__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

•• ugla" Crónica trimestral de la ciudad de Valdepeñas de Jaén

Asociación Cultural "lUCIA" AÑO IV

-

N.o 12

-

Enero - Febrero - Marzo 1988


Caja de Ahorros d~ Ronda Fundada en 1909

¿Qué le ofrece 18·Cuenta

de AHORRO- VIVIENDA?

- Una remuneración adecuada para sus aho rros . - La posibilidad de que su ahorro se ben eficie de inmediato de la desgravación fiscal por inversiones. - La financiación completa del coste de su vivienda mediante un crédito personal complementario del hipotecario por el valor de su vivienda.

~

Re n tabilida d.

~

Desgravació n fiscal.

.. Preferencia y facil idad cred iticia s.

Oficin a s en Valdepeñas de Jaén

CALLE REA L, Telé fon o

10

31 05 25


~umario PÁ G .

4 EDITORIAL .•• •• •• • •. ... • . • . • .. . • • . •. . •• • •. • • • •• • •••• . . . . . .. ... . . . . . . . .. . RECUERDOS VALDEPEOEROS - Tierras de SUSANA ( Y 2) . (J osé J. Armenteros Jiménez y Jo sé L. Pa5 dilla Extrernera) • . . • • . . . • . • . • . .• . • • • • • • • • • • • • . . • . • • . . . . . . . . . . . . . . . . . . - Cr ónica de un año • • . (1 .887) • • • • •• • • • • •• • • • • • • • •• •• • • . • •. . • •. • • • • ... . 11 - Testamento del Pr esbít ero (1.831) •• •••••• •••••••• .•••. ....•. •••..•••• 13 NUESTRA PATRIA CHICA - La r ecova . (serafín Parra Delgado) •.• • •••.• ••• .• .... ..... ...... ... . .. 17 - Alrededor de l a gastronomia. (Josefina Ruiz Peña) . .•...... . ...•. . . .. . 19 - Cos t umbr es y tradiciones: LA SEMANA SANTA. (Guadalupe Nieto Aceituno) . . .. •. • • • • . • . . . • . • . • . . • • . . • . . • • . •. • • •. • • • • • • •. . .. • ... . . . . . .. . . . . . . - Valdepeñeros con historia : FRANCISCO ESPINOSA. Hermano Mayor de la Cofradía del Stmo. Cristo de Chircales. (Juan Infante ~~rtíne z ) . . 31 - Tradiciones populares: FAENA ACEITUNERA. (Rafael Rivilla Jordán ) LA ACTUALIDAD - El calvario de Bautista detrás del electricista. (Emiliano P. Herrer a Redondo) • • ; • • • • • • • . • • •. • . •. . • .. • • • • • • • . • • •.. • . .. • .. ,. • . . . . . . . • . . . . . 32 - Denografía... ..... .... ..... . . . ..... ............ ..... . . •... . .... .... . 35 . 36 - Resumen pluviométrico. (Francisco Martínez Torres ) . 3fl - Acuerdos municipales .. ..•......... .• .. . . . ... ~ - Tema del trimestre: *Premio "J oaquín Guichot" a l C. P. "Santiago Apóstol". (José L. Ureña Calle ) • . • . •• •• • • . .• . . . . . • . . • • • • . . • . • • • • • •• . . ••• . . • . • . . • . .• . 41 *La cosecha de aceituna del s iglo •••• • ••••• • • . • .• • ..• . ..••... .•.. . 44 - Noticias breves ••• •••••••••.•••••• •• • .••••• •••• • •• .• .• . ..•. •.•••••. • • 45 CON NOMERE PROPIO - Topo¡UnUas serr anas . (Luis caballero del Pozo) ••• . .•.. . . .. .•. . ..... .. 48 54 - Cal l es va ldepe ñer as : LAS CRUCES. (Juan Martínez Rojas) - Desde mi rinc6n • . . (Antonio Gallego Estepa) ••••••• .• ..•.... . . . ... .. . . 56 - Vieja costumbr e . (Luis Luna Ruiz) •. •• • •• •. •. •. • • •. .• •. .. .. . • • . .. • • .. . 60 PAGINAS ABIERTAS - I n memoriam: Don José Ibáñez Fantoni . (Miguel Moreno Jara ) . . ... .• . . •. 63 - Página de rebotica . (Pedro Barranco Extremera) . • • • .. . . • . . .. . . . ... . . . . 66 67 - Récords va l depeñer os . (Juan de Dios Amate Infante) - Así lo ve mos ••• : "Aventuras de un perro en vacaciones". (Nur ia Muñoz Ruiz) . ..... .. . . . .. ........ .... ....... . .... . ..... . ...... ... ..... .. 70 GUIA COMERCIAL Y DEL OCIO . . . . . • . . • • . • • • • . • . . • . . .

"L UGI A".

,Pá g . interio r e s )

CRON I CA TRIMESTRAL DE LA CI UDAD DE VALDEPEtlAS DE JAm .

AÑO: IV. NOMERO XI !. ENERO-FEBRERa-MARZO (1. 988) DIRECTOR , Juan Infante Martí nez . DISEÑ O y COMPOSICION: Angel Infante Martínez. CONSEJ O DE REDACCION : Emiliano P . Her r e r a Redondo, José Marc hal Molina, Domingo Mo lina Fuentes, José Luis Padilla Ex tremera y Rafael Rivilla Jordán~ IMPRIME: Copi-Servi c

( J A ~N)

DEPOSITO LEGAL: J - 21 9 -1 .985 .

EDITA: Asociación Cultural "LUG IA" . Bahondillo , 41.- Valdepeñas de .i a én . PRESI DENTE : Secafín Parr a Delgado . (Lugia no hace nec esariamente suyos los c ri t e r i os y opiniones de los artículos firmados).

3


Cuando -a principios de 1.985- vela la luz el nUmero "CERO" de nuestra "Crónica Trimestral de la Ciudad de

~aldepefias

de Jaén", la

Asociación Cultural "LUGIA", consciente de que "para .amar prof~nda­ mente a una tierra, primero hay que conocerla", adquirió un compromiso

~n~ludible

con todos los valdepefieros: ponerles

~n

contacto, a

través de nuestras humildes páginas, con sus rafces (histor ia, geografía, cultura y

tradi~iones).

Ahora, cuando iniciamos el cuarto afio de andadu~a,!el aliento de nuestros suscriptores, socios y colaboradores ~os anf~a a continuar con renovadas ilusiones y nos ayudan a super af la's' dificul tades que -a veces- se presentan (escasez

d~

m~dios,

subvenciones que no lle-

gan ... )

Este afio, junto a la

:.. consolidac~6n

"Recuerdos Valdepefieros"

definitiva de

a~gunas

secciones:

(que continuará aport~ndo temas de nuestra

historia), "Nuestra Patria Chica"

(sección especializada en;,estudios

sobre nuestras costumbres y tradiciones), "La ~ct~alid~~"~(~u e reco gerá las noticias más sobresaliente~ de nuestros dlas) y " C o ~Nom­ b r e Propio" (lugar reservado para "plumas" e s pe c La Li.z ad as.. e n Lt.e rnas valdepe fieros), surgen algunas modificaciones: Nueva poztada-, .n u e v a s orlas en las cabeceras de las secciones, amp liación _dE:! . J..a _s ecci6n "Pág inas Abiertas", en la que - junto a los artlculosde c ola boradores hábituales o esporádicos- aparecerán colaboraciones

(a rt íc u l o s ,

poesías, cuentos, dibujos, etc .) de los más pequefios. Para -e llos na ce "AsI lo vemos ••. " Queremos resaltar laincorporaci6n a nuestra Cr6nica -en las páginas centrales- del suplemento: "Gula comercial y del ocio", en don de -junto a las firmas comerciales que colabora n con "Lug ia", apar! c erán pasatiempos y una "gula de

fiesta~"

para el trimest r e si g uien

t e al de la publicación de la Cr6nica. Gr a c i a s nuevamente a todos cuantos hacen p osible que Va l d e p e ña s con t inUe contando con una Cróni c a i mp a r c i a l y apollt ica, c a p az de lleg a r a cualquier valdepefiero .


l\Cf<!cm(fl\J.l<!&~

l1~1LJ.l(fi(f~(fl\<!&~

Un fact o r nuevo que v a a condic iona r e n gran ma n e r a la v i d a del Jaé n i s l ámic o es la apar i c ión de l o s ejércitos c r is t:ia nos e n l as rras gienn e nses. Una v ez a s e gurado s po r

ti~

los c rist i ,no s l os pasos de

Sierr a Morena se van a produ cir fr e cuente s e inten s a s i ncurs iones. En t i empo s d e Al f o ns o VI s e conquis tó Al calá l a Re al. Más tarde l os z iríes la r ec u p eraron c o n u na e l e v a d a suma de dinero, y Alf o ns o VI obtu vo, a ca mbio, la s p lazas de Castro y Mar tos. En el mi s mo rei n ad o de Alfonso VI el cast ill o d e Susana ser í a 'congui s t a do , y , med iant e e l pago de un tributo, durant e el re i na d o de ~ b d Alla h,

f ue d e vu e l t o al emir si nhay i de Gra nad a.

Un o s años má s t arde , p o si b lemente en t r e 1.085-8 6, s e r ebel ó e n l a for tale za de Yar isa un i nd i v i d u o llamado I bn Tagnaút. Toda s las ten t a tiv a s pacífi c as ens a ya da s fr aca saron y

(Abd Allah s i t i ó YarIsa,

sin c e s ar por esto de pr opone r la capitul ación al rebelde, qu e, en ni ngún momen to , l le g ó a a c e pt a rl a . El a sedi o se pr o longó d u r a n te 6 me s e s e Ibn Tag ná ü t f u e condenado a mor i r e n la cr uz . El 1 6 de junio d e 1 .2 12 s e dio l a b a t al l a d e l a s Na va s de To l o s a . Alfo nso VIII div idió a su ejército en t r e s c u e rp o s ; un pa s t o r i ndi có a don Al f on s o po r dónd e sal i r las tr op a s a un a exp l anada de la vertiente meridional d e la s ierra . Parece nat ur al que Alfon soVIlI , después d e t a n s e ña la d o triunfo, h ubi e r a c o n s e g u ido apode r ar s e de t o do e l reino de Jaén. En el 1 .213 , Má rmol Ca rv ajal g an a al r e y mor o el Cas till o de Susan a , per o c ayó ot ra ve z en pode r d el sar ra c e no. Los mu s ul mane s ll a ma r o n en su auxilio a l o s a l mor á vi d e s, p ri me r o , y a l os a l mohades , desp ué s , a u nque los musul man e s q u e d a ron some t i d o s a la domi nación de sus p ro t ector e s .

5


Las luchas entre Abú-l~Ula y AI-BayyasI fueron ~a causa de que muchas villas y castillos de la España musulmana pasaran al dominio de los cristianos, a cambio de la ayuda que estos les prestaron a sus luchas internas. Fernando 111 el Santo continuó, desde el principio ce su reina do, las luchas contra los almohades. En 1.223, el rey Fernando 111 corrió y estragó la tierra de Jaén "desde el Guadalbullón hasta las sierras de Susana", según cita te mada deG. Argote de Malina. En 1.224, después de arrasar a Quesada, pasó por Baeza y se di rigió a Jaén. La ciudad estaba muy fortificada (50.000 infantes, 30.000 jinetes musulmanes y 170 caballeros

cri~tianos,

mandados por

Al var Pé r e z de Castro, que servía a los almohades) y decidieron levantar el asedio. Fernando 111 prosigui6 su expedici6n sin asolar Martas ni Víboras, porque estaban a favor del rey de Baeza, era amigo suyo, perteneciéndole dicha villa por el pacto

, que

de las Na

vas de Tolosa. Se dirigi6 contra Alcaudete, cuya posesión pidió alBayyasI a -d o n Fernando, siéndoleconcedida. De allí se dirigió

CO!!

tra Priego. El asedio puesto por don Fernando fue largo y duro, p~ netrando por la fuerza. Luego marchó aLoja, que fue tomada con gran derramamiento de sangre, y, después, a Alhama de Granada, que fue evacuada ante el terror de lo ocurrido en Loja. Como Fernando 111 estaba unido por un pact0 de amistad co n alBayyasI respetó las tierras que estaban bajo el poder de ést e, e incluso le entreg6 otras.

(Más tarde, el rey cristiano rompió su

amistad e intent6 arrebatarle Jaén y Obeda, pero éste se hizo fuer te en Baeza). El ejército cristiano avanz6 por la vega granadina y, al acercarse a la ciudad, los musulmanes pidieron auxilio a don Alva r Pé rez de Castro, quien acept6 la petici6n de ayuda. Debido a esto, los cristianos levantaron el cerco y, ya de regreso, asolaron lo que había quedado intacto en el distrito de Jaén, como venganza del fracaso que tuvieron en esta ciudad: "Fernando 111 tala las v i ñ a s y campos de Jaén y arrasa los alrededores de Alcalá la Real"

(Ba-

llesteros, M. "Conquista de Jaén por Fernando 111"). Suponemos que arrasó el castillo de Susana también.


CAMPAÑAS DE FE RNANDO 111 EN JAEN

"'Ifr"'.\ \

AÑO 1. 2 2 .

I

i

;

,'"

, .,

-~--~-

1.22!1

1U0"l

1.2 2 1

/ . @ .-.~ ... Qo. .~

... ~..........

esca la 1:1.000000

AÑO 1.230

1. 2 3 3 1. 2 3 !1

7


En j u n io de 1.225 e¡nprende San Fernando la "campaña de J a é n , LQ JO,

Pr i e g o y Alhama de Granada". A su vuelta " Fernando lleg 6 a An-

dúja r, Jaén y ta16 sus huertas e hizo lo mismo en Alcaudete" nénde z Pidal, R.

~Primera

(Me-

cr6nica general de España").

Se puede apreciar c6mo el mismo hecho, según tomemos aBalleste ros o a Menéndez Pidal, se le s itúa en 1. 2 2 4 o 1.225, resPeCtivamente. En el 1.238 "siendo juez de Baeza don Vicente Darchas fue e l e c to por Maestre de Calatrava don Martín Ruiz, el cual, en este año, gan6 de los moros los castillos de Locubín y el de Susana"

(Xim~na

Jurado, M. "Obispos y annales Eclesi§sticos"). Una vez conquistado este territorio fue entregado por San Fernando a la Orden de Calatrava -"San Fernando concede a la Orde n de Calatrava el Castillo de Locubín y el de Susana, señal§ndole términos y cotos"

(Manuel Rodrlguez "Memorias para la vida del Santo Rey"),

en el año 1.240. Con estas conquistas de San Fernando los musulmanes de l a Penín su l a quedaron reducidos al Reino de Granada, asentado en tierras del S i s t e ma Penibético. En 1.319, bajo el reinado de Abú-l-Yusúf Nar, don Fernando, rey d e Castilla, envi6 al infante don Pedro, su hermano, para que

hici~

r a una incursi6n por el territor io de Jaén. Puso sitio a Qu e s a d a , Al c a u d e t e , Bedmar, Locubín y Arenas.

(Ballesteros y Beretta. "His-

to ri a de España y su influencia en la Histor ia Universal). En el libro de Montería del rey don Alfonso el Onzeno habla de Su s a n a . En 1.4 6 4 , don Miguel Lucas de Iranzo arregla e l Camino de J a én a Alc a l á la Real: "porque el camino que va de Jaén a Alcalá la Rea l por la sierra estaba mucho estrecho y cerrado y de malos pasos, así de robles y monte, como de peñas y piedras y barrancos y pasadas de rlos, y porque cuando el dicho señor Condestable fue y vino por aquel camino á el trato de la villa de Montefrío, según antes de esto es c o n t a d o , la gente padeci6 gran trabajo, los cavalleros quebrándose los ojos de los tamarazos que se daban en las caras, mayormente los p e o n e s en .e l fardaxe, y aun porque por aquel camino el Rey nuestro señor solla venir quando estaba en Jaén, cada vez que salla de tie rra de moros¡ é porque si acaso fuese que Su Alteza bol viese á esta guerra, lo fallase adovado , mand610 abrir desde la dicha ciudad de Jaén fasta la dicha Alcalá, cortando los robles tan gruesos co-


mo un buey, y talándolo todo y quebrando las peñas, y allanando los malos pasos y cuestas y faziendo puentes á los ríos; por manera que el dicho señor Rey nuestro señor con toda su hueste y fardaje puede ahora

pasa~

y ir y venir por allí con cavalgada de cien mil cabezas

de ganado, sin embargo ninguno. Y es cierto que este solo camino le costó adovar más de cinquenta mil maravedís. Pues todos los otros ca minos que van de la dicha ciudad á otros lugares, que estaban abarran cados y llenos de peñas y piedras, en especial contra la sierra, co mo la tierra ess fragosa, todos los mand6 allanar y ensanchar con al madanas y azadones, en tal manera que los vezinos podían ir y venir a sus huertas y viñas y eredamientos sin fallar un mal paso en que sus bestias estropezasen ni podiesen caer". También la crónica habla de la visita del Rey: "El día 12 de febrero de 1.464, viniendo el Rey Enrique IV a Jaén

de Alcalá la Real,

se detuvo a comer en Susana, caserío a tres leguas de es ta, y allí tenía ya el Condestable pescados frescos, empanados y en pipotes, frutas, suplicaciones, conservas reales, pan y cebada y finas bebidas para el Fey y todo puesto en mantones, que causaron asombro. Llegó á Jaén su Majestad é hizo colación; visit6 la Catedral y volvió á cenar. Cenó solo, bajo un dosel. El Condestable le sirvió de maestresala y trinchante; la Condesa el agua manos y la copa y las otras damas de su familia, traían y llevaban los platos. A

otr~

día comió el Rey á la mesa con el Condestable y corrió

monte donde Iranzo llevó pescados, frutas y pan blanco. y así pasó la semana.

