Issuu on Google+


No. 001 Volumen trimestral Abril - Mayo - Junio 2014

Director: Roland Brisson. Dise単o: A W


EDITORIAL QUERIDA COLUMBA, Es un gusto que estés leyendo estas líneas porque significa que ya está en marcha el proyecto de la revista digital “La Paloma” que más que una revista llena de artículos, será un punto de encuentro de muchas jóvenes que como tú, son oficiales de A.M.O.R.C. GLH en distintos Organismos a lo largo de toda América de Habla Hispana.

2


Es probable que te preguntes qué es lo que encontrarás aquí. Para empezar, quisimos plasmar las experiencias y memorias que algunas Columbas Eméritas nos compartieron, esperando que les sean de ejemplo y de inspiración. También encontrarás algunos poemas y artículos que unas sorores encargadas de las Columbas consideraron interesantes para incluirlos en el inicio de la publicación de esta revista. En este número, que inicia su punto de encuentro, se incluyen un par de pensamientos que la Columba Kimberly Jessica Manzo, a quién agradezco profundamente. Como mencioné anteriormente, será un punto de encuentro, así que necesitamos que mandes tus pensamientos, ideas, lo que a ti te inspira, en general o cosas que te gustaría compartir con las demás Columbas que muy probablemente se encuentren a muchos kilómetros de distancia, pero también forman parte de este mismo encuentro y pueden servir de inspiración a muchas Columbas como tú. De esa manera, esta revista tendrá tal gran éxito que esperamos que dure por muchos años.

AHORA BIEN, PARA HACER LLEGAR LO QUE TE GUSTARÍA COMPARTIR EN “LA PALOMA”, PUEDES HACERLO AL CORREO ELECTRÓNICO GLH1@ROSACRUZ.ORG O SI LO PREFIERES POR FAX A LAS OFICINAS DE LA GLH (477)104-4976 O (477)104-4908. ROLAND BRISSON Gran Maestro

3


o

oto

Día

z

CO LU Ma M ría BA Iné s

4

28

31

32

ica

r Ma ly nzo

kam

u ra

UM S Mo or. Vi BA nar ole re z t a S Pas itla cas ly io

24

DE NU SE NC Car R AD olin CO E aH LU JAS ika ri R M ufin BA oN a

Día

z

DÓ FE EST ND LI Á L E CI A Ma DA ría Iné D s

11

EL DA CO PR R LU IV Am M ILE a d oN BA G Silv er v o DE IO D ia T a sv E AM S ille A ra OR ER nda SR C C

16

OJ OS Jes Kim b s e

CO L

23 Gue Or t va r e g a a

A Y L MO UZ R Pe r la

14

CA CO HA DE NC CIA NA IE L Jes Kim NC A sic ber IA a M ly

anz

zS

CO EM LU ÉR MB Váz Bárb IT A q u e a ra A

9 DU R E CO AN L SE NV TE RV OC NU IC Cla udi AC ES IO aC IO TR am ach o P NE AS S é re z

CE DI ÍN

5

8


EL SERVICIO DURANTE NUESTRAS CONVOCACIONES Por: Claudia Camacho Pérez. Monitor Especial de Columbas de AMORC GLH.

SERVIR ES UN ACTO DE

Cuando servimos, se nos olvidan nuestros propios problemas y toda nuestra atención se va a la misión que estamos cumpliendo en ese momento. La Convocación es el ritual PODER HACER EL más importante de AMORC, y su principal propósito es el de ayudar a toda la humanidad. ¿Qué mayor satisfacción que servir a todo el mundo? Tengamos siempre presente que la Columba Y UN PRIVILEGIO. simboliza la Consciencia de todos los fratres y sorores asistentes. Nuestro comportamiento debe ser digno del cargo tan hermoso que estamos ocu-

AMOR, BIEN A ALGUIEN

MÁS ES UN

HONOR

5


pando. Tenemos que SENTIR y VIVIR cada momento de nuestro servicio en el Templo. Recuerden que una Convocación asemeja a una vida humana; el Templo es un cuerpo, ¿han oído la expresión que dice “cuida tu cuerpo porque es tu Templo”? Bueno, pues, igual el Templo es un cuerpo grandote que se está preparando para empezar una encarnación más. Los fratres y las sorores asistentes son las células que se van formando, por eso entran primero, después, entran unas células más especializadas que son los órganos, simbolizados por los Oficiales. Ya que el cuerpo está listo, la Consciencia entra en él, y es ahí en donde la Columba entra en acción; el incienso que lleva, simboliza la Consciencia de Dios y es humeante porque penetra en todos los rincones de ese cuerpo. Esta consciencia abarca todo el Templo, por eso se inciensa dándole una vuelta completa a este lugar sagrado. La luz del entendimiento empieza a generarse cuando la Columba enciende las tres velas de la Shekinah y el Capellán, dice unas hermosas palabras alusivas a la creación del Universo.

