Raúl Brié. Crear Fuera del Cauce

Page 1

RAÚL BRIÉ Crear fuera del cauce

Museo de Bellas Artes de Salta



RAÚL BRIÉ Crear fuera del cauce

Museo de Bellas Artes de Salta


Anónimo, Raúl Brié : crear fuera del cauce / Anónimo ; contribuciones de Roxana Ramos ; Leopoldo Castilla ; Andrea Elías. - 1a ed ilustrada. - Salta : Ministerio de Cultura y Turismo de la Provincia de Salta. Museo de Bellas Artes, 2016. 48 p. ; 24 x 17 cm. - (Catálogos de Exposición / Elías, Andrea; 3) ISBN 978-987-29567-8-3 1. Arte de la Provincia de Salta . I. Ramos, Roxana, colab. II. Castilla, Leopoldo, colab. III. Elías, Andrea, colab. IV. Título. CDD 708



Raúl Brié. Crear fuera del cauce Idea y producción general Museo de Bellas Artes de Salta Coordinación curatorial Andrea Elías Curaduría Roxana Ramos Investigación Roxana Ramos – Andrea Elías Documentación y archivo Roxana Ramos – Julia Morales Asistencia en la realización Laura Martínez Buryaile – Oscar Lesser Julia Morales – Esther Zapiola Colaboración Depto. de Conservación y Restauración de obras de arte de la Subsecretaría de Patrimonio Cultural Montaje Miguel Gonza – José Lara Catálogo Coordinación editorial Betina Carbonari Textos Roxana Ramos – Leopoldo Castilla Cuidado de edición Valeria Iglesias Fotografías Matías Guerra – Isidoro Zang – MBAS Diseño Diego Scaro Imprenta Cartoon S.A.

Agradecimiento especial Adriana y Carlos Brié Agradecimientos Biblioteca J. Armando Caro Directores: Gregorio Caro Figueroa y Lucía Solís Escuela de Bellas Artes Tomás Cabrera Ce.D.A.S – Centro de Documentación de las Artes Salteñas Dirección de Audiovisuales del Ministerio de Cultura y Turismo de Salta LLolanda Preti Hebe Alicia Sansón Leopoldo Castilla Santiago Sylvester Sebastián Aguirre Carmen Martorell Gabriela Doña Manuel Agüero Keko Ferro Patricia Godoy Guillermo Pucci

Autoridades Gobernador de la Provincia de Salta Dr. Juan Manuel Urtubey Vicegobernador de la Provincia de Salta Sr. Miguel Ángel Isa Ministro de Cultura y Turismo Dr. Mariano Ovejero Afranllie Secretario de Cultura Prof. Sergio Bravo Coordinador General de Cultura Dr. Santiago Juan Suñer Subsecretario de Patrimonio Cultural Lic. Diego Ashur Más Coordinador de Museos Mus. Miguel Xamena Directora del Museo de Bellas Artes de Salta Lic. Andrea Elías Staff MBAS Julia Morales Cecilia Viglione Fernanda González Laura Martínez Buryaile Miguel Gonza José Lara Esther Zapiola Norma Acuña Museo de Bellas Artes de Salta Av. Gral. Belgrano Nº 992 4400. Salta. Argentina Tel. +54 387 4221745/4318562 e-mail: bellasartesdesalta@gmail.com mbas.culturasalta.gov.ar Horarios de atención: Martes a domingos de 9 a 19 hs. Feriados de 9 a 19 hs. Lunes cerrado


Andrea Elías

7 Presentación

Roxana Ramos 11 Mapas sobre la obra y el pensamiento de Raúl Brié Leopoldo Castilla 23 Raúl Brié. Algunas memorias 27 Obras 41 Biografía 45 Lista de obras y documentación exhibidas


Raúl Brié en Salvador de Bahía, Brasil, ca. 1952


Presentación

La exposición Raúl Brié. Crear fuera del cauce es el resultado de un trabajo de investigación y curaduría local que tuvo como objetivo abordar la complejidad del pensamiento y obra de un artista que, en su trayectoria signada por una multiplicidad de intereses, es prácticamente desconocido en el panorama del arte nacional. Brié fue una figura determinante de la escena artística regional durante su estadía en la provincia de Salta a partir de la década de 1940 y aún después, ya que su posterior residencia en España siguió marcada por el eje de su obra plástica y literaria: el Noroeste argentino. Brié llegó a Salta en 1943 en compañía de los artistas Carybé, Luis Preti y Gertrudis Chale motivados por la experiencia de habitar el Norte, especialmente el Chaco salteño. Conocidos como el grupo de Tartagal,1 marcaron una renovación de la tradición artística de Salta junto a artistas como Carlos Luis “Pajita” García Bes, Ernesto Scotti y María Martorell, entre otros. Ellos contribuyeron al desarrollo de un programa cultural que involucró la plástica, la literatura y la música y en cuyo origen se encontraba un sensible interés en transformar el arte regional. Un carácter distintivo fue la estrecha vinculación de artistas, poetas y músicos, quienes plasmaron sus inquietudes en revistas culturales de alcance regional entre las que se destacó Angulo2 —boletín de literatura, música y pintura dirigido por Raúl Brié, Carlos. L. García Bes y Manuel J. Castilla— que contó con la participación de autores del Noroeste argentino y Bolivia. Uno de los postulados de la revista, publicado en el primer número, expresa las inquietudes del grupo: “Angulo, combatirá lo fácil, lo intrascendente y lo pintoresco dentro del campo artístico. Para nosotros el arte no tiene fronteras y el hombre nos interesa no por lo que tiene de folclórico, sino por lo que significa artísticamente como producto de la naturaleza, como hombre en sí”. Un antecedente de Angulo fue la revista La Carpa, editada por el grupo del mismo nombre en San Miguel de Tucumán a partir de 1943 y que también tuvo alcance regional. Las revistas culturales La Carpa, Angulo y Tarja, esta última en San Salvador de Jujuy, actuaron como órganos de difusión y gestión de programas culturales regionales.3 Es en este contexto de trabajo interdisciplinario que Raúl Brié desarrolló una obra pictórica marcada en su etapa temprana por una figuración que buscó construir una imagen nueva del hombre del NOA y que fue el resultado de habitar por largos períodos lugares del interior de Salta como Tartagal y Chicoana. Las inquietudes de Brié se materializaron en una época marcada por el creciente interés de artistas locales y nacionales en recorrer no solo el NOA, sino también Bolivia, como es el caso de Gertrudis Chale y Antonio Berni.4 Más tarde esta obra dio paso paulatinamente a una pintura de corte abstracto que Brié continuó trabajando luego de su partida de Salta, en el año 1965. Brié fue un artista múltiple, además de dedicarse a la pintura, simultáneamente se dedicó a la escritura con la misma intensidad. Testimonio son sus poemas, escritos de forma tenaz durante sus últimos años, y su libro La casa de tablas, una novela no convencional. Como señala Mabel Ovejero de Gómez en el prólogo del libro: “Obra total, es novela, poema, revelación, exégesis y teoría de la creación artística, ficción y vida ficcionalizada, sublimación por el arte del Chaco

7


Salteño”.5 Asimismo, en el año 1943, junto a Carybé, tradujo al español una de las grandes obras del Modernismo brasilero: Macunaíma, de Mario de Andrade, que finalmente no se publicó. Docente, gestor cultural, investigador, sus últimos años los pasó avocado a la escritura, a la pintura y a un compendio de terminología de alquimia, que no llegó a publicar. La muestra en el Museo de Bellas Artes nos trae a esta figura de artista que fue Brié a través de núcleos expositivos que comprenden obras, textos, material de archivo y grabaciones de época. El objetivo fue reconstruir su trayectoria a manera de mapas de su pensamiento y obra con la finalidad de poner de relieve la magnitud de su creación, como así también dejar abiertas futuras líneas de investigación que profundicen la iniciada por el museo, sobre todo en lo que respecta a su pintura abstracta, que se presenta como un desafío por su manifiesto hermetismo. En este sentido, el Museo asume una vez más la responsabilidad de contribuir, de forma plural y crítica, a la construcción de la historia del arte en Salta a través de una exposición original y un catálogo con textos críticos. Para ello ha convocado en la curaduría a Roxana Ramos, artista, gestora e investigadora salteña, en el marco de una política que lleva adelante la institución de promover la participación de investigadores locales en el ámbito museal. El catálogo incluye un texto curatorial y biografía que dan cuenta por primera vez de la figura y vasta obra de este artista durante su período en Salta y España, además de la recuperación de un texto de Leopoldo “Teuco” Castilla publicado en la revista cultural salteña Claves, en el año 1999, y al que consideramos una mirada lúcida sobre el período de Raúl Brié en España.6 En sus últimos años, Brié escribe “A medida que aislamos la certidumbre restablecemos la visión”,7 poema que se aproxima a una declaración artística estrechamente unida a su vocación irrenunciable de crear fuera de los límites convencionales, de crear fuera del cauce. Lic. Andrea Elías Directora del Museo de Bellas Artes de Salta

