Issuu on Google+

Parroquia de la Divina Providencia, Puerto Vallarta, Jalisco • Núm. 39 • Marzo 2014

El Papa nos invita a vivir la cuaresma

Hnas. Siervas del Señor de la Misericordia

C

on ocasión de la cuaresma, el Papa Francisco nos propone un camino seguro: Cristo, quien siendo rico se hizo pobre para enriquecernos con su pobreza. “Dios no se revela mediante el poder y la riqueza del mundo, sino mediante la debilidad y la pobreza”. Jesús descendió en medio de nosotros, se presentó

como un niño frágil y, aceptando ser Hijo de María, se hizo verdaderamente como nosotros; “trabajó, pensó y obró con voluntad de hombre” y amándonos quiso compartir nuestra misma suerte. La finalidad de Jesús es darnos su riqueza y estar cerca de nosotros. Se hizo carne y cargó con nuestras debilidades y pecados, comunicándonos la misericordia infinita de Dios. La riqueza de Jesús radica 1

en el hecho de ser Hijo, y en su relación con el Padre nos enseña a ser hijos y hermanos. “Actualmente Jesús se sigue haciendo pobre y nos enriquece con su pobreza. La cuaresma es tiempo adecuado para despojarse; y nos hará bien preguntarnos: ¿de qué podemos privarnos a fin de ayudar y enriquecer a otros con nuestra pobreza?”. Nosotros, en esta cuaresma, en las circunstancias actuales de nuestra familia y nuestra parroquia: ¿Qué podemos hacer para responder? ¿Cómo podemos ser generosos para vivir el Evangelio de Jesús? “Los cristianos estamos llamados a mirar las miserias de los hermanos, a tocarlas, a hacernos cargo de ellas y a realizar obras concretas a fin de aliviarlas. La miseria no coincide con la pobreza; la miseria es pobreza sin confianza, sin solidaridad y sin esperanza”.


¿Para qué ayunar en cuaresma y cómo hacerlo?

la oración, realicen obras de piedad y de caridad y se nieguen a sí mismos, cumpliendo con mayor fidelidad sus propias obligaciones y, sobre todo, observando el ayuno y la abstinencia. En la Iglesia universal, son días y tiempos penitenciales todos los viernes del año y el tiempo de cuaresma. Ayuno y abstinencia se guardarán, especialmente, el miércoles de Ceniza y el Viernes Santo. La ley de la abstinencia obliga a los que han cumplido catorce años; la del ayuno,

a todos los mayores de edad, hasta que hayan cumplido cincuenta y nueve años. La práctica más común en los católicos es ayunar y abstenerse de carne el Miércoles de Ceniza, los Viernes de Cuaresma y el Viernes Santo; el ayuno consiste en tomar algo ligero por la mañana y noche y comer con austeridad a medio día. Algunos con mayor fuerza de voluntad hacen ayuno completo, pero nunca atentando contra su salud (cfr. Código de Derecho Canónico, 1249-1252).

Pbro. Juan Luis Casillas Martínez

S

Pbro. José Refugio Angel Palomera

D

urante el tiempo de Cuaresma, la Tradición de la Iglesia nos propone cuatro prácticas que tienen un sustento bíblico: la oración, las obras de caridad, el ayuno y la abstinencia. Pero, ¿qué es el Ayuno? El ayuno es una disciplina espiritual por la que, de manera voluntaria, la persona renuncia al consumo total o parcial de alimentos por un tiempo definido, con el propósito de lograr un autocontrol sobre los deseos corporales y de abandonarse plenamen2

te en Dios. Aunque también se puede ayunar con los sentidos y de cualquier tipo de complacencias corporales, pero siempre tomando en cuenta que el ayuno sincero debe estar unido a la conversión y a una conducta moral cristiana. El Derecho Canónico nos dice sobre el ayuno y la abstinencia: Todos los fieles, cada uno a su modo, están obligados por ley divina a hacer penitencia; sin embargo, para que todos se unan en alguna práctica común de penitencia, se han fijado unos días penitenciales en los que se dediquen los fieles de manera especial a

Vida Cristiana

Cuestiones Pastorales

San José, silencioso custodio de la Iglesia an José habla más con sus obras que con sus palabras. Los Evangelios, que apenas lo mencionan, lo presentan como un hombre justo, discreto y obediente; fiel, trabajador y prudente. Virtudes que lo han convertido en el mejor modelo de esposo y padre y en el custodio de la la Iglesia Universal. José cuidó de la Sagrada Familia de Nazaret en silen-

cio, pero con una presencia constante y con una fidelidad total, aunque al principio no comprendía por completo los designios de Dios. Está junto a María, su esposa, en los momentos 3

serenos de la vida y en las situaciones difíciles: en el viaje a Belén para el censo y en las horas temblorosas y gozosas del parto; en el momento dramático de la huida a Egipto y en la afanosa búsqueda de su hijo en el Templo de Jerusalén; y, por supuesto, en la vida cotidiana de Nazaret, en el taller donde seguramente le enseñó a Jesús el mismo oficio (cfr. Papa Francisco, 19 de marzo 2013). San José, el varón justo, el carpintero, el padre de Jesús, no nos dejó ninguna palabra. Pero con su silencio nos regaló el ejemplo de un hombre valiente, trabajador honrado, esposo fiel, padre amoroso y sabio educador.


Retiro Parroquial “Nueva Vida”

Coordina el Ministerio de Formación de Discípulos de la Parroquia de la Divina Providencia Sábado 29 y domingo 30 de marzo, de 9:00 a.m. a 6.00 p.m. Templo de la Divina Misericordia, Palmar de Aramara (a espaldas del IMSS). Informes e inscripciones: Oficina Parroquial de la Aurora: Tel.: 225 3205. O con Manuel y Mariana: Cel.: 322 172 4729. Gratuito y con servicio de guardería.

Marzo 2014 8:00 p.m. 8:00 p.m. 8:00 p.m. 8:00 p.m. 8:30 p.m.

Sábado 1 Acción de Gracias a la Divina Providencia 11:00 a.m. Misa en Aramara 12:00 p.m. Misa en La Aurora 7:00 p.m. Misa en Aramara 8:00 p.m. Misa en La Aurora

Misa en La Aurora Celebración en Villa Las Flores Celebración en Vallarta 750 Celebración en Condominios CFE Celebración en Las Moras

Sábado 8 Retiro parroquial de Cuaresma para agentes de pastoral De 7:00 a.m a 7:00 p.m.

Domingo 2 Día de la Familia 6:00 pm Kermes en el atrio de La Aurora Miércoles 5 “Miércoles de Ceniza” 8:00 a.m. Misa en La Aurora y Aramara 12:00 p.m. Misa en La Aurora 6:00 p.m. Celebración en Colonia Educación 7:00 p.m. Misa en Aramara Directorio:

Sábado 22 Marcha Parroquial por el Día de la Vida 6:30 pm Atrio del Templo de La Aurora Sábado 29 y Domingo 30 Retiro de Iniciación: Formación de Discípulos Director: Pbro. José Refugio Ángel Palomera, Párroco Editor Responsable: Pbro. Lic. CSI. Juan Luis Casillas Martínez Colaboradores: Diác. Nicolás Durán Armenta Siervas del Señor de la Misericordia

Parroquia de la Divina Providencia Av. Universo Núm. 129, Col. Aurora, C.P. 48338 Puerto Vallarta, Jalisco. Tel. 322 225 3205 e-mail: profetadivinaprovidencia@gmail.com Templo del Sagrado Corazón: 322 224 0329 4


Profeta, edición de marzo 2014