Issuu on Google+


#46250 Papás Campeones 1-12_Layout 1 5/16/13 8:24 AM Page 1

PAPÁS CAMPEONES Cómo lograr ser un papá triunfador

Carey Casey con Neil Wilson

Traductor: Luis Magín Álvarez

EDITORIAL MUNDO HISPANO


#46250 Papás Campeones 1-12_Layout 1 5/16/13 8:24 AM Page 2

Editorial Mundo Hispano 7000 Alabama Street, El Paso, Texas 79904, EE. UU. de A. www.editorialmundohispano.org Nuestra pasión: Comunicar el mensaje de Jesucristo y facilitar la formación de discípulos por medios impresos y electrónicos. Papás campeones. © Copyright 2011, Editorial Mundo Hispano. 7000 Alabama Street, El Paso, Texas 79904, Estados Unidos de América. Traducido y publicado con permiso. Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción o transmisión total o parcial, por cualquier medio, sin el permiso escrito de los publicadores. Publicado originalmente en inglés por Tyndale House Publishers, Carol Stream, IL bajo el título Championship Fathering, © copyright 2009 por Carey Casey. © Copyright 2011, Focus on the Family, Colorado Springs, CO 80995 U.S.A. All rights reserved. International copyright secured. Originally published in English under the title, Championship Fathering. Las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina-Valera Actualizada. © Copyright 2006, Editorial Mundo Hispano. Usada con permiso. Editor: Rubén Zorzoli Diseño de páginas: Carlos Santiesteban Jr. Diseño de la cubierta: Pablo Duque Primera edición: 2011 Segunda edición: 2013 Clasificación Decimal Dewey: 248.842 Tema: Familia y hogar ISBN: 978-0-311- 46250-6 EMH Núm. 46250 1.5 M 5 13 Impreso en Colombia Printed in Colombia


#46250 Papás Campeones 1-12_Layout 1 5/16/13 8:24 AM Page 3

Este libro está dedicado a los sueños de mi padre para mí, a los sueños de mi padre para mis hijos, y a los sueños de cada padre que lea estas páginas. Quiera Dios que la nuestra sea la generación que inicie una cultura de Papás campeones en nuestro país, y más allá de él. !


#46250 Papás Campeones 1-12_Layout 1 5/16/13 8:24 AM Page 5

Contenido

Prólogo......................................................................................................... 7 Introducción.............................................................................................. 11 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

De un papá a otro .......................................................................... 13 ¿Qué es Papás campeones? ................................................................ 25 Involúcrese en la vida de sus hijos............................................... 35 Curso básico sobre el amor .......................................................... 51 Cómo amar a sus hijos .................................................................. 61 Cómo amar a la madre de sus hijos............................................. 81 Entrenamiento................................................................................ 97 Entrenar con discernimiento...................................................... 111 El ejemplo ..................................................................................... 131 El ejemplo en cuanto a fe y valores........................................... 153 Una visión para el mundo........................................................... 177

Epílogo .................................................................................................... 187 Notas........................................................................................................ 190


#46250 Papás Campeones 1-12_Layout 1 5/16/13 8:24 AM Page 7

Prólogo Tony Dungy Director técnico de los Indianapolis Colts

R

ecuerdo el día en que estaba en el podio para celebrar la victoria, después de que nuestro equipo ganó la Súper Copa de Fútbol (americano) de 2007. Mientras estaba allí en medio de todo el ruido y el confeti, pensé en todas las personas que me habían ayudado. En quien más pensé, probablemente, fue en mi padre. Había muerto en 2004, pero yo deseaba que hubiera estado allí para celebrar el triunfo conmigo. Fueron muchas las lecciones que aprendí de él. Muchas veces me ayudó mientras conversábamos acerca de mis frustraciones. Asistía a todos los partidos en que yo participaba cuando era un jovencito, pero fueron las experiencias vividas cuando íbamos y regresábamos de los partidos —mientras él conducía el auto o paseábamos por los estadios— lo que más recuerdo. Hablábamos de temas y problemas cotidianos, y muchas veces surgían asuntos más importantes tales como mis estudios, lo que quería hacer en la vida, cómo tratar a las personas, y tantas otras cosas que aún sigo poniendo en práctica. Sé lo bendecido que fui al tener un padre así, y veo hoy a muchos jóvenes que no tuvieron esa bendición o esa ventaja. Probablemente, tres de cada cuatro jugadores jóvenes que se integran a nuestro equipo no saben lo que fue tener un padre que se involucrara en su vida. Podemos hablarles de fútbol, y nos entendemos perfectamente. Pero cuando hablamos de asuntos de la vida, del carácter y de otras cosas que ellos necesitan para tener éxito, es evidente que muchos de ellos no han tenido dirección sobre eso. Estos jóvenes me recuerdan siempre cuán importantes son los padres en nuestra sociedad. Podemos ver que muchos de los problemas que enfrentamos son una confirmación de lo que sucede cuando el papá está ausente: violencia en nuestras ciudades, cárceles superpobladas, nacimientos fuera del matrimonio, y muchas otras consecuencias. Si no hacemos algo para revertir esta tendencia, probablemente nuestra sociedad enfrentará serias dificultades. Utilizando términos deportivos, quizás estemos en el vestuario después de un duro primer tiempo del partido. Mi mensaje para todos los hombres, ustedes que están en el equipo de los Papás campeones, sería este: 7


