Page 1


A cerca del Programa del Buen Ciudadano Canino BCC. Bienvenido al programa del Buen ciudadano Canino (BCC) basado en el programa original del AKC. La prueba del Buen Ciudadano Canino (BCC) es un programa de certificación oficial por el Municipio de León, Guanajuato México a través del Centro de Control y Rescate Animal de León. Donde se prueba a los perros en situaciones diarias simuladas en una atmósfera relajada, este programa Identifica y recompensa los perros que tienen el entrenamiento y el comportamiento adecuado para ser miembros de una familia y confiables como miembros de la Comunidad. El propósito del programa del BCC es asegurarse de que nuestro compañero preferido, El PERRO, puede ser un miembro respetado de la comunidad porque se entrena y se condiciona para actuar correctamente en el hogar, en público, y en presencia de otros perros, el entrenamiento del BCC debe tomarse como diversión. Con él, usted y su perro establecerán un enlace más estrecho y su perro tendrá la ventaja de saber entenderlo. La prueba así como el entrenamiento de su perro no es una competencia y no requiere que usted y su perro trabajen con la precisión de las pruebas deportivas. El programa está abierto a todo perro tanto de raza como mestizos. Los perros que han pasado la prueba del BCC no deben ser confundidos con los perros de servicio. Los perros de servicio ayudan a la gente que tiene capacidades diferentes. Los perros del BCC no tienen el mismo acceso a los lugares públicos que perros de servicio. El entrenamiento del BCC es un buen primer paso para enseñar a su perro a ser un perro de terapia. Los programas de perro de la terapia pueden certificar a usted y a su perro para ofrecerse voluntariamente en clínicas, escuelas y hospitales de reposo. El Municipio de León, Guanajuato México a través del Centro de Control y Rescate Animal de León impulsa a todos los dueños de perros a participar en este programa, de tal modo asegurando que nuestros perros queridos serán agradables y miembros respetados de la comunidad.


Por que entrenar a su Perro? Hace siglos, cuando los perros fueron domesticados para servir como compañeros, los primeros hombres que comenzaron el proceso de asumir la responsabilidad del cuidado y del entrenamiento de cada perro. En un cierto plazo, los perros fueron entrenados para obedecer las reglas del hogar así que serían agradables miembros de la familia. Hoy más que nunca, los perros deben también tener buenos modales en público para poder vivir en armonía dentro de las comunidades y así sobrevivir a los desafíos cada vez mayores de las leyes anti-caninas. Cada perro debe responder a los comandos básicos necesarios para comportarse aceptablemente en público. El “junto,” “siéntate,” “abajo,” “ven” y “quieto” son algunos de los comandos que deben de obedecer nuestros perros. La respuesta a estos comandos da a nuestros perros las habilidades sociales que desactivan las sensaciones anti-caninas y fomentan una buena ciudadanía. Sin embargo, su perro no es capaz de comprenderlo por sí mismo. Necesita el entrenamiento importante que solamente usted, como el dueño responsable, le puede proporcionar. El entrenamiento da lugar a un perro controlado, uno que no incomode a los vecinos o a sus mascotas. Los perros entrenados no se frustran en los procedimientos de la preparación o la exanimación de un veterinario. El entrenamiento estimula la inteligencia del perro y le da un significado a su vida ya que existe una comunicación entre él y usted. En una emergencia, el entrenamiento puede salvar la vida de su perro. Un perro entrenado tiene buenos modales, que se reflejan favorablemente en su dueño, su raza y su especie. El programa del BCC. Se trabaja en muchos clubs de obediencia canina, así como en escuelas privadas de obediencia, entre otras organizaciones similares estos ofrecen los cursos que le preparan a usted y a su perro para presentar la prueba del BCC. Estos cursos permiten que usted y su perro trabajen con otros que compartan su meta. Muchos de estos grupos patrocinan una prueba sobre la terminación del curso. Si un curso no está disponible en su grupo, le esperamos en el Centro de Control y Rescate Animal del la Ciudad de León para programarlo en la certificación mas próxima.


Donde encontrar una prueba del BCC.? La prueba del Buen Ciudadano Canino (BCC) es administrada por el Centro de Control y Rescate Animal de León. y puede ser solicitada por grupos tales como clubs de perros de raza, adiestradores de perros privados, tiendas especializadas de mascotas, algunos médicos veterinarios, y organizaciones tales como protectoras de animales. Para encontrar una prueba del BCC, comience entrando en contacto con su club, o llame el departamento del BBC del Centro de Control y Rescate Animal de León para solicitar información.

