Así éramos, así somos

Page 75

2000-2015 Así éramos, así somos

75

Protestas en Pakistán, en 2012, un año después de la muerte de Bin Laden; rebeldes y civiles libios huyen camino de Bengasi, en 2011, y un sacerdote ortodoxo bendice a los manifestantes en Kiev, en 2014. ARCHIVO

2015 1

Siria. La guerra civil en Siria, que ha entrado ya en su quinto año, tiene su origen en las protestas contra el régimen dictatorial del presidente Bashar al Asad, que, con el trasfondo de la llamada Primavera Árabe, se iniciaron 2011, y que el régimen reprimió de forma brutal. La entrada en el tablero del yihadismo fundamentalista ha estancado un conflicto que se ha saldado ya con más de 210.000 muertos.

2

Libia. La revolución que, con el apoyo de la OTAN acabó en 2011 con el régimen de Muammar al Gadafi no supuso el fin de la violencia en Libia. La guerra por el control del territorio entre las diversas facciones rebeldes sigue desde entonces, con dos gobiernos actuando de forma paralela.

que actualmente pertenece a la India, Pakistán sufre desde hace una década un conflicto en el noroeste del país, que enfrenta al Ejército gubernamental con grupos armados religiosos, movimientos locales y elementos de la delincuencia organizada, apoyados por grupos terroristas y contingentes de muyahidines. El conflicto estalló cuando las tensiones provocadas por la búsqueda de miembros de Al Qaeda por parte del Ejército paquistaní derivaron en enfrentamientos con combatientes de la región de Waziristán. Mientras, los lazos con EE UU se debilitaron por una serie de incidentes en 2011, entre los que destaca el asesinato del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, en una operación no autorizada de comandos de EE UU en el norte del país.

3

Egipto. Las esperanzas generadas por la revolución que precipitó la caída de Hosni Mubarak en 2011 no han hecho más que frustrarse. En 2012 el islamista Mohamed Mursi resultó elegido en las primeras elecciones transparentes en la historia del país. Tras numerosas protestas, los militares lo derrocaron en un golpe de Estado en 2013.

7

República Centroafricana. Vive una grave crisis desde 2012, cuando facciones rebeldes musulmanas se alzaron contra el entonces presidente François Bozizé. Las negociaciones entre el Gobierno y Séléka finalizaron con la firma de un acuerdo de paz en 2013, pero los rebeldes perpetraron un golpe de Estado que depuso a Bozizé y situó al frente del país al líder de Séléka, Michel Djotodia. Djotodia dimitió en enero de 2014 ante una oleada de violencia que provocó centenares de muertos (los milicianos de Séléka atacaron barrios y aldeas cristianos; los grupos de autodefensa, enclaves musulmanes). En febrero de 2014, la ONU desplegó 3.000 soldados para reforzar a los 6.000 militares de la Unión Africana y 2.000 franceses que se encontraban ya en el país.

5 2

10

7

9 6

8

1 1 2 3 7 9 8

4

3

10

6 5

4

4

Yemen. En Yemen se superponían cuatro conflictos: el que enfrentaba al Gobierno con la guerrilla hutí; las revueltas separatistas en la región de Adén, las protestas cívicas de la Primavera Árabe y la presencia de los grupos armados yihadistas asociados a Al Qaeda. El pasado mes de enero, los hutíes (chiíes) lograron controlar la capital y forzaron la salida del nuevo presidente, Abd Rabu Mansur Hadi.

5

Ucrania. Tras ser depuesto el presidente Víktor Yanukóvich por la presión popular, tropas rusas entraron en Crimea, que declaró unilateralmente su independencia de Ucrania. Moscú promulgó la anexión del territorio. La tensión y los combates aumentaron tras la ocupación por parte de grupos prorrusos de ciudades del este de Ucrania.

6

Pakistán. Aparte de la disputa que mantiene por el estado de Cachemira,

8

Nigeria. Desde 2010 es escenario de brutales atentados, en su mayoría perpetrados por el grupo islamista Boko Haram, asociado ahora a los yihadistas de Estado Islámico en Siria e Irak, y que lucha por imponer la ley islámica en Nigeria. Solo en 2014, Boko Haram mató a unas 3.000 personas. Nigeria sufre asimismo el conflicto del delta del Níger, que surgió por las tensiones entre las empresas petroleras internacionales y los pueblos locales en la década de los noventa. La competencia por la riqueza petrolera ha alimentado la violencia.

9

Mali. La inestabilidad de Mali, un país con estratégicos yacimientos de uranio, se agravó en 2007. Al tiempo que grupos rebeldes hostigaban a la población local y se producían secuestros y asesinatos de occidentales, el MNLA se levantó en armas para reivindicar la autodeterminación del norte del país. La revolución tuareg, de la que, en parte, se apropiaron los islamistas, surgió al abrigo de la guerra en Libia. En 2012 se produjo un golpe de Estado, y en 2013 la crisis empeoró ante el avance de los grupos radicales islámicos, lo que provocó la intervención militar de Francia. En febrero de 2015 el Gobierno y los rebeldes firmaron un alto el fuego, pero los enfrentamientos y los atentados continúan.

10

Conflictos activos durante estos 15 años Muchos conflictos de 2000 continúan en 2015. Israel y Palestina , con el proceso de paz enterrado, han pasado por la Segunda Intifada, la expansión de las colonias y las operaciones contra Gaza. Irak ha sufrido una invasión, una guerra civil, el terrorismo de Al Qaeda y, ahora, la expansión de Estado Islámico. Desde 2001, los talibanes luchan en Afganistán contra la OTAN. Filipinas aún no ha resuelto su lucha con los separatistas e islamistas. Birmania vive una situación de violencia desde su independencia, primero por causas étnicas, luego contra la junta militar, y actualmente contra el independentismo Kachin. En Colombia , el conflicto con las FARC, el más antiguo del hemisferio occidental y ahora en un frágil proceso de paz, lleva 220.000 muertos. En México , la violencia del narcotráfico vivió sus peores momentos a partir de 2008. Decenas de miles han muerto en los últimos años. En la R. D. del Congo tampoco se ha conseguido la estabilidad, aunque el fin de décadas de guerra (cientos de miles de muertos) parece estar más cerca. Tras la independencia de Sudán del Sur en 2011, se reanudaron los conflictos fronterizos con Sudán. El Sáhara Occidental sigue esperando un referéndum.

Somalia. Marcada por las luchas entre los clanes que lideran los llamados señores de la guerra, carece de un Gobierno estable desde que en 1991 fue derrocado el dictador Mohamed Barre. Tras la guerra civil de los noventa, los dominios territoriales se consolidaron, pero los enfrentamientos entre clanes continuaron. En 2006 se creó una alianza entre varios señores de la guerra para contrarrestar el poder de las cortes islámicas. Etiopía apoyó al presidente Yusuf Ahmed, y Eritrea envió armas a los islamistas. En 2004 varias facciones acordaron un Gobierno de transición, y en 2012 se aprobó una Constitución provisional. Pero, a pesar de los últimos avances políticos, Somalia sigue inmersa en luchas armadas para instaurar un Estado islámico. Desde 1991, el conflicto ha causado más de 400.000 muertos y millones de refugiados y desplazados internos.


Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.