Page 1

Palabrería La revista del IES La Ería. Nº 10. Junio de 2017

t

r b

r g

e

x

d

c

n

m

o

y

q

f z

r h

1

ñ i

j

k

l


P a l a b r

e

r í a

La revista del IES La Ería. Oviedo. Número 10. Junio de 2017

SUMARIO Gente de La Ería Palabrería se hace mayor, 3 Discurso de despedida 2º BCH, 6 Aprender y enseñar en las aulas, 7 La Ería por el mundo, 9 Cosas que pasan en La Ería ¿Qué es ser periodista? 10 La situación de migrantes y refugiados, 11 Smash Asturias, 13 Diario de la Cometcon, 14 Ciencia y salud ESO por la salud, 15 En recuerdo de Severo Ochoa, 16 Ondas electromagnéticas, 18

Sección Bilingüe Aulas sin fronteras, 19 Entrevista con Talia Goa y Malina Tymchuck Una semana en Dublín, 21 La Ería, un instituto viajero Le tour de France, 22 Viaje a la ciudad de las tres culturas, 24 Deportes Nueva edición de la Semana Blanca, 25 La Ería se lanza a la piscina, 26 Entrevista con Sara y Enrique Peñalver, 28

De libros y lecturas Una biblioteca con algo más que libros, 30 Ese libro ya lo he visto, 31 De héroes y alienígenas, 32 La caja de los objetos perdidos, 33 La leyenda de Evaristo, 34 Le roman photo, 35 Clareón, 36 Concursos Concurso literario. Obras ganadoras, 37 Concursos de carteles, 44 Concurso Fotografía matemática, 45

editorial

Otro mes de junio y de nuevo llega Palabrería, que cumple ahora su décima edición. 10 números, 454 colaboradores, 254 artículos, 476 páginas y más de 250.000 palabras a lo largo de estos años. Muchas palabras. Mucho trabajo se encierra en Palabrería, notaria de una década en la vida del IES La Ería: actividades, viajes, experiencias, opiniones, concursos, creaciones, ilusiones, risas, proyectos… Todo se puede contar y cabe en estas páginas, desde un inolvidable paseo por la acrópolis de Atenas hasta la vida de una humilde mochila o la descripción de las ondas electromagnéticas; desde un misterioso crimen al catálogo de árboles y plantas que rodean La Ería. Todo ello no sería posible sin la generosidad y esfuerzo de nuestros redactores y redactoras; habéis superado el pertinaz reclamo de la pereza, el miedo a la pantalla en blanco y nos habéis dado un trocito de vosotros en cada página. ¡Enhorabuena, palabreros!

Han hecho este número de palabrería Alba Álvarez García, Cristina Álvarez Rodríguez, Irene Casal García (1º ESO A); José Ángel Mier Arias (1º ESO B); Covadonga Iglesias García (1º ESO D); Paula Fernández Fernández (1º ESO E); Julio Díaz Méndez, Sergio Estrada Paredes, Miguel Fernández Menéndez, Beltrán Fernández Rubín, Alba Gallo Tejón, Sara García Díaz, Noelia González Pérez (2º ESO A); Lía Rodríguez-Colubi Fernández, Lucía Rodríguez Gutiérrez, Iván Vizcay Gutiérrez (2º ESO C); Raquel Riera Turiel, Pablo Rodríguez Bernardo (2º ESO D); Diego Álvarez García, Pablo García Ordóñez (3º ESO A); Henar Costoya González (3º ESO B); Clara Álvarez Díaz, Aurora Frade Fernández, Minerva García Méndez, Paula González Naves, Javier Pañeda Valderrábano, Carlota Viejo Veiguela, Claudia Villar Sanz (3º ESO C); Sara Martínez García, Jimena Parajón Cifuentes (3º ESO D); Lucía Álvarez Díaz, Raquel González Izquierdo, María Jabares Avín, Triana Martín García, Ana Morán Macía (4º ESO A), Marina Bedia Fernández (4º ESO B), Lucía Bueno de la Vega (4º ESO C); Carlos García Martino (4º ESO E); Covadonga Cereigido Méndez, Claudia Leal Martín (1º BCH B); Marta Fernández García, Gonzalo Mon Valdés (1º BCH C), Jorge Rubio Suárez, Elsa Villa Fernández (1º BCH D); Luis García Donate, Lara Sánchez García, Lucas Turrado Rodríguez (2º BCH A); Francisco Díaz-Pache Alonso, Álvaro Molinero Pañeda, Mateo de la Vega Cao (2º BCH D); Ana Aparicio Rodríguez, María García Perotti, Irene Matas de Íscar y Clara Rodríguez Allende.

Biblioteca del IES La Ería. Oviedo. Imprime: HiFer Artes Gráficas. Depósito Legal: AS-374-2008.

2


Palabrería se hace mayor

Cuatro redactoras miran al pasado en el décimo número de Palabrería Ana Aparicio Rodríguez María García Perotti

Este es el número 10 de Palabrería, la revista de La Ería. Hemos querido conmemorar este feliz acontecimiento recuperando la buena letra de cuatro excelentes redactoras que escribieron en aquel primer número de junio del año 2008 y que fueron fieles «palabreras» hasta decir adiós a La Ería. Ellas son Ana Aparicio Rodríguez, María García Perotti, Irene Matas de Íscar y Clara Rodríguez Allende.

Ana Aparicio Rodríguez No tengo muchas ocasiones para ponerme nostálgica, así que me vais a perdonar si aprovecho esta. No todos los días la revista del instituto cumple diez años. Parece mentira...

Si no recuerdo mal, mi primer artículo para Palabrería fue una reseña sobre Harry Potter y las reliquias de la muerte. Entended el momento: se acababa una saga que llevaba en marcha desde hacía literalmente media vida para los que entonces escribíamos aquí. El cierre de Harry Potter fue, en cierto modo, nuestro viaje a la Luna. Me sigo poniendo igual de trascendental porque para mí, como durante mis años en La Ería y desde que me alcanza la memoria, la literatura es casa. Palabrería me dio la oportunidad de explorar y compartir ese camino. Cuánto disfruté hablando sobre los libros que tanto adoraba en aquella época. Tengo

Irene Matas de Íscar Clara Rodríguez Allende

especial recuerdo de un artículo sobre algunas novelas y sus adaptaciones al cine; gracias a él descubrí obras a las que aún tengo un gran cariño.

Diversidad, de vuelta en Oviedo y, como tantos otros, también intento sacar uno de esos títulos de inglés que nunca están de más, sobre todo cuando el futuro es tan incierto.

No se puede decir que me moviese mucho de ahí, la verdad: cuando terminé el instituto estudié Filología Hispánica, aquí en Oviedo, y el año pasado hice un máster en Literatura Española en la Universidad Complutense de Madrid. Fueron unos años fantásticos, hasta cuando eran un auténtico dolor, y esto se lo debo a una inmensísima fortuna: supe cuál era mi vocación y pude seguirla. Ahora bien, está la PAU demasiado cerca como para dejar caer estas cosas y no fijarse más en ellas. Me gustaría que supierais que no pasa nada por no tener claro ahora mismo «qué queréis ser de mayores» porque siempre estaréis a tiempo de cambiar de rumbo. No hablo de equivocarse, ojo, porque creo firmemente que de toda experiencia se puede aprender algo valioso. Os cuento mi caso: empecé Filología esperando trabajar algún día en una editorial, pero gracias a las prácticas de la universidad vi que aquello no era para mí; luego me metí en el máster de Literatura muy tranquila, sin imaginar que la dinámica de investigación me iba a gustar tantísimo. Lo que quiero decir con esto es que, con el tiempo, van surgiendo otras opciones que antes no se nos habrían ocurrido, y no pasa nada por detenerse un momento a valorarlas.

Pero lo que más saboreé de este periodo, con diferencia, fue poder apuntarme por fin a un taller de relato corto, en la Escuela de Letras de Gijón. Aunque siempre oí que la escritura era un oficio solitario, creo que trabajar estos meses con otras personas me enseñó más (y mejor) que tantos años a tientas. Os lo recomiendo muchísimo a todos los que escribís. Antes de despedirme sólo querría daros las gracias por continuar con Palabrería y, sobre todo, desearos muchísima suerte con lo que os propongáis.

Hoy os escribo desde lo que algunos (generosamente) llamarían gap year: Estoy dedicando este tiempo a preparar la solicitud de plaza en el máster de Género y

3

María García Perotti Segundo año de instituto. Trece años recién cumplidos y muchas ganas de conocer el mundo. Sólo

tenía un problema: no conocía a nadie en aquella clase. Por una parte me asustaba no tener ya no sólo ningún amigo sino ni tan siquiera un conocido en aquel 2º ESO A. Entré por la puerta del aula sin saber que entre todos aquellos


desconocidos se escondían las que serían algunas de mis amigas más íntimas hasta la fecha. Y fue así, con trece años y muchas inseguridades como aprendí que las mejores cosas te suceden cuando sales de tu zona de confort. Recuerdo mi paso por La Ería como una época de mucho aprendizaje y no solo estoy hablando desde la perspectiva académica. Podría decir que las personas son lo que más resaltaría de aquella época. Cada una nos enseña algo, muchas veces sin quererlo. Mis compañeros y compañeras me hicieron pasar momentos inolvidables: disfrutábamos de las clases, de los recreos, volviéndonos todos locos estudiando para ese examen que nos traía por la calle de la amargura… Nos apoyábamos, éramos uno. Otras personas cruciales fueron los profesores. Supongo que con cierta edad una se da cuenta de cuánto han hecho por ti. Son quienes te guían por los difíciles caminos del aprendizaje y sobre todo, si tienes la suerte de encontrarte con ellos, quienes hacen que tu confianza se dispare hasta límites insospechados y es que una vez más no debemos olvidar que para aprender no sólo basta con leer los libros de texto. Los profesores te enseñan a leer la vida, que puede parecer fácil pero tiene un lenguaje muy complicado. Te enseñan conceptos y te evalúan, pero lo más importante es que te enseñan a leer dentro de ti. Al graduarme en La Ería me matriculé en Comercio y Marketing por la Universidad de Oviedo. ¿Cómo supe lo que quería hacer? Puede que la respuesta esté escondida en alguna de mis anteriores colaboraciones en Palabrería: una vez escribí sobre un tema que tenía que ver con el comercio (aquel mercado de jóvenes emprendedores que montamos en la asignatura de EJE) y recuerdo otro texto en el que hablaba sobre el primer intercambio que La Ería hizo con el Instituto de Ashford (Reino Unido), antes de que el #wanderlust se pusiera de moda. Siempre me ha encantado escribir y a decir verdad, hacía mu-

cho que no lo hacía desde el corazón. Volviendo a lo académico, no creo que el camino que he escogido lo haya seguido por casualidad. Precisamente una de las razones por la que me decanté por esta carrera fue por una sola clase sobre marketing en la asignatura de Economía poco antes de que se terminara el último y más duro curso de mi educación secundaria. Desde el primer momento que la profesora empezó a hablar supe que quería saber más sobre el tema. Leí dentro de mí y cuatro años después estoy en una de las calles más importantes de Barcelona, empezando una nueva vida después de haber pasado por dos países en estos últimos años y haber elegido lo que más me gustaba. Por eso invito a todos: profesores, padres, alumnos, educadores, orientadores y todo el mundo que esté en el instituto que nunca olviden por qué están allí y que muchas veces por muy dura que parezca la situación, deben leer dentro de sí mismos y de los demás. Muchas veces ahí está la respuesta.

Irene Matas de Íscar Se acercó a la tarima y comenzó a hablar. No dijo mucho, solamente algunas palabras: finisecular, indagación, experiencia, impresiones. Parecía una máquina soltando vocablos sin conexión aparente. Sorprendidos, nos mirábamos para ver si alguno tenía una respuesta a lo que estaba pasando. Nadie respondía. Observábamos aburridos desde cada rincón de la clase. Un día, una idea nos sacó de ese ensimismamiento. Íbamos a hacer algo diferente. Si, era diferente. Aquello nos sacó de la rutina diaria de las clases. Entrevistas, reportajes, artículos, concursos. Una mezcla de recuerdos y experiencias se unen en mi cabeza.

4

Era la primera vez que me enfrentaba a ello. Lápiz y papel. Papel y lápiz. Me acerqué. En ninguno de los ojos a los que parecía aproximarme se intuía respuesta alguna. Las palabras inconexas siguieron. Aunque estuvieran aisladas, en conjunto creaban un ritmo. Escribir. Borrar. Escribir. Borrar. Escribir. Borrar. E S C R I B I R. Tanto tiempo y sigo sin encontrar las palabras adecuadas. Me enfrento al papel como si fuera la primera vez. Dudas. Las dudas permanecen unos segundos. Pero se esfuman cuando consigo ver el resultado final. Allí estaban. Tras meses de trabajo, allí estaban. Los tocamos. Abrimos sus páginas. Nos buscamos. Allí estaban nuestros nombres. Nuestros nombres con nuestros artículos. Con todas esas palabras que parecían estar inconexas en un principio. Las dudas se van. Comenzamos a leer. La revista Palabrería echaba andar. Diez años después echo la vista atrás y estas son las sensaciones que recuerdo. Muchas cosas han ido cambiado desde entonces. El

boli y el papel se han visto sustituidos por el ordenador. Observo las primeras ediciones ya digitalizadas en la web. Comienzo a revisar los artículos y reportajes que escribíamos: política, entrevistas, deportes, cultura. ¡Cómo han cambiado algunas cosas! La elaboración de cada artículo nos brindó la oportunidad de aprender de una forma más cercana al ámbito profesional. La edu-


cación, muchas veces, se centra en la teoría relegando a un segundo plano la práctica. La revista nos hizo sentirnos útiles en la implicación del conglomerado del instituto. Contactamos con los compañeros de otros cursos, buscando que nos hablasen de sus intereses fomentando el espíritu de comunidad a través de la revista. Además nos permitió contar las noticias de actualidad que tuviesen lugar en cualquier parte del mundo, así como la recopilación de los eventos que sucedían a lo largo del año en nuestro centro. Tener una revista como Palabrería es un lujo para un instituto público. Otorga oportunidades al alumnado que animaría a aprovechar. Para mí, supuso una primera experiencia en el ámbito periodístico que desarrollaría más adelante a nivel profesional. Embarcada en la carrera de Comunicación, comprobé que los temas en los que me iba enfocando coincidían con los que había desarrollado en la revista. Espero que con los años se sigan manteniendo los objetivos con los que comenzó. Fue un honor haber formado parte de ella y que volvieran a contar conmigo para este aniversario ¡Nos vemos dentro de diez años!

Clara Rodríguez Allende Soy Clara, exalumna y exempollona del Instituto de La Ería y hace nada más y nada menos que 10 años estaba escribiendo mi primer artículo para la primera edición de Palabrería. ¡Qué vieja soy ya! Os escribo desde Reino Unido, donde estoy intentando evitar las eñes lo máximo posible en mi teclado inglés. Aquí trabajo como profesora de español para chicos adolescentes de vuestra edad, lo cual, dicho así, suena escalofriante. Parece que fue ayer cuando estaba al otro lado del pupitre. Por aquella, estar donde estoy ahora, haciendo lo que hago ahora, era un sueño lejano. Cuando eres adolescente sólo ves el mundo en el que vives, en este caso, el instituto, y piensas que no hay nada más allá de lo que conoces. Por suerte, siempre tuve a un par de profesores que siempre me ins-

piraban a seguir siendo yo misma incluso cuando ya no tenía más ganas de luchar a contracorriente. Que me vengan a la cabeza, Raúl, que lograba lo imposible, callar a una treintena de adolescentes, leyéndonos a los clásicos; Cova y Mister Hevia, que consiguieron dar vida al Inglés más allá del casete y los workbook. También estaba Pepelu (perdón, José Luis) que desesperadamente intentaba que soñáramos y discurriéramos mientras estábamos demasiado ocupados en el engaño educativo que es la PAU; mis profesoras de Griego y Latín, cuya educación podría poner a la mediocre Universidad de Oviedo en evidencia; y Eulalia, por supuesto, que, aparte de Palabrería, diseñó el mejor curso (y libro de texto) de Música que alguien puede tener. Aunque ya tenía deseos de escapar, carecía de medios, por lo que el único medio de escapar era escribir. Normalmente, mis escritos quedaban restringidos al mundo, hasta que comencé a escribir en Palabrería. Recuerdo Palabrería con mucho afecto, y conservo todos mis números. A veces, incluso los leo cuando me apetece torturarme a mí misma y ver lo cursi que era de adolescente. Pero lo importante es que la revista me dio a mí, y a otro grupo de alumnos, la posibilidad de expresarnos más allá de, de los ultra-prescriptivos resúmenes para la PAU, del restrictivo libro de texto. Palabrería fue (y espero que siga siendo), una manera de desarrollar nuestra creatividad, y demostrar al mundo que los jóvenes tenemos pensamientos, sentimientos y ambiciones más allá del gastado estereotipo del joven botellonero cuyo móvil/ tablet/innovación tecnológica del momento es una prolongación de su tiempo. Hace 10 años, estaba convencida de que lo que mostraba mi valor era sacar buenas notas (todo 10, a ser posible). Ahora sé que cosas como Palabrería,

5

aquella revista de instituto donde por primera vez enseñé mis escritos al público, es lo que de verdad me marcó como persona.

¿Y ahora? He probado varios tipos de escritura que nunca pensé que haría. He trabajado como Social Manager para un grupo de estudiantes, escribiendo contenido en redes sociales y blog. He corregido textos científicos, y subtitulado vídeos. He escrito un guión y he visto a actores de carne y hueso interpretarlo. Ahora, con esto de la enseñanza he descubierto que me encanta la comunicación oral. Me encantaría dar charlas y conferencias, y estoy pensando en unirme a un evento local de TEDx. Mi consejo para las futuras generaciones es que no te dejes llevar por el predominante discurso de que los adolescentes no miráis más allá de la pantalla de vuestro móvil. No es verdad; sois inteligentes, ingeniosos y curiosos, pero no quieren que lo seáis. Porque sois el futuro, porque podéis cambiar las cosas, y porque podéis quitarles del trono si queréis. Leed mucho, cuestionad todo, y sobre todo, ¡no dejéis de escribir Palabrería!


Discurso de despedida del alumnado de 2º de Bachillerato

Nueva edición de la ceremonia de graduación en el auditorio Príncipe Felipe Lara Sánchez García Lucas Turrado Rodríguez

Lucas: Buenas tardes a todos y todas, sean bienvenidos al Auditorio Príncipe Felipe, donde vamos a presenciar la ceremonia de graduación de la promoción 2015-2017 de Bachillerato del IES La Ería. Una vez más, como viene siendo tradición desde hace años queremos despedir de la mejor manera el Bachillerato, pero también nuestro paso por la ESO. En ambos hemos empleado seis años de nuestras vidas, algo que se dice pronto pero calculando a unos 175 días lectivos por curso, suman un total aproximado de 1000 días, lo que traducido en horas da un resultado de unas ¡23.880 horas! (ni la mitad de las que dedica mi madre a reñir en casa). Lara: A lo largo de este tiempo hemos tenido muchos y variados profesores que nos han inculcado conocimiento y valores para formarnos profesional y personalmente (no todo el mérito se lo llevan los padres). Aunque hayamos tenido (como viene siendo normal) nuestros más y nuestros menos, queremos agradecerles que nos hayan hecho este curso lo más llevadero posible ya que ha sido el más duro de todos. Aprovechando este momento, queremos deciros, «profes», que de vez en cuando nos hubiera encantado dar la clase por vosotros para tratar, no de hacerlo mejor, sino para hacerla más entretenida. A veces nos hubiera encantado marcharnos al patio, pero también somos conscientes de que en alguna ocasión os habrá apetecido marchar a vosotros o habréis pensado en mandarnos al infierno pues hemos tenido momentos de ponernos pesados. Lucas: Y sobre todo queremos agradeceros a vosotros, padres y madres, vuestro apoyo incondicional (con alguna bronca de por medio), ya que sin él creo que muchos de nosotros nos hubiéramos quedado en el camino. A veces es difícil tener buen humor cuando los resultados no son los esperados, o no se cumplen nuestras expectativas debido a presiones o problemas de tipo adolescente. Aun así hemos

intentado llevar esta etapa de nuestras vidas de la mejor manera posible. Pero en especial, queremos agradeceros que hayáis sido un ejemplo de esfuerzo y sacrificio para todos: «Gracias en nombre de todos los alumnos y alumnas de esta promoción, gracias por todo».

unos croissants o unos bollos rellenos para el desayuno como símbolo de disculpa por la hora a las que lleguemos a casa, que luego, como decimos en la jerga juvenil «hay timba y se lía, ho». Pero poniéndonos serios, esto del futuro es algo muy importante, es una decisión que puede marcar tu vida y que si la tomas de forma precipitada te puede salir mal. Chicos,

En estos seis años han quedado miles de anécdotas que contar, como por ejemplo mi primer día de clase, en el que no sabía cuál era mi aula y acerté de chiripa. Ese mismo año, en el concurso de talentos me atreví a presentar un monólogo con el que, literalmente, hice llorar de risa a cua- Discurso de despedida de la promoción. Foto: Studio Aguirre Díaz. tro de mis profesores de ese año, tomad este consejo: haced lo que e hizo además que compañeros de verdad os guste, hacedlo; da con los que no tenía mucho trato igual el tiempo que tardéis en same viniesen a dar la mano para carlo y las piedras que haya en el felicitarme. Son innumerables las camino. No escuchéis a aquellas historias del instituto que quedan personas que os digan cosas coen cada uno de nosotros, a las mo «nunca lo conseguirás», «no que debemos sumar todas las vas a poder vivir de ello», «deja excursiones y viajes al extranjero de soñar y ponte a estudiar algo que hemos hecho juntos: Inglateque merezca la pena» porque rra, Alemania, Irlanda, Francia e solo se vive una vez y hay que Italia fueron los lugares en los que intentar ser felices. Quizás os afianzamos nuestras relaciones y equivoquéis, todos lo hacemos también se crearon nuevas amis¿no? Pero al menos podréis decir tades, tanto entre las personas que os equivocasteis haciendo que componíamos el grupo de La aquello que os gustaba y no haEría como fuera de él. ciendo lo que los demás esperaban de vosotros. Ahora mirad deLara: Pero ahora toca plantearnos trás, ahí están quienes realmente qué hacer con nuestras vidas; os quieren siempre y os apoyarán toca enfrentarnos a un futuro inen todo momento. Así que ya sacierto pero a la vez muy próximo béis: disfrutad de este verano, (pues aunque cueste creerlo soque será irrepetible, y empezad a mos la nueva generación laboral). poner los cimientos de vuestro Debemos empezar a saber resproyecto con calma, sin agobios ponder a la pregunta que mucha ni presiones que os hagan volver gente nos hacía de pequeños: y atrás. Caminad hacia adelante y tú, ¿qué quieres ser de mayor? trabajad duro para que ese proDe momento trataremos de llevar yecto se haga realidad.

