Page 35

PIROPLASMOSIS EQUINA

RESUMEN La piroplasmosis equina es una enfermedad causada por los hemoprotozoarios Theileria equi y Babesia caballi, transmitida por garrapatas de los géneros Ixodidae, es de distribución mundial, frecuentemente encontrada en climas tropicales y subtropicales, afecta caballos, burros e híbridos. Los signos más frecuentes son: fiebre, anemia, ictericia, fiebre, edema ventral y miembros, depresión y deshidratación. El diagnóstico no se basa a partir de los signos clínicos, debido a la ambigüedad de estos, los cuales se pueden confundir con otras enfermedades anemizantes como: Anemia Infecciosa Equina, Tripanosomiasis, Anaplasmosis, Ehrlichiosis por mencionar algunas. Las pruebas confirmatorias designadas por la Organización Internacional de Salud Animal (OIE) son el Inmunoensayo Competitivo Ligado a Enzimas (cELISA) e Inmunofluorescencia Indirecta (IFI).

Introducción La piroplasmosis equina es una enfermedad causada por los protozoarios Theileria equi (T. equi) y Babesia caballi (B. caballi) (Fig. 1), transmitida por garrapatas, que afecta a todos los équidos (caballos, burros, mulas, cebras) y con un gran impacto sobre la economía, industria y salud de estos animales a nivel mundial (OIE, 2008; Zobba et al., 2008).

FIGURA 1. A. Theileria equi dentro de eritrocito, característica diagnóstica en forma de Cruz de Malta y B. Babesia caballi dentro de eritrocito, caracterizada por mayor tamaño así como 2 merozoítos por eritrocito.

Tanto T. equi como B. caballi se consideran piroplasmas, por lo que el término piroplasmosis equina engloba la enfermedad originada por alguno de los dos parásitos, así como la infección simultánea por ambos. A su vez, debido a que la enfermedad se distribuye a nivel mundial, se designan las siguientes sinonimias: Fiebre de Texas, fiebre biliar equina, malaria equina, babesiosis equina y theileriosis equina (Rothschild, 2013; Wise et al., 2014). Los principales vectores biológicos que transmiten ambos protozoarios son las garrapatas de la familia Ixodidae, de los géneros Amblyomma, Dermacentor y Rhipicephalus (Boophilus) (Stiller et al., 2002; Scoles et al., 2011). Estos vectores se distribuyen a nivel mundial en regiones cálidas de Europa, África, Japón, toda América Latina y en ciertas regiones del sur de Estados Unidos de América (EUA) (Gordon et al., 2013). Esta enfermedad también se transmite por medio de fómites y de manera iatrogénica por el uso de material biológico contaminado con sangre de équidos infectados (Cordero y Rojo, 1999), así como por vía transplacentaria (Tamzali et al., 2013). El periodo de incubación para T. equi es de 12 a 19 días y para B. caballi de 10 a 30 días; ambos periodos coinciden con la aparición de signos clínicos (De Waal, 1992). Dado que los signos clínicos son variables e inespecíficos, no es posible diferenciar infecciones por T. equi o B. caballi o mixtas (Cordero y Rojo, 1999).

ACMEVEZ, 2016, 18:32-38

33

Actualidades en Medicina Veterinaria y Zootecnia México #18  
Advertisement