Page 1


© CIUDADANOS Es una publicación del Programa Nacional de Asistencia Solidaria – Pensión 65, Programa Social del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, MIDIS. Ministra de Desarrollo e Inclusión Social: Mónica Rubio García. Viceministra de Prestaciones Sociales: Paola Bustamante Suárez. Viceministro de Políticas y Evaluación Social: Alfonso Tolmos León. Directora Ejecutiva del Programa Nacional de Asistencia Solidaria – Pensión 65: Norma Vidal Añaños. Coordinador Técnico: José Villalobos Castillo. Unidad de Comunicación e Imagen Institucional. Edición General: Cecilia Larrabure Simpson / OJO Derecho Estudio Multimedia. Diseño: Claudia Burga-Cisneros Pizarro. Fotografía: Oscar Durand / Pensión 65. Pre-prensa e impresión: Cecosami. © Programa Nacional de Asistencia Solidaria – Pensión 65 Calle Miguel Seminario 190, San Isidro. Teléfono 705-2900 www.pension65.gob.pe Primera publicación enero 2013 Tiraje: 3,000 ejemplares Hecho el depósito legal en la Biblioteca Nacional del Perú 2013-20496 Todos los derechos reservados. Queda prohibida, sin la autorización escrita del Programa Nacional de Asistencia Solidaria – Pensión 65, bajo las sanciones establecidas en las leyes vigentes sobre la materia, la reproducción parcial o total de los artículos y fotografías de esta publicación por cualquier medio o procedimiento electrónico, mecánico, fotocopia, grabación, etc. y la distribución de ejemplares mediante alquiler o préstamo público.

2 CIUDADANOS


EXISTEN, SON CIUDADANOS

C

que tienen en su jurisdicción a comunidades nativas, en donde se ha beneficiado a 40,237 adultos mayores.

El mandato que recibió el Programa Nacional de Asistencia Solidaria – Pensión 65 fue concreto: otorgarles un ingreso económico periódico con el objetivo de atenuar su vulnerabilidad y mejorar su calidad de vida.

También se ha trabajado con énfasis la revalorización de los adultos mayores a partir de los conocimientos que portan, a través de los pilotos de Saberes Productivos. Los adultos mayores tienen saberes que se están perdiendo y es necesario que los más jóvenes los conozcan y los valoren.

uando en el 2011 el gobierno estableció como prioridad desarrollar una política de inclusión social destinada a combatir la pobreza y cerrar las brechas de desigualdad e inequidad en un país que crecía económicamente; incluyó entre los grupos vulnerables a uno que nunca antes fue objeto de políticas públicas, que no existía para la sociedad, ni para los medios de comunicación ni para los tomadores de decisión; el de los adultos mayores de 65 años en extrema pobreza, aquellos que se encontraban doblemente marginados por su edad y por su condición de extremo pobres.

Como parte del eje 5: Protección del Adulto Mayor, de la Estrategia Incluir para Crecer del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, MIDIS, buscamos que las personas de 65 años a más que vivan en condición de extrema pobreza y exclusión accedan a un mayor nivel de autonomía económica, a través de una pensión periódica, y complementariamente articulamos con otros sectores del Estado para que tengan acceso a servicios de salud de calidad, se fortalezcan las redes locales de apoyo social y sean reconocidos por los saberes que portan, que constituyen un valor para sus comunidades. Tras dos años de intervención se han vencido no pocos obstáculos, alcanzado muchas metas y aprendido un sinnúmero de lecciones, pero el reto crece cada día y no podrá acortarse mientras en nuestro país sigan existiendo brechas, exclusión e inequidad. Hoy Pensión 65 está presente en todas las regiones del país y ha superado la meta inicial de afiliación programada para este año al contar a la fecha con 306,298 usuarios en 1,822 distritos de un total de 1,838 distritos del país, lo que representa el 99.1% de cobertura geográfica a nivel nacional. La protección del Estado a esta población vulnerable ha llegado ya a los 50 distritos del VRAEM, a 15 de los 16 distritos del Alto Huallaga, así como a los 202 distritos clasificados como de extrema pobreza en donde se brinda la subvención a 57,888 usuarios y a 257 de un total de 260 distritos, es decir el 98.8 por ciento,