6


Aprender y enseñar en las aulas

Otro curso de prácticas del Máster del Profesorado Marina Bedia Fernández Lucía Bueno de la Vega

Durante el segundo trimestre del curso los hemos encontrado en los pasillos de La Ería, han entrado en nuestras aulas a dar clase, y también a aprender a ser profesores. Hablamos de los alumnos del Máster Universitario en Formación del Profesorado. Ellos son Raquel Fernández y Jordan González (Física y Química); Leslie Álvarez y Cristina Riega (Francés); Paula Argüeso, Laura Saro, Ignacio Suárez y Raquel Garrido (Inglés); Javier Cuende y Sheila González (Lengua Castellana y Literatura) y Carlota Chaves (Economía); les hemos entrevistado para que nos cuenten cómo ha sido la experiencia.

el profesor eres un número más, no te prestan la atención del instituto. Pero además de estudiar aquí algunos de ellos aprovecharon el programa Erasmus y vivieron en Italia, Irlanda, Reino Unido, Francia o Eslovaquia. Todos califican la experiencia como inolvidable e increíble por los aprendizajes que realizaron, las experiencias vividas y las amistades que todavía conservan.

También les hemos preguntado por el Máster en Formación del Profesorado. Todos coinciden en que cambiarían la parte teórica para que fuese más útil y durase menos tiempo; al contrario, la parte práctica es lo mejor y más interesante y debería durar más. Para Raquel Fernández, que fue alumna del centro ha sido una experiencia especial entrar en la sala de profesores y hablar con algunos que le habían dado clase. El cambio de papel, de alumno a profesor les ha parecido muy intereIzq. a dcha:Javier, Carlota, Raquel, Sheila, Leslie, Cristina sante y valoran la Raquel Fernández, Paula, Ignacio, Laura y Jordan. experiencia hasta el Todos ellos han realizado estudios punto de que todos afirman que les universitarios relacionados con la gustaría ser docentes. materia que imparten: Grado en Estudios Ingleses, Traducción e A punto de finalizar el máster y interpretación, Ingeniería Química después de un curso duro y exiIndustrial, Grado en Lengua Espagente, sus planes se orientan a ñola o Administración y Dirección realizar el doctorado (Paula) prede Empresas. Nos llama la atención parar las oposiciones (Leslie, Lauel caso de Jordan, que además de ra, Javier, Raquel Fernández, Ingeniero Agrónomo es Ingeniero Sheila, Raquel Garrido, Ignacio), Técnico Forestal. Para todos el dar clases particulares y también cambio del instituto a la universidad viajar. Se nota que son chicos de fue duro, porque el nivel de exigenmundo, algunos ya han trabajado cia es mayor, tienes que ser más fuera e incluso volverían a repetir autónomo y responsable; al haber (Jordan ha estado en Reino Unimuchos alumnos en las clases para do, Nueva Zelanda y ahora se va

7

a Canadá) aunque en algunos casos siempre con billete de vuelta. Para nuestros profesores en prácticas hay muchas cualidades importantes que un profesor debe tener, empezando por estar orgullosos de la profesión y tener pasión por lo que se hace. Dominar su asignatura lo mejor posible sabiendo adaptarla al nivel de los alumnos es también fundamental, pero citan además la paciencia, la capacidad de empatizar con los alumnos, conocerlos muy bien y mostrarles cercanía y apoyo cuando lo necesiten. También consideran importante ser organizados y también creativos para hacer las clases más atrayentes, saber cómo enfrentarse a los problemas de la mejor manera y tener capacidad para improvisar cuando la ocasión lo requiera. Por último, coinciden en que es importante orientar las clases a la adquisición de conocimientos más prácticos, para que el día de mañana los alumnos sepan desenvolverse de la mejor forma. Respecto a las nuevas tecnologías todos opinan que en la sociedad actual son muy importantes. En clase son una herramienta útil que permite atraer la atención del alumnado, dinamizan las clases y permiten reforzar los contenidos del libro. A pesar de ello hay quienes consideran que son importantes pero no fundamentales. Un consejo que nos dan es que siempre hay que tener un plan b, porque aunque las tecnologías están bien, siempre puede fallar la conexión a internet. En cuanto al papel de las lenguas extranjeras en la educación -que suelen dar algún que otro quebradero de cabeza a los estudiantestodo el grupo subraya su importancia. Cuantos más idiomas sepas o manejes tendrás más opciones que si solo sabes tu lengua materna. En su opinión los planes bilingües son imprescindibles, pero deben de estar bien adaptados a cada nivel.


Cada materia ofrece diferentes posibilidades desde la perspectiva del profesor. El principal inconveniente –nos explican- para una materia como Física y Química es que los alumnos encuentran dificultades porque falla la base de matemáticas, que es fundamental. En cuanto a materias como Lengua Castellana, Inglés o Francés los profesores de prácticas no encuentran ninguna desventaja, al contrario, en el caso de Lengua es un aspecto muy positivo su carácter instrumental, el hecho de que sea un medio imprescindible para estudiar, hablar, leer y escribir correctamente. Las profesoras de Francés apuntan un importante dato a favor y es que –por lo general- no suelen ser grupos muy grandes, lo cual implica que sea más cómodo impartir las clases. También nos dicen que al ser una lengua extranjera ofrece muchas posibilidades de plantear la clase de forma interactiva (a través de canciones, juegos, etc.), ya que los alumnos siempre aprenderán algo nuevo. El inconveniente de Francés con respecto a otras materias es que al ser una asignatura optativa el alumnado no se la suele tomar demasiado en serio. Los profesores de Inglés reconocen que de alguna forma lo tienen más fácil porque los alumnos son cada vez más conscientes de la importancia del inglés para su futuro profesional. Pero un inconveniente que dificulta la enseñanza del idioma es la continua comparación con la lengua materna; el alumno tiene la tendencia a partir con prejuicios negativos hacia lo que no es propio o se la toma como una especie de reto muy complicado. Carlota Chaves opina que la Economía es una asignatura dinámica y tiene la ventaja de que ofrece mucho juego de cara a comentar noticias de la actualidad o poner ejemplos de empresas conocidas. El gran inconveniente es que solo es obligatoria en una modalidad de 4º de ESO y en Bachillerato, por lo que muchos de los alumnos salen del instituto sin haber tenido ninguna relación con la asignatura. La visión que tienen estos profesores en prácticas de la Secundaria actual comparada con la que ellos

vivieron no siempre coincide. En algunos casos es negativa, pues opinan que el sistema educativo ha empeorado, que los alumnos ahora son más perezosos y desconocen la cultura del esfuerzo, que los modales no se cuidan mucho (en la gran mayoría de las aulas) y que se respeta menos al profesorado. En el lado positivo apuntan las diferentes metodologías de enseñanza, un mayor uso de las TIC, los grupos bilingües, los flexibles y los desdobles; en definitiva, que se atienda más la diversidad del alumnado. Las fórmulas que sugieren para cambiar la situación van desde cambios en el sistema educativo, mejora de la disciplina, reducir los grupos e implicar más a los padres en todo el proceso de enseñanzaaprendizaje (Cristina).

blar, escribir o hacer cualquier cosa; prestar atención en el aula y coger apuntes de lo que el profesor vaya diciendo; leer muy bien los enunciados y reflexionar las respuestas de las preguntas antes de contestarlas; tener moti-

No ha habido acuerdo entre nuestros profes de prácticas cuando les hemos preguntado cuál ha sido su curso Raquel y Laura (Inglés) con 1º ESO D. Abajo: Leslie preferido. En algunos Arriba: y Cristina (Francés) con Marta Álvarez y 1º ESO A. casos han dicho que no sabían cuál escoger puesto que vación; esforzarse al máximo; quieren a todos los grupos y curtrabajar en casa y por último, tesos por igual; en otros han eleginer interés y dedicación. do 4º de ESO y también 1º de ESO ya que es más sencillo trabaPara terminar apuntan varios conjar con ellos, son más participatisejos, principalmente que disfruvos y puedes hacer más cosas. temos y que no nos estresemos, Respecto a las anécdotas hay ya que ahora nuestra única resde todo: expresiones graciosas ponsabilidad es estudiar. Nos reen clase; que los alumnos hayan cuerdan también que todos y cagritado su nombre por los pasida uno de los esfuerzos que hallos con una gran sonrisa; algugamos ahora serán recompensana pelea entre alumnos, etc. dos en un futuro y que jamás hay Nos ha llamado la atención la que rendirse a la hora de conseque nos ha contado Carlota guir cualquier meta que nos proChaves a la que la jefa de estupongamos. Aprender idiomas es dios confundió con una alumna la base de un mundo cada vez uno de los primeros días en el más globalizado y cuando llegue centro. Cristina se queda con la el momento, escoger una carrera experiencia de iniciar la alfabetique sea la que verdaderamente zación de Mohammed Diouf. nos guste y no lo que nos impongan. Se despiden asegurando En cuanto a la recomendaciones que se han sentido cómodos, inen el estudio para los alumnos de tegrados y muy bien acogidos en La Ería los profesores subrayan La Ería y que sin duda la expevarias cosas: ser organizados y riencia en el centro ha sido lo meconstantes; pensar antes de hajor del máster.

8


La Ería por el mundo

La experiencia de estudiar en el extranjero, en primera persona Paula González Naves Javier Pañeda Valderrábano

Inés Ros Martínez y Ana Morán Macía, estudiantes de 4º de ESO, han participado durante el primer trimestre de este curso en un programa institucional de intercambio escolar con centros docentes de la Provincia de Alberta (Canadá). Ambas decidieron ir porque se trataba de una oportunidad que no estaba al alcance de todo el mundo. Cada una convivió durante dos meses con una familia de acogida distinta, una experiencia que ambas disfrutaron. Según dicen no les resultó difícil adaptarse a su vida cotidiana, aunque hubiera diferencias con respecto a la nuestra. A Inés le llamó la atención el hecho de que utilizaran el coche para todo, que no caminaran por las calles como hacemos aquí. Por otra parte, Ana destaca que «Antes prefieren vivir y pasarlo bien que estar pendientes de las tareas del hogar, así que las casas suelen estar más desordenadas». También resalta que eran muy tranquilos, y que aquí deberíamos aprender un poco en ese sentido y ser menos ruidosos. En cuanto al idioma, el verdadero «problema» y propósito del viaje, la experiencia trajo para ambas una clara mejoría en fluidez y uso del lenguaje coloquial. En los institutos, dicen, hay muchas más opciones de asignaturas que en España, y además tan divertidas como Moda, Cocina o Teatro, pero el nivel estaba bastante más bajo que el de aquí. Por ejemplo, nuestra Física de 4º de ESO es la suya de 2º de Bachillerato. Según nos comenta Ana «Los alumnos eran muy educados y tal vez demasiado cerrados, y los profesores eran mas distantes que aquí». Con respecto a la estancia de las alumnas canadienses en nuestro instituto comentan que tenían poca base de español porque solo llevaban estudiándolo un año, así que los primeros días resultaron algo difíciles, aunque en cuanto se soltaron mejoraron mucho. Por último, nos dejan un par de anécdotas que

nunca pueden faltar en un viaje. Inés: «Un día fui con mi canadiense a un hotel en un pueblo y queríamos ir a la piscina. Cuando bajamos, nos dijeron que, por nuestra seguridad, era mejor no entrar porque había unos borrachos cantando y bebiendo en la piscina. Y así nos quedamos las dos en recepción, con nuestros albornoces y bebiendo chocolate hasta que la cosa se calmó. Entramos por fin, pero –inexplicablemente- antes de irnos le robaron a mi canadiense el cinturón del albornoz». Ana: «Mi canadiense, unas amigas y yo estábamos en un acantilado al que llaman el “Fin del mundo”. Estaba prohibido el paso, pero entramos igualmente a hacer fotos a pesar del riesgo de que nos multaran o, peor aún, de despeñarnos. Y, cómo no, llegó la policía diciendo que no podíamos estar allí y que nos iban a poner una multa de $100 cada una. Por suerte lo dejaron en un aviso». Alejandro Rodríguez-Colubi Fernández, también es estudiante de 4º de ESO en La Ería y estuvo viviendo el pasado curso en el sur de Londres desde finales de agosto de 2015 hasta principios de julio de 2016. Allí vivía con sus tíos, así que la convivencia no le resultó muy dura. La decisión de irse la tomaron sus padres, ya que querían que fuese a estudiar al extranjero para mejorar su nivel de inglés. Allí no conocía a nadie, pero pudo hacer amigos y adaptarse al día a día fácilmente. «Es muy parecido al de aquí», resalta Alejandro. Opina que allí la vida es muy acelerada, con prisas por todo y que, a veces, con el estrés que esto conllevaba, perdían los modales. Con el idioma se desenvolvió sin problema y se pudo entender con las personas de su entorno sin demasiada dificultad. En el instituto comenta que le fue bien, tenía las mismas asignaturas que aquí pero el nivel era como el de dos años por debajo en España. Alejandro cursaba el equivalente a 3º

9

de ESO y sin embargo estudiaba lo que había aprendido aquí en 1º, y en parte, también en 2º en Matemáticas. El sistema educativo en el Reino Unido le parece mejor que el nuestro, en el sentido de que en España vemos el instituto como una obligación, mientras que allí te animan y tienes más interés por hacer los deberes y estudiar… El día a día de las clases y con el pro-

De izquierda a derecha: Inés, Alejandro y Ana.

fesorado le pareció muy bien. La mejora del idioma la ha notado pero comenta que, muchas veces, hace que se note que lo habla mal a propósito por si se confunde hablando correctamente; en tal caso le dirían: «Un año en Londres para hablar así…». Para Alejandro se está mucho mejor aquí y no echa de menos especialmente su estancia en Inglaterra, aunque afirma que la experiencia le resultó positiva académica y personalmente. Como prácticamente todo el mundo que haya hecho algún viaje o haya vivido fuera de casa durante algún tiempo, dice que tiene muchas anécdotas, y que algunas se pueden contar y otras podrían suponerle problemas, así que mejor no nos cuenta ninguna porque nos eternizaríamos.


¿Qué es ser periodista?

Un taller nos acerca a esta apasionante profesión María Jabares Avín Triana Martín García Ana Morán Macía

El pasado 20 de marzo asistimos al taller «Aprendamos a entender los medios de comunicación», promovido por Asociación de la prensa de Oviedo, a la que pertenecen las periodistas Berta Suárez Hevia y Elena Plaza, quienes impartieron el taller. Ellas nos explicaron en qué consistía el oficio de periodista, la diferencia entre los distintos medios de comunicación, las partes de un periódico o las normas que los periodistas deben seguir a la hora de escribir. Algunas de estas son la transparencia y el rigor. Si no se cumplen, el periodista puede ser sancionado e incluso expulsado de su trabajo. Subrayaron que la profesión es totalmente vocacional, que un periodista debe ser curioso y tener ansias de aprender cada día más. Como no podía ser de otra manera, en Palabrería queríamos conocer más de cerca esta profesión y Elena Plaza amablemente contestó a nuestras preguntas. ¿Cuánto tiempo llevas trabajando en periodismo? Desde el primer año de carrera tuve la suerte de conseguir prácticas, que son trabajo real, unas veces pagadas y otras no, pero trabajo real. En total tengo más de 20 años de experiencia. ¿Siempre has querido ser periodista? Sí. Creo que lo decidí con 10 años. Tenía una idea un tanto romántica del periodismo: el poder dar voz a aquellos que no la tienen. Me interesaba esa parte de denuncia social. ¿Qué es lo que más te gusta? La posibilidad de enriquecerme personalmente conociendo a muchas personas -no necesariamente famosas- que te aportan un montón. Me encanta contar historias y trasladar a otros lo que yo aprendo. ¿Las cualidades de un periodista? Curiosidad, inquietud, querer saber el porqué de las cosas, cómo poder cambiar esas cosas que van mal (conceptos que no tienen nada que ver con el cotilleo).

¿Cuántas horas trabajas al día? ¿Y trabajar en el extranjero? Depende del medio en el que traSí, ¿por qué no? Trabajar, viajar, bajas, qué tipo de cosas tienes aprender idiomas… Me parece una que hacer… En general, el periomanera fantástica de aprender, dismo exige mucha dedicación y conocer… No hay que tener miedo por lo general se trabaja sin horario, sobre todo en los periódicos. ¿También trabajas fuera del horario laboral? Un periodista está siempre en guardia, siempre te fijas en las historias que se pueden contar. No hay que olvidar que una de las funciones del periodismo es la denuncia social. Y también siempre hay historias bonitas que merecen ser contadas. Berta Suárez (izquierda) y Elena Plaza durante el taller. ¿Qué noticias te gustan? Tanto profesional como personala salir fuera porque eso supone mente me gusta mucho el reportaenriquecimiento personal y profeje y las posibilidades que ofrece sional. El problema es cuando se para contar historias. Os recoconvierte en una obligación porque miendo la lectura del libro de Mano hay otra opción. nuel Rivas El periodismo es un ¿Qué opinas de las nuevas platacuento. Son reportajes reales que formas de comunicación? él escribió para prensa. Tienen muchas ventajas. El probleUna noticia que te haya impactado. ma son las jornadas de trabajo imPodría decir que el 11-S o el 11-M. posibles y unas condiciones econópero también hay otras noticias micas y laborales pésimas. Adeque aluden a las grandes mentiras más, un periodista no se especialique afectan a toda la sociedad que za, sino que tiene que saber de en ocasiones no se pueden contar todo, incluso del apartado técnico. o reflejar en toda su magnitud, por ¿Crees que va a desaparecer alejemplo, por la falta de fuentes. gún periódico en el futuro? ¿Cómo saber si una noticia es Creo que sí desaparecerán medios, verdadera o falsa? como en su día La Voz de Asturias. Contrastando esa información con No dejan de ser empresas que tiediferentes fuentes. Si hay una mínen que funcionar económicamennima duda, esa información no te. Y siempre surgirán otras nuepuede ser publicada. vas. Ahora si la pregunta se refiere ¿Sobre qué problema de la aca si desaparecerá la prensa escrita tualidad te gustaría escribir? en soporte papel, porque aquello La igualdad de género con todo lo de la imposición de lo digital y que que abarca para hacer divulgación es más económico, factible de say concienciación y modificar concar adelante... eso ver, veremos. ductas o maneras de actuar. ¿Es un trabajo bien pagado? ¿En qué medio prefieres trabajar? ¡Nooo! En absoluto. Salvo para Me gusta mucho escribir. También cuatro periodistas –y no siempre lo lo que aporta la imagen audiovison-, las condiciones son cada vez sual. Creo que lo digital aporta peores. Muchos compañeros se mucho en ese sentido. Pero me ven obligados a abandonar la proquedaría con el medio escrito. fesión porque no les da para vivir.

