervive la huella y la memoria de Carlos, están las páginas de un libro mío (“España ante sus Fantasmas”). Yo creo que aquí somos muchos los que fuimos receptores de su generosi-


dad, la misma que aprendió, seguramente, de Mariqui y de Jesús – quienes tantas veces, tambien, nos abrieron las puertas de su casa – o de sus casas. En Madrid, en Sabiote, y en Sanlúcar pasabamos los días entre comidas, salidas y sobremesas – con Carlos siempre al mando, asegurándose de que nunca nos faltaba nada. Así que puedo afirmar que entre las muchísimas cosas nos regaló durante su vida - y que no desparacen porque quedan todavía con nosotros - hay muchos, muchísimos buenos y bellísimos recuerdos, muchos de ellos compartidos con gente presente en esta sala. Ahora que Carlos se ha ido, me doy cuenta de que realmente hay muchas mas cosas – cosas suyas, de Carlos – que no desparecen con él. Y el mas importante de ellos es, sin duda, ese gran amor que el sentía por sus tres hijas, por Saskia, por Sophie y por Jara. Recuerdo todavía la alegría, el orgullo y la ilusión con la que nos llevaba a la maternidad de la Clinica San Francisco de Asis para conocer, primero a Jara, luego un par de años mas tarde, a Sophie y, finalmente, tambien a Saskia. Fue un padre joven, bastante mas

que nosotros, pero que ya nos animaba a todos a seguir su camino, porque aquello le parecía lo mas maravilloso del mundo. Y a Carlos, a pesar de la separacíon y divorcio de Claire, fue siempre un buen padre. El decía recientemente, que si sus hijas tuvieran que ir a Inglaterra para estudiar o para estar con su madre, pues allí se iría tambien, que no queria estar lejos de ellas, y que le daba igual – que ya encontraría trabajo cerca de donde ellas estaban. Seguramente no fue un padre muy típico, y recuerdo especialmente una fotografía preciosa que Carlos guardaba en sus casas de él con sus niñas en una playa de, creo, Formentera, los cuatro muy felices, y los cuatro totalmente en pelotas con Carlos compartiendo con toda naturalidad un momento dulce de inocencia. Ahora que Carlos ha muerto, quiero pensar que este amor que el sentía por vosotras tres es otra cosa que no desaparece. Y así lo creo. Este amor suyo es como un tesoro. Es un tesoro que guardaís cada una de vosotras en


vuestro interior y un tesoro tan duradero que estarĂĄ con vosotras hasta el fin de vuestros dĂ­as. Muchas gracias


eath is nothing at all I have only slipped away into the next room I am I and you are you Whatever we were to each other That we are still Call me by my old familiar name Speak to me in the easy way you always used


Put no difference into your tone

Why should I be out of mind

Wear no forced air of solemnity or sorrow

Because I am out of sight?

Laugh as we always laughed At the little jokes we always enjoyed together

I am waiting for you for an interval Somewhere very near Just around the corner

Play, smile, think of me, pray for me

All is well.

Let my name be ever the household word that it always was

Nothing is past; nothing is lost

Let it be spoken without effort

One brief moment and all will be as it was before

Without the ghost of a shadow in it Life means all that it ever meant It is the same as it ever was There is absolute unbroken continuity What is death but a negligible accident?

How we shall laugh at the trouble of parting when we meet again!


i darling Clair, Every night this week I have been meaning to call you, sorry my love. I usually end up asleep in Mattie’s bed by 9pm - evenings not my best!. But I’ll try you over the weekend. You sounded tired and drained on the phone the other day, I am so worried for you and wish I could do something to help. Feel very useless... Thank you for sending these 2 wonderful tributes to Carlos. They are extraordinary and so moving. It has helped me to read them, allowed me to shed my tears, and somehow share a little of that day with you. I was so sad not to be with you for Carlos’s funeral.


I’ll never forget in San Lucar, when James aged 9 months fell and hit his head, Carlos rushed us to a kid’s clinic and immediately negotiated with all the mother’s in the waiting room for us to jump the queue to get James seen fast by the doctor. Needless to say they were all charmed by him, and no-one refused!. Then during that memorable holiday in San Lucar, some years later, Leila had a raging ear infection, and Carlos did a “drug run” half way across Spain, middle of the night, to find THE one and only open pharmacy... to get her medecine. It is a little too easy when you think of Carlos to think of the crazy, exuberant, high energy party boy but actually what really sets him apart was his utter generosity and care for others, most especially children. It is rare to find such generosity of spirit in one so wild. No-one else buys 16 kids colouring books & coloured pens, and arrives in a bluster of energy, at 10 am in the morning, to settle the babble of children down to breakfast and colouring!. Or stops the car, middle of nowhere, and gets everyone dancing in the layby... they are such precious memories.