Quien Puede Certificar a mi perro? Solo el Centro de Control y Rescate Animal de León puede certificar a un perro que acredite la prueba, el Centro se auxilia de los evaluadores de BCC aprobados por el Centro de Control y Rescate Animal de León, estos presentan una solicitud para la aprobación y se asignan un número del evaluador. Los evaluadores de BCC deben tener los siguientes requisitos: • Por lo menos dos años de experiencia en el trabajo de adiestramiento. • Demostrar una capacidad profesional o educativa. • Experiencia en el trabajo con una variedad de razas • Acreditar una prueba en el Centro de Control y Rescate Animal de León • Ser mayores de 18 años. Los evaluadores deben tener un considerable conocimiento del comportamiento del perro y un conocimiento comprobado de la actitud del público hacia perros. Antes de evaluar a un perro en la prueba del BCC, los evaluadores deben considerar si es el perro, tiene un buen control y parecen seguros alrededor de la gente y de otros perros.

Collares, correas y equipo. Todas las pruebas deben ser realizadas a punta de correa. Los perros deben usar collares resistentes con hebilla hechos cuero, de Tela, o de cadena en punto muerto. Los collares de entrenamiento especial, tales como collares de púas, electrónicos etc. o collares exóticos con picos o algún objeto que pueda ser peligroso, no son aceptables. La correa se debe ser de cuero o de la tela.


El evaluador suministrará una correa o cuerda de 6mts. (Que debe de sujetarse al collar o correa del perro) para los dueños en el punto 6. Se debe traer un cepillo para la prueba en el ejercicio de evaluación y Cepillado.

Métodos de prueba No se da un puntaje en la prueba de BCC como en las pruebas de obediencia formal. Ningún perro “falla” en la prueba del BCC. Si un perro todavía no ha aprendido una destreza, simplemente necesita un poco más entrenamiento para pasar la prueba del BBC, su perro debe pasar los 10 ejercicios de la prueba.Se le permitirá hablar con su perro durante la prueba, usted puede motivar y estimular al perro. El alimento no se puede utilizar como recompensa durante la prueba.

“No Pasa” Ningún perro que no cumpla uno de los ejercicios de la prueba no debe pasar. La única excepción a esta regla es que la eliminación es permisible en el punto 10, pero solamente cuando la prueba se lleva a cabo al aire libre. Todo perro que abandone la prueba no debe de pasar.

Expulsión. Cualquier perro que gruña, pellizque, muerda, ataque o intente atacar a una persona u otro perro no es un buen ciudadano y debe ser expulsado de la prueba.

Compromiso del dueño responsable En el registro, antes del punto 1 al principio, requerirán al propietario firmar el compromiso del propietario responsable que indica que el perro tiene un veterinario que proporcione asesoría, el cuidado, y recomendaciones en materias rutinarias de la salud tales como vacunas de la rabia, etc.

El reexaminar Si su perro tiene problemas de menor importancia con un ejercicio durante la prueba, el evaluador puede elegir permitirle que usted intente la prueba otra vez al final de la prueba.


Encontrar a un instructor para usted y su perro. Los 10 ejercicios en la prueba del BCC parecen ser sencillos y se pueden lograr con algunos consejos fáciles de entrenamiento. Pero en el Centro de Control y Rescate Animal de León creemos que para lograr el éxito total lo mejor es tomar la asesoría de un instructor competente. Algunos clubs de entrenamiento de obediencia sostienen clases basadas en el programa del BCC. Para elegir a un instructor para usted y su perro, recomendamos observar una de las clases antes de usted ingrese con un club en particular, una escuela de entrenamiento o un adiestrador privado. Observe bien a los perros en las clases. ¿Están aprendiendo cualquier cosa? ¿Cómo ve usted la instrucción? ¿Están los perros en las clases avanzadas bien entrenados? Usted los mira y piensa, “quisiera que mi perro fuera como esos!”