1 El Museo de Bellas Artes realizó, en el año 2012, como parte de su programa Muestra Homenaje, la exposición de este grupo centrada en el período de su estadía en Salta. 2 La revista Angulo se publicó en Salta a partir del año 1945 y hasta 1947, y contó con 18 números. 3 Castelanelli, Mercedes y Sosa, Carlos Hernán. (2008). “Los colores de las palabras (Sobre Manuel J. Castilla y las Artes Plásticas)”, en Anales de Literatura Hispanoamericana. vol. 37. ISSN 0210-4547. 4 Antonio Berni estuvo de visita en Salta en el año 1942 procedente de Bolivia. 5 Publicado por el Fondo Editorial de la Secretaría de Cultura de Salta en el año 2007. 6 Castilla, Leopoldo (1999). “Raúl Brié, algunas memorias”, en Claves, año viii, nº 86. Salta. 7 Poema escrito el 12 de octubre de 1980.

8



Roxana Ramos Mapas sobre la obra y el pensamiento de RaĂşl BriĂŠ


… pensar en un arte nuestro será acertado, siempre y cuando tomemos en cuenta lo que queremos ser, … volvemos al viejo principio marxista: lo importante es cambiar el mundo y no expresarlo. Juan Acha Roxana Ramos es licenciada en Artes por la Universidad Nacional de Tucumán y se encuentra realizando el doctorado en Artes-Humanidades en la misma Universidad. Desarrolla tareas de investigación, curaduría y gestión independiente y se desempeña como docente en distintas instituciones locales. Co-coordinó La Guarda, espacio de artes visuales, en Salta. Actualmente trabaja en becas de investigación de arte e historia local.

Raúl Brié fue un artista y escritor que en y desde Salta encontró la fuente de su impulso innovador y creativo; a la vez que provocó, junto a sus amigos colegas, una escena local de transformación modernizadora en la cultura salteña de los años 40. A lo largo de su trayectoria pudo conformar una obra ecléctica compuesta por un mapa de producciones plásticas y teóricas, tanto poéticas como técnicas. Su arte y su pensamiento van íntimamente articulados, como también la vital necesidad de habitar y viajar para crear. Su forma de entender el ser creativo excede y desborda los paradigmas que en su tiempo lo han enmarcado ya que su pensamiento se traduce en pinturas que van de lo americanista a la abstracción, investigaciones que van del arte colonial a Watteau, escritos poéticos y comentarios de arte, a la vez que análisis técnicos y alquímicos. Raúl Brié. Crear fuera del cauce, exhibida en las salas del Museo de Bellas Artes de Salta, aborda la inquietante búsqueda que, mediante el arte, Brié desplegó para dar una interpretación del mundo.El material utilizado para el armado de la exposición es inédito. Fue relevado, digitalizado, analizado y restaurado para construir diferentes interpretaciones, y se presentó a través de seis núcleos conceptuales emplazados en las distintas salas del Museo que se articulan de modo espiralado entre sí. A través de estos núcleos aparecen desarrollados ejes sobre su pensamiento poético y vital como lo fueron la importancia de habitar el norte argentino, la necesidad del artista de crear con los otros y entre sus colegas, su conciencia y compromiso de construir un contexto propicio de desarrollo cultural, la inquietud de ampliar horizontes por medio de viajes para crear, como así también el desarrollo de su obra pictórica mediante la abstracción y una escritura poética íntima y alquímica. Acercamiento al Norte: habitar para crear Raúl Brié fue oriundo de Buenos Aires, donde vivió su infancia y juventud en ambientes humanistas. Ya desde muy

11


chico forjó amistad con los artistas Luis Preti y Héctor Bernabó Carybé, con quienes compartió una mirada bohemia de la vida que los acercó al arte y la escritura, convirtiéndose, con los años, en destacados pintores y gestores de la cultura del norte argentino. Así es como inició su formación superior en la Universidad Nacional de Buenos Aires, cursando parte de la carrera de Filosofía y Letras y descubriendo su vocación de escritor. Impulsado por la marcha de sus íntimos y bohemios amigos Carybé y Preti, alrededor de sus 25 años, viajó a Salta. Eran jóvenes provenientes de familias prósperas que decidieron habitar la profunda y desconocida Argentina del norte. Los primeros tiempos estuvieron en Chicoana, viviendo en una casa que les prestaba el reconocido pediatra Rafael Villagrán, quien valoraba en demasía el pensamiento y la pintura de estos jóvenes exploradores y a los que lo unía un profundo amor filial. A ellos se les sumó, por esos años, la artista austríaca Gertrudis Chale1 con quien conformaron un grupo espontáneo que llevó adelante investigaciones y ensayos expositivos. Durante este período, estos cuatro artistas forjaron una relación indivisible entre arte y vida: habitaron para crear, crearon para vivir. Viajaron por Calilegua (Jujuy), en donde convivieron con el hombre originario de la Puna. Allí se empaparon de sus paisajes, vistas y sensaciones. Luego su destino fue Tartagal (Salta), que se convirtió en un foco de inspiración para sus búsquedas plásticas, lo que les permitió ir construyendo de a poco un estilo personal en sus obras plásticas y poéticas. Vivieron experiencias íntimas con las comunidades indígenas del Chaco salteño. Esta breve residencia le dio el nombre al grupo: Grupo Chicoana, o también Grupo Tartagal. Para Brié, Tartagal fue el lugar en el mundo al que volvió incluso a fines de su vida, mediante su literatura. Tartagal fue el principio y el fin. Conocer el mundo indígena americano era por aquellos años una preocupación nacional. Aparecieron vastas investigaciones sociológicas y antropológicas de estudio sobre los pueblos originarios en la región.2 En este sentido la antropóloga salteña Luna de la Cruz manifiesta que hubo por aquellos años una “mirada reivindicadora desde un indige nismo a partir del cual se miden las razas por la pureza de su sangre… Se seguirá concibiendo al indio del Chaco como el ejemplar más puro que se vuelve estéticamente agradable, y al que se debe rescatar, porque en definitiva se lo sigue mirando como el otro más radical y exótico”. Estas búsquedas de una identidad americanista se enmarcaron en preocupaciones sociales, artísticas y nacionales sobre cómo definir una identidad argentina que transitaba entre lo extranjero y lo local. Dice Teuco Castilla:3 “contra las tendencias europeizantes

12

Mapas sobre la obra

1 Pintora. Viena (1998-1954). Radicada en la Argentina desde 1934.

2 Tal es el caso de Salvador Canals Frau y su obra Las poblaciones indígenas de la Argentina, su origen, su pasado, su presente.

3 Entrevista realizada al escritor con motivo de esta investigación.


de su época optaron por pintar las gentes y el paisaje de América Latina”. La pintura que Brié desarrolló en esta etapa es figurativa, de carácter sintético y geométrico; sus protagonistas son los trabajadores, las mujeres autóctonas, los paisajes del campo y las costumbres vividas allí.

