Issuu on Google+

Ejercicios de escritura-Cartas

Consultorio problemático Hola Sr. X:

Estimado consultorio:

Tengo un problema que pueden tenerlo muchos de mis compañeros. Soy pésimo en Educación Física y como la evaluación está a punto de finalizar, le pediría que me diese algún consejo.

Tengo un problema y es que por las noches no puedo dormir. ¿Podría ayudarme? Se lo agradecería mucho.

Un gafe.

Estimado Asier:

Te voy a dar una solución muy eficaz. Durante los días que faltan para finalizar la evaluación, puedes hacerle la pelota a tu profesora (recogiendo los balones, etc…). Y si esa solución no te sirve, quítale el cuaderno de notas y cambia tu suspenso por un aprobado. Eso sí, de su respuesta no prometo nada.

Tenemos la solución para tu problema. Antes de acostarte, tómate una manzanilla o tila. Después, cuando te vayas a la cama, cierra los ojos y cuenta ovejas.

Hola Sr. X: Tengo un gravísimo problema que, aunque a usted le parezca una idiotez, a mí me causa angustia. Cada vez que suele ir gente a ver mis entrenamientos, me pongo muy nerviosa y suelo jugar fatal. No sé cómo puedo tranquilizarme. Espero que me pueda dar algún consejo.

Atentamente Asier

Señor X: Tengo un problema. A las noches cuando me meto en la cama, escucho unos ruidos muy raros. Me da mucho miedo y por eso muchas noches ni duermo. Es muy extraño que todas las noches sea la única que en mi casa oye algo, porque mis familiares ni se enteran. ¿Será que son imaginaciones mías? ¿O será que vienen de algún sitio que sólo se oye desde mi habitación? Ayúdeme, por favor. Jaione. Estimada Jaione:

Te puedo dar dos tipos de consejos: uno es para cobardes, pero como tú no eres ninguna cobarde, pues te daré el consejo que suelo dar a los valientes. Tú pasa de ellos y no les mires. Concéntrate en el juego e intenta hablar más con tus compañeras de equipo, así no te darás cuenta de que están los demás viéndote cómo entrenas.

He buscado una solución muy simple para el problema que tienes. A las noches, cuando te acuestes, te pones unos tapones y así podrás saber si son imaginaciones o ruidos de verdad. Si no te funciona, puedes probar durmiendo un día en otra habitación, y si aún sigues escuchando… ¡llévate a tus familiares al otorrino! Prueba y ya me contarás.


Ejercicios de escritura-Cartas

Sra X:

Hola Sra. X:

Mi problema es muy raro. Me cabrea cuando un amigo mío, en vez de reírse cuando le cuento un chiste o algo gracioso dice “qué gracioso” y eso me pone de mal genio. Me dan ganas de darle una bofetada. ¿Qué cree usted que debo hacer?

Mi problema es una tontería para todos, pero para mí es muy grave. Pierdo las cosas fácilmente. Ya he perdido 30 móviles y 10 llaves de casa. Me gustaría que escribiera lo más pronto posible porque, de seguir así, perderé la cabeza. ¿Debo llevar bolsillos con cremallera?, ¿un bolso?, ¿una riñonera?

Soy todo oídos En primer lugar no le pegues una bofetada porque él seguramente te denunciará. En segundo lugar, cuando él diga “qué gracioso”, tú piensa que se está partiendo de risa y si no te funciona eso, tendrías que pedirle por favor que se riera. Sra. Nadal:

No me parece un problema muy grave. Como tú has dicho, estaría bien que llevaras bolsillos con cremallera, un bolso o una riñonera, pero lo mejor es que, antes de salir de casa, apuntes qué has cogido y dónde lo has puesto, así sabrás dónde están las cosas. Espero que te funcione.

Mi problema no es que sea muy grave, pero es un poco preocupante para mi familia. Verá, desde hace semanas mi hermana de 6 años me pide que por las noches le cante una canción, pero el problema es que se la tengo que cantar hasta que se duerme y a veces he llegado a cantársela hasta 28 veces. Mis padres y yo estamos desesperados y espero que nos encuentre una solución. Vuestra solución es muy sencilla. Graba la misma canción una y otra vez hasta completar un CD. Cuando se la hayas cantado una vez, le pides que cierre los ojos, le pones el CD y te vas. Espero que tengas suerte y consigas engañar buenamente a tu hermana.