4 CIUDADANOS

Asimismo, en la tarea de promover que nuestros usuarios tengan acceso a servicios de salud de calidad, este año se han organizado 805 campañas integrales en las que se brindaron 86,465 atenciones de salud a adultos mayores en extrema pobreza en diversas especialidades como odontología, oftalmología, nutrición, psicología y medicina general entre otras.

Ellos lo saben y quieren aportar en esta transmisión. Los trabajos realizados en 12 pilotos de las regiones de Ayacucho, San Martín, Cusco y Junín, son el reflejo del cambio de actitud de esas comunidades que han recuperado su identidad y reincorporado en su seno a sus adultos mayores para que compartan lo que saben con las nuevas generaciones. El cumplimiento de las metas alcanzadas descansa en el esfuerzo que se ha puesto en optimizar la calidad de nuestros procesos, con permanente supervisión propia así como de las instancias de control del Estado y de la sociedad civil, y en contar con equipos territoriales cada vez más entrenados y en permanente trabajo de supervisión en campo, encargados de vigilar que el dinero del Estado llegue a aquellos que realmente lo necesitan. La apuesta de trabajo desde el inicio de la intervención ha sido actuar de manera articulada con los diferentes sectores y niveles de gobierno, creando conciencia de la responsabilidad que todos tenemos frente a esta población especialmente vulnerable. En ese sentido, poco se habría avanzado si no se hubiera contado con socios estratégicos como los gobiernos locales que nos acompañan en todos nuestros procesos, los congresistas con su labor de fiscalización, las DIRESAS, las redes locales de salud, la Defensoría del Pueblo, los gobernadores, el Banco de la Nación, las organizaciones de la sociedad civil, el Comité de Transparencia

y Vigilancia Ciudadana, las instancias de control, las empresas privadas, los ciudadanos en general, siempre activos y vigilantes de la eficiencia y calidad de nuestros procesos.

de la exclusión y la pobreza del adulto mayor, una población en crecimiento y que en nuestro país presenta particularidades preocupantes de exclusión, marginación y olvido.

En medio de todo este despliegue de esfuerzos, es bueno comprobar que el Estado tiene muchos brazos y que la articulación es el secreto para no duplicar esfuerzos, avanzar en las metas programadas y brindar el mejor y oportuno servicio a la población que requiere de protección.

Ahora son visibles, ciudadanos con derechos, es tiempo que la sociedad conozca sus rostros, sepa quiénes son, y nos pongamos todos a articular esfuerzos y políticas para brindarles una mejor calidad de vida y activar las redes de protección en torno a ellos.

Pero como ha sido largo el olvido es muy difícil incluir a todos de manera inmediata. Este es un proceso progresivo en donde tienen prioridad los más necesitados entre los necesitados, una premisa que debemos entender a cabalidad todos, principalmente autoridades o funcionarios, porque ello nos permitirá avanzar en un mismo sentido y llegar con la asistencia a los miles que aún quedan por incluir.

Por eso, y con el propósito de contribuir a una reflexión como sociedad y poner en la agenda pública la necesidad de proteger a un sector muy importante que nunca antes vimos y que hoy comprobamos que existen, es que ponemos en sus manos este libro “Ciudadanos”.