4 Córdova Iturburu, Cayetano (1958). La pintura argentina del siglo XX. Buenos Aires: Editorial Atlántida.

5 Carta de Raúl Brié a Alba Usandivaras de Brié, desde Salvador de Bahía, marzo de 1953.

Colaboraciones y agenciamientos: crear con los otros La obra de Raúl Brié se vio influenciada fuertemente por la obra de Preti y Carybé, a quienes consideraba sus maestros. A partir de cierto reconocimiento a su trabajo, realizaron exposiciones individuales y colectivas donde articularon obras, texto y gestión. Brié colaboró con Gertrudis Chale cuando expuso individualmente en mayo de 1950 en la galería Peuvsner en Buenos Aires e ilustró su catálogo. En 1954 Cesar Fermín Perdiguero reunió a Brié, Argenti, Juane y Dávalos en una exposición colectiva en la casa de la familia Uriburu. A partir de ello, el crítico martinfierrista Córdova Iturburu, en su libro La pintura argentina del siglo XX,4 escribe sobre estos artistas provincianos de relevancia nacional, mencionándolos excepcionalmente en una reseña del arte argentino y con la intención de visibilizar a los artistas que estaban trabajando en el norte argentino. Carybé viajó continuamente a realizar trabajos en Brasil, y ya en 1943 contó con la colaboración de Raúl Brié para traducir al español el libro Macunaíma de Mario de Andrade, artista brasilero con quien habían trazado amistad. La traducción nunca fue publicada. Así también hacia 1953 contó con su colaboración para un gran mural. Escribió Brié en una de las cartas5 a su mujer: “estoy trabajando mucho en apuntes y dibujo y ayudando también a Carybé en una gran decoración que le han encargado. Un trabajo como el que hice con él en Buenos Aires pero mucho más serio e importante”. El trabajo de intercambio se amplió fuera del país al tomar contacto con artistas extranjeros de similar idiosincrasia, como Mario de Andrade o Jorge Amado, a quienes se acercaron gracias a Carybé. Uno de los temas que los unía fue su interés por la América mestiza. En septiembre 1954 Brié mostró obra junto a Ramiro Dávalos, Osvaldo Juane y Luis Preti en la Dirección de Cultura del Ministerio de Gobierno y Justicia de la Provincia de Salta.

6 Galería de Arte que se inaugura en 1964 en Caseros 155, Provincia de Salta.

En 1964 surgió uno de los lugares de mayor difusión para los artistas en aquel momento: la Galería de Arte Crivelli,6 inaugurada el 9 de septiembre con una muestra colectiva de Alejandro Ache, Miguel Biazzi, Raúl Brié, Norma Buccianti,

Mapas sobre la obra

13


Antonio Cambronero, Julio Coll, Mariano Coll, María Cheridi, Dora Frías, Benjamín Heredia, Osvaldo Juane, Juan Pautassi, Luis Preti, Jorge H. Román, Selva Ramírez, Antonio Yutronich, Rodolfo Argneti, y Esdras Gianella. En el catálogo de la exposición7 el dueño y director de la galería manifiesta sus intenciones difusionistas: “Las inquietudes artísticas de Salta, la prolífica labor de sus artistas, y mi deseo de poder de alguna manera retribuir las atenciones y la simpatía que sencilla y desinteresadamente los salteños ofrecen a quienes llegan a este rincón argentino, me han inducido a abrir esta ‘Galería de Arte’ para colaborar a una mayor difusión de las obras de los artistas. Esta primera galería privada de Salta será para los amantes de de las artes plásticas, un lugar de recogimiento para poder conocer y admirar las obras de todos los artistas residentes en esta ciudad y de los de resto del país, que irán exponiendo sucesivamente”. En ese mismo catálogo agradece al arquitecto Eduardo Larrán y a los profesores de la Escuela Provincial de Artes por su colaboración. Un sistema de articulación y circulación de la obra de arte se estaba gestando. En 1964 Brié Ilustró La semana de Salta 64, un ciclo de boletines de poemas impresos para la Dirección Provincial de Turismo y Cultura. Algunos de los poetas eran Manuel Castilla, Washington Simpson Castro, Dora Lescano, María Angélica de la Paz Lescano, José Ríos, Antonio Nella Castro, entre otros. El trabajo con los poetas y la relación de Manuel Castilla con la plástica son evidentes en términos literales y simbólicos. Expuso esta serie junto a obra de Jorge Hugo Román en la Galería de Arte Crivelli, bajo el nombre Juegos decorativos. Las ilustraciones son todas miniaturas abstractas de cierto rasgo informalista con una búsqueda matérica (en el catálogo menciona los recursos utilizados simplemente y sin poner títulos a las obras: óleo y laca, pastel, impreso y tinta, collage y barniz), por lo que se entiende que muestra cierta autonomía respecto de la figuración, en tanto omite la representación. Se relacionó con profesionales con los que articuló el interés por el arte. Así fue que realizó Ex libris para profesionales del medio con quienes cogestionaba actividades en torno al arte. Algunos de esos trabajos fueron realizados, entre otros, para el Dr. Edmundo Di Lella, Pajarito Velarde —con la leyenda “Pueyrredón 106”—, Elsa Salfity, María Vidal de Martorell, el Juez Dr. Franciso Uriburu Michell y para el fundador y director del diario El Intransigente, David Michell Torino, como así también para el pediatra Rafael Villagrán, quien fue de algún modo el primer mecenas del grupo. Brié realizó dichas xilografías articulando la escritura y el diseño de la imagen en referencia a las profesiones u oficios de las personas mencionadas.

14

Mapas sobre la obra

7 Catálogo de muestra colectiva, Salta, 1964.


Cuando Preti expuso en el Museo del Estado de Bahía, Brasil, en 1975, Brié escribió un texto para el catálogo, en el que también escribió Jorge Amado. Y en diciembre de 1977, le escribió un texto sobre su cuadro La Paz en Bolivia, texto que fue publicado en el catálogo de la exposición de Preti en la Galería Gloria Aleman en julio de 1985. Investigación, educación y gestión: crear el contexto En aquellos tiempos, la necesidad de habitar un lugar para crear y de vivir y pensar en cooperación con los otros se amplió a la intención de crear una situación de contexto cultural propicio e innovador basado a su vez en el desarrollo de la formación en artes, la escritura crítica y reflexiva sobre arte y la investigación teórica que permitiera proyectar el arte en Salta.

8 Morandini, Alejandro (2010). El oficio del árbol, obra periodística del Manuel J. Castilla. 1949-1960.

9 El Intransigente, fundado el 17 de abril de 1920, contaba entre sus dueños a David Michel Torino, radical nacido en Cafayate en 1888, industrial ganadero y vitivinícola.

Dicho conjunto de artistas estaba conformado por plásticos, músicos y escritores, como Manuel Castilla, Raúl Aráoz Anzoátegui, Cesar Perdiguero, Cuchi Leguizamón, Jaime Dávalos, entre otros. Con respecto a esto, Morandini8 comentó: “Son los años decisivos del encuentro de los poetas y músicos salteños con el grupo llegado de Buenos Aires…, días de exploración de una sensibilidad no ejercida hasta entonces en las artes del norte argentino”. Uno de los relevantes hechos teóricos fue la producción de la revista Angulo. Brié, junto a Carlos “Pajita” García Bes y Manuel Castilla, idearon y gestionaron un espacio de pensamiento y escritura sobre arte y literatura que claramente seguía el formato innovador de difusión de las ideas artísticas de vanguardias europeas. En el boletín Angulo se divulgaban poesías, prosas, textos críticos, artes plásticas, ilustraciones de artistas, imágenes de obras de arte del momento y comenta rios afines que se articularon y entretejieron literal y simbólicamente, fundando una generación pensadora y profundamente creativa, a la vez que crítica. Se publicaron dieciocho números consecutivos entre 1944 y 1947 con trabajos de Margó Solva Sanginés, Manuel Castilla, Francisca More de Brian Sobaje, Oscar Camisas, Joaquín Jacuzzi, Nicanor Pereyra, María Adela Agudo, Carybé, Raúl Araoz Anzoátegui, Antonio Ávila Jiménez, Octavio Echas, Mario de Andrade, Julio Ovejero Paz, María Elvira Juárez, Otero Pizarro, Gustavo Leguizamón, Sara San Martín de Dávalos, Julio Cesar Lázate, Jaime Dávalos, Clementina Rosa Queme y José María Mira, e ilustraciones de Raúl Brié, Luis Preti, Horacio Marcha y Gertrudis Chale. La escritura sobre arte que desarrolló Brié se evidenció también en los trabajos que hizo entre el 45 y el 48 para el diario El Intransigente9 de Salta como corrector de textos. Pero

