Issuu on Google+


HCapítulo Uno - Nueva chica. Analízala –dijo Shaunee mientras se deslizaba dentro de la mesa que, cuando sirven la comida de la escuela, siempre reclamamos como nuestra. (Traducción: somos la alta sociedad de la cafetería de la escuela). -Trágico, Gemela, muy trágico – La voz de Erin era como el eco de la de Shaunee. Las dos tienen una especie de unión psíquica que las hace extrañamente parecidas, por eso las llamamos “Las Gemelas”; aunque Shaunee sea de Jamaica y su piel color café con leche, y Erin de Oklahoma, con su pelo rubio y sus ojos azules. - Por suerte, es la compañera de habitación de Sarah Freebird – Damien giró la cabeza hacia la chica menuda con el pelo seriamente negro, que mostraba a toda la cafetería una imagen de chica nueva perdida. Su sabia y aguda mirada de la moda estaba analizando a las dos chicas y a su grupo (desde los zapatos hasta los pendientes) en un rápido vistazo – Claramente, su sentido de la moda es mejor que el de Sarah, a pesar del estrés de ser marcada y cambiar de colegio. Quizá pueda ayudarla con su pésima propensión a ponerse zapatos feos. - Damien –dijo Shaunee –otra vez me estás poniendo… - … de los putos nervios con tu interminable vocabulario enrevesado –terminó Erin por ella. Damien se sorbió los mocos, mirando ofendido y superior, y más gay que nunca (porque, definitivamente, es gay). - Si vuestro vocabulario no fuese tan desastroso no tendríais que llevar un diccionario para estar conmigo. Las Gemelas entrecerraron los ojos y tomaron aire para comenzar un nuevo asalto que, por suerte, mi compañera de habitación interrumpió. Con su denso acento de Oklahoma, entonó las dos definiciones como si estuviese jugando a deletrear:


- Propensión: una preferencia natural, intensa y usual. Pésima: totalmente horrible. Así. Ahora, ¿podrías dejar de discutir y ser buenos? Sabéis que es casi la hora para la visita de los padres y no deberíamos comportarnos como retrasados cuando nuestras familias aparezcan. - Ay, mierda –dije- había olvidado por completo la visita de los padres. Damien gimió y dejó caer la cabeza sobre la mesa, golpeándola de una forma muy poco delicada. - A mí también se me había olvidado. Las cuatro nos compadecimos de él. A sus padres les pareció genial que fuese marcado, se mudase a la Casa de la Noche y comenzase el cambio que lo convertiría en vampiro o lo mataría si su cuerpo lo rechazaba. A ellos no les gustaba mucho que Damien fuese gay. Al menos, les gustaba algo de él. Mi madre y su actual marido –el perdedor John Heffer- odiaban todo de mí. - Mis padres no van a venir. Vinieron el mes pasado; éste están muy ocupados. - Gemela, otra vez demostramos nuestra conexión –dijo Erin-. Mis padres me enviaron un e-mail. Tampoco van a venir porque han decidido coger algún crucero del Día de Acción de Gracias a Alaska con mi tía Alane y mi tío Liar Lloyd. Lo que sea –se encogió de hombros. Al parecer no estaba tan molesta como Shaunee por la ausencia de sus padres. - Oye, Damien, a lo mejor ni tu mami, ni tu papi vienen –dijo Stevie Rae con una rápida sonrisa. Él suspiró. - Van a estar aquí. Es el mes de mi cumpleaños, traerán los regalos. - Eso no suena tan mal –le dije-. Dijiste que necesitabas un nuevo bloc de dibujo. - No me van a comprar un bloc de dibujo –contestó-. El año pasado les pedí un caballete y me trajeron suministros para camping y una suscripción a “Sports Illustrated”. - ¡¡¡¡Eh!!!! –gritaron Shaunee y Erin a la vez cuando Stevie Rae y yo arrugamos nuestras narices e hicimos ruidos de compasión. Damien se giró hacia mí, claramente queriendo cambiar de


tema. - Ésta va a ser la primera visita de tus padres, ¿qué esperas que pase? - Pesadilla –suspiré-. Total, absoluta y completa pesadilla. - ¿Zoey? Traía a mi nueva compañera de habitación para que te conociese. Diana, ésta es Zoey Redbird, la líder de las Hijas Oscuras. Contenta de poder escaparme de no tener que hablar del tema de mi propio horror paternal, miré hacia arriba, sonriendo al sonido de la voz indecisa y nerviosa de Sarah. - Vaya, es realmente de verdad –soltó la chica nueva antes de que pudiese decirle “hola”. Como era usual, estaba mirando mi frente y ruborizándose-. Quiero decir, eh… perdona. No quería parecer maleducada ni nada… -se desvanecía triste. - Está bien. Sí, mi marca está completa y también añadida – seguí sonriendo, intentando que se sintiese mejor, aunque realmente odiaba que pareciese que era la atracción más importante de un circo. Otra vez. Afortunadamente, Stevie Rae intervino antes de que Diana me mirase y mi silencio le hiciese sentir incómoda. - Sí, Z consiguió este tatuaje de espirales y telarañas en su cara y alrededor de sus hombros cuando salvó a su ex-novio de unos terroríficos y brutos fantasmas vampiro –dijo Stevie Rae animadamente. - Eso es lo que me contó Sarah –dijo Diana, indecisa-. Es sólo que sonaba tan increíble que, bueno, yo, eh… - ¿No te lo creías? –la ayudó Damien. - Sí, perdón –repitió moviéndose y mordiéndose las uñas. - Oye, no te preocupes por eso –en mi cara se dibujó una sonrisa auténtica-. A mí a veces me parece bastante extraño, y estuve allí. - Y les pateó sus traseros -continuó Stevie Rae. Le eché una mirada de “no me estás ayudando en absoluto”, que ella ignoró. Sí, puede que algún día me convierta en su Alta Sacerdotisa, pero no soy precisamente la jefa de mis amigos. - De cualquier forma, todo este lugar puede parecer bastante extraño al principio. Luego va mejor –animé a la chica nueva. - Gracias –contestó con una sincera calidez.


- Bueno, mejor que nos vayamos, así que voy a enseñarle a Diana donde está nuestra clase de quinto –dijo Sarah y luego, avergonzándome, se despidió muy seria y formal con el tradicional signo de respeto vampírico. Cerró su puño cerca de su corazón y agachó la cabeza antes de irse. - De veras que odio cuando hacen eso –murmuré cogiendo un poco de mi ensalada. - Yo creo que está bien –opinó Stevie Rae. - Mereces que te muestren respeto –aseguró Damien con su voz de profesor-. Tú eres la única alumna de tercero que se ha convertido en líder de las Hijas Oscuras y la única iniciada o vampira que ha mostrado una afinidad a los cinco elementos. - Afróntalo, Z –dijo Shaunee mientras masticaba ensalada y gesticulaba apuntando su tenedor hacia mí. - Eres especial –acabó Erin por ella (como siempre). Una alumna de tercero es como llaman en la Casa de la Noche a una estudiante de primer grado, así que una alumna de cuarto es una de segundo grado, etc. Y, sí, soy la única alumna de tercero que se ha convertido en la líder de las Hijas Oscuras. Qué suerte. - Hablando de las Hijas Oscuras –dijo Shaunee-, ¿has decidido qué requisitos quieres para ser miembro? Contuve el impulso de chillar. Mierda, no. Todavía no podía creer que estuviese a cargo de esto. Aún así, sólo agité mi cabeza y decidí –en lo que esperaba que fuese una pincelada de creatividad- poner la presión sobre ellos. - No, no sé cuáles deberían ser los requisitos; en realidad, esperaba que me ayudaseis, chicos. Así que, ¿alguna idea? Como supuse, todos se quedaron callados. Abrí la boca para agradecerles enormemente su silencio, pero la voz autoritaria de nuestra Alta Sacerdotisa sonó en los megáfonos de la escuela. Por un segundo me agradó la interrupción, pero cuando me di cuenta de lo que estaba diciendo mi estómago se oprimió. - Estudiantes y profesores, por favor, id todos al hall. Es la hora de la visita mensual de los padres. Bueno, mierda. - ¡Stevie Rae, Stevie Rae! ¡Vaya, te he echado de menos!


- Mamá –lloró y voló a los brazos de una mujer exactamente igual a ella, sólo que cincuenta libras más pesada y veintitantos años más. Damien y yo permanecimos incómodos dentro del hall, que empezaba a llenarse de padres humanos desagradables, unos cuantos hermanos humanos, un grupo de alumnos iniciados y algunos de nuestros profesores vampiros. - Bueno, allí están mis padres –dijo Damien con un suspiroPuede que lo supere. Nos vemos. - Nos vemos –murmuré entre dientes, mientras lo veía reunirse con dos personas totalmente corrientes que cargaban con regalos envueltos. Su madre le dio un rápido abrazo y su padre le sacudió la mano con exuberante virilidad. Damien lucía pálido y estresado. Seguí mi camino al lado de la mesa cubierta de lino blanco que corría a lo largo de una pared. Estaba llena de queso caro, fuentes de carne, postres, café, té y vino. Llevo en la Casa de la Noche un mes y todavía es para mí un poco chocante que el vino sea servido de tan buena gana aquí. Parte de la razón es simple, la escuela está diseñada después de la Casa de la Noche europea. Al parecer, en Europa el vino en las comidas es como el té o la Coca Cola aquí, así que no mucho. La otra parte es un hecho genético, los vampiros no beben y los iniciados apenas pueden conseguir un poquito (al menos de alcohol; la sangre, por desgracia, está totalmente prohibida). Así que el vino, literalmente, no es mucho aquí, aunque creo que sería interesante ver cómo los padres de Oklahoma reaccionan ante la bebida de la escuela. - Mamá, tienes que conocer a mi compañera de habitación, ¿te acuerdas que te hablé de ella? Ésta es Zoey Redbird. Zoey, ésta es mi mamá. - Hola, señora Johnson, un placer conocerla –dije educadamente. - ¡Oh, Zoey! Encantada de conocerte y, ¡dios mío!, tu marca es tan bonita como Stevie Rae dijo. Me sorprendió con un suave abrazo maternal y me susurró: - Estoy contenta de que cuides de mi Stevie Rae, me preocupo mucho por ella. Apreté su espalda y susurré:


- No se preocupe señora Johnson, Stevie Rae es mi mejor amiga. Y aunque era muy poco realista, deseé que mi madre me abrazase y se preocupase por mí igual que la señora Johnson lo hacía por Stevie Rae. - Mamá, ¿me has traído galletas con trocitos de chocolate? – preguntó mi amiga. - Sí, cariño, pero me acabo de dar cuenta de que me las he dejado en el coche –entonó la madre en un acento igual al de su hija-. ¿Por qué no vienes conmigo y me ayudas a traerlas? Esta vez he hecho galletas extra para tus amigos –me sonrío amablemente-. Eres más que bienvenida a venir también con nosotros, Zoey. - Zoey Oí mi voz dicha como un eco helado detrás de la cálida amabilidad de la señora Johnson y miré por encima de su hombro para ver a mamá y a John entrar en el hall. Mi corazón calló en mi estómago. Lo había traído. ¿Por qué demonios no podía haber venido sola y estar sólo ella y yo para variar? Pero sabía la respuesta, él nunca lo permitiría. Y su prohibición significaba que ella no lo haría. Punto. Fin del tema. Desde que mamá se casó con John Heffer no ha tenido que preocuparse por el dinero. Vive en una casa enorme en un tranquilo y apartado vecindario, fue voluntaria en el PTA y fue el principal miembro en activo de la iglesia. Pero durante estos tres años de su “perfecto” matrimonio, se ha perdido a sí misma. - Perdone, señora Johnson, acabo de ver a mis padres; así que mejor que vaya. - Oh, cariño, me encantaría conocer a tus padres –y como si estuviéramos en cualquier instituto normal, se giró, sonriendo, para conocerlos. Stevie Rae me miró, primero a mí y luego a ella. “Perdón” le vocalicé. Quiero decir, no estaba segura de que nada totalmente malo fuese a suceder, pero con mi perdedor recortando la distancia que había entre nosotros como si fuese un general lleno de testosterona dirigiendo una marcha muerta, imaginé que una apuesta sería favorable a una escena de pesadillas.


Luego mi corazón se levantó desde mi estómago y de repente todo se volvió mucho, mucho mejor al ver a mi persona favorita en el mundo aparecer de detrás de John y tender los brazos hacia mí. - ¡Abuela! Ella me envolvió en sus brazos y el suave olor a lavanda que siempre iba con ella, como si llevara una parte de su granja a cualquier sitio que fuese. - ¡Oh, Zoeybird! –me apretó fuerte contra ella-. Te he echado de menos, u-we-tsi -a-ge-hu-tsa. Sonreí entre mis lágrimas, encantada por el familiar sonido de la palabra cheroqui para hija –que quiere decir seguridad, amor y aceptación incondicional, cosas que no siento en casa desde hace tres años-, cosas que, antes de llegar a la Casa de la Noche, sólo sentía en la granja de mi abuela. - Yo también te he echado de menos, abuela. Estoy tan contenta de que hayas venido. - Usted debe ser la abuela de Zoey –dijo la señora Johnson mientras las dos nos juntábamos-. Es un placer conocerla, tiene a una chica muy buena aquí. La abuela sonrió cálidamente y empezó a contestar, pero John la interrumpió con su usual “yo soy la voz más importante”. - Bueno, en realidad, decir que es nuestra buena chica sería un cumplido. Y como si hiciese una entrada en Las Mujeres Perfectas, mi madre finalmente consiguió hablar. - Sí, somos los padres de Zoey. Yo soy Linda Heffer, éste es mi marido John y mi madre Sylvia Redbird… -y en medio de su “oh, qué educada introducción” se molestó en mirarme y su voz se quedó sin aliento en mitad de una palabra. Le hice a mi cara sonreír, pero la sentía caliente y pesada, como si me hubiesen vertido yeso y hubiese estado sentada bajo el sol veraniego y se fuese a romper si no tenía cuidado. - Hola, mamá - ¡Por el amor de Dios! ¿Qué has hecho con esa marca? –dijo la palabra “marca” como si dijese cáncer o pedofilia. -Salvó la vida de un joven y con una afinidad otorgada por la Diosa a los cinco elementos. A cambio, Nyx la ha tocado con varias marcas inusuales para un iniciado –dijo Neferet con su


voz suave y musical, mientras se acercaba al centro de nuestro pequeño y embarazoso grupo, dirigiéndose directamente a mi perdedor. Neferet era lo que la mayoría de los vampiros adultos son, increíblemente perfecta, con unas largas ondas de pelo caoba oscuro y unos ojos almendrados con un inusual color verde musgo. Se movía con una gracia y una confianza que claramente no eran humanas, y su piel era tan espectacular que parecía como si alguien hubiese encendido una luz dentro de ella. Hoy llevaba traje liso de seda azul con pendientes de plata en espiral (representando el camino de la Diosa, pero eso la mayoría de los padres no lo saben). Una forma plateada de la Diosa con los brazos en alto estaba bordada en su pecho izquierdo, al igual que estaba en el otro pecho. Su sonrisa era deslumbrante. - Sr. Heffer, soy Neferet, la Alta Sacerdotisa de la Casa de la Noche, aunque puede que sea más fácil para usted si piensa en mí como la directora de cualquier instituto normal. Gracias por venir a la noche de la visita de los padres. Podría decirse que él cogió su mano automáticamente. Estoy segura de que la hubiese rechazado si ella no lo hubiese pillado por sorpresa. Le estrechó la mano rápidamente y luego se giró hacia mi madre. - Sra. Heffer, es un placer conocer a la madre de Zoey. Estamos tan contentos de que se haya unido a la Casa de la Noche. - Bueno, eh, gracias –contestó ella, claramente desconcertada por el encanto y la belleza de Neferet. Cuando mi mentora saludó a mi abuela, su sonrisa se ensanchó y se volvió más que una sonrisa educada. Noté que estrecharon las manos al estilo del tradicional saludo vampiro, agarrándose la una a la otra del antebrazo. - Sylvia Redbird, siempre es un placer verte. - Neferet, también alegra mi corazón el verte, y gracias por cumplir tu juramento y cuidar de mi nieta. - No es una carga cumplirlo. Zoey es una chica tan especial – ahora me incluía a mí en la calidez de su sonrisa. Luego miró a Stevie Rae y a su madre-. Y ésta es la compañera de habitación de Zoey, Stevie Rae Johnson y su madre. He oído


que las dos son prácticamente inseparables y que incluso el gato de Zoey ha aceptado a Stevie Rae. - Sí, es verdad. Anoche se sentó en mi regazo mientras veía la tele –rió- y a Nala no le gusta nadie más aparte de Zoey. - ¿Gato? No recuerdo haberle dado permiso a nadie para que Zoey tuviese un gato –dijo John, haciéndome querer dar arcadas ¡Como si nadie en un mes se tomara la molestia de hablarme excepto la abuela! - Me malentendió, Sr. Heffer, en la Casa de la Noche los gatos vagan libremente. Ellos eligen a sus dueños, no al revés. Zoey no necesitó permiso cuando Nala la eligió –dijo Neferet tranquilamente. John bufó, gesto que por suerte todos ignoraron. Seeh, él es como un culo. - ¿Desean alguna bebida? –dijo Neferet llevando la mano hacia la mesa elegantemente. - Oh, vaya; eso me recuerda que me dejé las galletas en el coche. Stevie Rae y yo estábamos a punto de ir. Un placer conocerlos. Me dio un rápido abrazo y lanzó un saludo con la mano a todos antes de que Stevie Rae y ella escaparan, abandonándome allí, aunque deseara estar en cualquier otro sitio. Permanecí cerca de la abuela, entrelazando sus dedos con los míos mientras caminábamos hacia la mesa de las bebidas, pensando en lo fácil que sería si sólo hubiese venido ella a visitarme. Eché un vistazo a mamá. Parecía como si se hubiese pintado en la cara un ceño permanentemente fruncido. Miraba a los otros chicos, y a penas dirigía la vista en mi dirección. ¿Para qué venir? Quería gritarle. ¿Para qué hacer como que en realidad puede que te importe –puede que en realidad me eche de menos- y luego mostrar tan claramente que no? - ¿Vino, Sylvia? ¿Sr. y Sra. Heffer? –ofreció Neferet. - Gracias, tinto, por favor –dijo la abuela. John frunció sus labios, mostrando su descontento. - No, no bebemos. Con un esfuerzo sobrehumano conseguí no poner los ojos en blanco. ¿Desde cuándo no bebían? Apostaría los últimos cincuenta dólares de mi cuenta de ahorros a que en ese


momento había un pack de seis cervezas en el frigorífico. Y mi mamá solía beber vino tinto igual que la abuela. Incluso la vi lanzarle a la abuela una mirada con los ojos entrecerrados, envidiosa del delicioso vino que Neferet le había vertido. Pero ellos no bebían. Al menos, no en público. Hipócritas. - Así que, ¿dices que la suma a la marca de Zoey sucedió porque hizo algo especial? –La abuela me apretó la mano-. Ella me dijo que se había convertido en la líder de las Hijas Oscuras, pero no me dijo cómo pasó exactamente. Sentí que me ponía tensa otra vez. De veras que no quería ver la escena que sucedería si mamá y John descubriesen que lo que en realidad sucedió fue que la ex líder de las Hijas Oscuras formó un círculo en la noche de Halloween (conocida en la Casa de la Noche como Samhain, la noche en la que el velo de nuestro mundo y el de los espíritus es más delgado), invocó a varios espíritus de vampiros y luego perdió el control sobre ellos cuando mi ex novio humano, Heath, apareció buscándome. Así que no quería que nadie mencionase lo que sólo dos personas sabían, que me buscaba porque había probado su sangre y él se había obsesionado conmigo, algo que a los humanos les pasa con facilidad cuando se ven involucrados con vampis, incluso aunque sean vampiros iniciados. Así que la entonces líder de las Hijas Oscuras, Aphrodita, perdió totalmente el control sobre los fantasmas y fueron a comerse a Heath. Literalmente. Peor, también actuaban como si quisiesen hacer añicos al resto de nosotros, incluyendo al absolutamente sexy Erik Night, el chico vampiro que felizmente puedo decir que no es mi ex, pero que de alguna forma hemos estado quedando este último mes, así que es mi casi-novio. De cualquier forma, tenía que hacer algo, así que con la ayuda de Stevie Rae, Damien y las Gemelas formé mi propio círculo, tocando el poder de los cinco elementos: aire, fuego, agua, tierra y espíritu. Usando mi afinidad con los elementos, me las arreglé para hacer a los espíritus regresar al sitio en el que viven (¿o desviven?). Cuando se fueron me salieron estos tatuajes, una delicada colección de lazos en espiral color zafiro que enmarcaban mi cara -nunca jamás visto en un simple iniciado- y un juego de marcas salpicadas con guays recorridos de símbolos en mis hombros, algo que nunca han tenido ni un iniciado, ni un


vampiro adulto. Luego Aphrodite quedó como la deplorable líder que era, haciendo que Neferet la despidiese y me pusiese a mí en su lugar. Por consiguiente, también soy la Alta Sacerdotisa en entrenamiento de Nyx, la Diosa vampira, quién es la Noche personificada. Nadie los examinaría como los ultra religiosos y ultra juiciosos John y mamá. - Bueno, hubo un pequeño accidente. Zoey rápidamente actuó y se aseguró de que nadie resultase herido, a la vez que conectaba con una afinidad especial que le ha sido otorgada por la Diosa para llevar la energía de los cinco elementos –la sonrisa de Neferet era orgullosa y sentí que me inundaba la alegría ante su aprobación-. El tatuaje es simplemente un signo externo del favor que ha encontrado en la Diosa. - Lo que dices es una blasfemia –dijo John con una voz ronca y tirante que sonaba condescendiente y enfadada a la vez-. Estás poniendo en peligro su alma inmortal. Neferet dirigió sus ojos color musgo hacia él. No parecía enfadada. En realidad, parecía divertida. - Debe ser un Mayor de las Gentes de Fé. Su pecho de pajarillo se hinchó. -Bueno, sí, lo soy. -Luego permítanos entender, Sr. Heffer. Yo no pensaría en entrar en su casa o en su iglesia para menospreciar sus creencias, aunque esté en total desacuerdo con ellas. Ahora, no pretendo que rinda culto igual que yo. En verdad, nunca pensaría en imponerle mis creencias, aunque tenga un profundo compromiso con mi Diosa. Así que todo lo que pido es que muestre la misma cortesía que yo le muestro a usted. Cuando esté en mi “casa”, respete mis creencias. Los ojos de John asomaban malvados por una estrecha rendija y podía ver su mandíbula apretarse y desapretarse. - Vivís en el pecado y el error –dijo ferozmente. - Eso dice un hombre que le rinde culto a un Dios que vilipendia placer y les da a las mujeres papeles que son poco más que de sirvientas y criadoras de hijos, aunque sean la columna vertebral de vuestra iglesia, y busca controlar el culto a través de la culpa y el miedo –río Neferet suavemente, pero el sonido fue perdiendo humor y la advertencia no dicha que había en él hizo que se me pusiese la carne de gallina-.


Cuidado con cómo juzga a los demás, Sr. Heffer, quizá tendría que mirar primero en su propia casa. Se le enrojeció la cara y succionó aire abriendo su boca en lo que sabía que sería una fea clase de lo buenas que son sus creencias y lo malas que son las de los demás, pero antes de que pudiese responder, Neferet lo cortó. Su voz no se elevó, pero de repente estuvo llena del poder de una Alta Sacerdotisa y tirité de miedo, aunque su ira no fuese dirigida hacia mí. - Tiene dos opciones. Puede visitar la Casa de la Noche como un invitado, lo que significa que respetaría nuestro modo de vida y se guardaría para sí mismo su descontento y sus juicios. O puede irse y no volver nunca. Decida ya –las dos últimas palabras llegaron a mi piel y tuve que esforzarme para no encogerme. Noté que mamá miraba a Neferet con los ojos muy abiertos y vidriosos y su cara estaba tan pálida como la leche. La cara de John se había vuelto del color contrario. Sus ojos estaban entrecerrados y sus mejillas estaban ruborizadas con un rojo muy poco atractivo. - Linda –dijo a través de sus dientes-, vamos. Luego me miró con tal repugnancia y odio que di un paso hacia atrás. Quiero decir, sabía que no le gustaba, pero hasta ese momento no me había dado cuenta de cuánto. - Este lugar es lo que mereces. Tú madre y yo no vamos a volver. Ahora estás sola. Se dio la vuelta y se encaminó hacia la puerta. Mi madre vaciló y por un momento pensé que quizá dijese algo bueno como que lo sentía, o que me había echado de menos, o que no debía preocuparme, o que volvería sin importar lo que él dijese. - Zoey, no puedo creer lo que has conseguido –sacudió su cabeza y, como era normal, siguió la correa de John y abandonó la habitación. - Oh, corazón, lo siento tanto… -la abuela estuvo allí al instante, abrazándome y consolándome-. Volveré, mi pequeño pajarillo. Lo prometo. Y estoy muy orgullosa de ti – me sujetaba por los hombros y sonreía entre sus lágrimas-. Nuestros ancestros cheroquis también están orgullosos de ti. Has sido tocada por la Diosa y tienes la lealtad de buenos


amigos –alzó la vista hacia Neferet- y profesores sabios. Algún día incluso puede que aprendas a perdonar a tu madre. Hasta entonces, recuerda que eres la hija de mi corazón, uwe-tsi -a-ge-hu-tsa –me besó-. Yo también debo irme. Conduje hasta aquí tu pequeño coche y lo dejaré para ti, así que debo regresar con ellos –me dio las llaves de mi Bug clásico-. Recuerda siempre que te quiero, Zoeybird. - Yo también te quiero, abuela –dije y besé su espalda, abrazándola y respirando profundamente su olor como si pudiese retenerlo en mis pulmones y exhalando despacio, pues la echaré de menos durante el próximo mes. - Adiós, corazón. Llámame cuando puedas. Me besó otra vez y se fue. La vi marcharse y no me di cuenta de que estaba llorando hasta que sentí mis lágrimas gotear desde mi cara hasta mi cuello. La verdad, había olvidado que Neferet estaba todavía a mi lado, así que di un pequeño respingo cuando me tendió un pañuelo. - Lo siento, Zoey –dijo en voz baja. - Yo no –me soné la nariz y me limpié la cara antes de mirarla-. Gracias por hacerle frente. - No quise decir que tu madre también se fuese. - No lo dijiste, ella lo decidió, al igual que lleva haciendo estos tres últimos años –sentí la calidez de lágrimas amenazando en mi garganta y hablé despacio, reteniéndolas-. Ella era diferente. Es estúpido, lo sé, pero sigo esperando que vuelva a ser quien era, aunque nunca suceda. Es como si él hubiese matado a mamá y puesto una extraña en su cuerpo. Neferet puso su brazo alrededor de mi cuerpo. - Me gusta lo que ha dicho tu abuela. Puede que algún día encuentres la habilidad para perdonar a tu madre. Miré a la puerta por la que los tres se habían ido. - Ese día está muy lejano. Neferet apretó mi hombro en un gesto de comprensión. La miré, contenta de que estuviese allí conmigo, y deseé, por un momento, que fuese mi mamá. Luego recordé que hacía un mes me había dicho que su madre murió cuando era una niña pequeña y su padre había abusado de ella física y psíquicamente hasta que la marcaron y se salvó. - ¿Alguna vez perdonaste a tu padre? –pregunté vacilante.


Neferet me miró y parpadeó varias veces, como si estuviese volviendo a unos recuerdos que había dejado muy, muy lejos. - No, nunca lo perdoné, pero cuando pienso en él es igual que si me acuerdo de cualquier otra persona. Las cosas que hizo se las hizo a una pequeña humana, no a una Alta Sacerdotisa y vampira. Y para una Alta Sacerdotisa y vampira él, al igual que todos los humanos, no tiene trascendencia. Sus palabras sonaron fuertes y seguras, pero al mirar en sus bonitos ojos de un verde intenso, vi el parpadeo de algo viejo y doloroso, algo definitivamente no olvidado y me pregunté cuán honesta era consigo misma.


HCapítulo Dos Estaba increíblemente aliviada cuando Neferet me dijo que no había ninguna razón para que me quedara en el hall de recepción. Después de la escena con mi familia sentí como todo el mundo me estaba mirando. Yo era, después de todo, la chica con las Marcas y la pesadilla de la familia. Tomé el camino corto para salir de la sala de recepción que me condujo fuera a través del patio, muy pocas de las ventanas de la sala miraban hacia allí. Era poco después de medianoche, era un horario extraño para una jornada de puertas abiertas, pero las clases de la escuela comienzan a las 8:00 PM, y termina a las 3:00 am. En la superficie parece tener más sentido el horario de visita de los padres que comienza a las 8:00, o quizá incluso una hora o así antes del comienzo de las clases, pero Neferet me ha explicado que el punto es que los padres acepten el cambio de su hijo, y entender que días y noches para él no son lo mismo que para ellos. Mi otro yo piensa que es más un inconveniente, el horario de las visitas, una gran cantidad de padres que necesitan la excusa de no venir, sin decirle a su hijo directamente, ¡ Hey no quiero tener nada que ver contigo ahora que te estás convirtiendo en un monstruo Chupasangres. Lástima que mis padres no habían hecho eso. Mi suspiro se ralentizó, después de haberme tomando mi tiempo a través de uno de los caminos sinuosos por el patio. Las noches de noviembre son frescas y claras. La luna estaba casi llena, y su brillante luz de plata es un bonito contraste con las antiguas antorchas de gas que iluminan el tribunal y el patio con su suave color amarillo brillante.


Pude escuchar la fuente que está en el centro del jardín, y automáticamente cambie de dirección para dirigirme hacia ella. Tal vez el calmante orinar de agua ayudaría a mi nivel de estrés... y me haría olvidar.

Cuando tome la curva que llevaba a la fuente fui caminando lentamente, y soñando despierta con mi nuevo casi-novio, Erik totalmente delicioso. Él estaba lejos de la escuela para la competencia anual de monólogos de Shakespeare. Naturalmente, él había terminado en primer lugar en nuestra escuela, y ha avanzado con facilidad a las Cámaras de la noche de la competencia internacional. Era jueves, y se había ido desde el lunes, pero yo no podían esperar hasta el domingo, cuando se suponía que iba a volver. Erik es el chico más popular de nuestra escuela. Infierno, Erik podría ser la noche más caliente que cualquier tipo en la escuela. Él era alto, oscuro, y guapo, como una antigua estrella de cine (sin el latente homosexual). También tiene un increíble talento. Algún día, pronto va a unirse a la categoría de otras estrellas de cine como los vampiros Matthew McConaughey, James


Franco, Jake Gyllenhaal, y Hugh Jack hombre (que es totalmente hermoso para ser un viejo). Además, Erik es realmente un buen tipo, que sólo añade más leña al fuego. Así que voy a admitir que estoy preocupada con las visiones de Erik y yo como Tristán e Isolda (nuestra apasionada historia de amor tendrá un final feliz). No me di cuenta que había otras personas en el patio hasta que una voz masculina planteada me impactó con el asco con el que hablaba. - ! Eres una decepción tras otra, Afrodita! - Me congelé. ¿Afrodita? - Fue bastante malo que te marcaran, significando que no puedes ir a la Sala de Chatham, especialmente después de todo lo que hice para asegurarme de que fueras aceptada dijo una mujer en una frágil y fría voz. - Madre, lo sé. Dije que lo sentía. Bueno, debía salir de allí. Debería darme la vuelta y caminar rápidamente y en silencio hasta el patio. Afrodita es realmente mi persona menos favorita en la escuela. En realidad, Afrodita es probablemente mi persona menos favorita de cualquier parte, pero el propósito de escuchar lo que era claramente una escena horrible con sus padres estaba mal mal mal. Así que moví unos pies fuera de la ruta en la que me podría ocultar más fácilmente detrás de un gran arbusto ornamental que me daba una buena vista de lo que estaba pasando. Afrodita estaba sentada en el banco de piedra más cercano a la fuente. Sus padres estaban de pie delante de ella. Bueno, su mamá estaba de pie. Su padre era el ritmo. Sus padres eran muy guapos. Su papá era alto y guapo. El tipo de hombre que se mantiene en forma, mantiene todo su pelo, y tenía los dientes muy bien. Iba vestido con un traje oscuro que parecía haberle costado un millón de dólares. También parecían una extraña familia y yo estaba segura de que le había visto en la televisión o algo así. Su madre era increíblemente hermosa. Quiero decir, Afrodita era rubia y de aspecto perfecto, y su mamá era igual pero con más años, ricamente vestida y bien cuidada. Era, evidente, que su suéter de cachemira, y sus perlas eran reales. Cada vez que hacia un gesto con sus manos se veía la alianza en forma de pera de


diamantes en su dedo anular era como una luz fría y bella, como su voz. -. ¿Has olvidado que Tu padre es el alcalde de Tulsa? - La madre de Afrodita se quebró brutalmente. - No, no, por supuesto que no, mamá. Su mamá no parecía escucharla. – Ganarle a su contrincante decentemente con el hecho de que tú estés aquí en lugar de en la Costa Este de Harvard para tu preparación fue bastante difícil, pero nos consuela el hecho de que puedes alcanzar con los Vampiros dinero, poder y éxito, y esperaba que fueras buena para sobresalir en esto - se detiene para observar - lugar bastante inusual, para lograrlo. Y ahora nos enteramos de que ya no eres el líder de las Hijas oscuras y has sido expulsada por la Alta Sacerdotisa, lo que hace ver que no eres diferente a cualquiera de los otros en niños de esta miserable escuela. - La madre de Afrodita dudo, como si necesitara calmarse antes de continuar. Cuando hablo de nuevo fue como un silbido. - Tu comportamiento es inaceptable. -. Como de costumbre, nos decepcionaste - repitió su padre. - ¡Deja de decir eso, papá! - dijo Afrodita, con su habitual sonido inteligente-culo libre. Como una serpiente atacando, su mamá la abofeteo en la cara, tan fuerte que el sonido de la piel contra la piel, me hizo saltar. Yo esperaba que Afrodita saltara fuera del banco y se lanzara a la garganta de su mamá (por favor, no me llames bruja del infierno), pero ella no lo hizo. Ella sólo presionaba su propia palma sobre su mejilla e inclinó su cabeza. -. No llores. Ya te lo he dicho antes, las lágrimas significan debilidad. Por lo menos haz una cosa bien y no llores - su mamá se quejo. Afrodita lentamente levantó su cabeza y retiro la mano de su mejilla. - No quise decir eso, mamá. Realmente lo siento. - Decir que lo lamento no soluciona nada - dijo su mamá - Lo que queremos saber es lo que vamos a hacer acerca de su posición actual." En las sombras retuve el aliento. -. Yo no puedo hacer nada al respecto - dijo Afrodita, la esperanza de repente sonaba muy joven. - Yo estaba en mal


estado. Neferet me agarró. Aprovechó y me saco de las hijas oscuras y le dio mí puesto a otra persona. Creo que está incluso considerando trasladarme a otra casa de la noche por completo. - ¡Ya lo sabemos! - Su madre levantó la voz, sus palabras parecían estar hechas de hielo. - Hablamos con Neferet antes de verte. Ella iba a trasladarte a otra escuela, pero intercedimos. Tú permanecerás en aquí. También se trató de razonar con ella acerca de lo de tu posición después de un periodo tal vez de restricción o detención. - ¡Oh, mamá, ¿tu no..? Afrodita sonaba horrorizada, y no podía culparla. Sólo podía imaginar la impresión de estos fríos, simulando ser los perfectos padres Hablando con nuestra Alta Sacerdotisa. Si Afrodita había tenido la más mínima posibilidad de volver a Neferet en su favor, probablemente sus padres lo habían arruinado. -. ¡Por supuesto que no!, ¿Que esperas de nosotros que nos quedemos sentados mientras destruyen tu futuro, convirtiéndose en un Vampiro don nadie de la Casa de la noche? - dijo su mamá. - Más de lo que ya tenemos - añadió su padre. - Pero no es culpa mía estar en este tipo de escuela secundaria de restricción - dijo Afrodita, obviamente tratando de controlar su frustración e intentando razonar con ellos. - Yo no estaba en mi mejor momento. Eso es bastante malo, pero hay aquí una Chica cuyos poderes son más fuertes que los míos. Neferet está más enojada conmigo de lo que pensáis, ella no va a darme de nuevo el mando de las hijas oscuras. - luego Afrodita dijo algo que me impactó totalmente. - La otra chica es mejor líder que yo. Me di cuenta de ello en Samhain. Merece ser la jefa de la Hijas Oscuras. Yo no. Oh dios mío. ¿El infierno se puede congelar más? La madre de Afrodita se acerco un paso más a ella y se encararon, seguro que iba a conseguir de nuevo otro guantazo. Pero su madre no la golpeó. Ella estaba de forma que su bello rostro miraba a la derecha de su hija. Desde donde yo estaba de pie se veían tan similares que daba miedo. -. No vuelvas a decir nunca que alguien merece algo más que tu. Eres mi hija, y siempre te mereces lo mejor.- Entonces


ella se enderezó de nuevo y movió su mano a través de su cabellera perfecta, aunque yo estaba bastante segura de que no se atrevían a llegar demasiado lejos. - No hemos podido convencer Neferet de que te devuelva tu posición, así que vamos a tener que convencerla a ella. - Pero, mamá, ya te dije - comenzó, pero su padre la corto. - Hay que convencer y obtener a la chica nueva de alguna forma, y Neferet será probable que te devuelva tu posición. ¡Ah, mierda. "La chica nueva" era yo. - Vigílala. Causa que cometa errores, y luego asegúrate de que alguien se lo dice a Neferet, pero no se lo digas tu, Se verá de mejor manera - Su mamá habla con mucha naturalidad, como si se trata del traje de que debe de usar Afrodita para mañana en lugar de conspirar contra mí. ¡Bruja del infierno! -. Y cuidado. Tu comportamiento tiene que ser más correcto. Tal vez deberías estar más próxima a tus visiones, al menos por un tiempo,- dijo su padre. - Pero me has dicho por años que debía tratar de mantener las visiones fuera, que son la fuente de mi poder. ¡Apenas podía creer lo que estaba escuchando! Hace un mes Damián me había dicho que varios de los niños pensaban que Afrodita estaba tratando de ocultar algunas de sus visiones a Neferet, pero pensé que era porque odiaba a los seres humanos y las visiones de Afrodita eran sobre una futura tragedia donde morían seres humanos. Cuando ella compartió sus visiones con Neferet, la Alta Sacerdotisa fue casi siempre en condiciones de evitar que la tragedia ocurra y salvar vidas. Así que el propósito de mantener sus visiones ocultas era una de las cosas que me hizo decidir que tenía que tomar su posición como líder de las Hijas Oscuras. No estoy hambrienta de poder. Yo no requiero la posición de jefe. Maldición, todavía no estaba segura de qué hacer con esto. Me acaba de enterar que Afrodita fue una mala noticia, y que tenía que hacer algo para detenerla. Ahora yo estaba escuchando parte de la basura que había estado haciendo, ¿por qué se dejó manejar por sus odiosos padres? Su papá y mamá en realidad pensaban que estaba bien guardar silencio sobre la información que podría salvar vidas. ¡Y su padre era el alcalde de Tulsa! (No es de extrañar que me parecía familiar.) Fue tan extraño que mi cabeza empezaba a


dolerme. - ¡Las visiones no son tu fuente de poder! - su papá le estaba diciendo. - ¿Es que nunca escuchas? te digo que tus visiones podrían ser utilizadas para lograr el poder para ti, ya que la información siempre es poder. La fuente de tus visiones es el cambio que está teniendo lugar dentro de tu cuerpo. Es la genética, eso es todo. - Se supone que es un regalo de la diosa - Afrodita dijo suavemente. La risa de su madre fue fría. -. No seas estúpida. Si hay tal cosa como una diosa, ¿cual es la razón por la que se te otorgan facultades? Eres sólo una ridícula niña, y propensa a cometer errores, este último error tuyo lo ha demostrado. Por lo tanto, se inteligente por una vez, Afrodita. Utiliza a tu favor tener visiones, pero el acto debe ser humilde. Tienes que hacer creer a Neferet que lo sientes. Yo casi no escuche el susurro de Afrodita, - Lo siento .. - Vamos a esperar noticias mucho mejor el próximo mes. - Sí, mamá. - Bueno, ahora en pie vamos a la sala de recepción para que podamos charlar con los demás. - Por favor ¿Puedo quedarme aquí por un tiempo? Realmente no me siento muy bien. - Por supuesto que no. ¿Qué dices?- dijo su madre. - Salimos juntos. Tú nos escoltas a la sala y estate contenta al respecto. Ahora. Afrodita se levanto lentamente del banco, y mi corazón comenzó a latir tan fuerte, me daba miedo que me oyera de lejos, yo me fui a prisa por el camino de vuelta hasta que llegue a la horquilla que me llevaría a través del patio. Entonces prácticamente corrí desde el jardín. Pensé en lo que había escuchado todo el camino de vuelta al dormitorio. Yo creía que tenía una pesadilla de padres, pero eran como The Brady Bunch papá y mamá (hola veo Nickelodeon funciona como todo el mundo) en comparación con los de Afrodita, odiosos y poder-freak padres. Por mucho que me odiaba a admitirlo, lo que vi esta noche, me hizo


comprender por qué Afrodita actúa de esa manera. Quiero decir, ¿qué sería yo, si no hubiera tenido el amor, el apoyo y la ayuda de mi abuela Redbird que me ayudaron a crecer estos últimos tres años? Y que era algo más también, Mi mamá no fue tan mala. Claro, que había sido estresada y sobrecargada, pero que había sido normal durante los primeros trece de mis casi diecisiete años de vida. Fue sólo después de que John se casó con ella cuando cambió. Así que tenía una buena mamá y una fantástica abuela. ¿Qué debo hacer si no? ¿Qué pasa si todo lo que había conocido fue la forma en que había sido durante los últimos tres años siendo un cero a la izquierda y no apreciada en mi propia familia? Podría haber sido como Afrodita, y yo podría haber dejado que mis padres tomaran el control de mí, porque estaban esperando desesperadamente que fuera lo suficientemente buena, que estuvieran lo suficientemente orgullosos, por lo que algún día ellos realmente me amarían. Me hizo ver Afrodita con ojos totalmente nuevos, y no estaba particularmente entusiasmada con este hecho.


HCapítulo Tres - Sí, Zoey, entiendo todo lo que estás diciendo, pero ¡¡hola!! Afrodita va a tratar de conseguir un modo para que te expulsen como líder de las hijas oscuras, así que no veo necesario sentir pena por ella - dijo Stevie Rae. - Lo sé. No estoy sintiendo sentimientos cálidos y difusos sobre ella. Estoy diciendo que, después de ver a sus psico padres entiendo por qué ella es como es. Fuimos caminando a la primera hora. Bueno, en realidad, Stevie Rae y yo prácticamente íbamos corriendo a la primera hora. Como de costumbre, era tarde. Yo sabía que no había tenido que tomar ese segundo plato del Conde Chocula. Stevie Rae rodó sus ojos. - Y tú dices que soy demasiado buena. - No estoy siendo amable. Solo es comprensión. Pero no cambia el hecho de que Afrodita actúa como una vieja perra del infierno. Stevie Rae hizo una inhalación con mucho ruido y sacudió su cabeza, causando que sus rizos rubios botaran como si fuera una niña. Su corte de pelo era extraño en la Casa de la Noche, donde todos, incluso la mayoría de los chicos, llevaban ridículamente el pelo largo. Bueno, mi pelo siempre ha sido largo, pero todavía fue muy raro cuando llegué aquí por primera vez y fui bombardeada con secador de pelo. Ahora tiene perfecto sentido. Parte del cambio físico que ocurre cuando nos convertimos en vampiros es que nuestro cabello y las uñas crecen anormalmente rápido. Después de un poco de práctica, puedes decir qué años tiene un joven sin el control de la cresta de su chaqueta. Los vampiros son diferentes a los seres


humanos (no sólo la parte mala diferentes, diferentes), su cuerpo se ve diferente, también. - Zoey, no me estas escuchando. - ¿Huh? - Dije, que no dejes que Afrodita se acerque y no bajes la guardia. Sí, tiene una pesadilla de padres, pero son los que llevan el control y la manipulación. Ella todavía te odia y es vengativa. Cuidado con ella. - Oye, no te preocupes.

- Bien, bien. Te veo en tercera hora. - Nos vemos - le di la espalda. Jo es tan guerrera. Entre en la primera clase y acababa de tomar mi asiento en la mesa junto a Damián, cuando levantó una ceja y me dijo: - ¿Otros dos bol por la mañana?-


Cuando la campana sonó y Neferet entro en la sala. Bien, sé que es limítrofe con extraños (o quizás esa palabra es la mejor elección) reconocemos continuamente a una mujer hermosa cuando tu eres una mujer, pero la maldita Neferet es hermosa y tiene la capacidad de concentrar toda la luz de la habitación en sí misma. Ella llevaba un sencillo vestido negro, totalmente negro que iba a morir a la altura de las botas. Tenía pendientes de la Diosa de plata y, como siempre, la Diosa de plata bordada descansaba sobre su corazón. No se parece exactamente la Diosa NYX que yo había visto en una visión el día que me marcaron, pero la Diosa tuvo una aura de fuerza y confianza. Voy a admitirlo. Quería ser ella. Hoy fue inusual. En lugar de conferencias para más de la hora (y no, sorprendentemente no fue suficiente porque Neferet no es un profesor aburrido) nos dio un ensayo sobre la asignación de Gorgona, que habíamos estado estudiando toda la semana. Nos enteramos de que en realidad no había sido un monstruo que convirtió a los hombres de piedra con un solo vistazo. Había sido una famosa Vampira Alta Sacerdotisa cuya Diosa le había dado un don por afinidad, o una conexión especial, por la tierra, que es, probablemente, "piedra " de ahí vino el mito. Estoy casi segura de que si una vampiresa Alta Sacerdotisa está bastante molesta y tiene una conexión mágica con la tierra (piedras provienen de la tierra), podría fácilmente transformar a alguien en granito. Así que hoy la tarea consistía en escribir un ensayo sobre el mito y el simbolismo, y el sentido de la ficción de la historia de la Gorgona. Pero yo estaba demasiado inquieta para escribir. Además, había tenido todo el fin de semana para terminar el ensayo. Yo estaba mucho más preocupada por las Hijas Oscuras. La luna llena es el domingo y va a dar lugar el ritual de las hijas oscuridad. Me di cuenta de que todo el mundo estaba esperándolo y también el anuncio sobre los cambios que planeé hacer. Uh, necesitaba tener una pista sobre esos cambios. Sorprendentemente, esto me hizo tener una idea, pero definitivamente necesitaba ayuda. Damien hizo caso omiso de mi bloc de notas y me fui hasta la mesa de Neferet. -. ¿Algún problema, Zoey? - pregunto.


- No. Uh, sí. Bueno, en realidad, si quisiera excusarme para el resto de la hora.- Me di cuenta que estaba nerviosa. Sólo llevaba en la Casa de la noche un mes, y todavía no está segura sobre el protocolo para ser excusado de clase. Quiero decir, sólo había dos niños en todo el mes que se habían enfermado. Y habían muerto. Ambos. Sus cuerpos habían rechazado el cambio, un hecho que había pasado delante de mí durante las clases de liras italianas. Había sido totalmente brutal. Pero a no ser el hecho ocasional de morir algún estudiante rara vez la gente se perdía las clases. Neferet me estaba mirando, y me acordé de que ella era una INTU positivo y podría probablemente ver el sentido ridículo balbuceando en mi cabeza. Suspire. - Es sobre cosas de las Hijas oscuras. Quiero llegar a un nuevo liderazgo de ideas. Ella miró complacida. - ¿Puedo ayudarte? - Probablemente, pero tengo que hacer algunas investigaciones y obtener mis ideas en primer lugar. - Muy bien, ven a mí, cuando esté listo. Y no dudes en pasar todo el tiempo que necesites y en utilizar todos los medios adecuados- dijo Neferet. Dudé. - ¿Necesito un pase? Ella sonrió. - Yo soy su mentor y te he dado permiso, ¿qué más podrías necesitar si no mi autorización? - Gracias - dije, y me apresure a cruzar la sala llena de estudiantes. Sería tan feliz, si pasara el tiempo suficiente para que aprendiera todas las normas de la escuela. Y, de todos modos, no sé porque había estado tan preocupada. Las salas estaban desiertas. A diferencia de mi antigua escuela secundaria (High School Sur Intermedio en Broken Arrow, Oklahoma, que es totalmente un aburrido suburbio de Tulsa) no hubo un Napoleón, demasiado bronceado y vice director con mejor cosa que hacer que merodear por los pasillos y acosar a los estudientes.¡Ralentizando! me dije a mí misma para relajarme Jo, me he estresado mucho últimamente. La biblioteca estaba en el centro de la zona frontal de la escuela en un lugar fresco multinivel que había sido


construido para imitar la torreta de un pequeño castillo, que encajaba bien con el resto de la escuela. Todo esto parecía algo del pasado. Esa fue probablemente una de las razones por las que atrajo la atención de los vampiros hace cinco años. Anteriormente no era una escuela de los niños ricos "de preparación escolar”, sino que había sido construido como un monasterio de San Agustín la gente de Fe. Recuerdo que cuando pregunte de qué manera habían conseguido que se lo vendieran a los vampiros Neferet me había dicho que les había hecho una oferta que no podían rechazar. Con el recuerdo del peligroso tono que su voz había tomado aún se me eriza la piel. - Me-eeh-UF-ow! Salté y casi orinó sobre mí. - ¡Nala! ¿No te me subas! Indiferente, mi gata se lanzó a sí misma a mis brazos, y tuve que hacer malabares con el portátil, el bolso, y la pequeña (pero gordita), gata de color naranja. Todo el tiempo Nala se quejó en su voz de gato malhumorada. Ella me adora, y me había elegido definitivamente como suya, pero eso no quiere decir que ella siempre fuera agradable. Pasé con ella, y empuje la puerta abierta al centro de medios de comunicación. Neferet se lo había dicho a mi estúpido perdedor padrastro John. Los Gatos vagan libres por todo el colegio. A menudo, seguían a "su" chico a clase. Nala, en particular, me gustaba encontrarla varias veces al día. Había que insistir en la nada su cabeza, se quejaba un poco de mí, y luego se marchaba e iba hacer lo que los gatos hacen en su tiempo libre. (¿Planean la dominación del mundo?) - ¿Necesita ayuda con ella? – la encargado de la sala pregunto. Sólo lo conocí brevemente durante mi semana de orientación, pero me recuerda a alguien su nombre es Safo. (Uh, ella no era la real Sappho-Vampyre poeta que había muerto como hace mil años-que ahora se estudia su trabajo en clase de liras italianas). - No, Safo, pero gracias. A Nala no le gusta a nadie excepto yo. Safo, era una pequeña morena vampiresa cuyos tatuajes eran símbolos del alfabeto griego eso me había dicho Damián, sonrió con cariño a Nala.


- Los gatos son muy interesantes, ¿no te parece? Mudé a Nala a mi otro hombro y me murmuraba en mi oído. - Definitivamente no son perros - le dije. - ¡Gracias a la diosa por eso! - ¿Te importa si uso una de los ordenadores?- el centro de medios de comunicación estaba rayado con filas y filas de libros, miles de ellos y también tenía un lugar nuevo, para el ordenador. - Por supuesto, está en su casa y siéntase en libertad de llamarme, si no puede encontrar lo que necesita. - Gracias. Me senté frente a un equipo en una mesa grande y agradable e hice clic en Internet. Esto fue algo diferente a mi vieja escuela. Aquí no había contraseñas de Internet ni filtros ni tampoco programas ni sitios restringidos. Aquí se espera que los estudiantes actúen con sentido y responsabilidad como los vampiros, a los que es casi imposible engañar. Sólo pensar en tratar de mentir a Neferet me hizo doler el estómago. Centrarse y dejar de andar por ahí. Esto es importante para la idea que estaba paseándose por mi cabeza. Ha llegado el momento de mirar si había algo para ella. Y tire de Google, escribí "escuelas preparatorias privadas." Tropecientas páginas web aparecieron. Empecé a reducir la búsqueda. N quería exclusivas y de clase alta (ninguna de estudiantes pijos "alternativa academias" que fueron realmente las plumas para la futura celebración de los delincuentes-ugh). También quería antiguas escuelas, que lo habían sido generación tras generación. Estaba buscando algo que había pasado la prueba del tiempo. Pude encontrar fácilmente Chatham Hall, que fue la escuela que los padres de Afrodita habían arrojado en su cara. Se trata de una exclusiva en costa este y una escuela de preparación. Hice clic y la quite. Cualquier lugar aprobado por los monstruosos padres de Afrodita no sería algo que yo querría utilizar como modelo. Seguí buscando .. . Exeter ... Andover ... Taft ... Señorita Porter (de verdad-hee-hee es el nombre de la escuela) ... Kent .. - Kent. He oído antes ese nombre - le dije a Nala, que se había doblado por encima de la mesa para que pudiera ver mi búsqueda. Hice clic en él. - Es en Connecticut, por eso me era


conocido. Aquí era donde Shaunee había ido antes de ser marcada. Busqué a través del sitio, con curiosidad por ver donde Shaunee había pasado la primera parte de su primer año (o el tercer ex año). Había sido una escuela no se podía negar. Atascado en marcha, seguro, pero había algo que parecía más acogedor que cualquiera de las otras escuelas de preparación. Tal vez fue simplemente porque sabía que Shaunee había estado. Había cumplido con pasar por el sitio web y ya lo iba a dejar cuando de repente me senté recta en la silla. - Esto es todo - me murmure a mí misma. - Este es el tipo de cosas que necesito. Saque mi pluma y el cuaderno de papel y estuve ocupada tomando notas. Muchas notas. Si Nala no hubiese siseado una advertencia, yo habría saltado del susto cuando una voz profunda hablo detrás de mí. - Te ves completamente absorta en eso. Mire sobre mi hombro y me congele. ¡Oh dios mío!. - Lo siento, no quería interrumpirte. Es tan raro ver a un estudiante escribir febrilmente en un cuaderno, en lugar del picoteo en las teclas del ordenador, que he pensado que podrías estar escribiendo poesía. Verás, yo prefiero escribir poesía a mano. El ordenador es demasiado impersonal. ¡Deja de ser tan idiota! ¡Habla con él! Mi mente me gritó. - Yo-uh-no sé escribir poesía - Dios, fue brillante. - Oh, bueno. No perdí nada por comprobar. Así estoy hablando contigo. Él sonrió y comenzó a darme la espalda y mi boca finalmente comenzó a trabajar un poco más correctamente. - Uh, también creo que los ordenadores son impersonales. Realmente nunca he escrito poesía, pero cuando escribo algo que es importante para mí me gusta hacerlo así.- Totalmente dorklike, celebré mi pluma. - Bueno, tal vez deberías intentar escribir poesía. Suena como que podrías tener el alma de un poeta - Sostuvo su mano - Por lo general, sobre esta hora del día suelo venir para dar un descanso Sappho. No soy un profesor a tiempo completo, estoy aquí sólo para un año escolar. Acabo de dar dos clases, así que tengo más tiempo. Soy Loren Blake, Vampiro Poeta Laureado.


Yo cogí su antebrazo en el tradicional saludo Vampiro, e intente no pensar acerca de cómo se sentía su brazo, ¿cómo se sentía? fuerte, y la manera en que estábamos solos en el centro de medios... - Lo sé - le dije. Entonces quería cortar mi garganta. ¡Qué cosa idiota acabo de que decir! - Lo que quiero decir es que sé quién es usted. Usted es el primer Poeta Laureado de sexo masculino que han llamado en doscientos años - Me di cuenta de que todavía me agarraba el brazo y no me dejaba que me separada de él. - Soy Zoey Redbird. Su sonrisa hizo que mi corazón retumbara dentro de mí, en todo el pecho. - Yo también sé quién eres tú - Su hermosa mirada, tan oscura que parecía negra y sin fondo, brillaba maliciosamente. - Eres la primera joven en tener una ampliación alrededor de marca, así como la única vampiresa, joven o adulta, en tener afinidad con los cinco elementos. Es lindo conocerte finalmente cara a cara. Neferet me hablo mucho sobre ti. - ¿Ella lo hizo? - Yo estaba mortificada. - Por supuesto que lo hizo. Esta increíblemente orgullosa de ti - Él se sentó en el asiento vacío a mi lado - No quiero interrumpir tu trabajo, pero ¿Te importa si me siento contigo un rato? - Sí, claro. Necesito un descanso. Creo que mi trasero se ha dormido - Oh, Dios, ¡tierra trágame!. Se rió. - Pues bien, ¿te gustaría estar a la misma altura, me siento? - No, yo-uh sólo cambio mi peso- Y luego me voy a lanzar por la ventana. - Por lo tanto, si no es demasiado personal, ¿puedo pedirte que me enseñes en lo que estabas trabajando de manera tan diligente? Bueno, yo tenía que pensar y hablar. Ser normal. Olvidar que es hermoso. Él es un profesor de la escuela. Sólo otro profesor. Eso es todo. Sí, claro. Sólo otro profesor que parecía el sueño de toda mujer, El hombre perfecto. Y lo hice es un hombre. Erik es caliente y guapo y muy fresco. Loren Blake era un universo completamente diferente. Un hombre


totalmente fuera de límites, imposiblemente sexy de otro universo No se me permitía el acceso a él. Aunque él me mirara como cualquier cosa menos un niña de todos modos. Por favor. Tengo dieciséis años. Bueno, casi diecisiete, pero aún así. Él es probablemente por lo menos veinte años más mayor o algo así. Fue simplemente bonito. Es más que probable que él solo quería mirar más de cerca mis freaky Marcas. Él podría ver la recogida de mi investigación muy embarazoso para un poeta como él. - ¿Zoey? Si no quieres decirme en lo que estás trabajando, eso está bien. Realmente no significa que me moleste. - ¡No! Está bien.- tome una respiración profunda y hable. - Lo siento supongo que aún estaba pensando en mi investigaciónmentí, viendo que era un joven vampiro que no tenía el increíble detector de mentiras que los antiguos profes tenían. Reaccione rápidamente. - Quiero cambiar las hijas oscuras. Creo que hay que fundar algunas normas claras y directrices. No sólo participar, pero una vez que le debe haber en las normas. No debe ser dado un pase a ningún idiota que quiera entrar, y aún obtener el privilegio de ser un hijo o hija oscuro. - En la pausa pude sentir mi cara caliente y roja. Debo sonar como una idiota. Pero en lugar de reírse de mí o, peor aún, decir algo empalagoso y despegar, parece que estaba teniendo en cuenta lo que dije. - Entonces, ¿qué has decidido? - preguntó. - Bueno, me gusta la manera en que esta escuela privada llamada Kent dirige su grupo de liderazgo estudiantil. Mira Hice clic derecho sobre el enlace y leí el texto. - El Consejo Superior y Prefecto del sistema es una parte integral de la vida en el Kent. Estos estudiantes son elegidos como líderes que prometen ser modelos y gestionar todos los aspectos de la vida estudiantil en Kent.- Usé mi pluma para apuntar a la pantalla del ordenador - Mira, hay varios prefectos, que son elegidos para cada año del Consejo por los votos de los estudiantes y la facultad, pero la elección final se realiza por el Rector que sería Neferet y el Prefecto Principal. - ¿Qué sería usted - dijo. Podía sentir mi cara enrojecerse. Otra vez.


- Si. También dice que cada mes de mayo los nuevos miembros del Consejo intentan « aprovechar » para ser nombrados como sea posible para el próximo año escolar, y hay un gran servicio una fiesta de celebración - Me sonrió y dijo, más para mí que él. - Suena como un nuevo ritual que NYX aprobaría - Como he dicho sentí la rectitud de las palabras dentro de mí. - A mí me gusta - dijo Loren. - Creo que es una gran idea. - ¿En serio? ¿Realmente lo piensas? - Hay algo acerca de mí que debes saber. No miento nunca. Yo le miraba a los ojos. Que parecían no tener fondo. Él estaba sentado tan cerca de mí que podía sentir el calor de su cuerpo, que me hizo temblar y tuve que reprimir una repentina avalancha de lo prohibido. - Bueno, gracias entonces - le dije suavemente. Una sensación de repente, me siguió. - Quiero que las hijas oscuras sean algo más que sólo un grupo social. Quiero que sirvan de ejemplo para hacer las cosas. Así que pensé que cada uno de nosotros tendrá que jurar y celebrar los ideales que representan con los cinco elementos. Sus cejas subieron. - ¿Qué tienes en mente? - Las hijas e hijos oscuros deben jurar su autenticidad para el aire, el fiel fuego, el sabio agua, la tierra de empatía, y sincera para el espíritu.- Terminé sin mirar mis notas. Conocía los cinco ideales de memoria. Por lo tanto, le miraba fijamente a los ojos. No dijo nada por un momento. Luego, lentamente, puso un dedo sobre la línea de mi tatuaje. Quería temblar bajo su tacto, pero no podía moverme. - Bella, inteligente e inocente - susurró. Luego recitó con su increíble voz - "La mejor parte de la belleza es la que ninguna imagen puede expresar." - Siento interrumpir, pero realmente no necesita salir con los próximos tres libros de esta serie para la profesora Anastasia". La voz de Afrodita rompió el hechizo entre Loren y yo, así como casi me da un ataque al corazón. En realidad, parecía como Loren sacudido como me sentía. Quito su mano de mi cara y caminó rápidamente a la caja. Me senté en mi silla, tratando de mirar ocupada los garabatos de mis notas (que eran en realidad, bueno, garabatear). Había oído a Sappho volver y hacerse cargo de revisar los libros de Afrodita. Pude escuchar a Loren irse, y casi


como si no lo pudiese evitar, me volteé y le mire. Estaba caminando por la puerta y no me prestó más atención. Pero Afrodita me mira directamente con una sonrisa malvada en la curva perfecta de sus labios.

Bueno, al infierno.

HCapítulo Cuatro Quería contarle a Stevie Rae sobre lo que había sucedido con Loren, y acerca de Afrodita, pero y no hasta estar solas, sin Damián y las gemelas. No es que no fueran mis amigos, pero yo apenas había tenido tiempo para procesar lo que había sucedido, y el pensamiento de los tres hablando como locos sobre ello me hizo asustarme. Especialmente desde que las gemelas habían organizado sus horarios de la escuela para estar en la clase de poesía de Loren, donde libremente admitieron que pasaban todos los días la hora de su clase mirándolo a él. Se perderían totalmente en sus mentes cuando les dijera lo que había sucedido. (Además, ¡no había ocurrido nada! Quiero decir, el chico solo había tocado mi cara.) - ¿Qué te pasa?- Stevie Rae preguntó. La atención que los otros cuatro se habían centrado en intentar averiguar si había un pelo en la ensalada de Erín o si era sólo una de esas raras cosas que cuelgan de un pedazo de apio. - Nada, sólo estoy pensando en el ritual de luna llena del domingo.- Miré a mis amigos. Estaban mirando con ojos que decían que me creían totalmente capaz de hacer algo que no saliera como el culo. Me gustaría tener su confianza en mí. - Entonces, ¿qué vas a hacer? ¿Has decidido? - Damien preguntó. - Creo que sí. En realidad, ¿qué es lo que pensáis de esta idea ... - puse en marcha todo el Consejo y la Prefecta idea, realizado sobre la mitad de lo que se les explica realmente fue


un buen plan. Terminé con los cinco ideales que cada uno represento con un elemento. Nadie dijo nada. Yo estaba empezando a preocuparme cuando Stevie Rae tiró su brazo alrededor de mí y me abrazó fuerte. - ¡Oh, Zoey! Vas a ser una impresionante Alta Sacerdotisa. Damien era brumoso de ojos y su voz agrietada adorable. - Yo siento que estoy en el tribunal de una gran reina. - O podría ser una gran reina, - dijo Shaunee.

- Su Majestad Damien ... ¡ey!,- Erin dijo, riendo. - chicassss ...- Stevie Rae advirtió. - Lo siento- dijeron las Gemelas juntas. - Fue tan difícil de resistir- dijo Shaunee. - Pero en serio, nos encanta la idea. - Sí, suena como una excelente manera de mantener la HAGS a raya - dijo Erin. - Bueno, eso es otra cosa que necesitaba hablar con ustedes Tomé una respiración profunda. - Creo que siete es un buen número para el Consejo. De esta forma se trata de un tamaño decente, y es imposible tener un empate en la votación.- todos


asintieron - Así que, todo lo que he estado leyendo, no sólo acerca de la Hijas Oscuras, sino de grupos de liderazgo estudiantil en general dice que los miembros del Consejo son de clase superior. De hecho, el Prefecto Principal, que seré yo, es una, bueno, un Mayor, y no de edad”. - Me gusta el título tercero ex mejor. Suena mayores - dijo Damián. - Lo que llamamos, es anormal que aún estamos jóvenes. ¿Qué significa que tenemos dos niños de más edad en el Consejo con nosotros?. Hubo una pausa y, a continuación, Damián dijo: - Erik Night. Shaunee giro sus ojos. Erin dijo: - Bien, ¿cuántas veces tenemos que explicarte que el niño no juega en tu equipo. Le gustan los senos y las vaginas, los penes no. - ¡Stop! Creo que Erik Night es una buena opción, y no porque me guste, o bien ... - Chica, ¿por algunas otras cosas? - Stevie Rae ofreció. - Sí, niña el muchacho tiene muchas más cosas. Creo que tiene las cualidades que buscamos. Él es talentoso, querido, y él es realmente un buen tipo. -Y él está totalmente para caer muerta ...- Erin dijo. - ... Magnífico - Shaunee termino. - Es verdad, que lo es. Pero no nos estamos basando en la apariencia de los miembros. Erin y Shaunee me miraron mal, pero no discutieron conmigo. No son malas en realidad, son sólo algo superficiales. Y continúe exhalando profundamente. - Y creo que el séptimo miembro del Consejo debe ser una de las personas de la tercera edad que formaba parte del grupo de Afrodita. Es decir, si uno de ellos realizar alguna petición para unirse a nuestro Consejo. Esta vez no hubo silencio. Erin y Shaunee, como de costumbre, hablaban al mismo tiempo. - Uno de los HAGS del infierno! - ¡No hay formación!


Damien hablaba mientras que las gemelas estaban tomando respiraciones para poder gritar de nuevo. - No veo cómo podría ser una buena idea - Dijo Stevie Rae que sólo parecía disgustada y se mordió el labio. Mantuve mi mano firme, y me alegre por ello cuando se callaron (sorprendidos). - Yo no quiero iniciar una guerra en la escuela contra las otras hijas oscuras. Me hice cargo de Afrodita porque era una matona, y tenía que ser detenida. Ahora que estoy a cargo quiero que las hijas oscuras sean un grupo de chicos al que nos honra pertenecer. Y no me refiero a uno seleccionando a unos cuantos niños, como cuando era el líder Afrodita. Quien Pertenecer a las Hijas e Hijos oscuros debe ser difícil de conseguir y deben ser seleccionados. Pero no sólo los amigos del actual líder tienen la oportunidad de entrar quiero que ser de las Hijas e Hijos oscuros a sea algo de lo que todo el mundo estará orgulloso, y creo que al permitir que uno de los grupos sea de edad en mi Consejo, va a enviar el mensaje correcto. - O se le abre una víbora en medio de nosotros - dijo Damián rompiendo el silencio. - Corregirme si me equivoco, Damien, pero ¿no están estrechamente aliadas las serpientes con NYX? - Hablé con rapidez, a raíz de la sensación intuitiva que me estaba impulsando. - ¿No se consigue una mala reputación, porque históricamente han sido símbolos de poder femenino, y los hombres que querían tener el poder de las mujeres y hicieron que se las tomara asco? - Tienes razón - dijo a regañadientes - pero eso no significa que sea una buena idea dejar que la pandilla de Afrodita este en nuestro Consejo. - Mira, ese es el punto. No quiero que sea nuestro Consejo. Quiero que sea algo que se convierte en una tradición con la escuela. Algo que dure más allá de nosotros. - Así que tu quieres decir si alguno de nosotros no pasa a través del cambio, los fundadores de este nuevo tipo de hijas oscuras será como el que hemos vivido - dijo Stevie Rae, y pude ver que ella había capturado la idea antes que el resto de ellos.