Filosofías actuales del entrenamiento Aunque la gente haya entrenado perros por siglos, las practicas formales de obediencia han sido solamente una actividad deportiva desde los años 30. En los 80 años posteriores, ha habido varios cambios dramáticos con respecto a la forma de pensar sobre el adiestramiento canino. Había una época en que la mayoría de adiestradores creían que la mejor manera de entrenar era sin golosinas (recompensas de alimento) durante el entrenamiento ya que se creía que los perros solamente pensaban en el alimento. Estos últimos años, el alimento usado como refuerzo positivo ha llegado a ser muy popular, con todo y esto algunos adiestradores eligen entrenar sin el alimento. Hay también contrastes de ideas sobre los tipos de collares que se utilizan para el entrenamiento pero independientemente cualquier tipo de herramientas especiales o métodos particulares estos deben ser utilizados consiente y profesionalmente. Como consumidor, usted debe aprender tanto como le sea posible sobre los diferentes métodos de entrenamiento utilizados con usted y su perro. Esté seguro de pedir referencias de como se llevara a cabo el adiestramiento, y el más importante de todos, usted tendrá que seleccionar el método que es el mejor no sólo para su perro, si no para usted como principiante.


LOS EJERCICIOS DE LA PRUEBA Ejercicio 1: ACEPTAR A UN EXTRANO AMIGABLE En este ejercicio se tiene que demostrar que el perro permitirá que un extraño amigable se acerque al perro y hable con el manejador en una situación natural, cotidiana. El evaluador camina hacia al perro y al manejador saludándolo de una manera amistosa, no haciendo caso del perro. El evaluador y el manejador se estrechan las manos e intercambian algunas palabras. El perro no debe demostrar ninguna muestra de agresión o de timidez, demostrado por la posición o intento de evitar al evaluador.

Tip de entrenamiento para el ejercicio 1. Su perro necesita saber cómo comportarse cuando usted se encuentra a sus amigos en la calle o les dan la bienvenida en su hogar. Nadie disfruta que un perro se le lance, los saltos del perro, y algunas personas les tienen miedo o fobia a los perros. Arregle algunos encuentros sociales invitando a numerosos amigos a su hogar o tomando una caminata en su colonia. Mantenga su correa a la mano cuando usted este en hogar para que pueda ponerla en su perro cuando sea necesario. Uno de las maneras más fáciles de enseñar a su perro a socializar con una nueva persona es a comenzando con el perro atado a la correa sentado a su lado, pida a la persona que se acerque y acaricie al perro. Si su perro es muy efusivo al principio, la persona puede acercarse lento, tocarlo ligeramente y usted debe premiar al perro por permanecer tranquilo. Si usted elige utilizar el alimento durante el entrenamiento, comience con el perro sentado a su lado cuando la persona se acerque, tiene que recompensar al perro con un pedacito del alimento por permanecer en la posición de sentado.


Para un perro con problema, usted puede acercarse al ayudante paraqué este comience a acariciar al perro. Si el perro le salta encima, el ayudante puede decir, “siéntate,” y recompensar al perro con un pequeño pedazo de alimento solamente cuando el perro se está sentando.

Ejercicio 2: El sentarse tranquilamente para acariciar Esta prueba demuestra que el perro permitirá que un extraño amistoso lo toque mientras que está charlando con su manejador. Con el perro sentando al lado del manejador (cualquier lado es permitido) para comenzar el ejercicio, el evaluador acaricia al perro en la cabeza y el cuerpo solamente. El manejador puede hablar con su perro durante el ejercicio. El perro puede colocarse en el lugar una vez que se acaricia comienza la prueba. El perro no debe demostrar timidez o agresión.

Tip de entrenamiento para el ejercicio 2. En público, los extraños querrán interactuar con el Buen Ciudadano Canino. Usted ha logrado ya una parte importante de este ejercicio enseñando a su perro a reaccionar tranquilamente a visitantes en su hogar. Comience teniendo a su perro sentado mientras que miembros de la familia y usted lo acarician. Premie al perro cuando se sienta y no permita que cualquier persona acaricie al perro mientras que este saltando. Si su perro es efusivo, usted tiene que pedir a su ayudante que se acerque, y que comience con simplemente ligeras caricias al perro estando sentado. El tiempo que se tiene que acariciar puede ir aumentado muy gradualmente. Tan pronto como su perro entienda que debe permanecer bajo control mientras que este siendo acariciado, usted puede permitir que más personas lo hagan. Recuerde que mucha gente, especialmente los niños, no saben acercarse a un


animal y el perro puede necesitar algún tipo de orden, particularmente antes de que su perro este bien entrenado. Si usted ha elegido utilizar recompensas de alimento en el entrenamiento, usted tendrá que pedir a su ayudante que se acerque para acariciar al perro. El ayudante puede recordar el perro al orden de sentado y dar un premio SOLAMENTE cuando el perro se quede sentando. Usted puede elegir dar al perro el alimento usted mismo cuando se sienta para que lo acaricie otra persona.

