Issuu on Google+

M贸dulo de Lectoescritura

Normas Ortogr谩ficas


Uso de la • Se escribe con b toda palabra en que el sonido b preceda a otra consonante. (Ej.: Abdicar, abdominal, hombre, pueblo, súbdito) * Una excepción a esta norma es la palabra Ovni, que originalmente era una sigla (objeto volador no identificado). • Se escriben con b todas las formas de verbos terminados en -bir, -buir, -aber (Ej.: Escribir, atribuir, haber), excepto hervir, servir y vivir. • Se escriben con b las terminaciones -ba, -bas, -bais, -ban. (Ej.: Llegaba, terminabas, animabais, alargaban). • Se escriben con b las palabras que empiezan por los sonidos bibl-, y por las sílabas bu-, bur- y bus-. (Ej.: Biblioteca, burro, búsqueda). • Se usa también en el pretérito imperfecto del verbo ir: iba, íbamos.


Uso de la • Se escribe b siempre después de la letra m (Ej.: Ámbar, cambio, embestir, combinación, embudo). • Se escriben con b las palabras que empiezan con los prefijos: bi, bis, biz (dos veces); bene (bien) y bio (vida). (Ej.: Bicicleta, bisexual, biznieto, benefactor, biología). • Se utiliza la b en palabras que empicen por al y ar. (Ej.: Alba, albacea, árbitro, árbol, arbusto). Se exceptúan palabras como arveja, álvear y Álvaro. • Se usa en palabras terminadas en b, como baobab, club, Jacob y esnob. • Se escriben con b todos los compuestos y derivados de las palabras que se escriben con esta letra, como abanderado (de bandera); innoble (noble); parabrisas (brisa); improbable (probbilidad).


Uso de la • Se escribe v después de la letra n. (Ej.: Envase, convidar, investigación, invidente, invasor, invento). • Se escribe con v después de las sílabas -ad, -di, -ob y -sub. (Ej.: Advertencia, diversión, obvio, y subversivo). Se exceptúa la palabra dibujo y sus derivados (dibujante, desdibujar…). • Se escriben con v las palabras compuestas que comienzan con los prefijos vice-, viz-, vi- (‘en lugar de’ o ‘que hace las veces de’) y villa-. (Ej.: Vicerrector, vizconde, virrey, villano, Villavicencio). • Se escriben con v las palabras que empiezan por eva-, eve-, evi- y evo-. (Ej.: Evacuar, eventual, evidente, evolución). Se exceptúan ébano y sus derivados (ebanista, ebenáceo). • Palabras terminadas en -viro, -vira, -ívoro, -ívora. (Ej.: Triunviro, Elvira, hervíboro, carnívora). Se exceptúa víbora.


Uso de la • Se escribe v después de la sílaba –ad. (Ej.: Advenimiento, advertencia). • Se escriben con v los adjetivos llanos (sin tilde) terminados en -ava, avo, -eva, -evo, -ivo, -iva, -ave. (Ej.: Octava, longeva, nuevo, posesivo, negativa, grave). • En el verbo ir, en los presentes del indicativo (voy, vamos, van); en el subjuntivo (vaya, vayamos) y en el imperativo (ve). • En todas las formas de los verbos terminados en -ervar, -ivar, -olver y over. (Ej.: Conservar, avivar, absolver, llover). • Se escriben con v los compuestos y derivados de palabras que llevan esta letra, como altavoz (voz); prever (ver); lavavajillas (vajilla).


Uso de la • Se escriben con w algunos nombres propios, y otras palabras de origen extranjero -principalmente, alemán e inglés-. (Ej.: Wagneriano, Washington, waterpolo, Wilfrido, Walter). •En palabras plenamente incorporadas al español, la w ha sido reemplazada por v o por gü (en las de origen inglés). (Ej.: Güisqui - vagón - vals - vatio - volframio.)


Uso de la • Se escriben con h las palabras que empiezan por los diptongos ie-, ue-, ui-. (Ej.: Hielo, hueco, huída, hierba, huésped, huilense). • Compuestos y derivados de dichas palabras (helar, hospedar, herbívoro). Se exceptúan las palabras: Osario, óseo, osamenta (de hueso); oval, ovario, ovoide, óvulo, ovíparo (de huevo): orfandad, orfanato (de huérfano); oquedad (de hueco). • Se utiliza la h inicial para palabras que empiezan por prefijos los griegos: Hagio (santo) - hagiografía; halo (sal) - halógeno; hecto (cien) - hectárea; hemi (medio) - hemeroteca; hemo (sangre) - hemoglobina; hepta (siete) heptágono; heter (distinto) - heterogéneo; hex (seis) - hexágono; hidro (agua) - hidratación; hier (sagrado) - hierático; hipno (sueño) - hipnósis; hipo (‘debajo de’ o ‘caballo’) - hipodérmico, hipódromo; homo (igual) – homosexual.


