Page 1

Monólogos DBH 3. I

Monólogos

Gerard Piqué Soy Gerard Piqué Bernabeu. Nací el 2 de Febrero de 1987 en pleno centro de Barcelona. Lo que más me gustaba era jugar a fútbol. Era mi pasión. A los 10 años comencé a jugar en la cantera Blaugrana (F. C. Barcelona). Luchaba y luchaba para algún día poder conseguir mi sueño: ser futbolista profesional. Ese día llegó. En octubre de 2004 debuté con el afamado club inglés Manchester United a manos de Sir Alex Ferguson. Ese partido estaba muy emocionado ya que había conseguido mi sueño: ser futbolista de elite. Desde entonces he pasado por conocidos clubes como el Real Zaragoza y el F. C. Barcelona. Éste último ha sido el club que más me ha dado y al que más agradecido estoy. Palabra de Piqué. Jesús Mari San Juan

Charles Dickens Lo más seguro es que me conozcáis de oídas, y que en el colegio os habrán hablado de mí y hayáis leído uno de mis libros más famosos, Oliver Twist. Bueno, me presento. Soy Charles Dickens. Nací el 7 de febrero de 1812. Mi vida ha tenido dos fases, una tranquila pero demasiado corta, y otra en Londres que ha sido una traumática experiencia. Si habéis leído Oliver Twist, habréis visto cómo un niño con pocos años se tiene que buscar la vida solo; y eso es lo que tuve que hacer yo. Con doce años me trasladé a Londres con mi familia, y allí metieron a mi padre en la cárcel. En ese momento, me tuve que ir de la escuela para empezar a trabajar en una fábrica de betún. Esa experiencia me marcó de por vida, pero aun así me sirvió para conocer ambientes de pobreza y para desarrollar una genuina preocupación por los menesterosos. Por eso en todas mis obras los protagonistas son niños huérfanos o abandonados. Después de sufrir en mi vida y de escribir obras como Canción


Monólogos DBH 3. I de Navidad, Casa desolada, Tiempos difíciles y Grandes esperanzas, morí de un derrame cerebral el 9 de junio de 1870. Oihane Aguirre

La Sirenita ¿Quién cree que es fácil dejar el mar por un hombre? Pues yo creo que es la decisión más tonta que he tomado en la vida. Yo vivía feliz bajo el mar, hasta que un señor decidió que yo podría ser la protagonista de su cuento, y me sacó del mar por un príncipe que no era tan guapo como todos piensan, era muy guapo al principio, porque el escritor así lo quiso, pero lo que él no sabía era que nada más acabar su cuento se convierte en feo. Yo quiero volver al mar y nadar con mi cola, pero no estoy dispuesta a darle nada a esa bruja que me quitó la voz. Yaiza Arana La Bella y la Bestia Antes era un príncipe presumido y distinguido, que vivía entre los lujos de un gran palacio. Un día de tormenta de Navidad, una malvada hechicera me convirtió en una Bestia, por ser tan arrogante. La hechicera me dejó solamente un espejo como única ventana al mundo exterior. También me dejó una rosa, y me dijo que cuando cumpliera 21 años, antes de que cayera el último pétalo de aquella rosa, debía buscar una chica que me amara, o quedaría con ese aspecto para siempre. Pasado el tiempo, perdí toda mi esperanza, pues ¿quién era capaz de amar a una Bestia? Amaia Glaría


Monólogos DBH 3. I Pinocho ¿Pero bueno, en qué quedamos, soy un niño o un muñeco? Entre que Gepetto me trata como a un niño y los del colegio se ríen de mí, y dicen que soy un muñeco, la verdad es que no sé qué pensar. Y esto de que me crezca la nariz cuando miento no lo veo muy normal ¡es que me crece hasta cuando pienso! ¡Me voy a volver loco de atar! Y el pesado de Pepito Grillo ¿Qué se piensa, que todo lo que dice lo tengo que hacer? Se cree muy listo ¡Vaya pues la lleva clara! Porque no le voy a hacer caso nunca más por mandón. Y que se entere todo el mundo que tendré cara y cuerpo de muñeco pero pienso y siento como un niño de verdad. Y también me puedo enfadar como tú, se me nota ¿no? Maitane Araujo Pinocho Como todos sabéis, soy de madera. Os parecerá bonito mi nombre, pero yo estoy harto de las bromas que me hacen con él. ¡Pinocho, Pinocho, estás hecho de tabla del número ocho! Veo una cerilla o un mechero, y empiezo a temblar, ¡que me quieren quemar! Cuento una mentirijilla y me pillan enseguida, no porque me ponga rojo sino que me crece la nariz como un matojo. Pero no todo es malo, si me tiran al río, floto. Iciar Cervera

