Page 1

SENDEROS DE PEQUEテ前 RECORRIDO EN LA REGION ALPUJARRASIERRA NEVADA


SENDEROS DE PEQUEÑOS RECORRIDO

DESCRIPCION DE LA ZONA Medio Físico Los terrenos por los que discurren las sendas objeto de esta Memoria se encuentran ubicados en el Parque Nacional y Parque Natural de Sierra Nevada, en su vertiente sudeste. Sierra Nevada es el núcleo fundamental de la Cordillera Penibética Interior; es un macizo bastante bien individualizado. La estribación Noroeste enlaza con las sierras de Yedra, Cogollos y Sierra Harana. Los Llanos del Marquesado delimitan Sierra Nevada por el Nordeste, y la separan de las sierras de Gádor y Baza. El extremo oriental entra en la provincia de Almería, donde termina en el Cerro del Almirez (2.519 m) y el Peñón de Polarda (1900 m), descendiendo a partir de aquí las latitudes. En esta zona, el Parque Natural se extiende aún más al Este, llegando hasta el río Nacimiento, desde la loma de Montenegro. Las principales masas forestales que actualmente se desarrollan en Sierra Nevada están compuestas principalmente por pinares (fundamentalmente pino carrasco y laricio), como consecuencia de las repoblaciones llevadas a cabo en el último siglo. También encontramos buenos rodales de encinar (vegetación potencial de la zona), y pies aislados de castaños, nogal, serval. El retroceso forestal potenció el desarrollo de retamas y bolinas, destacando la presencia del endémico espino negro. Abundan atochares, tomillares, espartales y diferentes plantas aromáticas, así como varias especies de piornos en las cumbres. Sin embargo, mantiene una rica y variada flora con multitud de especies catalogadas y diversos endemismos exclusivos del macizo que conviven con otros elementos característicos de la vegetación alpujarragadorense. Entre los invertebrados destacan las aves, con más de 100 especies presentes en la zona entre rapaces nocturnas (búhos real y chico, lechuza campestre, etc.), otras rapaces (águila real y perdicera, alcotán, etc.), esteparias (mirlos, carboneros, herrerillos, ruiseñores, verderones, etc.). Entre los mamíferos más frecuentes destacan el jabalí y la cabra montés. También abundan los pequeños predadores como zorros, jinetas, comadrejas y tejones, así como roedores como los conejos, liebres, topos, musarañas, etc. A modo de conclusión señalamos que este macizo reúne una serie de riquezas, paisajísticas, geológicas, botánicas, ornitológicas, faunísticas, etc., sobre las que se asienta su potencialidad turística. Sin embargo, la fragilidad de los ecosistemas presentes en la zona condiciona el modelo de turismo que es deseable desarrollar y que debe estar basado en criterios de sustentabilidad.

2


SENDA DEL AGUADERO Grado de dificultad: Media Distancia aproximada: 15 km. Duración estimada: 6 horas Recomendaciones: Ir preparados para caminar y llevar cámara de fotos Comenzamos en el término municipal de Laujar desde el Area Recreativa de Nacimiento donde tomamos el carril que sube por la orilla del río Andarax hasta la señal que me indica el comienzo de la Senda del Aguadero. El itinerario recorre 650 m. de desnivel, al principio subiremos unas tres horas y media y el descenso es largo pero suave, lo cual lo hace muy llevadero, aquí comenzamos a subir poco a poco siguiendo la vereda que discurre en suelo calizo y en mesomediterráneo, como nos indica la alhucema (lavandula lanata), indicador del tipo de suelo y el esparto (Stipa tenacísima), indicador de piso mesomediterráneo (600 a 1400 m.), que ha sido ampliamente usado y trabajado en Sierra Nevada. Conforme avanzamos, comprobamos que estamos en un punto de conexión entre la orla calizo-dolomítica y el núcleo silíceo característico de Sierra Nevada, ya que alternando con la alhucema encontramos rompesayos y cantueso (indicador de suelo ácido). También comprobaremos el paso del mesomediterráneo inicial al supramediterráneo (1400 a 2000 m.) apareciendo más rompesayos acompañado de piorno azul. Al penetrar en la umbría del Barranco del Aguadero tenemos unas preciosas vistas de la solana y del Barranco de las Palomas. Pasado el arroyo del Aguadero, sobre los 1680 m. de altitud, comenzamos la vuelta por la otra orilla y pasamos por el Cortijo de las Rosas, junto al cual hay un castañar, uno de cuyos ejemplares es enorme, pudiendo ser abarcado su perímetro sólo si se unen siete personas con los brazos extendidos. Al continuar pasamos por la Majada de las Vacas donde disfrutamos de la existencia de una de las alisedas mejor conservadas de la zona. La senda nos conduce al carril por el que caminamos 20 minutos y vuelve a desviarse hacia el río; podemos optar por seguirlo hasta el punto de partida, o bien cruzarlo y enlazamos con la senda de la Hidroeléctrica, volviendo al área recreativa.