10


Migrantes y refugiados en Europa

Conocemos su situación con Rubén Pérez-Langa y Moussa Leye Clara Álvarez Díaz Carlota Viejo Veiguela

Como sabéis, actualmente uno de los problemas a los que se enfrenta Europa es a la masiva llegada de refugiados provenientes de los conflictos bélicos y de las hambrunas. Para concienciar de la importancia de su aceptación y de ser conscientes de su situación hemos entrevistado a un trabajador de la organización Médicos del Mundo y a un inmigrante proveniente de Senegal. Los refugiados son ante todo personas que están en una situación muy difícil y por tanto deberían ser ayudadas tanto por los gobiernos como por la población de los países en los que se encuentran porque a ninguno de nosotros nos gustaría vernos en esa situación y sentirnos despreciados y discriminados. Esta primera parte de la entrevista se la hemos hecho a Rubén PérezLanga, de Médicos del Mundo y que cuenta con experiencia en campos de refugiados. Nos ha contestado a las preguntas para concienciarnos sobre esta situación. ¿A qué situación se enfrentan los refugiados cuando llegan a Europa? La verdad que se encuentran con una situación bastante complicada, dependiendo de las rutas que tomen. En referencia a la que más nos afecta a España, que es la de Ceuta y Melilla lo primero que se encuentran es una valla; si consiguen pasarla se pueden encontrar con la policía. Si saltan de noche y echan a correr pueden buscar uno de los CETI (Centro de estancia temporal de inmigrantes), donde se recoge su documentación y una vez hecho esto tendrían la libertad de poder salir. La realidad del caso es que las dos ciudades autónomas se encuentran con el mar a un lado y al otro la valla, así que a pesar de su libertad no tienen muchas opciones. ¿Es más difícil la situación de mujeres y niños? Sí, la verdad que sí; tienen bastantes más problemas. Existen datos que demuestran que al menos el

40% de los refugiados son mujenarse. Que estos 65 millones de res y niños, y realmente son los personas que están huyendo de la que más están sufriendo. Adeviolencia, de las guerras, de las más, según su cultura tradicional hambrunas o de distintos grupos las mujeres no pueden caminar paramilitares y terroristas tengan solas, así que en las rutas se tieque vivir en una situación provisionen que juntar con otras familias. nal es bastante lamentable. AdeLo peor es que las mafias se más, la cifra va en aumento. aprovechan de esta situación de indefensión y hay casos de violaciones. También hay prostitución para conseguir pagar el transporte. Ser mujer y además refugiada es una realidad muy Campo de refugiados de Nguenyyiel. complicada. ¿En qué condiciones están los ¿Se están desarrollando nuevas campos de refugiados? leyes en la UE en favor de los La situación es la vergüenza de refugiados? Europa. La falta de previsión ha Se están creando, sí, el problema hecho que las condiciones no es que no son leyes a su favor sino sean las deseables ya que no hay en contra. La legislación se ha un buen acceso ni al agua, al savuelto más restrictiva, se ha acepneamiento básico ni a una alimentado que los países vuelvan a instación variada que tenga todos los taurar vallas, concertinas y frontenutrientes necesarios. Los serviras en una Europa que presumía cios de inmigración de los países de no tenerlas. Creo que la UE deafectados no abordan el problema bería hacer una nueva legislación a fondo, entonces organizaciones para facilitar el tránsito de refugiacomo Cruz Roja, Médicos del dos ya que ser refugiado es una Mundo o Médicos Sin Fronteras situación reconocida en el derecho tienen que cubrir esos huecos, internacional. Puesto que necesitan sobre todo en la atención sanitaria ayuda habría que evitar que el y en el suplemento de fuentes de transporte esté en manos de las alimentación y otros recursos bámafias. Deben ser los propios gosicos de los que carecen. biernos quienes faciliten el trans¿Cuántas personas se estima porte y cumplan sus compromisos. que hay en esos campos? ¿Cuál es la situación de los Las cifras son espeluznantes, la menores que viajan sin acomverdad. A principios de 2017, la pañante? cifra alcanzaba casi los 65 milloSe calcula que hay más de tresnes de personas. Y no es un procientos mil menores que han llegablema reciente ya que los campado a la UE en los dos últimos años mentos de refugiados saharauis sin sus padres e incluso sin sus llevan existiendo casi 60 años y madres, ya que el dinero para el los conflictos siguen sin soluciotránsito se ha ido acabando y las

11


familias han priorizado a la persona que tenía más futuro. Saben además que la legislación europea protege más al menor y hay más probabilidades de que pueda prospe-

¿Qué es lo que más extrañas de la cultura de tu país? Nosotros solemos decir taranga, que significa hospitalidad. Senegal es un país abierto. Nos gusta pa-

Tiendas para refugiados en Grecia.

rar. Hay menores en Estambul, en Atenas… que se están prostituyendo para conseguir dinero y poder continuar el camino; es decir, se está produciendo una violación de los Derechos Humanos; aun más, de los Derechos del Niño, a los que no se está protegiendo. Es bastante triste que se esté produciendo esta situación tanto en las fronteras de Europa como dentro de Europa. También pudimos contar con la colaboración de Moussa Leye, nacido en Senegal y que llegó a España hace ya 11 años y que nos contó su experiencia y su opinión respecto a la situación actual. ¿Cuáles fueron las mayores dificultades para llegar hasta aquí? La zona del norte de Senegal donde yo vivía no es una zona costera; así que la parte más dura fue cuando me decidí a coger el bote, ya que nunca había visto el mar. Tenía mucho miedo. Recuerdo que cuando iba con mis amigos hacia la playa para coger el barco nos metíamos en el agua para probarla y yo iba con un cubo temiendo lo que pudiera pasar. La verdad es que lo más difícil precisamente fue eso, entrar al mar y llegar hasta aquí, hasta España. Después una vez que llegué a Tenerife lo más duro fue el recibimiento, por decirlo de alguna manera, me trataron mal, me sentí humillado. Me sentí culpable; como si hubiera hecho algo malo y mereciese el trato que me daban. A pesar de todo aguanté y conseguí superarlo.

sar el tiempo con nuestros amigos en la calle, tomando té, bromeando, jugando… Los senegaleses tienen un gran sentido del humor y siempre son respetuosos. En España es lo que más echo en falta, ese sentido de la hospitalidad; aquí es más difícil de encontrar. ¿Qué sientes cuando un inmigrante es discriminado? Pues me siento mal. Yo todavía lo estoy pasando. Por ejemplo, tú entras a un autobús y la gente lo primero que hace cuando te ve es apartar su bolso o mochila. Una vez incluso le dije a una señora «tranquila, no le voy a robar». Por dentro piensas que no se te considera como una persona, piensas que eso en tu país no pasaría y empiezas a pensar en los tuyos. A veces incluso te sientes culpable por la situación, te sientes débil y de bajón. ¿Cuál era tu objetivo al llegar? Mi objetivo era y sigue siendo volver a mi país. Yo no vine a España a causa de un conflicto, somos un país pequeño pero tranquilo. Mi objetivo era mejorar mi vida, ahorrar dinero y volver a mi país a montar un negocio. ¿Qué piensas y sientes cuando ves a alguien de tu misma nacionalidad? En realidad yo no suelo andar mucho con ellos, con mis paisanos; tenemos una vida un poco

12

diferente. Yo intento adaptarme a la cultura de aquí y no todos mis compañeros lo hacen, hay mucha gente que lo hace pero también mucha gente que no. Hay gente que lo que le interesa es ir a vender, luego a su casa y no ven ni televisión española ni nada; pero cuando les veo claro que siento que son mi gente. Puedo saludarles en mi idioma y si nos conocemos nos paramos, hablamos, reímos... ¿Qué piensas que se debería hacer para que haya una mayor integración social con el inmigrante? Ahí sí que yo creo que empieza por nosotros, porque si quiero conocer gente soy yo quien debe presentarse, no tienen por qué ser los españoles los que estéis pendientes. Soy yo quien tiene que decir «aquí estoy», vengo de otro país pero quiero saber vuestra cultura pero sin olvidar la mía; incluso si quieres puedo enseñarte mi cultura. Yo mismo por ejemplo estoy metido en casi todos lados, estoy en carnaval, en un grupo cultural asturiano. Yo estoy participando ahí para aprender más cosas de donde estoy, porque mientras que esté aquí voy a adaptarme.

Refugiados sirios.

En este curso, el tema de la inmigración y el refugio ha estado presente en nuestro instituto: talleres, testimonios, exposiciones o trabajos en los que hemos analizado y reflexionado acerca de la situación de la población inmigrante y/o refugiada, los estereotipos y prejuicios que tenemos con respecto a ellos, lo que podemos hacer. Esperamos que con este artículo os animemos a seguir reflexionando sobre ello.


Smash Asturias

La comunidad del videojuego Francisco Díaz-Pache Alonso Álvaro Molinero Pañeda Mateo de la Vega Cao

¡Hola! Somos Francisco DíazPache Alonso, Mateo de la Vega Cao y Álvaro Molinero Pañeda de 2º de Bachillerato y os vamos a hablar de Smash Asturias. Seguramente muchos de vosotros conozcáis Super Smash Bros, de la saga de juegos de género de lucha de Nintendo. Pues bien, Smash Asturias somos un grupo de personas que jugamos de modo competitivo a dicho juego, ya sea mediante partidas en línea o en eventos presenciales que nosotros mismos organizamos. Smash Bros es una serie de juegos que reúne a diferentes personajes de videojuegos de la famosa compañía Nintendo como Mario (Super Mario Bros), Link (The Legend of Zelda) o Pikachu (Pokémon) entre otros. El objetivo del juego consiste en expulsar a los oponentes del escenario hasta que solo quede uno o se acabe el tiempo. En este último caso gana el jugador que menos daño haya recibido, por el contrario, las posibilidades de perder aumentan en paralelo a los golpes recibidos por los rivales. A más daño, más te empujan los rivales fuera del escenario. Si te empujan fuera, pierdes una vida; si las pierdes todas, pierdes la partida. Fácil, ¿no? A diferencia de otros juegos de este género de lucha, el daño se suma no con las clásicas barras de vida, sino de forma porcentual. Así pues, a más daño recibido, más porcentaje y a medida que el porcentaje de un personaje incrementa, éste puede ser arrojado aun más lejos y con mayor facilidad por parte de sus oponentes. Lo que tiene de particular Smash Asturias es que Nintendo no apo-

ya el juego competitivo, por lo que la comunidad de seguidores tiene que organizarlo todo por sí misma. El juego ni siquiera fue creado para convertirse en un videojuego competitivo; esto explica que la mayoría de las técniT cas usadas en competición hayan sido Torneo FIMP 2016. descubiertas y desaUn gran contraste con la convocatoria precedente. rrolladas por los jugadores. Todo ello hace que la comunas. La comunidad está gestionada nidad crezca gracias al trabajo actualmente por cuatro personas, colectivo de los participantes, lo una de las cuales es Álvaro. cual hace que todos los que la forman estemos mucho más uniEn nuestra comunidad, por ejemdos. plo, dentro de los torneos que organizamos (los cuales a veces son A la vista de alguien sin experiensimples quedadas) no nos limitacia en este tipo de comunidades mos a citarnos para jugar a una puede parecer que se trata de un hora, partigrupo de personas que simplecipar y desmente se reúnen para jugar a un pués cada videojuego al que además dediuno por su can la mayor parte del día. En lado, sino realidad lo que reúne a estas perque una sonas no solo es el mero hecho vez termide jugar sino también la posibilinado el tordad de pasar el día con gente que neo, es comparte gustos similares. De esa común que- Logo de Smash Asturias. manera se pueden entablar nuedar para realizar otras actividades vas amistades o relaciones; de (salir de cena, ir a la playa, ir de hecho un número considerable de fiesta…). personas asisten a los torneos – que siempre se desarrollan con Esto contrasta con la idea estereomuy «buen rollo», incluso por partipada de que los videojuegos aíste de los eliminados- por el simple lan. Muy al contrario, algo tan senhecho de pasar el día juntos. cillo como un videojuego puede unir mucho a personas muy difeNuestra organización se creó en rentes, formándose amistades y diciembre de 2015, en un evento relaciones de camaradería muy de videojuegos llamado FIMP. duraderas. Además, lejos de disEntonces se celebró el primer tortraernos de responsabilidades imneo oficial de nuestra comunidad, portantes, como es buscar un traen el que tomamos parte catorce bajo, hay que tener en cuenta que personas. La celebración de los a día de hoy cada vez más gente torneos, que tienen lugar en Cometse puede ganar la vida con éste o Con (un local del centro comercial con cualquier otro videojuego, ya Modoo) ha continuado y en el últisea de forma competitiva o como mo mensual se apuntaron 32 persoforma de entretenimiento.

13


Diario de la Cometcon

Encuentro con el ocio alternativo en Oviedo Julio Díaz Méndez Miguel Fernández Menéndez

La Convención juvenil de cultura y ocio alternativo (Cometcon 2017) tuvo lugar los días 24, 25 y 26 de marzo en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Oviedo (el Calatrava). Cuando comenzó a las 4 de la tarde del viernes nos sorprendieron las colas de espera larguísimas con el objeto de acceder al evento, por el que -según pudimos saber- llegaron a pasar en los tres días más de 18.000 personas. Realmente se notaba que había más gente que el año pasado. De nuestro grupo éramos 14 personas. Después del atasco del primer día ya fue todo en perfecta sintonía hasta el final. La Cometcon es realmente muy interesante para todos a los que nos gustan diferentes formas de ocio que van de la mano, como el cómic o los videojuegos. Los tres días estuvieron cargados de charlas, exposiciones, talleres, demostraciones, concursos y afamados invitados como los exitosos youtubers Míster Jägger o Alexelcapo con los que tuvimos la oportunidad de fotografiarnos, además de seguir sus singulares charlas. Había una carpa de realidad virtual que, entre otras cosas, permitía a los visitantes meterse en el cartel de la Cometcon y pasear por los tejados de Oviedo en el futuro. En cuanto a los videojuegos, había zonas de prueba y zonas de torneos y competiciones. Nosotros hicimos de beta tester; es decir, pudimos jugar con videojuegos en fase temprana, cuando están todavía en desarrollo. Probamos juegos españoles de lo más original y de muchos géneros distintos: desde las carreras combinadas con puzles en modo multijugador local hasta juegos para dispositivos móviles estilo Arcade clásico. En total, había doce estudios de desarrolladores de juegos. Además, como ya dijimos, hubo diversos torneos de videojuegos y juegos de rol y se podía disfrutar de sesiones libres

tanto con los ordenadores como con diversas consolas ubicadas en el segundo piso. No tomamos parte en ningún torneo de juegos de rol pero la mayor parte de nosotros sí participamos en Super Smash Bros y también en el concurso oficial de League of Legends (LOL), que clasificaba para las fases finales nacionales. También tuvimos la oportunidad de practicar Laser Tag, Los youtubers son una parte importante del encuentro, y allí estaban, como dijimos, Mr. Jagger, Alexelcapo o Cracker, especialista en Japón. También hubo personajes importantes del mundo del Cosplay, como Cristina Limnauth, que dio un taller de confección de disfraces y el alemán Maul, muy conocido internacionalmente. En el concurso de cosplays pudimos ver que el nivel era muy alto y además pudimos fotografiarnos con muchos de ellos. Gran parte de la gente llevaba aunque fuera simples cosplays de sus juegos o mangas favoritos a diferencia de nosotros, claro... En la Cometcon había también un mercadillo con 47 puestos comerciales, unos centrados en series y películas, otros en videojuegos, cómics o mangas… También había 27 productores artesanales con figuras, bolsos, peluches y otras creaciones exclusivas. Por último, nos gustaría expresar nuestra opinión personal sobre la Cometcon 2017. Aunque este año se haya aplicado un coste a la entrada del evento, creemos que vale la pena pagar 4,30 euros por tener entradas ilimitadas durante los tres días. Se nota que el nivel de, por ejemplo, los artistas invitados es mucho mejor, pues son más conocidos que en otras edi-

14

Cartel de la Cometcon. Colas de espera para acceder. Grupo de La Ería en modo cosplay.

ciones. Además hay que tener en cuenta el esfuerzo que conlleva la organización y preparación de todos los espectáculos y actuaciones. A nosotros nos habría gustado que durase una semana entera pero habría sido poco inteligente por parte de la organización debido a que hay poca gente que tenga tanto tiempo libre por semana, así que al final no lo apreciaríamos tanto. El próximo evento del estilo Cometcon es Metrópoli en Gijón, del 30 de junio hasta el 9 de julio.


ESO por la salud

La apuesta por la vida saludable desde las aulas Alba Álvarez García Cristina Álvarez Rodríguez Irene Casal García

¿Qué es «ESO por la salud»? Las consejerías de Sanidad y Educación y Cultura del Principado de Asturias colaboran desde hace más de dos décadas en la iniciativa «Educación y Promoción de la Salud en la Escuela». En este marco se desarrolla el programa «ESO por la salud» para centros de Secundaria. El objetivo principal del programa es proporcionar a las y los adolescentes de Asturias, desde la ESO, una formación para la salud y la igualdad, con la incorporación de contenidos curriculares con estas perspectivas. En nuestro instituto este programa se ha puesto en marcha este curso, coordinado por la profesora del departamento de Biología Marisa Martínez Santiago.

La importancia del desayuno Uno de los primeros aspectos que se ha tratado en relación con los hábitos

Arriba: nuestro cartel. Abajo: cartel de Alba de Sande y Enol de la Peña.

de vida saludables en el programa de La Ería ha sido el de la alimentación, en especial los alimentos que ingerimos en el desayuno pues es la comida que realizamos antes de venir a clase por las mañanas. El doctor Alejo Mancebo, especialista en aparato digestivo y exalumno del IES La Ería nos aconseja que el desayuno consista en un vaso de leche, una ración de pan o cereales (tostadas, alguna galleta, pan) y una pieza de fruta o zumo. La ración de lácteos aporta proteínas y calcio y además conviene tomarla tres o cuatro veces a lo largo del día. Comer pan o cereales aporta energía, fibra y tiene una ventaja añadida: su bajo contenido en grasa. Por último, la fruta nos da fibra, vitaminas, minerales y contiene escasas cantidades de proteínas y de grasa; se recomienda comerla al menos una vez al día. El doctor nos aconseja limitar el consumo de bollería y snacks, por su elevado contenido en grasas saturadas y en azúcar y sal. No se aconseja superar en ningún caso las tres raciones semanales de estos productos. Además, como parte del programa se realizó una encuesta a grupos de 1º, 2º, 3º y 4º de ESO con el propósito de comprobar si los hábitos alimenticios en el desayuno eran o no saludables. Los resultados fueron muy positivos, ya que el 89% de los alumnos toman todos los días un desayuno saludable, de acuerdo con el modelo citado del doctor Alejo Mancebo. Para completar las actuaciones en relación con el desayuno saludable, los alumnos de 1º ESO A realizamos en la tutoría con Ana Gracia Solar unos pósteres informativos sobre lo que debe contener un buen desayuno junto con un eslogan para animar este consumo positivo. A la izquierda tenéis dos de los carteles realizados.

15

Los peligros del azúcar El azúcar es una importante fuente de energía para nuestro cuerpo, pero su consumo excesivo puede desencadenar numerosos problemas y enfermedades: deterioro dental, diabetes, sobrepeso, mal funcionamiento del riñón o el hígado entre otros.

Contenido en azúcar del Kas y la crema catalana.

El azúcar es hoy en día uno de los alimentos más consumidos en todo el mundo y con mayor presencia en la alimentación cotidiana ya que se encuentra presente en infinidad de productos como galletas, conservas o bebidas. Precisamente el hecho de que las bebidas refrescantes sean muy consumidas entre niños y adolescentes hizo que el programa «ESO por la salud» se preocupase también por la presencia de azúcar en ellas y el alumnado de los grupos 3º ESO B y C, con la profesora de Física y Química Ángeles Cidoncha hizo un trabajo de investigación para identificar la cantidad de azúcar que contienen los refrescos, batidos y otras bebidas. Identificada la cantidad gracias al etiquetado, se hicieron varios carteles para mostrar –en bolsas de plástico transparente- la cantidad de azúcar contenida en las latas o bricks de ciertas bebidas que tomamos habitualmente. En resumen, este proyecto nos ha parecido una buena idea, porque nos ha permitido darnos cuenta de que para llevar una vida sana, además de hacer ejercicio es importante tener una dieta variada y equilibrada.


Severo Ochoa en el recuerdo

Margarita Salas, Carlos López Otín y Pilar de la Peña nos hablan del nobel asturiano Marta Fernández García Gonzalo Mon Valdés

Con motivo del décimo aniversario de la revista, nos propusimos escribir un artículo en homenaje a Severo Ochoa, no solo hablando sobre sus logros científicos, sino buscando también conocer de primera mano la opinión de personas que trabajaron con él y lo conocieron personalmente. Por ello decidimos ponernos en contacto con las profesoras Margarita Salas y Pilar de la Peña y con el profesor Carlos López Otín. Los tres estuvieron, de una forma u otra, relacionados con el profesor Ochoa, y amablemente han respondido a nuestras preguntas. Margarita Salas, reconocida científica asturiana, fue discípula de Severo Ochoa, es profesora de investigación en el Centro de Biología Molecular «Severo Ochoa» y es miembro de varias instituciones, entre ellas la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, y la Real Academia Española. Pilar de la Peña Cortines es Catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo y profesora de Biología Molecular en el Grado de Biotecnología. Carlos López Otín es Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo, investigador y profesor del departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo.

Severo Ochoa fue autor de grandes descubrimientos científicos, de los cuales destaca el desciframiento del código genético, que le llevó a obtener el premio Nobel en 1959 . Severo Ochoa nació en el año 1905 en Luarca. Cuando tenía siete años su familia se trasladó a

Málaga. Estudió medicina y en el año 1930 terminó su tesis doctoral. La mayor parte de su actividad como investigador se desarrolló en los Estados Unidos. Desde el año 1977, su trabajo se repartió entre ese país y España. Falleció en 1993 y fue enterrado en Luarca. Margarita Salas trabajó con Severo Ochoa en Nueva York, después de asistir a una conferencia sobre su trabajo y decidir, a raíz de ella, su futuro como investigadora en el campo de la bioquímica. Destaca de él su rigor en el laboratorio, su ilusión por descubrir e investigar y su preocupación por la claridad de los experimentos y su valor didáctico. Esto es algo en lo que tanto Carlos López Otín como Pilar de la Peña también coinciden. La profesora Pilar de la Peña, al igual que Margarita Salas, coincidió con Severo Ochoa en Estados Unidos, y aunque no llegaron a trabajar juntos en el mismo proyecto, sí coincidieron durante dos años en el departamento de Bioquímica del Instituto Roche de Biología Molecular (Nueva Jersey, USA), donde Ochoa tenía su laboratorio y en el que trabajó hasta su jubilación y regreso a España. Llegaron a tener una cordial rela-

16

ción con el trato diario, conversando no sólo sobre ciencia sino sobre las cosas que ocurrían en España y en Asturias. Aunque no compartían un proyecto de investigación común, Ochoa siempre se interesó por los detalles de su trabajo, pues su curiosidad científica -cualidad que le hacía destacar- era algo indispensable en su vida diaria. También destaca su rigor en el trabajo, que tenía que ser perfecto. En este sentido, recuerda algunos comentarios de Ochoa como «No se puede perder nunca de vista el objetivo de los experimentos, no se puede andar en círculos». Severo Ochoa se interesaba por todos los avances científicos que se iban produciendo y, en palabras de la profesora de la Peña, «Era capaz de relacionar, interpretar y proyectar en el futuro toda esa información con una lucidez impresionante». La doctora de la Peña recuerda también cómo ayudaba a formar nuevos investigadores a través de los seminarios que todos los jóvenes investigadores del Instituto estaban obligados a dar dos veces al año, en los que exponían sus avances en la investigación. Severo Ochoa no se perdía ninguno de aquellos seminarios y en todos planteaba muchas cuestiones, se interesaba por los detalles técnicos


y siempre aportaba ideas interesantes. Estas experiencias, aunque estresantes en alguna ocasión, les

Carlos López Otín y Margarita Salas.

aportaban un gran aprendizaje. «A pesar de haber conseguido todos los reconocimientos científicos, aún sentía verdadera pasión por la ciencia y el conocimiento, y muchas veces mostraba una curiosidad casi juvenil. Quería conocer todos los detalles de los experimentos, el porqué, el cómo y el qué significaban en el contexto de la investigación. Y siempre te ponía en un serio aprieto, obligándote a tener las ideas muy claras a fin de contestar todas las cuestiones que planteaba», dice la profesora de la Peña. Severo Ochoa fue autor de varios grandes descubrimientos científicos, de los cuales, Pilar de la Peña

A pesar de haber conseguido todos los reconocimientos científicos, aún sentía verdadera pasión por la ciencia y el conocimiento. destaca el desciframiento del código genético que permitió entender cómo se traslada a las proteínas la información contenida en el ADN, y que le llevó a obtener el premio Nobel en 1959 junto a su discípulo Arthur Kornberg. La influencia de Severo Ochoa fue decisiva en el desarrollo de la carrera investigadora y docente de científicos como Pilar de la Peña.

