Page 1

Definición de creatividad 2.1 La creatividad en su estado más puro es conciencia pura que trasciende a la persona, transforma la realidad o la crea. Proponemos la siguiente definición de creatividad: la capacidad de producir cosas nuevas y valiosas. La palabra incluye prácticamente todo. Un método, un estilo, una relación, una actitud, una idea, es decir, cabe considerar las creaciones no sólo por su fondo o contenido, sino también por la sola forma. El concepto de creatividad es diferente según el contexto, y no tiene un solo significado, ya que la actividad humana implícita en él puede ser variada. Esto no significa que se pueda llamar creativa a cualquier situación. Para definir el concepto de creatividad es necesario conocer su raíz etimológica. La palabra creatividad deriva del latín “creare”, la cual está emparentada con “crecere”, lo que significa crecer; por lo tanto la palabra creatividad significa “crear de la nada”. La creatividad surgiría entonces de tres elementos centrales: •

De la conciencia de la necesidad de cambio.

De la percepción sobre la posibilidad de crear cambio a través de la formulación de problemas, considerando sus dimensiones, la búsqueda de una amplia gama de soluciones y, de la capacidad de llevar a cabo lo que parece conveniente.

La posibilidad de cambio está sujeta a la existencia de personas creativas y a la presencia de un contexto sociocultural que permite acoger y formar a esas personas.


El Pensamiento Creativo. 2.2 Varios autores, han acordado dos maneras diferentes de pensar: Pensamiento convergente y divergente, primario y secundario, lateral y vertical, autista y realista, múltiple y secuencial etc. Gracias al avance del conocimiento acerca del funcionamiento cerebral, se tiene evidencia experimental la cual apoya la existencia de dos estilos cognitivos diferentes relacionados con los hemisferios cerebrales. Antonijevic y Mena en 1989, sintetizan las características elementales de éstos dos tipos de pensamiento de la siguiente forma: Pensamiento convergente o proceso secundario: estilo cognitivo cuyo funcionamiento está bajo control consciente y es racional, de modo que las ideas aparecen conectadas entre sí de manera lineal y secuencialmente, evitando la superposición entre ellas, utilizando las leyes de la lógica. Este pensamiento está orientado hacia la realidad y abocado a la solución de problemas que ella ofrece y cuya resolución resulta importante para la adaptación al medio ambiente. Pensamiento divergente/ lateral/ paralelo o proceso primario: se caracteriza por ser menos advertido, no está necesariamente bajo el control consciente ni se rige por las leyes de la lógica, predominando en él las conexiones lógicas. Es rico en metáforas, es atemporal y simbólico. Se puede decir también que funciona más en el ámbito de la fantasía que de la realidad concreta. El pensamiento creativo es lo mismo que el pensamiento divergente. La educación o pensamiento del desarrollo del pensamiento creativo se fundamenta en la necesidad de perfeccionar el potencial del que somos capaces. Sin embargo, no debe considerarse a la creatividad como un proceso independiente o hasta antagónico de la inteligencia o la razón; es parte de ella. Forma parte de esa capacidad que nos permite conocer, leer dentro de las cosas. Dado el fuerte contenido intuitivo o imaginativo del pensamiento creativo, el acto creativo debe estar también


