Page 1


TESTAMENTO Walter L贸pez


La obra póstuma de un bohemio, de un humanista, de un amigo. Estos poemas me pesan como piedras. Son de mi mejor amigo, quien murió hace sólo unas semanas. Wálter López, a quien, con cariño, yo le decía Tío Popeye, en honor a un tío suyo que él quiso mucho, descubrió que era escritor hace sólo cuatro años. Me envió un texto por correo electrónico, y me di cuenta que aquello era como la semilla de un cuento. Lo insté a seguir escribiendo. Sólo dos años después apareció su primera colección de cuentos, y año y medio después apareció una segunda colección de cuentos. Murió de sólo 53 años. Nadie se lo esperaba. Ni siquiera él. O tal vez sí. Este libro está impregnado por el amor, la vida, el humor, la alegría y también la muerte. Ya teníamos esta colección de poemas para trabajarlos y publicarlos. Me tocó terminar solo el proceso de edición e impresión. Estos poemas me duelen en el alma. Son los poemas de mi amigo del alma, de mi compañero de viaje, de un hermano mayor, de un tío que me dio la vida. Cuatro patas tiene el banco de este libro: los poemas de amor para Liliana, La China, su compañera y su amor; los poemas para su madre y sus hermanos que murieron prematuramente, como él; los poemas en que celebra la vida y da consejos, y los poemas en que critica la realidad social y manifiesta su dolor por las injusticias y la miseria. De nuevo, como en sus dos libros de cuentos, está presente su madre, a quien en este libro llama “heroína”, la revolución fallida (la Revolución Sandinista), su gran pasión por la música y la vida bohemia, y la nostalgia, esa segunda patria que tenemos los poetas. Menciona también a la muerte, y da a entender que la palabra la supera. En el poema más desgarrador de este libro, le pide a Liliana, La China, su compañera, que, “necesito que me hablés, Chinita, / habláme por favor / aún en la caja de muerto / habláme / seguro escucho / hasta debajo de


la tierra / porque nunca voy a estar muerto / para vos / aunque dundo me pongás / de tanto hablar”. Hay en este libro una gran fuerza del habla nicaragüense, un malestar social profundo, la huella de un compromiso ético y una gran capacidad de asombro y de gratitud. Recuerda y agradece a la gente que quiere, y frecuentemente evoca a sus seres queridos que ya habían partido, siempre con la certeza de volver a verlos. Con ellos está. Y ojalá que con ellos, su madre, su hermano Agustín, su hermana Thelma, su Tío Popeye, su padre, a quien no conoció, ojalá que con todos ellos disfrute de este, su único y hermoso libro de poemas. Este libro destila miel, este libro es una bella obra de humanismo. Decidí que se llamara “Testamento” porque eso es: su gran testamento para todos nosotros. En esta obra se nota el sentido de dignidad y de justicia de un hombre bueno, un ticaragüense, como escribí en su primera obra, con el alma partida entre dos países hermanos, Costa Rica, la tierra de su padre, y Nicaragua, la patria de su madre; un hombre de corazón limpio, como lo bautizamos para su segundo libro, un hombre capaz de disfrutar la vida, como queda claro ahora, en su poemario, un regalo de amor para quienes tanto lo quisimos, para quienes tanto lo queremos.

Camilo Rodríguez Chaverri Periodista y escritor


Ritcher 5.7 Para Liliana, Chinita Sentí un temblor y réplicas. Era tu amor que pedía un poco más y yo di todo porque sé que me esperabas con ansias

Te s t a m e n t o

9


Para Fofito Para Liliana, Chinita Tu sufrimiento también es el mío. Lo siento en mi corazón. No creás que solo vos sufriste. Yo también. Bienvenida al mundo de la gente que ha sufrido. Ahora estamos aquí orgullosos y el día de mañana podremos ver a Jesús directo a sus ojos y estoy seguro que el Señor nos va a perdonar, nos va a recompensar por tanto sufrimiento. Amén