Mapas sobre la obra

15


también consiguió un espacio personal donde publicó algunos escritos literarios en forma de memoria (de Tartagal) en los que aparecen proposiciones sobre la pintura. Ocupa así ese lugar editorial de gran importancia para la difusión y puesta en valor del arte. Allí se encuentran escritos como “El Pilcomayo”, “Pinceladas”, “Papayas y yuchanes”, “Caserío”, “Pequeña toldería”, “Monte”, “Lluvia”, “Arenal y caballo”, “Los cielos”, “La noche” entre otros; a los que además ilustró con sus dibujos. En “La noche” dice: “Entonces la ventana acumula geometría y repetidas canciones. Frente al paisaje lunoso y exacto… De unidad vegetal y acabado susurro”. En el mismo sentido, a fines del 49 se fundó el diario El Tribuno10, en el que los poetas y artistas también encontraron un espacio de expresión y difusión para su trabajo. Otro gran hecho que da cuenta del trabajo expansivo, cola borativo y de fuerte compromiso con el arte como una herramienta social fue pensar la educación del arte en la provincia. Hacia los años 50 fue la ideación, gestión y puesta en marcha de la Escuela Provincial de Bellas Arte Tomás Cabrera, proyecto en el cual Raúl Brié trabajó a la par de su mentor Carlos “Pajita” García Bes y que se enmarcó en políticas educacionales de Nación. Los artistas de provincia se vieron impulsados a forjar escuelas innovadoras federalizando las posibilidades de creación y poniendo el arte de las provincias en la escena nacional, es por ello que artistas como Lino Eneas Spilimbergo —que se instaló en Tucumán— o Antonio Berni visitaban la provincia. Un proyecto de investigación teórica que Brié desarrolló fue Relevación de un arte abstracto infantil y sus implicaciones para iluminar la esencia del movimiento informal en el Arte Abstracto contemporáneo. Es un estudio de nivel universita rio que involucró a Salta y Tucumán y articuló la educación, la psicología y el arte desarrollado por el Departamento de Psicología Educacional del Consejo General de Educación de la Provincia de Salta conjuntamente con el Instituto de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Tucumán. Además contaban con el aval del Fondo Nacional de las Artes. En este proyecto fue jefe de atelier de pintura del Departamento de Psicología Educacional cuyo director fue el reconocido Dr. Oscar Oñativia. Allí, al igual que los teóricos europeos, rastreó la abstracción en la psicología gestáltica, en el pensamiento visual del sujeto. Esta investigación relacionó arte, infancia y abstracción y tuvo un profundo abordaje sobre la educación en artes y sobre la importancia del arte como campo curricular, a la vez que manifestó la necesidad de atender a producciones artísticas diferentes a la clásica, y más aún ligar la abstracción a lo primitivo y a la infancia.

16

Mapas sobre la obra

10 El 21 de agosto una fracción interna del peronismo había creado el diario El Tribuno. En su primer número aparece “Copajira”, de M. J. Castilla.


Así inició un camino como investigador en arte, que expandió sus fronteras territoriales. Becas: viajar para crear Brié era un artista viajero, buscador incansable de identidades, de conocimientos e innovaciones. Sus cartas muestran este transitar iracundo que lo llevó a convertirse en muchos de los casos en un personaje trashumante y solitario, a la vez que en un gran gestor de su carrera, solicitando becas y residencias para poder viajar, estudiar e investigar fuera y dentro del país. Tuvo la inquietud de investigar no solo sobre el arte en Salta sino sobre el arte latinoamericano y europeo. En junio de 1963 La Universidad Central del Ecuador, a través de la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación, lo becó para participar en el VI Ciclo internacional de verano. Brié gestionó además el apoyo de la Provincia de Salta mediante el Ministerio de Gobierno, Justicia e Instrucción Pública de Salta, y el apoyo de la Embajada de la República Argentina. Consiguió una licencia en la Escuela Provincial de Bellas Artes para ir a formarse e investigar el arte colonial de Quito. Aprovechó además la oportunidad para difundir la obra de los artistas salteños en Quito, para lo cual llevó información y trabajos de poetas y pintores con el propósito de establecer vínculos con los medios culturales de aquel país. Esto evidencia que funcionó verdaderamente como un articulador y gestor de la difusión de la obra de artistas salteños fuera de la región. Realizó una importante investigación sobre el arte colonial de Quito y Guayaquil, trabajo que a su regreso a Salta en 1964 publicó en nueve notas en el diario El Tribuno. A su vez realizó una exhibición en la Galería Crivelli llamada Arte colonial en Salta para la que recopiló obra de arte colonial de colecciones privadas de salteños.

11 Ferré trabajó en proyectos culturales con el presidente del Senado de España, Antoine Fontán, por lo que a su vuelta a Francia fundó Le Fígaro Magazine, junto con el crítico de arte Louis Pauwels. 12 Ferré, Jean (1972). Watteau. Madrid: Ed. Athena Publishing.

A partir de aquel viaje, Brié manifestó la necesidad de conocer el arte europeo. Así es que viajó a España becado por el Instituto de Cultura Hispánica en julio de 1965. Allí, además de exponer su obra pictórica, se dedicó a estudiar el arte europeo con tal profundidad que resultó un especialista técnico de la autenticidad de las obras. Conoció los principales museos y realizó estudios de las obras más relevantes de España y Francia, además de viajar por Alemania, Holanda e Inglaterra, entre otros países. En esa oportunidad conoció al historiador francés Jean Ferré11, quien en 1968 lo contrató para investigar la obra de Antoine Watteau, obra que el gobierno francés quería poner en valor. Luego de cuatro años de investigación, en 1972, fue publicado dicho trabajo bajo la edición de Jean Ferré, la colaboración de Antonio Fontán y el análisis técnico de Monsieur Raúl Brié.12 Se publicaron solo siete ejemplares de tres tomos de análisis técnico y una caja de láminas a color

Mapas sobre la obra

17


de las obras del artista. Está impreso en altísima calidad y encuadernado especialmente. Se presentó mediante el catálogo Pélerinage à Watteau en el que Louis Powels, en su texto titulado “Watteau et la cécité des écrivains d’art”, comenta: “El epílogo de Raúl Brié para el Watteau de Jean Ferré es uno de los textos más densos y más seguros de la historia del arte escritos sobre Watteau”. Brié envió a Salta un juego del libro para ser donado a la Escuela Provincial de Bellas Artes en 1974. Con ese motivo, en julio de 1975 se publicó una nota en el diario El Intransigente titulada “Saludos a Raúl Brié ese señor artista” anunciando la donación. Además, en la nota ya se hacía referencia a que el Museo del Prado, en España, acababa de encargarle un estudio total sobre la obra de Zurbarán. Brié ya era un gran conocedor de las problemáticas de la pintura en el mundo moderno, lo cual impactaría en su obra pictórica. Hacia la abstracción: crear es inventar En las primeras décadas del siglo xx las teorías del arte europeas giraban en torno a las problemáticas de la percepción y la autonomía de las formas. Por ello el arte vanguardista de la abstracción geométrica y constructiva se forjó sobre el nuevo paradigma de inventar y no representar (clásico). Brié asistió a estas corrientes en Argentina cuando el Arte Concreto de la mano de Maldonado trajo a la escena local una abstracción pura.13 En 1944 se publicó, siguiendo la modalidad europea, la revista porteña Arturo sobre arte abstracto geométrico. En 1948 se realizó una de las exposiciones más importantes para la abstracción geométrica de Argentina: Nuevas realidades en la galería Van Riel donde se hizo pública esta nueva pintura de raíz no figurativa y de rasgo cientificista. En escenas de provincias estas problemáticas iban a tener sus referentes. En Salta, Brié inició comprometido una búsqueda hacia la abstracción con conocimiento de las teorías internacionales al respecto. Sus paisajes y temas del norte profundo comenzaron a esquematizarse, a servir de puntos de partida para llegar a las construcciones de obras de abstracción matérica, inspiradas en una transmutación natural y en la plasticidad del paisaje vivido. La revista Angulo en su forma editorial persiguió el interés de funcionar como un manifiesto de vanguardia donde la plástica y la poesía se unían en sinestesia. Preti dijo de Brié:14 “Raúl Brié fue el primer pintor abstracto de Salta, ya en el año 1942 vi sus primeros trabajos abstractos en Buenos Aires”. En los años 60 y 70 realizó pasteles y dibujos a lápiz en miniaturas que le permitieron la investigación detallista de las formas puras de la abstracción, a la vez que cargó sus telas

18

Mapas sobre la obra

13 López Anaya, Jorge (2005). Arte Argentino. Cuatro Siglos de Historia 1600-2000. Buenos Aires: Emecé.

14 Nota del diario El Tribuno, 1986.


de una exploración matérica. Su abstracción remite a ciertos juegos numéricos que devienen del paisaje, sus estados de metamorfosis y estudios geométricos. La Casa de tablas: escritura del desborde Así como la pintura de Brié desbordó los modelos clásicos de la pintura, su escritura literaria y poética se exacerbó con fuerte madurez los últimos años de su vida.

