Issuu on Google+


piénsatelo bien antes de elegir este oficio [...] pasarás todas las fases de una cruda adicción [...] y pagarás a cambio de la escritura un alto precio doy fe ahora sigue el camino Vicente Muñoz Álvarez

Nota de las co-editoras:

Una vez más llegan las “vacaciones” y con ellas un nuevo número de Art for Art's Shake. Esta vez queremos dar las gracias a Internet por ayudarnos a construir este número; a los colaboradores y patrocinadores que confían en este pequeño gran proyecto y a la suerte que ha hecho que los aviones lleguen a tiempo. Nuyë

Blondy


¸NDICE • Chromatic Nü (ilustración) ......................................... Portada • Nuyë (foto y texto) ..................................................................... 4 • J.M. Molinero (texto).................................................................. 5 • Erik Skauch (texto) .............................................................. 6 y 7 • Nuyë y Blondy (texto) ......................................................... 8 y 9 • Joel R. Pedrosa y J.M. Molinero (música y texto) ............................................................................... 10 y 11 • Poe Tina (texto) ......................................................................... 12 • Nerenny (texto) ......................................................................... 13 • Carlos Alberto Rodríguez (texto) ................................. 14 y 15 • Nuyë (texto e ilustración)......................................................... 16 • :besa (ilustración) ............................................... Contraportada Patrocinadores ...................................................................... 18 y 19

Para colaboraciones, críticas, sugerencias y cualquier otra cosa que nos queráis decir:

forartsshake@gmail.com

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.


4


FELIZ NAVIDAD * -feliz navidad- nos dij o mi j efe sin extender su mano por el miedo a mancharse con el polvo / el hierro / la grasa / la mierda que vestĂ­an nuestras manos. ignorando sin ganas de conocer que toda aquella suciedad con la que ganamos el pan se va con un poco de agua y j abĂłn. sin tener que frotar con geles caros los restos invisibles de la sangre aloj ada en los surcos de sus manos.

J. M. Molinero

*PodĂŠis encontrar este poema en Amplia victoria de los traseros.

5


Cartas al director - Erik Skauch Estimado director del diario MARCA: Le escribo esta breve carta entre sorprendido y frustrado. Sorprendido porque en mis más de diez años de carrera en el fútbol de élite no pensé que tendría jamás que recurrir a esto. Frustrado porque a estas alturas no se me antoja ya otra solución. He de reconocer que cuando hace un par de años usted, en el artículo "Galopadas al sol" (MARCA, 13-05-2011, p. 16.), se refirió a mí como "el mito" de la banda izquierda, simplemente me avergoncé un poco por falsa modestia. Ya estaba habituado a las crónicas de este deporte donde la hipérbole y la épica hacen vender muchos más ejemplares y son prácticas habituales en la prensa nacional, así que lo dejé pasar sin darle la mayor importancia. Tampoco este hecho hizo que mi vida cambiara más allá de algún que otro chascarrillo en el vestuario por parte de mis compañeros. Sin embargo cuando en su periódico cundió el ejemplo y me otorgaron el título de mito con diversos sufijos (el mito de Avellaneda, el mito zurdo, el mito de la Pampa, el mito del Atlético Oviedo), la etiqueta se fue de las manos y dejó de ser un chiste o mote para convertirse en un problema. Yo siempre he entendido el balompié como una disciplina heroica, trabajosa, homérica. Siempre la misma labor: llevar el balón hasta la red de la portería rival y esperar el resultado, un despeje del cancerbero en el peor de los casos o un gol en el mejor. Y tras ello, volver a llevar el balón desde el campo propio como si no hubiera pasado nada. 6


Ahora, de ahí a que en esta última semana haya recibido la visita de más de cincuenta historiadores con ganas de "conocer el mito", que haya sido propuesto por más doscientas mil firmas como patrimonio de la humanidad y que en tertulias televisivas se esté discutiendo la "veracidad" de la historia y si en realidad no solo si soy una farsa, si no si alguna vez ¡he sucedido! pues mire, con todos mis respetos, por muchos periódicos que usted venda con ello no puede seguir así. Dadas las consecuencias que ha tenido No puedo hacer más que rogarle que deje de usar este calificativo. Incluso si tuviera a bien publicar un artículo que por ejemplo podría llamarse "la caída del mito" y donde usted enunciase que lo mío es un fútbol más terrenal, hábil o vistoso pero que ni mucho menos va a marcar un antes y un después, pues mire, le estaría muy agradecido. No solo por mí si no por mis padres, que ya van mayores y se ven agobiados por este circo. Jamás en ningún momento, ni cuando me dieron a luz, ni cuando me educaron lo mejor que buenamente pudieron, pensaron que mi nombre podría ir unido a todo esto. Un saludo afectuoso Sísifo