Uso de la • Se escriben con h las palabras que empiezan por hum- horm- y horr-, seguidos de vocal. (Ej.: Humano, humedad, hormiga, hormona, horror, hórreo). • Todas las formas de los verbos haber, hacer, hallar, habitar, hablar, etc.: Ha, hay, habeis, hacemos, hacen, hallen, hemos, habitad, hablen… • Palabras terminadas en -huete, -hueta, -huela. (Ej.: Cacahuete, alcahueta, vihuela). • Las formas verbales he, has, ha, han, cuando van seguidas por la preposición ‘de’ y un infinitivo y cuando van seguidas de un participio (terminado en -ado, -ido, -so, -to, -cho). (Ej.: Ha comido, has de observar, he terminado, han dicho, has de memorizar).


Uso de la • Se utiliza la h en las siguientes interjecciones: ¡Ah!, ¡Eh!, ¡Oh!, ¡Bah!, ¡Hola!, ¡Hurra!, ¡Huy! • Los compuestos y derivados de palabras que lleven la h en posición inicial o media, como ahorcar (horca); deshonra (honra); habladuría (hablar); hallazgo (hallar); humareda (humo); deshora (hora; inhábil (hábil). •Aunque las formas sin h, son más comunes, la RAE (Real Academia Española), reconoce como válidas las siguientes palabras con h: acera / hacera arpía / harpía armonía / harmonía iguana / higuana arpa /harpa ujier / hujier


Uso de la • Se escribe con m antes de las letras p y b. (Ej.: Complot, enjambre, cambio, romper, timbre, trampa). • De acuerdo con lo anterior, los prefijos con-, en-, in-, se convierten en com-, em-, im-, cuando preceden a una p o una b. (Ej.: Compadre, componer, embotellar, empacar, imborrable, impermeable). • Se utiliza la m antes de la n en algunas palabras: Alumno, amnesia, amnistía, calumnia, columna, himno, indemne, indemnizar, omnibus, omnipotente, solemne. • Al final de palabras procedentes de otras lenguas o voces cultas. (Ej.: Álbum, currículum, ídem, islam, ítem, réquiem, ultimátum. • Antecediendo a la n en estas cuatro palabras únicamente (aunque la RAE valida la grafía sin la m): m) Mnemotecnia, mnemotécnico, mnemotécnica, mnemónica.


Uso de la • Se escribe con n delante de las letras f y v. (Ej.: Confesar, convite, enfado, envío, informe, invitación). • Por regla general, se escribe n ante cualquier consonante que no sea p o b. (Ej.: Asunto, enjundia, ingrato, danza, encerrar, índole, enlodar, enseñanza). • Se emplea la n al final de las palabras, salvo en los casos mencionados anteriormente en los que se utiliza la m. (Ej.: Almacén, cajón, jardín, maletín, pan, truhán).


Uso de la • Al principio de una palabra la r se utiliza simple. (Ej.: Ramo, Rosa, Reto). • En medio de una palabra, después de l, n, s y en algunos casos b -cuando no hace parte de la misma sílaba con la r siguiente-. (Ej.: Alrededor, enredo, israelita, subrepticio). • En palabras compuestas, al principio del segundo elemento cuando está precedida por un guión. (Ej.: Anglo-ruso, hispano-romano, político-religioso). • En el interior de palabras y enrte vocales, cuando la pronunciación es más fuerte que la de la r simple, se emplea rr. (Ej.: Arriba, arroyo, marrano, correo, zorro). • Cuando una palabra que comienza por r pasa a formar parte, como segundo elemento, de una palabra compuesta sin guión intermedio, se escribe rr. (Ej.: Vicerrectoría, irrompible, prórroga, pararrayos, pelirrojo).


