Page 1

ImaginArte y ExpresArte

Alzar el vuelo San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México; Año 1 Num 0.


Primera edición Año 1 No. 0 Editorial Fray Bartolomé de Las Casas, A.C. marzo de 2005; 500 ejemplares Segunda edición Taller Casero Independiente marzo de 2008; 10 ejemplares Tercera edición Editorial Casera Independiente Ik’-Viento mayo 2009 San Cristóbal de Las Casas, Chiapas. Cuarta edición Editorial Independiente Voz del Viento Marzo 2010 San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.


Directorio

Contenido

Director

David Molina Urbina

Editorial

Diseño editorial

Alejandro Carricart Ganivet y Juan Ventura

Poesía y Literatura

Pintura de portada Ahn Morlier Corrección de estilo

Pedro Duarte

Fotografía Rodrigo Nuñez p. 11 Sergio López Simón p.p. 13, 14. Carlos Moscoso (Popocatepetl) p.17; (Iztaccíhuatl) p.20 Efraín Asencio (Desnudo) p.22. Ilustraciones

Ahumada (Pintura de la serie

de ángeles, cortesía del acervo personal de Fabiana Legerije) p. 6.

4

Síntesis de la introoducción y traducción de Verónica Volkow, del libro «Oiseaux» «Pájaros» de Saint-John Perse. Impreso por ediciones El Tucán de Virginia Manuel García 7 «Oiseaux» «Pájaros» IX y XIII Saint-John Perse 8 Presentación del libro «Encuentro a la tempestad» de Raúl Garduño David Molina y Fco. Álvarez 9 Encuentro a la tempestad Raúl Garduño

11

«Arminda (de Chunlá)»

Juan Pereyra

13

««Yutzil»

Juan Pereyra

14

«Una Semilla entre adoquines» Juan Carlos Páez 15 Diálogo sociocultural Síntesisdel libro, «Los Volcanes Sagrados», de Julio Glockner Pedro Duarte 18 Opinión de la cultura, a partir de una berve síntesis del libro «El sexo y la literatura» de D.H. Lawrence Juan Ventura

21


Editorial No se puede hablar de literatura si no nos remontamos a las filosofías de los tiempos inmemoriales y aún más allá de la supuesta realidad, como único medio para comprender y poder explicar la idea o imagen. «Un paisaje dice con razón Octavio Paz, no es la descripción más o menos acertada de lo que ven nuestros ojos, sino la revelación de la que está detrás de las apariencias visuales… Es desde esta perspectiva donde creo que debemos pensar los volcanes para comprender otras formas de relación de los hombres con su ambiente natural, formas que están más allá de la utilización de la naturaleza como un recurso puesto a su servicio»1 Para enfocar el tema cambiaría la palabra volcanes por la palabra literatura, con el fin de platicar con los trabajadores de las letras sobre la finalidad y acerca del fondo; más que la buena o mala forma o descripción que varía de acuerdo a las afinidades estéticas. En el fondo esta el fin de no caer en la repetición de formas y conceptos, que responden a intereses utilitarios particulares y de grupo, así como de enriquecimiento y de poder; sino que puedan servir para construir una conciencia social. 1 Los Volcanes Sagrados, Mitos y rituales en el Popocatepatl y la Iztaccíhuatl, Julio Glockner, 1996, Editorial Grijalbo.p. 16.

4

De tal manera que el ego personal y de grupo sea superado por el fin colectivo y universal, para que la materia literaria hable de los valores del espíritu humano. Porque cierto es que la literatura más que hablar de los pensamientos habla de los sentimientos, que «Lo que de la boca sale del corazón proviene» como dice Gibran Kalhil Gibran. Alzar el vuelo; con el aliento y la palabra del ser humano contra la deshumanización, palabra que lo dice todo y al mismo tiempo no dice nada, porque lo que dice todo el mundo lo sabe. La humanidad se ha enfrentado a si misma en la búsqueda de la perdida razón, y al día de hoy aún continúan habiendo guerras invasoras en el nombre de la justicia, políticas de libertad sin principios filosóficos, así como literatura y arte cada vez más abstractos; como si la cultura y la política fueran una propiedad privada.


Así, a través de la publicación de Alzar el vuelo pretendemos mencionar principalmente a través de análisis, resúmenes, reflexiones, imágenes y poesías, cómo los diferentes grupos sociales y culturales sobreviven y se manifiestan con su cultura y su arte, frente a una política que les explota, les excluye y les olvida. A través de las filosofías se ha construido la historia de cada pueblo, como a través del pensamiento se ha construido la libertad de expresión, que tiene largo camino por recorrer sin la cultura de igualdad en la diversidad; producto de una política hegemónica- decimonónica de censura, privada y elitista. Frente a las inhumanas condiciones de olvido a las diferentes filosofías del pensamiento, tal como el viento viaja alrededor del mundo y es él el oxígeno; así Alzar el vuelo, tratará de reunir voces que sean vitales para el desarrollo del espíritu de la humanidad, a través de una escritura que se preocupe por las explicaciones y razones fundamentales de las diferentes culturas y personas; como medio elemental de la relación humana y del conocimiento, en este caso de la literatura.