#46250 Papás Campeones 1-12_Layout 1 5/16/13 8:24 AM Page 8

8

PAPÁS CAMPEONES

“Tenemos que parar la ventaja que hay contra nosotros para luego dirigirla en una mejor dirección y comenzar a ganar terreno”. Ustedes tienen que comenzar primero con su propia familia y nutrir a sus propios hijos. Luego, darse cuenta de que hay muchas personas que crecerán sin su papá biológico. Alguien tiene que ayudar en este papel, ya sea un mentor o un familiar, un amigo, un vecino, un maestro. Tenemos que tener hombres como ustedes que llenen ese vacío. Creo que este libro será clave para ayudarnos a cambiar el rumbo, tanto en nuestros hogares como en nuestra sociedad. Para mí tiene mucho sentido la evaluación que se ha hecho, basada en la investigación, en cuanto al amor, el entrenamiento y el ejemplo a los hijos. Amar a un hijo y demostrarle que usted se interesa por él es lo más importante que puede hacer un padre. Si sus hijos piensan que usted no se interesa por ellos, no importa los regalos que les dé, no importa cuánto tiempo les dedique, no podrá enseñarles ni hacer un impacto positivo en la vida de ellos. Pero cuando saben que usted se interesa realmente por ellos, sus palabras y el mensaje que esté tratando de transmitirles penetrarán profundamente. Y aunque sean como fui yo, que no aceptaba necesariamente todo de inmediato, serán influenciados por su actitud y pensarán después en ello. Esto puede hacerse de muchas maneras. Soy una persona de la más vieja escuela imaginable, pero tengo un hijo de dieciséis años a quien le gusta comunicarse por medio de los mensajes de texto. Por eso, aunque eso no es lo mío, estoy aprendiendo cómo hacerlo, usando todas las abreviaturas. Estoy tratando de entrar un poquito en su mundo, y esa es una manera de mostrarle que él me importa. Puedo ver muchas maneras en las cuales los buenos entrenadores deportivos y los buenos padres tienen metas parecidas. Ambos enseñan y tratan de lograr lo mejor de los jóvenes, motivándolos a jugar utilizando todo su potencial. Tanto unos como otros aspiran a que cada persona vea que el equipo es importante; esa solidaridad y esa unidad como familia es lo que importa. Y el ejemplo que demos es vitalmente importante. Las muchachas necesitan que los papás les muestren cómo las mujeres deben ser tratadas por los hombres, y de esa manera sabrán qué buscar en una relación, y esperar que se presente el hombre correcto. Los muchachos necesitan entender quiénes son como varones, para que vean lo que significa crecer en una sociedad y cómo ser un buen padre de familia, encontrando satisfacción en su relación familiar, en vez de buscar una vinculación afectiva entre hombres en pandillas u otros lugares malsanos.


#46250 Papás Campeones 1-12_Layout 1 5/16/13 8:24 AM Page 9

Prólogo

9

Veo esto en nuestro equipo todo el tiempo y es cierto también para los padres: la gente sigue al liderazgo que tiene, ya sea positivo o negativo. Los líderes del equipo o de la familia los llevarán en una dirección u otra. Como padres, es muy importante ser buenos ejemplos responsables, y demostrar a los hijos una virilidad positiva y reverente. Aprendí cómo ser un padre de los buenos modelos que tuve, mi padre y otros. Entre ellos estuvieron hombres como Clyde Christensen, quien fue miembro de mi personal de entrenadores durante todos los años que he sido director técnico. Sus hijas eran un par de años mayores que yo; por eso, veía cómo las educaba, y luego yo le preguntaba. Él siempre mantuvo mi mismo calendario de trabajo —trabajando duro y por largas horas— pero me mostró cómo yo podía estar siempre presente para nutrir a mis hijas y orar por ellas. Me dio un gran ejemplo que he podido ver por trece años hasta ahora. Les animo a encontrar a un hombre como Clyde, un padre dedicado en una situación muy parecida a la suya, pero algunos años delante de ustedes en este camino. Ya sea que usted sea un padre novato, o divorciado, o que viaja mucho por causa del trabajo, o que haya vuelto a casarse con una mujer con hijos, o lo que sea; consígase otro papá y obsérvelo con detenimiento. Hágale preguntas acerca de su secreto para criar los hijos y cómo ha superado grandes desafíos. Usted necesita esas ideas y ese apoyo. Creo que este libro será un buen comienzo en este sentido. Aprenderán mucho en cuanto a la paternidad de la investigación hecha por el Centro Nacional para la Paternidad (National Center for Fathering), y de las historias que cuenta Carey Casey. Considere a Carey como un papá con más experiencia que se tomó el tiempo para comunicarle unas cuantas verdades. Empápese de ellas, y luego hable de lo que aprendió con otros papás que conozca. Carey ha sido otro modelo positivo para mí en cuanto a paternidad. Cuando yo era un entrenador ayudante en Kansas City, asistíamos a la misma iglesia y muchas veces nuestras familias se reunían. He observado y admirado la manera como él y su esposa Melanie han criado a sus hijos, por lo que sé que él tiene la clase de sabiduría práctica que será de ayuda para ustedes. Además, y posiblemente igual de importante, es que he visto cómo Carey se ha colocado en posiciones para ayudar a los demás. Esa es su pasión; eso es lo que hay en su corazón. Su vida ha sido siempre su interés por marcar una diferencia en favor del reino de Dios, desde los años


