Issuu on Google+

SERVICIOS DE INFORMACIÓN I GUÍA DE AUTOAPRENDIZAJE LINA ESCALONA RÍOS


○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○

Guía de autoaprendizaje Servicios de Información I Modalidad de Educación Abierta y a Distancia

Lina Escalona Ríos

Secretaría de Educación Pública Dirección General de Educación Superior Escuela Nacional de Biblioteconomía y Archivonomía

México, 2001


Secretaría de Educación Pública Subsecretaría de Educación Superior e Investigación Científica Dirección General de Educación Superior Escuela Nacional de Biblioteconomía y Archivonomía Servicios de Información I (Serie guías de autoaprendizaje) Modalidad de Educación Abierta y a Distancia México 2001 Revisor de contenido: Guillermo García Olvera Corrector de estilo y Producción editorial: Ivonne Bautista Carmona


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

TEMARIO

ACERCA DE LA ASIGNATURA....................................................................................7 PRÓLOGO.....................................................................................................................8 UNIDAD I INTRODUCCIÓN A LOS SERVICIOS DE INFORMACIÓN..........................................9 1.1 Filosofía del servicio de información.....................................................................11 1.2 Conceptualización de los servicios de información................................................14 1.3 Ubicación de los servicios de información en la unidad de información...................16 1.4 Breve semblanza histórica de los servicios de información....................................18 1.5 Importancia de los servicios de información...........................................................22 UNIDAD II LOS SERVICIOS DE INFORMACIÓN..........................................................................24 2.1 Tipos de servicios de información.......................................................................26 2.1.1 Servicio de consulta........................................................................................28 2.1.2 Préstamo de materiales............................................................................ 32 2.1.3 Orientación................................................................................................34 2.1.4 Servicio de alerta.........................................................................................38 2.1.5 Diseminación selectiva de información (DSI).............................................41 2.1.6 Otros servicios............................................................................................43 UNIDAD III EL PERSONAL DE LOS SERVICIOS DE INFORMACIÓN......................................45 3.1 Actividades del personal que presta los servicios de información.......................46 3.2 Características del personal que presta servicios de información......................50 3.2.1. Aptitudes y actitudes................................................................................. 50 3.2.2. Ética profesional........................................................................................53 3.3 Relación usuario / bibliotecario en los servicios de información..........................55 3.3.1 Características de la entrevista................................................................. 56 UNIDAD IV LA COLECCIÓN DE LOS SERVICIOS DE INFORMACIÓN.....................................59 4.1 Colección de los servicios de información..........................................................61 4.1.1 Fuentes de información................................................................................... 64

4


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

UNIDAD V FUENTES DE INFORMACIÓN................................................................................. 68 5.1 FUENTES PRIMARIAS DE INFORMACIÓN.......................................................70 5.1.1 Enciclopedias...................................................................................................70 5.1.1.1 Definición..........................................................................................70 5.1.1.2 Alcance........................................................................................71 5.1.1.3 Tipo de usuarios.......................................................................... 71 5.1.2 Diccionarios...............................................................................................73 5.1.2.1 Definición......................................................................................73 5.1.2.2 Alcance.........................................................................................73 5.1.2.3 Tipo de usuarios.......................................................................... 74 5.1.3 Fuentes biográficas................................................................................... 76 5.1.3.1 Definición.....................................................................................76 5.1.3.2 Alcance........................................................................................77 5.1.3.3 Tipo de usuarios.......................................................................... 77 5.1.4 Atlas........................................................................................................... 79 5.1.4.1 Definición.....................................................................................79 5.1.4.2 Alcance........................................................................................79 5.1.4.3 Tipo de usuarios.......................................................................... 80 5.1.5 Directorios................................................................................................. 82 5.1.5.1 Definición......................................................................................82 5.1.5.2 Alcance........................................................................................82 5.1.5.3 Tipo de usuarios.......................................................................... 82 5.1.6 Manuales...................................................................................................84 5.1.6.1 Definición.....................................................................................84 5.1.6.2 Alcance........................................................................................84 5.1.6.3 Tipo de usuarios...........................................................................84 5.1.7 Anuarios.................................................................................................... 86 5.1.7.1 Definición.....................................................................................86 5.1.7.2 Alcance........................................................................................86 5.1.7.3 Tipo de usuarios.......................................................................... 86 5.1.8 Almanaques.............................................................................................. 88 5.1.8.1 Definición.....................................................................................88 5.1.8.2 Alcance........................................................................................88 5


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

5.1.8.3 Tipo de usuarios...........................................................................88 5.2 Fuentes secundarias...........................................................................................90 5.2.1 Bibliografías...............................................................................................90 5.2.1.1 Definición..................................................................................... 90 5.2.1.2 Alcance........................................................................................ 90 5.2.1.3 Tipo de usuarios...........................................................................91 5.2.2 Índices....................................................................................................... 93 5.2.2.1 Definición......................................................................................93 5.2.2.2 Alcance........................................................................................ 93 5.2.2.3 Tipo de usuarios.......................................................................... 93 5.3 Fuentes terciarias................................................................................................95 5.3.1 Compendios...............................................................................................95 5.3.1.1 Definición..................................................................................... 95 5.3.1.2 Alcance.........................................................................................95 5.3.1.3 Tipo de usuarios.......................................................................... 95 5.3.2 Bibliografías de bibliografías......................................................................95 5.3.2.1 Definición..................................................................................... 95 5.3.2.2 Alcance.........................................................................................96 5.3.2.3 Tipo de usuarios...........................................................................96 Obras consultadas..................................................................................................... 97

6


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

ACERCA DE LA ASIGNATURA:

Objetivo general de la asignatura Determinar las características de los servicios de información, así como su importancia, elementos y fuentes que constituyen dicho servicio. Vínculos de la asignatura con los objetivos generales de la carrera Esta asignatura contribuye en la formación profesional del estudiante, identifica el papel del bibliotecario como un enlace fundamental entre las colecciones y el usuario de la información, haciendo uso de los diferentes materiales y formatos en que se presentan las obras de referencia y consulta, lo cual permite ofrecer un servicio eficiente.

7


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

PRÓLOGO Tradicionalmente se ha definido a la biblioteca, de acuerdo a sus raíces griegas, como el lugar en donde se guardan libros; sin embargo, al evolucionar los formatos e incrementarse los materiales bibliográficos, surgen los centros de documentación y finalmente con el desarrollo tecnológico y de telecomunicaciones, surgen los centros y sistemas de información; todos ellos con el mismo propósito: la satisfacción de las necesidades de información del usuario. Por tal motivo en esta guía se va a utilizar el concepto de unidad de información, refiriéndose a esta diversidad de instituciones en las que se conserva, organiza y difunde información. Lina Escalona Ríos escalona@cuib.unam.mx

8


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

UNIDAD I INTRODUCCIÓN A LOS SERVICIOS DE INFORMACIÓN

LOS

SERVICIOS DE INFORMACIÓN SE ESTABLECEN

CON LA FINALIDAD DE SATISFACER LAS NECESIDADES DE INFORMACIÓN ESPECÍFICA DE LOS USUARIOS YA QUE PARA TODAS LAS UNIDADES DE INFORMACIÓN

(BIBLIOTECAS,

CENTROS DE INFORMACIÓN, CENTROS

DE DOCUMENTACIÓN, SISTEMAS DE INFORMACIÓN), EL USUARIO ES EL PRINCIPIO Y FIN QUE LES DA SENTIDO.

9


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Actividad diagnóstica 1. Ya tienes una experiencia realizada con los servicios al público, comenta en un máximo de dos cuartillas las características e importancia de los servicios al público en una unidad de información.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Muy bien, ahora iniciaremos con la filosofía de los servicios de información. 10


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

1.1 Filosofía del servicio de información información es proporcionado a todo mundo sin distinción de raza, religión, sexo, edad o credo político.

La base filosófica del servicio de información, radica en el derecho a intercambiar libremente conocimientos producidos por generaciones pasadas y presentes, a expresar de la misma manera, ideas y creencias personales teniendo solamente como límite respetar el mismo derecho de los demás. Sin embargo, las cosas no fueron tan sencillas. Para llegar a lo expresado anteriormente hubo que esperar largo tiempo; en primer lugar las sociedades griega y romana reconocieron, de forma empírica tal derecho (por supuesto, excluyendo a los esclavos) al establecer bibliotecas públicas.

Poseer una filosofía del servicio de información, es estar consciente de la importancia del libre intercambio y el acceso a la información para toda persona, analizar la práctica profesional, las actividades que se realizan, los acervos que se utilizan y los servicios que se proporcionan a los usuarios. Si éstos puntos son conocidos, se pueden determinar sus características e implementar objetivos acordes con el aspecto filosófico. Para dar libre acceso de la información a todos los individuos, la sociedad ha fundado la institución encargada de ello: la biblioteca y/o unidades de información que además de todo tipo de bibliotecas, incluyen a los centros de información, centros de documentación y sistemas de información. En estas unidades, uno de los servicios de más relevancia por su vinculación directa con el usuario, es el servicio de información; el acervo y materiales que se utilizan para esta actividad tienen características especiales que responden a objetivos específicos, como veremos más adelante.

Después hubo un periodo “obscuro”, la Edad Media en donde el conocimiento fue patrimonio de unos pocos (léase iglesia, realeza y algunas universidades); a finales del siglo XVII y principios del XVIII se dieron una serie de cambios de todo tipo, incluyendo los sociales y culturales, que cambiaron la situación imperante en la Edad Media. En la época de la “Ilustración” surge en el mundo la inquietud filosófica por los derechos del hombre; así, en Inglaterra y Estados Unidos surge la Carta de Derechos, en Francia se promulga la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano.

El servicio de información tiene como objetivo el proporcionar la información específica, pertinente y relevante que requiera el usuario para satisfacer sus necesidades de información.

En el siglo XIX, los Derechos del Hombre se complementan con otros derechos naturales no contemplados anteriormente, como son la igualdad y privacidad; derechos que todavía en varias sociedades –las mujeres- no poseían. Así llegamos al siglo XX, en donde el desarrollo de la biblioteca y sus servicios están influidos por el acontecer de los fenómenos sociales, ya que se trata de una institución eminentemente social.

Para llevar a la práctica este objetivo y cumplirlo, es necesario implementar una gran variedad de servicios de información (instrucción, orientación, búsquedas temáticas, elaboración y compilación de bibliografías, etc.), los cuales han ido surgiendo por la necesidad de satisfacer a la gran diversidad de usuarios que acude a la biblioteca o unidad de información.

La filosofía de los derechos naturales es el fundamento de la filosofía del servicio en las bibliotecas, puesto que el acceso a la 11


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Desde luego, para llevar adelante estas actividades es importante contar con personal profesional, capaz de cumplir con objetivos particulares y generales, proporcionar los servicios ya implementados y planear nuevos, conforme vayan surgiendo otras necesidades.

que necesita, la funda y le da los elementos necesarios para que exista. También cree la sociedad que los niños, jóvenes, adultos y ancianos (grupos sociales), encontraran en esta institución la ayuda, orientación y apoyo que cada uno busca para satisfacer sus necesidades informativas, mediante los servicios que pueden solicitar. Así, cada biblioteca o centro de información tiene un valor social, logrado por su aplicación en ser útil a los individuos de la sociedad en que se encuentra.

Pero, ¿qué tienen que ver los objetivos con la filosofía del servicio de información? De hecho, los objetivos que cada institución se propone, son la representación de la filosofía del servicio de información, pues las actividades necesarias para cumplir con ellos, llevan consigo los elementos filosóficos del servicio de información; veamos porqué: “La filosofía no sólo es inevitable, sino también necesaria. Influye en cada decisión y en cada acción de cada individuo, de cada familia, de cada grupo social, institución, profesión, organización y en cada sociedad. Cada decisión y cada acción es una expresión de creencias, valores e ideales. La filosofía es una explicación concreta aplicada a asuntos prácticos.” 1

Por otro lado las creencias, valores e ideales personales, son propios de cada individuo. Es una firme creencia que, mediante la preparación profesional en una actividad determinada (como la biblioteconomía o la bibliotecología), se adquirirán los conocimientos teóricos, técnicos y prácticos necesarios para servir a la sociedad. En este lapso de estudios, a veces con pleno conocimiento, pero, la mayoría de las veces inadvertidamente, son conocidos e inculcados valores e ideales, tanto morales como éticos, los cuales sumados a los que ya se adquirieron en el transcurso existencial, van a estar presentes en cada acto personal así como en las relaciones personales, tanto con los usuarios (relaciones usuario/bibliotecario) como en el trabajo (relaciones laborales).

Tenemos entonces que la unidad de información (institución) efectúa las actividades (acciones) necesarias mediante sus empleados (individuos) para que se cumplan los objetivos propuestos (decisiones). A su vez la realización de los objetivos lleva implícita una carga de creencias, valores e ideales, tanto sociales como personales. Las creencias sociales son expuestas por la sociedad en que se encuentra inmersa la institución, pues si ésta cree que una institución (la biblioteca o centro de información) le puede dar la información

1

La filosofía es una explicación concreta aplicada a asuntos prácticos, nos dicen Smith y Bopp. Pero, en este caso, una explicación concreta requiere explicar toda una gama de elementos y actividades, que incluye: personal, acervo y servicios.

Introducción general al servicio de consulta, libro de texto para el estudiante de bibliotecología y manual para el bibliotecario de consulta. Eds. Grales. Richard E. Bopp y Linda C. Smith ; trad. y notas Carlos Christian Compton García Fuentes. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 2000, p. 27 (Serie: Manuales ; 24) 12


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 1. Vamos a hacer un paréntesis para que menciones brevemente y con tus palabras ¿Cuál es la filosofía de los servicios de información?

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Enseguida continuaremos con la conceptualización de los servicios de información.

13


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

1.2 Conceptualización de los servicios de información va a seguir durante largo tiempo. Sin embargo, para efectos de dar un mayor entendimiento a lo que se va a tratar en esta guía, se va a entender por SERVICIOS DE INFORMACIÓN a la amplia gama de servicios que son proporcionados por el bibliotecario profesional que atiende los requerimientos específicos de los usuarios; y al servicio de consulta como una parte de los servicios de información que tiene por objetivo el responder a preguntas específicas de los usuarios.

Los servicios de información tienen como antecedente al servicio de consulta que es la base de los servicios de información. Muchos autores han definido al servicio de consulta aunque Bopp señala que “Los servicios de consulta están cambiando en forma impresionante pero su carácter básico permanece estable: proporcionar asistencia a las personas que buscan información.”2 Esta asistencia es personalizada, es decir se atienden requerimientos específicos de información.

En este sentido, cabe señalar la diferencia con los servicios al público que ya fueron vistos en la asignatura correspondiente y se refieren a todos los servicios que se proporcionan en una biblioteca.

Tradicionalmente, el bibliotecario de consulta ha realizado una serie de actividades o prestado servicios inherentes a su área, por ejemplo la orientación a los servicios bibliotecarios, al uso del catálogo, visitas guiadas, etcétera, que ahora se contemplan como SERVICIOS DE INFORMACIÓN. Para Bopp, los servicios de información “adoptan una variedad de formas, desde el simple suministro de una dirección o un número teléfonico, pasando por la localización de una escurridiza cita bibliográfica, hasta la identificación y entrega de documentos sobre un tema específico....”3, los materiales que se ocupan para proporcionar esta información van de los materiales impresos a los digitales. Además de los servicios mencionados en consulta, se mencionan como servicios de información a la verificación bibliográfica y al préstamo interbibliotecario. Si vemos con cuidado, el autor -como muchos otros- no proporciona una clara diferencia entre el servicio de consulta y el de información, y seguramente la discusión 2

Ibid. P. 4

3

Ibid. P. 5 14


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 2 Responde a las siguientes preguntas: a)

¿Cuál es la diferencia entre los servicios de información y el servicio de consulta?

b) ¿Qué fines persigue el servicio de consulta? c)

¿Qué fines persiguen los servicios de información?

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Excelente, vamos a continuar con la ubicación de los servicios de información. 15


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

1.3 Ubicación de los servicios de información en la unidad de información Los servicios de información, también son conocidos por algunos bibliotecarios como servicio de referencia o servicio de consulta. La unidad de información puede denominar a la sección o departamento como mejor convenga a sus políticas pero, lo que debe estar muy claro es que: “debe existir en toda biblioteca, ya que es una acción que combina el conocimiento de los materiales bibliotecarios, la técnica para recuperar la información contenida en ellos, las generalidades de la materia solicitada y la necesidad específica del usuario, a fin de proporcionar la información que se requiere... la denominación administrativa y su jerarquía dentro del organigrama de la biblioteca van a depender del tamaño de la institución y puede ser departamento, sección o, simplemente, el escritorio de consulta, pero el servicio debe existir.” 4

directamente a este servicio. Debe quedar muy claro que los servicios de información nunca se ubicarán en una planta alta o en pisos más arriba, esto, en caso de que la unidad de información cuente con varios pisos. 2. Facilidad para consultar.- Al llegar a la sala, departamento o como se denomine el lugar destinado a la prestación de los servicios de información, lo primero que deben ver los usuarios es al bibliotecario profesional que proporciona el servicio, con la finalidad de llevar a cabo la entrevista (una serie de preguntas-respuestas) que los orienten y guíen hacia la obtención de la información que requiere el usuario. 3. Facilidad de uso.- Este punto se refiere al acervo, el cual debe estar cuidadosamente señalado con su clasificación respectiva, materia de que trata (computación, biología, matemáticas, etc.), de ser necesario, se contará con un plano que indique la ubicación del material, con la finalidad de orientar adecuadamente a los usuarios, esto en caso de contar con una gran sala para los servicios de información.