Desde nuestra portada, Rosalía Baldeón nos mira, pero ya no por una rendija. A sus 80 años, abre toda la ventana de su humilde vivienda en el distrito ayacuchano de Sarhua y sonríe confiada. Ya no es invisible, existe, vive sus años de vejez con tranquilidad y dignidad. Como ella, son más de trescientos mil ancianos en extrema pobreza, los más vulnerables entre los vulnerables, los que han recobrado su identidad tras la intervención de Pensión 65 y han aparecido ante nuestros ojos con un rostro y un nombre para recordarnos que tienen derecho a ser protegidos como ciudadanos de toda sociedad que se respeta. Ese es el impacto de Pensión 65, no sólo haber identificado a esta población que no veíamos para otorgarle una pensión bimestral que le permita satisfacer sus necesidades básicas, sino haber contribuido a partir de ello, a visibilizarlos para que su comunidad los reconozca y que participen también en la dinámica económica local que se genera en los días de pago. La virtud de todo este proceso es haber puesto en el reflector público a una población hasta entonces invisible, que en una gran cantidad de casos incluso carecía de DNI y estaba fuera del sistema, y poner en la agenda del debate el problema

Las fotografías que presentamos son precisamente de hombres y mujeres que antes no existían para el Perú oficial, adultos mayores en extrema pobreza sobrevivientes de años de marginación y de olvido y que ahora son usuarios de Pensión 65 que han comenzado a ejercer su ciudadanía con dignidad. Conozcámoslos, provienen de Ayacucho, Cusco, Junín, Piura, Áncash, Ucayali, San Martín. Representan a los más de 300 mil usuarios del Programa y a los otros miles en proceso de incorporación. Hoy tienen un nombre y un rostro. También voz para decirnos que se sienten ciudadanos, que son depositarios de las culturas de sus pueblos y que es mucha la sabiduría y experiencia que pueden aportar y transmitir a las nuevas generaciones. Redescubramos el país que somos y cuando imaginemos la patria próspera, solidaria y justa que queremos para nuestros hijos, incluyámoslos también a ellos en el lugar que les corresponde. Norma Vidal Añaños Directora Ejecutiva Programa Nacional de Asistencia Solidaria – Pensión 65

CIUDADANOS 5


6 CUIDADANOS

CUIDADANOS 7


Luchadoras y trabajadoras Aman lo suyo y a los suyos y ahora se saben depositarias de tradiciones y costumbres que no deben perderse. Albina Satalaya de Lamas, San Martin, y Rosa Pomancanchari artesana de Sarhua, Ayacucho, no saben una de la otra, viven a miles de kil贸metros de distancia pero tienen en com煤n que son usuarias de Pensi贸n 65 y guardianas de saberes muy valiosos para su comunidad.

8 CIUDADANOS

CIUDADANOS 9


Pescador de sueños Timoteo Dueñas fue un guerrero toda su vida y su campo de batalla fue el mar. Peleó contra el océano y le arrebató el alimento. Hoy, ya no se enfrenta al mar pero aún sueña con él y nunca lo pierde de vista. Ahora teje las redes de otros pescadores chimbotanos, sin angustia. Es tiempo de descanso y tranquilidad.

10 CIUDADANOS

CIUDADANOS 11


Tradición e identidad Los años no cuentan cuando se trata de bailar y disfrutar. Es la danza milenaria que atesora cada pueblo, en este caso Pisac y Sarhua, Los adultos mayores convierten la danza en grito de identidad, en lucha constante para preservar los orígenes y ser reconocidos más allá de sus fronteras.

12 CIUDADANOS

CIUDADANOS 13


Apoyo oportuno Sea en una agencia de banco o en una mesa instalada en una carpa de la plaza de Armas de su localidad, los adultos mayores usuarios de Pensión 65 acuden cada dos meses a cobrar su subvención y con ella consiguen no sólo alimentos, también hacen realidad pequeños anhelos.

14 CIUDADANOS

CIUDADANOS CUIDADANOS 15 15


De pie ante el mundo Orgullosos de su pasado y su presente. Eulogio de la Cruz ha desempolvado su viejo telar, y ellas, Amanda, Estelita y Juanita Yalaupari, matriarcas de Sarhua, impulsan las fiestas tradicionales. La dignidad ante todo y el derecho a una vida mejor.