6


Cuando el cuerpo llega a esta etapa, está preparado para la entrada del Alma que lo va a habitar; el Maestro es quien simboliza al Alma. El resto de la Convocación (que también tiene más simbolismos) se lleva a cabo, como lo es una vida terrenal. Cuando estamos a punto de pasar por nuestra transición, el Alma (El Maestro) es la primera en salir del cuerpo, inmediatamente después, se empieza a perder la consciencia (La Columba sale del Templo). Los órganos se empiezan a descomponer (simbolizado por la salida de los Oficiales) y las células son lo último que queda de este cuerpo, las cuales empiezan a descomponerse poco a poco (salida de los miembros asistentes). De esta manera, el Alma regresará otra vez a este plano, a seguir adquiriendo más experiencias para que un día, después de muchas vidas, llegue a reintegrarse con Dios y ser parte del todo nuevamente.

QUERIDAS COLUMBAS, TENGAN SIEMPRE PRESENTE

LA IMPORTANTE LABOR

QUE DESEMPEÑAN

CADA VEZ QUE OFICIAN EN

UNA CONVOCACIÓNY PONGAN TODO

SU AMOR EN EL MARAVILLOSO SERVICIO QUE LES FUE CONCEDIDO. Las saludo desde lo más profundo de mi corazón.

7


DAR

Todo hombre que te busca va a pedirte algo. El rico aburrido, la amenidad de tu conversación. El pobre, tu dinero. El triste, un consuelo. El débil, un estímulo. El que lucha, una ayuda moral. Todo hombre va a pedirte algo. Y tú osas impaciente. Y tú osas pensar: ¡qué fastidio! Pero la LEY, que reparte misteriosamente las excelencias, Se ha dignado otorgarte el privilegio de los privilegios, la prerrogativa De las prerrogativas: DAR, ¡tú puedes DAR! En cuantas horas tiene el día, tú das aunque sea una sonrisa, aunque sea Un apretón de manos, aunque sea una palabra de aliento. En cuantas horas tiene el día, te pareces a Él, que no es sino dación Perpetua y regalo perpetuo. Deberías caer de rodillas ante el Padre y decirle ¡Gracias porque puedo dar, Padre mío! Nunca más pasará por mi “En verdad os digo, que vale más dar que recibir” semblante, la sombra de una impaciencia.

AMADO NERVO

8


DÓNDE ESTÁ LA

FELICIDAD Por: María Inés Díaz

Una inquietud interrumpía mis recreos juveniles, ¿Dónde está la felicidad? Varias veces me lo había preguntado y no encontraba respuesta satisfactoria. Quise respirar aire fresco y salí de la casa. La noche ya había caído. La luna y las estrellas brillaban en un hermoso cielo azul. Concentré mis sentidos en el paisaje, con tanta fuerza como si quisiera integrarme con él mismo. De pronto, sentí que todo cobraba una vida distinta, que podía comunicarse conmigo. Las cosas hablaban y yo las entendía. Yo, dijo el viento, llevo las nubes a través de las distancias hasta los campos sedientos para que los bañen con el agua que llevan en su seno.

9


Somos muy felices las nubes y Yo, al poder servir de esta forma a los trigales, maizales y a los campesinos. Yo, dijo la luna, acaricio con mi cálida luz los paisajes, disminuyo las sombras de la noche, y mi luz da consuelo a los desesperados. Mi atracción sobre la tierra produce las mareas y afecta la vida de las plantas, animales y seres humanos. Es un servicio que presto a la tierra. Eso me hace feliz. Nosotras, dijeron las estrellas, tenemos un propósito: dar luz y calor a planetas que giran en nuestro alrededor para que cumplan su misión para lo que fueron creados ¡Qué felicidad poder servir! Yo, remuevo la tierra, dijo una vocecita a mis pies. Era una lombriz de la tierra. Continuó: De esta forma, ayudo a las plantas para que sus raíces penetren más profundamente en el suelo, y obtengan más nutrientes y agua. Soy muy feliz. De pronto, se rompió el encanto. En ese momento, se hizo una luz dentro de mi ser. Todo lo que existe presta un servicio. La respuesta a mi pregunta era ésta: La felicidad está en el servicio.

GRACIAS HERMANO VIENTO, HERMANA LUNA, HERMANAS ESTRELLAS,

VUESTRO MENSAJE. ¡QUIERO SER FELIZ,

QUIERO SERVIR! 10


EL PRIVILEGIO DE SER COLUMBA DE AMORC Por: Silvia Tasville Aranda SRC Columba Emérita de AMORC

CUANDO NUESTRO VENERABLE GRAN MAESTRO, EL FRÁTER ROLAND BRISSON, ME CONTÓ SOBRE LA IDEA DE TENER UN LUGAR DE ENCUENTRO VIRTUAL PARA LAS COLUMBAS DE AMORC, Y ME SOLICITÓ QUE ESCRIBIERA UN ARTÍCULO PARA LA NUEVA REVISTA DENOMINADA “LA PALOMA”, SENTÍ LA MÁS HERMOSA EMOCIÓN, QUE EN MI VIDA PUDE TENER.