Un buen servicio de información en la unidad de información debe planearse muy bien ya que de la ubicación adecuada del mostrador, de la colección y del catálogo, va a depender su eficacia.

4. Acceso libre.- Generalmente el acervo para los servicios de información está disponible en estantería abierta, para que los usuarios puedan acceder libremente en busca de la información que buscan, ya sea que conozcan su ubicación, que sepan el nombre de la obra requerida, o bien que deseen simplemente recorrer el acervo y elegir las obras que gusten. Esto indica que el servicio de información con estantería abierta es siempre recomendable.

Para determinar la ubicación de este servicio, es conveniente tomar en cuenta los siguientes puntos para facilitar su localización y acceso: 1. Facilidad de acceso.- Aquí se contempla que el usuario al entrar a la unidad, lo primero que va a ver es el letrero o letreros que le indican en donde se encuentran los servicios de información, sin necesidad de estar preguntando su ubicación. Esto nos lleva a la pregunta ¿en dónde deben ubicarse los servicios de información?. En la planta baja, cerca de la entrada, con el letrero respectivo y de ser necesario, con flechas que guíen al usuario 4

Como se puede observar, las recomendaciones para ubicar los servicios de información son muy precisas, pero en caso de duda es aconsejable acercarse a otros profesionales bibliotecarios o a las asociaciones (AMBAC, CNB u otras) en busca de asesoría y orientación.

Morales Campos, Estela. El servicio de consulta. 2ª ed. corr. y aum. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 1993, p. 12 16


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 3 Realiza un cuadro sinóptico con los cuatro puntos que se deben considerar en la ubicación de los servicios de información y sus características.

1.-

2.-

3.-

4.-

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Muy bien, a continuación daremos una semblanza histórica de los servicios de información. 17


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

1.4 Breve semblanza histórica de los servicios de información seleccionando libros apropiados que dieran forma a una colección específica denominada “colección de referencia”. Antes de esto, las bibliotecas se concentraban principalmente en la adquisición y la organización de los materiales, y se esperaba que los usuarios de la biblioteca encontraran de manera independiente lo que necesitaban.

La introducción de la imprenta para la edición de todo tipo de libros en el siglo XV, ocasionó una mayor producción y difusión de éstos. Sin embargo, la introducción de máquinas en la producción de libros a mediados del siglo XIX, dio lugar a que el libro no solamente fuera objeto de recreación, sino que se le consideró como fuente de consulta y de información, ya que se editaban muchos libros con información sobre ciencia, tecnología, humanidades y artes, de diversos autores. También hubo una gran difusión de los más recientes avances en diversos campos, la publicación de descubrimientos e inventos estaban generando tal cantidad de información que, muy pronto, se hizo necesario, en las unidades de información, orientar y dirigir las lecturas. De esta manera surge la “ayuda a los lectores” y “asistencia a los lectores”. Samuel Green se dio cuenta de esta nueva actividad, la analizó y plasmó sus propuestas en un artículo titulado: “Personal Relations between Librarians and Readers”, publicado el 30 de noviembre de 1876 en el Library Journal. 5

Green hace notar que muchos usuarios, particularmente los obreros y los empresarios, no tenían el conocimiento ni el tiempo para buscar la información que necesitaban, así que el bibliotecario debería hallar esa información y proporcionárselas. Él aconsejaba la instrucción en el uso de las enciclopedias y los índices de libros a la gente joven que iba a hacer tareas escolares. Los bibliotecarios debían invitar a los usuarios a pedir ayuda si no hallaban con rapidez la información que necesitaban. Las ideas de Green se presentaron en un tiempo en el que las ayudas impresas de la biblioteca, como el catálogo tipo diccionario y la clasificación de Melvil Dewey, empezaban a hacer más fácil la localización de materiales en la biblioteca. Durante las décadas de 1880 y 1890, la necesidad de personal de tiempo completo, especialmente preparado en la asistencia a los usuarios ganó un amplio reconocimiento y aceptación. En 1883 las bibliotecas públicas en varias grandes ciudades de Estados Unidos ofrecían clases para los “asistentes de consulta”. Esta actividad se vio plenamente aceptada “veinte años después (1896) bajo el término de trabajo de consulta (reference work); término que reemplazó a los anteriormente citados.” 6 Para 1900, muchas bibliotecas públicas tenían salas de consulta, donde las obras estaban disponibles bajo un sistema de estantería abierta y los bibliotecarios de consulta estaban listos para proporcionar asistencia en el uso de estos materiales.

En este artículo, Green menciona la necesidad de un servicio de referencia, ya que el bibliotecario no solamente tenía la obligación de conformar una colección para sus usuarios, sino que también debía proveer un servicio personal de ayuda a los lectores, 5

“Reference and Information Services”. En: World Encyclopedia of Library and Information Services, ed. Robert Wedgeworth. 3rd ed. Chicago, ALA, 1993. p. 703

6

Calva González, Juan José, Roberto Garduño V. y Florencio Soriano E. “El conocimiento teórico de la materia de consulta en los programas de dos escuelas de bibliotecología en México”. En: Investigación bibliotecológica, Archivonomía, bibliotecología e información. Vol. 5, no. 11. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 1991. p. 5 18


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

búsqueda de información por lo que se hace necesario implementar técnicas que analicen el contenido de las obras y emplear sistemas de almacenamiento y recuperación de información, lo que va a dar origen a nuevos servicios, definidos por su función y por las necesidades de los usuarios.

En México, la actividad que fue conocida a través del tiempo como ayuda a los lectores, asistencia a los lectores, trabajo de consulta o servicio de referencia estaba incluido como un servicio más en archivos y bibliotecas en el siguiente orden cronológico: 1823 Archivo General de la Nación

Tenemos entonces que, la función de un servicio de información es: “ubicar información dentro y fuera de sus depósitos, para responder a las necesidades presentes y potenciales de los usuarios sin que éstos lo soliciten. Este aspecto de adelantarse en la distribución de la información, establece la diferencia entre el concepto antiguo del servicio, que sólo se ofrecía cuando se le solicitaba, y el servicio de nuestros días, que se brinda sin ser requerido.”8

1825 Biblioteca Nacional de Antropología 1867 Biblioteca Nacional de México 1925 Biblioteca del Banco Nacional de México 1928 Biblioteca de la Secretaría de Hacienda y Crédito Publico 1930 Biblioteca del Instituto Panamericano de Geografía e Historia

La creación y organización del servicio de información en las bibliotecas del siglo XX tiene su origen en tres puntos:

1940 Biblioteca del Colegio de la Ciudad de México 1941 Biblioteca del Colegio de México

“a) El creciente volumen informativo;

1942 Biblioteca Benjamin Franklin

b) El alto nivel en el que el investigador busca respuesta [a aspectos específicos];

1944 Biblioteca de la Nacional Financiera

c) El empleo cada vez mayor, de la investigación científica en la industria.” 9

1946 Biblioteca de la Oficina de Educación llamada “Biblioteca de México”

Para hacer efectivo el primer punto y ofrecer información reciente y confiable, hay que trabajar con la información e identificarla, sintetizarla, acumularla y difundirla para que el contenido informativo se aplique en los dos

1951-1954 Centro de Documentación Científica y Técnica de México. 7 Hasta aquí se cuenta con un registro pormenorizado de las dependencias que contaban con este servicio. A partir de entonces y hasta la fecha, el número de instituciones que lo incluyeron fue en aumento y no se cuenta con datos detallados al respecto. La evolución del servicio de referencia o de consulta hacia un servicio de información, se da a medida que las diversas áreas del conocimiento se vuelven más especializadas y complejas, debido sobre todo a su crecimiento. Esto ocasiona dificultades en la 19

7

Directorio de bibliotecas de la ciudad de Mexico. Elsa Barberena Blásquez, comp. / Directory of Mexico City Libraries. 2ª ed. rev. y enl. México, D. F. : Universidad de las Americas, 1967. Citado por Elsa Barberena Blásquez en el articulo “Profile of the Reference Librarian: Time for Change, by Elsa Barberena Blásquez. [ s.l. : s.e, 1987?] p. 11

8

Perales Ojeda, Alicia. De la informática. México : UNAM, Centro de Investigaciones Bibliotecológicas y de Archivología, 1975 p. 156

9

Ibid. p. 157


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

siguientes puntos, los cuales son un nivel más alto de respuesta en la investigación y aumentar su empleo no solo en la industria, sino también en las más diversas actividades en donde se necesite. Perales Ojeda nos dice al respecto: “El servicio se fincó, desde sus inicios, en un acervo bibliográfico idóneo y con canales para su distribución. Para tal efecto los profesionales de la especialidad idearon sistemas para clasificar y normas para catalogar las obras, de manera que les

10

fuera relativamente fácil ubicar el conocimiento acumulado en sus depósitos. A medida que este servicio adquirió mayor perfeccionamiento, como resultado de su aplicación por especialistas que previeron demandas y satisficieron investigaciones, fue afinándose el servicio. De modo que los cambios en los métodos de investigación se verificaron, y así, fue como surgió el servicio de información.” 10

Ibid. p. 153 20


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 4. Realiza la lectura de Green, Samuel. “Personal relations between librarians and readers”, y escribe una síntesis del punto de vista del autor con relación a la necesidad de un servicio de referencia.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Bien, ya sabemos un poco de la historia, ahora continuaremos con la importancia de los servicios.

21


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

1.5 Importancia de los servicios de información Los servicios de información tienen como base la administración de la información, incluyendo la selección, adquisición, organización, control y difusión. De estas actividades, la que es visible para los usuarios es la difusión. Se trata de una labor importante, pues transmite a los usuarios la información que necesitan y les da la posibilidad de obtenerla, además, ya no se espera que los usuarios pidan información, se les ofrece; la difusión permite a los usuarios conocer los diversos servicios que la biblioteca ha implementado para satisfacer sus necesidades informativas. Hay que tener presente que la biblioteca efectúa la difusión de información mediante:

11

a)

El mismo documento primario o su reproducción;

b)

La referencia del documento en la forma de distintos productos “secundarios”;

c)

La información contenida en el documento que aparece en diferentes productos “terciarios”:

d)

Las fuentes de información.11

De entre los diversos servicios que proporcionan las unidades de información, los servicios de información se destacan por dar respuestas rápidas a preguntas específicas, por apoyar trabajos de investigación mediante la elaboración de resúmenes, bibliografías y búsquedas de información sobre temas especiales, lo cual permite ahorrar tiempo y saber si el tema que se está investigando es novedoso o ya ha sido tratado. Pero la función más importante de los servicios de información, es poner en contacto a los usuarios con la información que necesitan, de manera rápida y oportuna, sea qué la misma se encuentre en la biblioteca, o bien se oriente al usuario indicándole en que otra u otras unidades de información puede obtenerla.

Guinchât, Claire y Michel Menou. Introducción general a las ciencias y técnicas de la información y documentación. 2ª. ed. Corr. y aum. Por Marie France Blanquet. Madrid : CINDOC (CSIC), UNESCO, 1990. p. 359 22


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 5. Visita la biblioteca más cercana a tu domicilio o en la que tú trabajas; observa el área de consulta y la atención que se le da al usuario y a partir de lo que observes indica la importancia tienen los servicios de Información. Explícalo, mínimo, en una cuartilla.

Envía a tu asesor.

Excelente, ahora veamos los tipos de servicios de información que se deben ofrecer. 23


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

UNIDAD II LOS SERVICIOS DE INFORMACIÓN

EXISTEN DIVERSOS SERVICIOS DE INFORMACIÓN QUE SE

PROPORCIONAN

POR

EL

BIBLIOTECARIO

PROFESIONAL ESTOS SERVICIOS RESPONDEN

A LOS

REQUERIMIENTOS ESPECÍFICOS DE LOS USUARIOS Y A LOS OBJETIVOS DE LA INSTITUCIÓN.

24


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad diagnóstica 2. Enlista los servicios de información que hayas conocido en tus visitas a la biblioteca.

Envía a tu asesor.

Bien, al final de la Unidad regresaremos para ver si hay diferencias.

25


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

2.1 Tipos de servicios de información • • • • • • • • • •

Los servicios de información se han estado ampliando con el paso del tiempo, hasta llegar hoy día a conformar una extensa gama que pretende cubrir las necesidades de los usuarios. Para ello se han adoptado nuevas tecnologías y soportes de la información, con objeto de dar un servicio rápido y eficiente; cada unidad de información va a dar los servicios de acuerdo a los medios con que cuente, por lo que las unidades que no tienen computadoras, bases de datos o discos compactos se basarán en sus acervos impresos.

Cada unidad de información promueve y difunde los servicios que proporciona a una gran diversidad de usuarios, mismos que conforman la comunidad a la que van dirigidos, esto se lleva a cabo con la intención de que conozcan la gama ofrecida, los utilicen y externen sus opiniones y sugerencias, mismas que darán base para que se implementen otros servicios que sean necesarios y, si es el caso, eliminar aquellos que no son solicitados.

La siguiente es una lista de servicios de información que no pretende ser exhaustiva, cada biblioteca cuenta con uno o varios, dependiendo de su tipo, del personal con que cuenta, del local y del acervo o equipo que posee; los que se proporcionan en general son: • • •

Uso del catálogo Uso de kárdex Acceso a la colección Visitas guiadas Alerta Diseminación selectiva de información Perfiles de interés Visitas guiadas Elaboración de bibliografías Elaboración de resúmenes

Servicio de consulta Orientación Acceso a servicios

26


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 6. Elabora un cuadro sinóptico con los tipos de servicios de información y sus características.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Muy bien, ahora veamos el servicio de consulta, considerándolo como una parte de los servicios de información.

27


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

2.1.1 Servicio de consulta

P. ¿Cómo encuentro información sobre el sistema solar en esta enciclopedia temática? P. ¿Qué libro de literatura mexicana me recomienda leer?

El servicio de consulta, es el que proporciona ayuda directa y personal a los usuarios que tienen un requerimiento específico de información.

Los requerimientos de los usuarios también pueden ir en el sentido de solicitar una bibliografía sobre un tema en particular.

En este servicio personalizado, los problemas más frecuentes son la inseguridad, la timidez, la agresividad, la impertinencia y la falsa autosuficiencia; actitudes que el bibliotecario profesional debe considerar y aprender a manejar para sacar adelante el servicio.

Sea del tipo que sea, es necesario que el personal identifique el tipo de pregunta para darle la información precisa. Para proporcionar este servicio se requiere de una colección especial, cuyas características se van a analizar en la unidad 4 y a través de diversas asignaturas, pero cuando no se tiene el documento o el requerimiento específico del usuario, éste debe ser atendido por otra institución.

Los usuarios plantean sus requerimientos de información a través de preguntas que pueden ser: •

Direccionales. Son las preguntas que el usuario realiza para que se le indique en que lugar se encuentra el material. Por ejemplo:

El bibliotecario podrá resolver el problema de información de la siguiente forma:

P. ¿En dónde se encuentra el libro de química? •

Asesoría a solicitudes de información.Generalmente cuando los usuarios piden información sobre un tema especifico, aún no tienen bien definida la extensión de la información que necesitan, esto es: solicitan “toda la información” que haya sobre el tema, lo cual indica al bibliotecario que no tienen idea sobre la variedad de fuentes disponibles, y sobre la cantidad de información existente y relacionada con un tema en especial. El bibliotecario al darse cuenta de esto, ubica cual es la información que realmente necesita el usuario, y lo asesora respecto a las diversas fuentes que pueden satisfacer su necesidad informativa.

De consulta fácil. Las preguntas que el usuario realiza para saber un tema en especial pero de fácil localización, en medios impresos o electrónicos. Por ejemplo:

P. ¿En dónde encuentro la biografía de Emiliano Zapata? •

De búsqueda. Cuando el usuario requiere de un tema específico pero que es un tema que requiere de búsqueda de información, tiempo y más recursos que una enciclopedia general. Por ejemplo: P. ¿En qué consiste el proceso de ósmosis? • Consejo al lector. Proporciona ayuda al usuario sobre la consulta de un material específico o algún tipo de lectura. Por ejemplo:

Búsqueda de información en bases de datos.- Una opción de localizar información rápidamente son las bases de datos. Éstas tienen colecciones de registros almacenados en soporte magnético, los cuales son accesibles por medio de la computadora.