Fuero n á correr moros á Gr a na d a , volviendo á los pocos d í a s . En Susana tenía preparada su despensa, dando pescados de Sevilla , pan blanco, vino y frutas". Muestra y fiel reflejo de que Susana era la despensa y el lugar preferido para comer del re y Enrique IV lo demuestran las páginas 194 y 198 de "Los hechos del Condestable Miguel Lucas de Iranzo".

y por último, siguiendo también "Los hechos del Condestable Miguel Lucas de Iranzo", nos describe estos dos sucesos:

* Una hermana del Co n d e s t ab l e , Juana, casada c on Fernand o de Quesada, a causa de una peste que hubo en Jaé n, d es pués d e c a s a r se en dicha ciudad pasó su lun a de miel en Locubí n y .. . ". Vinie ndo el Co mendador de Montizón de ver a la señora doña Juana, s u hermana, y yen-

9


do pa r a la c i ud a d d e Ja é n c o n el te s o r e r o Fe rn án Lu cas, s u p r i mo ; y Ca r r i l l o , p r i mo d e l a s eñora Co nd e s a , hijo d e Di e g o Ce ró n , Al c a l d e Ma y or de Sevilla; y Jua n d e Oliv , cr iado y secretari o de l di c h o se ñor Co nd e s t a b l e ; y el r egidor De la Chica; y Luys d el Sa l t o, c r i a d or d el di ch o s e ñor Co nd estable a ca ballo y trayend o e n su c o mpa ñ í a a t r es muj e r e s qu e habí an i do a c ompañando a doña Juana c uan do s e ca s ó y l a llevaron al cas ti ll o de Locubín el día del señor San Llore n t e -t d i.e z de ago sto). Llegados al puerto de Locubín, por e l camino que v a a Jaén, toparon con dieciséis caballeros moros que venían de correr la tierra de cristianos y llevaban ocho prisioneros. Vi é nd o s e los unos a los otros , los moros huyendo volvieron al ca mi n o abajo contra el río de Susana. El Comendador de Montizón, no pensando que eran moros, sino malos c r i s t i a n o s de los que andaban en contra del rey don Enriqu e I V, esp e ró a reunirse con los caballeros que con él venían. Fernán Lucas arremetió e l camino abajo contra los moros y a estos , a l hu i r, se les soltó un c r i s ti a n o de los que llevaban cautivos, di ci é ndo le a grandes voce s:

¡Andad, señor, que son moros y l l e va ban a

o t r o s siete cristianos cautivos!. Fernán Lucas dio voces al dicho Comendador y a los otros q u e con é l ve nían para que con l a mayor brevedad posible fu esen ha s t a e l

v~

do d e l rí o Susana, dond e encontraron el rastro fresco de l os moros que h ab í a n pasad o c ami no de Ar e n a s , castillo y fort ale za de l r e i no d e Granada.

* y en el puente de Susana : "

Y llegando al puente d e Susana,

q u e es tá en la sierra de Jaé n, e l domingo por la mañana, d ía di e ci o c h o de febrero, se enco ntra ro n con diez peones mo r o s

que e s t ab an guélf

d a ndo aquel camino. Don Gonzalo Mexía, Alguacil Mayor del señor Condestabl e, pe l e ó c o n ellos matando a dos moros y prendiendo a otros dos, si n ser ni n gu no de los cristianos herido. Vo l v i e r o n a Jaén co n l o s dos moros cautivos atados y co n l as c a be z a s de los dos moros muertos".

Por José J. Armenteros Jiménez y José L. Padilla Extremera .

10


~rónica

be un ano ... E N E R

E N E R

o - F E B R E R o - MA R Z o

( 1. 8 8 8 )

o

* En sesión del 1 de e ne ro s e aprobó el presupuesto par a d i c ho mes, que ascendió a 3.54 5 ptas., repartidas e n 11 capítu l os.

* El 2 2 de enero la Cor poración Municipal c o ncedió v a rias ay u das de beneficencia para vecinos del pueblo. También s e nombró una comisión para la revis ión del amillaramiento y efectua r

l as co r r e e

ciones necesarias para confeccionar los recibos de la co ntri bución del año próximo. En esta misma sesión se incorporó a su cargo el señor Al calde, que disfrutaba de perm is o por enfermedad. El se ñor Alcal d e, don

p~

dro del Moral Escabias, agradeció a la Corporación sus def er encias durante este tiempo.

*

.'

El 29 de enero se acordó fijar el día 12 de febrero próxirro pa-

ra la decléraci6n de soldados y revisar las execciones concedidas en )os reemplazos del 87, 86 Y 85.

Ta mbién s e aprob ó la cuenta del último tri mestre de 1.88 7 re f e rente al alumbrado pú blic o, que ascendió a 239 '85 p es eta s . F E B R E R O

* El 5 de febrero, y c on arre glo al artícul o 74 de l a vi g ente Ley de Reclutamiento y Ree mpl a z o s del Ejércit o y ante l a próxima talla de los mozos, la Cor poración procedi ó a la sustit ución de los señores concejales 9ue eran incompatibles p o r s u pa r e n t e sco con los 11


mozo s , d á n d o s e el caso de que eran incompa tibl e s todos l o s con ce j a ~s

de l a Cor p o r a c i ó n menos tres. Estos señores f ue r o n s u s t i tuidos

po r otro s que habían desempeñado el cargo de concejal en anteriore s Co r p o r a c i o n e s Municipales. As im i s mo , se nombró como peritos talladores a don Rafael Pe i n a do Go n z á l ez (sargento licenc iado del Ejército) y a don Eusebi o I n f a n tes

Ma c~ a

y

a don Euseb io In fante Montaña (oficial retira d o de l

Ejé~

c i t o ) c9mo observador en la mensura. J Igualmente, se nombró auxiliar de la oficina de reclutamiento du r a n t e el tiempo que durasen los trabajos de quintas, y con la retri bución de 2 ptas diarias, a don Luis Luna y Romero. Fu e aprobado el presupuesto para el mes de febrero por un import e de 3 . 5 45 ptas.

* El12 de febrero la Corporación acordó nombrar agente del Ayun tamientb en Madrid a don Manuel Torres, para defender los interese: del pueblo ante los organismos oficiales y el Consejo de Estado. M A R Z O

* El 4 de marzo se aprobó el presupuesto para dicho mes por un im porte de 3.545 pesetas.

* En la sesión del 18 de marzo fue presentada a la Corporación po r so n Juan Molina Lara la relación de cuentas de los Derechos de Co n s u mo s en el año 1.985 al 1.986, acompañando los justificantes que acreditan la tasa. Ascendía su compromiso con el Municipio a 55.288 ptas., justifi c a nd o con recibos el señor Molina la cantidad de 41.461'83 ptas., y l a s restantes 13.826'17 como ingreso por rebaja que le hizo la ante ri or Corporación. El Pleno del Ayuntamiento no aceptó las cuentas presentadas por e s ti mar que no era legal la rebaja, remitiendo el asunto a la

sup~

rio r i d a d para su tramitación.

* En e l pleno del 2 5 d e mar zo se acordó nombrar para la co nd uc c i ó n d e los mozos del úl t i mo r eemplazo a la c a p i t a l el pró x i mo d í a 10 de ab r i l a don .......• ...•...•.•

(* )

( * ) No fi gura el nombre e n el libro o r iginal d e actas d el Ay un-

tam ie nt o del año 1.888.


m:estamento bd t}resbitero (1.831)

Don Juan

~ntQ

Extremera, presbItero, hijo de

Jos~

AntQ y de do-

ña MarIa Fabiana de Arias, "hallándose enfermo en cama, en su cabal juicio, sana memoria

y entendimiento natural, cual, Dios, Nuestro se-

ñor, le concedió hizo testamento de sus bienes, en Valdepeñas de Jaén, a veinte y tres dIas del mes de marzo de mil ochocientos treinta y uno", en presencia de sus albaceas testamentarios, don BIas de Quesada González

(alcalde ordinario de Valdepeñas ), don Este ban Te

110 (presbItero), ' d o n Fernando Cabrera y don Franc Q de Pa u l a Peina do. De

~ste

testamento da fe el escribano J osé Mg de Lu n a .

A su muerte, los albaceas hicieron inventari o y ta sa c ió n de bie nes.

Su

ajuar -entre otras curiosidades- consistía e n:

- Una sartén grande .

- Una g uada ñ a.

- Tres pequeñas.

- Unas l l a v e s.

- Un a mesa redonda.

- Dos c ande l eros y un a b uj í a .

- Otra con cajón.

- Ot r o s d o s.

- Una redoma .

- Una bomba .

- Tres esteras pintada s.

- Cinc o v as o s.

- Una media faneg a.

- Una cr iba .

- Una romana.

- Una bo t e l la d e c ri sta l .

- Dos embudos de la ta.

- Tr e s c a nd i les .

- Una s devanaderas.

- Un a ma no d e h i err o .

13


- Una pileta de las gallinas.

Dos cazuelas de fuego.

- Un cubierto de plata.

Unas trĂŠvedes .

- Tres pares de capachos.

Otras.

- Unas aguaderas.

Ocho capachos de aceituna.

- Un cuartillo de medir grano.

Dos espuertas .'

- Dos dornillos.

Cuatro gatos de hierr o.

- Una chocolatera.

Una alcuza de lata.

- Siete palas.

Un medio celemĂ­n.

- Una orza quebrada.

Unas esteras viejas.

- Una plancha.

Una tabla.

- Una toalla.

Cinco servilletas.

- Una talega de lienzo.

Un brasero con tarimilla.

- Dos cuajaderas.

Una arroba de longaniza y morcilla.

- Un orinal de vidrio.

Un tonel de ' 3 2 arrobas.

- 53 libras de badana. - Etc.

Una bota de vino y pellejos rotos

14


Entre sus fincas se contaban : - Un olivar y viña, en Caña-Honda, de 2 fanegas. - Viña y olivar de regadío en el nacimiento de la Dehesilla, de 2'5

fanegas~

- Olivar en el sitio de la Solana del Pontón, de 2 fanegas. Casas: - Una en la calle Real, donde tenía su morada. - Dos en la calle Almadrá. Una de ellas, con una fábr ica de

a~

"d i e n t e , con alambique y serpentín de cobre, con agua de paso. - Otra en la calle Veracruz. Este inventario fue firmado "p o r

los albaceas referidos y por el

sastre Francisco Ruiz, el carpintero José de Mar ' ,os Lozano, el albañil Andrés José García y el hermano del finado, José Extremera. En el manuscrito original aparece la cantidad de 294 reales, importe de los bienes inventariados con posterioridad, y que, en total ascendían a 37.814 reales. Entre "su Ultima voluntad", se encuentra:

* Que el día de su fallecimiento, siendo hora proporcionada, y s i no, el siguiente inmediato, se dijera y aplicara por su ánima una Misa , cantada con Diácono y Subdiácono, y se le rezara la v igilia y demás oficios cumplidos de difuntos,

por lo que se satisfaría "l e

limosna y cera acostumbrada".

* Que el citado día de su defunción, o en el siguiente inmediatc se dijeran y aplicaran por su ánima misas rezadas de cuerpo presen te por todos los sacerdotes residentes en esta v illa,

satisfaciénd~

se "cinco reales" de limosna por cada una de ellas.

*

Que se dijeran y aplicaran por su ánima y por la intenci6n de

sus difuntos padres y demás por quienes estaba obligado a

hacer bien

CIEN misas rezadas, de las cuales la cuarta parte se diría en la Pa rroquia de esta villa, y las restantes se distribuirían en los Conventos de Capuchinos de la ciudad de Jaén y Castillo de Locubín, PE gándose por cada una de ellas "cinco reales" de limosna.

* Que legaba "veinte reales de limosna" para ayudar a '

recti~ica l

los Santos Lugares de Jerusalén, redimir caut ivos cristianos y casar a pobres huérfanas vecinas de esta villa.

* Que "del todo de sus bienes" -una vez deducidos los gastos de

,


su funeral- se hicieran cuatro partes iguales, de las qu e una se r e partiría de la siguiente forma: -

1. 000 reales a

la Hermandad de la Paz, fundada en la Parroqui é

100

n

a la del Stmo, sita en la misma.

200

n

a la CofradIa de Animas.

40

n

a Rosa Hidalgo.

100

n

a Juan Peinado.

50

n

a Ana de Campos.

50

"

a Juan Diego Tello (marido de la anterior).

- A Ma Josefa del Moral, viuda hermana de Franco del Moral, su ama, la habitaci6n que pisaba sobre la casa que había vendido a la referida Franca del Moral. Otra cuarta parte sería distribuida entre todos los pobres de s E lemnidad la juicio y bajo la conciencia de sus albaceas testamentarios) , sin perder de vista a las viudas y huérfanas que necesitara r socorro. Otra cuarta parte para las misas ya referidas por su ánima . y la otra cuarta parte para los hijos de su difunto hermano,

da r

Eufemiano, para que la dividieran en otras cinco partes iguales, cando antes "cincuenta ducados" que, en consideraci6n

s~

al amor que

les profesaba a sus dos primas hermanas, Franca y Ma Josefa Serranc les de jaba por vía de legado para que los dividieran en partes

igu~

les, con obligaci6n de encomendarle a Dios. En un principio don6 una vifia (denominada "de Bramios") a la Capellanía del Santo Cristo de Chircales, pero después rectifica: "Re flexionando con más madura detenci6n la obligaci6n que tengo de oc e rrir a las necesidades de mis parientes, y siendo uno de los más pr2 p i nc uo s Sor María del Patrocinio Extremera, religiosa de velo negr c en su convento de Santa Teresa, Carmelitas Descalzas de la ciudad dJaén, he venido en variar mi disposici6n, disponiendo que la viña ¿ nominada "de Bramios" sirva para el socorro de las necesidades rel j giosas de la referida Sor MarIa del Patrocinio, mi hermana": Como quiera que hu bo problemas entre herederos y albac eas, esto f ú lti mo s renunciaron a su tarea con diferentes ex cusas, como c e r t i f l c a d o s médicos, incompatibilidades, etc., dejando el asunto e n manOf del Juzgado-.*+*+*+*+~*+*+*+*+*

16


-

la l\ecoba RECOVA (que recua), compra de huevos, gallinas y otras cosas semejantes, que se hace por los lugares para revenderlas. Esto es lo que nos dice el Diccionario de la Lengua Españolo sobre una de las profesiones que -en nuestro entorno agrario- era bastante conocida

/

hace unos años¡ actualmente se le puede dar por extinguida. Si ahondarnos algo más en el significado de

ti

recova t i , hallarnos que

su etimología es árabe tlrakuba tl, que significa "caravana, o conju.!! to de anima .e s de carga, que sirven para trajinar". De aquí que el recovero tradicional de nuestro pueblo esté estr E chamente unido a su caballería asnar y mular, principalmente, y qUé le servía para transportar sus géneros de compra y venta por los gares de su recorrido, sobre todo,

l~

los cortijos de nuestro pueblo. Hubo otra recova entre pueblos limítrofes y entre los

pu~

blos del entorno de las capitales de provincia o pueblos importantes de la comarca. Corno más cercana me voy a r f ferir a la recova de nuestro pueblo con la capital y su términ c Al tener Valdepeñas un térmj no municipal bastante extenso y desigual se prestaba, dada su falta de vías de comunicaci6n, a que existieran muchos cortijos que se agrupaban principal mente en El Parrizoso,

Pitillo~

La Sierra, El Papel y ChircaleE

17


e ntr e estos cortijos se e fe c t uaba l a rec ov a . Est e comercio come nzó sobre artículos d e pr i mer a ne c e sidad y qu e eran prod uc id o s e n l o s mis mos cortijos, los c ua l es -como excede n t e s d e su co n s umo - tenían que vend e r y , a su v e z , eran con s umid or es d e otro s productos más e laborados y cuya producción s e efect ua b a l e j o s de su entorno. El recovero era el \encargadO de su d istribuc ión, a ve ces, en el co r tij o siguiente, si ha c í a trato con los caseros. Otras, e n el b lo, ya que en su propia

cas~

pu~

disponía de su t ienda, y por la noche,

que era esperado por sus clientes, con sus "capachos", "cestas" y "costales" repletos, podía ofrecerles el choto de la sierra, los hue vos de las gallinas camperas,

~os

pollos con las carnes hechas, los

q ue s o s de cabra con aromas de monte, el jamón c ur a d o , etc.

A cambio de los productos del corti jero, el recovero les ofrecía p r o d uc t o s de los llamados manufac turados, como e l hi lo , a lgodón, bo t ones, útiles de cocina, loza, porce lana, etc. El azúcar, el lienzo, la pana y otras telas f i n a s , así c omo l a s especias de ultramar, eran otros de los géneros más s oli ci t a dos. Los huevos y las carnes, junto con el queso y los jamones, así co mo nueces y almendras, han sido géneros de nuestra tierra que han da do f a ma a Valdepeñas en sus alrededores, sobre todo, en Jaé n y Gran ad a , donde los canal izaban los recoveros y los y a desapar e c idos Po sada de la Parra, en Jaén, y Parador de San Jos é, en Granad a, que han s i d o test igos del tra jín de los r e c o v e r o s de Vald e p eñ a s .