Uso de la • Se escriben con g las palabras que contienen el grupo -gen-. (Ej.: Genética, divergente, origen, género, agenda, virgen). Se exceptúan avejentar, jengibre, berenjena, comején, ajeno, enajenar. Jenaro, ajenjo y jején. • Las palabras que incluyen el grupo -ges-. (Ej.: Gesticula, ingesta, digestión, gestante). Se exceptúan majestad y sus derivados (majestuoso, majestuosidad). • También se escriben con g las palabras compuestas con -geo- (tierra). (Ej.: Geografía, hipogeo, geometría, geología). • Las palabras que terminen en -logía (ciencia, tratado). (Ej.: Psicología, cosmología, farmacología, mitología). • Las formas de los verbos terminados en -ger, -gir, -igerar. (Ej.: Acoger, elegir, morigerar). Sin excepciones las palabras tejer, crujir, brujir, anejir, grujir y sus derivados o compuestos.


Uso de la • Se utiliza la g para las palabras que tienen las siguientes terminaciones (con sus correspondientes femeninos): Gélico (evangélico): genario (octogenaria); génico (fotogénico); géneo (homogénea); génito (congénito); genio (ingenio); geno (andrógeno); gésico (analgésico); gesimal (sexagesimal); gésimo (vigésimo); gético (energético); giénico (higiénica); gia (magia); gía (pedagogía); ginal (original); ginoso (oleaginoso) gio (regio); gión (religión); gional (regional); gioso (contagioso); gionario (legionario); gírico (panegírico); gismo (silogismo); ígena (indígena); ígeno (oxígeno); ógica (lógica); ógico (antropológico). Se exceptúan apoplejía, bujía, crujía, espejismo, herejía, lejía, paradójico, salvajismo, entre otras. • También se utiliza la g delante de m y n. (Ej.: Agnóstico, ígneo, consigna, enigma, maligno, segmento.


Uso de la • Se escriben con j las palabras que contienen la secuencia -ja-, -jo-, -ju-. (Ej.: Caja, mejor, juguete, jarabe, joven, juez). • Derivados y compuestos de palabras que llevan la j antes de a, o, u, como cajero (caja); vejestorio (viejo); jugador (jugar). • Todas las formas de los verbos que llevan la j en su infinitivo. (Ej.: Dejaré, fijarán, homenajearemos, trabajas, canjeamos). • Palabras terminadas en -je, -aje, -eje, -uje -jero, jería. (Ej.: Canje, pasaje, hereje, apretuje, cerrajero, mensajería). Son excepción a esta regla: Ambages, auge, cónyuge, esfinge, falange, faringe, Jorge, laringe y las formas verbales cuyo infinitivo se escribe con g, como protege.


Uso de la • Formas de los verbos en que, por irregularidad, entran las secuencias je-, -ji- sin que en el infinitivo haya g ni j. Como ejemplos tenemos: Trajéramos (traer), dijera (decir); produjera (producir); tradujo (traducir); redujeran (reducir). • Se utiliza también la j en palabras que empiezan por eje-. (Ej.: Ejemplo, ejército, ejecución, ejecutivo). • En posición final de: Boj, carcaj, reloj


Uso de la • Se escriben con ll las palabras terminadas en -alle, -elle, -ello. (Ej.: Calle, fuelle, aquello, detalle, muelle, sello). Se exceptúan plebeyo y leguleyo. • Igualmente van con ll las palabras terminadas en -illa e -illo. (Ej.: Chinchilla, cuchilla, mejilla, chascarrillo, frenillo, tornillo). • En palabras que empiezan con fa-, fo-, fu-. (Ej.: Falla, follaje, fallecer, fuelle, folleto).


Uso de la • Se escriben con y los plurales de palabras que terminen con y. (Ej.: Bueyes (buey); ayes (ay); leyes (ley); virreyes (virrey). Las excepciones son: samurais (samuray) y jerséis (jersey). • Palabras que contienen el grupo -yec-. (Ej.: Inyección, abyecto, proyecto, trayectoria). • Palabras empezadas con ad-, dis-, sub-. (Ej.: Adyacente, disyunción, subyugar). • Formas verbales que no tienen ll ni y en su infinitivo -terminaciones ar, er, ir-, pero la admiten por irregularidad. (Ej.: Cayó (caer); construyó (construir); atribuyó (atribuir); poseyó (poseer). • Se utiliza la y al principio o en el interior de una palabra si va seguida de vocal. (Ej.: Boya, ensayo, yacer, yate, yerno, paraguayo).