28


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Para buscar información en ésta y localizarla, empleamos palabras clave (autor, título, etc.), operadores booleanos (and, or, not, etc.), es decir, se utiliza el lenguaje computacional; aspecto que se debe conocer para aprovechar al máximo la recuperación de información actualizada. Al respecto, Estela Morales nos dice: “Las bases de datos nos introducen, como bibliotecarios y como usuarios, a una terminología propia proveniente del idioma inglés... Las bases de datos nos permiten búsquedas más rápidas... y más ricas ya que las buenas bases de datos nos permiten hacer muchas combinaciones [y obtener información] a la medida de acuerdo con la solicitud.” 12 Un aspecto interesante de este servicio es que la información solicitada puede ser entregada de forma impresa, o copiada directamente en un disco de 3 ½ pulgadas.

requerida indica que sólo se necesita consultar fuentes impresas, las cuales, incluso se pueden fotocopiar e incluir la referencia propia de la obra. Consulta a diversas bases de datos o discos compactos.- Se ofrece este servicio, para que sea el propio usuario quien realice la búsqueda de la información que necesita, y seleccione aquella información que él crea sea pertinente para su tema. Por supuesto, la consulta de estos materiales se efectúa bajo la supervisión, orientación y guía del bibliotecario. El resultado de las búsquedas se hace, generalmente, personalizado pero también se puede proporcionar la información de la siguiente forma: Servicio de información por correo.- Se trata de preguntas efectuadas vía correo ordinario, relacionadas con el acervo de la unidad de información, sea impreso o electrónico. Las respuestas orientan a los interesados en cuanto a los documentos o fuentes relacionadas con el tema de interés. Para una búsqueda exhaustiva, es necesario acudir a la unidad de información o enviar a alguien en su lugar.

Búsqueda de información en discos compactos.- Los discos compactos, también conocidos como CD-ROM, disco óptico o disco impreso con rayo laser, son el resultado de la tecnología adaptada para el almacenamiento de datos, y la posterior recuperación de información, la cual no puede ser alterada una vez capturada en el disco. Su gran capacidad para almacenar información (270,000 páginas que incluyen texto, gráficas e imágenes), un costo más bajo que el de las obras impresas y que las bases de datos, han ocasionado una mayor utilización en las unidades de información, para satisfacer las solicitudes de información de los usuarios.

Servicio de información vía fax.- Es un medio de proporcionar información muy poco frecuentado, debido principalmente a su costo. Por ello: “Generalmente no se ha utilizado para dar información bibliográfica o hemerográfica del acervo como modalidad de servicio, se ha usado en gran medida como medio de intercambio de información administrativa... dar orientación, asesorías y proporcionar copias [e información] por este

Búsqueda de información en fuentes impresas.- En este caso se trata de satisfacer la solicitud de información de los usuarios únicamente con las colecciones impresas; esto debido a diversos factores, como pueden ser: el costo de la búsqueda en fuentes electrónicas, el tema de interés no requiere otras fuentes, el contenido, profundidad y actualidad de la información

12

29

Morales Campos, E. Op cit. P. 59


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

caso de que el tema sea amplio, puede ser localizado y el resultado enviado al usuario interesado, mediante el medio más adecuado.

medio es conveniente considerarlo como un servicio más a los usuarios.” 13 Servicio de información vía telefónica.Para este servicio, el usuario debe conocer el número de teléfono de la unidad de información, mediante ésta vía se realizan una serie de preguntas y respuestas, generalmente cortas, que son útiles si se requiere de información breve y concisa. En

13

El bibliotecario profesional, en este servicio debe tener como propósito el que el usuario obtenga la información que requiere o la referencia del lugar en que se encuentra.

Palacios Medellín, José T. Archivo General de la Nación y bibliotecas digitales hacia el siglo XXI. En: Biblioteca Universitaria: boletín de la Dirección General de Bibliotecas. Nueva Época. Vol. III. No. 1. Enero-junio del 2000. p. 24-25 30


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 7 Responde a las siguientes preguntas: a)

¿Cómo defines al servicio de consulta?

b)

¿Cuáles son los recursos que puede consultar el bibliotecario para proporcionar este servicio?

c)

¿Qué tipo de preguntas puede hacer el usuario?

Envía a tu asesor.

A continuación, el préstamo de materiales. 31


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Los materiales se prestan sólo en sala porque son obras que generalmente forman parte de una colección o serie y no son para leerse de principio a fin, además de tener un alto costo. 14

2.1.2 Préstamo de materiales La colección con la que se proporcionan los servicios de información se presta únicamente en la sala de consulta. A este tipo de préstamo se le conoce como préstamo en sala.

Generalmente, las obras de consulta se encuentran en estantería abierta, que como se vio en el curso de Servicios al público, se caracteriza porque da libre acceso al usuario para llegar a los estantes, tomar, comparar los contenidos de las unidades documentales y seleccionar los que [satisfacen] sus necesidades de información”.15

El préstamo en sala. En esta modalidad todo el acervo se pone a disposición de los usuarios para ser consultado en el mismo local que ocupan los servicios de información, principalmente aquel material que no puede prestarse a domicilio; esto, debido a una política general adoptada, la cual no debe tener excepción.

14

Las características de las fuentes de información se verán más adelante.

15

Mendoza, María Esther y Blanca Estela Solís. “Algunas consideraciones sobre la estantería abierta”. Citado por Solís Valdespino, Blanca Estela. Servicios al público. P. 75 32


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 7. Lee el apartado “Estantería abierta, cerrada y mixta” de Blanca Estela Solís Valdespino. Guía de autoaprendizaje : Servicios al público. P. 75-76 y realiza un resumen sobre las ventajas de la modalidad abierta.

Envía a tu asesor.

Excelente, a continuación veremos el servicio de orientación. 33


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

que si la biblioteca de la localidad no la posee, la búsqueda se amplía a toda la ciudad, estado, país o incluso en el extranjero. Esto proporciona a los usuarios un panorama más amplio de recursos informativos, ya que por muy inmensa, rica o documentada que esté en su acervo una biblioteca, puede no ser suficiente, pero su información y sus colecciones son complementadas por otras bibliotecas.

2.1.3 Orientación Cuando los usuarios acuden a la biblioteca en busca de información, necesitan en primer lugar localizar las obras en que se encuentra la misma; ya sea que la información buscada sea de tipo general o específico, se le facilitará ubicarla si acude a pedir ayuda al bibliotecario. Barberena nos dice al respecto: “El lector también necesita la ayuda del bibliotecario de consulta cuando trata de orientarse en el campo de la biblioteca, son tantos y tan variados los libros que se han publicado y que se siguen publicando que muchas veces existe una verdadera desorientación para poder seleccionar de aquel vasto número de publicaciones las que se amoldan y se ajustan más a las necesidades particulares.” 16

Algunas de las actividades que realiza el bibliotecario a cargo de la orientación son: ¾ Acceso a los servicios ¾ Uso de catálogos ¾ Uso de kárdex ¾ Acceso a las colecciones ¾ ACCESO A LOS SERVICIOS

El bibliotecario orientará adecuadamente al usuario en cuanto a servicios y fuentes disponibles en la biblioteca; además no solamente ubicará al usuario para localizar la información que necesita, sino que también lo orientará respecto a otras fuentes que contienen información relacionada.

Cuando el usuario llega por primera vez a la unidad de información, generalmente no sabe la ubicación de los distintos servicios. En estos casos, el bibliotecario profesional le orienta indicando la ubicación del servicio que requiere de acuerdo a la necesidad de información del usuario.

La orientación no se circunscribe a ayudar a los usuarios en el uso de los materiales disponibles en el servicio de información propio, ya que si la información proporcionada no es suficiente, el servicio se extrapola al exterior y se orienta a los usuarios hacia otras unidades, las cuales pueden poseer materiales complementarios, incluso más idóneos de acuerdo a la información solicitada, que les permita llevar adelante la investigación, tarea u otra actividad que estén realizando.

La orientación se da a cualquier servicio de la unidad de información como la Sala general, la de consulta o de servicios de información, la de publicaciones periódicas, el fotocopiado, etc. Para realizar bien esta actividad, el bibliotecario debe conocer la estructura orgánica de la institución bibliotecaria y saber el tipo de colecciones con que cuenta la unidad. Estás a cargo de una biblioteca pública, explica como proporcionarías orientación sobre los servicios que la unidad proporciona.

Este servicio, extiende la posibilidad de localizar la información que es necesaria, ya 16

Barberena, Elvia. “El Servicio de consulta”. En: Bibliotecas y archivos, órgano de la Escuela Nacional de Biblioteconomía y Archivonomía. No. 1. México : Secretaría de Educación Pública, 1967. p. 29 34


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

En el caso de la signatura topográfica, el usuario tiene que considerar:

¾ USO DE CATÁLOGOS De acuerdo a la guía de Servicios al público, el catálogo al público puede ser en tarjetas y automatizado. El catálogo de tarjetas puede ser dividido es decir, separado por autor, título y materia; o puede estar ordenada en forma de diccionario, esto es cuando en un solo catálogo se incorporan todos los autores, títulos y materias.

LB251 C47 1999

Del catálogo se van a rescatar los elementos necesarios para que el usuario identifique el material que requiere consultar como son el autor, el título y la signatura topográfica.

El número de clasificación El número de Cutter Otros elementos

Explicando la utilidad de cada elemento. En el catálogo automatizado se identifican los mismos elementos para recuperar los materiales bibliográficos pero las características para su búsqueda en la base de datos, son diferentes.

Instrucción en el uso del catálogo público.Se trata de una explicación detallada de la información que contiene el catálogo, como fecha y nacimiento del autor, título de la obra, el lugar de publicación, la editorial, fecha de publicación, signatura topográfica, etc. Datos que una vez conocidos, pueden ser utilizados en visitas a cualquier biblioteca, de manera que se facilite al usuario localizar información.

Para explicar las formas de acceso a la información registrada en las tarjetas del catálogo, el bibliotecario se puede apoyar en: • •

Es necesario explicar al usuario que los autores se recuperan por el apellido paterno y que en caso de apellidos compuestos, las preposiciones se consideran al final del nombre, por ejemplo:

Carteles Orientación personalizada La orientación sobre el uso del catálogo es fundamental porque es a través de él que el usuario tiene acceso a los documentos.

Nombre Patricia de la Rosa

¾ USO DE KÁRDEX El registro de las publicaciones periódicas se realiza en el kárdex, el catálogo de las publicaciones periódicas en las que se tiene el título de la revista y los datos de la edición, el volumen y números que se encuentran en la unidad de información.

Entrada en catálogo Rosa, Patricia de la Para el caso de los títulos, se aclara al usuario que los artículos definidos e indefinidos no se consideran en la alfabetización del catálogo, a menos que forme parte integral del título, por ejemplo:

Este registro también puede ser manual o automatizado y al usuario se le debe orientar hacia la búsqueda de los elementos que le permitan identificar la ubicación física de la publicación periódica.

Los de abajo

35


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

El registro de las publicaciones periódicas y sus características se verán en la asignatura correspondiente.

de clasificación (con sistema LC o Dewey) como el de Cutter para que, posteriormente, el usuario pueda recuperar su material fácilmente. La organización de los materiales bibliográficos se puede hacer directamente, en la estantería o bien a través de apoyos audiovisuales o computarizados. El bibliotecario elegirá el que tenga a su alcance.

¾ ACCESO A LAS COLECCIONES Cuando el usuario ya tiene los elementos que le van a servir para identificar el material, el bibliotecario orienta al usuario en su localización en la estantería. Para ello debe indicarle la forma en como está arreglada la colección, proporcionándole tanto el número

La organización de la colección se verá en la asignatura de Clasificación

36


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

LC y Clasificación Dewey.

Actividad 8. Visita la biblioteca más cercana a tu domicilio y describe el servicio de orientación que se proporciona.

TIPO DE SERVICIO

DESCRIPCIÓN

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

A continuación veremos el Servicio de alerta. 37


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

índices de los libros daba también el listado de las publicaciones periódicas18 de interés para el investigador y este sólo debía llamar a la biblioteca y solicitar una copia de el o los artículos de su interés.

2.1.4 Servicio de alerta Dentro de los servicios de información el de alerta es fundamental ya que es el servicio que se encarga de mantener al día, a los usuarios, en lo que se refiere a nuevas adquisiciones.

El boletín de nuevas adquisiciones se realiza revisando todas las publicaciones periódicas o material de nueva adquisición que ingresan a la biblioteca, para posteriormente ser fotocopiadas las tablas de contenido de las revistas y las portadas e índices de los libros adquiridos recientemente y sean enviadas a las diferentes jefaturas de enseñanza e investigación, además de que sean colocadas en el letrero de avisos, el cual generalmente se encontrará a la entrada de la biblioteca y en los lugares estratégicos que el Jefe de la biblioteca considere, que sean de alto nivel de tránsito.

“El servicio de alerta generalmente consiste en fotocopiar los títulos de publicaciones periódicas, así como su tabla de contenido de los fascículos recibidos mensualmente y colocarlos en un espacio que debe existir en la biblioteca. ”17 Es necesario mencionar que algunos bibliotecarios utilizan el boletín de nuevas adquisiciones, para dar a conocer los documentos. Este enfoque tuvo gran importancia en los años sesenta y setenta en las bibliotecas universitarias norteamericanas y en las bibliotecas especializadas.

Cabe señalar que algunas unidades especializadas ya cuentan con su boletín de últimas adquisiciones 19 en su hoja web, además de enviarlo de forma impresa a los usuarios que así lo solicitan.

La diferencia existente es que el servicio del boletín de adquisiciones se enfocaba sólo a dar a conocer las obras de reciente ingreso, mientras que el servicio de alerta se dirige más bien a la biblioteca especializada tendiente a apoyar las actividades de investigación de la comunidad científica, pues además de proporcionar las portadas e

17

Flores Valdez José. Modelo de unidad de información para el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social. México: ENBA, 1999 p. 17 (Tesis de lic. en Biblioteconomía)

18

Te recomiendo consultar tu Guía de autoaprendizaje de Publicaciones periódicas si tienes dudas sobre el manejo de este tipo de colecciones.

19

Te recomiendo consultar tu guía de autoaprendizaje de Promoción de los servicios y formación de usuarios, la cual te presenta todo un capitulado orientado a los medios de promoción y sugiere cómo elaborar un boletín de esta naturaleza.

20

Otra importante opción dentro de este servicio son las exhibiciones de las nuevas adquisiciones. Utilizando ya sea exhibidores o vitrinas que permitan mostrar los forros o cubiertas de los libros nuevos y las revistas nuevas; por ello se recomienda que se ubiquen al ingreso de la biblioteca con sillones que inviten a la lectura informal y que sientan a la biblioteca como parte de su vida cotidiana. Eleazar Granados nos menciona que: “Considerando la importancia que tiene la presentación visual, las exhibiciones ayudan a satisfacer y estimular la curiosidad intelectual de los usuarios, de ahí que sea una de las actividades más frecuentemente usadas por los bibliotecarios”20 Así, una vez revisados los índices enviados por la biblioteca o bien vistos en la misma, los usuarios señalan cuáles les interesa leer y solicitan a la unidad que les envié una

Cfr. Granados Xolalpa, Eleazar. Manual de información básica en bibliotecología. México: UNAM, DGB, 1986.p239. 38


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

fotocopia del mismo, cabe aclarar que algunas compañías ya ofrecen sus publicaciones periódicas en otros formatos, tanto en CD room como en línea.21

comunidad de sus últimas adquisiciones, ya que generalmente se trata de anticipar a las necesidades de información, no importando que la periodicidad de estos boletines sean regulares o irregulares.

Es a través de este servicio que algunas bibliotecas mantienen informada a su

21

39

Te recomiendo consultar la guía de autoaprendizaje de Servicios de Información IV, la cual lo tratará ampliamente.


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Actividad 9. Visita tres bibliotecas especializadas y anota sus datos. Posteriormente recaba sus boletines de adquisición y evalúalos de acuerdo a los requisitos que se mencionan anteriormente.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos. 40


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

2.1.5 Diseminación selectiva de información (DSI). El servicio de diseminación selectiva de información se proporciona como un servicio especializado que tiene como fin el dar a conocer la información relevante y actualizada que apoye el trabajo de un grupo de usuarios en particular o un usuario específico.

Su origen se remonta a 1958, en que «Hans Peter Luhn, ingeniero de la IBM, propuso en un documento la necesidad de que en las unidades de información existiera un servicio de diseminación selectiva de información de manera formal y periódica y que además fuera automatizado, con el fin de proporcionar información personalizada a usuarios con intereses específicos, el cual definió como: “El servicio dentro de una organización que se encarga de canalizar los nuevos trabajos de cualquier fuente informativa a lugares en la organización donde existe una mayor probabilidad de uso de los materiales de acuerdo a sus intereses de información establecidos”.22

El DSI tiene entre sus finalidades: ♦ Ofrecer a los usuarios un servicio personal en forma periódica que satisfaga sus necesidades de información. ♦ El servicio debe responder a los requerimientos de sus usuarios, inclusive anticiparse a solicitudes, no esperar a que ellos manifiesten sus inquietudes de información. ♦ Mantener actualizado al investigador por medio de la selección del material que sea de su interés. ♦ Este aspecto es muy importante, ya que la biblioteca debe ser el canal para seleccionar y transmitir al investigador

♦ ♦

22

41

toda información nueva que se produzca, independientemente del formato en que se publique. Aprovechar de manera óptima los recursos informativos con que cuenta la biblioteca. Para cumplir con este aspecto, es necesario analizar con fines específicos los diferentes materiales documentales que integran el acervo con el fin de explotar más el contenido de los mismos, en beneficio del trabajo que están desarrollando los [usuarios] Poner a disposición de los [usuarios], no sólo la información que tenga la biblioteca sino la que se genere en los ámbitos nacional e internacional. Ante la cantidad de información disponible es imposible que el [usuario] esté al tanto de todo lo que se publica en su área de interés, por lo que la biblioteca, en la medida de lo posible, debe mantener informados a sus usuarios de lo que está sucediendo en su campo en la esfera mundial. Ahorrar tiempo al [usuario] en la búsqueda de información documental. Este aspecto también es muy importante, puesto que ayuda al [usuario] a no tener que estar realizando él mismo sus búsquedas, ahorrándole un valiosísimo tiempo, a la vez que le permite estar

Cfr. Marco Antonio Martínez Gutiérrez. “Sistemas de diseminación selectiva de información”. Citado por Barquet Téllez, Concepción. “Diseminación selectiva de información”. En Desarrollo de colecciones y diseño de servicios. P. 69


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

informado, de manera sistemática, acerca de lo que se publica en su área.23

usuario, de sus requerimientos de información y nivel requerido.