- Eso es exactamente lo que quise decir aunque no creo que industrializados hasta este segundo- le dije en un apuro. - Bueno, me gusta una parte de ello, aunque no tengo ninguna intención de ahogarme en mi propia sangre - dijo Erin. - Por supuesto que no, Doble: Es una muy poco atractiva forma de morir. - No quiero siquiera pensar en no pasar a través del cambio dijo Damián - pero si algo terrible, si llegara a sucederme, si quiero que quede algo de mí para vivir aquí en la escuela. - ¿Podemos tener placas? - Stevie Rae pregunto, y me di cuenta de que de repente estaba inusualmente pálida. - ¿Placas? - No tenía ni idea de lo que estaba hablando. - Si. Creo que deberíamos tener una placa o algo que registre los nombres de los ... el ... ¿como lo llamamos? - Prefectos - dijo Damián. - Sí, los prefectos. La placa, o lo que sea, puede tener los nombres de cada año del Prefecto del Consejo, y que será mostrada por los siglos de los siglos. - Sí,- dijo Shaunee, aclamando la idea - Pero no sólo de una placa. Necesitamos algo más fresco que sólo una simple placa de edad. - Algo que sea único-como nosotros,- dijo Erin. - Manos - dijo Damián. - ¿Huh? - Le pregunté. - Nuestras manos son únicas. ¿Qué pasa si ponemos nuestras manos en cemento, y luego firmamos nuestros nombres debajo de ellas - dijo Damián. - ¡Al igual que hacen las estrellas de Hollywood! - aclamo Stevie Rae. Bueno, parece un poco pastelero, lo que significaba que no podía ayudar, pero me gusta. La idea era como nosotrosúnicos-cool-y vecinos pegajosos. - Creo que lo de las manos es una excelente idea. ¿Y sabes cual es el lugar perfecto para ello?- Me miraban con colores brillantes, alegres ojos, su preocupación acerca de que uno de los amigos de Afrodita se uniese a nosotros, así como el casi constante temor a la muerte súbita se llevó todo alrededor de nosotros, temporalmente olvidado. - El patio es el lugar perfecto. La campana sonó, nos llamaba de nuevo a clase. Le dije a


Stevie Rae que hablara con el profesor de español, Proffe Garmy, y le dijera que había ido a ver Neferet, en la tarde. Yo quería contarle a ella acerca de mis ideas cuando estaban todavía frescas en mi mente. No tenía nada grande solo podía darle un esquema básico y ver si le gustaba la dirección que llevaban. Tal vez ... tal vez me pida que anuncie el nuevo proceso de selección para unirse a las hijas oscuras en el ritual de la luna llena el domingo, y ella estaría allí cuando lo anunciara. Estaba pensando en cómo me pondría de nerviosa si Neferet estaba allí, viéndome en un círculo y llevar mi propio ritual, yo me decía severamente que me tenía que deshacer de mis nervios... que era lo mejor para las hijas oscuras si Neferet estaba allí mostraría su apoyo a nuevas ideas y mi. - ¡Pero eso es lo que vi! - La voz de Afrodita, dirigiéndose a Neferet en el salón de clase, me hizo detener mis pensamientos. Se escuchaba horrible totalmente alterada e incluso con miedo. - Si tu visión no es mejor que eso, entonces quizás es el momento de salir y compartir lo que ve con otros.- Neferet fue la voz de hielo, aterrador, fría y dura. - ¡Pero, usted me preguntó! Todo lo que hice fue decirle lo que vi. ¿De qué estaba hablando Afrodita? ¡Ah, maldición!. ¿Podría haber contado a Neferet acerca del toque de Loren sobre mi cara? Miré alrededor de la sala desierta. Debo salir de aquí, pero de ninguna maldita manera iba a dejar a esa bruja hablar sobre mí, incluso aunque parezca que Neferet no cree nada de lo que estaba diciendo. Así que en vez de salir (como una niña inteligente), caminaba con rapidez y en silencio hacia la sombra de la esquina cerca de la puerta parcialmente abierta. Y entonces, pensé rápido, me quité uno de mis pendientes de aro de plata y lo eche en la esquina. Voy y vengo mucho desde el salón de Neferet asique es una buena escusa estar buscando un pendiente fuera de su puerta. - ¿Sabes lo que quiero que hagas? - las palabras de Neferet estaban llenas de ira y poder y yo podía sentir su efecto recorriendo mi piel. - Quiero que aprendas a no hablar de las cosas que son cuestionables.- Señaló la última palabra. ¿Ella habla de chismes acerca de Loren y yo?


- Yo-Yo sólo quería que supieras - Afrodita había empezado a llorar, y un nudo en la garganta las palabras entre sollozos. Yo pensaba que podría haber algo que pueda hacer para detenerlo. - Tal vez sería más prudente para ti que pienses que debido a tus acciones egoístas en el pasado, NYX te retiene el poder porque ya no estás a su favor y lo que estamos viendo son imágenes falsas. Yo nunca había oído hablar del tipo de crueldad que llenó la voz de Neferet. Ni siquiera como su sonido, y me asustaba de una manera que para mí era difícil de definir. El día que había sido Marcada, había tenido un accidente antes de llegar a la Casa de la Noche. Cuando estaba inconsciente me había visto fuera del cuerpo, que terminó conmigo hablando con NYX. La diosa me dijo que había planes especiales para mí, y luego ella besó mi frente. Cuando me desperté mi marca había sido rellenada y tuve una poderosa conexión con los elementos (aunque no me di cuenta de ello hasta mucho más tarde), y también tuve una extraña sensación nueva como en el intestino que a veces me dice que decir o hacer ciertas cosasy, a veces, me dice muy claramente que mantenga la boca cerrada. En este momento mi instinto me decía que Neferet era la ira de todo mal, aunque fue en respuesta a Afrodita de chismes maliciosos sobre mí. - ¡Por favor, no digas eso, Neferet! - Afrodita sollozó - ¡Por favor no me digas que NYX me ha rechazado!. - No tengo que decirte nada. Buscar dentro de tu alma. ¿Qué es lo que le dice? Neferet había dicho las palabras con cuidado, podrían haber sido nada más que un sabio profesor, o sacerdotisa, dándole a alguien que le preocupa una dirección como la de mirar en tu interior para encontrar y arreglar el problema. Pero la voz de Neferet fría se burlaba y el trato era cruel. - Estas diciéndome, uh, cometí errores, pero la diosa no me odia. Afrodita estaba llorando tanto que era cada vez más difícil entenderla. - Entonces deberías mirar más cerca.


Afrodita produjo sollozos desgarradores. No podía escuchar más. Dejando mi pendiente, seguí a mi instinto y me fui a la mierda de ahí.

HCapítulo Cinco Me dolió el estómago durante el resto de la clase de español, tanto que incluso he descubierto cómo pedir a Proffe Garmy, "que si podía ir al baño", y pasé tanto tiempo en el cuarto de baño que Stevie Rae me siguió pidiendo explicaciones. Sé que es motivo de preocupación si comienzas a ponerte enfermo tiende a significar que te estás muriendo. Soy positiva y me vi horrible. A Stevie Rae le dije que estaba con el periodo y los calambres se me mataban aunque no literalmente. Ella no parecía convencida. Estaba increíblemente contenta de llegar a mi última clase de la semana, Estudios trian. No sólo me encanta la clase, si no que siempre me calma. Esta semana me gradué en Persephone, el caballo que Lenobia (sin título de profesor para ella, no dijo el nombre de la antigua reina Vampira fue suficiente) que me había asignado la primera semana de clase. Trabaje con la hermosa yegua hasta que ambos sudoración y estómago se sentían un poco mejor, entonces me tomé mi tiempo en su aseo, no me di cuenta de que la campana había señalado el final de la jornada escolar una buena media hora antes de salir. Fui a la habitación inmaculadamente mantenido virar para quitar los peines de curry, y me sorprendió al ver a Lenobia sentada en una silla fuera de la puerta. Ella frotaba el jabón en la silla de montar que parecía ya inmaculadamente limpia.


Lenobia era sorprendente, incluso para un Vampiro. Tenía el pelo increíblemente largo que le llegaba a la cintura y era tan rubio que era casi blanco. Sus ojos eran de un extraño color gris, como un cielo tormentoso. Ella era pequeña, y se veía a sí misma como una bailarina. Su tatuaje era una intrincada serie de entwining nudos alrededor de su cara en el diseño de zafiro y sumido como caballos criados. -. Los Caballos nos pueden ayudar a trabajar a través de nuestros problemas - dijo sin mirar desde la montura. Yo no estaba segura de lo que quería decir. Me gustaba Lenobia. Bueno, cuando empecé su clase la tenía miedo, ella era dura y sarcástica, pero después la conocí (y demostró que los caballos se entienden no sólo los perros grandes), y había llegado a apreciar su ingenio y su actitud. En realidad, junto a Neferet, era mi profesor favorito, pero ella y yo nunca habíamos hablado de nada, excepto de los caballos. Así que, vacilante, finalmente dije:

-. Persephone me hace sentir tranquila, incluso cuando no me siento en calma. ¿Eso tiene sentido?


Ella me miró entonces, con sus ojos grises reflejando preocupación. - Tiene perfecto sentido - Ella tomo una pausa y, a continuación, añadió Le han dado muchas responsabilidades en un lapso muy corto de tiempo, Zoey. - Yo realmente no lo creo - le asegure. - Quiero decir, ser la líder de las Hijas Oscuras es un honor. - A menudo las cosas que nos traen el mayor honor también pueden traernos más problemas - Ella tomo una pausa de nuevo y tal vez era mi imaginación, pero parecía estar tratando de decidir si debía o no decir más. A continuación, irguió su columna vertebral y continuo. - Neferet es su mentor, y es justo que usted deposite su confianza con ella, pero a veces hablar algunos asuntos con una suma sacerdotisa puede resultar difícil. Quiero que sepa que puede venir a mí para hablar cualquier cosa. Parpadeé de la sorpresa. - Gracias, Lenobia. - Voy a poner estas para usted. Puede marcharse ya, estoy segura de que sus amigos se están preguntando lo que ha sucedido.- Ella sonrió y se acercó a tomar el peine que yo sostenía. - Y no dude en pasar por el establo a visitar a Persephone en cualquier momento. A menudo he encontrado consuelo y me he dado cuenta de que un caballo puede de alguna manera hacer que el mundo parezca menos complejo. - Gracias- le dije de nuevo. Como ya había dejado el granero no pude escuchar bien pero podría jurar que oí rezar suavemente después de mí algo que sonaba muy parecida a mayo NYX bendiga y velar por ti. Pero eso era demasiado raro. Por supuesto, también era muy raro que hubiera dicho que podía hablar con ella. Normalmente formamos lazos muy especiales con nuestros mentores y yo tuve la suerte de tener uno extra especial con la alta sacerdotisa, Cuando un niño tiene un problema que no puede resolver por su cuenta, el chico tiene que hablar ese problema con su mentor. Siempre. El recorrido a pie desde los establos hasta el dormitorio no es largo, pero me tomé mi tiempo, tratando de extender la sensación de paz que trabajar con Persephone me habían dado. Marchaba un poco fuera de la acera, en dirección hacia


la parte antigua bordeada de árboles que cubren la parte oriental de la gruesa muralla que rodea la escuela. Era casi las cuatro (AM, por supuesto), y la profundidad de la noche era hermosa, iluminada por la luna. Me olvide lo mucho que amaba a caminar por la pared de la escuela. En realidad, evitaba salir por aquí el mes pasado. Desde que había visto o pensaba que había visto, los dos fantasmas. - Mee-UF-ow! - ¡Mierda, Nala! No me gusta que me asustes- . Mi corazón estaba como loco dando golpes en mi pecho, cuando la levante en mis brazos ella dejo de quejarse. - Hola, tu habrías podido ser un fantasma.- Nala me miraba y luego ronroneo justo en mi cara, y tome su comentario sobre la posibilidad de yo ser un fantasma. Bien, el primer "avistamiento" podría haber sido un fantasma. He aquí el día después de que Isabel había muerto el mes pasado. Había sido la primera de las dos nuevas muertes de la escuela. Bueno, más exactamente desde que yo estaba aquí. Como polluelos cualquiera de nosotros podía caer muerto en cualquier momento durante los cuatro años que dura el cambio fisiológico de humano a Vampiro que sucede dentro de nuestro cuerpo, la escuela nos prepara para hacer frente a la muerte como un hecho de la vida incipiente. Decir una oración o dos para el chico muerto. Encender una vela. Sea lo que sea. Justo encima de él y conseguir que sigamos adelante con todo. Todavía me parece mal, pero que tal vez fue porque yo solo llevaba un mes en el cambio y más aún de ser utilizado que vampiresa, o incluso incipiente. Suspire y rasque a Nala las orejas. De todos modos, la noche después de la muerte de Elizabeth había tenido la visión de algo que creía que era Elizabeth. O su fantasma, porque ella estaba definitivamente muerta. Por lo tanto, no era más que una idea, y Stevie Rae y yo había discutido sin decidir lo que realmente fue lo que vi. La verdad es que sabía muy bien que los fantasmas existen, los que Afrodita había invocado hace un mes casi mataron a mi ex-novio humano. Por lo tanto, podría muy bien haber visto el espíritu recién liberado de Elizabeth. Por supuesto que también puede haber capturado


una visión de un joven en la noche, además yo sólo había estado aquí durante unos días y, en los pocos días, había pasado por todo tipo de basura increíble, podría haberlo imaginado todo. Me arrastre por la pared dejándola a mi derecha, a lo largo de los meandros en la dirección que finalmente me lleva cerca de la sala, y luego, a su vez, al dormitorio de las chicas. Pero la segunda observación definitivamente no era producto de mi imaginación. De hecho, Nala El gato respondió desde su madriguera en la esquina de mi cuello y ronroneo como una cortadora de césped. Ella, seguía contenta conmigo. Sólo pensar en el segundo fantasma todavía me asusté. Como ahora, Nala había estado conmigo cuando sucedió. (La similitud me hizo echar la vista nerviosamente alrededor de mi paso y los muros.) No había pasado mucho tiempo después de que el segundo niño se había ahogado en su propio tejido pulmonar y sangrado justo en frente de mí en clase. Yo temblé, recordando cómo había sido terrible, sobre todo a causa de mi atracción brutal a su sangre. De todos modos, he visto a Elliott morir. Luego más tarde ese día Nala y yo nos habíamos encontrado con él (casi iluminado), no muy lejos de donde estábamos ahora. Yo pensé que era un fantasma. En un primer momento. Luego había intentado atacarme a mí, y Nala (precioso gatito) que salto más de veinte pies de la pared y desapareció en la noche, y me asusté. Especialmente después me di cuenta que mi gato tenía sangre en todas sus patas. El fantasma tiene sangre. No tiene ningún maldito sentido. Pero yo no había mencionado esta segunda observación a nadie. No a mi mejor amiga, Stevie Rae, no a mi mentora y Alta Sacerdotisa Neferet, tampoco a mi totalmente delicioso y nuevo novio, Erik. A Nadie. Yo lo pretendía hacer. Pero entonces sucedió todo de Afrodita... Yo al frente de las hijas oscuras ... comencé a salir con Erik ... estuve muy ocupada con la escuela ... bla, bla, bla, una cosa llevó a la otra y aquí un mes más tarde y yo no había dicho nada a nadie. Sólo de pensar en decirle a alguien esto ahora sonaba cojo en mi propia mente. Oye, Stevie Rae / Neferet / Damien / Gemelos / Erik, vi el fantasma de Elliott el mes pasado


después de que él había muerto y que se había comportado realmente aterrador y cuando intentó atacar a Nala le hizo sangrar. Oh, y su sangre olía mal. Créanme. Estoy en buena forma con el olor de sangre (sólo una cosa anormal en mí, la mayoría de polluelos no tienen sed de sangre). Sólo pensé en hablar de ella. Sí, claro. Que probablemente querrán mandarme a ver a la vampiresa equivalente a un psiquiatra, y ¡ay, chico, perdería la confianza en las masas como la nueva líder de las Hijas Oscuras. No apenas. Además, cuanto más tiempo pasa, más fácil para mí era convencerme a mí misma que tal vez yo había imaginado algunas de las cosas del encuentro con Elliott. Tal vez no había sido Elliott (o su fantasma o lo que sea). No conocía a todos y cada uno de los polluelos de aquí. Podría haber otros un chico aquí que fuera feo, con tupido pelo rojo y rechoncho, de piel muy blanca. Claro, yo no había visto a ese chico nuevo, todavía. Y sobre el extraño olor de sangre. Bueno, quizás algunos polluelos tenían un olor extraño en sangre.¿ Yo podría ser una experta en un mes? Asimismo, los "fantasmas" tenían los ojos rojos brillantes. ¿Qué pasa sobre eso? Todo esto me estaba dando dolor de cabeza. Haciendo caso omiso de los nerviosos, esta sensación de miedo y toda la cadena de pensamiento estaba causando, comencé a girar resueltamente de la pared (y del tema de fantasmas ), cuando un movimiento capturado en la esquina de mi ojo. Me congeló. Era una forma. Un cuerpo. Es alguien. La persona que estaba de pie bajo el viejo roble enorme donde había encontrado a Nala el mes pasado. Me estaba dando la espalda, y él o ella se inclinaban contra el árbol, inclinó la cabeza. Bueno. No me ha visto. No quería saber quién o qué era. La verdad es que ya he tenido suficiente estrés en mi vida. No necesitaba la atracción de cualquier tipo de fantasmas. (Y, me he prometido a mí misma, que esta vez le iba a decir a Neferet acerca de la extraña sangre de los fantasmas que cuelgan por la pared de la escuela. Es más. Ella podría tratar con el estrés.) El Corazón me estaba golpeando tan fuerte que juro que el sonido ahogaba el ronroneo de Nala, despacio y en


silencio me empecé a echar atrás, diciéndome a mí misma muy firmemente que nunca iba a volver a salir en medio de la noche sola otra vez. ¿Qué estaba, loca? ¿Por qué no me enteraba a la primera vez, o incluso la segunda? Entonces mi pie cayó de lleno en medio de una rama seca. Crack! Yo contuve el aliento. Nala murmuro una denuncia muy fuerte (yo la estaba aplastando inadvertidamente contra mi pecho). El dueño de la figura bajo el árbol se quebró y se dio la vuelta. Yo me tense para prepararme bien para gritar y correr lejos de los malévolos ojos rojos del fantasma, o de gritar y luchar contra él. De cualquier manera un grito estaría sin duda involucrados, por lo que en el aire aspirado y el dijo - ¿Zoey? ¿Eres tú? La voz era profunda y sexy, de la que ya estaba familiarizada. - ¿Loren? - ¿Qué estás haciendo aquí? Él no hizo nada para acercarse a mí, así que por pura inquietud me encogí de hombros indiferentemente, y me uní a él bajo el árbol. - Hola - le dije, tratando de sonar crecida. Entonces me acordé que me había hecho una pregunta y me alegre de que estuviera lo bastante oscuro para que s su vista no fuera del todo evidente el miedo que había contenido. - Oh, yo estaba caminando desde los establos y Nala y yo decidimos tomar un largo de corte.- ¿Un largo corte? ¿Realmente he dicho eso? Pensé que había examinado tensa cuando yo caminaba hasta él, pero esto le hizo reír y su hermoso rostro completamente relajado. - Un largo corte, ¿eh? Hola de nuevo, Nala. - Él se rascó la parte superior de su cabeza y ella bruscamente, murmurando, a continuación, salto claramente de mis brazos a la tierra, sacudiéndose a sí misma, y todavía refunfuñando, delicadamente a cierta distancia. - Lo siento. Ella no es muy sociable. Él sonrió. - No te preocupes. Mi gato, Wolverine, me recuerda un viejo gruñón. - ¿Wolverine?- dije levantando cejas.


Su hermosa sonrisa torcida y todos sus gestos, le hicieron aún más guapo. - Sí, Wolverine. Él me eligió como cuando yo estaba en tercero. Ese fue el año que estaba loco totalmente con X-Men. - Ese nombre podría explicar por qué esta tan malhumorado. - Bueno, podría haber sido peor. El año antes yo no podía dejar de ver Spider-Man. El se libro por una pulgada de llamarse Spidey o Peter Parker. - Es evidente que eres es una gran carga para tu gato. - Wolverine definitivamente estaría de acuerdo contigo! - Se rió de nuevo y no se esforzó para que su abrumadora risita me hiciera sentirme histéricamente como una preadolescente en un concierto de su banda favorita. Yo estaba, por el momento, realmente ¡flirteando con él! Mantenga la calma. No decir o hacer nada estúpido. - Así que, ¿qué estás haciendo por aquí? - Le pregunté, haciendo caso omiso del balbuceo de mi mente. - Escribir haiku . Él levantó su mano y me di cuenta por primera vez que fue la celebración de uno de los frescos, cuero ultra-caro-del escritor obligado revistas. - Yo encuentro la inspiración aquí, solo, en las horas antes del amanecer. - ¡Oh, Dios! Lo siento. No quise interrumpirte. Voy a decir adiós y dejarte solo.- Le salude (como una idiota) y comencé a darle la espalda, pero él cogió mi muñeca con su mano libre. - No tienes porque irte. Inspiración en encontrar más cosas que aquí estando solos. Su mano estaba caliente contra mi muñeca y me preguntaba si podía sentir el salto de mi pulso. - Bueno, no quiero molestarte. - No te preocupes por eso. No me molestas.- Él apretó mi muñeca antes (por desgracia) de dejarla ir. - Bueno, así que. Haikú. - Su contacto me había dejado ridículamente nerviosa y traté de recuperar la fachada de mi buen sentido. - Eso es Asiático como un conjunto de metros de contar, ¿no? Su sonrisa me hizo tan feliz, nunca le prestó atención realmente en la señora de la clase de Inglés Wienecke el año pasado durante la unidad de la poesía. - Así es. Yo prefiero el formato cinco-siete-cinco. - Él y su sonrisa pausaron y cambio. Algo sobre mi estómago que hizo


saltar mariposas, y sus oscuros y hermosos ojos bloquearon los míos. - Hablando de la inspiración, creo que podrías ayudarme. - Claro, me encantaría - le dije, no me alegro de sonido como el aliento que me sentía. Seguía buscando en mis ojos, él levantó su mano hacia mi hombro tatuado. - NYX ha Marcado allí. No sonó como una pregunta, pero asentí. - Sí. - Me gustaría verlo. Si no te sientes demasiado cohibida. Su voz silbo a través de mí. La lógica me decía que sólo pedía ver a mis tatuajes, porque la forma en freakishly es muy diferente, y que de ningún modo él está interesado en mí. Le tengo que parecer nada más que una niña-una niña-una joven con extraños poderes y Marcas inusuales. Eso es lo que la lógica me decía. Pero sus ojos, su voz, la forma en la que la mano estaba todavía acariciando mi hombro-esas cosas me decían algo totalmente diferente. - Voy a mostéatelos. Yo llevaba mi chaqueta favorita negro-ante y me corte para encajar perfectamente. En virtud de lo que tenía en un depósito de Deep Purple. (Sí, es el final de noviembre, pero no siento el frío, como lo hacía antes de que fuera Marcada. Ninguno de nosotros lo hace.) Empecé a desabrocharme la chaqueta. - Aquí, déjame ayudarte. Él estaba muy cerca de mí, delante y al lado. Llegó con su mano derecha, capturado el cuello de mi camisa con los dedos, y se deslizó sobre mi hombro hacia abajo para que agruparlo en torno a mis codos. Loren debía estar examinando parcialmente mi hombro desnudo, los tatuajes que no existe un incipiente o Vampiro que los tuviera igual nunca. Pero él no lo estaba haciendo. Todavía tenía la mirada fija en mis ojos. Y de repente algo sucedió dentro de mí. Dejé de sentirme como una mentecata, nerviosísima, adolescente. La mirada en sus ojos tocó a la mujer que había dentro de mí, la despertó, y como esto era nuevo me he encontraba agitando calma y confianza en mí misma, algo que yo rara vez había conocido antes. Poco a


poco, había llegado hasta la pequeña correa de mi camiseta de algodón acanalado empujando sobre mi hombro para que se sumaran a mi media desabrochada chaqueta. Entonces, todavía su reunión de los ojos, me barrieron mi pelo largo del camino, levantó mi barbilla, y resultó ligeramente mi cuerpo, dándole una visión clara de la parte de atrás de mi hombro, que estaba ahora completamente desnudo a excepción de la delgada línea de mi sujetador negro. Él continuó a mi mirada durante varios segundos, y pude sentir el fresco aire de la noche él y la caricia de la luna casi llena en la piel expuesta de mi pecho, el hombro y espalda. Muy deliberadamente, Loren se trasladó aún más cerca de mí, cerca de la parte superior del brazo, mientras veía la parte de atrás de mi hombro. - Es increíble - Su voz era tan baja que casi fue un susurro. Sentí ligeramente la punta de sus dedos trazando el patrón de espiral que, a excepción de las runas de aspecto exótico intercaladas alrededor de las espirales, tanto facial como mi marca. "Nunca he visto algo así. Es como si fueras una antigua sacerdotisa que se ha materializado en nuestro tiempo. Estamos Bendecidos Con tenerte, Zoey Redbird. Dijo mi nombre como una oración. Su voz mezclada con su tacto me hizo temblar y me levantó la piel de gallina. - Lo siento. Debes tener frío - Suavemente, pero rápidamente, Loren subió la correa de mi camiseta y mi chaqueta. - No estaba temblando de frío. - Yo me oí decir las palabras, y no podía decidir si debía estar orgullosa de mí misma o conmocionada de mi osadía. - Crema y como la seda. ¿Cómo me largo a gusto y el tacto La luna nos vigila. Sus ojos nunca dejaron los míos mientras que recitó el poema. Su voz, que por lo general era de forma y de modo perfecto, ahora era profunda y áspera, él estaba teniendo dificultad para hablar. Como si su voz tuviera la capacidad de generar calor, me dejo tan llena que pude sentir mi sangre golpeando en ardientes ríos a través de mi cuerpo. Mis muslos temblaron y era difícil recuperar el aliento. Si él me besara podría explotar. El pensamiento me impactó al hablar.


- ¿ lo acabas de escribir? - Esta vez mi voz sonaba como el aliento que me sentía. Se sacudió la cabeza un poco, y una sonrisa apenas tocaba sus labios. - No. Fue escrito hace siglos por un antiguo poeta japonés acerca de cómo su amante aguarda desnuda bajo la luna llena. - Es hermoso - le dije. - Eres hermosa - dijo, mientras mi mejilla estaba en su mano.- Y esta noche has sido mi inspiración. Gracias. Podía sentirme apoyándome en él, y lo juro de nuevo su cuerpo era increíble. Yo no puedo tener gran experiencia. Y, infierno sí, sigo siendo virgen. Pero yo no soy una completa idiota (la mayor parte del tiempo). Sé que cuando un tipo está interesado en mí. Y este tipo- en ese momentodefinitivamente está interesado en mí. Yo cubría su mano con la mía, y olvidándome de todo, incluso de Erik y el hecho de que Loren era un vampiro adulto y yo era joven, quería que me besase, quería que me tocase más. Estamos mirándonos el uno al otro. Ambos respirábamos con dificultad. Luego, en el espacio de un instante, sus ojos pasaron del oscuro íntimo al oscuro distante. Quito su mano de mi cara y dio un paso atrás. Sentí su retirada como un viento gélido. - Es agradable verla, Zoey. Y de nuevo gracias por permitirme ver su marca.- Su sonrisa era cortés y correcta. Me dio un pequeño guiño que era como si fuera un oficial de proa, y luego se alejó. Yo no sabía si gritar de la frustración, la vergüenza de llorar, o gruñir y ser molesta. Fruncir el ceño y mutilarme a mí misma, pase por alto el hecho de que mis manos estaban temblando y marche de nuevo a la residencia. Esto era definitivamente una necesidad-de-mi-mejor amiga de emergencia.


HCapítulo Seis Nerviosa aún me acerque a mis compañeros que estaban en la parte delantera de la sala de los dormitorios y no me sorprendió ver a Stevie Rae y las Gemelas agrupadas viendo uno de los televisores. Es evidente, que habían estado esperándome. Sentí una increíble sensación de socorro. Yo no quería que todo el mundo (la traducción-Gemelos y / o Damien) supieran qué había ocurrido, pero necesitaba decirle a Stevie Rae cada pequeño y jugoso detalle de Loren y que me ayudara a averiguar qué diablos significaba todo eso. - Uh, Stevie Rae, estoy desorientada sobre nuestro, eh, trabajo que hay que entregar el lunes. Tal vez podrías ayudarme con él. Quiero decir, no va a tomarnos mucho tiempo y… - yo empecé, pero me interrumpió Stevie Rae sin apartar los ojos del televisor. - Espera, Z, ven aquí. Tienes que ver esto. - Ella me señalo la TV. Las Mellizas y todos tenían también los ojos pegados a la pantalla. Mal, cuando yo me di cuenta de cómo estaban de tensos a la espera, haciendo que el tema de Loren (temporalmente) se aplazara de mi mente. - ¿Qué pasa? - Estaban viendo la retransmisión de un local Fox 23 noticias de la tarde. Kimiko Chera, el locutor, estaba hablando, y salían algunas imágenes familiares de Woodward Park en la pantalla. - Es difícil de creer que Chera no sea una vampiresa. Ella es anormalmente hermosa - dije automáticamente.


- Shush y escucha lo que está diciendo - dijo Rae Stevie. Seguí estando sorprendida por la forma en que estaban actuando, me callé y escuche. - Por lo tanto, repitiendo nuestra historia principal de esta noche, la búsqueda continúa en la Unión High School el adolescente Chris Ford a los diecisiete años de edad, desapareció ayer después de la práctica de fútbol.- La imagen en la pantalla era una foto de Chris con su uniforme de fútbol. Deje a mi mente procesar un poco con el nombre y la cara registrándolo. - ¡Oye lo conozco! - Es por eso que te he lo he dicho - dijo Rae Stevie. - Buscan en todas partes están peinado los alrededores de Utica y Woodward Park Plaza, que es donde fue visto por última vez.- Eso es realmente cerca de aquí - le dije. - ¡Shush! - replico Shaunee. - ¡Ya lo sabemos! - Erin dijo. - Hasta ahora no hay ningún motivo por el qué se encontraba en la zona del Parque Woodward. La madre ni siquiera sabía que su hijo conocía la zona de Woodward Park, que nunca había ido allí antes. La Sra. Ford También dice que va a casa justo después de la práctica de fútbol. Ha estado desaparecido por más de veinticuatro horas. Si alguien tiene alguna información que pueda ayudar a los policías a localizar a Chris, por favor llame a Crime Stoppers. Usted puede permanecer en el anonimato. - Chera pasó a otra historia y todo el mundo desconecto. - Entonces, ¿lo conoces? - Shaunee preguntó. - Sí, pero no muy bien. Quiero decir, él es una estrella de la Unión, ¿ya sabéis que es el quarterback del Broken Arrow? Asintieron con impaciencia. - Bueno, solía arrastrar a todos con él, y todo el que le siguiera la bola con la marihuana, por lo que Chris y su primo Jon se encontraban en un montón de problemas. Se rumorea que se han especializado en conseguir cerveza barata - Miré Shaunee, que había venido mostrando una inusual cantidad de interés en el noticiero. - Y antes de seguir te preguntare,¿ él es tan lindo en la vida real como en la foto?."


- Maldita sea la suerte, cuando algo malo le sucede a un chico guapo- Shaunee dijo, sacudiendo su cabeza tristemente. - Maldita sea la suerte cuando algo le sucede a cualquier chico guapo no importa de quĂŠ color, doble - dijo Erin. - No hay que discriminar.


- Tienes raz贸n, como de costumbre, gemela.


- No me gusta la marihuana - Stevie Rae dijo - Huele mal. Lo he intentado una vez, hizo que mi cabeza fuera dando vueltas y la tos quemo mi garganta. Dejando mal sabor en la boca. Era desagradable. - Nosotros no hacemos eso - contesto Shaunee. - Sí, la droga es la fea. Además te hace comer sin ninguna buena razón. Es una vergüenza los jugadores de fútbol que lo hacen - dijo Erin. - Hace menos el hottie - dijo Shaunee. - Bueno, hottie-cia y la droga no son realmente el punto - le dije. - Tengo un mal sentimiento acerca de toda esta cosa de la desaparición. - ¡Oh, no,! - dijo Rae Stevie. - Bueno, mierda - dijo Shaunee. - Me gusta cuando es uno de esos sentimientos - dijo Erin. Todo lo que ninguno de nosotros pudo decir era lo extraño que resultaba la desaparición de Chris, que le hubiesen visto por última vez tan cerca de la Casa de la Noche. En comparación con un chico desaparecido, mi pequeño dramatrauma con Loren parecía insignificante. Quiero decir, yo todavía quería hablarlo, al menos a Stevie Rae, pero me parece que no podría concentrarse lo suficiente en nada, la sensación de negro que me había dado después de que había visto las noticias, me tenía desanimada. Chris está muerto. Yo no quería creerlo. Yo no quería saberlo. Pero todo dentro de mí decía que el niño se encuentra muerto. Nos reunimos con Damien en el comedor, y con todo el mundo donde las conversaciones se centraban en torno a Chris y teorías acerca de su desaparición, que iban desde la insistencia de las gemelas que decían que La por culpa de las drogas había tenido probablemente una pelea con sus padres y que las unidades fuera de la de beber cerveza barata en algún lugar - a Damien tiene el firme convencimiento de que podría haber descubierto tendencias homosexuales y había ido a la ciudad de Nueva York para cumplir su sueño de ser un modelo gay. Yo no tenía una teoría. Todo lo que tenía era una terrible sensación, que no estaba dispuesta a contar.


Naturalmente, no podía comer. Mi estómago me estaba matando. Otra vez. - Usted está eligiendo excelente comida - dijo Damián. - Simplemente no tengo hambre. - Eso es lo que has dicho en el almuerzo. - Bien, bien, yo estoy diciendo que volver! Me sacaron una foto con la mirada, y al instante me sentí herida cuando Damien miró hacia abajo mal y dejo su vista en su delicioso plato de ensalada de fideos vietnamita llamada Bun Cha Gio. Las Gemelas alzaron unas cejas hacia mí, y luego volvieron a centrarse en el uso de los palillos correctamente. Stevie Rae sólo me miraba, en silencio la preocupación estaba clara en su cara. - Aquí. Encontré esto. Tengo la sensación de que es tuyo. Afrodita bajó el aro de plata al lado de mi plato. Me miró su rostro perfecto. Sin extrañas expresiones, como tenía su voz. - Entonces, ¿es tuyo? Me alce a tocar automáticamente al compañero del pendiente, que estaba todavía en mi oreja. Me había olvidado de que tire el maldito pendiente para poder intentar encontrarlo mientras espiaba a Afrodita y Neferet. Mierda. - Sí. Gracias. - No hay de qué. Supongo que no eres la única que pierde las cosas, ¿eh? Ella se dio la vuelta y salió de la sala a través de las puertas de vidrio hacia el patio. A pesar de que llevaba una bandeja con su cena, ella ni siquiera hizo una pausa para mirar a la mesa donde sus amigos se sentaban. Me di cuenta de que miraron como pasó por delante, pero luego miraron apresuradamente lejos. Ninguno de ellos encontró sus ojos. Afrodita comió fuera en el patio tenuemente iluminado, donde había estado comiendo la mayoría de los días en los últimos meses. Sola. - Bueno, ella es simplemente extraña - dijo Shaunee. - Sí, extraña la psico perra del infierno - dijo Erin. - Sus propios amigos no quieren tener nada que ver con ella le dije. - ¡Deja de sentir lástima por ella! - dijo Stevie Rae, atípicamente ella sonaba enojada. - Ella es un problema, ¿no puedes ver eso?


- No dije que no lo fuera - le dije. - solo he comentado que incluso sus amigos han dado la espalda. - ¿Me he perdido algo? - Shaunee preguntó. - ¿Qué pasa con usted y Afrodita? - me pregunto Damien. Abrí la boca para decir acerca de lo que había oído por casualidad, y fui silenciada por la suave voz de Neferet. - Zoey, espero que no te importe si te aparto fuera de tus amigos esta noche. La miré lentamente, casi me dio miedo sobre lo que podría ver. Quiero decir, la última vez que oí su voz había sonado increíblemente odiosa y fría. Levante los ojos a los suyos. Eran musgo verde y con hermosa sonrisa y su expresión se acaba de volver preocupada. - ¿Zoey? ¿Es algo malo? - ¡No! Lo siento. Mi mente estaba vagando. - Me gustaría que a cenaras conmigo esta noche. - Oh, seguro. Por supuesto. No hay problema, me gustaría eso - Me di cuenta que estaba balbuceando, pero no parecía haber algo que podía hacer al respecto. Yo esperaba que, finalmente, me detuviera. Un poco como la forma en que no puedes tener diarrea siempre que ésta se tiene que parar, pues eso era lo que esperaba. - Bien.- Ella sonrió a mis cuatro amigos. - Necesito que me presten a Zoey, pero voy a devolvérosla pronto. Los cuatro dijeron si a su heroína de culto, sonrieron y rápido se despidieron de mí. Sé que es ridículo, pero su fácil liberación de mí me hizo sentir insegura y abandonada. Pero eso es estúpido. Neferet es mi mentor, y la Alta Sacerdotisa de NYX. Ella es uno de los buenos.

Entonces, ¿por qué estaba mi estómago mareado mientras la seguía a través de la sala? Mire sobre mi hombro a mi grupo. Ya estaban hablando en la distancia. Damián estaba jugando con sus palillos, las gemelas, obviamente, le dieron otra lección de cómo maniobrar con ellos. Stevie Rae se lo estaba demostrando. Me sentía en mí los ojos y espera de ellos a la pared de vidrio que separaba el comedor y el patio. Sentada sola en la noche, Afrodita me estaba mirando con una expresión que podría ser casi lástima.


HCapítulo Siete El comedor de los vampiros no era una cafetería. Era una habitación muy cuca que está directamente encima del comedor de los estudiantes. También había una pared de ventanas en arco. Mesas y sillas De hierro forjado, situadas en el balcón que pasa por lo alto del patio de abajo. El resto de la habitación estaba decorada con gusto y clase con una variedad de cuadros de diferentes tamaños e incluso algunas de las cabinas de madera de cerezo oscuro. No había bandejas de servir y no era ningún buffet. Linos, porcelana, cristal se establecían en las mesas con buen gusto y delgada cristalería. Había unos pocos profesores comiendo tranquilos en parejas o pequeños grupos. Neferet asentía y sonreía respetuosamente rápido a la bienvenida y ellos también a mí antes de regresar a sus comidas. Traté de cotillear lo que estaban comiendo, sin ser demasiado obvia, pero todo lo que vi fue la misma ensalada vietnamita que nos dan de comer abajo, y algunos lujosos rollos de primavera. No hubo ninguna señal de carne cruda o cualquier cosa que se asemeje a la sangre (bueno, excepto para el vino tinto). Y, por supuesto, realmente no era necesario preocuparse. Si hubieran tenido fiesta sangrienta yo lo hubiera olido. Yo estaba íntimamente familiarizada con el delicioso aroma de la sangre... . - ¿La noche fría te molesta si nos sentamos afuera, en el equilibrio Cony?- Neferet preguntó. - No, no lo creo. No siento el frío, como solía hacerlo - Me sonrió brillante, recordándome a mi misma que está severamente en una encerrona y que probablemente fui "vista", los pedazos de las estúpidas cosas cayeron en cascada a través de mi mente.


- Bueno, yo prefiero comer en el balcón en todas las estaciones. Ella me llevó a través de las puertas a una mesa para dos ya establecida. Una camarera apareció, era una Vampiresa obviamente por su rellenado en las marcas y la serie de tatuajes delgados que enmarca su rostro en forma de corazón, pero ella parecía muy joven. - Sí, tráigame el Bun Cha Gio y una jarra de vino tinto de la misma que tuve anoche." Ella hizo una pausa y, a continuación, con una sonrisa añadió, - Y por favor traiga a Zoey cualquier bebida marrón pop que tengamos que no sea de dieta. - Gracias - le dije. - Simplemente trata de no beber demasiado de eso. No es bueno para ti.- aclaro ella, haciendo un poco broma de su amonestación. Me sentí bien con ella, encantada de que recordara lo que me gusta, y comencé a sentirme más relajada. Neferet es nuestra suma sacerdotisa. Ella era también mi mentor y mi amiga y en estos meses no había sido otra cosa para mí que eso. Sí, que había tenido miedo como el infierno cuando por casualidad la oí hablar con Afrodita, pero es una poderosa Sacerdotisa, y como Stevie Rae me recuerda constantemente, Afrodita es una matona egoísta que merece estar en problemas. ¡Infierno! Probablemente había dicho chismes acerca de mí. - ¿Se siente mejor? - Neferet dijo. Me encontré con sus ojos. Ella me estaba estudiando cuidadosamente. - Sí, lo estoy. - Cuando oí hablar del humano adolescente desaparecido empecé a preocuparme por ti. Ese tal Chris Ford fue un amigo tuyo, ¿no? Nada podía haberme sorprendido más. Neferet era increíblemente inteligente y dotada por la diosa. Añadiendo el extraño sexto sentido que todos los vampiros tienen, era más que probable que ella supiera, literalmente, todo (o al menos todo lo importante). Probablemente había sido fácil para ella saber que yo tenía mi propio sentimiento intuitivo sobre la desaparición de Chris.


- Bueno, él no era realmente un amigo mío. Hemos estado en algunos sitios juntos, pero no me gustaban las fiestas, así que no lo conocía tan bien. - Pero algo acerca de su desaparición te ha perturbado. Yo asentí. - Es sólo una sensación que tengo. Es una tontería. Él probablemente tubo una pelea con sus padres y su padre le echo de casa o algo así, por lo que se fue. Es probable que ya esté en su casa. - Si realmente creyeras eso no estarías todavía tan preocupada. - Neferet esperó hasta que la camarera termino de ponernos nuestras bebidas y alimentos antes de seguir hablando. - Los seres humanos creen que todos los vampiros adultos son psíquicos. La verdad es que a pesar de que muchos de nosotros tienen un don de precognición o clarividencia, la gran mayoría de nuestro pueblo simplemente ha aprendido a escuchar a su intuición, que es algo más de lo que algunos seres humanos hacen, porque los asusta. - Su tono era como si estuviera en su aula, y la escuchaba igual de atenta mientras comíamos. - Piénsalo, Zoey. Eres una buen estudiante estoy segura de recordar la historia en clase de lo que les ha sucedido históricamente a los seres humanos, especialmente las mujeres humanas, cuando se centran demasiado en su intuición»- y comenzar a oír voces en su cabeza - o incluso prever el futuro. - Ellos piensan por lo general que ha hecho un trato con el diablo, o cosas así, dependiendo de qué época histórica. En pocas palabras irían al infierno. Entonces me sonroje, porque dije que la palabra H delante de un profesor, pero no parece que la llamara la atención, estaba sólo asintiendo con la cabeza de acuerdo conmigo. - Sí, exactamente. Incluso atacaron pueblo santo, al igual que Juana de Arco. Así que ver que los seres humanos han aprendido a guardar silencio en sus mentes. Los Vampiros, por otra parte, han aprendido a escuchar y entérelos bien. En el pasado, cuando el hombre trató de cazar y destruir nuestra especie, eso fue lo que salvó a muchos de nuestros antepasados Me estremecí, no me gusto pensar en lo difícil que debió haber sido ser un Vampiro un centenar de años atrás.


- Oh, no necesitas preocuparse, Zoeybird - Neferet sonrió. El sonido del apodo de mi abuela me hizo sonreír, también. - los malos tiempos, nunca vienen de nuevo. Tal vez no seremos venerados como estábamos en la antigüedad, pero nunca más los seres humanos serán capaces de cazar y destruirnos. - Por un momento sus ojos verdes destellaban peligrosamente. Tomé un gran vaso de mi café el pop. Cuando ella siguió, sonaba como antes, eso indicio que el peligro se había ido de su voz y era otra vez sólo mi mentora y amiga. - Entonces, ¿qué significa todo esto? Quiero que estar segura de que escuchas a tu instinto. Si obtienes malos sentimientos acerca de una situación o de alguien, presta atención a ella. Y, por supuesto, si necesitas hablar conmigo, puedes venir a mí en cualquier momento. - Gracias, Neferet, significa mucho para mí. La oradora saludó a mis gracias. - Eso es lo que significa ser una mujer y una Alta Sacerdotisa dos funciones que esperamos que tomes algún día. Cuando se habla de mi futuro y de yo siendo una Suma Sacerdotisa, siempre tengo un sentimiento divertido. Está formado por la esperanza y la emoción, y en parte también del miedo. - En realidad, me sorprendió que no me vinieras a verme hoy después de que terminaste en la biblioteca. ¿No decidiste nada sobre la nueva dirección de las Hijas de oscuras? - ¡Oh, eh, sí. Lo hice!. - Me esforcé para no pensar en la biblioteca y mi encuentro con Loren, y el muro oriental y de mi encuentro con Loren... De ninguna manera quiero que Neferet y su radar de recoger mentiras o algo así percibiera algo de ... así ... le. - Tengo la sensación de su vacilación, Zoey. ¿Prefieres no compartir lo que has decidido conmigo? - ¡Oh, no! Quiero decir, sí. En realidad, lo hice pase por su habitación, pero se ...- Miré rápidamente, recordando la escena que había escuchado. Sus ojos parecían ver en mi alma. Me tragó duro. - Estaba ocupada con Afrodita. Así que me fui. - Oh, ya veo. Ahora su nerviosismo alrededor de mí tiene mucho más sentido Neferet suspiró con tristeza. Afrodita ... ella se ha convertido en un problema. Es


realmente una lástima. Como dije en Samhain, cuando me di cuenta de lo lejos que había ido, me siento en parte responsable de su ser y su transformación en la criatura de la oscuridad que ha llegado a ser. Sabía que era egoísta, incluso cuando ella se unió a nuestra escuela. Yo debería haber intervenido antes y tomado una posición más firme - La mirada de Neferet atrapo la mía. - ¿Cuánto escuchaste hoy? Una advertencia recorrió mi columna vertebral. - No mucho - le dije rápidamente. - Afrodita estaba llorando realmente difícil. Te escuché decir que debía mirar dentro. Yo sabía que no deseabas ser interrumpida - Me detuve, cuidado de no decir concretamente que fue todo lo que había oído cuidado de no mentir. Y yo no aparte la vista de sus fuertes ojos. Neferet suspiró de nuevo y sorbió su vino. - No, me gusta hablar mal de un alumno a otro, pero este es un caso único. ¿Sabes que la diosa le dio a Afrodita la afinidad y el poder de prever eventos desastrosos? Asentí, advirtiendo que había usado el tiempo pasado cuando se refirió a la capacidad de Afrodita. - Bueno, parece que el comportamiento de Afrodita ha causado que NYX retirara su regalo. Es algo que es muy inusual. Una vez que la Diosa toca a alguien, rara vez se revoca lo que ha dado.- Neferet lamentablemente se encogió de hombros. - Pero, ¿quién puede conocer la mente de la Gran Diosa de la Noche? - Debe ser terrible para Afrodita - le dije, aunque realmente pensaba en voz alta. - Aprecio tu compasión, pero no te digo esto para que sientas lástima de Afrodita. Más bien, te digo para que sepas que debes estar en guardia. Afrodita tiene visiones que ya no son válidas. Podría decir o hacer cosas inquietantes. Como líder de las hijas oscuras, será tu responsabilidad de estar segura de que ella no altera el delicado equilibrio de la armonía entre los fledglings. Por supuesto, les animamos a solucionar los problemas entre ustedes. Ustedes son mucho más que humanos adolescentes, y esperamos más de ustedes, pero no dude en venir a mí si la conducta de Afrodita se vuelve demasiado - se detuvo, al igual que ella estaba estudiando cuidadosamente la siguiente palabra - errática.


- Yo lo hare- le dije, mi estómago empiezo a doler de nuevo. - ¡Bien! Ahora, ¿por qué no me dices los planes que has realizado para tu reinado como líder de las Hijas Oscuras. Aparte a Afrodita de mi mente y le conté los planes para las hijas oscuras con lo del nuevo Prefecto del Consejo y todos los detalles. Neferet escucho atentamente y abiertamente, se impresionó por mi investigación y lo que ella llama una "lógica de reorganización". - Entonces, lo que quieres de mí es dirigir la facultad en la votación sobre los dos nuevos prefectos, porque estoy de acuerdo contigo en que tú y tus cuatro amigos han demostrado mucho de su valor y son ya un excelente trabajo del Consejo. - Sí. El Consejo quiere designar a Erik Night de la primera de las dos posiciones abiertas. Neferet asintió con la cabeza. - Erik es una sabia elección. Es popular con los polluelos, y tiene un excelente futuro delante. ¿Quién no tiene en cuenta para la última posición? - Aquí es donde mi Consejo y yo no estamos muy de acuerdo. Creo que necesitamos otros, y también creo que debería ser una persona que pertenecía al círculo íntimo de Afrodita.Neferet arrugo sus cejas en sorpresa. - Bueno, entre ellos un amigo de ella refuerza lo que he dicho a lo largo de este tiempo, que no he entrado en esto porque este loca y el poder establecido para robar lo que era de Afrodita o algo estúpido como eso. Sólo quería hacer lo correcto. Yo no quería iniciar una especie de camarilla tonta guerra. Si uno de sus amigos está en mi Consejo y, a continuación, el resto de ellos podrían comprender que no por estar cerca de mí será más importante, o más fácil entrar. Neferet estuvo teniéndolo en cuenta un tiempo que pareció ser para siempre. Por último dijo - Vosotros sabéis que incluso sus amigos se han vuelto contra ella. - Me di cuenta de que hoy en el comedor. - Entonces, ¿cuál es el punto de poner un ex-amigo de ella en el Consejo? - No estoy convencida de que sean ex-amigos. Personas diferentes en acto privado que lo hacen en público.


- Una vez más, estoy de acuerdo contigo. Yo ya hice el anuncio a la facultad de que el domingo las hijas e hijos oscuros harán un ritual de luna llena y de reunión. Yo esperaría que la gran mayoría de los antiguos miembros van a asistir por la única razón de la curiosidad acerca de tus poderes. Asentí. Yo ya era demasiado consciente de que era la principal atracción de un freak show. - El domingo es el momento adecuado para que digas a las hijas Oscuras tu nueva visión de la misma. Anuncian que existe un terreno abandonado en el Consejo, y que debe ser ocupado por un ex sexto. Tú y yo sé veremos más de las aplicaciones y decidiremos quién es el mejor ajuste. Me frunció el ceño. - Pero no quiero que sea nuestra elección. Quiero que la facultad de voto, así como el cuerpo estudiantil. - Ellos- dijo ella sin problemas. - Entonces vamos a decidir. Quería decir más, pero sus ojos verdes estaban fríos, no me avergüenza admitir que me intimidaban. Así que en vez de discutir con ella (que era totalmente imposible) Fui por un camino diferente (como diría mi abuela). - También quiero que la gente se involucre con las hijas oscuras sin ánimo de lucro. Esta vez las cejas de Neferet desaparición en su cabello. - ¿Te refieres a la comunidad, como en la comunidad humana? - Sip. - ¿Crees que dará la bienvenida a tu ayuda? Nos suelen evitar. Y nos aborrecen. Tienen miedo de nosotros. - Quizá eso es porque no nos conocen - le dije. - Tal vez si actuamos como parte de Tulsa, nos trataran como parte de Tulsa. - ¿Has leído acerca de los disturbios Greenwood en la década de 1920? Los afro-americanos los seres humanos formaban parte de Tulsa, Tulsa y destruido. - Ya no estamos en 1920 - le dije. Es difícil cumplir con sus ojos, pero yo sabía, muy dentro, que estaba haciendo lo correcto. - Neferet, es mi intuición me dijo que esto es algo que debemos hacer. Observé como suavizaba su expresión. - Y yo te insistí en seguir tu intuición, ¿no?


Yo asentí. - ¿Qué vas a elegir sin fines de lucro para participar y permitirnos ayudarles? - Oh, creo que los vamos a ayudar. He decidido ponerme en contacto con gatos callejeros, el rescate del gato no tiene fines lucrativos. Neferet tiró atrás su cabeza y se rió.


Hcapítulo Ocho Estaba ya fuera de la sala comedor y de camino al dormitorio, cuándo me di cuenta de que no le había dicho nada a Neferet sobre los fantasmas, pero no quería ir de nuevo arriba y empezar a ese tema. La conversación que había tenido ya con Neferet me había agotado totalmente, y a pesar de la hermosa sala con su gran vista, sus cristales y el lino, había estado ansiosa por salir de allí. Quería volver al dormitorio y contarle a Stevie Rae todo sobre Loren y luego no hacer nada, ver repeticiones malas en la televisión y tratar de olvidar (al menos por una noche) que tenía una terrible premonición acerca de la desaparición de Chris y que yo era un gran negocio, ahora a cargo del grupo más importante de estudiantes de la escuela. Sea lo que sea. Sólo quería ser yo por un tiempo. Como me dijo Neferet, Chris esta probablemente bajo la seguridad de su casa. Y no había tiempo suficiente para todo lo demás. Mañana tenía que escribir un resumen de lo que iba a decir a las Hijas oscuras el domingo. Supongo que también me tendré que preparar para el ritual de luna llena ... mi primer círculo de fundición en público y formando el ritual. Mi estómago comenzó a hacer gluglú. Yo lo ignoré. Estaba a mitad de camino al dormitorio, cuando me acordé que yo también tenía que presentar un ensayo el lunes para Vampi Soc... Claro, Neferet me había excusado de la mayoría de los trabajos del tercer curso por lo que podría centrarme en la lectura del nivel más alto de Soc. Pero había estado tratando ser “normal”, y ha sido realmente duro (sea lo que sea-hola - Soy una adolescente y una joven Vampiresa. ¿Cómo puede ser que cualquiera normal?), lo que significa que he hecho yo en los documentos cuando el resto de la clase hizo. Así que di marcha atrás a toda prisa y me dirigí a mi


estantería de clase, donde estaban mi armario y todos mis libros. También tiene algunos Neferet en su habitación, pero la acababa de dejar arriba tomando varios vinos con los otros profes.*Un cambio que no tiene ninguna preocupación por overhearing algo horrible.

Como de costumbre, la puerta estaba abierta. ¿Por qué se bloquea cuando el sentido vampiresa intuición bejeezus para asustar a los niños en lugar de?* La habitación estaba oscura, pero eso no importa. Llevo Marcada sólo un mes, pero ya veo igual de bien con las luces apagadas como ellos. En realidad, mejor. Las luces brillantes hieren mis ojos, la luz del sol es casi insoportable. Dudé cuando abrí mi armario, dándome cuenta de que no había visto el sol en casi un mes. Yo ni siquiera había pensado en ello hasta ahora. Hugh. Extraño. Yo estaba estudiando los pros y los contras de mi nueva vida cuando me fije en el pedazo de papel que se había adherido a la plataforma dentro de mi armario. Que ondeaba en la brisa temporal creada por la apertura de la puerta. Mi mano se levantó con calma, y sentí una sacudida de shock cuando me di cuenta de lo que era.


Poesía. O, más exactamente, un poema. Era corto y escrito en negrita, cursiva y muy atractivo. Lo leí y releí, registrando específicamente lo que era. Haiku. Antigua Reina despierto Una crisálida todavía no forman ¿Sus alas se despliegan? Dejo que mis dedos sean el pincel de las palabras. Yo sabía que lo había escrito él. Hay una sola respuesta lógica. Mi corazón me apretó como si se fuera a desbocar y susurre su nombre, "Loren ..." - Estoy grave, Stevie Rae. Si te digo que no puedes decírselo a nadie, tienes que jurarlo y cuando digo nadie quiero decir sobre todo Damián y las gemelas. - Vamos, Zoey, puedes confiar en mí. Juro que no lo diré. ¿Qué quieres que haga?, ¿Me abro una vena? No dije nada. - Zoey, realmente puedes confiar en mí. Te lo prometo. Estudié la cara de mi mejor amiga. Necesitaba hablar con alguien, alguien que no fuera una vampiresa. Busqué dentro de mí misma, al núcleo que Neferet llamaba a mi intuición. Me sentía con derecho a poner fe en Stevie Rae. Me sentía segura. - Lo siento. Sé que puedo confiar en ti. Sólo son ... No sé. sacudí la cabeza, frustrada por mi propia confusión.- Bueno, cosas raras que me han ocurrido hoy. - ¿Quieres decir más que la normal rareza que ronda por aquí? - Si. Loren Blake entró en la biblioteca hoy en día mientras yo estaba allí. Fue la primera persona con la que hablé del el Consejo, el Prefecto y mi idea de las nuevas directrices sobre las hijas oscuras. - ¿Loren Blake? ¿El hermoso vampiro que ninguno de nosotros ha visto jamás? Competitividad. Mejor siéntate.Stevie Rae hizo sitio y me deje caer en su cama.- Es que quiero decir. No puedo creer que no hayas dicho nada de esto hasta ahora. Debes haber estado muriéndote.


- Bueno, eso no es todo. Él ... eh ... me tocó. Y más de una vez. Bueno, en realidad lo vi más de una vez hoy. Solo. Y creo que él me escribió un poema. - ¡Qué! - Sí, al principio yo estaba segura de que era perfectamente inocente y no podía imaginar otra cosa. En la biblioteca estuvimos hablando de las ideas que tuve para las Hijas oscuras. No pensé que significaba nada. Pero, bueno, tocó mi marca. - ¿Cuál? - Stevie Rae preguntó. Sus ojos eran grandes y redondos y que parecían que iban a explotar. - la de mi cara. Esta vez. - ¡¿Qué significa “esta vez”?!" - Bueno, después cuando termine de cepillar a Persephone yo no tenía ninguna prisa para volver al dormitorio. Así que fui a caminar por la pared oeste. Loren estaba allí. - ¡Oh mi querido dulce señor! ¿Qué pasó? - Creo que estuvimos coqueteando. - ¡En serio! - Estábamos riendo y sonriéndonos.- no se parecía estar coqueteando conmigo. ¡Dios!, es tan hermoso. - Háblame de él. - Cuando él me sonríe no puedo respirar. Y conseguí que recitara un poema para mí- le dije.- Fue un Haiku trataba acerca de un hombre mirando a su amante desnuda en la luz de la luna. - ¡Tienes que estar bromeando! - Stevie Rae comenzó a abanicarse con su propia mano. - Llega a la parte del tocamiento. Tomé una respiración profunda. - Fue muy confuso. Todo iba muy bien. Como dije, estuvimos hablando y riendo. Luego, él dijo que estaba allí porque así logra inspirarse y escribir-Haiku - ¡Esto es locamente romántico! Yo asentí y continúe. - Lo sé. De todos modos, Le dije que no había quería molestarle ni estropear su inspiración, y dijo que le inspiró más cosas que sólo la noche. Él me preguntó si me gustaría ser su inspiración. - Joder.


- Exactamente lo que pensé. - Por supuesto que le dirías que estarías encantada de inspirarle. - Naturalmente - le dije. - Y ... - Stevie Rae me apresuraba con entusiasmo. - Y él preguntó si podía ver mi marca. La que está en mis hombros y la espalda. - ¡No! - Si, el lo pregunto. - Hombre, yo me hubiera quitado la camisa más rápido de lo que puedo decir Bubba! Yo me reí. - Bueno, yo no sé si la camiseta, pero resbale mi chaqueta hacia abajo. En realidad, él me ayudó. - ¿Me estás diciendo que Loren Blake, Vampiro Poeta Laureado y el tío más caliente del mundo, te ayudó con tu chaqueta como un antiguo caballero? - Si. Al igual que esto.- Yo le demostré como bajaba la chaqueta hasta los codos. - Y entonces yo no sé exactamente lo que me paso, pero de repente ya no estaba nerviosa. Tomé la correa de mi chaqueta fuera de él Así.- empuje mi chaqueta hacia abajo, exponiendo mi espalda y el hombro y una buena parte de mi pecho (agradeciendo de nuevo que llevaba mi mejor sujetador negro).- ahí es cuando me tocó. Una vez más. - ¿Dónde? - Él trazo la pauta de mi marca en mi espalda y en el hombro. Me dijo que me parezco a una antigua reina Vampiro y recitó el poema para mí. - ¡Joder! - dijo Stevie Rae de nuevo. Me arrodille al lado de la cama frente a ella y suspire, tirando de la correa de mi chaqueta para devolverla a su sitio. - Sí, es increíble. Estoy segura de que hemos conectado. Conectado de verdad. Creo que casi me besó. En realidad, sé que él quería. Y entonces, de la nada, cambió. Volvió todos sus gestos y cortés formales y me agradeció por haberle mostrado mi marca, después se alejó. - Bueno, eso no es del todo sorprendente.


- Fue un infierno para mí. Quiero decir, en un segundo estaba mirándome a los ojos y enviando señales de que quería y al siguiente segundo nada. - Zoey, eres una estudiante. El es un maestro. Esta es una escuela de vampiros y en muchas cosas un mundo diferente de la vida normal en una escuela secundaria, pero algunas cosas no cambian. Los estudiantes están fuera de los límites de los maestros. Me mordí el labio. - Él es sólo uno a tiempo parcial, un maestro temporal. Stevie Rae rodó sus ojos. - Como si lo que importa fuera eso. - Eso no es todo lo que pasó. Acabo de encontrar este poema en mi armario - Yo le entregue la hoja de papel con el Haiku. Stevie Rae hiperventilo mientras lo miraba. - ¡Oh dios mío! Esto es tan romántico que podría morir. ¿Cómo? ¿Cómo te toco la marca en la espalda? - Jo, ¿cómo crees? Con su dedo. El fue trazando el recorrido. Te lo juro podía sentir el calor de ese contacto. - Él te recitó un poema de amor, tocó tu marca, y luego escribió un poema para ti... - Ella suspiró dramáticamente. Es como Romeo y Julieta, amantes de lo prohibido. En medio de esa manera espectacular que tiene de abanicarse paró y se sentó de nuevo hacia arriba.- ¡Ah ah!, ¿qué pasa con Erik? - ¿Qué quieres decir, con qué pasa con Erik? - Él es tu novio, Zoey. - No oficialmente - le dije rápidamente. - Bueno, dispara, ¿que tiene que hacer el niño para que sea « oficial »? ¿Pedírtelo de rodillas? Ha sido muy evidente el mes pasado. - Yo sé - le dije miserablemente. - ¿Así que te gusta más Loren que Erik? - ¡No! Sí. ¡Oh, diablos, no lo sé. Es como si Loren fuera de otro mundo. Y es como si él y yo realmente nos gustáramos mucho - Pero yo no estaba tan seguro acerca de eso. ¿Loren y yo podíamos vernos en secreto?, como si pudiera leer mis pensamientos Stevie Rae dijo. - Te podrías ver a escondidas con Loren.


- Esto es ridículo. Probablemente ni siquiera siente algo por mí. Incluso seguro que ya no recuerda las palabras que dijo el calor de mi cuerpo y el deseo en sus ojos oscuros. - ¿Y si lo hace, Z? - Stevie Rae me estaba estudiando cuidadosamente. - Sabes, eres diferente al resto de nosotros. Nadie jamás ha sido Marcado como tú antes. Nadie ha tenido una afinidad para cada uno de los cinco elementos. Tal vez a ti no se te aplican las mismas reglas. Mi instinto clenched. Desde que había llegado a la Casa de la Noche había estado luchando para encajar. Todo lo que realmente quería era hacer de este nuevo lugar mi casa y poder considerar a mis amigos mi familia. Yo no quería ser diferente y no quería jugar con normas distintas. Sacudí la cabeza y dije a través de entre dientes: - No quiero ser diferente, Stevie Rae. Sólo quiero ser normal. - Lo sé - dijo Stevie Rae suavemente - Pero tú eres diferente. Todos lo saben. Además, ¿No quieres a Loren? Suspiré. - No estoy segura de lo que quiero, salvo que no quiero que nadie sepa lo que pasa con Loren y yo. - Mis labios están sellados. - Stevie Rae, hizo un poco torpe la pantomima de cerrar sus labios y tirar la llave sobre su hombro. - Nadie va a recibir una palabra de mí - murmuró a través de los labios medio sellados. - ¡Infierno! Eso me recuerda, que Afrodita vio a Loren tocarme. - ¿Esa bruja te siguió a la pared? - Stevie Rae pregunto. - No no no. Nadie nos vio allí. Afrodita estaba en el centro de medios, cuando él tocó mi cara. -¡Ah, mierda!. -¡Ah, mierda!, tienes razón. Y aún hay más. ¿Recuerdas cuando me perdí parte de español porque quería hablar con Neferet? No hable con ella. Llegué a su clase y la puerta estaba abierta, por lo que pude escuchar lo que estaba ocurriendo en su interior. Afrodita estaba ahí. - ¡Esa perra estaba diciendo algo sobre ti! - No estoy segura. Escuche sólo un poco de lo que estaban diciendo. - Apuesto a que estabas totalmente asustada de Neferet cuando te saco fuera de la sala de comedor para comer con


ella. - Totalmente de acuerdo. - No es de extrañar que parecieras tan enferma. Jo, todo tiene sentido ahora - Entonces sus ojos se agrandaron aún más. ¿Quizás Afrodita te metió en problemas con Neferet? - No. Cuando Neferet me habló esta noche dijo que Afrodita tiene visiones falsas, ya que NYX ha retirado su regalo. Por lo tanto, independientemente de lo que Afrodita le dijo, Neferet no la cree. - Bien.- Parecía que a Stevie Rae le gustaría poder romper a Afrodita por la mitad. - No, no es bueno. La reacción de Neferet fue demasiado dura. Hizo Afrodita sofocarse. En serio, Stevie Rae, Afrodita fue destruida por lo que le dijo Neferet. Además, Neferet ni siquiera sonaba como su tutor. - Zoey, no puedo creer que sigas así. Tienes que dejar de sentir compasión por Afrodita. - Stevie Rae, no sabes lo que intento decir. No se trata de Afrodita, se trata de Neferet. Fue cruel. Aunque Afrodita se lo inventara o exagerara lo que vio, la respuesta de Neferet estuvo mal. Y yo estoy teniendo un mal sentimiento acerca de ella. - ¿Estás recibiendo un mal sentimiento acerca de Neferet? - Sí... no... no lo sé. No es sólo Neferet. Es como una mezcla de cosas todo lo que pasa a la vez. .. Chris, Loren Afrodita ... ... ... Neferet algo apagada, Stevie Rae. Ella miró confundida, y me di cuenta de que necesitaba una analogía para explicárselo. - ¿Sabes cómo se siente antes de que un tornado golpee? Me refiero a cuando el cielo es claro todavía, pero el viento empieza a enfriarse y cambiar de dirección. ¿Sabes algo de lo que se aproxima, pero no siempre sabes qué es exactamente. Así es como siento las cosas ahora mismo. - ¿Como si se acercara una tormenta? - Sí. Una grande. - ¿Así que quieres qué...? - Me ayudes a ser un observador de la tormenta. - Puedo hacer eso. - Gracias.


- Pero ¿podemos ser observadores de la película? Damien acaba de pedir en NetFlix Moulin Rouge. Es lo más, y las Mellizas lograron conseguir algunas honestas chucherías Ella miró su reloj de Elvis.- estarán probablemente abajo molestos porque han tenido que esperar por nosotras. Me encantó el hecho de que pude descargar todo lo que sentía sin destrozar la tierra y que Stevie Rae pudiera pasar de un segundo "oh dios mío” a otro hablando de algo tan simple como las películas y chucherías. Ella me hace sentir normal y me hizo sentir que todo no era tan abrumador y confuso como yo lo sentía. Me sonrió. - ¿Moulin Rouge? ¿No sale que Ewan McGregor en ella? - Definitivamente. Espero que lleguemos a ver su trasero. - Me convenciste. Vamos. Y recuerda: - Jeesh! Lo sé. No diré nada sobre todo esto a nadie.- Ella se detuvo y arqueo sus cejas. - Así que permíteme decirlo una vez más. ¡Loren Blake estar colado por ti! - ¿Eso es lo que vas hacer ahora? - Sí.- Ella gimió maliciosamente. - Espero que alguien me trajera algún marrón pop. - Sabes, Z, no sé cómo te puede gustar ese extraño marrón pop. - Sea cual sea, Srta. Amuletos de la Suerte - le dije, empujando para salir de la puerta. - Oye, los Amuletos de la Suerte son buenos para ti. - ¿En serio? Así que, dime, ¿que son los malvaviscos, una fruta o un vegetal? - Ambos. Son únicos como yo. Yo estaba riendo de la tontería de Stevie Rae y fue la mejor sensación que había tenido en todo el día, cuando íbamos trotando por las escaleras de la parte frontal de la zona de dormitorio. Las Gemelas y Damien habían señalado uno de los grandes televisores de pantalla plana, y nos saludaron. Pude ver que Stevie Rae tenía razón, eran patatas fritas y chucherías realmente buenas, Doritos recubiertos en su totalidad de salsa dip de cebolla y pimiento verde (suena bruto, pero están realmente deliciosos). Mi buen sentimiento se agrando aún más cuando vi a Damien con un gran vaso de café pop.