Ejercicio 3: Aspecto y Cuidado. Esta prueba práctica demuestra que el perro dará la bienvenida al manejo y examen permitiendo que alguien, tal como un veterinario, un estilista o un amigo del propietario, lo puedan manejar. También demuestra el cuidado, la preocupación y el sentido de la responsabilidad del propietario. El evaluador examina el perro para determinar si está limpio y cuidado. El perro debe estar en condiciones sanas (es decir, peso optimo, limpio apropiadamente, sano y alerta). El manejador debe suministrar el peine o cepillo de uso general del perro. El evaluador entonces peina o cepilla al perro y, de una manera natural, examina ligeramente los oídos y toca suavemente la espalda y cada pata del perro. No es necesario que el perro lleve a cabo una posición específica durante el examen físico, y el manejador puede hablar con el perro, premiándolo y estimulándolo en todas partes.

Tip de entrenamiento para el ejercicio 3 El cepillado y el acicalado son una extensión natural de acariciar y de frotar ligeramente. Su perro debe recibir gradualmente, un acondicionamiento positivo al manejo y examinado desde cachorro. Comience enseguida desde que usted adquiere a su perro si es adulto. Si su perro teme a este tipo de trabajo o llega a ser incierto (tímido, inseguro, miedo) cuando le tocan sus oídos o patas, pase el tiempo permitiendo que asocie el manejo y el tacto humano a una experiencia feliz (tal como premios o elogios) cuando da una respuesta positiva. El manejo diario agradable y la preparación le ayudarán


a reconocer problemas físicos inmediatamente, y su perro aprenderá que siendo examinado y manejado es una parte agradable de vida cotidiana. Una vez que su perro este cómodo cuando es manejado y examinado por usted, pida que algún otro lo haga igual que usted.

Ejercicio 4: Caminado Junto con Correa sin Tensión. Esta prueba demuestra que el manejador tiene el control del perro. El perro puede estar de cualquier lado del manejador. (Nota: la posición de lado izquierdo es la requerida en competencias deportivas de obediencia.) La posición del perro no debe dejar ninguna duda que el perro está atento al manejador y está respondiendo a los movimientos y a los cambios de la dirección del manejador. El perro no necesita estar alineado perfectamente con el manejador y no necesita sentarse cuando el manejador se detiene. El evaluador puede utilizar un curso pre-trazado o puede dirigir al binomio perro/manejador indicando instrucciones o comandos. En cualquier caso, debe haber una vuelta a la izquierda, y un giro a la derecha, una media vuelta, con por lo menos un alto en el recorrido y un alto al final. El manejador puede hablar con el perro a lo largo del ejercicio y puede motivar o dar órdenes en un tono de voz normal. El manejador puede también sentar el perro en los altos, si lo desea.

Tip de entrenamiento para el ejercicio 4 Para que su perro vea sus movimientos y responda a ellos, la cabeza del perro necesita estar bastante cerca de su lado. Muchos perros sin entrenamiento tienden a jalar hacia adelante, haciendo de una caminata simple una tarea desagradable. Su perro puede aprender a caminar sin tensar su correa y tan pronto como lo haga, usted encontrará que tiene el control y querrá traer a su perro por todas partes. Usted puede entrenar para este ejercicio permitiendo un poco de holgura en la correa del perro mientras que usted comienza a moverse. Si su perro comienza a tirar, deténgase hasta que el perro pare el tirar, después puede seguir caminando. No se mueva mientras el perro esté tirando. Recuerde premiar el perro cuando no está tirando. Usted puede también enseñar este ejercicio dando a


su perro un premio o un juguete para animarle a que se mueva al lado de usted mientras que comienza a caminar. La anticipación del alimento o del juego motiva al perro para permanecer en el lugar apropiado. Recuerde premiar a su perro cuando esté haciendo lo correcto. Con consistencia y motivación para llamar atención, su perro aprenda moverse feliz en la posición y los juguetes y los premios puede ser eliminados.