18


Todo s l os géneros citados eran los más usuales de la recova duran te tod o e l año, a u nq u e t a mbién ha y que hacer men c ió n a la c az a , tan t o a la s per d i ces , cone j os y zo r z a l e s ; co mo a lo s llama d o s " paja ri llo s " , hoy en día, af ortunadamente, protegid os por la le y. Las setas de cardo, los e s p á r r a g o s trigueros y los "cardi llos" e r a n , y son, muy apetecidos por sus buenos sabores. Estos eran los prod uctos

-unos, durante todo el año, y otros,

de temporada- que constituían el trabajo y el sustento del recovemens~

ro , que, en el aspecto humano, cumplía también la función de

jero entre los diferentes lugares que recorría, unas veces co n noticias alegres, y otras, con tristes. Este trabajo duro y arriesgado, ya que el recovero hacía frente al frío y el agua en los crudos inviernos de nuest :a tierra y a los calores del verano, a las alimañas y demás trances del viaje, exigía hombres con resistencia, buenos andadores y buenos orientadores. Este es un recuerdo a una profesión y a unos hombres que cubr ieron una etapa en el andar comercial de ia sociedad. Hay muchos nombres que recordar, pero, temiendo olvidarme de alguno, a todos les dedico este trabajo.

Fdo.: Serafín Parra Delgado. ->:

~ltebebor

be la

~a5ttonomia

Voy a comenzar esta nue va se r ie de temas gastronómicos, q ue se va a d i f er e nc i a r de los an te ri ores en que no es dar iecetas de nues tr os platos típicos, si no de l o s usos y costumbr es q u e -s o br e a limentación- e xistían en nuest r o p ueblo hace aproxi madame nte unos 6 5 a ños, más o menos, en determ i nadas épocas o fiestas, y que pueden ser vi r tant o p ar a recordar, c omo pa r a c omparar es o s tiempos c on los ac tuales. Ve r e mos que ci er t os u s o s s e c o n s e rv a n y q u e otr os h a n desap a r e c i do , a v ece s para bien y o tr as p a r a mal, porque h an s i d o reem pl a z a d o s


por al imentos menos naturales y más insípidos. De todas formas, en el tema de hoy, que es sobr e la gastr onomía du rante la recolección de la aceituna en años pasados, veremos cuán to ha mejorado en los tiempos actuales, habiéndose convertido en una alimentación más completa y abundante que lá que hacían nuestros abue los, e incluso, algunos de los que ahora vais a leer esto. Comenzaba la tarea mucho antes que ahora. Hacia las 7 de la maña na se hacian las buenas sartenadas de migas. Unos le añadian "torrez nos" y otros (menos afortunados) las comIan acompañadas de aceitunas, también de rábanos (que se cogIan uno o varios dias antes y qu~ una vez lavados, se envolvian en trapos para que se conservaran mejor). Otras veces se comia con ellas algo de "bacalao"

(no siempre).

Con el estómago bien repleto de este plato, pesado pero enérgico, se salia al tajo, ' y se llegaba a él al rayar el dia. A la 1 del mediodía s e preparaba el almuerzo, qu e co n s i s tia siempre (e s t o e s l o q ue me ha impresionado a mí ) e n hacer, primero, u na fue n t e d e " g a z pacho" (s i no h ac ía demas i ado f r í o) y que sól o ll evaba c o mo in gredientes sal, v i n a g r e , a c e i t e , agua y pan. CUentan los

an cia-

nos que en las "ñáñara s" sobrap tes (pues nada ose pod í a

de s p e~

diciar) s e añadía t o ma t e, a c e i te, bollo de higo en tro citos y y otras v eces,

g r a n ada

d es m e n~

zada. Plato llamado "aceite y vinagre", y .•.

ia mojar! Había

días que a esto se le podía añadir un poco de bacalao y, los rrás afor tunados,

torre~nos

o chorizos.

De po s t r e , lo más corriente: unos membrillos co n el aroma y gust o casi pasados.

20


A la vuelta del tajo se cenaba el "plato caliente", que podia

v~

riar entre el "potaje", o la "olla" hecha con manteca de cerd o (algunos, c o n hueso) y unos trozos de tocino. De carne, nada; no er a posible. y asi transcurría toda la temporada de la aceituna.

Para celebrar la Pascua Navideña fuera de sus hogares, en el cam po, llevaban (los que podian) rosquillas y mantecados. Tamb ién sOlf an asar batatas, que espolvoreaban con azúcar y canela. De bebidas, vino y aguardiente. Si los amos vivían en la finca, recibían la Nochebuena a losacei tuneros, que les cantaban para darles las Pascuas , y a los que los amos invitaban con algún dulce navideño y alguna copita. Otro aspecto era el remate. La víspera de celebrarlo, la aceitunera más joven se dirigía al amo y le "echaba" su pañuelo de l a c a b e za al cuello, y, arrodillada, le decía: "A los pies de est e s eñorito noble se srrodilla esta aceitunera pobre". El .a mo le entregaba más o menos dinero (según lo rumboso o pudie,!! te que fuera) y con el cual compraban lo que iba a servir para

cel~

brar dicho remate, que sólo consistía en vino abundante, r osetas y, a veces, bacalao, que, en algunos tajos, era una bacalada por "vara". Armaban unas buenas juergas, acompañados de alguna guitarra,

fla~

tas y del socorrido ruido de "cucharas". Terminaban con unas "peas" tremendas, ya que a otro dia volvian para sus casas. Creo que estos remates tan "frugales" han sido sustitui do s ya por unas buenas "comilonas"

(cosa que me parece estupenda).

y para terminar,

, les cuento que el pan que consumian durante es-

tos meses de la recolección era llevado a los cortijos por el panadero del pueblo en bestias, una vez a la semana, cargado en "capachos", y ellos lo guardaban en sus "costales", comiéndolo algunas veces no duro, sino enflorecido. Ahora, comparemos y veremos que en estos usos gastronómicos la mejora ha sido astronómica, gracias a Dios, y ¡que asi lo siga sien do! Fdo.: Josefina Ru i z Pe ña.

21


En n ue s t r o pueblo son muy v a riadas y abunda n t e s la s co s t u mb r e s y t r adi c iones relacionadas con es t a s fiestas; toda s ella s e s t á n

mar c~

d a s , co mo e s lógico, por la religiosidad que las caracterizabaenton ces. El Domi ngo de Ramos era como e l pórtico que daba pas o a la Semana, con la procesión de las palmas, que se hacía alrededor de la

pl~

z a . En torno a las palmas se fueron desarrollando unas manualidades y a prácticamente desaparecidas, que iban desde hacer de la palma un auténtico trabajo de artesanía, hasta confeccionar con este material cruces, pelotas, lagartos, piñas, etc. En ninguna casa del pueblo fal t ab a la cruz hecha de palma, que se colocaba en una de las vent a na s y que -segGn la creencia- servía para ahuyentar el mal. Dur an te la semana entera se g uardaba la abstinencia, y el jueves y el viernes, además, se ayunaba. El jueves se iniciaban las escenificaciones con el lavatorio de pies que tenía lugar en la i g l e s i a . El sacerdote lavaba los pies a los doce apóstoles, y e l v i erne s temprano, continuaba n con el lla ma d o "Paso de Abraham" , que se hacía en la plaza, en un tablado que, c on anterioridad, se había mon t a d o para tal fi n.

/

/JJ{

Ac to seguido, empezaba la pasión propiamente dicha, que se iniciaba c on la oración en el huerto, que tenía l ug a r e n u n rincón de la pla za; allí aparecían los soldados romanos y procedían al prendi miento, para continuar con todos los actos de la pasión, en los que

22


l os actor e s eran gent e del pueb lo que h ab ían ensay a d o en d í a s pr e c ~ dent es. Todo esto d u r aba h a s t a bien en t rado el mediod í a , hor a en l a q ue t e n í a lugar la proces i 6 n de l a Vi r g e n de los Dolore s y J e sUsean l a cruz a cuestas; el Cirine o apa rec í a en una de la s c a lles d e l

pu ~

bl o y a yud ab a a JesUs a ll e v ar la c r u z . Al l leg ar la pr ocesió n a la plaza h a c í a su aparición, en el

b ~lcón

pr in c ipal de l Ayuntamiento,

l a ima g e n del Ecce Horno, pa ra que todos la c o n t e mp l a r an . Final iza dos e s t o s actos, el puebl o s e reti raba a d escansar un rato, porq ue d urante la noche del jueves a l v i e r ne s , mucho s permanecían en vela , bien en sus casas o en la igl e s i a , que e staba toda la noch e abier t a y , además, se establecían tu r n os d e vela para la gente que volun tar ia mente quería. En e stos dos días e n e l puebl o s e p arali zaba teja act i v idad que no fue ra de tipo rel i g i os o; no s e po ní a la radi o , sól o se h a c í an l as fae nas c a s e r a s más i mprescindibl e s. Lo s may o res, a de más, s e ve s tían de l ut o, los má s j ó v ene s se a r regl ab an p oco , e i nclus o

es~

mal vis

t o que l o s novios s e v ier a n en estos d í a s, y mucho menos que h a bl a ran po r la pUL,rta o p or la ventana. Grupos p e q ue ño s de fa miliare s o amig o s a ndaban la l la mada "es ta c ión " r e z a ndo el rosar io. E l re co r r i do que se hacía era el s i g u i e nt e : Sa lí an de la igl e s ia p a r a con ti nu ar por la calle Rea l , Al madrá, Los Tor i l es, Animas, Ba hondillo , Sol, la Pla za y, de nue v o, l a ig l e si a . El sábado, cuando al me di odía las campanas tocaba n a glor ia

p ar~

cía como s i todo hub iera cambiado; el bullicio, la vida ... vo lvían de n u e v o al pueblo; la g en te i b a a la iglesia para co ger agua b en dita y rociar las casas con el la ; además se recogían ch in a s d e la calle , q u e -segUn la c r e e nc i a- lu e go ser vía n para ah uy e ntar las t OE mentas. Cuando estas apare cía n, l a gente lanzaba las chinas a la ca lle para que se retiraran p r o n t o y no causaran daños. El Domingo de Resurrección finalizaba todo con una procesi6n en la que una imagen del Niño J e s Us se encon traba en la Plaza con otra de la Vi r g e n y ya, juntos, seguían h a s t a la iglesia. En fechas más recientes ex istió una cofradía, llamada de la "Vera Cruz", pero, con el tiempo, tambi€n desapareci6. Los platos típicos de estos días era n el " e n c e b ol l ao " , el "bacalao frito", el "potaje de g ar banzos y habi c h uelas", con ba c a l a o y

23


ve r d u r a s ; y de postre, el "arroz con leche". No faltaban tampoco ¿os "rosquillas fritos" y los "pestifios", y -cómo no- los "hornazos", q ue ya prlcticamente también se han perdido.

) Fdo.: Guadalupe Ni e to Ace ituno.

FRANCISCO ESPINOSA (HERMANO MAYOR DE LA COFRADíA DEL CRISTO DE CHIRCALES) Ser He r ma n o Mayor de la Cofradía del Santísimo Cr i sto de Chircales, d a d o que nuestro Cristo es lo mis importante y querido por los valdepeñeros, debe ser motivo de especial orgullo y, a la vez, de gran responsabilidad.; pero más aún, si se ha dedicado una vida entera al servicio del Cristo y su Cofradía (cuarenta y tres años como co f r a d e y diecisiete com o Hermano Mayor ) como es el caso de e s t e "v a ld e p e fie r o con historia", Fr a nc i s c o Espinosa Al ma g r o , ho mb r e honest o, humilde y responsable donde los haya. Francisco nació el cuatro de enero de mil novecientos veinte, y pasó su infancia y juventud -al igual que su hermano y dos .h e r ma n a s - en varios cor tijas, debido a la profesión de su

p~

dre, que era guarda rural. Sus 10 pri meros afias los pasó en la "Solana de los Morales"; más tarde se march6 a la "Montesina", y, después, a "El Coto", en el término de Fuensanta de Martas. Durante todo este tierrpo trabaj6 guardando cerdos, vacas, ovej as y en las

~

reas del campo. Por las noches -al vol ver del trabajo- su padre dedicaba un rato para ensefiarles a leer, escribir y

"las cuatro reglas".

24


Tod o s los conoc im i e n t o s es c ol are s que pos Je se los debe a s u p a d re , y a q u e en l a e scue la s ól o permane ció d os meses (en l a So ci e da d Ob r e r a Progreso, du rante u n i n v i ern o d e l a gu e r r a c i v i l) . Viviendo en la "Montes ina", ,e l párroco de Fuensanta de Martos -que se desplazaba allí a cazar l os fines de semana- lo preparó para q ue pudiera hacer la "Primera Comu n i ó n " , cu ya c e leb r a c i ó n fue en Chi r ca les. Allí, Francisco, tu v o su primer contacto con el Cristo, al que quedaría ligado durante toda s u vida. Al estallar la guerra c ivil, junto a su familia, se instalan en su casa de Valdepeñas

(casa que disponía de un horno, y que antes

~

bían tenido arrendada). Por entonces eran las mujeres las encargadas de atender el horno y los varones acercaban leña para éste y trabajaban en el campo. Contaba con dieciocho años cuando fue llamado a "filas". Antes de partir al frente, y aprovechando las relaciones que su familia mantenía con el entonces alca lde, don Peleg rí n Martos, solicit6 de éste permiso

para poder ve r a l Cr i s t o de , Ch ircales (guardado entonces

en el Ayuntamiento); al f i nal, y tras muchos ruegos, e l alcalde aca bó cediendo, y Francisco fue uno de los pocos privileg iados que -du rante la guerra civil- pudo ver a l Cristo. Fue destinado al frente de los Noguerones (Alcaudete) , previo período de formaci6n, y allí estuvo durante un año hasta que la guerra finaliz6. Más urrde

~ue tra~

ladado, junto a otros paisanos, al campo de concentración de Higuera d e Calatrava. Un mes más tarde vo lvía a casa. En el año 42 -ya con el régimen franquista- es reclamado de nuevo para realizar el Servicio Militar, y es 'destinado al Dep6sito de Recría y Doma de Jerez de la Frontera, donde permanec i6 dos años y med io; después es traslado a l Cuerpo de Infantería de Cád iz, y más tarde, a Sevilla. Pero desde entonces y hasta que se licenci6 al ser declarado "e~cluido total", permaneci6 varios meses ingresado en el Hospital Militar, por problemas de columna. A Valdepeñas volvi6 en abril del 45, y fue entonces cuando se encomend6 al Cristo de Ch ircales, solicitando su entrada como hermano en la Cofradía. En 1 .948 se casó co n Es c olást ica Escabias, a la que conoc i6cuando vo lv ió de la guerra, y , c on e l t ie mpo, naci e r on sus h i jas: Francisca, primero, y Juana, más tar de. Pero sus problemas de co l u mna no terminaban d e me j orar, a pesar de los tratamientos y d el i n te r é s d el d octor Pe dr o Mar c hal, hasta su


definitiva operación en un Sanatorio de Torremolinos . Fue r o n tres _~os

de reposo casi absoluto q ue al f i n a l t uvieron un r es u ltad o fe -

li z.

Tras l a operación c on tinú a c on l as tarea s agrí c o l a s y com e nzó a ayudar a su hermano Matía s e n l a panadería, dond e pe r man e c ió com o " mae st r o de pala" desde el 5 3 al 8 1 (afio en e l que s e j ubió por i nc a p ac id a d absoluta). Recuerda lo sacrificado de esta profesión, en la q u e e l trabajo comenzaba a las 2 de la madrugada y f i n a l i z a b a al rede dor de las 10, hora en la que se acostaba n, para l evantarse al me d i o - d í a para almorzar y trasladarse a traba jar en el campo. En sus primeros afios como panadero apenas circulaba el dinero en l a c ompra del pan¡ lo que normalmente existia era el "truequeo" de un k il o de trigo por un pan del mismo peso. Para llevar la cuenta de lo s p a n e s que se iban re tirando uti l izaban u n a cafia, que partían e n dos mi t a d e s

(una para el panadero y otra para quien retiraba el pan)

y ray aban con un trozo de hoz -en presenc ia de l o s dos interesados-; c u and o llegaban a diez, se hacia una cruz. Más tarde, las cafias fueron sustituidas por "vales" de cartón, que se han utilizado hasta ha ce poco tiempo.

Desde su ingreso en la Cofradia, el 3 de mayo de 1.945 (día de l a Romería), y que le fue impuesta la medalla y e l cetro, Franc isco decidió ponerse a disposición de la Hermandad (que entonces contaba con cuarenta hermanos) para lo que ésta necesitase y así poder servir mejor al Cristo. Desde el primer momento colaboró con la Junta de Gobierno, que durante estos años tuvo -como Hermanos Mayores- a don Antonio Luna, don Ernesto del Moral, don Laureano Luna y don Pedro Ca s tro.