5

Tratará de ser un órgano literario de perfil social-histórico que trate de aportar pensamientos particulares de diversas culturas en diversos momentos históricos, vitales para la comprensión de cada identidad de la existencia en la colectividad y vitales para el patrimonio cultural. Alzar el vuelo, surge porque falta la palabra verdadera dicha en cualquier tiempo, en cualquier lugar y por cualquier persona. Alzar el vuelo, ImaginArte y ExpresArte, revista de difusión gráfica y literaria, de gente común y corriente, de cualquier tiempo, lugar y persona.

Ahí, junto a la literatura siempre viva y omnipresente con el viento,el pueblo -gente común y corriente- sobrevivirá.


PoesĂ­a y Literatura 6


Por Manuel García

Síntesis de la introducción del libro «Oiseaux» «Pájaros» de Saint-John Perse «Marie-Rene-Auguste-Alexis Saint-Leger nació en un paraíso el 31 de mayo de 1887. Illet-a-feuilles era propiedad de su familia dentro de la bahía de Point-aPietre, en las Guadalupes. Sus ancestros habían dejado Francia en el siglo XVIII para establecerse en el Caribe. Varón único entre cuatro hermanas, Alexis pasó los 12 primeros años de su vida feliz en medio de la belleza y sensualidad del trópico. La crisis económica que afectó la producción del café y el azúcar, obliga al padre a emigrar al pequeño pueblo cosmopolita de Pau, en el suroeste de Francia. Este fue para Perse un primer exilio. Asiste al liceo, y continúa en los Pirineos la afición por la botánica, que se le había despertado en Guadalupe. Una fascinación también por la vida de los pájaros, la geología, la navegación y la equitación acompañó sus intereses filosóficos, literarios y lingüísticos. Esta curiosidad amplísima propició el acopio de uno de los más vastos vocabularios de la poesía del siglo XX; Perse logra que coincidan en ella, según Roger Callois, el mundo y el diccionario, un vocabulario, además, tomado de la experiencia más que de la cultura. Entra a estudiar leyes en la Universisdad de Bordeaux en 1904, y conoce a Francis Jammes y Claudel, con quien trabará una amistad importante. En el círculo de Gabriel Frizeau conoce a Jaques Riviere, Alain- Fournier, Odilon Redon y André Lhote. Alexis Leger se destacaba como una enigmática figura dentro del grupo, rico en cualidades profundas, y a la vez retraído y autosuficiente.

Interrumpe sus estudios, el servicio militar y después, la muerte de su padre en 1907. Desprovisto de herencia, tuvo que asumir obligaciones familiares onerosas y su perspectiva profesional se volvió más problemática. Aconsejado epistolarmente por Claudel desde China, decide entrar a la diplomacia. En 1910, Perse retoma sus estudios pera presentar exámenes. Para 1933, Alexis Leger se convertirá en el Secretario General de Guai d’Orsay, cabeza permanente de la diplomacia francesa en un momento crucial de la historia mundial. Durante su estancia en Pekín, de 1916 a 1921, en un templo taoista abandonado compone Anábassi. Con este poema nacerá el poeta madura y también su pseudónimo. Poema sobre la vida nómada en el desierto, está imantado por la fascinación de los grandes espacios, fraguado con una vocación de libertad y un compromiso con la más alta pureza. En 1940 Paul Reynaud, Ministro de Asuntos Extranjeros, obliga a Perse a dimitir de su puesto. Las tropas nazis ocupan París y su departamento es saqueado, cinco ciclos completos de poemas desaparecieron y un ensayo filosófico. En octubre, el gobierno de Vichy lo priva de su nacionalidad, propiedades y honores civiles. Perse se exilia en Washington y acepta una consultoría privada. En junio de 1941, durante su estancia en Long Beach Island, escribe Exilios, que será seguido por una serie de poemas largos sobre su experiencia estadounidense, Poema a la extranjera (1942), Lluvias (1943), Nieves (1944). En 1945 completa Vientos en una isla cerca de Maine. En 1956 contrae matrimonio con Dorothy Russell a los 70 años de edad; en 1957 regresa por primera vez a Francia y toma posesión de una casa en las costas del Sur que le ofrecieron un grupo de amigos y admiradores. Ese mismo año publica Amers; Crónica sale a la luz en 1959, y en 1960 obtiene el Premio Nobel. Una de sus últimas publicaciones fue Pájaros, en 1962.»1