16 CIUDADANOS

CIUDADANOS 17


Blanca dignidad Las canas cubrieron su cabeza pero el veterano morochuco Guillermo Martínez no se rinde. El indomable jinete de las pampas de Ayacucho ha vuelto a montar para enseñar a las nuevas generaciones los secretos de una tradición ancestral; la doma de caballos.

18 CIUDADANOS

CIUDADANOS 19


Un presente diferente Antes eran marginados por la sociedad e invisibles para el Estado que dirigía sus esfuerzos y presupuesto hacia otros grupos vulnerables. Pensión 65 pone en la agenda nacional la problemática de los ciudadanos de la tercera edad y los visibiliza para canalizar las acciones de protección de las diversas instancias públicas y privadas. La alegría y expectativa del día de pago hablan de lo que significa para ellos esta decisión de Estado.

20 CIUDADANOS

CIUDADANOS 21


Los bravos de las pampas Una raza fuerte, orgullosa de sus costumbres y su historia. Son los bravos y bravas de las pampas de Cangallo y no sólo son expertos domadores de caballos, también dominan las artes del tejido y las técnicas agrícolas. Ellos saben que mientras sus costumbres sigan vivas, su voz también lo estará.  

Virtuosos del tejido El viejo telar corre y no sólo da forma a la tela multicolor que vestirá a hombres y mujeres del pueblo, sino que narra en cada trenzado una historia de vida y de esperanza. Elías Vivanco pertenece a una generación de tejedores de un pueblo como Sarhua que ha sabido mantener vivas sus costumbres e identidad.

22 CIUDADANOS

CIUDADANOS 23


Haciendo camino El sol curtió su rostro y fatigó su cuerpo, pero su espíritu jamás se doblegó. Irene Reyes caminó toda su vida junto a los pescadores chimbotanos, y aún hoy sigue avanzando, pero esta vez hacia una vejez con mayor tranquilidad. Su pensión le permite darse un tiempo para rememorar sus andanzas y convertirlas en leyendas para sus nietos.

24 CIUDADANOS

CIUDADANOS 25


Tranquilidad Narcisa Soria es una luchadora. Tiene 94 años de edad y durante la mayor parte de su vida en Pisac batalló sola por sacar adelante a sus tres hijos. Hoy vuelve a estar sola pero con su pensión vive su presente con serenidad. Son tiempos de sosiego y descanso.

26 CIUDADANOS

CIUDADANOS 27


Alimentos para el alma La cocina peruana no sólo es sazón. Cada plato, sin importar su procedencia o su lejanía, tiene su historia, su tradición, su poema. Narcisa Soria compra contenta los ingredientes para sus potajes. Hoy la vida es más sabrosa para ella.

28 CIUDADANOS

CIUDADANOS 29


Bienestar Hacerlos visibles, lograr que tuvieran identidad, restituirles la dignidad, revalorizarlos, protegerlos, devolverles la sonrisa. Ese es el norte del trabajo de Pensi贸n 65 y la alegr铆a de estas abuelitas de San Pablo, Cusco, en plena terapia de relajaci贸n; nos dice que el camino es el correcto.

30 CIUDADANOS

CIUDADANOS 31


Madre tierra Con las mejillas sonrosadas y las manos ajadas, Marcelina López Siccos cultivó por años la tierra para obtener los frutos que llevó a la mesa familiar. Pero hizo más, también fabricó hilos de lana para vestir a sus seres queridos y guardó en su corazón cientos de historias que hoy comparte con los niños del colegio Amauta, en el distrito de Pisac, su tierra natal.