10

walter lópez


Chocoleche Para Liliana, Chinita Quince años tenías cuando te fuiste Chocoleche, no jodás no hagás eso ¿a quién se le ocurre morirse a los quince años? Sólo a vos

Te s t a m e n t o

11


Cuatro piezas por un peso No podía bailar a menos que pagara un chelín por una pieza y no tenía. Llegaste vos como un ángel y pude bailar cuatro piezas por un peso y baile que baile, embriagado de felicidad cada pieza era dedicada a vos, Agustín, donde quiera que estés y te lo digo otra vez como no bailabas nada te contentabas con verme a mí feliz.

12

walter lópez


Oscuro Para Liliana, Chinita Descubrí un lugarcito donde estoy cómodo este rinconcito que solo vos y yo conocemos ese rinconcito que dice venga, venga, conquísteme me dice y ahí voy yo porque siento placer de descubrir algo de tu cuerpo que nadie nadie ha descubierto. Sigamos por favor Apagá la luz.

Te s t a m e n t o

13


Flores Te mandé flores aquel día de los enamorados linda muchacha preciosa chiquilla no eras para mí alguien nos tenía preparado un plan de vida y me quedé contemplando cómo te ibas cual estrella fugaz que seas feliz muchacha te lo merecés aunque me quede sólo tu recuerdo y no fregués dejáme dormir y soñar contigo ¿no ves que son las tres de la mañana?

14

walter lópez


Novia… ¿y qué? Fuiste mi novia platónica tú, negra, y tu mamá soñaba con nietos ojos verdes ¿qué te hiciste, negra? mi amor de juventud mi primer amor ¿qué te hiciste, negra? si nos encontramos seguro que te amo de nuevo

Te s t a m e n t o

15


Qué sabés vos Qué sabés vos de hambre si siempre has tenido comida qué sabés vos de dolores de parto si nunca has parido un hijo qué sabés vos de represión si nunca viviste en la Nicaragua de Somoza que sabés vos de la guerra si siempre has vivido en paz. Otros sí sabemos.

16

walter lópez


Esperame Para Liliana, Chinita Qué lindo es tener quien te espere cuando regresas ¿para qué un caserón grande si está vacío? ¿para qué una linda cama si no hay con quien compartirla si no hay nadie con quien conversar? Por eso quiero que me esperes hasta en el más allá para amarte siempre.

Te s t a m e n t o

17


Sarita Para Sarita Chaverri, la mamá de mi amigo Camilo, Popeyita Viene bajando Sarita Sarita la peluquera la morena de Cervantes la hija de don Joaquín el de corazoncito limpio con sus tijeras ya listas bonitas y felices quedaron todas gracias a sus manos manos benditas por Dios. Él supo a quien dárselas.

18

walter lópez


Haga plata Haga plata patr贸n a costa de lo que sea porque cuando se muera nada se va a llevar y estaremos frente al Alt铆simo iguales, iguales, patr贸n siga haciendo plata. All谩 nos vemos.

Te s t a m e n t o

19


Mentirosos A JehovĂĄ no le gustan los mentirosos dulce gusto el del SeĂąor porque al baboso y al mentiroso ni Dios los quiere.

20

walter lĂłpez


Juana Del cerro baja la Juana con su desgracia a cuestas cinco cipotes panzones le siguen como en fila india a buscar la comida de siempre arroz y frijoles regatean el precio y al final un poquito de cada cosa habrรก que comer salteado no hay para tres tiempos mientras tanto en el mundo alguien vomita para no engordarse. Que se vengan para acรก y van a ver que hasta lombrices cogen.