- ¿Tuvieron el tiempos suficiente?- dijo, mientras se sentaba en el sofá. Las gemelas, por supuesto, habían cogido dos grandes sillas idénticas que habían situado alrededor del sofá. - Lo siento - dijo Rae Stevie y, a continuación, añadió con una sonrisa hacia Erin - tenía que tener una evacuación intestinal. - Excelente buen uso de las descripciones, Stevie Rae - dijo Erin, buscando el placer. - Ugh, vamos a poner la película - dijo Damián. - Espera, tengo el mando a distancia - dijo Erin. - ¡Espera! - Le dije antes de que hiciera clic en el play. El volumen estaba en mute, pero pude ver el Fox News 23 de Chera Kimiko. Su rostro parecía triste y grave, ella habló con seriedad a la cámara. En la parte inferior de la pantalla corrían las letras de información donde ponía “adolescente encontrado”.- Suba el volumen. - Shaunee quito el mute. - Repetición de nuestra historia principal de esta mañana: el cuerpo del desaparecido, Chris Ford, fue descubierto por dos kayakistas la tarde el viernes. El cuerpo se había enganchado en las rocas y la arena utilizada para crear los rápidos del rio. Las fuentes nos dicen que el adolescente murió de pérdida de sangre asociada a múltiples laceraciones, y que podría haber sido mutilado por un gran animal. Vamos a tener más información cuando el médico realice la autopsia. Mi estómago, que finalmente se había establecido y estaba normal, se cerró. Sentí que el frio recorrer mi cuerpo. Pero las malas noticias no habían terminado. Chera de hermoso ojos marrones miró seriamente a la cámara y continuó. - En los talones de esta trágica noticia viene el informe de otro jugador de fútbol del Unión que figura en la lista de desaparecidos.- La pantalla enseño una foto de otro chico guapo de la Unión en el tradicional rojo y blanco uniforme de fútbol. - Brad Higeons fue visto por última vez después de la escuela el viernes en la Plaza de Starbucks en Utica, donde estaba poniendo fotos de Chris. Brad no era solamente del equipo de Chris, era también su primo. - ¡Oh dios mío! Están cayendo como moscas todo el equipo de futbol de la Unión - dijo Stevie Rae. Ella me miró y vi como ampliaba los ojos. - Zoey, ¿estás bien? No se te ve muy bien. - Yo sabía que él, también.


- Eso es extraño - dijo Damián. - Ellos dos estaban siempre juntos en las fiestas. Todo el mundo sabe porque eran primos, aunque Chris es blanco y Brad es negro. - Tiene perfecto sentido para mí - dijo Shaunee. - Ídem, gemela - dijo Erin. Apenas podía escuchar a través del zumbido de mis oídos. - Yo... Tengo que ir a dar un paseo. - Voy contigo - dijo Stevie Rae. - No, te quedas aquí y ves la película. Regreso pronto sólo necesito tomar un poco el aire. - ¿Está seguro? - Si. No voy a dar un paseo largo. ¡Vuelvo a tiempo para verle el trasero a Ewan.- A pesar de que casi podría sentir la mirada preocupada Stevie Rae me estaba dando la vuelta (escuche discutir a las gemelas con Damien sobre si realmente se le ve el culo a Ewan), me apresure fuera del dormitorio hacia la fresca noche de noviembre. A ciegas, me aleje del edificio principal de la escuela, instintivamente me moví en la dirección opuesta a cualquier parte donde hubiera personas. Me esforcé para mantener el movimiento y la respiración. ¿Qué demonios estaba mal conmigo? Mi pecho se sentía apretado y mi estómago estaba tan enfermo que tuve que tragar duro para no vomitar. El zumbido en mis oídos parecía estar mejor, pero no había alivio en la ansiedad que se habían asentado sobre mí como un sudario. Cada cosa dentro de mí gritaba, algo no es bien! Algunos cosas no eran correctas! Algo no está bien! Mientras caminaba iba notando poco a poco la noche, que era clara, con un cielo lleno de estrellas que ayudan a la luna llena a crear ilusiones, mirando la oscuridad, de repente había empañado arriba. La suave y fresca brisa fría se había convertido, causando que las hojas revolotearan a mí alrededor, la mezcla de olores de la tierra y el viento con la oscuridad.... de alguna manera me estaba aliviando y el tumulto de pensamientos inconexos y ansiedad se había levantado lo suficiente para poder pensar. Me dirigí a las caballerizas. Lenobia había dicho que podía ir a visitar a Persephone cuando yo tuviera que pensar y estar sola. Sin duda es necesario, y tener una dirección a la que ir,


un destino real, fue bueno en medio de mi caos interno. Mi respiración había comenzado a venir un poco más fácil cuando oí el sonido. Al principio no sabía lo que era. Era demasiado sordo, demasiado extraño. Entonces pensé que podría ser Nala. Siempre me seguía y se quejaba de mí con su extraña vieja voz de gato. Miré alrededor y la llame - Kitty-Kitty - suavemente. El sonido era más claro, pero no era un gato, yo podría decir eso. Un movimiento cercano al establo cogió mi ojo, y vi que era una forma hundida en el banco cerca de las puertas delanteras. Hay una sola luz de gas allí, y estaba justo al lado de las puertas. El banco estaba fuera del borde de la piscina frete al parpadeo de luz amarilla. Se trasladó de nuevo, y yo podría decir que la forma era de una persona... o... o Vampiro incipiente. Que estaba sentado, pero un poco más encorvado, casi doblado sobre sí mismo. El sonido empezó de nuevo. Pude escuchar que se trataba de extraños gemidos quien estaba sentado sentía dolor. Naturalmente, quería correr en la dirección opuesta, pero no podía. No sería justo. Además, creí que el conocimiento dentro de mí que yo no podía salir de casa. Que todo lo que estaba sucediendo en el banquillo era algo que había que afrontar. Tomé una respiración profunda y me acerque a la mesa. - Uh, ¿estás bien? - ¡No!- La palabra era misteriosa, susurrada en una explosión de sonido. - ¿Te puedo ayudar? - Le pregunté, tratando de mirar al banco y ver quién estaba sentado ahí. Pensé que podría ver a la luz el color de cabello, las manos y, quizás, que cubre el rostro.... - ¡El agua! El agua está tan fría y profunda. No se puede salir... No puede salir. Ella quito las manos de su cara y luego me miró, pero yo ya sabía quién era. Reconocí su voz. Y también reconocí lo que estaba sucediendo con ella. Me esforcé en enfocar calma. Ella me miraba. Su cara estaba cubierta de lágrimas. - Vamos, Afrodita. Estas teniendo una visión. Tengo que llevarte a ver a Neferet.


- ¡No! - ella se quedo sin aliento.- ¡No! No me lleves a ella. Ella no me escucha. Ella no me creerá más. Me acordé de lo que había dicho antes Neferet sobre NYX que retiro sus dones a Afrodita. ¿Por qué debería incluirme en este lio con ella? ¿Quién sabía lo que estaba pasando con Afrodita? Estaba probablemente haciendo alguna patética jugarreta para llamar la atención, y yo no tenía tiempo para esta mierda. - Bien. Digamos que no creo que sea - le dije. - Quédate aquí y con tu visión o lo que sea. Tengo otras cosas de qué preocuparse.- volví mi cabeza y mi cuerpo cuando su mano agarró en mi muñeca. - ¡Hay que quedarse!- dijo con vibraciones a través de los dientes. Evidentemente, ella estaba teniendo dificultades para hablar.- ¡Hay que escuchar la visión! - No, no.- Yo comencé a quitar los dedos de mi muñeca.- Lo que está pasando, tiene que ver contigo no conmigo. Tienes que lidiar con ello. - Esta vez cuando me solté caminé lejos más rápidamente. Pero no lo suficientemente rápido. Sus siguientes palabras se sintieron como si hubiesen resbalado a través de mí. - Tienes que escucharme. Si no va a morir tu abuela.


HCapítulo Nueve - ¿Qué diablos estás diciendo? – grite rodeándola. Estaba jadeando de una manera un poco extraña, respiro un jadeo profundo, y sus ojos comenzaron a revolotear. Incluso en la oscuridad pude ver que estaban blancos y comenzaron a billar. La agarré de los hombros y la sacudí. - ¡Dime lo que ves! Es evidente que ella trataba de controlarse a sí misma, asintió con un movimiento un poco desigual. - Yo - ella dijo. - Quédate conmigo. Me senté a su lado en el banco y deje que me agarrase la mano, cuidando de que fuera algo difícil que al apretarla la fuera a romper algo. Tuve cuidado, ella no era mi enemigo y no tenia que preocuparme por nada, salvo el hecho de que la abuela podría estar en problemas. - No me voy a ninguna parte - le dije lúgubremente. Entonces me acordé de su reacción ante llevarla con Neferet. - Dime lo que ves, Afrodita. - ¡Agua! Es terrible... de color marrón y muy fría. Es todo confusión... no puede llegar a coger la puerta del Saturno... Sentí una terrible sacudida. ¡La abuela tiene un Saturno! Ella se lo compró porque era uno de los coches ultra-seguro que eran capaces de sobrevivir a cualquier cosa. - ¿Pero dónde está el coche, Afrodita? ¿En qué agua? - Río de Arkansas - ella contesto. - El puente se derrumbó. Afrodita sollozó, aterrorizada. - el coche esta delante de mí, y la barcaza. Es ¡fuego! Esos chicos... los que estaban tratando de llegar a los conductores de camiones... Que están en el auto. Trague fuerte el nudo que tenía en la garganta. - Bien, ¿qué puente? ¿Cuándo? Afrodita de repente tenso todo su cuerpo.


- ¡No puedo salir! ¡No puedo salir! El agua, es... - Hizo un ruido horrible y Juro que sonaba como si se estuviera ahogando, luego cayó de nuevo contra el banco, posando su mano débil en la mía. - ¡Afrodita! - Me conmovió - Hay que despertar. ¡Tienes que decirme más acerca de lo que viste!

Poco a poco, sus párpados se fueron moviendo. Esta vez no vi la parte blanca de sus ojos, y cuando ella los abrió parecía normal. Afrodita abruptamente soltó mi mano y retiro su cabello de la cara. Me di cuenta que era la humedad, y que ella estaba cubierta de sudor. Parpadeo un par de veces antes de mirarme a los ojos. Su mirada era firme, pero no podía leer nada, salvo el agotamiento en su expresión o su voz. - Bueno, te quedaste - dijo. - Dime lo que viste. ¿Qué le pasó a mi abuela? - El puente se derrumba en un accidente, su coche cae al rio y se ahoga - dijo rotundamente. - No. No, eso no ocurrirá. Dime qué puente. Cuando. Cómo. Voy a ponerle fin.


Afrodita levanto los labios en lo que parecía una sonrisa. - Ah, ¿quieres decir que de repente crees en mi visión? El temor por mi abuela era como un punto de ebullición de dolor dentro de mí. La agarre del brazo y me levante, tirando de ella conmigo. - Vamos. La idiota trato de zafarse de mí, pero está demasiado débil, y la agarre con facilidad. - ¿Dónde? - Con Neferet, por supuesto. Pondrá fin a esta mierda, y maldita sea hablaras con ella. - ¡No! - ella casi lo gritó. - No voy a decirle nada. Juro que no. No importa lo que digas, voy a decirle que no recuerdo nada excepto agua y un puente. - Neferet sabrá que estas mintiendo. - No, ella no, podrá decir que estoy mintiendo en algo o que oculto algo pero ella no podrá decirte el que. Si me llevas con ella, tu abuela se morirá. Me sentí tan enferma que empecé a temblar. - ¿Qué quieres, Afrodita? ¿Quieres ser líder de las hijas oscuras otra vez? Bien. Tómelo de nuevo. Dime acerca de mi abuela. Una mirada de dolor paso por la cara pálida Afrodita. -. No me lo puedes dar de nuevo a mí, tiene que ser Neferet. - Entonces ¿qué quieres? - Sólo quiero que me escuches, para que sepas que NYX no me ha abandonado. Creo que mis visiones son todavía una realidad. - Ella me miraba a los ojos. Su voz era baja y tensa. Y quiero que me debas algo. Algún día vas a ser una gran Alta Sacerdotisa, más poderosa incluso que Neferet. Algún día yo puedo necesitar protección, y me vendrá bien que me debas un favor. Quería decir que no había manera de que yo pudiera protegerla de Neferet. - Quizá ni ahora ni nunca. Y no quisiera. Afrodita era un desastre, y yo ya había sido testigo de la manera egoísta y odiosa con la que era capaz de actuar. No quería deberle nada, yo no quería tener nada que ver con ella. Asimismo, no tenía ninguna opción. - Está bien. No voy a llevarte a Neferet. Ahora, ¿qué viste?


- En primer lugar dame tu palabra de que me debes un favor. Y recuerda, esto no es una promesa vacía de humanos. Los vampiros Cuando dan su palabra - ya se trate de uno joven o adulto es vinculante. - Si me dices cómo salvar a mi abuela te doy mi palabra de que te debo un favor. - De mi elección - dijo. - Sí, lo que sea. - Hay que decirlo para completar el juramento. - Si me dices cómo salvar a mi abuela te doy mi palabra de que te debo un favor de tu elección. - Así se habla, por lo que se hará - susurró ella. Su voz envió escalofríos por mi espalda. - Dime. - Tengo que sentarme en primer lugar – dijo ella. De repente, inestable, se derrumbó en el banquillo. Me senté a su lado y espere con impaciencia, mientras que se acomodaba. Cuando ella comenzó a hablar sentí el horror de la cruda realidad de lo que estaba diciendo pasar a través de mí, y sabía muy dentro de mi alma que lo que ella contaba era una verdadera visión. Si NYX estaba enojada con Afrodita, la diosa no se estaba mostrando esta noche. - Esa tarde su abuela viajara de la Muskogee Turnpike camino a Tulsa.- Se detuvo y giro su cabeza a un lado, como si estuviera escuchando en el viento algo. - tu cumpleaños es el próximo mes. Ella viene a la ciudad para hacerte un regalo. Sentí una sacudida por la sorpresa. Afrodita tenía razón. Mi cumpleaños es en diciembre, tuve una un malísimo diciembre en mi vigésimo cuarto cumpleaños, así que realmente nunca lo suelo celebrar. Todo el mundo siempre quiso festejarlo junto con la Navidad. Es realmente molesto... Yo me sacudí. Ahora no es el momento para perderse y quejarse de lo cumpleaños de mi vida. - Bueno, por lo que viene a la ciudad esa tarde esta claro, y ¿qué pasa? Afrodita entorno sus ojos, al igual que ella estaba tratando de salir de la oscuridad. - Es raro. Usualmente puedo decir exactamente por qué suceden estos accidentes, como un avión que no funciona o lo que sea, pero esta vez estaba tan atenta a tu abuela, que no


estoy segura de por qué se rompe el puente." Ella me miró. Esa podría ser causa esta es la primera visión que he tenido que alguien que conozco muere. Me distraje. - Ella no va a morir - dije con firmeza. - Entonces ella no debe estar en ese puente. Recuerdo el reloj en su tablero de instrumentos del automóvil las tres y quince, por lo que estoy seguro de que ocurre en la tarde. Automáticamente, me miró para mi ver mi reloj 6: 10 a.m. dentro de una hora saldría el sol (y me debería de ir a dormir), lo que significa que la abuela se despierta. Yo sabía todo acerca de su horario. Ella se despierta en torno a la madrugada y se va a caminar en la luz suave por la mañana. Luego regresa a su acogedora cabina y se prepara un desayuno ligero antes de comenzar cualquier trabajo necesario para cuidar la lavanda en su granja. La llamare y le diré que se quede en la casa, que ella no debe conducir hoy hacían ningún sitio. Estaría segura; yo me aseguraría de ello. Entonces otro pensamiento cosquilleo en mi mente. Miré a Afrodita. - Pero ¿qué pasa con las otras personas? Recuerdo que dijiste cosa acerca de algunos niños en el coche de delante de ti y que se estrelló y el coche fue atrapado en el fuego. - Sí. Yo la mire mal. - Sí, ¿qué? - Sí, yo estaba viendo a través del punto de vista de tu abuela y vi un montón de otros coches se borraban a mi alrededor. Pasó rápido, aunque, no podía realmente decir cuántos. Ella no dijo nada, y me sacudió la cabeza en disgusto. - ¿Qué pasa con ellos? ¡Dijiste que los niños murieron! Afrodita se encogió de hombros. - Te dije que mi visión es confusa. No podría decir exactamente donde estaba, y la única razón por la que se cuando pasara es porque vi la fecha y la hora en el salpicadero del coche de tu abuela. - ¿Así que vas a dejar que el resto de las personas mueran? - ¿Qué te importa? Tu abuela va a estar bien. - Me pones enferma, Afrodita. ¿No te importa nadie más que tú misma?


- Lo que sea, Zoey. ¿Como eres tan perfecta? No te he oído nada acerca de cualquier otra persona, salvo su abuela. - ¡Por supuesto que estaba preocupada acerca de los demás! No quiero que nadie a muera. Y nadie lo va a morir si puedo hacer algo al respecto. Por lo tanto, necesito que me digas bien de que puente estamos hablando. - Yo ya te dije que es sobre la Muskogee Turnpike. No puedo decir cuál. - ¡Piensa más! ¿Qué más has visto? Ella suspiró y cerró los ojos. Observé su rostro y como su frente se arrugaba y ella parecía concentrada. Con los ojos aún cerrados dijo: - Espera, no. No es en la autopista. Vi una señal. Se trata de la I-40, puente sobre el río de Arkansas. Entonces ella abrió los ojos.- ¿Sabes cuándo y dónde? No te puedo decir mucho más. Creo que algún tipo de embarcación plana, como una barcaza, golpea el puente, pero eso es todo lo que sé. Yo no vi nada para identificar el barco. Por lo tanto, ¿cómo lo vas a parar? - No sé, pero lo hare - murmure. - Bueno, mientras estas pensando en cómo salvar el mundo, voy a volver a mi dormitorio a hacerme las uñas.los clavos son algo que considero una tragedia. - Sabes, después de haber visto a tus padres te digo que no es ninguna excusa para tener menos corazón - le dije. Ella se volvió y se quedo quieta. Su espalda estaba recta y cuando me miró sobre su hombro pude ver que sus ojos estaban llenos de ira. - ¿Qué sabes de ellos? - ¿Acerca de tus padres? No mucho, excepto que tienen el control y tu madre es una pesadilla. Acerca de ellos en general no Mucho. He estado viviendo con el dolor-en-el-culo de mi padrastro ya que mi madre se caso con él hace tres años. Apesta, pero no es una excusa para ser una perra. - Tratar con ellos dieciocho años es mucho más que dolor-enel-culo cuando pases más tiempo con ello, comenzaras a sentir algo más al respecto. Hasta entonces, no sabes una mierda. - Entonces, al igual que la antigua Afrodita hacia y no podía ponerse de pie en condiciones, se retiro el pelo lejos de la cara, y meneando su trasero se fue.


La niña tiene grandes problemas. Me senté en el banco y comencé a hurgar a través de mi bolso para coger mi móvil, me alegro de llevarlo siempre encima a pesar de que era obligatorio tenerlo en silencio, sin ni siquiera vibrar. La razón puede resumirse en una palabra - Heath. Él era mi humano casi ex-novio, y desde él y definitivamente mi ex-mejor amiga, Kayla, que había tratado de "romper me out" (que en realidad lo que había dicho idiotas) Heath pasaba por la Casa de la Noche, y se subía al muro por su obsesión conmigo. Por supuesto, que no era realmente su culpa. Yo era la que había probado su sangre y empezó toda la cosa de con él, pero todavía, seguía. De todos modos, a pesar de que sus mensajes se ha reducido por debajo de un millón (es decir, veinte o más) al día, a dos o tres, todavía no se sentía como dejar mi teléfono y de ser molestada por él. Y, por supuesto, cuando abrí la tapa había dos llamadas perdidas, de Heath. No hay mensajes. La abuela sonaba con sueño cuando respondió al teléfono, pero tan pronto como se dio cuenta de que era yo reacciono. - ¡Oh, Zoeybird! Es tan bonito despertar con tu voz - dijo. Yo le sonreí en el teléfono. - Te extraño, abuela. - Yo también te extraño cariño. - Abuela, la razón por la que te estoy llamando es un poco extraña, pero sólo vas a tener que confiar en mí. - Por supuesto que confío en ti - ella respondió sin dudarlo. Ella era tan diferente a mi madre que a veces me preguntaba cómo podrían estar relacionadas. - Bueno, hoy has pensado entrar entrar en Tulsa a hacer algunas compras, ¿no? Hubo una breve pausa, y luego se reía. - Creo que va a ser duro mantener a las sorpresas de cumpleaños de mi gran Vampiresa. - Necesito que me prometas algo, abuela. Prométeme que no vas a ir a ninguna parte hoy en en todo el día. No cojas el coche. No conduzca en ningún lugar. Sólo quédate en casa y relájate. - ¿De qué se trata, Zoey? Dudé, no sabía cómo decírselo. Luego, con su capacidad de comprender toda la vida me dijo suavemente


- Recuerda que no hace falta que me digas nada, Zoeybird. Yo te creo. No me había fijado en que había estado aguantando la respiración hasta que me relaje. Deje salir mi aliento y le dije: - El puente en la I-40 que pasa sobre el río de Arkansas por las Cataratas Webber se va a colapsar. Usted se supone que estará en él, y que habría muerto. – dije la ultima parte suavemente, casi susurrando. - ¡Oh! ¡Oh, dios! te sientes bien. - Abuela, ¿estás bien? - Supongo que lo estoy ahora, pero gracias a dios que me advertiste - Ella debió haber recogido de una revista o algo porque yo podía oírla abanicándose. - ¿Cómo lo supiste? ¿Tienes visiones? - No, no yo. Se trata de Afrodita. - ¿La chica que solía ser líder de las Hijas Oscuro? Yo no creía que las dos eran amigas. Me reí. - No lo somos. Definitivamente no. Pero me encontré con ella cuando estaba teniendo una visión y me dijo lo que vio. - ¿Y confías en esta chica? - De ninguna manera, pero yo sí confió en su poder, y yo la vi, abuela. Era como si ella estuviera allí, contigo. Es terrible. Vio tu accidente, y los niños pequeños mueren... - Tuve que parar y respirar. La verdad de repente se encontró conmigo: mi abuela podría haber muerto el día de hoy. - Espera, ¿hay más personas en el accidente? - Sí, cuando el puente se derrumba un montón de coches caen en el río. - Pero ¿qué pasa con las otras personas? - Voy encargarme también. Sólo quédate en casa. - ¿No debería ir al puente y tratar de detenerlos? - ¡No! Mantente lejos de allí. Voy a asegúrame de que nadie se lastima, lo prometo. Pero tengo que saber que estás segura - le dije. - Muy bien, cariño. Te creo. No tienes que preocuparte por mí. Voy a estar sana y salva en casa. Si me necesitas, llama. Siempre.

- Gracias, abuela. Te quiero. - Te amo, también, que-u-tsi una ge-tsa-hu-. Después de colgar me pasé un rato sentada allí, dispuesta a dejar de temblar, pero sólo por un rato. Un plan se estaba preparando ya en mi cabeza.


HCapítulo Diez - Entonces, ¿por qué no podemos decirle Neferet acerca de este lío? Lo único que habría que hacer es hacer unas cuantas llamadas, al igual que lo hizo el mes pasado cuando Afrodita tuvo una visión acerca de que el avión del aeropuerto de Denver - dijo Damián, cuidando de mantener su voz baja. Estaba en el dormitorio, amontonada junto a mi grupo, y dado la versión corta de la visión de Afrodita. - Ella me hizo prometerle que no se lo contaría a Neferet. Las dos tienen algún tipo de extraña lucha. - Se trata de que Neferet comenzó a verla como la perra que es - dijo Stevie Rae. - Odiosa vaca - dijo Shaunee. - Hag del infierno - estuvo de acuerdo Erin. - Sí, bueno, sea lo que sea ella no es muy importante. Lo que importa son sus visiones y de las personas que están en peligro de morir - les dije. - He oído que sus visiones no son creíbles ya que NYX la ha retirado su don a Afrodita - dijo Damián. - Tal vez es por eso que ella te ha hecho pedido que no se lo digas a Neferet, porque todo esto es algo que se ha inventado y ella quiere que te vuelvas loca y hacer algo para avergonzarte y hacerte quedar mal, o meterte en problemas. - No lo creo yo la vi tener la visión. No estaba fingiendo, de eso estoy segura. - ¿Pero es que ella te dice siempre toda la verdad? - Stevie Rae preguntó. Pensé en ello por un segundo. Afrodita ya había retenido parte de las visiones a Neferet. ¿Qué me hizo pensar que ella no lo estaba haciendo conmigo también? Entonces me acordé de la blancura de su rostro, la forma en que se había


apoderado de mi mano, y el temor en su voz hacia la muerte de mi abuela. La creía. - Ella me decía la verdad - les dije. - Vosotros sólo tenéis que confiar en que mi intuición es correcta.- Miré a mis cuatro amigos. Ninguno de ellos estaban felices sobre esto, pero yo sabía que cada uno de ellos confiaba en mí y que yo podía contar con ellos. - Así que, aquí está el trato, ya he llamado a mi abuela. Ella no estará en ese puente, pero otras personas sí. Tenemos que buscar la manera de salvar esas personas.

- ¿Afrodita dice que un barco golpeó el puente, causando su colapso?- Damien preguntó. Yo asentí. - Bueno, puedes hacerte pasar por Neferet y hacer lo que ella hace, llama a quien está a cargo de la barcaza y diles que uno de tus estudiantes ha tenido una visión de una tragedia. A Neferet la escuchan muchas personas. Es un hecho bien conocido que su información ha salvado muchas vidas humanas. - Ya he pensado en eso, pero no funcionará porque Afrodita


no ve claramente el barco. Ella ni siquiera estaba segura de que era una barcaza. Así que no tengo manera de saber siquiera el contacto con alguien para que lo detenga. Y yo no puedo hacerme pasar por Neferet. Es mal camino. Es decir, podría tener problemas. Es posible que a quien informe pueda devolver la llamada con algún tipo de informe de seguimiento a Neferet. Luego, nos caeríamos con todo el equipo. - Mal rollo - dijo Shaunee. - Sí, Neferet se entera de que la bruja tenía otra visión, su promesa de mantenerlo en secreto se rompería - dijo Erin. - Bueno, intentar detener el barco, y fingir ser Neferet está fuera. Esto deja el cierre del puente como la única opción dijo Damián. - Eso es lo que yo pensaba, también - dije. - ¡Amenaza de bomba! -Stevie Rae dijo de repente. Todos la miramos. - ¿Hugh? - Erin preguntó. - Explícate - dijo Shaunee. - Hacemos una llamada a quien los fanáticos que hacen amenazas de bomba llaman. - Eso podría funcionar - dijo Damián. - Cuando hay una amenaza de bomba en un edificio siempre lo evacuan. Por lo tanto, si hay una amenaza de bomba sobre un puente, el puente será cerrado, por lo menos hasta que se enteren de la amenaza de bomba es falsa. - ¿Si yo llamo desde mi móvil no serán capaces de averiguar quién soy? - Le pregunté. - Oh, por favor - dijo Damián, sacudiendo la cabeza como si yo fuera una idiota total.- Por supuesto que pueden rastrear los teléfonos móviles. Esta no es la década de los noventa. - Entonces ¿qué hago? - Todavía puede utilizar una celda. Simplemente tiene que ser un móvil desechable - explicó Damián. - ¿Quieres decir como una cámara desechable? - ¿Dónde has estado? -Shaunee preguntó. - ¿Quién no conoce acerca de los móviles de tarjeta desechables? - Erin dijo. - Yo no - dijo Stevie Rae. - Exactamente - dijeron las Gemelas juntas.


- Aquí - Damien me tiro un gran Dorky Nokia de su bolsillo el uso de minas. - ¿Por qué tienes un desechable? - Estudié el teléfono. Se veía como algo normal. - Después de que mis padres se asustaron sobre ser gay. Hasta que me vine aquí Marcado y me sentía como si fuera de otra tierra. Quiero decir, que no me espera a mí bloqueado en algún armario, pero es bueno estar preparado. Desde entonces yo siempre me aseguro de tener uno. Ninguno de nosotros sabía qué decir. Realmente increíble que los padres de Damien Fueran tan psicóticos sobre que él fuera gay. - Gracias, Damián - dije finalmente. - No hay problema. Cuando hayas terminado de hacer la llamada asegúrate de apagarlo y, a continuación, me lo devuelves. Voy a destruirlo. - Bien. - Y asegúrate de decirles que la bomba está colocada en virtud de la línea de flotación. De esta manera, tendrán que cerrar el puente durante el tiempo suficiente para enviar a los buzos a comprobar. Yo asentí. - Buena idea. Voy a decirles que la bomba va a explotar a las tres y quince, que es la hora exacta que vio Afrodita sobre el reloj de mi abuela en el tablero de instrumentos cuando se estrelló. - No sé cuánto tiempo toman estas cosas, pero debes llamar probablemente alrededor de las dos y media, que suena como el tiempo suficiente para que puedan salir y cerrar el puente, pero no tanto para averiguar que es una falsa amenaza, y dejar pasar a los automóviles por el puente demasiado pronto - dijo Stevie Rae. - Eh, muchachos,- Shaunee dijo. - ¿A quién vas a llamar? - Diablos, no sé.- sentía la tensión en torno a mis hombros y sabía que iba a tener un gran dolor de cabeza muy pronto. - Google.es, - dijo Erin. - No - dijo Damien rápidamente. - No queremos ningún tipo de ordenador en el camino. Sólo tiene que llamar a la sucursal local del FBI. Eso estará en la guía. Ellos hacen lo que hay que hacer cuando los fanáticos les llaman.


- Al igual que encontrarlos y ponerlos en la cárcel por el resto de la eternidad,- me murmuró tristemente. - No, no te van a coger. No estás dejando ningún tipo de rastro. Ellos no tienen ninguna razón para pensar en cualquiera de nosotros. Dígales que usted ha plantado una bomba bajo el puente porque... - Damien dudo. - ¡Debido a la contaminación! - Stevie Rae chillo. - ¿La contaminación? – dijo Shaunee. - No creo que esa sea la mejor a causa. Creo que debe ser porque estás enferma y cansada de la interferencia del gobierno en el sector privado de la vida - dijo Erin. Todos la miramos incrédulos. ¿Qué demonios acaba de decir? - Excelente punto, gemela - dijo Shaunee. Erin se sonrojo. - Suena igual que mi padre cuando me dijo eso. Tendría que estar orgulloso. Bueno, no sobre la pretensión de volar un puente, pero las otras cosas, sí. - Entendemos, gemela, - dijo Shaunee. - Sigo que es mejor decir que es porque estamos cansados de la contaminación. La contaminación es un problema real dijo Stevie Rae obstinadamente. - Bueno, ¿por qué no dicen que es debido a la injerencia del Gobierno y de la contaminación en nuestros ríos? Ese sería el motivo de la bomba en un puente. - Me miraban con expresiones en blanco. Suspire. "Es la causa de la contaminación en el río. - Ohhh - dijeron. - Queremos hacer de terroristas - dijo Rae Stevie con una risita. - Creo que eso es realmente algo bueno - dijo Damián. - Por lo tanto, ¿estamos de acuerdo? Tengo vuestra palabra para decirle eso al el FBI, y que todos mantendremos nuestra boca cerrada acerca de la visión de Afrodita. Asintieron. - Bien. Muy bien. Supongo que encontrare una guía telefónica y buscare el número del FBI, y entonces… Un movimiento capturado en la esquina de mi visión, llamo mi atención me gire y vi a Neferet escoltando a dos hombres de traje en el dormitorio. Todo el mundo se quedo al instante en silencio, y oí un susurro de "Son humanos..." comenzar a


través de la sala. Entonces yo no tenía tiempo para pensar o para escuchar, porque era obvio que Neferet y los dos hombres humanos estaban caminando directamente hacia mí. - ¡Ah, Zoey, aquí estas! - Neferet me sonrió con su habitual calidez. - Estos señores tienen que hablar contigo. Creo que podemos entrar en la biblioteca. Esto no debería tomarnos más de un momento. - Neferet hizo un gesto para que la siguiera, a través de la gran sala principal (con todos pendientes de nosotros) hacia la pequeña sala lateral que llamamos el salón de la biblioteca, pero en realidad no era más que una sala de ordenadores con algunas sillas cómodas y unos pocos estantes llenos de libros. Sólo había dos niñas en la fila de los ordenadores, y con un rápido movimiento Neferet las echo fuera. Cerraron la puerta detrás de ellas, entonces se volvió para hacer frente a nosotros. Mire el reloj en el ordenador. 7:06 A.M. sábado por la mañana. ¿Qué estaba pasando? - Zoey, este es el detective Marx - dijo hacia el más alto de los dos hombres - y el detective Martín de la división de homicidios del Departamento de Policía de Tulsa. Querían preguntarte algunas cosas acerca del muchacho humano que fue asesinado. - Muy bien - le dije, preguntándome qué tipo de preguntas podrían querer hacerme. Diablos, yo no sabía nada. Yo ni siquiera los conocía tan bien. - Señorita Montgomery - el detective Marx comenzó, pero fue claramente cortado por Neferet. Redbird dijo. - ¿Señora? - Zoey legalmente cambió su apellido a Redbird cuando llegó a ser un menor emancipado y entro a nuestra escuela el mes pasado. Todos nuestros estudiantes son legalmente emancipados. Consideramos que es útil con la naturaleza única de nuestra escuela. La policía hizo una breve alusión. No podría decir si fue un mohín o no, pero supuse por la manera en que lo busqué en Neferet que la respuesta es no.


- Señorita Redbird - continuó, - hemos recibido información de que usted está familiarizada con Chris Ford y Brad Higeons. ¿Es esto cierto? - Sí, sí quiero decir,- yo apresuradamente corregí. Es evidente que esto no era un buen momento para sonar como un tonto adolescente. - Yo sé... bueno, sabía tanto de ellos. - ¿Qué quiere decir con sabía? – el detective Martin, el policía más bajo, dijo bruscamente. - Bueno, quiero decir que yo ya no salgo con cualquier humano adolescentes, pero antes de que yo fuera Marcada veía a Chris y Brad mucho. - Me preguntaba por que él estaba tan nervioso acerca de mi reacción y luego me di cuenta, debido a que Chris ya estaba muerto y Brad seguía desaparecido y mis comentarios de ellos en pasado probablemente sonaban muy mal. - ¿Cuándo fue la última vez que vio los dos niños? - Marx pregunto. Mordí mi labio, tratando de recordar. - No desde hace meses, quizás desde el comienzo de la temporada de fútbol, y luego tal vez fui a dos o tres partes donde me los pude encontrar. - ¿Así que usted no salió con el chico? Me frunció el ceño. - No. Yo estuve saliendo con un chico del Broken Arrow el pasado trimestre. Esa es la única razón por la que conocía y me juntaba con los chicos de la Unión. - Me sonrió, y trate de aclarar las cosas. - La gente piensa que los jugadores de la Unión odian a los jugadores del BA. No es verdad. La mayoría de ellos crecieron juntos. Un montón de ellos todavía son amigos. - Señorita Redbird, ¿cuanto tiempo lleva usted viviendo en la Casa de la Noche? - el policía interrumpió al bajito como si tratase de ser agradable. - Zoey ha estado con nosotros desde hace casi exactamente un mes - respondió Neferet por mí. - ¿Y en ese mes vinieron Chris o Brad a visitarla aquí? Totalmente sorprendida, le dije: - ¡No! - ¿Está usted diciendo que ningún adolescentes humanos la ha visitado aquí? - Martin disparó la cuestión rápidamente.


Capturada fuera de guardia farfulle como un idiota y estoy segura de que parecía totalmente culpable. Afortunadamente, me salvó Neferet. - Dos amigos de Zoey la vieron durante su primera semana aquí, aunque no creo que lo que llamamos una visita oficial dijo con una suave sonrisa de adulto destinada a los detectives. Entonces ella asintió alentándome. – Adelante diles acerca de sus dos amigos que pensaban que se habían divertido escalando nuestros muros. * Neferet de ojos verdes bloqueo en los míos. Yo le dije todo sobre Heath y Kayla la escalada de la pared con la ridícula idea quedarse conmigo. O, al menos, había sido la idea de Heath. Kayla, mi ex-mejor amiga, me dio a entender que ella cuidaría mejor de Heath. Neferet dijo todo eso y mucho más. ¿Cómo me gusto tomar de Heath accidentalmente un poco de sangre hasta que Kayla me había pillado. Mirando a los ojos de Neferet sabía tan seguro como si ella hubiese dicho en voz alta las palabras que yo era para mantener la sangre poco de sabor a mí mismo incidente, que fue más que bien conmigo* Este párrafo no lo tengo muy claro - Realmente no se mucho de ella, y fue hace un mes. Kayla y Heath - Me detuve para agitar la cabeza como pensando que estaban totalmente locos, y el salto de altura con policía - ¿Kayla y Heath quién? - Kayla Robinson y Heath Suerte - le dije. (Sí, el apellido de Heath es realmente suerte) - De todos modos, Heath es un poco lento a veces, y Kayla, así, Kayla es realmente buena en el pelo y los zapatos, pero no tan buena en el sentido común. Así que realmente no habían pensado todo »Oye, que se está convirtiendo en un Vampiro y si ella sale de la Casa de la Noche podría morir». Por lo tanto, les explicó que no sólo yo no quiero dejarlo, no podía salir de casa. Y eso es todo. - ¿Nada inusual sucedió cuando vio a sus amigos? - ¿Usted quiere decir cuando volví al dormitorio? - No. Permítanme reformular la pregunta. ¿Ocurrió algo inusual cuando vio a Kayla y Heath? - Martin dijo. - No.- Que no era en realidad una mentira. Al parecer no es raro que los polluelos de vampiro beban sangre. Yo fui rápida en mi cambio, pero mi marca no debía estar rellenada y yo no debería haber añadido el decorativo tatuaje de un adulto


vampiresa. Por no mencionar el hecho de que ninguna otra joven o vampiresa había sido marcado en el hombro y la espalda como yo. Bueno, yo no soy exactamente una joven normal. - ¿Usted bebió la sangre del muchacho? - la voz del policía bajito era como el hielo. - ¡No! - Lloré. - ¿Acusan a Zoey de algo? - Neferet dijo, y se acerco más a mí. - No, señora. Estamos simplemente interrogándola para tratar de obtener una idea más clara de la dinámica de los amigos de Chris Ford y Brad Higeons. Hay varios aspectos del caso que son más bien inusuales y ... ¿Qué estaba pasando? Yo no había hecho daño a nadie; yo había arañado a Heath. Y no lo había hecho a propósito. Y "beber" su sangre no es exactamente lo que había hecho, era más como un rasguño. Pero, ¿cómo diablos sabían algo al respecto? Heath no era muy brillante, pero no pensé que había corrido a decírselo a la gente (especialmente a detectives no personas) que la chica bebió de su sangre. No. Heath no habría dicho nada. Sabía por qué fueron a hacerme preguntas. - Hay algo que usted debe saber acerca Kayla Robinson - dije de repente, interrumpiendo la diatriba aburrida del policía bajito. - Ella me vio besar Heath. Bueno, en realidad me besó él. Le gusta Heath.- Miré de un policía al otro. - Tú sabes, a ella le gusta Heath, lo quiere ahora que estoy fuera del camino. Así que cuando ella lo vio besándome llego borracha y comenzó a gritarme. Bueno, reconozco que no actuó muy madura. Me molesto. Digo, no es agradable cuando tu mejor amiga va tras tu novio. En cualquier caso - yo estaba algo avergonzada de admitir lo que iba a decir – Le dije algunas cosas a Kayla asustandola. - ¿Qué tipo de cosas? – Pregunto el Detective Marx. Suspire. - Algo como que si no se marchaba haba a volar sobre la pared y chupar su sangre. - ¡Zoey!- Neferet fue la voz fuerte. - ya sabes que la eso no fue adecuado. Ya tenemos bastantes problemas con la imagen de miedo que tenemos ante el ser humano, para que los


adolescentes la creen más a propósito. No es de extrañar la niña pobre hablara con la policía. - Lo sé. Yo realmente lo siento.- Aunque había entendido que Neferet jugaba en mi mismo bando, yo todavía tenía que trabajar en mantener lejos de la potencia de su voz. Mire a los detectives. Ambos estaban mirando a Neferet, sus ojos estaban asustados. Huh. Así que, hasta entonces sólo había mostrado su hermoso rostro público. Ellos no tenían ni idea de qué tipo de poder ocupa. - ¿Y usted no ha visto desde entonces a ningún adolescente más?- el policía alto dijo después de una pausa incómoda. - Sólo una vez más a Heath estaba solo, durante el Ritual de Samhain. - Disculpe, ¿el qué? - Samhain es el nombre antiguo para una noche que probablemente la conocerá mejor como Halloween - explicó Neferet. Ella volvió a tener su hermosa y amable cara, y pude entender por qué la policía parecía confundido, pero su sonrisa se volvió como si no tuviera otra opción. - Adelante, Zoey,- me dijo. - Bueno, hubo un montón de nosotros y estábamos haciendo un ritual. Algo como un servicio fuera de la iglesia - explique. Bueno, no era nada como un servicio fuera de la iglesia, pero no iba a explicar lo del círculo de los elementos y las llamadas a los espíritus de los muertos vampiros a una pareja humana policías. Mire a Neferet. Ella asintió. Dibujé una respiración profunda y mentalmente recordando el pasado. Yo sabía que realmente no importa lo que dijera. Heath no recordaba nada de esa noche, la noche en que casi había sido asesinado por los fantasmas de antiguos vampiros. Neferet había asegurado de que su memoria había sido total y permanentemente bloqueada. Todo lo que sabía era que él me había encontrado con un montón de otros niños y luego perdió el conocimiento. - De todos modos, Heath estuvo en el ritual. Es realmente vergonzoso, sobre todo porque... bueno... fue totalmente en vano. ¿Heath estaba borracho?Marx pregunta. Yo asentí. - Sí, él estaba borracho. No quiero meterle en ningún problema. - Yo ya había decidido no hablar más con Heath.


- Él no está en problemas." - Muy bien. Quiero decir, él no es mi novio, pero él es básicamente un buen tipo. - No se preocupe, señorita Redbird, simplemente dinos qué sucedió. - Nada en realidad. Se fastidio nuestro ritual, y fue vergonzoso. Le dije que se fuera a casa y no volviera. Hizo el tonto y luego perdió el conocimiento. Y luego salimos de allí. - ¿Usted no lo ha visto desde entonces? - No. - ¿Has oído hablar de él de alguna manera? - Sí, él me llama demasiado, es realmente molesto, y deja mensajes en mi celular. Pero eso se va solucionando - añadí deprisa. Yo realmente no quería meterle en problemas. El policía alto termino de tomar algunas notas y, a continuación, llevo su mano al bolsillo y sacó una bolsa de plástico que contenía algo. - ¿Y esto, Srta.? Redbird? ¿Ha visto esto antes? Él me entregó la bolsa y me di cuenta de lo que estaba en ella. Se trata de un colgante en una larga cinta de terciopelo negro. El colgante en forma de media luna con dos lunas de espaldas contra una luna llena incrustada con granates. Era el símbolo de la triple diosa-madre, soltera, y la bruja. Tenía uno igual, ya que era el collar de la líder de las hijas oscuras.


HCapítulo Once - ¿De dónde saco esto? - Neferet preguntó. Podía ver como intentaba mantener su voz bajo control, pero hubo un matiz de gran alcance, un poco borde que fue imposible de ocultar. - Este collar fue encontrado cerca del cuerpo de Chris Ford. Me quede con la boca abierta, pero no podía decir nada. Sabía que mi rostro se había puesto pálido, y mi estómago rugía dolorosamente. - ¿Reconoce el collar, la Srta. Redbird? - el Detective Marx repitió su pregunta. Traje y para mojar mi garganta. - Sí. Es el colgante de la líder de las Hijas oscuras. - ¿Hijas Oscuros? - las hijas e hijos oscuros es una organización exclusiva de la escuela, compuesta por nuestros mejores estudiantes - dijo Neferet. - ¿Y usted pertenece a esta organización? - preguntó. - Soy su líder. - ¿Así que a usted no le importaría mostrarnos su collar? - Yo-Yo no lo tengo conmigo. Está en mi habitación – mi cabeza estaba dando vueltas a todo. - Señores, ¿están ustedes acusando de algo Zoey? - Neferet dijo. Su voz era tranquila, pero el hilo ira e indignación corría a través de mi piel, mi carne sentía la picazón. Pude ver de y detectar los nervioso compartidos entre las dos. - Señora, estamos simplemente interrogando. - ¿Cómo murió? - Mi voz era débil, pero sonaba anormalmete fuerte en el tenso silencio que rodeó a Neferet. - De múltiples laceraciones y pérdida de sangre - dijo Marx. - ¿Alguien le corto con una Navaja o algo? - En las noticias decían que Chris había sido mutilado por un animal, por lo


que ya sabía la respuesta a la pregunta, pero me sentí obligada a preguntar. Marx, sacudió la cabeza. - Las heridas no eran como las que un cuchillo dejaría. Fueron más como arañazos y mordeduras de animales. - Su cuerpo fue casi totalmente drenado de sangre - añadió Martin.

- Y están aquí porque esto parece ser un ataque de un vampiro - dijo Neferet lúgubremente. - Estamos aquí buscando respuestas, señora - dijo Marx. - Entonces le sugiero que haga una prueba de contenido de alcohol en la sangre del chico. Solo de lo poco que se sobre los adolescentes que el muchacho tenía como amigos, son borrachos habituales. Probablemente cayó en estado de embriaguez y en el río. Las laceraciones se las hizo más que probable por las rocas, o incluso animales. Hay coyotes que se encuentran a lo largo del río, incluso dentro de los límites de la ciudad de Tulsa - dijo Neferet.


- Sí, señora. Las pruebas se están llevando a cabo en el cuerpo. Incluso el drenaje de la sangre, que todavía nos dice muchas cosas. - Bien. Estoy segura de que una de las muchas cosas que le dirá es que el chico estaba borracho, quizás incluso demasiado. Creo que deberían mirar hacia la causa más razonable de esta muerte no hacia el ataque de un Vampiro. Ahora, yo asumiré lo que están haciendo aquí - Una pregunta más,Srta. Redbird,- el Detective Marx me preguntó sin mirar a Neferet. - ¿Dónde estabas jueves entre las ocho y diez? - ¿Por la noche? - Le pregunté. - Sí. - Yo estaba en la escuela. Aquí. En clases. Martín me dio una mirada en blanco. - ¿La escuela? ¿En ese momento? - Tal vez debería hacer su propia tarea antes de su pregunta hacia mis estudiantes. Las clases en la Casa de la noche comienzan a las ocho pm y hasta las tres de la madrugada los Vampiros han preferido siempre la noche.- El borde peligroso se encontraba aún en la voz de Neferet- Zoey estaba en clase cuando el muchacho murió. Ahora ¿han terminado? - Por el momento hemos terminado con la Srta. Redbird. Marx volteo un par páginas atrás en el pequeño cuaderno portátil en el que había escrito antes y añadió, - Nosotros necesitamos hablar con Loren Blake. Traté de no reaccionar ante el nombre de Loren, pero sé que mi cuerpo saltó y sentía el calor de mi cara. - Lo siento, Loren marcho ayer antes del amanecer en el jet privado de la escuela. Ha ido a la Costa Este con la escuela para apoyar a nuestros estudiantes que están en la ronda final de nuestros compromisos internacionales del concurso de monólogos. Pero sin duda puedo darle su mensaje cuando regrese el domingo - dijo Neferet mientras ella caminaba hacia la puerta, claramente a despedir a los dos hombres. Pero Marx no se había movido. Estaba aún mirándome. Poco a poco llegó a su bolsillo interior de la chaqueta y sacó una tarjeta de visita. Me la entrego y me dijo - Si usted recuerda algo cualquier cosa que usted considere que puede ayudarnos a encontrar al que le hizo esto a Chris,


llámeme. - Entonces él asintió a Neferet. "Gracias por su tiempo. Volveremos el domingo a hablar con el Sr. Blake. - Les veré entonces - dijo Neferet. Ella apretó mi hombro, y por acompaño a los dos detectives, como la líder de la habitación. Me senté ahí tratando de recoger mis pensamientos que daban volteretas. Neferet había mentido, y no sólo por omitir acerca de cuándo bebí la sangre de Heath y de cuando Heath casi pierde la vida durante el ritual de Samhain. Había mentido acerca de Loren. No había abandonado la escuela antes del amanecer de ayer. Al amanecer había estado en el muro conmigo. No conseguí dormir hasta casi las 10:00 (como en el AM). Damián, los gemelos, y Stevie Rae quería saber todo acerca de la visita de los detectives. Pensé que contándoles los detalles podría darme una idea de qué demonios estaba pasando. Me equivoqué. Nadie podía entender por qué el collar de la líder de las hijas oscuras estaba con el cadáver del chico humano. Sí, lo he verificado y el mío sequia estando seguro en mi caja de joyas. Erin, Shaunee, y Stevie Rae todos pensaban que Afrodita estaba detrás de esto de la policía y de obtener el collar y quizás incluso de la muerte. Damián y yo no estábamos tan seguros. Afrodita podía no ser humano, pero para mí no equivale a secuestrar y matar a un jugador de fútbol muy construido que no pueden ser exactamente escondidas en su bolso precioso entrenador. Ella definitivamente no salía con el hombre. Y, sí, solía ser la líder de las hijas Oscuras y tenía un collar, pero Neferet se lo había quitado y me lo había dado la noche que me convirtió en la líder de las hijas e hijos oscuros. Además del misterio del collar, todo lo que se podría comentar era sobre "Kayla Stank Perra" (como la llamaban las gemelas), básicamente, había dicho a la policía que yo era el asesino porque estaba celosa de que Heath estaba todavía loco por mí. Obviamente, la policía no tenía sospechosos reales y se apresuraron en creer la palabra de una adolescente celosa. Por supuesto, mis amigos no sabían nada sobre el tema de beber sangre. Todavía no podía decirles que yo bebí (un hilito, lo que sea) la sangre de Heart. Así que les habían dado la misma versión editada que dije a los detectives. Las


únicas personas que conocían la verdadera historia de la sangre (además de Heath y la Perra Kayla) eran Neferet y Erik. Se lo dije Neferet, y Erik me había encontrado después de haber tenido la gran escena con Heath, por lo que él sabía la verdad. -Hablando de repente quería que Erik volviera pronto a la escuela. He estado tan ocupada últimamente que no había tenido realmente tiempo de acordarme de él, o al menos yo no había hecho hasta el día en que yo necesitaba a alguien que no fuera alta sacerdotisa para poder hablar sobre lo que había pasando. Domingo, me recordaba a mí misma cuando traté de dormir. Erik estaría aquí de nuevo el domingo. El mismo día se Loren espalda. (No, no quiero pensar en las cosas que podrían pasar entre Loren y yo, Erik me faltaba.) ¿Y por qué diablos los detectives necesitan hablar con Loren de todos modos? Ninguno de nosotros podría entender porque era. Suspire y trate de relajarme. Odiaba tener que quedarme dormida y no poder. Pero no podía apagar mi mente. No sólo era por el lio de Chris Ford / Brad Higeons que estaba dando vueltas y vueltas a mi cabeza, muy pronto tengo que llamar al FBI y pretender ser una terrorista. Añadir también el hecho de que apenas había pensado en el círculo que necesitaba para el ritual de luna llena así que no era de extrañar que tuviera un horrible dolor de cabeza y mucha tensión. Mire en el reloj de alarma. Las 10:30 A.M. Más de cuatro horas antes de empezar a llamar al FBI y, a continuación, tratar de averiguar cómo pasar el día mientras esperaba oír noticias sobre el puente de accidente (esperemos que fuera la noticia que se evitó), y noticias sobre el niño Higeons que le encuentran (es de esperar que vivo), y tratar de averiguar cómo realizar bien el Ritual de la Luna Llena (¡esperemos totalmente que sea sin pasar vergüenza!). Stevie Rae, juro que podía dormir de pie sobre su cabeza en medio de una tormenta de nieve, suavemente se oía su respiración al otro lado de la habitación. Nala fue doblando hasta llegar al lado de mi cabeza en mi almohada. Incluso había dejado de quejarse de mí y estaba respirando profundamente con su extraño ronroneo de gato. Me preocupaba brevemente, si hubiera tenido alergia a ella. Ella me hizo estornudar un montón. Pero decidí que era obsesivo


por mi nivel de estrés. La gata era tan gorda como un Pero terball. Quiero decir, en su barriga parecía que había una bolsa y podría ocultar una manada de canguros y el bebé allí. Eso es un problema. Llevar todos los gatos que la grasa no puede ser fácil. Cerré los ojos y comencé a contar ovejas. Literalmente. Se suponía que iba a trabajar. ¿Verdad? Así que hice un campo en mi cabeza con una puerta y las ovejas comenzaron a saltar la verja. (Creo que es la manera correcta de dormir contar ovejas. Dormir ovejas... ¡ey!). Después del ovino número 56 los números comenzaron a desdibujarse en mi mente y finalmente caí en un sueño irregular cuando me di cuenta de las ovejas llevaban el color rojo y blanco del uniforme de futbol de la Unión. Tenían una pastora a través de la de la puerta donde estaban saltando (que ahora se veía como un mini-goalpost no como una valla). En el sueño estaba libre flotando suavemente por encima de la escena de las ovejas como si fuera un superhéroe. No pude ver el rostro de la pastora, pero incluso desde la parte trasera podría decir que ella era alta y hermosa. Su pelo era castaño rojizo con buena longitud. Como si ella pudiera sentirme verla, se volvió hacia mí y sus ojos verde musgo me miraron. Yo me sorprendí. Por supuesto Neferet estaba al cargo, a pesar de que era sólo un sueño. La salude, pero en lugar de responder, los ojos de Neferet se estrecharon y giraron de repente. Los animales silvestres se revolvieron, ella agarró a un jugador de fútbol (oveja), se levantó, y, en una práctica de movimiento reducido inclino su garganta con su anormal fuerza, clavo uñas, enterrando su rostro en la garganta del animal sangrado. En el sueño era libre, así como horrorizado señale a Neferet lo que estaba haciendo. Quería mirar lejos, pero no pude... no... entonces el cuerpo de la oveja comenzó a tener espasmos, como el aumento de calor de la olla exprés. Parpadee y ya no era una oveja más. Era Chris Ford, y sus ojos estaban muertos abiertos y mirándome a mí acusadoramente. Alenté el horror y desgarre mi mirada de su sangre, es decir, a mirar lejos de la escena del sueño, pero mi visión me tenia atrapada, porque ya no era Neferet quien se alimentaba de la garganta de Chris. Era Loren Blake, y sus ojos estaban


sonrientes en mí sobre el río de color rojo. No podía apartar la vista. Yo miraba y miraba y... Oí en Mi sueño como una voz familiar a la deriva en el aire a mi alrededor. Al principio, el susurro era tan suave que no pude oír, pero cuando Loren bebió la última gota de la sangre de Chris las palabras me llegaron más audibles, así como visibles. Bailó el aire a mi alrededor con una luz de plata era tan familiar como la voz. ... Recuerde que la oscuridad no siempre equivale a mal, ya que la luz no siempre trae a los buenos. Mis párpados se abrieron y me senté, con la respiración difícil. Tenía una sensación inestable y un poco mal el estómago, miré mi reloj: 12:30. Sofoque un gemido. Sólo dormí dos horas. No era de extrañar que me sintiera tan mal. Me fui en silencio al cuarto de baño que compartía con Stevie Rae a salpicarme un poco de agua sobre la cara y tratar de lavar mi mal sentimiento. Demasiado malo lavar el terrible presentimiento, la extraña sensación que el sueño me había dejado no era tan fácil de quitar. De ninguna manera iba a poder dormir ahora. Caminé por el cuarto hacia la ventana y me asome a fuera. Era un día gris. Nubes bajas oscureciendo el sol y la luz, constante llovizna que hacía ver todo borroso. Ésta se adecuaba perfectamente a mi estado de ánimo, y también hizo la luz que el día fuera más soportable. ¿Cuánto tiempo había pasado desde que había estado fuera durante el día, de todos modos? Pensé en la realidad, yo no había visto más de un amanecer ocasionales en este mes. Y de repente no podía permanecer dentro de ningún sitio en ese ínstate. Sentía claustrofobia, como en una tumba, como en un ataúd. Fui al baño y abrí el pequeño frasco de vidrio que contenía el maquillaje corrector que cubría completamente los incipientes tatuajes. Cuando llegue por primera vez en la Casa de la Noche había tenido un mini-ataque de pánico cuando me di cuenta de que estaba dentro de la escuela, yo nunca había visto un adolescente vampiro. Me refiero a la historia. Naturalmente, yo pensaba que significaba que los vampiros jóvenes se mantenían encerrados dentro de las paredes de la escuela durante cuatro años. No pasó mucho tiempo para encontrar la verdad: Los jóvenes tenían un poco de libertad,


pero si ellos decidían salir fuera de las paredes laterales de la escuela, tenían que seguir dos normas muy importantes. En primer lugar, tenían que cubrir su marca y no llevar no llevaba ningún distintivo o cualquier clase de insignias. Segundo (y, para mí, lo más importante), una vez que un joven entra en la Casa de la noche, él o ella debe permanecer en estrecha proximidad con sus adultos vampiros. El cambio de humano a Vampiro era extraño y complejo, ni siquiera hoy en día la ciencia de vanguardia lo comprendía totalmente. Pero una cosa es cierta sobre el cambio, si un joven corta el contacto con sus adultos vampiros, el proceso de cambio sufre y el adolescente muere. Cada vez. Por lo tanto, podríamos dejar la escuela para ir de compras y otras cosas, pero si nos quedamos fuera de los vampiros más de unas horas nuestros cuerpos comienzan a rechazar el proceso de cambio y nos morimos. No es de extrañar que antes de ser Marcada pensara que nunca había visto un vampiro joven. Probablemente había, pero A: él / ella / ellos han tenido todas las marcas se refiere, y (b) que él / ella / ellos entendían que podían pasar como simples adolescentes. Habían estado allí, pero que habían sido ocupados y encubiertos. La razón para el disfraz tenía sentido también. No se trataba de querer ocultar a los seres humanos y o tener un medio de espionaje o lo ridículo que sea lo que suponen los seres humanos. La verdad es que los seres humanos y vampiros coexisten en una incómoda situación de paz. Los polluelos de la escuela y se iban de compras y al cine como los niños normales se pide problemas y la exageración. Me podría imaginar lo que la gente como mi horrible padrastro diría. Probablemente que una vampiresa adolescentes que se cuelgan en las bandas, en medio de todo tipo de comportamiento pecaminoso de delincuentes juveniles. Era como un grano en el culo. Pero no sería el único humano adulto que enloquecería. Decididamente, me miraba, dando palmaditas en el corrector junto a las marcas y el zafiro que le decían al mundo lo que era. Fue increíble lo bien que las cosas y las marcas se habían cubierto. Como mi oscurecida media luna había desapareció, junto con la pequeña red de espirales de color azul que enmarca los ojos, estaba viendo a la antigua Zoey reaparecer y


no estaba muy segura de cómo me sentía sobre ella. Bueno, yo sabía que había sido cambiada mucho más por dentro que un par de tatuajes podría representar, pero la ausencia de la marca de NYX era chocante. Me dio un extraño sentimiento de pérdida. Mirando hacia atrás, debería haber escuchado a mi vacilación interior, fregar mi cara, agarrar un buen libro, y haber ido directamente a la cama. En lugar de ello, me susurró, "Te ves muy joven", a mi reflexión, y tire de mi jeans y un suéter negro. Entonces rebusque (en silencio, porque si despertaba a Nala o a Stevie Rae de ninguna manera iba a salir de allí sola) a través de mis cajones hasta que encontré mi viejo Borg Invasion 4D hoodie y lo puso sobre, junto con mi negro y cómodo Pumas, y con mi gorra de camionero OSU segura en mi cabeza y mis gafas de sol Maui Jim estaba lista. Antes de que yo pudiera (sabiamente) cambiar de opinión, agarre mi bolso y atravesé la habitación. Nadie estaba en la sala principal del dormitorio. Abrí la puerta y tome una respiración profunda antes de que caminar firmemente hacia fuera. El mito de que si a los vampiros le toca el solo rompen en llamas es una ridícula mentira, pero es cierto que la luz del día causa a los vampiros adultos dolor. Como una joven que fue extrañamente "avanzada" en el proceso de cambio, era definitivamente incómodo para mí, pero yo apreté mis dientes y salí al exterior en la llovizna. El campus parecía totalmente desierto. Era raro que no pasase un estudiante o vampiresa a lo largo de toda la acera que alrededor de la herida detrás del edificio principal (que aún me recuerda a un castillo) para el estacionamiento. Mi coche 1966 VW fue fácil de encontrar en medio de la marea negra, los coches caros preferidos de los vampiros. El motor ronroneo en un solo segundo, entonces se calentó y era como si fuera nuevo. Yo aproveche la puerta del garaje-como Neferet había teclado después de la abuela había llevado mi coche para mí. La puerta de hierro forjado de la escuela se abrió pasó en silencio. A pesar de que la luz era débil y la niebla lo cubría todo, todavía molestaba la luz del día a mis ojos y mi piel se sentía


crispada, mi estado de ánimo se alivio tan pronto como me vi fuera de las puertas de la escuela. No es que yo odiara la casa de la noche o algo así. En realidad, la escuela y mis amigos se habían convertido en mi hogar y en mi familia. Es sólo que necesitaba algo más. Que necesitaba sentirme normal otra vez, como la Zoey antes de ser marcada, cuando mi mayor preocupación era la clase de geometría y el único "poder" que tuve fue la extraña capacidad de encontrar lindos zapatos a la venta. En realidad, ir de compras parecía una buena idea. Utica Square estaba a menos de una milla de la Casa de la noche, y me encantaba la tienda de American Eagle de allí. Mi armario tenía, tragicomedia mente, excedentes en colores oscuros como el morado, negro, azul marino desde que había sido Marcada. Un suéter de color rojo brillante es exactamente lo que necesitaba. Estacione cerca de la tienda y por detrás de la fila de tiendas de American Eagle que estaban asentadas en el centro. Los árboles de ese lado estaban frondosos, por lo que me gustó la sombra, junto con el hecho de que había menos personas en la parte trasera. Sé que mi reflexión no era la que mostraría un mal muchacho adolescente, pero por dentro estaba todavía Marcada, y más que un poco nerviosa acerca de mi primer viaje a la luz del día a mi viejo mundo. No es que yo esperara ejecutar a cualquiera que se diera cuanta. Yo sé que mis amigos de la secundaria me habrían llamado "rara" y "afuera" a causa de que me gustaba ir de compras en el centro de tiendas chic con todo el ruido, y lo aburrido, con un olor de comida comercial. La Abuela Redbird era responsable porque mis gustos fueran poco comunes. Solía llamarlo "campo de tropiezos" cuando me gustaría tener más de Tulsa en las excursiones de un día divertido. De ninguna manera iba a correr en busca de Kayla al Broken Arrow y la multitud de Utica. Muy pronto los olores familiares y lugares de interés de American Eagle estaban trabajando su magia conmigo. Pague el total de mi lindo suéter de punto rojo y mi estómago había dejado de dolerme, y pese al hecho de que era todavía la medio día y me había privado del sueño, el dolor de mi cabeza se había ido, también.


Pero me estaba muriendo de hambre. Había un Starbucks a través de la calle de American Eagle. Estaba en la esquina que enmarca un bonito patio sombreado en el centro de la plaza. Con el húmedo, y triste día que hacia acercarme no sería doloroso, bordearía los árboles cercanos. Podría obtener un delicioso capuchino, una de sus grandes mega-muffins de arándanos, una copia de la de Tulsa Mundo, y sentarme fuera y pretender ser una muchacha universitaria. Parecía un buen plan en serio. Yo estaba totalmente dispuesta no había nadie en la terraza de fuera, y me acerque atravesando por el árbol más cercano de la gran magnolia y me dedique a poner una buena cantidad de azúcar en bruto en mi capuchino. No recuerdo cuando sentí por primera vez su presencia. Comenzó sutilmente, como un extraño picor en mi piel. Me revolví inquietamente en mi silla, tratando de concentrarme en la película de la página y pensar que tal vez yo podría comentar con de Erik para ir con él en la última película de pollo del próximo fin de semana... Pero yo no podía prestar atención a las críticas de las películas. La molestia, en virtud de-mi-sensación de la piel no desaparecía. Totalmente irritada me gire y me congele. Heath estaba de pie bajo un farol y a unos quince pies de distancia de mí.


HCapítulo Doce Traducido Por Ana Paola Heath estaba observando algún tipo de folleto bajo la luz. Pude ver claramente su rostro y me sorprendió lo guapo que lucia. Bien, seguro, yo lo conocía desde el tercer grado y lo había visto ir de lindo desgarbado a lindo a sexy, pero nunca había visto esa mirada en él. Su rostro se puso sombrío, al no reír le aparecieron líneas que lo hicieron parecer mucho mayor de dieciocho años. Era como si pudiera tener una visión del hombre en el que se convertiría - y esto era realmente agradable. Él era alto y rubio, con altos pómulos y una muy fuerte barbilla. Incluso a esa distancia podía ver sus gruesas pestañas que eran sorprendentemente oscuras, y que suavemente enmarcaban sus ojos marrones. Y luego, como si él pudiera sentir mi mirada, sus ojos se deslizaron desde luz para centrase en mí. Observé su cuerpo completamente y luego, un estremecimiento lo recorrió, como si alguien hubiera soplado aire congelado a través de su piel. Yo debería haberme levantado y retirado de Starbucks, que estaba ocupado con agrupaciones de personas que hablaban y reían, por lo cual sería imposible para mí y para Heath estar realmente a solas. Pero no lo hice. Me quede allí sentada mientras el dejaba caer los folletos. Ellos revolotearon alrededor de la acera como los pájaros que mueren así como él caminó más rápido hacia mí. Se puso delante de la mesa sin decir algo por lo que pareció ser para siempre. Yo no sabía qué hacer, sobre todo porque yo estaba sorprendentemente nerviosa. Finalmente no pude resistir el intenso silencio por más tiempo. - Hola, Heath. Su cuerpo se sacudió como si alguien acabara de saltar desde detrás de una puerta y le hubiese dado un susto.