También lo es en la forma de hacer su trabajo y de enfrentarse a los retos científicos, con rigor y pasión. Carlos López Otín, señala también esa influencia en su trabajo, ya que, aunque no llegó a trabajar con el profesor Ochoa, si coincidió con él en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de la Universidad Autónoma de Madrid, y trabajó directamente con algunos de sus discípulos, como Eladio Viñuela. Por ello, el doctor López Otín considera que la influencia de Severo Ochoa fue decisiva para toda una generación de investigadores. Hemos aprovechado la ocasión para preguntar a la profesora Salas por algo tan importante como el papel de la mujer en la ciencia. Aunque señala que durante su tesis, realizada los años 60, se sintió muy excluida por el hecho de ser mujer, opina que hoy en día las mujeres son completamente aceptadas en el mundo científico, ya que actualmente no se discrimina por ese motivo a la hora de elegir un estudiante de doctorado o un puesto de investigación. Respecto a las condiciones de trabajo como investigadora en Estados Unidos comparándolas con las que se tienen en España, habla de la gran diferencia entre el presupuesto destinado para la investigación entre un país y otro, que era, y sigue siendo, mucho menor en nuestro país. En esto también coincide con Pilar de la Peña, que recuerda que el Profesor Ochoa se sentía muy agradecido a los Estados Unidos por haberle permitido desarrollar su trabajo, hasta el punto de obtener la doble nacionalidad junto con su mujer Carmen en el año 1956. Margarita Salas y Carlos López Otín forman parte del patronato de la Fundación Carmen y Severo Ochoa. Esta fundación se constituyó en el año 1994, un año después del fallecimiento del científico asturiano, por expreso deseo de éste. Tiene como función man-

17

tener viva su memoria y preservar su legado, entregando todos los años un Premio que reconoce el trabajo de los científicos jóvenes más destacados en el ámbito de la Biología Molecular y celebrando todos los años una Lección Conmemorativa anual, en la que se elige a un conferenciante destacado en el mundo de la investigación en Biología Molecular. Pensando en los compañeros que se puedan estar planteando la posibilidad de dedicarse a la investigación en un futuro, le preguntamos también al profesor López Otín por las oportunidades para jóvenes investigadores en España, a lo que nos respondió que, aunque son tiempos difíciles, no hay que desanimarse nunca, pues recuerda el gran espíritu de lucha de Severo Ochoa, que hablaba de la intensa emoción de descubrir, y de perse-

guir este afán más allá de las muchas dificultades que pudieran encontrarse en el camino. Hemos de darle las gracias a Severo Ochoa por abrir un mundo nuevo para tantos científicos que continúan con su legado, que trabajan día a día y cuyo trabajo es a veces subestimado o poco conocido; por ello intentamos humildemente hacer honor a su trabajo desde un punto de vista no tan técnico, sino más cercano a él como persona. Queremos también expresar nuestro agradecimiento a Margarita Salas, Pilar de la Peña y Carlos López Otín por haber dedicado su tiempo a responder nuestras preguntas, permitiéndonos conocer un poco más el trabajo y la vida de Severo Ochoa.


Ondas electromagnéticas Carlos García Martino

Para explicarlo de manera sencilla, una onda electromagnética no es más que una forma de propagación de la radiación a través del espacio. A diferencia de las ondas mecánicas, estas no necesitan de un medio material para propagarse pudiendo moverse por el vacío. Por su forma de desplazarse en el espacio, los campos electromagnéticos producidos por las cargas eléctricas en movimiento y según su intervalo de frecuencia, reciben distintos nombres: ondas radioeléctricas, luminosas, microondas, rayos X, rayos gamma etc. Por ejemplo, la luz que vemos es una onda de campos eléctricos y magnéticos vibrantes. Vivimos en onda: la radiación electromagnética emana de aparatos de uso diario como radios, ordenadores, hornos microondas… Sin embargo, a pesar de convivir con ellas y aprovechar sus múltiples beneficios, en dosis elevadas pueden ser perjudiciales para nuestro cuerpo causando numerosos trastornos y graves enfermedades. Hertz comprobó por vía experimental la existencia de las ondas electromagnéticas. Con el descubrimiento de estas ondas ideó la forma de producirlas y recibirlas a través de aparatos que aprovecharan los fenómenos eléctricos que la física había descubierto. Uno de los mejores ejemplos de uso de las ondas es la emisión de datos por radio. Guillermo Marconi, conocido por el gran impulso que dio a la transmisión de ondas de radio a larga distancia, puso las bases de lo que sería la comunicación sin cables desarrollando un sistema de telegrafía inalámbrica. Por aquel tiempo, los científicos pensaban que las ondas electromagnéticas se transmitían de forma recta, consideraban imposible enviar ondas a larga distancia, creyendo que debido a la curvatura de la Tierra, estas no podrían transportar el sonido ya que se perderían durante el trayecto. El experimento que consiguió poner

fin a esta teoría se desarrolló en 1901 y estaba compuesto por un transmisor y un receptor, ambos usaban piezas mejoradas ya empleadas en pruebas anteriores. El transmisor consistía en una bobina de inducción alimentada por una batería con conexión a tierra, la cual generaba alto voltaje entre dos esferas de metal separadas (spark gap). Los terminales del spark gap iban conectados uno a tierra y el otro a la antena transmisora ya ideada por Tesla. En consecuencia se generaban impulsos electromagnéticos que se transmitían por el aire hasta el receptor, formado por una batería; un electroimán que movía el marcador que registraba la señal recibida; la antena receptora y la pieza más importante: una cápsula de vidrio con limaduras de hierro dentro y cuya resistencia variaba dependiendo de la radiación recibida. A partir de la II Guerra Mundial se desarrollan nuevos elementos radiantes como bocinas (en la imagen), reflectores… Una contribución muy importante fue el desarrollo de los generadores de microondas, como el magnetrón, para su aplicación a los sistemas de radar. Un radar emite una onda de radio muy corta y detecta los ecos que producen los objetos al chocar en su camino. El comportamiento de la radiación electromagnética depende de su longitud de onda: las frecuencias más altas tienen longitud de onda corta, mientras que las frecuencias inferiores tienen longitudes más largas. En concreto, los rayos X tienen longitudes de onda más corta que la luz visible y son capaces de penetrar las partes blandas de un cuerpo. Básicamente, esta es una radiación electromagnética producida bombardeando un blanco con electrones de alta velocidad. Cualquier dispositivo capaz de emitir rayos X presenta unos componentes comunes: tubo de rayos

18

X (en vidrio, en él se encuentran encerrados al vacío un ánodo y un cátodo, que puede ser frío o caliente cuando presenta un filamento alimentado con bajo voltaje); el generador de alto voltaje que está formado por un elevador de tensión (un transformador) y un conjunto de

diodos y condensadores conectados al elevador que forman una estructura llamada multiplicador de voltaje, que suministra la alta tensión en corriente continua necesaria para accionar al tubo, el cual está encerrado en plomo salvo una pequeña ventana por la que se podrán escapar los rayos X concentrados en una dirección concreta o punto donde queramos aplicarlos. Los rayos X se emplean en la industria como herramienta de investigación y para realizar numerosos procesos de prueba. Son muy útiles para examinar objetos sin destruirlos, entre sus muchas aplicaciones para identificar gemas falsas, detección de mercancías de contrabando en aduanas, medicina… etc. Otra aplicación en la vida cotidiana de las ondas es la radiación infrarroja (IR), un tipo de radiación electromagnética de mayor longitud de onda que la luz visible, por lo tanto, de frecuencia inferior. Científicos como Maxwell demostraron que la luz es uno de los componentes del espectro electromagnético y formuló leyes básicas para todas las formas de fenómenos electromagnéticos. Su trabajo es comparable en importancia al descubrimiento de Newton con sus leyes del movimiento y la teoría de la gravedad.


Aulas sin fronteras

El programa eTwinning une el IES La Ería con el Caspar-Vischer Gymnasium Diego Álvarez García Minerva García Méndez

Durante el curso 2016-2017, algunos alumnos de 3º ESO Bilingüe, dirigidos por Arturo Encina Andrés (profesor de inglés y jefe de estudios del centro), han estado participando en un proyecto en el que se comunican con un centro educativo alemán, el CasparVischer Gymnasium en Kulmbach.

During the academic year 20162017, some 3rd-level bilingual students, led by Arturo Encina Andrés (English teacher and head of studies of the school), have been participating in a project in which they communicate with a German school, Caspar-Vischer Gymnasium in Kulmbach.

La responsable de la parte alemana del proyecto y profesora de los alumnos que participan es Claudia Littkemann, una profesora de español. El trabajo empezó con el envío de cartas online a través de la plataforma eTwinning y ahora llegamos a hacer presentaciones

The person in charge of the German part of the project and teacher of the participating students is Claudia Littkemann, a Spanish teacher. The work began with the sending of letters online through the eTwinning platform and now we

Hola, somos una clase de Alemania y estamos en contacto con una clase del I.E.S. la Ería. Tenemos un proyecto de eTwinning porque no era posible hacer un intercambio real. Por eso hacemos un intercambio virtual por internet. Escribimos cartas en las que nos presentamos, describimos nuestras casas y contamos algo de nuestros días típicos. Luego subimos las cartas en la plataforma de eTwinning. También podemos escribir mensajes privados a nuestros compañeros españoles. Además podemos subir fotos y vídeos.

El grupo eTwinning de La Ería.

orales por Skype. El idioma que utilizamos nosotros es el español en las presentaciones por Skype y el inglés en la cartas; ellos usan el español y el inglés en limitadas ocasiones. Nuestra opinión es que es una experiencia innovadora y enriquecedora y nos gustaría avanzar más en este proyecto en el futuro cercano.

get to make oral presentations by Skype. The language we use is Spanish in Skype presentations and English in letters; They use Spanish and English on limited occasions. Our opinion is that it is an innovative and enriching experience and we would like to make further progress in this project in the near future.

19

El año pasado hicimos vídeos sobre diferentes partes de nuestro instituto y las mandamos a España por correo. Ya hemos hecho algunas sesiones de Skype en una de las que presentamos nuestra ciudad Kulmbach, la región y tradiciones alemanas. Los españoles nos presentaron la región de Asturias con sus tradiciones. Nos gustaría mucho visitar Oviedo en un intercambio. El eTwinning es un proyecto interesante pero no es lo mismo que un intercambio real.


Interview with Talia Goa and Malina Tymchuck

Entrevistamos a las estudiantes del intercambio con Edmonton (Canadá) Lía Rodríguez-Colubi Fernández Lucía Rodríguez Gutiérrez

Why did you decide to come to Spain? ¿Por qué decidisteis venir a España? Malina: Because I love Spain and I want to live here! Malina: Porque me encanta España y quiero vivir Talia: Because I want to learn Spanish. aquí. Talia: Porque quiero aprender español. Had you ever been to Spain before? ¿Habíais estado alguna vez en España? Malina: Yes, in Cataluña. Talia: No, I hadn´t. Malina: Sí, en Cataluña. Talia: No, nunca. Do you like Spain? Why? ¿Os gusta España? ¿Por qué? Malina: Yes, because it doesn’t snow! Talia: Yes beMalina: Sí, ¡porque no nieva! Talia: Sí, porque es cause it is very beautiful and you can go trekking. muy bonita y se puede pasear por ahí. Are you comfortable in Oviedo? Do you feel com¿Os gusta estar en Oviedo? ¿Estáis bien con fortable with your families? vuestras familias? Malina and Talia: Yes. We do. Malina y Talia: Sí, por supuesto. Do you miss Canada? ¿Echáis de menos Canadá? Malina: I don’t miss Canada but I miss my family. Malina: No echo de menos Canadá pero sí a mi famiTalia: I miss some things of Canada. Obviusly, I miss lia. Talia: Echo de menos algunas cosas. Sí que echo my family. de menos a mi familia. How is your high ¿Cómo son vuestros insschool there? titutos en Canadá? Malina (Ross Sheppard) Malina (Ross Sheppard), and Talia (Strathcona). Talia (Strathcona): Son maThey are bigger and we yores y tenemos más clahave more classes like ses que aquí. Hay arte, moart, fashion, cooking… da, cocina… What are the differen¿En qué se diferencian La ces between La Ería Ería y vuestro instituto? and your high school? Malina: Nuestros exámenes Malina: Our exams are son más tipo test, no escribitests, we don´t write like mos tanto como aquí. Talia: here. Talia: Here we Aquí no se puede ni comer ni can’t eat or drink, in Cabeber, en Canadá sí. Y aquí nada we can do it. And siempre estáis con los mismo here you are always compañeros, en Canadá sin Talia Goa (izquierda) y Malina Tymchuck. with the same partners. embargo cambiamos. Do you like our education system? ¿Os gusta nuestro sistema educativo? Malina and Talia: It´s very different from Canada. Malina y Talia: Es muy diferente al de Canadá. What do you enjoy doing in your free time? ¿Qué os gusta hacer en vuestro tiempo libre? Malina: I love listening to music and singing. Talia: I Malina: Me encanta escuchar música y cantar. Tausually do taekwondo. lia: Hago taewkondo. What are your favourites hobbies? ¿Cuáles son vuestros hobbies favoritos? Malina: I sing in three choirs, I paint and I love cooMalina: Canto en tres coros, pinto y me encanta king. Talia: I really love reading. cocinar. Talia: Me encanta leer. Do you like music? What kind of music? Do you ¿Os gusta la música? ¿qué tipo? have any favourite singer or band? Malina: Me encanta la música. Me gusta el pop. Ed Sheeran y The Weekend son mis preferidos. Malina: Yes, I really love music. I like pop. I like Ed Talia: Sí, me gusta la música. Creo que también el Sheeran and The Weekend. Talia: Yes, I like music. I pop. Puede que Ed Sheeran. think pop too. Maybe Ed Seeran. ¿Os gusta la comida española? Do you like Spanish food? Malina: Me gusta mucho la comida de aquí, mis Malina: Yes, I really like Spanish food. My favourite platos favoritos son la tortilla de patata y las croquemeals are Spanish omelette and croquetas. Talia: I tas. Talia: Me encanta la comida española. El chorilove Spanish food. Chorizo or… I don’t know, I love all! zo o… no lo sé, ¡me gusta toda! What is your favourite place in Oviedo? ¿Cuál es vuestro sitio preferido de Oviedo? Malina: I love the centre. It is so beautiful and it has a Malina: Me encanta el centro, es muy bonito y tiene lot of history. Talia: I love all of Oviedo. mucha historia. Talia: Me encanta todo de Oviedo. ¿Algún lugar al que ir en Canadá? Any place to go in Canada? Malina: Vancouver. Talia: Banff Malina: Vancouver. Talia: Banff.

20


A week in Dublin

Un curso más de intercambio con el Colaiste Pobail Setanta de Dublín Lucía Álvarez Díaz

El pasado mes de septiembre de 2016, un grupo de estudiantes de 4º de la ESO del IES La Ería participamos en un intercambio con el Colaiste Pobail Setanta de Clonee, Dublín. Estuvimos allí desde el 28 de septiembre al 5 de noviembre.

In September 2016, a group of students of year four of our Secondary School IES La Ería participated in an exchange with Colaiste Pobail Setanta from Clonee, Dublin. We stayed there from the 28th September to the 5th November.

El miércoles nuestra salida estaba prevista para las 16:30 desde el aeropuerto de Santander, pero el avión se averió y tuvimos que esperar hasta que lo repararon, así que después de pasar doce horas en el aeropuerto por fin despegamos y llegamos a Dublín a las 2 a.m (aquí serían las 3 a.m). Debido al retraso no pudimos hacer la visita a Glendalough que teníamos planeada para día siguiente, así que descansamos toda la mañana para luego ir a clase con ellos un par de horas. Por la tarde, cada uno tuvo tiempo para conocer a su familia y pasar tiempo con su estudiante.

On Wednesday, our departure was planned for 4:30 p.m from the airport of Santander. An aeroplane had broken down and we had to wait to depart until it was repaired. After 12 hours waiting at the airport, we boarded and took off. We arrived at Dublin at 2:00 a.m (it would be 3:00 a.m here in Spain). Because of this, we couldn´t go on a visit that was scheduled for the next day to Glendalough. The next day, as we hadn,t made the visit, teachers let us rest all the morning to go then to class with them for a couple of hours. In the afternoon, all students met their families and spent time with them.

El viernes por la mañana fuimos a clase, pero al ser viernes, On Friday morning acabamos antes. Por we went to class. As Los alumnos y alumnas de La Ería en el cabo Howth. la tarde, la mayoría it was Friday, we fide los alumnos fuimos a Blanch, un centro comercial nished earlier. In the afternoon, most of the students de la zona al que ellos suelen ir a pasar el tiempo libre. went to Blanch, a shopping centre where the Irish stuEl sábado, como no había clase, pasamos toda la madents usually go to spend their free time. ñana en un parque de atracciones que se llama Tayto As we didn`t have class, we spent all Saturday morPark. Comimos allí y al volver cenamos en nuestras ning at a theme park called Tayto Park. We had lunch respectivas casas. Después, algunos del grupo nos there too. Then, we returned home and we had dinner. reunimos en la casa de un compañero irlandés. After that, some of us met in a house. Después de pasar el domingo con las familias, el lunes Sunday was a day to stay with our families. On Monlos estudiantes españoles fuimos a Howth toda la maday, only the Spanish students went to Howth to spend ñana. Por la tarde, la mayor parte de los alumnos esthe morning. In the afternoon, most of us got together pañoles nos juntamos en casa de Tara y Tamara (dos at Tara and Tamara´s (two Irish twins) where we really hermanas gemelas irlandesas) para ver una película. enjoyed watching a film. El martes fue nuestro último día completo antes de Tuesday was our last day before going back to Oviedo. volver, visitamos Dublín y sus monumentos más imWe visited Dublin and its most famous monuments. portantes. Después nos dejaron tiempo para comprar. Afterwards, we did some shopping. Al volver, fuimos a casa a descansar y por la noche When we arrived home, we had time to rest. After that, hicimos una fiesta en casa de Aidan para despedirnos. at night, we celebrated a party at Aidan´s house to say Terminamos el día haciendo las maletas. goodbye. It was very funny El miércoles, antes de volver, fuimos con los irlandeOn Wednesday, before we came back, we went to ses a las dos primeras horas a clase. Nada más termiclass the first two hours. When they finished, we took nar ya cogimos el autobús y nos fuimos al aeropuerto. the bus and went to the airport. ¡Fue una experiencia excelente y estoy segura de que It was a great experience and I´m sure all of us would todos nosotros la repetiríamos! love to repeat it!

21


Le tour de France

Días para aprender viajando por tierras de Francia Aurora Frade Fernández Claudia Villar Sanz

¿Alguna vez os ha pasado que cuánto más queréis que llegue un día, más lejos parece estar? Ese fue nuestro caso hasta que llegó el domingo 23 de abril, el día en el que los alumnos de 3º y 4º de ESO nos íbamos a Francia. Abandonamos Oviedo a las siete de la mañana, y nuestro primer destino, antes de ir a París, fue Poitiers. Doce horas de autobús –con varias paradas- nos llevaron a la capital del departamento de Vienne. Tras hacer una visita rápida por el centro, Marta, Manoli y Arturo, nuestros profesores, nos dejaron tiempo libre para cenar en la plaza del ayuntamiento. Después de llenar nuestros estómagos y chupar un poco de wifi de los locales próximos para avisar a nuestros padres de que habíamos llegado bien nos pusimos en marcha de nuevo para coger el autobús que nos llevaría al hotel donde nos distribuimos cuatro y cinco estudiantes por habitación, ¡imaginaos el lío que se montó para la ducha!