Te s t a m e n t o

21


Agustín Agustín López Castro Agustín López Rivas Agustín López Aguilar Agustín López Pérez los cuatro partieron ¿qué tendrá ese nombre? y yo te vi en tu féretro Agustín López Aguilar me costó acomodarte porque tu brazo ya estaba tieso aún recuerdo ¿y sabés quién te estaba esperando? El Señor en persona. Te dijo, hazme una pregunta. Y vos con tu fino humor le respondiste Señor ¿cuál es la pila? El Señor sonrió Y te dijo, muy fácil Ray Ovac es la pila. Así Agustín se libró de la muerte.

22

walter lópez


El lago Amo este lago igual que vos en vida amo este lago porque de frente está la isla de Ometepe el Concepción y el Maderas amo las mojarras que abundan en tus aguas te amo por la historia de los españoles que te llamaron el mar de agua dulce amo este lago por sus tiburones que nunca he visto pero sé que existen amo este lago porque fue ruta de tránsito entre el Atlántico y el Pacífico en este lago un niño se creía el increíble Hulk amo este lago por la foto que te tomaste con tus tres hermanos, madre

Te s t a m e n t o

23


amo este lago porque en una parte está San Jorge y San Jorge sos vos Rivas tu tierra natal y en la rotonda de Rivas siempre estarás viendo cuando paso para que no me olvide de ir a verlo y yo voy gustoso para demostrarte que no fueron en vano nuestros viajes aunque vos ya lo sabés.

24

walter lópez


Sonidos en el recuerdo Recuerdo cuando tĂ­o Popeye cargaba todos los chunches en la carreta y arriaba a los bueyes, so, so, so, mientras el lago esperaba con sus olas rus, rus, rus

Te s t a m e n t o

25


Viejito Viejito no juguĂŠs de vivo conquistaste a la viuda por necesidad tal vez no te diste cuenta, yo sĂ­ porque los miraba entre las hendijas de aquella humilde casa te conformabas con que te acariciaran la cabeza, hasta quedarte dormido mientras en otra casa, la tuya, una viejita esperaba.

26

walter lĂłpez


Baño con mamá Tú y yo nos bañamos en el lago las olas tranquilas nos acariciaron cómo te reías no estaba hondo apenas para que tu pequeño hijo se pudiera bañar estabas con tu hijito no estabas enseñándole a nadar, querías enseñarle a amar el lago verdecito, verdecito y a veces azul. Buen trabajo señora. Él aprendió bien

Te s t a m e n t o

27


Maryland La tierra de la María, en español extraño aquella casa calientita y afuera frío, frío linda casita con calor humano Jesús mora en ella como en todas partes donde le abren la puerta y yo que salía a fumar… Adentro me esperaban con amor aunque oliera a cigarro ¡Qué vicio tan pendejo!

28

walter lópez


D 449 Al huérfano y a la viuda Jehová sostiene (Salmo 146) Ayer fui a ver tu antigua casa, mamá. Está cambiada. No tanto. En esa casa se aspira tu perfume desde aquel día cuando se rifaban los números, entre los pobres por supuesto, y te salió la D 449. Te complació el Señor dándote la que querías ahí mismo, donde la soñabas gracias a Santa Eduviges que le habló al oído al Hombre. Ni lerdo ni perezoso te complació, mi soñadora.

Te s t a m e n t o

29


Mírame Mírame a los ojos porque tus ojos reflejan tu alma limpia y cuando te beso, los cerrás llena de ternura ¡muchacha despertáte! ¿no mirás que soy yo?

30

walter lópez


Rocío Thelma era tu verdadero nombre te agarró por ser guerrillera luchaste por aquel que sentías tu pueblo aunque hubieras nacido entre bananales allá en Costa Rica pero a un tirano como ese había que botarlo aunque después vinieran otros que se le parecen tanto falsos profetas y lo peor es que algunos le creen. Igual Somoza que los de ahora. Pero vos luchaste porque tenías fe, hermana.