orientado por la razón para que resulte constructivo. Como toda facultad humana, el pensamiento creativo, se puede desarrollar y ejercitar como una practica constante y bien orientada. Proceso creativo 2.2 Wallas (1926) llegó a distinguir cuatro fases o estadios: preparación, incubación, iluminación y verificación. La preparación: es la fase en la que en un momento más remoto se adquieren conocimientos y actitudes de las que surgirá el pensamiento creador, va más allá de la intuición. El pensamiento creador se apoya en el uso habilidoso de ciertos conocimientos (científicos, literarios, artísticos, etc.), pero lo que es más importante es la posesión de ciertas aptitudes mediante las cuales emerge el acto creador. Sin estos dos elementos no puede existir la creatividad. Es el proceso de recopilar información, e intervienen procesos preceptúales de memoria y de selección. La incubación: el creador parece no estar pensando en el problema, sino que tiene un cierto alejamiento de él. Según Mckinnon es el proceso de análisis y de procesamiento de la información centrándose en la corrección y búsqueda de datos La iluminación: es el momento en que se da la inspiración de la idea; cuando el problema es reestructurado y aparece la solución. Es el proceso de darse cuenta y suele aparecer después de un periodo de confusiones. Esta etapa se da junto con la etapa de incubación. Muchas veces la iluminación llega cuando el sujeto ni siquiera pensaba en el tema, y curiosamente se pasa a través de un proceso didáctico con momentos de tensión y distensión. La verificación: es la última etapa del proceso creador; la solución tiene que someterse a la crítica y la verificación y así poder pulir. La denominación de esta última etapa ha sido discutida, ya que parece referirse más a los procesos creativos de tipo científico. Es el proceso de evaluación sobre la utilidad temporal del objeto o proceso de creación.


Habilidades de la creatividad Guilford en 1964, plantea que el pensamiento de las personas creativas combina el proceso primario con el proceso secundario. Su aporte está en la descripción de las habilidades asociadas a cada estilo. Diversos estudios proponen un listado de habilidades que se encuentran presentes en las personas creativas: Fluidez: es la facilidad para generar un número elevado de ideas. Según Guilford existen distintos tipos de fluidez: Fluidez ideacional (producción cuantitativa de ideas), fluidez de asociación (referida al establecimiento de relaciones) y fluidez de expresión (facilidad en la construcción de frases. Sensibilidad a los problemas: denota la capacidad que poseen las personas creativas para descubrir diferencias, dificultades, fallos o imperfecciones, dándose cuenta de lo que debe hacerse. Originalidad: Es la aptitud o disposición para producir de forma poco usual respuestas raras, remotas, ingeniosas o novedosas. Flexibilidad: Involucra una transformación, un cambio, un replanteamiento o una reinterpretación. La flexibilidad puede ser de dos tipos: espontánea (sí el sujeto es capaz de variar la clase de respuesta que da) y adaptación (cuando el sujeto realiza ciertos cambios: de estrategia de solución de planteamiento para tener éxito). Elaboración: es el nivel de detalle, desarrollo o complejidad de las ideas creativas. Implica la exigencia de completar el impulso hasta su acabada realización. Es la aptitud del sujeto para desarrollar, ampliar o embellecer las ideas. Capacidad de redefinición: es la capacidad para reestructurar percepciones, conceptos o cosas. La persona creadora tiene la habilidad para transformar algo en otra cosa.


La originalidad: se entiende como el carácter singular de un producto dado y más que una habilidad se le puede considerar como un juicio acerca del producto mismo. Las estrategias son herramientas intelectuales con que las personas recogen, elaboran, organizan y entregan la información. La mayoría de las personas, seleccionan sus propias estrategias de manera inconsciente, eligiendo aquellas que en le pasado les han sido más útiles y adaptativas. Esta selección de estrategias es automática por lo tanto impide recurrir a una gama más amplia de modos de pensar. Así, el desarrollo de la creatividad, supone el conocimiento y entrenamiento de una amplia gama de estrategias, lo que permite resolver problemas de una forma novedosa y distinta del resto de las personas.


