Issuu on Google+

Capitulo 11: Aliados Después de haber acabado con todas las criaturas los guerreros se encontraban un poco confusos con respecto a que si los extranjeros eran enemigos o aliados… Pero esa duda pudo haberse resuelto al verse atacado por ellos. Después de que Morga nor fuera envestido y arrojado hacia una cabaña, Aquiles decide intervenir e intenta envestirlo con el escudo, pero no logra hacerle daño alguno pues parece como si hubiese envestido un gran muro de rocas … Después del inútil intento de Aquiles por envestirlo, el extranjero se voltea y lo sujeta muy fuerte del cuello intentando romperlo, pero antes de que logre hacerlo es interrumpido por Helena que dice. -Suéltalo en este instante, no estoy dispuesta a repetirlo dos veces -¡Oye! Alexander bájalo en este instante, ese es el sujeto que vimos temprano- Dice el otro extranjero ahora con una mirada mas tranquila. Alexander nombre que recibe el extranjero lo coloca en el suelo bajando su cabeza. -Ni siquiera puedes disculparte- Dice Aquiles enfadado mientras que sujeta su cuello algo adolorido. -No seas mal agradecido Aquiles y dale gracias, por no haberte asesinado rompiéndote el cuello- Dice Morganor mientras se levanta de los escombros.


-No teníamos idea de quienes eran, lo que pasa es que nos hemos visto atacado por un montón de criatura y además aun no controlamos bien este estado y por cierto mi nombre es Vladimir por si no lo recuerdasDice Vladimir un poco apenado. -Si lo entiendo, permítame presentarme mi nombre es Morganor y el es Aquiles aunque ya creo que lo conocen, por ultimo la chica se llama Helena… Por cierto Helena ya puedes bajar el arco- Dice Morganor mientras se acerca lentamente a ellos. -Una chica muy valiente por cierto, apuntar así a uno de nosotros con solo 5 flechas… Se necesita el doble de flechas como mínimo para derribar a alguien de nuestro clan y muchas mas si nos encontramos en ese estado- Dice Vladimir mientras se ríe muy fuerte. -Son muchas flechas para un ser humano normal, ni siquiera las cosas esas pueden resistir tantas flechas- Dice Helena algo intrigada. -Bueno es que descendemos de un clan muy poderoso- Dice Vladimir. -A mi hay algo que me tiene muy intrigado, pues ¿A que te refieres con ese estado?- Pregunta Morganor confuso. -Bueno mi clan se caracteriza por tener una gran fuerza, además la habilidad de mi clan es muy útil, pero es algo complicado de explicarDice Vladimir. -Ya veo, bueno creo que deberíamos buscar un lugar a donde pasar la noche- Dice Morganor.


-Si, será lo mejor… ¡Alexander! sigue así hasta que encontremos un lugar seguro- Dice Vladimir. Los guerreros acompañados de ambos extranjeros parten buscando un lugar seguro… Mientras caminaban Vladimir le explicaba un poco la habilidad de su clan a Morganor. -El estado por el que preguntaste se llama estado animal- Dice Vladimir. -¿Estado animal? ¿Cómo es eso?-Pregunta Morganor con mucha intriga. -Bueno el estado animal es cuando adquirimos la fuerza de nuestro animal protector- Dice Vladimir-¿Animal protector? ¿A que te refieres con eso?- Pregunta Morganor confundido. -Bueno es parte de una tradición de mi clan en la que nace esta habilidad, desde que cumplimos los quince años somos enviados al bosque para cazar nuestro animal protector y demostrarle a Odín que somos merecedores de la fuerza de este dicho animal… Después de cazar nuestro animal usamos su piel como vestimenta y símbolo de que podemos recibir la fuerza de este animal- Dice Vladimir muy sonriente.


-¿No es un poco cruel enviar a un niño de quince años al bosque solo?Pregunta Morganor un poco intrigado por la repuesta que pueda recibir. -Claro que no ja ja ja pero ¿Que barbaridades dices? Si a los doce años la mayoría de los niños de mi clan ya están cazando su primer jabalí, a los quince años ya tienen el entrenamiento suficiente para caza cualquier cosa- Dice Vladimir carcajeándose muy fuerte. -¿Como es posible que un niño de 12 años pueda cazar un jabalí?Pregunta Morganor muy sorprendido. -Es muy fácil, solo tienes acorralarlo y luego intentara envestirte para huir, allí solo tienes que esquivarlo e intentar sujetar muy fuerte su cuello con tus brazos y hacerle que caiga al piso, no es muy complicado debido a su cortas patas, luego solo intenta abrir su boca lo mas que puedas para que logres dislocar su mandíbula- Dice Vladimir. Morganor totalmente sorprendido por las costumbres del extranjero se queda sin palabras y no logra decirles nada. -Ja ja ja ja ¿Por qué te quedas tan callado?- Pregunta Vladimir mientras se ríe. -Es que me parece un poco extraño- Dice Morganor aun sorprendido. -Si a muchos le parece extraño… Bueno como ya he dicho de eso trata esta habilidad, claro esta que la habilidad depende completamente de tu animal protector- Dice Vladimir.