Ejercicio 5: Caminar a través de una multitud. Esta prueba demuestra que el perro puede moverse sin problemas a través del tráfico peatonal y está bajo control en lugares públicos. El perro y el manejador caminan alrededor y pasan cerca de varias personas (por lo menos tres). El perro puede demostrar un cierto interés en los extraños pero debe continuar caminando junto con su manejador, sin mostrar sobrexcitación, timidez o miedo. El manejador puede hablar con el perro y animarlo o elogiar al perro durante de la prueba. El perro no debe de tirar de la correa.

Tip de entrenamiento para el ejercicio 5 Como usted realiza paseos con su perro ya con la correa holgada por, su perro y usted probablemente se topen con gente y esto lo ayudara a pasar la prueba. pero, sin embargo, no hay nadie alrededor, puede comenzar a dar paseos por la ciudad o algún parque local. Si su perro no se puede contener a hacer fiestas a todo mundo, intente el trabajar los encuentros con personas gradualmente hasta que su perro este cómodo y controlable. Por ejemplo, elija un día laborable reservado la tarde para una caminata en la ciudad antes de que usted pueda llevar a su perro en un fin de semana concurrido. Si su perro intenta ir a saltar en un transeúnte, usted puede dar un tirón en el collar mientras que usted da el comando “Junto” o un cierto comando similar que signifique, “caminemos.”


Elogie al perro por prestarle atención a usted. Comience este ejercicio caminando a su perro con la gente en una cierta distancia y puede ir acercándose gradualmente al perro con las personas. Si usted ha elegido utilizar recompensas de alimento, usted puede sostener el alimento mientras que usted camina con su perro. Periódicamente dé al perro un pequeño pedacito del alimento y aliéntelo con la voz para que lo mire y siga caminando sin prestar atención a la gente. Recuerde que usted tendrá que deshacerse de las recompensas del alimento antes de tomar la prueba del BCC.

Ejercicio 6: Posición de sentado o echado Quieto. Esta prueba demuestra que el perro tiene entrenamiento, responderá a los comandos del manejador de sentarse, echarse. El manejador colocara al perro (sentado o echado, cualquiera el manejador prefiera) al comenzar esta prueba, la correa del perro se substituye por una línea de 5 o 6 mts. El manejador puede tomar una cantidad de tiempo razonable y utilizar más que un comando para hacer que el perro obedezca. El evaluador debe determinar si el perro ha respondido a los comandos del manejador. El manejador no puede forzar al perro a que cambie de posición pero puede tocar ligeramente al perro para ofrecer la dirección a tomar. Cuando el evaluador de las instrucciones al manejador, este debe de dejar quieto al perro y caminar la trayectoria justo al final de la línea darse vuelta y regresar a su perro con un paso natural (los 5 o 6 mts. la línea no se quita). El perro debe permanecer en el lugar en el cual fue dejado (puede cambiar la posición) hasta que el evaluador dé instrucciones al manejador se puede romper el quieto. El perro puede ser trabajado de frente o de lado.

Tips de entrenamiento para el ejercicio 6 Sentado/echado. Si usted como la mayoría de los propietarios de perros, ya ha enseñado a su perro a sentarse a la orden y también ha enseñado quizá a su perro a echarse, usted puede aventajar esta parte e ir a la directo a la sección en permanecer en quieto. Si su perro no sabe estos comandos, usted ha descubierto probablemente que usted necesita más control. Estos comandos


se pueden enseñar de varias maneras diferentes, y puede utilizar cualquiera mientras usted sea constante. Por ejemplo puede utilizar el alimento para enseñar el sentado, sostenga un pedazo de alimento justo en frente de la nariz del perro, y levante el premio hacia arriba sobre su nariz y llevándolo un poco al frente, pero mantenga el premio muy cercano al cuerpo de su perro cuando usted dice “sentado” esto hará que lo haga ya que su perro mira para arriba la recompensa, su parte posterior naturalmente se colocara en un sentado. Elogie a su perro y dé el premio inmediatamente cuando su perro se siente. Para enseñar a su perro “échate” usando el alimento, introduzca el alimento frente de la nariz del perro cuando este sentando. Baje alimento al piso levemente delante de sus patas cuando usted dice, “échate.” Como su perro puede alcanzar el alimento, solo bajando la cabeza, hay que realizar un movimiento del alimento desde la nariz al piso en una línea recta, y llevarlo hacia adelante de las patas delanteras, llevándolo hacia fuera lejos del cuerpo del perro. El movimiento entero forma la letra “L.” esté seguro de elogiar a su perro y de dar el alimento tan pronto como esté en la posición de echado.

