Issuu on Google+

SAN FRANCISCO BILBAO LA VIEJA

PROYECTO PARA UNA PLAZA URBANA


I単igo Gracianteparaluceta


i ndex introducci贸n 11 conversaciones 13 barrio de papel 27 proyecto para una plaza urbana

77

conclusi贸n x memoria x bibliograf铆a x


i ntroducción ¿Qué caracteriza a un barrio? ¿Su arquitectura? ¿Sus habitantes? ¿Su memoria? Cuando la modélica industrialización dejó paso a un urbanismo canalla orientado al consumo y abierto de piernas a la pasarela de mayúsculas culturales, hubo quien siguió jugando a las damas sobre el viejo tablero en un motel de guerra de marinos. (…) La reactivación del entramado comunitario se puede plantear a través de proyectos que complementen el desarrollo urbanístico mediante dinámicas autogestionadas que promuevan la integración y la convivencia. Para ello es necesaria la adecuación del locus público en el eje Bilbao la Vieja–San Francisco, así como la generación de iniciativas concretas en el mismo.


Conversaciones El término insider, en una de sus múltiples acepciones, se refiere a la clase de persona que busca en sus viajes experienciar los usos y costumbres de un lugar desde una perspectiva local, entablando una relación natural con sus gentes, lejos de los circuitos turísticos establecidos y masificados. ¿No os hartáis de las guías de maquetación estándar que pretenden aglutinar las virtudes de un lugar en trescientas y una páginas impresas? Con el acceso al área a través de una serie de perspectivas locales, muere el mito —convertido en estigma— postmodernista que condena a San Francisco y a sus gentes al eterno retrato marginal y conflictivo.


LUISA ????????? Club Manhattan


Cuando llegó en el año 1979, Las Cortes era muy bonito, mucha gente, mucho público. Venían muchos barcos, de diferentes nacionalidades, y a cualquier hora de la mañana, la tarde o la noche, encontrabas gente de toda clase de banderas. Había muchos bares y muchas mujeres, muy bonitas, muy arregladas, muy presentables. La mujer antes se cuidaba mucho, bien maqueada. Daba gusto venir. Había, incluso, quien celebraba sus bodas, bautizos o cumpleaños. Era una época muy bonita, muy agradable. Luego fue, poco a poco, decayendo y hoy lo que ves es todo vacío. La riadas afectaron también a la zona. En los ochenta, todavía salían de discotecas. Había tiempo para ganar dinero y divertirte. A partir del ochenta y ocho, todo ha decaído. La mala inmigración ha perjudicado mucho. Se han ido muriendo los bares y el Ayuntamiento ha expropiado muchos locales, pagando lo que le ha venido en gana, también ha metido la peor calaña. Se quiere arreglar poniendo cámaras y policía, para nada, salen por una puerta y salen por la otra. Bajo su punto de vista el inmigrante está más protegido que el propio del país. Los fines de semana sueltan a los menores que tienen en centros y son los que roban, con una rapidez impresionante. A veces no te puedes girar y cuando quieres darte cuenta te están robando la cerveza de la cámara. Un día estoy aquí hablando por teléfono y por la barra estaba entrando un moro. No le metí un patadón en la boca de milagro. Tienes que estar… Ya no tanto. Llevamos un mes o dos que están, desde que han hecho una recogida, están un poco más calmados. Mucha gente que vivía aquí se ha ido a otros sitios a vivir. Unos porque el Ayuntamiento les ha expropiado la vivienda, les ha dado cuatro perras, y se han comprado donde han podido; otras a un piso que les ha dado el Gobierno Vasco. Hoy día dan más a los inmigrantes, que a la gente de aquí. ¿Y todo para qué? Para que lo metan a la máquina y otras cosas. El problema de la droga se ve muy mal. Cada uno que haga lo que quiera, pero que den ayudas y que la gente lo utilice… [–Encantada de conocerla. –Igualmente, cielo, cuando quieras. Bienvenida. Cuando quieras, ya sabes, estamos aquí . Sí. Por la noche cerramos tarde también. –¿A la mañana? Sí, a la una o las dos de la madrugada. –Vienes, ¿eh? – Sí, yo si eso la aviso. –Vale, de acuerdo. –Yo trabajaba muchísimo con ella, pero muchísimo, ¡eh? Yo trabajaba con ella muchísimo. Normalmente, que soy así, como tú me ves. Oye, y si salgo por ahí, pues déjame. Pues es un modo de para que vuelva él. –Sí, sí. –El otro día me fui con el chico este que conocí aquí. Estuvimos por ahí bebiendo. Luego tuve que venir en un autobús. Porque intentamos, metió su ésta y… –La tarjeta, y no le daba. –Le dio veinte. La cartilla –Ah, la cartilla claro. –¿Para qué yo le voy a traer aquí con veinte euros? –Claro. –Pero con la tarjeta sí. Con la tarjeta yo tengo …] Se ha perdido la educación, el respeto, la consideración, por la gente que trabaja aquí. Se cree uno que está de la mano de Dios. Ya te digo, antes la gente te defendía y te sacaba el pesado a la calle. Ahora les dices algo y te dicen el abecedario completo y hasta, si te descuidas, te saltan la mano y todo. Ahora ha cambiado muchísimo. [yo: de hace ocho años a esta parte, ha empezado una especie de repoblación de la parte baja del barrio de San Francisco. Han venido muchas galerías, han venido estudios, incluso de arquitectura, fotografía o moda… –Tapaderas.] Apenas tiene qué decir acerca de su relación con los sectores arriba citados. Como son con ese tema de ordenadores. No tiene vida. No es lo mismo ir a comprarte algo en la tienda, que estar comprándote algo por intermedio de una chatarra, por no decir. Galerías de arte, reciclaje. He visto que hay bastante cosa de ello.