15 Revista Claves N° 14, diciembre de 1999, Salta.

Varios jóvenes argentinos exiliados en España lo visitaron y vivieron con él. A fines de los 70 y principio de los 80, los poetas Leopoldo Castilla, Santiago Sylvester y Héctor Tizón frecuentaron su casa. Sus relatos, cartas y colaboraciones permiten interpretar el trabajo que Brié estaba desarrollando. Como por ejemplo, el hecho de que estaba escribiendo un diccionario de alquimia. Santiago Sylvester hace mención a que incluso su poesía estaba teñida de la problemática de la trasmutación alquímica de la materia. Así es como en 1980 el poeta salteño Teuco Castilla relevó poesía de Brié y publicó una breve selección en una nota titulada Raúl Brié. Algunas memorias que se adjunta en este catálogo.15 Allí menciona que la escritura de Brié es una “escritura de un talento de alto riesgo”, y que en los tres últimos años de su vida “escribía como un poseso”. Castilla manifiesta que su escritura estaba atravesada por la metafísica, la alquimia, y una sensibilidad extrema y penetrante. De ese modo Brié abandonó este mundo como un seducido por el más allá, hacia 1983. Dejó un legado poético, plástico y literario que amplía el patrimonio local y nacional. La obra plástica y poética relevada de Raúl Brié resulta desbordante tal como su propia personalidad: huidiza, compleja y sumamente profunda. Es por ello que Raúl Brié. Crear fuera del cauce es una exposición concebida de manera cartográfica y anacrónica, que se diseñó como un armado de mapas de múltiples capas sobre su obra y su pensamiento, constituidos a partir de una mirada situada respecto de documentos, textos, imágenes, relatos, fotografías y memorias de época. La obra nos mira, queda el desafío de emprenderla.

Mapas sobre la obra

19


Fuentes consultadas y/o citadas Acha, Juan; Colombres, Adolfo y Escobar, Ticio (1991). “La necesidad latinoamericana de definir el arte” en Hacia una teoría latinoamericana del arte. Buenos Aires: Ediciones del Sol. Brié, Raúl (2007). La casa de tablas. Salta: Editorial Secretaría de Cultura de la Provincia. Canals Frau, Salvador (1953). Las poblaciones indígenas de la Argentina, su origen, su pasado, su presente. Buenos Aires: Editorial Sudamericana. Castilla, Leopoldo. (1999). “Raúl Brié, algunas memorias”, en Claves, año viii, nº 86. Salta. Córdova Iturburu, Cayetano (1958). La pintura argentina del siglo XX. Buenos Aires: Editorial Atlántida. De la Cruz, Luna (2011). Salta 1930-1960. Un relato de pintores, rupturas e identidades. Salta: Editorial Fedro. Ferré, Jean (1972). Watteau. Madrid: Ed. Athena Publishing. Herrera, María José y Elías, Andrea (2013). María Martorell. La energía del color [catálogo]. Salta: Fondo Editorial Secretaría de Cultura de la Provincia de Salta. López Anaya, Jorge (2005). Arte Argentino. Cuatro Siglos de Historia 1600-2000. Buenos Aires: Emecé. Martorell, Carmen y Lotuffo, Margarita (2005). Vida plástica salteña. Salta: Editorial Secretaría de Cultura de la Provincia. Morandini, Alejandro (2010). El oficio del árbol, obra periodística del Manuel J. Castilla. 1949-1960. [Disponible online: http://alejandromorandini.blogspot. com.ar/2012/05/el-oficio-del-arbol.html] Preti, Luis (1986). “Las artes plásticas en Salta”, en El Tribuno, octubre. Salta. Warburg, Aby (2010). Atlas Mnemosyne [Traducción al español por Fernando Checa]. Madrid: Editorial Akal. Weschler, Diana B. (2015). Pensar con imágenes. Todo arte es contemporáneo. Buenos Aires: Estudios Curatoriales Eduntref.

20

Mapas sobre la obra



Leopoldo RaĂşl BriĂŠ. Algunas memorias Castilla


Leopoldo “Teuco” Castilla es poeta y escritor salteño. Ha publicado numerosos libros de poesía, algunos de los cuales recibieron premios como el del Fondo Nacional de las Artes o el Municipal de la Ciudad de Buenos Aires. Como narrador, además de publicar libros fue invitado por la Unión Soviética para escribir Diario en la Perestroika, publicado en 1990 por Editorial Progreso de Moscú. En 1991, basado en su cuento “La redada” se filmó un largometraje que llevó el mismo nombre. Su poesía ha sido traducida al inglés, francés, italiano, sueco, portugués y ruso.

“No quiero ser un poeta o un pintor. Quisiera llegar a ser un artista”, decía Raúl Brié, entendiendo por ello una total conjunción de existencia y creación, una entrega incondicional y rotunda a esa vocación que en él se tradujo en pinturas, poemas y una novela mayor titulada Sepulcro encantado. Una apuesta que comenzó en la juventud de ese estudiante de Letras que llegó a Salta, en los años 40, convocado por Carybé, el gran pintor argentino-brasileño. Junto con él llegó también Luis Preti, que venía de París de ser discípulo de André Lothe y Gertrudis Chale, pintora austríaca con todo el venero de arte europeo a sus espaldas. Fueron ellos los que, en épocas donde el arte del país enloquecía su brújula buscando el norte en el viejo continente, optaron por contar plásticamente la vida del paisaje y los hombres de nuestro Norte y de América Latina. Dieron, junto a otros artistas nuestros, testimonio y leyenda a un mundo innominado para la cultura del país. Brié y los otros pintores se instalaron en el Chaco salteño, vivieron entre los indios, mientras, en una alegre bohemia crecía de a poco en cada uno de ellos una obra rigurosa, sin concesiones. Por ese entonces, Brié comenzaba a escribir algunos poemas que solo sus íntimos conocían y que, aunque ya reunidos, no llegarían a publicarse nunca. El libro primerizo se llamaba Madera. Los cuadros eran figurativos. Luego Brié derivaría hacia el abstracto. Mientras tanto, como otros artistas, —ya habían llegado a Salta Osvaldo Juane, Jorge Hugo Román, Rafael Argenti— dictaba clases en la Escuela de Bellas Artes Tomás Cabrera, fundada por Carlos Luis García Bes. Brié en España Años después, Brié decidió instalarse en España. Allí escribió la médula crítica de una obra magna sobre el francés Watteau, la publicación más completa que se había hecho por ese entonces sobre el trabajo de un solo pintor en el mundo. Y cuando se intentó suplantar a la Gioconda de su lugar privilegiado en el Museo del Louvre por el “Gilles” de Watteau, fue él quien demostró que este cuadro no era auténtico, con