Para poder llevar a cabo eficazmente el servicio de DSI, es necesario que se elaboren PERFILES DE INTERÉS de cada usuario; esto es un registro de las características del

El servicio de DSI y los perfiles de interés los conocerás más en la asignatura de Servicios de información 2.

23

Barquet Téllez, Concepción. “Diseminación selectiva de información”. En Desarrollo de colecciones y diseño de servicios. P. 69 42


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

obras ingresan a las colecciones. Esto para los usuarios es una ventaja, ya que también son elaborados resúmenes en bibliografías analíticas de edición comercial, las cuales son publicadas meses después. El bibliotecario elabora resúmenes a petición de los usuarios interesados, o bien, de interés para los de la propia institución.

2.1.6 Otros servicios Además de los servicios ya enumerados, hay otros que complementan los servicios de información, de acuerdo a las políticas que prevalezcan en la biblioteca. Estos otros pueden ser: ™ ™ ™ ™

Elaboración y compilación de bibliografías Elaboración de resúmenes Formación de usuarios de la información Visitas guiadas

Formación de usuarios de la información.Es una actividad cuidadosamente planeada, en la cual se invita a los usuarios para que participen en acciones encaminadas a enseñarles cómo hacer uso eficiente de los recursos informativos de una biblioteca, conocer estrategias específicas que se pueden utilizar para localizar la información deseada, y también el uso adecuado de las fuentes de información. Se imparte la formación de usuarios a nivel personal o grupal. Los grupos pueden ser particulares, o bien se enseña a grupos escolares de diversos niveles educativos, como parte de sus actividades académicas; también pueden ser otros grupos, por ejemplo, alguna empresa interesada en que su personal conozca la forma en que se administra y se proporciona la información.

Elaboración y compilación de bibliografías.- Este servicio se proporciona principalmente a usuarios internos, aunque en algunas instituciones se proporciona también a usuarios externos (ello va a depender de las políticas establecidas en la unidad de información de que se trate) Se elaboran bibliografías cuyo tema de interés y profundidad requieren un trabajo cuidadoso, siguiendo procedimientos y técnicas bibliográficas establecidos para su elaboración, tomando en cuenta la solicitud de información que debe indicar nivel de conocimiento, actualidad, tema e idioma; además se ordena de acuerdo a la necesidad del usuario (cronológicamente, temáticamente, etc.)

Visitas guiadas.- Es un servicio que se proporciona a solicitud de la parte interesada (puede ser una persona o un grupo de personas), la solicitud puede ser personal, escolar, institucional u oficial. Este servicio consiste en dar a conocer las secciones de que consta la biblioteca, sus acervos, personal, servicios y horario; al mismo tiempo se da una explicación, destacando la importancia de las actividades que se efectúan en cada sección de la misma.

Conocerás y practicarás la técnica bibliográfica en la asignatura de Bibliografía.

Elaboración de resúmenes.- El servicio de resúmenes es proporcionado por la unidad de información poco después de que las

43


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Actividad 10. Enumera los servicios de apoyo que se pueden ofrecer en las unidades de Información.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Bien, a continuación veremos el personal que se encarga de los servicios.

44


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

UNIDAD III EL PERSONAL DE LOS SERVICIOS DE INFORMACIÓN

EL PERSONAL DE LOS SERVICIOS DE INFORMACIÓN TIENE UN PAPEL FUNDAMENTAL PARA LOGRAR LA SATISFACCIÓN DEL USUARIO.

“CARA”

ESTE

PERSONAL ES LA

DE NUESTRA PROFESIÓN Y DE ELLOS VA A

DEPENDER LA TRANSFORMACIÓN DE LA IMAGEN QUE LA SOCIEDAD TIENE DE NUESTRA ACTIVIDAD.

45


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Actividad diagnóstica 3. Pregunta a conocidos y amigos qué imagen tienen de los bibliotecarios, quiénes son y cómo los han atendido.

Envía a tu asesor.

Como ves, la imagen que se tiene no es muy favorable. Veamos cuáles son las actividades que realiza este personal. 46


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

3.1 Actividades del personal que presta los servicios de información Las actividades que se efectúan en los servicios de información, son el reflejo de la responsabilidad aceptada por la institución bibliotecaria ante la sociedad, a la cual sirve, de tal manera que el personal y sus servicios, son también el espejo que muestra la importancia otorgada a esta institución por la misma sociedad.

Las actividades que en general se llevan a cabo por parte del personal profesional son las siguientes: “1. Mantener un horario constante y regular, de tal manera que los lectores sepan cuando recurrir al servicio. 2. Atender personalmente y con amabilidad a cada uno de los usuarios que soliciten información, usando los materiales que existen en la biblioteca o remitiendo a los lectores a otra biblioteca o institución.

Así, toda la institución debe pugnar por ocupar un lugar predominante en la sociedad e institución a la que pertenece, contar con un local y un acervo adecuado, pero sobre todo, contar entre su personal con profesionales del área bibliotecológica, responsables y conscientes que proporcionen servicios de información de excelencia. La persona adecuada para brindar servicios de información es el bibliotecario profesional, el cual será el puente que une al usuario con la información. El bibliotecario es la persona que tiene a su cargo la dirección, conservación y funcionamiento de la biblioteca, o que desempeña en ella funciones variadas, ya sean técnicas o administrativas. Es también una parte esencial de la biblioteca, puesto que administra y organiza el acervo y los servicios que tiene a su cargo, para que éstos sean debidamente ubicados y utilizados, además apoya a los usuarios en sus actividades, ya que finalmente es el usuario quién va a dar razón de ser a la biblioteca.

3.

Dedicar parte del tiempo de la jornada diaria a buscar la respuesta a preguntas complejas que hayan quedado pendientes.

4.

Orientar a los usuarios respecto a los servicios y recursos de la biblioteca e instruirlos en el uso de las obras de consulta, del catálogo público y de otras fuentes de información bibliográfica.

5.

Examinar con frecuencia las obras de consulta.

6.

Identificar los recursos potenciales dentro y fuera de la biblioteca.

7.

Examinar continuamente los materiales que recibe la biblioteca para obtener una visión general de los nuevos recursos con que cuenta.

8. Mantenerse informado de los acontecimientos actuales.

Se han identificado las actividades que el personal profesional de servicios de información debe cumplir. Éstas son de dos tipos: generales y específicas. Esto no quiere decir sin embargo, que sean únicas, ya que vivimos en un mundo cambiante. De ser indispensable, deben incluirse otras, de acuerdo a las necesidades de los usuarios, del acervo con que se cuente o de acuerdo a los objetivos que la institución se fije.

9.

24

47

Registrar los datos para la estadística. 24

El Servicio de consulta. La Secretaría. México : Secretaría de Educación Pública, Dirección General de Bibliotecas, 1987. p. 11 (Manuales de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas ; 5)


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Por otro lado, las actividades específicas que se llevan a cabo en los servicios de información, por el personal profesional, son enlistadas enseguida:

13. Organizar actividades de grupo: charlas, visitas guiadas, conferencias, etcétera. 14. Cooperar con organizaciones e instituciones.

“1. Establecer normas: implica tomar decisiones con respecto a la organización el servicio, los límites del mismo y su destinatario.

15. Coordinar la biblioteca con los programas de estudio y objetivos de la institución.

2.

Canalizar consultas. Generalmente son de dos tipos: de carácter general y de índole bibliográfica.

16. Planear la exhibición de libros, para atraer lectores y mostrar los diversos recursos de la biblioteca.

3.

Instruir en el uso y aprovechamiento de las fuentes de información.

4.

Compilar bibliografías.

5.

Organizar y mantener fichero de información, y el archivo vertical.

17. Mantener carteleras: informar al lector acerca de los acontecimientos culturales y educativos de la comunidad.” 25

6.

Elaborar índices especiales de publicaciones que no figuren indizadas en repertorios.

7.

Verificar datos bibliográficos para los préstamos interbibliotecarios.

8.

Contribuir en proyectos bibliográficos.

9.

Informar al lector acerca de los distintos materiales y servicios que ofrece la biblioteca.

En cuanto al personal no profesional, es aquel que solamente cuenta con estudios técnicos sobre la carrera de Biblioteconomía u otras áreas, pero cuyo interés laboral es el de prestar servicios en unidad de información. Si la biblioteca cuenta con personal no profesional laborando en ella, deberá apoyar las actividades del personal profesional en las siguientes actividades: “ 1. Preparar carteleras y exposiciones. 2. Cuidar y mantener los materiales.

10. Orientar, informar y ayudar al lector en la localización y selección de libros, de acuerdo a sus intereses particulares.

3. Apoyo en las rutinas de promoción, información e instrucción.” 26 Como se puede observar, las actividades en los servicios de información son tan variadas e interesantes como la profesión misma; de ahí la importancia que tienen como parte sustantiva para la sociedad y sus representantes, los usuarios.

11. Ayudar al lector en el uso del catálogo público. 12. Compilar y distribuir listas de libros, elaborar resúmenes de textos, folletos y artículos de revistas que respondan tanto a problemas comunes como a intereses particulares.

25

Morales Campos, Estela. El servicio de consulta. 2ª ed. corr. y aum. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 1993. p. 22 (Manuales ; 17)

26

Op. cit. p. 23 48


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 11. Establece la diferencia entre las actividades generales y las actividades profesionales que se llevan a cabo en los servicios de información. ACTIVIDADES GENERALES

ACTIVIDADES PROFESIONALES

Envía a tu asesor.

Bien, ahora continuaremos con las características de este personal. 49


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

3.2 Características del personal que presta servicios de información Como en toda actividad, el personal que se dedica a un trabajo en especial debe tener ciertas características, éstas son indispensables para ubicarlo en el puesto que desempeñará a satisfacción. La inclusión de las características en un perfil laboral, se realiza con la finalidad de contar con el personal idóneo en la institución.

Un bibliotecario profesional indiscutiblemente debe poseer una sólida formación académica... dominio de las obras de consulta... poseer una cultura general bastante buena... una profunda responsabilidad... conocimiento de otras lenguas... buena memoria... buena letra, ortografía y redacción... sociabilidad y buen trato... trabajar en grupo... Es preciso que paulatinamente desarrollemos el espíritu crítico... dinamismo, constancia, puntualidad, limpieza, honradez, sensibilidad, criterio, intuición, creatividad, iniciativa, flexibilidad... Dado el trato continuo que los bibliotecarios tenemos con la gente, debemos cuidar nuestro aspecto y presentación...Es indispensable la vocación... un acendrado espíritu de servicio, ser solícitos, atentos y acomedidos, primordialmente con los usuarios... Finalmente considero que los bibliotecarios debemos adoptar siempre una actitud cien por ciento positiva, tanto en nuestros pensamientos como en todos nuestros actos.27

En la biblioteca el elemento humano tiene importancia primordial; un bibliotecario que proporciona servicios de información, que conoce a fondo los materiales con que trabaja y que tiene un concepto claro de sus tareas, puede hacer verdaderas filigranas, aunque disponga de una colección modesta, ya que podrá explotar al máximo sus recursos y sugerir posibilidades externas si no cuenta con la información solicitada.

3.2.1. Aptitudes y actitudes Este es un punto muy interesante, ya que en el vas a encontrar diversos aspectos con los que debe contar un profesional en general, y un intermediario entre la información y los diversos usuarios que se atienden en un servicio de información. Ya se mencionó que los servicios de información deben estar a cargo de un profesional de la bibliotecología, quien posee los conocimientos sobre los servicios y las fuentes a utilizar para satisfacer las necesidades de información de los usuarios, pero ¿qué pasa con las aptitudes y actitudes de este personal? Aurelia Orozco nos dice al respecto:

Una vez conocidos los conocimientos que debe contar un profesional de la Biblioteconomía, pasemos a ver las aptitudes y actitudes que el personal que proporciona servicios de información debe poseer. ¾ ¾ ¾ ¾ ¾

27

Orozco, Aurelia. El Bibliotecario profesional: cualidades y características. Biblioteca Universitaria. Vol. V. No. 1 ene-marz / 1990. p. 25-28)

¾ 50

APTITUDES Buena memoria e imaginación. Capacidad para sistematizar el conocimiento. Conciencia de las necesidades de la comunidad. Conocimiento de fuentes de consulta básicas. Contar con capacidad para tomar decisiones. Cultura extensa.


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

¾ Destreza para desarrollar estrategias de búsqueda. ¾ Habilidad para comunicarse verbalmente. ¾ Habilidad de interacción. ¾ Poseer conocimientos teóricos, técnicos y administrativos relacionados con los servicios de información. ¾ Ser metódico, responsable, analítico y crítico. ¾ Vocación de servicio al público.

¾ Paciencia. ¾ Respeto hacia los demás. Por otro lado, el bibliotecario profesional debe adaptarse fácilmente a los avances tecnológicos y cambios en la profesión; leer y mantenerse actualizado es una obligación; el desempeño ético es indispensable, tomando en cuenta que: “Lo ético comprende, ante todo, las disposiciones del hombre en la vida, su carácter, sus costumbres y, naturalmente, también lo moral.” 28 Lo moral incluye, cualidades como honorabilidad, sencillez y honradez.

Las actitudes deseables del personal que proporciona servicios de información son:

Todo lo anterior va a influir directamente en la satisfacción del usuario que es quien finalmente valora el trabajo del personal porque en la medida que le sea útil el material que se le proporciona, mayor será su satisfacción.

¾ Buen trato personal. ¾ Amabilidad y cordialidad. ¾ Ecuanimidad.

28

51

Xavier Zubiri en J. L. Aranguren. cit. p. ibid. p. 27. Citado por Blanca Estela Solís Valdespino en: Guía de autoaprendizaje, servicios al público : modalidad de educación abierta y a distancia. México : SEP, Dirección General de Educación Superior ; ENBA, 1999 p. 17


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Actividad 12. Menciona en una cuartilla, las diferencias que viste en las actitudes del bibliotecario, las que analizaste en el diagnóstico y las características que debe tener.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Como puedes ver las actitudes y aptitudes son importantes para el usuario. Ahora veamos algunos aspectos de ética profesional.

52


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Consejo Directivo del Colegio terminó el periodo para el que fue elegido; esto ocasionó que las actividades para darle forma al Código quedaran en suspenso. El nuevo Consejo Directivo fue elegido y, en 1991, bajo la presidencia de José Alfredo Verdugo Sánchez, se ratificó a la comisión ya designada y se les propuso continuar con la tarea encomendada. Finalmente, en mil novecientos noventa y cinco, el Código fue terminado y publicado por el Colegio Nacional de Bibliotecarios.

3.2.2. Ética profesional Cuando se menciona a la ética, se está hablando de todo un sistema de valores personales y reglas que los interpretan y aplican. Se trata del desempeño correcto, según reglas establecidas, de las actividades que cada persona lleva a cabo en su campo profesional. En su conjunto, son un indicativo de calidad del personal en cuanto a varios aspectos: responsabilidad, honradez, integridad y competitividad. Cuando estos aspectos son expuestos socialmente, se logra una imagen favorable o desfavorable, de acuerdo a la calificación que los miembros de esa sociedad le dan al desempeño que tiene cada campo profesional. También los mismos miembros de una profesión califican a sus demás colegas, siguiendo los parámetros ya mencionados al interactuar entre ellos.

En la editorial del documento se menciona que: “Actualmente, se afirma con frecuencia que el uso de nuevas tecnologías de la información ha condicionado la aparición de otros problemas éticos en nuestra profesión. Sin embargo, un código de ética no puede ser adaptado cada vez que existan nuevas o diferentes situaciones, sino que deberá constituir una plataforma para la reflexión y discusión sobre los valores contemplados. De acuerdo con las ideas anteriores, y con el propósito de difundir lo más ampliamente posible el documento que delimita nuestra misión y responsabilidades, en el presente número de Informaciones del Colegio Nacional de Bibliotecarios se publica el Código de ética profesional, ya que el conocerlo constituye un primer paso para poder aplicarlo en nuestras actividades bibliotecarias y reflexionar sobre los nuevos fenómenos en torno de la profesión.” 29

En el campo de la bibliotecología, el Colegio Nacional de Bibliotecarios, asociación establecida el 13 de diciembre de 1968, con el concurso de sus miembros y a través de la experiencia adquirida por ellos en el transcurso de sus actividades profesionales y la interacción con otros campos también profesionales, publicaron en 1995, un conjunto de puntos éticos que rigen a todos los bibliotecarios profesionales. Los antecedentes de este Código de ética profesional, se remontan a marzo de 1990, cuando en el Colegio Nacional de Bibliotecarios se iniciaron los trabajos para su elaboración. En ese año, siendo presidenta del Colegio la Maestra Rosa María Fernández de Zamora fue nombrada por el Colegio una comisión para ocuparse de este tema en particular. Los miembros que integraron la comisión fueron: Oscar Arriola Navarrete, Guadalupe Carrión Rodríguez, Roberto A. Gordillo Gordillo, Estela Morales Campos, Álvaro Quijano Solís, Fernando Velázquez Merlo, siendo presidida por Eduardo Salas Estrada. Sin embargo, el

El código de ética profesional también se vio en la asignatura de Servicios al público.