#46250 Papás Campeones 1-12_Layout 1 5/16/13 8:24 AM Page 10

10

PAPÁS CAMPEONES

que estuvo en la iglesia Lawndale Community Church de Chicago, hasta su rol en la Fraternidad de Atletas Cristianos (Fellowship of Christian Athletes) —y ahora como el Director general (CEO) del Centro Nacional para la Paternidad. Carey les dirá que su cargo es Chief Encouragement Officer (Principal Oficial Estimulador), ya que estimula a los padres a crear una cultura de Papás campeones. En un tiempo cuando hablamos con frecuencia de muchachos que no están recibiendo una crianza adecuada por parte de los padres, creo que llegó el momento de aprender de los hombres que lo están haciendo bien. Debemos alabarlos, pero también ver lo que ellos están haciendo, y decir: “Es en esto que debemos poner empeño. Este es el modelo a seguir”. Sé que Carey, cuando habla de Papás campeones, no habla simplemente; ha hecho lo que dice, y lo sigue haciendo. Confío en que este libro les ayudará también a convertirse en esa clase de padres.


#46250 Papás Campeones 1-12_Layout 1 5/16/13 8:24 AM Page 11

Introducción

“M

uchachos, vamos a dar un paseo en el auto”. Perdí la cuenta de las veces en las que mi padre utilizó esas palabras para comenzar lo que luego convertiría en un tiempo de aprendizaje. Ahora que mi padre ha muerto, no puedo decir cuánto daría por oír esas palabras otra vez. Me tomó algún tiempo darme cuenta de eso. La idea no era, en realidad, ir a pasear. Papá era mucho más sutil que eso. Estaba creando una audiencia cautiva en su auto, donde podía instruirnos en algo que él había estado pensando. Papá se introducía en la conversación sin hacer un gran anuncio. Ni siquiera cambiaba el tono de su voz. Decía: “Muchachos, sepan que me destrozarían el corazón si alguna vez oigo que ustedes de alguna manera causaron algún daño a una joven”. O: “Si me entero alguna vez —y ustedes saben que me enteraré— de que están metidos en drogas, se meterían en un problema serio conmigo. ¿Saben lo que quiero decir?”. Decíamos que sí con la cabeza. Papá siempre hablaba en serio. Quiero ser como mi padre en muchas maneras, pero no salgo con mis hijos a pasear en el auto. Mi hijo menor, Chance, y yo caminamos al parque. Acostumbraba a llevar a mis hijos mayores a lugares de comida rápida donde les enseñaba algo rápido. Con el tiempo ellos, al igual que yo, cayeron en la cuenta de mi intención. ¿Qué espera usted que entiendan sus hijos? ¿Les ha repetido ciertas frases o hábitos tratando de enseñarles algunas lecciones que ellos recordarán? Si ellos son ya grandes, ¿los oye citar cosas que usted les dijo, quizás para bromear, pero también para mostrar que no han olvidado, que “entendieron”? Espero que sí. ¿Tendría usted inconveniente en acompañarme durante algún tiempo? Vamos a dar un paseo. Me alegra que haya tomado este libro y espero que nos conectemos mientras lo lee. Converso con padres casi todos los días, y me sorprende lo mucho que tenemos en común. No importa cuál sea nuestro trasfondo, origen racial o profesión, el hecho de ser padres crea un vínculo. Compartimos, al menos, una misma experiencia: para la mayoría de nosotros la paternidad resultó ser diferente a lo que pensábamos que sería. Algunas de las diferencias fueron buenas y algunas no tan buenas. La mayoría de nosotros habría deseado que alguien se hubiera sentado con 11


#46250 Papás Campeones 1-12_Layout 1 5/16/13 8:24 AM Page 12

12

PAPÁS CAMPEONES

nosotros para enseñarnos qué iba a ser el convertirnos de repente en un papá. Algunos tuvimos un papá o un abuelo que nos dieron algunas ideas en cuanto a la paternidad. Pero pocos han tenido una conversación que se hubiera iniciado diciendo: “Hijo, algún día vas a ser padre. Cuando ese hijo empiece a llamarte ‘papá’, esto es lo que quiero que recuerdes”. Si usted tuvo una conversación así, espero que pueda recordar qué vino después, ¡porque probablemente fue oro! Sin embargo, cualquiera que haya sido su preparación en cuanto a la paternidad, este libro puede ser una serie de conversaciones acerca de los aspectos más importantes de la misma que muchos hemos aprendido a lo largo del camino. Piense en cada capítulo como si usted y yo estuviéramos dando un paseo en el auto. Aunque soy el Director ejecutivo del Centro Nacional para la Paternidad (National Center for Fathering), no me considero un experto. Pero tengo varios años de práctica y de acceso a mucha ayuda del Centro Nacional. Lo que usted leerá en estas páginas es el resultado de la investigación y de las experiencias de muchos papás, entre ellos yo mismo. Muchas de las anécdotas son mías, pero las ideas han sido probadas y verificadas por generaciones de padres. Me doy cuenta de que la mayoría de los hombres no se toman el tiempo para leer las introducciones de los libros, por lo que esta ha sido breve. No creo que haya un desafío mayor para un hombre que la tarea de ser esposo y padre. Tarde o temprano, y con más frecuencia de lo que usted pueda esperar, la paternidad le exigirá lo mejor que usted pueda dar, y aun más. ¡Pero hay ayuda! Yo he necesitado de mucha durante este camino. Confío en que este libro le brindará algo de lo que necesita. La buena paternidad, incluso la del equipo Papás campeones, está a su alcance. La manera de comenzar no es tan importante como la de terminar. Todos tenemos mucho que aprender. Podemos aprender de los fracasos y los éxitos de los demás. Podemos ayudar a otros a lo largo del camino, mientras hacemos nuestro propio avance. Así que, ¡comencemos, o sigamos avanzando! Y cuando alguien le llame “papi”, aquí encontrará algunas cosas que yo quiero que recuerde…