Raúl Brié. Algunas memorias

23


el consiguiente escándalo en Francia. Se le prohibió, desde entonces, la entrada a los laboratorios del Louvre. Mientras esto ocurría, los especialistas más importantes de Europa iban a consultarlo a su casa de Aravaca, en las cercanías de Madrid. Cuando yo llegué a España, Raúl, de generoso que era, me inventó un trabajo para que este joven exiliado pudiera comenzar a sobrevivir. Esto era por 1976. Y el joven que yo había conocido de niño en la casa de mi infancia se había convertido en un hombre emocionado por su memoria, concéntrico en la exploración de una realidad a la que había que descubrirle otros planos más hondos no condicionados por el privilegio de la visión, como él decía. Raúl Brié me extendió mi mundo, enseñándome que era posible interrogar la realidad visible sin paradigmas, sin el ojo amaestrado por la cultura, intentando crear a partir de la ruptura de esa dócil certitud de nuestros sentidos. Nos íbamos a dormir a las diez de la noche. A las dos de la mañana Raúl llamaba a la puerta de mi habitación. “Vamos a trabajar”, me decía. Yo al principio intentaba iniciar el fichaje de la obra de Zurbarán en el cual él se encontraba trabajando. Pero él, implacable, proponía: “vamos a ver qué pasa con la creación” y comenzaba entonces un diálogo que, llegadas las siete de la tarde, había cobrado tal incandescencia que era imposible de sostener. A estas alturas nos escribíamos las preguntas y respuestas en papelitos que llenaban la mesa de trabajo, porque hablando, no había caso. Cosas que recuerdo: a Raúl obsesionado por develar el qué —no el cómo ni el por qué— de la naturaleza. Como esa vez que estuvo dos días y dos noches observando, sin dormir, tres cabezas de ajo. O escribiendo sus poemas en la total oscuridad, mientras agotaba cajas enteras de lápices. Se había convertido en alquimista (toda su magnífica —y lamentablemente inédita— novela está construida con claves alquímicas) y no era extraño verlo juntar agua de lluvia o mezclar distintos elementos en busca de un camino que reconfirmara la unidad material del universo. Entretanto, nos recibía a sus pocos amigos en el jardín de su chalet que había alquilado y en donde se obstinaba en plantar maíz, para recordar a Salta. No quería salir de ese centro de concentración, donde había reunido todo el mundo, buscando en él una secreta

24

Raúl Brié. Algunas memorias


inteligencia, una ley en el azar de una física salvaje. Escribió: “No me inquieta Dios / sino su sitio”. En los tres últimos años de su vida escribía como un poseso. Centenares de poemas. Cinco, siete por día. “No tengo tiempo de corregir”, decía. Junto a esta nota salen algunos de dos selecciones que hicimos juntos —una de unos doscientos y otra de doscientos veinte poemas—; esto es la poesía de un talento de alto riesgo en el que la violencia de la creación abre orificios en ese muro neutro de las últimas preguntas. Alguna vez nuestro país recuperará este altísimo aporte. Tal vez cuando estemos a la altura de su genio creador.

Raúl Brié. Algunas memorias

25


De izquierda a derecha: Gertrudis Chale, Luis Preti y Raúl Brié. Chicoana, Salta, 1943. S/T [de la serie Indias, x 4], ca. 1949 Carbonilla s/papel, 29 x 26 cm Colección Adriana y Carlos Brié



S/T, s/d Esgrafiado s/cartón, 38 x 24 cm Colección Adriana y Carlos Brié

Paisaje, s/d Acrílico s/papel, 15 x 18 cm Colección Adriana y Carlos Brié


Paisaje, s/d Pastel s/papel, 44,5 x 56,5 cm Colecci贸n Adriana y Carlos Bri茅


S/T, s/d Técnica mixta s/tabla, 39 x 57 cm Colección Adriana y Carlos Brié


S/T, s/d Técnica mixta s/tabla, 40 x 57 cm Colección Adriana y Carlos Brié


S/T, s/d T茅cnica mixta s/tabla, 44 x 66 cm Colecci贸n Museo de Bellas Artes de Salta



Retrato de Jorge Hugo Román, ca. 1960 Pastel s/papel, 34 x 21 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, s/d Técnica mixta s/tabla, 37 x 27 cm Colección Adriana y Carlos Brié




S/T, s/d Técnica mixta s/tela, 49 x 77 cm Colección Adriana y Carlos Brié


Vista parcial de sala Museo de Bellas Artes de Salta



Carybé, Luis Preti y Raúl Brié. Chicoana, Salta, 1943


Biografía

Raúl Luis Brié nació el 16 de junio de 1917 en Buenos Aires, vivió su infancia y juventud en Villa Urquiza y Villa del Parque, donde asistió a academias humanistas. Inició su formación superior en la Universidad Nacional de Buenos Aires en 1935 donde cursó Filosofía y Letras y descubrió su vocación de escritor y su fuerte interés por el arte. En 1943 viajó a Salta con los artistas Luis Preti (1912-1993) y Héctor Bernabó “Carybé” (1911-1997), con quienes ese mismo año vivió en Chicoana, en una casa que les prestaba el pediatra Rafael Villagrán; a esa convivencia se sumó también la artista austríaca Gertrudis Chale (1998-1954). Conformaron un grupo espontáneo que fue nombrado unos años más tarde como Grupo Chicoana, o Grupo Tartagal ya que luego siguieron viaje hacia allí, para habitar incluso el Chaco salteño y Calilegua, Jujuy en 1944. En 1945 Brié y Carybé viajaron a Bolivia y Brasil y realizaron allí obras de arte en conjunto. También llevaron a cabo la primera traducción al castellano de Macunaíma de Mario de Andrade que no fue publicada. En 1945, Brié se instaló en Salta Capital, aunque con breves interrupciones en las que vivió en Tartagal y Buenos Aires. Conoció a Alba Doris Usandivaras, con quien se casó y tuvieron dos hijos: Adriana y Carlos Jorge Brié. Vivieron un tiempo en Tartagal y luego en Salta, en donde a fines de los 50 residieron en el Barrio Libertad, construido por el arquitecto modernista salteño Eduardo Larrán. Entre 1945 y 1947, el artista Carlos “Pajita” García Bes, el poeta Manuel Castilla y Brié gestionaron y publicaron dieciocho números de la revista Angulo, espacio único de difusión de poesías, textos críticos, ilustraciones de artistas, imágenes de obras de arte y comentarios afines de esos tiempos. Entre 1945 y 1950, Brié trabajó como corrector del diario El Intransigente, donde además publicó memorias poéticas ilustradas de su estancia en Tartagal (antecedentes del libro La casa de tablas que se publicó después de su muerte en Salta). En 1948, la Dirección de Asuntos Culturales de la Provincia, por medio de una nota, le informó a Brié ser ganador del Premio del Ministerio de Gobierno, Justicia e Instrucción Pública, por su obra pictórica India sentada. En 1949 inició su actividad como docente en Artes, nombrado por el Consejo General de Educación como profesor de Dibujo de la Escuela Nocturna N°3 en Salta. En el mismo año, junto a Carlos García Bes, Brié colaboró en la gestión y puesta en marcha de la Escuela Provincial de Bellas Artes Tomás Cabrera, donde, entre 1952 y 1958, y luego en 1965 se desempeñó como profesor de Dibujo y Pintura. Entre 1950 y 1952 fue profesor del Instituto de Enseñanza Especial y Superior General Martín Miguel de Güemes. Por esos años colaboró en la gestión para armar la Academia de Dibujo y Pintura de Tartagal.

41


En 1958 fue afectado a la Escuela Francisco Solano en Tartagal. En 1963 fue nombrado maestro de Dibujo en la Escuela Presidente Julio Argentino Roca. En septiembre de 1954 participó de una exposición colectiva junto a Ramiro Dávalos, Osvaldo Juane y Luis Preti en la Dirección de Turismo y Cultura del Ministerio de Gobierno y Justicia de la Provincia de Salta. A partir de 1963, Brié trabajó profundamente en investigación. Desarrolló el proyecto Relevación de un arte abstracto infantil y sus implicaciones para iluminar la esencia del movimiento informal en el Arte Abstracto contemporáneo, desarrollado por el Departamento de Psicología Educacional del Consejo General de Educación de la Provincia de Salta conjuntamente con el Instituto de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Tucumán y el aval del Fondo Nacional de las Artes; en este proyecto, Brié fue jefe de atelier de pintura del Departamento y el director del proyecto fue el Dr. Oscar Oñativia. En julio de 1963, Brié expuso once trabajos de pasteles, óleos e impresos en el Hotel Salta. En junio de 1963, Brié recibió una beca de La Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación de la Universidad Central del Ecuador para participar en el VI Ciclo Internacional. Estuvo cuatro meses en Quito y tres en Guayaquil. Allí tomó cursos sobre geografía ecuatoriana y arte colonial. Además, desarrolló una investigación de arte colonial ecuatoriano. A su regreso en Salta, publicó nueve notas de su investigación en el diario El Tribuno, entre mayo y junio de 1964. En 1964, ilustró con miniaturas abstractas La semana de Salta 64, un ciclo de boletines de poemas de Manuel Castilla y Nella Castro, entre otros, para la Dirección Provincial de Turismo y Cultura. Expuso Juegos decorativos, junto a Jorge Hugo Román, en la Galería de Arte Crivelli, donde también realizó una muestra individual el mismo año. En 1965, viajó a España becado por el Instituto de Cultura Hispánica, donde residió hasta su muerte (1983). Estudió los principales museos de arte en Europa, expuso en la Galería de Arte Grife & Escoda, Madrid, en octubre de 1965. En 1968, expuso obras de pintura en Galería La Chouette, París. En 1967 trabajó en escultura y relieve en metal en Madrid, donde también fue encargado de los talleres de cerámica en los Talleres de Arte Granda. Estudió el arte europeo en profundidad al punto de convertirse en un especialista técnico de la pintura. En 1968, tras haberse especializado en pintura, fue contratado por el historiador Jean Ferré para investigar la obra de Antoine Watteau. En esa oportunidad, Brié desarrolló el análisis técnico de la pintura, trabajo que fue publicado en 1972 con la edición de Ferré y bajo el nombre de Watteau, un trabajo único sobre este artista francés. Brié envió a Salta un ejemplar del libro para ser donado a la Escuela Provincial de Bellas Artes Tomás Cabrera en 1974. Instalado en España, Brié constituyó una familia con la artista mendocina María Cheridi, con quien tuvo un hijo, Lautaro.