11


Al recordar aquellos años de mi servicio a mi amada Orden Rosacruz, en el antiguo Templo de la Logia Tell El Amarna, de Santiago de Chile… ¡Fueron los más importantes años de mi adolescencia!… Cada vez que los recuerdo, un sentimiento de infinita ternura y Paz en el alma me acompañan. Han vuelto a mi conciencia, las imágenes de esos días, en que se despierta el amor a lo divino, a Dios y a su sublime esencia. Columbas de AMORC, desde este lejano país, Chile, les envío el más cariñoso saludo de quién conoció el privilegio de estar al servicio de nuestra AMADA ORDEN ROSACRUZ, por casi 9 años. Además, les entrego todas mis felicitaciones por la decisión que tomaron de acompañar a sus padres en el Sendero del Conocimiento Rosacruz. No olviden jamás que su presencia en los Templos de Logias y Capítulos es el más prodigioso bálsamo que los fratres y sorores de nuestra Orden sienten, cada vez que ustedes ingresan incensando con paso armonioso esos sagrados recintos. La pureza del alma, que ustedes representan, despierta en los fratres y sorores el deseo de perfección total del alma, y que como estudiantes rosacruces, anhela-

12


mos conseguir algún día, y que se plasma con perfecta armonía en las aladas siluetas que proyectan al caminar. No olviden nunca que esas emotivas palabras que pronuncian en las Iniciaciones de Templo, quedan grabadas a fuego en el alma de los iniciantes, y que sus inocentes rostros permanecerán en sus mentes por siempre. Cada vez que porten la antorcha de la Sagrada Luz del Este, dirigiéndose a la Shekinah, ¡sientan que el CÓSMICO les da la oportunidad de ser merecedoras de un destino que traerá consigo muchas bendiciones, al conocer la maravilla de nuestras Leyes Divinas, y que han tenido el privilegio de saber a tan temprana edad! En sus conciencias, quedará plasmada la huella de este sagrado conocimiento, que les guiará por esos caminos que la vida les tiene reservados, y que recorrerán sin miedos porque, cada vez que lo requieran, en sus almas brillará la Luz que simbólicamente portaron algún día lejano en nuestros queridos TEMPLOS ROSACRUCES. Queridas Columbas, ¡no se alejen jamás del SENDERO ROSACRUZ! Recuerden siempre que no hay lugar en el mundo más perfecto para proyectar el AMOR UNIVERSAL que el lugar del estudiante rosacruz, y que nuestra misión de ayudar a dar este amor es una obligación de todo miembro de AMORC. ¡Felicidades para ustedes que hoy se reúnen a compartir a través de la hermosa revista “La Paloma”, todas esas experiencias de sus años juveniles!

HAGAN ENTRE USTEDES UN BELLO LUGAR VIRTUAL DE ENCUENTRO, CON SUS APORTES Y PENSAMIENTOS QUE LLEGARÁN A TODAS LAS VESTALES DE TODOS LOS TEMPLOS Y CAPÍTULOS DE NUESTRA JURISDICCIÓN DE HABLA HISPANA DE AMORC.

13


AMOR Y LUZ

MI NOMBRE ES

PERLA

Aunque la Logia haya sido recientemente disminuida a Pronaoz, he tenido la de continuar oficiando en ORTEGA GUEVARA oportunidad el Gran Templo de la GLH. En diciembre cuando cumpla años, tendré que abandonar mi cargo como Columba, el cual recibí hace tres años. Fue un tiempo bastante corto, pero no significa que no haya causado ningún impacto en mí. Cuando me ofrecieron ser Columba, y servir en la Orden Rosacruz fue –he de reconocerlo– una idea banal. Ya que no estaba consciente de su impacto, me parecía algo lejano y fantasioso. Pese a esto, acepté, más por curiosidad que por convicción. El primer recuerdo de mi instalación es el olor a incienso; la tenue luz azul junto a la oscuridad que rodeaban mis ojos, ¡y la Rosacruz! Un extraño cosquilleo y una ligera opresión en mi pecho me invadieron ante su sola contemplación. Ahí, en el centro del Templo, gloriosa, inminente y bella. Me encontraba rodeada de los oficiales que me miraban misteriosos. Era un ambiente completamente nuevo para mí, nunca había sentido tanta

Y SOY COLUMBA

DE LA LOGIA

GUANAJUATO.