Carey Casey National Center for Fathering (Centro Nacional para la Paternidad) www.fathers.com


#46250 Papa?s Campeones 13-24:Layout 1

4/13/11

3:27 PM

Page 13

CAPÍTULO UNO !

De un papá a otro

C

omo saben mis compañeros de trabajo del National Center for Fathering (Centro Nacional para la Paternidad), tengo la tendencia de utilizar ilustraciones del mundo de los deportes. Esto se debe a que (1) estoy familiarizado con el deporte y (2) conozco a muchos hombres que prefieren hablar de deportes en vez de paternidad. A mí me gustan ambas cosas: Mi participación en el deporte era una parte importante de mi vida, hasta que sufrí una seria lesión mientras jugaba fútbol americano para la Universidad de Carolina del Norte. Eso me permitió incursionar en un territorio inusual. Fui el primer compañero de cuarto de Lawrence Taylor en la universidad mucho antes de que él jugara para los Gigantes de Nueva York o que estuviera encaminado al Salón de la Fama. En realidad, ¡yo era titular del equipo en la universidad cuando L. T. se preguntaba si él formaría parte del equipo! Después pasé varias décadas trabajando para la Fellowship of Christian Athletes (Fraternidad de Atletas Cristianos). Con el paso de los años he tenido el privilegio de hablar en el servico de adoración cristiano de todos los equipos de la Liga Nacional de Fútbol. Por esto he podido contar entre mis amigos a entrenadores y jugadores muy conocidos. La colección de fotografías en la refrigeradora de nuestra casa no muestra solo a nuestros hijos sino también a las familias de las figuras del deporte con quienes hemos compartido 13


#46250 Papa?s Campeones 13-24:Layout 1

14

4/13/11

3:27 PM

Page 14

PAPÁS CAMPEONES

nuestra vida. Esto puede sonar glamoroso, si no fuera por el hecho de que conocemos a estas celebridades como personas: como madres, padres e hijos. Una de estas personas era Reggie White.

Un Papá campeón

Reggie White jugó para las Águilas de Filadelfia, los Empaquetadores de Green Bay y las Panteras de Carolina, y era un pastor ordenado. De vez en cuando Reggie me ayudaba como orador invitado. Cuando nos visitaba, nunca se quedaba en un hotel, siempre quería quedarse en nuestra casa. Cuando yo iba a visitarlo era lo mismo. Hubo un tiempo en que mi esposa Melanie y yo tuvimos que poner una cama grande en nuestra habitación para huéspedes para las veces que Reggie pasaba unos días con nosotros. Reggie White era un gigante. Pero nunca se consideró demasiado importante para no querer aprender más acerca de la paternidad. Reggie había crecido sin modelos positivos de paternidad para imitar. Pero él fue persistente en tratar de encontrar figuras paternales sólidas para escoger como mentores. Creo que esa era la razón por la que le gustaba quedarse en nuestra casa. Pienso que quería ver una vida en familia. Quería ver cómo yo, un hombre mayor que él (quizás seis años mayor), manejaba mi familia y criaba a mis hijos. Reggie estaba siempre explorando, buscando ser mejor más allá del fútbol; y la paternidad era un área en la que estaba decidido a mejorar. Yo era una especie de hermano y de figura paternal para Reggie. Él podía preguntarme cosas, decirme cosas, compartir y ser sincero conmigo. Yo era un amigo al que podía acudir en cualquier momento. Él no hablaba mucho, pero cuando lo hacía, nuestras conversaciones eran de cosas importantes. Un rasgo paternal que observaba en Reggie era que sabía cómo divertirse con nuestros hijos. Cuando estaba con ellos, era un muchacho grande. Yo mido 1,85 m, pero también tengo 52 años de edad, por lo que me resulta difícil sentarme en el suelo. Pero este amigo medía casi 2 m, pesaba unos 140 kilos y jugaba en la alfombra con mis hijos,