- ¡Mierda! - La palabra salió de su boca en un torrente de aire. - Realmente estas aquí! Le mire con el ceño fruncido. Él nunca había sido exactamente brillante, pero incluso para él esto sonaba bastante tonto. - Por supuesto que estoy aquí. ¿Qué pensabas que era, un fantasma? Se dejo caer en la silla frente a mí como si las piernas no pudieran sostenerlo más. - Sí. No lo dudo. Es sólo que te veo muy a menudo y realmente nunca estas allí. Pensé que este era sólo otra de esas veces. - Heath, ¿de qué estás hablando? - Estreche mis ojos y lo olfatee. - ¿Estás borracho? El sacudió la cabeza. - ¿Drogado? - No. No he bebido nada en un mes. Y también deje de fumar. Las palabras sonaban simples, pero parpadeé y me sentí como tratando de recordar la razón por la cual mi mente se quedo perpleja. - ¿Dejaste de beber?" - Y de fumar. Dejé todo. Esa es una de las razones por las que he estado llamándote mucho. Quiero que sepas que he cambiado. Yo realmente no sabía qué decir. - Oh, bien. Estoy, eh, me alegro.- Sé que sonaba como una idiota, pero la manera con la que sus ojos me miraban era como una cosa física. Y hubo algunas cosas más. Pude olerlo. No era un olor de colonia, o un olor de tipo sudoroso. Esto era un olor profundo, seductor que me recordó el calor y la luz de la luna y sueños sexys. Procedía de sus poros y esto me hizo querer saltar de la silla a la mesa para estar más cerca de él. - ¿Por qué no contestas ninguna de mis llamadas? Ni siquiera los mensajes me los devuelves. Parpadeé, tratando de bloquear la atracción que sentía por él y pensar con claridad. - Heath, no hay ninguna razón. No puede haber nada entre tú y yo - dije razonable. - Tú sabes que ya hay algo entre nosotros. - Sacudí la cabeza y abrí la boca para explicarle lo mal que esto estaba, pero me


interrumpió. - ¡Tu Marca! Se ha ido. - Odié su excitado tono, y automáticamente me recupere, - Estás equivocado de nuevo. Mi Marca no se ha ido. Simplemente está cubierta así la gente estúpida de por aquí no ve al monstruo que esta suelto - No hice caso a la mirada de dolor que pareció tomar a todo su adulto rostro y convertirlo de nuevo en aquel lindo chico por el cual solía estar tan loca. - Heath - ablandé mi voz. - Mi marca nunca desaparecerá. Puedo convertirme en un vampiro, o voy a morir en los próximos tres años. Esas son mis dos únicas opciones. Nunca seré como era. Nunca más podrá ser como solía ser entre nosotros.- Hice una pausa, y luego añadí con cuidado, - Lo siento. - Zo, entiendo eso. Lo que no consigo entender es por qué lo que sea de esto tiene que terminar con lo nuestro. - Heath, las cosas se habían terminado entre nosotros antes de que fuera Marcada, ¿recuerdas? - Dije, exasperada. En lugar de reaparecer su habitual arrogancia siguió examinando mis ojos, y totalmente sobrio y serio, dijo, - Eso es porque yo estaba actuando como un idiota. Tú odiabas que me emborrachara y drogara. Y tienes razón. Lo estropeé. Me he alejado de eso. Ahora estoy centrado en el fútbol y mis calificaciones para poder entrar en OSU.- Él me dio la adorable sonrisa de niño que había derretido mi corazón desde tercer grado. - Ahí es donde mi novia irá, también. Ella va a ser veterinaria. Un vampiro veterinario. - Heath Yo… - vacilé, trabajando duro para tragar de nuevo la gran masa que de repente quemaba mi garganta y me hacia querer llorar. - No sé si un veterinario es todavía lo que quiero ser, e incluso si lo es, no significa que tú y yo podamos estar juntos. - Estás viendo a alguien más.- No sonó loco, sonaba muy triste. - No recuerdo mucho de esa noche. He tratado de hacerlo, pero cuando pienso demasiado en eso, todo se mezcla como en una pesadilla que no tiene ningún sentido y tengo un dolor de cabeza muy malo. Me quede quieta. Yo sabía que estaba hablando del Ritual de Samhain el me había seguido a donde Afrodita había


perdido el control de los fantasmas vampiros. Heath casi había sido asesinado. Erik había estado allí, y como Neferet dijo entonces, había demostrado ser un guerrero cuando se quedo al lado de Heath y luchó contra los espectros, lo que me dio tiempo para lanzar mi propio círculo y enviar de vuelta a los fantasmas de donde vinieron. La última vez que había visto a Heath había estado inconsciente y sangrando de múltiples laceraciones. Neferet me había asegurado que iba a curar sus heridas y que habría niebla en su memoria. Evidentemente, la niebla se había puesto delgada. - Heath, no debes pensar en esa noche. Ya pasó, y es mejor así. - Tú estabas allí con alguien - me interrumpió. - ¿Sales con él? Suspiré. - Sí. - Déjame tenerte de vuelta, Zo. Sacudí mi cabeza, a pesar de que sus palabras tiraran de mi corazón. - No, Heath, es imposible. - ¿Por qué?- Él deslizó su mano a través de la mesa y la puso encima de la mía. - No me interesa nada de las cosas de vampiros. Tú aún eres Zoey. La misma Zoey que he conocido siempre. La Zoey que fue la primera chica que besé. Zoey, la que me conoce mejor que nadie en esta tierra. La Zoey con la que sueño cada noche. Su olor llego hasta mi desde su mano, caliente y delicioso, y pude sentir su pulso que palpitaba contra mis dedos. Yo no quería decírselo, pero lo tenía que hacer. Lo miré directamente a los ojos y dije: - La razón no por mí, porque cuando probé tu sangre en aquel momento sobre la pared de la escuela empecé a imprimar contigo. Así que me quieres porque eso es lo que sucede cuando un Vampiro, o aparentemente algunos novatos, beben sangre de una víctima humana. Neferet, nuestra Alta Sacerdotisa, dice que no has imprimido todo el camino conmigo, y si me mantengo alejada de ti eso desaparecerá y serás normal de nuevo, me olvidaras, eso es lo que he estado haciendo. - Terminé deprisa. Yo sabía que él probablemente me llamaría un monstruo o algo, pero yo realmente no había


tenido opción, y ahora que él sabía que podría poner todo esto en perspectiva. Su risa interrumpió mi diatriba mental. El había devuelto su cabeza y se reía con la típica exuberancia de Heath, y el familiar, dulce, y tonto sonido que hizo realmente con fuerza para mí, para no sonreírle a él. - ¿Qué? - Dije, tratando de fruncir el ceño. - Oh, Zo, me haces estallar - Él apretó mi mano. - He estado loco por ti desde que tenía ocho años. ¿Y eso tiene algo que ver con que chupaste mi sangre? - Heath, créeme, hemos empezado a imprimir. - Estoy bien con eso.- Me sonrió abiertamente. - ¿Tú también podrás estar conmigo por varios cientos de años? Como un tonto, meneo sus cejas hacia mí. - Puedo pensar en peores cosas que tener una caliente, joven, y elegante Vampiro cuando tenga cincuenta años. Hice rodar mis ojos. Él era tal tipo. - Heath, no es sencillo. Hay un montón de cosas a considerar. Su pulgar hizo un patrón circular sobre la parte superior de mi mano. - Siempre haces las cosas demasiado complicadas. Solo estamos tú y yo. Eso es todo lo que necesitamos para considerar. - Eso no es todo lo que hay, Heath.- Un pensamiento vino a mí, levanté mis cejas y le di una sonrisa inocente y fingida. – Hablado de esto, ¿cómo esta mi ex-mejor amiga Kayla? Totalmente natural, el se encogió de hombros. - No lo sé. Casi nunca la veo. - ¿Por qué no? - Era extraño. Incluso si no le gustara Kayla, ellos habían estado en el mismo grupo durante años, todos nosotros. - No es lo mismo. No me gustan las cosas que dice.- No me miró. - ¿Sobre mí? Él asintió. - ¿Qué ha estado diciendo? - No podía decidir si estaba más molesto que lastimado. - Sólo cosas - Todavía sin mirarme. Estreche mis ojos con realización.


- Ella piensa que yo tengo algo que ver con Chris. El movió inquietamente sus hombros. - Tú no, o al menos ella no lo dice. Ella piensa que se trata de vampiros, aunque, también un montón de gente. - ¿Y tú? - Le pregunté suavemente. Sus ojos dispararon de nuevo a los míos. - ¡De ninguna manera! Pero algo malo está pasando. Alguien secuestra futbolistas. Es por eso que estuve aquí el día de hoy. Estoy grabando volantes con la foto de Brad en ellos. Tal vez alguien lo recordará siendo arrastrado lejos o algo así. - Siento mucho lo de Chris.- Enlace mis dedos con los suyos. - Yo sé que vosotros erais amigos. - Es una mierda. No puedo creer que él esté muerto.- Él tragó con fuerza, y yo sabía que él estaba tratando de no llorar. Creo que Brad está muerto, también. Pensé que era demasiado, pero no podía decirlo en voz alta. - Tal vez no. Tal vez se le encuentre. - Sí, tal vez. Hey, el funeral de Chris es el lunes. ¿Te gustaría venir conmigo? - No puedo, Heath. ¿Sabes qué pasaría si un novato se presenta en el funeral de un niño que la gente cree fue asesinado por un Vampiro? - Creo que sería malo. - Sí, lo sería. Y eso es lo que he estado tratando de hacerte ver. Tú y yo juntos-nosotros tendríamos que hacer frente a cuestiones como estas todo el tiempo. - No cuando estamos fuera de la escuela, Zo. Entonces, podrías usar esa cosa que tienes en tu cara ahora, y nadie lo sabría. Lo que estaba diciendo probablemente debería haberme enojado, pero él estaba tan serio, tan seguro de que si me colocara un poco de corrector en mis tatuajes todo podría volver a ser como antes. Y yo podía estar loca, porque entendí cual era su deseo. ¿Que era lo que yo estaba haciendo allí? No había estado tratando de revivir parte de mi vida vieja? Pero yo no era más esto, y muy dentro de mí en realidad no lo quise ser. Me gustaba la nueva Zoey, incluso aunque tuviera que decirle adiós a la vieja Zoey no sólo era difícil, era un poco triste, también.


- Heath, no quiero cubrir mi marca. No sería quien soy -. Dibujé una respiración profunda y continué. - He sido especialmente Marcada por nuestra Diosa, NYX y me ha dado algunos inusuales poderes. Sería imposible para mí el pretender ser la humana Zoey de nuevo, incluso si yo quisiera. Y, Heath, No No quiero. Sus ojos buscaron mi cara. - Muy bien. Lo haremos a tu manera y diremos al diablo con la gente que no le guste. - Ese no es mi camino, Heath. Yo no - Espera, no tienes que decir nada ahora. Sólo piensa en ello. Podemos reunirnos aquí de nuevo dentro de unos días.- Él me sonrío abiertamente. - - - Vendré por la noche. Era mucho más difícil de lo que yo había imaginado decirle a Heath que nunca volvería a verlo de nuevo. En realidad, yo no había imaginado que tendría que tener esta charla con él. Pensé que habíamos terminado. Sentado aquí con él ahora se sentía raro- parte normal, parte imposible. Lo que actualmente describe muy bien nuestra relación. Suspiré y miré hacia abajo a nuestras manos, y tomé un vistazo a mi reloj. - ¡Oh, mierda!- Retire mi mano de la suya y agarré mi monedero y mi bolsa de American Eagle. Eran las 2:15. Tenía que hacer esa maldita llamada al FBI en quince minutos. Me tengo que ir, Heath. Estoy muy tarde para algo en la escuela. Te llamarte más tarde.- Comencé a alejarme rápidamente y no me sorprendió de que él viniera conmigo. - No - me interrumpió cuando comencé a decirle que se fuera. - Estoy caminando contigo a tu auto. No discutí con él. Conocía aquel tono. Tan embobado y exasperado Heath como podía ser, su padre lo había educado bien. Desde el tercer grado había sido un caballero, abriendo puertas para mí y llevando mis libros de texto, incluso cuando sus amigos le llamaban, tonto. Paseos a mi coche era sólo parte de lo que hizo Heath. Mi VW estaba aparcado solo bajo un gran árbol, justo donde lo había dejado. Como de costumbre, pasó delante de mí y abrió mi puerta. No pude dejar de sonreír. Quiero decir, hubo una razón por la cual me gustó el niño durante todos estos años-el era realmente era dulce.


- Gracias, Heath, - dije, y me deslice en el asiento del conductor. Iba a bajar la ventana y decir adiós, pero él ya había dado vuelta al auto y en unos dos segundos estaba sentado en el asiento del pasajero sonriéndome. - Uh, no puedes venir conmigo - le dije. - Estoy apresurada, por lo que no puedo dar un paseo a ninguna parte.

- Lo sé. No necesito un aventón. Tengo mi camioneta. - Bien, bien. Entonces adiós. Te llamaré más tarde. Él no se movió. - Heath, tienes que: - Tengo que mostrarte algo, Zo. - ¿Puedes mostrármelo rápidamente? - No quise ser grosera con él, pero tenía que volver a la escuela y hacer esa llamada. ¿Por qué diablos no me había puesto el teléfono de Damien en mi monedero? Di un toque al volante con impaciencia mientras Heath ponía su mano en el bolsillo de los vaqueros y cogía algo. - Aquí esta. Comencé a llevar esto alrededor de un par de semanas atrás, por si acaso.- Él tiró de algo que era de


aproximadamente una pulgada de largo y plano fuera de su bolsillo. Estaba envuelto en lo que parecía algo de cartón plegado. - Heath, de verdad. Tengo que irme y tú...- Mis palabras se perdieron en un aliento de mi cuerpo. El había desempaquetado la pequeña cosa. La lámina capturó la luz brillante y seductora. Traté de hablar, pero mi boca se había secado. - Quiero que bebas mi sangre, Zoey - dijo él simplemente. Un temblor de deseo terrible rompió sobre mi cuerpo. Agarré el volante con ambas manos para evitar las sacudidas.... o de llegar y tomar la hoja de afeitar y cortar su cálida y dulce piel de modo que su deliciosa sangre goteara y el goteo y... - ¡No! - Grité, odiando la forma en que el poder de mi voz le hizo abatirse. Tragué y conseguí controlarme. - Sólo guarda eso y sal de mi coche, Heath. - No estoy asustado, Zo. - ¡Yo si lo estoy!- Casi sollocé. - No tienes que tener miedo. Es entre tú y yo, como siempre ha sido. - No sabes lo que estás haciendo, Heath.- No podía siquiera mirarlo. Tenía miedo, yo no sería capaz de seguir diciendo que no. - Sí lo sé. Bebiste de mi sangre esa noche. Fue... fue increíble. No he podido dejar de pensar en ello. Quise gritar de la frustración. Yo no había podido dejar de pensar en ello, tampoco, no importa lo duro que lo intenté. Pero yo no podía decirle eso. No quería decirle esto. En lugar de ello, finalmente lo miré y forcé mis manos a relajarse. Sólo de pensar en beber su sangre, mi piel sentía firme y caliente. - Quiero que te vayas, Heath. Esto no está bien. - No me importa lo que piense la gente, Zoey. Te amo. Y antes de que pudiera detenerlo, levantó la hoja de afeitar y lo coloco debajo de su cuello. Fascinada, mire una delgada línea de color escarlata contra el blanco de su piel. Luego me golpeó el olor, rico, oscuro y seductor. Como el chocolate, sólo más dulce y salvaje. En segundos, el coche estaba espeso con el olor. Esto se dibujo como nunca antes lo había experimentado. No sólo quise probarlo. Necesitaba probarlo. Tenía que probarlo.


Yo ni siquiera me di cuenta de que me había movido hasta que Heath habló, pero de repente me incliné a través del pequeño espacio entre nuestros asientos como su sangre me atrajo a él. - Sí Quiero que lo hagas, Zoey. - Su voz sonó profunda y áspera, como si estuviera teniendo dificultades para controlar su respiración. - Yo-Yo quiero probarlo, Heath. -Lo sé, bebe. Adelante - susurró. No pude pararme. Mi lengua chasqueó hacia fuera y lamió la sangre de su cuello.


HCapítulo Trece La explosión de sabor lleno mi boca. Cuando mi saliva tocó el bajo de la herida, su sangre comenzó a fluir con mayor rapidez, y con un gemido que apenas reconocí como mío, abrí la boca y apreté los labios contra su piel, lamiendo la deliciosa línea escarlata. Sentí los brazos de Heath rodearme como los míos envolviendo sus hombros para que pudiera apretarle más firmemente contra mi boca. Su cabeza cayó de nuevo y le oí gemir "sí". Una de sus manos ahuecaba mi trasero y la otra fue bajo mi suéter para exprimir mi pecho. Su toque lo hizo mejor. Un Golpe de calor a través de mi cuerpo, sentía fuego. Al igual que alguien más estaba en el control de mis movimientos, mi mano resbaló del hombro de Heath, por el pecho hacia abajo, para frotar sobre el bulto duro que se encontraba en la parte delantera de sus pantalones vaqueros. Mientras le chupaba el cuello todo pensamiento racional voló fuera de mi mente. Todo lo que podía hacer era sentir, el gusto y el tacto. En algún lugar de las profundidades de mi mente sabía que era la reacción a su nivel de ferocidad y su necesidad, pero no me importaba. Quería a Heath. Él quería que yo nunca quisiera nada en mi vida. - Oh, Dios, Zo, sí - él dijo en un aliento y comenzó a empujar las caderas contra mi mano. Alguien golpeó en la ventana del lado del pasajero. - ¡Hey! ¡Eso no lo podéis hacer aquí! La voz de hombre sacudio mi cabeza, destrozando el calor que había estado construyendo dentro de mí. Vi de refilón a un guardia de seguridad de uniforme, y comenzamos a movernos, pero escondí mi cabeza hacia abajo al lado de su cuello y le dio cuerpo a fin de que el guardia, que eso es lo que era, evidentemente, y estaba de pie en el lado derecho del


pasajero fuera de la puerta, No pudiera verme muy bien, y para que la sangre que gotea de manera constante desde el cuello de Heath quedara totalmente oculto. - ¿Ustedes me oye niños? - el hombre gritó. - ¡Fuera de aquí antes de que coja sus nombre y llámame a sus padres.

- No hay problema, señor,- gritó Heath muy naturalmente. Era sorprendente, que sonara perfectamente normal, si un poco de aliento. - Estamos dejándolo. - Eso está mejor. Estoy vigilándolos a ustedes dos. Maldición adolescentes ... - murmuraba mientras se alejaba. - Bueno, él está ahora lo suficientemente lejos para poder ver la sangre - dijo Heath con su relajado tono y cogiéndome de nuevo. Me trajo de vuelta al instante, y me presione contra la puerta,


tan lejos de Heath como podía estar. Con la mano abierta haciendi de cortina cogí mi bolso y saque un Kleenex, se lo entregue intentando no tocarle. - Presiona esto contra tu cuello para cortar la hemorragia. Hizo lo que le dije. Baje mi ventanilla y me abanique con las manos, respire profundamente el aire fresco, tratando de bloquear el olor del cuerpo y la sangre de Heath y sacarlo de mi mente. - Zoey, mírame. - No puedo, Heath.- las lágrimas me queman en la parte de atrás de mi garganta. - Por favor, déjalo y vete. - No hasta que me mires y escuches lo que tengo que decirte. Volví mi cabeza y le mire. - ¿Cómo diablos puedes estar tan tranquilo y sonar tan normal? Estaba aún presionando el Kleenex contra su cuello. Su rostro estaba enrojecido y el pelo estaba revuelto. Él me sonrió, y yo creo que nunca había visto a nadie parecer tan absolutamente adorable. - Fácil, Zo. Hacer como que es totalmente normal para mí. Ha sido una locura que me conduce desde hace años. Yo le dije hce tiempo que -no-estaba lista para tener sexo con él pero esa conversación fue cuando yo tenía quince. Él dijo entonces que lo entendía y que estaba dispuesto a esperar, por supuesto, eso no significa que no hicimos algunas otras cosas, pero lo que acaba de suceder en el coche había sido diferente. Estaba muy caliente. Yo sabía que si me permitía seguir con él yo no seguiría siendo virgen mucho tiempo más, y no por la presión de Heath sobre mí. Sería porque no podría controlar mi sed de sangre. El pensamiento me asustaba casi tanto como me fascinó. Cerré los ojos y frote mis sienes. Me estaba entrando dolor de cabeza. Otra vez. - ¿Te duele el cuello? - Le pregunté, a través de mis dedos como si estuviera viendo una película estúpida desde una persiana. - No. Estoy bien, Zo. No me hiciste daño en absoluto. – Él me alcanzo y tiró de mi mano lejos de mi cara.- Todo está bien. Dejar de preocuparte tanto. Quería creerle. Y, de repente me di cuenta de que yo también quería volver a verle. Suspiré.


- Voy a intentarlo. Pero ahora realmente me tengo que ir. No puedo llegar tarde a la escuela. Tomó mi mano en la suya. Podía sentir el pulso de su sangre, y sabía que estaba golpeando al mismo tiempo que mi propio corazón, al igual que él, yo sabía que de alguna manera nos habíamos sincronizado internamente. - Prométeme que me llamaras - dijo. - Te lo prometo. - Y que vendrás aquí de nuevo esta semana. - No sé si podre salir. Durante la semana va a ser difícil para mí. Yo esperaba que él lo discutiera, pero sólo asintió y apretó mi mano. - Bueno, me imagino eso. Vivir veinticuatro horas en la escuela es, probablemente, un dolor en el culo. ¿Qué te parece esto? El viernes estamos jugando en casa. ¿Podrías reunirse conmigo después del partido en el Starbucks? - Tal vez. - ¿Lo vas a intentar? - Sí. Él sonrió y se inclinó a darme un rápido beso. - ¡Esa es mi Zo! Te veo el viernes.- Salió del coche y antes de que él cerrara la puerta se doblo hacia abajo y dijo: - Me encanta ya, Zo. Al conducir le pude ver de lejos en mi espejo retrovisor. Él estaba de pie en medio del estacionamiento, con el Kleenex aún presionado a su cuello, agitando la mano en un adiós. - No tienes ni idea de lo que estás haciendo, Zoey Redbird me dije a mi misma en voz alta mientras miraba hacia el cielo gris abierto con la lluvia fría que caía encima de todo. Eran las 2:35 cuando entre de nuevo en nuestra habitación. El hecho de que tuviera poco tiempo fue realmente bueno. No me di la oportunidad de comerme el coco por lo que tenía que hacer. Stevie Rae y Nala estaban todavía profundamente dormidas. En realidad, Nala había abandonado mi cama y estaba doblada junto a la cabeza de Stevie Rae sobre la almohada, me hizo sonreír. (El gato era un roba almohadas). Quietud al principio mientras abría el cajón de mi escritorio y agarraba el dispositivo móvil que Damien me había dado junto con el pedazo de papel donde había escrito el número


del FBI, a continuación, entre en el cuarto de baño. Tome un par de profundas y calmadas respiraciones, recordando el consejo de Damien: Mantenerme poco tiempo hablando. Sonar un poco enojada, y un poco semi-loca, pero no sonar como un adolescente. Marque el número. Cuando un oficial de sondeo-hombre respondió: - Oficina Federal de Investigaciones. ¿Cómo puedo ayudarle? - El tono de voz era bajo y afilado, cortar mis palabras al igual que tuve que tener cuidado para mantener mi espalda relajada a causa del odio que se construyó detrás de ellos (que es como Erin, con su repentino y extrañamente inesperado conocimiento político, describió cómo debo fingir que me siento). - Quiero avisar de una bomba.- Seguí hablando, no dándole tiempo a interrumpir, pero habla despacio y con claridad, porque sabía que estaba siendo grabado. - Mi grupo, la Yihad de la Naturaleza (Shawnee fuer la que se invento el nombre)se puso justo debajo de la línea de flotación en una de las torres (una palabra que Damien había elegido) del puente que cruza el río Arkansas en la I-40 cerca de las Cataratas Webber. Se trata de establecer a salir en 1515 (el uso militar fue otro momento brillante en la idea de Damien). Estamos tomando plena responsabilidad por este acto de desobediencia civil (otra cosa de Erin, aunque dijo que el terrorismo no es realmente una desobediencia civil, es... bueno... el terrorismo, que es diferente) en protesta contra la injerencia del gobierno de los EE.UU. En nuestras vidas y la contaminación en los ríos de América. ¡Tengan en cuenta que esto sólo es nuestra primera huelga! - Me colgó. Entonces me cambie rápidamente el trozo de papel y pulse de un puñetazo el número de teléfono que estaba en el otro papel. - ¡Fox News Tulsa!- dijo una mujer alegre. Esta parte fue mi idea. Pensé si llamaba a una cadena de noticias locales tendrían una mejor oportunidad de tener la amenaza portado rápidamente en las noticias locales, y luego se puede mantener un ojo en las noticias y tal vez saber cuándo (o si), nuestro intento de que cerraran el puente se había realizado con éxito. Tomé otra respiración profunda y luego lancé el resto del plan.


"Un grupo terrorista conocido como la Yihad de la Naturaleza ha llamado al FBI con información de que han plantado una bomba en la I-40, puente sobre el río de Arkansas por la Webber Falls. Va a explotar a las tres y quince de hoy.- Yo cometí el error de una pausa de una fracción de segundo, y la mujer, que fue de repente no tan alegre sonido, dijo, - ¿Quién es usted, señora?, y ¿De dónde saco esa información? - ¡Abajo con la intervención del gobierno y de la contaminación y con el poder de la gente!- grite y después colgué. Inmediatamente pulse el botón de apagado. A continuación, mis rodillas no me soportaron más y me derrumbe sobre la tapa cerrada del baño. Lo había hecho. Yo realmente lo había hecho. Dos golpes suaves sonaron contra la puerta del baño, seguido por Stevie Rae con su agradable acento de Oklahoma. - ¿Zoey? ¿Estás bien? - Sí,- dije ligeramente. Me esforcé para levantarme e ir a la puerta. La abrí para ver Stevie Rae frete a ella con cara de sueño, countrified conejo. - ¿Quizás ya los has llamado? - susurró ella. - Sí, y no tienes porque susurrar. Estamos sólo tú y yo.- Nala bostezó y gruñó un mee-UF-ow hacia mí desde la mitad de la almohada de Stevie Rae.- Y Nala. - ¿Qué sucedió, ellos dijeron algo? - No después de que el FBI- hola – Damián dijo que no debía darles la oportunidad de hablar, ¿recuerdas? - ¿les has dicho que somos de la Naturaleza Yihad? - Stevie Rae. No somos de la Naturaleza Yihad. Sólo pretendemos que lo crean. - Bueno, te he oído gritar con el gobierno y el control de la cosa, así que pensé... tal vez... No sé realmente lo que pensaba. Supongo que acaban atrapados en este momento. La mire con los ojos entornados. - Stevie Rae, estaba actuando. La señora de las noticias me preguntó quién era yo y creo que enloquecí un poco. Y, sí, yo les dije todo lo que me dijeron que debería. Sólo espero que funcione.- Me quite el impermeable y lo colgué en la parte de atrás de una silla para que se secara.


Stevie Rae se dio cuenta de repente de que mi cabello estaba mojado, y que mi marca estaba cubierta, algo que había olvidado totalmente en mi prisa para hacer las llamadas telefónicas. Infierno. - ¿Has ido a alguna parte? - Sí - le dije a regañadientes. - No podía dormir, así que me fui a la American Eagle en Utica y compre un suéter nuevo.- Tire la bolsa empapada de American Eagle hacia la esquina. - Deberías haberme despertado. Me hubiera ido contigo.Si ella no hubiera sonado tan herida hubiera tenido más tiempo para pensar exactamente lo mucho que iba a decirle sobre lo que paso antes con Heath - me encontré con mi exnovio. - ¡Oh dios mío! Dime todo.- Ella se sentó abajo en su cama con los ojos brillando. Nala murmuraba y saltó de su colchón al mío. Cogí una toalla y comencé a secar mi cabello. - Estuve en Starbucks. Y él estaba allí pegando carteles con la foto de Brad. - Y ¿Qué pasó cuando te vio? - Hablamos. Puso los ojos en blanco. - Vamos, ¿qué más? - Él ha dejado de beber y de tomar drogas. - Wow, eso es importante. ¿No era su bebida y todo lo demás por lo que lo dejasteis? - Sí. - Oye, ¿qué pasa con la perra de Kayla y él? - Heath dice que no la ve a causa de la basura que ella va contando sobre los vampiros. - ¡Ves! Estoy segura que ella es la razón por la cual los policías estaban aquí preguntando cosas acerca de ti - dijo Stevie Rae. - Parece que sí. Stevie Rae me estaba mirando muy de cerca. - Aún sigues colgada de él, ¿no? - No es tan simple. - Bueno, en realidad, parte de ello es así de sencillo. Es decir, si no estás colgada por él, eso es bastante. No le veas de nuevo y ya está, Simple - dijo Rae Stevie con lógica. - Sigo colgada de él, - admití.


- ¡Lo sabía! - Hizo un poco de rebote en la cama. - El hombre, que tiene como un millón chicos, Z. ¿Qué vas a hacer? - No tengo ni idea - le dije miserablemente. - Erik vuelve de la competición de Shakespeare mañana. - Lo sé. Neferet dice que Loren a dar apoyo a Erik y el resto de los niños de aquí, de modo que significa que estaré de vuelta con ellos mañana, también. Y le dije a Heath de ir a salir con él el viernes después del partido. - ¿Vas a decirle a Erik sobre él? - No sé. - ¿Te gusta más Erik o Heath? - No sé. - ¿Qué hay de Loren? - Stevie Rae, no sé.- Me frota la cabeza que parecía tenerla poco firmemente unida mí.- ¿Podemos no hablar de ello durante un tiempo, al menos hasta que consiga aclararlo un poco. - Muy bien. Vamos.- Ella agarró mi brazo. - ¿Dónde?- parpadee, totalmente confundida. Había pasado de Heath a de Erik a Loren y luego a vamos demasiado rápido. - Es necesario fijar su Cuenta Chocula, y necesito mis Amuletos de la Suerte. Y ambas necesitamos ver la CNN y las noticias locales. Empecé a abrir a la puerta. Nala estaba estirada, muy a gusto sobre la cama, a continuación, me siguió a regañadientes. Stevie Rae sacudió la cabeza. - Vamos, ustedes dos. Todo parece mejor después de haber tenido comido su ración de Chucula. - Y marrón pop - le dije. Stevie Rae arrugo su cara como si hubiese chupado un limón. - ¿Para el desayuno? - Tengo la sensación de que es un marrón-pop para el desayuno del tipo de día.


HCapítulo Catorce Afortunadamente, no tuvimos que esperar mucho antes de escuchar alguna cosa. Stevie Rae, los gemelos, y yo estábamos viendo El show del Dr. Phil y exactamente a las 3:10 (Stevie Rae y yo estábamos en nuestro segundo cuenco de cereales y yo estaba en mi tercer marrón pop) Fox News irrumpió el programa con un Informe Especial. - Chera Kimiko con noticias de última hora. Hemos sabido que poco después de las dos y media de esta tarde la sucursal de Oklahoma del FBI recibió una amenaza de bomba de un grupo terrorista llamándose a sí mismos de la jía de la naturaleza. Fox News ha descubierto que el grupo afirmó que había puesto una bomba en la I-40, en el puente que pasa sobre el río de Arkansas no muy lejos de las Cataratas Webber. Vamos a ir a en directo con Hannah Downs para una actualización. Los cuatro vimos a la cámara enfocar a una joven reportera que estaba de pie delante de la carretera y el puente que tenía un aspecto normal. Bueno, tenía el aspecto normal a excepción de las cuadrillas de hombres uniformados que estaban como un enjambre alrededor de él. Respiré aliviada. El puente estaba cerrado definitivamente. - Gracias, Chera. Como se puede ver todo el puente ha sido cerrado por el FBI y la policía local, incluida la ATF Tulsa equipo. Ellos están haciendo una exhaustiva búsqueda de la supuesta bomba. - Hannah, ¿han encontrado algo? - Chera preguntó. - Es demasiado pronto para saberlo, Chera. Se acaban de lanzarse los submarinistas del FBI desde los barcos. - Gracias, Hannah.- La cámara volvió a la sala de prensa.


- Les mantendremos informados sobre esta historia, cuando tengamos más información sobre la supuesta bomba, o de este nuevo grupo terrorista. Hasta entonces, regresa a Fox ... - Una amenaza de bomba. Eso es inteligente.

Las palabras hablaron de forma suave y yo estaba tan centrada en la televisión que me tomó un segundo para darme cuenta de que era la voz de Afrodita. Cuando mire rápidamente. Ella estaba a mi derecha, un poco detrás del sofá, Stevie Rae y yo estábamos sentadas. Me esperaba su cara habitual de burla altiva, así que me sorprendió cuando ella asintió ligeramente, casi respetuosamente, hacia mí. - ¿Qué quieres?- Stevie Rae fue la voz cantante y hablo ligeramente fuerte, y me di cuenta de que varias niñas que habían estado ocupando un rincón viendo su propia TVgrupos musicales hasta entonces dejaron de mirar para cotillear lo que estábamos haciendo. Por el cambio en la expresión inmediata de Afrodita, ella se dio cuenta también. - ¿De un ex-frigorífico? ¡Nada! – Se mofo ella. Sentí a Stevie Rae endurecerse con la respuesta. Sabía que odiaba que le recordaran que le ha permitido a Afrodita y su grupo interno de las hijas de la oscuridad utilizar su sangre en el ritual que había ido tan mal el mes pasado. Ser utilizado como un "refrigerador" no es algo bueno se denomina un insulto. - Oye, perra bruja del infierno - dijo Shaunee en tono dulce y amable. - Eso nos recuerda, que ahora somos el nuevo grupo de las hijas oscuras.


- Nosotros y no tú y tus skanky amigos - añadió Erin. -... Tenemos una vacante de refrigerador para el ritual de mañana - Shaunee siguió sin problemas. - Sí, y ya no eres más que una mierda más, la única forma en que obtendrás entrar en el ritual es como merienda - dice Erin. - ¿Estás aquí para solicitar el trabajo? - Si es eso no lo queremos, lo siento. No hay que decirte porque y que no nos gusta eres desagradable - dijo Shaunee. - Muérdeme, perra - Afrodita se quebró. - Ni siquiera si suplicas - dijo Shaunee. - Yaho - Erin termino con un vitoreo. Estábamos allí mirándola molestos. Quería llamar a todas sus cabezas juntas. - Muy bien, dejen de hacerlo.- Todos callaron. Miré a Afrodita. – No vuelvas a llamar a Stevie Rae refrigerador Luego me dirigí a las gemelas - Polluelos utilizar sangre en los rituales es una de las cosas que voy a cambiar, por lo que no necesitamos un chico para que actúe como nuestro sacrificio. Lo que significa que nadie va a ser un bocado.- Bueno, en realidad yo no había gritado a las Gemelas, pero me dirigieron un aspecto de dolor y conmoción. Suspiré Estamos todos en el mismo lado aquí- dije en el silencio, para asegurarme que mi vos no llegaba a el otro grupo de la habitación. - Así que sería bueno si podríais suprimir algunas peleas. - No te engañes a ti misma. No estamos en el mismo lado, ni siquiera cerca - Luego, con una risa que era más como un gruñido, Afrodita se marcho fuera. Vi su licencia y justo antes de que ella saliera de la puerta y ella me miró de nuevo, se reunió con los ojos, y winked. ¿Qué fue eso? Que había examinado casi lúdica, como lo fueron los amigos y bromeaba. Pero eso no fue posible. ¿Fue? - Ella me da escalofríos - dijo Rae Stevie. - Afrodita tiene problemas - le dije, y los tres me miraron como si acabara de decir que Hitler no había sido realmente tan malo - Chicos, yo realmente quisiera que el nuevo grupo de hijas Oscuras sea un grupo que reúne a la gente, no uno de manera exclusiva que sólo unos pocos elegidos de una camarilla pueden participar - Sólo me miraban a mí. - Era su advertencia la que salvó a mi abuela y varias otras personas


hoy. - Sólo dije que es porque ella quiere algo de ti. Es odiosa, Zoey. Nunca pensamos que ella no - dijo Erin. - Por favor no me digas que estás pensando en dejarla entrar en las hijas oscuras - dijo Rae Stevie. Sacudí la cabeza. - No. Y aunque yo quisiera, no lo haría - les añadí rápidamente, - de acuerdo con mi nueva normativa no reúne las condiciones para la adhesión. Un hijo o hija Oscuro ha de defender nuestros ideales y evaluar su comportamiento. Shaunee rió. - No hay maldita bruja que no sepa cómo ser auténtico, fiel, prudente, serio, sincero y sobre todo excepto planes de su propio odio. - En el caso de dominación del mundo - añadió Erin. - Y no creo que estén exagerando - me dijo Stevie Rae. - Stevie Rae, ella no es mi amiga. Yo sólo ... No sé ...- había fracasado tratando de explicarles el instinto que tan a menudo siento sobre hacer o no hacer, con palabras - Creo que realmente siento algo por ella a veces. Y yo también creo que es en virtud de su posición un poco. Afrodita sólo quiere ser aceptada, pero todo la va mal. Cree que la manipulación y la mentira mezcladas con el control pueden obligar a la gente a seguirla. Es lo que vio en casa, y eso es lo que hace ella ahora. - Lo siento, Zoey, pero eso es mentira - dijo Shaunee - Ella es demasiado mayor para ser una tonta y actuar porque tiene una follada de mamá. - Por favor. Sólo con la culpa por favor-mi-mamá-'cause-Soy puta mierda - dice Erin. - No debe significar nada, porque tú también tienes una follada de mama, Zoey, y no dejas que ella, o tu perdedor padrastro, te líen - dijo Rae Stevie. - Y Damien tiene una mamá que no le quiere porque es homosexual. - Sí, y no se ha convertido en una odiosa puta vieja - dijo Shaunee - En realidad, se pasa de la raya. ... Es como que él es como... - Ella tomo una pausa, mirando a Erin en busca de ayuda. - Gemela, ¿cuál es la Julie Andrews terca el nombre de The Sound of Music?


- María. Y tienes razón, Gemela. Damián que es como bueno una monja. Tiene que aflojar un poco o nunca va a obtener ninguna. - No puedo creer que estéis discutiendo sobre mi vida amorosa - dijo Damián. Que todos saltaron culpablemente y murmuró, "Lo siento". Se sacudió la cabeza, mientras que Stevie Rae y yo le hicimos sitio para que pudiese sentarse al lado de nosotras. - Y yo tenéis que saber que yo no quiero pasar con algunos como hacéis vosotras. Quiero una relación duradera alguien que realmente me importe, y estoy dispuesto a esperar. - Ja, Fräulein - susurró Shaunee. - María - murmuró Erin. Stevie Rae intentó ocultar su risita en una tos. Damien entorno los ojos mirando a las tres de mala manera. Decidí que era mi señal para hablar. - Funcionó - Dije en voz baja. - Ellos cerraron el puente. Tire de su teléfono celular fuera de mi bolsillo y se lo devolví. Verificó para asegurarse de que estaba apagado y asintió. - Lo sé, he visto las noticias por el camino - Damián miró en el reloj digital del reproductor de DVD, se sentó en el centro de entretenimiento con la televisión, entonces sonrió hacia mí. – Son las tres y veinte. Lo hicimos. Los cinco nos sonreímos mutuamente. Es verdad, yo estaba aliviada, pero todavía había una preocupación persistente la sensación no podría no librarme de que era algo más que el estrés sobre Heath. Tal vez necesitaba un cuarto marrón pop. - Bien, bien, eso es de cuidado. Así que ¿por qué estamos sentados aquí hablando de mi vida amorosa? - Damien dijo. - O falta de ella - Shaunee susurró a Erin, que intentó con éxito (con Stevie Rae) de no reírse. Haciendo caso omiso de ellos, Damián se levantó y me miró. - Bueno, vamos. - ¿Huh? Después de hacer rodar sus ojos al cielo, sacudió la cabeza. -. ¿Hay que hacer todo? tienes un ritual para realizar mañana, lo que significa que tenemos que transformar la sala. ¿Pensaste que Afrodita se vaya de voluntaria para lograr que las cosas estén perfectas para ti?


- Creo que no había pensado en ello.- Al igual que me había dado tiempo? - Bueno, piensa en ello ahora - Él me cogió de la mano y me levanto sobre mis pies - Tenemos trabajo que hacer. Me agarró mi café pop y todos seguimos a Damien a través del torbellino muy frío y nublado del sábado por la tarde. La lluvia había parado, pero las nubes eran incluso más oscuras. - Parece que va a nevar - le dije, mientras miraba en la pizarra de color cielo. - Oh, hombre, lo desearía. ¡Me encantarían algunos copos de nieve! - Stevie Rae giro alrededor con sus brazos extendidos, mirando como una niña. - Vete a Connecticut. Tendrás más nieve de lo que puedes soportar. Se pone muy fastidioso maldito después de meses y meses de frío y húmedo. Por favor. Es por ello que los nororientales son tan gruñones - dijo Shaunee agradablemente. - No me importa lo que digas. No se puede arruinar para mí. La nieve es magia. Creo que hace que la tierra parece que tiene una mullida manta blanca tirada encima de ella. - Ella amplio el ángulo de sus brazos y gritó, - ¡yo quiero que nieve! - Sí, bueno, y yo quiero cuatrocientos cincuenta dólares para comprarme unos vaqueros clásicos que vi en el nuevo catálogo de Victoria's Secret - dijo Erin. - Lo que demuestra que no podemos tener siempre lo que queremos, la nieve fresca o jeans. - Oooh, gemela, quizás deberías comprarlos. Los vaqueros son demasiado lindos para renunciar. - Entonces, ¿por qué no coges tu favorito par de jeans y miras si puede reproducir el mismo patrón? No puede ser tan difícil, tú sabes - dijo Damien lógicamente (y muy gay). Estaba abriendo la boca de acuerdo con Damien cuando el primer copo de nieve cayó en mi frente. - Oye, Stevie Rae, tu deseo se hizo realidad. Está nevando. Stevie Rae chillo felizmente. - ¡Sí! ¡Nieve más nieve y más fuerte! Y que definitivamente se cumplió su deseo. En el momento en el que hizo la petición, la cuarta parte del tamaño de los copos de nieve cubría cada cosa. Tuve que admitir que Stevie Rae tenía razón. La nieve era como un manto de magia en la


tierra. Resultó todo lo suave y blanco, e incluso Shaunee (desde su gruñón, aprisionada de nieve de Connecticut) estaba riendo y tratando de atrapar los copos con la lengua. Todos estábamos riendo cuando fuimos a la sala de rec. Había varios niños dentro. Algunos jugaban a la piscina, otros estaban jugando a juegos de video sobre la antigua galería de aspecto mariñonada. Nuestra risa y el cepillado de nieve fuera hicieron que varios niños dejaran lo que estaban haciendo y tiraran hacia atrás el grueso negro blindado de las cortinas de la gran sala para que entrara la luz del día. - ¡Sí!- Stevie Rae gritó lo obvio. - ¡Está nevando! Me sonrió e hizo mi camino hacia la pequeña área de cocina en la parte de atrás del edificio, con Damián, las gemelas, y la nieve Stevie Rae estaba enloquecida. Sabía que había una sala de almacenamiento fuera de la cocina, y dentro estaban las cosas de las hijas oscuras que se mantenían allí durante sus rituales. Podríamos empezar a fijar así las cosas, y también podría pretender que sabía qué diablos estaba haciendo. Oí la puerta abierta, a continuación, cerrar detrás de mí y, a continuación, me mostré sorprendida por la voz de Neferet. - La nieve es muy bonita, ¿no? Los niños de pie alrededor de las ventanas respondieron unos “si” muy respetuosos a Neferet. Me sorprendió sentir un poco de molestia, que me aplaste al instante, ya me empecé a dar la vuelta para saludar a mi mentora. Al igual que los patos bebé, mi banda me siguió. - Zoey, bueno. Me alegro de haberte encontrado aquí.Neferet hablaba con tal afecto para mí que evidentemente la molestia que había sentido por su interrupción desapareció. Neferet era más que mi mentor. Ella era como una madre para mí, y es egoísta por mi parte irritarme porque había venido a buscarme. - Hola, Neferet - dije calurosamente - Estamos preparándonos para decorar la habitación para el ritual de mañana por la noche. -. ¡Excelente! Eso es una cosa que quería saber. Si necesitas algo para el ritual, por favor, no dudes en preguntar. Y yo estaré aquí mañana por la noche, pero no te preocupes- me sonrió a yo otra vez a ella - no voy a quedarme todo el ritual


sólo el tiempo suficiente para mostrar mi apoyo a su nueva visión de las hijas oscuras, tus manos son muy capaces. - Gracias, Neferet - dije. - Ahora, la segunda razón por la que quería encontrarte y a tus amigos - compartió su brillante sonrisa con mi grupo "era porque que quería introducir a nuestro nuevo estudiante en su grupo - Ella señalo a un niño que no había observado hasta entonces incrementado lentamente hacia adelante. Era lindo, un tipo de un estudioso, con el pelo de arena rubia y de ojos azules, muy bonito. Es evidente que era uno de los niños que geek es un idiota, pero idiota con un agradable posible (traducción: que limpia los dientes y cepillos, además de una buena piel y el cabello y no se viste como un total perdedor). - Me gustaría que todos vosotros cumplieran con Jack Twist. Jack, esta es mi incipiente, Zoey Redbird, líder de las Hijas oscuras, y sus amigos y los miembros del Consejo Prefecto, Erin Bates, Shawnee Cole, Stevie Johnson Rae, Damien Maslin - Neferet hizo un gesto a cada uno de ellos a la vez que decía los nombres y hubo varios " holas " de todos. El nuevo chico parecía un poco nervioso y pálido, pero distinguí de tenía una bonita sonrisa y no parece socialmente inepto o nada como eso. Me preguntaba por qué había examinado Neferet para mí presentar al niño cuando iba a explicar. - Jack es un poeta y escritor, y Loren Blake va a ser su mentor, pero Loren no estar�� de vuelta de su viaje hacia el este hasta mañana. Jack también va a ser el compañero de habitación de Erik Night. Como todos ustedes saben, Erik está fuera de la escuela hasta mañana, también. Así que pensé que sería bueno que los cinco de ustedes estén alrededor de Jack y le den una buena acogida en el día de hoy. - Por supuesto, estaremos encantados - dije sin vacilar. Nunca es divertido ser el nuevo chico. - Damián, puede mostrar a su Jack la habitación de Erik ¿te importaría? - Claro, no hay problema - dijo Damián. - Yo sabía que podía contar con los amigos de Zoey – dijo Neferet con una sonrisa increíble. Al parecer, a la luz de la habitación en sí misma me hizo de repente sentirme intensamente orgullosa de que todos los otros chicos se encontraban alrededor viendo a Neferet y mostrando


evidentes signos de favor para nosotros - Si necesitas cualquier cosa para mañana, sólo házmelo saber. Ah, porque es tu primer ritual le pregunté a la cocina para preparar algo especial para ti y el grupo de las hijas oscuras. Debe ser una bonita fiesta para ti, Zoey. Me sentí abrumada por su seriedad, y no podía dejar de compararlo con el frío, así que se preocupa como si fuera mi mamá. Infierno, la verdad es que mi mamá en realidad no se preocupa lo suficiente como para tratar y preguntar qué me gusta. La he visto sólo una vez en un mes entero, y después de la estúpida escena de que su marido perdedor había causado con Neferet, parecía que no la iba a volver a ver pronto. ¿Como me ha cuidado? No. No cuando tuve buenos amigos y un mentor como Neferet estar allí para mí. - Realmente aprecio esto, Neferet - dije, fue difícil de tragar todo el trozo de emoción que había construido en mi garganta. -Es para mí un placer y lo menos que puedo hacer para que mi incipiente de haga el primer ritual de la luna llena como líder de las hijas oscuras - Ella me dio un rápido abrazo, y luego giro a la izquierda de la habitación, asintiendo con la cabeza a los niños que hablaron con ella y le saludaron respetuosamente. - Vaya- dijo Jack. - Ella es realmente sorprendente. - Ella increíble - le dije. Entonces grite a mis amigos (y al chico nuevo). - Así que, ¿listos para ir a trabajar ahora? Tenemos un montón de cosas que hacer aquí- Vi pobres en busca de Jack totalmente desorientado. - Damián, es mejor que dar un rápido cursillo de rituales vampíricos a Jack para que no se sienta tan perdido - Empecé a caminar hacia la cocina (de nuevo), y escuche a Damien comenzar como un profesor a explicarle a Jack, sobre el ritual de luna llena. - Uh, Zoey, ¿te podemos ayudar? Mire sobre mi hombro. Drew Partain, un bajito y atlético muchacho reconocí porque él y yo estábamos en la misma clase de esgrima (que es un increíble esgrimidor-tan bueno como Damien, y eso es decir mucho), se encontraba con un grupo de chicos cerca de la pared de negro junto a las ventanas. Él me sonrió, pero me di cuenta de que él estaba pendiente de Stevie Rae. - Hay un montón de cosas que se tira


de todo. Lo sé porque los chicos y yo para ayudar a conseguir la habitación Afrodita listo." - Huh - Shaunee oí decir bajo su aliento. Antes de que Erin pudieran añadir algún sonido sarcástico, me dijo - Sí, podemos usar su ayuda.- probaremos - Salvo que mi ritual va a ser diferente. Damien puede mostrarte lo que quiero decir. - Esperé el desprecio y el sarcasmo que tiene la gente hacia Damián y los pocos otros niños gay de la escuela, pero Drew sólo se encogió de hombros y dijo - Ven conmigo. Simplemente nos dices qué hacer.- Él se aparto y giño un ojo a Stevie Rae, que se sonrojó. - Damián, son todos tuyos - le dije. - Estoy seguro de que el infierno se esta congelando en alguna parte - susurró Damien, apenas moviendo los labios. Luego, en su voz regular dijo, - Bueno, lo primero que Zoey no le gusta de aquí es que parece una morgue con todas las máquinas empujadas a las paredes y cubiertas con tela negra. Por lo tanto, vamos a ver si podemos mover la mayoría de ellas hacia la cocina y la sala - Señaló al grupo y comenzó a trabajar junto a Damián y el nuevo chico, Damián regresó a su mini-lección. - Vamos a obtener las velas y tirar la tabla de aquí", le dije a los chicos. - Damián ha muerto e ido directamente al cielo chico gay dijo Shaunee tan pronto como estaban fuera de nuestro alcance. - Oye, es hora de los niños dejen de actuar como ignorantes pajarracos y se comporten como si tuvieran algún sentido - le dije. - Ella no quiere decir que, aunque estamos de acuerdo contigo - dijo Erin. – significa que el Sr. Jack es el nuevo chico gay, gemela. - Ahora, ¿por qué piensas que es gay? - Stevie Rae preguntó. - Stevie Rae, juro que tienes que ampliar tus horizontes, niña - dijo Shaunee. - Bien, estoy perdida, también. ¿Por qué crees que Jack es gay? - Le pregunté. Shaunee y Erin compartieron una larga mirada de sufrimiento y, a continuación, explicó Erin.


- Jack Twist es Jake Gyllenhaal delicioso cowboy protagonista de la película de Brokeback Mountain. - ¡Y por favor! Cualquier persona que elige ese nombre y que se ve así de lindo, está completamente jugando para el equipo de Damián. - Huh - le dije. - Bueno, voy a pensarlo - dijo Rae Stevie.- Sabes, yo nunca vi esa película. No había llegado al cine 8 Henrietta. - ¿En serio? - Shaunee dijo. - Por favor. Estoy tan sorprendida - replico Erin. - Bueno, Stevie Rae. Creo que es hora de que veas en el DVD una excelente película - dijo Shaunee. - ¿Dos chicos se besan en ella? - Deliciosamente - dijeron Erin y Shaunee juntas. Lo intente, pero fracase estrepitosamente al aguantarme la risa cuando mire la cara de Stevie Rae.


Hcapítulo Quince Estábamos casi terminando de recoger la habitación cuando alguien puso el noticiero de noche en la gran pantalla de televisión y dejamos de hacer lo que estábamos haciendo para ir a la habitación principal. A los cinco no nos sorprendió lo que llamaron "la falsa alarma de bomba de la Yihad de la Naturaleza", que fue la historia principal. Aunque sabía que mi llamada no podía ser localizada, yo miraba a Damien "accidentalmente" **y luego soltar totalmente el paso y romper su teléfono desechable** sólo me sentí mucho mejor cuando Chera Kimiko reiteró que hasta el momento la policía no tenía ni idea sobre la identidad del grupo terrorista. En una historia relacionada con el río de Arkansas Fox News informó de que esta noche Samuel Johnson, capitán de una barcaza de transporte fluvial, tuvo un ataque al corazón, mientras que pilotaba el barco. Era una "coincidencia afortunada" que el tráfico fluvial se hubiera detenido y que la policía y los paramédicos estuvieran tan cerca. Su vida se había salvado, y no ha habido ningún daño hecho a otros barcos o puentes. - ¡Eso era!- Damien dijo - Tuvo un ataque al corazón y estrello la barcaza en el puente. Yo asentí. - Y eso demuestra que la visión de Afrodita era de verdad. - No es que eso sea una buena noticia - dijo Stevie Rae. - Creo que sí lo es - le dije - Mientras Afrodita nos permita saber acerca de sus visiones, por lo menos las podemos tomar en serio. Damien sacudió la cabeza. - Tiene que haber una razón por la que Neferet cree que NYX le ha retirado su regalo a Afrodita. Es una lástima que no podamos decirle nada acerca de esto, entonces tal vez nos


explicara lo que está pasando, o incluso cambiar de opinión acerca de Afrodita. - No, he dado mi palabra que no diría nada.

- Si Afrodita quisiera realmente cambiar de ser una bruja a ser normal, ella misma iría a Neferet - dijo Shaunee. - Quizás deberías hablar con ella sobre eso - dijo Erin. Stevie Rae hizo un ruido grosero. Yo mire a Stevie Rae, pero ella no se dio cuenta porque Drew grinned caminaba hacia nosotros y ella estaba demasiado ocupada con la vista para prestarme atención. - ¿Cómo le ves, Zoey? - pregunto sin poner los ojos de Stevie Rae. Al igual que cuando tienes una cosa para mi cuarto, es lo que quería decir pero pensaba que era algo lindo y estaba a la


vista que Stevie Rae pensaba lo mismo, por lo que decidí decirle. - Se ve bien - le dije. - No está nada mal - dijo Shaunee, mientras daba una mirada de arriba abajo a Drew. - Ídem, gemela - dijo Erin, sus cejas se alzaron hacia Drew. El muchacho no se dio cuenta de las gemelas. Parece que todo lo que estaba observado era a Stevie Rae. - Estoy muriendo de hambre - dijo. - Yo también - dijo Stevie Rae. - Entonces, ¿conseguimos algo para comer? - Drew le preguntó. - Muy bien - dijo Stevie Rae rápidamente y, a continuación, parecía que estábamos todos allí mirándola a ella, y su rostro se puso rosa. - Dios, es la hora de la cena. Es mejor ir todos a algunas cosas.- Con un gesto un poco nervioso, metió sus dedos a través de sus cortos rizos y fue al otro lado de la habitación junto a Damián, que estaba completamente absorto en una conversación con Jack. (Por lo que yo había escuchado ambos leen el mismo tipo de libros y se debatían sobre cuál de los de Harry Potter era el mejor. Es evidente que eran iguales.) - Damien, vamos a ir comer. ¿Tenéis tú y Jack hambre? Jack y Damien intercambiaron una mirada y, a continuación, dijo Damián, - Sí, ya vamos. - Okeydokey – dijo Stevie Rae, todavía sonriendo a Drew. - Creo que todos tenemos hambre. Shaunee suspiró, y empezó a salir por la puerta. - Por favor. El joven amor de hormonas de esta sala es suficiente para darme dolor de cabeza. - Yo siento que estoy atrapada en vida en una película. Espérame, Gemela - dijo Erin. - ¿Por qué las gemelas son tan cínicas sobre el amor? - Le pregunté a Damien cuando él y Jack cruzaron la habitación para unirse a nosotros. - No lo son. Son sólo que con los últimos chicos que han estado se han aburrido con ellos - dijo Damián. Como grupo, nos fuimos fuera hacia la magia de la nieve de la noche de noviembre. Las hojuelas habían cambiado y ahora


eran pequeñas, pero estaban todavía cayendo de manera constante, con lo que la Casa de la Noche parecía aún más de lo habitual un misterioso castillo. - Sí, las gemelas son difíciles con los chicos. Es como el doble de tiempo con ellos - dijo Stevie Rae. Me di cuenta de que estaba caminando muy cerca de Drew y que en ocasiones se rozaban. Había escuchado un montón de ruidos y murmullo de acuerdo de los chicos que habían estado ayudándonos a arrastrar los muebles alrededor de la sala de rec. Y me imaginé que sería intimidante para cualquier tipo (vampiresa o humanos) salir con una de las gemelas. - ¿Te acuerdas cuando Thor pidió salir a Erin? - dijo uno de los amigos de Drew, cuyo nombre creo que es Keith. - Sí, ella lo llamó un lémur. Ya sabes, igual que los lémures moronic de la película de Disney - Stevie Rae dijo riendo. - Y Walter salió con Shaunee un total de dos veces y media. Luego, en medio de Starbucks, le llamó procesador Pentium 3 - dijo Damián. Le di una mirada totalmente desorientada. - Z, ahora vamos por los procesadores Pentium 5. - Oh. - Erin le llama ahora McSlowenstein que es más lento aun, cada vez que lo ve – dijo Stevie Rae. - Es evidente que las gemelas necesitan un par de chicos muy especiales para las citas - le dije. - Creo que hay alguien para todos - dijo de repente Jack. Todos nos dimos la vuelta hacia él y se sonrojó. Antes de que ninguno de los niños pudieran reír disimuladamente le hablé. - Estoy de acuerdo con Jack.- Sin embargo, averiguar qué persona es la adecuada para ti es la parte difícil, añadí a mi misma en silencio. - ¡Totalmente! - Stevie Rae dijo con su habitual optimismo alegre. - Absolutamente - dijo Damián, guiñándome un ojo. Y le sonreí de vuelta. - ¡Oye! - Shaunee salió de detrás de un árbol - ¿De que estáis hablando? - ¡De que tu vida amorosa no existe! - bramo Damien


alegremente. - ¿En serio? - dijo. - En serio - contesto Damián. - ¿Y tú hablas con razón porque estas en el mismo lugar que yo?- Shaunee dijo. Damián frunció el ceño. - ¿Eh? No lo estoy. Erin surgió del otro lado del árbol, con una pelota de nieve en la mano. -. ¡Ya lo creo! - ella gritó, tirando la pelota que dio un golpe en el centro del pecho de Damien. Por supuesto, la bola de nieve desencadeno la guerra. Los chicos chillaban y corrían para cubrirse mientras recogían puñados de nieve y de nuevo tuvieron como objetivo a Shaunee y Erin. Empecé a volver enseguida. - ¡Te dije que la nieve era genial! – Stevie Rae dijo. - Bueno, es sólo la esperanza de una tormenta de nieve entonces - gritó Damián, teniendo como objetivo a Erin. - Un montón de viento y nieve. ¡Totalmente es de las mejores peleas de bolas de nieve! – lazo la bola, pero Erin era demasiado rápida y saltó para cubrirse justo a tiempo para evitar el golpe en la cabeza. - ¿Adónde vas, Z? - Stevie Rae me llamo desde detrás de un arbusto ornamental. Me di cuenta de que Drew estaba justo a su lado, disparando tiros para cubrirla de Shaunee. - A la sala de medios de comunicación tengo que trabajar en las palabras para el ritual de mañana, por lo que voy a coger algo de comer de nuevo en el dormitorio. Cumplí con el respaldo más lejos y más rápidamente. - Odio echar a perder toda la diversión, pero ... - y me retire en el interior de la sala justo a tiempo para que la captura PLOP PLOP PLOP de tres bolas de nieve dieran contra la antigua madera de la puerta. Yo no había puesto sólo una excusa para salir de la guerra de bolas de nieve. En realidad, había previsto zanjar la cenar y pasar unas horas en el centro de medios. Mañana tenía que hacer un círculo de plomo y un ritual que podría ser tan antiguo como la luna misma. No sabía qué diablos estaba haciendo.


Bueno, seguro. Yo hice un círculo con mis amigos hace un mes como un pequeño experimento para ver si realmente tenía afinidad con los elementos, o si había estado delirando. Hasta que sentí el poder del viento, fuego, agua, tierra y espíritu a través de mi cuerpo y mis amigos que fueron testigos, también, yo habría apostado por el lado de que estaba delirando. No es que yo fuera totalmente cínica o nada de eso, pero por favor. Por favor (como dirían las gemelas). Ser capaz de aprovechar el poder de los cinco elementos es bastante extraño. Quiero decir, mi vida no es una película de X-Men (aunque definitivamente me gustaría pasar un momento agradable con Lobezno). El centro de medios estaba previsible vacío, es, después de todo, Sábado por la noche. Sólo los insectos pasarían el sábado por la noche en el centro de medios. Sí, sabía muy bien lo que me hacía. Decidí por dónde empezar mi investigación. Saqué la tarjeta de catálogos en el equipo y comenzé a buscar antiguos libros de hechizos y rituales, o cualquier publicación reciente hasta la fecha. Me había llamado la atención un místico titulado Ritos de la Luna Cristal de Fiona. Yo vagamente reconocí su nombre como uno de los Vampiros Poeta Galardonados del 1800 (hay una foto de él en nuestro dormitorio). Escribí el número Decimal Dewey para el libro y lo encontré en una oscura plataforma, polvoriento y solitario. Pensé que era una excelente señal de que era uno de los antiguos tomos de cuero. Quería fundación y tradición a fin de que bajo mi dirección, las hijas de la oscuridad supieran algo más que la manera moderna que utilizaba Afrodita. Abrí mi cuaderno y saque mi pluma favorita, que me hizo pensar en lo que Loren había dicho acerca de que prefiere escribir a mano su poesía más que en un ordenador ... y me hizo pensar en Loren cuando toco mi cara ... y mi espalda ... y en la conexión que había entre nosotros. Sonreí y sentí mis mejillas calientes, y entonces me di cuenta de que estaba sentada allí sonriendo y sonrojándome como una retrasada por un tipo que era demasiado mayor para mí, y un Vampiro. Ambas cosas me hicieron ponerme muy nerviosa (y debería). Quiero decir, fue totalmente hermoso, pero era algo pasajero. Un adulto que conocía todos los secretos sobre Vampiros y


sangre, así, la lujuria en general. Que, por desgracia, era lo más delicioso, sobre todo después de mi breve pero muy desagradable escena chupa sangre con Heath. Yo apoye mi pluma contra la pagina el blanco del bloc de notas. Bueno, estado dándome algunos besos y un poco de andar por ahí con Erik durante el mes pasado. Sí, me gustó. No, no había ido muy lejos. Una de las razones era que yo no solia actuar como una puta. Otra razón era que yo era aún demasiado consciente de vi accidentalmente a Erik y a Afrodita su muy ex-novia, de rodillas delante de él tratando de hacerle una mamada, y no quería que Erik se confundiera porque definitivamente no era una puta stank como Afrodita. (yo intente ignorar y sacar de mi memoria el bulto y el roce de los pantalones Heath.) Así que, definitivamente me atrajo a Erik, que todo el mundo pensaba que era mi novio oficial, a pesar de que no había hecho mucho acerca de eso. Mi mente se trasladó a Loren. Fuera a la luz de la luna con mi piel descubierta Loren me hizo sentir como una mujer no una inexperta, nerviosa niña, que es como me siento en torno a Erik. Pero cuando había visto el deseo de los ojos de Loren me sentí hermosa y de gran alcance y muy, muy sexy. Y, sí, tuve que admitir que me gustó esa sensación. ¿Y cómo diablos ecaja Heath en todo esto? Me siento diferente con Heath que con Erik o Loren. Heath y yo teníamos algo. Nos conocemos desde que éramos niños, y que habíamos tenido encuentros, dentro y fuera, durante los últimos dos años. Yo siempre bia tratado mcuho con Heath, y habíamos hecho algunas cosas, pero él nunca me convirtió, como antes lo hizo cuando se cortó la garganta y me dio a beber su sangre. Me dio un escalofrío y automáticamente me lamí los labios. Sólo pensar en ello me hizo sentirme caliente y horrorizada al mismo tiempo. Definitivamente quería volver a verlo. Pero es porque todavía me preocupaba por él, ¿o es sólo a causa de la intensa sed de sangre que sentía por él? No tenía ni idea. Cierto, me gustó Heath durante años. Fue un poco tonto algunas veces, pero generalmente en una manera dulce. Él me trató bien, y me gustaba pasar el rato con él, al menos las cosas habían sido así antes de que se hubiese iniciado en las


borracheras. Entonces su dopaje se había convertido en una estupidez, y yo realmente no confía en él. Pero dijo que había salido de todo, por lo que ¿no significa que él es el hombre nuevo que a mí me gustaba tanto? Y, en caso afirmativo, ¿qué diablos iba a hacer con respecto a (1) Erik (2), Loren (3) el hecho de que beber la sangre de Heath estaba totalmente en contra de las normas de la Casa de la Noche, y (4) yo era definitivamente va a beber más de su sangre. Mi suspiro sonó sospechosamente como un sollozo. Realmente necesitaba hablar. ¿Neferet? De ninguna manera. Yo no estaba a punto de decirle a un adulto vampiro sobre Loren. Yo sabía que debía admitir que había estado bebiendo la sangre de Heath (suspiro de nuevo) y probablemente la intensificación de la imprenta entre nosotros. Pero no podía. Al menos no todavía. Sé que es egoísta, pero yo no quería tener problemas con ella mientras estuviera todavía tratando de resolver el liderazgo de las hijas de la oscuridad. ¿Stevie Rae? Ella era mi mejor amiga, y quería contárselo, pero si realmente iba a hablar con ella luego significaba que tenía que reconocer que había bebido la sangre de Heath. Dos veces. Y lo mucho que quería beber de nuevo. ¿Puede que pensara que fuera un monstruo? Me asusté. No podía pensar en mi mejor amiga mirándome como si yo fuera un monstruo. Además, no pensé que lo fuera a entender, no de verdad. No podía contárselo a la abuela. Ella definitivamente no entendería que Loren es muy mayor. Y no podía imaginarme hablando con ella sobre la lujuria de sangre. Irónicamente, me di cuenta de una persona con la que podía hablar acerca de la sangre, y sin duda entendería sobre la lujuria era Afrodita. Y, curiosamente, parte de mí quería hablar con ella, sobre todo después de descubrir que sus visiones siguen siendo verdad. Tuve la sensación de Afrodita me decía que no había mucho más que lo que estaba pasando con ella, el hecho de que ella era definitivamente una odiosa perra. Había enojado Neferet que era mucho más evidente. Pero había dicho Neferet a Afrodita, en frío, palabras de odio, que NYX había retirado su favor, y ella me había dejado claro a mí (y prácticamente a la totalidad de la escuela) que las


visiones de Afrodita eran falsas. Pero tuve la prueba de que no lo eran. Me dio miedo, y una sensación recorrió mi piel sensación, pero me estaba empezando a pensar sobre cuánto podría confiar en Neferet. Obligue a mis pensamientos volver de nuevo a la sala de medios de comunicación y centrase en la nueva búsqueda que tenía que hacer, abrí el libro del antiguo ritual, y de él se deslizo un papel ondeando hacia fuera de él cogí el papel, me imagine que alguien se había dejado notas en el libro, y me congelé. Mi nombre había sido impreso en la parte superior en una elegante caligrafía definitivamente reconocida. Para Zoey Sacerdotisa atractiva. Noche no puede ocultar su sueño escarlata. El deseo de aceptar la llamada. Las palabras del poema enviaron un escalofrío a través de mí. ¿Qué diablos? ¿Cómo sabia nadie en toda la costa oeste, y mucho menos Loren, que iba a buscar en este libro? Mi mano temblaba, así que sujete el papel lentamente y releí el poema. Si yo dejara de lado el hecho de que era increíblemente romántico que el Poeta Laureado Vampiro me escribiera poesía y de leer el poema sin estar totalmente asombrada por la manera sexy, me daría cuenta de algo tan inquietante como que el Haiku estaba aquí en primer lugar. Noche no puede ocultar su sueño escarlata. Me estoy volviendo absolutamente loca, ¿Cómo sabe Loren que he estado bebiendo sangre? El poema de repente se sintió mal.... peligroso... como una advertencia de que no era en realidad una advertencia, y comencé a preguntarme acerca del poeta. ¿Qué pasa si Loren no ha escrito esto? ¿Qué pasa si es Afrodita? Yo había escuchado hablar a sus padres. Ella se suponía que iba intentar expulsarme del liderazgo de las hijas oscuras. ¿Podría este ser su plan? (Jeesh, "su plan." Yo estaba empezando a sonar como un mal cómic.) Bueno, Afrodita me había visto con Loren, pero ¿cómo podría ella saber sobre el Haiku? Además, ¿cómo sabia Afrodita que


yo estaría de vuelta en el centro de medios con este viejo libro? Sonaba más como una pieza rara de información psíquica que tendría un adulto vampiro aunque yo no tenía ni idea de cómo. Quiero decir, yo no había conocido aún, había elegido el libro hacia unos minutos. Nala saltó sobre la mesa de ordenador, asustándome. Ella se quejó y se froto contra mí. - Bien, bien. Voy a ir a trabajar.- Pero como ya había buscado a través de los antiguos libros de hechizos y rituales tradicionales mi mente se mantenía en círculos dándole vueltas a lo del poema y la incómoda sensación de que parece haberse presentado permanentemente bajo el hueso de mi pecho.