":11

1. 9 6 !l,

la Cof r adí a s u Lr e u na c ri s i s al no q uerer nad i e ac e pta r

26


el c a rgo de Hermano May or; tr a s v ar i o s días de tensi ó n -en l os q ue

amenaz ab a la continu i d a d de la Herm andad - Fr anc i sco y o t r o"- g r u po de he rm a nos animaron a Pe d r o Cast r o a que continu a se con el c a rgo , y s e ofrec i e r o n a forma r p arte de s u nu eva Ju n ta Dire ct iva. Al f in al , t od o se resolvió al aceptar de nuevo Pe d r o Ca s t r o continuar co mo Her man o Mayor, entrando Fra ncisc o por v ez primera en la Directiva, como " vo cal 1 Q vicepres iden te". Sól o había n t ranscurrid o u n os meses cuan

do t u v o que acceder a d ir ig ir la Cofradí a la

(d e f or ma interina ) ante

muerte de Pedro Cas tr o, y h a sta la elecc ió n d e u n nuevo Her mano

Mayor, elección que recayó en la persona de don José Ma Martínez Lu na, permaneciendo Francisco como miembro de la Junta de Gobierno. En 1.972 es elegido Hermano Mayor, y continúa en el puesto hasta hoy. Por entonces, la Cofrad ía contaba con u no s sesenta hermanos . Duran te estos años Fr a nc i sc o ha s ido t e s t i g o y p r o mo t o r de no PQ cos cambios y mejoras. Recuerda cómo desde su

ingr~so

en la Cofradía

hasta unos años antes de su elección como He r ma n o Mayor, la Romer ía -que en la actualidad cada ve z ti ene más auge- se realizaba de una forma mu y sencil'la: todos los hermanos, pá rroco, autoridades y p ueglo en general se despla zaban a la Ermita en bestia o a pie, y -a l finalizar l a lIi s a - la mayoría se vo lvía al p ue b l o . En la feria de Se,E tiemb ~ e,

tanto el recib imient o del

Cr~sto,

como la procesi6n -aunque

con bastantes más hermanos- gozaban de gran fervor y respuesta del pueblo, al igual que ocurre ahora. Ta mb i é n recuerda c6mo en aquellos años -cuando se celebraba la Novena en honor del Cristro de Chircales- la Iglesia Parroqu ial s e ve í a impote n t e para dar ca bida a todos los fi e l e s que acudían, y tenían que i nstalarse altavoces en la f a c hada q ue da a la Plaza; en estos últimos años -y de esto se lamenta Francisco- los hermanos y el pueblo en ge peral

(que responden

mirablemente en las proces iones y romería) no responden como él

a~

qu~

siera en la novena y otros cultos. Una de las primeras decisiones que tomó como Hermano Mayor fue la de suspender la salida a pedir limosnas por los cortijos (al no ser rentable) ya que resultaba más caro pagar las caballerías y cobradQ res, que lo que estos recogían. Años más tarde se tomó la decisión de de jar de pedir limosnas también por las calles del pueblo. A lo largo de sus die cisiete años al frente de la Cofradía, cabe destacar -entre otras muchas- las siguientes realizaciones: Electrificación de la Ermita, en 1.974, construcción del arco que da acceso a los patios de l a Ermita, así como el arregl o d e los mis-

27


const r u c c i ón d e s er v i c i o s y pi l a r e s d e a gua po t a b l e, arr eg l o d e p ar te de l t e j a do de -l a Er mi t a

(que se de r r u mb ó ) , a c on di ci ona mien t o

d e l lu g a r d e cel e brac i ó n de la Misa, el Dí a d e la Rome r í a , arr e g l o d e l a sacr i s t í a y v i vie nda d el pár r o co, r es t a u r a c i ó n de l a c u e va d on de -s e g ú n la tradic i ón- ap a reció el Cri s to , o b r a s e n e l cuar to de l os mi l a g r o s , p av i me n t a ción d el s ue l o d e l a Er mita y otras d e p e n d e nc i a s, ar re g l o d e l Altar Mayor , eq u ip amient o d e b anco s

(y a q ue s ó l o co nt aba

c o n dos ) , encauzamiento de l Rí o de "Lo s Co r t ese s" , re s ta ur a c ió n en d o s o c a s i o n e s del l i en zo, a s í c o mo e l dorad o en p a n de tiro d el mar co , a dq ui si c i ón de u n e q u i p o d e mag afoní a y a d q u i si c i ó n d e d o s nue v a s a nd a s

(unas para proces ió n , y o t ras para campo ) .

r

1

/ /

7 ,/

~

-- ~

Dura nte todo este tiempo han sido tres los párrocos que ha tenido Valdepeñas y, por lo tanto, la Cofradía : don Juan Hered ia, don Da n i e l Parra y don José Checa, con

~l

que mant iene e xcelentes relacio

n e s en las cuestiones relacionadas con e l Cristo. Francisco, junto con don Daniel Parra, consiguieron en 1.975 que se formase la Cofradía de Mujeres del Santísimo Cristo de Chircales , que se encargarían de realzar l o s actos religiosos en h o n o r a l Cristo . De s d e este momento se crea u na nu eva t radición:

la d e realizar

c arr o z a s que embellezcan aún más el día de la Rome ría.

28


Su s r elaciones co n l as au to r id a d e s c i v i l e s ha n sid o i g u a l me n t e pos iti vas, tanto en la épo ca a nte r io r , c o mo e n l a d e moc r át ica. Fr a n c i s c o cree q ue deb e man t e n e rs e es t a rela ción e, in clus o, p o t e nc ia r se má s aún, y a que las f i e s t a s e n honor del Cristo, además d e r el igiosas, son populares, y es deber de la Cofradía y del Ayuntamie nto el trabajar de forma co n ju nta p ar a engrandecerlas. Un a de la s gr and e s sati s f a c c i ones h a s ido l a r eo r g a n i z aci ón de l a Co fradía herma na de Jaé n, q ue - tras algunos años de ausencia- ha re aparecido con gran fuerza, tanto por el número de hermanos

(más de

ciento cincuenta), como por su ejemplar organización. Igualmente muestra satisfacción por la elaboración de los nuevos estatutos de la Cofradía, de acuerdo con las normas del Sec retariad o Diocesano de Co fradías

(a ú n pendientes de su defin i tiva aprobación)

y que supone la unión de las Cofradías de Mujeres y Hombres en u na sola, y que contará con más de trescientos miembros. Francisco, tras sus muc hos a ños al servicio del Cristo de Chirca les, cada vez mayor, y enf ermo (con pérdida casi completa del o jo

i~

quierdo y serios daños en el derecho) se encuentra cada vez más imposib ilitado pIra seguir ocupando el cargo de Hermano Mayor. Está perandc la aprobación definitiva de los estatutos por parte del

e~

Obi~

pado para presentar su dim isión; pero para continuar "mientras viva" como hermano del Cristo. A l a h o r a de h a c e r b a l an ce considera positiva su actuació n al fren te de la Cofradía y los ob j etivos conseguidos. Entr e los pr o y e cto s que, por distintas causas, no se han podido realizar se encuentran: La ampliaci ón de l a Ermita, arreglar la explanada donde se celebra la Misa el Día de la Romería , así como el no haber podid o un ir l os dos ca minos de Chirca l es

( l a car retera y el de "p en i tencia" )de-

b ido a la re iterada n e g a tiv a de l o s p ropietarios. Ot ro d e s us

pr oy e~

tos e ra el de crear u na Sección Infantil de l ;~ Cofradía, para i nc u l car el respeto y amor al Cristo de Chircales a los más pequeños. p~ ú lt i mo , el construir una peque ña ermita en las Eras de Santa Ana para acoger al Cristo el día de su vuelta al pueblo. Francisco reconoce y agradece la colaboración que -durante su etapa como Hermano Mayor d e la Co f r a d í a - ha recibido de l pueblo de Valdepeñas, autoridades y hermanos. Lo conseguido lo ha realizado porque ha contado con un buen eq uip o de colaboradores y, aunque le cuesta destacar algunos nombres de los hermanos que en algú n momento han


f o rm ad o parte de su equipo d irectivo y a l o s q u e está profundamente a gradecido, reconoce -de f o r ma especial- l o s servicios de Dolores Riv illa y del depositario J u an Fr a nc i s c o Extremera, matr i monio q ue ha ded icado s u casa y su t i empo al Cri sto y a l a Cof rad í a . I g u al men te , tiene pa l a b r a s de ag rade c i mie n t o pa ra otro f ie l co labo r a dor, Pe d ro Ba r r anco , que en los últi mos di ez a ños ha estado junto a él en sus tomas de decisiones. Francisco confía en el futuro de la Cofradía porque ve que dentro d e ella hay gente joven con ilusiones y ganas de trabajar. Al nuevo Hermano Mayor que entre tras la aprobación de los estatu tos le da un consejo: "que no olvide ni un solo día, ni una sola hor a , que es Hermano Mayor, ya que, s i se le olvida a él y no

~le

con sus obligaciones, será un mal e jemplo para el resto de los hermanos" . Para

F r a ~c i s c o ,

estos últimos diecisiete años han sido los más

fel ices de su vida, de forma que si volviese a nacer aceptaría gustoso repetir la experiencia. Muchas veces se pregunta qué es lo que tiene el Cristo deChircales, que es capaz de reunir en torno a él a todos los valdepeñeros de todas las edades. Cua nd o deje el cargo estará s iempre a disposición de la Cofradía para lo que lo necesiten, y aprovechará su tiempo para, con más tranquilidad, continuar visitando a diario su pequeño trozo de

tie~ra,

que le sirve de distracción, y estar más con sus amigos en el Hogar del Pensionista, y paseando y dedicándose a su familia (esposa, hijos y sus siete nietos).

Fdo.: Juan Infante Martínez.

30


TRADICIONES POPULARES

j

,- -

,"'"

:

t

_

(

..

•1

«

faena

aceitunera II

3


(tEl ucalbario" be _autista bttráS' btl tlectricif)ta - María, deberíamos cambiar la instalación de la luz; los cables están en muy mal estado y además, de paso, la actualizamos a doscien tos veinte. - Bueno, pero que lo hagan deprisa y no marraneen mucho, que ten go la casa como un sol. A la mañana siguiente, Bautista, después de recorrer varias casas, obras y establecimientos pUblicos, a donde le iban orientando los vecinos con amabilidad, dio con el anhelado electricista, que, presuroso, quedó en acudir a su casa esa misma tarde, hacer el

pr~

supuesto y emprender inmediatamente los trabajos. Esa "tarde" se convirtió en "muchas

tard~s",

en las que Bautis-

ta estuvo dedicado en cuerpo y alma en intentar que el atareado téc nico cumpliera su promesa. Al fin se hizo el presupuesto y correspondiente proyecto, lo que movió i n me d i a t a me n t e a Baut ista a acudir a una Caja de Ahorros para s olicitar un préstamo con el que hacer frente a los gastos que se ocasionarían. Varias semanas más pusieron a prueba la tozudez y paciencia de Bautista, hasta que logró que se le enviara un aprendiz que desgajó cables, quitó lámparas, bombillas, enchufes e interruptores,

d~

j a nd o a la paciente familia a dos velas (nunca mejor dicho), puesto que de dicho artilugio tuvieron que alumbrarse, esperando que empeza ran la nueva instalación. Una quincena de noches espectrales, a la tenue luz del pábilo, re c a r d ó al matrimonio los tiempos en que la electricidad brillaba por s u ausencia.

32 I


- Per o, ¿no ha llama d o u s ted a los al bañ i l e s ?, e spe tó e l s olic ita do artesano cuando a c ud i ó a la c a s a car gad o d e c ab l es y mangueras. - ¿P a r a que?, arg u yó .Bautista. - Pue s , hombre, una i n s t a l aci ón nueva hay q u e emb utirla; queda más de coroso y es lo que ma r c a l a le y. Habrá qu e ha cer algunas "rQ cillas". Bueno, aquí de j o e s t o mi e mt r a s a v isa us ted a l os albañiles. y un rincón del saloncito se llenó co n los materiales que

p ort~

ba e l laborioso productor.

.- .

1

1

~

~- - - - ..-: '

\

--

--- 1..-.--- - --'"

-

-

-~

Cuando acud ió un a pa r e j a de al b añi l e s co n sus he rra mi entas y sus sacos de yeso ••• - Ne c e s i t a mo s q u e veng a e l electricista para sabe r por dónde van las r ozas, y no podemo s es ta r todo el día aquí porque te nemos otros "c ha mpGs" que h a c e r . As í que aq u í d e ja mos e sto y no s a visa cua ndo vaya a venir el. Tu vie ron que hacer v i d a e n l a coc ina p orque el coqueto saloncito de María estaba repleto de Gti les para la obra. y comenzó e l

jueg o d e l " r ató n y el g a to " . Cuando bajaban los al

ba ñ il es no bajaba el el e c t r i c ista, y a la in ve r s a . Al mes coincidie r on a mbo s , c o n g ra n r egoc i jo d e Bau t i s t a , el cual, aunque tuvieron que mud a r se a ca s a de un a h ij a - de b id o a l polvarín que de sprendían l a s r oza s , l a s pla st as de ye s o y l o s t r e b e j o s de la faena e s pa rc i do s por t od a l a c a s a - l o s o p o rt ó e stoi c a me n te , viend o

33


qu e d e f i n i t i v a me n t e t oma ba bue n rumbo l a empres a. - Se ño r Bautista, q ue a l in úti l de mi peón se l e h a ido l a mano con l a s roz a s y se l e h a venido abajo un tabique. -

¡La madre el cordero!

-exc ~ a m ó

Bautis ta.

- Que mande usted a por l a d rill o s y se l o levantamos de nuevo. -

¡Qué le vamos a h a c e r ! -s usp iró e l resignado patrón.

Cuando un muchacho con un carromato con ladrillos llamó en la ca s a d e la hija de Bautista, éste se extrañó. - Señor Bautista, ¿no vivía u s t e d en la cal le del Rob le, nº 17? -

¡ Vivía y vivo!

¡y allí es donde tienes que llevar los ladrillos !

- Pues me parece que con esta carga no tiene usted n i para z a r . Ne c e s i t a r í a por lo menos c inco "pegasos". - Pe r o ,

t

qué c inco "pegasos", cinco "pegasos" !, s i

emp~

es para un ta-

b i q u i l l o de nada que se ha caído cuando me estaban instalando la luz. - Pu e s , ¡para ponerle l a luz, tendrán que poner p rimero las

par~

de s ! -rezong6 el muchacho. Un a oleada de calor s ubi ó a l ros t ro de l asombrado Bautista, que s i n mediar palabra sal ió corriendo e n direcc ión a s u casa. ¿Ca s a? .. Entre los núme ro s 15 y 1 9 de i a ca l le de l Ro bl e , ' d o nd e antes orlaba en una p uer ta e l la tón con el 17 , aparecía un "solar", un ma g n í f i c o "solar" que conservaba enhiesta únicamente la pared maes tra, de la que colgaba desangelado un enchufe eléctrico. ¡C uántas veces, a raíz de entonces, tuvo que aguantar Bautista el r e tin t í n de su ría!

Ma-

- Conq ue ¡una s r oc il l a s na d a más ..• ! ¿eh ?

Fd o : Emilia no Herrera Redondo.

34


Relación de "nacimientos",

" b o das" y "defunciones" r ef erentes al

primer trimestre de 1.988, s egú n los correspondientes Libros de Re gistro de Valdepeñas de Jaén .

N A C 1 M1 E N T O S 1.- Miguel S antiago Ca s t r o • . .•.• ..•• .••••• . .. 26.01.88 2.- Carmen MarIa Nieto Gallardo •.•...••. . .••. 01.02.88 3.- Juan Manuel Martos Amate ...•.•. .• .•••••.• 01.02 .88 4.- Ana DIaz Rosa ••••••••••..• .......•••••... 05 .02.88 5.- Mercedes Molina LendInez ......•.•.•••.•. .

)9.02.88

6 . - José Ramón LendInez Rosa ... .•..•.•.•.••.. 16.02.88 7. - Michae 1 Párraga Serrano......... . . . . . . ... 15 . 02.88 8.- Alba MarIa Garrido Carretero ...•....••... 17.02.88 9.- Melody Ortega Cobo ...••.••.••••••••.••••• 22.02.88 10.- Raúl

;hica Torres .••••••••.•••••••••••••. 29.02.88

11.- MarIa de la Paz Castro Moral •..••.•..••.. 04.03.88 1 2 .- Ro s a MarIa Romero Milla .•.......••••..... 16.03.8 8 13 .- J u a n Antonio Co bo Sá nche z . . . . . . . . . . . • • . . . 18.0 3. 8 8

.,, . -.

\

"'

I

1\ ~ ~

.'~ (

• ••

B O D A S 1.- Juan A. Milla Ruiz y Francisca Moral Fernández .•.••.•••..•. 05.11.87 (Inscritos en el Registro con posterioridad a la fecha de matrimonio). Mil l a~

06 . 03 . 88

3.- Francisco Jordán Barranc o y Sacramento Ma lina Extremera

26 . 03 . 88

2 . - José M9 Vilches Hidalgo y Marí a Dol ores Es c abi a s

35


o E F U N C ION E S 1 .- Vicenta Se r r an o Sa nt i ag o

02 .0 1 .8 8

2 . - Oulcenombre Milla Ru iz .• . .•... . .. ... . .. 03 .0 1 .88 3 . - Jul iá n Santiag o March a l . .••.. . •.• . ... . . 06 .0 1 .88 4 .- Ju ana Rodríguez Lozano . • •. • • . • • • .. . .. .. 0 8 . 01. 8 8 5. - Fr a nci s c a Pr ieto Extreme ra ••. . ... . ... .. 1 4.0 1 . 88 6 . - Ana María Castro Esp in o s a • . . • .• . .. ..•. . 20 . 01. 8 8 7 . - Juana Mar ía Marchal Or t e g a .• •.• • • • . .... 23 . 01.8 8 8. - Mar ía Enc a r n aci ón Mi lla Es pino sa ••.• . . . 28.01.88 9 .- Ang el e s P a rra Montes . ••• • ••• • •• • . • • • . • • 30 .01.8 8 10 . - Mer c ede s Val deras Mar chal •• • •• . ••• . . •. . 02 .02.88 11 .- As ce ns i ó n To rre s Huert as . • ••. •• • •... ..• 01 . 0 3. 8 8 1 2 .- Pedro Rivi l la Es t e p a ..•. • ..•..• .• . .... . 0 2. 0 3 . 8 8 13 . - Mar í a A. Mil la Cob a ... .. .. •..•.•• . .... . 04 .0 3 .88 14 . - Ma r í a Dolores Me sa Galán . • . •..•.. • .... . 13 .03 .8 8 1 5. - An to n i o Tor res J a e n es •... .• . ... • •.. .. .. 17.03 .88 1 6 . - Mar i a n a Ca b re ra Valdivi a •••• • . •.• . • • •• • 24.03 .8 8

l'esumen plubiométrico Dat os ref er i d o :, a Val d epe ñas de J a é n , y c o rr es po ndi e n t e s a l t r imest re " en er o - f ebrer o - marz o de 1.988". E N E R O Día

2.-

" "

3.6.1 0.-

9 mm. (Lluvia, por la noche) • (Ll uvia, por la mañana) • 7 mm. (L luvi a por l a mañana, t a rde y noc h e) . 2 mm. (L l u v i a , por la noche) .

