Page 1

Por Carolina Coronado Ropero


Aún recuerdo mi adolescencia, hacia el año 1147. Era inocente, viva, …, pero Rodolfo, mi señor feudal, solo veía mi belleza. Era un borrachuzo rico y mis padres humildes campesinos que tuvieron que entregarle la mano de su hija. Rodolfo se casó conmigo, pero me maltrataba y más de una vez tuve la idea de suicidarme. Él decía que las mujeres libres solo causarían problemas y detestaba esa idea. Yo, ansiosa por vivir y descubrir mundo, con solo dieciséis años, escapé de aquel infierno fingiendo mi muerte.


Robé un caballo y, tras varias semanas, crucé los Pirineos y llegué a un pequeño pueblo francés. Allí Philippe, un caballero viudo, me ofreció alojamiento a cambio de cuidar a sus hijos. Confié en él y le conté mi situación. Philippe, gran amigo del rey Luis VII, me ayudó a hacerme pasar por caballero. Luis confiaba plenamente en él y no dudó en aceptarme. Le serví como fiel caballero y con el tiempo fui un hijo para él.


Luis enfermó gravemente y, al no tener descendencia, me coronó ”Christian III ”.

Cuando falleció revelé mi identidad como “Cristine III ” y me casé con Philippe. Tiempo después quedé embarazada y no me recuperé tras dar a luz.


Espero que mi historia te sirva. Lucha por tus derechos Samanta.

Te quiere, tu madre.

Luchar para ser libre  

luchar para ser libre

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you