SENDA DE LA HIDROELECTRICA Grado de dificultad: Media Distancia aproximada: 7 km. Duración estimada: 3 horas Recomendaciones: Es aconsejable llevar linterna y no padecer vértigo En el Área Recreativa de Nacimiento en el término municipal de Laujar de Andarax, salimos de la abandonada Central Hidroeléctrica siguiendo la señalización. Subimos por una fuerte pendiente que atraviesa un pinar de repoblación de pino carrasco (Pinus halepensis) hasta tomar el antiguo canal de la central hidroeléctrica. Continuamos la marcha por éste hacia la izquierda, contemplando unas espléndidas vistas del valle del río Andarax presidido por el cerro del Almirez, en el que se entremezclan bosques de pino de repoblación y encinar autóctono. Atravesamos varios túneles y algunos pasos de cierta dificultad y cruzamos el barranco por un puente de piedra con pasamanos de acero. A unos 45 minutos de la salida llegamos a un cruce de senderos pero nosotros seguimos por el canal y a ambos lados podemos observar varias especies de jaras (Cistus albidus), romero macho (Cistus clusii), jara pringosa (Cistus ladanifer), cañaheja (Ferula communis), retama (Retama sphaerocarpa), y demás especies características del encinar. Al fondo, en el barranco observamos un bosque de ribera con ejemplares de aliso (Agnus glutinosa), sauce (Salix sp.), fresno (Fraxinus angustifolia), álamo (Populus alba)… donde es fácil ver garduña (Martes foina), tejón (Meles meles), gineta (Genetta genetta), culebra de collar, y numerosas aves, paseriformes sobre todo, oropéndola (Oriolus oriolus), ruiseñor (Luscinia megarhynchos), petirrojo (Erithacus rubecula)… Atravesamos el río por un puente de troncos de madera, ascendemos por una suave pendiente entre un cantuesal (Lavandula stoechas) espléndido hasta alcanzar la pista forestal a la izquierda que nos conduce al punto de partida.

3


SENDA DE MONTERREY Grado de dificultad: Media Distancia aproximada: 7 km. Duración estimada: 3 horas Recomendaciones: Es un sendero fácil, pero tomaos con calma la primera subida, que es un poco dura En las proximidades de Laujar, el itinerario comienza en la Fuenta de Malpaso, en el ärea recreativa de Nacimiento, donde tomamos una vereda ascendente en zigzag que debemos tomar relajadamente ya que la subida es fuerte. Nos adentramos en la repoblación de pino silvestre (Pinus sylvestris) y pino laricio (Pinus nigra), que es bastante densa pero que abriéndose en algunos puntos permite unas preciosas vistas del valle del Andarax y de la Sierra de Gádor. Entre la repoblación hay manchas de vegetación natural abundante en aromáticas, (alhucema, romero, tomillo y jarillas). En los barrancoa encontramos numerosos espinares y acacias repobladas. También podemos distinguir las huellas de los jabalíes, hozadas en el suelo que realizan en su búsqueda de alimento. En los puntos en que se abre el camino podemos ver en la ladera de enfrente la Senda de la Hidroeléctrica Laujareña que discurre por el canal. Pasamos por un antiguo vivero de pinos de repoblación actualmente en proyecto de convertirse en un jardín botánico de especies de la zona (autóctonas); a partir de aquí tomamos el carril que nos lleva al refugio de Monterrey, construido en principio para refugio de guardas forestales. Tras ver el refugio regresamos al punto de partida ya sin dejar el carril. En él es fácil observar que nos hallamos en la intersección entre el núcleo silíceo de rocas esquistosas oscuras y la orla calizodolomítica de rocas más claras. En los puntos de conexión de ambos hallamos las launas (filitas metamorfizadas que han sufrido altas presiones y temperaturas) y que se han usado tradicionalmente en la arquitectura popular para la impermeabilización de tejados. El camino desciende cómodamente hasta volver al área recreativa de Nacimiento, uno de los equipamientos del Parque Natural.