1 mm .

9 mm. (Llu via por la mañana, tard e y noche ) . 14 .- 26 mm . (L l u v i a, por la noche) . 15.- 9 mm. (Lluvia, por la mañana y tard e ) . 13 .-

" " " " " "

"

19.- 16 mm. (Lluvia por la mañana, tarde y noche) •

16.-

1 mm. (Llu v ia, por la noche ) .

17.-

2 mm.

(L l u vi a , por la tarde) •

18 . -

1 mm .

(Lluv ia, por la noche) .

~6


(Lluvia por l a tarde y noch e) . (L luv i a p or l a ta r de y noc h e ) .

Día 24.-

5 mm.

25 . -

6 mm.

26.-

3 mm. (L luvia, por l a tarde) . 1 mm. (Lluvia, po r la noche) •

"

27 . -

4 mm. (Lluvia por l a mañana y tarde) . 2 9.- 21 mm . (L luvia por l a mañana, tarde y noch e) .

28.-

"

Pr e ci pi t a c i n e s to tales d el mes : 123 mm. F E B R E R O

Día

1.3.4.-

(Ll uvia p o r l a tarde y noche ) . (Lluvia, por l a no c h e) • 7 mm. (Lluv ia por la mañana y noch e) .

2 mm. 2 mm.

1 mm. (Lluv ia, po r l a mañana) . 6 . - 18 mm. (Ll ¡;v ia, por l a t arde , y n iev e , por la noche ) . 16.- 10 mm. (Lluvia por la tarde y noche) . 5.-

" " "

20.23.-

1 mm. (L luvia, po r la noche) • 1 mm. (L l uvia, po r l a mañana) . Precipitaciones totales de l mes: 42 mm .

MA R Z O Día 13 .-

" "

1 mm. (Lluvia, por la noche) • 14.- 5 mm. (Lluvia, por la tarde, en forma de tormen ta ) . 21.- 14 mm. (Lluvia, por la tarde, en forma de tormenta) . Prec ipitaciones totales d.el mes: 20 mm.

PRECIPITACIONES TOTALES DEL TRIMESTRE Enero ••••• •••• 123 mm. Febrero •••••••

42 mm.

Marzo.........

20 mm

TOTAL••• 185 mm. Fdo.: Francisco Martínez Torres.

3


Acuerdos Municipales U&~u m e n

de . l o s acuerdos adop tados en las sesiones

q~e

e l Pl e no

de l 111110. Ayuntamiento de Valdepeñas de Jaén ha celebrado durante el p ri mer trimestre de 1 . 9 8 8 . SESION EXTRAORDI NARI A CELEBRADA EL DlA 19 DE ENERO

* Se aprueba, por unanimidad, el acta de la sesión anterior. * Se acuerda prorrogar el Convenio de las U.T.S. (Unidades de Tr a b aj o Social, acogiéndose a la Resolución de la Excma. Diputación Provincial de fecha 18.12.87. SESION EXTRAORDINARIA CELEBRADA EL DlA 17 DE MARZO

* Se aprueba, por unanimidad, el acta de la sesión anterior. * Por unanimidad de los 12 concejales presentes se acuerda: - Aceptar las superficies destinadas a viales, parques, zonas verdes y redes de servicios públicos cedidas por la

Consej~

ría de Obras Públicas y Transportes en relación a la adjudi cación de un grupo de viv iendas de Promoción Pública en esta localidad.

* También por unanimidad de los 12 concejales asistentes se acuer da : l Q) Solicitar de la Excama Diputación Provincial la siguiente obra: Piscina con vasos polivalente, i n f a n t i l y chapoteo, de 25 por 12'50 por 1'40, a 1'80 m.; 12'50 por 8 por 0'70, a 0'94 m. y 75 m de O a 0 '30 m. 2Q) Solicitar en segundo orden de prioridad una pista polideportiva para baloncesto y voleibol

(con o s in frontón para

pelota) de 36 por 20 m. Presupuesto de ejecución por contrata: - Piscina vasos polivalente •. 7.900.000 ptas. - Piscina infantil .••.••••••• 3.500 .000 " - Piscina chapoteo ••• ~ •••••.• 1.300.000 - Pista polideportiva •.•••••• 2.800.000

*

S ~acuerda

" "

solicitar a la Caja de Ahorros de Ronda una opera-

c ión de Tesorería por la cantidad de 5.000.000 ptas, formalizada mediante póliza de crédito, cuyas características son és tas:

38


- c an tida d tot al

5 . 0 0 0 .0 0 0 p tas .

- ti po i nt e rés

13 %

- c ancelaci ón

31. 12 .88

* Se p r e s e n t a n la s siguientes propuest as a c er ca d e la retribu ci ó n d e los funcionarios cel Ayu n t a mi e n t o : PROPUESTAS DEL P. S. O. E.: 4 % d e increme nt o sobre las retri b uc io n e s .Bá s i c a s y Co mpleme ntarias y 3 .000 pt as de subida l i n e al, y q u e se suman al i n c r eme n t o. PROP UESTAS DE I ZQUIE RDA UNIDA Y GRU PO POPULAR:

4 % de incremen -

to sobre las retribuciones Bás icas y Co mp l e me n t a r i a s y 6 .000 ptas de subida linea l q u e s e s uman a l incr eme n to. Somet idas a votación, resul ta el egida la propuesta d e l Pa rt id o Socialista.

* El P.S.O.E. propone t a mbi é n la s as ignaciones a r acib ir p or los miemb ros de la Corporac i6n, y que son: - Asignación Alcal de ...•. ... . .. . .. . 50 .0 0 0 pesetas a l me s . - As ignac i6n Ttes. d e Alcald e

- As ignación res t o de Concej al e s

10 .0 00

5. 0 0 0

II

l'

"

Se dedu.irá n 1.0 0 0 pta s . si no se j u s t i f i c a la n o as i ste nc ia a alguna de las ses io nes.

* F i n a l men t e , se aprueba l a re ctifi cación d el Padrón Mu n ic ipal d e Ha bitantes, con este re s u lt a d o : - Habitantes al 1 de e n e r o de 1.987: 5.09 7. - Altas du rante 1 .9 8 7 . . . .. . . . . . • . . . :

78.

- Ba jas durante 1.98 7 . . . . . . . . . . . . • • :

136 .

- Habitantes a l -1 de e nero de 1. 9 8 8 : 5.03 9. SES I ON EXTRAO RDI NARIA CELEBRADA EL DrA 3 0 DE MARZO

* Se aprueba, por unanimi d a d, e l acta d e la ses ión a n te rior . * Tras amplias deliberaciones, los 12 Co n c ej a l e s as istentes deciden: 1Q ) Adquirir el ter re n o de 3.600 metros c uadrados, ap ro x i madamen t e , ub icado e n el lug ar d e nom i nad o pop u lar me Dte "E l ChQ r ri l l o " , p rop iedad de don Pedr o Jiméne z , p a r a l a i n s t a l a ción del Inst ituto d e Ens e ña n za Med ia. 2Q) Qu e se inicie e l expedie n te d e cont r at ación d irec t a del ci tado te r r e n o , h ac ie nd o uso de l a excepción l icitato r i a por l a s c e r a c t e r f s t ic a s

pe culiar e s d el te r r e no .

3!


30) Que se faculte al señor Alcalde-Presidente, don Pedro Jaenes Fuentes, para la firma de cuantos documentos sean necE sarios para la ejecución de este acuerdo, así como a la fir ma de la escritura pública. 49 ) Que se remita el presente acuerdo a la Delegación Provin-

cial de la Consejería de Educación y Ciencia.

* Referente al punto "Reconocimiento de servicios a favor de doña Cristina Malina Lucena", el Pleno (por unanimidad) decide "dejar este asunto pendiente sobre la mesa".

* Asimismo se acuerda: a .- Solicitar a la Excma Diputación Provincial un préstamo de 2.000.000 ptas. a amortizar en el plazo de 5 años me diante pagos semestrales.

(Este préstamo estaría desti-

nado a l a adquisición de suelo urbano .

* El Al c a l d e - Pr e sidente da conoc i miento de la a probac ión p o r De c r eto de la Liquidac ión del Presupue s t o Ord i nar io correspondiente al ejercicio

~e

1.987. El resultado es e l s iguiente:

- Existencias e n Caja , al 31.12.87 •••• • •. • •• • 1.691. 48 3 pta - Créditos pendientes de c o bro e n e s a f e cha: - Del Ult imo ejerc i cio - De e jercic ios anteriores

Suma de r e s u l t a s de

ing~esos •••••••

4 . 166.362

"

4.094.079

"

9.951.924

"

- Obl igac iones reconocidas y no satisfechas en la expresada fecha: - Del último ejercic io ••••..••••.•• 15.384.658 pta - De ejercicios anteriores •••• ••.••

4.57 1 .606

Suma de resultas de gastos .•••• ••• 19.956.264 DEFICIT ..•• •• • 10. 004.340 pesetas.

* Se decide adquirir un reloj para e l nue v o Ayuntamiento, de un me t r o de diámetro, con números árabes, ca ja de chapa pintada, cristal de protecc ión y luz incorporada, por el precio de: 638.400 pesetas, de las que -deducidas 68. 400 ptas. d e I. V.A.s up o ne u n precio ne t o d e 5 7 0. 000 ptas., pagá ndose e l 50% en e l momento de la ent r ega, y el resto, a l o s tre s meses .

* Se apr ueba e l Pa d r ó n Muni cipal de Vehícu l o s, por una rec a u d a c i ó n t o t al de 2 . 3 96 .6 5 0 pesetas.


* Final mente,

y

referente al Merca do Municipal de Abastos, se de

cide lo siguiente: l Q) El Mercado se cerrará l o s domingos y días festivos. 2Q) En el supuesto de q u e c oi ncidieran dos día s festi v os, s e abrirá uno de ellos. 3 Q) Se elaborará un calendari o para todo e l año, que sería expuesto en el tablón ubicado en el Mercado.

TEMA DEL TRIMESTRE PRIMER PREMIO PARA EL C.P. "SANTIAGO APOSTOL" EN EL ! I CERTAMEN JOAQufN GUICHOT El pasado 15 de junio, una comunicación telefónica procedente de la Consejerfa de Educación de la Junta de Andalucfa puso broche de oro al trabajo, la . ilusión y el bien hacer de la Comunidad Educativa del C.P. "Santiago Apóstol", puesto que el trabajo elaborado por el Claustro de Profesores -en e l que se recogía fielmente el quehacer de nuestro Centro en pro de la Integración de alumnos disminuidos en aulas ordinarias- presentado al 11 Certamen "Joaquín Guichot" , obtenfa -exequo con el trabajo "La integración del sordo en las enseñanzas medias" de la Universidad de Málaga- el PRIMER PREMIO en el apartado de INTEGRACION EDUCATIVA. Al dfa siguiente, profesores del Centro se desplazan a Sevilla para recibir un cheque con 175.000 ptas.

(dotación del primer premio)

entrega que realiza el Iltmo. Sr. Consejero de Educación, quien, en una breve alocución, destaca la importancia de la distinción y su admiración por la unidad de acción y actitud comprometida de toda la Comunidad Educativa de este Colegio,asf como su gratificante

extr~

ñeza porque un pueblo pequeñito se hubiese atrevido a demostrar que la integración escolar es posible y capaz de beneficiar a todas las partes implicadas en el proceso. Por segunda vez, en menos de 24 ho ras, nuestro interior sentfa la satisfacción egoísta del reconocimiento a un trabajo duro y sacrificado por lo novedo s o, a unque tremendamente motivante por cu an to sup o ne inte n tar a y ud a r a l os más in defensos y necesitados.


JUNTA DE ANDALUefA CON5F.JERIA DE EDUCACIÓN Y CIENCIA SF"VICIO DI': CULTL'RA ANOALIJZA Y' I'IIOGLUlAS ESrF.a.ALES

PRIMER PREMIO

11 Concurso Joaquín Guichot I

C: ••.;.o 1986 ·

;' , ~

¡HU.II\. 1) . ~ .

e:

--

al .

",

A"'-C

-_........

. )-a-...• . . - . e..c...: EXPERIENCIA

"

bl-C.P.-.....""""".

"

YIIId<poiias lJAF.NI

DE INTEGRACiÓN ESCOLAR JUMA DI MDllU/llA

DIRECCIÓN GENEIlAL DI: "OMOCIóN EDUCATIVA Y RENOVACIóN PIlOAGóGICA

e-Io _ _ • AGFA-GEVAEIlT

La concesi6n del premio supone para el Colegio y sus miembros es ta doble vertiente: por un lado, asegurarnos que el camino elegido, que no es otro que preparar nuestro Centro para admitir a cualquier alumno sin distinci6n de minusvalías o hándicaps, era el correcto y además suponía la úniva vía para seguir trabajando; y, por otro lado, - colocarse en el punto de mira de las autor idades educativas prQ v i nc i a l e s . Fruto de este segundo punto el 27 de enero nos visita el rItmo, Sr. Delegado Provincial de Educaci6n, acompañado del Sr. rn~ pector Jefe de E.G.B. para conocer nin situ n el proyecto y valorar la situaci6n real del mismo y las necesidades más acuciantes.

Curs~

da la visita, y puesto al corriente del acontecer -real, se logra la promesa formal de construir -en colaboraci6n con el rItmo. Ayuntamiento Local- un cuarto de baño completo para aque l los alumnos que no controlan esfínteres y la adquisici6n de un comunicador para uno de los alumnos del proyecto, que, imposibilitado para utilizar el leQ guaje oral, necesita de un sistema de comunicaci6n alternativo. Para dicha adquisici6n se desplazará este alumno y un equipo de

prof~

sores del Centro el pr6ximo día 11 de mayo al Centro ATAN de Madrid. Considerada esta visita como muy positiva trae como consecuencia que el 19 de febrero pasado contemos en nuestra Comunidad Educativa con la gratísima visita del rItmo. Sr. D. José Rodríguez Galán, Director General de Ordenaci6n Académica de la Consejería de Educación


de la Junta de Andalucía, quie n (tras visuali zar el vídeo de la experiencia y escuchar con enorme at e nció n su expl icación y las solici tudes de necesidades ) s oli cita la o p in i ón d e los padres convocad o s a la reunión, quienes de ja n constancia en sus intervenciones de la s e n s i b i l i z a c i ó n hacia el tema, así como su beneplácito y apoyo incondicional a esta iniciativa del Colegio; posteriormente tomó la palabra y, de forma emocionada, fue repasando y comentando algunas de las frases que los alumnos habían plasmado en el monográfico "Creemos en

l~

Integración", finalizando el acto con el compromiso

formal de dotar al Centro de un aula de Psicomotricidad, para lo que ya se han remitido a este Colegio 230.000 ptas. Posteriormente se le ofreció una copa de vino y se le hizo entrega de una placa conmemorativa de la visita, poniéndose a disposici6n desde su puesto en Se villa para cualquier necesidad que se plantease. Por último, el día 3 de marzo último pasado se realizó un acto en Jaén, que presidido por el Iltmo. Sr. D. Antonio Pascual A?Osta,

Co~

sejero de Educación de la Junta de Andalucía, sirvió de presentación del 111 Certamen "Joaquín Guichot", año en el que ya ha desaparecl do la faceta de Integración Escolar, por cuanto este nuestro Colegio junte a la Universidad de Málaga, será único ganador en este

apart~

do en toda la Comunidad Aut6noma de Andalucía. En ese mismo acto se nos hizo entrega de los diplomas acreditativos como ganadores del 11 Certamen y de una publicación que, patrocinada por la Junta de

And~

lucía y la casa Agfa Gevaert, se había realizado con nuestro trabajo. Así finalizó la concesión del premio; lo que no acaba, ni acabará, es el trabajo desinteresado, esforzado y lleno de carió que día a día se desarrolla, por medio del cual se intenta que cada alumno obtenga -de acuerdo a sus especiales posibilidades- el máximo grado de desarrollo. Por eso, después de tanto escribir (mejor, relatar) hechos acaecidos, no quisiera terminar esta "Cr6nica de una alegría" sin hacer constar la profunda satisfacci6n que siento por pertenecer a una Comunidad Educativa humanizada, donde todos, absolutamente todos los miembros: PROFESORES (excelentes profesionales que no regatean esfuerzos y cuya única aspiraci6n es trabajar más y mejor cada día, haciendo de la Escuela y la Educación el lema de sus vidas), PADRES (comprometidos y colaboradores incondicionales en la Educación de sus hijos) y ALUMNOS (entendedores de que su meta es educarse integralmente y qu e para ello el trabajo solidario, la ay~ da mutua y el esfuerzo pers onal son fundamentales), se sienten par-


~~

a c t i v a d e una COLECT I VID AD unida y si n fi sur a s , capa z d e lograr

me t as ins o s p e c h a d a s . Por ello , os d oy mi ENHORABUENA y os trans mit o , d esd e el fondo de mi corazón, e l o rg ullo con el que llevo sentir me mi e mb r o de vuestra gran f a mili a . GRACIAS. Fd o . : J o s é Lu is Ureña Calle.