29

53

Informaciones del Colegio Nacional de Bibliotecarios. Año 15. No. 2, jul.-sep.-1995. p. 1)


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Actividad 13. Lee el código de ética profesional y menciona los aspectos clave que debe considerar el bibliotecario profesional.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Excelente, ahora veamos las características de la relación usuario/bibliotecario 54


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

el bibliotecario debe propiciar las condiciones necesarias para empezar con su labor de facilitador de información, entonces dará trato cordial y amable al usuario, lo cual le brindará confianza para exponer sus preguntas. Con la interacción usuario/bibliotecario se irá precisando el tipo de información requerida y se le ahorrará tiempo al usuario.

3.3 Relación usuario / bibliotecario en los servicios de información El bibliotecario es el intermediario entre el usuario y la información. La edición de la información en diversos formatos y su publicación en grandes cantidades, hace indispensable que sea administrada por una persona preparada expresamente para ello, con la fnalidad de proporcionarla a los usuarios según sus necesidades informativas. La relación usuario/bibliotecario inicia cuando el primero visita la biblioteca en busca de los datos que necesita y que se encuentran en las fuentes de información; fuentes que el bibliotecario conoce y que utiliza para responder a preguntas de los usuarios. En términos generales esta es la relación usuario/bibliotecario, pero sus implicaciones son más extensas, vamos a verlas.

Para responder satisfactoriamente, el bibliotecario deberá considerar el tipo de usuarios que se presenten, si son niños, adultos, adolescentes, estudiantes, especialistas, etc. Con cada uno manejará un lenguaje diferente, así como con los que se presentan por vez primera. El bibliotecario ha terminado su labor con el usuario, cuando éste tiene el material en sus manos y puede obtener la información que necesita de esos documentos, el servicio y la información deberán ser relevantes para el usuario, así regresará con más frecuencia y confianza a la biblioteca. Las relaciones deberán ser de cordialidad, comprensión, amabilidad, respeto y, sobre todo, en un ambiente de confianza.

Al acudir los usuarios a las bibliotecas, se dan cuenta de que desconocen en dónde localizar la información que necesitan; la biblioteca les ofrece varias opciones: un catálogo de tarjetas o uno automatizado, letreros con indicaciones sobre el acervo y, la mejor opción, acudir con el bibliotecario en busca de orientación y ayuda. “En México por falta de tradición en servicios bibliotecarios y de una educación temprana apoyada en la biblioteca, sus materiales y sus servicios, generalmente el usuario que se inicia en el uso de la biblioteca, independientemente de su edad, pone una barrera entre él y el bibliotecario.” 30

Se debe reconocer que el trato inadecuado en la relación usuario/bibliotecario repercute negativamente; se dice que una biblioteca “no sirve” debido a que el bibliotecario dio un servicio ineficiente o un mal trato a algún usuario. Esta causa repetida a través del tiempo, es un factor que repercute en la imagen institucional y bibliotecaria, no solamente de aquella que no dio un buen servicio o el trato fue malo hacia el usuario, sino de las bibliotecas en general. Por ello, se deben localizar las causas o factores (personal, servicios, horarios, etc.) que inciden negativamente en la prestación del servicio de información.

Esta es solamente una causa general; pueden existir otras, como la de que los usuarios (no todos) al enfrentarse a ciertas situaciones en las que requieren ayuda, se muestran tímidos, apáticos o agresivos; esto impide comunicarse y relacionarse adecuadamente con el bibliotecario.

30

Con la finalidad de eliminar este problema, 55

Morales Campos, Estela. El servicio de consulta. 2ª ed. corr. y aum. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 1993. p. 28 (Manuales ; 17)


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

La relación bibliotecario/usuario es muy importante ya que de la buena comunicación va a depender la calidad del servicio.

Al iniciarse la entrevista, es muy importante que el bibliotecario proceda con cortesía, amabilidad y nunca decir “no tengo la información que busca”; todo lo contrario, la biblioteca y el personal están para dar un servicio a satisfacción o, en su caso, orientación. En la entrevista se va a definir cuáles son las necesidades reales de información; es por esto que se ha definido la estructura de la entrevista, la cual tiene varios pasos, estos se mencionan a continuación:

3.3.1 Características de la entrevista Los bibliotecarios tienen como función principal, satisfacer las necesidades de los usuarios, pero esto requiere de una buena intercomunicación entre ellos, ya que el usuario hace preguntas que el bibliotecario debe analizar y, a su vez, efectúa algunas preguntas, para determinar cual es la información que el usuario realmente necesita y ubicar las fuentes que contienen la información buscada. A esta interacción de ambas partes se le conoce como entrevista de consulta. “Este proceso es muy amplio y puede ir desde la sencilla entrega de un material de consulta al usuario, hasta una interacción a largo plazo en que éste necesita una ayuda más específica en un proyecto de investigación. Los diferentes estilos de comunicación interpersonal de los participantes en la entrevista de consulta, las necesidades del usuario, la disponibilidad de uso de las colecciones, y las políticas y procedimientos de la institución, influyen en cuan formal o informal puede ser la entrevista, pero ésta se distingue de una conversación general entre el personal y el usuario ya que tiene una estructura y un propósito específico.” 31 31

32

Pasos de la entrevista 1º. Preguntas al usuario. Por medio de ellas, el bibliotecario puede obtener una idea exacta de su verdadera necesidad de información. 2º. Identificación de los recursos potenciales en los que puede encontrarse la información que necesita el usuario. 3º. Búsqueda con el usuario, de los datos que éste requiere hasta que su necesidad de información quede satisfecha. 4º. Enseñanza al usuario de los recursos y colecciones de la biblioteca, como: el catálogo público, el archivo vertical, revistas y periódicos, contenidos específicos de los libros, etc. 5º. Referencia a los recursos que están fuera de la biblioteca, como son: otras bibliotecas, escuelas, instituciones, oficinas de gobierno, embajadas, etc.32

Edmonds, Leslie y Ellen D. Sutton. “La entrevista de consulta.” En: Introducción general al servicio de consulta, libro de texto para el estudiante de bibliotecología y manual para el bibliotecario de consulta. Eds. Grales. Richard E. Bopp y Linda C. Smith ; trad. y notas Carlos Christian Compton García Fuentes. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 2000. p. 37 (Serie: Manuales ; 24)

El primer paso es de suma importancia, ya que con éste se inicia la relación usuario/ bibliotecario; el buen entendimiento de las necesidades reales de información del usuario se da mediante la interacción pregunta-respuesta.

El Servicio de consulta. La Secretaría. México : Secretaría de Educación Pública, Dirección General de Bibliotecas, 1987. p. 27 (Manuales de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas ; 5)

Una vez identificadas las necesidades de información, es necesario identificar también los recursos en que se puede localizar dicha 56


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

información. Para ello se requiere que el bibliotecario conozca el acervo y los medios a su alcance.

curiosear y conocer, el bibliotecario también le facilitará esto, mostrándole los recursos con que cuenta la biblioteca para dar el servicio.

El servicio de información que se proporciona al usuario, termina hasta que éste tiene la información en su mano, esto implica no abandonarlo en la biblioteca a sus propios medios.

Si se diera el caso de no localizar la información en la biblioteca, se orienta al usuario respecto a otras instituciones en donde puede localizar la información necesaria.

En caso de desear ampliar el tema que busca, localizar otro asunto o simplemente

57


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Actividad 14. Realiza un ejercicio práctico, graba una entrevista con algún conocido tuyo sobre una necesidad de información específica que tenga y analiza si llegaste a saber con claridad el requerimiento que se tenía.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

A continuación, la colección de los servicios de información.

58


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

UNIDAD IV LA COLECCIÓN DE LOS SERVICIOS DE INFORMACIÓN

PARA

ATENDER LOS SERVICIOS DE INFORMACIÓN

ES INDISPENSABLE CONTAR CON UNA BUENA COLECCIÓN PARA ATENDER LOS REQUERIMIENTOS DE LOS USUARIOS.

59


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Actividad diagnóstica 4. Menciona las características de la colección de los servicios de información que recuerdes.

Envía a tu asesor.

Bien, ahora veamos en qué consiste la colección de estos servicios.

60


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

4.1 Colección de los servicios de información las enciclopedias, diccionarios, índices, etc. La elaboración de estas obras obedece a objetivos bien definidos, como es la respuesta exacta a preguntas específicas o bien respuesta adecuada a asuntos concretos; otro objetivo es ayudar y orientar eficazmente a los usuarios en su búsqueda de fuentes de información que les permita iniciar, complementar, ampliar o finalizar sus trabajos, bien sea con acervos propios o remitiendo al usuario a otras bibliotecas; el siguiente objetivo propone que las obras que se posean sean de carácter general, que el tema a tratar sea ampliamente abarcado y agotado, que su presentación esté ordenada, condensada y sea fácil de comprender.

La colección de los servicios de información está basada en obras que por su contenido y uso, no se prestan a domicilio, puesto que no han sido publicadas para ser leídas totalmente, sino para buscar respuesta a alguna duda sobre un tema específico, por lo que su utilización es por corto tiempo. “Además se utilizan con tanta frecuencia en la biblioteca que es necesario tenerlas siempre en ella. Por otro lado, muchas de éstas obras se publican en varios volúmenes; si se prestaran a domicilio se correría el riesgo de extravío o mutilación de un volumen, dañándose de esta manera la obra completa. Las obras típicas de la colección de consulta pueden clasificarse en: [fuentes] primarias: contienen en sí mismas la información que se busca... [fuentes] secundarias: indican al lector la o las obras en las que podrá encontrar la información que busca, como los índices y las bibliografías.” 33 y las fuentes terciarias, que son los trabajos que remiten a bibliografías o índices.

Esto nos lleva al fondo y contenido de las obras, ya que para determinar si éstas son adecuadas para prestar el servicio de información, se debe tomar en consideración lo que la Dra. Alicia Perales Ojeda indica al respecto: “El fondo o contenido de la obra debe corresponder al título de la misma. La autoridad que se hace responsable de la obra, necesita hallarse representada por especialistas en la materia, en cuanto a la fecha de publicación, hay que tener en cuenta el lapso transcurrido entre la fecha anotada en el derecho de propiedad del autor y la fecha del prefacio, pues esto aclara el retraso

Pero, realmente el extravío o mutilación no es pretexto para que las obras no se presten a domicilio. La razón de que no salgan se debe al poco tiempo en que es obtenida la información necesaria: “en un mismo día varias personas harán uso de la obra por un tiempo muy limitado, 5, 10, 15, 20, 30 minutos, dependiendo de la extensión de la definición o descripción, por lo que no se justifica sacarlo un día en préstamo a domicilio si el uso realmente de la obra no lo requiere...” 34 Debemos en primer lugar conocer dos puntos al respecto: 1.

2.

Hay libros que han sido hechos para la recreación o su utilización en la educación e investigación; Hay libros que han sido editados solamente para ser consultados, como 61

33

El Servicio de consulta. México : Secretaría de Educación Pública, Dirección General de Bibliotecas, 1987. p. 14 (Manuales de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas ; 5)

34

Morales Campos, Estela. El servicio de consulta. 2ª ed. corr. y aum. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 1993. p. 43 (Manuales ; 17)


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

existente entre la fecha en que se escribió la obra y la fecha en que se imprime.” 35

base puede ser aprovechada por varios usuarios.

La colección para proporcionar estos servicios incluye en las obras primarias a las enciclopedias, diccionarios, fuentes biográficas, atlas, directorios, manuales, anuarios y almanaques; en las obras secundarias se encuentran las bibliografías y los índices; finalmente, en las obras terciarias están los compendios y las bibliografías de bibliografías.

Otro elemento relativamente nuevo en la colección de consulta son los discos compactos, también denominados discos ópticos o CD-ROM’s. Estos pertenecen a la más reciente tecnología desarrollada para el almacenamiento de datos y su posterior recuperación en medios electrónicos. Cuentan con características diferentes a las de las bases de datos, por ejemplo:

Cuando aparecen las bases de datos bibliográficos en línea, a mediados de los años 70’s se analiza su uso potencial en la biblioteca, pero es hasta la década de los 80’s que se difunden masivamente, debido a las facilidades proporcionadas para conectarse a ellas. Actualmente, las bibliotecas que cuentan con el equipo adecuado las utilizan de manera cotidiana, puesto que permiten acceso rápido a la información, ya que por lo general ésta es especializada y cuenta con actualización constante, además una misma

35

No utilizan líneas telefónicas Pueden usarse en cualquier PC que lea discos compactos Incluyen versiones electrónicas de obras de consulta Las características e historia de las obras electrónicas las verán en un curso posterior.

Perales Ojeda, Alicia. Las Obras de consulta (reseña histórico-critica). México : Universidad Nacional Autónoma de México, 1962. p. 7-8 62


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 15. Menciona ¿cuáles son las razones por las que la colección de consulta no se presta a domicilio?

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Excelente, a continuación veremos las fuentes de información. 63


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

descubrimientos científicos, observaciones originales o los resultados de la investigación experimental o de campo, los cuales comprenden contribuciones nuevas al conocimiento, su publicación establece el registro en forma permanente del progreso de la ciencia, la tecnología, las humanidades y las artes. De acuerdo con Katz, estos son materiales originales que no han sido filtrados con alguna interpretación, condensación o alguna evaluación como una parte secundaria. Estos materiales tienden a ser mas frecuentes en la biblioteca.37

4.1.1 Fuentes de información En general se entiende por fuente de información todo documento que de una forma u otra difunde los conocimientos propios de un área. Cada uno de estos documentos da origen a las fuentes primarias de información, y éstos a su vez, dan lugar a otros documentos que conforman las fuentes secundarias y terciarias. Katz indica que la biblioteca generalmente debe confiar en los datos de publicación—datos como la naturaleza de la publicación, que puede ser semanal, mensual o anual. Un modo aproximado de unificar el tipo usual de materiales es clasificarlos en primarios, secundarios, o terciarios.36 Estas fuentes cumplen un importante papel, sus funciones están entrelazadas con el quehacer humano: la educación, la investigación, la aplicación práctica de los conocimientos existentes, las necesidades de información de los usuarios, el registro, comunicación y difusión de información e ideas nuevas que contribuyen al avance del conocimiento en general.

La función de las fuentes primarias es la de difundir el conocimiento nuevo, de tal manera que permita ser evaluado por la comunidad en general y por los científicos en particular, quienes analizarán procedimientos y razonamientos que se aplicaron para generar la información. Debemos tener presente que aún no hay uniformidad de criterio en la clasificación de las fuentes, por lo que se debe seguir la clasificación establecida por un autor determinado, ésta debe ser la más completa posible. Una lista de fuentes primarias más frecuentes nos la proporciona Lina Escalona Ríos:

Las fuentes de información se pueden dividir en : • • •

Fuentes primarias Fuentes secundarias Fuentes terciarias

“Almanaques Anuarios

Generalmente, el conjunto de estas obras comprende la colección de consulta. Aunque también, en este acervo se encuentra una herramienta básica para los servicios de información: El archivo vertical.

Atlas Diccionarios - bibliográficos

™ Fuentes primarias

- especializados

Las fuentes primarias contienen artículos o informes que exponen por primera vez

- idiomáticos Directorios

36

37

Cfr. Katz, William A. Introduction to reference work. Fifth ed. Vol I. New York : McGraw-Hill, 1987. p. 19 (Series in Library Education)

Enciclopedias

Cfr. Op. Cit. P. 19

- especializadas 64


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

- generales

™ Fuentes terciarias

[Fuentes biográficas]

Las fuentes terciarias son herramientas bibliográficas utilizadas en la búsqueda de la información. Su función es permitir al usuario el acceso a los documentos relacionados con el área de su interés, o a los escritos de algún autor en particular. Proporcionan al lector los datos bibliográficos necesarios para su identificación y localización. Por lo general no contemplan aspectos originales del material, por estas razones reciben la denominación de fuentes terciarias. Katz menciona que las fuentes terciarias, consisten en información que ha sido destilada y coleccionada de fuentes primarias y secundarias. Dos veces removida del original, incluyendo también algún tipo de fuente de referencia. 40

Manuales - de divulgación - técnicos» 38 ™ Fuentes secundarias Las fuentes secundarias son documentos que compilan y reseñan la información publicada en las fuentes primarias. Recuerda que el documento primario es la fuente del dato original; mientras que el secundario lo retoma, de acuerdo con las funciones que desempeña en el campo del conocimiento. En general, los objetivos de las fuentes secundarias se pueden dividir en dos rubros principales: 1.