32 CIUDADANOS

CIUDADANOS 33


Ya no está solo Durante décadas vivió olvidado, ignorado por el Estado y la sociedad. Hoy las cosas son distintas. Julián Pacco, del distrito cusqueño de San Pablo, sabe ahora que el envejecer no significa desaparecer. Los surcos de su rostro y su andar cansado sólo significan que los años pasaron. Él es historia viva, presente.

34 CIUDADANOS

CIUDADANOS 35


Derechos con dignidad A Buenaventura Alanoca le duelen los huesos, se acuesta y lo examinan. Es ciudadano, tiene derecho a un servicio de salud integral. Ya no lo miran con indiferencia. Lo atienden con respeto, como un hombre que ha vivido mucho, que sabe de historias, de m煤sica y de c贸mo luchar contra la naturaleza para alimentar a los suyos.

36 CIUDADANOS

CIUDADANOS 37


Visibles La salud, un derecho universal de las personas y sin embargo tantas veces negado a las poblaciones más deprimidas y necesitadas.  A partir de la intervención de Pensión 65, el sistema de salud ha podido registrar a una población que antes no atendía y les brinda servicios de salud en los centros médicos locales y en los días de pago de Pensión 65.

38 CIUDADANOS

CIUDADANOS 39


Los últimos Iskonawas Selva adentro, a tres días en canoa desde Pucallpa, viven Pablo Rodríguez Sangama y Melita Rodríguez Campos, los últimos iskonawas, pueblo esquivo y nómada de la cuenca del río Ucayali. Son el símbolo de la cruda realidad de los pueblos amazónicos, los más olvidados entre los olvidados. Hoy, a su vejez, sonríen. “Ahora me siento ciudadana” dice ella, convertida en tenaz guardiana de su cultura y maestra de una lengua en extinción.

40 CIUDADANOS

CIUDADANOS 41


Tiempo de ilusión Y regresaron para ellos los tiempos de baile, de coquetería, de ilusión. La tranquilidad de la pensión les proporciona horas para la diversión, para el descanso y para disfrutar la vida. Hoy viven contentos sus días en San Pablo.

42 CIUDADANOS

CIUDADANOS 43


Sabios Los adultos mayores de un pueblo como el de Pisac, son la cultura viva de su sociedad. Natividad Mojonero y Marcelino VelĂĄsquez comparten su vejez en la comunidad de Cuyo Grande, Cusco. Revalorarlos, devolverles la dignidad es una tarea primordial, pues mientras sus costumbres perduren, mientras su comunidad los reconozca y proteja, ellos seguirĂĄn vivos y orgullosos de su legado como MarĂ­a del Carmen Ylla Calisaya.

44 CIUDADANOS

CIUDADANOS 45


Música ancestral Manos expertas en tambores, guitarras y pututos. Los adultos mayores, ahora revalorados, contribuyen a reforzar la identidad de su pueblo. En Pisac, Cusco, Petronila Curo y Fortunato Flores Melo saben que la edad sí puede ser sinónimo de felicidad y tranquilidad.

46 CIUDADANOS

CIUDADANOS 47


Valiosos por siempre En Sarhua todo es fiesta y son los adultos mayores quienes mantienen viva esa explosi贸n multicolor, esa identidad. Las manos de Serapio Yancce se han reencontrado con el viejo telar porque tiene urgencia de ense帽ar lo que sabe, los conocimientos que acumul贸 por siempre.

48 CIUDADANOS

CIUDADANOS 49


Existen, ahora los vemos Ahí están frente a nosotros. Tienen la mirada cansada de los años pero expresan con dignidad que se sienten ciudadanos, con derechos y también con deberes. Alberto Salas de Lamas, San Martín, lleva en su canasto años de olvido que supo transformar en sabiduría mientras que el piurano Agustin Criollo Julca espera paciente que madure el fruto de tanto esfuerzo.

50 CIUDADANOS

CIUDADANOS 51


Justicia social Hoy miran el presente con orgullo y tranquilidad, se saben protegidos, reconocidos y valorados. Raymundo Vargas y Encarnaciรณn Velรกsquez de Los Morochucos, Ayacucho, saben que ya no estรกn solos, que la nieve de sus cabellos no es obstรกculo para la tranquilidad.