-A.... •••• ~"'.-------------------:'_'T"-.--------------------::'.'T.

LA COSECHA DE ACEITUNA DEL SIGLO Ni l os rrás optimistas podrían prever que la cosecha de aceituna que se avecinab a en la provincia de Jaén en la presente canpaña 1.987-88 sería "un récord" en l o qu e va de siglo, y, consecuentemente, en nuestro pueblo

Valdepeñas de Jaén.

Vari os han sido los factores que de alguna forma han podido contribuir a que llegue a un buen término la abundante cosecha de aceituna producida por nuestros o livos , ta l e s como la escasa cosecha habida en el año anterior, las abundantes lluv ias c a í da s hasta el mes de abril del pasado año y en los meses de noviembre y dici e mbre del mismo, y, finalmente, l os agricultores, que -día a día- cultivan

mej or s u olivar, con nuevas técnicas de "cultivo sin labranza" en sustitución de l a s l abor e s tradicionales, tratamientos adecuados por l a hoja -tanto en primaver a como en otoño- y abonados suficientes para las necesidades alimenticias de. es tas plantas, etc. El aspecto de nuestros olivos, ya en los meses de abril-mayo, ofrecían un aspecto i.nnejorable por la mucha cantidad de "cañamSn" que el olivo tenía y que, po.§. teriormente, en e l mes de junio, la mayor parte de esta muestra llegaría a materia-

lizarse con un buen cuajado del fruto o aceituna. En los meses sucesivos del verano, y a

medida que la aceituna va engordando, el comentario general de nuestros agricultares es que se avecina una buena cosecha, aunque la preocupación que, por otra par:

.

te existe, es que la aceituna se quede mry


pequeña por la escasez de lluvias e n los meses f i na l es de verano y principios de otoño, aunque l a llegada del invierno y en l os meses de novi embre y diciembre las abundant es l luvi as ca ídas permiten un buen desarrollo de l fruto ,

a l c~

zando su tamaño na tura l, y a est as alturas ya nadie duda en r econocer - de una for ma genera l - que la cosecha puede ser histórica. La

recogida de la aceituna s e r e trasa algunos dí as, debido lógicamente a que

la aceituna está todavía algo verde por la abundancia de l a misma; y , f i nalmente, en l os últimos días del mes de diciembre, se inicia la r ec ogi da, aunque para mucha s f ami l i as de nuestro pueblo se paraliza la recolección rápidamente POE que se marchan a otros pueblos de nuestra provi ncia y de la provi nc i a de Córdoba a continuar con tareas también de recogida de ace i t una . A partir de finales de enero se produce el regreso de muchas f ami lias de est e pueblo y se continúa ya de una for ma más gener a lizada 1 , recolección de l a ~ceituna,

la cual se encuentra ya en un momento 6ptimo para la r ecogida, obser-

vándose ya que la cantidad media de kilos de aceituna por olivo era bastante más elevada que en años anter i ores , ya que cuando ha habido buenas cosechas el promedio por olivo que alcanzaba una parcela de ol ivar oscilaba entre los trein ta o treinta y cinco kilos, y en las mejores zonas, los cincuenta ki los. En este año el promedio ha sido de 70 y 80 ki l os , alcanzándose -en muchos casos- los 90 y 100 ki l os por olivo ; por l o que la cosec ha ha s ido i r:::-.r es i onante, aunque la producci6n haya sido baja, hecho que está más que j us tif i c ado , teniendo en cuenta l a canti dad de aceituna que e l olivo ha tenido que alimentar. Se han recogido dos buenas cosechas en un solo año; de ahí su califivativo de cosecha del siglo.

NOTICIAS

BREVES

RE YE S La

noche de Reyes transcurrió sin pena ni gloria, después de una Navidad flo

ja en animación; sólo merece destacar la representación infantil de adoraci6n al Niño en la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol, r ea l izada por ni ños de corta edad, que, co n su ingenuidad, pusieron una nota de co lor y s i mpatí a a esta efemérides. Los Reyes Magos, discret itos , recorrieron l as pri ncipale s ca l l e s del pueblo a lomos de un carromoto.


NE VA DA El d í a 6 de febrero la nieve albeó e l lugar, después de su ausencia

pers i s te~

te durante todo el invierno. La nevada no representó ninguna rml.est.í.a para la cQ munidad, pues desapareció con prontitud. *+*+*+*+*+*+*+*+*

C A R N A V A L

COIlD ocurrió con las Navidades, la ausencia de numerosos vecinos del pueblo, enfrascados en las tareas de recolección de la aceituna, hiio que estas fechas no fueran muy animadas. Los premios, inprovisados a última hora por el Municipio, sacaron escasas máscaras a la cal le. *+*+*+*+*+*+*+*+*

C A N DEL A R 1 A Des pué s de los esfuerzos realizados por esta Asociación para que pudieran con centrarse las distintas "candelarias" en una sola, para regocijo general, no pudo lograrse debido a la intransigencia unilateral de las pandillas infantiles, cos a lógica y loable que entraña una parte del sentido ancestral de esta costwnbr e ¡ pero, con un poco de buena vo l un tad , podría repetirse la edición de hace al gunos años, que resul ro un rotundo éxito. *+* +*+*+*+*+*+*+* RE LO J

DEL

AYUNTAMIENTO

El 29 de marzo, antes de la conclusión definitiva de las obras de la nueva Ca sa Consistorial, se instaló en su torre un espléndido y "sonoro" reloj, que aC0E! paña con sus "cuartos", "medias" y "enteras" el quehacer cotidiano del pueblo y la vigilia nocturna de algunos vecinos ligeros de sueño. *+*+*+*+*+*+*+*+* L

OT E R I A

DE

LA

O.N.C.E.

La suerte ví.aí.tó nuestro pueblo, y varias personas fueron agraciadas con sus-

tanciosas cantidades, .,al ser portadoras de los cupones con el número 91.051, miado en el sorteo de la O.N.C.E. del día 30 . de marzo. i Enhorabuena a todos!

*+*+*+*+*+*+*+*+*

pr~


PALABRAS

S 1 N

.(

,/

_. .J

._ . ~

LECHE

ESCOLAR

Desde principios de marzo se viene desarrollando en los Colegios de la locali dad la campaña "Leche Escolar", fruto de un acuerdo entre la C.E.E. y la

Consej~

ría de Agricul::ura, Pesca y Alirrentación de la Junta de Andalucía. Mediante dicha c ampaña todos los escolares de la localidad reciben diariarrente 1/4 de litro de leche, que es abastecida por la Central Lechera "COVAP". El precio de cada dQ sis es de "una peseta", gasto que corre a cargo de las A.P.A.s de los Centros. HUELGA

DEL

PROFESORADO

NO

UN1 VE R S 1 T AR 1 O

Los profesores de E:G.B. de los Co l egi os de nuestro pueblo se han sumado en su totalidad a la huelga que mantiene en toda España el colectivo de enseñantes no universitarios. El conflicto presentado por el personal docente se fundarrenta en la siguiente tabla reivindicativa: Horro.Ioqac.í.ón con el resto de funcionarios de igual categoría; Responsabilidad

civil; Profesorado interino; Jornada laboral. Tras varias horas de negociación con el M.E.C. no se ha llegado a ningún acuer <

do , por lo que es previsible que los días de" huelga intermitente se prolonguen. IV REMATE DE ACEITUNA COI1O viene siendo tradicional, "Lugia" celebró el día 19 de marzo su IV Remate de aceituna. Socios, colaboradores y simpatizantes se reunieron en el Cortijo de "Los Martínez" para -en amable camaradería- degustar el choto a la caldereta, el jamón asado, los tocinillos de cielo y los exquisitos pasteles "rusos". El re cuerdo de pasados "remates" flotaba entre todos los asistentes.

'a7


~oponimiag gtrrana~ Desde que empecé a asistir a -la escuela de don Gregario Milla, yo soy un hombre con más o menos cultura, aficionado, a saber de dónde viene la palabra que usamos en el habla corriente, y cuál es el significado de muchas palabras que sólo nos puede dar el estudio del len guaje, de la literatura y de la gramática. Si conocemos bien el origen y evolución semántica de las palabras, tendremos adelantado un largo camino en los caminos del lenguaje. A esta ciencia del origen de las palabras deben su fama muchos ingenios de la lengua, muchos lexicógrafos y muchos gramáticos. Ya medida que nos metemos en el estudio de las lenguas o sólo de la lengua vernácula, nos daremos cuenta de la enorme importancia de estos estudios. Yo leo a veces en los periódicos cultos de Madrid muchas no ticias toponímicas, o sea, sobre el origen de las palabras que me des cubren el paraíso. y una de las grandes justificaciones de la cultura actual es la de

la creación en las Universidades de asignaturas y de especialidades lingüísticas que nos abren el camino del conocimiento y de la cultura de las lenguas. Digamos que estos estudios no están de moda. Estu diando lenguaje pocos garbanzos podrán llenar la olla. Lo que hoy pri va es el estudio de la Medicina, del Derecho, de las Ciencias Aplic! das, etc. Pero estudiar latín, griego o lenguas orientales casi resulta una majadería. Estudiar Metonimia es una simplicidad de hombre culto que no le va a dar para comer ni un gazpacho con pepino. Yo.s.tuve la suerte, ' estudiando en el Instituto de 29 Enseñanza de Jaén,de tropezar con uno de esos profesores que llaman "chalaos", y que son el sustento y la honra de la Universidad. Era sacerdote y se llamaba don Mariano Grandía. Era grandote, efusivo, locuaz, convin-

48


cente. Yo aprendí mucho de é l ; so br e todo, aprendí a conocer el valo r de l a s p a l a b r a s y su us o. Er a pro fe s o r d e

l a~ í n .

Recuerd o que,

p a r a ex plicar por ejempl o u n p la t o t a n s e n cill o c o mo la pipirrana d e tomate , don Mariano lleva ba a c l a s e una ca c er ola de b ar ro ,

tom~

tes, pimientos, sal, vinagre, ajo s, c e bolla, pa n y alguna menudencia más. Y aquí tenemos a don Mariano Grandía haciendo una ensalada de tomate y pimiento: una pipirrana.

)

I

Algunos decían que don Mariano estaba loco. Lo que estaba es perfectamente cuerdo y tuvo el valor de hacer ver que no era el latinista Raimundo de Miguel el que estaba en lo cierto , sino el profesor Grandía. Yo lo estimaba mucho. Me dio sobresaliente en latín y me dejó la gran afición al estudio del origen de las lenguas. Entre don Mariano y don José Torres Re i na metieron en mi alma el deseo fortísimo de aprender lenguas. Pero yo era hijo de un jornalero andaluz y ganaba mi pan sirviendo como fámulo en los colegios de 2a Enseñanza de Jaén. Pero laque aquellos honradísimos profesores, un sacerdote y un republicano, me ha servido en la vida para

enfrenta~

me con altas, a veces altísimas bateas pedagógicas. Y aún hay imbéciles que todavía dicen que en los primeros de l siglo no se enseñaban más que tonterías en los Institutos. de 2a Enseñanza. ****~***********

Pero volvamos a mis metonimias. Esto que escribo es como un esca rceo literari o sobre el tema

gr~

matical del lenguaje. A mí me distrae que a mis noventa años, ya cum


~ ~ idos ,

t enga humor y conoc imi entos para l idiar el t or o de la

gram~

tic a , q ue , para algunos, es tr emendamente difíci l, y q u e es una di s t r acc i ón para mí. En mi pueblo, el que nad i e fundó y surgió casi por e nsalmo a las orill a s de l Susana, hay un le ngu aje popular riquísimo, co n permis o se a dicho d e los sabios de la c al l e de Fel ipe I V, d e Mad r i d . Estos sabios, un día -hace ya mucho s a ño s - me devolv i ero n u n l i br o t itul ado " LOPE DE VEGA Y SEVILLA" d e b ido a mi menguad o i nge ni o. Tengo la seguridad casi absoluta que nadie lo leyó, y que si fue leído lo tiraron al montón de los papeles sucios, hasta que un bedel carita tivo lo recoglo y me lo entregó cuando al cabo de los meses fui a ver lo que había ocurrido. En aquel había cosas que indicaban mi afición y estudio a la

gr~

má t i c a y a las metonimias. Hab ía un pequeño estudio sobre la palab r a NIÑA. Dicha palabra es cas i .-y sin casi- un título aristocráti ca e n An d a l uc í a aplicado a l a mujer. Ejemplo : La her mosa y gentil comed i a de Lope de Vega, t i tul a d a LA NI ÑA DE PLATA: Y es que Lope de Vega no debe tener b uenos a migos e n la ca l le de Fel i p e I V. Yo, e n mi lib r o LOPE DE VEGA Y SEVILLA ded icaba un capítulo a las n iña s de Andalucía, q ue , si son a u té nt i camente NIÑAS, son la flor y nata de las mujeres de Anda l u c ía . *********** ********

Pe ro siga mos con las me t o n imi a s del Susana. En el valle del Susana, y en l a s enormes sierras que lo forman, se habla un castellano d igamos que angélico. Lo hablan los serreños de Valdepeñas de

Jaé~.

Y es hoy, todavIa, un encanto oIrlo.

Yo recuerdo, de niño, que algunas veces un serreño o varios se descolgaban por mi casa a saludar a mi abuela Ana de Arias y a mi tía Ascensión del Pozo y a mi madre. Mis parientas queridas daban cuenta a los serreños de cómo estaban las cosas en el mercado. Venían a comprar telas, a vender queso, . huevos y gallinas, a aprender cómo se hacían los injertos de

espi~a

y los de escudete, a ha-

blar y a recordar tiempos pasados, pues mi abuela era una de las NIñas d e l pueblo y hablaba con ellos, les aconsejaba sobre diversos asuntos. Y yo, muy pequeño, colgado de las faldas de mi abuela y de mi madre, les oía hablar. Y los serreños de mi pueblo me mostraron, muc ho antes de que yo 10 aprendiera de los profesores y académicos intoc ab le s , aquel castellano purísimo: el que se hablaba en la sig

50


rra de Val depeñas, en Fr ai le s

(pue b l o c olind a nte) y e n a lgú n s i t i o

más. Metoni mias vi e j as y p u r í s i ma s p a l a b r a s de las que n adi e sabe s u e x istencia. Y n i una zeta anda l u z a n i una ese sevi l l an a ; a l g ún tér mino moris c o, pues ya se di ce: Que de las "jocho" a las "jonce" van tres ho ra s c omo tres " jaños". Pero sin alterar básicamente la lengua; lenguaje purísimo caste llano con alguna palabra mo r i sca q u e es como una perla e n e l c oll a r de una virgen. Vayan, vayan todavía a la S ie rra d e Va ldepeñas, detrá s de l a Pande ra. Id a los cortijos, hab l a d c on lo s j ornaler>s que t ra b a j a n en el camp o, y ya verán lo s t es o r o s q ue aún g u ar d a el ca stel l a no, c omo s e gu ard a n las onzas de oro en p a ño fi no , neg ro , a t e r c i o pe l a d o, en el fondo de los arco nes v iej os d e c iprés .. . Va y a n , v a y a n al o tr o l a d o de l a Pa n d e r a y v e rán l os te s t e ro s de las coc inas l ab r a d or a s o de l a s sala , de recibir lle nos de cobres moriscos. Yo recu e rdo toda vía lo s que había en mi c a s a . Ch o c o l a t e r a s d e cobre c o n c a denita e n l as a s a s , al mi reces de azófar , pl at o s y f ue nte s g r andes de l a Ce rám i ca de Ca r t uj a de Gr an ad a , mes a s d e nogal de p ie d e a g u ja, pe r2 l e s d e cobr e y de azófar, con mangos d e hie rro neg ro, a v e c e s co n labores y tara ceas primorosas.

,

~

I

-~

. ."

l _~

.

\

.'

\.. :

.'

r -.", l. -

-=-..?:-J

_~.

.

1 --

r

I

r ~' -

1

fIe~~, -:·r--.:~+J Ilr --r

5i


y c a n to s , cantares. Se c a n t a b a muy bie n en mi p u eb lo ; s o br e t o do , el f an d a n g o serrano, d e do s o de c ua t r o , al so n de g ui t a r r a s , b a nd u r r i a s y laúdes. En los ú !timos a ños intervenían e n las

orque~

tas fandangueras flautas y violines; y hasta pan d eretas. y siempre castañuelas y triángulos. y las coplas . •. Esas coplas que han plagiado y ro bad o l os c a n t a -

o r e s de fuste y los poetas que no temen derrotar al plagi o porque su nombre artístico los defiende. Po r ejemplo, esa copla

fandangu~

ra: De los cuatro trilleros que van al río, el de la mula torda es mi maría. Esto lo cantaba mi madre meciendo la cuna de mis herma nos. Yo ya tengo cumplidos los 90, y l o d igo para que no me desautoricen los que e s t á n robando el fo lk lore a ndal uz. ¡Cuántos ladrones de coplas! Paso e l r ío, paso el puente, siempre te e ncuentro lavando los paño l illos de otro, y a mí me vas olvidando.

o

aquella copla viejísima: Eché un l imón a rodar y en tu puerta se paró ... y hasta los limones saben

que nos queremos los dos.

o

aquella copla valiente y desafiadora: Tu madre a mí no me quiere porque no tengo olivares; pero tengo honrados padres, me crié en blancos pañales.