#46250 Papa?s Campeones 13-24:Layout 1

4/13/11

3:27 PM

De un papá a otro

Page 15

15

listo para dar volteretas y forcejear con ellos aun después de haber jugado un partido de fútbol o tenido una sesión de gimnasia. A pesar de lo grande e importante que era, Reggie sabía cómo divertirse con los chicos. Desafortunadamente, Reggie murió en 2004. Y lamentablemente, cuando veo los rostros de un equipo de la Liga Nacional de Fútbol, lo que veo más claramente son los efectos de la falta de un padre. Algunas de las caras son de jóvenes ricos que van a la deriva por la vida sin haber tenido a un padre, y que se han convertido ellos mismos en padres sin saber qué hacer. Son idolatrados en pósters de tamaño natural, pero sé que son aún niñitos que se preguntan dónde están sus papás, y por qué no parece importarles a ellos. Pero veo también a hombres como Reggie, padres jóvenes que quieren hacer mejor las cosas que lo que se hizo por ellos. Están deseosos de tener principios y nuevas percepciones que los ayuden a romper el ciclo de desilusiones de su pasado. No importa dónde esté usted en el proceso de la paternidad, la esperanza comienza con lo que haga como padre de aquí en adelante. Quiero que sepa lo que les digo a esos jugadores de la Liga Nacional de Fútbol: Que Papás campeones es un logro mucho más duradero de cualquier cosa que suceda en el campo de juego. Los jugadores que han ganado un trofeo o un anillo en un campeonato suelen decir: “Nadie podrá jamás quitarme esto”. Tienen razón. La gente no podrá quitarles eso, pero sí puede olvidar lo que han hecho. La multitud tiene mala memoria, y lo que recuerda es siempre selectivo. Por el contrario, sus hijos y sus nietos están en una categoría muy especial. Son un público como ningún otro. A fin de cuentas, usted quiere que ellos lo recuerden de la mejor manera: como un Papá campeón. Eso es algo que vale la pena conservar para la eternidad.

¿Tiene usted material de campeón?

Me encuentro todo el tiempo con hombres que reconocen que han sido derrotados por sus deficiencias como padres. Muchas veces sienten simplemente que están repitiendo las fallas de sus papás. Muchos tienen heridas profundas, dolor y resentimiento hacia sus padres. No saben


#46250 Papa?s Campeones 13-24:Layout 1

16

4/13/11

3:27 PM

Page 16

PAPÁS CAMPEONES

dónde comenzar para hacerlo bien. Esta es, quizá, la situación en que usted está atrapado ahora. En este libro encontrará mucha ayuda práctica, pero para comenzar necesito darle permiso y ánimo para que sea un padre. Comience siendo un papá. Sus fracasos del pasado no pueden borrar el hecho biológico, y sus fracasos futuros no significan que no pueda ahora mismo dar el todo por el todo. Es posible que no sepa dónde están sus hijos en este momento, pero puede aceptar la verdad de que usted es el padre de ellos. Comience con este hecho, y permita que penetre profundamente en su corazón. En estas páginas consideraremos el patrón de la paternidad, no el detalle ocasional interesante o las metidas de pata. Implementar y mantener un patrón de paternidad responsable exige una disciplina a largo plazo, y no depende de una sola victoria ni de un solo error. No sé qué pensará usted, pero para mí es fácil pensar en algo bueno que hice como padre, y luego lo repetí muchas veces: “¿Recuerdas ese fin de semana maravilloso cuando fuimos a esquiar juntos? Fue muy divertido, ¿verdad? ¿No prueba eso que soy un buen papá?”. Esa serie de preguntas tiene una respuesta lógica, aunque es posible que sus hijos no se atrevan a decir lo que piensan: “Sí, papá, fue un fin de semana estupendo. Pero, ¿dónde estuviste los otros cincuenta y un fines de semanas del año?”. Ni usted ni yo podemos cumplir con la paternidad haciéndola bien un par de veces, y tampoco podemos arruinarla por tener un par de fracasos. Nuestros muchachos son increíblemente perdonadores y flexibles, ¡más de lo que nos merecemos! Lo que ellos merecen de nosotros es un patrón de coherencia. Nuestra meta es adaptar ese patrón a un patrón que dé a nuestros hijos algo que ellos necesitan en sumo grado: un padre comprometido a ser un Papá campeón.

Él me enseñó todo lo que sé Reggie White no fue el único Papá campeón que conocí. Al final de cuentas, prácticamente todo lo que yo sé sobre paternidad lo vi en mi papá.


#46250 Papa?s Campeones 13-24:Layout 1

4/13/11

De un papá a otro

3:27 PM

Page 17

17

Me tomó mucho tiempo darme cuenta de esto, pero casi toda nueva lección que aprendo en cuanto a la paternidad puedo verla ejemplificada de alguna manera en la vida de mi papá. Eso no significa que yo piense que Ralph Casey era perfecto. Él cometió sus errores, pero yo sé que puedo aprender incluso de ellos. Tengo acceso a mucha más información que la que él tuvo, pero fueron más las veces que hizo las cosas bien que las que no. Por ejemplo, él combinaba sus roles de papá y abuelo de una manera que todavía me maravilla. Una de sus últimas conversaciones tuvo lugar mientras estaba en su cama del hospital, mientras su cuerpo y su mente se apagaban poco a poco. Tomó mi mano y me miró de una manera que me dijo que él todavía estaba allí. Me apretó la mano; con un parpadeo en sus ojos y arrastrando las palabras, me dijo: “¡Noooo provooooques a ira a tus hijos!”. Mientras lo miraba entendí que no estaba tratando simplemente de decirme algo en cuanto a mi papel como padre. Me estaba diciendo uno de sus códigos personales de conducta. Pensé en lo que había sido mi vida como su hijo, recordando las veces en que me enojé con él. Pero no era porque él me había provocado sino porque yo sabía que él tenía razón, y no estaba totalmente dispuesto a estar de acuerdo con él. Una de esas veces fue cuando yo estaba en la escuela secundaria. Había estado jugando al fútbol americano, me había ido bien, pero desarrollé una mala actitud. Tenía la buena suerte de estar en una escuela que tenía un programa de fútbol respetable, pero comencé a pensar que el entrenador no apreciaba mis habilidades como debía. No estaba jugando con la frecuencia que yo creía merecer, y entonces me quejé. El entrenador era un hombre blanco, y todos mis compañeros afroamericanos me decían que dejara el equipo. Estuvimos de acuerdo en que la manera como me estaba tratando debía significar que era un racista (por ser yo negro). Mis amigos dijeron: “Carey, no juegues para ese entrenador blanco. No lo necesitas”. El consejo de ellos me pareció que era lo que yo debía hacer. Entonces llegué a casa escupiendo veneno y le conté a mi padre mi plan de retirarme del equipo. Papá me escuchó hasta que vacié todo lo que tenía por dentro