Permanecer quieto. Con su perro a su lado, ordénele a que se siente o eche. Una vez que está en la posición, usted está listo para dar el comando de “Quieto” Baje su mano, palma hacia la cara del perro, como una señal de permanecer como usted dice la palabra, “Quieto” entonces, realice un con su pie izquierdo un pivote así que usted quede colocado directamente delante del perro permanecen asi por solamente algunos segundos, entonces vuelva al lado del perro y elógielo, si el perro rompe el quieto, regrese rápido a su perro al lugar y posición que estaba y repita “quieto” Si usted está utilizando recompensas de alimento, dé el premio tan pronto como usted vuelva a la posición. Tan pronto como su perro sea comprenda la orden a con usted cerca del perro, comience a agregar tiempo a la estancia, y después traiga algunas distracciones. Cuando su perro sea constante por un minuto, usted puede comenzar a moverse un poco más lejos en cada sesión de formación. Mantenga a su perro con correa hasta que sea absolutamente confiable.


Ejercicio 7: Acudir al llamado Esta prueba demuestra que el perro vendrá cuando es llamado por el manejador. El manejador caminará 3mts. del perro, girara para hacer frente al perro, y llama al perro. El manejador puede utilizar el estímulo para conseguir que el perro venga. Los manejadores pueden elegir ordenar a los perros “quieto” o ellos pueden caminar simplemente lejos, dejando al perro con algún ayudante sin dar ninguna instrucción al perro, el evaluador proporciona distracciones suaves (e.j., el acariciar).

Tip de entrenamiento para el ejercicio 7 Para comenzar a enseñar a su perro a venir, ponga la correa a su perro. Llámelo por su nombre entusiastamente. Cuando su perro acude al llamado, felicítelo mucho, de palmaditas, de abrazos o de una recompensa el alimento.

Ejercicio 8: Reacción a otro perro Esta prueba demuestra que el perro puede comportarse cortésmente alrededor otros perros. Dos manejadores y sus perros se acercan desde una distancia de de 4mts. Se enfrentan y se estrechan las manos e intercambian algunas palabras y continúan su trayecto. Los perros no deben demostrar no más que un interés ocasional en cada uno otro. Ninguno de los dos perros debe ir al otro perro o a su manejador.


Tip de entrenamiento para el ejercicio 8 Si usted está trabajando solo y no hay mucha gente que camine a sus perros en su área de trabajo, usted necesitará ir a donde están los perros, por ejemplo un parque. Si usted ha logrado ya el ejercicio de “quieto” con distracciones, usted puede considerar este ejercicio como una distracción. Para comenzar, cada vez que usted vea a un perro y a un manejador caminando, refuerce un comando de “quieto” hágalo sentar o la posición de echado cuando pasen cerca. Elogie a su perro para permanecer en la posición. Eventualmente, el otro perro podrá moverse alrededor y acercarse hacia su perro y este deberá permanecer bajo control. Si usted está entrenando con el alimento, usted puede dar a su perro un premio para que preste atención a usted. Practique este ejercicio hasta que su perro reaccione confiablemente a encuentros caninos. Él no debe demostrar más que interés suave en el perro y su manejador, usted debe parar, estrecharse las manos y seguir su camino.

Ejercicio 9: Reacción a las distracciones. Esta prueba demuestra que el perro se siente confiado siempre y puede enfrentarse a situaciones de distracción cotidianas que podemos encontrar a diario. El evaluador seleccionará solamente dos distracciones de las siguientes: (Nota: Puesto que algunos perros son sensibles al sonido y otros a las distracciones visuales, es preferible elegir un sonido y uno distracción visual).


a) Una persona que usa muletas, un silla de ruedas, o a un caminante (1.5mts. de distancia) b) Abrir o cerrar repentinamente una puerta. c) Dejar caer una cacerola, una silla metálica doblada, etc. no más cerca de 1.5mts.del perro. d) Un atleta realizando algún ejercicio, saltando corriendo, etc. (1.5mts. de distancia) e) Una persona que empuja un carrito de carga o una carretilla (1.5mts. de distancia) f) Una persona en una bicicleta, patineta o scooter (3mts. de distancia) El perro puede expresar un interés y una curiosidad naturales y/o demostrar un ligero temor pero no debe aterrarse, intentar huir, ni demostrar agresividad o ladrar. El manejador puede hablar con el perro y animarlo incluso elogiarlo durante el ejercicio.

