Page 1


Editorial: Hemos recibido múltiples frases, escritos, ideas y formas para esta iniciativa. Han participado muchos de nuestros usuarios, los presenciales, que cada semana aportan sus ideas en la oficina, ya sea como corresponsales o como usuarios y los digitales, aquellos que a través de la red nos seguís y sois participes de nuestro trabajo en Villanueva del Arzobispo. No podemos ser fieles a tod@s, no podeis estar Tod@s, queremos ser directos y dejar constancia del significado de la iniciativa, no ser pesados para los lectores y sobre todo ser necesarios en cada uno de los que nos visitais. En resumen Diario de PAZ se publica con las manos de tod@s. Estamos deacuerdo en que es un tiempo extraño, en que continuan los conflictos armados, el aprovechamiento del más devil y la injusticia diaria, la de cada día, la que nos afecta a los ciudadanos de a pie, la de mi vecino, mi amigo, mi conocido, pero ese mismo pie es el que nos tiene que llevar a caminar, a correr, a ser "Humanos" capaces del todo. Es la editorial obra de nuestros corresponsales juveniles. Gracias Chicos.

1-. FRASES PAZ: Desde el Facebook: (Envios de algunos de los amigos de la Oficina en el Facebook" "No hay camino para la paz, la paz es el camino" Mahatma Gandhi (1869-1948) Político y pensador indio.

"No basta con hablar de paz. Uno debe creer en ella y trabajar para conseguirla" Eleanor Roosevelt (1884-1962) Defensora de los derechos sociales.

"El mantenimiento de la paz comienza con la autosatisfacción de cada individuo" Dalai Lama

"Todos quieren la paz, y para asegurarla, fabrican más armas que nunca" Antonio Mingote

"La paz no se vende" Bono

"Si no tenemos paz dentro de nosotros, de nada sirve buscarla fuera" François De La Rochefoucauld


"Creo en la paz, amada, a pesar de las bombas y a pesar de los cascos" Jorge Debravo

"Hay que cuidar al mundo, proteger el amor, la paz, la justicia" Chavela Vargas

2-. ESCRITOS PAZ: (Enviados desde la red o realizados por los usuarios de la Oficina) LA PAZ ETEREA: Cuando pensamos en la Paz, lo primero que se nos ocurre es la ausencia de guerra. Pero la Paz es mucho más que eso. La Paz necesita de la tolerancia, de la justicia, de la igualdad, de la solidaridad, y también de la responsabilidad de los gobernantes, quienes tienen el destino de los pueblos en sus manos, para tomar decisiones acertadas que hacen al bien común. En cuanto a mi opinión, ¿que se considera realmente por paz? Viéndolo de esta forma son solo palabras, simple vocablos de alguna persona que se pregunta por el contexto en que se haya. Visto así el concepto de paz seria solo algo abstracto, contenido en la subjetividad de cada uno, por tanto si te paras a pensar se podría entender por paz un momento de tranquilidad cualquier indicio de complicidad con uno mismo, un minuto de silencio o cualquier momento en el que coges aire. Pero actualmente esto se lleva palabras mayores. La paz para la multitud es algo representado como un mero arquetipo, la simple ausencia de violencia y de guerra, pero también hay que decir que como paradoja, tenemos el concepto de que no hay paz sin guerra al igual que no habría noche sin ocaso ni silencio sin interrupción, es por tanto algo complementario de la vida, algo que simplemente percibimos y que no sabríamos decir si en un momento dado se diera absolutamente junto con la extinción de la guerra, violencia o sucedáneos opuestos a ella. Pero después de todo esto mencionado, ¿que entendemos por paz? Aunque no se entienda como una definición valida, pienso que mas que a lo que la gente aspira como utopía paralela a la realidad, pues como antes decía no hay paz sin guerra, pero creo que como paz genuina y alcanzable a en la vida de cada uno y lejos de conceptos masivos y que mueven masas, la paz seria lo que a cada uno le da paz interior y así poniendo paz de por medio en la conciencia de cada uno tengo que añadir que fuera de la paz mundial y lo que mucha gente considera inalcanzable, aspirando así a lo inasequible, seria la paz algo mas sencillo. Y a la vez etéreo, que nadie puede quebrantar. Entonces, recalco lo anterior ¿qué es la paz? La paz puede ser sentarte al lado de alguien, compartir, o simplemente darse la vuelta y sonreír ¿Por qué no tendría que ser así?


VOLVIA A CASA

Volvía a casa entre disparos y engañadas multitudes ciegas en su tormenta, amado pueblo mío. Qué trágico, qué duro, qué cruel nuestro destino de arar sobre el mar y que la luz te enlute.

Desasosiego físico, que podía palpar como un dolor de muelas en el alma, me saturaba el cuerpo: zozobra que era náusea, entre certeza y duda de tu verdad mañana.

Yo soy mi pueblo ciego con los ojos abiertos. Mi pueblo luminoso embarrado de sombra. La realidad y el sueño, la raíz y el lucero. La guitarra que siembra la semilla del alba.