SENDA DE LAS MINAS Y CAPARIDAN Grado de dificultad: Media Distancia aproximada: 19 km. Duración estimada: 8 horas Recomendaciones: Es recomendable no hacerlo en verano o al menos ir muy bien equipado contra el calor. La Sierra de Gádor es un gran macizo montañoso que desde la distancia proyecta una imagen rotunda, sólida, inaccesible y monótona, pero que al persistir en nuestra mirada nos ofrece una gran variedad de matices transformándose en un paisaje amable y acogedor. La mejor forma de apreciar la multiplicidad de sus paisajes es adentrarse en ella y recorrer sus inaccesibles rincones, observando indicios que hablan de la riqueza actual de sus habitats y de la diversidad de usos que han modelado su actual paisaje. El itinerario se inicia a través de una cuidada vega que muestra la exquisita cultura del agua que desarrollaron los árabes en su prolongada estancia en la región, continúa entre viñedos por el piedemonte de la sierra, para ascender por sus empinadas laderas a través de extensos y diversos matorrales y bosques de pinos. La diversidad de ambientes permite la conservación de una rica fauna, permitiéndonos observar grandes rapaces o mamíferos como la cabra hispánica o el jabalí. Al alcanzar las cotas más altas del sendero se obtiene la recompensa de una completa y espectacular panorámica: los grandes valles del río Adra, Guadalfeo y Andarax, las sierras de la Contraviesa, Lújar, Almijara, Nevada, Filabres y Alhamilla que los días de atmósfera clara se completa con la cordillera rifeña africana. A lo largo del sendero apreciamos la importante contribución del hombre al paisaje: la milenaria ocupación del territorio y la diversidad de usos desarrollados por las sucesivas culturas han transformado el paisaje natural. El resultado lo apreciamos a través de numerosas formas: vegas, terrazas, colmenas, ganado, bosques de pinos, etc. Sin embargo son los vestigios de una milenaria actividad minera los que por su

4


intensidad nos llaman la atención. Fueron los fenicios los primeros que utilizaron las riquezas mineras de Sierra de Gádor, explotándolas posteriormente romanos y árabes, aunque la explotación intensiva no empezó hasta finales del siglo XVII, y de forma extensiva cuando ya había comenzado el siglo XIX. En este siglo la explotación de la riqueza en plomo de la Sierra constituyó uno de los capítulos más importantes de la minería española.

SENDA DEL MORRON DEL HORNILLO Grado de dificultad: Baja Distancia aproximada: 6 km. Duración estimada: 3 horas Recomendaciones: Llevar protección solar y realizar preferiblemente en primavera y otoño El Puerto de la Ragua ha sido el tránsito natural entre el Marquesado y la Alpujarra almeriense a lo largo de la historia. En este entorno dominado por los canchales, se desarrolla el itinerario que parte del helipuerto frente al Punto de Información, que debemos visitar pues contiene información sobre el Parque; subiendo un sendero señalizado que discurre por el barranco del Majacaco, podemos distinguir la vegetación propia de zonas húmedas y altas, ya que estamos a 2000 m. En estos espinares encontramos mejuelos (Crataegus monogyna), endrinos (Prunas ramburii), agracejos (Berberis hispanica) y rosales (Rosa sp.), todos con usos tradicionales medicinales o gastronómicos. Ascendiendo el barranco de majacaco, llegamos a un mirador que se abre al barranco de los Pasillos, de derecha a izquierda y podemos distinguir el Picón de Jérez, el Morrón del Mediodía, el Morrón Sanjuanero o Morrón del Hornillo etc. El paisaje está dominado por los pinares de repoblación y los encinares (al frente), y a partir del límite del arbolado (2000 m.) por la vegetación propia de alta montaña como los piornales, donde podemos encontrar algunos endemismos como la zahareña (Sideritis glacialis). A continuación tomamos la cuerda hacia la izquierda y en media hora alcanzamos el Morrón del Hornillo donde es posible observar fauna propia de altas cumbres como el acentor alpino (Prunilla collaris) o la cabra montés (Capra pyrenaica hispanica). El regreso lo haremos bajando en dirección SE siguiendo la cuerda hasta alcanzar el carril que nos llevará de regreso al Puerto de la Ragua, donde se desarrollan numerosas actividades de deportes invernales y de bajo impacto como el esquí de fondo.