La gente no se interesa por lo que había antes en el barrio. He visto dos o tres tiendas, poco va por ahí abajo, porque el trabajo le ocupa todo el día. Para ellos no tienen ninguna consideración, en cambio viene un inmigrante y le abres las puertas, le abres el negocio, no les cobran nada durante cinco años, ni impuestos ninguno. Pero antes de los cinco años, ¿qué hacen? Cambian a otro y continúan. En cambio tú quieres poner un negocio, siendo del país o pagando tus impuestos durante treinta y cinco años y resulta que te ponen zancadillas, porque yo he intentado poner un salón de billares para la juventud, de nueve de la mañana a diez de la noche y después de que me han cobrado no sé cuánto dinero en el ayuntamiento por tener un aparejador, un arquitecto, un… Bueno, todo lo que son esta gente. Después de haber obtenido todo esto, después de haber realizado todo lo que me han mandado hacer, cuando voy a por la licencia de apertura, que según ya la tenía concedida, se me dice que tengo que insonorizar. Y yo pagando durante siete meses una cuota de setecientos euros la lonja. Y cuando voy me dicen que no, hay que insonorizar. ¿Y sabes cuánto me costaba la insonorización? Treinta mil euros como mínimo y, ¿cómo voy a insonorizar una lonja que no es mía? No lo hago con ésta, que es propiedad, ¿voy a insonorizar una lonja ajena? Eso es una falta de… no sé cómo decirlo. Que lo normal es cuando tú vas “quiero abrir un negocio” de esta manera, es así, voy a poner billares, voy a poner maquinitas de Coca–Cola, para juventud. Se dice, sí, a parte de que tienes que poner la rampa para minusválidos, no sé qué, te deberían informar de todo, de todo, para que no te pongas a gastar. Como yo, me he gastado un dineral en esa lonja y luego la he tenido que dejar. Te ponen obstáculos por todas partes. Te ponen zancadillas. En cambio viene uno de fuera y de la noche a la mañana ya están recibiendo la paga. Están recibiendo lonjas y etc. Que mejor me callo. Aquí por ejemplo han puesto unas muy bonitas. Ahí en Hernani. He visto temas que verdaderamente se ve que son actos de cultura. Por aquí creo que también, esta calle, creo que han puesto algo más. Pero yo me refería a los negocios que han puesto. A todos los negocios que han puesto aquí. Pero sí, hombre, un poco de cultura, un poco de ilustración… Moverlo un poco más, como es debido. Como en el museo que hay aquí. Está muy bien, ¿verdad? Debería de existir un poco más de comunicación, más de todo entre nosotros. Como éramos antiguamente, que nos precisábamos el uno del otro y siempre nos teníamos. Ahora parece que somos, que no… extrañísimos para todos. El color. Es como aquí, que vas a recrearte en una zona que especial para el turismo y es tan blanca la tierra que parece nieve. Y se levantan las escamas así. Impresionante. Nosotros llevábamos abrigo y nos sacábamos foto como que estábamos en la nieve. Y colaba. Allí en Paramaribo, Suriname. Y luego, el río por ejemplo era un río de agua corriente, negra como el color de la Coca–Cola el agua. Totalmente. Natural. Supongo que será porque, como hay tantas plantas alrededor, seguramente por las plantas, por las raíces, por lo que sea. Pues te perdía ahí. Te perdías debajo del agua. Muy bonito. Qué maravilla. Conozco una chica de Brasil que me comentaba en su país hay sitios en los que la arena es negra. Yo nunca he visto la arena negra. La tierra sí. Qué bonito. Como en Panamá. Panamá tiene también el agua (ough) transparente. Vas donde quieras y ves el fondo del mar. Al menos era antes. [yo:¿Qué contacto guarda con Argentina? –Poco.] [yo: ¿Qué conoce de España? –¿Aquí? Sevilla, Valencia, Málaga, Castellón. Conozco un poco de todo.] Vivo muy bien aquí. Vivo muy bien. Estoy además en un local que me gusta. Me relaciono un poquito con la gente. Luego intento arreglarlo, ahora lo he adecentado un poco, porque lo tenía alquilado y me lo habían dejado hecho una cuadra. Me lo habían pintado todo de azul, de ese azul que tienes ahí. Todas las paredes, el techo, la barra y todo. Le voy cambiando poco a poco. Me falta cambiarle estos cristales, que todavía no he ganado para pagarlos. Pero bueno. [–El segundo será el vencido, ¿eh?]