14


harmonía y solemnidad. No sentí temor, confusión, ni ansiedad. Al contrario: sentí una enorme Tranquilidad y Paz. Cuando oficié por primera vez, mi cuerpo se sentía extrañamente ligero, suave; mi mente, serena, como si todo aquello hubiera sido parte de mí durante mucho tiempo, tan… natural. A partir de ese momento, tomé la total decisión de continuar. Me sentí parte de este mundo nuevo y maravilloso que se alzaba ante mí. Hoy, ese sentimiento no me ha abandonado. Poco a poco, tomé conciencia del servicio que brindaba y comencé a realizarlo con más fervor y cariño. ¡Había ocasiones en que verdaderamente me sentía como una auténtica hija de Vesta! ¡Una sacerdotisa del fuego eterno! Sentía un aire solemne rodeándome (hasta cierto punto, hierática, pero nunca insensible). Quería irradiar esa luz y ese amor que sentía en mi pecho a todos los presentes, a todos mis hermanos rosacruces, y a toda la humanidad. Gracias a la Orden Rosacruz, tomé mayor conciencia de mí misma, de quién era. Abrió nuevos horizontes ante mis ojos. Despertó en mí un gran amor al conocimiento, descubrir a Dios mismo y su Creación. Sobre todo, a abandonar el orgullo y volverme uno con el prójimo, amar a otros tanto como me amo a mí misma; a ser más humilde, a alejar las tinieblas, y a ser agente del Bien para contribuir a la Paz Universal. Estos tres años para mí han sido muy significativos. La Orden Rosacruz es ahora una parte de mí, ya que sin Ella, no sería quien soy ahora.

A PESAR DE QUE ESTE AÑO TERMINARÉ MI CARGO COMO COLUMBA, ME AFILIARÉ COMO UN MIEMBRO DE LA ORDEN PORQUE SÉ QUE MI SENDERO COMO ESTUDIANTE ROSACRUZ AÚN ES MUY LARGO, Y CONTINUARÉ VIVIENDO NUEVAS Y MARAVILLOSAS EXPERIENCIAS DENTRO DE ELLA. ¡QUÉ ASÍ SEA!

15


COLUMB

Por: Sor. Violeta Sitlaly Monarrez Pascasio / Clave de AMORC 2008084 Columba Emérita de AMORC Fecha de Instalación: 15 de Junio de 1986 en el CCR AMORC Logia Quetzalcóatl, en México, D.F. Fecha de Nacimiento: 11 de Junio de 1975 / Email: mviolettesit@yahoo.com.mx

LA PRIMERA VEZ QUE ESCUCHÉ LA PALABRA COLUMBA FUE EN MI AMADA LOGIA QUETZALCÓATL, CUANDO ASISTÍ A LAS ACTIVIDADES DE LA ORDEN JUVENIL. DONDE SIEMPRE HABÍA MUCHOS JUVENILES Y COLUMBAS PARTICIPANDO EN LAS ACTIVIDADES EN COMÚN, MIENTRAS LAS COLUMBAS NO TENÍAN ACTIVIDAD EN EL TEMPLO.

Como era de esperarse, llamó mi atención, y cuando me explicaron el trabajo que realizaban, de inmediato quise formar parte de ellas. Se lo hice saber a la Instructora de Columbas, quien informó a mi Mamá, y posteriormente en la entrevista que me realizaron, llené la solicitud de Columba en Espera con el Maestro. Estuve poco más de un año en Espera de Columba hasta que cumplí la edad indicada y con todos los demás requisitos. Empezaron con los preparativos de la elaboración de mi túnica. Yo asistía a reuniones con la Instructora, las Columbas, y las otras niñas que estaban en Espera. La Instructora de Columbas que me recibió (Columba Emérita) era muy estricta, pero le agradezco mu-

16


BA

cho todo lo que aprendí. Entre las actividades que realizamos, hicimos un trabajo de investigación enciclopédica sobre el origen de las Columbas en las Vírgenes Vestales de la Antigüedad. Aparte estudiamos varios libros, entre los cuales están el Manual RC, el Manual de la Columba, el Libro Preguntas y Respuestas RC, con el fin de saber exactamente lo que es AMORC y sobre todo el significado y la importancia del Servicio que realizaríamos como Columbas. Sobre todo el Amor, el Cariño, el Respeto y el Comportamiento que debíamos manifestar todo el tiempo tanto dentro, como fuera del Templo, y en nuestra vida diaria. Hicimos 3 exámenes escritos al finalizar dicho estudio y preparación, antes de la Instalación.

17


DESPUÉS DE AÑO Y MEDIO DE ESPERA, EL 12 DE MAYO DE 1986, EN CUANTO ME ACEPTARON COMO COLUMBA DE AMORC (AÚN CONSERVO LA CARTA DEL GM DALBY), INICIARON LOS PREPARATIVOS PARA MI INSTALACIÓN Y LOS ENSAYOS DE CÓMO OFICIAR.

En los ensayos, me apoyaron mis hermanas Columbas, medianas y mayores, y una nueva Instructora de Columbas (también Columba Emérita), que era muy dulce, tierna, y que preparaba muy lindas reuniones y. En mis ensayos, aprendí cómo debemos empezar a caminar en el Templo, siempre iniciar con el pie izquierdo, que es el lado del Corazón, simbolizando que todo en nuestra vida hay que iniciarlo desde el Corazón (nunca lo olvidaré). Por fin, el domingo 15 de Junio de 1986, llegó el día anhelado, justo 4 días después de mi cumpleaños ¡fue el mejor regalo que pude tener! Antes de entrar al Templo, mientras esperaba sola, a obscuras y en silencio para entrar, mi Corazón latía rapidísimo, pero estaba atenta y emocionada de lo que acontecería. A pesar de que ya había entrado antes al Templo, en los ensayos y en la Convocación de la Juvenil (a falta de Templo propio, todo se realizaba ahí), todo era diferente en esa ocasión. El Templo estaba llenísimo (caben alrededor 150 personas, y los Domingos