Te s t a m e n t o

31


Hambre ¿Tenés hambre? ¡qué pregunta la tuya! ¡Claro! ¿y no hay nada? ¡nada! ¿y la milpa? se jodió por los aguaceros ¿y las gallinas? se las llevó el agua ¿y ahora qué hacemos? idiay, esperar. ¿y la comisión? ¿y la cruz? cruz es la que nos van a poner en la tumba ¡no ves que no hay ni mierda!

32

walter lópez


Irónico Mande un mensaje de texto mande un mensaje te bombardea la tele ¿ya mandaste tu mensaje, maje? qué agarrado y qué poco patriota mandá, ¡puta!, es muy “cool” y cada mensaje llenando los bolsillos de los que más tienen de a poquito, de a poquito de pellizco en pellizco como se mata un burro Y ante tanto alboroto allá en Limón el negro que podría ser campeón del mundo si viviera en Jamaica aquel a quien muy pocos recibieron en el aeropuerto después de la olimpiada miraba atónito como a la joven cantante hasta un desfile le dedicaban ¡Lo que es la vida!

Te s t a m e n t o

33


Solamente una vez Solamente una vez era la canción que en aquel famoso circo tocaban de fondo mientras la bella trapecista brindaba su espectáculo que se veía desde afuera, en todo lo alto desde afuera del estadio ahí estaba un chiquillo mirando, extasiado pensando que estaba adentro en primera fila en realidad, estaba en el circo de los pobres o sea afuera, donde se recogían las migas del acto.

34

walter lópez


Las nueve de la mañana Eran las nueve de la mañana campamento para los hijos de los trabajadores una chiquita dijo: me duele el estómago llamaron a la doctora después de interrogarla dijo: esta chiquita lo que tiene es hambre ¿por qué? le preguntaron es que dice que hoy en su casa no había plata y la mamá no tenía para comprar el pan y el café eso era lo que desayunaban a diario cuando había. Esto se llama un pecado.

Te s t a m e n t o

35


22 de Enero Avenida Roosevelt ¿quién le puso así? pues Somoza por cepillo. Avanzó la marcha de opositores y era grande la manifestación. Marchaban diciendo ¡que se vaya! ¡basta!, ¡basta! No sabían lo que les esperaba guardias, guardias, guardias armados que dispararon a mansalva muchos cayeron se dispersaron mientras allá arriba Somoza desde palacio -la lomamiraba sin inmutarse, aplicando la enseñanza de su papá: plata para los amigos, palo para los indecisos, plomo para los enemigos, gracias entonces a Rigoberto y a Santiago porque les pagaron con su propia moneda con plomo…

36

walter lópez


La puta de Alejandría Ayer soñé con la puta de Alejandría la que por las noches pasaba en un burdel con su velo no sé en qué moneda cobraba pero a aquel que se sentaba en un rincón a ese no le cobraba lo hacía por amor, se entregaba como mujer y al día siguiente la puta de Alejandría había lavado sus pecados. Era puta y casi santa.

Te s t a m e n t o

37


Versos de amor Para Liliana, Chinita Un verso de amor no lo escribe cualquiera ¿qué sabe de amor el que nunca ha amado? yo si sé lo que es amar y ser rechazado por eso valoro lo que ahora tengo gracias, amor, te digo gracias.

38

walter lópez


Mi música Poné música ¿y esto qué es? No es la mía ¿Cuál es la tuya? Idiay, la de Nicaragua, jodido aquella que habla de mi pueblo pobre pero es mi pueblo y mejor no sigamos hablando mejor echémonos otro cachimbazo y te ponés viva León jodido

Te s t a m e n t o

39


Voy por la camiseta Si vos aguantás los tragos y no te picás, te llevás la camiseta, decía el letrero. La camiseta guindaba de una percha ya cremita del polvo. -¡Voy por la camiseta, jodido!, gritó un picado -Ok, dale. Trago, trago y más trago. Tragó, tragó y tragó, y el hombre se tumbó. Mientras tanto la camiseta esperaba a un valiente aguantador que se la llevara. Hasta ahora iba invicta, llenita, llenita de polvo. Pero intacta Juego perfecto. No hit no run.