Por igual me dolían la bala y el herido. Tu día levantaba sus blancas torres altas lúcidas de esplendor, oh recio pueblo mío, si tu noche invadíame con pirámides truncas.

Sólo soy la guitarra que canta con su pueblo. Aliento de su barro mi voz suya.

"Hoy, más que nunca, la humanidad necesita de hombres conscientes, de hombres que piensen y sepan pensar bien, pues, siendo así, podrán éstos enseñar a otros a hacer lo mismo, y, de ese modo, volverá algún día a encontrar la humanidad la paz y la felicidad que perdió."


3-. ENTREVISTA: (Aportación Alumna 3º ESO. IES Nieves López Pastor) Conversando sobre la paz con Francesc Torralba Francesc Torralba es doctor en Filosofía y en Teología, miembro del Institut Borja de Bioética y profesor de la Universitat Ramon Llull de Barcelona. ¿Cómo podemos tratar la Carta de la Paz en una asignatura de filosofía? -Podemos tratarla como un material de discusión o de sensibilización. También la podemos analizar punto por punto a través de interrogaciones. Por ejemplo, podemos estudiar cuantos conflictos se resolverían aplicando la Carta de la Paz, puesto que muchos de ellos son interreligiosos, interétnicos o entre naciones y pueblos. Si tuviéramos en cuenta los principios de la Carta de la Paz, podríamos superarlos. Usted habla de «el resentimiento como un obstáculo fundamental para la paz». ¿Cree que este es uno de los puntos más importantes? -El resentimiento siempre es un obstáculo. Es un muro invisible que impide abrirse a los demás, entenderlos y superar las visiones negativas que tenemos de ellos. El resentimiento es miserable, emotivo y poco racional, pero sobretodo intoxica el espíritu de la persona alterando su armonía interior y la de los demás. El resentimiento daña la paz entre las personas, pero también nuestra paz interior. La Carta evoca el término de «la envidia existencial». ¿Cómo la adquiere el hombre? -Se nos transmite de pequeños, cuando los padres nos comparan con un hermano, con una compañera de colegio muy eficiente, con un niño educado… Estos ejemplos nos hacen sentir menores y nos impiden descubrir nuestras posibilidades. Creamos entonces una cultura basada en mirar al otro de reojo. La «envidia existencial» es nociva, porque no es lo mismo admirar al otro que imitarlo. Por consiguiente, la envidia es negativa porque conlleva la no aceptación de uno mismo y el desprecio por sus propias virtudes. En otra ocasión ha comentado que el perdón es el antídoto del resentimiento. ¿Podemos perdonar si el otro no reconoce su falta? -El perdón incondicional sólo se encuentra en algunas figuras ejemplares como Jesús de Nazaret. Por lo tanto, el perdón tiene límites. El perdón exige el arrepentimiento y la reconciliación del otro. Difícilmente una víctima podrá perdonar a su «verdugo» si ese se burla o no siente remordimientos por el mal cometido. En definitiva, creo que al igual que no hay perdón sin reconciliación, tampoco lo hay sin arrepentimiento.


Después de siglos de guerra, los intelectuales hablan de la «filosofía de la paz». ¿Estamos ante un nuevo pensamiento? -Del mundo griego nos ha llegado mucha literatura para crear una «filosofía de la Paz», pero creo que aun no podemos afirmar que esa se haya creado. Simplemente, tenemos varias ideas y aportaciones de lo que puede ser la Paz, todas ellas con elementos positivos que no podemos despreciar. ¿Qué opina sobre la Carta de la Paz? -Es una buena iniciativa, porque nace de la sociedad civil sin ser partidista, ni religiosa, ni electoralista. Solamente demuestra que la sociedad civil se organiza, vive y no queda indiferente ante los conflictos. Además, con el objetivo de construir un mundo mejor, la Carta publica y difunde textos. Quizá podamos discrepar con algunos puntos, con ciertos adjetivos… pero la iniciativa es sustancialmente buena, porque ayuda a que la gente sea consciente de los conflictos que vivimos y aprenda a valorar la Paz desde la niñez. No hay que cantar victoria antes de tiempo. No podemos decir a los ciudadanos que la Paz depende de las decisiones de los estadistas o de los altos mandatarios. Debemos enseñar que la Paz depende de todos y de muchos factores, como por ejemplo de la reacción de la sociedad civil por algunos hechos. Ese es el gran objetivo de la Carta de la Paz. Aun así, nuestros actos en favor de la paz pueden parecer pequeños. -Hoy en día nadie habla seriamente de paz y la guerra es un espectáculo. Por esta razón no somos conscientes que podemos evitar la guerra, porque partimos de la idea de que las cosas ya están determinadas. En cambio, a lo largo de la Historia ha habido muchos ejemplos de cómo un solo hombre ha conseguido altas cuotas de pacificación. Pensemos en Gandhi o en Martin Luther King.

Revista digital del día de la PAZ  

Esta es la aportación digital de la Oficina de Cultura-Juventud al día de la PAZ.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you