HCapítulo Dieciséis Nala me estaba llevando a través del centro de medios de comunicación - el gato había sido tan buena que se había dormido y siquiera se molestó en quejarse de mí la recogí. Comprobé el reloj cuando salí de la sala, y no podía creer que hubieran pasado varias horas. No es de extrañar que mi trasero estuviera dormido y mi cuello tan rígido. Pero estar temporalmente incómoda realmente no me importa porque en realidad ya sabía lo que iba a hacer para el ritual de luna llena. Me quite un gran peso de encima de mi mente. Yo todavía estaba nerviosa, y no gastaba demasiado tiempo considerando el hecho de que cuando realizara el ritual tenía que hacerlo delante de un montón de chicos, la mayoría de los cuales probablemente estaban emocionados de que yo asumiera el liderazgo de su compañera Afrodita. Sólo necesitaba permanecer centrada en el ritual en sí mismo, y recordar la increíble sensación de que tengo cada vez que invoco los cinco elementos. El resto de trabajo en sí. Esperemos. Empujé para abrir la pesada puerta de la escuela y salí en un mundo diferente. Estaba nevando de manera constante, y debía de haber estado haciéndolo todo el tiempo que estuve en el centro de medios. Los terrenos de la escuela estaban completamente cubiertos por un edredón de color blanco prodigioso. El viento azotaba y la visibilidad era terrible. Las luces de gas que marcaban el camino no se veían mucho más que puntos de color amarillo brillante contra la blanca oscuridad. Probablemente debería haber ido por dentro del edificio y tomar mi camino a lo largo de la sala de la escuela hacia el dormitorio, para mantenerme dentro tanto como pudiera y, a continuación, hacer un rápido repaso de la parte más alejada del dormitorio de las niñas, pero realmente no


quería. Pensé acerca de cómo tenía razón Stevie Rae. La nieve era realmente mágica. Cambia el mundo, lo hace más silenciosos, más suave, más misterioso. Como joven, yo ya tenía un poco de la protección natural contra el frio de un adulto Vampiro. Quiero decir, me hizo pensar en frío, las criaturas que existen muertos por beber la sangre de la vida totalmente horrible, aunque extrañamente se señaló a la reflexión. Ahora yo sabía más acerca de lo que era ser próximos, por lo que he entendido que mi protección contra el frío se acerca más a un mayor metabolismo de ser muertos. Vampiros no están muertos. Están sólo cambiando. Es a el hombre que le gustaba el combustible del miedo entorno al mito del no-muerto, que era el inicio para encontrarlo un poco molesto. De todos modos, me gustaba ser capaz de caminar en una tormenta de nieve sin sentir como si me fuera a congelar. Nala hacia una madriguera contra mí, ronroneando en voz alta cuando la envolví en mis brazos para protegerla. En nieve mis pasos sonaban sordos y parecía que en ese momento estaba sola en un mundo que se había hecho en blanco y negro mezclados entre sí para formar un único color que se acaba para mí. Sólo había caminado unos pasos cuando suspire y apreté frente a mí con los brazos a mi gata. Necesitaba ir a la escuela a por los hechizos y rituales para almacenarlos y obtener algunos eucaliptos. De lo que yo había leído en el libro ritual antiguo, el eucalipto se asoció con la curación, la protección y la purificación, tres cosas que pensaba que eran importantes para evocar durante mi primer ritual como líder de las Hijas Oscuras. Podía obtener el eucalipto mañana, pero iba a necesitar hacerle un nudo como si fuera una cuerda, como parte del hechizo que planeaba hacer, y... así que probablemente era inteligente que lo practicara para que no lo deje caer durante el hechizo o, peor, que de repente descubra que eucaLyptus no es tan flexible como yo esperaba y cae en pedazos cuando traté de hacerle un nudo y luego yo avergonzada de color rojo brillante y deseara arrastrarme a la sala rec y enroscarme en una posición fetal llorando .. . Un empujón saco la encantadora imagen de mi mente, la vuelta, y comencé a caminar penosamente de vuelta al edificio


principal. Fue entonces cuando vi la forma. La cogió mi ojo, porque no pertenecería - y no sólo porque es inusual que otro joven fuera lo suficientemente tonto para estar caminando en la tormenta de nieve. Lo que me extraña es que era una persona, porque definitivamente no era un gato o un arbusto, no estaba caminando en la acera. Estaba caminando en dirección general hacia la sala rec, pero iba a través del césped. Me detuve y eche un vistazo a través de la caída de nieve. La persona llevaba una larga y oscura capa con capucha. La necesidad de seguirlo me golpeó con tal fuerza que me dejo sin aliento. Casi como si yo no tuviera ninguna voluntad de mi misma, me baje de la acera y me apresure detrás de la misteriosa persona, que había llegado al borde de la línea de árboles que crecían a lo largo de la pared exterior. Mis ojos se agradaron. Al instante la figura que entró en la sombra, quien fuera, él o ella, comenzó a moverse con velocidad inhumana, levantando una oleada detrás de ella salvajemente en la nieve llena de viento. La figura parecía tener alas. ¿Roja? No veo destellos escarlata contra los vislumbres de piel blanca. La nieve había picado mis ojos y tenía la visión borrosa, pero celebró Nala más estrictos para mí y patadas a un trote rápido, aunque yo podría decir si yo estaba siendo llevada a la zona oriental de la muralla a través de la trampilla. El mismo lugar donde había visto a los otros dos espectros o fantasmas o lo que fueran. El lugar que me decía que realmente no quería ir de nuevo, por lo menos no estamos solos. Sí, me habría vuelto a mi izquierda y marchado directamente al dormitorio. Naturalmente, yo no. Mi corazón estaba como loco y Nala estaba refunfuñando en mi oído cuando entre en la línea de árboles y continúe la carrera a lo largo de la pared, todo el tiempo pensando que era absolutamente loco por mi parte estar aquí persiguiendo en el mejor de los casos a alguna niña que estaba tratando de escabullirse fuera de la escuela, y en el peor, un fantasma de los que asustan de verdad. Se perdió de vista la persona, pero yo sabía que me estaba acercando a una trampa, por lo que me ralenticé, automáticamente dentro de los límites de lo más profundo y


sombras en movimiento de árbol en árbol. Es aún más difícil ahora nevando, Nala y yo, estábamos cubiertas de blanco y yo estaba empezando a sentir frío. ¿Qué estoy haciendo aquí? No importa lo que mi intestino me decía, mi mente estaba diciendo que yo estaba loca y actuando que necesitaba para mí mismo (y para mi gata que temblaba) volver de nuevo a la residencia. Esto no era realmente ninguna de mis responsabilidades. Tal vez uno de los profesores era el controlaba la... No sé los motivos ... para asegurarse de que algunos jóvenes (como yo) no estuvieran deambulando por la tormenta. O quizás quien deambulaba por los terrenos de la escuela era quien había matado brutalmente a Chris Ford y secuestrado a Brad Higeons, y ahora se va furtivamente fuera de nuevo, y si le enfrentaba me había asesinado, también.

Sí, claro. Hablar con demasiada imaginación. Entonces oí las voces. Me frené hacia abajo, prácticamente estaba de pintillas hacia delante hasta que finalmente pude ver. Había dos figuras de pie por la trampilla abierta. Parpadee duro, tratando de ver más claramente a través de la cortina de nieve. La persona más cercana a la puerta era el que había venido siguiendo, y ahora que él no estaba en funcionamiento (a una ridícula


velocidad) pude ver que era extraña, se agazapaba con una postura encorvada. Cambié mi atención a la otra figura, y me sentí el frío que cepillaba mi piel cono la nieve en mi alma. Era Neferet. Ella parecía misteriosa, poderosa y con su cabello castaño rojizo volando a su alrededor y la nieve que cubría el largo vestido negro que llevaba. Ella estaba de frente a mí, por lo que pude ver que su expresión era severa, casi enojada, y estaba hablando intensamente a la persona envuelta, utilizando expresiones con sus manos. En silencio, me moví más cerca, era perfecto que tuviera un traje oscuro para que me mezclara bien con las sombras cerca de la pared. Desde esta nueva posición podía oír piezas de lo que estaba diciendo Neferet que se alejaba con la nieve llena de viento. - ... Ten más cuidado con lo que haces! No voy a... - Estaba escuchado atentamente, tratando de oír a través de los gemidos del viento, y me di cuenta de que la brisa me traía mucho más que las palabras de Neferet. Pude oler algo, incluso en el fresco aroma de la caída de nieve. Es un lugar seco, el olor mohoso, extrañamente estaba fuera de lugar en esta fría y húmeda noche. - ... Demasiado peligroso - decía Neferet. - Obedece o...- Perdí el resto de la frase y, a continuación, se pausaron. La figura envuelta respondió con unos extraños gruñidos que eran más animales que humanos. Nala, que habían estado doblada debajo de mi barbilla y parecía haberse quedado dormido, de nuevo, de repente levanto su cabeza azotada. Incluso más lejos me metí detrás del tronco del árbol cuya sombra me escondía como yo a Nala y ella comenzó a gruñir. - Shhh - le susurre y trate de mantenerla en calma. La hice callar, pero yo podía sentir que la piel de su espalda se había levantado y que los ojos se redujeron a rendijas enojadas mientras miraba a la persona envuelta. - ¡Lo prometiste! El sonido gutural de la voz del hombre misterio recorrió mi piel. Me asome desde detrás del árbol en el tiempo justo para ver a Neferet levantar la mano como si se le estuviera en una huelga. Él se acobardo con la espalda contra la pared, provocando la caída de la capucha dejando ver su rostro, y mi


estómago se revolvió tan fuerte que pensé que podría vomitar. Era Elliott. El chico muerto cuyo "fantasma" había atacado Nala y a mí el mes pasado. Neferet no le golpeó. En su lugar ella violentamente puso un gesto abierto de ira. Había subido el tono de su voz, de modo que todo lo que dijo llego a mí a través del viento. - ¡Tu no puedes tener más! El tiempo no está bien. No puedes comprender estas cosas, y es posible que no se trate de mí. Ahora, la licencia aquí. Desobedece otra vez y sentirás mi ira, y la ira de una diosa es terrible de ver. Elliott se apretó lejos de Neferet. - Sí, diosa – él dijo. Era él, yo sabía que era. Aun cuando su voz era áspera yo lo reconocí. De alguna manera Elliott no había muerto, y tampoco había cambiado en un adulto Vampiro. Era algo más. Algo terrible. Incluso he pensado en cómo era de asqueroso, Neferet suavizo la expresión. - No quiero estar enojada con mis hijos. Ustedes saben que son mis mayores alegrías. Vi como Neferet avanzaba hacia Elliott y le acariciaba la cara. Sus ojos comenzaron a brillar el color de la sangre de edad, e incluso desde la distancia pude ver que todo su cuerpo se tensaba. Elliott había sido un corto, rechoncho, con muy poco atractivo chico de piel blanca y pelo rojo zanahoria que habitualmente rizado. Todavía era todas esas cosas, pero ahora sus pálidas mejillas adustas y su cuerpo estaba encorvado, como si se hubiera doblado sobre sí mismo. Así que Neferet tenía que agacharse para besar sus labios. Totalmente en bruto, oí el lamento en Elliott de placer. Ella se enderezó y se rió. Era un lugar oscuro, y fue un seductor sonido. - ¡Por favor, Diosa! - Elliott lloriqueo. - Sabes que no lo mereces. - ¡Por favor, Diosa! - repitió. Su cuerpo se vio dar unos escalofríos. - Muy bien, pero recuerda. Lo que te da una diosa, ella también te lo puede quitar.


No pude dejar de mirar, vi a Neferet levantar el brazo y subir su manga. Entonces ella arrastro sus dedos de la mano a través de su antebrazo, dejando una delgada línea de color escarlata que inmediatamente comenzó a gotear sangre. Sentí el sorteo de su sangre. Cuando se celebró en el brazo, ofreció a Elliott, que se presionaba contra la áspera corteza del árbol, lo que obligaba a mí mismo permanecer quieto y oculto, cayó de rodillas ante ella y, al mismo tiempo que hizo salvajes gruñidos y gemidos, comenzó a chupar la sangre de Neferet. Desgarré mis ojos de él para mirar Neferet. Que había arrojado su cabeza hacia atrás y sus labios se abrían como si con la grotesca criatura Elliott chupando la sangre de su brazo fuera una experiencia sexual. Algo profundo dentro de mí sentía deseo de responder. Quería abrir el tramo y la piel de alguien.... ¡No! Me metí por completo detrás del árbol. Yo no me convertiría en un monstruo. Yo no sería un monstruo. No podía dejar que esta cosa tomara el control de mí. Despacio y en silencio empecé de nuevo a caminar por donde había venido, me negué a mirarlos de nuevo.


HCapítulo Diecisiete Todavía me sentía débil, confusa, y más que un poco mal del estómago cuando finalmente llegamos al dormitorio. Había grupos de niños agrupados en torno a la habitación principal viendo la televisión y bebiendo chocolate caliente. Agarré una toalla de una pila que estaba en la puerta y me uní a Stevie Rae, las gemelas, y Damien en torno al televisor para ver nuestro programa favorito Project Runway, y comenzó a secarme mientras Nala chistaba. Stevie Rae no se dio cuenta de que estaba atípicamente tranquila. Ella estaba muy ocupada hablando sobre el funcionamiento de la bola de nieve que había evitado anteriormente en la gran batalla de nieve que después de la cena había causado estragos hasta que alguien había arrojado una bola de nieve que había golpeado la victoriana ventana de la oficina de Dragón. Dragón era lo que todo el mundo llama profesor de esgrima, y él no era un vampiro cualquiera para tomarle el pelo o molestarle. - ¡Dragón acabo con la guerra de nieve!- Stevie Rae dijo - Pero fue realmente divertido mientras duro. - Sí, Z, que no has visto una lucha hellacious malvado - dijo Erin. - Nos llamó la mierda Vete de Damián y su novio - dijo Shaunee. - ¡Él no es mi novio! – dijo Damien, pero con su sonrisa parecía que iba a agregar un "pero" al final de la frase. - ¿Qué ... - ... Nunca - dijeron las Gemelas. - Creo que él es lindo - dijo Rae Stevie. - Yo también - dijo Damián, convirtiéndose adorablemente en rosa. - ¿Qué piensas tu de él, Zoey? - Stevie Rae me preguntó.


Parpadeé a Stevie Rae. Era como si yo estuviera dentro de una pecera en el medio de un tifón, y todos los demás estuvieran en fuera mientras disfrutar del tiempo precioso. - ¿Está todo bien, Zoey? - Damien dijo. - Damián, ¿puedes conseguirme algunos eucaliptos? - Dije bruscamente - ¿Eucaliptus?

Yo asentí. - Sí, algunos capítulos de la misma, y algunos de salvia, también. Lo necesito para el ritual de mañana. - Sí, no hay problema - dijo Damián, viéndose demasiado cerca de mí. - ¿Con respecto al ritual todo resuelto, Z? - Stevie Rae preguntó. - Creo que sí.- Me detuve y tomé un largo aliento. Luego me reuní con la mirada cuestionable de Damien. - Damián, ¿ha habido algún caso de un joven que parecía haber muerto, pero más tarde fue encontrado vivo? Para su crédito, Damien no me preguntó si me había vuelto loca. Podía sentir que las gemelos y Stevie Rae me miraban a mí, como si acabara de anunciar que iba a ser sobre las niñas Gone Wild: Vamp edición, pero las ignoré y me mantuve centrada en Damien. Todos sabíamos que pasaba horas


estudiando, y recordaba cada cosa que leía. Si alguno de nosotros supiera la respuesta a mi pregunta extraña, sería él. - Cuando el cuerpo de un joven comienza a rechazar el cambio no hay nada que lo detenga. Eso es evidente en todos los libros. También es lo que nos ha dicho Neferet. Zoey,- Yo nunca lo escuché hablar tan grave. - ¿Qué hay de malo? - ¡Por favor, por favor, por favor dime que no te sientes enferma! - Stevie Rae prácticamente sollozó. - ¡No! No es nada de eso - dije rápidamente.- Estoy bien. Te lo prometo. - ¿Qué pasa?- Shaunee dijo. - Nos estás asustando - dijo Erin. - No quiero - les dije. - Bueno, esto está saliendo todo mal, pero creo que vi al chico Elliott. - ¡Huh! - ¡Qué! – dijeron las gemelas juntas. - No entiendo - dijo Damián. - Elliott murió el mes pasado. Stevie Rae amplio los ojos de repente. - ¡Al igual que Elizabeth! - dijo. Antes de que pudiera decir nada, ella tomo un brusco y largo aliento, antes de seguir con la frase - El mes pasado Zoey pensaba que vio el fantasma de Elizabeth andando por el muro, pero no dijimos nada porque no queríamos asustar a nadie. Abrí la boca para explicar todo sobre Elliott Neferet. Y la cierre de nuevo. Yo debería haber pensado antes que no podía decir ni una sola palabra a cualquiera de ellos sobre Neferet. Vampiros son muy intuitivos. La alta Sacerdotisa Neferet es increíblemente intuitiva. Tanto es así que a menudo parece ser capaz de leer los pensamientos reales. De ninguna manera pondría a mis cuatro amigos a caminar alrededor de la escuela sabiendo que yo había visto algún tipo de arrendamiento repugnante de criatura no-Elliott chupar su sangre sin saber que Neferet asusté a todos en sus mentes. De lo que había sido testigo de esta noche lo tendría que mantener totalmente para mí misma. - ¿Zoey? - Stevie Rae puso su mano en mi brazo. - puedes decirnos lo que sea.- Me sonrió y deseaba con todo mi corazón el poder contárselo. - Yo creo que vi el fantasma de Isabel durante el mes pasado. Y creo que esta noche he visto Elliott - dijo finalmente.


Damián frunció el ceño. - Si has visto fantasmas, ¿por qué me preguntas por la recuperación de polluelos que rechazan el cambio? Miré a mi amigo a los ojos y mentí. - Porque parece más fácil creer que yo estaba viendo fantasmas - o al menos lo hice. Entonces sonaba como una locura. - Si viera un fantasma me asustaría - dijo Shaunee. Erin asintió entusiastamente de acuerdo. - ¿Fue como con Isabel?- Stevie Rae preguntó. Al menos en esto no tenía que mentir. - No. Él parecía más real, pero lo he visto en el mismo lugar, a lo largo de este muro, y sus ojos brillaban de un extraño color rojo. Shaunee sintió un escalofrió. - Estoy segura de mierda de mantenerme alejada de la pared es escalofriante - dijo Erin. Damien, siempre sabio, aprovecho su barbilla moviéndola como un profesor. - Zoey, tal vez tienes otra afinidad. Tal vez puedes ver a los jóvenes vampiros muertos. Yo había pensado que esto era una posibilidad, a pesar de que era imposible, si yo no hubiera visto al supuesto fantasma, sólido y totalmente real, bebiendo la sangre de mi mentora. Aún así, era una buena teoría, y una excelente manera de mantener ocupado a Damien. - Podrías tener razón - le dije. - Ugh - dijo Stevie Rae - Espero que no. - Yo también. Pero, ¿podrías hacer una investigación sobre eso para mí, Damien? - Por supuesto. Voy a ver también las referencias de los polluelos obsesionados. - Gracias, aprecio eso. - Sabes, creo que recuerdo algo de eso que vi en una lectura sobre una antigua historia griega Vampira, sobre los espíritus que merodean inquietamente tumbas de la antigua... Cierro a cabo la conferencia Damián, contenta de que Stevie Rae y los gemelos estuvieran más involucrados con la escucha de sus cuentos de fantasmas que de pedirme más datos. Odiaba mentirle, sobre todo porque me hubiera gustado


haberles dicho todo. Lo que vi me había asustado de verdad. ¿Cómo diablos me voy a enfrentar de nuevo a Neferet? Nala frotaba su cara contra la mía y luego se asentó en mi regazo. Empecé a mirar la televisión y mientras Damien contaba unos viejos cuentos de fantasmas vampiros. Y entonces me di cuenta de lo que estaba viendo y Stevie Rae estaba sentada sobre el mando a distancia me alce para cogerlo mientras movía la lámpara de mesa que estaba a su lado, causando que un mee-UF-ow snort! de Nala por las molestias y por tener que saltar de mi regazo. Yo ni siquiera tuve tiempo para calmarla, pero rápidamente apareció el volumen. Se Chera Kimiko de nuevo en una repetición de las noticias "llevar historia. "El cuerpo del segundo adolescente de la Unión High School, Brad Hogeons, fue encontrado por unos guardias de seguridad del museo esta noche en el arroyo que corre a lo largo del Museo Philbrook. La causa de la muerte no se informó oficialmente en este momento, pero fuentes Fox News ha dicho que el muchacho murió de pérdida de sangre a través de múltiples laceraciones. - No ... - Sentí mi cabeza moverse hacia adelante y hacia atrás temblando. Hubo un terrible zumbido en mis oídos. - Esa es la corriente que cruzamos cuando fuimos al patio de la Philbrook para el Ritual de Samhain el mes pasado - dijo Stevie Rae. - Es sólo a una calle de aquí - dijo Shaunee. - Las hijas oscuras lo utilizan para escabullirse por ahí todo el tiempo para los rituales - dijo Erin. Damien dijo entonces lo que todos estábamos pensando. - Alguien está tratando de hacer que parezca que los vampiros están matando chicos humanos. - Tal vez lo están haciendo - Yo realmente no quería decir mi pensamiento en voz alta, y apreté los labios para cerrarlos, sentimos de inmediato, yo lo permitiría que se deslizan. - ¿Por qué lo dices, Zoey? - Stevie Rae sonaba totalmente conmocionada. - Yo no sé. Yo realmente no quiero decir eso" Yo balbucee no estaba segura de lo que realmente significa o por qué lo dije.


- Estas asustada, eso es todo - dijo Erin. - Por supuesto que lo está. Ella conocía a los niños - añadió Shaunee.- Y encima de todo esto, vio un maldito fantasma el día de hoy. Damien estaba estudiándolo de nuevo. - ¿Tuviste una sensación antes de oír que Brad estaba muerto, Zoey? - pidió silencio. - Sí. No – suspiré - Pensé que estaba muerto tan pronto como oí que había desaparecido - le admití. - ¿Algunos detalles que vinieran con la sensación? ¿Conoces alguna cosa más? - Damien dijo. Como si las preguntas de Damien ***ellos había miembros de mi teoría*** arrebato de mi mente las palabras que había escuchado hablar a Neferet: ... demasiado peligroso... Usted no puede tener más ... No lo puedes entender ... Es posible que no me pregunte ... . Sentía un terrible frío que no tenía nada que ver con la tormenta de nieve fuera. - Nada que viniera con ese sentimiento. Tengo que ir a mi habitación - le dije, de repente no puede ver a ninguno de ellos. Odiaba la mentira, y duda de que pudiera mantenerla si me quedaba con ellos mucho más tiempo. - Tengo que terminar las palabras rituales de la mañana - les dije.- Y no dormí mucho anoche. Estoy muy cansada. - Bueno, no hay problema. Lo entendemos - dijo Damián. Todos estaban tan obviamente preocupado por mí que yo apenas podía cumplir con sus ojos. - Gracias, muchachos - murmuré cuando salí de la sala. Yo estaba a media altura de las escaleras cuando Stevie Rae me alcanzo. - ¿Te importa si me vuelvo a la sala ahora, también? Tengo un dolor de cabeza muy malo. Realmente quería ir a dormir. No voy a error mientras estudio o nada. - No, no me importa - le dije rápidamente. La miré. Parecía estar un poco pálida. Stevie Rae era tan sensible que, aunque no conocía a Brad o a Chris, sus muertes claramente la habían perturbado. Añadir que mi anuncio sobre los fantasmas, y la pobre chica probablemente estaba muerta de miedo. Puse mi brazo alrededor de ella y le dí un apretón y subimos hasta nuestra puerta.


- Oye, todo va a estar bien. - Sí, lo sé. Estoy cansada." Ella me sonrió, pero no con el sonido alegre al que estaba acostumbrada. No dije mucho mientras nos poníamos nuestros pijamas. Nala corrió rápidamente a través de la puerta, saltó sobre mi cama, y estaba ya durmiendo casi tan rápido como Stevie Rae, fue un alivio para mí porque no tenía que pretender estar escribiendo las palabras de un ritual que había ya terminado. Había algo más que tenía que hacer, y yo no quería explicarle nada a nadie, ni siquiera a mi mejor amiga.


HCapítulo Dieciocho Mi libro de texto Vampiro 415 Sociología estaba exactamente donde lo dejé en la biblioteca en mi mesa de ordenador. Se trata de un alto nivel o, como lo llaman aquí, sexto nivel. Neferet me lo había dado, poco después de que llegase cuando era evidente que el cambio que estaba sucediendo en el seno de mi cuerpo era de un tipo diferente de lo que pasa normalmente con otros polluelos. Habían querido pasarme del tercer curso de clase ex Soc. Al nivel superior de las Regiones, pero había conseguido hablar con ella de eso, diciéndola que ya era ya bastante diferente, no queria otra cosa más que me hiciera más monstruo para el resto de los niños de aquí. Nuestra promesa era que yo iría a través de los 415 a nivel de texto, capítulo por capítulo, y pediría sus preguntas en el camino. Bien, bien, me intente a hacerlo, pero con una cosa y otra (teniendo a las hijas de la oscuridad, saliendo con Erik regularmente, las tareas escolares, y otras cosas), solo había visto el libro en mi repisa. Con un suspiro que sonó casi tan cansado como me sentía, tomé el libro fui a la cama y me apoye en un montículo de almohadas. A pesar de los horribles acontecimientos del día, tuve que luchar para mantener los ojos abiertos volviendo al índice y encontrando lo que estaba buscando: sed de sangre. Había toda una serie de números de página después de la palabra, por lo que marque el lugar en el índice, cansada de vuelta a la primera página aparecería en la lista, y comencé a leer. Al principio leí cosas que ya había descubierto por mí misma: como que es en el camino del cambio cuando se desarrolla un gusto por la sangre. Beber sangre pasa de ser para algunos una cosa abominable a algo delicioso. En el momento en que un joven se encuentra muy avanzado en el


proceso de cambio, puede detectar el olor de la sangre a distancia. Debido a los cambios en el metabolismo, las drogas y el alcohol tienen cada vez menos efecto sobre polluelos, y como este efecto se disipa, se van a encontrar que los efectos del consumo de alcohol en sangre corresponden aumentando. - No bromeo - le dije a mi respiración. Incluso beber la sangre joven mezclada con vino me había dado una increíble sensación. Beber la sangre de Heath como si fuera fuego había sido una explosión deliciosa dentro de mí. Di la vuelta por delante a la lectura. Yo ya sabía todas las cosas sobre que la sangre estaba deliciosa. Entonces mi ojo capturo una nueva partida, y me detuve en esa página. SEXUALIDAD y sed de sangre Aunque la frecuencia de necesidad varía en función de la edad, el sexo y, en general, la fuerza de Vampiro, los adultos deben alimentarse periódicamente de sangre humana para permanecer saludables y sanos. Por lo tanto, es lógico que la evolución, y nuestra querida Diosa, NYX, se han asegurado de que beber sangre sea un proceso agradable, tanto para el Vampiro como para los humanos donantes. Como ya hemos aprendido, la saliva de vampiro actúa como un anticoagulante para la sangre humana. La saliva también segrega endorfinas durante el proceso de beber sangre, que estimulan algunas de las zonas del cerebro, y el Vampiro y el humano pueden simular el orgasmo. Parpadee y me frote la mano por la cara. Bueno, ¡diablos! No era de extrañar que me hubiera sentido putilla con la reacción de Heath. Que se encendiera mientras yo bebía sangre estaba programado en mi cambio de genes. Fascinada, seguí leyendo. Los Vampiro mayores, liberan mas endorfinas en la sangre potable, y es más intensa la experiencia de placer para Vampiros y humanos. Vampiros durante siglos han especulado que el éxtasis de la sangre potable es la clave de la razón por la cual los seres humanos han denigrado a nuestra raza. Los seres humanos se sienten amenazados por nuestra capacidad de llevarlos a tan intenso placer durante un acto que consideran peligroso y abominable, por lo que nos han etiquetado como predadores. La verdad, por supuesto, es que los vampiros pueden


controlar su sed de sangre, por lo que hay poco peligro físico para los donantes. El peligro está en la imprenta que a menudo se produce durante el rito de beber la sangre. Completamente absorta, me apresuré a la próxima sección.

IMPRENTA Pie de imprenta Vampiro entre un humano no se produce cada vez que un Vampiro quiera. Muchos estudios se han realizado para tratar de disuadir a las minas exactamente por qué algunos seres humanos se imprenta y otros no, pero aunque hay varios factores determinantes, como en el emocional, la relación entre los humanos y la pre-Vampiro en Cambio, la edad, relaciones sexuales, orientación, y la frecuencia de beber sangre, no hay manera de predecir con certeza si un humano se va a imprimir con un Vampiro. El texto pasó a hablar sobre cómo los vampiros debe tener cuidado al beber de un donante vivo, frente a recibir la sangre de los bancos de sangre, que son muy pocas las empresas secretas, los humanos no son conscientes de que existen en absoluto (al parecer, los pocos seres humanos que lo saben están muy bien pagados por su silencio). El libro definitivamente Soc. Potable daba mala vista de la sangre de los seres humanos y había un montón de advertencias sobre lo peligroso que es una imprenta para los humanos, ¿cómo no


sólo es el hombre ahora emocionalmente ligado a un Vampiro, pero está ligado a los recursos humanos, también? Esto me hizo sentarme recta. Con una sensación de enfermedad en mi estómago, leí acerca de cómo una vez que la imprenta está en su lugar una vampiresa puede sentir las emociones del ser humano y en algunos casos, puede llamar y tener un seguimiento de los humanos. El texto se salió por la tangente hablando sobre cómo Bram Stoker había sido impreso por una vampiresa una alta sacerdotisa, pero que no había entendido porque su compromiso con NYX tenía que ir antes de él, y en un ataque de celos había traicionado su ira exagerando los aspectos negativos de una imprenta en su famoso libro, Drácula. - Huh. No tenía idea - dije. Irónicamente, Drácula había sido uno de mis libros favoritos desde que le leí cuando tenía trece años. Deambule por el resto de los párrafos hasta que llegué a una parte que me hizo masticar mi labio cuando lo leí lentamente. Incipiente-imprenta Vampiro Como se discutió en el capítulo anterior, debido a la posibilidad de impresión instantánea, se prohíbe a los polluelos beber la sangre de los donantes, pero pueden experimentar entre ellos. Se ha demostrado que los polluelos no pueden imprentarse de otros. Sin embargo, es posible para un adulto Vampiro que un joven si se imprente. Esto lleva a complicaciones físicas y emocionales una vez que el joven completa el cambio a menudo no son beneficiosas ni para el vampiro adulto ni el joven, por lo tanto, beber la sangre de joven y adulto entre Vampiros esta estrictamente prohibido. Me sacudí la cabeza, de nuevo horrorizada por el intercambio de sangre del que había sido testigo entre Neferet y Elliot. Dejando a un lado todo el tema de la muerte de Elliott, que aún me confunde, Neferet era una poderosa Alta Sacerdotisa. Maldito no se le debería dejar que un joven bebiera su sangre (ni siquiera un muerto). Había un capítulo sobre la ruptura de la imprenta, que comencé a leer, pero era demasiado deprimente. Aparentemente se trataba de la ayuda de una poderosa Alta Sacerdotisa, una gran cantidad de dolor físico, sobre todo por parte de los recursos humanos, e incluso entonces el ser


humano y el Vampiro tenían que tener cuidado de mantenerse lejos de sí o podían restablecer la imprenta. De repente me sentí cansada abrumadoramente. ¿Cuánto tiempo había pasado desde que había dormido de verdad? Más de un día. Miré mi despertador. Las 6:10 A.M. Habría luz en breve. Sentí mi rigidez y me levanté a poner de nuevo el libro en el estante. Entonces tiré abriendo a un lado las pesadas cortinas que completamente cubrían una gran ventana en nuestra habitación y bloqueaban toda la luz del exterior. Seguía nevando, y en la vacilante luz del preamanecer el mundo parecía inocente y soñador. Es difícil imaginar que esas cosas horribles como la muerte de adolescentes, polluelos muertos siendo reanimado podrían haber ocurrido allí. Cerré mis ojos y mi cabeza se inclinó contra el frío cristal. No quería pensar en ninguna de esas cosas ahora. Yo estaba demasiado cansada... demasiado... demasiado confusa incapaz de llegar a las respuestas que necesitaba. Mi mente vagaba con sueño. Quería acostarme, pero el frío de la ventana contra mi frente se sentía bien. ERIK VOLVERIA MAS TARDE ESE DIA.La idea me dio igual punzadas de placer y de culpa, que, por supuesto, me hicieron pensar en Heath. Yo probablemente lo había Impreso. El pensamiento me asustaba, pero también me atrajo. ¿Sería tan terrible estar emocional y físicamente vinculada a un sobrio Heath? Antes de que me hubiera reunido con Erik (o Loren), mi respuesta sería un definitivamente No, no sería horrible. Ahora no es el horror lo que me preocupa. Es el hecho de que tendría que ocultar la relación a todos. Por supuesto que podría ser... el pensamiento se alejo como un venenoso humo a través de mi mente. Neferet y Erik sabían que yo había estado expuesta a esa situación hace un mes, donde bebí la sangre de Heath antes de saber nada acerca de la sed de sangre y de la impresión. Podría fingir que yo le había impreso a continuación. Yo ya le había mencionado la posibilidad a Neferet. Tal vez podría buscar la manera de seguir viendo tanto a Heath, a Erik.... Sabía que mis pensamientos estaban equivocados. ¡Yo sabía que estar con los dos era deshonesto tanto para Erik como


para Heath, pero fui tan tonta! Realmente comenzaba a preocuparme por Erik, él vivía en mi mundo y entendía cuestiones como el Cambio y un totalmente nuevo modo de vivir. Pensar en romper con él lastimaba mi corazón. Pero pensar en no volver a ver a Heath de nuevo, nunca probar su sangre de nuevo… me hacía sentir como si tuviera un ataque de pánico. Suspiré otra vez. Si eso era malo para mi, era probable que fuera mucho peor para Heath. Después de todo, había pasado un mes desde que no lo veía, y todo el tiempo él había estado llevando una navaja en su bolsillo solamente por la posibilidad de volver a verme. Dejo de beber y tomar (drogas) por lo que había sucedido entre nosotros. Y había estado impaciente por cortarse y dejarme beber su sangre. Recordándolo, temblé, y no debido al frio de la ventana contra la que todavía presionaba mi frente. El deseo me hizo temblar. El manual de Sociología había descrito los motivos de la sed de sangre en palabras lógicas, desapasionadas que no representaban la verdad de ello. Beber la sangre de Heath generaba un increíble fuego dentro de mí. A veces quería hacerlo de nuevo y de nuevo. Pronto. Ahora, actualmente. Mordí mi labio para impedir gemir cuando pensé en Heath — el calor de su cuerpo y el increíble sabor de su sangre. Y de repente era como si una parte de mi mente se alzara, como una cuerda tirada de una bola grande de hilo. Podía sentir el pedazo de mí buscando… cazando... rastreando... hasta que esto entro en un cuarto oscuro y que se cernía encima de una cama. Aspiré. ¡Heath! Él estaba el apartamento sobre su espalda. Su pelo rubio era brillante, haciéndolo ver como un pequeño chico. Bien, cualquiera pensaría que el chico era totalmente guapo. Quiero decir, conocía vampiros increíblemente y magníficamente hermosos, y aún una vampiresa tendría que admitir que Heath era muy apuesto. Como si él sintiera mi presencia, se revolvió en su sueño, girando su cabeza y agitadamente empezando a echar a un lado la sabana que lo tapaba. Estaba desnudo excepto por un par de bóxers azules que tenían pequeñas ranas gordas verdes por todas partes. La vista de ellos me hizo reír. Pero la risa se


congeló sobre mi cara cuando noté que ahora podría ver la línea delgada rosada a un costado de su cuello. Eso era de cuando se corto a sí mismo con la navaja y cuando yo chupe su sangre. Casi podría probarlo otra vez - el calor y la riqueza oscura de ello, como el chocolate derretido, sólo que millones de veces mejor. Incapaz de retenerme, gemí, y en ese mismo instante Heath gimió en su sueño. - Zoey… - él refunfuñó distraídamente, y agitó otra vez. - Ah, Heath - susurré. - no sé qué hacer con nosotros. - Yo sabía lo que quería hacer demasiado bien. No quería hacer caso de mi agotamiento, entrar en mi coche, conducir directamente a la casa de Heath, trepar a la ventana de su habitación (no es como si no lo hubiera hecho antes), abrir la línea cerrada de su cuello, y dejar a su sangre dulce inundar mi boca mientras presionaba mi cuerpo contra él y hacer el amor por primera vez en mi vida. - ¡Zoey! - esta vez los ojos de Heath estaban abiertos. Él gimió otra vez y movió su mano hacia abajo al duro miembro dentro de sus calzones y comenzó a… Mis ojos se movieron abiertos y estaba de nuevo en mi dormitorio con la frente embutida contra la ventana, respirando demasiado pesadamente. Mi teléfono móvil emitió señales con el tono que avisaba de que tenía un mensaje de texto. Mis manos temblaban mientras lo abrí y leí: te sentí aquí. Prométeme que te encontraras conmigo el viernes. Tome un profundo aliento y respondí a Heath con dos palabras que hicieron vibrar a mi estomago con excitación. Lo prometo. Cerré el teléfono y lo apague. Entonces, forzando lejos la imagen de Heath con el corte no curado de su cuello, caliente y deseable, obviamente queriéndome tanto como yo lo quería, me separe de la ventana y subí a la cama. Increíble, mi reloj decía eran las 8:27 AM. ¡Había estado apoyada en la ventana durante más de dos horas! no era extraño que mi cuerpo se sintiera tan tieso y desagradable. Tome nota mentalmente de buscar más información sobre impresiones y la conexión entre un humano y un vampiro la próxima vez que fuera al centro de medios de comunicación


(que tenía que ser pronto). Antes apague la pequeña lámpara de mesa y miré a Stevie Rae. Ella estaba arrebuñada sobre su lado de espaldas a mí, su respiración profunda me dijo que definitivamente estaba dormida. Bien, al menos mis amigos no sabían que yo sentía sed de sangre, y en el monstruo caliente en el que me convertía. Quería a Heath. Necesitaba a Erik. Estaba intrigada por Loren. No tenía una maldita idea de que iba a hacer con el desastre en el que se había convertido mi vida. Convertí mi almohada en una pelota. Estaba muy cansada me sentía como si alguien me hubiera drogado, pero mi mente todavía no se calmaba. Cuando despertara vería a Erik otra vez y seguramente también a Loren. Tendría que afrontar a Neferet. Tenía que llevar a cabo mi primer ritual frente a un grupo de chicos quienes probablemente se alegrarían de verme fallar, o de al menos ponerme en un maldito apuro, y siempre cabía la posibilidad de que ambas cosas ocurrieran. También estaba lo extraño que resultaba saber que había visto lo que sólo podría ser el fantasma de Elliott comportándose de un modo nada parecido al de un fantasma. Sin mencionar el otro adolescente humano muerto y creía cada vez más que un vampiro tenía algo que ver con ello. Cerré los ojos y dije a mi cuerpo que se relajara y a mi mente que se concentrara en algo placentero, como... como… lo hermosa que era la nieve.... Despacio, el agotamiento me llevo y finalmente, con gratitud, caí en un sueño profundo.


HCapítulo Diecinueve Taducido por Fernanda Martinez Alguien golpeando la puerta me despierto de un sueño sobre copos de nieve en forma de gato. "Zoey! Stevie Rae! Van a llegar tarde!" La voz de Shaunee pareció sorda, pero urgente por la puerta, como una alarma molesta cubierta por una toalla. "Ok, ok, estoy yendo,” desperté, traté de luchar con mis cubiertas mientras Nala se quejó fuerte. Eché un vistazo a mi despertador, que yo no me había molestado en poner. quiero decir, no parecía que ello era un día de escuela y yo por lo general no dormía más de ocho o nueve horas a la vez— "diablos!" Parpadeé. Bastante segura, eran las 9:59 de la tarde. ¿Yo había dormido más de doce horas? Tropecé con la puerta, haciendo una pausa para sacudir la pierna de Stevie Rae. "Mumph", ella refunfuñó con voz somnolienta. abrí la puerta. Shaunee me miraba airadamente. " Por favor con dormir todo el maldito día! Ustedes dos deben dejar de quedarse despiertas hasta tarde si quieren poder levantarse. la función de Erik va a empezar en media hora.” "OH, diablos!" Froté mi cara, tratando de forzarme a estar despierta. "me había olvidado de eso.” Shaunee rodó sus ojos. " mejor apresúrate y vístete. Y ponte algo de maquillaje serio sobre esa cara pálida y haz algo sobre tu pelo. tu novio ha estado mirando por todas partes buscándote.” "Ok, ok. demonios! iré Contigo y Erin—” Shaunee puso su mano, deteniéndome. " Por favor. Ya les hemos conseguido lugares. Erin esta en el auditorio que guardando los asientos al frente como habíamos hablado.”


"eres tu, Mama? No quiero ir a la escuela hoy ..." Stevie Rae murmuraba, claramente no despierta. Shaunee resopló. " debemos apresurarnos. están esperando por nosotras. " Cerré de golpe la puerta y me apresuré a Stevie Rae. "levantate!" sacudí su hombro. Ella bizqueó y me frunció el ceño. "Huh?”

"Stevie Rae, son las 10 PM. nos quedamos dormidas y ahora llegaremos tan tarde que es ridículo. ¿" " Huh? ¡" " Solo despierta diablos! " grite, sacando mi frustración de que yo me había quedado dormida sobre ella. "que—" Ella miró con ojos legañosos al reloj, y pareció finalmente entender. "OH mi dios! Estamos atrasadas.” Rodé mis ojos. "eso es lo que he estado tratando de decirte. Voy a hacer algo con mi pelo y maquillaje. tu mejor metete en la ducha. Luces terrible.” " ' Kay. " Ella se tambaleó en el cuarto de baño. me puse un par de vaqueros y un sweater negro, y luego conseguí hacer algo con mi pelo y maquillaje. no podía creer que yo totalmente hubiera olvidado el hecho que Erik realizaba el monólogo Shakesperiano él se había aficionado a la competición. En realidad, yo aún no me había preocupado sobre como él había salido, que no era definitivamente la etiqueta de una novia buena. Desde luego no era como si no


tuviera otras cosas sobre mi mente, en alguna parte. Cada uno pensó que yo era la muchacha afortunada que había cogido a Erik después de que él se había escapado de telaraña repugnante de Afrodita (y por la entrepierna). diablos, pensé que tenia suerte de tenerlo, algo que había sido difícil de recordar cuando yo chupaba la sangre de Heath y coqueteaba con Loren. "perdón por haberme quedado dormida, Z." Stevie Rae salió del baño en un chorro de aire lleno de vapor, secando con una toalla sus rizos cortos, rubios. Ella se vistió como yo estaba, y todavía debía estar medio dormida porque estaba pálida y cansada. dio un enorme bostezo y se estiró como un gato. " No, esto es mi culpa. " Me sentí mal por el modo que la había tratado antes. " Yo debería haber sabido con lo poco que he estado durmiendo que debía poner mi alarma. " creo que esto no debería haber sido una sorpresa que Stevie Rae tenía mucho sueño últimamente. Nostras éramos mejores amigas y ella sabe perfectamente cuando estoy sobre estresada. Probablemente ambas necesitamos un sueño bueno, largo, parecido a un coma. "estaré lista en un segundo. Solamente voy a ponerme algo de rimel y lustre. Mi pelo secará en dos minutos de todos modos," Stevie Rae dijo. estábamos fuera de allí en cinco minutos. No hay tiempo para desayunar, nos largamos del dormitorio y prácticamente corrimos al auditorio. llegamos a los asientos que Erin había guardado para nosotras justo cuando las luces parpadearon, anunciando que faltaban dos minutos antes de que el programa comenzara, y para la gente para tomar sus asientos. " Erik se quedó fuera aquí esperándote hasta hace un segundo, " Damien dijo. Me alegré al ver que él se sentaba al lado de Jack. Los dos hacían una linda pareja. "esta enojado?" pregunte. "diría que confundido es una mejor descripción,” Shaunee dijo. "o preocupado. El luce preocupado, también," Erin agrego. Suspiré. ¿" No le dijeron que yo me había quedado dormida? " " De ahí la razón por la que mi Gemela dijo que él miró preocupado, " Shaunee dijo.


" Lo informe sobre las muertes de los dos amigos tuyos. Erik entiende que esto ha sido muy severo para ti, y es por eso que él miró preocupado, " Damien dijo, mirando con el ceño fruncido a Shaunee y a Erin. " solo decía; Z, Erik está demasiado caliente para ser levantado, " Erin dijo. " Lo mismo, gemela, " Shaunee dijo. " No hice - " chisporroteé, pero las luces que salen cortado mí. El profesor de teatro, Profesora Nolan, salió al escenario teatral y gastado explicando la importancia de los actores siendo entrenados en los clásicos, y hablando de como es prestigiosa la competición de monólogo de Shakespeare para los vampiros en el mundo entero. Ella nos recordó que cada una de las veinticinco Casas de recintos universitarios De la noche por todo el mundo envía sus cinco competidores más fuertes, que quería decir que había un total de 125 novatos talentosos que compitieron el uno contra el otro. " Jeesh, no tenia idea de que Erik tuvo que competir contra tantos niños, " susurré a Stevie Rae. " Erik probablemente dio patadas al extremo. Él es imponente, " susurró Stevie Rae atrás. Entonces ella bostezó otra vez y tosió. La miré con el ceño fruncido. Se veía como la mierda. ¿Cómo todavía podría ella estar cansada? "lo siento." Ella sonrió con vergüenza. "tengo una rana en mi garganta." "Shhh!" las gemelas sisearon juntas. Retorne mi atención a la profesora Nolan. "Los resultados de la competición han sido sellados hasta hoy, cuando todos los estudiantes han vuelto a su casa. Anunciaré las disposiciones de cada uno de nuestras cinco finalistas como los presento. Cada uno realizará su monólogo de competición. No puedo decirles lo orgullosos que estamos de nuestro equipo. Cada uno de ellos hizo un trabajo excelente. " la profesora Nolan dijo. Entonces ella continuó y presento al primer concursante, quien era una chica llamada Kaci Crump. Ella era una chica de cuarto a quién yo no conocía muy bien porque alrededor del dormitorio ella era tímida y tranquila, aun cuando pareciera agradable. No creía que fuera miembro de las hijas oscuras, y tome una nota mental para


mandarle una invitación a unírsenos. la profesora Nolan anunció que Kaci había salido en el puesto cincuenta y dos de la competencia con su interpretación del monólogo de Beatriz de Mucho ruido y pocas nueces. Me pareció que ella era buena, pero cuan fue el turno de la próxima chica, Cassie Kramme, de quinto año quien había salido en el puesto veinticinco en general. Ella realizó el discurso famoso de Portia del Comerciante de Venecia que comienza, " la calidad de piedad no es filtrada... " Lo reconocí porque yo lo había escogido como el monólogo que memoricé mi año de estudiante de primer año en SIHS. Uh, la actuación de Cassie definitivamente me patearía el trasero. No creía que ella fuera una de las hijas oscuras, tampoco. Huh. veamos Afrodita no había querido mucha competencia en el camino de otras reinas de drama. gran Sorpresa. El siguiente participante era un niño que yo conocía porque él era amigo de Erik. Cole Clifton era alto, rubio, y totalmente lindo. Él había terminado en el puesto veintidós con su interpretación de Romeo " Pero suave, que luz por allá la ventana rompe … " el discurso. Bien, él estaba bien. Realmente, realmente bueno. Oí Shaunee y a Erin (sobre todo a Shaunee) haciendo muchos ruidos apreciativos, y los aplausos estallaban cuando él terminó. Hum... Yo tendría que dirigirme a Erik sobre la fijación Shaunee con Cole. En mi opinión mas muchachos blancos deberían salir con mujeres de color. Estaba bien para ampliar sus horizontes (sobre todo en Oklahoma muchachos blancos). La oratoria de las mujeres de color - el siguiente ejecutante era Deino. Ella era una muchacha mixta con el pelo " para morirse " y la piel el color de la vainilla. Ella era también una del círculo interior de Afrodita, o solía serlo. Yo le había sido presentada en el Ritual De la luna llena de Afrodita. Deino era una de las tres mejores amigas de Afrodita. Ellas se habían renombrado como las hermanas mitológicas de la Gorgona y Escila: Deino, Enyo, Pemphredo. Traducido, los nombres tacaño Terrible, Bélico, y Avispa. Los nombres definitivamente les caben. Ellas eran tres hembras odiosas, egoístas que habían abandonado a Afrodita


durante el Ritual de Samhain y, por lo que yo podría contar, no habían hablado sobre su pecado. Bien, Afrodita lo había estropeado, y ella era definitivamente fea, pero yo podría estropearlo y ser una bruja total y no pienso que Stevie Rae, las Gemelas, o Damien girarían sus espaldas sobre mí. Consigan pedazos de mí-sip, definitivamente. me dirían que yo había perdido mi mente desde luego. Pero no me abandonan - de ninguna forma. la profesora Nolan introdujo a Deino, diciendo que ella había terminado en un asombroso undécimo lugar en general, y luego Deino comenzó el monólogo de escena de muerte de Cleopatra. Tuve que admitir que ella estaba bien. Realmente buena. La mirada de ella fui tan deslumbrante por su talento que comencé a preguntarme cuanto de lo odiosa y fea había sido debido a la influencia de Afrodita. Ya que yo había asumido a las Hijas Oscuras ninguno de los amigos íntimos de Afrodita habían causado cualquier clase de problemas. En realidad, ahora que pensé en ello, comprendí que Terrible, Bélica, y la Avispa habían estado manteniendo un bonito perfil bajo. Huh. Bien, yo había dicho que quise incluir uno del viejo círculo interior de Afrodita en mi nuevo Consejo de Prefecto. Tal vez Deino sería la opción derecha. Yo podría preguntarle a Erik sobre ella. Con Afrodita fuera del poder yo podría darle una posibilidad a Deino (así como sinceramente lamentar que su nombre fuera tan inquietante). Yo todavía consideraba como se lo diria a mis amigos (quienes eran también mis Prefectos) que pensaba preguntarle a Terrible si aceptaba unirse a nuestro Consejo cuando la profesora Nolan volvió al esenario y esperó que la audiencia se calmase. Cuando ella comenzó a hablar sus ojos brillaban con el entusiasmo y pareció a punto de reventar. Sentí que una pequeña emoción me traspasaba. ¡Erik había quedado entre los diez primeros! " Erik Night es nuestro participante final. Él ha sido un talento increíble desde el día en que fue Marcado hace tres años. Estoy orgullosa de ser su profesora y su mentora, " dijo ella. " Por favor dénle la bienvenida de héroe que él merece por salir primero en la Competición de Monólogos Internacional Shakesperiana!”


El auditorio explotó cuando Erik cruzó el esenario con una sonrisa. Me costaba respirar. ¿Cómo podría haber olvidado lo completamente magnífico que él es? Alto, más alto que Cole aún - él tenía el pelo negro que lo hacia parecer del tipo del Superhombre adorable, y ojos como diamantes de un brillante azul, se parecieron a mirar fijamente en el cielo de verano. Como otros participantes, él estaba vestido todo de negro, con la quinta antigua insignia del carro de oro de Nyx que tira un rastro de estrellas sobre su pecho izquierdo como la única rotura en la combinación de colores oscura. Y, déjeme decirle, el negro le quedaba muy bien. Él fue hacia el centro del esenario, parado, sonrio directamente (y obviamente) a mis ojos, y me guiñó. Él era tan malditamente caliente que pensé que moriría. Entonces él dobló su cabeza y cuando la levantó él ya no era Erik Night de dieciocho años, vampiro y novato, de quinto año en la Casa de Noche. De algún modo, directamente frente a nuestros ojos, él se había hecho un guerrero Moro que trataba de explicar a un cuarto lleno de incrédulos como una princesa Veneciana se había enamorado de él, y él de ella. " Su padre me ama; a menudo me ha invitado; Todavía me cuationa la historia de mi vida del año al año, las batallas, sitios, fortunas que tengo en el pasado.” Yo no podía apartar mis ojos de él, y ni podía alguien más en el cuarto, como él se transformó en Otelo. Yo también no podía menos que compararlo con Heath. De su propio modo, Heath era tan acertado y talentoso como Erik. Él era el estratega estrella de la Flecha Rota, con un brillante colegiado y tal vez aún la carrera de fútbol profecional delante de él. Heath era un líder. Erik era un líder. Yo había crecido mirando la pelota de juego de Heath, había estado orgullosa de él, y había aclamado para él. Pero nunca había sido intimidada por su talento como fui intimidada por Erik. Y el únicomomento en el que Heath alguna vez me había hecho sentir que no podía respirar fue cuando él se cortó su piel y me ofreció su sangre. Erik hizo una pausa en su monólogo, y avanzó hasta que quedo al borde del esenario, tan cerca que si estuviera de pie yo podría alcanzarlo y tocarlo. Entonces él examinó mis ojos y


me completó el discurso de Otelo, como si yo fuera la Desdemona ausente de la que él habló: " Ella no lo había oído, aún ella Que el cielo la había hecho tal hombre; ella a mí, y me mandó, si yo tuviera un amigo que amara ella, yo debería, pero enseñarlo como decir a mi historia, y lo que la cortejaría. Sobre esta indirecta yo spake: Ella me ama a mí para los peligros yo tenía pasado, y yo la amo a ella que ella realmente se los compadeció." Erik tocó sus dedos y sus labios, luego los sostuvo como si me ofreciera su beso formal, y luego presionó aquellos dedos sobre su corazón y dobló su cabeza. La audiencia estalló en aplausos y en una ovación permanente. Stevie Rae soportó ovaciones al mi lado, limpiando sus ojos y riendo. " Era tan romántico que casi hice pis en mis pantalones, " gritó ella. ¡" Yo, también! " Me reí. Y luego la profesora Nolan volvio al esenario, cerrando la funcion y dirigiendo a cada uno a la recepción de vino y queso instalada en el vestíbulo. " ven, Z, " Erin dijo, agarrando una de mis manos. "Sí, nos quedaremos contigo ' a causa de aquel amigo de Erik que hizo de Romeo que está insanamente caliente, " Shaunee dijo mientras agarraba mi otra mano. Las Gemelas comenzaron a arrastrarme por la muchedumbre, llevándonos a hombros por delante de los niños lentos como miniremolcadores. Miré a Damien desválidamente atras y a Stevie Rae. Claramente ellos iban a tener que ponerse al corriente solos. Las Gemelas tenian una fuerza más allá aún de mi control. Reventamos a la muchedumbre reprimida que trataba de salir del auditorio como tres corchos que vienen a la superficie. Y de repente allí estaba Erik, justo entrando en el vestíbulo de la entrada de los actores de al lado. Nuestros ojos se encontraron y él al instante dejó de dirigirse a Cole y se dirigió directamente a mí. " Mmm, mmm, mmm. Él es así totalmente bien, " murmuró Shaunee.


" Como siempre, estamos de acuerdo completamente, Gemela, " Erin suspiró distraídamente. Yo no podía hacer nada mas que estar alli y reír como una idiota cuando Erik nos alcanzó. Con un muy travieso brillante en sus ojos él tomó mi mano, la besó, y luego hizo una reverencia amplia y proclamó con la voz de actor que lleno todo alrededor del cuarto, " ¡Hola!, mi dulce Desdemona.” Sentí mis mejillas realmente calientes, y en realidad me reí tontamente. Él justo me tiraba en un caliente, pero muy lindo abrazo " apropiado para el consumo público " cuando oí una risa familiar odiosa. Afrodita, mirando asombranda en una falda corta negra, botas de estileto, y un muy ajustadado suéter, se reía mientras andaba (en realidad, ella sacudio más de lo que anduvo-, la muchacha seriamente podía sacudir su extremo) por delante de nosotros. Sobre el hombro de Erik encontré sus ojos y, con una voz sedosa que habría parecido amistosa si no hubiera salido de su boca, dijo, " Si él te llama Desdemona, entonces sugiero que seas cuidadosa. Si el pensara que lo te estrangulará en su cama. Pero tu nunca lo engañarias, verdad? " entonces ella tiró su pelo largo, rubio, perfecto y se fue lejos. Nadie dijo nada durante un segundo, entonces las Gemelas, al mismo tiempo, dijeron, " celos. Ella tiene celos, " y cada uno se rió. Cada uno pero yo no. Todo en lo que yo podría pensar era el hecho de que ella nos había visto a Loren y a mí en el centro de medios de comunicación, y que esto definitivamente podría haberse parecido a que yo estaba engañando a Erik. ¿Me advertía ella que ella iba a decirle a Erik? ¿Bien, no estaba preocupada sobre él estrangulándome en mi cama, pero le creería él? También, el aspecto de Afrodita " todo demasiado perfecto " me recordaba que yo llevaba vaqueros arrugados y un a toda prisa lanzado - suéter. Mi pelo y maquillaje definitivamente habían estado mejor. En realidad, pienso que yo todavía podría tener señales de la almohada sobre mi mejilla. "No déjes que te moleste, " Erik dijo con cuidado. Alcé la vista hacia él. dominaba mi mano y me sonreia. mentalmente me sacudí. " No preocúpese, no es ella, " dije intensamente. ¿" De todos modos, quién se preocupa por ella?


¡tu ganaste la competencia! Esto es asombroso, Erik. ¡Estoy tan orgullos de ti! " Lo abracé otra vez, degustando su olor limpio y como su altura me hizo sentirse pequeña y delicada. Entonces nuestro pequeño bolsillo de intimidad fue ido como cada vez más la gente iba saliendo del auditorio. ¡" Erik, es tan lindo ganaste! " Erin dijo. " Pero no es como que estamos sorprendidas. tu definitivamente das patadas al esenario teatral. " " Totalmente. Y el novio de ahí también . " Shaunee tiró su barbilla en la dirección de Cole. " Él es un hermoso Romeo. " Erik sonrió abiertamente. " Le diré que dijiste eso.” "Tu también puedes decirle que si él quiere un poco de azúcar moreno en su Julieta no necesita mirar más lejos que directamente aquí. " Ella señaló en ella y sacudio sus caderas. " gemela, si Julieta hubiera sido negra yo no que creo las cosas hubieran tenido tal final de mierda entre ella y Romeo. pienso, nosotros habríamos mostrado más sentido que la bebida de aquella mierda de poción de dormir y examinado todo lo que el drama solamente debido a algunas cuestiones desafortunadas paternales. " "Exactamente", Shaunee dijo. Ninguno de nosotros declaró lo obvio - que Erin, con su pelo rubio y ojos azules, no era definitivamente negra. fuimos demasiado cautos para hacer preguntas sobre la rareza de ello. "¡Erik, has estado asombroso! " Damien corrió con Jack después del final. "Felicidades, " Jack dijo tímidamente, pero con el entusiasmo definido. Erik se rió de ellos. " Gracias, chicos. ¡Eh!, Jack. estaba demaciado nervioso antes del show para decir que me alegro de que estesaquí. Será agradable tener a un compañero de habitación." La cara linda de Jack estaba encendida, y exprimí la mano de Erik. Esto era una razón por la cual me gustaba tanto. Además de ser magnífico y talentoso, Erik era un tipo fielmente agradable. Había muchos tipos en su posición (de forma ridícula populares) quienes no habrían hecho caso de este pequeño compañero de habitación o, peor, habrian estado visiblemente molestos de que ellos tendrían que compartir un cuarto con un "novato". Erik no se parecia a


esto en absoluto, y yo no podía menos de compararlo con Heath, que probablemente habría estadomolesto si tenía que compartir el cuarto con un niño alegre. No es, que Heath fuera odioso o algo así, pero él era un muchacho típico adolescente , que tendió a ser un homófobo intolerante. lo Que me hizo comprender que yo nunca había preguntado a Erik de donde él era. Jeesh, yo era una novia mala. "¿Me oiste, Zoey? "Huh?" La pregunta de Damien cerro mis pensamientos interioriores, pero no, yo no lo había oído. ¡" ¡Hola!! ¡Tierra a Zoey! Pregunté si sabias que hora era. ¿Y recuerdas que el ritual de la luna llena comienza a medianoche? " Miré el reloj de la pared. ¡" Ah, diablos! " Eran las 11:05. Yo todavía tenía que cambiar mi ropa y luego ponerme a encender las velas de círculo, asegurarme de que las cinco velas para los elementos estaban en su lugar, y ordenar sobre la mesa de la Diosa. " Erik, lo siento tanto, pero tengo que marcharme. Hay un millón de cosas de hacer antes del ritual. " Hice el contacto de ojo con cada uno de mis cuatro amigos. " Ustedes tienen que venir conmigo. " Ellos cabecearon como muñecas encabezadas por borla. Volví a Erik. " tu vienes al ritual, no?” "Sí. Y esto me recuerda. te conseguí algo en Nueva York. aguarda solamente un segundo., e iré a agarrarlo. " Él se apresuró atrás por la entrada de los actores al auditorio. " Juro que él es demasiado malditamente bueno para ser verdadero, " Erin dijo. " espero que su amigo sea justo como él, " dijo Shaunee, enviando a Cole una risa coqueta desde más allá del cuarto, que noté que él devolvió. ¿" Damien, conseguiste el eucalipto y la sabia para mí? " Yo ya me sentía nerviosa. ¡diablos! Yo debería haber comido. Mi estómago era una caverna vacía solamente que espera para apretar encima de mí. " No te preocúpes, Z. Conseguí el eucalipto y los he trenzado juntos para ti, " dijo Damien. " Todo será perfecto, ya lo veras, " dijo Stevie Rae. "Sí, no tienes que estar nerviosa, " Shaunee dijo. " estaremos allí contigo, " Erin terminó.


Me reí de ellos, increíblemente alegre de que ellos eran mis amigos. Y luego Erik aparecio atrás. me dio una caja grande blanca que él llevaba. Vacilé antes de abrirla y Shaunee dijo, " Z, si no lo abres yo lo hare. " "Condenadamente de acuerdo, " Erin dijo. Con impaciencia, deslicé de la cuerda decorativa que lo sostenia cerrado, abri la tapa, y jadee (con todos los demás quienes estaban de pie bastante cerca para ver). Dentro de la caja estaba el vestido más hermoso que yo alguna vez había visto. Era negro, pero tejido en el material de las motas metálicas de plata, de modo que en cualquier parte donde la luz lo tocaba, esto brilló y brillaba como estrellas fugaces contra el cielo de la noche. " Erik, esto es hermoso. " parecí ahogada porque yo trataba realmente con fuerza de no ponerme en ridículo y comenzar a llorar lagrimas de alegria. " queria que tuvieras algo especial para tu primer ritual como la líder de las Hijas Oscuras, " él dijo. nos Abrazamos otra vez antes de que mis amigos y yo tuvieramos que salir precipitadamente y dirigirnos al pasillo . Agarré el vestido contra mi pecho y traté de no pensar en el hecho que mientras Erik me compraba un presente increíblemente hermoso yo había estado chupando la sangre de Heath o coqueteando con Loren. Y mientras traté de no pensar en esto, también traté de hacer caso omiso de la voz culpable dentro de mi cabeza que siguió diciendo, una y otra vez, tu no lo mereces ... tu no lo mereces … tu no lo mereces ..


HCapítulo Veinte

- Shaunee, Erin, y Stevie Rae vosotros iniciar la iluminación de las velas blancas. Damien, las velas de colores para los elementos todos en sus posiciones y yo estaré segura de que todo este en la mesa de NYX. - Fácil - Shaunee dijo. - Peasy - Erin dijo. - Japanesy - Stevie Rae añadido, con lo que las Gemelas le dieron un giro de ojos. - ¿Están las velas de los elementos todavía en la sala de suministro? - Damien preguntó. - Sí – le dije cuando me dirigía a la cocina. Me alegraba de haber reunido ya una gran bandeja de frutas frescas, quesos y carnes para la mesa de NYX. Sólo necesitaba la botella de vino de la nevera, y organizar muy bien la abundancia en la mesa situada en el centro del gran círculo de velas blancas. El cuadro que había preparado era una copa como ornamentación, así como una bella estatua de la Diosa, larga, elegante y liviana, y la vela púrpura que representa el espíritu, el último elemento que yo llamaría al círculo. El cuadro que simboliza la riqueza de las bendiciones que NYX ha dado a sus hijos, vampiros y polluelos. Me gustó la creación de Dios en la mesa. Me hizo sentir calma, algo que sobre todo necesita esta noche. Arreglé la comida y el vino, y recitaba una y otra vez en mi mente las palabras que iba a utilizar en ritual. Miré el reloj y sentí mi estómago apretarse -en quince minutos-. Los polluelos ya estaban empezando a entrar en la sala, pero eran muy moderados e iban por la gran sala en grupos, mientras miraban a las gemelas y Stevie Rae a luz de las velas blancas que forman la circunferencia del círculo. Tal vez no era la única nerviosa por esta noche. Era un gran cambio para mí dirigir las hijas Oscuras. Afrodita había sido líder durante los últimos dos años, y, en ese momento el grupo se había convertido en un cliquish, un club donde los polluelos que no son parte de la "in" se utilizaban y se burlaban de ellos. Bueno, esta noche las cosas estaban cambiando.


Miré a mis amigos. Todos nos apresuramos a cambiarnos la ropa antes de venir a la gran sala, y todos habían optado por llevar un negro sólido, con respecto al impresionante vestido que Erik me había regalado. Me miré hacia abajo a mí misma para la zillionth tiempo. El vestido era sencillo, pero perfecto. Tenía un escote redondo que era bajo, pero no tan bajo como los vestidos que Afrodita utilizaba para el ritual. Es de manga larga y abraza mi cuerpo hasta la cintura, a partir de ahí abajo es arremolinado graciosamente hasta el suelo. La Plata moteada lanzaba destellos en la luz de las velas, cuando me movía. Lo que también brillaba cada vez que lo hacía era el collar que estaba en una cadena de plata alrededor de mi cuello. Cada hijo o hija Oscuro tenía un collar similar, con dos excepciones - las lunas triple con incrustaciones de granates era el mío que era el único con cuello de encaje que se había encontrado con el cadáver de un adolescente humano muerto. Bueno, no era exactamente mi collar el que habían encontrado. Es como una mina. Al igual que el mío. No. Yo no pensaría en cosas negativas esta noche. Sólo concentrarme en las positivas, y en la preparación para dirigir mi primer círculo de fundición y el ritual. Damián volvió a la habitación principal con una gran bandeja en la que equilibraba las cuatro velas que representaban cada uno de los elementos: el color amarillo para el aire, el rojo para el fuego, azul para el agua, y verde para la tierra. Yo ya tenía mi vela púrpura del espíritu sobre la mesa de NYX. Me sonrió y pensé en lo grandes que eran mis amigos miré, elegantemente vestida de negro con su Plata de las hijas Oscuras al cuello con cordones. Stevie Rae ya había tomado su lugar en la parte norte del círculo donde la tierra debería estar. Damien la entregó su vela verde. Me acaba de ocurrir a verlos, así que no había duda de lo que vi. Stevie Rae tocó la vela, amplió sus ojos y dejó un extraño sonido que era un cruce entre un gemido y un grito. Damián había dado un paso atrás para evitar que las velas se cayeran de la bandeja. - ¿Lo sientes? – la voz de Stevie Rae sonaba raro, pero el silencio la había amplificado. Damián esperaba débil, pero él asintió y dijo: - Sí, y lo huelo, también. Luego los dos me miraron.


- Uh, Zoey, ¿podrías venir un segundo? - Damien preguntó. Él sonaba normal otra vez, y si yo no hubiera estado observando lo que había ocurrido entre los dos habría pensado que quizás necesitaban ayuda con las velas. Pero yo había estado observando, por lo que no grite desde el centro del círculo y pedí lo que querían. En cambio me acerqué deprisa y mantuve mi voz baja. - ¿Qué pasa?" - Dile - dijo Damián a Stevie Rae. Seguí buscando entre sus ojos, estaba asustada, y un poco pálida, Stevie Rae dijo,


- ¿No lo hueles? Fruncí el ceño. -. ¿Olor ella? ¿Qué pasa - Y entonces yo note el olor del heno recién cortado, madreselva, y otras cosas que juro que me recordaron a la tierra recién arada de mi abuela en los campos de lavanda. - Yo - le dije vacilante, con una sensación completamente confundida. - Pero yo no llame a la tierra en el círculo. Mi afinidad, o el poder, que me ha dado NYX era la capacidad de materializar los cinco elementos. Incluso después de un mes, yo no estaba exactamente segura de lo que todo el poder abarcaba, pero una cosa que hice saber que cuando yo estaba en un círculo y emitía las llamadas a que cada uno de los elementos, todos ellos se manifiestan muy físicamente. El viento azota a mí alrededor cuando invoco al aire. El fuego hace brillar mi piel y me genera calor (y, francamente, me hace sudar). Podía sentir la frescura del mar cuando evocaba el agua. Y cuando llamo a la tierra podía oler en el círculo las cosas de la tierra e incluso sentir la hierba bajo mis pies (inclusive llevando los zapatos puestos, que es verdaderamente extraño). Pero, como había dicho, no había comenzado el círculo de fundición, así que no había ninguna llamada de los elementos, sin embargo, Stevie Rae, Damien, y yo claramente olíamos los olores de la tierra. A continuación, Damián aspiró aire y dividió su rostro con una enorme sonrisa. - ¡Stevie Rae posee una afinidad con la tierra! - ¿Huh? - Me dijo brillantemente. - De ninguna manera - dijo Stevie Rae. - Prueba esto - Damien dijo con su creciente entusiasmo Cierra los ojos, Stevie Rae, y piensa en la tierra - Me miró. No lo piensas. - Kay - le dije rápidamente. Su entusiasmo era contagioso. Sería fantástico si Stevie Rae tuviera una afinidad con la tierra. Tener una afinidad es un poderoso don de NYX, y sin duda el amor que mi mejor amiga había sido bendecida al igual por nuestra Diosa madre. - Bien.- Stevie Rae sonaba sin aliento, pero ella cerró sus ojos.


- ¿Qué pasa?- Erin dijo. - ¿Por qué ha cerrado los ojos? - Shaunee dijo. Luego, inhalo aire. - Y ¿por qué huele a heno allí? Stevie Rae, lo juro, si estás probando algún tipo de perfume patán no lo quiero oler" - ¡Shhh! - Damien se puso el dedo en los labios y su chisto. Creemos que Stevie Rae podría haber desarrollado una afinidad con la tierra. Shaunee parpadearon. - Nuh eh! - Huh - dijo Erin. - No puedo concentrarme con todos hablando - dijo Stevie Rae, abriendo los ojos ante el resplandor de las gemelas. -. Lo siento - murmuró. - Inténtalo de nuevo - la alenté. Ella asintió. Luego cerró los ojos y se concentro, mientras pensaba en la tierra. No pienso, que fuera realmente muy duro, porque al cabo de un par de segundos el aire se llenó de los olores del césped recién cortado, y flores, y podría incluso escuchar los pájaros chirriando como locos. - ¡Oh dios mío! ¡Stevie Rae posee una afinidad con la tierra! dije bruscamente. Stevie Rae abrió los ojos y se tapo la boca con ambas manos, mirando sorprendida y emocionada. - ¡Stevie Rae, eso es increíble! - dijo Damien, y en cuestión de segundos todos la felicitábamos y la abrazamos su mientras ella lloraba de felicidad.Entonces sucedió. Tuve uno de mis presentimientos. Y esta vez era (afortunadamente) era uno bueno. - Damien, Shaunee, Erin chicos tomar vuestro lugar en el círculo - Ellos me interrogaron mientras me miraban, pero debieron reconocer el tono de mi voz, porque de inmediato hicieron lo que yo les dije. Yo no era exactamente el jefe de ellos, pero mis amigos han respetado mi capacidad para algún día ser su suma sacerdotisa, por lo que caminaron obedientemente hasta el lugar en el círculo que les había asignado a cada uno de ellos semanas atrás, cuando sólo habíamos estado los cinco solos, y solo era un círculo de fundición para tratar de averiguar si realmente me había dado la Diosa la afinidad, o si sólo tenía poco sentido común y una soberbia imaginación.