SENDA DEL MORRON DE LAS CABAÑUELAS Grado de dificultad: Baja Distancia aproximada: 4 km. Duración estimada: 2 horas Recomendaciones: Realizar este itinerario en primavera y otoño El Puerto de la Ragua ha sido el tránsito natural entre el Marquesado y la Alpujarra almeriense. En este entorno dominado por los piornales, se desarrolla el itinerario que parte del helipuerto frente el Punto de Información, que debemos visitar pues contiene información sobre el Parque, subiendo un sendero señalizado que discurre por el barranco de Majacaco, donde podemos distinguir la vegetación propia de zona húmeda y alta, ya que estamos a 2000 m. En estos pinares encontramos majuelos, endrinos, agracejos y rosales, todos con usos tradicionales medicinales o gastronómicos. Ascendiendo el Majacaco, llegamos a un mirador que se abre al barranco de los Pasillos, en cuyo fondo vemos Aldeire, y podemos distinguir el Picón de Jérez, el Morrón de Mediodía, el Morrón Sanjuanero y el Morrón del Hornillo de derecha a izquierda. El paisaje está dominado por los pinares de repoblación y los encinares al frente, y a partir del límite del arbolado (2000 m.) por la vegetación propia de la alta montaña, los piornales, donde podemos encontrar algunos endemismos como Sideritis glaciales. Tomamos el carril de la derecha y nos asomamos al Morrón de las Cabañuelas; el pico alto que vemos enfrente es el Chullo, el pico más alto de Almería (2610 m.) y abajo el Albergue desde el que partimos. Bajamos y tomamos de nuevo el carril a la derecha hasta la señal que nos dirige de nuevo al albergue atravesando el pinar de repoblación, muy denso y poco diverso, donde escucharemos numerosos pájaros que anidan o se alimentan en él. Tras un leve y agradable paseo llegamos al Albergue donde se desarrollan numerosas actividades de deportes invernales y de bajo impacto como el esquí de fondo.

5


SENDA DE LA LAGUNA SECA Grado de dificultad: Media Distancia aproximada: 14 km. Duración estimada: 5 horas Recomendaciones: Usad gorra y protector solar; disfrutad y respetad los seres vivos muchos de los cuales son endémicos Partimos del Puerto de la Ragua situado en la carretera de La Calahorra a Faroles, y subimos una rampa muy empinada dirección este, llegamos al Collado de la Cañada de Dólar, tomamos el carril durante unos 15 minutos para luego continuar por el cortafuegos. A la izquierda, sale una vereda entre pinos por la que seguiremos la marcha, enlazando un carril que cruza por el barranco del Castañar hasta llegar a un cortijo donde abandonamos el carril para seguir una vereda que nos conducirá al cortijo de Fuentes Águila. Desde aquí a Laguna Seca hay unos 40 minutos de suave ascensión. El regreso lo haremos alcanzando la cumbre del Chullo, que con sus 2611 m. es el pico más alto de la provincia de Almería. Regresaremos por la cuerda hasta enlazar con el cortafuegos que seguiremos hasta llegar al lugar de partida. Durante toda la ruta vamos observando diversas especies propias de espinares como el agracejo (Berberis hispanica), escaramujo Rosa sp.), endrino (Prunas ramburii), majoleto (Crataegus monogyna), pino silvestre (Pinus sylvestris) y podemos disfrutar de endemismos como la estrella de las nieves (Plantago nivalis). En los alrededores del Chullo encontramos enebros y sabinas y entre canchales, la violeta de Sierra Nevada (Viola crassiuscula), especie endémica, además con suerte veremos fauna propia de altas cumbres como el acentor alpino (Prunilla collares) o la cabra montés (Capra pyrenaica hispanica). En cuanto al paisaje distinguimos la Hoya de Guadix y el Marquesado de Zenete al NO y la Sierra de Baza y Filabres al frente y a nuestra espalda el río Andarax con su magnífica vega y Sierra Nevada en toda su extensión.