Facilitadores/ barreras 3.3 Para comprender el desarrollo creativo que puede tener una persona se tiene que tomar en cuenta su historia de vida. Los factores que han determinado su interacción con el medio ambiente en los diversos niveles (físico, cognitivo, afectivo y sociocultural) marcan de manera definitiva la capacidad de desarrollo del pensamiento creativo que un sujeto puede presentar. Facilitadores, impulsores a) De orden físico. Cuando alternamos periodos de intensa estimulación con periodos de calma y seriedad, obtenemos el clima propicio para asimilar, sedimentar e incubar. b) De orden cognoscitivo. Tener padres de un buen nivel intelectual, con amplios intereses culturales y creativos, y además tolerantes al pluralismo de ideologías y a las vicisitudes que conlleva la práctica del ensayo y error; y, por supuesto, tener maestros con estas mismas características. c) De orden afectivo. La seguridad de ser aceptado; la alegría de vivir; la fe en las propias capacidades y en la propia vocación vital; el espíritu de compromiso y de entrega; la alta necesidad de logro. d) De orden sociocultural. Moverse y desarrollarse en una sociedad inquieta, ambiciosa y creativa hace surgir un “círculo virtuoso” de creciente vitalidad y estimulación. Factores que inhiben la creatividad Todos somos potencialmente creativos, la creatividad es un rasgo que en algunas personas se manifiesta en grado eminente y en otras en grado muy modesto. Obstáculos, bloqueos a) De orden físico. Un medio monótono, súper tranquilo, estático, puede ser tan enemigo de la creatividad como un medio inestable, tempestuoso, acelerado y caótico.


b) De orden cognoscitivo. Un ambiente de prejuicios, dogmatismo, tradicionalismo, burocratismo, escepticismo crónico y rechazo sistemático a lo nuevo, condiciona actitudes rutinarias, frías, impersonales y apáticas. c) De orden afectivo. Inseguridad, límites autoimpuestos, sentimientos de culpa, hastío de trabajo y presiones neuróticas. d) De orden sociocultural. Dogmatismo, la burocratización y el mimetismo social.


Pensamiento creativo 4.1 El pensamiento creativo parece no existir hasta que se presenta la oportunidad de utilizarlo. Para empezar el uso del pensamiento creativo, hay que examinar las principales aplicaciones del pensamiento creativo. El perfeccionamiento Es el mayor uso “potencia” del pensamiento creativo. Si aplica a cualquier cosa que estemos haciendo, con la esperanza de introducir una mejora o de encontrar una manera “mejor” de llevarla a cabo, pero por lo general nos damos por satisfechos con nuestra manera habitual de proceder. La resolución de problemas Constituye un área tradicional de utilización del pensamiento creativo. Si los procedimientos estándar no ofrecen una solución, hay que usar el pensamiento creativo. Existen dos enfoques posibles de la resolución de problemas: el enfoque analítico, en el que nos importa “lo que es”; y el diseño, en el que importa “lo que podría ser”. Un problema es algo así como un dolor de cabeza o una piedra en el zapato. Uno sabe que está allí. Los problemas provienen del mundo que nos rodea y los que uno mismo se plantea. Valor y oportunidad El tercer uso del pensamiento creativo se relaciona directamente con el incremento y la creación de los valores, y con la generación de oportunidades. La generación de oportunidades requiere pensamiento creativo. La creación de nuevos valores exige nuevos conceptos. Las ideas generadoras de oportunidades deben ser producidas. El futuro Para conjeturar acerca del futuro es necesario pensar. Nunca tenemos suficiente información sobre el futuro y, sin embargo, es allí donde se desarrollarán y tendrán consecuencias todos


nuestros actos. Por eso se necesita el pensamiento creativo para prever las consecuencias de la acciรณn y para generar nuevas alternativas a tener en cuenta. Tambiรฉn precisamos la creatividad para preparar el futuro posible donde quizรก tengamos que actuar. En el futuro, en vez de esforzarnos para tener razรณn a toda costa, serรก mรกs conveniente la flexibilidad ante un costo menor. Si no podemos predecir el futuro con exactitud, es mejor ser flexibles y estar preparados para enfrentar a los diversos futuros posibles. La motivaciรณn La creatividad logra que la gente se interese por lo que estรก haciendo. La creatividad insufla siempre la esperanza de encontrar una idea valiosa. Brinda a todos la posibilidad de alcanzar logros, de hacer la vida mรกs divertida y mรกs interesante. Lo que importa es el fomento y la recompensa del esfuerzo creador. Si uno espera los resultados para entonces fomentar o recompensar, sรณlo lograrรก que la gente se esfuerce menos. Pero si uno logra producir mucho esfuerzo, con el tiempo obtendrรก resultados.

La Creatividad  

Conceptos introductorios sobre la creatividad y sus estrategias.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you