2.

La clasificación de las fuentes terciarias de información incluye a los compendios y las bibliografías de bibliografías.

Para proporcionar a los lectores una síntesis de la información que existe en los documentos primarios sobre temas de interés y,

™ ARCHIVO VERTICAL El archivo vertical es una herramienta básica que sirve para proporcionar los servicios de información en cualquier institución bibliotecaria. Nos ayuda a adelantarnos a los requerimientos de los usuarios sobre un tema específico y de actualidad.

Para remitir a los usuarios a los documentos cuyos contenidos puedan ayudar a solucionar sus necesidades de información.

Para Katz, las fuentes secundarias son como un índice utilizado para localizar fuentes primarias. El índice en sí mismo es una fuente secundaria. Una fuente secundaria contiene información original de una primaria la cual usualmente ha sido modificada, seleccionada o re-arreglada de acuerdo al propósito de una audiencia. 39

El archivo vertical se estructura con copias de artículos de periódicos, revistas, folletos, catálogos, enciclopedias, libros, etcétera, que traten un tema específico que va a ser consultado por nuestros usuarios; aunque también puede incluir: cuadros, dibujos,

Las fuentes de información secundaria se dividen en:

38

Escalona Ríos, Lina. Personal y usuarios de consulta, un estudio evaluativo en bibliotecas publicas del D. F. Tesis Lic. En Bibliotecología. México : El Autor, 1989. p. 39

39

Katz, William A. Introduction to reference work. Fifth ed. Vol I. New York : McGraw-Hill, 1987. p. 19 (Series in Library Education)

40

Op. cit. p. 19

Bibliografías Índices

65


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

gráficas, mapas, programas, agendas, guías de museos, directorios, boletines, hojas volantes, etc.

d)

Colocar la etiqueta del encabezamiento de materia en la pestaña del folder.

Como se compone de fotocopias, el material es sumamente frágil y fácil de extraviarse por lo que se tiene que tener un tratamiento especial para su organización y recuperación.

e)

Ordenar el folder en el archivero, de forma alfabética.

Para la asignación de encabezamientos de materia se deben de seguir las normas establecidas en la unidad de información correspondiente. Generalmente son la normas de Gloria Escamilla o Subjet Headings de la biblioteca del Congreso.

Generalmente, todas las copias que se tiene sobre un tema, se guardan en folders y éstos en un archivero. El tratamiento de esta colección es el siguiente: a)

Las reglas para la alfabetización de los encabezamientos de materia serán las de la American Library Association (ALA).

Colocar a la cabeza de la información fotocopiada, la fuente de donde fue extraída la información.

b)

Colocar el sello de la unidad de información

c)

Anotar la leyenda “Archivo vertical” en una parte visible pero que no dificulte la visibilidad de la información.

Tanto los encabezamientos de materia como las normas de alfabetización se ven en un curso posterior.

66


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 16. Describe las características de las fuentes de información y menciona algunos ejemplos.

FUENTES PRIMARIAS

FUENTES SECUNDARIAS

FUENTES TERCIARIAS

Envía a tu asesor.

Muy bien, ahora veremos las características propias de cada fuente de información.

67


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

UNIDAD V FUENTES DE INFORMACIÓN

LAS

FUENTES DE INFORMACIÓN, COMO SON LAS

ENCICLOPEDIAS , DICCIONARIOS , ALMANAQUES , DIRECTORIOS ,

ETCÉTERA ,

SON

FUENTES

FUNDAMENTALES QUE DEBEMOS CONOCER PARA SATISFACER ADECUADAMENTE LAS NECESIDADES DE INFORMACIÓN DE NUESTROS USUARIOS.

68


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

caractericen las fuentes de información en su conjunto. Las aportaciones teóricas son escasas y la mayoría de los casos insuficientes en este sentido, porque se limitan a presentar una relación de este tipo de elementos ofreciendo breves definiciones de algunos de ellos y, en algunas ocasiones, una pequeña introducción histórica acompañada por una larga enumeración de ejemplos que no siempre se supervisan y actualizan. Estas aportaciones, aunque útiles, no ofrecen una visión general de las fuentes de información, de su concepto, caracterización y tipología.” 42

Antecedentes Cuando se trata de ubicar a las fuentes de información en un todo, nos encontramos con que a la fecha los estudios teóricos son muy pocos, y estos, se limitan a proporcionar datos históricos con ejemplos, definiciones y alguna relación en cuanto a su ubicación dentro de una tipología; está claro que cada autor separa las obras según criterio propio.

Lo anterior se debe a la gran cantidad de fuentes de información que existen en la actualidad, esto ha hecho necesario establecer una clasificación de las mismas, tomando en cuenta su tipo, características y materia que tratan.

Ya en 1957 Josefa Emilia Sabor nos habla al respecto en su obra manual de fuentes de información, en donde nos dice que: “La evolución y el estudio de las fuentes y de la actividad del bibliotecario de referencia ha dado origen a la publicación de trabajos que consideran por lo general aspectos parciales.”41

En este caso nos interesa conocer las obras que se utilizan en los servicios de información, las cuales han sido clasificadas como fuentes primarias, secundarias y terciarias, de acuerdo a la información que contiene cada una de ellas.

El problema persiste aún, en 1998 Villaseñor Rodríguez nos dice que «no existen estudios autónomos que definan y

69

41

Sabor, Josefa Emilia. Manual de fuentes de información, obras de referencia: enciclopedias, diccionarios, bibliografías, biografías, etc. Buenos Aires : Kapelusz, 1957. p. 4

42

Villaseñor Rodríguez, Isabel. “Los Instrumentos para la recuperación de la información: las fuentes” En: Las Fuentes de información: estudios teóricoprácticos. Ed. Isabel de Torres Ramírez. Madrid : Síntesis, 1998. p. 29


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

5.1 FUENTES PRIMARIAS DE INFORMACIÓN la diferencia en las infantiles, estriba en el nivel de lectura, el porcentaje y el tipo de material ilustrativo así como la inclusión de ayudas y figuras de aprendizaje. En el caso de las juveniles, a éstas se les incluyen artículos de interés y una redacción adecuada para esta edad. Las enciclopedias generales son obras que presentan términos conocidos de todos los campos del conocimiento humano, de manera más profunda y menos concisa que los diccionarios.

Como fuentes que contienen información del autor al usuario, a continuación se van a bosquejar las enciclopedias, diccionarios, fuentes biográficas, atlas, directorios, manuales, anuarios y almanaques.

5.1.1 Enciclopedias La enciclopedia en una fuente multidisciplinaria de información, en la cual se ha revisado, resumido y organizado el conocimiento humano de forma selectiva, esto proporciona un panorama amplio de cómo son o cómo fueron los hechos y acontecimientos de todo tipo reunidos en esta fuente. Esto indica que son fuentes en las que se reúne todo tipo de información, incluyendo acontecimientos históricos, cada uno redactado de manera independiente.

La especialización del saber en diversos campos del conocimiento humano, ha hecho posible que existan las enciclopedias especializadas. Una obra de este tipo proporciona una visión amplia de un asunto en particular. Aún así, el continuo avance de las actividades humanas en cuanto a descubrimientos, inventos y demás, hace que este tipo de enciclopedias tenga algunas limitaciones.

Las enciclopedias son obras editadas en varios volúmenes, por lo que su costo es un poco elevado, además, con la finalidad de incluir información actualizada o importante, se editan también suplementos de las mismas. Lo anterior nos lleva a aceptar la aseveración que hace Louise-Noelle Malclés en Les sources du travail bibliographique: “Una enciclopedia es un inventario de la civilización de una época determinada.” Entre las enciclopedias podemos encontrar infantiles, juveniles, generales y especializadas.

5.1.1.1 Definición La enciclopedia se puede definir como “aquella obra de referencia que reúne el saber y la experiencia de una determinada clase de sociedad y relaciona los nombres que esa sociedad conoce por artículos o entradas en un orden, comúnmente alfabético o sistemático, abarcando bien áreas generales o particulares (en el caso de las enciclopedias especializadas) del conocimiento y da, al menos, una explicación básica de cada uno de los términos empleados.» 43

Por lo general, las enciclopedias infantiles y juveniles contienen sus datos de la misma manera en que los presentan las generales;

43

Como podemos ver, es una definición bastante completa que indica el contenido, la manera en que está ordenada la información y la amplitud de los temas que abarca.

Martín Vega, Arturo. Fuentes de Información general. Guijón, España : TREA, 1995. p. 95-96 (Biblioteconomía y administración cultural ; 7) 70


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

enciclopedia que vaya a ser incluida, o que ya se encuentre en el acervo que se utiliza para los servicios de información.

5.1.1.2 Alcance De forma ideal, la cobertura de materias debe ser general y uniforme, cada palabra o disciplina debe estar representada en la obra. Desde luego que algunos temas reciben un mayor énfasis, pues se han tomado en cuenta diversos factores antes de su edición, como el público a quien piensa dirigirse la obra, el interés que generan los escritos de algunos autores más que otros y la actualidad o importancia de los asuntos tratados; la inclusión de temas actualizados y contemporáneos es un indicador de uniformidad; un punto muy importante en toda enciclopedia es su organización y la presentación de los datos, ya que esto aumenta su utilidad y accesibilidad en lugar de interferir con éstos. Todos estos puntos nos dan una buena idea del alcance de cada

5.1.1.3 Tipo de usuarios Con los tipos de enciclopedias ya mencionados, podemos ubicar al tipo de usuario de cada una de éstas; las enciclopedias infantiles están dirigidas a los niños; las enciclopedias juveniles se editan para los jóvenes; los adultos utilizarán las de tipo general y las especializadas están hechas para ser consultadas por todo tipo de estudiantes, profesores, investigadores y especialistas de un área determinada, es decir, el tipo de usuario de éstas son los jóvenes y los adultos con necesidades específicas.

71


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Actividad 17. Describe el alcance de la enciclopedia general.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Bien, veamos los diccionarios.

72


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

generalmente aceptada; pueden ser idiomáticos, biográficos o especializados; es conveniente aclarar que existe una tipología más amplia en cuanto a este tipo de obra, pero, en general, suele ser una división que puede incluirse en alguno de los puntos anteriores.

5.1.2 Diccionarios Cuando tratamos de conocer el significado de alguna palabra, generalmente recurrimos a un diccionario, pero a veces también se tiene a la mano algún glosario, vocabulario o léxico. Hay que tener presente que éstos son sólo sinónimos del diccionario, veamos porqué.

En los diccionarios idiomáticos están incluidas las dicciones y vocablos de uno o más idiomas; los biográficos proporcionan la historia y vida de personajes y los especializados incluyen vocablos y términos de un área de estudio o tema determinado. Son obras que pueden incluir de manera exhaustiva el tema que abordan, o bien lo delimitan e indican que aspectos son tratados.

El léxico antiguamente se usaba para designar un grupo de palabras raras; actualmente se utiliza para enlistar un catálogo de voces empleadas en una obra, por lo que su campo está muy limitado. El vocabulario contiene un número reducido de palabras, no hay una descripción minuciosa de ellas y a veces no se incluye una explicación de las mismas. En un glosario se describen los términos técnicos de una lengua con sus mismas palabras; al tratarse de palabras poco conocidas o desusadas, éstas se explican de manera clara y en términos más usuales.

5.1.2.1 Definición La Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana nos dice que “En su acepción más corriente y más propia la palabra diccionario significa un catálogo o colección de voces de un idioma o dialecto, o materia, dispuesta en un orden determinado (generalmente el alfabético) o en otro orden definido y con su correspondiente explicación en la misma lengua u otra diferente.” 44

En cambio los diccionarios cubren un campo más amplio mediante la definición de términos, ortografía, división en sílabas de las palabras, la pronunciación, uso e inclusión de sinónimos y abreviaturas y su contenido está ordenado generalmente de forma alfabética. Los objetivos de los diccionarios se encuentran estrechamente ligados a los puntos anteriores, estos son: definir las palabras que incluye, revisar y verificar su ortografía, establecer la separación de las mismas en sílabas para su pronunciación, con vistas a su uso y, finalmente, determinar su etimología. Lo anterior indica que, hasta cierto grado, los diccionarios normalizan el lenguaje que se utiliza cotidianamente. Los diccionarios cuentan con una tipología

44

5.1.2.2 Alcance Al respecto, Constance A. Fairchild nos menciona que: “El alcance de un diccionario se establece en su prefacio o introducción. Los diccionarios que se usan para el colegio universitario deben incluir una derivación lingüística, una breve definición histórica y el uso idiomático actual. Las guías de pronunciación son una necesidad básica en todos los diccionarios generales de la lengua... Las ilustraciones añaden interés e información al diccionario, especialmente los pequeños dibujos que acompañan a las definiciones individuales. Las grandes

Diccionario. En: Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana. Vol. 18. Madrid : EspasaCalpe, 1980. p 935) 73


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

láminas a color son atractivas, pero no son tan necesarias como las pequeñas ilustraciones.” 45

el especializado interdisciplinario.

temático

o

5.1.2.3 Tipo de usuarios

Un solo tipo de diccionario no puede incluir todas las palabras de un idioma, debido a que su uso está en constante cambio, surgen palabras nuevas que hay que definir de acuerdo a la utilización y aceptación que se les dé, o bien, las ya existentes han sido propuestas para dar sentido o significación diferente a alguna acción, actividad u objeto. Otra causa, por supuesto, es la actividad de personajes en todos los ámbitos, de los cuales es necesario conocer sus actividades más sobresalientes. Por lo anterior, se ha hecho necesario que exista otro tipo de diccionarios, cuyo alcance complemente el de los demás.

El tipo de usuario de los diccionarios se divide en los siguientes grupos: Adultos, jóvenes y niños. Los adultos suelen consultar todo tipo de diccionarios, pero casi no consultan aquellos dirigidos a jóvenes y niños, debido a que éstos contienen menos datos y además están poco explicados. Para el uso de los jóvenes y niños se editan versiones simplificadas o reducidas de los diccionarios que son dirigidos a los adultos, sobre todo idiomáticos y biográficos; En la edad escolar, los diccionarios son una herramienta indispensable para el aprendizaje en general, en algunos niveles educativos, el uso de diccionarios específicos se hace necesario, debido a la temática que se estudia.

El alcance en el nivel idiomático es local, estatal, nacional, regional o internacional; a nivel biográfico es personal o colectivo; y en

45

es

Fairchild, Constance A. “los Diccionarios” En: Introducción general al servicio de consulta, libro de texto para el estudiante de bibliotecología y manual para el bibliotecario de consulta. Eds. Grales. Richard E. Bopp y Linda C. Smith ; trad. y notas Carlos Christian Compton García Fuentes. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 2000. p. 277 (Serie: Manuales ; 24) 74


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 18. Menciona, con tus propias palabras qué es un diccionario.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Excelente, ahora veamos un poco de las fuentes biográficas.

75


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Entre el tipo de fuentes biográficas, podemos encontrar las que contienen información sobre un solo personaje y las que proporcionan datos sobre varios de ellos (a estas también se les conoce como repertorios biográficos). Las fuentes biográficas incluyen a las biografías, autobiografías, memorias, diarios y epistolarios.

5.1.3 Fuentes biográficas Las fuentes biográficas, son obras de consulta que se caracterizan por proporcionar datos sobresalientes sobre todo tipo de personajes con referencia a su vida, actividad y lugar o el tiempo en que la ejercen, es información que resume la vida de otros, y que es interesante conocer, ya sea por un interés curioso, para tareas escolares, presentaciones, etc. Las fuentes biográficas pueden incluir solamente información resumida del personaje en cuestión, o ser más extensas e incluir datos tales como el análisis y la sicología de la persona.

La biografía es el documento que relata la vida y actividades de alguna persona, las cuales han influido en el desarrollo o cambio de determinado campo de la ciencia o las humanidades, por lo que en este punto podemos encontrar tanto a políticos como a literatos o científicos. La autobiografía. Como su nombre lo indica, es un relato del propio autor en cuanto a su vida y actividades; solamente que en este caso, la realidad y la ficción no se encuentran bien definidas (como las autobiografías religiosas), o bien, el autor ha dejado de lado aspectos que él considera no son importantes. Las memorias se refieren a los hechos ocurridos en el transcurso de la vida de una persona, en los que el autor ha sido testigo o ha tomado parte en ellos. En cuanto a los diarios, se trata de documentos en los que se relata la vida cotidiana de un personaje, cuyo autor es él mismo, esto, a veces es causa de un excesivo detalle en los datos. Por último, los epistolarios son textos cortos o episódicos en los que hay una presencia activa del interlocutor, el cual también puede referirse a otras personas con las que se relaciona en sus escritos.

Frecuentemente, nos dice Martín Vega, citando a Cheney y Williams: “se confunden los términos biografía y bibliografía. Y esto ocurre, entre otras cosas, porque complementariamente las fuentes biográficas pueden proporcionar información acerca de las obras escritas por las personas, se trata de las bio-bibliografías o biblio-bibliografías, pero estas clases de documentos no son puramente biográficas, sino híbridos de biografía y bibliografía unidos, que pueden recoger la producción literaria de uno o mas autores.” 46 Aunque también ofrecen información biográfica, no se incluye en este rubro a las guías de teléfonos, los censos de población, los catálogos o listas de personal de instituciones o empresas, ya que contienen datos generales en los que no se encuentra información extensa o relevante de las personas incluidas en ellos.