Atlético Oviedo S. A. D

7


El Mito del Escritor Borracho

Si fuera... - Nuyë

Si fuera una nota musical sería MI, supongo que porque siempre he sido bastante egoísta. Siempre he dicho que soy egoísta porque estuve cinco años siendo hija única, pero creo que es una excusa barata. Si fuera una nota musical y fuera MI, seguro que sería MI sostenido-si es que eso existeporque voy de puritana porque siempre pienso en lo que debería hacer y no en lo que quiero hacer. Si fuera una persona que hace lo que quiere hacer, igual estaba sola de verdad, y no como ahora, que predico que no tengo amigos cuando en realidad tengo justo los necesarios. Si fuera un MI, estaría en cualquier canción de Elvis porque, no sé por qué, porque es él y no necesito ninguna otra razón y a mí me sirve y fin.

8


Dolor ­ Blondy Duele. Me tocas y duele. Te vas y duele. Te quedas y duele. A trozos. Todo. Un dolor profundo, que te quema desde dentro hasta que te arden las orejas. Y a veces duele sin doler y duele de pensar. Duele al respirar y ver que ya no estás. Y a lo mejor es que estoy ciega o que las lentillas están viejas. Quizá por eso también me duelen los ojos. Quizá sea por las lentillas y no por las ganas de llorar. Duele. Duele. Duele. Nunca se va del todo. Eres parte del dolor. Eres dolor.

Recuerdos ­ Blondy Todos estamos formados de recuerdos y muchos de ellos ni siquiera son reales. Ellos te hacen lo que eres hoy. Recuerdos con piernas añorando un tiempo pasado que dicen que fue mejor, intentando proyectarlo sobre un futuro incierto con tintes de oscuridad. Y cuando no se consigue... hay quien se convierte permanentemente en la sombra de lo que pudo ser y nunca fue.

¿Te acuerdas de cuando...? Ah, no. Que tú no estabas.

9


10


11


12


Ver cómo su cabeza se va deslizando suavemente, a ritmo constante, pero lento, hasta que por fin acaba apoyada totalmente en tu hombro. Si eso no es confianza es que estás en el metro a las seis de la mañana, con sueño por bandera. Y es que no hay nada peor que ese punto de apoyo en el que confiamos ciegamente se desestabilice, falle o simplemente desaparezca en los momentos en los que más vulnerables nos sentimos. A nivel personal, eso destroza, pero, a nivel nacional, eso mata.

Vivimos bajo el lema de “mientras no me pase a mi, no me mojo”, pero cuando estudiamos Historia seguimos criticando el pacto de la No Intervención. ¿No se trata acaso de la misma traición? Se estudia Historia para no volver a repetir los errores del pasado. Nos dicen. Pero también nos dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor; rememorando siempre lo que fuimos y lo que hicimos, en vez de empezar a plantearnos lo que podríamos llegar a ser y a hacer. Hagamos que nuestro tiempo sea recordado por lo que ganamos y mantuvimos y no por lo que perdimos y nos dejamos robar.

¿qué saben las tripas de puños cerrados? saben porqué está siempre duro el pan*

-Nerenny*Marea - Pan Duro

13


Carlos Alberto Rodríguez (Dulzura Anémica) El hombre-máquina: Transhumanismo y la sociedad “digitalitaria” actual (Versión resumida) El mito más vigente en la actualidad y que mayor implicación tiene sobre la naturaleza misma del ser humano, es el mito del “hombre-máquina”, del que se hablará a continuación. La fusión del hombre y la máquina es un sueño ancestral del hombre, tanto como otros, como por ejemplo, que el hombre pueda volar o vivir debajo del mar. Pero, en el caso del mito del “hombre-máquina”, tenemos su máxima expresión en el Golem de la mitología judía, el cual, trataba de hacer realidad el sueño del hombre sobre la creación de un ser animado a partir de materia inanimada (a lo Frankestein). Este mito tiene una vigencia total en la dictadura científica actual, donde el Golem tradicional ha sido sustituido en nuestro tiempo por el ser mitológico del “superhombre digital e hipertecnologizado” al que aspiró llegar el hombre moderno y que ahora, en la decadencia posmoderna, toma una forma ilimitada en su hiperrealidad. Hay una legitimación social-mediada de este mito, por ejemplo, la existencia de los “superhéroes” (Iron Man, Superman, Spiderman…) con cualidades sobrenaturales y extraordinarias que encarna, a través de una ficticia-realidad, el ideal del superhombre posmoderno. Este hecho, justifica la aspiración de ir más allá de los límites de la naturaleza humana y crear/modificar/reprogramar (a través de la tecnología) humanamente la vida, sin la determinante intervención de la naturaleza. Esto supondría, un cuestionamiento sobre si esa creación transmutaría la naturaleza humana en otro tipo de ente poshumano (¿artificialeza humana?). Aquí llegamos a la palabra clave que versa sobre toda esta realidad (o ficción) humana: el transhumanismo. Significa que a partir de la tecnología creada por el ser humano, éste, introduce elementos de la máquina para mejorar, experimentar o compensar pérdidas en su organismo, lo cual, implica que la fusión de la tecnología con el hombre conseguirá un aumento de capacidades físicas, intelectuales y psicológicas humanas.