JAVIER NEVADO ANTI liburudenda


Javier Nevado. Lorenzo Rocha, arquitecto mexicano. Lara Almarcegui “La guía de descampados de la ría Bilbao” 2000 – 2001 – 2003 2003 – 2004 2004 – 2005 2005 –

Estudia Bellas Artes. Vive en la calle Hernani. Se traslada a Francia. Desarrolla el proyecto de ANTI. Trabaja en San Francisco, pero no reside.

No tenía demasiada información acerca de San Francisco hasta que empezó a vivir en el barrio. Sitio complicado, marginal. Sórdido. A los que pisan todos los días el barrio, les cuesta más ver los cambios. Tenemos que verlo en perspectiva para ver si la situación está mejorando, está estancada o empeorando. Cuando recaló no había empresas culturales, había debido a los precios de los inmbuebles muchos artistas instalados. El tema de la droga era entonces mucho más palpable en la calle. Ahora es residual. En Dos de Mayo hay un local al cual, a diario, asiste gente para tomar metadona, que intenta rehabilitarse y que no genera ningún conflicto, cosa que a finales de los noventa, se producía. De la misma manera que hay un gran volumen de población inmigrante en las calles sin molestar a nadie. Los hay, que crean problemas, lo cual es minúsculo. Por la cantidad de población irregular, y por lo tanto en situación precaria en su mayoría, que ha llegado al barrio, se ha generado un escenario socioeconómico problemático. Colectivos: datos comparativos de la situación social y económica del barrio en relación con otros barrios de Bilbao y del País Vasco. El desequilibrio es clamoroso. En el espacio urbano el cambio ha sido sustancial. La remodelación de la plaza del Corazón de María, por ejemplo se ha hecho bien. A pesar de que haya algunas cuestiones necesarias, como es el alumbrado —lúgubre, añade— en algunas calles, como Dos de Mayo o Hernani, que no ha sido remodelado. Plantea la peatonalización asimismo de ciertas calles. Lo cual le parece urgente. Esa masa marginada y precarizada salga adelante, encuentre trabajo, Las escuelas del barrio. La escuela pública de Miribilla corre el riesgo de convertirse en un gueto. Hay una gran dificultad para poner en práctica proyectos pedagógicos. El absentismo escolar se mezcla los niños y adolescentes que van y presentan serios problemas que no están siendo gestionados eficazmente. El barrio es excepcional, positiva y negativamente. Y como tal exige medidas extraordinarias. A los mejores en cues: gente concienciada y preparada para afrontar cierto tipo de marcos conflictivos.