46

Martin, Vega, Arturo citando a Frances Neel Cheney y Wiley James William. Fundamental reference sources. 2nd. ed. Chicago : American Library Association, 1980 p.92

47

Martín Vega, Arturo. Fuentes de Información general. Guijón, España : TREA, 1995. p. 108 (Biblioteconomía y administración cultural ; 7)

5.1.3.1 Definición Las fuentes biográficas son: “los documentos elaborados que proporcionan datos fundamentales (del tipo de quién es, dónde nació, qué hizo, dónde se educó, dónde vive) acerca de la vida de las personas pertenecientes al pasado o vivas en el momento presente, más relevantes de la sociedad por alguna circunstancia.” 47

76


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

regionales o internacionales y generales o especializados.

5.1.3.2 Alcance Es variado el alcance y cobertura de las fuentes biográficas. Por lo general las fuentes biográficas no incluyen mas que los aspectos básicos que en el título se indican; o bien, sólo tratan de incluir individuos en grupos sobre los que se sabe o se supone hay interés de consulta; criterios tales como la personalidad, actividad, puesto, logros o por su significado histórico son tomados en cuenta para su inclusión.

5.1.3.3 Tipo de usuarios Es frecuente que la información biográfica sea muy solicitada en los primeros niveles escolares (primaria, secundaria y preparatoria), ya que se trata de los estadios en que la formación educativa es sobre todo de aprendizaje. Esto indica que el tipo de usuarios en su mayoría son niños y jóvenes que utilizan en mayor grado las biografías, los diarios y las memorias.

El grado de exhaustividad de la fuente es determinado por la forma en que se definen y aplican estos criterios de inclusión. Es importante que en la obra se incluya a todos los individuos que cumplan con los criterios establecidos; si no se lleva a efecto lo anterior, disminuirá el valor de consulta de la obra. Frecuentemente los criterios ya mencionados se establecen en términos generales.

Por otra parte, las preguntas y cuestionamientos que se dan en los niveles de educación superior, son sobre todo de investigación. Se trata del tipo de demanda de información biográfica que más frecuentemente requiere de material como autobiografías, diarios, memorias o epistolarios. Cuando los usuarios llevan a cabo una búsqueda sobre un individuo en particular, por lo general consultan más de una clase de fuentes, como libros y artículos de revistas para obtener más datos que den confiabilidad y un adecuado enfoque interpretativo a su trabajo, por lo que también realizan búsquedas en otras fuentes, como es el material epistolar, los discursos u otros documentos que les proporcionen información biográfica. En este caso tenemos usuarios jóvenes y adultos, estudiantes y profesores de nivel superior, investigadores y biógrafos.

En estas fuentes debe existir armonía entre el alcance y los criterios de inclusión; si el alcance es amplio, se deben aplicar los criterios de inclusión, pues de otra forma no se llegará a incluir a todos los individuos que las satisfagan. Por otra parte, si el alcance es estrecho, los criterios deben aplicarse más liberalmente, de tal manera que la obra pueda ser exhaustiva, de acuerdo con el alcance que se pretende. El alcance de este tipo de obras es actual o retrospectivo, personal o colectivo sobre personajes locales, estatales, nacionales,

77


GUรA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Actividad 19. Revisa una fuente biogrรกfica que este en alguna biblioteca y menciona el alcance y tipo de usuarios al que estรก dirigida.

Recuerda enviar esta informaciรณn a tu asesor, con todos tus datos.

Muy bien, ahora veremos los Atlas. 78


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

específicas. Una forma de dividir en grupos los atlas es la siguiente: “los de actualidad, los históricos y los que cubren una materia o temáticos. Los atlas de actualidad se necesitan para proporcionar información actual sobre los cambios geográficos y políticos en el mundo. Los atlas históricos se necesitan para el estudio de los cambios de frontera, de las campañas militares y de las primeras exploraciones. Los atlas temáticos o de materia enfatizan una región o área temática específica.” 50

5.1.4 Atlas Los atlas son una importante fuente de información geográfica, en los cuales podemos encontrar datos de tipo económico, político, militar, histórico, climático, etc. David A. Cobb indica: “Los atlas, como los mapas, se pueden dividir en tres grupos: los de actualidad, los históricos y los que cubren una materia o temáticos. Los atlas de actualidad se necesitan para proporcionar información actual sobre los cambios geográficos y políticos en el mundo. Los atlas históricos se necesitan para el estudio de cambio de frontera, de las campañas militares y de las primeras exploraciones. Los atlas temáticos o de materia enfatizan una región o área temática específica.” 48

5.1.4.2 Alcance El principal objetivo del atlas es proporcionar ayuda al usuario para que localice lugares geográficos como ciudades, carreteras, países, mares, etc.; para que conozca hechos geográficos históricos como la historia militar, los cambios de fronteras o nombre de países; para que ubique zonas en las cuales se han estudiado diversos problemas, como puede ser la planeación

Los atlas responden a preguntas acerca de algún tipo de situación, presente o pasada, en diversos lugares o regiones del mundo. Los atlas que abarcan un aspecto nacional, suelen dedicar un desarrollo especial al país al que está destinado.

5.1.4.1 Definición La doctora Morales Campos nos proporciona una definición de atlas, ella nos indica que: “El atlas es la obra que contiene mapas, cartas marítimas, tablas con aspectos ilustrados, estos pueden ser obras independientes de uno o más volúmenes, o pueden formar parte de otra obra como por ejemplo una enciclopedia; generalmente son de formato grande.” 49 Como podemos ver, el atlas es generalmente una colección de mapas, cartas de navegación o marítimas que incluyen tablas y gráficas. También se editan sobre alguna época de la historia, región o clima; con ellos se responde a preguntas sobre lugares, ubicación geográfica, distancias o situaciones temáticas 79

48

Cobb, David A. “Las fuentes geográficas”. En: Introducción general al servicio de consulta, libro de texto para el estudiante de bibliotecología y manual para el bibliotecario de consulta. Eds. Grales. Richard E. Bopp y Linda C. Smith ; trad. y notas Carlos Christian Compton García Fuentes. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 2000. p. 322 (Serie: Manuales ; 24)

49

Morales Campos, Estela. El servicio de consulta. 2ª ed. corr. y aum. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 1993. p. 51 (Manuales ; 17)

50

Cobb, David A. “Las fuentes geográficas”. En: Introducción general al servicio de consulta, libro de texto para el estudiante de bibliotecología y manual para el bibliotecario de consulta. Eds. Grales. Richard E. Bopp y Linda C. Smith ; trad. y notas Carlos Christian Compton García Fuentes. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 2000. p. 322 (Serie: Manuales ; 24)


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

regional, zonas agrícolas, boscosas, poblacionales, económicas, etc. Su alcance abarca el ámbito local, estatal, nacional, regional e internacional, además son generales y temáticos. En ellos se representan datos a diversas escalas, con una gama de símbolos geográficos y mediante dibujos, gráficas y tablas.

5.1.4.3 Tipo de usuarios Dadas las características de su información, el tipo de usuario de estas obras se localiza en la educación media superior, nivel técnico y profesional, esto es, son obras dirigidas a estudiantes, profesores e investigadores de bachillerato, preparatoria, carreras técnicas y estudios profesionales.

80


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 20. Menciona la definición y alcance de un atlas.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Bien, ahora veremos los directorios.

81


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

su vez podrán proveer la información necesaria.

5.1.5 Directorios Los directorios son las listas o la enumeración de personas, organizaciones (también llamadas organismos) o instituciones que se encuentran ordenadas alfabética, cronológica o sistemáticamente, de manera general o especializada que permite su localización y proporciona su dirección. Incluye los datos más importantes de los mismos; estos permiten identificar entre varios cientos o miles de individuos, organizaciones o instituciones a uno en particular; los datos que se incluyen pueden ser todos los mencionados enseguida o solamente algunos: nombre, dirección, actividad, edad, cargo, descripción (personal u organizacional), función, fecha de fundación, área de estudio, productos, personal profesional, colecciones, acervos, proyectos, programas, teléfono, etc. Algunas personas, organizaciones o instituciones incluyen los objetivos que se proponen, estos pueden ser comerciales, informativos o simplemente de difusión.

5.1.5.1 Definición La definición de directorio no representa problema alguno, dadas sus características. Una buena definición del mismo la da el ALA Glossary of Library and Information Science, en donde se describe como: “Una lista de personas u organizaciones ordenada sistemáticamente, usualmente por orden alfabético o clasificado, que proporciona la dirección, la afiliación, etc., de las personas y la dirección, los altos cargos, las funciones y datos similares de las organizaciones.” 51

5.1.5.2 Alcance Un directorio generalmente da un indicio de su alcance en el título del mismo o en su prefacio; este puede ser local, estatal, nacional, regional o internacional. Dentro de estos alcances geográficos, se indica si se incluye a todos los individuos, organismos o instituciones de la región geográfica mencionada o solamente a una parte en especial; además su actualidad nos da una idea del alcance temporal. El alcance de estas obras es empleado para buscar y verificar datos, revisar su correcta escritura o relacionarlos en actividades personales, laborales, de enseñanza o de investigación.

En los últimos años, estos listados se han visto aumentados con datos adicionales, debido al avance tecnológico que se utiliza en las actividades diarias, datos como el número de teléfono celular, fax, correo electrónico, la dirección de página personal o institucional en Internet. El vocablo directorio es un anglicismo muy utilizado; es con frecuencia, la fuente documental más consultada en el servicio de información. Es claro que con un directorio no se pretende acceder de modo inmediato a otros documentos, sino que se suele utilizar como medio o recurso para canalizar e identificar correctamente la información, remitiéndonos a otras fuentes, las cuales a

51

5.1.5.3 Tipo de usuarios Por la naturaleza de la información que contienen los directorios, estos son utilizados por estudiantes de varios niveles escolares; empleados y funcionarios de empresas comerciales, privadas o gubernamentales; profesores e investigadores de instituciones públicas y privadas. En general se trata de jóvenes y adultos.

The ALA Glossary of Library and Information Science. Ed. Heartsill Young. Chicago : American Library Association, 1983. p. 75 82


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 21. Ve el directorio telefónico de tu domicilio e indica sí éste puede ser una fuente de información, su alcance y el tipo de usuarios al que está dirigido.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Excelente, ahora veamos los manuales. 83


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

profundidad y, en consecuencia, permiten obtener un conocimiento de carácter panorámico acerca de una determinada materia.” 53

5.1.6 Manuales Los manuales proporcionan información básica y esencial sobre un campo específico del conocimiento; son editados para introducir al estudio de una materia, tema o campo, por lo que se trata de que sean lo más completos posible, pero sin llegar a tocar con profundidad el asunto; en general contienen instrucciones que guían paso a paso para ejecutar alguna actividad, proporcionando una visión íntegra del tema o materia tratado, su utilidad es la de resolver dudas sobre cómo hacer, dar mantenimiento, construir o reparar algo. Por lo común, son obras en un solo volumen que resumen y sintetizan la información.

Como vemos, los manuales exponen las nociones esenciales de un tema, materia o disciplina científica, con ellos se adquiere una visión de conjunto que permite adquirir conocimientos generales debidamente respaldados por especialistas.

5.1.6.2 Alcance Con algunas excepciones, el alcance de los manuales suele ser limitado; aun cuando tratan un tema en general, este no es muy explícito. Todavía es más limitado cuando sus propósitos son particulares o temáticos, ya que solamente proporcionan el conocimiento básico del asunto que describen; la información que contienen frecuentemente está en un lenguaje especializado, propio del área que tocan, además emplean a menudo tablas, gráficas, símbolos, ecuaciones y fórmulas que solamente el experto entiende.

El comentario que hace Martín Vega sobre los manuales complementa el panorama al decir que: “Estas obras de referencia se parecen, en cierto sentido a las enciclopedias especializadas; de hecho, los mejores manuales son aquellos que permiten consultas esporádicas o, al menos, dan versiones completas, aunque superficiales, sobre asuntos concretos y, además, contienen unos buenos índices analíticos pero, a diferencia de las enciclopedias especializadas, están escritos en texto corrido y sin una pormenorizada división de los contenidos en artículos ordenados alfabética o sistemáticamente.” 52

5.1.6.3 Tipo de usuarios Los usuarios de estas obras son jóvenes y adultos que estudian, enseñan o investigan una materia, tema o área específica, en donde es necesario consultar un manual para seguir las instrucciones o procedimientos para ejecutar, construir, hacer, reparar, solucionar problemas de funcionamiento, dar mantenimiento o simplemente conocer los aspectos más importantes de algún tema o área en especial.

5.1.6.1 Definición Una buena definición de manual es la siguiente: “Los manuales son obras que exponen nociones esenciales de una ciencia, técnica o arte de manera general y lo más completa posible, pero sin especial

52

53

Martín Vega, Arturo. Fuentes de Información general. Guijón, España : TREA, 1995. p. 79-80 (Biblioteconomía y administración cultural ; 7) Op. cit. p. 79 84


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 22. Menciona qué es un manual y para qué sirve.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Bien, ahora veremos los anuarios. 85


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

5.1.7 Anuarios

aspectos) ocurridos durante un año en una o diversas materias y que, asimismo, se publican una vez por año.” 54

Los anuarios son publicaciones anuales, en ellos la información es reciente, reseñada de forma descriptiva o estadística; trata sobre eventos importantes y sobresalientes de una localidad, país, rama de acontecimientos o actividades. Mediante ellos es posible seguir el desarrollo evolutivo de algunas disciplinas (geografía, política, etc.), problemas (desastres naturales, etc.), eventos (locales, internacionales, etc.), personas (datos biográficos, acciones importantes, premios, etc.), organizaciones o lugares, pues aportan información básica al respecto; generalmente combinan datos de hechos y resúmenes de tipo narrativo, donde la información es ordenada cronológicamente y, la mayoría de las veces ésta es retrospectiva pero reciente.

5.1.7.2 Alcance Como la principal finalidad de los anuarios es registrar información de actividades diversas al año sobre algún país o países, temas o áreas especializadas, su alcance puede ser temático, de tipo estadístico o descriptivo en el ámbito local, nacional, regional, internacional o mundial.

5.1.7.3 Tipo de usuarios Dado que la información que contienen estas obras presenta alguna complejidad, sus usuarios se ubican entre los jóvenes estudiantes de educación media, media superior y superior. Asimismo los adultos son el otro grupo de usuarios de los anuarios, sea que estudien, trabajen, eduquen o investiguen.

5.1.7.1 Definición Los anuarios, “son las obras de referencia primaria que recogen información acerca de acontecimientos variopintos (diversidad de

54

Op. cit. p. 72 86


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 23. Observa un anuario en la biblioteca más cercana a tu domicilio e indica cuál es su alcance, temática y tipo de usuario al que está dirigido.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Muy bien, ahora veamos los almanaques. 87


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

anual, contiene artículos, efemérides, cuentos, anécdotas, curiosidades, recetas, etc.”55

5.1.8 Almanaques Cuando se trata sobre almanaques, surge la duda sobre un aspecto relacionado, pues al buscarlo en un diccionario general, se da como sinónimo del almanaque al calendario. Son similares, pero no iguales, ya que cada uno cuenta con características propias que los diferencian.

Como podemos ver, el almanaque es un documento semejante pero más completo que el calendario, ya que incluye la información de éste y datos adicionales que lo hacen más interesante. El almanaque además del cuadro o lista con los días del año, las indicaciones de fiestas, fases lunares, estaciones del año y nombres de personas, incluye también artículos, efemérides, cuentos, anécdotas, recetas y curiosidades.

El calendario es el cuadro o lista que contiene los días del año distribuidos en semanas y meses, incluyen indicaciones de fiestas civiles y religiosas, fases lunares, estaciones del año, nombres de personas, etcétera.

5.1.8.2 Alcance

El almanaque es editado anualmente, presenta particularidades, hechos, datos y estadísticas de forma retrospectiva, de un periodo o de actualidad sobre numerosos asuntos; su contenido informativo es tratado de forma más amplia en otras fuentes.

Los almanaques tienen alcance geográfico y temático, pues los hechos y datos de cualquier tema son expuestos en ellos; hechos retrospectivos y hechos de actualidad, sean políticos, históricos, agrícolas, etc. Los almanaques cuyo alcance es general, por lo regular se enfocan en algún estado o país en particular.

También son llamadas almanaques ciertas publicaciones oficiales que tratan asuntos administrativos del Estado.

5.1.8.3 Tipo de usuarios 5.1.8.1 Definición Niños, jóvenes y adultos son usuarios regulares de los almanaques, debido a que su información es variada e interesante sobre hechos cotidianos de tipo social a nivel local, estatal o nacional.

El almanaque es definido por Buonocore de la siguiente manera: “Se llama almanaque al folleto o libro que, además del calendario

55

Buonocore, Domingo. Diccionario de bibliotecología: términos relativos a la bibliología, bibliografía, bibliofilia, biblioteconomía, archivología, documentología, tipografía y materias afines. 2ª. ed. aum. Buenos Aires : Marymar, 1976 p. 39 88


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Actividad 24. Menciona qué es un almanaque y en qué se diferencia con los anuarios.