Ejercicios de escritura-Cartas

Agencia de detectives Estimado Sr. Detective: Soy una persona que me enamoro fácilmente. Y en esta ocasión estoy enamoradísima de mi novio. Pero también soy muy celosa. Cada vez que veo a mi novio con alguna amiga suya, me pongo celosísima. Pero estos días, él suele quedar mucho tiempo con otra persona, porque está cada dos por tres hablando con alguien por el móvil, y ya sé que ese alguien no es un hombre. ¿Me podría ayudar a averiguar con quién queda mi novio a mis espaldas? Mi estimada clienta: Ayer me pasé todo el día siguiendo a su novio. Cuando salió de casa, se juntó con una joven muy bella. Los dos acudieron a una joyería y estuvieron viendo anillos de boda. Pero por lo que he visto, creo que estaban hablando de usted, porque él le dijo a su amiga “es que quiero que sea un anillo muy especial, como te he comentado estos días, en el que ponga el nombre de mi novia y el mío”. Entonces no se tiene que preocupar de que le esté poniendo los cuernos. Sólo recuerde que me tiene que enviar a mi dirección un cheque de 80 €. Atentamente Sr. López Estimado Sr. Detective: Le envío esta carta para pedirle que se encargue de resolver un caso que me tiene totalmente preocupado. Hoy es 22 de junio. Vivo en un pequeño pueblo habitado sólo por nueve personas. El pueblo está en mitad de las profundas selvas salvajes de Perú. Antes éramos 20 personas. Once fueron a buscar comida a las altas montañas y nunca volvieron. Las nueve que quedamos, estamos asustadas y preocupadas ¿Podría decirme la causa de lo ocurrido? Jon Goñi Estimado señor Goñi: Hace catorce días que leí su carta y le puedo anunciar que he resuelto su caso. He pasado cinco días sin dormir buscando en libros científicos sobre Perú y he encontrado la respuesta. En las montañas y en las profundas selvas hay dos animales prehistóricos muy peligrosos. Son carnívoros, asesinos e imposibles de matar. Pueden alcanzar los 500 km/h. ¡Están en peligro! Tienen que marcharse de ese pueblo inmediatamente, alcanzar las montañas y cuando lleguen a la ciudad estarán a salvo. No tengo más que añadir, tan sólo que me remita un cheque con mis honorarios por valor de 120 €. Atentamente


Ejercicios de escritura-Cartas

Sr. Riratty

Estimado Sr. Rodríguez: He estado mucho tiempo buscando un buen detective y tras haber hablado con mucha gente, he decidido acudir a usted. Mire, tengo un problema que seguramente no será la única madre que lo tiene, pero me preocupa mucho. El problema es el siguiente: hace dos años aproximadamente mi familia y yo vinimos a Valencia a vivir y mi hijo se ha hecho unos amigos muy poco recomendables, viene tarde a casa y ha cambiado mucho en la forma de ser. Yo, personalmente, querría pedirle que los fines de semana lo vigilase. Un saludo. Señora Ariztegi: Tras haber estado un fin de semana vigilando a su hijo, lo que he visto es que se monta en un coche azul Opel Astra matrícula 1234 DJY con tres amigos más y se marcha a Madrid. Allí entran en una casa abandonada y no salen hasta las 6:00 aproximadamente. Luego, se vuelven a montar en el coche y vuelve a casa borracho. Aquí le mando las fotos que he podido sacar. Este servicio le ha costado 450 €. Mándemelos lo antes posible. Un saludo Juan Rodríguez Estimado Sr. Rodríguez: Le envío esta carta para pedirle que me resuelva un problema que me tiene las noches en vela. Mi hijo de 16 años me tiene muy preocupado desde que empezó a salir los sábados por la noche. Lleva haciéndolo dos meses y mi preocupación es saber si bebe alcohol y si entra en bares y discotecas. A mí me gustaría que usted hiciera unas averiguaciones sobre lo que hace mi hijo cuando sale. Estimada Sra. Juanena: Después de haber leído su carta, haber comprendido su preocupación y haber realizado un seguimiento a su hijo, he llegado a la siguiente conclusión: su hijo no bebe, ni entra en bares ni en discotecas, pero sí que le he visto con una chica, sin encontrar en ellos ninguna actitud sospechosa. No veo motivo de preocupación, pero en mi opinión, creo que debería hablar más con su hijo. Doy por finalizado mi trabajo y la factura que le mandaré por correo asciende a 570 €. Atentamente Sr. Rodríguez