Los agentes de policía destinados al barrio no pueden tener expedientes por malos tratos o racismo. Por el contrario, han de ser personas formadas y concienciadas, que sepan afrontar cierto tipo de situaciones, que controlen otros idiomas. Lo que puede verse es lo contrario. El verdadero problema del barrio es el estigma que tiene. Si se hiciera una labor, tratando de proyectar una imagen diferente, convencida, con voluntad y desde frentes diversos —urbanismo, protección social, incluso, policial— trabajando con desde otra perspectiva el barrio saldría adelante. Estigma que, por otra parte, desde una posición externa. Cuando se accede a la realidad del barrio a través de personas que ya están dentro, sean residentes o trabajadoras en el área, se ve tal y cómo es, lo cual dista bastante de la concepción que pueda tenerse viéndola desde fuera o a través de concepciones creadas en esferas periféricas. La estrategia de gentrificación planteada en el barrio, lejos de atajar los problemas existentes, no haría sino desplazarlos a otras áreas urbanas. La atracción de un modelo comercial y cultural basado en el main stream, al llamado Soho bilbaíno —como, durante un tiempo, fue llamado— conlleva la emigración del conflicto, lejos de ponerle solución. En el Ayuntamiento se observan fuerzas claramente diferenciadas. Hay posturas concienciadas, las cuales creen en el barrio, así como especulativas, que no ven sino un área ventajosa en pleno centro de la villa. San Francisco es ejemplar en lo que a movilización social se refiere. Hay un montón de colectivos que residen y actúan dentro del barrio. El movimiento vecinal es potente. Como ejemplo cita el evento Arroces del Mundo, cuya esencia es la transformación de la multiculturalidad que hay en el barrio en interculturalidad. Lo cual sigue faltando. De alguna manera, la población que trabaja en el barrio puede, en muchos casos, conocer mejor su realidad que la parte propiamente residente, que sale temprano y vuelve para dormir. En parte, por la cantidad de horas que se está en la zona —trabajo, comidas, compras personales, reuniones con agentes—. El exotismo en un comercio es un valor añadido. No sólo por el producto en sí, sino porque una persona inmigrante, no provoca desconfianza, sino empatía. Atiende a un impulso inconsciente de nutrirse de algo diferente o desconocido. Incluso en Indautxu o en Getxo seguramente haya comercios regentados por magrebíes, paquistaníes o africanos negros y, si no los hubiera, seguro que funcionarían con buenos precios o un buen servicio. No cree que la mayor parte de la población en Bilbao sea racista. La manera en la que se afrontan situaciones en las cuales existen agentes de diferentes, orígenes o culturas, está íntimamente ligada a una cuestión educacional y generacional. El lugar en la memoria que evoca Javier es una cala. Está buceando en ella con unas gafas y un tubo. Tiene una relación con el mar, allí donde mejor se encuentra, muy intensa.


OKELA sormen lantegia


Barrio de papel Al principio todo lo recogía con la mirada. Observaba detenidamente los movimientos de la gente: sus palabras, sus andares, sus gestos. Pero fijándose bien, ¡hay tanto papel muerto en el suelo! En las alcantarillas, en los contenedores y dentro de las papeleras o —condenados por la vaguedad— tirados junto a ellas. En mis derivas recolectaba casi todo lo que fuese de papel. Éso y otras tantas fotografías que tomé de carteles, anuncios, etcétera, por resultar más interesante que su recogida. El papel encontrado (genera de paisaje) es una constante en el paisaje de cualquier área urbana. Sin duda, constituye también un rastro, una huella, de los usos y consumos de la gente en un determinado contexto. Posee, asimismo, una expresividad bien acotada, tiene esperanza de vida y es un formato de comunicación básico dentro de una comunidad. El aspecto plástico del papel parece inagotable. Sus transformaciones muestran formas, texturas y colores diferentes y siempre muy interesantes. Aún entrados de lleno en una era digital, el papel impreso sigue ocupando un rol primordial en muchas facetas de la vida. Importancia que descansa sobre cualidades tangibles, sensibles.


Packaging alimentario: bandeja de cart贸n & bolsita para reposter铆a.


Otro ejemplo de packaging, en este caso para fruta.


Ropa. Arriba, factura de compra. Abajo, etiqueta de pantal贸n.