14


Esto puede transformar la naturaleza humana conocida hasta ahora, y convertirse en otra cosa distinta, ya que por ejemplo, la implantación de tecnologías relacionadas con aspectos relativos a la ingeniera genética, clonación y patente de genes, implantación de chips o, inteligencia artificial, ¿afectaría realmente a lo definitorio del ser humano: la consciencia/el espíritu? Yo creo, que la tecnología debe ser introducida al hombre en la medida que no sobrepase la barrera de lo ético, es decir, que este proceso de tecnologización del hombre no afecte a lo definitorio de su naturaleza, la consciencia (entendida como la encarnación del espíritu humano). Caracterizada ésta, por la impredecibilidad de sus emociones y sentimientos, al contrario que lo constitutivo de la máquina, ya que ésta, es fría y predecible, no tiene emociones, ni empatía, no tiene espíritu. No lo sé, ahora mismo estamos en un punto crítico en el que debemos elegir (o ¿hemos elegido ya?) entre la racionalidad ilustrada en la máxima potencialidad de su expresión, es decir, tener la cosmovisión de un mundo en el que existe un todo medible/cuantificable a través de la razón (“mente-maquina” con diseño homogeneizado ) o, quizás, elegir un mundo donde haya un predominio de los sentimientos y emociones que van más allá de lo meramente racional (“mentehumana” con consciencia creativa heterogeneizada). Yo creo que hemos elegido ya, esta es la sociedad que hemos construido. Un neofascismo sin espíritu humano, donde la única expresión de realidad humana nos la ofrece la adoración a los dioses bárbaros de la mitología científica (nanociencia, biotecnología, tecnologías de la información y comunicación, neurociencia, robótica e inteligencia artificial). No hay vuelta atrás. Hemos prevalecido la idea de “perfección absoluta” de la cultura, rechazando frontalmente la “imperfección caótica” de la naturaleza. ¿No nos habremos equivocado en creernos Dioses superiores a la naturaleza? ¿Con qué derecho hemos transmutado lo dado por ella? ¿Al despojarnos de aquello que nos constituye, nos hemos convertido en seres-nada? ¿Será verdad que hemos firmado nuestra sentencia de muerte? Sí, el ser humano ha muerto.

15


Phoenix, NuyĂŤ

He built a fire in order to finish the ritual, however, instead of become his body a lot of ashes, he saw himself as a weird pigeon landing in the forefront of a very young little Jewish girl. This event made him remember that time when he was flying as an eagle and met that handsome Trojan boy.

Just then he realized the Truth with his powerful eye. After all, he was the son of Ra, the son of the Sun. The Truth was every time he tried to sleep with fire, he used to find somebody who kept him apart from the flames. Hathor and Isis had denied him the satisfaction of burning in flames, the same as Ganymede and Mary did. But his time had come, after years of hard work. Finally, He, Phoenix, would surrender to his real and only love. And there, between the tongues of fire, was dancing his Brigid, waiting for him, reading poetry and laughing at him.


Si este número os ha sabido a poco: · Chromatic Nü: www.facebook.com/NuIllustration · Nuyë: all-goes-onward-and-outward.blogspot.com · Blondy: freak-the-dream.blogspot.com · Erik Skauch: about.me/charlie.duncan

· J.M. Molinero: elhombreinvisible-invisible.blogspot.com · Carlos Alberto Rodríguez: dulzuranemica.blogspot.com

· Joel R. Pedrosa: jo3005.wix.com/joelpedrosa

· Beatriz Sánchez (:besa): www.flickr.com/photos/dospuntosbesa ______________________________________________________ ______________________________________________________ Y podéis seguirnos en... • Nuestro blog: artforartsshake.blogspot.com • Facebook: www.facebook.com/ArtforArtsShakeFanzine

• Twitter: @ArtforArtsShake

17


Este nĂşmero llega a ti gracias a:

www.facebook.com/MagaTattooArt

18


19



Art for Art's Shake #6