SENDA RAGUA-ALDEIRE Grado de dificultad: Media Distancia aproximada: 16 km. Duración estimada: 6 horas Recomendaciones: En invierno es común que las umbrías estén cubiertas de hielo o nieve Recorre un paso natural usado para comunicación de personas y ganado entre la Alpujarra y el Marquesado, saliendo del Punto de Información La Ragua (AL) y llegando a Aldeire, pueblo del Marquesado del Zenete (GR). Tomamos la dirección del barranco de Majacaco y en el Collado seguimos el carril de la derecha y bajamos hasta encontrar la línea del pinar de repoblación a nuestra izquierda donde comienza una vereda que seguiremos un buen trecho. Sin perder la cota de los 2100 m. caminamos con el pinar de pino silvestre a la derecha y el piornal a la izquierda, salpicado por espinares de endrino, majuelo, agracejo. A partir del barranco de los pasillos vamos dejando el Morrón Sanjuanero de lado y nos acercamos al Morrón de Aldeire o del Mediodía y tras dos horas y media, llegamos al Cortijo de la Meseta de los Tajos bajo el Morrón, donde observamos la vegetación de borreguiles. Un breve descanso y tomamos una vereda descendente que nos conduce a un carril, el cual nos llevará al Haza de la Meina, con una bonita vista de Aldeira y el Castillo de La Calahorra, además de la confluencia del río Pasillos y de los Tejos. En pocos minutos llegamos a la Junta de los Ríos, bucólico lugar donde el bosque de ribera proporciona un ambiente fresco y acogedor. Podemos continuar tanto por el carril como por el río si lo atravesamos. Avanzamos por un castañar salpicado de sequoyas, el cual ofrece gran variación de color de otoño a primavera.

6


Sin abandonar el camino llegamos al Ärea Recreativa de la Rosandra, en la zona de influencia del Parque Natural, y por fin, tras dejar atrás varios molinos abandonados a Aldeire (1278 m.)

SENDEROS DE OHANES

Descripción del sendero de pequeño recorrido. Se inicia en el punto rojo de la margen izquierda del Río Chico, donde se indica Inicio de Sendero. Se trata de un recorrido que por su gran longitud y fuertes desniveles a superar han hecho aconsejable el buscar distintas variantes que lo hagan accesible al mayor número posible de senderistas. A continuación, vamos a describir brevemente el recorrido de la misma, puntualizando que todas las indicaciones se hacen considerando el sentido ascendente de la marcha. El sendero parte del Área recreativa Río Chico, tras remontar unos cien metros de camino de hormigón, se desvía por una senda denominada Cañada de las Morenas, este camino nos conduce por una fuerte pendiente a través de terrenos de cultivo y gran variedad de árboles frutales (manzanos, cerezos, perales, morales), tras un recorrido de 500 metros llegaremos al Tajo del Aguilón, donde se puede observar la existencia de una formación geológica de 300 metros de desnivel que nos deja divisar al fondo de la misma el Río Chico. Desde el mismo Tajo también se puede observar la construcción artesanal de muros de piedra de pizarra formando terrazas llegando incluso a la construcción de largos tramos de muro para el cultivo de mínimas extensiones de tierra fértil. Continuaremos por la senda para llegar a la antigua Fábrica de la luz siendo la misma la primera que suministro a la ciudad de Almería de energía eléctrica hidráulica, en la actualidad se pretende su rehabilitación para agroturismo y albergue, es un lugar ideal para disfrutar de su entorno por su elevado valor paisajístico, con una extensa masa arbórea formada por castaños, álamos, selvales, eucaliptos, etc. Tras superar un desnivel de 300 metros llegaremos al antiguo Molino de las Herrerías, donde todavía se conservan sus arcos de medio punto y partes de sus muros, el mismo estuvo dedicado a la fundación del hierro de las minas de Beires y Gaviarra. Seguiremos el recorrido por el curso del Río Chico para después de 400 metros cruzar el mismo y ascender por el paraje de las Azallanas, desde el mismo se divisa la Umbría, paraje con fuertes desniveles y muy rocoso siendo el lugar adecuado para la adaptación de la cabra montés. Después de unos 600 metros de recorrido ascendente llegaremos a la pista forestal del Dique, transcurridos 400 metros llegaremos al mismo, dicha construcción fue realizada para el almacenamiento de agua de la Fabrica de la Luz y en la actualidad es una zona de regeneración de truchas. Continuaremos por la pista forestal, dirección Minas de Beires, hasta llegar a la Fuente Gutiérrez, lugar ideal para el descanso y disfrute del agua de este manantial. El recorrido continuará ascendiendo por los Lucas hasta llegar a la finca municipal Las Nogueras, en este paraje encontraremos una masa arborea centenaria de castaños y nogueras, aprovechándose de la producción de los mismos en la época de la recolección todos los viandantes. Siguiendo la marcha llegaremos al refugio Majada de las Vacas dedicado en la actualidad al turismo rural, estando muy próximo al nacimiento del Río Chico a unos 1.900 metros de altitud. Continuamos por pista forestal un tramo de 4.000 metros para ascender al Peñón de Polarda, en el mismo nos encontraremos el Vivac y disfrutaremos de las vistas panorámicas de la Comarca del Marquesado. A partir de este tramo empezaremos a descender llegando al final de la senda después de transcurrir 1000 metros, pudiendo disfrutar del Merendero y Refugio Collado del Espino, enclavado en una fuerte y extensa masa de pinar, es una zona de descanso, con barbacoas, agua natural. Desde este tramo se contará con un recorrido de descenso por camino forestal de 10 kilómetros, que puede ser realizado en coche. El circuito de largo recorrido es variado, atravesando densos pinares y encinares, con espléndidas vistas panorámicas y varios puntos de agua y descanso. Descripción del sendero de pequeño recorrido. Fase II. Se inicia en el pueblo y discurre por la margen izquierda del Río Chico, por el antiguo camino de la sierra.