El papel participa de muy diversas maneras en un sinfín de procesos: deportivos, financieros, administrativos, culturales, publicitarios, higiénicas, etcétera. Un altísimo porcentaje de promociones comerciales tiene una vertiente de papel. Pel eati officit optatur? Hillaborem laboritatem rem hilles corercide pa vellest moloria essitione sin resto beaquuntora volorpore, quatio excearumque delitas comnis magnimo temquis explame ereri ulluptatios everis dit fuga. Ecat. Occabo. Xim labo. Lenis eos magnisit volorest omnis es dolupta quias venienditis velia same rehende nimagnam apienis dus pro coresti urehent pro te dolent et veliqui deritatur? Ad mo bea aut rem estis dolupidiae prest pra doluptas pla vel ea pres ex endus eicatiumque laborporum quibus, simus, a nimus doloreh endebis et ute exerunt dolut quiam rerrovitae dolorer spidita quibus doluptibusa dolliqu idusae. Ut ut experiorem aliquidel idus eost iligend andist, tem neceritam accae vel ipiet quam venisquia dolorer iostio et licatae venimus si inulliti blam ut pro imus, oditium nonsed exerum voluptur si rest adis dio. Cimus etur, accus untotas et poressit aut int.

Es habitual encontrar flyers tirados en cualquier lado. Este pertenece a una cadena de pizzerías italianas.


En la zona hay numerosos establecimientos de comida rรกpida. Especialmente de fast food รกrabe.


Son comunes los kioskos, los todo a cien, las tiendas de electrónica y las licorerías. Estas producen y/o canalizan papel proveniente de diversas fuentes. En la siguiente página puede apreciarse esta variedad: packaging alimenticio, garantía de productos electrónicos y coleccionables deportivos.


Muchos envases poseen cintas adheridas que acaban, como ĂŠsta, tiradas en el suelo.


«Aquí se tira todo». Envoltorio proveniente de una pescadería. Véanse las escamas.


Letrero —breve, claro y conciso— de origen desonocido. A la derecha, el dorso.


Endition ra sae vitibus ma dit andit in cum qui blaccum venimin ventiasit fugianihitis restio di ataquam alibus eius, illaute ctorept atemolut et dolorem sitas aut qui blabo. Lor sim antiis nusti bea autem accae sequodi berum quis et volor alique nihiliqui dollam nonestio. Edi dolum quam, comnis quae. Ut dolupti tem accus eicipsamus, sitatae praeri dolendit quiaes asi iusa nullesed molecum as explaccae nonsedi genist et andem incit, ne niat quia sinuscit, ut quis et es acculpa quatiscid utectur soluptas et re sinum am aruntum hit as exerum cuptati onsectus. Hendani que nientota dent, inctis et veliqui ommo totatio te nest esequi volore pro excersp erecuptatio. Perit eliciae pelendi sequassum siti velibeatem idunt rem harum quideni tasperum corio blande La utilidad puede conferir al objeto su identidad, ergo una nomenclatura. Cuando éste pierde su función, sujeta al popular concepto de obsolescencia programada, se transforma y accede al baúl–palabra, palabra baúl: basura. En la siguiente página no hay una huevera, sino basura. Necerestore, sus, ut alit, sunt quis voluptae porita eum et estrunt ero bearumet qui qui rest, con natur moluptation num res ande nem voluptae odi tem audam fuga. Aximet quis parum ullique conseque pore dolupta tionsequi ommolorunt volorumet venia sequi cus. Ut quaepera none ilit restiis qui quidellabo. Nam untiant inctem dolore dolorro quisquis nullanienis prestio. Nam quos ate am ut reperit, sanitatus se volutat. Em sam alictotat facid que cume res experia vent et magnima ximporia simet quidipi taturitatur alignimi, iunt eost, officim oluptas et rente pratur sunt es dolorru ptatque est, vendanihit pore nes ipsum doluptium, ut eius aut qui resciis dolenducia volorum, occum ex exceper itibus consequ iducid molori utas renecaeptat pe mostrum conseque imiliquae post ut rerumque explita sperchilis voloreictem explaboris et et, nobis denimus estiusciento volo dit lant quunt quam, untur? Qui to comni autem faceria autet lam que necepel lautet etus dionsectur audam expedi asi rerum qui officabore cusaerion pa evelia perum ipiet, tem fugiae nam quasitint quiaepedit, ut et quatenimus nulparum ipsantium, que estem iusdae simi, quosa qui num fugiaspic to esto maximint liberspient erchic tem aute reperumque experspero qui dercita epernam rem. Delectusapel ipiet od molorpore necea cum sum reperum et omnisciliquo et, si ullatempori dit ipid moluptate porro eveliquid min restem et voluptat maion nos eum renis ea sequam ra iducitas mi, sam, officid enihil militis magnis delia doloria esci ipis doleniae expelig nihilig enimusdae. Ilignis volupta tiorem quodit volorehent, sequias nihil ipsum fugit, eiciatur? Poriberis aliae volupta temostis pe vent qui non porporepudi dolore, sus.