#46250 Papa?s Campeones 13-24:Layout 1

18

4/13/11

3:27 PM

Page 18

PAPÁS CAMPEONES

y luego sacudió la cabeza. “Hijo”, me dijo con aire meditabundo, “ese hombre es un buen entrenador. Él va a ganar partidos de fútbol contigo o sin ti. Él no te necesita. Tú necesitas al equipo más de lo que el equipo te necesita a ti”. Tenía razón. En ese momento yo necesitaba a alguien que viera el asunto en toda su dimensión. Y ese era papá. Me quedé en el equipo y jugué para ese entrenador. Para mi gran sorpresa, mejoré y él me dio más oportunidades de jugar. Al final, conseguí una beca y jugué en la universidad, donde conocí a mi esposa. El fútbol me proporcionó relaciones que jamás habría podido tener de otra manera. Y todo se remonta a la conversación que tuve con papá; sus palabras cambiaron literalmente el curso de mi vida. Apenas puedo imaginar dónde estaría yo hoy de no haber aceptado su consejo. Y cuanto más envejezco, más rápidamente quiero estar de acuerdo con él. Mi padre incorporó a mi vida el concepto de que uno nunca deja de aprender. Hasta el día de su muerte estuvo derramando sabiduría en mi mente. Él es mi ejemplo más grande de lo que es ser un Papá campeón, no solo porque fue un buen papá sino, además, porque me enseñó que llegar a serlo consiste en hacer lo mejor y nunca rendirse. Si ser indoblegable en esto no es parte de su perfil en cuanto a la paternidad, ¡es el momento de añadirlo! Papá entendía la necesidad y los principios de la paternidad responsable, aunque no usábamos esos términos para hablar del tema. Era práctico y realista; y la experiencia que he acumulado me ayuda a entender y valorarlo a él más. Al preparar este libro, una y otra vez me he preguntado qué habría dicho papá en cuanto esto o aquello. Lo mencionaré a menudo porque, aunque no era perfecto (y fueron numerosas las veces en que no lo fue), él sigue siendo mi mejor ejemplo.

Viviendo el sueño

Dios debió haber pensado que yo iba a necesitar más que los ejemplos de mi papá y de Reggie White. Por eso me dio una buena dosis de experiencia en cuanto a la paternidad permitiendo que mi esposa y yo


#46250 Papa?s Campeones 13-24:Layout 1

4/13/11

De un papá a otro

3:27 PM

Page 19

19

trajéramos cuatro hijos al mundo: dos hijas y dos hijos. Asimismo, me ha permitido servir como director ejecutivo del Centro Nacional para la Paternidad, lo que me permite hablar a diferentes audiencias en cuanto a ser papá, y reunirme con otros grupos para considerar las preocupaciones que afectan a los padres. Estoy viviendo mi sueño. Cada vez que hablo sobre la paternidad puedo oír a mi padre hablando de mi futuro y diciendo que yo sería parte de un gran desafío. Papá plantó ese sueño en mí. Sin embargo, al igual que usted, no puedo olvidar que mi público por excelencia son mis hijos. Son ellos quienes me motivan y evalúan mi progreso como padre. Ellos se aseguran de que yo reciba bastante práctica; y ayudan a definir y refinar mi propósito como padre. Ellos saben que quiero convertirme en un padre —y en un abuelo— cada vez mejor. La llegada de los nietos me ha hecho consciente, de una nueva manera, de todo lo que acompaña al regalo de la vida. Ahora me doy cuenta de que mi papá entendía lo que sucede cuando el hogar es invadido por el primer nieto. Esa pequeña criatura crea lo que un amigo mío llama “un caos feliz”. Cuando mis hermanos y yo nos reuníamos en casa de mi papá, él estaba muy tranquilo y callado en medio del bullicio, mirando a su alrededor y sonriendo. Debía de estar pensando: ¿Qué puedo decir en medio de toda esta alegría, en la que nadie está especialmente interesado en escucharme? Ahora sé que su silencio también era sabiduría, para padres y abuelos también. Hay un tiempo para hablar y un tiempo para callar, y mi papá sabía cuándo hacer ambas cosas. Él podía ser una roca en nuestras reuniones familiares; todos nosotros hacíamos bulla a su alrededor mientras él decía alguna palabra o llevava a uno de nosotros a un lugar aparte para hablar un poquito de algo. Él estaba en el centro sin ser el centro de atención. Estoy escribiendo, en parte, para que mis hijos tengan una mejor idea de lo que estoy pensando cuando sonrío tranquilamente en medio de ese alegre bullicio. También estoy escribiendo para mis nietos y mis bisnietos. Y estoy escribiendo para usted. Son muchos los papás con quienes hablo que necesitan saber que Papás campeones es factible y práctico. No


#46250 Papa?s Campeones 13-24:Layout 1

20

4/13/11

3:27 PM

Page 20

PAPÁS CAMPEONES

seremos perfectos en esto, pero podemos mejorar mucho, mucho más. ¡Eso es lo que yo espero de usted!

