Issuu on Google+

A los cuatro vientos

XXXIII Domingo ordinario 17 de noviembre de 2013 Suplemento del Full Dominical

DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA

A

los sacerdotes –y lo mismo me ocurre como arzobispono nos gusta mucho tener que hablar de necesidades económicas de la Iglesia y apelar a la generosidad de los fieles. A nadie le gusta pedir y no lo haríamos si no fuera una necesidad. Como se necesitan medios, para cubrir unos gastos indispensables, la Iglesia ha establecido, para el tercer domingo de noviembre, una jornada llamada «Germanor» o «Día de la Iglesia Diocesana» en el que se hace un llamamiento para que sea posible mantener con dignidad a las personas y lugares de culto. También para poder seguir prestando el impagable servicio a los más necesitados, a través de organizaciones como Cáritas o Manos Unidas. Y para conservar el patrimonio, fruto la mayoría de veces de generosas donaciones, de cuyo mantenimiento somos responsables. En esta jornada los fieles aportan donaciones para que sean distribuidas de acuerdo con las necesidades de conjunto de nuestra Archidiócesis. Esta actividad de solidaridad entre fieles de distintas circunscripciones parroquiales o territoriales se ha mantenido desde los comienzos del cristianismo. Se basa en que en una actitud cristiana no cabe el egoísmo ni individual ni de grupo. Basta leer las cartas de san Pablo a las Iglesias para ver con que ánimo afronta pedir a unas que ayuden

donación a la medida de lo que podemos entregar y del amor que tenemos a la Iglesia diocesana. No pensemos, sin embargo, que esta jornada de «Día de la Iglesia Diocesana» tiene un significado únicamente práctico de lograr unos medios económicos que permitan cada vez más la autofinanciación de la Iglesia. Es también signo de unidad. Como dice san Pablo en la primera carta a los Corintios (10,17) «nosotros, que somos muchos, debemos llegar a ser un solo pan, un solo cuerpo». a otras que se encuentran en mayor necesidad, estableciendo un modo de vasos comunicantes en los que la dignidad humana nunca quede afectada por falta de recursos, y sea garantizada siempre entre los discípulos de Cristo. En los Hechos de los Apóstoles (11,2930) san Lucas subraya la comunión entre la Iglesia de Antioquía, más rica, y la de Jerusalén, más pobre. Dice: «Los discípulos determinaron que cada uno, según sus posibilidades, mandara una ayuda a los hermanos que vivían en Judea. Lo hicieron enviándola a los presbíteros a través de Bernabé y Saulo». La aportación, en aquel tiempo y también ahora, debe ser proporcionada «a cada uno según sus posibilidades». Esta es la medida de la generosidad. No se trata de una propina, sino de una

Con la seguridad pues de que comprenderéis bien el sentido de esta jornada, os animo a vivirla en unidad y generosidad con todos nuestros hermanos en Cristo.

† Jaume Pujol Balcells Arzobispo metropolitano de Tarragona y Primado


XXXIII Domingo del tiempo ordinario (17 de noviembre de 2013) (Ciclo C)

Este mundo tiene fin

Penúltimo domingo del año litúrgico. El profeta desvela la intervención futura del Señor a favor de su pueblo. Finalmente ser hará justicia: condenación para los impíos y salvación para los justos (1 Lect.). Jesús anuncia la destrucción de Jerusalén y el final de los tiempos. Mientras llega este momento se debe permanecer firmes y perseverantes (Ev.). Pablo recrimina la ociosidad de algunos porque creen que la venida del Señor es inminente y les estimula al trabajo y a la fatiga cotidiana (2 Lect.). Lectura de la profecía de Malaquías (Mal 3, 19-20)

Lectura del santo evangelio según san Lucas (Lc 21, 5-19)

Mirad que llega el día, ardiente como un horno: malvados y perversos serán la paja, y los quemaré el día que ha de venir-dice el Señor de los ejércitos-, y no quedará de ellos ni rama ni raíz. Pero a los que honran mi nombre los iluminará un sol de justicia que lleva la salud en las alas.