-¿Cómo que depende de tu animal protector?- Pregunta Morganor intrigado. -Todo depende de que animal sea el que cazaste… Por ejemplo Alexander cazo un enorme Bisonte, por eso recibe la fuerza de este y su comportamiento es muy similar al de uno, por eso es que te envistió cuando te ataco- Dice Vladimir. -Mmm ya veo y dime ¿Cual es tu animal protector?- Pregunta Morganor. -Mi animal protector es un oso… De vistes verme cuando lo estaba cazando, fue una gran hazaña- Dice Vladimir suspirando al recordar. -Mmmm si ya lo creo un niño de 15 años enfrentándose a un oso, no se ve muy a menudo… oye y ¿Eso es todo?¿Solo tienes que tener la piel del animal?- Pregunta Morganor con mucha curiosidad. -Bueno veras todo esto lo debemos hacer con un cuchillo muy especial que nos fue entregado por nuestros ancestros, la leyenda dice que fue forjado por los mismos dioses- Dice Vladimir. -Mmmm ya veo que interesantes tradiciones tienen- Dice Morganor. Los guerreros se habían dirigidos al puerto, donde los extranjeros habían atracado su barco.


-Allí podremos pasar la noche sin problemas- Dice Vladimir mientras señala su embarcación. -Me parece muy bien- Dice Morganor muy aliviado. Luego que subieran a la embarcación y comieran algo de las provisiones de ellos, le designa un lugar cómodo a donde Helena pudiera dormir, mientras ellos descansarían en la cubierta de la embarcación. -Yo montare guardia mientras descansan ustedes, nos turnaremos cada tres horas- Dice Vladimir. Alexander que ya había vuelto a su forma normal se recuesta en un rincón, mientras que Morganor y Aquiles se deciden quedar un rato más. -Oye hay algo que me intriga, ¿Cómo es que siendo tan fuerte primero decidieron huir?- Pregunta Aquiles con mucha intriga. -Buena pregunta, lo que sucede es que necesitamos algo de tiempo para pedir la fuerza de los animales- Dice Vladimir muy sonriente. -Mmmm ya veo- Dice Aquiles. -Creo que deberían descansar, yo les avisare si ocurre algo- Dice Vladimir.


Ambos guerreros se dirigen a dormir mientras Vladimir sube a los mas alto de la embarcación para montar guardia.

(Al día siguiente en el Castillo del Rey en Dublín)

Astaroth se dirige a la habitación donde se encuentra Zari y al entrar ve que ella ha recuperado su forma original. -Mmmmmm pero que interesante, aun no logro acostumbrarme a verte así- Dice Astaroth con cierto tono de burla. Zari se transforma de inmediato en una joven hermosa y comienza a llorar diciendo “¡Alto! ya no me has hecho suficiente daño” mientras que se tira a los pies de este. -Deja tu absurdo juego y párate de inmediato, que el señor Murderer quiere verte en este instante- Dice Astaroth mostrandose indiferente. Astaroth sujete a Zari del brazo y la arrastra hacia la habitacion donde se encuentra Feabhas. -¿Qué

sucede?

¿Por

qué

la

traes

aquí?-

Pregunta

Feabhas

desconcertado. -El señor Murderer necesita hablar con ambos, así que cierren la boca o yo mismo hare que la cierren- Dice Astaroth enfadado.


Murderer entra en la habitación y se muestra algo pensativo, como si algo le preocupara. -Se encuentra bien señor- Pregunta Astaroth. -Si, pero hay algo que me intriga mucho- Dice Murderer. -¿Qué es señor?- Pregunto Astaroth. -Bueno no logro comprender algo… Zari en el relato que me contaste dijiste que una chica te logro lastimar gracias a un amuleto de Praghas o ¿Me equivoco?- Dice Murderer mientras camina de un lado a otro. -Si, así es señor- Responde Zari con algo de temor. -También me dijiste que la chica era completamente humana - Dice Murderer. -Si señor- Responde Zari. -Entonces me puedes explicar como llego un amuleto Praghas a un ser humano- Grita Murderer enfadado. -No lo se señor- Responde Zari asustada. Murderer se acerca a Zari y coloca su mano en la mejilla de ella. -Zari no me ocultas nada o ¿Si?- Dice Murderer de forma muy sutil.


Zari un poco angustiada y sin saber que hacer dice -¡El!señalando a Feabhas. -El… ¿Qué hay con el Zari?- Dice Murderer mientas se pone de pie. -Estoy segura que él sabe sobre ese amuleto- Dice Zari muy asustada. -¿Es eso cierto Feabhas?- Pregunta Murderer algo intrigado. -No tengo idea de que hablan- Dice Feabhas tartamudeando un poco. -Es una lastima porque si es así, entonces no me servirás para nadaDice Murderer. -¡No! Espere no tengo idea de a que se refiere- Dice Feabhas sintiendo mucho miedo. -Astaroth por favor, encárgate del elfo cuanto antes… Creo que tengo que preguntárselo yo mismo a esa chica- Dice Murderer marchándose de la habitación. -Ni te atrevas a acercarte a ella- Grita Feabhas muy enojado. -Mmmmm pero que actitud… Creo que ya encontré tu punto débil- Dice Murderer mientras se ríe de una forma muy tétrica Continuara…


Capitulo 11: Aliados