Tres palabritas

La mayor parte de este libro se concentra en las tres partes fundamentales de Papás campeones: amor, entrenamiento y ejemplo. El Centro Nacional para la Paternidad no sacó estas tres palabras de un sombrero, de repente, por arte de magia. Entrevistamos y encuestamos a miles de papás y también a algunos hijos, y encontramos que estas tres áreas son cruciales. Es una lista breve, para que usted y yo podamos recordarla. Una vez que usted la conozca y mejore cada vez más en ello, les estará dando a sus hijos la clase de paternidad que ellos necesitan, ¡aun cuando no tengan conciencia de esto! Amor, entrenamiento, ejemplo. Cuando usted leyó estas palabras probablemente tuvo cierta idea de lo que estoy hablando. No dudo que podría ofrecer una definición de lo que significa amar, entrenar y ser ejemplo. Pero tal vez no ha pensado mucho acerca de cómo se aplican estas palabras a su papel como padre. Por tanto, me gustaría que ponga en espera sus definiciones mientras lee el resto de este libro. Usted leerá, por supuesto, algunas cosas acerca de amar, entrenar y ser ejemplo que le harán pensar: Sí, eso es lo que yo pensaba, o incluso: ¡Eso no es nada nuevo para mí, amigo! Pero le aseguro que hay más. Puedo asegurarlo porque he descubierto que, cuando se trata de la paternidad, hay siempre más que aprender. Cuando comencé a relacionarme con la gente del Centro Nacional para la Paternidad, yo también tuve que poner en espera durante algún tiempo mis ideas en cuanto a cómo ser un buen papá. Tuve que recibir instrucción en cuanto a los elementos básicos. Tuve que aprender nuevas maneras de pensar, y ver a las relaciones familiares con nuevas ideas en mente. Todo esto me hizo valorar aun más mi crianza y mis experiencias, y en maneras que nunca había considerado. A fin de cuentas, una cosa que hace una buena investigación es ayudarnos a ver mucho mejor lo que es obvio.


#46250 Papa?s Campeones 13-24:Layout 1

4/13/11

De un papá a otro

3:27 PM

Page 21

21

Esto es lo que yo deseo para usted: que su comprensión de lo que es el amor, el entrenamiento y el ejemplo a los hijos sea más grande y más profunda que antes. Quiero que edifique sobre lo que ya sabe, utilizando los descubrimientos de muchos hombres que lo están empujando a tener éxito en su aspiración de ser un Papá campeón. Nuestra investigación sigue confirmando que el amor, el entrenamiento y el ejemplo son el fundamento para entender y practicar lo que nuestros hijos necesitan de nosotros como padres. Por eso dedicaré varios capítulos a estos tres componentes. Pero tengo que decirle ya mismo que estos tres factores no son independientes sino que se traslapan. Algunas veces no podemos decir dónde termina el amor y comienza el entrenamiento. Otras veces podemos pensar que estamos siendo amorosos, pero nuestros muchachos nos están “leyendo” como ejemplos a seguir. Por esto usted puede explicar con paciencia a su hijo o hija (como lo haría un entrenador sabio) asumiendo que él o ella piensa: Oh, mi papá sí que sabe de motores de combustión interna, mientras que él o ella está pensando, en realidad: Oh, no tengo la más mínima idea de lo que papá está hablando, pero sé que él me ama. Nuestro trabajo y nuestra responsabilidad como padres es amar, entrenar y ser ejemplo. Ninguna de estas partes es opcional. No podemos amar solamente y omitir el entrenamiento o el ejemplo. Pero a cada instante hacemos un mejor o un peor trabajo en cada uno de estos aspectos. Puede ser de ayuda imaginar los tres componentes de Papás campeones como un taburete de tres patas en el que se sienta una persona. Si falta una pata, o es demasiado corta, el taburete se ladeará. Al leer este libro, usted podrá saber si no ha estado dando mucha atención al menos a una de estas “patas”. Esa área requerirá que usted le dé una atención especial. Por fortuna, el traslapo puede servirle también de provecho. Un papá amoroso practica, por lo general, el entrenamiento y el ejemplo. Un papá descuella en entrenamiento cuando ama de verdad a sus hijos y es un modelo para ellos. Y es imposible no ser un ejemplo sobresaliente cuando se ama y se instruye.