Uso de la • Al final de palabras cuando va precedida de vocal y no recae sobre ella el acento. (Ej.: Estoy, convoy, buey, hoy, rey, soy, muy). -En caso contrario, es decir, si al final de la palabra sí recae el acento, se escribe con i. (Ej.: Alhelí, oí, reí, leí, rehuí, constituí).


Uso de la • Se escribe con c delante de las vocales e, i, salvo en las palabras que se escriben con z. (Ej.: Célibe, cita, mecedora, ocio, paciente). • Los verbos terminados en -cer y -cir y -ciar (Ej.: Conducir, perecer, ensuciar, vaciar, producir, hacer). Se exceptúan coser, ser, toser y asir. • También llevan c las palabras terminadas en -áceo, -acia, -icia, -icie, -icio, encia y -ancia. (Ej.: Grisáceo, falacia, inicia, superficie, ficticio, conciencia , elegancia, rosáceo, gracia, ictericia, planicie, vitalicio, urgencia, prestancia). Algunas excepciones a esta norma son Asia, ansia, idiosincrasia y Alisio.


Uso de la • Se escribe con s las palabras que comienzan con la sílaba es-, seguida de b, f, g, l, m, q. (Ej.: Esbirro, esbozo, esfínter, esfera, esgrimir, esgrima, eslabón, eslovaco, esmeralda, esmero, esquilar, esquivo). Se exceptúan palabras como exfoliar y exquisito.

* Debido al ceceo propio de los latinoamericanos (pronunciación igual de la c, la z y la s); es muy difícil ofrecer reglas que eviten confundir dichas letras.


Uso de la • Se escribe con z delante de a,o,u. (Ej.: Zapato, zócalo, zumo, esperanza, pozo, cazuela). • Delante de e, i en algunas palabras –muchas de ellas nombres propios y/o proceden de otras lenguas- (Ej.: Ezequiel, nazi, Zenón, zigzag.) • Antes de c en algunas formas verbales (1ª persona del singular, presente indicativo y subjuntivo, en verbos cuyo infinitivo termina en -acer, -ecer, -ocer, -ucir. Por ejemplo: Nazco (nacer); parezco (parecer); conozca (conocer); produzca (producir). • Delante de consonante -en muy pocas palabras-, especialmente las terminadas en azgo. (Ej.: Almirantazgo, azteca, izquierda, liderazgo, noviazgo). • Al final de palabra cuyo plural termina en –ces. (Ej.: Arroz (arroces); eficaz (eficaces); nariz (narices); pez (peces); raíz (raíces); voz (voces).


Signos de Puntuación • El Punto – (Seguido). Pausa simple, superior a la coma (Aparte). Cambia de párrafo (Final). Señala el final del texto.

• La Coma – Pausa breve, enumeración. (Ej.: ‘Llegamos, descansamos un rato y después comimos’; ‘para el paseo debo llevar morral, carpa, linterna, botas y enlatados’).

• El Punto y Coma – Pausa intermedia. (Ej.: ‘El trabajo lo hice con Carolina, Pedro, Martha la de segundo; Juan y Camila’).

• Los Dos Puntos – Pausa que llama la atención sobre lo que sigue. (Ej.: ‘La conclusión a la que llegué fue la siguiente: no se puede…’ ‘Queridos hermanos: estamos reunidos hoy para…’)

* Después de un punto siempre se escribe con mayúscula (salvo cuando es el punto de una abreviatura; después punto y coma se escribe en minúscula).


Signos de Puntuación • Los Puntos Suspensivos – Indican que el sentido queda en suspenso, que de antemano se conoce el resto o se utilizan para omitir ciertas expresiones -como las groserías-. (Ej.: ‘sólo el tiempo lo dirá…’; ‘cuando el río suena…’; ‘Me dijo que yo era un…’).

• Los Paréntesis – Se utilizan para hacer aclaraciones. Por ejemplo: ‘Sólo yo podía entenderlo (nos conocíamos desde niños) y por eso…’; ‘el mecanismo se dañó porque no era water resistent (resistente al agua)’.

• Las Comillas – Citas, traducciones, relieves, ironía, títulos. (Ej.: como bien decía Séneca: “Importa más lo que tú pienses de ti mismo, que lo que otros piensen de ti”; estoy asombrado con tu “sabiduría” -tono irónico-; Gabriel García Márquez es célebre por su obra “Cien Años de Soledad”).


Bibliografía • Máster – Biblioteca Práctica de Comunicación. Comunicación. Editorial Océano Tomo 8, págs. 23 a 52.


Normas Ortográficas