Pinocho Hola, me llamo Pinocho y supongo que creeréis que soy un niño tonto y mentiroso pero no es así. Hoy en día ¿quién dice siempre la verdad? ¡¡NADIE!! ¿Quién miente alguna vez? Todos habéis mentido alguna vez: que si para no hacer la tarea, que si para librarse de algún amigo plasta, etc. Así que no me critiquéis de esa manera. Además, ¿vosotros qué haríais si fuerais de madera y quisierais ser de carne y hueso? ¿Eh? Eylon Ortiz De Murua


Monólogos DBH 3. I Mudito ¿Por qué Walt Disney me tiene que crear a mí como el mudo y no a otro de mis 6 hermanos? Esto de los cuentos sólo es bueno para algunos personajes, porque como veis, yo ahora me puedo comunicar con vosotros tan sólo por escrito. ¡Me gustaría ser como Blancanieves o Dormilón! y así, ¡todo más fácil! Claro, Blancanieves viene a pedir ayuda a nuestra choza y todos encantados, y no hace nada, o mirad Dormilón, ¡Qué fácil! Os digo todo esto porque no es tan sencillo ser Mudito, no me puedo expresar, y tampoco resulta práctico ser tan bajito porque ligas poco. Anayet Etxegibel

Usain Bolt Nací el 21 de agosto de 1986 en Jamaica. Soy un atleta, y mi gran especialidad es la velocidad. Soy campeón mundial y olímpico de 100 y 200 metros lisos, y el hombre más rápido de la historia hasta el momento, por ello me han apodado el “Relámpago”. Me imagino que ya sabréis quién soy pero, por si alguno todavía no lo sabe, os lo diré, soy Usain Bolt. Sí, yo soy aquel hombre que es capaz de comerse una hamburguesa antes de una competición, aquel hombre que al ganar grandes competiciones se pone a hacer diferentes gestos y parece que se ha vuelto loco. ¿Que por qué lo hago? Porque soy feliz y nada ni nadie me impedirá serlo, y además de eso quiero transmitirlo. Para terminar quisiera daros el consejo que siempre utilizo yo: SED FELICES. Álvaro Goñi

Enid Blyton Me llamo Enid Blyton. Fui un escritor famoso y escribí bastantes libros. Seguramente no conozcáis muchos de ellos, pero de haber oído, probablemente será la colección de “Los cinco”. No creo que los hayáis leído, pero si los leyerais os daríais cuenta de que no están nada mal.


Monólogos DBH 3. I Yo, en mi opinión, les recomendaría a los profesores que leyerais los Los cinco en las rocas del diablo y Los cinco y el tesoro de la isla. Yo creo que son los libros más interesantes de la colección y aparte son muy fáciles de leer y de comprender. Aitor Eugui Shrek Hola soy Shrek .Os sonará bastante mi nombre, porque últimamente he estado mucho en el cine y en vuestra tele. Bueno, como ya sabréis, soy un ogro verde, con un carácter muy fuerte, pero por dentro soy todo un cielo. Estoy casado con Fiona y tenemos muchos hijos. También recordaréis a Asno, un burro canso y muy hablador. ¡Sí! Somos muy buenos amigos. Ahora os voy a contar mi historia. En 1910 había un señor francés que se llamaba Maurice que quería ser actor, pero era muy feo y grande. Entonces se metió a boxeo y, si veis su foto, os daréis cuenta de que Maurice y yo somos bastante idénticos porque yo estoy inspirado en él, mas os digo que a él le llaman “Ogro” y yo soy uno de verdad. ¡Bueno, esta es mi historia! ¿Y la vuestra? Adiós amigos. Joseba Murillo Peter Pan ¡Qué os creéis de ser siempre un niño! No es tan divertido como lo cuentan en mi historia ¿sabéis? Algún tiempo está bien, ¡pero esto es pasarse de la raya! Ya no aguanto más al País de Nunca Jamás. Es una maldita isla que una vez que llevas viviendo en ella mil años... ¡Al final no sabes qué hacer! En fin y aquí estoy con mis antiguos amigos de siempre. ¿Por qué me tuvieron que crear así? Si es que la gente ya no sabe ni qué inventar. Bueno pues aquí os dejo, espero encontrar una solución a mi imposible problema y poder acabar con esta pesadilla. Un saludo Nerea Martínez de Morentin


Monólogos DBH 3. I Lázaro de Tormes Yo, Lázaro González Pérez, un niño de origen muy humilde, aunque sin honra, nací en Salamanca, junto al río Tormes. De ahí viene pues mi conocido nacionalmente nombre, Lazarillo de Tormes. Soy hijo de Antona Perez y Tome González. Este segundo por desgracia falleció. Sin embargo, tampoco pude crecer junto a mi madre ya que ella no disponía el suficiente dinero como para mantenernos a ambos. Por otra parte, me siento privilegiado por haber tenido amos de todo tipo ya que he podido escoger lo mejor de cada uno y hacerme un hombre digno y astuto. Eso sí. También tengo que admitir que para llegar a ser alguien en mi vida tuve que sufrir y tener una dura infancia. Javier Ciordia