40

walter lópez


Espérame Para Liliana, Chinita Espérame con ansias porque ya llego espérame, espérame no ves que yo también deseo rozar tu cuerpo con el mío no te duermas no seas ingrata yo estoy despierto y si te duermes, nos jodemos los dos y si no tal vez mañana si estamos vivos pero mejor espérame no te me duermas.

Te s t a m e n t o

41


Ban, ban, ban La tumba del guerrillero ¿dónde dónde dónde está? De un poema de Ernesto Cardenal hecho canción por Carlos Mejía Godoy Esperáme jodido no ves que llevo un balazo en la pierna caminá pendejo nos va a agarrar la guardia bueno, hagamos como que corremos porque lo que soy yo mejor que me maten vale la pena, aunque nadie me lo agradezca de por sí no peleo para eso, es por otra cosa ban, ban, ban, y ahí quedó con su pierna quebrada los ojos abiertos mirando con dignidad y así vale la pena morir donde quiera que estés

42

walter lópez


Se vende una mujer Se vende una pobre mujer por una piedra de “crak” otras por cinco mil otras por cien dólares doscientos al mejor postor depende dónde esté el hombre o la mamá o la matrona que administran el asunto como quien vende ganado ante la mirada lasciva del viejo cliente degenerado hediondo pero con plata. ¿y usted? ¿se vende? porque no sólo se vende el cuerpo también la dignidad a costa de lo que sea.

Te s t a m e n t o

43


Papeles Cualquier papel es bueno para el poeta servilletas, papel higi茅nico todo, toditito porque el poema es como el orgasmo cuando se viene nada lo detiene.

44

walter l贸pez


Poetas Leí en un periódico el poeta es como el grillo dice tanto con tan poco. Estoy pariendo pariendo poesía de la que duele en el alma. Pongo mi corazón en la mesa junto a la pluma para escribir versos Así somos los poetas irradiamos amor y algunos nos llaman locos. Y si esto es locura ¡pues que me encierren! Seguiré escribiendo es mi manera de amar de seguir amando hasta en el recuerdo. Soy poeta a menos que alguien me demuestre lo contrario Te s t a m e n t o

45


Incontenible Cuando se me viene un poema no para sigue, sigue por m谩s que no tenga papel los poemas salen aunque me arda hasta el coraz贸n

46

walter l贸pez


No envejece el poeta No sé cuál día es hoy y no me importa al fin, ¿qué es el tiempo? sólo días que pasan y si llego a viejo ojalá que digan: allá va el poeta viejito, viejito y sigue escribiendo no se cansa por eso se ve tan feliz.

Te s t a m e n t o

47


Qué me importa Para Liliana, Chinita Que me importa lo que digan yo soy el que decido al fin soy adulto y tengo libre albedrío y yo te escogí a vos por eso no me importa lo que nos digan manda mi corazón y punto.

48

walter lópez


Dundo Para Liliana, Chinita Dundo me ponés de tanto hablar pero si no estás me hacés falta necesito que me hablés, Chinita, habláme por favor aún en la caja de muerto habláme seguro escucho hasta debajo de la tierra porque nunca voy a estar muerto para vos aunque dundo me pongás de tanto hablar.

Te s t a m e n t o

49


Opuestos Para Liliana, Chinita Aunque seamos opuestos lo hacemos al propio opuestos pero unidos ¡qué paradoja! ¿y que saben ellos de esto? es lo que vos y yo llevamos dentro clavado en el pecho ¿qué saben ellos de amor? como dice la canción y aunque alguien más lo cante que me lo expliquen por favor

50

walter lópez


Contestáme Para que guardar tanto si mañana no sabés lo que va a pasar el mañana es impredecible podés estar vivo o muerto por eso no te afanés más si estás viejo ¿para qué tanta plata? ¿por qué tanto estrés? ¿qué ganás con correr tanto? ¿Qué te vas a llevar? Contestáme