18


siempre iban más miembros que los Jueves), había un delicado olor a incienso de rosas, que siempre me gustó, un cierto grado de misterio en el ambiente y varias personas con vestimentas distintas a las comunes (los oficiales), que me recibían y sonreían muy amables al igual que todos los miembros. Al fondo del Templo, se veían muchas Columbas (eran como 8 oficiantes y algunas eméritas que ya eran Sórores, en ese tiempo siempre había muchas), el guardián me llevaba del brazo pero se sentía como si caminara como en una nube. Los acontecimientos que más me impactaron durante la Ceremonia fueron: cuando estuve en el Sanctum, me habló el Maestro y presté mi Juramento de Columba ante el Dios de mi Corazón, y cuando la Columba que me instaló me guió y me puso la Rosa y la Cruz RC en la túnica. A la salida, el Maestro, Fr Demetrio Roque, me entregó mi Diploma de Columba. Todo fue muy lindo, siempre lo guardaré en mi Corazón, ya que me impactó hasta Alma; posteriormente en el salón de recepción, compartimos un ágape durante una convivencia en compañía de todos los miembros asistentes y mis hermanas Columbas Eméritas, Activas y en Espera y nuestros compañeros de la Juvenil. Durante mi servicio como Columba de AMORC, que duró casi 8 años, tuve muy gratas y especiales experiencias, al oficiar participando en varias Convocaciones, Iniciaciones, Ceremonias Especiales; entre las que más me impactaron fueron la Imposición de Nombre, la Ceremonia Matrimonial, la Iniciación de 13º de Templo, el Año Nuevo RC en el que fui la Columba oficiante, y la Instalación de Columba que inicié, también me impactó poder participar en una convocación especial que dio en ese tiempo el Gran Maestro de la Gran Logia Francesa (ahora nuestro MV Imperator), el Fr. Christian Bernard (aún tengo la foto del recuerdo), también por haber tenido la oportunidad, en mis últimos años de Columba, de haber oficiado en el Gran Templo de la GLH. También recuerdo a las Instructoras de Columbas que me guiaron, nos dieron su tiempo y Cariño. Tengo lindos recuerdos de las varias Convenciones en las que tuve el privilegio de participar, ya que a ellas asistían gran cantidad de miembros, y por lo tanto, muchísimas Columbas y de la Juvenil, los desfiles de Columbas eran larguísimos en las Convenciones, era algo hermoso que valía la pena ver, apenas cabíamos en los vestidores, y nos llevaban

19


a pasear a varios lugares de cada ciudad. Aún conservo amistad con algunas Columbas que conocí en ese tiempo, de la Juvenil y Frateres y Sórores que siempre asistían a esas Convenciones. Asimismo, tengo lindos recuerdos del Gran Maestro de ese tiempo, el Fr. Rubén Dalby (siempre sonriente y siempre me hacía plática), y su esposa la Sor Maritza, ambas sencillas y amables personas; de nuestra Querida Gran Consejera de Columbas de San José, CA, la Sor Blanca Schwartz, a quien tuve la oportunidad de conocer en persona también en una Convención Internacional en el D.F., y quien siempre respondía muy Cariñosa las Cartas e Informes que le escribía, y daba muy buenos consejos, sobre todo a mis Hermanas del Alma Columbas de mi generación; de mi tiempo como Instructora de Columbas, recuerdo a Columbas de mi Logia y de otras Ciudades con las que aún convivo, y por supuesto, a mis amigos de la Juvenil.

LO QUE MÁS APRENDÍ EN AMORC FUE LA HERMANDAD, LA PACIENCIA, LA TOLERANCIA,

EL RESPETO, EL SERVICIO, Y LA AMISTAD, EN FIN NO TERMINARÍA DE NOMBRAR TANTOS

EVENTOS ESPECIALES, ANÉCDOTAS

Y EXPERIENCIAS QUE EL HABER SIDO COLUMBA

DE AMORC ME BRINDÓ Y LLENÓ MI CORAZÓN

Y MI ALMA DE LINDOS RECUERDOS. También quisiera mencionar el impacto que tuvieron en mí las concordancias que seguido tenían lugar: en ciertos momentos, tenía en mente un tema o me surgía alguna duda en relación con mi vida personal o espiritual y justo ese era el tema abordado en la Convocación o en el Foro de Artesanos en el que daba servicio como Columba (que se efectuaba siempre un ritual especial), dando respuesta a la