A medida que tomaban su lugar miraban a su alrededor a los niños que ya estaban en la gran sala. Definitivamente necesita ayuda externa. Entonces Erik entro en la Sala con Jack, y me sonrieron. - ¿Qué hay de nuevo, Z? Parece que vas a explotar - dijo Erik, y luego bajó su voz, y para mis oídos añadió: - Y te ves tan caliente así vestida, como creo. - ¡Gracias, me encanta!- Hice un giro rápido que era parcialmente coquetear con Erik, en parte era pura felicidad de lo que estaba segura y preparada para lo que iba a suceder - Jack, ¿podrías por favor ir con Damien y obtener la bandeja de velas de la celebración y hacer que vuelvan aquí para el centro del círculo? - Sí - dijo Jack y brinco fuera a hacer lo que yo le dije. Bueno, no realmente brincaba, pero él estaba muy alegre. - ¿Qué pasa? - Erik preguntó. - Ya verás- le sonreí, apenas capaz de reprimir mi emoción. Cuando Jack estaba de regreso con las velas puse la bandeja en la mesa de NYX. Me concentré por un segundo, y decidí seguir mis instintos que me decían que el fuego sería la elección correcta. Luego recogí la vela roja y se la entregue a Erik. - Bueno, necesito que le des esta vela a Shaunee. Erik arrugas de su frente. - ¿se la entrego a ella? - Si. En la mano de ella y, a continuación, presta atención. - ¿A qué? - Prefiero no decirlo. Él se encogió de hombros y me echo una mirada que decía que podía pensar que yo era caliente pero también podía pensar que había perdido la cabeza, pero lo hizo como le dije y caminó a donde estaba Shaunee de pie en la parte sur del círculo - la zona en la que se llama al elemento fuego. Se detuvo delante de ella. Shaunee miró a su alrededor a mí. - Toma la vela de él – le dije llamado a todo el círculo de ella, concentrándose en cómo Erik veía de lindo yo estaría pensando en todos los incendios. Shaunee se encogió de hombros. - Muy bien - dijo. Tomó la vela roja de Erik. Estaba mirándola de cerca, pero no era necesario. Lo que sucedió fue tan evidente que varios de los niños se pusieron de pie alrededor del exterior del círculo


tomando aliento con Shaunee. En el instante que su mano tocó la vela hubo un ruido whoosh. Su largo y negro pelo y comenzó a levantarse y crepitar como si se llenase con electricidad estática, y su hermosa piel brillaba como el chocolate, si estuviera iluminado desde dentro. - ¡Lo sabía!- Lloré, prácticamente saltando arriba y abajo con excitación. Shaunee miró su cuerpo brillante antes de cumplir con mis ojos. - ¿Estoy haciendo esto, yo? - ¡Si lo estás haciendo!" - ¡Tengo una afinidad con el fuego! -. ¡Sí!- grité feliz. Estaba escuchando muchas oohs y ahhs cada vez de más gente, pero yo no tenía tiempo para ellos ahora. Después de mi instinto vi a Erik volver al centro del círculo, lo que hizo con una enorme sonrisa en su rostro. - Esto puede ser lo mejor que he visto nunca - dijo. - Espera. Si estoy en lo correcto, y creo que lo estoy, hay más Le di la vela azul. - Ahora está a Erin. - tu deseo es mi orden – dijo como un antiguo. **Si cualquier otra persona que como el público al que se han estudiado como un idiota total. Erik parecía un total hottie - parte caballero, chico malo y parte de pirata. Estaba pensando acerca de cómo fue cuando Erik delicioso y Erin Shaunee dejar salir dos chillidos de felicidad casi en el mismo instante. - ¡Mira la palabra! - Erin se apunta a la ficha de la sala. En una zona circular alrededor de ella el piso había un mosaico rasgado y que parecía estar esmerilado contra los pies, aunque en realidad nada se mojarse, lo que parecía como si Erin se encontrase en el centro de el fantasma de un océano de la tierra. Entonces ella me miró con brillantes ojos azules. - ¡Ay, Z! ¡El agua es mi afinidad! La sonreí. - ¡Sí, lo es! Erik volvió deprisa de nuevo hacia mí. Esta vez yo no tenía que decirle lo que hacer el cogió la vela amarilla. - Damien, ¿verdad? - dijo. - Totalmente correcto. Él se dirigió a Damián, que estaba inquieto en la parte más oriental del círculo donde el elemento aire debe manifestarse.


Erik le entrego la vela amarilla a Damien. Damien no la toco. En su lugar, me miraba a mí alrededor de Erik. - Está bien, adelante - le dije. - ¿Estás segura de que va a estar bien? - Él miró nerviosamente alrededor de lo que era ahora una gran multitud de chicos mirándole expectante. Yo sabía lo que estaba mal. Damien temía que fuera un fracaso, que iba a quedar fuera de la magia que estaba sucediendo a las chicas. En la clase I Soc. Había aprendido que era inusual un regalo tan fuerte como una afinidad por un elemento dársela a un varón. NYX dota a los hombres con fuerza excepcional, y sus afinidades por lo general tiene que ver con el desarrollo físico, como Dragón, nuestro instructor de esgrima, se había dotado de excepcional rapidez y precisión visual. Aire era definitivamente una afinidad de mujer, y sería nada menos que creíble para NYX dotar a Damián con una afinidad con el aire. Pero tuve un tranquilo y feliz sentimiento profundo dentro de mí. Yo asentí a Damien tratado de enviarle confianza. - Yo estoy segura. Adelante. Voy a estar ocupada pensando en cómo es de guapo Erik mientras estás llamando al aire - le dije. Erik me sonrió sobre su hombro. Damien señaló una respiración profunda, y mirando mucho, como si pensase que estaba agarrando una bomba, tomó la vela de Erik. -. ¡Excelente! ¡Gloriosa! ¡Maravilloso! - Damián hizo uso de su amplio vocabulario, mientras su cabello castaño y su ropa se levantaba locamente junto al viento repentino que le rodeaba. Cuando él me miró de nuevo estaba feliz y corrían lágrimas por sus mejillas - NYX me ha dado un regalo. A Mí él dijo con cuidado, y yo sabía lo que estaba diciendo en cada palabra - se dio cuenta de que NYX le había encontrado digno, aunque sus padres no, y aunque en gran parte de su vida las personas le han hecho burla porque le gustaban los chicos. Tuve que parpadear era difícil mantener sin berrear como un bebé. - Sí, usted - le dije con firmeza. - Tus amigos son espectaculares, Zoey - Neferet elevo su voz emocionada por encima del ruido de los niños que se


encontraban ahora en la convergencia de los cuatro recién descubiertos talentos. La Alta Sacerdotisa estaba de pie justo a la entrada de la gran sala, y me pregunté durante cuánto tiempo había estado allí. Pude ver que había unos pocos profesores con ella, pero que estaban en la sombra de la puerta y era difícil saber exactamente quiénes eran. Bien. Tú puedes hacer esto. Tú puedes hacerle frente ella. Yo me mentía duro y me obligue a centrar mis pensamientos en mis amigos y los milagros que les habían sucedido. - ¡Sí, mis amigos son espectaculares!- Estoy de acuerdo con su entusiasmo. Neferet asintió. - Es lógico que NYX, en su sabiduría, ha pensado para ti un don, una joven que tiene poderes inusuales, con un grupo de amigos que también son bendecidos con impresionantes capacidades propias - Ella barrió espectacularmente a sus brazos. - Yo voy a profetizar que este grupo de polluelos van hacer historia. Nunca antes se ha dado tanto a tantos al mismo tiempo y en el mismo lugar - Su sonrisa nos incluía a todos nosotros y realmente parecía una madre amorosa. Yo la podría ver como todos los demás por su calidez y belleza, si no hubiera sido por la visión que tengo de la delgada línea roja de curación y de un nuevo corte que estaba en su antebrazo. Sentí un escalofrió y obligue a mis ojos y mis pensamientos a partir de la evidencia que lo que había presenciado definitivamente no había sido un producto de mi imaginación. Bueno, también, porque Neferet ha convertido su atención a mí. - Zoey, creo que este es el momento perfecto para anunciar tu nueva impresión para los hijos e hijas Oscuros - Abrí la boca para empezar a explicar lo que tenía en mente (aunque no había previsto anunciar los cambios que quería hacer hasta después de emitir el ritual del círculo y de enseñar a los "antiguos" miembros algunas pruebas tangibles de que realmente yo había sido dotada por NYX), pero nadie me prestaba la más minima atención. Toda la atención se concentraba en ella, Neferet a cabo en la sala y estaba no muy lejos de Shaunee y mi amiga que había manifestado el fuego


iluminó a la Alta Sacerdotisa como un foco de fuego. En el mismo momento, ella utilizo la voz que usa durante los rituales. Neferet habló. Sólo que esta vez ella estaba usando mis palabras y mis ideas. - Es hora de que las hijas de la oscuridad tengan una fundación. Se ha decidido que Zoey Redbird comenzará una nueva era y una nueva tradición con su liderazgo. Ella formara un Prefecto del Consejo, formado por siete polluelos, de los cuales ella será el Jefe Prefecto. Los otros miembros del Consejo serán Shaunee Cole, Erin Bates, Stevie Johnson Rae, Damien Maslin, y Erik Night. Habrá un prefecto elegido del viejo grupo de Afrodita a los representantes les envió mi deseo de que haya unidad entre los polluelos. ¿Su deseo? Yo apretaba los dientes juntos y trataba de pensar en algo feliz mientras Neferet hacia una pausa para permitir los sonidos de celebración (que incluía a las Gemelas, Stevie Rae, Damien, Erik, y Jack, animando a sus cerebros). Jeesh. ¡Parecía como si fuera ella la responsable de las ideas que yo había sudado durante semanas por preparar! - El Prefecto del Consejo será responsable de los trabajos de los nuevos hijos y hijas Oscuros, que incluye la certeza de que a partir de este día todos los miembros ilustraran sucesivamente las siguientes ideas: que deben ser auténticos para el aire, por lo que deberían ser fieles al fuego, por lo que deberían ser prudentes para el agua, que deben ser empáticos como la tierra, y que debe ser sinceros para el espíritu. Si un hijo o hija oscuros no defiende estos nuevos ideales, será trabajo del Consejo decidir una pena, que podría incluir la expulsión del grupo. - Ella se detuvo de nuevo, y observaba cómo de graves y atentos estaba todo el mundo, que era exactamente la reacción que yo esperaba cuando hiciera este anuncio durante el ritual de luna llena. - También he decidido que nuestros polluelos van a involucrarse más con la comunidad de los alrededores. Después de todo, la ignorancia engendra el miedo y el odio. Así que quiero que los hijos e hijas de la oscuridad comiencen a trabajar con carácter local. Después de mucha consideración he decidido que la organización perfecta sería los gatos callejeros, el rescate sin afán de lucro para gatos sin hogar.


Hubo risas de buen humor en este anuncio, que fue la reacción que Neferet había tenido cuando yo le dije mi decisión de que las hijas oscuras estuvieran implicadas en eso en particular, sin fines de lucro. No podía creer Neferet estuviera tomando crédito de todo lo que yo le había dicho esa noche en la cena. - Voy a salir ahora. Esto es el ritual de Zoey, y simplemente estoy aquí para mostrar mi más sincero apoyo a mi joven más talentosa.- Ella me dio un tipo de sonrisa, que me hizo volver a mí misma. - Pero primero tengo un regalo para el nuevo Prefecto del Consejo.- Ella aplaudía sus manos juntas y cinco machos vampiros que nunca había visto antes salieron de las sombras de la entrada. Cada uno de ellos llevaba lo que parecía unas baldosas espesas y rectangulares que deberían medir alrededor de un pie cuadrado y un par de pulgadas de espesor. Las colocaron en el suelo a sus pies y desaparecieron por la puerta trasera. Yo miraba las cosas esas. Eran de un color crema y parecía que podría estar mojada. No tenía ni idea de lo que eran. La risa de Neferet burbujeo alrededor de nosotros, haciéndome rechinar los dientes juntos. ¿Es que no creo que nadie más sonaba totalmente paternalista? - ¡Zoey, estoy sorprendida de que no reconozcas tu propia idea! - Yo, no. No sé lo que son - dije. - Son placas de cemento húmedo. Me acordé que me dijiste que querías que cada uno de los miembros del Consejo de prefecto tuviera una huella de sus manos hechas de manera que la marca fuera preservada para siempre. Esta noche, seis de los siete miembros del nuevo Consejo pueden hacer eso. Parpadee hacia ella. Genial. Ella finalmente me ha dado crédito por algo, y es la idea de Damien. - Gracias por la presencia - dije y a continuación, añadí rápidamente, - Y fue la idea de Damien de hacer lo de las manos, no la mía. Su sonrisa era ciega, y cuando ella la convirtió para Damián no tuve que mirarle para saber que prácticamente la disfruto con placer. - Es una bonita idea, también, Damien - Luego se dirigió a la habitación entera de nuevo. - Me complace que NYX haya dotado a este grupo de manera plena. Y digo bendito sean


todos ustedes, buenas noches! - Ella cayó al suelo en un agraciado de cortesía. Luego, con los vítores de los polluelos, se levanto y hizo un gesto con la falda haciendo una magnifica salida. Que me dejó en medio del circulo fundido me sentía como si me hubiese vestido con todo para ir a ninguna parte**. ** Como cuando dices: Me he quedado con los puesto.


HCapítulo Veintiún Organicé a todos y se asentaron en su lugar para comenzar el ritual, sobre todo porque no podía mostrar cómo me sentía en realidad de molesta. No sólo no estoy en una posición de virtud, si no que tampoco nadie iba a creer lo que estaba empezando a ver: que hay algo oscuro y mal acerca de Neferet. ¿Y por qué nadie me entiende o cree? Yo soy, después de todo, sólo una niña. No importa qué poderes me haya dado NYX no jugaba totalmente en la misma liga que una Alta Sacerdotisa. Además de eso, nadie me ha sido testigo de los pequeños rompecabezas de piezas que se ajustaban unos a otros para crear una imagen terrible. Afrodita lo entendería y créanme odiaba la idea de que fuera verdad. - Zoey, solo quiero saber cuando estés lista y voy a poner la música - Jack me dijo desde la esquina trasera de la sala de rec. Manteniéndose cerca de todos los equipos de audio. Al parecer, el chico nuevo es un genio con la electrónica, así que inmediatamente le “contrate” para ejecutar la música en el ritual. - Bueno, sólo un segundo. ¿Te guiño el ojo cuando esté lista? - ¡Bellas conmigo!- dijo con una sonrisa. Yo coloque con seguridad los pies, dándome cuenta de que, irónicamente, ahora estaba de pie casi exactamente donde Neferet lo había estado no mucho antes. Traté de borrar de mi mente todos los asuntos negativos y la confusión que se arremolinaba en la misma. Mis ojos viajaron alrededor del círculo. Había un gran grupo de niños - en realidad más de los que me esperaba- alrededor. Estaban sosegados, aunque todavía quedaba un aire de entusiasmo en la sala. Las velas blancas en sus envases de vidrio iluminaban hacia lo alto el círculo como en un recipiente limpio, de luz brillante. Pude


ver a mis cuatro amigos de pie en sus puestos, esperando expectantes para comenzar el ritual. Me centré en ellos y los maravillosos regalos que habían recibido, y estaba lista para guiñar a Jack. - Yo pensé en ofrecerte mis servicios voluntarios. La profunda voz de Loren me hizo dar un salto y haciendo un ruido chillón. Él estaba de pie detrás de mí y yo estaba ya casi en modo trance. - ¡Mierda, Loren! ¿Me has dado un susto de muerte casi me meo en los pantalones! – Dije bruscamente antes de tener tiempo para controlar mi sucia boca. Pero estaba diciendo la verdad, Loren me había asustado muchísimo. Al parecer no tomo en cuenta mi incapacidad de controlar mi boca. Me dio una largo, lenta y sexy sonrisa. - Pensé que sabías que estaba aquí. - No. Yo estaba un poco distraída. - No lo dudo - Él tocó mi brazo en un gesto que parecía inocente. Sabes, de amistad y apoyo profesional, su apoyo. Pero sentí como una caricia, una caricia muy cálida. La ampliación de su sonrisa me hizo preguntarme sobre su intuitivo de vampiro. Si él podía leer cualquier parte de mi mente sólo quiero morirme. - Bueno, estoy aquí para ayudarte con el estrés. ¿Era broma? Sólo verle a él hacía que perdiera la cabeza. ¿Libre de estrés al lado de Loren Blake? No. - ¿En serio? ¿Cómo vas a hacer eso? - Le pregunté con sólo una pista de una sonrisa coqueta, muy consciente de que toda la habitación estaba mirándonos e incluido mi novio. - Voy a hacer por ti lo que hago para Neferet. El silencio se extendía entre nosotros, como mi mente volando pensando exactamente lo que hacía para Neferet. Afortunadamente, él no me dejó recrearme demasiado. - Cada Alta Sacerdotisa tiene un poeta que recita versos antiguos para evocar la presencia de la musa, ya que entra en sus rituales. Por hoy, estoy ofreciéndome a recitar una parte muy especial en la formación de Alta Sacerdotisa. Además creo que hay algunas ideas erróneas que deben ser aclarados. Cruzó su puño sobre su corazón en un gesto de respeto, la gente lo usa a menudo cuando saludan a Neferet. A diferencia de un lugar fresco, confía en Alta Sacerdotisa, y yo parecía


una idiota, sólo estaba allí viendo estrellas en él. Quiero decir, yo no tenía ni idea de lo que estaba hablando. ¿Conceptos erróneos? ¿Como si alguien pudiera creer que sé qué diablos estoy haciendo? - Pero necesito tu permiso – continuó - No quisiera invadir tu ritual. - ¡Oh, no! - Luego me di cuenta debería pensar y guarde silencio, oh, no lo entendía, y esperaba que lo aclarase - Lo que quiero decir es que no, definitivamente no invadirías el ritual, y sí, acepto tu oferta. Amablemente – añadí, preguntándome cómo había crecido y me sentía de sexy en torno a este hombre. Su sonrisa me hizo querer a fundirme en un charco a sus pies. - Excelente. Cuando estés lista, me das la palabra y empiezo tu presentación. - Él miró a Jack estaba mirándonos a nosotros. - Si tengo en mente las palabras ¿comentó con tu asistente acerca de la leve alteración en sus planes? - No - dije, sensación totalmente surrealista. Loren caminó delante de mí ronzándome íntimamente su brazo contra el mío. ¿Estaba yo imaginándome el coqueteo que había entre nosotros? Miré en el círculo y vi que todo el mundo estaba mirándome. De mala gana, me pareció ver a Erik de pie junto donde estaba Stevie Rae. Él me sonrió y me guiño un ojo. Bueno, no parecía que Erik hubiera notado nada malo en el comportamiento de Loren hacia mí. Miré a Shaunee y Erin. Estaban siguiendo a Loren con los ojos hambrientos. Ellas debieron haber sentido mi mirada, porque ambas lograron arrancar sus miradas de Loren. Movieron sus cejas hacia mí. Ellas también estaban actuando completamente normal. Era yo, que estaba siendo rara sobre Loren. - ¡Estamos contigo!- Yo silbe bajo mi respiración. Concentrado... concentrado... concentrar.... - Zoey, estoy preparado para cuando quieras - Loren se había trasladado de nuevo a mi lado. Me costó profundamente calmar la respiración y levanté la cabeza. - Estoy lista. Sus ojos oscuros, celebraron los míos.


- Recuerda, la confianza en tus instintos. NYX habla a los corazones de sus sacerdotisas.- Luego caminó unos pasos en la habitación. - ¡Es una noche de alegría!- La voz de Loren era profunda y expresiva, también era autoritaria. Tenía la misma capacidad que Erik para cautivar una habitación sólo con su voz. Todo el mundo al instante fue silenciándose, esperando con impaciencia sus próximas palabras. - Pero ustedes deben saber que la alegría de esta noche no se encuentra sólo en los dones que NYX ha permitido manifestar de manera visible aquí. Algunas de las alegrías de esta noche nacieron hace dos noches cuando su nueva líder decidió sobre el futuro que quería para los hijos e hijas Oscuros. Me sentí un poco sorprendida al principio. No sabía si alguien realmente entendía lo que decía - que yo, y no Neferet, había creado las nuevas normas para las hijas oscuras, pero apreciaba su intento de establecer las cosas bien. - En la celebración de Zoey Redbird, y su nueva visión de las Hijas oscuras, me siento honrado de abrir su primer ritual como su Jefe Prefecto en prácticas de la Alta Sacerdotisa con un clásico poema sobre la alegría de ser recién nacido que fue escrito por mí, el Vampiro poeta William Blake. - Loren miró hacia atrás y moviendo su boca mientras decía ¡tú estás en él! entonces él asintió a Jack, quien se dirigió a toda prisa al equipo de audio. El mágico sonido de la orquesta Enya la canción "Aldebaran" lleno la sala. Me trague la última gota de mi nerviosismo, y comencé a caminar hacia adelante, buscando el camino alrededor del exterior del círculo, al igual que había visto hacer tanto a Neferet como a Afrodita en los rituales que habían llevado a cabo. Como lo habían hecho, me trasladé en el tiempo con la música, que se convertía poco en improvisados pasos de baile. Me asustaba realmente esta parte del ritual - Quiero decir, yo no soy torpe, pero tampoco soy la Sra. Animadora. Afortunadamente, es mucho más fácil de lo que había imaginado que fuera. Había elegido esta música debido a su hermoso ritmo, y también porque me descubrí en Google que Aldebaran era una estrella gigante - y pensé que la música celebrando el cielo de la noche era apropiado para esta noche.


Fue una buena elección, porque parecía como si la música me llevara, moviendo mi cuerpo con gracia por la habitación y superaba los nervios y mi torpeza inicial. Cuando la voz de Loren comenzó recitando el poema, él también se hizo eco de la cadencia de la música, al igual que mi cuerpo, y se sentía como si estuviéramos haciendo magia juntos.

No tengo ningún nombre, Pero estoy dos días de edad. " ¿Qué te voy a llamar? «Me siento feliz, Alegría es mi nombre. " Dulce alegría acontecer tu! " Las palabras del poema me emocionaban. Y como ya me había movido hacia el centro del círculo Me sentía, literalmente, emocionada. "Bastante alegría! Dulce alegría, pero dos días de edad, Dulce alegría que yo llamo de ti; Tú duce sonrisa ... "


Haciéndose eco de las palabras del poema, me sonrió, amante de la sensación de magia y misterio que parecía llenar la sala con la música y la voz de Loren. "Yo canto, mientras que la dulce alegría encontré. De alguna manera Loren calculo perfectamente el tiempo y termino su poema cuando yo llegue a la mesa de NYX en el centro del círculo. Yo estaba sólo un poco falta de aliento me sonrió en todo el círculo y dijo: - ¡Bienvenidos a la primera luna llena para el nuevo ritual de las hijas e hijos oscuros! - ¡Feliz cumplir!- todos respondieron automáticamente. Sin dar una oportunidad a mí misma dude, recogí el encendedor decorado del ritual y me trasladé a propósito a ponerme de pie ante Damien. El Aire era el primer elemento llamado en un círculo de fundición, así como el último en salir cuando el círculo se cierra. Podía sentir la emoción de Damián y la expectativa como si se tratase de una fuerza física. Le sonreí, y trague aunque era difícil borrar la sequedad en mi garganta. Cuando hablé Traté de que mi voz sonara como un proyecto de Neferet. No estoy segura si hice un buen trabajo. Digamos me alegré de que el círculo fuera una parte relativamente pequeña y la habitación estuviera tranquila. - Tiene la palabra el elemento aire primero en nuestro círculo, y le pido que nos enseñe sus vientos. Venid a mí, aire! Toqué ligeramente la vela de Damien y cobro vida, él y yo nos vimos envueltos de repente en medio de un torbellino muy obvio, que levantó el cabello y cantado alegremente dentro de la falda de mi hermoso vestido. Damián se rió y me susurró, - Lo siento, es todo tan nuevo para mí que es difícil no sentirme un poco exuberante. - Entiendo completamente - le susurré de nuevo a él. Luego me volví a mi derecha y continué alrededor del círculo hacia Shaunee que miraba excepcionalmente seria, como si se preparara para hacer un examen de matemáticas. – Relax - la susurré, tratando de no mover los labios. Ella asintió, estaba nerviosa que te cagas. - Tiene la palabra el elemento fuego de nuestro círculo y le pido que quemé brillante aquí con la luz de la fuerza y la pasión, con lo que tanto guarda y nos ayuda. Venid a mí,


fuego! Yo empecé a tocar con el final de mi encendedor la vela roja de Shaunee y ella celebró, pero antes de que pudiera llegar a la mecha irrumpió en un parpadeo de luz blanca que se levantó más allá de los labios de la jarra de vidrio que la sostenía. - Oopsie - murmuró Shaunee. Tuve que morderme la mejilla para evitar reírme, y rápidamente me trasladé a mi lado derecho donde Erin estaba esperando con la vela azul. - Yo llamo a este círculo al agua y pedimos que nos de guardia de los océanos con su majestuosidad y misterio, y que fomenté su lluvia haciendo crecer el pasto y los árboles. Venid a mí, agua! Encendí la vela azul de Erin, y fue la cosa más extraña. Te juro que era como si de repente fuera transportada a la orilla de un lago. Pude oler y sentir el agua fresca contra de mi piel, aun cuando sabía que estaba de pie en medio de una habitación y en absoluto podía estar en ningún lugar cerca del agua. - Supongo que debería bajar la intensidad un poco - dijo Erin suavemente. - No - la susurré. Entonces me dirigí a Stevie Rae. Pensé que parecía un poco pálida, pero ella tenía una gran sonrisa en su cara cuando me trasladé delante de ella. - ¡Estoy lista! - dijo, en voz alta, los niños que permanecían a nuestro alrededor se rieron suavemente. - Bueno - le dije. - Entonces yo llamo al círculo a la tierra, y pedimos que nos de guardia con la fuerza de la piedra y la riqueza de los campos llenos de trigo. Venid a mí, tierra!Encendí la vela verde y nos inundaron los olores de un prado, rodeado de cantos de pájaros y flores. - ¡Es tan fresco! - dijo Stevie Rae. - Así que es eso – la voz de Erik me sorprendió y cuando me miró señaló el círculo. Confundida, seguí la dirección de su mano para ver un hermoso hilo de plata de luz que conectaba a cada uno de mis cuatro amigos - las cuatro personificaciones de los elementos haciendo una frontera de poder dentro de las velas que ya había encendido la circunferencia.


- Al igual que lo fue para nosotros solos, sólo es más fuerte ahora - Stevie Rae susurró las palabras, pero podría decir por la mirada asustada de Erik que la había escuchado. Supongo que tendría que dar algunas explicar más tarde, pero ahora definitivamente no era el momento para preocuparse por eso. Me trasladé rápidamente de nuevo a la mesa de NYX en el centro del círculo para completar el casting. Enfrenté a la vela púrpura que estaba apoyada en la mesa. - Por último, invoco al espíritu y pedimos que se unan a nosotros con lo que conoce la verdad y con usted, para que las hijas e hijos de la oscuridad puedan ser vigiladas por la integridad. Venid a mí, espíritu!Encendí la vela. Estaba brillando, incluso más brillante que Shaunee, y el espacio a mi alrededor estaba lleno de los olores y sonidos de todos los de los otros cuatro elementos. Ellos también me hacían sentir fuerte, constante y calmada, a pesar de mi energía. Las manos constantes hasta que tomé la longitud del trenzado de eucalipto y salvia. Lo prendí con la vela del espíritu, lo dejar quemar un poco de tiempo, y luego sople para que el humo fragante ondeara en olas a mi alrededor. Entonces me enfrente en el círculo y comencé con mi intervención. Me había preocupado por lo que iba a decir, ya lo había dicho Neferet y literalmente robando la mayor parte de lo que había planeado hablar. Pero ahora, en el centro del círculo ya emitido, estaba llena del poder de los cinco elementos y mi confianza se había restablecido reformulado líneas apresuradamente en mi cabeza. Hice flotar el palo trenzado en torno a mí mientras caminaba en el círculo,**de los niños y los ojos tratando de hacer que todos se sienten bienestar venir**. - Esta noche yo quería cambiar las cosas con este tipo de incienso quemado, contra el abuso de nuestros compañeros.Hablé despacio, dejando que mis palabras y el humo se mezclaran para empapar a los oyentes. Todos sabían que bajo el liderazgo de Afrodita el incienso utilizado durante los rituales de las Hijas Oscuros había sido fuertemente atado una olla, tan bien como se sabía que Afrodita había querido alguna hemorragia de algún pobre chico al que llamaban "frigorífico" y "snack bar" y la mezcla su sangre en el vino de todos. Eso no iba a suceder de nuevo, siempre que he tenido


algo que ver con ella. - Elegí quemar eucalipto y salvia esta noche por las propiedades que estas hierbas contienen. El Eucalipto Durante siglos ha sido utilizado por los indios americanos para la curación, la protección y la purificación, la salvia blanca se utiliza para conducir a los espíritus negativos, energías, e influencias. Esta noche les pido a los cinco elementos poder ampliar estas hierbas y su energía. De repente, el aire a mi alrededor se trasladó, aprovechando el humo de la trenza rizada y los WISP, llevando a través del círculo como si un gigante moviera la mano por el aire flotando. Los polluelos en el círculo murmuraban asombrados, y les envié un agradecimiento, a la oración silenciosa de NYX, gracias por permitir que mi poder sobre los elementos se manifieste con tanta claridad. Cuando el círculo se sosegó volví a continuar. - La luna llena es un momento mágico cuando el velo entre lo conocido y lo que no es conocido es muy fino y pueden incluso ser elevados. Esto es misterioso y maravilloso, pero hoy quiero centrarme en otro aspecto de la luna llena, que es un excelente tiempo para completar, o finalizar las cosas. A lo que quiero poner fin esta noche es a la reputación negativa de las hijas e hijos Oscuros. A partir de esta noche de luna llena esa parte de nosotros ha terminado, y un nuevo tiempo ha comenzado. Yo seguía caminando, moviéndome alrededor del círculo en dirección a la derecha. Elegí bien mis palabras, y dije: - De ahora en adelante las hijas e hijos oscuros será un grupo lleno de integridad y con un propósito, y creo que los dones de afinidad con los elementos que ha dado NYX a mis amigos representan los ideales de nuestro nuevo grupo. - sonreí a Damien - Mi amigo Damián es el más auténtico, yo sé, es fiel a sí mismo, aun cuando le ha sido difícil hacerlo. Representa así el aire. - El viento envolvió a Damien mientras él me sonreía tímidamente. Me volví a Shaunee próximo. - Mi amiga Shaunee es la persona más fiel que conozco. Si estás de su lado, ella estará allí si estás bien o mal y si estás mal ella te apoyara, pero ella no te dará de lado. Representa así el fuego.- La piel color moca de Shaunee relució y brillaba como si su cuerpo fuera una llama de fuego, pero sin quemar.


Fui a Erin. - Mi amiga Erin las personas a veces son tontas al pensar en su belleza, al pensar que ella tiene un gran cabello, pero no cerebro. No es cierto. Es una de las personas que conozco más sabia, y NYX lo ha demostrado mirando en su interior cuando eligió Erin. Ella Representa el agua.- Mientras caminaba a su lado pude escuchar el sonido de las olas rompiendo en una orilla. Me detuve frente a Stevie Rae. La estudie bien, ella estaba cansada, con ojeras moradas en la piel pálida de alrededor de los ojos, lo que tenía sentido. Obviamente, había estado preocuparse demasiado por mí, como de costumbre. - Mi amiga Stevie Rae siempre sabe cuando estoy feliz o triste, estresada o relajada. Ella se preocupa por mí, ella se preocupa por todos sus amigos, a veces es demasiado empática, y me alegro de que ahora ella tenga a la tierra para poder sacar fuerza de ella. Ella representa la tierra. Guiñe un ojo a Stevie Rae, y ella me sonrió, después parpadeo rápidamente para no llorar. Entonces caminé hasta el centro del círculo donde puse la trenza y recogí la vela púrpura. - No soy perfecta, y no voy a pretender serlo. ¿Qué les prometo? que sinceramente quiero lo mejor para las hijas e hijos oscuros, y para todos los polluelos en la Casa de la Noche. - Yo estaba dispuesta a decir que representaría al espíritu cuando sonó la voz de Erik en toda la circunferencia. - ¡Ella representa el espíritu! - Mis cuatro amigos lo corearon en voz alta, y tuve el placer (un poco sorprendida) de escuchar a otros polluelos en consonancia con ellos.


HCapítulo Veintidós Cuando empecé a hablar de nuevo a todos se calmaron al instante. - Cada uno de ustedes que crea poder defender los ideales de las hijas e hijos oscuros, quienes demuestren ser mejores y demuestren la fe, sabiduría, empatía, y sinceridad, pueden continuar como miembros de este grupo. Pero quiero que sepan que habrá nuevos polluelos para unirse a nosotros, y no serán juzgados por la forma en que se ven o quiénes son sus mejores amigos. Tomen su decisión y vayan a verme a mí o a cualquiera de los demás prefectos y háganoslo saber si ustedes desean permanecer con el grupo. - Capte los ojos de algunos de los viejos amigos de Afrodita y añadí: - No vamos a usar el pasado en contra de ustedes. Es la forma de actuar de aquí en adelante lo que cuenta. - Un par de las chicas parecían culpablemente fuera de mí, y unos pocos más parecían que estaban tratando de no llorar. Me alegraba especialmente ver a Deino cumplir con mi mirada de manera constante y me guiño, tal vez ella no fuera tan "terrible" después de todo. Deje la vela púrpura y recogí la copa de las grandes ceremonias la que antes había llenado con vino tinto dulce. - Y ahora vamos a beber en una fiesta de luna llena, y un final que conduce a un nuevo comienzo. - Como había trabajado a mi manera el círculo fui en torno a cada joven dándoles la oferta de vino, mientras recitaba una oración ritual de luna llena que había encontrado en los antiguos ritos de la mística Luna de Fiona, el Vampiro Poeta Laureado de principios del 1800. "Aire luz de la luna Misterio de la tierra profunda Potencia de la que fluye el agua


Calor de la combustión de la llama En el nombre de NYX te pedimos a ti! " Me centré en las palabras de la bella poesía, y el pecado esperaba que esta noche en realidad fuera el comienzo de algo especial. "La curación de los males De corregir errores Limpieza de las impurezas Deseosos de verdades En el nombre de NYX te pedimos a ti! " Me trasladé rápidamente alrededor del círculo, y estaba feliz de que la mayoría de los niños me sonreían y murmuraban "¡Bendita sea" después de que sorbieran de la copa. Supongo que nadie que esta noche tenían en mente la ausencia de la sangre de un joven intimidado en el vino. (Me negué a pensar en cuánto me hubiera gustado el sabor de la sangre joven mezclada con el vino.) "Visión del gato oído de los delfines Velocidad de la serpiente Misterio del fénix En el nombre de NYX te pedimos a ti y pedir que con nosotros usted bendita sea! " Me tomé el último sorbo de vino y puse la copa sobre la mesa. En orden inverso, mientras agradecía a cada uno de los elementos y los envié a su vez lejos mientras Stevie Rae, Erin, Shaunee y, por último, Damien soplaron sus velas. Luego completé el ritual diciendo, - Esta Rito de la Luna Llena se termina. Regocijada satisfacción en parte, alegre y feliz para reunirnos de nuevo! Se hizo eco de los polluelos, - Feliz encuentro, feliz y alegre para reunirse de nuevo!Y eso fue todo. Mi primer ritual como líder de las Hijas oscuras. Yo estaba un poco triste y casi vacía, ya sabes, un poco como la decepción que se tiene después de haber esperado y esperado para las vacaciones de primavera, y luego vienen y te das cuenta de que no tienes nada que hacer ahora que no hay escuela. Bueno, honestamente yo sólo tuve alrededor de un segundo para sentirlo, antes de que mis amigos se


reunieran a mi alrededor, todos hablando a la vez sobre que se había secado el cemento para las manos demasiado pronto. - Por favor. Gemela no puedes mojarlo con un poco de agua. Hasta tiene la desfachatez de secarse antes de que podamos poner nuestras manos - dijo Shaunee. Erin asintió. - Eso es por lo que estoy aquí, Gemela. Eso y ser un ejemplo de buenas manera increíble sentido. - Ambos son muy importantes, gemela. Damián volteo los ojos exageradamente. - Todos vamos a poner las manos y salir de aquí. Mi estómago me duele un poco y la cabeza me está asesinando dijo Stevie Rae. Yo asentí con totalmente de acuerdo con Stevie Rae. Nos dormimos tan tarde que no había tenido tiempo de comer nada. Yo también estaba hambrienta. Probablemente conseguiría un dolor de cabeza si me privaba de cafeína y si no comía o bebía algo pronto. - Estoy de acuerdo con Stevie Rae. Vamos a prisa hacer lo de las manos y luego podemos unirnos todos en la otra habitación con la comida. - Neferet ha hecho poner una barra de tacos especiales. He mirando antes y parecía realmente delicioso - dijo Damián. - Bueno, vamos entonces. **Feliz Detener** - Stevie Rae gruño mientras prácticamente se daba contra una de las placas de cemento. - ¿Qué hay de malo con ella?- Damien susurró. - Es evidente que está teniendo cuestiones SPM - dijo Shaunee. - Sí, me di cuenta de que antes estaba un poco hinchada y pálida, pero no quería decirlo y puede ser cualquier cosa - dijo Erin. - Vamos a hacer las impresiones y comer – les dije, recogiendo mi propia placa de cemento, opté por dejar a Erik en mi lado derecho. - Um, He humedecido algunas toallas de la cocina para podáis limpiaros las manos cuando hayas terminado - dijo Jack, que estaba estudiándolo todo muy lindo y nervioso por la celebración tenía unas toallas blancas húmedas. Le sonreí. - Eso es muy bonito por tu parte, Jack. Bueno, vamos a hacerlo!


De cerca podría decir que el cemento había sido derramado en lo que parecían unos moldes de cartón, y pensé que sería fácil de arrancar el cartón una vez que el cemento se hubiera secado. Sigue gustándome la idea de Damien gustó de poner las manos en el patio, fuera de la sala comedor - un poco extraño, como primer paso. El cemento definitivamente aún estaba húmedo, Nos echamos unas risas mientras hacíamos nuestras impresiones y a continuación, utilizamos las ramas que Jack se quedó sin recoger (Es ciertamente útil tener al chico alrededor) para escribir nuestros nombres. Fuimos limpiando las manos con las toallas y estudiando nuestro trabajo, Erik se inclinó cerca para decir: - Estoy muy contento que Neferet me eligió para el Prefecto del Consejo. Cumplí con mi boca cerrada y asentí. Si realmente yo le dijera que le había elegido yo con Damien, Stevie Rae, y las gemelas de acuerdo, yo probablemente deje salir mi aire cabreado fuera. Neferet es grande. Y realmente no duele nada (excepto mi ego) que él crea que fue ella quien lo eligió. Estaba preparándome para cambiar de tema y llamar a todos hacia la habitación de la comida cuando escuché algunos extraños sonidos a mi derecha. Cuando me di cuenta de lo que eran esos sonidos extraños sentí mi corazón encogerse. Stevie Rae estaba tosiendo. Damián fue directamente a mi derecha. Luego vinieron las gemelas. Stevie Rae había elegido el bloque de cemento más alejado a la derecha, y más cercano a la entrada de la habitación con la comida. Un montón de los chicos ya estaban comiendo, pero aproximadamente la mitad del grupo se quedaron con nosotros para ver lo de las manos y hablar, así que había varias personas más entre Stevie Rae y yo, pero pude ver que estaba todavía de rodillas delante de su bloque de cemento. Ella debió haber sentido mi mirada porque ella giro sobre sus talones y me miró. Pude oír su clara su garganta. Ella me dio una sonrisa cansada y la vi mover su boca mientras ignoraba las palabras, la rana en mi garganta. Y me acordé de que eso era lo que había dicho durante el monólogo. La tos que había tenido entonces, también. Sin tener en cuenta lo que dijo Erik,


- Ir por Neferet. Rápido! Me puse de pie y comencé a avanzar hacia ella. Stevie Rae había hecho su mano impresa y firmada, listo, y estaba limpiando sus manos en una toalla. Antes de que pudiera llegar a ella una tos desgarradora salió de ella. Sacudió sus hombros con ella. La toalla la había presionado contra su boca. Entonces lo olí, y fue como si me golpeara contra un muro invisible. El aroma de la sangre sobre mí lavado, seductor, fascinante y terrible. Me detuve y cerré los ojos. Tal vez si me quedaba muy quieto y no los abría yo podría convencerme a mí mismo que esto era sólo un mal sueño, que me despertare en un par de horas, todavía nerviosa por el ritual de luna llena, con los ronquidos de Nala de forma pacífica en mi almohada y Stevie Rae roncando también de forma pacífica en la cama de al lado. Sentí un brazo ir a mi alrededor, y todavía no me movía. - Ella te necesita, Zoey – La voz de Damien temblaba sólo un poco. Abrí mis ojos y luego le miré miraba. Estaba llorando ya. - No creo que pueda hacer esto. Su control sobre mis hombros apretados. - Sí, puedes. Tienes que hacerlo. - ¡Zoey! - Stevie Rae sollozó. Sin otro pensamiento, yo no me solté endemoniada del brazo de Damien y corrí con mi mejor amiga. Ella estaba de rodillas agarrando la toalla empapada de sangre contra su pecho. Ella tosió de nuevo y se amordazaba, rociando más sangre por su boca y la nariz. - ¡Dame más toallas! – Mire fijamente a Erin, que estaba sentada con la cara blanca y en silencio junto a Stevie Rae. Entonces me agache frente a Stevie Rae. - Vas a estar bien. Te lo prometo. Vas a estar bien. Stevie Rae estaba llorando, y sus lágrimas estaban teñidas de color rojo. Ella sacudió la cabeza. - No. No puede ser. Me muero - Su voz era débil y gorgotearte como trataba de hablar a través de la hemorragia de sangre en sus pulmones y la garganta.


- Me quedo contigo. Yo no te permitiré estar sola - le dije. Ella cogió mi mano y me sorprendió por lo fría que estaba la suya. - Tengo miedo, Z. - Lo sé, yo también tengo miedo. Pero vamos a salir de esto juntas. Te lo prometo. Erin me dio un montón de toallas. Tomé la toalla empapada de sangre de las manos de Stevie Rae, luego empecé a limpiar su cara y la boca con una limpia, pero ella comenzó a toser de nuevo y no pude seguir el ritmo. Había demasiada sangre. Y ahora, Stevie Rae estaba temblando tanto que no podía celebrar una toalla propia. Con un grito, me tiré sobre su regazo y envolví mis brazos alrededor de ella, y fue como si fuera una niña de nuevo, empecé mecerla, diciéndole una y otra vez que estaría buena, que no saldría de ella. - Zoey, esto puede ayudar - Me había olvidado de que había otras personas en la habitación, por lo que la voz de Damien me sorprendió. Miré a ver qué era lo que me traía y era la vela verde que representa la tierra. Entonces de alguna manera, en medio de mi temor y la desesperación, en mi instinto sentí patadas y de repente me sentí muy tranquila. - Ven aquí, Damien. Sostén la vela cerca de ella. Damien bajó a colocarse de rodillas, ajeno al creciente charco de sangre que nos rodeaba y nos empapaba, que presionó cerca de Stevie Rae, Puse la vela delante de su cara. Sentí más de lo que vi a Erin y Shaunee de rodillas a cada lado de mí, y me llamó la fuerza de su presencia. - Stevie Rae, abre los ojos - le dije suavemente. Con un desagradable, aliento gorgotearte, Stevie Rae ondeo los párpados abiertos. El blanco de sus ojos era totalmente de color rojo y rosa y filtraban mas lágrimas por sus incoloras mejillas, pero sus ojos quedaron atrapados en la vela que tenía. - Tiene la palabra el elemento tierra con nosotros.- Use la voz más fortalecida y más fuerte que tenía cuando tome uso de la palabra. - Y pido que la tierra sea muy especial con esta joven, Stevie Johnson Rae, que ha sido dotado recientemente con una afinidad por el elemento. La Tierra es nuestro hogar, nuestro proveedor y en la tierra es donde todos algún día vamos a volver. Esta noche pedimos que la mantenga en la


tierra y la comodidad Stevie Rae, y hacer su viaje a casa más pacífico. Con una carrera de fragante aire que de repente nos envolvió en los aromas y sonidos de un huerto. Yo olía manzanas y heno, y escucha los pájaros y las abejas zumbando. Stevie Rae inclinaba los labios rojos. Sus ojos nunca abandonaron la vela verde, pero ella me susurró, - no estoy asustada más, Z. Entonces oí la puerta abierta y rota cuando Neferet estaba allí junto a mí agachada. Ella comenzó a mover a las gemelas y a Damien y arrebato a Stevie Rae de mis brazos. Mi voz atacó la habitación con su poder, y vi incluso a Neferet echar marcha atrás con sorpresa. - ¡No! Nos quedamos con ella. Ella necesita su elemento y ella nos necesita. - Muy bien - dijo Neferet. - Es muy largo pero de todos modos. Ayúdame a darla esta bebida de manera que su muerte no sea dolorosa. Yo iba a tomar el vial lleno de líquido lechoso de ella para Stevie Rae, cuando hablé con claridad sorprendente. - No lo necesitan. Dado que la tierra llegó no ha habido ningún tipo de dolor." - Por supuesto que no se ha producido, hija.- Neferet tocaba la mejilla manchada de sangre de Stevie Rae y sentí su cuerpo relajarse y dejar de temblar por completo. A continuación, la Alta Sacerdotisa miró. - Ayudar a Zoey para ponerla en la camilla. Manténganse juntos. Vamos a llevarla a la enfermería - Neferet me dijo. Yo asentí. Fuertes manos se apoderaron de mí y de Stevie Rae, y en unos momentos estábamos colocados en la camilla con Stevie Rae todavía en mis brazos. Rodeados por Damien, Shaunee, Erin, y Erik, que rápidamente se llevaron a cabo en la noche. Más tarde, me acordé de tantas cosas sobre el extraño viaje corto desde la gran sala hasta la enfermería cómo había estado nevando fuertemente, pero parece que ninguno de los copos nos tocó. Y parecía anormalmente tranquilo, como si la tierra siguiese con propia explotación, ya que ya era luto. Seguí susurrando a Stevie Rae, diciéndole que todo estaba bien, y que no había nada que temer. Recuerdo cuando se inclinaba hacia delante y los vómitos de sangre en


el lado de la camilla y la forma en que el escarlata parecía gotas contra el blanco limpio de la nieve recién caída. Entonces nos encontrábamos en la enfermería, y me levanté de la camilla hacia una cama. Neferet hizo un gesto a mis amigos para pasar a estar cerca de nosotros. Damien se arrastro hasta el lado de Stevie Rae. Y mantenía la vela verde encendida, se levantó de modo que ella abrió los ojos de nuevo, Stevie Rae. Lo sentí profundamente. El aire que nos rodea estaba aún lleno de flores, manzanas y el canto de las aves. A continuación, Stevie Rae abrió los ojos. Ella parpadeó un par de veces, buscando confundida, entonces ella me miró y sonrió. - ¿Le dirás a mi mamá y papá que les amo? – fue lo que pude entender, pero ella parecía débil, y su voz se llenó de una terrible humedad. - Por supuesto que lo haré - dije rápidamente. - ¿Y harías algo más por mí? - Cualquier cosa. - Usted realmente no tiene una mamá o un papá, ¿por lo que le dices a mi mama que tú eres su hija ahora? Creo que me preocuparía por ellos menos todos sé nos tenemos los unos a los otros. Las lágrimas se vierte por mis mejillas y yo tuve que tomar varias respiraciones sollozos, antes de que pudiera responder a ella. - No te preocupes por nada. Voy a decírselo. Ondeaba sus ojos y ella sonreía de nuevo. - Bien. Mama hará galletas de chocolate para ti - Con evidente esfuerzo, abrió de nuevo sus ojos y miró a su alrededor a Damien, Shaunee, y Erin. - Todos se pegan a Zoey. No dejes que nadan os separe. - No te preocupes - le susurró Damien a través de lágrimas. - Nosotros nos encargamos de eso por ti - Shaunee logro decir. Erin cogió las manos de Shaunee y el llanto duro, pero ella asintió y sonrió, de acuerdo con Stevie Rae. - Bueno - dijo Stevie Rae. Entonces ella cerró sus ojos. - Z, creo que voy a dormir un rato ahora, ¿vale? -Muy bien, cariño - le dije. Sus párpados se levantaron una vez más y ella me miró.


- ¿Va a quedarte conmigo? La abrace más estrechamente. - No voy a ninguna parte. Simplemente descansas. Estamos todos aquí contigo. - Vale... - dijo suavemente.

Stevie Rae cerró los ojos. Ella tomó un par de respiraciones gorgoteantes. Entonces sentí completamente su cojera en mis brazos y como no respiraba de nuevo. Abrió sus labios un poco, como si ella estuviera sonriendo. Goteado de sangre de su boca, sus ojos, nariz y oídos, pero no podía olerlo. Todo lo que se podía oler el perfume de la tierra. Luego, con una enorme avalancha de pradera llena de viento, la vela verde se apago, y mi mejor amiga falleció.


Hcapítulo Veintitrés - Zoey, cariño, tienes que dejarla ir. La voz de Damien realmente no se registraba en mi mente. Quiero decir, yo podía oír sus palabras, pero era como si estuviera hablando de un extraño idioma extranjero. No podía darle ningún sentido a ellas. - Zoey, ¿por qué no vienes con nosotros, ahora? – Esa era Shaunee. En caso de que no carillón en Erin? Yo apenas estaba formado el pensamiento cuando me enteré - Sí, Zoey, tienes que venir con nosotros - Oh, era Erin. - Ella está en estado de shock. Hablarle con calma y tratar de conseguir que deje de aferrar el cuerpo de Stevie Rae - dijo Neferet. El cuerpo de Stevie Rae. Me hice eco de las palabras extrañas en mi mente. Estaba en posesión de algo. Yo podría decir que mucho. Pero mis ojos se cerraron y yo estaba muy, muy fría. Yo no los quería abrir, y pensé que nunca me calentaría de nuevo. - Tengo una idea – La voz de Damien volvió alrededor de dentro de mi mente como una máquina de pinball. - No tenemos velas y no tenemos un círculo sagrado, pero no significa que NYX no esté aquí. Vamos a utilizar nuestros elementos para ayudarla. Iré primero. Sentí una mano, a mi entender, en la parte superior del brazo y, a continuación, oí algo a Damien pidiendo aire para soplar sobre el olor de la muerte y la desesperación. Un gran viento soplo a mi alrededor, y yo sentí un escalofrió. - Yo mejor que otro. Ella está muy fría – Esa era Shaunee. Alguien tocó mi brazo y después de algunas palabras que no capture muy bien, me sentí rodeada de calidez, al igual que si estuviera muy cerca de una chimenea.


- Mi turno - dijo Erin. - Tiene la palabra el agua y pedir que laves a mi amigo y futura Alta Sacerdotisa de la tristeza y el dolor que está sintiendo. Sé que no puedes borrar todo, pero ¿podría llevarte lo suficiente de que ella para que siga aquí? Sus palabras se registraron más claramente en mi mente, pero yo todavía no quería abrir mis ojos. – Hay todavía un elemento más en el círculo. –

Me sorprendió escuchar a Erik. Parte de mí quería abrir los ojos para que poder mirarle, pero el resto de mí, demasiado de mí, se negó a moverse. - Pero siempre Zoey siempre el espíritu - dijo Damián. - Ahora Zoey no puede manifestar nada por sí misma. Vamos a darle un poco de ayuda - Dos fuertes manos se apoderaron de mis hombros, junto con las otras manos que aprovechaban lugares en mis brazos. - No tengo afinidad por estas cosas, pero me preocupa lo que le ocurre a Zoey, y ella se ha dotado de una afinidad por los cinco elementos - dijo Erik. - Así que, junto con todos sus amigos, pidamos que el elemento de ayuda de su espíritu despierte para que pueda obtener más de la muerte de su mejor amiga. Al igual que una descarga eléctrica, de repente mi cuerpo se zarandeo, rellena con un increíble sentido de la conciencia. Contra mis párpados cerrados vi la cara de Stevie Rae sonriente. No era tenía sangre y no estaba pálida, como la última vez que me había sonreído. La imagen que vi fue de una saludable y feliz Stevie Rae, y ella estaba caminando con una hermosa mujer de armas familiar, mientras se reía con


alegría. NYX, pensé, Stevie Rae está siendo abrazada por la diosa. Y abrí mis ojos. -. ¡Zoey! estás de vuelta con nosotros! - Damián gritó Z, necesitas soltar Stevie Rae ahora - dijo Erik sombrío. Miré de Damien a Erik. Luego a mis ojos fueron a Shaunee y Erin. Mis cuatro amigos tenían sus manos sobre mí, y todos estaban llorando. Luego me di cuenta de lo que tenía entre mis brazos. Poco a poco, miré hacia abajo. Stevie Rae esperaba pacífica. Ella estaba demasiado pálida, y sus labios eran del color azul de la inflexión, pero sus ojos estaban cerrados y su cara relajada, pese a que estaba cubierta de sangre. Su sangre ya no goteaba desde sus orificios, y parte de mi mente se dio cuenta de que olía mal, viejo, viejo, muerto. Casi como un molde. - Z - dijo Erik - Tienes que dejarla ir. Me encontré con sus ojos. - Pero le dije que me quedaría con ella - Mi voz sonaba extraña y áspera. - Y lo hiciste. Te quedaste con ella todo el tiempo. Ella se ha ido ahora, de modo que no hay nada más que puedas hacer. - Por favor, Zoey - dijo Damián. - Neferet va a limpiarla y arreglarla para que su mamá pueda verla - dijo Shaunee. - Sabes que ella no quería que su mamá y su papá nos viera a todos cubiertos de sangre - dijo Erin. - Bueno, pero... pero no sé cómo dejarla ir - Mi voz estaba agrietada y sentía frescas lágrimas por mis mejillas. - Voy sacarla de ti, Zoeybird - Neferet alargo sus brazos, al igual como haría ella dispuesta a recibir un bebé que había venido celebrando. Ella parecía tan triste y hermosa y fuerte tan familiar - que se me olvidó todas las preguntas que tenía acerca de ella y simplemente asentí y lentamente me incliné hacia adelante. Neferet resbaló bajo sus brazos el cuerpo de Stevie Rae y aumento su distancia de mí. Ella cambió a en Stevie Rae, y luego la dio la vuelta, la tenía suavemente sobre la cama vacía junto a la mía. Miré hacia abajo a mí misma. Mi nuevo vestido negro se empapó con la sangre que ya se había secado y endurecido. Los hilos de plata todavía intentaban brillar en la sala, pero


en lugar de la pura luz que despedía antes, brillaban ahora con un matiz de cobre. No podía seguir buscando en ellos. Tenía que moverme. Tenía que salir de allí y conseguir sacarme este vestido. Pasé a un lado los pies fuera de la cama y traté de levantarme, pero la sala me dio vueltas. Entonces las fuertes manos de mis amigos estaban de vuelta en mis brazos, y me sentía anclada a la tierra a través de su calidez. - Tomarla de regreso a su habitación. Sacarla ese vestido y limpiarla. Luego, asegúrese de que ella va a la cama y se mantiene cálida y tranquila. - Neferet estaba hablando acerca de mí como si yo no estuviera allí, pero no me importaba. Yo no quería estar allí. Yo no quería nada de esto. - Darle de beber esto antes de ponerla en su cama. Le ayudará a dormir sin pesadillas. - Sentí la suave mano de Neferet en mi mejilla. El calor que pasó de su cuerpo al mío fue un shock, y yo instintivamente me aparte - Se buena, Zoeybird - dijo amablemente Neferet. - Te doy mi palabra de que te vas a recuperar de esto – Me miraba, pero yo sabía que ella cambió su atención de nuevo a mis amigos. - Llévenla al dormitorio ahora. Yo estaba avanzando. Erik estaba a un lado de mí con su mano segura en mi codo derecho, Damián estaba a mi izquierda, me explotación bien, me estaban sujetando bien. Las gemelas se acercaban detrás de nosotros. Nadie hablaba mientras me llevaban a la habitación. Miré de nuevo sobre mi hombro para ver el cuerpo sin vida de Stevie Rae en la cama. Casi parecía que ella estaba durmiendo, yo sabía que no. Sabía que estaba muerta. Los cinco dejamos la enfermería y entré en la noche de nieve. Tuve un escalofrió, Erik se detuvo el tiempo suficiente para quitarse su chaqueta y dejarla caer en torno a mis hombros. Me gustó la forma en que olía, y traté de pensar en ella y no el silencio de los polluelos cuando pasábamos y cómo a medida que se acercaban cada uno de ellos, si no a solas o en grupos, los niños se trasladaban fuera de la acera, inclinando su cabeza, y silenciosamente sus puños derechos cruzados sobre sus corazones. Llegamos al dormitorio en lo que parecían ser segundos. A medida que entraba en la habitación principal las niñas que estaban viendo la televisión y sentados en torno a todos los


grupos guardaron totalmente silencio. Yo no veía a ninguna de ellas. Acababa de dejar Erik Damián y me llevan a las escaleras, pero antes de llegar allí Afrodita estaba bloqueando el camino. Parpadee fue difícil centrarme en su cara. Ella parecía cansada. - Lo siento por la muerte de Stevie Rae. No quería que ella dijo Afrodita. - No digas cosas de nosotros, maldita bruja! - Shaunee gruñó. Ella y Erin dieron un paso adelante, mirando como si quisieran apalear a la basura de Afrodita. - No, esperar - dije, y vacilé. - Necesito hablar con Afrodita. Mis amigos me miraron como si hubiera perdido todos los bits de mi mente, pero salió del nido de las manos que tenía alrededor y caminé unos pasos de distancia del grupo. Afrodita dudó, y entonces ella me siguió. - ¿Sabías algo acerca de lo que iba a sucederle a Stevie Rae? Le pregunté, manteniendo mi voz baja.- ¿Tuviste una visión de ella? Afrodita sacudió su cabeza lentamente. - No. Yo sólo tenía un sentimiento. Sabía que algo terrible iba a ocurrir esta noche. - Yo también los tengo- le dije suavemente. - ¿Los sentimientos sobre las cosas o personas? Yo asentí. - Es más duro que mi visión, no son tan específicos. ¿Tuvo una sensación de Stevie Rae? - preguntó. - No tengo ni idea, aunque ahora puedo mirar atrás y ver señales de que algo andaba mal con ella. Afrodita se reunió con mis ojos. - Tú no podías haberlo parado. Tú no podías haberla salvado. Por eso NYX te hizo saber nada acerca de lo que iba a pasar porque no había nada que pudieras haber hecho. - ¿Cómo lo sabes? Neferet dice que NYX te ha abandonado le dije sin rodeos. Yo sabía que era a propósito de ser cruel. No me importaba. Yo quería que todos sintieran la lastima tanto como yo. Aún me buscaba directamente con los ojos, Afrodita dijo, - Neferet miente - Ella comenzó a caminar lejos, pero cambió de idea y regresó. - Y no bebas lo que ella te dio - dijo. Luego abandonó la sala.


Erik, Damien, y las gemelas fueron a mi lado en un parpadeo. - No escuches nada de lo que la bruja te dijo - Shaunee jadeo. - Si ella dice algo desagradable sobre Stevie Rae, vamos a patearla el culo - dijo Erin. - No. No es nada de eso. Ella sólo dijo que lo sentía, eso es todo. - ¿Por qué deseabas hablar con ella? - Erik preguntó. Él y Damien habían vuelto y ahora me llevan hasta las escaleras. - Yo quería saber si ella tuvo una visión acerca de la muerte de Stevie Rae - dije. - Pero Neferet ha dejado claro que NYX la había abandonado - dijo Damián. - Yo quería preguntar de todos modos - Iba a añadir que Afrodita tubo razón sobre el accidente que casi le pasó a mi abuela, pero no podía decir nada delante de Erik. Llegamos a la puerta de mi habitación -nuestra habitación-de Stevie Rae y mía, y me detuve. Erik abrió para mí la puerta. - ¡No! - Yo grite. - ¡Ellos han cogido sus cosas! ¡No pueden hacer eso! - Todo lo que había sido de Stevie Rae –la lámpara de vaquero y el cartel de Kenny Chesney, con el reloj de Elvis. Los estantes sobre su escritorio de ordenador estaban vacíos. Su equipo se había ido. Sabía que si miraba en su armario, toda su ropa se habría ido, también. Erik puso su brazo alrededor de mí. - Es lo que siempre hacemos. No te preocupes, no tiran sus cosas. Las acaban de mover de forma que no tendrías que estar triste. Si hay algo de ella que deseas, y a su familia no le importa, ellos te lo darán. No sabía qué decir. Yo no quería nada de Stevie Rae. Quería a Stevie Rae. - Zoey, realmente necesitas sacarte esa sopa y tomar una ducha caliente - dijo Damien suavemente. - Muy bien - le dije. - Mientras estés en la ducha te traeremos algo de comer - dijo Shaunee. - No estoy hambrienta. - Hay que comer. Vamos a traerte algo sencillo, como la sopa. ¿Está bien? - Erin dijo. Ella parecía estar molesta, y era, evidentemente, que intentaba hacer algo, cualquier cosa, para


hacerme sentir mejor. Además, yo estaba demasiado cansado para discutir con nadie. - Bien. - Me quedaría, pero el toque de queda ya paso y no puedo estar en el dormitorio de las chicas - dijo Erik. - Está bien. Entiendo. - Quiero quedarme, pero bueno, yo realmente no soy una chica - dijo Damián. Sabía que él estaba tratando de hacerme sonreír, así que hice que mis labios se movieran hacia arriba. Me imagine parecía uno de esos tristes payasos de miedo, que habían pintado una sonrisa en su rostro, junto con una lágrima. Erik me abrazó, y lo hizo Damián. Luego se fueron. - ¿Necesitas a alguna de nosotras para quedarse mientras te duchas? - Shaunee preguntó. - No, estoy bien. - Muy bien. Bueno... - Shaunee parecía que iba a llorar de nuevo. - Estaremos de regreso – Erin tomó la mano izquierda de Shaunee y salieron del cuarto, con un cierre suave, que hizo clic definitivamente. Me trasladé con cuidado, como si alguien me hubiese apagado, pero había fijado mi velocidad lenta. Me quité mi vestido, sujetador y bragas y los puse en el plástico forrado de la cesta que estaba en la esquina de nuestro, me refiero a mi habitación. Cerré la bolsa de plástico y lo puse en la puerta. Sabía que una de las gemelas lo tiraría por mí. Fui al baño para entrar directamente en la ducha, pero mi reflexión me agarró y me detuve, mirando. Me había convertido en un extraño familiar de nuevo. Miré horrible. Estaba pálida, pero tenía moretones de aspecto circular bajo los ojos. Los tatuajes en mi cara, la espalda, los hombros y se destacaron en claro, zafiro a diferencia con el blanco de mi piel y las manchas de color oxido de la sangre que cubría mi cuerpo. Mis ojos parecían enormes y muy oscuros. Yo no me había quitado el collar de las hijas oscuras. La plata de la cadena y el cobre de los granates capturaban la luz y relucían.

- ¿Por qué? Susurré - ¿Por qué dejaste morir a Stevie Rae? En realidad yo no esperaba una respuesta, y ninguna vino. Así que me metí en la ducha y allí estuve durante mucho tiempo, dejando que mis lágrimas se mezclan con el agua y lavaran la sangre hasta el desagüe.


HCapítulo Veinticuatro Cuando salí del baño Erin y Shaunee estaban sentadas en la cama de Stevie Rae. Tenían una bandeja sujeta entre ellas con un plato de sopa, algunas galletas y una lata de café pop, nodieta. Habían estado hablando en voz baja, pero tan pronto como entré en la sala se detuvieron. Suspiré y me senté en mi cama. - Si vosotras comenzáis a actuar anormalmente a mí alrededor no voy a ser capaz de manejarlo. - Lo siento - murmuraron juntas, avergonzadas mirándose la una a la otra. Entonces Shaunee me dio la bandeja. Miré la comida, como si no pudiera recordar qué hacer con ella. - Hay que comer para que puedas tomar las cosas que Neferet nos dio para darte - dijo Erin. - Además, podría hacer que te sientas mejor - dijo Shaunee. - No creo que nunca me vaya a sentir mejor. Erin tenía los ojos llenos de lágrimas que se derramaba y goteaban hacia abajo por sus mejillas. - No digas eso, Zoey. Si tu nunca te sientes mejor, eso significa que ninguno de nosotros lo hará. - Tienes que intentarlo, Zoey. Stevie Rae se enfadaría si no hicieras - dijo Shaunee, aspirando a través de sus lágrimas. - Tienes razón - cogí la cuchara y empecé a tomar la sopa. De fideos de pollo, y que me resulto muy familiar, cálida camino en mi garganta, se amplió por mi cuerpo y salí fuera del terrible frío que había estado sintiendo. - Y cuando ella tenía el acento enojado que se salía de control - dijo Shaunee. Que hizo que Erin y yo sonriéramos. - ¡Todo estaría bien! - Erin produjo un sonido agudo, repitiendo las palabras que Stevie Rae había dicho a las Mellizas un gazillion veces.


Sonrió y la sopa comenzó a parecer más fácil de tragar. Acerca de la mitad de la taza, tuve un repentino pensamiento. - ¿Ellos no van a hacer un funeral o algo así para ella? Las Mellizas sacudieron la cabeza. - No - dijo Shaunee – Nunca lo hacemos - dijo Erin.

- Bueno, Twin, creo que algunos de los padres de los niños lo hacen, pero había que ir a su ciudad natal. - Cierto, gemela - dijo Erin. - Pero no creo que nadie de aquí vaya a viajar a... – arrugo la frente mientras pensaba - ¿Cuál era el nombre de esa pequeña ciudad patán de donde era Stevie Rae? - Henrietta - le dije. - Inicio de la Lucha entre gallinas. - ¿La lucha entre gallinas? - las gemelas dijeron juntas. Yo asentí. - Volvía loca a Stevie Rae. Incluso ella no estaba de acuerdo con la lucha entre gallinas. - ¿Lucha de gallinas? - Shaunee preguntó. Erin se encogió de hombros. - ¿Cómo lo puedo saber, Gemela?


- Pensé que sólo luchaban los gallos - le dije. Nos miró a todos los demás y dijo: "Cocks!" y luego estallamos en risas aunque acabaron porque muy pronto se mezclaron con las lágrimas. - Stevie Rae hubiera pensado que era gracioso - le dije cuando pude recuperar el aliento de nuevo. - ¿Estará realmente bien, Zoey? - Shaunee preguntó. - ¿si? - Erin se hizo eco. - Creo que sí - le dije. - ¿Cómo? - Shaunee preguntó. - En realidad no sé. Creo que todo lo que podemos hacer es tomar un día a la vez. Sorprendentemente, me había terminado toda mi sopa. Me hizo sentir mejor, más cálida, más normal. También estaba increíblemente cansada. Las gemelas debieron haber notado mis párpados pesados, porque Erin cogió mi bandeja. Y Shaunee me acerco el vial del líquido lechoso. - Neferet dijo que debes tomar esto, que te ayudarán a dormir sin pesadillas - dijo. - Gracias – Se lo cogí, pero no me lo tome. Ella y Erin se quedaron mirándome. - Voy a tomarlo en un minuto. Después de ir al baño. Deja hay mi pop por si acaso sabe mal. Parecía satisfacerlas. Shaunee dijo. - Zoey, ¿podemos conseguirte que cualquier otra cosa?" - No, gracias. - Nos llamas si necesitas algo, ¿verdad? - Erin dijo. – Nosotras le prometimos a Stevie Rae ... - Su voz se rompió y Shaunee termino para ella, - Nosotros le habíamos prometido cuidar de ti, y estamos a la altura de nuestras promesas. - Os llamare - le dije. - Kay - dijeron. – buenas Noches... - Noches – dije antes de que la puesta se cerrase. Tan pronto como pude derramé el líquido de color blanco cremoso en el fregadero y tiré fuera vial. Entonces yo estaba sola. Miré mi despertador, 6:00 A.M. Es increíble lo mucho que las cosas podrían cambiar en pocas horas. He intentado no hacerlo, pero destellos de la muerte de Stevie Rae se mantenían jugando en mi mente, al igual que una horrible pantalla de cine pegada dentro de mis ojos. Salté cuando sonó mi celular, y se verifique la identificación de


llamada. Es el número de mi abuela! Socorro aumentado a través de mí. Descolgué el teléfono y luché por no llorar. - Estoy tan contenta de que hayas llamado, abuela! - Pequeño pajarito, me desperté de un sueño acerca de ti. ¿Está todo bien? - Su tono preocupado dijo que ella ya sabía que no estaba bien, no me sorprendió. Durante toda mi vida y mi abuela y yo nos habíamos vinculado mucho. - No. Nada está bien - le susurré y me puse a llorar de nuevo. Abuela, Stevie Rae murió esta noche. - ¡Oh, Zoey! ¡Eso es tan terriblemente, lo siento mucho!" - Murió en mis brazos, abuela, sólo unos minutos después de NYX la dotara con una afinidad por el elemento tierra. - Debe haber sido un gran consuelo para ella que estabas con ella hasta el final- Pude saber que la abuela también estaba llorando. - Todos estábamos con ella, todos mis amigos. - Y NYX debe haber estado con ella, también. - Sí - mi voz quedo atrapada en un sollozo. - Creo que era la diosa, pero yo no lo entiendo, abuela. No tiene ningún sentido que NYX le haga un regalo Stevie Rae, y luego dejarla morir. - La muerte no tiene sentido cuando le pasa a los jóvenes. Pero creo que tu diosa se acercó a Stevie Rae, aunque su muerte ocurrió demasiado pronto, y ahora está descansando en paz con NYX. - Espero que sí. - Me gustaría ir a visitaros, pero todo con todo esto de la nieve, las carreteras aquí son imposibles. ¿Y puedo hacer ayuno u orar algo para Stevie Rae hoy? - Gracias, abuela. Yo sé que lo apreciaría. - Y, cariño, tienes que dejar atrás esto. - ¿Cómo, abuela? - Honrando su memoria, viviendo una vida que había que estar orgullosos de vivir. Vivir por ella, también. - Es difícil, abuela, sobre todo cuando los vampiros quieren solo que nos olvidemos de los niños que mueren. Son tratados como badenes, sólo algo para hacer una pequeña pausa y luego continuar. - No quiero menospreciar a su Alta Sacerdotisa, o a cualquiera de los otros adultos vampiros, pero que parecen miopes. La muerte es más difícil si se va no reconocida.