42


Entre 1970 y 1982 desarrolló una investigación técnica sobre la obra de Zurbarán que quedó inconclusa e inédita, a la vez que desplegó un diccionario de alquimia y escribió una vasta y madura poesía. Del 19 de agosto al 6 de septiembre de 1980 expuso pinturas en la galería Bonino de Río de Janeiro, junto a Carybé, Gertrudis Chale y Luis Preti. En 1981, participó en la revista Estaciones dirigida por Santiago Sylvester y Hector Tizón, en Madrid. Raúl Brié falleció en Aravaca, Madrid, España el 22 de febrero de 1983. En abril de 1985 se inauguró la muestra 12 artistas argentinos del NOA en la que se incluyó su obra, en la Galería de Gloria Aleman, donde también en 1983 ya se había realizado una última exposición individual suya, con 44 obras de su autoría. En 2007, mediante la gestión de su hija Adriana Brié, la Secretaría de Cultura de la Provincia publicó La casa de tablas, una obra basada en un manuscrito corregido que llegó desde España en los últimos años de su vida. En 2012, el Museo Provincial de Bellas Artes realizó una muestra homenaje a Gertrude Chale, Héctor Bernabó “Carybé”, Luis Preti y Raúl Brié, rescatando y poniendo en valor el trabajo de esta generación trasformadora. La obra de Raúl Brié se encuentra en colecciones familiares, privadas y del Museo de Bellas Artes de Salta.

43



Lista de obras y documentación exhibidas

Habitar para crear Obras India lavando, s/d Pastel y carbonilla s/papel, 53 x 38 cm Colección Adriana y Carlos Brié India con histalla de aguayo, s/d Pastel s/papel, 46 x 29 cm Colección Adriana y Carlos Brié Aserradero, s/d Pastel s/papel, 79 x 59 cm Colección Adriana Brié Paisaje, s/d Pastel s/papel, 44,5 x 56,5 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, ca. 1949 Tinta s/papel, 15 x 15 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T [de la serie Indias, x 4], ca. 1949 Carbonilla s/papel, 29 x 26; 28 x 20; 22 x 19; 29 x 20 cm Colección Adriana y Carlos Brié Los tártagos, ca. 1949 Pastel s/papel, 30 x 21 cm Colección Adriana y Carlos Brié India, 1956 Pastel y carbonilla s/papel, 50,5 x 29,5 cm Colección Hebe Alicia Sansón Estudios de obra Monocopia de Vista de caseríos, s/d Colección Adriana y Carlos Brié

Gertrudis Chale, Luis Preti y Raúl Brié. Chicoana, Salta, 1943. Colección Adriana y Carlos Brié Manuscritos Cartas [x 6] de Raúl Brié a Alba Usandivaras e hijos fechadas entre 1949 y 1960. Colección Adriana y Carlos Brié Publicaciones Publicaciones [x 6] de Raúl Brié en el diario El Intransigente: “Papayas y yuchanes”, “La pequeña toldería”, “Costumbre”, “Época”, “El Pilcomayo”, “Caserío”. Salta, 1947. Colección Adriana y Carlos Brié Crear con los otros Obras S/T, s/d Esgrafiado s/cartón, 38 x 24 cm Colección Adriana y Carlos Brié Paisaje, s/d Acrílico s/papel, 15 x 18 cm Colección Adriana y Carlos Brié Cochecito, s/d Pastel s/papel, 19 x 12 cm Colección Adriana y Carlos Brié La ventana, s/d Óleo s/tabla, 41 x 33 cm Colección Adriana y Carlos Brié Rancho de Tartagal, s/d Óleo s/cartón, 21 x 16 cm Colección Adriana y Carlos Brié

Dibujo a tinta de Vista de Tartagal, s/d Colección Adriana y Carlos Brié

S/T [de la serie Ensayos de Tartagal, x 5], ca. 1950 Óleo, temple y talco s/cartón, 39 x 27 cm c/u Colección Adriana y Carlos Brié

Fotografías De la obra La india acostada, s/d Colección Adriana y Carlos Brié

Sillón lustrabotas, 1950 Pastel y carbonilla s/papel, 21 x 22 cm Colección Adriana y Carlos Brié

De la obra Aserradero, s/d Colección Adriana y Carlos Brié

S/T [de la serie Bailarinas del candomblé, x 3], 1953 Dibujo a tinta s/papel, 21 x 18 cm c/u Colección Adriana y Carlos Brié

Mujeres del Chaco salteño [x 2], s/d Colección Adriana y Carlos Brié

45


Audio Manuel J. Castilla en el álbum Manuel J. Castilla por él mismo - su voz y sus poemas, ca. 1968 Colección Museo de Bellas Artes de Salta Catálogos de exposición Expresión y actitud del Indio, de Gertrudis Chale [con colaboración de Raúl Brié]. Galería Peuser. Buenos Aires, 1950. Colección Adriana y Carlos Brié Brié, Dávalos, Juane, Preti. Ministerio de Gobierno, Justicia e Instrucción Pública. Salta, 1954. Colección Adriana y Carlos Brié Juegos decorativos. Tintas. Muestra Individual de Raúl Brié. Galería Crivelli. Salta, 1964. Colección Adriana y Carlos Brié Raúl Brié y Jorge Hugo Román. Muestra colectiva. Galería Crivelli. Salta, 1964. Colección Adriana y Carlos Brié O Museu do Estado da Bahia apresenta pinturas de Luis Preti. Texto escrito por Antonio Celestino, Raúl Brié y Jorge Amado. Salvador de Bahía, 1975. Colección Adriana y Carlos Brié 12 Artistas argentinos del NOA. Muestra colectiva. Salta, 1985. Colección Adriana y Carlos Brié Muestra Individual de Raúl Brié. Galería Gloria Aleman. Salta, s/d Colección Adriana y Carlos Brié Fotografías Raúl Brié en La Paz, Bolivia, s/d Colección Adriana y Carlos Brié Raúl Brié y Carybé en Salvador de Bahía, s/d Colección Adriana y Carlos Brié Manuscritos y otros textos Publicaciones [x 4] de Raúl Brié en diario El Intransigente: “Lluvias”, “Monte”, “Los cielos”, “La noche”. Salta, 1949. Colección Adriana y Carlos Brié Publicación de poemas de autores salteños con ilustraciones de Raúl Brié. Dirección provincial de Turismo y Cultural de Salta. Salta, ca. 1950. Colección Adriana y Carlos Brié Carta acompañada con dibujo a Alba Usandivaras, 1952. Colección Adriana y Carlos Brié Carta enviada por Raúl Brié a Alba Usandivaras desde Salvador de Bahía. Brasil, 1953. Colección Adriana y Carlos Brié