52 CIUDADANOS

CIUDADANOS 53


A cocachos aprendí El manejo de la arcilla lo aprendió a cocachos de su abuelo. Para elaborar las vasijas, le decía, no sólo hace falta arcilla, también arte, técnica y pasión. Sinforoso Amasifuen, artesano de Lamas, San Martín, continúa moldeando pero ahora sin prisa, sin angustia, con más tiempo para el necesario descanso.

54 CIUDADANOS

CIUDADANOS 55


Solos o acompañados Forjadores de una rica cultura, los nativos de Lamas, San Martín, han sabido preservar sus antiguas costumbres. En esa tarea, son los adultos mayores los encargados de mantener viva la llama de la tradición y el canto a la vida. 56 CIUDADANOS

Agua y vida En Pucallpa, Ucayali, las cosas no son distintas. Olga Panduro Pezo y Samuel Bardales viven orgullosos de su tierra y sus ancestros. Se sienten reconocidos y protegidos, miran de frente y sin  temores al futuro.   CIUDADANOS 57


La voz de la experiencia Un día fueron niños, luego jóvenes y hoy son leyenda viva. Las tradiciones de los pueblos se fortalecen con las narraciones, la música, la danza y el canto. El cantarle a la vida en distintas lenguas y con el corazón de la experiencia, reanima el alma, alegra la vida, refuerza la identidad.

58 CIUDADANOS

CIUDADANOS 59


Curtidas por el tiempo Las manos de la ayacuchana Erasma Pomacanchari están ajadas, pero jamás cansadas para transmitir lo que saben a las nuevas generaciones. Es feliz al ver el interés de los pequeños por aprender lo que ella sabe, las técnicas del hilado y la historia de su pueblo. 60 CIUDADANOS

Trenzando la historia Los Morochucos, además de saber el arte de la guerra y las técnicas para domar caballos, también saben tejer historias. Con pericia, Valerio de la Cruz  enseña a entrelazar el cuero que someterá al caballo arisco que se cruce en su destino. El pequeño lo mira, aprende,  sonríe y fortalece su identidad. CIUDADANOS 61


Dignos Hilarión Castillo Benítez tiene 104 años y una lucidez y fortaleza que deslumbran. Sereno se asea, abotona sin prisa la camisa blanca para llegar tempranito a la cola del Banco en Talara, Piura, para cobrar su Pensión. Cientos de kilómetros más adentro, en Lamas, San Martín, Albina Satalaya sonríe confiada desde su fogón prendido donde cocinará algunos sueños y alimentos.

62 CIUDADANOS

CIUDADANOS 63


Historia de valientes El poncho marrón, el látigo digno y el potrillo desbravado. Pueden pasar los años, pero los Morochucos como Marcelino Ramos (izquierda) siguen siendo los vaqueros de las llanuras de los Andes peruanos, los héroes pampinos, los bravos de Cangallo. Maximiliano Cuba Sulca, descendiente de Basilio Auqui, líder del grupo rebelde que participó en la guerra de la independencia, se ha convertido en historia viviente para su pueblo.

64 CIUDADANOS

CIUDADANOS 65


66 CIUDADANOS

CIUDADANOS 67


68 CIUDADANOS

CIUDADANOS 69


”Proteger a los adultos mayores a partir de los 65 años de edad que viven en situación de extrema pobreza, otorgándoles un ingreso periódico que mejore su calidad de vida. Esa es la razón de ser de Pensión 65, un Programa Social del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social que a Diciembre 2013 ha logrado atender a más de trescientos mil adultos mayores vulnerables en las 24 regiones del país”.

70 CIUDADANOS

CIUDADANOS 71

Ciudadanos P65  
Advertisement