- Eso es lo que pienso. En realidad, eso es lo que Stevie Rae pensaba, también.- Entonces una idea vino a mí, junto con la sensación de que era lo correcto. - No puedo cambiar eso. Con o sin permiso, voy a asegurarme de que la muerte de Stevie Rae es honrada. Ella va a ser algo más que un frenazo. - No te metas en problemas, miel. - Abuela, yo soy la incipiente vampiro más poderosa en la historia de los vampiros. Creo que deberían estar dispuestos a llegar a un acuerdo por algo que siento muy cerca. La abuela se detuvo, y luego dijo, - Creo que podrías tener razón al respecto, Zoeybird. - Te quiero, abuela. - Te quiero, también, u-tsi-un-ge-hu-tsa - La palabra para hija en cherokee me hizo sentirme amada y segura. - Y ahora quiero que trates de dormir. Saber que voy a estar orando por ti, y pidiendo a los espíritus de nuestras abuelas y que velen por tu comodidad. - Gracias, abuela. Adiós. - Adiós, Zoeybird. Cerré el teléfono suavemente. Me sentía mejor, ahora que había hablado con la abuela. Antes había sido como tener un enorme e invisible peso presionando sobre mi pecho. Ahora que se había desplazado algunos centímetros y era más fácil para mí respirar. Empecé a acostarme, y Nala apareció en la gatera a través de la puerta, saltó sobre mi cama, y al instante comenzó a mi-UF-ow-ción hacia mí. Acariciadora le dije cómo me alegraba de verla y, a continuación, eche un vistazo más a la cama vacía de Stevie Rae. Ella siempre se reía del mal humor de Nala, y dijo que sonaba como una anciana, pero el gato la había amado tanto como yo. Picaron las lágrimas de mis ojos y me pregunté si hay un límite de lo que alguien puede llegar a llorar. Entonces mi celular chisto que tenía un nuevo mensaje de texto. Me froté los ojos para aclararlos y volví de nuevo a abrir mi teléfono. YOU OK? Alguna cosa mal. Era Heath. Bueno, al menos ahora no podía tener dudas de que él y yo estábamos vinculados a través de una imprenta. ¿Y qué diablos iba a hacer sobre eso, no sabía? Mal día. Mi mejor amiga murió. Yo envié el texto.


Era tan tarde que no pensé que fuera a responder. Finalmente mi teléfono chisto de nuevo. 2 de mis amigos han muerto. Cerré los ojos. ¿Cómo podría haberme olvidado de que dos de los amigos de Heath había sido recientemente asesinados? Lo siento. Le escribí de nuevo. Yo también. ¿Quieres que vaya a verte? La instantánea respuesta fue si! que irrumpió a través de mi cuerpo sorprendiéndome, pero supongo que no debería. Sería maravilloso encontrar el olvido en los brazos de Heath ... la seducción en la sangre escarlata de él ... No, escribí apresuradamente, mis manos temblaban. Tú tienes escuela. No en día con nieve! Sonreí, y pasó un segundo o dos dulces que desee poder volver a la época en que un día de nieve por eran unas minivacaciones de caminata a través de la nieve con mis amigos y, a continuación, y luego ver películas alquiladas y comer pizza. Mi teléfono chisto, alcanzando el equilibrio de mi fantasía sobre mi vida pasada. Voy a hacer que te sientas mejor el viernes. Suspiré. Había olvidado totalmente la promesa a Heath de reunirme con él después del partido del viernes. Yo no debería reunirme con él. Lo sabía. Yo debería ir a Neferet y confesar todo acerca de Heath y pedir su ayuda para arreglarlo. Neferet miente. La voz de Afrodita me susurró a través de mi mente. No, no podía ir a Neferet, y por más razones que sólo la advertencia de Afrodita. Sentía algo mal sobre Neferet. No podía confiar en ella. Mi teléfono chisto. Zo? Suspiré. Yo estaba tan cansada que se me estaba haciendo difícil concentrarme. Empecé a devolver el texto y diciéndole a Heath que no podía reunirme con él, no importa lo mucho que me gustaría. Incluso golpear el N y el O. Entonces me detuve, volví atrás más despacio, y resueltamente escribí: OK. ¿Qué diablos. Me sentía como si mi vida fuera como desenredar el dobladillo de una falda vieja. Yo no quería decirle a Heath que no, y preocuparme de nuestra imprenta


era una cosa demasiado grande para preocuparme por ahora. OK! Llegó su rápida respuesta. Yo suspiré de nuevo, apague mi teléfono, y me senté en el centro de mi cama, tocando a Nala, mirando a nada en particular, y desee desesperadamente poder retroceder el reloj un día ... o quizás incluso un año ... Finalmente me di cuenta de que, los vampiros que habían despejado las cosas de Steve Rae habían olvidado la antigua mano que mantenía el edredón doblado en el extremo de su cama. Puse a Nala mi almohada y me levanté, tirando de la colcha de la cama de Stevie Rae. Luego a Nala y doblé debajo de ella. Sentía como cada molécula de mi cuerpo estaba cansada, pero no podía dormir. Creo que por la falta de los suaves ronquidos de Stevie Rae y el sentimiento de que estar sola. El sentimiento de tristeza sobre mí era tan profundo que pensé que podría ahogarme en él. Vinieron dos golpes suaves en la puerta. A continuación, se abrió lentamente. Me senté en medio para ver Shaunee y Erin, en pijama y pantuflas, con almohadas y mantas. - ¿Podemos dormir contigo? - Erin preguntó. - Nosotras no queremos estar solas - dijo Shaunee. -. Sí, y pensamos que tal vez tú no querías estar a solas, ¿no? Erin termino. - Tienes razón. Yo no quiero estar sola - Me trague de nuevo más lágrimas. - Vamos pasar. Se debatieron con algunas dudas, y se amontonaron en la cama de Stevie Rae. Su gato de largo pelo gris plata, Belcebú, saltó entre ellas. Nala plantada desde la cabeza de mi almohada le echo un vistazo y a continuación, como si estuviera por debajo de ella, se fue con prontitud a dormir. Estaba a la deriva casi dormida cuando llegaron otros golpes suaves en la puerta. Esta vez no se había abierto, por lo que me llamaba, - ¿Quién es? - Me. Shaunee, Erin y yo parpadeamos la unas a las otras. Luego me apresuré a la puerta y la abrí para encontrar a Damien parado en el hall con el pijama de franela de color rosa con arcoíris vinculados entorno a unos osos. Estaba un poco húmedo, los copos de nieve y habían sido capturados en su cabello.


Llevaba un saco de dormir y una almohada. Le agarré del brazo y tiré de él con rapidez dentro de la habitación. Su regordete gato atigrado, Cameron, estaba acolchada con él. - ¿Qué haces, Damien? ¿Sabes que vas a conseguir meterte en problemas si te pillan aquí. - Sí, ya se ha pasado el toque de queda - dijo Erin. - Es posible que este aquí para prepararse para nosotras desfiladero de vírgenes - dijo Shaunee. Entonces ella miró a Erin y la una a la otra y rompieron en risas, que me hicieron sonreír. Es extraño tener un sentimiento feliz en medio de esa tristeza, que es probablemente la razón por la que las Gemelas reían y mi sonrisa se desvaneció rápidamente. - Stevie Rae no quisiera que dejaras de ser feliz - dijo Damián en el incómodo silencio. Luego caminó hasta el centro de la sala y extendió su saco de dormir en el suelo entre las dos camas. - Y yo estoy aquí porque tenemos que atenernos a la promesa. No porque quiera ensuciar a cualquiera de ustedes, incluso si todas ustedes siguen siendo vírgenes, aunque yo agradecería el uso de vocabulario LARY. Erin y Shaunee rieron, pero parecía más divertidas que de ofendidas, y me hice una nota mental para hacerles preguntas sobre sexo más tarde. - Bueno, me alegro de que vinieras, pero vamos a tener que planear una endiablada escapatoria para sacarte en un tiempo record y furtivamente cuando todo el mundo esté comiendo el desayuno y antes de que se apresuren a la escuela - dije, tratando de calcular los planes en mi cabeza. - Oh, no tienes que preocuparte por eso. Los vampiros han puesto que la escuela estará cerrada hoy debido a la nieve. Así que no hay prisa y no habrá nadie en ninguna parte. Voy a salir con todos como siempre. - ¿Puesto? ¿Quieres decir que habría que despertar, vestirse, e ir de abajo antes de descubrir que no hay Clase? Eso apesta le dije. Yo podía oír la sonrisa en la voz de Damien. - Ellos lo anuncian en las emisoras de radio locales como en las escuelas normales. Pero, ¿Stevie Rae escuchaba las noticias mientras te ... - Damien paro, y me di cuenta de que había comenzado la frase como Stevie Rae siguiera con vida.


- No - le dije rápidamente, tratando de cubrir su torpeza. - La hemos utilizado para escuchar música country. Siempre me ha hecho darme prisa y estar preparada rápido para poder cambiar de emisora.- Mis amigos se rieron suavemente. Esperé hasta que todo el mundo estuviera tranquilo de nuevo, y entonces dije - No me voy a olvidar de ella, y no voy a fingir que su muerte no significa nada para mí. - Ni soy - dijo Damián. - Yo tampoco - dijo Shaunee. - Ídem, gemela - dijo Erin. Después de un rato les dije: No creí que le pudiera suceder esto a un joven al que NYX le había dado una afinidad. Simplemente no creo que pueda suceder. - No hay una garantía de superar el cambio, ni siquiera para los dotados por la diosa - dijo Damián en silencio. - Eso sólo significa que tenemos que permanecer juntos - dijo Erin. - Es la única forma en que podemos salir de esto - dijo Shaunee. - Eso es lo que vamos a hacer entonces nos pegaremos entre sí - me dijo con firmeza. - Y prometo que si pasa lo peor, y algunos de nosotros no superan el cambio el resto no permitiremos que sean olvidados. - Promesa - mis tres amigos dijeron solemnemente. Todos estamos establecidos entonces. La habitación ya no se sentía tan sola, y justo antes de que fuera a dormir susurré - Gracias por no dejarme estar sola...- y no estaba segura de si yo le daba las gracias a mis amigos, a mi diosa, o a Stevie Rae.


HCapítulo Veinticinco Estaba nevando en mi sueño. Al principio pensé que era genial. Quiero decir, realmente era hermoso ... que era como ver el mundo como Disney y perfecto, como si nada malo pudiera ocurrir, o si lo hacia era sólo temporal, ya que todo el mundo sabe todo acerca de Disney es feliz siempre .. . Caminé lentamente, y no sentia el frío. Parece que acababa de amanecer, pero era difícil saber con el cielo cubierto de nieve y todo gris. Incline mi cabeza hacia atrás y examiné la forma en que la nieve se aferraban a las ramas gruesas de los viejos robles, y a la pared este de aspecto suave, y menos imponente. El muro oriental. En mi sueño dudé cuando me di cuenta de dónde estaba. Entonces vi las figuras, estaban envuelta con capuchas, de pie en un grupo de cuatro delante de la trampilla abierta del muro. ¡No! Le dije a mi auto soñado. No quiero estar aquí. No tan poco tiempo después de la muerte de Stevie Rae. Después de las dos últimas veces que murieron dos polluelos vi sus espíritus o fantasmas o no-caminar órganos o lo que sea que fueran. Incluso si hubiera estado dotada de una extraña capacidad de ver a los muertos por NYX. Suficiente era suficiente! No quería La más pequeña de las figuras envueltas se dio la vuelta hacia mi. Algún argumento de mi mente de disperso. Era Stevie Rae! Sólo que no lo era. Ella parecía muy pálida y delgada. Y había algo más sobre ella. Empecé, y mi duda inicial fue superada por una terrible necesidad de entendimiento dentro de mí. Quiero decir, si realmente era Stevie Rae, entonces yo no tenía que tener miedo de ella. Incluso con la muerte, ella sigue siendo mi mejor amigs. ¿No era ella? No pude evitar avanzar hasta estar parada a pocos pies del grupo. Ahogue mi


aliento, que estaba aguantando, pero nadie me notó. En mi mundo de ensueño era como si yo fuera invisible para ellos. Así que me aproximé aún más, incapaz de retirar mis ojos de Stevie Rae. Aguardaba terrible-frenética-y siguia moviendose inquietamente, cambiando sus ojos a su alrededor como si estubiera muy nerviosa o con miedo. - No deberíamos estar aquí. Tenemos que salir de casa. Salté con el sonido de la voz de Stevie Rae. Ella todavía tenía su acento Okie, pero nada más era reconocible. Su tono era duro y plano, carente de todas emociones, salvo una especie de nerviosismo animal. - Tu no estás a cargo de essstooo - uno de las otras figuras envueltas silbo sus dientes a Stevie Rae. Oh, ugh! Esa criatura era Elliott. Aunque su cuerpo estaba extrañamente encorvado, se paró sobre su agresividad. Sus ojos habian empezado a brillar en un sucio rojo. Tenía miedo por ella, pero ella no se deja intimidar , en su lugar Stevie Rae descubrió su propia dentadura, abriendo los ojos escarlata, y le dio un feo gruñido. Luego escupió las palabras en él, - ¿La respuesta que la tierra? ¡No! - Ella caminó hacia delante, y Elliott automáticamente tomó varios pasos hacia atrás. - Y hasta ahora lo hace, obedecedme!! - Eso es lo que ella dijo. Elliott hizo una cosa torpe, un subordinado arco que las otras dos figuras envueltas imitaron. A continuación, Stevie Rae señaló la trampa de pabellón abierta. - Ahora, vamos rápidamente - Pero antes de que ninguno de ellos se trasladara oí una voz familiar desde el otro lado de la pared. - Oye, ¿sabeis alguno donde esta Zoey Redbird? Tengo que decirle que estoy aquí. La voz de Heath se rompió cuando las cuatro criaturas, se movieron con rapidez, y se apresuraron a través de la puerta detrás de él. - ¡No! ¡Basta! ¿Qué diablos estáis haciendo? - grité. Mi corazón estaba golpeando tan fuerte que me dolia mientras corría a la puerta antes de el cierre a tiempo para ver a tres de ellos agarrando a Heath. Oí decir a Stevie Rae : - Él nos ha visto. Ahora se viene con nosotros.


- Pero ella dijo que no más!- Elliott gritó mientras mantenia un férreo agarre sobre la lucha de Heath. - ¡Él nos ha visto! - Stevie Rae repitió - Así que él viene con nosotros hasta que nos digan qué hacer con él! No discutio con ella, y con fuerza inhumana lo arrastraron fuera. La nieve parecía tragar sus gritos. Me senté en la cama en posición vertical, tenia dificultad al respirar, sudoración y Temblores. Nala murmuraba. Miré alrededor de la sala y se sintió momentaniamente pánico. Yo estaba sola! ¿Yo sólo había soñado todo lo que había sucedido ayer? Miré la cama vacia de Stevie Rae, y la falta de cualquiera de sus cosas alrededor de la sala. No. Yo no lo había. Mi mejor amiga estaba muerta. Dejé que el peso de la tristeza cayera sobre mí, y yo sabía que llevaba alrededor de un tiempo muy largo. Pero no estaban las Gemelas o Damien durmiendo aquí? Aún atontada, me froté los ojos y miré a mi reloj. Era 5:00 p.m. Debia haber dormido un tiempo entre las 6:30 y las 7:00 AM, había tenido definitivamente suficiente reposo. Me levanté, fui a la ventana muy adornada, y me asomó fuera. Increíblemente, siguia nevando, y aunque era temprano, el alumbrado de las luces de gas daban a la pizarra un color brillante. Los chicos estaba haciendo lo típico con la nieve, peleas de nieve y esas cosas. Vi a alguien que pensé era que Cassie Kramme la niña que había hecho bien el monólogo en la competencia estaba haciendo ángeles de nieve con un par muchachas. A Stevie Rae le habría encantado. Ella me habria hecho despertar hace horas y me tendria allí con ella en el fragor de la diversión de todos (quisiera estar o no). Al pensar en ello, no sabía si quería llorar o sonreír. - ¿Z? ¿Estás despierta? - Shaunee llamó provisionalmente por la rendija de la puerta. Me puse en movimiento para ir con ella - ¿Dondes estais? - Hemos estado fuera un par de horas. Hemos estado viendo películas. ¿Vienes con nosotros? Erik y Cole, su totalmente lindo amigo, van a venir - Entonces ella miró a su alrededor culpablemente, como recordando que se había ido Stevie Rae y sintiendo que había venido actuando normal. Algo dentro de mí hizo uso de la palabra.


- Shaunee, tenemos que seguir adelante. Tenemos hasta el momento para ser felices y vivir nuestras vidas. No hay nada garantizado, La muerte de Stevie Rae lo ha demostrado. No podemos perder el tiempo que tenemos. Cuando dije que era seguro que seria recordada, no quise decir que iba a estar triste siempre. Significaba que recordaria la alegría que trajo a nosotros, y mantendre su sonrisa cerca de mi corazón. Siempre. - Siempre – Shaunee estuvo de acuerdo. - Si me das un segundo voy a ponerme unos vaqueros y bajo con vosotros. - Kay - dijo con una sonrisa. Cuando Shaunee se había ido, algunos trozos de mi fachada de felicidad se perdieron. Entendia y creía lo que le dije, era sólo el realizarlo lo que iba a ser difícil. Además, yo estaba teniendo un mal rato agitada por el mal sueño. Sabía que era sólo un sueño, pero todavía estaba molesta. Era como si yo pudiera oír los ecos de los gritos de Heath en el opresivo silencio de mi habitación. Automáticamente me puse en movimiento, me puse mi ropa más cómoda, pantalones vaqueros y una sudadera ginormic que me compré de la tienda de la escuela hace un par de semanas. Tenia en mi corazón la insignia de plata bordada de NYX con las manos levantadas hacia una luna llena, y que de alguna manera me hacia sentir mejor. Cepille mi pelo y suspiré a mi reflejo en el espejo. Me parecía caca. Así que use algunon corrector en las manchas oscuras de mis ojos, rimel y añadí mi brillante brillo de labios que olía a fresas. Me senti más preparada para afrontar el mundo, encabezada por abajo. Y me pausé al final de la escalera. La escena era familiar, pero cambió por completo. Niños agrupados alrededor de la TV de pantalla plana. Deberían estar hablando, y no se, pero era definitivamente en voz baja. Mi grupo de amigos se encontraban sentados alrededor de la TV que más les gustaba: las gemelas en su correspondientes poofy sillas, Damien y Jack (mirando muy acogedores) estaban sentados en el piso del asiento por el amor, Erik estaba en el asiento amor, y me sorprendió al ver que su amigo lindo, Cole, había tirado una silla y se habia sentado entre las mellizas. Sentí mis labios un tic. Era muy valiente, bien eso o muy moronic.


Todos estaban hablando suavemente, y definitivamente no prestaban atención a el retorno de la Momia, que estaban poniendo en la televisión. Así, a excepción de dos cosas, es perfectamente una escena familiar. En primer lugar, demasiado tranquilo. En segundo lugar, Stevie Rae debería haberse sentado en el asiento con su amor doblado bajo sus pies diciendo a todos que se callaran y estubieran tranquilos para poder escuchar la película. Me tragó las lagrimas, y sentí una sensación de ardor en la parte de atrás de mi garganta. Tengo que seguir adelante. Tenemos que hacerlo. - Hola, chicos - dije, tratando de sonar normal. Esta vez no hubo un silencio incómodo en mi presencia. En su lugar estaba todos hablando a la vez. - Hola, Z! - Zoey! - Hey, Z! Me las arreglé para no suspirar o poner los ojos en blanco y tomé mi lugar al lado de Erik. Puso su brazo alrededor de mí y apretó, me hizo sentir mejor, pero extrañamente culpable. Mejor porque estaba totalmente caliente y dulce y yo todavía estaba un poco sorprendido de que le parecía tanto como yo. Y culpable , que podría resumirse en una palabra: Heath. - ¡Bien! Ahora que Z esta aquí podemos empezar el maratón dijo Erik. - ¿Te refieres a la dorkathon? - dijo Shaunee. - Si era el fin de semana que podríamos llamar la geekend dijo Erin. - Déjame adivinar - Miré Erik - ¿Trajiste los DVDs?. - Sí lo hice! El resto del grupo lloriqueo exageradamente con dolor. - ¿Qué significa que estamos viendo Star Wars? - les dije. - Una vez más - su amigo Cole murmuró. Shaunee se encaro frente a Cole. - ¿Estás diciendo que no eres un gran fan de Star Wars? Él sonrió a Shaunee e, incluso, de donde yo estaba sentado pude ver la coquetería en la luz de sus ojos. - Ver la versión extendida del Director de Star Wars de Erik por un millón de tiempo no es la razón por la que vine aquí. Yo soy un fan, pero no es de Darth y ChewBacca.


- ¿Estás diciendo que la princesa Leia no lo es para ti? Shaunee bromeó. - No, yo estoy más colorido que eso - dijo, inclinadose hacia ella. - No estoy aquí porque sea un fan de Star Wars, y lo soy Jack seguía el hilo, dando Damien un adorando vistazo. Erin rió. - Bueno, sabemos que la princesa Leia no lo hace por ti. - Afortunadamente - dijo Damián. - Deseo que Stevie Rae estubiera aquí - dijo Erik – a ella le gustaba todo, todos no eres bein 'muy niiiice"***- Las palabras de Erik hicieron que todos se callaran. Le miré y vi que sus mejillas estaban rojas, como no se había dado cuenta exactamente lo que había dicho hasta después de decirlo. Le sonreí y reposé la cabeza sobre su hombro. - Tienes razón. Stevie Rae se nos presentaba como una mama regañona. - Y entonces ella haría algunas palomitas de maíz y todos nos dicen agradable para compartir - dijo Damián. - A pesar de que debería decir compartir bien. - Me gustaba la forma de Stevie Rae de desordenar el idioma Inglés - dijo Shaunee. - Sí, Okie-mente - dijo Erin. Nos sonrió a todos los demás, y sentí un pequeño calor comenzar en mi pecho. Así es como comenzó, así es como queremos recordar Stevie Rae con sonrisas y amor. - Uh, ¿puedo sentarme con vosotros? Miré para ver al lindo Drew Partain el chico estaba de pie en el borde de nuestro grupo. Esperaba pálido y triste, y sus ojos eran de color rojo como si hubiera estado llorando. Me acordé de cómo él había mirado a Stevie Rae, y sentí una puñalada de simpatía por él. - ¡Por supuesto! – dije calurosamente. – coge una silla - A continuación, algo interior, me hizo añadir – Hay espacio allí junto a Erin. Los ojos azules de Erin se ampliaron un poco, pero se recuperó rápidamente. - Sí, pon una silla, Drew. Sin embargo, advirtió, que estabamos viendo Star Wars. - Cool para mi - dijo Drew, dando a Erin una vacilante sonrisa.


- Breve, pero bonito - oí susurrar a Shaunee a Erin, y yo creo que vi que las mejillas de Erin obtenian un poco de color rosa. - Oye, voy a hacer un poco de palomitas de maíz. Además, necesito mis… - Brown pop! - Damien, los gemelos, y Erik dijeron juntos. Yo me desenredé del brazo de Erik y me dirigí a la cocina, había una sensación más ligera con lo de Stevie Rae. Todo estará bien. La Casa de la Noche era mi casa. Mis amigos son mi familia. Seguiría mi propio consejo y tomaría un día a la vez, un problema a la vez. Tenía que buscar la manera de vadear las cuestiones a través de mi novio. Lo mejor para mí para evitar a Neferet (sin ser demasiado evidente de que la estaba evitando) hasta que pudiera averiguar lo que estaba pasando con ella y el extraño no-muerto Elliott (que era suficiente para dar pesadillas a cualquiera no me pregunto tenido un terrible sueño acerca de Stevie Rae y Heath). Puse una bolsa extra de la mantequilla, y las súper-pop palomitas de maíz en cada uno de los cuatro microondas y agarré grandes cuencos, comenzó el pop - ping. Tal vez debería lanzar otro círculo privado y para pedir ayuda a NYX para entender las graves cuestiones de Elliott. Mi estómago apretó como me di cuenta de que yo sería menos Stevie Rae. ¿Cómo iba a hacer frente a la sustitución de ella? Me hizo sentir mal, pero había que hacer. Si no es ahora, para mi ritual privado, me tienen que encontrar a alguien antes de la próxima luna llena ritual. Cerré los ojos contra el dolor de los desaparecidos, de Stevie Rae y la realidad de estar sin ella. Por favor, muéstrame qué hacer, le pedí en silencio a NYX. - Zoey, es necesario que vengas a la sala de estar. Mis ojos se abrieron cuando surgió la voz de Erik me asustó. La mirada en su rostro tenía mi adrenalina creciente a través de mi cuerpo. - ¿Qué pasa? - Vamos - Tomó mi mano y Salí apresurada de la cocina - Son las noticias. A pesar de que la gran sala estaba llena de niños, había un completo silencio. Todos estaban mirando nuestra gran pantalla de televisión, donde Chera Kimiko estaba en la cámara y hablaba.


- ... La policía está advirtiendo al público que no cunda el pánico, aunque este es el tercer chico que ha desaparecido. Se está investigando, Fox News y asegura que tienen varios viables conduce. - Para repetir este boletín especial, un adolescente del Broken Arrow otro jugador de fútbol de la escuela secundaria, ha sido reportado como desaparecido. Su nombre es Heath Luck. Mis rodillas ya no me sujetaban, y me hubiera caído si Erik no hubiera puesto su brazo alrededor de mi cintura y me ayudó a mantenerme de pie. Sentía como que no podía recuperar el aliento y seguí escuchado a Chera: - el camión de Heath fue encontrado fuera de la Casa de la Noche, pero la Alta Sacerdotisa, Neferet, asegura a la policía que no ha entrado en los terrenos de la escuela, y que no ha sido visto por nadie allí. Por supuesto, hay mucha especulación acerca de estas desapariciones, en particular desde que el informe del médico forense indicara que la causa de la muerte de los otros dos niños secuestrados fue la pérdida de sangre a través de múltiples mordeduras y laceraciones. Y si bien es cierto que los vampiros no muerden cuando toman sangre de los seres humanos, las laceraciones hacer seguir una palmadita charrán que es coherente con la alimentación de los vampiros. Es importante recordar a la opinión pública que los vampiros tienen un acuerdo legal vinculante con los seres humanos de que no se alimentan de ningún ser humano contra su voluntad. Vamos a tener más en esta historia a las diez y, por supuesto, se interrumpirá cuando se disponga de noticias... - ¡Que alguien me un bol, voy a estar enfermo! - Pude gritar entre todo el zumbido en mi cabeza. Un plato fue empujado en mis manos y mis tripas salieron rápidamente en el.


HCapítulo Ventiseis "Aquí, Zoey, que te va a ayudar con el mal sabor de boca. Ciegamente lo tomé de Erin, aliviada cuando me acaba el agua fría. Escupí en el plato de vomitar. - Ugh, me lo quite - le dije, la supresión de mi mordaza teniendo un olor a vómito. Quería cubrir mi cara con mis manos y ponerme a llorar, pero yo sabía que toda la habitación me estaba, por lo que lentamente enderecé mis hombros y empujé mi cabello húmedo detrás de mis orejas. No podía darme el lujo de entrar en pánico. Mi mente estaba ya tramitando las cosas que tenía que hacer, tenía que hacer. Para Heath, era que importaba ahora, no yo, y no mi necesidad de histeria. - Tengo que ver a Neferet - les dije resueltamente y me puse de pie, sorprendida por la manera constante en que se habían convertido mis rodillas. - Voy contigo - dijo Erik. - Gracias, pero primero tengo que cepillarme los dientes y coger unos zapatos - (llevaba un par de calcetines gruesos para bajar y ver la televisión.) le sonrió en agradecimiento a Erik. - Voy a correr hasta mi habitación y ya vuelvo - Podía sentir a las gemelos preparándose para venir conmigo. - Voy a estar bien. Darme un segundo. Entonces me volví apresuradamente y subir las escaleras. No paré en mi habitación, pero seguí caminando por el pasillo, giré a la derecha, y me detuve ante la habitación número 124. Alcé mi puño, pero no había tocado cuando se abrió la puerta. - Pensé que serías tu - Afrodita me echo una mirada fría, pero se hizo a un lado. - Vamos entra.


Caminé dentro, bastante sorprendida por el color pastel del interior de la sala. Supongo que lo que esperaba era que fuera oscuro y aterrador, como de una viuda negra. - ¿Tienes algún enjuague bucal? Acabo de vomitar en serio y he de limpiarme. Señaló con el mentón el botiquín en el fregadero. - Allí. El vidrio del fregadero está limpio. Me lave la boca, aprovechando la oportunidad para tratar de seleccionar mis pensamientos. Cuando lo había hecho la hice frente. Decidida a no perder el tiempo en tonterías, fui directa al grano. - ¿Cómo se puede saber si una visión es real o sólo un sueño? Ella se sentó en una de las camas y sacudió su larga espalda, para colocar su pelo rubio. - Es una sensación en su intestino. Las visiones nunca son fáciles o cómodas o se cubren de flores de mierda como en en las películas. Las visiones apestan. Parecen reales. Básicamente, si te hacen sentirte como una mierda, probablemente sea real y no sólo un sueño. - Sus ojos azules me miraron con atención.- ¿Entonces, tú has estado teniendo visiones? - Pensé que había tenido esta noche un sueño, una pesadilla en realidad. Pero hoy día creo que fue una visión. Los labios de Afrodita se torcieron ligeramente. - Bueno, eso apesta. Cambie de tema. - ¿Qué pasa con Neferet? - Afrodita puso cuidadosamente la cara en blanco. - ¿Qué quieres decir? - Creo que sabes exactamente lo que quiero decir. Algo está mal con ella. Quiero saber qué es. - Eres su incipiente. Su favorita. Su nueva chica de oro. ¿Piensas de verdad que voy a decirte cosas? Yo puedo ser rubia, pero definitivamente no soy estúpida. - Si esa es la manera en que realmente lo sientes, ¿por qué me adviertes en contra de tomar el medicamento que me dieron? Afrodita me miro. "Mi primer compañera de cuarto murió seis meses después de que llegara aquí. Tomé el medicamento. Me afectó mucho. Durante mucho tiempo. - ¿Qué quieres decir? ¿Cómo te afectó?


- Me hizo sentir divertida, desinteresada. Y se detuvieron mis visiones. No fue permanente, sólo por un par de semanas. Y entonces es difícil para mí incluso recordar lo que pasaba Afrodita se detuvo - Venus. Su nombre era Venus Davis - Sus ojos se reunieron de nuevo con los míos - Ella fue la razón por la que elegí Afrodita como mi nuevo nombre. Fuimos las mejores amigas y pensamos que era genial - Sus ojos se llenaron de tristeza - Me ha hecho recordar a mi Venus la forma con la que tu deseas recordar Stevie Rae. - Yo lo hago. Lo haré. Gracias. - Tienes que irte. No va a ser bueno para cualquiera de nosotras si alguien sabe que has estado aquí hablando conmigo - dijo Afrodita. Me di cuenta de que era probablemente cierto, y fui hacia la puerta. Su voz me detuvo. - Ella te hace pensar que es buena, pero no lo es. Todo lo que hay en la luz no es bueno, y todo lo que hay en la oscuridad no siempre es malo. La oscuridad no siempre equivale a mal, ya que la luz no siempre equivale al bien. Las palabras que NYX había dicho el día que fui Marcada se reflejaban en la advertencia de Afrodita. - En otras palabras, debo tener cuidado alrededor de Neferet y no confiar en ella - le dije. - Sí, pero nunca he dicho eso. - ¿Decir qué? No estamos ni siquiera tiendo esta conversación - Cerré la puerta detrás de mí y fui deprisa a mi cuarto donde me lave la cara y me cepille los dientes, tiré de unos zapatos y, a continuación, de nuevo baje a la sala de estar. - ¿Lista? - Erik preguntó. - Vamos a ir, también - dijo Damián, incluyendo a las Gemelas, Jack, y Drew. Empecé a decirles que no, pero yo no podía hacer salir la palabra. La verdad es que me alegraba de que estuvieran aquí, evidentemente sintieron la necesidad de unir fuerzas en torno a mí y protegerme. Me preocupó realmente por un largo tiempo que mis facultades y mi más mi rara marca que me dio la Diosa me marcaran como ese monstruo que no encajaba en ningún sitio, no tendría ningún amigo. Pero lo opuesto parece estar sucediendo.


- Bueno, vamos a ir Nos dirigimos a la puerta. Yo no estaba del todo segura de lo que iba a decir a Neferet. Todo lo que sabía era que no podía seguir manteniendo la boca cerrada, y que tenía una terrible sensación que mi "sueño" ha sido realmente una visión, y que no había más que el "espíritu" que había estado viendo a los fantasmas. Sobre todo, me temo que habían cogido a Heath. El problema sobre lo que Stevie Rae se había convertido daba vueltas en mi cabeza, pero no cambiaba el hecho de que Heath había desaparecido, y que creo saber quien lo había cogido (pero no el qué). No habíamos hecho nada más que llegar a la puerta y se abrió viendo a Neferet deslizarse en la habitación en una corriente de aire perfumado de nieve. Iba seguida por Marx y Detective Martin. Tenían chaquetas de color azul y el zip en su barbilla. Sus sombreros estaban cubiertos de nieve y la nariz de color rojo. Neferet, como de costumbre, parecía perfectamente preparada, perfectamente cuidada, perfectamente bajo control. - ¡Ah, Zoey, bueno. Esto me salva de tener que ir a buscarte. Los dos detectives tienen algunas malas noticias, y les gustaría también hablar contigo un momento. Yo no escatimaba a Neferet por una mirada, y pude sentir su endurecimiento cuando respondí directamente a los detectives. - Ya he oído hablar sobre la noticia de que Heath está desaparecido. Si hay alguna manera de que me pueda ayudar, lo haré. - ¿Podemos utilizar la biblioteca de nuevo? – pregunto el Detective Marx. - Por supuesto - dijo Neferet sin problemas. Yo empecé a seguir Neferet y a los detectives a la sala, pero hice una pausa para mirar atrás hacia Erik. - Vamos a estar aquí - dijo. - Todos nosotros - dijo Damián. Yo asentí. Me sentí mejor, fui a la biblioteca. Apenas entré en la habitación cuando el detective Martin comenzó a preguntarme. - ¿Zoey, puede decirnos su paradero entre seis y ocho y treinta de esta mañana?


Yo asentí. - Yo estaba arriba en mi habitación. Por aquel entonces estaba hablando por teléfono con mi abuela y, a continuación, Heath y yo nos mandamos mensajes de texto un par de veces - Llegué a mi bolsillo de los vaqueros y saque mi teléfono móvil. - ni siquiera he borrado los mensajes. Usted puede verlos si quiere. - No tienes que darle el teléfono, Zoey - dijo Neferet. Le di mi mejor sonrisa. - Está bien. No me importa. El Detective Martin tomó el teléfono y comenzó a pasar por el mensaje de texto, archivos, tecleando hasta llegar a los mensajes. - ¿Viste a Heath esta mañana? -El Detective Marx pregunto. - No. Él me preguntó si podía venir a verme, pero yo le dije que no. - Esto dice que usted estaba pensando en verle el viernes dijo el detective Martin. Podía sentir la fuerte mirada de Neferet hacia mí. Me asustó profundamente. La única manera de que pudiera hacerlo sería mantenerme lo más cercana a la verdad como pueda. - Sí, yo iba a salir con él después del partido del viernes. - Zoey, sabes que está totalmente en contra de las reglas de la escuela continuar la relación con los seres humanos de su antigua vida - Me di cuenta, por primera vez, que el disgusto llenó la voz del hombre cuando dije: - Lo sé. Lo siento - Una vez más, le dije la verdad, sólo omití que le había chupado la sangre, un pequeño detalle: confío que no hay mas detalles - Es sólo que Heath y yo teníamos una historia entre nosotros y era muy difícil dejar de hablar totalmente con él, aunque sabía que tenía que hacerlo. Pensé que sería más fácil si nos reuniéramos y se lo dijera cara a cara, de una vez por todas, por qué nosotros no podíamos vernos más. Yo te lo hubiera dicho, pero quería hacerlo por mi cuenta. - ¿Entonces, usted no lo vio esta mañana?- El Detective Marx repitió. - No. Después de que nos mandamos los mensajes de texto me fui a la cama.


- ¿Alguien puede justificar que se encontraba en su habitación durmiendo en ese momento? – El Detective Martin pidió, y me entregó mi teléfono. Neferet hablo con su voz de hielo. - Señores, ya les he explicado a ustedes la terrible pérdida que Zoey experimentó ayer. Su compañera de cuarto ha muerto. Entonces, ¿cómo podía haber alguien que justificara que ella estaba en su cuarto? - Um, perdón, Neferet, pero en realidad yo no estaba durmiendo sola. Mis amigas Erin y Shaunee no quisieron dejarme sola, de manera que vinieron a mi habitación y me dormí – No dije nada sobre Damien. En ningún momento quería meter al en problemas. - Oh, eso fue muy amable por su parte – Neferet dijo suavemente, cambió en un aliento de Vampiro que da miedo a madre. He intentado no pensar en cómo no dejarme engañar por ella. - ¿Tiene usted alguna idea de dónde podría estar Heath? - Le pregunté al detective Marx (Yo era la que más le gustaba de las dos). - No. Su camión fue encontrado no muy lejos de la pared de la escuela, pero la nieve está cayendo tan rápido que cualquier pista que podría haber ha sido totalmente cubierta. - Bueno, yo creo que en lugar de gastar su tiempo en preguntar a mi incipiente, la policía debería dedicar su tiempo a la búsqueda de canales para el adolescente - Neferet dijo en un tono que me hizo querer gritar. - ¿Señora? - Marx dijo. - Parece claro para mí lo que pasó. El muchacho está tratando de ver Zoey, una vez más. No fue hasta el mes pasado que él y su novia subieron a nuestro muro diciendo que iban a sacarla de la escuela - Neferet agitó su mano despectivamente. - Él estaba borracho y, es probable que también estuviera ebrio esta mañana. La nieve fue demasiado para él y probablemente cayó en una cuneta en alguna parte. ¿No es así, cuando por lo general terminan borrachos?" - Señora, es un adolescente, no un borracho. Y sus padres y sus amigos dicen que no ha tomado una copa en un mes. Neferet suavemente río evidente no se lo creía de él. Me


resultaba sorprendente, Marx ignoró su cuidado y estudiado planteamiento. - ¿Qué te parece, Zoey? Ustedes dos salieron por un par de años, ¿verdad? ¿Puedes pensar en donde podría haber ido? - No de esta manera. Si su camión hubiera desaparecido fuera Oak Grove Road en BA podría decir que esta en cualquier parte - No quise decir esto como una broma, sobre todo después de que Neferet hablara mal sobre Heath, pero el detective parecía estar tratando de no sonreír, que le hizo aparecer de repente buen tipo, e incluso accesible. Antes de que pudiera cambiar mi mente, dije bruscamente - Pero yo tuve un extraño sueño esta mañana que tal vez no haya sido realmente un sueño, podría haber sido algún tipo de visión acerca de Heath. En el silencio atónito la voz de Neferet sonaba recortada y dura. - Zoey, no ha manifestado nunca una afinidad por las profecías o visiones. - Lo sé - apropósito hice un sonido de con seguridad e incluso un poco de miedo (el miedo no era exactamente parte de la pretensión). - Pero es muy raro que yo soñaba que Heath estaba por este muro, y que le agarraron ahí. - ¿Qué le agarró, Zoey? – la Voz del Detective Marx era de urgencia. Definitivamente él me tomaba en serio. - No sé - Que definitivamente no era una mentira - Sé que no son incipientes o vampiros. En mi sueño cuatro figuras encapuchadas lo arrastraron fuera. - ¿Has visto dónde han ido? - No, me desperté gritando por Heath.- las lagrimas que llenaron mis ojos no eran falsas - Tal vez todo lo que deben hacer es buscar alrededor de la escuela. Algo está ahí fuera, cogiendo a los niños, pero no nosotros. - Por supuesto que no somos nosotros - Neferet vino a mí y puso su brazo alrededor de mi hombro y me dio palmaditas suaves de mamá haciendo sonidos. - Señores, creo que Zoey ha tenido más que suficiente por un día. ¿Por qué no les presentó a Shaunee y Erin, que, estoy segura, colaborarán con su coartada. Coartada. La palabra sonaba fría.


- Si se acuerda de algo, o tiene cualquier otro tipo de sueños extraños, no dude en ponerse en contacto conmigo, en cualquier momento del día o de la noche – dijo el detective Marx. Esta era la segunda vez que me había dado su tarjeta - sin duda era persistente. Cogí su tarjeta y le di las gracias. Entonces Neferet lo llevó fuera de la sala el Detective Marx dudó y caminó de vuelta hacia mí. - Mi hermana gemela fue Marcado y cambio hace quince años - dijo suavemente - Ella y yo estamos todavía unidos, aunque se suponía que iba a olvidarse de su familia humana. Así que cuando digo que me puede llamar en cualquier momento, y me dicen lo que sea, puede creerme. También puede confiar en mí. - ¿Detective Marx? – Neferet se situó en el umbral. - Sólo quería darle las gracias a Zoey de nuevo, y decirle cómo me siento sobre su compañera de habitación - dijo suavemente. Me quedé donde estaba, tratando de recoger mis pensamientos. ¿La hermana de Marx es un Vampiro? Bueno, eso realmente no era tan extraño. Lo que me extraña es que aún la quería. Tal vez podría confiar en él. La puerta sonó Clic al cerrarse y yo salté en sorpresa. Neferet estaba de pie con la espalda en la puerta, mirándome con cuidado. - ¿Estas imprimada con Heath? Tuve un instante de frío y blanco pánico. Ella iba a ser capaz de leerme. Me he engañando a mí misma. No había manera de engañar a una Alta Sacerdotisa. Después sentí el pincel de una suave e imposible brisa... el calor de un fuego invisible.... la frescura de una primavera de lluvia... la dulzura de una verde pradera fértil... y la poderosa fuerza elemental de relleno que fluye en mi espíritu. Con la confianza que había recuperado de nuevo me encontré con los ojos de Neferet. - Pero dijiste que no. Usted me dijo antes que lo que pasó entre él y yo en la pared no era suficiente para la imprenta Me aseguré de que mi voz sonara confusa y molesta. Los hombros relajados casi imperceptiblemente. - No creo que se generase una imprenta. Así pues, ¿estás diciendo que


no has estado con él desde entonces? ¿No te has alimentado de él otra vez? - ¡Otra vez! - dejé el sonido como si estuviera conmocionada. Sentí el inquietante pero seductor pensamiento de alimentarme de Heath. - Pero yo realmente no me alimenté de él entonces, ¿no? - No, no, por supuesto que no – me dijo Neferet - Lo que hiciste fue muy pequeño, muy pequeño en realidad. Es sólo que me pregunto si es tu sueño fue como estar con tu novio de nuevo. - Ex-novio - le dije casi automáticamente - No. Pero ha estado mandándome mensajes de texto y me llama un montón últimamente, así que pensé que sería mejor si le veía y trataba de hacerle entender de una vez por todas, que no podemos vernos nunca más. Lo siento. Yo debería haberlo dicho, pero realmente quiero solucionarlo yo misma. Quiero decir, yo misma tengo el problema. Quisiera ser capaz de manejarlo. - Bueno, yo elogió tu sentido de responsabilidad, pero no creo que fuera prudente que los detectives pensaran que tu sueño podría haber sido una visión. - Simplemente parecía tan real - le dije. - Estoy segura de que así era. Zoey, ¿tomaste el medicamento que te di para beber anoche? - ¿Quieres decir la cosa lechosa? Sí, Shaunee me lo dio - Y ella lo había hecho, pero lo vertí en la basura y en el fregadero. Neferet parecía aún más relajada. - Bien. Si sigues teniendo sueños perturbadores, llámame y te daré una mezcla más fuerte. Esto debería haber mantenido las pesadillas fuera de ti, pero claramente he subestimado la dosis que requiere. La dosis no era todo lo que había subestimado. La sonreí. - Gracias, Neferet. Aprecio eso. - Bueno, debes regresar con tus amigos, ahora. Son muy protectores contigo y estoy segura de que están preocupados.

Yo asentí y caminé con ella de nuevo a la sala de estar, cuidado de no mostrar mi disgusto cuando ella me abrazó delante de todos y dijo adiós con la calidez de una madre. En realidad, era exactamente como una madre, especialmente mejor que mi mamá, Linda Heffer. La mujer que me había traicionado por un hombre y cuidaba más de ella misma y de las apariencias que de mí. Los vínculos entre las semejanzas entre Neferet y Linda eran cada vez más evidentes y claros.


HCapítulo Veintisiete Reasentamos nuestro pequeño grupo después de que Salí de la habitación, y todo volvió a la normalidad. Me di cuenta de que nadie había cambiado la emisora local. El DVD de Star Wars estaba olvidado, al menos por esta noche. - ¿Estás bien? - Erik finalmente preguntó suavemente. Puso su brazo alrededor de mi espalda y yo acomode contra él. - Sí, creo que sí. - ¿La policía tiene noticias sobre Heath? - pregunto Damien. - Nada más de lo que ya hemos escuchado - le dije - O si tiene más, no lo dicen. - ¿Hay algo que podamos hacer? - Shaunee preguntó. Sacudí la cabeza - Vamos a ver la televisión local y ver lo que dicen las noticias de las diez. Murmuraron okays y todo el mundo se estableció para ver el programa de la maratón de Will y Grace, mientras esperábamos las noticias. Miraba la televisión, y pensaba sobre Heath. ¿No tengo un mal sentimiento acerca de él? Definitivamente. ¿Pero es la misma mala sensación que había tenido acerca de Chris Ford y Brad Higeons? No, no lo creo. No sabía cómo explicarlo. Mi instinto me decía que Heath estaba en peligro, pero no me decía que él estaba muerto. Todavía. Cuanto más pensaba acerca de Heath, más inquieta me ponía. En el momento de la tarde que llegaron las noticias de que podía centrarme a través de las historias sobre la inesperada tormenta de nieve que había causado un blanco manto en Tulsa y sus alrededores. Me puse nerviosa mientras observaba las fotografías del centro de la ciudad y de la autopistas, inquietantemente vacíos y los copos golpeando como en una guerra nuclear.


No había nada nuevo sobre Heath excepto un sombrío informe sobre la forma en que el clima estaba obstaculizando los esfuerzos de búsqueda. - Me tengo que ir - Las palabras salieron de mi boca y yo estaba de pie, mi mente me podía recordar que yo no tenía idea de dónde iba y cómo iba a llegar. - ¿Ir donde, Z? - Erik preguntó. Mi mente me azoto y aterrizó en torno a algo - una pequeña isla de la alegría en un mundo que se ha convertido en el estrés y la confusión y la locura. - Voy a los establos - Erik me miro en blanco como todo el mundo - Lenobia dijo que podía cepillar a Persephone en cualquier momento que quisiera - Me encogí de hombros. Cepillarla me hace sentir calma, y ahora necesito poder estar calmada. - Bueno, está bien. Me gustan los caballos. ¡Vamos a cepillar a Persephone - dijo Erik. - Necesito estar sola - Las palabras sonaban mucho más duras de lo que pensaba de nuevo me senté junto a él y deslice mi mano hacia él - Lo siento. Es sólo que necesito tiempo para pensar, y eso es algo que tengo que hacer sola. Sus ojos azules, parecían tristes, pero me dio una pequeña sonrisa. - ¿Qué hay de acompañarte al establo y luego volver aquí y mantener un ojo en las noticias por ti mientras estas pensando? - Me gustaría eso. Odiaba la preocupación de mis amigos se les veía en las caras, pero no podía hacer mucho para tranquilizarlos. Erik y yo no nos molestamos con abrigos. El establo no estaba lejos. El frío no tiene la oportunidad de molestarnos. - Esta nieve es impresionante - dijo Erik después de haber caminado un poco hacia abajo de la acera. Alguien había tratado de ararlo, porque se veía de forma menos profunda en la acera que rodea la base, pero la nieve estaba bajando de manera constante y los arados no podían con ella y ya estaba hasta la mitad de nuestra pierna. - Me recuerda un poco como está nevando a cuando tenía seis o siete. Fue durante vacaciones de Navidad y aspiraba a no perder la escuela.


Erik hizo un gruñido bajo a modo de respuesta y luego caminamos en silencio. Por lo general, nuestros silencios no eran difíciles, pero este se sentía raro. No sabía qué decir, cómo hacerlo mejor. Erik aclarado su garganta. - Aún te preocupas por él, ¿no? Quiero decir, como algo más que un ex-novio. - Sí - Erik merecía la verdad, y yo estaba totalmente enferma de las mentiras. Llegamos a la puerta del establo, y me detuve bajo el halo amarillo de una luz de gas. La entrada blindada con nosotros de las peores de la nieve, por lo que parecía que estábamos de pie en una burbuja dentro de un globo de nieve. - ¿Y qué hay de mí? - Erik preguntó. Le miré. - Me preocupo por ti, también. Erik, me gustaría arreglar esto, hacer que todas las cosas malas se vayan, pero no puedo. Y no voy a mentirte acerca de Heath. Creo que lo he impreso. Yo vi la sorpresa en los ojos de Erik. - ¿De solo una vez en la pared? Z, yo estaba allí, y apenas probaste algo de su sangre a todos. Él simplemente no quiere perderte, que es la razón por la que está tan obsesionado. No es que le culpé - añadió con una sonrisa irónicamente. - Yo lo vi de nuevo. - Huh? - Hace solo unos días. No podía dormir, así que fui a la Plaza de Starbucks en Utica. Él estaba allí colocando unos carteles sobre Brad. Yo no había decidido verlo, y si hubiese sabido que iba a estar allí no hubiera ido. Te lo prometo Erik. - Pero lo hizo él. Yo asentí. - ¿Y tu te alimentaste de él? - Solo algo que sucedió. Trate de no hacerlo pero él mismo se corto. En fin. Y no pude pararme - Cumplí con mi mirada de lleno hacia él, pidiéndole con los ojos comprensión. Ahora estaba frente a la muy probable posibilidad de que Erik y yo rompiéramos, me di cuenta de lo mucho que no quería que eso sucediera, lo que definitivamente no ayudaba a mi confusión o mi nivel de estrés, porque todavía había algo con Heath.


- Lo siento, Erik. Yo no pedí que sucediera, pero lo hizo, y ahora existe esta cosa entre Heath y yo, y no estoy segura de lo que voy a hacer al respecto. Él suspiró profundamente y cepillando algunos copos de nieve de mí cabello. - Bueno, bueno, hay una cosa entre tú y yo, también. Y algún día, si lo hacemos a través de este maldito cambio, vamos a ser igual. No voy a convertirme en un viejo y arrugado décadas antes de morir tú. Estar conmigo no será otra cosa que para que los vampiros susurren acerca de ello, y para que los seres humanos te odien. Será normal. Será correcto - A continuación, su mano estaba detrás de mi cuello y me estaba tirando hacia él. Él me besó duro. Probado que el frío y dulce. Subió mis brazos alrededor de sus hombros y le besé la espalda. Al principio sólo quería hacerle daño estaba provocándolo para que se vaya lejos. Entonces nuestro profundo beso fue de necesidad, y presionamos nuestros cuerpos juntos. Yo no estaba abrumada con el cegamiento de sangre para él, al igual que lo que sucedió cuando yo estaba con Heath, pero me gustó la forma que besar Erik me hizo sentir, todos un poco la luz cálida y encabezados. Infierno, la línea inferior es lo que me gustó de él. Mucho. Además, había un punto. Él y yo seríamos lo correcto. Heath y yo no. Terminó con el beso y los dos respirábamos con dificultad. Puso mi mano en la mejilla de Erik. - Realmente lo siento. Erik volvió la cabeza y besó mi palma. - We'll figure this out.(creo puede ser : vamos a superar esto)** - Espero que sí - susurre, más para mí misma que a él. Entonces me aparte de él y puse mi mano sobre la antigua puerta de hierro - Gracias por caminar conmigo aquí. Yo no sé cuando estaré de vuelta. No debes esperar por mí. Empecé a abrir la puerta. - Z, si realmente lo hiciste lo de la imprenta con Heath puedes ser capaz de encontrarlo - dijo Erik. Me detuve y me volví de nuevo hacia Erik. Esperaba tenso e infeliz, pero no dudó en explicar - Mientras estés cepillando a la yegua, piensa en Heath. Llámale. Si él puede, vendrá contigo. Si él tiene tu


imprenta y es lo suficientemente fuerte, puedes ser capaz de tener una idea de donde está. - Gracias, Erik. Él sonrió, pero no parecía feliz. - Más tarde, Z.- Él se alejó por la nieve y se lo tragó. El olor caliente mezclado con heno limpio y seco de caballo contrastaba dramáticamente con el frío y con la nieve de afuera. Los establos estaban débilmente iluminado sólo por un par de suaves lámparas de gas. Los caballos estaban durmiendo, y hacían ruidos de masticación. Algunos de ellos soplaban a través de sus narices, que sonaba un poco como los ronquidos. Miré alrededor para encontrar a Lenobia y cepillarla mientras la nieve de mi camisa y el pelo empezó a virar hacia la habitación, era bastante obvio que, a excepción de los caballos estaba sola. Bueno. Necesitaba pensar, y no explicar lo que estaba haciendo aquí en el centro de una tormenta de nieve en medio de la noche. Bueno, le dije la verdad a Erik sobre Heath y no había roto conmigo. Por supuesto, en función de lo que sucedió con Heath, podría hacerlo. ¿Cómo las niñas hoish podían salir con una docena de tíos al mismo tiempo? Dos fue agotador. Recordé a Loren y su sexy sonrisa e increíble voz que indica a través de mi mente llena de culpabilidad. Mordí mi labio y agarré un cepillo de curry y un peine para la melena. En realidad, habían sido tres chicos, que es totalmente una locura. Decidí entonces y que tenía bastantes problemas sin necesidad de añadir el extraño coqueteo que puede o no estar pasando entre Loren y yo en la mezcla. Sólo pensar en encontrar a Erik y mostrarle toda la piel que le mostré a Loren... Me estremeció. Me hizo sentirme un montón de escoria. A partir de ahora evitaría a Loren, y si no lo podía evitar lo trataría como a cualquier otro profesor, lo que significaba no coquetear. Ahora, si tan sólo pudiera averiguar qué hacer con Erik y Heath. Abrí el establo de Persephone y le dije lo bonita que es, dulce niña era como si me entendiese, ella me dio un soplo sorprendió con el labio y la cara después de que bese su suave nariz. Ella suspiró y se basaba en tres pies cuando empecé cepillado ella.


Bueno, no pude averiguar nada sobre las citas románticas con Heath y Erik. Hasta lo de Heath no era seguro. (Me había negado a considerar que nunca podría estar segura - tal vez nunca le encuentre con vida.) Comencé a balbucear la tranquilidad y el desorden y la confusión de mi mente. A decir verdad, No había sido necesario que Erik me dijese que podría ser capaz de de encontrar Heath. Esta posibilidad era una de las muchas cosas que había estado haciendo toda la noche por lo inquieta. La verdad es que era cobarde, que tenía miedo, miedo de lo que podría encontrar y lo que no podría encontrar, y me temo que no sería lo suficientemente fuerte como para hacer frente a cualquiera de las opciones. La muerte de Stevie Rae me había dejado rota, y yo no estaba segura de que fue hasta el ahorro de nadie. Pero no era como si hubiera otra opción. Así que... pensé en Heath... Empecé por recordarle como a un chico guapo que había estado en la escuela primaria. En Tercer grado su pelo había sido mas rubio de lo que era ahora, y él había llevado como un millón gomina. Solían levantarse todos por encima de su cabeza como pato pelusa. En tercer grado fue cuando él me dijo por primera vez que me amaba y que algún día iba a casarse conmigo. Yo estaba en segundo grado, y por lo tanto, no le tome en serio. Quiero decir, a pesar de que era casi dos años más joven que había sido un pie más alto. Fue lindo, pero era también un niño, lo que significaba que era molesto. Bueno, por lo que aún podría ser molesto, pero él había crecido y llenado. Entre tercero y undécimo grado le había comenzado a tomar en serio. Me acordé de nuevo de la primera vez que él realmente me besó, y la emoción, excitación de la forma en que me hizo sentirme. Me acordé de cómo era dulce, y la manera en que podía hacerme sentir bella, incluso cuando tenía un terrible frío y mi nariz estaba de color rojo brillante. Y era como un antiguo caballero. Heath había abierto las puertas para mí y me llevaba los libros desde que tenía nueve años. Entonces pensé en la última vez que le había visto. Había estado tan seguro de que permaneceríamos juntos y sin miedo se había cortado a sí mismo y me ofreció su sangre. Cerré los ojos y me incliné contra el suave flanco de


Persephone, el pensamiento de Heath y el recuerdo de él flotaban a deriva cerrando las etapas de mi pasado como una pantalla de cine. A continuación, las imágenes de nuestro pasado habían cambiado y tenía un vago sentido de la oscuridad y la humedad y el frío y el miedo de golpe en mi intestino. Tomé aliento, mantuve los ojos bien cerrados. Quería centrarme en él, al igual que la otra vez cuando le viste de alguna manera en su dormitorio, pero esta conexión entre nosotros era diferente. Era menos clara, más oscura llena de emociones de deseo juguetón. Me concentré más fuerte, e hice lo que Erik había dicho que tenía que hacer. Llamé a Heath. En voz alta, así como con todo dentro de mí, me dijo: "Heath, ven a mí. Estoy llamándote, Heath. Quiero que vengas a mí ahora. Dondequiera que estés, sal de allí y ven a mí! Nada. No hubo respuesta. No hay respuesta. No sentía otra cosa más que la humedad, el frío y el miedo. Llamé de nuevo. - Heath! Ven a mí! - Esta vez sentí una oleada de frustración, seguido por la desesperación. Pero no tenía ninguna imagen de él. Yo sabía que no podía venir a mí, pero yo no sabía dónde estaba. ¿Por qué había podido verlo mucho más fácilmente antes? ¿Cómo lo había hecho? Pensé en Heath entonces, al igual que lo había hecho ahora. Estaba pensando.... ¿que había estado pensando yo? Entonces sentí que mis mejillas se calentaban cuando me di cuenta de cómo lo había llamado a él antes. Yo no había estado pensando acerca de él cómo un chico lindo o cómo él me hacía sentir. Había pensando en beber su sangre... alimentarme de él... y de lo que su roja sangre caliente causó. Bien, bien entonces.... Dibujé una respiración profunda y pensé acerca de la sangre de Heath. Se probó como deseo líquido, caliente, espesa y eléctricos. Que hizo mi cuerpo vivo en lugares vírgenes que habían comenzado a despertar. Y esos lugares fueron muriendo de hambre. Quería beber la dulce sangre de Heath mientras satisfacía mi anhelo por su tacto, su cuerpo, su sabor. Descoordinación de la imagen, la oscuridad se había limpiado tan bruscamente que fue impactante. Todavía estaba oscuro,


pero que no era problema para mi visión nocturna. Al principio no entendía lo que estaba viendo. La habitación era extraña. Es más como un pequeño hueco en una cueva o un túnel que una habitación. Las paredes estaban húmedas y vuelta. Había algo de luz, pero venía de un oscuro, con humo que linterna colgada de un gancho oxidado. Todo lo demás era completa oscuridad. Lo que pensé al principio fue un montón de ropa sucia y se trasladó gimió. Esta vez no fue sólo un sondeo como un hilo, Estaba mirando a través de él. En realidad era como si estuviera flotando, y cuando el reconocimiento lamento mi cuerpo flotando a la deriva más de él. Estaba doblado en un colchón manchado. Sus manos y los tobillos juntos estaban amarrados y estaba sangrando de varios arañazos en el cuello y los brazos. - ¡Heath! - Mi voz no era audible, pero giro la cabeza como si yo sólo le gritara. - ¿Zoey? ¿Eres tú? - Y luego amplió sus ojos y se sentó hacia arriba, mirando alrededor salvajemente. - ¡Fuera de aquí, Zoey! Están locos. Van a matarme como lo hicieron con Brad y Chris - Y empezó a luchar, tratando desesperadamente de romper la cinta, a pesar de todo lo que estaba ocurriendo estaba haciéndose puré las muñecas y a sangrar. - ¡Heath, detente! Está bien, estoy bien. No estoy aquí, realmente no - Dejó de luchar y miro a su alrededor como si estuviera tratando de verme. - Pero te oigo. - Dentro de tu cabeza. Ahí es donde me oyes, Heath. Esa es la causa nos hemos impreso y ahora estamos unidos. Inesperadamente, Heath sonrió. - Eso es cool, Zo. Me dio un vuelco mental. - Bien, Heath. ¿Dónde estás? - No creo que esto, Zo, pero tengo menos de Tulsa". - ¿Qué significa eso, Heath?" - Recuerdas a Shaddox en las clases de Historia? Nos contó algo acerca de los túneles que fueron excavados en Tulsa en los años veinte, debido al no alcohol. - Prohibición - le dije. - Sí, eso. Estoy en uno de ellos.


Durante un segundo no supe que decir. Recordaba vagamente haber aprendido sobre los túneles en la clase de Historia, y me sorprendía que Heath - no exactamente un excelente estudiante – lo recordara. Como si entendiera mi duda sonrió y dijo: - Entraban furtivamente el alcohol. Pensé que era genial. Después de otro rollo mental y un giro de ojos dije - Sólo dime cómo llegar, Heath. Se sacudió la cabeza y una forma demasiado familiar terca apareció en su cara. "De ninguna manera. Van a matarte. Ves a decírselo a la policía y enviarán un equipo especial o algo así. Eso era exactamente lo que quería hacer. Quería coger la tarjeta del detective Marx de mi bolsillo, llamarle, y pedirle que salvara el día. Lamentablemente, me temo que no podía. - ¿Quién son? - Le pregunté. - ¿Huh? - La gente que te cogió? ¿Quiénes son? - No son personas, y no son vampiros a pesar de que beben sangre, pero no son como tú, Zo. Ellos son.. - se rompió, estremeciéndose. - Son algo más. Algo malo. - ¿Han estado bebiendo tu sangre? - El pensamiento me hizo sentirme furiosa con tal intensidad que me hizo tener teniendo un mal rato con mis emociones. Quería rabiar a alguien y gritarle, él me pertenece a mí! Me esforcé para tomar varias respiraciones profundas mientras él me respondía. - Sí, que lo hicieron - Heath dijo sombrío - Pero se quejan mucho sobre ella. Dicen que mi sangre no sabe bien. Creo que es la principal razón por la que estoy todavía vivo. – después de tragar duro su cara se puso de un tono más pálido. - No es como cuando tú bebes mi sangre, Zo. Que se siente bien. Lo que hacen es repugnante. Son repugnantes. - ¿Cuántos de ellos hay? – dije a través de mis dientes apretados. - No estoy realmente seguro. Esta muy oscuro aquí y siempre vienen en grupos de extraños, todos juntos como si estuvieran asustados de estar solos. Bueno, a excepción de tres de ellos.


Uno se llama Elliott, uno que se llama Venus -cómo raro es que- y el otro se llama Stevie Rae. Mi estómago se hizo un nudo - ¿La que se llama Stevie Rae tiene el pelo corto, rizado y rubio? - Si. Ella es la que está a cargo. Heath acababa de confirmar mis temores. No podía llamar a la policía. - Bien, Heath. Voy a sacarte de allí. Dime cómo encontrar a su túnel. - ¿Vas a llamar a la policía? - Sí – le mentí. - No. Estás mintiendo. - ¡No lo hago!" - Zo, puedo decir que estás mintiendo. Puedo sentirlo. Estamos enlazados – Él hizo una mueca. - Heath. No puedo llamar a la policía. - Entonces, no te digo donde estoy. Haciéndose eco desde un extremo del túnel era como una parodia que me recordó el sonido que realizaban las ratas en el experimento de ciencia realizado a través de los laberintos que hicimos en la Clase de biología. La sonrisa de Heath se había ido, como el color que había regresado a sus mejillas mientras hablábamos. - Heath, no tenemos tiempo para esto - Comencé a agitar en su cabeza. - ¡Escúchame! Tengo poderes especiales – dudé no segura de cómo llamar al grupo de criaturas que, de alguna manera, incluía a mi mejor amiga muerta - Esas cosas no van a poder hacerme daño. Heath no dijo nada, pero no parecía convencido y los sonidos de ratas estaban cada vez más cerca. - Has dicho que puedes saber que estoy mintiendo por nuestro enlace. Tiene que ir en ambos sentidos. Tienes que ser capaz de darte cuenta cuando lo que digo es verdad. Parecía que vacilaba, por lo que añadí - Piensa fuerte. Dijiste que recordabas algunas cosas de la noche que me encontraste en Philbrook. Te salve yo esa noche, Heath. No la policía. No un vampiro adulto. Te salve yo, y puedo hacerlo de nuevo Me alegré de que sonara mucho más segura de lo que sentía. Dime dónde estás.


Él pensó por un tiempo, y se preparaba para gritar en él (de nuevo) cuando finalmente dijo, - ¿Sabes dónde está el antiguo almacén del centro? - Sí, se puede ver desde el Centro de Artes Escénicas, donde fuimos a ver Phantom por mi cumpleaños el año pasado, ¿verdad?. - Si. Me llevaron al sótano del mismo. Ellos tienen algo que parece una puerta de prohibido. Es vieja y oxidada, pero hasta los ascensores. El túnel se inicia desde el drenaje de rejas abajo. - Bueno, voy. - Espera, eso no es todo. Hay un montón de túneles. Son más como cuevas. No son secos, como pensé que podrían ser en la clase de Historia. Son oscuros, húmedos y desagradables. Elige el que está en tu derecha, y luego cuando le pases mantente en el lado derecho. Estoy al final de uno de esos. - Muy bien. Voy a estar ahí tan pronto como pueda. - Ten cuidado, Zo. - Lo haré. Usted estará seguro. - Voy a intentar – silbo añadiéndolo a la corriente de ruidos Pero probablemente deberías darte prisa.


HCapítulo Veintiocho Abrí los ojos y estaba en el establo con Persephone. Mi respiración era difícil y transpiraba, la yegua se rozaba contra mí suavemente, estaba preocupada, haciendo ruidos. Mis manos estaban temblando mientras la acariciaba la cabeza y frotaba su mandíbula, diciéndole que todo iba a estar bien, aunque no estaba segura de que fuera cierto. El antiguo centro de depósito estaba a seis o siete millas de distancia en un lugar oscuro, la parte no utilizada de la ciudad bajo un gran puente que unía una parte de la ciudad con la otra. Lo que solía estar mayormente ocupado con los trenes de mercancías y pasajeros de ida y vuelta casi sin escalas. Pero en las últimas dos décadas todos habían dejado el tráfico de pasajeros (sabía que mi abuela hubiera querido hacer conmigo un viaje en tren en mi decimotercer cumpleaños, y marchar a Oklahoma City para coger el tren allí) y los tren de carga de negocios han disminuido definitivamente. En circunstancias normales, solo me tomaría unos minutos llegar desde la Casa de la noche al de depósito. Esta noche no me ocupaba de unas circunstancias normales. En las noticias de las diez habían dicho que las carreteras estaban intransitables, y comprobando mi reloj parpadee con sorpresa - hacia un par de horas. No podía conducir allí. Supongo que podría caminar, pero la urgencia que sentía me estaba diciendo que no era lo suficientemente bueno. - Tomar el caballo. Persephone y yo nos asustamos del sonido de la voz de Afrodita. Ella se inclinaba contra la puerta con puesto pálido y sombrío. - Te ves como basura - le dije. Ella casi sonrió.