Te s t a m e n t o

51


Tanto esfuerzo para nada* Entubado en un hospital en un cuarto donde se respira muerte fui a ver y la vi La muerte de cama en cama buscando a quien llevarse con plata o sin plata Y te escogió a vos ¡nos vemos en el más allá! donde no vale el dinero limpios, limpios los dos y en la tierra alguien disfruta de tu plata tanto que te costó ¡no jodás! No te afanés tanto. La vida te juega una broma. *título de un libro de cuentos de Alberto Cañas.

52

walter lópez


SĂłlo vos y yo Para Liliana, Chinita Nos rodean pero encontraremos un lugar donde vos y yo estemos solos donde nadie nos pertube y ese lugar va a ser nuestro hagĂĄmoslo con ganas no ves que estamos solos solitos, solitos uno para el otro como en el paraĂ­so como AdĂĄn y Eva pero sin morder la manzana mejor mordamos nuestros cuerpos

Te s t a m e n t o

53


Destino del poema El poema es tan raro se te sale donde menos lo esperĂĄs y si viene cargadito mejor por eso es que se me salen con gente o sin gente y si no me gusta lo repito o lo comparto con alguien a lo mejor le gusta Âży si no? no lo rompo lo publico para alguien significarĂĄ algo

54

walter lĂłpez


Poema a la luna Cantále a la luna a la luna de Xelajú a la luna liberiana cantále a la luna aquella, de la que aquel toro se enamoró al ver su reflejo en el agua cantále a la luna, a la lunita, lunita cascabelera cantále a aquella que en una playa te vio vibrar de amor mientras ella brillaba como una señorona luna no seas ingrata no dejes de brillar para que muchos amantes puedan verte.

Te s t a m e n t o

55


A la profe Profe, te conocí profe fuiste siempre enseñando, enseñando alfabetizando y los campesinos, aquellos a los que enseñaste a leer, decían ¡Qué profe tan guapa! lástima que esté “casada”, pero a pesar de eso tiene una mirada tan triste ¿Será que le hace falta algo? ¿Qué será? ¿Estará lejos el que hace esos ojos brillar?

56

walter lópez


Maíz Tú, símbolo de la América Tú, maya; tú, azteca; tú, inca… maíz, maíz, comida para todos. Maiceros somos, pero no por otra cosa nos encanta el maíz el maíz de nuestros antepasados Cuactemoc, Diriangén, Nicoya, Nicarao, sin palabras… mis respetos maíz.

Te s t a m e n t o

57


Salite Si tiene cuatro patas, tiene cola y hace miau, es un gato Salite del closet tu pinta te delata tu mirada, tu vestuario salite, salite, te va a hacer bien ¿por qué esperar más? Salíte ¿por qué estar en ese closet tan oscuro que hasta miedo da? y estar metido en un cuerpo que no querés, sos de ambiente ¿Y qué? Pecado no es.

58

walter lópez


A Ray Tico Ponéte cómodo, Ray, que no te distraigan, que no cambie el tono, ponéte cómodo, aunque sea en un banquito, con tu guitarra, ponéte cómodo artista bendecido por Dios, a oscuras y dale gusto a toda esta gente que te quiere escuchar.

Te s t a m e n t o

59


Jocote Tronador Abundantes jocotes tronadores hay donde Humberto Aguilar en La Cruz, Potosí, Rivas se dejan coger, se dejan comer, con aquel gustito ácido ricos, deliciosos, a montones nacen solos, gracias madre naturaleza, gracias Señor. Mandále a Humberto y Ana algo más que sea arroz y frijoles.

60

walter lópez


Cerezas Para Liliana, Chinita Esas cerezas, esas cerecitas parecen boquitas para que las besen, que las coman, para que se pongan mĂĄs duritas, como jocotes dulces, como mamones chinos y en tu blusa verlas endurecerse aĂşn mĂĄs como si me llamaran

Te s t a m e n t o

61


Canta Canta, canta, canta, cantor y toca tu guitarra canta canciones de revoluci贸n hasta que te duelan los dedos hasta que sangren canta y toca.