La hormiga y la cigarra En verano no hago nada, sólo lo que me apetece, por eso me paso el día cantando, tocando la guitarra y tumbado al sol. Las hormigas me dicen que reúna comida para el invierno, pero yo no les hago caso porque sé que me acogerán en su casa por pena a que me muera de frío y hambre. Cuando me refugian en sus casas yo les agrado las veladas haciendo lo que más me gusta, tocar la guitarra a cambio de tener un hogar en el que dormir y una comida caliente. Raúl Otazu

El cerdito Hola diario. He decidido empezar este diario para volver a mi infancia y recordar viejos tiempos. Soy el hermano pequeño de los tres cerditos, el que construyó la casa de paja. Estoy harto de esta farsa, y hoy te voy a desvelar la verdad.


Monólogos DBH 3. I Mi familia y yo vivíamos en una casita muy acogedora en un pueblito llamado “Van Frack”. Al parecer éramos una familia feliz. Todos trabajábamos en las tareas de casa, pero nuestro hermano mayor era un vago y no ayudaba en nada. Siempre se encerraba en su cuarto con sus amigos, y dejaba a sus padres (que ya estaban muy ancianos y enfermos) y a sus dos hermanitos trabajando. Aquella noche fue terrible, había lobos por todas partes arrasando la aldea y todo estaba en llamas, nos habían invadido. Mis padres supieron que ese iba a ser el final de su historia, y se sacrificaron para que sus hijos pudiéramos vivir otra tan bonita como la suya. Y así lo hicieron, distrajeron a los lobos cuando entraron en casa y nosotros escapamos por la puerta de atrás. Corrimos kilómetros y kilómetros hasta sentirnos fuera de peligro, y aquella noche dormimos al raso. Mi hermano mediano y yo, decidimos que no podíamos seguir así y le pedimos a mi hermano mayor construir una casa juntos. Él, tan prepotente como siempre, nos contestó que éramos unos mocosos, y que no pretendía construir una casa con nosotros. Mi hermano mediano, tomando ejemplo del mayor, me dijo que él tan poco quería vivir conmigo, y cada uno empezó a hacer su casa. Mi hermano llamó sus amigos, para pedirles ayuda construyendo la casa. Como ya iban a 1º de Bachiller no tuvieron mucho trabajo para construir una casita de piedra en una semana. Al hermano mediano le costó un poco más hacerse una bonita casa de madera, porque no tenía tantos recursos. Y mi “casa” por no llamarla chabola era un desastre, era de paja, recuerdo que siempre jugaba a hacer casas de paja con mis amigos. El resto de la historia supongo que si alguien encuentra este diario la sabrá. Menos que no fue nuestro hermano mayor el que nos abrió la puerta y nos salvó. Sino que, uno de sus amigos, que sintió compasión por nosotros. Eustaquio Mikel Beltza Rapunzel ¡Hola! Me llamo Rapunzel. Soy la conocida princesa que estuvo esperando durante varios años en aquella torre al príncipe azul. ¿En serio creéis que los príncipes azules existen? Ya sé, chicas, que ahora sois mayores, pero ¿y antes? No sé si os acordaréis de mi historia, así que os voy a refrescar la memoria. Mi melena rubia creció tanto durante esos años, que mi salvador pudo subir por ella hasta mí. ¡Eso es imposible! Quiero terminar confesando: el príncipe pesaba demasiado y me hizo muchísimo daño. Maialen Oteiza


Monólogos DBH 3. I Asesino a sueldo Quizás creáis que mi trabajo es fácil, verdad. Vienes, te escondes, disparas, y te vas, pero la vida de un asesino es muy dura, puesto que hay que cambiarse de identidad continuamente, también hay que esconder y limpiar las armas, la escena del crimen debe quedar igual o mejor que antes del asesinato, esconder a la víctima y deshacerse de ella. El mejor método es una bañera de ácido sulfúrico, pero la parte más dura es el cometer el crimen, el matar es lo que más duro se me hace, pero ¿acaso una madre no se prostituiría solo para alimentar a su hijo? ¿Mi nombre? No voy a daros mi nombre porque os estaría dando mi identidad, prefiero seguir en el anonimato como las personas que me contratan. Ioritz Irurtia Cenicienta Hola, me llamo Cenicienta, y todo el mundo piensa que a mí no me gustaba limpiar, pero en realidad no era tan malo. Lo peor era que mis hermanastras eran unas cansas ¡limpia esto! ¡limpia lo otro! Pero en realidad ahora que lo pienso… sí que había algo peor: los zapatitos de cristal que tuve que ponerme para ir al baile… Me hacían unas ampollas ¡tremendas! Menos mal que al final me quedé con el príncipe, y la verdad es que ¡compensaba! Elia Camino

mono  

actividades de escritura

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you