Pero la copla serrana que a mí me gusta más es aquella llena de pe na, nQstalgia y sentimiento que yo oí cantar más de una vez a Aguilerilla, que era un excelente tocaor de guitarra :

52


Compañerita del alma, me tendría que morir para que usted se pusiera negro lutillo de mí. Ese USTED de la copla debe ser antiquísimo; Aguilerilla lo implantó en los cantares valdepeñeros, donde yo oí todavía pretender a las buenas mozas con el tratamiento de USTED. y

yo, por no ser menos, incluyo aquí dos coplas mías que no me

han robado todavla los "niños flamencos": En la cuerda de la ventana hay asomada una niña. ¡Ay qué niña tan serrana la que habla con la luna de la noche a la mañana!

o aquellas coplas de las cortijeras de las que yo estaba enamorado: -Maria Antonia, linda niña del cortijo El Encinar, te estoy queriendo y no sabes que me lanzo a los caminos y por tu era pasar. - María Antonia responde: -Siempre me dices lo mismo pero nunca vienes al Encinar; pasas cantando fandangos, pero no llegas jamás. Pondré una red en el camino, caerás y entonces vendrás. Maria Antonia me has vencido; yo iré a verte al Encinar, y hablaremos de los cielos, de las gentes y del mar; recogeré mil violetas que pondrás en tu vasar.

Fdo: Luis Caballero del Pozo.

53


Hay como una extraña simb i os i s e ntr e la d en ominación de las c a lles y s u aspecto urbanístico ant ig uo, aunqu e a través d e lo s po s ha y a n sufrido variaciones o mo d ific a ciones e n su

ti e~

estruct ur a ,co~

ti n u a ndo en nuestros días esos nombres qu e, desde la a n t i g ü e dad y po p u l a r me n t e , sirvieron para denominar estas v í a s q u e manti e ne n un g r a n sabor literario e histórico, en que los amantes de las tradic i on e s y vivencias de nuestro pueblo pueden encontrar u na

granfu~

te de i n f o r ma c i ó n para su investigación sobre nuestro Valdepeñas, ese puebl o sencillo y humilde, perdido entre montañas alt i vas, enclavado en e l más hermoso valle que la naturaleza pudo c r e a r , a b undante I~

en agua y de una vegetación frondosa y variada, p r odu ctor de ricos fru t o s cuya exquisitez es tal que difícilmente t i ene n comparación c on los de otras zonas. Hoy traemos a nuestra memoria, para darla a conocer a mu ch os que la ig no r a n , aunque estos pasen frecuentemente p or e l l a , una típ ica ca l le

de esta nuestra c iudad; una calle d e sabor "histórico-re lí'gioso"

q ue , a través de los tiempos, ha ido perdiendo su t r adi ció n y

tipi~

mo, l l e g a n d o -como ya decimos- a ser desconoc ido y olv i dado por la mayoría de nuestros paisanos:

L A

CAL L E

D E

L A S

C R U C E S

Rec i be su denominación a causa de las muchas " c ruces" en ella inst al a d a s y que han ido desaparec iendo. Estas c ruc e s , s i n o me falla n l o s recuerdos, se hallaban instaladas así: PRI MERA CRUZ.- Situada junto a la fachada d e l a cas a qu e h o yes p r o p i e d a d de Rosendo Extremera Romero. SEGUNDA CRUZ.- Se encontraba en la parte en q ue esta cal le se en sanc ha un poco, aproximadamente donde vive Manuel Chic a Gal l a r d o. TERCERA CRUZ. - Esta cruz se encontraba donde se j u nt a e sta calle c o n la que procede de la Placeta de San BIa s

(f ren t e a do nd e

~e

e n-

c ont ra b a la Igles ia de San BIas, hoy desapar e c id a ). CU ARTA CRUZ.- Estaba situada cas i al final d e l a ca l l e, más c on c r e t a me n t e al final de l o que f u er a f inc a rú s ti c a conocida por Huer to Sant o , y que hoy se encuentra ed i ficado.

54


-_."....

-

Al parecer, segGn me informaron personas ancianas (muchas, ya saparecida~)

d~

esta calie formaba parte del Vla-Crucis que se inicia-

ba en la Iglesia de San Sebastián, sita en el Ejido del mismo nomb re, desde donde -al parec er, y en fechas determinadas- serecorrlan algu nas c a l l e s como acto pe nitencial, procesi6n de Cruz Alzada que, al llegar a la primera Cru z de su recorrido y que se encontraba en la Capilla de la Cruz del Humilladero, los fieles se hincaban de ro dillas y solicitaban la oportuna licencia para hacer el recorrido. Quizás sea esta la causa de su nombre de CRUZ DEL HUMILLADERO. Segula esta procesión penitencial por la calle Veracruz, en la cual -y subiendo por la misma- en su margen izquierda que hace un pequeño ángulo antes de llegar a la confluencia de · la Calle Damas, habla otra cruz. Se continuaba esta ruta por la calle Tesillo, donde, en el edificio que hay entre los dos callejones, hay un nicho grélQ de, especie de hornacina, donde hay instalada otra cruz. El citado Vla-Crucis, que, como ya decimos, discurrla por la calle de las Cruces, tenia su finalización en la ermita del Calvario, que existla en el referido montlculo que de todos es conocido con este nombre: de Calvario.

Fdo: Juan Martlnez Ro jas.


. , mi· nncon E S T A MP A

(11)

Es abril.- El sol avanza hacia el cenit.- En mi huerto los árboles se engalanan confIares y tallos tiernos. La Primavera ha traido savia a los árboles viejos; y en el campo los sembrados tienen color verde intenso. La crisálida se ha roto dejando libre al insecto que transformándose estuvo durante todo el invierno. La lagartija despierta de su letargo, saliendo, y toma el sol, quieta y muda, sobre un tronco de árbol muerto. Un colorin va volando y al suelo se tira presto. Su pico una pelusilla recoge, yéndose luego, y en una rama de un árbol, feliz, alegre y contento, la va juntando con otras y tejiendo un nido nuevo. Todo es belleza en el campo; t~do

música, silencio;

todo v ida, todo es gana de vivir.- Yo también siento en mi alma un afán grande de vivir la vida, y qu iero pedir a la primavera que envíe savia a mi cuerpo,

56


en mayor o menor grado, como dio a aquel árbol vie jo.

Fdo: Antonio Gallego Estepa.

Árboles con historia

(1 )

Hace un año aproximadamente, durante una de mis estancias en Jaén, un amigo y antiguo compañero de trabajo me dijo lo siguiente: - ¿Sabe usted que las puertas de la Catedral de Jaén están hechas con madera de árboles de Valdepeñas de Jaén? - No, no lo sabia, le dije. - Pues,

¡ya lo sabe usted!, me contest6.

Esto me produjo un impacto extraordinario, puesto que a

cualqui~

ra que sea va ..depeñero, decirle que las puertas de la Catedral están hechas con madera criadaen Su pueblo le pona más ancho que largo, ya que, pensando las cosas despacio, hay que reconocer que valdepeñas de Jaén se encuentra a 35 kilo metros de Jaén, que en la época en que se construy6 la Catedral seria durisimo el transporte de maderas de esos tamaños, por caminos a veces intransitables y con los medios de transporte que entonces existían, por cuyo motivo la cosa t iene aún más valor. No he q u e ri d o indagar s2 bre l a vera c i da d de este asun to, para así da r r iendasuel ta a mi imaginación y sitllaf. me entre aquellas gentes en


tendidas que hubieron de ven i r para ver y e s c o ge r l o s á r b oles más selec t os, a los rancheros con sus segures afi lados, cor tando los g ruesos troncos, a los peones desbrozando la madera, los mu l e r o s sacando con sus bestias de carga los troncos ya trozados, y, en fin, los tiz na d o s piconeros, con sus g randes l u mbres de ramas y astillas, para sacar el pic6n que habría de dar calor a sus h umild es h o g a r e s . Tampoco me he puesto a pensar si los árboles que dieron la madera' f u e r o n encinas, quejigos, fresnos, álamos blancos, chopos o

nog~

les. Me da igual. Fueren los que fueren, para mí tienen el mismo

v~

lar de una clase u otra. Lo esencial es que son de mi pueblo y con eso ya es bastante. y ya, para terminar, no puedo menos que dec irles que cuando es-

toy en Jaén y vaya la Catedral, bien por simple v isita, b ien a oír misa, al entrar, no puedo menos que mirar la puerta de arriba a aba jo y, pasándole la mano suavemente, decirle para mis adentros: LA, PAISANA!

Fdo: Antonio Gallego Estepa.

UNA TARDE LLUVIOSA DE

OTO~O

Una tarde lluviosa de otoño, que a mis nietas llevaba al co legio, a mi mente caduca y opaca, de mi infancia recuerdos vinieron. Con mis nietas de la mano iba, ellas dos y yo, tres, tan contentos de la lluvia que mansa caía y llenaba de charcos el suelo.

¡Qué contentas que iban mis ni ñas con sus l indos paraguas abiertos ! Una vez que mis n iñas quedaron del colegio las puertas adentro, me volví s ilenc ioso a mi casa, conversando con mis pensamien tos. y pensaba,

pensaba, pensaba

¡HO-


en la sue rte de ver es t os tiempos, con los niños que v an a la es cue la ~ para s e r h o mbre s sabi os y bue no s. Estos niño s q u e juegan y e st ud i a n ; estos hombr e s que se está n ha c i e n d o , que serán paladines un día y que harán el pafs que yo quiero. No serán egoístas a fondo, ni severos serán en extremo; lucharán, eso sí, con nobleza y, mirando al mañana sin miedo, sonreirán a los otros que vengan a ocuparles un día su puesto. y con estas chocheces que d ~go,

que quizá sean chocheces de viejo, pensativo bajo mi ,paraguas, ya era tarde, regresé al colegio. Ya mis niñas esperando estaban, y saltando dijeron:

¡Mi abuelo!

Se abrazaron las dos a mis píemas y después se colgaron al cuello, y pegand o su cara a l a

mí a

me colmaron de a b razos y b es o s . ¡ Qué al eg ría sen tía e n mi a l ma en aq uel l os momen tos , y viend o lo co nte ntas que ib an mis n i ña s c o n sus l i nd o s pa r aguas ab iertos!

r

' f';' ··

-- _

. ~ .

.

-

.. -

-_--.

-

Fdo : Anton io Gal l ego Estepa.

. ::::.;.

"

.


'lJieja costumbre De s d e mi nona g e n ario a ltozo ' con temp lo c on s e ntimi ento y pes a r có mo e l ' o ctubr e que exp i ró, en e l n atural decurso, h acia su fat al oc ~ s o , ar ra st r a consigo l a p r i me r a mit ad de l a o to ña da, de esa e tapa e~ t a cion al - s i n duda, la más bona n c i b le d e l año- p orque c o n e l b e ll o p a i s aj e d e sus horta les, mati z a d os c o n el va ri ado ve rdo r de s u s c u l ti vo s y l a policromfa de s us frutos , n o s br indan un oas is de tranq u i l idad y grata ' t e mp l a n z a q ue p rop icia l a rela jación y el descanso necesario, para reemprender la cotidiana tarea y quehacer que la con vivencia social nos impone. Se nos escapó el grato octubre para dar paso a su sucesor, noviem b r e , reverso y antftesis del a n terior, que vatiqina el invierno y nos trae dias desapacibles y grises que infunden tristeza, que las

cam~

panas con su lúgubre doblar expanden por el pueblo; sin temor a error puede decirse que es el más motejado, ya que unos le conocen con el de "LOS SANTOS", en razón a que en su dIa inicial se festeja a todos los que alcanzaron el apoteósico triunfo de subir a los altares; otros le llaman el de "LOS DIFUNTOS" , debido a que sus treinta dlas está n consagrados por la Iglesia a s u honra y culto. El r e f r a ne r o tampoco olvida el calificarl o d e " DI CHOSO MES QUE EMPIEZA CON LOS SANTO S Y ACABA CON SAN ANDRES", insistiend o con el positivo consejo de qu e "POR SAN ANDRES, MATA RESES Y EN LA INVERNADA HAS DE COMER " . Pero, entretenido con mi nucia s y d isquisiciones intrascendentes, me doy cuenta de que he caído e n l a crasa disgresión de olvidar que l o q ue me i mp u l s ó a escribir estas l Ine a s fue el narrar, en

consecu~

te r e l a ci ó n con el enunciado , c uyo conte n i d o no es otro que actua li z a r con publicidad el s istema a doptado y seguido durante muchos años pa ra reunir los fondos necesari os c on q ue hacer frente a los gastos ocas ionados con los Oficios y Preces responsariales dedicadas a las Animas Benditas, por las q ue los va ldepeñeros de aquel lejano ayer, sen tian gran devoción. Para h a c er efectiva tan piadosa mis ión, se form a b a una comisión que encab eza ba u n c o a dj u t or de l a Parroquia e i n te gr ada por sus servid o res y algu nos , f i e l e s , provis tos de pander~ t as, z amb o mb a s , castañue l a s y otro s o b jetos r u idosos, y cerrada por a cemi l e ro s -ya que los don a t i v o s s e h a c í a n e n moneda o espec ies-, alumbr a d o s por faroles que p o r t a ban a có l i tos y ch iqui l los , todas l as no c he s d e d icho mes y con h orario d e ocho a d iez, sin q ue las

inc l ~

menc i a s d e l ti emp o l e s arred r a s e n, rec o r r f a n la s calles p reviamente

60


f ijadas, limitando

-l~

c u es t a ci6n a l a s p e r s o n a s q ue p or rel igio si -

dad y posici6n, vol u n t a ri a me nte, d esea b an co n t r ib u i r . E l ac t o cue s tatorio se traducía e n v i s i t a r a l o s que f i gu ra b a n e n l a li sta q ue se hacía para cada noch e. Así pues, cuando sonaban la s campanadas de l as ocho, los encargados qe ella se ponían en ma r c h a para estaci onarse ante la c a s a d un vecino. El complejo instrumental lanzaba al espacio sus me16dicas notas acompañando a una coplilla, cuy a letra decía : "A las Animas Benditas no se les cierra ' la puerta; se les dice qu perdonen y se marchan tan contentas". El visitado, o algún familiar, les recibía y les entregaba su d nativo, y se reanudaba la marcha. No obstante, a veces, la mono tonía de la tarea se interrumpía cuando el visitado era un amigo pudiente o con situaci6n econ6mica definida, -con · :1 que además habí a vinculaci6n de confianza; en tal caso, se les hacía pasar a la casa, y, entre copas de licor, dulces caseros y jocosos comentarios, se organizaba una pequeña fiesta, e n la que -a menudo- surgía una voz que

dec.~a:

"poy una peseta porgue baile el

s~cristán".

Otro contestaba: "Doblo para gue l o haga el sochantre". Alguno más: "Cuatro por el o rganista". y

e l grito final:

"Un duro porgue lo haga el señor cura".

""

"o

"}

61


Te r mi n a d a la alga rada, y ac e ptada l a pu ja , c a d a uno d e l os s e ñalados para p r o t a g on i z a r

l a danza 'ha c í a u na s pir uetas , o u n mo vi mi en

to de pies , unas castañue la s dac ti l a r e s , un tac on e o o c ua l q u i e r mov im iento simbólico de tal art e, y , con unas rondas más de

aguard ie~

te y r o s quillas, los comisionados seguían su camino, contando

risu~

ños e l incidente, con la al e g rí a j u v e n i l que empleara un c h iq u i l l o al

refer~r

una travesura .

¡ Cu á n t a s noches arr ebujad o en la

C~E ,

si~

tiendo có mo la lluvia y el vien to s o n a b a , les oía llegar a la sacris tía para descargar lo donado en su piadosa misión! Pero esa rancia costumbre, allá por el año 1.910, desapareció por decisió n de un nue va párroco. ¿C u á n t a s cosas añejas . quedarán en el olvido sin que tengan

actu~

li d ad p u b l i c i t a r i a ? Pocos somo s loq eue quedamos del siglo pasad o o de los albores del que vivimos qu e puedan traer a cuento esas viven cias. Dado el carácter trimestral de nuestra revista, cuando esta cro~iqui l l a

aparezca inserta en ella habrá perdido actualidad, pues, sin

d ud a , el doble lúgubre de las campanas se habrá convertido en repiq u e s de glor ia, y los llorosos rezos en risas y fiestas alegres. Pero así es la vida. Lo dulce alterna con lo agrio, lo bueno con lo malo; pero, tal como nos lo dan, así hemos de tomarlo. A nosotros sólo nos queda el saber afrontarlo de la mejor manera po s i b l e .

<,

'- \'

<,

\

-

Fdo: Luis Luna Ruiz.

~

.....