7


Se trata de dos tramos que completaría la segunda fase de la red de sendero de pequeño recorrido en el municipio de Ohanes, con los que poder realizar distintos recorridos de dificultad variable. En este caso se trata de una ampliación en los circuitos formada por dos tramos. El Primer tramo es la antigua senda de Ohanes que va hacia el paraje de La Azayana, en muchos puntos desaparecida, de unos 4 km. de longitud. Este tramo conectaría en el citado paraje con la senda de la primera fase. A partir de ella se puede iniciar retorno por la senda del río, bajar al dique o iniciar ascenso a los equipamientos de uso público del Ayuntamiento (los refugios de la Majada de las Vacas y la Alcolera, el merendero del Collado del Espino, el Vivac de la Polarda) y enlazar con la cumbre, lo que le da una magnífica conexión para rutas de alta montaña como la ruta Integral de Sierra Nevada para montañeros, o volver a Ohanes por la pista. El Segundo tramo conecta la senda de la primera fase, con la pista que sale de Ohanes por el río Chico, en la Loma de la Piedra del Águila. El camino parte de la misma Azayana, baja al río e inicia una fuerte subida por el encinar por el que se aprecia un paisaje espectacular, hasta alcanzar la cumbre de la loma y enlazar con la pista para iniciar el descenso. El recorrido es de 1.600 m. aproximadamente. Desde la margen derecha del río Chico, por donde discurre el primer tramo de la senda, se contempla todo el Valle del río de construcción artesanal con muros de piedra de pizarra formando terrazas, conocidos como “paratos” llegando incluso a la construcción de largos tramos de muro para el cultivo de mínimas extensiones de tierra fértil. Destaca el ascenso por el paraje de La Azayana, desde el mismo se divisa la Umbría, una ladera de Sierra Nevada con fuertes desniveles y muy rocosa siendo el lugar adecuado para observa la cabra montés. En el recorrido encontraremos una masa arbórea centenaria de castaños y nogueras, cuyos frutos son aprovechados por los viandantes. Otra flora endémica y autóctona de la zona es el garnacho, los selvales, junto a álamos y almendros, así como una importante masa de pino carrasco. El circuito de pequeño recorrido es variado, atravesando densos pinares y encinares, con espléndidas vistas panorámicas y varios puntos de agua y descanso, como la fuente de El Castaño, la fuente del Alfonso y la del paraje La Azayana.

8

Profile for Asociación Auxar

Rutas de Senderismo en Laujar  

Todas las rutas posibles desde Laujar

Rutas de Senderismo en Laujar  

Todas las rutas posibles desde Laujar

Advertisement