62

walter l贸pez


Pecado Para Lilliana, Chinita Si amar es pecado que me castiguen. Si pecar es amarte a vos que me castiguen. Eso sĂ­, que a vos no te toquen porque me muero de amor.

Te s t a m e n t o

63


Betty Te fuiste, Betty, dejando una estela de amor y comprendiendo que en esta vida nada más se está de paso, hay otra vida allá que te espera con el mismo amor que vos diste amor del bueno, del que se siente hasta en la médula de los huesos

64

walter lópez


Soy hombre libre Yo soy hombre libre como la luz del día. Así decía el campesino por la tele, como diciendo Nicaragua es libre y a sus hijas les pusieron “las libritas” Y pienso, yo soy hombre libre libre de prejuicios libre de pensar, libre de hacer, libre de decir lo que me de la gana, mal hablado. Y voy a ser libre cuando muera libre de este cuerpo nada al fin, porque los gusanos se lo van a comer todo. Pero soy un hombre libre.

Te s t a m e n t o

65


A Schnelle y Pablo En su matrimonio cada uno pensaba Mírame con amor Porque somos uno solo No había que hablar Esas miradas decían mucho Eran miradas de amor Con esas miradas cualquiera se enamora, Cualquiera llora A menos que sea de palo.

66

walter lópez


Ay Nicaragua Ay Nicaragua Nicaragüita. De una canción de Carlos Mejía Godoy

Habla ¿habla? mierdas para variar y Nicaragua sigue sumida en la miseria ¿por qué Señor? ¿Será que este pueblo nunca va a ser feliz como aquel diecinueve de julio donde pusimos toda nuestra esperanza? Siempre la misma mierda

Te s t a m e n t o

67


No pueden callarnos Quieren callar al poeta Quieren callar al escritor Quieren callar al cantor Pero a ellos no los van a callar porque viven en el pellejo de este pueblo rebelde ya lo ha demostrado no lo calla ni el garand ni el galil ni el Aka 47 decíme algo y te respondo ¡aquí no se calla nadie! Esos tiempos ya pasaron.

68

walter lópez


La gitana Para Lilliana, Chinita Fue gitana baila como gitana usa el paĂąuelo en la cabeza como gitana tiene pelo de gitana y ama como gitana fue y sigue siendo gitana asĂ­ es su alma y todo su cuerpo de gitana

Te s t a m e n t o

69


Pies Para Liliana, Chinita. Los pies reflejan el alma de una mujer unos pies bonitos, finos, son preludio de un buen amor porque no hay nada mรกs rico que te acaricien la espalda unos pies femeninos, suavecitos propiedad de quien los porta acariciรกme, piecitos de diva.

70

walter lรณpez


Presidente Allá presidente aquí un hombre común bebe, come y hace el amor como cualquier mortal ring, ring Hola, señor presidente, No, señor, aquí hablo yo y me encanta ser yo las presidencias se van el hombre queda

Te s t a m e n t o

71


Funeral Y nos dieron las diez y las once… De una canción de Joaquín Sabina Cuando me entierren que sea una caja bonita elegante y que alguien diga algunas tonteras de lo que fue mi vida que disfruté a plenitud Eso sí, que haya música por favor y que se echen el pescador de hombres y a Sabina para que el cadáver cante y llore por última vez.