46

Crear el contexto Obras S/T, s/d Pastel s/papel, 37 x 26 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T [de la serie Ejercicios de monocopia, x 3], s/d Monocopia, 30 x 21; 32 x 21; 30 x 20 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, s/d Pastel y carbonilla s/papel, 30 x 21 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, s/d Pastel s/papel, 29 x 21 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, s/d Técnica mixta s/papel, 30 x 22 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, s/d Técnica mixta s/papel, 30 x 22 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, s/d Técnica mixta s/papel, 37 x 27 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, s/d Técnica mixta s/papel, 40 x 25 cm Colección Adriana y Carlos Brié Retrato de Jorge Hugo Román, ca. 1960 Pastel s/papel, 34 x 21 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, 1960 Pastel y acrílico s/cartón, 37 x 27 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T [de la serie Pasteles abstractos, x 4], ca. 1964 Pastel s/papel, 10 x 4; 10 x 5; 11 x 5; 11 x 5 cm Colección de Adriana y Carlos Brié Publicaciones La Carpa, revista cultural. Tucumán, 1944. Números 1, 2 y 3. Colección Biblioteca J. Armando Caro Angulo, revista cultural. Salta, 1945-1947. Números 1, 2, 3, 4, 5, 6, 8, 9,10, 11, 12, 13, 15, 16, 17 y 18. Colección Biblioteca J. Armando Caro Tarja, revista cultural. Jujuy, 1956-57. Números 3, 7, 8, 9, 10, 11 y 12. Colección Biblioteca J. Armando Caro


Pirca, revista cultural. Salta, 1958-59. Números 1 y 2. Colección Biblioteca J. Armando Caro “Pinceladas”, nota en diario El Intransigente sobre muestra de Raúl Brié en Galería Crivelli. Salta, 1964. Colección Adriana y Carlos Brié “Angulo un legado valioso de 3 muertos ilustres” [textos seleccionados por Helvecio Chocobar], nota en el diario El Tribuno. Salta, 1983. Colección Adriana y Carlos Brié Viajar para crear Obras Exlibris [x 7], ca. 1950 [David Michel Torino. El Intransigente / Dr. Edmundo Di Lella / Elsa Salfity / Pueyrredón 106. “Pajarito” Velarde / María Vidal Martorell / Dr. Rafael Villagrán / Francisco Uriburu Michel ]. Xilografía s/papel, 7 x 5 cm c/u Colección Adriana y Carlos Brié S/T [de la serie Miniaturas abstractas, x 8], ca. 1977 Lápiz s/papel, 6 x 4; 4 x 3; 6 x 4; 5 x 4; 6 x 5; 6 x 5; 10 x 8; 8 x 10 cm Colección Adriana y Carlos Brié

“Arte colonial”, de Raúl Brié en el diario El Tribuno. Salta, 1964. Colección Adriana y Carlos Brié “Argentinos enseñando a europeos”, en Revista Siete Días. Año 4. Nº 166. Buenos Aires, 1970. Colección Adriana y Carlos Brié Watteau. Jean Ferré, Editorial Athenea, 4 volúmenes. Madrid, 1972. Colección Escuela Provincial de Bellas Artes Tomás Cabrera Boletín del 25º aniversario de la fundación de la Escuela de Bellas Artes Tomás Cabrera. Salta, 1975. Colección Adriana y Carlos Brié “Saludo a Raúl Brié ese señor artista”, en el diario El Intransigente. Salta, 1975. Colección Adriana y Carlos Brié “Watteau y un recuerdo de Raúl Brié”, nota de Manuel J. Castilla en Literaria, revista. Salta, s/d. Colección Adriana y Carlos Brié

Catálogos Arte colonial. Texto de presentación de Raúl Brié y Carlos L. García Bes. Galería Crivelli. Salta, 1964. Colección Adriana y Carlos Brié

Crear es inventar Obras S/T, s/d Técnica mixta s/papel, 34 x 28 cm Colección Adriana y Carlos Brié

Pèlelrinage à Watteau. Textos de Louis Pouwels y Antonio Fontán. Madrid, 1977. Colección Adriana y Carlos Brié

S/T, s/d Técnica mixta s/papel, 28 x 34 cm Colección Adriana y Carlos Brié

Manuscritos De la investigación de Raúl Brié sobre el arte colonial. Quito, Ecuador, 1963. Colección Adriana y Carlos Brié

S/T, s/d Técnica mixta s/papel, 49 x 37 cm Colección Adriana y Carlos Brié

De la investigación de Raúl Brié: Revelación de un arte abstracto infantil y sus implicaciones para luminar la esencia del movimiento informal en el Arte Abstracto contemporáneo. Dirección de Educación, Salta y la Universidad Nacional de Tucumán, 1964. Colección Adriana y Carlos Brié

S/T, s/d Técnica mixta s/cartón, 30 x 23 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, s/d Monocopia s/papel, 40 x 30 cm Colección Adriana y Carlos Brié

Cartas [x 3] de Raúl Brié a Alba Usandivaras e hijos. España. 1969. Colección Adriana y Carlos Brié

S/T, s/d Técnica mixta s/tabla, 22 x 37 cm Colección Adriana y Carlos Brié

Otras publicaciones Libro catálogo de la Escuela de Bellas Artes Tomás Cabrera con fotografía de los talleres en la sede de Zuviría al 400. Salta, 1961. Colección Escuela Provincial de Bellas Artes Tomás Cabrera

S/T, s/d Monocopia s/papel, 59 x 39 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, s/d Técnica mixta s/papel, 33 x 50 cm Colección Adriana y Carlos Brié

47


S/T, s/d Técnica mixta s/tabla, 54 x 35 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, s/d Técnica mixta s/tabla, 40 x 57 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, s/d Técnica mixta s/tabla, 44 x 66 cm Colección Museo de Bellas Artes de Salta S/T, s/d Técnica mixta s/tabla, 39 x 57 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, s/d Técnica mixta s/tela, 77 x 49 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, 1953 Técnica mixta s/tabla, 37 x 49 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, 1953 Técnica mixta s/tabla, 44 x 28 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T [de la serie Puesto de mercado, x 4], 1963 Técnica mixta s/papel, 17 x 22; 16 x 21; 16 x 21; 17 x 23 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T, ca. 1970 Técnica mixta s/papel, 10 x 14 cm Colección Llolanda Preti S/T [de la serie Juegos decorativos], ca. 1970 Técnica mixta s/papel, 15 x 11 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T [de la serie Juegos decorativos], ca. 1970 Técnica mixta s/papel, 10 x 15 cm Colección Adriana y Carlos Brié S/T [de la serie Juegos decorativos], ca. 1970 Técnica mixta s/papel, 15 x 11 cm Colección Museo de Bellas Artes de Salta Escritura del desborde Audios Poemas inéditos de Raúl Brié recitados por poeta española sin identificar. España, 1980. Colección Adriana y Carlos Brié Poemas publicados en “Poesías de Raúl Brie” [nota de Leopoldo Castilla en revista cultural Clave. Año VIII, Nº86, Salta, 1999], recitados por el poeta salteño Santiago Sylvester. Buenos Aires, 2015.

48

Fragmentos del libro La Casa de Tablas recitado por Sebastián Aguirre Astigueta. Salta, 2015. Estudio de obra S/T [estudio de paisaje], s/d Lápiz s/papel, 48,5 x 33 cm Colección Adriana y Carlos Brié Manuscritos Carta de Raúl Brié a Alba Usandivaras e hijos. Madrid, 1967. Colección Adriana y Carlos Brié Detalle de carta de Raúl Brié a Luis Preti. Aravaca, España, 1977. Colección Llolanda Preti Gráfica en sala “Poesías de Raúl Brié” nota de Leopoldo Castilla en la revista cultural Claves. Año VIII, Nº86. Salta, 1999. Publicaciones “Bajo la tierra y el cielo de Madrid”, nota de Juan José Botelli en El Tribuno. Salta, 1983. Colección Adriana y Carlos Brié Raúl Brié. La casa de tablas. Salta: Editorial Secretaría de Cultura de la Provincia, 2007.



Raúl Brié. Crear fuera del cauce se inauguró el 20 de noviembre de 2015 en el Museo de Bellas Artes de Salta y contó con obras realizadas por el artista entre las décadas de 1940 y 1960, actualmente propiedad de la familia Brié, coleccionistas privados y el MBAS. Además de su obra plástica, la exposición incluyó documentos originales, publicaciones y grabaciones de época. En ocasión de la inauguración el Museo organizó una visita guiada a cargo de la curadora invitada Roxana Ramos. Hubo, además, una visita para el público en general durante la Noche de los Museos en el mes de diciembre. Raúl Brié. Crear fuera del cauce es la primera exposición de esta envergadura que se realiza a nivel provincial y nacional.