Parte del registro de un pago electr贸nico e instrucciones de conexi贸n a internet.


Actividades infantiles para aprender inglĂŠs.


El paso de la gente, deja en muchas ocasiones huellas sobre los restos de papel, que son Ăşnicamente apreciables por una de sus caras. En estas pĂĄginas y en las siguientes, se pueden apreciar los diferentes registros.


La promoción de eventos culturales ocupa también un porcentaje elevado de las impresiones en un área urbana. Pósteres, flyers, revistas, etcétera.


BURN IT ON SILVER & PAINT IT BLACK


¡Menudo hallazgo! Nunca hubiese esperado encontrar una cartilla de peregrino en Sanfran. Ésta pertenece a Thomas Ripard. Sería interesante registrar como acción artística la búsqueda, el contacto y la posterior devolución a su dueño.


多Residuo? 多Escultura?


多Residuo escultural? 多Escultura residual?


PROYECTO PARA UNA PLAZA URBANA


M emoria Me mudé al Casco Viejo de Bilbao en el año 2006. He asistido, por lo tanto, al surgimiento del ensanche de Miribilla y con él, algunos conflictos de índole social y/o urbanística. Al menos, los que conciernen de manera más cercana a San Francisco y Bilbao la Vieja. Entre los meses de febrero y julio de 2014, tras un periodo de casi tres años en el extranjero, tuve la suerte de recalar en la calle Iturburu del barrio de Bilbao la Vieja, coincidiendo con el último semestre de mi licenciatura de Bellas Artes en la Universidad del País Vasco. Cuando regresaba a casa y pasaba por la plaza que da pie a la calle, pensaba en las posibilidades que albergaba aquel espacio desamparado —¡chica, tú tienes posibilidades!—. Motivado por las asignaturas de Nerea Legarreta e Isusko Vivas —Sistemas de impresión y Arquitectura y paisaje urbano, respectivamente— comencé a trabajar sobre las posibilidades del espacio, así como en la documentación de las diversas características que el entorno albergaba. Redacté un índice para dirigir los principios desde los cuales partiesen los trazos que dibujarían Proyecto para una plaza urbana. Los sucesivos cambios en su conformación, las contracciones, absorciones y las variaciones en su orden denotan el carácter dinámico por el que la investigación se ha regido. Un estudio cuyo fin ha sido eminentemente el de la generación de conocimiento, completando un pensamiento consciente en torno a un área metropolitana. De ahí, de ese pensamiento, ha surgido el Proyecto para una plaza urbana.


BIBLIOGRAFÍA Augé, Marc. Los no lugares. Espacios del anonimato. Una antropología de la so-bremodernidad. Barcelona: Gedisa, 2001. ISBN: 84-7432459-9. Fernández Gil, Natalia. Cualidades comunes de la escultura pública y el mobiliario urbano en el espacio colectivo de la ciudad. Montaner, Josep Maria; Muxí, Zaida. Arquitectura y Política, ensayos para mundos alternativos. 1ª ed. Barcelona: Gustavo Gili, 2012. ISBN: 978-84-252-2437-9. Panofsky, Erwin. La perspectiva como forma simbólica. Barcelona: Tusquets, 1999. ISBN: 978-8483106488. Vivas, Isusko. Entre la escultura y el mobiliario urbano. Del monumento hacia la escultura y sus derivaciones como mobiliario en el espacio público urbano. El caso de Bilbao: regeneración urbana de la ciudad postindustrial. Dirigida por Ana Ma-ría Pilar Arnaiz Gómez. Universidad del País Vasco: Facultad de Bellas Artes, Departamento de Escultura, 2005. ISBN: 84-8373-737-X WEB Lorenzo Rocha / o u t r Huerto Invernadero Urbano. (s.f.). de http://mexicodesignnet.com/ Cantarranas, plaza independiente. Urbanacción 07/09. Pág. 316 Recuperado el 10 abril de 2014, de http://issuu.com/malashierbas/docs/urbanaccion/316 Eltono, public space artist. Eredu, mural. de http://www.eltono.com/es/projects/eredu-mural-bilbao/ Esto no es un solar. Proyectos para la rehabilitación y el mantenimiento de espacios urbanos. http://estonoesunsolar.es/


Proyecto para una plaza urbana.