En aquel tiempo, algunos ponderaban la belleza del templo, por la calidad de la piedra y los exvotos. Jesús les dijo: Esto que comtempláis, llegará un día en que no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido. Ellos le preguntaron: Maestro, ¿Cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder? Él contestó: «Cuidado con que nadie os engañe. Porque muchos vendrán usurpando mi nombre, diciendo: “Yo soy”, o bien: “El momento está cerca; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque eso tiene que ocurrir primero, pero el final no vendrá en seguida.» Luego les dijo: «Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países epidemias y hambre. Habrá también espantos y grandes signos en el cielo. Pero antes de todo eso os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y a la cárcel, y os harán comparecer ante reyes y gobernadores, por causa mía. Así tendréis ocasión de dar testimonio. Haced propósito de no preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro.Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os traicionarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán por causa mía. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.»

Salmo Responsorial (Sal 97)

Tañed la cítara para el Señor, suenen los instrumentos: con clarines y al son de trompetas, aclamad al Rey y Señor. R. El Señor llega para regir los pueblos con rectitud. Retumbe el mar y cuanto contiene, la tierra y cuantos la habitan; aplaudan los ríos, aclamen los montes al Señor, que llega para regir la tierra.R. Regirá el orbe con justicia y los pueblos con rectitud.R.

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses (2 Tes 3, 7-12) Hermanos: Ya sabéis cómo tenéis que imitar nuestro ejemplo: no vivimos entre vosotros sin trabajar, nadie nos dio de balde el pan que comimos, sino que trabajamos y nos cansamos día y noche, a fin de no ser carga para nadie. No es que no tuviésemos derecho para hacerlo, pero quisimos daros un ejemplo que imitar. Cuando vivimos con vosotros os lo mandamos: El que no trabaja, que no coma. Porque nos hemos enterado de que algunos viven sin trabajar, muy ocupados en no hacer nada.Pues a esos les mandamos y recomendamos, por el Señor Jesucristo, que trabajen con tranquilidad para ganarse el pan.

AGENDA

del 25 de noviembre al 20 de diciembre de 2013 Prepara la Navidad en el Museo Bíblico

El Museo Bíblico Tarraconense vuelve a poner en marcha el taller «Prepara la

Liturgia de la semana Domingo, 17: XXXIII Domingo del Tiempo ordinario [Mal 3, 19-20a; Salmo 97; 2Tes 3, 7-12; Lc 21, 5-19 (LE/LH propias)] Lunes, 18: La Dedicación de las basílicas de los apóstoles San Pedro y San Pablo (ML) [1Mac 1, 10-15.4143.54.57.62-64; Salmo 118; Lc 18, 3543; o bien, si se celebra la memoria Hch 28,11-16.30-31; Salmo 97; Mt 14, 2233] Martes, 19: [2Mac 6, 18-31; Salmo 3; Lc 19, 1-10] Miércoles, 20: [2Mac 7, 1.20-31; Salmo 16; Lc 19, 11-28] Jueves, 21: La Presentación de la Santísima Virgen, (MO) [1Mac 2, 1529; Salmo 49; Lc 19, 41-44] Viernes, 22: Santa Cecilia, virgen y mártir (MO) [1Mac 4, 36-37.52-59; Salmo 1 Cro 29, 10-12; Lc 19, 45-48] Sábado, 23: San Clemente I, papa y mártir; San Columbano, abad, (MMLL) [1Mac 6, 1-13; Salmo 9; Lc 20, 27-40] Domingo, 24: XXXIV Domingo del Tiempo Ordinario, Jesucristo, Rey del Universo, (SOL) [2Sam 5, 1-3; Salmo 121; Col1, 12-20; Lc 23, 35-43 (LE/LH propias) Las lecturas pertenecen al ciclo C. Liturgia de las Horas: Salmodia de la semana I. Navidad en el Museo Bíblico» dirigido a niños de primaria, grupos de catequesis y familias. La actividad, de una duración de 90 minutos, incluye la construcción de un nuevo diorama recortable de un pesebre tradicional. El taller se ofrecerá de lunes a viernes (a elegir) de 9.00 h a 13.00 h. y de 15.00 a 19.00 h. El fin de semana del 14 y 15 de diciembre de 10.00 a 13.00 h. Más información y reservas llamando al tel. 977 25 18 88 o a través del siguiente correo electrónico museu.biblic@arquebisbattarragona.cat

Un servicio del Departamento diocesano de Medios de Comunicación Social del Arzobispado de Tarragona


Hoja dominical (17-11-13)