'"

62


__

~

--~""""'---'A- - - - - -

~~~J~~~ ~1SJ(fl\m~~

Jn

~emoriam

: Don

José Ibáñez Fantoni

Valdepeñas de Jaén fue su cuna en un cálido día 24 de agosto de 1.924. Creció en el espacio de la Universidad de Gran&da, donde obtuvo su Bachiller. Cursa carrero de Derecho en la Compiutense. En 1.9 53 ingresa en la Escuela Of i ci a l de Periodismo, realizando prácticas en el ¡Arri ba" y en el "Diario Córdoba". En 1.956 obtiene el título de Periodista. Ingresa como Redactor de Política . nternacional del Semanario "Mundo", y desempeña el

c~

go de Redactor-Jefe de la misma durante un período de dos años. Pasa seguidamente a ocupar el cargo de Redact or- Jefe de la

Revi~

ta Té c n ica de Turismo " Pi e l de Es p añ a " , cu y a p rop ie dad ad qu ie r e a l año sigui ente. La dirigió co n a ciert o y la dot ó de tant o prestigi o que se hiz o acreedora a la Placa del Mérito Turístico. Fueron años de esplendor pe riodístico de este ilustr e paisano; es nombrado Asesor Periodístic o en la Secretaría del Director Gene ral de Empresas y Actividades Tur í s t i c a s y Redactor-Jefe del "Noti ciero Turístico", editado p or la Dirección General d e Promoc i ó n del Turismo. En 1.965 accede al mundo de la Radio y aparece como guionista del programa mensual de Radio Nacional "Ventana a España", para HispanQ américa y Fi l i p i n a s , por el que o b t uv o el Premi o Nacional de Turismo. Al comienzo de 1.967 gana, p o r o p o s i c i ó n , un a plaza de RedactorJefe de los Servicios Informativos de Televisión Española, como Director y Guionista del Programa Semanal de TVE."El Turismo, ese Des conocido" vuelve a ser galardonado con el Premi o Naci o nal de Turismo de 1.971. Es el encargad o del Gabinete d e Pr e nsa de l Instituto de Estudios de Administración Local d e s d e es e mismo año .

63


Es no mbrado Director y Guionista en 1.973 del n~evo programa semana l d e Ra d i o Nacional "Venta na de Espafia", patrocinado por la Co n fe d er a c ión Española de Cajas d e Ahorros, y ded icado, a hora, a los emi grant es e s p a fio l e s en Europa. En 1. 974 recibe el encargo de organizar un Gabinete de Prensa en l a Su bsecretaría de Turismo. Para pasar al afio siguiente a desempeña r el cargo de Director y Guionista del programa semanal de T.V.E. "Viajar. Informaci6n Turística": En 1.978 recibe el premio "Venus de Marbella" por sus trabajos publicados en el Diario "YA" sobre la Costa del Sol. Finalmente, además de Redactor por oposición de los Servicios In formativos de Televisi6n Espafiola, con el número UNO del escalaf6n, ,

,

venía trabajando en la Secretaría de Estado de Turismo, del

Minist~

rio de Comercio y Turismo y colaborando en diversas Revistas.

Un día realiza un programa de televisi6n ded icado a Obeda. Pero el Destino no quiere que ese trabajo quede en algo circinstancial; su amistad con la Asociaci6n Cultural de la Revista "Gavellar" le lleva a colaborar con su proverbial profesionalidad. Es t e es el denso "curriculum vitae" . d e don José Ibáñez Fantoni; de Pepe, para sus amigos. Pero lo de "curriculum vitae" suena, a mi juicio, a expediente ad ministrativo. Por eso lo sustituyo por una semblanza, que la con sidero más viva, más cálida. Pepe Ibáñez Fantoni consagr6 su vida con entera dedicaci6n al Pe

64


r iod ismo en Prensa, Ra d i o y Tele vi s i ón , pr ocl a mand o al mund o entero las bellezas de España. Era un periodista e n la más noble y amp lia a c e p ci ó n d e la palabra; su voc a ción sir vió de portavoz de su gran amor a las b e l le z a s naturales y ar tís t icas de Españ a. Era po e t a . De casta le v i e ne , puesto que su padre era conoc ido en Valdepe~as

de Jaén como de familia de "parnasillos".

Tenía una personalidad modelada con el cincel de la del icadeza más exqu isita, de quien nadie nunca recibió mortificaciones,

asper~

zas ni agravios, sino todo lo contrario; virtudes que, a pesa r de su modest ia, se quedaron ocultas para sus muchos amigos y compañeros. Un íntimo compañero de tareas informativas ha escr ito: "Con él nunca era necesaria alguna demostración, ningún comportamiento formulario . Era mucho mejor que yo y que cualquiera de nosotros. Ahí

e~

taba Pepe y siempre estaría ahí, disponible, pensábdmos. Y siempre leal y afectuoso". Decía nuestro paisano: " La noc he s iembra de baches el camino". Decimos nosotros ahora que hemos conocido su pérdida: "La muerte siembra de angustias nuestra pequeña historia". Pero, debajo de su frente amplia, dentro de su sincera sonrisa, ¿qué se escondía?, ¿qué sentía su bondadoso corazón, dolor ido

en los

últimos años de su vida a causa de un acc idente? •. Tal vez "he cum plido mi destino" con la resignación de ferv iente creyente. Por ello, cuando la madre t ierra abrió sus entrañas para recibir en su seno al cuerpo sin v ida de nuestro ilustre amigo, muchos sufren, más lloramos y otros tantos rezan. ¿Por q ué seres tan virtuoso s no s son arrebatados? La mu e r t e tiene sus secretos y arcanos; ambos no trato de averiguar. Pero l o que no podemos dejar pasar los muchos amigos de Pepe Ibá ñez Fantoni es que con la muerte todo acabe. Ya que la materia puede variar d e forma, descompon erse; pero el espíritu, el alma, que es patri monio de Dios, esa no va ría, esa ex is te siempre, es inmutable. Desgraciados los que crean que venimos sólo a cumplir una misión puramente materialista. Yo qu is iera desde estas b r e v es lí nea s e x pr esa r e l s entimiento que ha causado la muerte del qu e, en vid a, fu e el g ra n maestr o de maestros: J o s é Ibáñez Fantoni .

65


Los cantos fúnebres, siempre tr istes, y más tristes aún en esta ocasión, se mezclaban con el sordo murmullo que en las afueras del templo s e dejaba sentir; murmu llo que podríamos decir que era sign i f i c a t i v o de la plegaria profana que el pueblo elevara por el

ete~

no descanso del venerable y docto maestro de la información españQ la. La Iglesia terminó su misión, la sociedad rindió su tributo, y los amigos del finado pagaron una deuda, y el cuerpo inerte del que e n vida fue la suma actividad, laboriosidad, modestia, honradez y caballerosidad, bajó a la tierra, dejándonos sus ejemplos vivos y latentes para que sean imitados, y su alma que, como luz, brillará en torno de sus seres más queridos, como faró 'y guía de sus vidas.

Fdo: Miguel Moreno Jara.

(NOTA. - Los datos biográficos de don José Ibáñez Fantoni han sido facilitados por el Redactor-Jefe de la Revista "Gavellar", Antonio Millán y por Antonio Parra Cabrera).

*

*

Página de Rebotica De todos es de sobra conocida la gran cantidad de medicamentos que existen -hoy en día- en nuestras casas. Medicamentos, a veces, innecesarios, ya que -cuando tenemos que utilizarlos- o bien están pasados de fecha de caducidad, o no sabemos utilizarlos correctamente. Sin embargo, sería necesario -y de uso muy frecuente- el poseer en cada casa de un pequeño botiquín , .l l a ma d o doméstico, que es un conjunto de medicamentos y objetos de curas. Detallamos, a continuación, los medicamentos y material de cura qu e d e b e contener un botiquín:

66


* 1 caja de compresas esterilizadas de 20 x 20.

* 1 paquete de algodón de 1 0 0 g r . • 1 rollo de esparadrapo de 5 x 2 .

* 1 frasco de alcohol d e 96 Q . * 1 frasco de agua o xige nada d e 10 volúmenes. * l 'frasco de "Super Crom~r", o tintura de yodo.

* 2 vendas de 5 x 5. * 2 vendas de 5 x 7.

* * * * * *

1 caja de tiritas surtidas. 1 tubo de pomada de , l a s quemaduras (Avril o similar). 1 caja de analgésicos

(Aspirina, Paracetamol, etc.).

1 frasco de bicarbonato sódico. 1 term6metro. 2 jeringas de un solo uso.

Todo esto deberá estar en una caja, guardado, y no al alcance de los niños. UN CONSEJO:

¡NO SE AUTOMEDIQUEl

¡CONSULTE A SU

M~EDICOl

Fdo. : Pedro Barranco Extremera. (Auxiliar de Farmacia)

,

-

RECORDS VALDEPENEROS Bien, ha llegado la hora de publicar algunos de los récords recopilados hasta ahora. He de anotar de antemano que, si bien algunos no contienen datos totalmente ex ac t.os , debido a la dificultad que implica su obtenci6n, sí están contrastados con diferentes ver siones, de manera que se ofrecen datos aproximados, y como la maYQ ría son conocidos por todos, se pueden dar por válidos y anotarlos como tales en este libro de "los récords valdepeñeros". Si alguna persona pudiera aportar datos fiables, agradecerí a s u co l a bo r a c i ó n para lograr la mayor exactitud posible.

67


Los r éc o r d s e s t á n cl asi fi c ado s en s eccio nes y e n ap ar t a do s dent r o de es ta s secciones ; alguno s de e l l o s son: REINO ANIMAL (Peces)

* Trucha más grande.- La trucha más grande criada y cogida en Va l de p eñ a s fue capturada por Antonio López, después de una tormen ta que desbordó el río Susana . Fue capturada en u n a vega (no fue

pe~

c a d a con caña). La trucha tenía un peso de 6'180 Kg. Y una longitud de la cabeza a la punta de la cola de unos 80 cm. Aunque hay noticias de que se ha cogido recientemente una trucha con 7 k g . , no se tienen datos fiables ni contrastados sobre este he cho. EL MUNDO NATURAL (Fe nómenos naturales)

*

La mayor tormenta.- La mayor tormenta caída en Valdepeñas, y

de l a que se tienen recuerdos, fue la que cayó el día 28 de agosto del año 1.941, a las 1 2 de la mañana . Los datos recopilados corresponden a difere ntes versiones, reco gidas de distintas personas, debido a l tiempo pasado desde entonces. Es p osibl e que no sean muy fi a b l e s , pero todos coinciden en que fue la may o r tormenta de que se ti e n e recue rdo . La tormenta descargó g ranizos de tamaño considerable durante al rededor de dos horas , alcanzando en algunos sitios una altura de al go más de 1 m. El río Susana llegaba de la carretera de Chircales a la carretera del Ca s t i l l o , en la parte que va de la presa del Mo linillo (más abajo de la Terrera) hasta u n poco más aba jo de la carretera del ce me n t e ri o , alcanzando una altura de 1 '5 m. sobre el n ivel de la vega. La d i s t a nc i a entre las dos carreteras en esta parte de l rí o puede

t~

ner una anchura de unos 1 0 0 metros , más o menos . Aunque aproximados, estos datos son indicativos de la magnitud de la tormenta. Hay que d e s t a c a r que no se produjo ninguna desgracia per sonal, aunque sí

h~

bo, naturalmente, cuantiosas pérdidas materiales y numerosos animales domésticos desaparecidos. MUNDO CIENTIFICO (Bebidas y drogas)

* Bebida más cara .- La bebida más cara pagada e n Va l d e p e ña s fue adqui r ida por un grupo de amigos en una subasta para recaudar fondos pira el Viaje de Fin de Curs6 de los alumnos de 8Q de E.G.B. du

68


rant e la Se ma n a Cultura l del año 1. 986 . La beb ida e ra u n botel l ín de ce rveza "Calatrava", donada por el bar "EL KI KI " . El p rec io p ag a d o por d i c h a cerveza fue d e alg o más de 5 . 000 pes etas. ARTES Y ES PECTACULOS (Lengua y Literatura)

* Mayor biblioteca.- De las 3 bibliotecas que hay en Va l d e pe ña s , la mayor es la Biblioteca Municipal, que contaba a finales de marzo de 1.988 con un total de 2.539 ,l i b r o s , revistas y otras publicaciones. La Biblioteca del Colegio Público "Santiago Apóstol, aunque es menor, es la más antigua. PROEZAS HUMANAS (Resistencia y esfuerzo)

* Resistenci~ en ' b a i l e de discoteca.- El récord de permanencia bailando en una discoteca lo posee Félix Padilla, que estableció en su momento el récord nacional y ..

europeoe~

la discoteca Azahara, de

~.>

Valdepeñas de Jaén, el día 23 de novie,mbre de 1. 9 J7, a las 4 de la tarde, después de 172 horas ba ilando. Otros valdepeñeros que le siguen son José Antonio Romero y Manuel Ortega, con 170 horas de bai le. PROEZAS HUMAl.IAS (Empeños diversos)

* Mayor número de librós leídos en un año.- La persona que más libros ha leído en un año ha sido Esperanza Peinado Tello, alumna de 8Q de E.G.B. dele.P. "Santiago Apóstol", con menos de 14 años, \

que ha leído durante 1.987 un total de 197 libros. " En cuanto a hombres, el que más libros ha leído ha sido Pedro Je sús Castro Jiménez, con un total de 179 libros en 1.987. DEPORTES, JUEGOS Y PASATIEMPOS (Pasatie'mpos) : Valdepeñero más viajero.- El valdepeñero más viajero es, sin duda, Féi ~x Padilla, que ha recorrido los cinco continentes y ha vi sitad~

las ciudades más importantes del mundo en dos años de

naveg~

ción en un buque mercante, según se desprende de u na entrevista pu"

blicada en el nQ anterior de esta Crónica, en la que cuenta sus via jes y anécdotas, y de donde pueden recabar más información.

!

Estos son a ~gunos de los récords recopilados. Espero que, a la vista de este artículo, se an imen los valdepeñero s a dar información para poder ir aumentando poco a poco este libro. Fdo.: Juan de Dio s Amat e Infante .

69


~~i

lo nemes ...

AVENTURAS DE UN PERRO EN VACACIONES Era época de vacaciones (vacaci~nes de Semana santa) y, como siempre, salí a dar mi acostumbrado paseo de las 8 30. I

Bueno, antes que mo tantos otros; no tera; pero, gr ac i a s para salir de aquel

nada, me llamo ALCANFOR. Soy un perro de raza callejera, cotengo dueño porque, al nacer, me dejaron tirado en la carrea mi acostumbrado ingenio (nodestia aparte) logré apañármelas atolladero.

Hechas las presentaciones, sigo con mi historia •.. Como decía, salí a dar mi paseo, sin saber las "aventuras" que aquel día me deparó la suerte. Al salir de mi nodesto cubo de basura noté algo extraño en el ambiente: mí, na riz olfateaba diversas cosas y había una gran nultitud chillando y gritando. Me aproximé lentamente hacia aquella nultitud y lo que v i me resultó bastante extra ño : una especie de caja sin fondo, con pies y falda, y en la parte superior, c i r i os , flores yun hombre con una cruz. No sabía lo que era aquello hasta que un ni ño que había cerca de mí le preguntó a su madre: -Mamá; '¿e s " e s ta la procesión que querías ver? Yo pensé que aquel norrore (procesión) era el más raro que había oído, pero s~ guí mi camino. Quise cruzar por delante de aquella "procesión", pero, de pronto,' a 1 ponerme delante de aquella "caja con pies", uno de ellos tropezó y . . . ¡ la que s e armó! Toda aquella "caja" 'con pies, faldas, cruz, hombre, velas y flores se de r rumbó ante mi atónita mirada. No pude quedarme RUcho rato a contemplar el "paisa j e " porque una lTIUltitud de encapuchados, con cabezas picudas y cirios en la mano~ ne obli gó a salir de allí. Me persiguieron, y yo, tras veloz carrera, derribé a t r e s señores lTIUy elegantes, que tarrbién tomaron parte en la carrera. La gente miraba asombrada, y yo corría, corría, hasta que, al cabo de un buen r at o , conseguí despistarlos.

Aunque no texto resulté malo aquel día, porgue varios ' perros del Comité Perruno,' y que fueron siguiendo paso a paso mis peripecias, deliberaron entre ellos y , al fin, me dijeron : - Gracias a su gran coraje, le concedemos la medalla al "Valor Perruno". Al ponerme la medalla me pincharon en la piel, pero no me importó, ya que, en aquellos momentos, era el perro más feliz del mundo. Todo lo que oía eran ladr i do s de aclamación; y hasta oí a lgún que otro maullido. Al i r se todos pensé que ya era hora de volver a mi cubo. Dando una c arr era H e gu é , me metí dentro y cerré la tapadera. y así acabó todo. Cuando miro mi medalla (que no me la quito nunca) pienso que, ni por todos los hue s os del mundo volvería a salir de casa un día de procesiones. ¡Palabra de perro! Fdo . : Nuria Muñoz Rui z (7Q de E.G.B.)

70


Francisco Tello Escabias lIlecfrodomésficos y 1lrtículos de Regalo

Grandes ofertas en : Videos - Televisión - Radi ocassette - Equipos de Mús ica . Lavadoras - Frigorificos y Art ículos de Re ga lo

Compruébelo, vis it á n d o n o s

Ca pit án C or t é s . 16

T eléfo no

VIDEO

31 00 68

VALDEPEÑAS DE J AEN

CLUB


Profile for asociacionlugia

nº 12  

nº 12  

Advertisement