An original and wonderful and extraordinary man. You both did family so well, despite your marriage breaking down. You know, weirdly, the marriage thing is kind of irrelevant, it is really love and respect that count - and you both kept those alive - and that is a hugh tribute to you both. I know you will carry on doing family brilliantly well, Clair, you are an amazing mother, and I hope you will find all the love and support from others to help you through this. How hard it must be for you now, to face the future without Carlos. Such an extraordinary array of emotions for you I imagine, and all the while having to manage and help the girls in their grief and guide them through this. If there is ANYTHING we can do to help you just pick up the phone, please.... We would love to come down for a week-end to Madrid in the next couple of months, but will wait for you to say if and when. We can always stay with Giles and Katherine, so you don’t have to do beds etc - you are going to need to conserve your energy now darling -


and focus it only on you and the girls. Nothing else matters. I hope Harry can come and live in Madrid soon?. You could certainly do with having him by you day and night, now. It must be very hard for you both, and even more so now, living apart much of the time. Oh god this is turning into a blaaaaa - none of which will help you - but I really just want to say you are so much in our thoughts, we cherish you and the girls, and hope we can come down and see you soon. Just tell me when. Either a camping we/end at your place out of town, or Madrid, or we come down and entertain the girls while you have some time out... whatever. Much love.


uerida Clair Llevo pensando en ti todos estos dĂ­as, deseando darte un abrazo y expresarte mis mas sentidas condolencias ante la muerte de Carlos. Quiero transmitirte mi apoyo y deseo de cooperar en todo lo que sea necesario. Me encantarĂ­a verte a ti, y que Marina y Olympia crecieran cerca de Jara, Sophie y Saskia. Creo que eso le hubiese gustado a Carlos, y yov lo siento como algo necesario. Me dice Nano que vais a Candeleda este fin de semana. Yo os he invitado


a una merienda cena en Pedro Juan con niños y mayores, todos mezclados. Espero verte y poder expresar que estaremos siempre ahí, para ti, las niñas y Carlos. Sentimos infinitamente no poder asistir a la ceremonia del viernes debido a un viaje importante a Chicago.Te dejo sin embargo las líneas que escribió Yannis para despedir a Carlos. Un abrazo enorme.


s present, the urge and strength to finally put down in words the overwhelming feelings produced because of the loss of a dearest friend, husband, partner, brother, father and son. Carlos’s departure stroked me hard, real hard! You see people; Carlos was one of these striking persons. Perfectly imperfect, so powerfully alive, living, caring, evolving, chaotic, lost, engaging, creative, intense, a pure artist he was. We loved him because, well, it was impossible not to! We suffer and mourn his before time departure. Striking impression he made to me when I first met him back in the late 90’s. He wanted to meet me being the boyfriend of his beloved Isabel. He arrived with all leather highly specked


Volvo “ranchera”, parked right by the door of a paseo de castellana bar! He was a hurricane of expressions, immediately loveable. I didn’t know what had hit me. Carlos made me feel free! Yes free! Why and how, not a clue. Maybe it was his unbelievable energy. Maybe it was his playful and strong eyes. Maybe it was his unconditional warmth and generous friendship. Maybe it was just the effect he had on us. Maybe it was us. I trusted him all the way. With very few people in my life, I had communicated in such fulfilling manner. Even less people have ever influenced me so profoundly. He was spectacular and the real McCoy. The real thing! Hence our deepest sorrow for the loss of a real man! You are part of me Carlos. I will always carry you with me wherever I go, whatever I do. I will cry for you and I will laugh for you. I get down to my knees with tears in my eyes, pain in my heart and desperate for the first time in my life to hope for God’s existence. I salute you Carlos Velasco.


odos los que hemos tenido la suerte de conocer a Carlos Velasco Bozzano, diseñador y artista, a lo largo de su larga carrera profesional y afectiva -ambas estuvieron siempre irremediablemente unidas- sabe que la característica fundamental de su expansiva personalidad era una eterna vitalidad que muchas veces parecía sobrehumana. No pocos amigos nos preguntábamos cómo era capaz de sobrellevar noches enteras trabajando en cierres editoriales y sujeto siempre a las fechas de entrega para, sin solución de continuidad, seguir cumpliendo con sus obligaciones como padre llevando a sus


hijas al colegio o afrontando de nuevo una mañana de trabajo sin un mal gesto ni una mala cara. Tal vez la respuesta hay que buscarla en el enorme tamaño de su corazón, un órgano que él utilizó con una generosidad fuera de lo común, un órgano que ha terminado por fallarle mientras iniciaba un viaje por las islas griegas en compañía de su última novia, la fotógrafa Ana Nance, un órgano que ha dicho que no podía más a la edad prematura de 44 años, dejando huérfanas no sólo a sus tres maravillosas hijas, Jara, Sofie y Saskia, sino también a todos sus innumerables amigos que todavía no pueden hacerse a la idea de que ya no va a volver con su vozarrón inconfundible y sus urgencias emocionales. Carlos Velasco Bozzano fue un artista vocacional que un buen día encontró en el diseño gráfico la herramienta perfecta para expresar su caudal creativo. Educado en el Colegio Estudio y en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid, Carlos era uno de esos raros diseñadores que conocía a la perfección los aspectos más industriales de su oficio y, al mismo tiempo, era capaz de captar rápidamente cualquier

idea y plasmarla en una hoja de papel. Fue, como a él le gustaba recordar, el último becario de los años 80 con Óscar Mariné. Luego empezó a trabajar como diseñador en Progresa, factoría de revistas del Grupo Prisa, y acabó siendo el Director de Arte de todas ellas: Cinemanía, Rolling Stone, Blue Joven, Claves... Más tarde creó MadStudio, una empresa atípica donde, como él solía decir, sólo era posible entrar si te ponías un casco vikingo, dejando en evidencia que las rígidas reglas empresariales no estaban hechas para él. En los últimos tiempos trabajó con el diseñador Rafa Sañudo junto con el que ideó el mapa actual del Metro de Madrid. Con la muerte de Carlos Velasco no sólo se va un agitador cultural de primer orden sino también el espíritu de un hombre que nos hizo sentir especiales a todos quienes tuvimos el privilegio de quererle.


Libro dise単ado por:


try_jara  

prueba de este programa