72

walter lópez


Suicidio Apagá la luz Apagá la luz te bulle en la cabeza es grande la presión no aguantás al final decís mejor apago la luz y me voy al más allá

Te s t a m e n t o

73


Perra Zompopa Perra zompopa andás por toda la casa todas las paredes las has recorrido y te veo perra zompopa y te quiero porque sé que matás todo lo malo que hay en mí perra zompopa

74

walter lópez


Mariachi Yo sé bien que estoy afuera pero el día en que yo me muera… De una canción de Vicente Fernández Tú, mariachi que cantas para los cumpleaños, para jumas, para entierros, y veo tu cara triste, y me pregunto, ¿qué estará pensando el mariachi? ¿hay algo que lo agobia? mejor echémonos un tequila para olvidar. En tu intimidad ¿qué sentís mariachi? Decímelo, yo te acompaño, finalmente la melancolía quizás nos ataque a los dos.

Te s t a m e n t o

75


Nada me quedará De tus bienes materiales y de los míos, nada me quedará, no me importa, nada, sé que tendré una herencia mejor que esa, ¡el tiempo que viví contigo! Y eso nadie me lo quita ni el mejor abogado.

76

walter lópez


Toca, Toca, Campesino Cabrerita interpreta una mazurquita en la mayor… De una canción de Luis Enrique Mejía Godoy

Toca toca campesino esa mazurquita europea que te enseñó aquel que un día a tu tierra llegó aquel chele ojos azules que se convirtió en tu padre y no te reconoció, toca toca campesino con tu violín, descalzo, una mazurquita para que la disfrute la Tere la Chilo eso sí adobada con pinol pinol de Nicaragua allá en las montañas segovianas…

Te s t a m e n t o

77


Mal Si te hacen mal quedáte quedito no te preocupés la vida es como un “boomerang” lo que te hagan se les regresará ya lo dijo el Señor de Señores ¡ay de aquel que toque alguno de mis hijos! y con un guardián así tranquilo perdoná siete veces siete ¿quedó claro?

78

walter lópez


Y nos metimos a robar -Robemos -¿Quién? -Vos y yo -¿Yo? -Sí -Pero yo nunca he robado -No importa, yo te enseño. Vení brother -¡No! Yo no soy ladrón -Entonces quedate ahí mientras yo robo -¡Ajá! Te van a seguir otros pendejo pero yo no soy ladrón

Te s t a m e n t o

79


Un poco de vos Veo mis foto y descubro mi parecido con vos, tu sonrisa pícara, tu cara amarga a veces, tus expresiones, tu jodedera, lo hablantín, terco, lo cambiado con tragos. Me siento dichoso que tengo algo de vos, hermano, parte tuya vive en mí, hasta que algún día nos encontremos de nuevo eso sí, llevá vino tinto para tomarnos una copita como la última vez que compartimos y noté tu nostalgia como que presentías que a los días te ibas a morir. Bueno, no moriste, estás en mí todas los días, como mamá y Thelma. Salud, Agustín.

80

walter lópez


Sí, usted inventa En memoria de mi madre

Sí, usted inventa. Que su hijo baile folklore con un pantalón de pijama Que su hijo “estrene” en Navidad una bicicleta pintada Que su hijo se ponga zapatos de mujer porque estaban en promoción Que sus hijos agarren como un juego correr tras el bus para no pagar el pasaje y lo disfruten Que su hija vaya a la escuela con zapatos de enfermera porque no había para comprarle unos

Te s t a m e n t o

81


Que su hija se ponga el calzoncillo de su hermano en lugar del calzón, porque no había. Hombre, entonces, usted, señora, tiene una gran imaginación, no la derrota la adversidad y tiene sello de heroína.

82

walter lópez


Javier Para Don Daniel Talavera Al otro lado del tabique sonaba Javier, sombras, payaso era don Daniel escuchando a Javier Y yo chavalito disfrutando esa música de viejos. Después me di cuenta que el que cantaba era nada más y nada menos que Javier Solís. Qué buen gusto el de don Dani.

Te s t a m e n t o

83


Testamento de Walter Lopez  

Poemas de Walter Lopez, quien vivio hasta los 53 años de edad y sus poemas fueron su legado hermoso de amor y disfrute por la vida.

Advertisement