- Las visiones dan asco. - ¿Has visto a Heath? - Mi estómago apretó de nuevo. Afrodita no tenía visiones de felicidad y luz. Veía muerte y destrucción. Siempre. - Sí. - ¿Y? - Y si no subes a ese caballo y consigues poner tu culo donde esta, Heath va a morir - Ella hizo una pausa, reunió sus ojos con los míos - Eso es, a menos que no me creas. - Creo en ti - le dije sin vacilar. - A continuación, obtén el infierno de aquí. Ella entró en el establo y me entregó una brida yo había notado que llevaba algo. Aunque se lo puso a Persephone, Afrodita desapareció para volver con una silla y una manta. En silencio, pusimos las tachuelas a Persephone, que parecía entender nuestro sentido de la intensidad totalmente. Cuando estaba lista me llevó desde el puesto. - Llama a tus amigos en primer lugar - dijo Afrodita. - ¿Huh? - No puedes vencer esas cosas por tu cuenta. - Pero, ¿cómo van a venir conmigo? - Mi estómago dolía, estaba muy asustada mis manos estaban temblando, y estaba teniendo problemas para entender qué demonios estaba diciendo Afrodita. - No pueden ir contigo, pero aún pueden ayudarte. - Afrodita, no tengo tiempo para acertijos. ¿Qué diablos quieres decir? - ¡Mierda, no sé! - Ella parecía como si se sintiera frustrada. Acabo de saber que pueden ayudar. Abría la tapa de mi teléfono móvil, después me concentre en mi instinto y en respirar una silenciosa plegaria dedicada a la oración para la orientación de NYX, teclee a puñetazos el número de Shaunee. Ella respondió en el primer toque. - ¿Qué hay de nuevo, Zoey? - Te necesito y a Erin y Damien ir a algún sitio junto y llamar a vuestros elementos, como hicisteis para Stevie Rae. - No hay problema. ¿Vas a reunirse con nosotros? - No voy a rescatar a Heath - Para su crédito, Shaunee solo dudo un segundo o dos, y luego dijo: - Muy bien. ¿Qué podemos hacer?


- Sólo estar juntos, manifestar los elementos, y pensar en mí estaba sonando muy bien en calma, incluso cuando pensaba que mi cabeza podría explotar. - Zoey, ten cuidado. - Lo haré. No te preocupes - Yo me preocupaba lo suficiente por las dos. - A Erik no le va a gustar esto. - Lo sé. Dile que dile... ... que yo, eh, hablare con él cuando regrese - No tenía ni idea de que decirle. - Bueno, voy a decírselo. - Gracias, Shaunee. Voy a ir ya - le dije y cerré el teléfono. Entonces me enfrenté a Afrodita. - ¿Cuáles son esas criaturas? - No sé. - ¿Pero las viste en tu visión? - Hoy fue la segunda visión que tuve sobre ellos, sin embargo. La primera vez que los vi los dos chicos murieron por ellos. Afrodita cepilló una gruesa línea de cabello rubio de su cara. Al instante yo estaba enojada. - Y no dijiste nada al respecto porque son sólo unos adolescentes humanos y no vale la pena gastar tu tiempo en salvarles? Afrodita abrió los ojos con ira. - Se lo dije a Neferet. Le dije todo sobre los humanos, los niños, le conté todas las cosas, cada cosa. Fue entonces cuando empezó a decir que mis visiones eran falsas. Sabía que ella estaba diciendo la verdad, al igual que seguramente, como había empezado a conocer que había algo oscuro sobre Neferet. - Lo siento - le dije - no lo sabía. - Sea lo que sean – dijo - Tienes que salir de aquí, o tu novio va a morir. - Ex-novio - le dije. - Vuelvo a decir lo que sea. Aquí, te daré una pierna. Dejé que metiera su bandera en la montura. - Lleva esto contigo - Afrodita me entrego una manta espesa de caballo. Antes de que pudiera protestar dijo, - No es para ti. Él lo necesitara. Envolvió el manto a mí alrededor, teniendo la comodidad en su tierra, el olor caballos. Seguí como Afrodita iba hacia las


puertas traseras del establo y las abría. El frígido aire y la nieve entro en mini tornados en el granero, me hizo temblar, a pesar de que era más por los nervios y la aprensión que del frío. - Stevie Rae es una de ellas - dijo Afrodita. Miré hacia abajo, pero ella estaba mirando hacia fuera en la noche. - Lo sé - le dije. - Ella no es la misma. - Lo sé - le repetí, a pesar de decir en voz alta las palabras hicieron daño a mi corazón. - Gracias por esto, Afrodita. Ella se giro para buscar mi cara y entonces su expresión era plana e ilegible. - No comiences a actuar como si fuéramos amigas ni nada de eso - dijo. - No lo hare? - le dije. - Quiero decir, no somos amigas. - No, definitivamente no - estaba segura que la vi tratando de no sonreír. - Mientras que estemos en esto - dijo Afrodita – Oh – añadió – Recuerda ir en silencio y por la oscuridad para que los seres humanos no te vean en el camino. No tienes tiempo para estar parada. - lo haré. Gracias por recordármelo - le dije. - Bien, bien, buena suerte - dijo Afrodita. Me apoderé de las riendas, tomé una respiración profunda y, a continuación, apreté mis muslos juntos, para dar impulso a Persephone. Me introduje en un mundo que era blanco extraño dentro de la oscuridad. White-out era definitivamente la mejor descripción del mismo. La nieve había cambiado de grandes copos a fuertes piezas con un poco de nieve-hielo. El viento era constante, haciendo que la nieve se inclinara lateralmente. Tiré de la manta sobre mi cabeza para ir parcialmente protegida de la nieve y me incliné hacia adelante, Persephone corría en un rápido trote. ¡Date prisa! Mi mente estaba gritándome a mí misma. ¡Heath te necesita! Atravesé el estacionamiento y la parte trasera de la escuela. Los pocos coches de la escuela aún estaban cubiertos de


nieve, y la película que hacían las luces de gas que brilló fuera de sus espaldas, una puerta de tela metálica. Pulsé el botón dentro de la puerta para abrirla. Se trató de una oscilación amplia, pero un montón de nieve que quedo capturada arriba cayó sobre Persephone y yo apenas había espacio suficiente para deslizarse a través de ella. Me volví a la derecha y me puse por un momento al amparo de los robles que enmarca la escuela. - Estamos en silencio ... fantasmas ... no se pueden ver con nosotros. Nadie nos puede escuchar - murmuraba contra el lloriqueo de viento, y me sorprendió cuando el área alrededor de mí se calmo. Con un repentino pensamiento continúe Viento, cerca de mí se calma. Fuego, caliente a mi manera. El agua, la nieve aún en mi camino. Tierra, la vivienda cuando se puede. Y el espíritu, me ayudan a no ceder a mi miedo - Las palabras apenas salieron de mi boca cuando vi un poco del flash de la energía a mi alrededor. Perséfone pasó rozando y reí un poco al lado. Y como me trasladé era como una burbuja de serenidad que se trasladaba con nosotras. Sí, lo era aún y la noche era fría y todavía estaba asustada cada vez más exótica, pero se llenó de tranquilidad rodeada de la protección de los elementos. Incliné la cabeza y le susurré: Gracias, NYX, este es de los mejores regalos que me has dado - Añadió en silencio que esperaba que yo los mereciese. - Vamos a por Heath - le dije a Persephone. Ella pasó por la tierra al galope con facilidad y me sorprendió ver que la nieve y el hielo parecían volar fuera de sus pezuñas como por arte de magia trotábamos por la noche bajo la atenta mirada de la Diosa que es, ella misma, la noche personificada. Mi viaje fue sorprendentemente rápido. Estamos en Utica Street hacia abajo hasta que llegamos a la salida de la Autopista Broken Arrow. Barricadas con luces de advertencia expresa de que el camino estaba cerrado. Me sentí sonriente porque Persephone era perfectamente guiada alrededor de las barricadas en la carretera totalmente desierta. Entonces me incline hacia la cabeza de la yegua y ella comenzó a correr al galope. Me aferré a ella, inclinada sobre su cuello bajo. Con la manta corriente detrás de nosotras me imaginé que me parecía a la heroína en una antigua novela histórica de romance, y deseaba estar galopando mientras me alejaba de


un mal Rey con quien mi padre había decidido casarme en vez de estar camino del mismo infierno. Persephone me dirigió a la salida que nos llevaría al Centro de Artes y más allá del antiguo depósito. No había visto a nadie en el centro y la carretera, pero ahora veía en ocasiones a gente revolver en la calle alrededor de la estación de autobuses y algún coche de policía ocasional aquí y allá. Estamos en silencio ... fantasmas ... nadie puede vernos. Nadie puede oírnos. Cumplí con la oración en mi mente. No había ninguna una mirada en nuestra dirección. Realmente era como si me hubiera convertido en un fantasma, que no se porque me pareció un pensamiento muy reconfortante. Persephone disminuía a medida que pasaba el Centro de Artes Escénicas y trotaba sobre el puente que unía de lado a lado las antiguas vías de tren. Cuando llegamos al centro del puente me detuve y Persephone miraba hacia abajo en el edificio del almacén abandonado que estaba asentado debajo de nosotros oscuro y silencioso. Gracias a la Sra. Brown, mi ex profesora de arte de la Escuela Secundaria del Sur Intermedio, sabía lo solía ser un hermoso edificio art deco que había sido abandonado y saqueado cuando finalmente dejaron de funcionar los trenes. Ahora parecía algo que debería estar en el Gotham City de los cómics de Batman Noche Oscura. (Sí, lo sé. Soy una idiota.) Tenía las grandes ventanas de arco que me recordaban a los dientes entre dos torres que parecían perfectamente escalofriantes castillos embrujados. - Y tenemos que ir allá abajo - le dije a Persephone. Fue difícil la respiración en nuestro viaje, pero ella no parecía especialmente preocupada, esperaba que fuera una buena señal. Ya sabes, los animales son capaces de sentir todas las cosas malas. Acabamos de cruzar el puente y me pareció un poco rota la calle lateral que llevaba hasta el depósito. La pista era oscura. Realmente oscura. Pensé que no me molestaría, por mi excelente incipiente visión nocturna, pero lo hizo. La verdad es que estaba totalmente extraña cuando Persephone caminaba hacia la construcción y que comenzó lentamente en círculos, buscando la entrada sótano que Heath había descrito.


No pasé mucho tiempo para encontrar la parrilla de hierro oxidado que parecía ser una barrera infranqueable. No me deje vacilar ni pensar en el miedo que tenia. Me bajé de Persephone y la lleve a la entrada de manera que quedara protegida del y protegida de la nieve. Ate sus riendas en un bucle alrededor de un metal, deje la cobija adicional sobre su espalda, y gastado tanto como pude y le di sus palmaditas diciéndole lo valiente que es, lo dulce niña que era y que me gustaría estar de vuelta muy pronto. **estaba trabajando para que la profecía auto cumplida y si mantengo la esperanza de decir, sería cierto. Caminar sin estar subida a Persephone era difícil. Creo que no di cuenta de lo reconfortante que su presencia había sido. Podría haber usado algunos de los que como yo era la comodidad delante de la parrilla de hierro y tratar el estrabismo en la más allá de la oscuridad. No podía ver nada excepto la forma indistinta de un enorme cuarto oscuro. El sótano era escalofriante por desgracia no era un edificio totalmente abandonado. Genial. Heath está ahí abajo, me recordaba a mí misma, agarré el borde de la parrilla, y tiré. Se abrió con facilidad, y fue la prueba inequívoca de la frecuencia que se utilizaba. Una vez más, genial. El sótano no era tan terrible como me imaginaba que sería. Por las franjas se filtraba una luz débil entre los excluidos, a nivel del suelo y las ventanas y pude ver claramente que las personas sin hogar debían haber hecho uso de esa sala. En realidad, había un montón de cosas que quedan de los mismos: las grandes cajas, mantas sucias, incluso un carrito de la compra (¿Quién sabe cómo se las arreglaron para conseguirle meter aquí?). Sin embargo, era extraño, las personas sin hogar no estaban presentes. Era como una ciudad fantasma sin hogar, que es doblemente extraño, cuando consideras las condiciones meteorológicas. Esta noche era el perfecto refugio para pasar la noche a la calidez comparativa de este sótano, frente a tratar de encontrar un lugar cálido y seco en las calles o en el Smush. Y además había nevando durante días. Así que, siendo realistas, esta sala debería estar llena con la gente que había traído las cajas y las cosas aquí abajo para empezar.


Por supuesto, si las criaturas no-miedo han venido utilizando esto como base habrían desertado a la gente sin hogar, eso tenía mucho más sentido. No pensar en ello. Encontrar la reja y luego encontrar a Heath. La reja no era difícil de encontrar. Sólo me dirigí a lo más oscuros, la esquina más repugnante de la habitación, y había una reja de metal en el suelo. Yep. Justo en la esquina. En el suelo. Nunca, en un gazillion años había considerado tocar esa cosa repugnante, por no hablar de bajar por ella. Naturalmente, eso es lo que tenía que hacer. La reja se levantó tan fácilmente como la "barrera" se había abierto, me dice (de nuevo) que no era la única persona / joven / hombre / criatura que habían llegado recientemente de esta manera. Tuve que bajar, probablemente cerca de diez pies. Entonces caí al suelo del túnel. Y eso es exactamente lo que era, un gran y húmedo túnel de drenaje. Ah, y era oscuro, demasiado. Realmente oscuro. Estaba allí por un tiempo dejé a mi visión nocturna acostumbrarse a sí misma en la densa oscuridad, pero no podía permanecer allí sola durante mucho tiempo. La necesidad de encontrar Heath era como un picor debajo de mi piel. Estaba siendo aguijoneada. - Manténgase a la derecha - me susurré. Entonces cálle porque incluso se hizo eco del sonido a mi alrededor. Me volví a la derecha y comencé a andar tan rápido como pude. Heath estaba en lo cierto. Había un montón de túneles. Se separaban una y otra vez, me recordó a los agujeros de gusano en el suelo. En un primer momento vi una prueba más de que las personas sin hogar habían estado aquí, también. Pero después de unos pocos giros a mano derecha, las cajas y basura dispersa y las mantas iban desapareciendo. No había nada, pero estaba húmedo y oscuro. Los túneles habían pasado de ser suaves y redondos y civilizados como me los imaginé a ser una absoluta basura. Los lados de las paredes parecía que habían sido hecho por una enano de Tolkien muy borracho (de nuevo, soy consciente de que soy una idiota). Hacía frío, demasiado, pero realmente no lo sentía. Seguí a la derecha, con la esperanza de que Heath hubiera sabido de lo que estaba hablando. Pensé en parar el tiempo suficiente para concéntrame en su sangre para poder


enganchar de nuevo nuestra imprenta, pero la urgencia que sentía no me dejaba parar. Yo. ¿Hacer. Para. Encontrar. Heath?. Yo olí antes de oír el silbido. Era el mohoso, antiguo, y mal olor que había notado cada vez que veía a uno de ellos en la pared. Me di cuenta de que era el olor de la muerte y, a continuación, me pregunté cómo no lo había reconocido antes. Entonces la oscuridad que a la que había estado tan acostumbrada dio paso a una tenue, luz. Preste atención. Tú puedes hacer esto, Z. Has sido elegida por tu Diosa. Vampiro fantasma te pateare el culo. Esto es algo que puedo manejar. Yo todavía estaba tratando de "objetivo" (alias, hablarme a mi misma para ser valiente) cuando Heath gritó. Entonces no había más tiempo para concentrarse. Corrí hacia el grito de Heath. Bien, probablemente debería explicar que los vampiros son más fuertes y más rápidos que los seres humanos, y aunque sigo siendo sólo uno joven, soy uno muy extraño. Por lo tanto, cuando digo que volé, quiero decir, en serio me trasladé rápido, rápido y silenciosa. Lo encontré en lo que deben haber sido segundos, pero se sentían como horas. Estaban en la pequeña alcoba al final del túnel. La linterna que había notado antes estaba colgada de un clavo oxidado, arrojando su sombra grotesca contra la crudeza de las curvas de las paredes. Habían formado un círculo alrededor de Heath. Él estaba de pie sobre el colchón sucio y presionaba la espalda a la pared. De alguna manera había recibido la cinta fuera de los tobillos, las muñecas, pero todavía estaban firmemente unidas entre sí. Tenía un nuevo corte en el brazo derecho y el olor de su sangre era espesa y seductora. Y fue mi último aguijonazo. Heath me pertenecía a mí, a pesar de mi confusión sobre la cuestión de la sangre, ya pesar de sentir algo por Erik. Heath era mío y nadie más lo fue nunca, nunca van a alimentarse de lo que es mío. Atravesé el círculo de criaturas como si fuera una pelota de bolos rompiéndolos y fueron estúpidos pins moviéndose de su lado. - ¡Zo! - Esperaba delirantemente feliz por una fracción de segundo y, a continuación, al igual que un hombre, trató de


empujarme detrás de él. - ¡Cuidado! Sus dientes y garras son realmente afilados. Añadió en un susurro - ¿ralamente no trajiste al equipo de los SWAT? Era fácil mantenerlo fuera de mí empujándolo a ninguna parte. Quiero decir, él es guapo y todo eso, pero es sólo un ser humano. Le di una palmada en sus manos la envolví sobre mi brazo y le sonreí, y con una cuchilla en miniatura corte una cinta de color gris y la até a través de su muñeca. Sus ojos se ampliaron mientras sus manos se apartaban. Yo temblé por él. Mi temor se había ido. Ahora sólo estaba increíblemente enojada - Lo que traje es mejor que un equipo SWAT. Quédate detrás de mí y mira. Heath me empujó a la pared y reforzada frente a él para hacer frente a la figuras del círculo.... Eesh! Eran las cosas más repugnantes que había visto nunca. Había probablemente más o menos una docena de ellos. Sus rostros eran blancos y adustos. Sus ojos brillaban un sucio rojo. Ellos y me siseaban y gruñían y vi que sus dientes y sus uñas eran puntiagudas! Ugh! Sus uñas eran largas de color amarillo y de aspecto peligroso. - Essss sólo una joven - siseó una de ellas. - La marca no hace de ella una vampiresssssa. Es un monssstruo marcado. Miré a quien hablaba. - ¡Elliott! - Essse soy yo. Pero no soy el Elliott que conocíasssss – como una serpiente tejía su cabeza hacia adelante y hacia atrás mientras hablaba. Luego sus brillantes ojos se aplanaron y curvo su labio. – Te mosssstrare lo que quiero decir… Comenzó a avanzar hacia mí con una salvaje y agachada zancada. Las demás criaturas, ganaban la valentía de él. - Cuidado, Zo, está viniendo hacia nosotros - dijo Heath, tratando de pasar para estar delante de mí. - No, no lo hacen - le dije. Cerré los ojos por un segundo y me centré en mí misma, pensando en el poder y el calor de la llama en la manera en que puede limpiar, así como destruir y pensé en Shaunee. - ¡Ven a mí, fuego! - Mi palma de la mano comenzó a sentirse caliente. Abrí mis ojos y vi mis manos planteadas, que se iluminaban con una llama amarilla brillante.


- ¡Quédate atrás, Elliott! fuiste un dolor en el culo cuando estabas vivo, y la muerte no ha cambiado nada. Elliott giro de vuelta a la luz que se producía. Di un paso adelante, lista para decirle a Heath que me siguiera para poder salir de este maldito infierno, pero una voz me hizo congelarme. - Estas equivocada, Zoey. La muerte ha cambiado algunas cosas - La multitud de criaturas se aparto para dejar paso a Stevie Rae.


HCapítulo Ventinueve La llama de la palma de mi mano se perdió cuando farfullé y el choque rompió mi concentración. - ¡Stevie Rae! - empecé a dar un paso hacia ella, pero la verdad de su aparición me golpeó y sentí mi cuerpo frío. Aguardaba terrible, peor que en el sueño-visión que había tenido. No era tanto su pálida delgadez y el terrible mal olor que se aferraban a ella que la hacían parecer tan cambiada. Era su expresión. En vida, Stevie Rae había sido la persona más amable que había conocido. Pero ahora, independientemente de que estaba muerta, muertos extrañamente resucitados - que era diferente. Sus ojos eran crueles y planos. Su rostro carecía de toda emoción, salvo una, una emoción de odio. - ¿Stevie Rae, que te pasó? - Yo morí - Su voz era sólo una retorcida mal sombra de lo que había sido una vez. Ella todavía tenía su acento Okie, pero la suave dulzura que lo había llenado totalmente había desaparecido. Se escuchaba como un remolque de basura. - ¿Eres un fantasma? - ¿Un fantasma? - Su risa era una burla. - No, no soy ningún maldito fantasma. Trague y me sentí mareada por una esperanza. - ¿Así que estás viva? Su labio se fue curvando en una burla sarcástica que se veía tan mal en su rostro que me hizo daño. - Diría que estoy viva, pero no es así de sencillo. Por otra parte no soy tan simple como solía ser. Bueno, al menos no me hacia el silbido ese que hacia Elliott. Stevie Rae está viva. Celebré herméticamente para que el milagro, el miedo y la ingestión de mi repulsa no me impidieran moverme rápidamente y evitar que tuviera tiempo


para sacudir la distancia (o me pican o lo que sea), la agarré y la forma en que olía era horrible, pero la abrace fuerte. - ¡Estoy muy contenta de que no estés muerta! – la susurre. Era como abrazar a un apestoso pedazo de piedra. No lejos de mí, idiota. Ella no me mordería. Ella no respondió en absoluto, pero la creación que nos rodeaba lo hizo. Yo podía oír los silbidos y murmullos. La dejé ir. - No me toques de nuevo - dijo. - Stevie Rae, ¿hay algún lugar donde podamos ir para hablar? necesito llevar a Heath a casa, pero no puedo volver aquí. ¿O tal vez podrías volver a la escuela conmigo? - No entiendes nada, ¿verdad? - Entiendo que algo malo te ha ocurrido, pero todavía eres mi mejor amiga, podremos con esto. - Zoey, no vas a ninguna parte. - Bien – pretendí entender mal su amenaza - Supongo que podríamos hablar aquí, pero, bueno... - Miré a mi alrededor al grave silbido de las criaturas. - No es muy privado, y también es repugnante. - ¡Sssssolo matarlos! - Elliott gruñó detrás de Stevie Rae. - ¡Cállate, Elliott! - Stevie Rae le miro fijamente. Sus ojos se reunieron con los míos y te juro que vi un destello de algo en ellos que era distinto a la ira y la crueldad. - Sabesss que no pueden vivir ahora que nos han vissssto dijo Elliott. Las otras criaturas se revolvieron inquietas, haciendo ruidos de acuerdo. A continuación, una niña salió de la manada de criaturas. Ella, obviamente, era hermosa. Incluso ahora que era extraña y surrealista acerca de su atractivo. Ella era alta y rubia, y se trasladó con más gracia que los demás. Pero cuando miré en sus ojos rojos sólo vi mezquindad. - Si no puedes hacerlo, lo haré yo. Voy a tomar al hombre en primer lugar. No me importa que su sangre haya sido empañada por imprenta. Es todavía viva y cálida - dijo y ella parecía bailar a Heath. Me interpuse delante de él, bloqueando su camino. - Tócale y mueres. Una vez más - le dije. Stevie Rae interrumpió su silbido con una risa. - Vuelve con los otros, Venus. No harás nada hasta que yo lo diga.


Venus. El nombre brillo en mi memoria. - ¿Venus Davis? - dije. La bonita rubia redujo sus ojos mirándome fijamente. - ¿Cómo sabes de mí, joven? - Ella sabe un montón de cosas - dijo Heath, el se reforzó a mi alrededor. Era lo que yo solía llamar la voz de jugador de fútbol. Él sonaba duro, molesto y totalmente listo para una pelea. - Y estoy harto de todos ustedes jodidas criaturas. - ¿Por qué eso está haciendo uso de la palabra? - escupió Stevie Rae. Suspiré y laminé mis ojos. Estaba de acuerdo con Heath, Yo estaba totalmente enferma de todos y de sus temibles rarezas. Ha llegado el momento de salir de allí, y también era el momento de actuar hacia mi mejor amiga, la persona que había visto es sus ojos clandestinamente. - No es un eso. Él es Heath. ¿Recuerdas, Stevie Rae? ¿Mi ex-novio? - Zo. Yo no soy tu ex-novio. Yo soy tu novio. - Heath. Te lo dije antes de todo esto no puede haber nada entre nosotros dos, se acabo. - Vamos, Zo, estamos impresos. Esto significa algo que tu y yo, nena!- Me dijo, como si estuviéramos en medio de un baile en lugar de en medio de un grupo de criaturas, que nos querían comer. - Eso fue un accidente, y vamos a tener que hablar sobre ello, pero este no es el momento. - Oh, Zo, sabes que me amas – la sonrisa de Heath no desapareció ni un poco. - Heath, eres el chico mas obstinado que he conocido. Me guiño un ojo y no pude evitar sonreírle de nuevo. - Bien. Te quiero. - Que esssta ssssucediendo ... - la criatura Elliott siseo bruscamente. El resto de las cosas horribles que nos rodeaba se trasladó inquietamente, y Venus se deslizaba un paso más cerca de Heath. Me esforcé para no temblar o gritar o lo que sea. En cambio, una extraña calma se apoderó de mí. Miré a Stevie Rae, y de repente sabía lo que tenía que decir. Puse mis manos sobre mis caderas y me enfrenté a ella. - Dile - le dije - Díselo a todos ellos. - ¿Decirles qué? - Ella redujo sus granates ojos peligrosamente.


- Diles lo que está pasando aquí. Ya sabes. Yo sé que hacer. La cara de Stevie Rae se contorsiono y las palabras sonaban como si fueran arrancadas de su garganta. - ¡La humanidad! están demostrando su humanidad - Las criaturas gruñeron como si les hubiera tirado agua bendita por encima (y por favor, ese tópico sobre los vampiros es falso). - ¡Debilidad! Es la razón por la que somos más fuertes que ellos.- Venus doblo su labio.- Porque es una debilidad que no tenemos más. Yo lo ignoré Venus. Ignoré a Elliott. Diablos, hice caso omiso a todos y empecé con Stevie Rae, obligándola a cumplir con mis ojos, y obligando a los míos no miran hacia otro lado o retroceder ante su mirada brillante, caliente y roja. - Tonterías - le dije. - Ella está en lo cierto - dijo Rae Stevie. Su voz era fría y media. - Cuando morimos también lo hizo nuestra humanidad. - Eso podría ser cierto con ellos, pero no creo que sea verdad contigo - le dije. - No sabes nada acerca de esto, Zoey - dijo Stevie Rae. - No tengo que hacerlo. Te conozco, y creo en nuestra Diosa, eso es todo lo que necesito saber. - Ella ya no es mi diosa. - ¿De verdad, al igual que tu mama ya no es tu mama? – Sabía que había golpeado un nervio cuando la vi retorcerse como si estuviera teniendo un dolor físico. - No tengo una mama. Yo ya no soy un ser humano. - ¡Vaya cosa!. Técnicamente, yo tampoco soy un ser humano. Estoy en algún lugar en medio de los dos cambios, lo que me hace un poco de esto y mucho de lo otro. Infierno, el único de aquí que es todavía humano es Heath. - No es que tenga un su-humano-ción contra ustedes - dijo Heath. Suspiré. - Heath, su-humano-ción no es una palabra. Es la inhumanidad. - Zo, no soy estúpido. Ya lo sé. Yo sólo acuñé una palabra. - ¿Acuñar? - ¿realmente dijo eso? Él asintió.


- Aprendí sobre Dickson en la clase de inglés. Tiene que ver con...- Él se detuvo y lo juro incluso las criaturas estaban escuchando expectantes. - Poesía. A pesar de nuestra horrible situación Yo me reí. - ¡Heath, realmente has estado estudiando! - Te lo dije – Él me miraba totalmente adorable. - ¡Basta! – la voz de Stevie Rae hizo eco por fuera a través de las paredes del túnel. - Ya he terminado con esto - Ella se dio vuelta dándonos la espalda a Heath y a mí, nos ignoro completamente. – Ellos nos han visto. Ellos saben demasiado. Ellos tienen que morir. Mátenlos - Y ella se alejó. Esta vez Heath no trato de tirar de mí para ponerme detrás suya. En lugar el giro alrededor y quede completamente fuera de guardia el me a bordo de forma que aterricé con mi trasero en el colchón con un repugnante oofh. Luego se dirigió al círculo de criaturas con las piernas plantadas y un ancho de cadera y además sus manos cerradas en puños como con una pelota y dio su gruñido de fútbol Tiger Broken Arrow. - ¡Venga, locos! Bueno, no es que no apreciara lo machote que era Heath. Pero el muchacho tenía una linda rubia cabeza. Me levanté y me centré en mí misma. - ¡Fuego, te necesito de nuevo! - Esta vez grité las palabras con el mando de una Alta Sacerdotisa. Llamas irrumpieron en las palmas de mis manos hacia arriba y hacia abajo todas por mis brazos. Me hubiera gustado haber tenido tiempo para estudiar el fuego que había llamado, era fresco podía grabar en mí, y no me quemaba, pero no había tiempo para eso. Muévete, Heath. Miró sobre su hombro hacia mí, y puso los ojos como platos. - ¿Zo? - ¡Estoy bien. Sólo muévete! Él saltó fuera de mi camino, como si le quemara, caminé hacia adelante. Las criaturas gruñían echándose atrás, incluso cuando sus manos trataban de a Heath. - ¡Basta! – Grite - despegaros y dejarlo solo. Heath y yo vamos a salir de aquí. Ahora. Si intentáis detenernos, voy a mataros, y tengo la sensación de que esta vez vais a morir para siempre - Bueno, yo realmente no quería matar a nadie. Lo que quería hacer era conseguir sacar de allí a Heath y luego encontrar a


Stevie Rae y pedirle que me explicara cómo los polluelos que han muerto podían andar por ahí con malas actitudes, los ojos brillantes y con olor a moho y polvo. Desde el borde de mi visión vi un movimiento. Me volví a tiempo para ver una de las criaturas lanzándose hacia Heath. Levanté mis brazos y la arrojé en el fuego como si estuviera tirando una pelota. Ella gritó y se prendió fuego la había reconocido y tuve que luchar mucho para no sentirme enferma. Elizabeth, no recuerdo el apellido era la linda chica que había fallecido el mes pasado. Ahora su cuerpo se quemaba en el suelo, oliendo a carne en malas condiciones y decadencia, que es todo lo que se dejó sin vida de su depósito. - ¡Viento y lluvia! os llamo - le grité, y noté como el aire a mi alrededor empezaba a llenarse de turbulencias y del olor de la lluvia de primavera, tengo un flash de Damien y Erin sentados con las piernas cruzadas al lado de Shaunee. Sus ojos estaban cerrados en concentración y la explotación que el color de sus elementos. Señale con mi dedo de la mano de fuego a el cuerpo ardiendo de Elizabeth y una repentina descarga de lluvia cayó sobre ella, a continuación, una brisa fresca tomó un tinte verde, el humo, se levanto por encima de nuestras cabezas, y llevó su hedor por en el túnel a salir en la noche. Me enfrente de nuevo a las criaturas - Eso es lo que haré a cualquiera de vosotros que trate de detenernos – Me puse en movimiento y coloque a Heath delante de mí mientras caminábamos, y yo lo seguí, apoyo fuera de las criaturas. Nos siguieron. No podía ver cómo nos seguían por nuestro camino a través de la oscuridad del túnel, pero podía escuchar sus pies y el revólver sordo de sus gruñidos. Entonces comencé a sentir el agotamiento. Era como si fuera un teléfono celular que no había sido usado en un tiempo, y alguien estuviera hablando demasiado. *I let the fire that outlined by arms go out except for a flickering flame that I cupped in my right hand . No way Heath could see to walk out of here without that, and I was still backing behind him, keeping an eye out for attacking creatures*. Después de haber pasado dos tramos del túnel le pedí a Heath que se detuviera.


- Hay que apresurarse, Zo. Sé que tienes esta cosa de poder, pero hay muchos de ellos, más de lo que estaban allí. No sé cuántos puedes manejar - Él tocó mi cara - No debe significar nada para ti, pero te ves como la mierda Me sentía como la caca, pero no quería mencionarlo - Tengo una idea - acabábamos de llegar en torno a una curva donde el túnel se estrechaba, podría tocar ambos lados del mismo abriendo los brazos. Caminé de vuelta a la parte más angosta de la curva. Heath comenzó a seguirme, pero yo le dije, - State allá - y señalé más abajo en el túnel de la forma en que se dirigían. Él frunció el ceño, pero hizo lo que le dije. Me volví de espaladas a Heath y me concentre. Levanté mis brazos, pensé en los campos recién arados y los prados de Oklahoma recién cortado en invierno lleno de heno. Pensé en la tierra y cómo estaba parada dentro de ella... rodeada por ella.... - ¡Tierra! ¡Te llamo! – Levante mis brazos y tuve una visión de Stevie Rae a través de mis parpados cerrados. Ella no era como solía ser con su dulce cara y estada concentrándose difícilmente en el verde brillante de una vela. Ella estaba doblada en la esquina de un oscuro túnel. Su rostro era adusto y blanco y sus ojos brillaban escarlata. Pero su cara no era una parodia de sí misma de sus emociones o una cruel máscara. Estaba llorando abiertamente, su expresión llena de desesperación. Es un comienzo, pensé. Luego, con un rápido y potente movimiento que bajar los brazos, mientras que yo, ¡Cerrar!- Delante y por encima de mí, pedazos de tierra y rocas comenzaron a caer desde el techo. Al principio era sólo un goteo de guijarros, pero pronto hubo una mini-avalancha pasaba rápidamente y ahogaba los gruñidos enfadados y silbidos de las criaturas atrapadas. Una ola de debilidad se estrelló sobre mí y me derrumbe. - Te tengo ya, Zo - Heath era fuerte, me rodeo con sus brazos y me dejé descansar contra él por un momento. Varios de sus cortes se habían abierto durante nuestra fuga, y el aroma maduro de su sangre contra mi garrapata lleno mis sentidos. - Ellos no están realmente atrapados, sabes - le dije suavemente, tratando de mantener mi mente alejada de lo mucho que quería lamer la línea de sangre que se derramaba


por su mejilla. – Pasaran por otros túneles. Estoy segura de que serán capaces de encontrar el camino para salir. - Está bien, Zo - Heath mantuvo sus brazos envueltos alrededor de mí, pero él tiró de nuevo lo suficiente para que pudiera mirarle a los ojos. - Sé lo que necesitas. Puedo sentirlo. Si te alimentas de mi no estarás tan débil. Él sonrió, y sus ojos azules se oscurecieron. - Está bien – repitió Quiero que lo hagas. - Heath, eso es demasiado. ¿Quién sabe cuánta sangre has perdido? Mi alimentación no es una buena idea - le estaba diciendo que no, pero mi voz temblaba con el deseo - ¿Estás bromeando? Un gran jugador de fútbol como yo? Tengo un montón de sangre de recambio – Heath se burlo. Entonces su expresión se volvió seria – por ti, no tengo nada que perder – Mientras le miraba a los ojos, cogió uno de sus dedos y lo unto por la línea de color rojo húmedo de su mejilla y froto la sangre sobre su labio inferior. Luego, se doblo y me besó. Me gusto la oscura dulzura de su sangre, disolverse en la boca enviando una oleada de placer de fuego y la energía a través de mi cuerpo. Heath tiro de mis labios y me guió al corte de su mejilla. Cuando mi lengua serpenteo y lo toco, él gimió y me apretó más cerca de sus caderas. Cerré los ojos y comencé a lamer. - ¡Mátame! – La voz destrozada de Stevie Rae rompió el hechizo de la sangre de Heath.


HCapítulo Treinta con mi cara llameante de vergüenza me empujé fuera de los brazos de Heath, limpie mi boca y contuve la respiración difícil. Stevie Rae estaba de pie en el túnel a pocos metros de nosotros. Las lágrimas todavía recorrían sus mejillas y su rostro estaba trenzado en la desesperación. - Mátame - repitió en un sollozo. - No – sacudí mi cabeza y di un paso hacia ella, pero se apartó de mí, colocando su mano como si ella quisiese mantenerse fuera de mí alcance. Me detuve y tomé algunas respiraciones profundas, tratando de llevarme a mí misma bajo control. Vuelve a la Casa de la noche conmigo. Vamos a ver cómo sucedió esto. Estarás bien, Stevie Rae, te lo prometo. Lo único que importa es que estás viva. Stevie Rae había comenzado a sacudir la cabeza antes de haber comenzado a hablar. - No estoy realmente viva, y no puedo volver allí. - Por supuesto que estás viva. Puedes caminar y hablar. - No soy la misma. Cuando morí, una parte de mí-la mejor parte de mí- murió, al igual que para el resto de ellos. Ella hizo un gesto hacia la cueva. - No eres como ellos - le dije con firmeza. - Me siento más como ellos que yo como tú - Su mirada paso de mi a Heath, que estaba de pie en silencio a mi lado – vosotros no podríais creer las cosas horribles que pasan por mi mente. Pude matarlo, sin pensarlo dos veces. Yo ya lo habría hecho de no ser porque su sangre estaba manchada de la imprenta contigo. - Quizás no fue sólo eso, Stevie Rae. Tal vez no lo mataste porque realmente no querías hacerlo - le dije. Sus ojos encontraron los míos de nuevo. - No quería matarlo. Me siguen.


- El resto de ellos mataron a Brad y Chris - dijo Heath - Y eso fue mi culpa. - Heath, ahora no es el tiempo de…- empecé hablar pero él me corto. - No, tienes que escuchar esto, Zoey. Esas cosas agarraron a Brad y Chris porque se pasaban por alrededor de la Casa de la Noche, y eso es mi culpa, porque yo les dije cómo de caliente estas - Me dio una mirada apologética - Lo siento, Zo Entonces puso su expresión endurecida y dijo - debes matarla. Debes matarlos a todos. Mientras que estén vivos las personas estarán el peligro. - Él tiene razón - dijo Stevie Rae. - Y ¿cómo matarte a ti y al resto de ellos va a resolver esto? ¿No ocurrirá más? - Hice mi cuenta y cerré el espacio entre Stevie Rae y yo. Parecía que quería despegar, pero mis palabras cayeron sobre ella. - ¿Cómo sucede esto? ¿Qué te hizo así? Su cara se contorsiono de angustia. - No sé cómo. Sólo sé quién. - ¿Entonces quién hizo esto? Ella abrió su boca para responderme y luego, con un movimiento tan rápido que su cuerpo se hizo borroso, estaba de repente acobardada contra la pared del túnel. - ¡Ella viene! - ¿Qué? ¿Quién? – me agache a su lado. - ¡Fuera de aquí! Rápido. No hay tiempo todavía para que pueda salir - A continuación, Stevie Rae tomó mi mano en la suya. Su carne era fría, pero su agarre fue fuerte. - Ella va a matarte si te ve, a ti y a él. Sabes demasiado. Puede matarte de todos modos, pero será más difícil para ella hacerlo si vuelves a la Casa de la Noche. - ¿De quién estás hablando, Stevie Rae? - Neferet. El nombre impacto a través de mí y sacudió mi cabeza me sentí en la negación de la verdad de lo profundo dentro de mí. - ¿Neferet te hizo esto, a todos vosotros? - ¡Sí. Ahora salgamos de aquí, Zoey! Podía sentir su terror y sabía que ella tenía razón. Si Heath y yo no nos íbamos, moriríamos.


- No estoy renunciando a ti, Stevie Rae. Utiliza tu elemento. Todavía tienes una conexión con la tierra, puedo sentirlo. Por lo tanto, usa tu elemento para mantenerte fuerte. Voy a volver por ti, y de alguna manera vamos a resolver esto, todo estará bien. Te lo prometo - Luego la abracé fuerte, y después de sólo unas pocas dudas, ella me abrazó. - ¡Vamos, Heath - le agarré la mano para poder guiarle rápidamente en la oscuridad del túnel. La luz en mi palma había salido cuando llamé a la tierra, y no iba a tener otra oportunidad. Ella tal vez nos guiaría. A medida que corría por el túnel oí el susurro de Stevie Rae - Por favor no te olvides de mí... - nos siguen. Heath y yo corrimos. El aumento de energía que su sangre me habían dado no duró mucho, y en el momento en que llegamos a la escalera de metal que llevaba hasta la reja en el sótano, yo quería dormir durante días. Heath hacia todo lo posible para apresurarse hasta la escalera y el sótano, pero tuve que hacerle esperar. En gran medida la respiración me dolía, me incliné contra el lateral del túnel y cogí mi teléfono móvil del bolsillo de mis pantalones, junto con la tarjeta del detective Marx. Abrí el teléfono, y te juro que mi corazón no funciono hasta que no vi que las barras tenían luz verde. - ¿Puedes escucharme ahora? - Heath dijo, sonriéndome. - ¡SSSH! - Le dije, pero sonrió de nuevo. Entonces marque el número del detective. - Marx – respondió una voz profunda al segundo toque. - Detective de Marx, soy Zoey Redbird. Sólo tengo un segundo para hablar, entonces yo me tengo que ir. He encontrado a Heath Luck. Estamos en el sótano de Tulsa Depot, y necesitamos ayuda. - Aguanta firme. ¡Ya vamos! Un ruido de arriba me hizo cortar la conexión y apagar el teléfono. Puse mi dedo sobre los labios cuando Heath comenzó a hablar. Heath puso su brazo alrededor de mí, y traté de no respirar. Entonces oí el coo-coo de una paloma y el aleteo de las alas. - Creo que es sólo un pájaro - susurró Heath - Voy a mirar. Estaba demasiado cansada para discutir con él, además Marx estaba en camino y yo estaba enferma de la humedad desagradable del túnel.


- Ten cuidado – le conteste en un susurro. Heath asintió y apretó mi hombro, luego subió la escalera. Lenta y cuidadosamente levantó la rejilla de metal, pegando su cabeza y mirando alrededor. Muy pronto llegó y me puse en movimiento para subir y tomar su mano. - Es sólo una paloma. Vamos. Cansada, me subí a él y le permití tirar de mí hacia el sótano. Nos sentamos en la esquina de la reja varios largos minutos, escuchando. Por último, me susurró, - Vamos a salir y esperar a que llegue Marx allí- Heath ya había comenzado a temblar, pero me recordé la manta que me había dado Afrodita. Además, me gustaría acabar con el tiempo de estancia en el escalofriante sótano. - Lo odio, también. Es como una tumba maldita - dijo Heath hablando suavemente entre los dientes. De la mano, caminamos a través del sótano, pasando por los listones grises de luz que reflejaban el mundo de abajo arriba. Estábamos en la puerta de hierro cuando escuché el lamento lejano de una sirena de policía. La terrible tensión de mi cuerpo había empezado a relajarse cuando escuche la voz de Neferet entre las sombras. - Yo debería haber sabido que estarías aquí. Heath tenso el cuerpo de sorpresa y apretó mi mano con su advertencia. Me volví para hacerle frente a ella, yo estaba centrada en mi misma y podía sentir el poder de los elementos que comenzaban a brillar en el aire a mí alrededor. Dibujé una respiración profunda y cuidadosamente neutralice mi mente. - ¡Oh, Neferet! Estoy muy contenta de verte! – Heath me apretó la mano una vez más antes de que le dejara ir, tratando de jugar a lo largo de telégrafo con lo que dicen a través de contacto. Entonces corrí, llorando, hacia los brazos de la Alta Sacerdotisa - ¿Cómo me encontraste? ¿Te llamo el detective Marx? Pude ver la indecisión en los ojos de Neferet mientras estaba enredada en mis brazos. - ¿Detective Marx?" - Sí – inhale fuerte y limpie mi nariz en mi manga, obligando a mi autocontrol a transmitir el socorro y la confianza hacia ella. - Eso es lo procedente en este momento - El sonido de la


sirena estaba muy cerca, y pude escuchar que se habían sumado al menos otros dos coches. - ¡Gracias por encontrarme! – Dije - Fue tan terrible. Yo pensaba que las personas locas iban a matarnos a los dos.- me di la vuelta para ver la cara de Heath y le tomé la mano de nuevo. Estaba mirando a Neferet, mirando mucho, estaba en estado de shock. Me di cuenta que era probablemente por recordar fragmentos de la única otra vez que había visto a la Alta Sacerdotisa, la noche en que los Vampiros fantasmas casi lo mataron y su mente, imaginaba era demasiado para Neferet asustado en muchos sentidos para saber lo que estaba sucediendo dentro de su cabeza. Bueno, también. Luego las puertas de los automóviles golpearon cerrándose y pesados pies andaban a través de la nieve. - Zoey, Heath ... - Neferet actuó con rapidez para nosotros. Ella levantó sus manos, que brillaban con una extraña luz rojiza, de repente me recordó a los ojos de las no-cosas. Antes de que pudiera correr o gritar, o incluso tomar un respiro, ella agarró nuestros hombros. Me sentí ir Heath rígida como el dolor de un disparó a través de mi cuerpo. Se estrello contra mi mente y mis rodillas se doblaron - ¡No recordarán nada! Se hizo eco de las palabras a través de mi mente llena de agonía y, a continuación, sólo había oscuridad.


HCapítulo Treinta y Uno

Traducido por Fernanda Martínez (Capítulos 31 y 32 ) Yo estaba en un prado hermoso en medio de lo que parecía un bosque denso. Una brisa caliente, suave me hacía sentir el olor de lilas. Una corriente traspasaba el prado, su agua de cristal burbujeaba melodiosamente sobre piedras lisas. -¿Zoey? ¿Puedes escucharme, Zoey?- una insistente voz femenina se introducía en mi sueño. Fruncí el ceño y traté de hacer caso omiso de ella. No quería levantarme, pero mi espíritu se revolvía. Necesitaba levantarme. Necesitaba recordar. Ella necesitaba hacerme recordar. ¿Pero quien era ella? -"Zoey ..." - Esta vez la voz estaba dentro de mi sueño y podía ver mi nombre pintado contra el azul del cielo de primavera. La voz era de una mujer ... familiar … mágica … maravillosa. -"Zoey ...” Miré alrededor del claro y encontré a la Diosa sentada del otro lado de la corriente, con gracia colocada arriba de una roca de arenisca de Oklahoma lisa con sus pies desnudos jugando en el agua. -"Nyx!" grite. -¿Estoy muerta? - mis palabras brillaban a mi alrededor. La diosa sonrió. - ¿Vas a preguntarme eso cada vez te visito, Zoey Redbird? -"No, Ho, lo siento."- Mis palabras estaban teñidas de rosa, probablemente sonrojadas al igual que mis mejillas. -"No te disculpes, hija mía. Tu lo has hecho muy bien. Estoy


complacida contigo. ahora, es tiempo de que despiertes. Y también deseo recordarle que los elementos pueden tanto restaurar así como destruir. " Comencé a agradecerle, aun cuando yo no tenia una idea de lo qué ella hablaba, pero una sacudida en mi hombro y una ráfaga repentina de aire frío me interrumpió. Abrí mis ojos. La nieve se arremolinó a mi alrededor. El detective Marx estaba inclinado sobre mi, sacudiendo mi hombro. Entre la niebla extraña en mi mente encontré una palabra. -¿" Heath? " susurre. El detective Marx giro su barbilla a su derecha e incliné mi cabeza para ver el cuerpo de Heath siendo cargado en una ambulancia. -"Esta el …" no pude terminar. -"El esta bien, solo un poco golpeado. Perdió mucha sangre y ellos ya le han dado algo para el dolor. -¿Golpeado? - Yo luchaba para retener el sentido de todo. -¿ Qué pasó con Heath? -Múltiples laceraciones, justo como los otros dos chicos. Fue bueno que usted lo encontrara y me llamara antes de que él sangrara hasta la muerte. " Él apretó mi hombro. Un paramédico trató de mover a Marx de mi lado, pero el dijo, -"Puedo manejarlo. Ella solo necesita volver a la Casa de la Noche y estará bien.” Yo vi al paramédico darme una mirada que claramente demostraba moustrocidad, pero las manos fuertes del detective Marx me ayudaban a estar quieta y su alto cuerpo bloqueó mi vista del refunfuño del EMT. -¿puedes caminar a mi auto?" Marx pregunto. Asentí. Mi cuerpo se estaba sintiendo mejor, pero mi mente estaba todavía muy pesada. "El coche" de Marx era realmente un camión enorme, para todo terreno con ruedas gigantescas y una barra de seguridad. Él me ayudó a subir encima del asiento delantero, que era caliente y cómodo, pero antes de que cerrara la puerta de repente recordé algo más, aun cuando el esfuerzo hiciera mi cabeza parecer que iba a partirse. -¡Persephone! ¿Ella esta bien?” Marx lucio confundido por un segundo, luego sonrió. -¿la yegua?”


Asentí. -"Ella esta bien. Un oficial la esta llevando a los establos de la policía en el centro hasta que los caminos sean bastante seguros para remolcarla a la Casa de Noche. " Su sonrisa se ensanchó. -"En conclusión usted es más valiente que la policía de Tulsa. Ninguno de ellos se ofreció para montar a su espalda. " Descansé mi cabeza contra el asiento cuando él arranco el camión y navegó despacio por los flujos de nieve lejos del deposito. Debe haber habido diez patrullas de policía, un coche de bomberos y dos ambulancias aparcadas con luces que dirigían rojo, azul y blanco contra el vacío, en la noche de nieve. -¿Que paso aquí esta noche, Zoey?” Recordé, y tuve que bizquear mis ojos contra el dolor repentino en mi cabeza. -" No lo recuerdo, " logré decir por la palpitación en mis sienes. Podía sentir su mirada fija aguda sobre mí. Encontré los ojos del detective y lo recordé contándome sobre su hermana gemela, la vampiresa que todavía lo amaba. Él había dicho que podía confiar en él, y yo le creía. - Algo esta mal, " admití. " Mi memoria esta estropeada.” -"Bien," dijo lentamente. "Empieza con la ultima cosa que puedas recordar fácilmente.” -" Yo estaba cepillando a Persephone y de repente supe donde se encontraba Heath, y que él iba a morir si no iba hacia el.” -"¿Ustedes dos están impresos?" mi cara de sorpresa debe haber sido muy fácil de leer, porque el sonrió y continuo. -"Mi hermana y yo hablamos, tengo curiosidad sobre las cosas de vampiros, especialmente después de que ella fue marcada." Él se encogió de hombros como si no fuera gran cosa para un humano conocer todos los tipos de información sobre vampiros. -"Somos gemelos, entonces estamos acostumbrados a compartir todo. Un cambio de especie no nos hizo tan diferentes. " Él me echó un vistazo de reojo otra vez. -"Ustedes han impreso, no?” -"Si, Heath y yo imprimimos. Así es como supe donde estaba." Omití las partes sobre Aphrodite. No tenia sentido contarle sobre que sus-visiones-son-reales-pero-Neferet-


dice-que... -¡" Ah! " Esta vez jadeé en voz alta por la agonía dentro de mi cabeza. -"Respira hondo y calmado," Marx dijo, dándome una de esas miradas de preocupación siempre que podía sacar sus ojos del peligroso camino. -"Dije cualquier cosa que fuera fácil para ti recordar.” -"No, esta bien. Estoy bien. Quiero hacer esto.” El aun lucia preocupado, pero continuo con sus preguntas. -"Esta bien, tu sabias que Heath estaba en problemas, y sabias donde se encontraba. Entonces, porque no solo me llamaste y me dijiste que fuera al deposito?” Trate de recordar y sentí un tiro de dolor en mi cabeza, pero con el dolor vino la cólera. Algo estaba pasando en mi mente. Algo había ensuciado mi mente. Y esto realmente me molestaba. Froté mis sienes y apreté mis dientes contra el dolor. -"Por ahí deberíamos parar por un rato.” -"No! solo déjeme pensar," Jadeé. Podía recordar los establos y Aphrodite. Podía recordar que Heath me necesitaba, y el paseo salvaje, nevoso sobre Persephone al sótano del depósito. Pero cuando traté de recordar por delante del sótano la agonía que circulaba por mi cabeza se hizo demasiado fuerte para mí. -"Zoey!" La preocupación del detective Marx penetrada en mi dolor. -"Algo se ha perdido en mi mente." Limpié las lágrimas que no había notado bajaban por mi cara. -"Piezas de tu memoria han desaparecido.” No sonó como una pregunta, pero de todos modos asentí. El estuvo en silencio por un rato. Pareció que él se concentraba en el camino desierto, nevado, pero pensé que lo conocía mejor, y sus siguientes palabras me dieron la razón. -"Mi hermana"—sonrió y me miro—"Su nombre es Anne, me advirtió una vez que si yo molestaba a una alta sacerdotisa estaría en graves problemas porque tienen modos de borrar cosas, y lo que ella quiso decir era que podían borrar la memoria de la gente." Él me echó un vistazo otra vez, y esta vez su sonrisa desapareció. -" Entonces, adivino que la pregunta es: que le has hecho a


una Alta Sacerdotisa para molestarla?” -"No lo se. yo ..." Mi voz se calmó cuando pensé en lo que él había dicho. No traté de recordar que había pasado esa noche. En cambio, dejé al mi flujo de mi memoria perezosamente ir hacia atrás ... a Afrodita y al hecho de que Nyx todavía la bendecía con visiones, aun cuando Neferet hubiera extendido el rumor de que sus visiones eran falsas...el pequeño sentido casi imperceptible de maldad que había crecido como un hongo alrededor de Neferet, hasta que esto culminara el domingo por la noche cuando se adjudico las decisiones que yo había hecho para las Hijas Oscuras … a la escena repugnante que yo había atestiguado entre Neferet y … y... Me reforcé contra el calor que comenzaba a palpitar por mi cabeza y, con un destello de perforación del dolor, recordé a la criatura Elliott quien se había alimentado de la sangre de la alta sacerdotisa. -"Pare el auto!" grité. -"Casi estamos en la escuela, Zoey.” -"Ahora! Voy a vomitar.” Nos deslizamos al lado del camino vacío. Abrí la puerta y me dejé caer a la calle nevosa, me asome a una zanja, y vomite encima en un montón de nieve. El Detective Marx estaba detrás mío, retirando mi pelo pareciendo a un papá que me decía que respirara y todo saldría bien. Tragué aire y finalmente mi estomago dejo de subir y bajar. Él me dio un pañuelo, uno de aquellos pasados de moda de lino doblado muy bien en un cuadrado y limpio. -"Gracias." Traté de devolvérselo después de limpiar mi cara y soplar mi nariz, pero el sonrió y dijo, -"Consérvalo.” Estuve de pie allí, solamente tragando aire y dejando que la palpitación en mi cabeza se marcha, cuando miré fijamente a través de un campo de nieve intacta a algunos robles distantes que crecían a lo largo de una pared de piedra y ladrillo. Y con gran sorpresa, comprendí donde nos encontrábamos. -"Esta es la pared este de la escuela," dije. -"Si, Pensé que le tomaría mas tiempo que el del camino para recuperarse, y tal vez restaurar un poco de su memoria.” Restaurar ... que hay sobre esa palabra? Provisionalmente, pensé seriamente, tratando de recordar mientras me reforcé


contra el dolor que estaba segura vendría. Pero no lo hizo, y a mi memoria vino la visión de un prado hermoso, y las palabras sabias de mi Diosa … los elementos pueden restaurar así como destruir. Entonces entendí lo que tenia que hacer. -"Detective Marx, necesito un minuto aquí, ok?” -"Sola?" preguntó. Asentí. -"Estaré en el auto, mirándote. Si me necesitas, llámame.” Sonreí como gracias, pero antes de que el se girara para volver al camión yo ya estaba caminando hacia los robles. No tengo que estar bajo ellos - para en realidad estar en las tierras de la escuela, pero estar cerca de ellos me ayudó a centrarme. Cuando ya estaba bastante cerca para ver como sus ramas se entrelazaban como viejos amigos, me detuve y cerré mis ojos. -"Viento, te llamo a mi y esta vez te pido que hagas volar y limpies cualquier corrupción oscura que haya tocado mi mente. " Sentí una ráfaga de frío, como si estuviera siendo aporreada por mi propio huracán personal, pero no apretaba contra mi cuerpo. llenaba mi mente. mantuve mis ojos bien cerrados y me obstruí hacia fuera del dolor palpitante que había vuelto a mis sienes. -"Fuego, te llamo a mi y te pido que quemes de mi mente cualquier oscuridad que la haya tocado. " El calor llenó mi cabeza, sólo que no se pareció a la lanza caliente que yo había sentido más temprano. En cambio era un calor agradable, como un cojín térmico sobre un músculo tirado. -"Agua, te llamo a mi y te pido que laves de mi mente a la oscuridad que la ha tocado. "frescura inundo el calor, calmando todo lo que había sido recalentado y trayendo un alivio increíble. -"Tierra, te llamo un mi y te pido que tu fuerza que nutre tome de mi mente la oscuridad que la ha tocado. " Desde la profundidad de mis pies, fui conectada firmemente a la tierra, era como si un grifo se había abierto y me imaginé el agotamiento de la oscuridad pútrido y mi cuerpo siendo consumido por la fuerza y la calidad de la tierra. -"Y, espíritu, pido a usted que cure toda oscuridad que haya destruido mi mente, y mi memoria! " Algo se rompió dentro


de mí y una sensación candente familiar derribó mi espalda, dejándome caer pesadamente en mis rodillas. -"Zoey! Zoey! Mi dios, estas bien?” Otra vez las fuertes manos del Detective Marx sacudían mis hombros y me ayudaba a levantarme sobre mis pies. Esta vez mis ojos se abrieron fácilmente y sonreí a su cara amable. -"Estoy mejor que bien. Lo recuerdo todo.”


HCapítulo Treinta y Dos

-"¿Estas segura de que así es como debe ser?" el Detective Marx preguntaba por lo que parecía la millonésima vez. -"Sep." asentí fatigosamente. "Tiene que ser así." Yo estaba tan malditamente cansada que podía dormirme directamente ahí en el camión de monstruo y gigantesco de la policía. Pero sabía que no podría. La noche todavía no terminaba. Mi trabajo no había terminado. El detective suspiró, y le sonreí. -"Usted solo tiene que confiar en mi," dije, sonando como él varias veces antes ese día. -"No me gusta esto," dijo. -"Lo se, y lo lamento. Pero le he dicho todo que puedo”. -¿"Tiene esto algo que ver con el responsable de lo que le paso a Heath y a los otros dos muchachos? " Él sacudió su cabeza. " Se siente incorrecto a mí. -¿" Está seguro de que usted no es un poquito psíquico? " Reí cansadamente. -" Si lo fuera, sería capaz de entender que es lo que esta mal. " Él sacudió su cabeza otra vez. -"Explica esto—que paso con tu memoria?” Yo ya había pensado en mi respuesta para esto. -" Fue el trauma de anoche. Esto me hizo bloquear lo que pasó. Y luego mi afinidad para los cinco elementos me ayudó a vencer el bloque y recordar. -¿"Es por eso que usted tenía todo aquel dolor? " Encogí mis hombros. " Creo que si. el dolor se ha ido ahora de todos modos. " -"Mira, Zoey, estoy bastante seguro de que hay mas aquí de lo que usted me dice. Quiero que sepas que realmente puedes


confiar en mi," dijo. -"Lo se." yo creía en el, pero también sabía que había algunos secretos que no podía compartir. No con este detective realmente agradable. ni con nadie. "Tu no tienes que lidiar con lo que sea esto sola. Yo puedo ayudarte. Eres solo una niña—solo una adolescente." Sonaba totalmente exasperado. Encontré sus ojos regularmente. -"No, soy una novata que es la líder de las Hijas Oscuras y una Alta Sacerdotisa en entrenamiento. créame, eso es mucho mas que solo una adolescente. he hecho un juramento, y usted sabe por su hermana que mi juramento me ata. Prometo que le contare todo cuando pueda, y si algún chico mas desapareciera, creo que podré encontrarlo para usted." Lo que no dije era que no estaba cien por ciento segura de cómo iba a hacer eso, pero la promesa se sentía bien, y sabia que Nyx me ayudaría a cumplirla. No seria tan fácil. Pero yo no podía traicionar a Stevie Rae, lo que quería decir que nadie podría saber de las criaturas, o al menos no antes de que Stevie Rae estuviera a salvo. Marx suspiró otra vez, y podría ver que él refunfuñaba cuando bajo pisando muy fuerte alrededor de mi para ayudarme a bajar de su camión. Pero justo antes de que él abriera la puerta al salón principal de la escuela, el detective Marx (irritantemente) despeino mi pelo y dijo, -"Bien, haremos esto a tu modo. Desde luego, no es como si tuviera otra opción.” El estaba en lo cierto. No tenia ninguna otra opción. Entre al edificio antes de él y al instante fui sumergida en el calor de sus olores familiares de incienso y aceite, y las luces de gas calmantes que parpadeaban impacientes, como dando la bienvenida a amigos. Hablando de .. . -"Zoey!" Oí el chillido de las Gemelas , y luego yo estaba siendo apretada en medio de ellos mientras me abrazaban y gritaban por preocuparlos y comentaron que tuvieron la capacidad de sentir cuando di un toque en sus elementos. Damien no era lejano detrás de ellos. Entonces yo me encontré en los brazos fuertes de Erik cuando él me abrazó y susurró susurro lo asustado que había estado mí y como se alegraba de que yo estuviera bien. Me permití descansar en


sus brazos y devolver su abrazo. Más tarde, pensaría en que hacer con Heath y el. Ahora mismo estaba demasiado cansada, y de todos modos, tenia que ahorrar mis fuerzas para tratar con? -" Zoey, nos diste un verdadero susto. " Me aparte de los brazos de Erik y me di vuelta para afrontar Neferet. -"Lo siento. Realmente no quise trastornar a nadie," dije, y era la verdad. Yo no había querido preocupar, trastornar o asustar a ninguno. -" Bien, supongo no hay ningún daño hecho, querida. solo estamos tan alegres de que al fin estés segura en casa. " Ella me sonrió con aquella maravillosa risa de mamá con la que parecía tan llena de amor, luz y calidad, y aun cuando yo sabia lo que esa risa ocultaba, sentía un apretón en mi corazón y lamentaba desesperadamente no estar equivocada, sabiendo que Neferet no era tan maravillosa como yo solía creer. La oscuridad no siempre equivale a la maldad, así como la luz no siempre equivale a la bondad. Las palabras de la Diosa se repetían en mi mente, dándome fuerza. -"Bueno, Zoey es definitivamente nuestra héroe," el Detective Marx dijo. "Si ella no hubiera estado conectada a aquel muchacho, nunca podía habernos llamado a aquel depósito a tiempo para salvarlo. " -" Sí, pues eso es un pequeño problema que ella y yo tendremos que hablar más tarde. " Ella me dio una mirada severa, pero su tono dijo a cada uno allí que yo no estaba realmente en problemas. Si solo ellos supieran. -"Detective, pudo atrapar a quienes raptaron a esos chicos?" Neferet continuo. -"No, escaparon antes de que llegara, pero hay muchas pruebas de que alguien ha estado viviendo en el depósito, en realidad parecía a que lo usaban como una especie de oficina central. Pienso será fácil encontrar pruebas de que los otros dos muchachos fueron matados allí por alguien que trataba de hacerlo parecer a que los vampiros habían secuestrado a los adolescentes. Y ahora, aun cuando Heath no recuerda mucho debido al trauma, Zoey nos ha dado una descripción muy buena del hombre que lo hizo. es solamente cuestión de


tiempo antes de que nosotros lo atrapemos. " Era yo la única que vio un destello de sorpresa en los ojos de Neferet? -"Eso es perfecto!" Neferet dijo. -"Si." Encontré los ojos de la Alta Sacerdotisa. " He dicho al Detective Marx mucho. Mi memoria es realmente buena.” -" Estoy orgullosa de ti, Zoeybird!" Neferet vino a mi y puso sus brazos alrededor mío, abrazándome fuertemente. Tan cerca que solo yo pude oír lo que me dijo al oído, " Si tu hablas contra mí me aseguraré de que ningún humano o novato o vampiro te crea.” No me aparte de ella. No reaccioné de ningún modo. Pero luego ella mí dejo ir, e hice mi movimiento final - el que yo había planificado ya que la sensación candente familiar había chamuscado la piel sobre mi espalda. -¿" Neferet, por favor mira mi espalda? " Mis amigos habían estado charlando entre ellos, claramente vertiginosos con el alivio que ellos habían sentido porque yo les había llamado mientras el Detective Marx y yo hablamos fuera de la escuela y les pedimos encontrarme dentro del edificio principal, y asegurarnos de que Neferet estaba allí, también. Ahora mi petición extraña, que yo me había asegurado de preguntar ruidosa y claramente, los hizo callar. En realidad, cada uno en el cuarto, incluyendo al Detective Marx, me miraba como si se preguntaran si quizás me hubiera golpeado la cabeza algún día durante mis aventuras y algunos de mis sesos se hubieran filtrado. -"Es importante," dije, y sonreí abiertamente a Neferet como si ocultara un presente justo para ella bajo la espalda de mi camisa. -"Zoey, no estoy segura de que—" Neferet comenzó, su tono con cuidado pendiente entre preocupación y vergüenza. Di un suspiro exagerado. " Jeesh, solo mira. " Y antes de que nadie pudiera detenerme, di vuelta de modo que mi espalda los afrontara, y levantara la parte inferior de mi sudadera(procurando mantener el frente de mí cuerpo cubierto). Yo realmente no había estado preocupada de que pudiera equivocarme, pero los jadeos y las exclamaciones de temor y sorpresa feliz de mis amigos eran un alivio para oír.


-¡" Z! tu marca se ha extendido. " Erik se rió y provisionalmente tocó el reciente tatuaje en la piel de mi espalda. -" Wa, es imponente, " respiró Shaunee. -" Totalmente chulo" Erin dijo. -"Espectacular", Damien dijo. " es el mismo modelo de laberinto que sus otras marcas. " -" Sí, con los símbolos de runa espaciados entre las espirales, " dijo Erik. Pienso que yo era la única que notó que Neferet no dijo nada en absoluto. Alisé el inferior de mi camisa hacia atrás. Yo seriamente esperaba con impaciencia ponerme en un espejo de modo que pudiera ver lo que sólo había sido capaz de sentir. "Felicitaciones, Zoey. Imagino que esto significa que sigues siendo especial para tu Diosa," el Detective Marx dijo. Le sonreí. "gracias. Gracias por todo lo de esta noche.” Nuestros ojos se encontraron y él guiñó. Luego el giro hacia Neferet. "yo debería retirarme madame. Hay mucho trabajo para ser hecho esta noche. además, me imagino que Zoey está impaciente por irse a la cama. Buenas noches un todos. " Él tocó su sombrero, me sonrió otra vez, y se marchó. -" Realmente estoy cansada." Mire a Neferet. "si esta bien, quisiera irme a la cama.” -"Si, querida," dijo suavemente. " eso seria perfecto. " -" Y también me gustaría visitar el Templo de Nyx en el camino, si eso esta bien para ti," dije. -" Usted realmente tiene bastante por lo cual agradecer a Nyx. Visitar su templo es una idea buena.” -"Iremos contigo, Z," Shaunee dijo. -" Sí, Nyx estuvo con todos nosotros esta noche," Erin dijo. Damien y Erik hicieron sonidos de acuerdo, pero no mire a ninguno de mis amigos. Mantuve el contacto visual con Neferet y dije, -"voy a agradecer NYX, pero realmente hay otra razón por la que voy a su templo." Yo no espere por su pregunta, sinceramente, pero continué, -"Voy prender una vela de tierra para Stevie Rae. Le PROMETI que no la iba a olvidar. " Mis amigos dieron palabras suaves de acuerdo, pero mantuve mi atención centrada en Neferet y deliberadamente camine


lentamente hacia ella.

-"Buenas noches, Neferet," dije y esta vez la abrace, y cuando estuve cerca de ella le susurre, "humanos, novatos y vampiros no necesitan creerme sobre ti porque Nyx me cree. Esto no ha terminado entre nosotras.” Me aleje de los brazos de Neferet y gire mi espalda sobre ella. Juntos, mis amigos y yo fuimos fuera y cruzamos la distancia corta al Templo de Nyx. finalmente había dejado de nevar, y la luna echaba una ojeada entre los mechones de las nubes que se parecieron a bufandas de seda. Me paré en la estatua hermosa de mármol de la Diosa que estaba de pie antes de su templo.

-"Aquí," dije firmemente. -"Z?" Erik dijo de manera inquisidora. -"Quiero poner la vela para Stevie Rae aquí , a los pies de Nyx.” -" La conseguiré para ti, " Erik dijo. Él apretó mi mano y luego se apresuró en el Templo de Nyx. -"Tienes razón," Shaunee dijo. -"Si, Stevie Rae estaría encantada con esto," Erin dijo. -"Esta cerca de la tierra," Damien dijo. -"Y eso es cerca de Stevie Rae," dije suavemente. Erik volvió y me dio una vela verde y larga para rituales. Siguiendo mis instintos, encendí la vela y la coloqué cómodamente en los pies de Nyx. -"Te recordare, Stevie Rae. Justo como te lo prometí," dije. -"Yo también," dijo Damien. -"Yo también," dijo Shaunee. -"Idem," dijo Erin. -"Te recordare también," dijo Erik. El olor de un prado herboso de repente se arremolinó alrededor de la estatua de Nyx, haciendo a mis amigos sonreír entre sus lágrimas. Antes de que nosotros nos alejáramos cerré mis ojos y susurré un rezo que era una promesa que sentí profunda en mi alma.

-Volveré por ti, Stevie Rae.

Fin

H


PROXIMAMANTE EN TRADUCCIONES DAWN CHOSEN http://traducciones-dawn.blogspot.com/

TRADUCCIONES DAWN TrAduCcioNes DaWn http://traducciones-dawn.blogspot.com/



La casa de la 02