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Excelente, ahora veamos las fuentes secundarias. 89


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

5.2 Fuentes secundarias Las fuentes secundarias son documentos que reseñan la información publicada por medio de las fuentes primarias. El documento primario es la fuente del dato original, mientras que el secundario lo retoma de acuerdo con las funciones que desempeña. En general se pueden dividir las funciones de las fuentes secundarias en dos categorías principales: en primer lugar, para proporcionar a los usuarios una síntesis de la información que existe en los documentos primarios acerca de temas de interés y, segundo, para remitirlos a las obras cuyos contenidos pueden ayudar a ubicar y obtener la información necesaria.

bibliografías también son conocidas como repertorios bibliográficos. Es el tipo de obra ideal para controlar la información, ya que investiga, identifica, describe y clasifica los documentos; esta labor además de identificar los documentos, permite informar sobre los temas que tratan.

5.2.1.1 Definición Buonocore indica respecto a la bibliografía, en relación a su significado actual: “Hoy la bibliografía tiene una significación distinta y más compleja, pudiéndose señalar en la misma cuatro aspectos: 1º. como disciplina autónoma, aspira a constituirse en una ciencia con fundamentos culturales, método especial y fines propios; el bibliógrafo puro la cultiva como una tarea especulativa en sí misma; 2º. como técnica, la bibliografía es el arte de describir y anotar los impresos; en este sentido es similar –no idéntica- a la catalografía; 3º. como erudición, es el conocimiento de libros, de su valor intrínseco, del mérito de sus diversas ediciones; 4º. y, por último, como documentación, la bibliografía consiste en la nómina de escritos o libros referentes a materia determinada.” 56

5.2.1 Bibliografías De acuerdo con su etimología la palabra bibliografía es: biblo, libro; grapho, escribir. Por eso, en un principio esta palabra fue utilizada para nombrar el acto de escribir con la mano los libros. El encargado de ello era el copista, también llamado amanuense, que daba contenido a los libros de forma manuscrita. Actualmente su significado es diferente. Se trata de listas en las que son descritas y clasificadas obras que han sido publicadas, de manera especial si estas son libros. También es llamada bibliografía la lista de obras consultadas para redactar el contenido de un libro o artículo; generalmente se localizan al final de cada capítulo o artículo.

5.2.1.2 Alcance Su alcance puede ser nacional, internacional, histórico, general, especializado, retrospectivo o exhaustivo. Si hay alguna limitación en los puntos ya mencionados, esta es indicada en la obra, limitaciones como: que sea descriptiva, analítica o critica; que incluya uno, dos o tres de estos aspectos.

Las bibliografías que aquí se tratan son las obras en que se registran los libros o escritos que tocan un tema, autor o lugar en especial. Existen diversos tipos: comentadas, críticas, analíticas, etc., además su orden puede ser sistemático, alfabético, cronológico, temático o geográfico. Las

56

Op. cit. p. 67 90


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

es necesaria información sobre un tema en particular; y retrospectiva para tener una lista completa o selectiva de obras editadas en un periodo determinado. Del nivel medio hasta el superior en actividades escolares, educativas, comerciales o de investigación utilizan las bibliografías según sus actividades.

5.2.1.3 Tipo de usuarios Jóvenes y adultos utilizan las bibliografías en cuanto necesitan tener una lista completa, selectiva o retrospectiva de lo escrito sobre algún aspecto. Cuando se trata de una lista completa, bien puede ser una bibliografía nacional o internacional; selectiva en cuanto

91


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Actividad 25. Ve a la biblioteca y consulta una bibliografía, descríbela en las siguientes líneas:

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Bien, ahora veamos los índices

92


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

nombres de personas, lugares, fechas, etc., tratados o citados en el mismo, indicando las páginas en que aparecen, para facilitar la consulta y manejo de la obra.” 57

5.2.2 Índices Que no se confunda este tipo de obras con el índice incluido en un libro, puesto que mientras el índice del libro indica en donde se localizan materias y autores en una lista ordenada alfabéticamente, las fuentes secundarias conocidas como índices son una relación de los contenidos de materiales impresos, generalmente de publicaciones periódicas; en estos se reseña la información difundida en los documentos primarios publicados en un periodo determinado, sobre un tema en particular o un área en general.

5.2.2.2 Alcance El alcance de estas obras está definido por una de sus características: la actualidad. Por ello, la información que incluyen es la más reciente, aunque puede darse el caso de que, el editor incluya datos retrospectivos de importancia. Esto ocasiona que el periodo de tiempo cubierto no coincida con el de publicación, y se tenga una mezcla de datos actuales y retrospectivos, pero de importancia semejante. La información de actualidad también es afectada por el periodo en que estas obras se publican, pues es preferible un índice cuya publicación sea mensual a uno trimestral. Su alcance también es temático, ya que cubre áreas o aspectos muy específicos del conocimiento.

Así es, se trata de listas que siguen un orden sistemático; incluyen los datos necesarios para indicar cuál es la fuente original de la información indizada. Los datos más frecuentes que se incluyen en estas obras son: autor, título del artículo, título de la publicación periódica, volumen, número, año y la indicación de las páginas en que se encuentra. Generalmente son ordenados por autor, tema o materia específica, pero también los encontramos por título, por clasificación o por citas. La información del índice se complementa con las tablas de materias o el sumario general.

5.2.2.3 Tipo de usuarios El tipo de usuario de los índices se ubica en dos grupos generales de población: jóvenes y adultos. Jóvenes estudiantes, profesores e investigadores necesitan el servicio de indizado que resume la literatura de alguna disciplina en varios tipos de publicaciones; si existen fuentes en un idioma o en varios, es importante saberlo para dar la opción de proporcionarla en uno de ellos o incluir otros.

5.2.2.1 Definición Domingo Buonocore proporciona una buena definición de índice: “La palabra índice (del latín index, índices, de indicere, señalar, notificar) tiene dos significados principales con relación al libro y a la biblioteca. Con respecto al primero, es la lista de materias,

57

93

Op. cit. P. 256


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

Actividad 26. ¿Qué entiendes por índice y cuál es su alcance?

Recuerda enviar esta información a tu asesor, con todos tus datos.

Ahora veamos las fuentes terciarias

94


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

5.3 Fuentes terciarias Las fuentes terciarias son herramientas utilizadas en la búsqueda de información. Su función es permitir al usuario el acceso a los documentos relacionados con el área de su interés, o a los escritos de algún autor en especial. Proporcionan los datos bibliográficos necesarios para su identificación y subsecuente localización; en general no contemplan aspectos originales de los materiales que incluyen en su información.

5.3.1.2 Alcance El alcance de los compendios es temático, actual, retrospectivo y geográfico. Generalmente tratan un tema en especial, la información que incluyen puede ser actual o retrospectiva, reunida en una recopilación o en resúmenes y sus temas tienen alcance geográfico local, nacional, regional o internacional.

5.3.1.3 Tipo de usuarios

5.3.1 Compendios

Son jóvenes y adultos involucrados en actividades de estudio, enseñanza o investigación que necesitan conocer lo escrito sobre un tema particular para trabajar en los puntos ya mencionados.

Los compendios son documentos que proporcionan información sobre el contenido de diversos trabajos en forma aislada, objetiva, exacta y sin modificaciones, todo esto mediante una revisión crítica de los trabajos publicados durante un cierto periodo. Se dice que al compendio también se le llama epitome, memento, prontuario, resumen y síntesis, pero, para confirmarlo o negarlo, habría que analizar las características de cada uno de ellos y presentarlo en otra oportunidad.

5.3.2 Bibliografías de bibliografías Las bibliografías de bibliografías son la forma más amplia que puede representar un trabajo bibliográfico, tienen como objetivo registrar y analizar todas las bibliografías existentes, por lo que tratan de ser exhaustivas incluyendo todo tipo de obras a nivel especializado, nacional o internacional. Una vez elaboradas, se pueden tomar como el punto de partida de la información bibliográfica. Son una especie de guías para localizar la información deseada entre la gran multitud de obras y formatos que diariamente se publican.

5.3.1.1 Definición Buonocore nos dice que compendio es: “Breve y sumaria información de lo más substancial de una materia expuesta latamente por otro o por el mismo compendiador. El compendio, pues, es una simplificación o reducción de la obra original. Pero conservando siempre su estructura orgánica y su unidad de pensamiento. Solo se condensa su contenido y se eliminan algunos detalles.” 58

5.3.2.1 Definición Malclés indica que estas obras: “Son listas de repertorios bibliográficos que incluyen la

58

95

Op. cit. p. 138


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

búsqueda, trascripción y descripción de los documentos impresos, cuyo objeto es señalar los nuevos repertorios (bibliografías) generalmente de año en año.” 59

materia puede tener un alcance nacional, regional o internacional. La información que incluyen puede estar escrita en un solo idioma o en varios.

5.3.2.2 Alcance

5.3.2.3 Tipo de usuarios

Por lo regular estas obras tienen un alcance general, en donde se trata de identificar las bibliografías elaboradas sobre una materia específica, con el fin de reunirlas en un bloque informativo que incluya todo lo escrito sobre el tema tratado. A su vez cada

El tipo de usuarios de las bibliografías de bibliografías, son aquellos interesados en obtener información resumida en una lista ordenada, sobre una materia en particular. En general son estudiantes, profesores e investigadores de varios niveles educativos.

!FELICIDADES HAS LLEGADO AL FINAL DEL CURSO!

59

Malclés, Louise Noelle. La bibliografía. Buenos Aires : Eudeba, 1960. p. 69 (Colección cuadernos ; 27) 96


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

Obras consultadas ANDERS, Mary Edna. “El servicio de consulta en las bibliotecas especiales”. En: Bibliotecas y archivos : órgano de la Escuela Nacional de Biblioteconomía y Archivonomía. No. 1 (1967) p. 67-79. The ALA Glossary of Library and Information Science. Ed. Heartsill Young. Chicago : American Library Association, 1983. “Atlas”. En: Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana. Madrid : Espasa-Calpe, 1980. Vol. 6. P. 926-927. BARBERENA, Elvia. “El Servicio de consulta”. En: Bibliotecas y archivos : órgano de la Escuela Nacional de Biblioteconomía y Archivonomía. No. 1 (1967) p. 29-35 BEEHHAM, Rosemary. The Basic of librariaship. London : Library Association, 1990. BUONOCORE, Domingo. Diccionario de bibliotecología : términos relativos a la bibliología, bibliografía, bibliofilia, biblioteconomía, archivología, documentología, tipografía y materias afines. 2ª. ed. aum. Buenos Aires : Marymar, 1976. CALVA GONZÁLEZ, Juan José, Roberto Garduño V. y Florencio Soriano E. “El conocimiento teórico de la materia de consulta en los programas de dos escuelas de bibliotecología en México”. En: Investigación bibliotecológica, Archivonomía, bibliotecología e información. Vol. 5, no. 11 (1991) p. 4-19. COBB, David A. “Las fuentes geográficas”. En: Introducción general al servicio de consulta, libro de texto para el estudiante de bibliotecología y manual para el bibliotecario de consulta. Eds. grales. Richard E. Bopp y Linda C. Smith ; trad. y notas Carlos Christian Compton García Fuentes. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 2000. p.315-328. (Serie Manuales ; 24) “Diccionario”. En: Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana. Madrid : EspasaCalpe, 1980. Vol. 18, p. 935-941 Dictionaries. En: Encyclopedia of library and information science. Eds. Allen Kent and Harold Lancour. New York : M. Dekker, 1972. Vol. 7. p. 170-184. Directorio de bibliotecas de la ciudad de Mexico = Directory of Mexico City Libraries. Elsa Barberena Blásquez, comp. 2ª ed. rev. y enl. México, D. F. : Universidad de las Americas, 1967. Citado por Elsa Barberena Blásquez en el artículo “Profile of the Reference Librarian: Time for Change, by Elsa Barberena Blásquez, s.l. : s.e, 1987? p. 11) EDMONDS, Leslie y Ellen D. Sutton. “La entrevista de consulta.” En: Introducción general al servicio de consulta, libro de texto para el estudiante de bibliotecología y manual para el bibliotecario de consulta / eds. grales. Richard E. Bopp y Linda C. Smith ; trad. y notas Carlos Christian Compton García Fuentes. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 2000. p. 37-50 (Serie: Manuales ; 24) 97


GUÍA

DE AUTOAPRENDIZAJE

“Enciclopedia”. En: Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana. Madrid : EspasaCalpe, 1980. Vol. 19. p. 1165-1174. ESCALONA RÍOS, Lina. Personal y usuarios de consulta : un estudio evaluativo en bibliotecas publicas del D. F. México : La Autora, 1989. Tesis Lic. En Bibliotecología. 97 p. FAIRCHILD, Constance A. “Los diccionarios” En: Introducción general al servicio de consulta, libro de texto para el estudiante de bibliotecología y manual para el bibliotecario de consulta / eds. grales. Richard E. Bopp y Linda C. Smith ; trad. y notas Carlos Christian Compton García Fuentes. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 2000. p. 275-290. (Serie: Manuales ; 24) FERNÁNDEZ de Zamora, Rosa Maria. “El Oficio del bibliotecólogo”. En: Investigación bibliotecológica, Archivonomía, bibliotecología e información. Vol. 5, no. 10 (1991) p. 42-44. Las fuentes de información : estudios teórico-prácticos / ed. Isabel de Torres Ramírez. Madrid : Síntesis, 1998. 430 p. GUINCHAT, Claire y Michel Menou. Introducción general a las ciencias y técnicas de la información y documentación. 2ª. ed. correg. y aum. por Marie France Blanquet. Madrid : CINDOC (CSIC), UNESCO, 1990. 555 p. Informaciones del Colegio Nacional de Bibliotecarios. Año 15. No. 2, jul.-sep.-1995. KATZ, William A. Introduction to reference work. Fifth ed. Vol. I. New York : McGraw-Hill, 1987. 2 v. LAFUENTE LÓPEZ, Ramiro. En el umbral del cambio: las tecnologías de la información y la comunicación. Colabs. Calva González, Juan José... [et. al.] México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 1997. 80 p. (Serie: Monografías ; 22) LICEA DE ARENAS, Judith. “Servicio a los usuarios: una introducción”. En: Bibliotecas y archivos : órgano de la Escuela Nacional de Biblioteconomía y Archivonomía. No. 6 (1975) p. 43-55. LÓPEZ YEPES, José. Los caminos de la información. Madrid : Fragua, 1997. 345 p. MALCLÉS, Louise Noelle. La bibliografía. Buenos Aires : Eudeba, 1960. (Colección cuadernos ; 27) MARTÍN VEGA, Arturo. Fuentes de Información general. Guijón, España : TREA, 1995. 320 p. (Biblioteconomía y administración cultural ; 7) MORALES CAMPOS, Estela. El servicio de consulta. 2ª ed. correg. y aum. México : UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 1993. 101 p. (Manuales ; 17) 98


SERVICIOS DE INFORMACIÓN I

OROZCO, Aurelia. ”El bibliotecario profesional : cualidades y características”. En: Biblioteca universitaria. Vol. V, No. 1 (ene-marz) 1990. p. 25-28. PERALES OJEDA, Alicia. De la informática. México : UNAM, Centro de Investigaciones Bibliotecológicas y de Archivología, 1975. (Seminarios información y desarrollo) —. Las obras de consulta : reseña histórico-crítica. México : Universidad Nacional Autónoma de México, 1962. 373 p. “Reference and information services”. En: World encyclopedia of library and information services / ed. Robert Wedgeworth. 3a ed. Chicago : ALA, 1993, pp. 703-708 REY, Alain. Enciclopedias y diccionarios / trad. de Adolfo Castañón. México : Fondo de Cultura Económica, 1988, 184 p. (Colección Que sais-je?) ROMERO HERNÁNDEZ, Eugenio. “Servicio de consulta”. En: La bibliotecología en el México actual y sus tendencias : libro conmemorativo de los 25 años de la Dirección General de Bibliotecas. México : UNAM, Dirección General de Bibliotecas, 1992. pp. 161-168. SABOR, Josefa Emilia. Manual de fuentes de información, obras de referencia: enciclopedias, diccionarios, bibliografías, biografías, etc. Buenos Aires : Kapelusz, 1957. 335 p. El servicio de consulta. México : SEP, Dirección General de Bibliotecas, 1987. 49 p. (Manuales de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas ; 5) VARGAS GONZÁLEZ, Juan. “La Importancia de ser bibliotecario, su información académica, sus labores y funciones como apoyo a la investigación y educación”. En: Memoria del segundo encuentro de bibliotecarios de la Universidad Nacional Autónoma de México, 14, 15 y 16 de noviembre de 1983. México : UNAM, Dirección General de Publicaciones, 1984. p. 335-341 (Serie: Superación bibliotecaria ; 3) VILLASENOR RODRÍGUEZ, Isabel. “Los Instrumentos para la recuperación de la información: las fuentes” En: Las Fuentes de información: estudios teórico-prácticos / ed. Isabel de Torres Ramírez. Madrid : Síntesis, 1998. WEBB, Sylvia P. Creating an information service. 3a. ed. London : ASLIB, 1996, 134 p. WEISMAN, Herman M. Information systems, services and centers. New York : Becker and Hayes, 1972. 265 p.

99


Servicios de Información I