20


duda y me eran de mucha utilidad. Como pueden suponer, eso me encantaba. Lo que aprendí de los estudios de la Juvenil y en AMORC me ha ayudado mucho a lo largo de mi vida, en mi infancia, en la adolescencia, y aún más ahora de grande, y sobre todo en los momentos más difíciles de mi vida. Me han ayudado a ser más centrada, y al mismo tiempo sentirme con la libertad de tomar las decisiones con base en mi libre albedrío. Sobre todo, me ayudó mucho y me enseñó a convivir con personas de diferentes Credos y Culturas de muchos países, respetando su libertad, y buscando más bien los puntos en común sobre todo como Seres que provenimos de una misma Esencia y debemos convivir en Unidad y Armonía, debiendo irradiar siempre nuestro Amor y Luz en nuestro Entorno. Todo eso me ayudo a hacer grandes Amistades, dentro y fuera de AMORC, que han impactado mi vida. Posteriormente como Sóror RC, tuve la oportunidad de prestar mi servicio en el Templo en ocasiones como Sóror Vestal, en las Convenciones como Encargada de Columbas, en la GLH y otros Organismos como Instructora de Columbas. Para mí, ha sido y sigue siendo muy lindo y especial ayudar a guiar con Cariño a las Aspirantes a Columba y a las propias Columbas en el Servicio que yo, personalmente, tanto amé; enseñarles a amar, a respetar y a disfrutar de ese tiempo que viven en su camino en AMORC. A pesar de que algunas se alejaron un poco por sus estudios personales, con el tiempo han regresado al recordar el tiempo especial que vivieron en su Columbato, y con la llama de Luz que guardan en su Corazón, les nace el anhelo de seguir creciendo en su Evolución Espiritual ya como Sórores de AMORC. Cuando salí de Instructora, en total eran 15 niñas entre Columbas Activas y Aspirantes a Columba. Doy infinitas Gracias al Dios de mi Corazón por la Hermosa oportunidad que tuve en mi Vida de haber sido Columba de AMORC. También estoy grandemente

21


agradecida con mi Mamá por educarme con los principios y guiarme por el sendero de AMORC, que han formado mi Vida, también le agradezco su gran ejemplo de Amor, Servicio y Entrega que siempre tuvo hacia AMORC y hacia nuestra Amada Logia Quetzalcóatl, siempre la admiré por todo ello. Asimismo, agradezco a AMORC por iniciar y guiar mi vida Espiritual, y a mi Amada Logia Quetzalcóatl (mi Alma Matter) que me cobijó y enseñó en los años más felices de mi Vida (literalmente fue un hogar para mí) aunque no tuviera activad de Columba o Juvenil, mi Mamá siempre estaba dando Servicio en la Logia (en la Secretaría de la misma) y en la GLH (desde que dependía de San José como encargada de la oficina de AMORC FUNDS hasta sus inicios del cambio a México). También a todos los miembros, Fráteres y Sórores RC, que de cierta manera han contribuido a mi formación como estudiante de AMORC y en mi Sendero RC, Gracias de Corazón.

SÉ QUE AÚN ME FALTA MUCHO POR APRENDER TANTO ESPIRITUALMENTE COMO EN EL DIARIO VIVIR DE MI PARTE HUMANA, PERO CONFÍO EN QUE EL DIOS DE MI CORAZÓN ME GUIARÁ, Y QUE CON SU GUÍA, TOMARÉ LAS MEJORES DECISIONES PARA SEGUIR LLEVANDO UNA VIDA EN ARMONÍA, PROTEGIDA SIEMPRE POR EL EGREGOR RC, POR LA LLAMA DE LUZ QUE VIVE EN MÍ (MI ALMA) Y QUE TAMBIÉN ES PARTE DE LA ENERGÍA CÓSMICA Y LA VOZ DE MI CONSCIENCIA, AÚN MÁS SABIENDO QUE ESTAMOS TODOS CONECTADOS POR LA LUZ, LA VIDA Y EL AMOR. ¡ASÍ SEA!

22


COLUMBA

Por: María Inés Díaz Como guardiana de la llama vestal, cuidas que no se apague la LUZ. Con tu paso sereno y el perfume del incienso, llenas el templo de VIDA y AMOR. Eres la CONCIENCIA de cada miembro. La pureza infinita de tu ser nos eleva para que el amor del Cósmico se manifieste en cada uno de los fratres y sorores. ¡Adelante Columba! Tienes una gran misión.

23


NUNCA

DEJAS DE SER COLUMBA Por: Carolina Hikari Rufino Nakamura. Morelia Michoacán 06/05/14 Organismo Tzintzun, Morelia, Michoacán.

LO RECUERDO APENAS COMO UN SUEÑO, ALGO QUE PODRÍA PENSARSE COMO ALGO IMAGINARIO, TODO FUE TAN RÁPIDO. APENAS A DÍAS O SEMANAS DE QUE ME HABÍAN COMENTADO LA POSIBILIDAD DE PARTICIPAR EN UN ORGANISMO, A ESA EDAD, APROXIMADAMENTE 12 AÑOS, NO SABÍA EN REALIDAD LA MAGNITUD DE TODO LO QUE ME ESPERABA. Recuerdo con pocas imágenes, apenas unas cuantas, esperé cerca de 2 horas, ya que en la misma ceremonia se realizaron mi iniciación y las de otras 2 niñas más, yo sería la última. Pero el tiempo pasó muy rápido, no me aburrí, estaba pensativa, nerviosa, entusiasmada. Cuando llegó el momento, me coloqué mi vestidura, era la primera vez que la veía, que me la probaba, todo era tan bonito, tan liso, tan blanco y tan pasivo. Recuerdo que traer la toca en la cabeza era algo extraño, nunca antes había usado algo similar, caminaba con cuidado porque sentía que me caería. Recibí una, y otra, y otra rosa, 3 en total, en realidad no entendía lo que pasaba. Después lo dije: “Sí, lo juro”, y a partir de ahí, mi vida cambio totalmente, y no ha vuelto ni volverá a ser la misma.