#46250 Papa?s Campeones 13-24:Layout 1

22

4/13/11

3:27 PM

Page 22

PAPÁS CAMPEONES

Se da lo que se tiene Papás campeones tiene que ver también con el legado que usted deja a sus hijos. A los políticos se les pregunta qué clase de legado piensan dejar, pero eso normalmente da la impresión de ser un programa de relaciones públicas a largo plazo, una suerte de popularidad permanente. Con esta clase de legado, su familia y sus amigos de confianza estarán muy disgustados con la vida que usted tuvo, ¡pero los demás podrán pensar que usted fue maravilloso! Esa no es la clase de legado que tengo en mente. Pienso en un legado que deje una marca profunda, significativa y positiva en las personas que le conocen mejor. Herencia es el legado que usted ha recibido. Pero no es un tema que hoy esté de moda ya que suena como algo que usted almacena con antigüedades en el ático o en el sótano. Vivimos en una forma tan desenraizada que muchas veces parece que vinimos de la nada y de nadie; que simplemente aparecimos un día de pronto en nuestro vecindario. Las personas rara vez hablan de sus antepasados, y a menudo dan la apariencia de avergonzarse, ignorar o enojarse por su pasado personal. No sé qué piensa usted, pero esa no es la clase de herencia que yo recibí, ni la clase de legado que quiero dejar cuando ya no esté en este mundo. Sé que he sido bendecido con una rica herencia, y que se me ha confiado el buen nombre de mi padre y la historia de mi familia. Por eso, al hacer el intento de ser un buen depositario de lo que he recibido, tengo que asegurarme de agrandar esa herencia y dejar un legado sólido para mis hijos. Reconozco el hecho doloroso de que muchos papás no tienen las ventajas de una herencia positiva. Pero quiero inspirarlo y equiparlo como padre para que transforme cualquiera que sea la herencia que haya recibido en un legado positivo para sus hijos y sus nietos. El pasado no tiene que tener la última palabra en cuanto al futuro de su familia. Usted puede ayudar a revertir el déficit de paternidad que parece tan generalizado en nuestra cultura. Es, en realidad, el mejor regalo que puede dar a sus hijos. He conocido a muchos hombres cuya herencia ha sido absoluta-


#46250 Papa?s Campeones 13-24:Layout 1

4/13/11

3:27 PM

De un papá a otro

Page 23

23

mente una desventaja. A sus padres y a sus abuelos no pareció importarles qué clase de legado estaban transmitiendo. Pero he visto a estos hombres aceptar el desafío de hacer las cosas de manera diferente con sus hijos. Los he observado día tras día tomar con paciencia una herencia triste y vergonzosa, y crear legados que convertirán a sus hijos en adultos saludables y orgullosos de sí mismos. Por amor de sus hijos, no permita que lo que usted recibió como herencia le impida forjar su propio legado. En el Centro Nacional para la Paternidad comparamos a menudo el legado que dejamos con un gran maratón de relevo en el que se representa a cada generación como una etapa de la carrera. Cada corredor pasa el testigo al siguiente. La pregunta para cada uno de nosotros es: ¿Qué clase de legado pasaré a los que vendrán después de mí? Usted no puede cambiar su herencia, pero sí puede afectar en gran medida el impacto de la misma por medio del legado que le añada a ella.

El trabajo que usted no puede evitar Es posible que usted se esté preguntando ahora mismo si vale la pena tratar de ser un Papá campeón. Tal vez su padre lo decepcionó tanto que es reacio a llevar puesto el título de “papá”. Quizás él no le dio mucho con lo cual trabajar en el desarrollo de su propio legado. Pero no se rinda. Si tiene un hijo, la cuestión no es si usted es un padre. Es cómo hará el trabajo que no puede rechazar, y si se permitirá disfrutarlo. Los padres tienen un papel ineludible: enseñar. Enseñan cuando están presentes, y también cuando no lo están. Enseñan, incluso, cuando jamás están allí. Los padres enseñan bien o mal. Instruyen con lo que dicen, y con lo que no dicen. Son ejemplo por lo que hacen o no hacen. Usted no tiene una opción en cuanto a la enseñanza; lo hará de una manera u otra. Pero, ¿qué es lo que enseñará? Usted dejará un legado a sus hijos. Es posible que lo único que usted heredó de su padre fuera dolor, pero eso no es lo que tiene que dejar a sus hijos. Puede crear una nueva tradición. Si la paternidad ha sido un


#46250 Papa?s Campeones 13-24:Layout 1

24

4/13/11

3:27 PM

Page 24

PAPÁS CAMPEONES

descrédito en su familia, usted puede ser quien la convierta en una posición de dignidad y honra. ¡Es un desafío digno del mejor esfuerzo de un hombre! No conozco los detalles de lo que usted está enfrentando como padre y quizás como hijo. Pero sí sé que los principios medulares de Papás campeones le darán esperanza y dirección. El hecho de que usted consiguiera este libro, y de que lo haya leído hasta este punto, me dice que tiene el deseo que podrá convertirlo en un miembro del equipo de Papás campeones.

El primer día del resto de su paternidad El Centro Nacional para la Paternidad toma como su mandato las palabras escritas por un antiguo profeta judío, quien predijo lo que Dios tenía en mente para el futuro: “Él hará volver el corazón de los padres a los hijos, y el corazón de los hijos a los padres”… (Malaquías 4:6a). Confío en que cuando usted termine la lectura de este libro su corazón se habrá vuelto, más de lo que está ahora, hacia sus hijos. El privilegio de un padre y el desafío que Dios hace es que usted asuma el liderazgo en la vida de sus hijos. Siempre será más fácil que el corazón de ellos se vuelva a usted si saben que el corazón de su papá está lleno de amor por sus hijos. También confío en que usted decidirá ser parte del creciente movimiento de Papás campeones. ¡Hoy no es demasiado temprano —tampoco demasiado tarde— para comenzar a ser papá!


Papás campeones