Ejercicios de escritura-Cartas

Señor detective: Le envío esta carta para explicarle lo que deseo y se encargue personalmente de resolver mi problema. Ahora paso a explicar lo sucedido. Hoy, día 17 de abril de 2010, cuando le escribía esta misiva, observé algo extraño en mi casa, en mi madre. El otro día, al llegar a casa me encontré con todas las habitaciones desordenadas y con pintadas, y lo más original fue que mi madre no vio nada estando dentro de casa. ¿Podría decirme la causa de lo ocurrido? Sra. Elizalde Estimada Sra. Elizalde: En contestación a su carta recibida hace ya un mes, le puedo anunciar que he resuelto su caso. Por las investigaciones que he realizado, he observado lo siguiente: si su madre estaba dentro de casa, tendría que ver quién hizo ese desmadre. Por eso mis conclusiones son que la culpable de las pintadas y del desorden es su madre porque se sentía sola y quería llamar su atención. Por eso le aconsejo que le haga caso para que no vuelva a suceder lo mismo. No tengo más que añadir. Tan sólo que me remita un cheque por mis honorarios por valor de 200 €. Atentamente Sr. Detective

Estimado Sr. Detective: Los últimos días estoy detectando cierta anomalía en un vecino de mi pueblo cuyo nombre es J. S. y cada vez que pasa al lado de alguien sale corriendo. No sé qué podrá hacer sobre el asunto. Bueno, confío en usted para averiguar cuál es su problema. Nos da miedo que haga alguna locura. Atentamente Sr. López Estimado Sr. López: He preguntado a psicólogos y médicos y puedo decirle que su vecino tiene un fallo hormoneuronal que se debe a la falta de neuronas, llamado síndrome del terror. No identifica correctamente la realidad, esto es, no diferencia la realidad de los pensamientos, pero tranquila, es inofensivo excepto para sí mismo. P.D. Le envío la factura de la investigación a su correo electrónico. Ingréseme el dinero a este número de cuenta 381271000000000.


Ejercicios de escritura-Cartas

Sr. Detective Moretti: Le mando esta carta para pedirle que me hiciera una investigación. He notado algo raro en mi automóvil. En mi casa hay dos coches, el mío y el de mi mujer. Yo suelo ir a trabajar en metro y mi mujer en su coche. La cuestión es que a mi coche se le va agotando la gasolina sin que yo lo use. ¿Podría investigar este caso? Atentamente Xabier Goñi Sr. Goñi Según las investigaciones que he realizado, he visto que su vecino tiene una copia de la llave de su coche y que la ha utilizado para usarlo cuando ustedes no estaban. El precio de mi trabajo es de 120 €. Por favor, envíeme un cheque con esta cantidad. Atentamente Detective Moretti

Muy Sr. Mío: Le envío esta carta para explicarle lo que deseo y se encargue personalmente de resolver mi problema. Ahora paso a contarle lo sucedido. Hace ya dos o tres días, cuando vuelvo a casa de trabajar, veo que alguien me sigue hasta la puerta de mi casa. ¿Podría decirme quién es? Un saludo Sr. Belarra Estimado Sr. Belarra: En contestación a su carta recibida hace ya unos días, le puedo confirmar quién es su presunto seguidor. El hombre que le seguía era un trabajador de la tienda que está debajo de su casa, y cuando iba detrás de usted, era para abrir su establecimiento. No tengo más que añadir. Tan sólo que me remita un cheque con mis honorarios por valor de 200 €. Atentamente Sr. López


cartas