24


FUI CRECIENDO, Y POCO A POCO ENTENDIENDO MÁS DE LO QUE SE TRATA EL SERVICIO,

PERO SOBRE TODO,

FUI AMANDO

CADA VEZ MÁS LO QUE HACÍA AHÍ,

LA IMPORTANCIA QUE TENÍA.

Cada semana, esperaba a que fuera lunes para ir al organismo y sentirme bien, incensar, encender las velas, salir de ahí y quedarme con Paz en mi corazón… era realmente hermoso. Durante el primer año de mi servicio, estuve en un Organismo del que, debido a problemas internos, mi mamá y yo, nos vimos forzadas a dejar de asistir. Ese lapso duró aproximadamente dos años, no asistía a ningún Organismo y, por lo tanto, no realizaba servicio. A decir verdad, eso me tenía mal, me sentía triste al no poder hacerlo, algo interno en mí sabía, tenía la necesidad de hacerlo. Afortunadamente, al llegar al Organismo Tzintzún, aquí mismo en Morelia, Michoacán, nos recibieron cálidamente a mi mamá y a mí. Entonces comenzó de nuevo mi viaje por este servicio, ya totalmente diferente, ya había crecido más, entendía muchas más cosas, era más consiente de todo mi alrededor y de mi cargo como COLUMBA. Por cierto, ¡qué hermoso nombre recibimos!

25


Todo cobró un significado distinto, el simple hecho de vestirme, recogerme el cabello, colocarme la cinta en la cintura, acomodarme la rosa…

PARA MÍ, ERA TODO UN RITUAL QUE AMABA HACER,

ARREGLAR LA SHEKINA, LA VELA, EL INCIENSO… TODO DEBÍA SER PERFECTO PARA LA CONVOCACIÓN. Durante mi servicio como Columba, hubo en mí un despertar espiritual muy bonito, lograba tener algo de visión para algunas cosas. Más adelante, solicité a la GLH una prórroga y afortunadamente me la concedieron. Pasaron los meses, de pronto ya era de nuevo mayo, cumpliría años de nuevo, y se acercaba el término de mi servicio como Columba. Por un lado, me alegraba, decía: “Oh, ¡ya va a ser mi cumpleaños!”, pero por otro lado me daba tristeza, una profunda tristeza. Pasó el tiempo, tuve la oportunidad de oficiar muchas ceremonias hermosas, pero de pronto ya era mayo… ¡de nuevo! Pero ahora sí era el momento despedirme de ese cargo, aproximadamente 5 años con él, llevando una vida de Columba, así como debe ser. Recuerdo mi última convocación (aún) con lágrimas en los ojos.

26


Aquel día, lo recuerdo bien: llegué al Organismo, saludé a todos, di un fuerte respiro y me metí a la sala de oficiales para cambiarme. Tomé mi túnica, mi bolso y me dirigí al baño. Tomé cada una de las prendas y me fui cambiando poco a poco, intentando aceptar que sería la última vez que me pondría aquella ropa. Con lágrimas en los ojos, salí del baño, y me dirigí a arreglar todo. Cuando entré al templo, di gracias a Dios por la hermosa experiencia que me había permitido vivir, escuché la música retumbar en mi corazón, caminé pausadamente, incensé el templo y, después, encendí las velas y me senté a escuchar el mensaje. Cuando terminó, me puse de pie, seguí con el ritual, y apagué las velas. Me paré justo enfrente de la cruz, salieron de mis ojos algunas lágrimas, que se convirtieron en llanto cuando me encontraba en el baño, desprendiéndome de mi vestidura. Enserio, no quería ese momento, quería deja de crecer, que no sucediera eso. No quería decir adiós a algo que me cambió la vida. Recuerdo que abracé a mi mamá y no podía dejar de llorar. Me dolía dejar aquel cargo, que era lo más importante de mi vida. Me tomó tiempo aceptar las cosas, aún lo recuerdo y lloro. Pero trato de recordarlo como algo hermoso, me cuesta decir adiós a las cosas, pero sabía que algún día terminaría, y ese día había llegado. Jamás olvidaré esa experiencia, es lo más hermoso que me ha pasado en la vida. Describir todo lo que se logra al ser Columba es complicado, todo lo que aprendes con ese cargo, todo lo que cambias con aquellas enseñanzas. Es un modo de vida, porque como dice mi mamá: “Nunca dejas de ser Columba”.