La llegada a París Al día siguiente nos dimos un gran madrugón pero una vez en el autobús dormimos durante las cuatro horas que tardamos en llegar a Versalles. Después de comer entramos en los jardines y nos quedamos asombrados de la cantidad de árboles que encontramos y de la belleza de las fuentes. Por supuesto, hicimos toda clase de fotos a las impresionantes vistas y también con nuestros amigos. Por la tarde subimos de nuevo al autocar para ir a nuestro más deseado destino: PARÍS. Al entrar en la ciudad todos estábamos pendien-

tes de ver la Tour Eiffel y, cuando por fin la encontramos se oyeron numerosas exclamaciones. El primer día solo visitamos el Arc du Triomphe y Les Champs Elysées. Aquí aprovechamos para entrar en todas las tiendas de marca que pudimos pues no había mucho tiempo, y tras unas cuantas «¡formation, s’il vous plaît!” por

al buffet del hotel y, tras coger nuestras cosas iniciamos nuestro segundo día en París. Unos cambios de planes y algún que otro retraso por nuestra parte hicieron que acabáramos viendo el Panteón de Napoleón y un poco del Musée de l’Armée antes de llegar, por fin, a la Torre Eiffel. Epi, nuestro conductor durante el viaje, nos llevó

El grupo en el Arc du Triomphe.

parte de nuestros profesores, nos dejaron una hora para cenar. Después cogimos el bus hasta el hotel donde, tras solucionar un pequeño problemilla que tuvimos con unas camas plegables a las que se le salían los barrotes del somier, nos pudimos asentar y organizar para pasar la primera de nuestras tres noches en París.

Por fin la Torre Eiffel Es difícil levantarse de la cama después de una larga noche de conversación con los compañeros de viaje pero a la mañana siguiente conseguimos bajar a desayunar

22

hasta la entrada donde, después de muchos controles, conseguimos subir al ascensor que nos llevaría hasta la tercera planta, desde la que pudimos ver esa espléndida ciudad desde las alturas. No nos esperábamos la magnífica sensación que tuvimos cuando llegamos a la punta de la torre, aunque algunos viajeros tuvieron algo de vértigo. Unas horitas después decidimos ir a comer a les Champs Élysées. A continuación vimos le Petit Palais y le Grand Palais y dimos un paseo por el río Sena. Nos montamos en el Bateau Mouche y, aunque hizo un poco de frío, ya que el


día estaba un poco nublado, disfrutamos mucho del paseo. Hicimos fotos, saludamos a la gente

decepción, ya que nos la imaginábamos más grande. Nos sorprendió la enorme cantidad de turistas

esta bonita pintoresca villa costera. Una vez allí visitamos las dos torres que caracterizan la localidad y nos dimos un paseo por el pueblo. Cuando ya lo habíamos visto casi todo los profes nos dejaron un tiempo libre para que pudiésemos cenar y dar una vuelta por nuestra cuenta. Al atardecer, cogimos el bus para ir al último hotel en el que estaríamos en Francia. Las habitaciones eran muy pequeñitas, pero acogedoras y estaban comunicadas por un pasillo exterior por el que pasábamos para ir a las habitaciones de los demás para charlar un rato antes de dormirnos.

El regreso

La expedición en la Dune du Pilat.

de pie en los distintos puentes que había a lo largo del recorrido, y vimos cosas que a pie no hubiéramos podido ver. Después nos dirigimos a Montmartre y le Sacre Coeur donde pudimos conocer sus calles, hacer compras y cenar hasta las nueve y media, hora de vuelta al hotel. La basílica de Le Sacre Coeur al atardecer se ilumina con una luz preciosa y, visto desde abajo, tenía un toque mágico. La mayoría de nosotros cenamos las típicas crepes francesas. Finalmente una noche más nos dirigimos al hotel para descansar, asearnos, jugar, hablar y conocer a compañeros de otros cursos, e incluso hacer amigos en nuestro propio grupo.

Adiós a la ciudad del amor Al día siguiente después de desayunar cogimos el autobús para realizar las visitas pendientes. Pasamos por los jardines que están al lado del Louvre y vimos el Arc de Triomphe du Carrousel. Después hicimos una breve visita al museo. Lo primero que hicimos casi todos fue ir a ver la Mona Lisa y lo segundo fue llevarnos una

para ser un día de semana. Después de comer por los alrededores, Epi nos llevó por la ciudad haciendo un recorrido por los sitios más emblemáticos, mientras un guía nos explicaba cosas de cada sitio. Al terminar, nos dejó al lado del Panteón, donde pudimos ver el péndulo que se construyó para demostrar que la tierra giraba sobre sí misma. También visitamos las tumbas de personajes históricos como Marie Curie o Víctor Hugo. Más tarde, después de esperar a que amainara una tormenta, caminamos hasta la otra orilla del río para ver Notre Dame, el Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou y el Barrio Latino. Después llegamos hasta un centro comercial donde nos dejarían tiempo para cenar, comprar recuerdos y secarnos, ya que íbamos calados hasta los huesos. Volvimos al hotel con la pena de saber que era nuestra última noche en la ciudad del amor. El jueves, después de desayunar, marchamos rumbo a La Rochelle. Después de unas cuantas horas de viaje y varias paradas, entre ellas una para comer, llegamos a

23

El último día, tras solucionar algunos problemas técnicos con un colchón, salimos sobre las nueve de la mañana hacia la Duna du Pilat, que es la más alta de Europa. Estuvimos allí toda la mañana jugando, haciendo fotos y admirando las vistas: por un lado se veía el mar y por otro un bosque que parecía sacado de una película. Después de correr duna abajo, nos sacudimos la arena y cogimos el bus para, muy a nuestro pesar, volver a Oviedo. En el camino de vuelta hicimos unas cuantas paradas, una de ellas en el País Vasco, donde muchos respiraron aliviados al ver que ya podían poner los datos del móvil. El último trayecto transcurrió tranquilo pero, al ver que nos acercábamos a Oviedo, empezamos a poner música para disfrutar de los minutos que nos quedaban antes de terminar nuestra aventura por tierras francesas. A eso de las once y media nuestros padres nos recibieron contentos en La Ería. Nos lo pasamos tan bien que habríamos seguido de viaje –de hecho alguien sugirió ir a continuación a Sevilla-. Así que ya sabéis, si tenéis oportunidad de viajar a algún sitio, no la desaprovechéis ya que os vais a arrepentir.


Viaje a la ciudad de las tres culturas

Descubrimos la histórica ciudad de Toledo Sara Martínez García Jimena Parajón Cifuentes

Como ya es tradicional, la asignatura de Religión organiza cada curso un viaje de tres días para conocer lugares y monumentos importantes para la iglesia católica. Este año, del 24 al 26 de febrero visitamos Toledo, la ciudad de las tres culturas. Del instituto de La Ería participamos unos 50 compañeros de 3º y 4º de ESO, y también vinieron con nosotros alumnos y alumnas de dos institutos más, el de El Entrego y el de Sotrondio. El día 24, viernes, salimos de Oviedo a las 8 y media de la mañana. El autobús nos llevó cruzando la meseta y casi sin darnos cuenta (pues íbamos entretenidos escuchando música y riéndonos) llegamos a Ocaña, localidad situada ya en la provincia de Toledo en el que se encontraba el hotel donde nos íbamos a alojar. Eran aproximadamente las dos de la tarde y buscamos un sitio cerca de la Plaza Mayor para comer los bocadillos. Después de la comida fuimos a conocer el lugar; primero visitamos el Convento de Santo Domingo, donde un cura nos lo enseñó por dentro y nos fue explicando su historia. Cuando salimos del convento, una guía nos estaba esperando para enseñarnos los edificios históricos de Ocaña, y dimos un paseo por sus calles. Cuando ya estaba atardeciendo nos llevó a ver un mirador donde pudimos hacernos fotos con la puesta de sol. Hacia las ocho de la tarde fuimos hacia el hotel, y nos instalamos en las habitaciones. Después de habernos duchado y arreglado, salimos a cenar unas pizzas y a dar un paseo para explorar la villa. El sábado, como el día anterior, nos levantamos a las 8 de la mañana. Después de estar vestidos y arreglados desayunamos en un restaurante a unos cinco minutos del hotel. Cogimos el autobús pa-

restaurante del día anterior, donde ra ir a Toledo capital, aunque andisfrutamos de un gran desayuno. tes de llegar paramos a ver la ciuAbandonamos el hotel donde nos dad desde un mirador. Tuvimos habíamos alojado durante el viaje una mañana repleta de visitas; y, con las maletas cargadas en el una de las primeras fue a la mezautobús, nos despedimos de Ocaquita del Cristo de la Luz, un lugar ña. Pero antes de volver a Asturias espacioso y muy acogedor. Más hicimos una parada en Madrid para tarde fuimos al monasterio de San pasar el día en el Parque de AtracJuan de los Reyes, el edificio más ciones. Aunque había bastante cola representativo del estilo gótico pudimos montarnos en bastantes toledano. Para finalizar la mañana montañas rusas en las que el mievimos la sinagoga de Santa María la Blanca, un templo de estilo mudéjar que tiene en su interior una gran cantidad de arcos de herradura. Sobre las dos de la tarde comimos por las calles de Toledo, en bocaterías y restaurantes. A eso de las cuatro retomamos las visitas culturales con el Entierro del conde de Orgaz, un cuadro pintado por el Greco, y a continuación la iglesia del Salvador, pequeña, pero con una bonita fachada. Por último vimos la catedral de Santa María de Toledo, de arArriba: el grupo de viajeros. Abajo: monasterio de San Juan de los Reyes. quitectura gótica, y con un do no pudo con nosotros más de esplendor único. Al finalizar las cinco minutos. El día era muy visitas dimos un paseo por el cenbueno para pasarlo allí, ya que hacía tro de Toledo. Hicimos fotos muy sol y calor. Comimos unos bocatas bonitas, con la puesta de sol y en un puesto del parque y a las cinco pasamos un rato agradable. Llede la tarde seguimos nuestro viaje a gamos al hotel sobre las 8 de la casa. En el autobús lo pasamos genoche, donde nos duchamos y a nial ya que pusimos música y no pacontinuación, fuimos a cenar a ramos un minuto. Tras hacer unas una bocatería cercana y a dar un cuantas paradas, pasadas las 12 de paseo por el centro. la noche llegamos a Oviedo y finalizamos con pena un fin de semana Por último, el domingo de nuevo lleno de emociones, inolvidable y que nos levantamos a las 8 de la marepetiríamos una y mil veces. ñana, volvimos a desayunar en el

24


Nueva edición de la Semana Blanca Jornadas intensivas de esquí en Pajares Pablo Rodríguez Bernardo Iván Vizcay Gutiérrez

Este año el departamento de Educación Física organizó de nuevo la Semana Blanca en la estación de esquí de Valgrande, Pajares. Las fechas elegidas fueron del cinco al once de febrero, puesto que la predicción del tiempo era buena. Nos pusimos todos muy contentos ya que el año pasado nos quedamos con las ganas ya que no se pudo realizar el viaje por falta de nieve. El domingo salimos muy ilusionados y con ganas de esquiar y de hacer snowboard. Nos acompañaron la profesora de Pedagogía Terapéutica Belén Fernández y nuestro profesor de Educación Física, Félix Martín. Cuando llegamos elegimos los grupos para repartir las habitaciones y fuimos a coger el material. La primera noche estuvimos hablando de cómo sería el primer día y dormimos poco, así que a la mañana siguiente nos faltó un poco de energía para levantarnos a las 7:30. El primer día nos dividieron en grupos según el nivel y esquiamos con el monitor de 9:30 a 11.30 y paramos a comer a la 1. En los grupos también había chicos de Cangas que se alojaban en nuestro albergue. Por la tarde esquiamos con el monitor una hora y después tuvimos tiempo libre hasta que la estación cerró a las 5:30. Después de esquiar seguimos todos los días más o menos la misma rutina: íbamos al albergue, nos duchábamos y podíamos bajar a una sala a hacer deberes y a estudiar o simplemente quedarnos en la habitación con los teléfonos móviles. A las 7:30 bajábamos a la cafetería a pasar el tiempo viendo la televisión o con juegos de mesa. Cenábamos a las 8:30 y después estábamos en la cafetería hasta las 10:30, hora a la que subíamos a las habitaciones y entregamos los teléfonos a los profesores. El segundo día hizo muy buen tiempo, aunque quizá con demasiado calor para la nieve,

que se derritió un poco. Aun así esquiamos mucho y algún compañero nos grabó con la cámara de su casco. Aprendimos mucho con los monitores y conocimos gente nueva de otros institutos y colegios. Al contrario, al día siguiente hizo un tiempo malísimo, pues había ventisca y mucho frío. Algunos monitores nos llevaron a la cafetería de la estación y tomamos un chocolate caliente. Las bajas temperaturas hicieron que se congelaran algunos remontes, así que el telesilla que subía a la Arriba el grupo al completo. Abajo, alumnado de 2º ESO. parte alta de la estación cerró y se iba a terminar la experiencia. nos tuvimos que quedar en la parEl quinto y último día el tiempo fue te baja. A un compañero se le de nuevo muy frío y ventoso, tanto congeló la cámara de casco del que por segunda vez cerraron el frío que hacía. Por la tarde, cuantelesilla para subir a la parte alta do volvimos al albergue descansaporque se habían formado unos mos mucho tiempo, porque con la carámbanos enormes que colgahelada estábamos agotados. Desban del telesilla y que daban un pués de cenar vimos la película poco de miedo al pensar que se «Los chicos del coro» con nuesnos podían caer cuando pasásetros compañeros del instituto de mos por debajo de ese telesilla. de Pravia. Ese día hicimos la maleta antes de ir a esquiar y lo dejamos todo preEl cuarto día hizo bastante buen parado para regresar a Oviedo en tiempo y aprovechamos a esquiar cuando terminásemos. mucho. Hubo un compañero que cayó y se hizo un poco de daño La Semana Blanca fue una expeen la rodilla, nada importante. Ese riencia muy bonita ya que aprendidía nos despedimos de nuestros mos o mejoramos nuestro esquí o compañeros de Pravia, que ya nuestro snowboard y conocimos volvían para casa, y vimos una gente nueva de otros institutos y de película con los compañeros de otros cursos del nuestro. Nos lo Cangas. Nos lo estábamos papasamos muy bien y esperamos sando tan bien que no queríaque el año que viene se vuelva a mos pensar que al día siguiente realizar esta actividad.

25


La Ería se lanza a la piscina

Estudiantes en las aulas, maestros en natación Pablo García Ordóñez Sara Martínez García

Como siempre en Palabrería, dedicamos una sección a alumnos deportistas. En general buscamos que representen distintas disciplinas deportivas, pero en esta ocasión nos hemos lanzado a la piscina y dedicamos este espacio en exclusiva a la natación, y en particular a tres nadadores de los que sin duda oiremos hablar porque tienen un futuro realmente brillante.

Sergio Maté Suárez Sergio Maté es alumno de 1º de Bachillerato y practica la natación adaptada. Para él este deporte es, sobre todo, una forma de vida. Empezó a nadar cuando estaba estudiando Primaria, en un cursillo,

y como le gustó, siguió nadando. El estilo que practica es espalda, que también es su favorito porque es más relajado y además, más rápido. Las distancias en las que nada son 50, 100 y 200 metros. Sus tiempos son: en 50 metros, 1 min, 30 s y en 100 metros 3 min 4 s. Sergio está en el equipo Mareastur, que es el único club de Asturias de natación adaptada. Entrena en las piscinas del Parque del Oeste cinco días a la semana, una hora en la piscina y media hora de entrena-

miento en seco, en el que se suele centrar especialmente en trabajar abdominales. Cuando hay competiciones el entrenamiento es más fuerte. Sergio dice que compaginar los estudios con este deporte es bastante difícil porque no hay tiempo suficiente para todo. También dice que muchas veces sacrifica el tiempo libre por ir a entrenar, pero que lo hace porque merece la pena. Lo que más le gusta de la natación es el equipo. Otros deportes que le gustan son el baloncesto y el atletismo, el cual le gustaría practicar. A veces hay mucha presión mental y física al practicar el deporte. Sergio ha participado en competiciones en Madrid y Castellón. En general suele haber que desplazarse bastante porque no hay mucha gente que practique la natación adaptada. Ha quedado alguna vez en el podio. Sergio dice que para ser un buen nadador se necesitan, entre otras cualidades, constancia, responsabilidad y trabajo. Su nadador preferido es Miguel Ángel Martínez Tajuelo, que nada en su misma categoría. Este deporte le ha ayudado a cambiar su mentalidad. Sus expectativas son llegar al campeonato de España el año que viene, y llegar a los Juegos Paralímpicos. Sus recomendaciones para alguien que esté empezando a nadar son disfrutar y no sentirlo como obligación. Como nadador adaptado, cree que esta modalidad no tiene el reconocimiento que se merece porque son poca gente, y considera que se debería financiar más. Al preguntarle por las categorías del deporte adaptado, nos explica que se diferencian según la discapacidad física, que se gradúa desde la clase S1 (más afectada) a la S10 (la más leve); Sergio está en la categoría S3. Además están las clases S11 a S13 que son para deficientes

26

visuales y la S14 para discapacitados intelectuales.

Aroa Silva Fidalgo Aroa Silva es alumna de 3º ESO D en nuestro instituto. Ella es de Mieres, pero vive en la residencia del Centro de Tecnificación deportiva de Oviedo, en El Cristo, donde se preparan aquellos deportistas que tienen las condiciones para convertirse en deportistas de élite. La hemos entrevistado para averiguar cómo es su vida como nadadora. Para ella la natación en realidad es mucho más que un deporte, es su vida, su día a día. Empezó a nadar con un año porque sus padres querían, aunque dice que al principio no le gustaba nada. Todo cambió cuando comenzó a ganar medallas. Además, otra de las razones por las que sigue en la natación es porque cree que es uno de los deportes que más valores te aporta. Practica los estilos de crol y espalda, pero prefiere crol porque se le da mejor. Nada distancias de 200 a 5000 metros en piscina olímpica. Sus marcas son: en 200 metros, 2 min 4 s; en 400 metros, 4 min 21 s; en 800 metros, 8 min 51 s y en 1500 metros, 17 min 30 s. Aroa nos cuenta que entrena seis días a la semana , y cada día, durante cinco horas, repartidas de la siguiente forma: una hora y media antes de ir a clase y tres horas y media por la tarde. Sus entrenamientos se dividen en tres partes: media hora de calentamiento, dos horas de agua y una hora de seco. Antes de las competiciones tiene entrenamientos personalizados para ella, según las pruebas en las que vaya a participar. Aroa dice que la vida como deportista en este nivel es difícil, pero que siempre le encuentras algo positivo a los momentos duros. Especialmente complicado es para ella compaginar el deporte con sus estudios, sobre todo cuando tiene concentraciones. Aunque muchas veces


renuncia a salir para nadar, asegura que la natación no lo es todo. Lo más difícil de no estar en casa es no poder compartir tiempo con sus amigos de siempre, pero afirma que en Oviedo y en el instituto se

a los próximos JJOO. Si tuviera que marcharse de España por la natación, tiene claro que lo haría, compaginaría los estudios en EEUU. Sus recomendación para alguien que se esté iniciando en la natación es: «Tomátelo con calma, que las cosas llegan a su debido tiempo».

Arbidel González Álvarez

siente bastante cómoda. De la residencia en la que vive mejoraría las comidas y las instalaciones. Su rutina diaria allí es levantarse, entrenar, desayunar, ir a clase, comer, entrenar, estudiar, cenar y dormir. Al hablar sobre el apoyo de su familia, Aroa nos cuenta que son los que más la apoyan, aunque les resulta duro. Lo que más le gusta de la natación es saber que todo su esfuerzo se refleja en los resultados, y lo que menos, las semanas de carga más duras. Hablando de otros deportes, le gusta el voleibol, pero no para practicarlo. Cree que en la natación una de las cosas fundamentales es la psicología, la fuerza mental y la concentración. Ha participado en competiciones a nivel internacional, por ejemplo en Malta (campeonato de la Copa COMEN) donde consiguió medalla de bronce en 400 metros libres y plata en 200 metros libres. Además en las competiciones por España ha quedado en los tres primeros puestos . Espera poder ir a Hungría este verano. Dice que lo fundamental en la natación es ser constante, saber pasar los malos momentos y ser optimista. Su nadadora favorita es Katie Ledecky. Sus expectativas para el futuro son seguir en programa España 2020 y poder ir a Tokyo

Arbidel González es también alumno de 3º ESO D, es de Ribadesella y como Aroa vive en la residencia del Centro de Tecnificación Deportiva de El Cristo. Para Arbidel la natación es una forma de vida y a la vez una vía de escape. Empezó a nadar a los 2 años por decisión de sus padres, pero no fue hasta los doce cuando empezó a entrenar y a tomárselo más en serio. Nuestro compañero practica todos los estilos, pero mariposa es su especialidad. Sus marcas son increíbles: en 50 metros, 27 s; en 100 metros, 58 s y en 200 metros, 2 min 9s. Arbidel entrena 3 horas y media al día, 6 días a la semana. Sus entrenamientos consisten en dos horas de agua y una en seco (más o menos). Cuando se aproximan campeonatos, en el centro hacen semanas de entrenamientos especiales, que consisten en reducir a la mitad su intensidad. Su vida es más o menos normal, aunque a veces le resulta complicado compaginar estudios y deporte, afirma nuestro compañero. También hay que sacrificar mucho tiempo libre por entrenar. En cuanto al hecho de estar viviendo fuera de casa, al principio le costaba más pero ya está acostumbrado a la vida en la residencia. Allí todo el mundo se preocupa por él, desde los compañeros a los entrenadores. A pesar de eso, Arbidel echa de menos a su familia, y sobre todo le cuesta despedirse de ellos cada domingo, día de la semana en que va a verles. Arbidel nos cuenta que se siente muy bien en La Ería, y en Oviedo en general. Su rutina diaria consiste en volver del instituto, comer, entrenar, estudiar e ir a dormir sobre las 11,30. A la hora de decidir qué es lo peor en la natación, Arbidel lo tiene claro: los

27

entrenamientos, que son muy duros. Lo que más le gusta de la natación en cambio es la relación que se tiene con los compañeros y también las competiciones. Además, la natación le ha ayudado mucho en otros aspectos de la vida. En este sentido, una de las cualidades más necesarias en la natación es para Arbidel la fuerza de voluntad, además de la ambición por querer mejorar siempre. Afirma Arbidel que hay estar preparado psicológicamente, sino lo acabarás dejando. Su deporte favorito, aparte de la natación, es el remo, aunque no lo practique tanto. Arbidel ha participado en muchas competiciones, pero las más importantes son los campeonatos de España , además representó a la selección española en la Energy Standard Cup en Lignano (Italia) el pasado mes de mayo donde mejoró algunas de sus marcas. Aunque todavía no ha ganado ningún tro-

feo, sí ha hecho ya varios podios y seguro que no tardará en conseguir las medallas. Su nadador favorito es Michael Phelps y a nivel nacional, Mireia Belmonte. Los JJOO de Tokio no están tan lejos y es una de las metas que le gustarían alcanzar. Arbidel tampoco descarta moverse a otro país por la natación, aunque tendría que ver la propuesta. Nuestro compañero recomienda algunas cosas a quien esté empezando: «Que luche, que se divierta, y que con trabajo se puede conseguir cualquier objetivo».