Tip de entrenamiento para el ejercicio 9 La vida está llena de sorpresas y su perro debe reaccionar tranquilamente a la mayoría de ellas. Con la exposición a las situaciones diarias, su perro tiene ha aprendido probablemente a no hacer caso de las distracciones usadas en esta prueba. Pero, si su perro raramente ve una bicicleta o ladra en su casa cuando ve a un atleta corriendo o desempeñando un ejercicio que lo altere, usted puede toparse con una sorpresa cuando usted está con su perro en público. Si su de perro demuestra a ciertos objetos, sonidos o movimientos inusuales, usted debe ayudarle brevemente exponiéndolo a estas cosas en un ambiente agradable al perro sin estrés, preferentemente en una distancia cómoda. Las felicitaciones, los premios, los juguetes, y la interacción juguetona pueden eliminar su enfoque a la raíz del miedo y le ayudara a


asociarlo lo que una vez fue espantoso con experiencias positivas. Mientras que su perro llega a ser más seguro, usted puede traer gradualmente distracciones más cercanas. Por ejemplo, dejar caer un libro pesado por algún costado del perro nunca detrás de un perro, ya que la parte posterior puede causar a un inexperto o a un perro sensible al sonido aterrarse; pero un libro pesado que cayó un par de metros delante del el mismo perro puede incluso no ser notado. Gradualmente dejar caer el libro más cerca, al lado del perro y, finalmente, detrás de su parte posterior desensibilizará el perro de una manera positiva. Si su perro tiene demostraciones agresivas comportamientos tales como lanzarse a la distracción y el intentar morderla, puede utilizar la misma técnica puede ir exponiendo al perro gradualmente, y en una distancia, a las cosas que acciona su agresión. Si su el perro es agresivo, usted debe trabajar con un instructor experimentado.

Ejercicio 10: Separación supervisada. Esta prueba demuestra que un perro puede ser dejado con una persona confiada en caso de necesidad, y mantendrá su entrenamiento y buenas costumbres. El evaluador se dirigirá a usted y le dirá algo como, “Si gusta yo puedo cuidar de su perro” Usted dará la correa al evaluador y saldrá de la vista por 3 minutos. Usted puede ordenar a su perro permanecer “quieto” o cualquier comando que desee. El perro no tiene que permanecer en la posición sino que no puede ladrar, gimotear, jalonearse para ir al lugar donde se encuentra el manejador, a cualquier cosa que demuestre la agitación o el nerviosismo innecesario.

Tip de entrenamiento para el ejercicio 10 El trabajo de usted y el perro en conjunto, desarrolla un fuerte enlace eso se basa en confianza. No sólo usted comenzará a confiar en las costumbres de su perro, sino también el confiará en su juicio, incluso cuando estén de vez en cuando en un lugar extraño, tal como la casa de un amigo, en una visita a la estética o una Kennel. Prepare su perro para el ejercicio 10 saliendo de la vista por algunos segundos tal como usted practico distancia en su comando de “quieto”. Usted puede caminar detrás de un árbol o dando la vuelta en una esquina de un edificio. Si usted no tiene un ayudante, puede utilizar una línea de 5mts. Sujeta al perro así usted sabrá si su perro se mueve, incluso si usted no


puede verlo. Si su perro rompe el quieto, vuelva y coloque al perro de nuevo y repita enérgicamente el comando, “quieto” No vaya demasiado lejos al principio para dar confianza al perro. La manera más fácil de entrenar a este ejercicio es tener un ayudante que sostenga la correa del perro mientras que usted sale de vista. Usted alargará gradualmente el tiempo que usted deja el perro. Después de poco tiempo, su perro aprenderé a ser separado brevemente de usted y permanecer con una persona en quien usted confía.


Reglamento BCC Leon  

Reglamento Oficial para el programa del buen ciudadano canino de la ciudad de León, Gto. Mx avalado por el AKC

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you