AGRADEZCO A LA GLH POR ESTA EXPERIENCIA TAN MARAVILLOSA. AGRADEZCO PROFUNDAMENTE HABERME VISTO CRECER COMO COLUMBRA, CARGO QUE SIEMPRE LLEVARÉ EN MI CORAZÓN.

27


COLUMBA EMERITA AGRADEZCO

INFINITAMENTE

Por: Bárbara Vázquez Soto, Capítulo Ecatepec, ahora Logia Ecatepec

Agradezco a Dios y a la Vida por sus bondades y bendiciones mayormente la de haber sido elegida BRISSON POR LA como Virgen Vestal. Para mí, la Virgen Vestal o Columba simboliza la Luz, la consciencia, y la pureDE SERVIR EN ESTE za del corazón. ESPACIO DEDICADO A A la edad de 13 años, fui instalada como Columba, en la primavera de 1984, momento en el que la Rosa quedó en mi corazón para cuidarla y protegerla. Con gran emoción, esperaba el momento para conocer el Templo, y sentí una paz tan hermosa que inundó mi Ser y mi corazón de alegría. Mi servicio fue por 4 años ininterrumpidos, aspecto en el que fui privilegiada, pues el Organismo del que formaba parte, el Capítulo Ecatepec, pasó por algunas malas rachas en cuanto a Columbas. Para

AL GRAN MAESTRO

FR. ROLAND

OPORTUNIDAD

LA COLUMBA

28


mí, dicho periodo significó estar más cerca de Dios. Fuera del Capítulo Ecatepec, tuve pocas experiencias de asistir a eventos u Organismos. Sin embargo, me siento privilegiada de esos 4 años llenos de Luz, Vida y Amor, de servicio en todos los trabajos del organismo en los que participaban las Columbas.

ANDAR EN EL TEMPLO

ERA COMO FLOTAR, PUES EL CAMINAR

LENTO Y PAUSADO SE HACÍA MÁS SUBLIME CON AQUELLA TÚNICA BLANCA CON

DESTELLANTE PUREZA, Y LA HERMOSA

ROSA ROJA EN EL CORAZÓN. El incensado de las estaciones del templo, que simboliza la limpieza de mente y corazón de nuestros fratres y sórores. Como los ejemplos que acabo de mencionar, todo el servicio como Columba, me dejó saber que la vida no es sólo tener, y que la importancia del

29


Ser se debe a que es lo que nos da la evolución espiritual, además de simbolizarse en el cuidado de esa rosa roja en la Luz, la Vida y el Amor. Es una experiencia de vida que volvería a vivir por toda la enseñanza que dejo en mí, y que ha sido la base para Ser lo que ahora soy en cuanto a sentimientos, y a la vida en todos los aspectos que uno puede tener. En la primavera de 1988, para mí, terminó el ciclo más hermoso que una niña pueda tener dentro de un Templo Rosacruz. En el que la hermosa rosa roja se quedó en mi corazón guiando mi camino. Guiando siempre el sendero a seguir, y mostrando que sólo terminó un ciclo para comenzar otro dentro del sendero. Por eso, agradezco infinitamente que Dios y la Vida me dieran esta hermosa bendición de experiencia. Quisiera aconsejarles a aquellas niñas que estén en este camino que no lo dejen, pues la Columba es el pilar más importante dentro de un templo Rosacruz, ya que representa la Luz y la conciencia, además de ser una experiencia de vida única para cada una.

QUE LA LUZ, LA VIDA Y EL AMOR MOREN HOY Y SIEMPRE CON LAS BENDICIONES DE DIOS, EN SU VIDA Y EN SU CORAZÓN.

30


CADENA HACIA LA

CONCIENCIA Por: Kimberly Jessica Manzo

Da para crear, crear para inspirar, inspirar da esperanza, la esperanza da fe, la fe da valentía, la valentía da seguridad, la seguridad da firmeza, la firmeza da poder, el poder da dinero, el dinero da inconciencia, la inconsciencia da errores, los errores dan conciencia, la conciencia da inteligencia…

ENTRE TODO ESTO PODEMOS VER POR TODO LO QUE SE PUEDE PASAR PARA SER UNA MUY BUENA PERSONA, UNA PERSONA SANA, INTELIGENTE Y, SOBRE TODO, CONCIENTE, EN OTRAS PALABRAS, SER EL REFLEJO DEL DIOS DE NUESTRO CORAZÓN.

31


OJOS

Por: Kimberly Jessica Manzo

UNO, PARA ENCONTRAR COSAS

MARAVILLOSAS,

SÓLO TIENE QUE HACER UNA SIMPLE ACCIÓN:

ABRIR MUY BIEN LOS OJOS. ¿PARA QUÉ? PARA ENTENDER BIEN

LO QUE ESTÁ A TU ALREDEDOR, Y ASÍ, SABER ¿POR QUÉ ESTÁS?,

¿PARA QUÉ ESTÁS?, Y ¿QUÉ ES LO QUE QUIERES HACER

CON LO QUE ENCUENTRAS? TODAS ESAS RESPUESTAS SÓLO

TÚ MISMO LAS SABES. 32


La Paloma