Entrevista con Sara y Enrique Peñalver

Dos exalumnos de La Ería en la élite del bádminton Sergio Estrada Paredes Beltrán Fernández Rubín

Hemos tenido la oportunidad de tomar contacto con dos deportistas de élite que estudiaron en La Ería. Su deporte es el bádminton y son los hermanos Sara y Enrique Peñalver Pereira, de 17 y 21 años respectivamente. Actualmente están en Madrid en la residencia Joaquín Blume, dentro del complejo del Centro de Alto Rendimiento Deportivo del Consejo Superior de Deportes. Allí viven y entrenan duro para continuar la carrera de éxitos que ya iniciaron hace años. Para que vosotros también podáis conocerlos más a fondo hemos querido preguntarles cómo es la vida de un deportista de élite y también acerca de su etapa en el IES La Ería, al que dijeron adiós hace dos (Sara) y tres (Kike) años. ¿Cuándo empezó vuestra afición por el bádminton?, ¿por qué empezasteis? (influencia familiar, colegio…) Kike: yo empecé por influencia de mi hermano Marco Antonio, que ya jugaba, y yo le seguí al verle. Sara: Empecé con 6 años porque mis padres trabajaban y no me podía quedar sola en casa, así que acompañaba a mis hermanos a entrenar. A la vez practicaba baile (ballet y flamenco) y me atrajo el bádminton porque era muy diferente y me hacía correr mucho, lo que era perfecto porque era muy revoltosa e inquieta. ¿Qué modalidad de bádminton preferís y por qué razón? Preferimos individual, siempre nos ha gustado más porque solo dependemos de nosotros mismos y no de otra persona. Pero hasta hace dos años que competíamos en las dos modalidades, ganábamos medallas en ambas. ¿Cuándo comenzasteis a jugar profesionalmente? Cuando ambos nos vinimos a entrenar a Madrid. ¿Qué palabra describe el bádminton?, ¿por qué lo recomendaríais? Explosividad. Lo recomendaríamos porque es divertido y siempre hay

cosas nuevas para aprender. encuentra bádminton, también en¿Cuál es la cualidad más importrenan taekwondo, karate, boxeo, tante que debe tener un jugaatletismo, triatlón, halterofilia, esgridor/a de bádminton? ma, piragüismo y tiro olímpico. CaSer un buen jugador de bádminton da deporte tiene uno o varios enes la suma de muchas cualidades, trenadores, preparadores físicos y hay que ser fuerte física y psicolófisioterapeutas. gicamente, coordinado e inteligen¿Cómo es un día en la residencia? te. Pero yo creo que lo más imporA las 8 tenemos tres horas de clatante es tener muy buena cabeza; si no tienes una buena mentalidad ganadora va a ser muy difícil llegar lejos. ¿Habéis tenido lesiones?, ¿cuál es el punto débil de un jugador de bádminton? Sara: Nunca me he roto un hueso o algo así grave, pero he tenido Enrique y Sara en la residencia Joaquín Blume. una lesión en el hombro en la que recaigo cada se, después a las 10:40 vamos dos por tres y me tuvo parada tres todos a entrenar hasta las 14:00, a meses. También otra en la espallas 14:15 comemos y a las 15:00 da, pero la tengo controlada y me volvemos a clase hasta las 17:30. permite entrenar y competir con Después, algunos deportes volvenormalidad. Kike: Nunca he tenido mos a entrenar de 17:30 a 20:00 y una lesión importante. Cada jugaotros no. A las 21:00 cenamos y hasdor tiene un punto débil diferente, ta la hora de dormir tenemos tiempo no es igual para todos. libre para estudiar o descansar. El Ahora estáis en la residencia tipo de comida es el típico para una Joaquín Blume, un centro de buena salud deportiva, con predomireferencia en España para denio de los hidratos de carbono. portistas de alto rendimiento, ¿Tenéis habitaciones individua¿cómo funciona? les o son compartidas? Hay algunos que vivimos en la Sara: Los menores de edad estaresidencia y otros deportistas son mos todos en la última planta de la externos y solo vienen al instituto, residencia con habitaciones doentrenan y comen en la residenbles, aunque hay excepciones cocia. Todos los que estamos en mo la mía que estoy en individual. edad escolar desde 3º de ESO a 2º Los mayores de edad están todos de Bachillerato vamos al instituto en habitaciones individuales. que está dentro de la residencia ¿Cuántos deportistas hay en la (una sede del IES Ortega y Gasset). residencia? ¿Cómo son las instalaciones deMás de 180. portivas?, ¿qué tipo de servicios ¿De qué disciplinas deportivas? ofrecen y qué personal tienen? Hay deportistas de gimnasia rítmiHay varios módulos dedicados a ca y artística, natación, triatlón, diferentes deportes. En el que se todas las modalidades de atletis-

28


mo, halterofilia, tiro con arco y y Francia. En todos para campeoquedar campeona olímpica, pero olímpico, tenis de mesa, lucha, natos internacionales absolutos. no sé si llegaré a conseguirlo, judo, karate, golf, piragüismo, bo¿Formáis parte de un equipo o porque es muy duro y difícil. Kixeo, taekwondo, esgrima, hockey.... de la selección española? ke: la clasificación para el euro¿Cómo es la convivencia?, Los dos formamos parte de la sepeo y el mundial absolutos. ¿tenéis amistades fuera del bádlección española y Kike está fichaProfesionalmente, ¿qué os gustaminton? ¿Creéis que hay futuros do por el club danés KMB 2010. ría hacer cuando terminéis vuesmedallistas olímpicos? ¿Qué premios o trofeos habéis tra carrera en el bádminton? En general todos nos llevamos conseguido? Sara: me gustaría trabajar en algo bien, nos interesamos por los deLos dos quedamos campeones de que esté relacionado con el depormás deportes y nos vamos conoEuropa junior por equipos reprete, bien como fisioterapeuta, que ciendo poco a poco. Claro que hesentando a España y Sara subes lo que me gustaría estudiar, o mos hecho amistades, al final todos campeona de Europa Sub 17. como entrenadora de bádminton. convivimos en el mismo sitio y co¿Cuál es el resultado del que Kike: Ser entrenador. mo se dice «el roce hace el cariestáis más orgullosos? ¿Habéis mejorado desde que ño». Sí, creemos que habrá alguna Cuando los dos quedamos camestáis en Madrid con respecto a medalla olímpica entre los compañepeones de Europa junior por equicuando estabais en Oviedo? ros, todo entrenamos muy duro para pos representando a España Sí, hemos mejorado muchísimo, aquí conseguirlas y estamos seguros al ¿Nos podríais contar una anécson entrenamientos con muchísima 100% de que alguna va a haber. dota que hayáis vivido relaciointensidad, concentración y muy muy ¿Tenéis tiempo libre?, ¿qué hanada con el bádminton? duros. Pero Oviedo es un paso precéis habitualmente? Sara: Yo me perdí por Bangkok vio que hay que dar antes de venir a El poco tiempo libre un centro de alto rendique tenemos lo aprovemiento porque así te chamos para estudiar, preparas para ello. y cuando no hay exáEn lo personal ¿qué menes lo dedicamos a significó para vosodescansar viendo pelítros Oviedo? culas con los compañeSara: para mi significó ros o a estar juntos un paso muy grande hablando y conociénporque me separé de donos. También los fimis padres, de mi famines de semana si no lia y amigos. También estamos muy cansados era una etapa que tenía salimos a dar una vuelta que pasar para ir mejopor Madrid para ir al cirando y aprendiendo de ne, a cenar etc. cara al futuro. ¿Qué estáis estudianKike: mucho aprendido actualmente? zaje, fue una etapa Sara: Aquí el Bachilleramuy bonita y una exEn Oviedo: Sara es la cuarta (a la izq.) y Kike es segundo por la dcha. to se desdobla en 4 curperiencia con la que sos, y yo estudio el segundo curso de (Tailandia) juntos a dos compañeras maduré como jugador. 1º de Bachillerato. Kike: Yo estudio sin móviles ni dinero durante cuatro ¿Y qué recordáis de La Ería? primer curso de Psicología en la horas y llegamos a nuestro hotel Sara: lo recuerdo muy diferente a UNED. justo una hora antes de que saliese como es aquí, porque todos so¿Cómo se lleva compaginar los el autobús hacia el aeropuerto para mos deportistas y estamos en la estudios con el deporte? coger el vuelo de vuelta. Kike: En el misma situación. Allí en Oviedo Es muy muy difícil, y cada vez Campeonato de Mundo Junior en nosotros éramos los «raritos» por más, porque el nivel que tenemos Malasia, también junto a mi hermafaltar tanto a clase debido a comen bádminton va mejorando y tenena, toda la selección española nos peticiones o entrenamientos. Remos más competiciones internaciocolamos de ilegales sin querer en cuerdo una anécdota cuando en nales y perdemos mas clases Tailandia porque íbamos a ir de primero de la ESO me pillaron pa¿En qué competiciones habéis compras a un mercado de allí y nasando una notita a un compañero y participado en los últimos meses?, die nos dijo nada al entrar, pero desme mandaron a Jefatura de Estu¿habéis viajado al extranjero? pués al salir del país nos pidieron la dios, aunque finalmente lo pasaron Sara: Estuve en el Campeonato documentación y no la teníamos; por alto. Como era pequeña y era Europeo Junior en Francia y el 24 para salir nos tuvimos que escapar. mi primer año allí tenía miedo de de mayo nos vamos a Rumania. En ¿Cuáles son vuestros objetivos que por eso me echasen y me tulos últimos meses he estado tampara los próximos años? viese que volver a Toledo. bién en Eslovaquia y Portugal. KiSara: Mi objetivo de este año es Kike: me sentí muy bien acogido por ke: He estado en Eslovenia, Finel Campeonato Mundial Junior en el profesorado de La Ería y siempre landia, Dinamarca, Suecia, Polonia, Yakarta (Indonesia). Mi sueño es le estaré agradecido por su trato.

29


Una biblioteca con algo más que libros

Vivencias, aventuras y aprendizajes en un escenario muy especial Paula Fernández Fernández Covadonga Iglesias García

En nuestro primer año de instituto en La Ería hemos comprendido que nuestra biblioteca no es una biblioteca muy parecida a otras, donde simplemente se organizan los libros y se hacen préstamos. También es un lugar donde trascurren múltiples actividades y se conmemoran eventos importantes que animan e impulsan la lectura entre los alumnos y alumnas del centro. A mediados de octubre los alumnos de 1º de ESO participamos en ¿Conoces la biblioteca de la Ería?, una actividad en la que, con la colaboración de los alumnos ayudantes, nos presentaron la biblioteca mientras disfrutábamos de juegos, pruebas, regalos y concursos. Días después, el 24 de octubre se celebró El día de la biblioteca, en el que Mateo del Campo, Itziar Menéndez, Silvia de la Fuente y Ángel Álvarez, de 1º de ESO, leyeron el pregón institucional durante el segundo recreo. Del 24 al 28 de octubre se decoró la biblioteca para celebrar La semana del terror. Los alumnos de 1º y 4º de Inglés aprendieron muchas cosas sobre Halloween y sus personajes, y nuestros compañeros de 1º ESO A y C crearon cuentos con «ingredientes» terroríficos. La semana de la ciencia tuvo lugar del 21 al 25 de noviembre. Esta actividad estuvo dirigida al alumnado de 3º de la ESO. En ella se reali-

La biblioteca de San Valentín.

zaron una exhibición de asombrosos experimentos, un pasapalabra científico y un concurso de carteles. También en esa semana, el día 25, se conmemoró el Día contra la violencia hacia las mujeres con una salida a la biblioteca «La Granja» en el parque San Francisco. Participamos todos los alumnos de 1º de ESO, aportando en unas mariposas de cartulina mensajes y opiniones contra la violencia de género. Para terminar el trimestre la biblioteca se vistió de Navidad y además todos los alumnos de 1º y 2º de ESO participamos en La biblioteca te invita al cine con la película Quiero ser como Beckham. En ella nos mostraron que todos somos iguales y podemos llegar a hacer que nuestros sueños se cumplan si luchamos por ello. La semana del 14 de febrero se celebró La biblioteca de San Valentín. Los alumnos de 1º de ESO realizamos, en francés e inglés, actividades para conocer expresiones de amor o las claves para una cita romántica. Los alumnos de 4º de ESO se acercaron a la poesía amorosa y los de 1º de BCH de Francés crearon una fotonovela y mostraron a sus compañeros una simpática escena de ruptura amorosa. En el mes de marzo, el día 8, se celebró de nuevo el Día de la Mujer con una muestra de literatura escrita por mujeres (préstamo de la biblioteca de Vallobín), y dos exposiciones: «Mujer y emigración» y «Mujeres refugiadas». Semanas después, el día 21, se conmemoró el Día Mundial de la Poesía y por sorpresa, los alumnos de 4º de ESO recitaron poesías a los compañeros de 1º y 2º de ESO durante las clases. En el segundo recreo,

30

Arriba: ¿Conoces la biblioteca? Abajo: Semana de la ciencia.

en la biblioteca, un grupo de alumnos de 1º a 4º de ESO leyeron poemas en distintos idiomas como árabe, portugués, rumano, fang, asturiano, inglés y francés. Para terminar las actividades del curso, del 24 al 28 de abril se celebró la XV Semana del Libro. A la entrada de la biblioteca se colocó un gran cartel de bienvenida. Hubo una charla sobre cómic para los alumnos de 3º y 4º y nosotros asistimos a otra titulada «Ese libro ya lo he visto», sobre los libros que se convierten en películas. Todas estas actividades se pueden seguir en el blog de la biblioteca (bibliotecalaeria.blogspot.com.es) donde además podemos encontrar comentarios sobre cómic y recomendaciones de libros por escrito (El diario de Ana Frank o Donde los árboles cantan) y también en vídeo. Este curso, la biblioteca, nos ha organizado múltiples actividades, concursos, exposiciones…, en los que, sobre todo, nos ha animado un poquito más a la lectura mediante la diversión y el entretenimiento.


«Ese libro ya lo he visto»

Mª José Espeso nos habla de la experiencia de escribir Raquel Riera Turiel Noelia González Pérez

Con motivo de la celebración de la Semana del Libro, el jueves 27 de abril la escritora Mª José Espeso nos ofreció un charla llamada «Ese libro ya lo he visto». Lo que pretendía transmitirnos es que no es lo mismo leer un libro que ver una película basada en él y así nos trajo interesantes ejemplos como Harry Potter y la piedra filosofal o Los juegos del hambre: en llamas entre otros. Hemos querido aprovechar su presencia en el instituto para hacerle una entrevista. Tienes una licenciatura en Ciencias Matemáticas, ¿es una buena fórmula para ser escritora? Bueno, pues no lo sé. Cuando me tocó escoger entre ciencias o letras, escogí ciencias, pero la verdad, me equivoqué. Todo el mundo me decía: vete por ciencias que hay más opciones. En realidad creo que hay que escoger lo que a uno le gusta. ¿Cómo fueron tus comienzos? Cuando era pequeña alguna vez escribí, pero en realidad empecé tarde. A los 30 años un día me senté y me puse a escribir; así, tal cual. Me salió solo. Tu primera novela, El asesor, dices que reúne tres aficiones tuyas: la historia, la literatura y la genealogía. ¿Fue intencionado?, ¿cómo se te ocurrió la idea? Todo esto empezó por la genealogía, con el árbol genealógico; es muy divertido ir creándolo. Vas a la iglesia, buscas en los archivos e investigas sobre tus antepasados. Ahí fue donde encontré un antepasado que había sido auditor en Santa Fe de Bogotá durante el proceso de independencia de Colombia. Entonces empecé a investigar más a fondo sobre él, su vida y creé una historia de amor, entrelazada con la historia de España. ¿Qué otras cosas te inspiran? Cualquier cosa. Yo soy muy observadora. Miro mucho a la gente, cómo reacciona, por qué hace esto, por qué hace lo otro… No me quedo con la ropa que lleva puesta, pero sí con sus reacciones. Hay

que ser muy empático ante las situaciones. Es muy bonito ver cómo cada persona puede reaccionar diferente ante la misma situación. Para dominar esto sólo se requiere práctica. A escribir bien se aprende escribiendo; pero hace falta tener una base y experiencia. ¿Tienes algún método para escribir? No, pero debería (se ríe). Soy muy desordenada. Yo busco información y dibujo a los personajes. Cuando intento ser metódica me sale un churro. Cuando los personajes hacen lo que quieren va mucho mejor. Por ejemplo algunas veces yo quiero matar a un personaje pero por mucho que lo intente no se muere. ¿Qué es lo más difícil del proceso? Para mí tener tiempo. Ahora mismo estoy trabada con dos novelas. La primera la dejé más o menos por la mitad, sobre la página 150. Y ahora la segunda creo que es muy parecida a la primera. Cuando un artista saca su primer disco, estás muy emocionado porque te gusta mucho y todo eso. Pero cuando sale el segundo, se te parece un montón al primero. Pues es lo mismo. ¿Cuánto tiempo te lleva escribir una novela? Más de un año, aunque depende de las horas que escribas al día y también del tipo de novela. De todos los premios que has ganado, ¿cuál te ha hecho más ilusión? Especialmente el Premio Internacional de Cuentos Lena, con el relato Encontrar el norte. ¿Qué importancia crees que tiene la lectura en la educación? ¿Se pueden crear unos buenos hábitos de lectura desde el colegio?

31

La importancia de la lectura es vital; leyendo se aprende a escribir, y no solo a escribir, la lectura también mejora la empatía, la imaginación y la inteligencia. Se puede ani-

mar a la lectura, pero nunca obligar, pues se quitan las ganas. Yo conozco gente que empezó a aficionarse a leer de adulto, Además, el lector tiene que encontrar el tipo de libro que más le guste. ¿Hay algún escritor o escritora al que admires o te guste en especial? Me encanta Jane Austen. ¿Sueles leer en tu tiempo libre?, ¿qué tipo de libros (género)? Cada noche leo un poco. Me gusta mucho la novela histórica. Ahora estoy leyendo a Ken Follett. ¿Un libro imprescindible en nuestras estanterías? Como a cada uno le gusta un tipo de lectura, no se me ocurre qué recomendaros. Puede que libros de miedo, como Sleepy Hollow. Pero ya digo que cada persona tiene sus gustos. Yo a vuestra edad me leí los dos tomos de Lo que el viento se llevó en un verano (se ríe).


De héroes y alienígenas

Daredevil e Invasión secreta, dos títulos para coleccionistas de cómic Beltrán Fernández Rubín

Daredevil Matt Murdock, Daredevil, es un personaje creado por Stan Lee y Bill Everett en 1964. Se le conoce también con el sobrenombre de «El hombre sin miedo». Cuando Matt Murdock es un niño sufre un accidente con productos químicos que lo dejan ciego pero que agudiza el resto de sus sentidos al máximo. Desde ese momento entrena y se prepara para combatir el mal en las calles de Nueva York. Con el paso del tiempo Matt se convierte en un brillante abogado a la vez que, de forma secreta, patrulla la ciudad en busca de delincuentes.

taxi, acaba con sus documentos de identificación, con su cuenta bancaria y hace volar su casa por los aires, dejándolo en la más absoluta miseria. Daredevil se enfrenta cara a cara a una muerte segura, pero tras muchos sucesos inoportunos renace como un hombre nuevo y más maduro, preparado para enfrentarse a sus demonios y recuperar lo que le pertenece. Aprende una importante lección que se convierte en su lema «un hombre sin esperanza es un hombre sin miedo». La narración prodigiosa de Frank Miller, creador también de la famosa novela «300», describe a la perfección la situación límite del superhéroe y su renacimiento de las cenizas. La complementan a la perfección las ilustraciones de David Mazzuccheli, que con un estilo elegante y detallista aportan un toque especial a la obra, que marca un hito en la carrera profesional de este destacado dibujante.

Invasión secreta

Born Again es un cómic escrito por Frank Miller e ilustrado por David Mazzucchelli en el año 1986. Este icónico volumen cuenta la historia de cómo la amada de Matt, Karen Page, vende la identidad secreta del superhéroe por una pequeña cantidad de droga, llegando esta importante información al peor enemigo de Daredevil, Kingpin. El villano aprovecha la ocasión para tratar de acabar con Murdock, que ve cómo todos sus logros y posesiones se desvanecen de un momento a otro. Kingpin lo arroja inconsciente al río dentro de un

Tras los sucesos de Civil War, la debilidad de los humanos permitió que la raza extraterrestre «Skrull» intentase invadir y colonizar la Tierra poniendo en práctica la fase final de su conquista que habían estado preparando durante siglos. Los skrulls son una raza de alienígenas metamorfos. Estos seres tienen la capacidad de poder cambiar de forma y habilidades a su voluntad, absorbiendo y adquiriendo los poderes de cualquier ente poderoso. Durante su larga trayectoria como conquistadores, los skrulls se han apoderado de miles de planetas utilizando sus artimañas y trucos para acabar con estos desde dentro, suplantando identidades y extendiendo su imperio por toda la galaxia. Los skrulls tienen la Tierra en el punto de mira desde hace varios siglos. Su estrategia se centra en la cap-

32

tura de superhéroes y altos cargos del planeta terrestre con la finalidad de mantenerlos encerrados en una gran nave para poder estudiarlos y así adquirir su apariencia y destrezas. De esta forma consiguen reemplazar a cientos de superhéroes, entre otros Spider-Man, Lobezno, Thor, Capitán América y SpiderWoman, que se convierte en la emperatriz y guía de todo el proceso de colonización. El comportamiento extraño de algunos de los skrulls alerta a los superhéroes verdaderos que empiezan a sospechar de los héroes suplantados. Así comienza una gran batalla entre terrícolas y alienígenas en el centro de Nueva York donde intervienen miles de seres poderosos. El guionista, Brian Michael Bendis, realiza un buen trabajo narrando el avance de la invasión y las consecuencias de esta en cada uno de los personajes, lo que provoca que el lector dude en todo momento si el superhéroe que está viendo es el real o el impostor. El dibujante filipino, Leinil Francis Yu, sabe estar a la altura. Ilustra grandes escenas y batallas multitudinarias y dota a los personajes de gran expresividad. El elevado número de figuras que intervienen en la lucha le obliga en ocasiones a utilizar el recurso del dibujo a doble página.


Historias de la vida escolar

La caja de los objetos perdidos Alba Gallo Tejón

—Bienvenido a la caja, el lugar donde nunca pasa nada, amigo — sonrió lúgubremente Gomamilán. —¿Qué es esto? —preguntó el ingenuo lápiz que estaba ligeramente mordido. —Bienvenido a la caja de los objetos perdidos —la goma extendió sus brazos con cierto tono irónico como si entre ellos fuera a aparecer un cartel. —¡No, esto no puede ser posible! A mí que nunca se me ha caído una pica. —La vida es injusta, entra. Te presentaré a todos. El lápiz siguió a la goma mirando a su alrededor, no podía evitar estar asustado. Al fin y al acabo nunca había estado tanto tiempo fuera del estuche. —¿Dónde vamos exactamente? — preguntó el lápiz. —¿Dónde se va... de dónde se viene?... ¡qué más da! Una vez que entras entre estas cuatro paredes, no se sale de ellas —hizo un gesto de indiferencia y siguió de frente. La respuesta tan cortante de aquella goma, hizo que se mantuviera callado durante todo el trayecto, que no fue mucho (no se nos olvide que están en una caja). El lápiz no levantó la cabeza del suelo, quizá eso hizo que se sintiera más incómodo. Al levantar su vista, lo primero que observó fue un corro de utensilios escolares con la mirada clavada en él. Todos tenían una sonrisa que llegaba hasta el punto de ser macabra. Después de los cinco segundos más incómodos de su vida, un compás le indicó que se sentará con ellos. —Bien, ahora que estamos todos, procedamos con la reunión semanal. Como todos sabéis este grupo fue creado con el fin de aceptaros a vosotros mismos, para que comprendáis que ser un objeto perdido no tiene nada de malo. Sólo se podía escuchar su voz, no se podía ver la persona de la que procedía, estaba de espaldas. Poco a poco se fue dando la vuelta.

—¿Quién podría explicar lo que es ser un objeto olvidado mejor que yo...? ¡un Tamagochi! El lápiz se asombró, pensaba que se habían extinguido como los relojes calculadora Casio. —Bien—siguió hablando Tamagochi—, presentaos uno a uno a vuestro nuevo compañero. —Hola, lápiz —dijeron al unísono. —He dicho uno a uno. Los utensilios asintieron. —Hola, soy Bolibic. —A mí no me mires que ya me conoces—añadió Gomamilán. 你好,早上好 —unos plastidecores de calidad dudosa, saludaron todos a la vez. —Hola, soy azul. Hola, soy rojo. Hola, soy verde Hola soy, negro —se sentaba y se levantaba de la silla cada vez que saludaba. Era un Bolibic4colores. —No te preocupes, el pobre tiene trastorno de personalidad múltiple—dijo Bolibic. Al lápiz solo le quedó asentir con la cabeza. —Mira esos de ahí. Van todos juntos, son una banda: los white. No pintan nada en un lugar como este, están nuevos. El lápiz rió para sí porque se dio cuenta de que eran plastidecores blancos, ¡qué clichés tiene la vida, eh! —Ese de la esquina es Donescuadra, un exmilitar que perdió la pica en una guardia de matemáticas. Nunca volvió a ser el mismo. —Me han metido entre locos — susurró el lápiz. — ¿Has dicho algo? —No, no. —Ah, vale. Se escucharon dos voces humanas. —Mariano, esta caja de trastos viejos mañana la quiero fuera. —Sí, señor director. PÁNICO, DESOLACIÓN. Todos se apilaron en una esquina a gritar. A más de uno se le escapó un buen chorrito de tinta. La

33

goma le pidió al compás que le hiciera el harakiri, Donescuadra comenzó a gritar: «Sois unos pusilánimes, yo que sobreviví a las clases del colegio. Aquello sí que fue duro y vosotros os asustáis por esto. ¡Cobardes!». Ante esos gritos enloquecidos, los colores chinos adoptaron la postura del dragón. Todos miraron con incredulidad a los utensilios extranjeros. Una vez terminado su número, Tamagochi se decidió a hablar: —Amigos, Donescuadra tiene razón. Debemos ser valientes y dar un paso hacia la libertad, nunca más volveremos a ser de nadie. —A Dios pongo por testigo que nunca más volveré a ser tajado— el lápiz había tomado clases de interpretación cuando era niño. —Nunca más seremos manoseados por los niños, ¿quién está conmigo? —gritó Tamagochi— vayamos hacia la libertad.

De repente apareció Juliano y agarró a Tamagochi. —¡Qué guay!, pensaba que ya no había de éstos. Los utensilios pusieron los ojos como platos. —«Pringaos», ¡qué escándalo!, aquí os quedáis — articuló Tamagochi mientras sacaba la lengua. Lo que él no sabía es que al día siguiente, Mariano se llevaría esa caja a su casa...


Historias de la vida escolar

La leyenda de Evaristo

Sara García Díaz

Si te gustan las historias, lee esta pues no tiene desperdicio: Érase una vez un colegio normal y corriente. En este colegio había un vigilante normal y corriente que todos los días se encargaba de vigilar las aulas vacías y los pasillos, paseaba por los patios y acechaba tras la puerta a la hora de entrar y de salir. Por suerte para él, siempre se libraba de tener que preocuparse del tercer piso, allí estaban los laboratorios y nunca había ningún problema. Sin embargo no todo podía ser perfecto en aquel colegio perfecto, pues un día llegó un nuevo alumno cuyo nombre no puedo recordar, pero para que nos entendamos mejor le apodaremos como Evaristo. Aquel niño había sido expulsado de otro centro, hecho que no dejó de llamar la atención de los profesores, pues con su aspecto aseado y una sonrisa encantadora no parecía tan problemático como lo era en realidad. Durante el primer trimestre solo se dedicó a hacer de rabiar al vigilante pintando las paredes de todas las clases que visitaba. Pero en el segundo trimestre… Evaristo no se pudo contener más y empezó a causar problemas de verdad. Cada «broma» estaba dedicada a un alumno en concreto: su primer objetivo fue un niño con unos pies enormes, le robó los zapatos, los ató y los lanzó y se quedaron colgados de las vigas del patio cubierto exterior. Su siguiente objetivo fue una niña conocida por olvidarse fácilmente de sus cosas, le pidió prestado un cuaderno y al día siguiente los trozos de papel volaron en el patio. Y así, poco a poco, todos los alumnos fueron cayendo en sus trampas. El sello con el que Evaristo marcaba a sus «víctimas» era un gran trozo de plastilina verde pegado en el cogote. Evaristo poseía una mente brillante; nadie supo nunca de dónde sacaba el

tiempo para aprender las rutinas de sus compañeros ni dónde conseguía las herramientas para sus famosas trampas. Al comenzar el tercer trimestre parecía que Evaristo ya se había quedado sin ideas y después de dos semanas de tranquilidad recordó lo que hacía en el primer trimestre; sabía que molestaba mucho al vigilante pero no era suficiente… Así que pocos días después el vigilante subió corriendo al tercer piso porque le habían dicho que se había producido un incidente en el laboratorio de Biología. Evidentemente aquello le extrañó, pero solo fue una razón más para darse prisa. Pero cuando abrió la puerta del laboratorio en cuestión, un gran trozo de plastilina verde quedó pegado al cogote del vigilante. Este se enfadó tanto que decidió castigar a Evaristo y asegurarse de que se quedaría sin recreo castigado y que además, tras el timbre que marcaba el final de las clases, limpiaría todas las aulas que tuviesen su plastilina verde. Evaristo y el vigilante se dirigieron a un almacén situado en un lugar oscuro y de difícil acceso. Por mala suerte para ellos cuando entraron al almacén la puerta se cerró y se quedó atascada. Hubo varios intentos desesperados por abrirla que solo consiguieron romper la cerradura, quedándose ambos atrapados para siempre. Tras una semana alguien empezó a expandir el rumor de que Evaristo se había mudado y trasladado a otro colegio, otros dijeron que el

34

vigilante se había jubilado. Como eran dos explicaciones tan lógicas, nadie las cuestionó. El comportamiento rebelde y molesto de Evaristo sin embargo no desapareció pues desde entonces alumnos tan o más revoltosos que él siguen llegando a este colegio. Esta es una de las razones por las

que dicho lugar tiene mala fama, por suerte solamente un diminuto porcentaje de alumnos son así. Hoy en día Evaristo sigue provocando el caos en ese colegio, por eso de vez en cuando aparecen pintadas en las paredes y destrozos en los pasillos tales como papeleras por el suelo en las zonas más limpias. El vigilante continúa su rutina diaria de pasearse por los pasillos y entrar en las aulas, aunque para hacer eso necesita abrir las puertas y de vez en cuando interrumpir la clase. Recordad que las leyendas siempre tienen hechos reales que con el tiempo la imaginación de las personas ha transformado en fantasías y ha cambiado poco a poco e incluso modificado nombres y personajes. Tal vez la versión de hace un par de años era totalmente diferente pero por lo menos ya tenéis una nueva historia de misterio que contar a vuestros amigos.


Le roman photo Le triangle amoureux Jorge Rubio Suárez Elsa Villa Fernández

Covadonga Cereigido Méndez Claudia Leal Martín

Marie et Pierre sont en couple depuis deux ans. Ils vont se marier juin prochain.

Après un an, ils sont heureux et ils ont un enfant.

Mais Pierre a une autre relation avec Annick, une amie de son enfance.

Il ne sait pas quoi faire, avec qui rester. Il est complètement perdu.

Pierre lui dit qu’elle est la personne qu’il aime. Finalement, Marie lui pardonne.

Marie découvre l’autre relation et ils se disputent. Elle ne veux plus jamais voir Pierre.

35


Clareón

Relato ganador del concurso «En busca del cuento perdido» José Ángel Mier Arias

Nuestro protagonista vivía en los montes, libre y salvaje junto a los componentes de su gran familia. Corrían por las praderas, bosques y montañas. Eran una manada de cuatrocientos miembros que se movían por valles y colinas. Él era blanco y grande, hermoso y poderoso. Era primavera y los bosques, con sus grandes árboles, resplandecían llenos de flores.

Nuestro amigo correteaba y jugaba libre por el bosque con sus hermanos. De repente algo inesperado llamó su atención a lo lejos; corrió y corrió y cuando paró, cansado de su carrera, se encontraba en un lugar desconocido para él y que nunca había visto. Le gustó mucho el entorno, así que decidió pastar allí, pues tenía mucho apetito y aquellos árboles olían muy bien. Pasaría allí la noche y echaría una cabezadita. A escasos metros de él, se encontraba nuestro otro protagonista de la historia, el pequeño Ray, que vivía con su familia en una cueva. Hacia las cinco de la mañana Ray salía con su familia en busca de alimentos para todos; lo que Ray no sabía era que se iba a encontrar con un amigo inesperado. Allí estaba, en el claro de un bosque, hermoso y salvaje. Sin em-

bargo solo él pensaba así, porque al instante vio cómo se llevaban al caballo herido a la cueva. Cuando llegaron allí Ray propuso que no lo mataran ya que era muy hermoso y se lo podían quedar como animal de trabajo; además, lo podrían domar y les podría ayudar a defenderse de ladrones o depredadores. Tanto cariño le tenía que, aunque supiera que lo iban a matar, decidió ponerle un nombre: Clareón. Aunque al resto de la familia parecía darle igual, pensaba que era muy injusto acabar con la vida de un animal tan hermoso. Al cabo de unas horas se le ocurrió una gran idea: cuando nadie le viera iba a soltar al caballo y lo dejaría libre. Sintió mucha pena, pero se sentía feliz por haber evitado su muerte. Lo que Ray no sabía era que todos y cada uno de los días, Clareón, lo iría a visitar, lloviera, nevara o granizara. Todos los días «hablaba» y jugaba con él, y así durante trece años, hasta que un día no fue, al siguiente tampoco y así durante una semana. Ray se preocupó mucho, hasta que finalmente decidió salir a buscarlo. Habían pasado años y Ray ya tenía una vida independiente del grupo inicial. Aun así, seguía viviendo en la cueva y sus amigos seguían siendo los mismos, y Ray les convenció para salir a buscar a Clareón. Después

36

de muchas jornadas de búsqueda dieron con la magnífica manada. Algunos de ellos eran iguales a Clareón, probablemente sus hijos, pero él no estaba allí. Ray perdió la esperanza de que estuviera vivo, por eso dedujo que había muerto. Como recuerdo dibujó y pintó por todas las paredes de la cueva a su querido caballo. Usando sus dedos untados en las arcillas y pigmentos que se encontraba, intentaba reflejar las imágenes que tenía en su mente de su gran amigo Clareón. Los demás integrantes de su grupo le miraban asombrados y admirados y así comenzaron a copiar su idea: pintaban y dibujaban todo lo que se les ocurría, las cosas que

observaban, inventando cada día nuevos colores para imitar lo que sus ojos veían. Con aquellas pinturas estaban creando una increíble prueba del tipo de vida y costumbres que tenían.


T

Día uno odo se tornaba en un aire otoñal que envolvía el lugar con una inexistente capa gris llena de respuestas, interrogantes inquietantes y dudas; un mensaje que

Yo, me, mí...conmigo

podría pasar desapercibido para cualquiera. Por una vez, ella dejó de ser de carne y hueso y se convirtió en puro nerviosismo. Su mirada se dirigía continuamente al café, que sufría constantes agresiones por parte de la cuchara, que su clásico clak.... clak.... se acentuaba con el silencio del bar. De pronto unos murmullos acompañaron el sonido producido por el intuitivo gesto de muñeca de aquella delgada señorita de ojos grandes y sonrisa ambigua. —¿Ya está otra vez aquí?—preguntó el primer camarero con un aire que inspiraba desesperación. —Pues parece que sí..., —respondió una anónima mujer en la barra. Mientras los camareros miraban desconcertados a la pequeña y rechoncha mujer de la barra, ella le daba un trago a su zumo sin incomodarse ni una pizca. —Perdón, ¿la conoce?—interrogó el segundo camarero sin borrar de su rostro un gesto de incomodidad. —No. ¿Y vosotros sabéis quién es esa chica?, dijo la gordita de la barra mientras apartaba el zumo y engullía un pequeño aperitivo de bizcocho. —Emm... no. Sólo sabemos que viene todos los días a las tres, pide un café solo a las tres y cuarto, y media hora después se cambia a la silla de la derecha y abre su paraguas. —¡Pero si estamos a techo! —Ya... Bueno, déjame seguir. Abre su paraguas y tras empezar a reír a carcajadas, comienza a llorar desconsolada durante unos diez minutos. Después se levanta como si nada hubiera pasado, paga la cuenta y mientras sale, comienza a repetir una y otra vez palabra incomprensibles. —¡Pobre chica, debe de estar mal de la cabeza! — exclamó la mujer mientras dejaba de comer. —¡Mira, mira, ya está cambiándose de silla! Por un momento dejó de vapulear el café que no había probado. Los conflictos en su cabeza eran demasiados, debía o no debía. Se encontraba ante un dilema realmente importante, tenía ganas de llorar, pero no lo hizo. No era el momento... Si quería cambiar, debería empezar por ahí y claro que tampoco sabía si debía hacerlo: todo era demasiado ambiguo ... Se sentó en la silla situada a su izquierda y tras unos segundos desconcertantes, echó a correr olvidándolo todo.

—¿Pero no decías que se sentaba siempre en la silla de la derecha? Ya veo que estabas enterado —replicó la observadora mujer con una enigmática sonrisa y una pizca de esperanza en los ojos. —No sé, esto nunca había pasado… Tras unos minutos la chica llegó a su casa y sintió como si la presión se desvaneciera. Cogió las llaves y tras un exacto giro de muñeca, abrió el lugar que más se asemejaba a como era ella por dentro. A la entrada había una fila de paraguas, siete exactamente, cada uno de un color. ¡No, no, no! —su cara se convirtió en el más puro reflejo del miedo— ¡He salido con el paraguas del martes! Una parte de ella se sentía contenta y otra transpiraba miedo. Ella quería cambiar pero no estaba preparada para una transformación tan grande.

Día dos Después de no pegar ojo en toda la noche por los percances de la silla y el paraguas, se levantó e inició su ritual. Fue hacia la cocina y tras asegurarse de que era jueves comenzó a prepararse el desayuno de ese día en cuestión. En esa casa todo estaba maquiavélicamente milimetrado. Sacó de su armario un táper de los muchos que había, dentro había tostadas de pan, medidas a la perfección. Había tratado de comprarlas elaboradas, pero no podía soportar el disgusto que le entraba cuando una estaba rota... eso sí que no podía aguantarlo. Si quieres algo bien hecho hazlo tú mismo, ¿no? De otro táper sacó la mermelada, era siempre de la misma marca. Ella misma realizó un estudio para ver qué marca tendría mayor prosperidad en el mercado, si esa marca quebrase... ¿qué sería lo siguiente, irse a una comuna de hippies? Tras terminar el desayuno, ella sabía lo que tocaba. Había intentado esforzarse más en la rutina del desayuno esperando que contrarrestase el estrés de la incertidumbre: debía ir al psicólogo. Era su más profundo secreto aunque tampoco tenía a quién escondérselo. A ella no le gustaba, le parecía que la trataba como a una loca, a una rara y ella no lo era. ¿O tal vez sí? Llevaba tantos meses yendo que no sabía si era verdad todo lo que aquel hombre decía. Pasó tanto tiem-

37

ConcursoliterarioConcursoliterarioConcursoliterar i o

Nivel I. Primer premio. Cuento. Alba Gallo Tejón. 2º ESO A


ConcursoliterarioConcursoliterarioConcursoliterar i o

po debatiendo consigo misma que cuando se dio cuenta ya estaba a la puerta de la consulta. Sonó la voz de aquel hombre de calva inevitablemente visible. ¡Uf demasiado tarde para escapar! —Pase, retomemos el tema de ayer. Ella acató. —¿Qué tal lleva lo del bar? —Bueno... he salido corriendo. Ella hacía tiempo que iba al bar: era su microcosmos, su ensayo de vida. Pero desde que ese hombre empezó a reconducirla por lo que él llamaba un camino de vida sana y normal, su existencia se había convertido en un infierno porque la obligaba a practicar con las emociones. El doctor decía que ella era un ser sin sentimientos, que necesitaba recrearlos. Sin embargo no se sentía así. Era humana: sentía, reía, lloraba, quizá por motivos diferentes, pero lo hacía con su rutina y eso significaba estabilidad y felicidad. Él la hacía vivir en la incertidumbre y eso significaba dudas y sufrimiento. —Mire, si algo he aprendido durante mi trayectoria profesional, es que no se puede tratar a alguien que no quiere cambiar. Ella no supo qué decir, en parte era verdad lo que escuchaba. Pero…. si ella era la rara, él quizá tenía razón. Una vez que te arrastran hacia otro punto de vista y te enseñan que es la única realidad, es bastante difícil salir. —Mire, cámbielo todo, quizás no siga siendo..., en fin, la rarita de paraguas y sombrero —el psicólogo trató de provocarla para tratar de generar un sentimiento de ira, eso sería un gran avance. Hubiera aguantado mil faltas de respeto, pero el paraguas no. Para ella sus paraguas representaban demasiado, se sentía segura. Tenerlos era como sujetar la rutina en las manos, una cosa extrañamente placentera. Había crecido en el norte, siendo brisa y lluvia. Nunca desde que tenía uso de razón, se había separado de ellos. Insultarlos era insultar sus raíces. Y qué son las raíces más que un poso de costumbres desde el principio de los tiempos. Ella podía haberse cabreado, pero como he dicho antes, estaba hundida en el punto de vista de un retrógrado,

38

las cosas como son. Se marchó con el paraguas en mano y un vacío en el pecho como nunca antes había sentido.

Día tres El día anterior había sido muy duro y hoy podría resultar milagroso o catastrófico. Se empezaba a sentir como un experimento fallido, un frankenstein en manos del doctor loco. Era el día: todo o nada. No quería ser un monstruo, pero… ¿por eso debía cambiar todo lo que le hacía ser ella? Se vistió con la ropa del lunes y salió sin paraguas hacia el bar. Ese día pidió un café con leche y esta vez sí se lo bebió. Se sentó en la barra y se atrevió a coger una revista. Se empezaron a oír unos cuchicheos. —¿Después de un día sin venir, parece más normal, no? —dijo un camarero. Su cara empezó a reflejar lo que sentía. Como dijo una vez Frida Kalho: «Amurallar el propio sentimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior». —Oye, ¿no está poniendo muy mala cara? —No sé... Se empezó a sentir una traidora a sí misma. Era como era y nadie debería tomarse el derecho de decir lo que es correcto y lo que no. El psicólogo hablaba de sus costumbres con odio pero ¿y él?, ¿no hacía lo mismo?, ¿no le miraba el escote a la recepcionista todos los días?, ¿acaso no tenía la persiana siempre bajada a la misma altura?, ¿no se mordía las uñas?, ¿acaso él no era humano?. Sonrió para sí y se levantó de la silla. Lo tenía muy claro, el próximo día estaría en el bar, con su paraguas, con su sombrero, pero no volvería a seguir los consejos de aquel hombre de «cerrada mente y abierta frente», ella era asperger, y nunca más renegaría de ella misma. Esa situación le hizo recordar la eterna sombra de Miguel Hernández: Soy una cárcel con una ventana ante una gran soledad de rugidos. Pero hay un rayo de sol en la lucha que siempre deja la sombra vencida.


N

os remontamos al jueves 26 de noviembre de 2015. Aquel día marcó mi vida. El día más extraño que alguien podría imaginar. Claro que es imposible, ya que fui la única que lo vivió. .

Golpe de vacío El día comenzó como otro cualquiera, con una taza de café caliente y una tostada con aceite. Cuando salí a la calle para dirigirme hacia el instituto, me di cuenta de que estaba sola. Me pareció muy raro porque siempre me cruzaba con varias personas muy bien vestidas que se dirigían a su trabajo, siempre había algún coche, alguna paloma o algún hombre errante. La gente había desaparecido. ¿Qué había pasado?, ¿Adónde había ido todo el mundo? Al llegar a mi destino, sentí curiosidad por si allí iba a pasar lo mismo. No había absolutamente nadie. Al volver hacia casa, la situación era idéntica. No había ni un alma. Llegué a casa y mi padre no estaba, y mi hermano había desaparecido, no había vuelto de la universidad. Estuve esperando un buen rato hasta que me di cuenta de que los jueves mi madre trabajaba por la tarde y yo tenía que ir a recoger a mi hermano a la guardería. Y eso hice. Comí a toda velocidad y me fui a buscarle. A medida que avanzaba por la calle, me iba asustando cada vez más. Las tiendas estaban abiertas, pero no había una que no estuviese desierta. Ya se había pasado la hora y no había aparecido nadie por lo que decidí saltar la verja de aquella pequeña casa y entrar a ver qué era lo que ocurría. Cuando entré, la casa estaba vacía. No había indicios de que hubiera estado habitada en las últimas horas. No me podía creer lo que estaba viendo. ¿Invisibilidad? ¿El fin de la Humanidad? No podía ser eso, la ciencia estaba muy desarrollada, pero no lo suficiente como para llegar a tal punto. Me senté en un bordillo tratando de imaginar qué había pasado en las últimas horas. No era capaz de hallar una solución lógica, así que intenté crear una idea paranormal para todo aquello. En ese mismo instante me acordé de algo que me había dicho mi hermano cuando éramos pequeños. «Mientras seas capaz de imaginar todo lo que quieras, olvídate del resto del mundo». Y eso fue lo que hice. Antes de volver a casa me apetecía dar una vuelta para refrescarme un poco. Paseé por mis sitios preferidos de la ciudad, pero no podía demorarme mucho porque pronto iba a anochecer. Caminé por la playa y me senté en un banco a escuchar el sonido de las olas. Seguía sin ninguna explicación lógica para aquella situación. Así que me puse a leer el libro que había empezado esa misma mañana. Se estaba ha-

ciendo de noche, por lo que decidí irme a casa. Hacía mucho viento y demasiado frío. Todos los bares estaban abiertos, pero totalmente vacíos. Cuando llegué a casa me di una ducha y mientras cenaba puse el telediario. En cuanto encendí la tele era todo muy extraño. Estaban la mesa y la silla del estudio vacías, no había nadie dando las noticias. Tenía tanto miedo que automáticamente, después de ver eso, recogí todo aprisa y corriendo y me fui a dormir. O mejor, me fui a la cama ya que el miedo me mantenía despierta. Dejé la lamparita de noche encendida. Al fin conseguí cerrar los ojos. A la mañana siguiente todo era normal. El sol entraba por mi ventana como otro día cualquiera, pero seguía todo como el día anterior. Aún así, yo hice lo que siempre hacía. Me fui al instituto y cuando llegué vi cómo algo se movía en una ventana. ¿Una persona? Quizás. No sabía que podía ser y por eso subí a ver el motivo de aquel movimiento. En cuan-

to entré en aquella aula vi una sombra que se diluía lentamente en la oscuridad. Era impresionante lo que podía llegar a pasar en cuestión de segundos. Al caer la tarde, vi una solución para todo aquello. ¡¡Alquimia!! Era posible que fuese eso, ¿por qué no? Unos días después de aquella conclusión me acordé del buzón de casa. Cuando lo abrí, me quedé boquiabierta porque dentro había una carta. Cogí aquel trozo de papel arrugado y me dispuse a leerla. Tenía un sello un tanto peculiar. Al ver la fecha me asusté aún más. Era de esa misma mañana. No tenía remitente. En el dorso, había un «3-1» pintado en grande y en rojo. Empecé a leer la carta: «Quiero decirte que si el próximo lunes estás en tu casa leyendo, no pienses nada. Esto es lo que harás. Pinta una línea, coge impulso, sal del aburrimiento, tienes mucho tiempo. Sin casi aviso ha variado algo. Ha cambiado. Te habrás sentido bienvenido pero no sabrás a qué. Aunque con la llegada a una cuarta posición, sentirás otra dimensión». ¡Era eso!, sólo tenía que volver a…

39

ConcursoliterarioConcursoliterarioConcursoliterar io

Nivel I. Segundo premio. Cuento. Lía Rodríguez-Colubi Fernández. 2º ESO C


ConcursoliterarioConcursoliterarioConcursoliterar i o

Nivel II. Primer Premio. Poesía. Raquel González Izquierdo. 4º ESO A

Dicen Dicen que las mejores personas antes se van. Es por eso que la crueldad reina en este mundo. Y de repente, pertenecemos a ese vil clan, fieras almas eternas viajan cual vagabundo. Dicen que existen muchos héroes sin capa, obran bien, no buscan reconocimiento. Están los que ven sufrir sin decir nada, y esos, no sienten ningún remordimiento. Dicen que la esperanza nunca se pierde. Pero cuando los ojos se humedecen y la sangre por nuestras venas hierve es porque el dolor y la tristeza vencen. Dicen que la sonrisa sosiega el alma y aviva de nuevo la ilusión. Aunque si no mantenemos la calma, ¿reír puede ser una solución? Dicen muchas palabras y pocas son verdad. Las mentiras pueden hacer daño. Mas, ¿quién prefiere la realidad a ese dulce y placentero engaño?

Nivel II. Segundo premio. Poesía. Henar Costoya González. 3º ESO B

Tú Tú, el mismo de siempre, el que busca tiempo que cierre tu candado, tu suerte, esa tan buscada, tan deseada, la nunca encontrada, la jamás observada. Tú, sigues buscando ese mirar que te haga emocionar, el que nunca encontraste. El que buscaste en aquella fría tarde en la que marchaste y no regresaste.

40


S

ilencioso. Nebuloso. En el cuarto vagamente iluminado por las luces de la urbe se distinguía una figura recostada en un sillón de piel, pálida, empapada. Goteo. Las gotas resuenan contra el suelo como los segunderos de un reloj. Una calada. Las bocanadas se suceden y se pierden entre iguales.

Lumière El silencio se rompe abruptamente. Empieza a sonar Ne me quitte pas. Desvía la mirada y ve la luz trémula del móvil. Deja sonar la canción. Da una última calada al cigarro y lo apaga en el brazo del sillón. Finalmente responde. Al otro lado del teléfono se escucha una voz femenina: —¿Dunoir? Una sala de hospital. Un hombre de mediana edad yace inerte sobre la cama. Tres agentes de policía registran la habitación. Un cuarto agente recién entrado pregunta por el estado del caso con un tono autoritario que solo alguien de alto rango podría permitirse. —La víctima es Lucien Salopard. Varón, 31 años. Ingresó de urgencia ayer por un accidente de tráfico y una enfermera descubrió su muerte hace dos horas cuando iba a comprobar su temperatura. — ¿Y qué demonios hacemos aquí? Deberíamos estar en la calle buscando al que lo atropelló. —Señor, un estudiante de medicina en prácticas llamó a la centralita Al parecer, según el estudiante, no estaba tan mal como para morir y además le extraña que tratándose de un caso de asfixia no presionara el botón para llamar a una enfermera. —¿Qué? ¿Me estás diciendo que hemos venido por la paranoia de un estudiante? —Señor, los testimonios de las enfermeras que lo atendieron coinciden en que Salopard estaba consciente. No es descabellado pensar que alguien ha tenido que intervenir. Otro agente intervino. —No se preocupe, jefe, he oído que han asignado a un detective forense cojonudo. Con suerte cerramos el caso en menos de una semana. —Eres un optimista. En ese momento alguien entró en la sala con paso firme, sin mediar palabra. Los agentes inmediatamente intentaron cortar el paso, pero los fintó. Finalmente besó la lona a manos del jefe de policía. Entonces entró corriendo una mujer de unos 23 años. Cuando los cuatro agentes se giraron hacia ella, esta se irguió y mostró su placa. —Agente especial Nicolette Lumière. —Ah, debe ser usted el detective que asignaron al caso. —Ah, ah, ah, ah, bueno, verá, en realidad esa persona es… La persona inmovilizada en el suelo sacó una placa. El policía, al ver la placa, se levantó sorprendido.

—¿D-Dunoir? Detective Dunoir, d-disculpe las molestias. Será un honor trabajar con usted. —Vaya, Dunoir, parece que te has ganado cierta fama. —Detective, si hay algo en lo que podamos ayudar a la investigación, solo díganoslo. —Lo hay. Lárguense; están contaminando la escena del crimen. —¡A la orden! El jefe de policía dio una señal y los cuatro agentes se retiraron. Se hizo el silencio. Lumière suspiró. —Ya hace rato que no te están reduciendo y lo sabes. ¿Cuánto tiempo piensas seguir en el suelo? —Estoy comprobando el suelo. Es importante no pasar por alto ningún detalle. —Ya empezamos —Apunta: 12m2, 127 baldosas, 7 días de polvo, muebles blancos aparentemente de haya, ropa olor lavanda, 6 trozos de papel en la papelera,… Dunoir siguió escupiendo datos insustanciales describiendo el escenario a la misma velocidad que Lumière los anotaba en un cuaderno. Dunoir terminó la enumeración y se acercó a la puerta. —Lumière, ya sabes, interroga a todos los empleados del hospital que tuvieron contacto con la víctima en las últimas 48 y mañana me dejas un resumen de sus testimonios sobre la mesa de mi despacho. —¡¿Qué?! Eso es muchísimo trabajo. ¿Qué piensas hacer tú mientras tanto? —Yo voy a pedir que se lleven el cuerpo, solicitar una copia del horario de todo el hospital y a revisar las cámaras, así que no te quejes tanto. Dunoir salió de la habitación y se dispuso a fumar. Ya con el encendedor en la mano, una enfermera objetó que si quería fumar debía ir a la azotea. Dunoir se dirigió a las escaleras más cercanas y empezó a subir escaleras tan rápido como soltaba su verborrea de datos. ¿Qué fue de su trabajo y su diligencia? Bueno, en la vida hay que saber cuáles son nuestras prioridades y para Dunoir el tabaco es una de ellas. Salió a la azotea. Una suave brisa otoñal cargada de un delicado olor lavanda llegaba hasta Dunoir y sacudía su pelo. Había un hombre con bata cuya mirada se perdía en el infinito. Dunoir no vio necesidad de sacarlo de su ensimismamiento, así que simplemente se acercó a la barandilla y encendió un cigarrillo. De pronto, el hombre rompió su silencio. —¿Tiene fuego, detective? Me olvidé el mechero. —¿Qué le hace pensar que soy detective? ¿Acaso se me asoma la placa y no me he dado cuenta? ¡Qué vergüenza! —dijo sin mucho entusiasmo haciendo amago de mirarse la bragueta. —¿Quién llevaría una gabardina hasta las rodillas sino un detective anticuado? —Touché.

41

ConcursoliterarioConcursoliterarioConcursoliterar io

Nivel III. Primer Premio. Cuento. Sergio Cabal González. 2º BCH C


ConcursoliterarioConcursoliterarioConcursoliterar i o

Dunoir encendió el cigarrillo que tenía el médico suero es fácil pillarlo, así que vale la pena intentarlo. en la boca como si de una recompensa por su Claro que sí no encontramos nada en el suero tendeducción se tratara. Tras eso, el silencio se im- dremos que suponer que fue un empeoramiento de puso nuevamente durante un par de caladas. Am- su condición. bos contemplaban las luces de la ciudad como si —Personalmente no me gustaría pensar que andan de un asunto sumamente filosófico se tratara. asesinos sueltos por el hospital. —¿Qué le parecen las vistas? No están mal, ¿eh? —No se preocupe, doctor, si los hay yo me encarga—Me recuerdan a una mujer ré de atraparlos. —¿Eh? —Confío en ello. —Las vistas. Me recuerdan a una mujer. —Este hospital es realmente grande, ¿me acompa—¿Una mujer...?... ¿Y ella lo sabe? ña a la salida? —Por supuesto que no. Trabajamos juntos. —C-claro. —Simplemente invítela a cenar. El médico acompañó a Dunoir a la entrada del hos—No es tan simple. Si me rechaza, el trabajo se pital y se despidieron escuetamente. Dunoir se senvolvería violento. Pero aunque me aceptara, ¿qué tó en un banco e hizo una llamada. Mientras esperadiría la gente? —Ahh... Nunca es tan simple, ¿verdad? En ese momento Dunoir se fijó en la marca de anillo en su mano izquierda. —¿Ha estado usted enamorado, doctor? —Y aún lo estoy. Llevo 21 años casado. —¿Recuerda el día de su boda? —Aún recuerdo el 14 de julio de 1988 como si fuera ayer. Todo se hizo según quiso ella, quizá la consentí demasiado, pero nada de eso importaba. Lo importante era que podría pasar el resto de mi vida con ella. —¿Entonces debo suponer que la llevó con usted a Brasil? —¿Cómo sabe usted que...? —Tiene un ligero acento. De izquierda a derecha: Alba Gallo, Henar Costoya, Raquel González, Sergio Cabal, —Hmm... Tan perspicaz como caLuis García, y Lía Rodríguez-Colubi. bía esperar de usted. Pero no. Fui de misionero tres meses a Brasil con la ONG de ba a que se estableciese la conexión encendió otro Chupasangres sin fronteras, pero ni siquiera cigarrillo. Ah... Se volvió a fumar toda la cajetilla. aguanté los tres meses sin ver a mi mujer y volví La estrujó en la mano y la guardó en el bolsillo. dos semanas antes de lo previsto. El tiempo lento, denso, no parecía pasar. Solo son —Qué arrebato de sinceridad... 20 minutos, pero para Dunoir fueron los 20 minutos —Tengo la sensación de que no me serviría de más largos en mucho tiempo. Al fin, el médico salió nada mentirle a usted. ¿Me equivoco? escoltado por agentes de la policía. Lumière se Dunoir tiro la colilla al suelo y la pisó. acercó a Dunoir. —Bueno, ya no debe quedar nadie en la habita- —Tal como me dijiste esperé escondida en la esceción de la víctima, así que es buen momento para na del crimen y un hombre vino a cambiar la bolsa que haga el papeleo para que se lleven el cadáver de suero. Lo grabé con el móvil, así que como míniy la bolsa de suero. mo podemos acusarlo de cómplice de homicidio. —Disculpe la intromisión, pero ¿para qué quiere El médico se paró, miró a Dunoir y preguntó: la bolsa de suero? —¿En qué momento me descubriste? —Dado que murió por asfixia, en vez de por da- —Sospeché de ti desde que pisé la azotea. ños físicos, lo más probable es que fuera envene- —¿...? nado y por la rapidez con que murió presupongo —Tanto tú cómo la víctima olíais a lavanda, proque fue vía intravenosa, pero no hay más marcas bablemente por el perfume de tu mujer. Irónicade inyecciones que la de la vía. Por ello deduzco mente fumar mata, pero si no te hubieras olvidado que de haber sido un homicidio debe de haberse el mechero y hubieras podido fumar antes, para modificado la bolsa de suero. Además hay una cuando yo subí a la azotea no hubiese quedado gran variedad de venenos que requieren de canti- en ti ni rastro de lavanda. En otras palabras, el dades ridículas para matar, pero en una bolsa de tabaco te hubiera salvado.

42


conversación. —Ahh, lo siento, Dunoir, es mi novio. Nos vemos mañana. —Claro. Lumière se alejó hablando con tono meloso por el teléfono. Dunoir se dio media vuelta y empezó a caminar. Fue a sacar un cigarrillo, pero al ver el paquete vacío lo apretó frustrada y lo volvió a guardar en el bolsillo. Volvió a sonar el móvil de Dunoir. Esta vez sonó Tous les garçons et les filles. Tiró el móvil a la carretera y siguió caminando.

Nivel III. Segundo Premio. Poesía. Luis García Donate. 2º BCH A Dramas de pupitre

Nadie en el IES sabía qué era lo que iba a hacer cuando llegara la EBAU y se tuviera que ver ante un examen en blanco sin saber qué poner Si alguno información les reclamaba desde los despachos contestaban «Qué quiere que haga yo». En las aulas estamos allí como encerrados sin saber qué pensar. Al llegar por fin el día de autos nuestro destino quedará fijado por el examen a completar. Y nosotros todavía no sabemos qué pensar pues mandan y ordenan en ello mentecatos y patanes que no saben ni firmar. Mendozas y Guzmanes de pluma y tintero, ratas de despacho sin ningún fuero, hidalgos del informe sin cultura ni honra que preparan exámenes y pruebas de acceso sin haber sacado en su vida más de un cero. Así están, amigos, Españas de Quevedo donde las letras se desprecian sin ningún empacho y hacen alcalde del pueblo al mayor borracho donde el literato es mozo de cuadra del fullero y la cámara de legisladores es tertulia de verduleros. Patanes que no suman más arriba de ocho sin usar los dedos, escriben mal y poco, y leen todavía menos. He aquí por qué hacen difícil estudiar. ¿Se preocupan por nosotros? Con tanto mentecato en el gobierno podríamos desentonar, pues algunos sumamos de corrido y sin mucho pensar.

43

ConcursoliterarioConcursoliterarioConcursoliterar io

Se llevaron al médico y Dunoir y Lumière se quedaron a solas. —Enhorabuena. Has resuelto el caso en una hora y media. Creo que es un récord personal. —Oye, Lumière, tengo hambre, ¿vamos a cenar? —Lo siento, he quedado con mi novio. —... —B-bueno, podría presentarte a algunos amigos de mi novio. Tiene uno superguapo que... —No te molestes, Lumière. No me interesan los hombres. —Oh, Dunoir, ¡qué poco romántica eres! El politono del móvil de Lumière interrumpió la


Concurso de carteles «Día del libro» Primer premio ex aequo

Sergio Estrada Paredes, 2º ESO A

Lía Rodríguez-Colubi Fernández, 2º ESO C

Concurso de carteles «Semana de la ciencia» Primer premio ex aequo

Minerva García Méndez, 3º ESO C

Selina Vega González, 3º ESO E

44


Concurso «Fotografía matemática»

Categoría A. Segundo premio. «El amor es como el número Pi: irracional, natural y muy importante» (Lisa Hoffman). Aurora Frade Fernández, 3º ESO C.

Categoría A. Primer premio. «Ángulo Solar». Lía Rodríguez-Colubi Fdez.. 2º ESO

Categoría A. Tercer premio. «La inteligencia es una luz que ilumina la simetría de las cosas mejor que la simetría misma» (Plotino). Caudia Villar Sanz, 3º ESO C.

Categoría B. Segundo premio. «La matemática es la ciencia del orden y la medida de bellas cadenas de razonamientos , todos sencillos y fáciles» (René Descartes). Camila Alejandra Abreu Salas, 4º ESO A.

Categoría B. Primer premio. Y= -X² «Parábolas líquidas». Alejandro Rodríguez-Colubi. Fernández, 4º ESO B.

45


Entrega de premios

Sergio Estrada y Lía Rodríguez-Colubi Concurso de carteles de la Semana del Libro.

Lía y Alejandro Rodríguez-Colubi, Camila Abreu, Claudia Villar y Aurora Frade. Concurso de Fotografía matemática.

Minerva García (izquierda) y Selina Vega . Concurso de carteles de la Semana de la Ciencia.

XXVI Concurso Patrimonio Nacional de Pintura Infantil y Juvenil para centros escolares. Curso 2016-2017. «Luz en la catedral». Primer premio. Laura García Méndez, 1º ESO A

46


47


48

Palabreria17blog  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you