1 Introducción y traducción de Verónica Volkow, «Oiseaux» «Pájaros» de Saint-Jojn Perse, libro de trece poemas, impreso por Ediciones El Tucán de Virginia

7


XIII

IX {De una parcela a la otra del tiempo parcial, el pájaro, creador de su vuelo, monta sobre las rampas invisibles y gana altura… De nuestra profundidad nocturna, como de la cadena de un escobén, tira hacia sí, ganando el cielo abierto, ese trazo sin fin del hombre que no deja de incrementar su peso. Sostiene, de lo alto, el hilo de nuestra vigilia. Y una noche emite ese grito de otras partes, que hace levantarse soñando la cabeza del durmiente. Lo hemos visto sobre la vitela de un alba; o como pasaba, negro –es decir blanco- sobre el espejo de una noche de otoño, con las ocas salvajes de los viejos poetas Song, y dejándonos mudos en el bronce de sus gongs. Hacia sitios sin descanso se esfuerza con todo sus ser. Es nuestro emisario y nuestro iniciador. «¡Maestro del sueño, dínos el sueño…!» Pero él, vestido de un poco de gris o hasta despojándose de éste, para mejor hablarnos de la inconstancia del color –en toda esa leche de luna gris o verde y de semen feliz, en toda esa claridad nácar rosa o verde que es también la del sueño, siendo la de los polos y la de las perlas bajo el mar- navegaba antes del sueño y su respuesta es: «¡Ir más allá…!» De todas las animales que no han dejado de habitar al hombre como un arca viviente, el pájaro, con gritos larguísimos, por su incitación al vuelo, fue el único en dotar al hombre de una nueva audacia.} 2

{¡Pájaros, lanzas levantadas fronteras del hombre!...

a

todas

las

El ala poderosa y calma, y el ojo lavado con secreciones muy puras, se nos adelantan franqueando otros mares, como hacia las Escalas y Sucursales de un eterno Lavante. Son peregrinos de una larga peregrinación, Cruzados de un eterno Año Mil. Y fueron también «cruzados» bajo la cruz de sus alas… ¿Ha conocido algún mar, portador de barcos, concierto semejante de velas y de alas en la extensión dichosa? Con todas las cosas errantes por el mundo, y que están en la corriente del tiempo, van donde van todos los pájaros del mundo, a su destino de seres creados… Donde va el movimiento mismo de las cosas, en su oleaje, donde va el movimiento mismo del cielo, en su rueda –a esa inmensidad de vivir y crear que conmovió la más grande noche de mayoahí van, y doblando más cimas que las que nuestros sueños pueden levantar, pasan, dejándonos al océano de las cosas libres y no libres… Ignorantes de su sombra, sabiendo de la muerte sólo lo que se consume de inmortal en el ruido lejano de las grandes aguas, pasan, dejándonos, y ya no somos los mismos. Son el espacio atravesado por un solo pensamiento. ¡Laconismo del ala! Oh mutismo de los fuertes… Mudos son, y de alto vuelo, en la gran noche del hombre. Pero en el alba, extranjeros, descienden hacia nosotros: vestidos de esos colores del alba –entre betún y escarcha- que son los colores mismos del fondo del hombre… Y de esta alba de frescura, como de una ondulación muy pura, guardan entre nosotros algo del sueño y de la creación.} 3

2 y 3 «Oiseaux» «Pájaros», Saint-John Perse,libro de trece poemas con la introducción y traducción de Verónica Volkow, Ediciones «El Tucán de Virginia», p. 40 y 52

8


Presentación del libro «Encuentro a la tempestad» de Raúl Garduño. Marzo del 2004 en la librería y cafetería del Centro Cultural del Carmen, hoy Centro Cultural Sol de media noche. David Molina Urbina

El tema del amor hacia la amante lo aborda desde el punto de vista Rilkiano «del verdadero amor que va dirigido al infinito, alimentándose del mero impulso inagotable en un solo anhelar que por no tener objeto no termina. Esto lleva desde la perspectiva heidergiana a ver en la figura de la amante un símbolo de trascendencia y a afirmar que todo cuanto Rilke ha dicho de la amante se puede decir del hombre como ser trascendente». Porque me parece que la manera de describir de Raúl al escribir de la amante, era como si estuviera hablando de él mismo. Importante toda la historia que ha dejado Raúl en muchos sentidos, aquí en San Cristóbal principalmente. El hecho de que se siga hablando de él, de su poesía, de que se le siga tomando mucho en cuenta en bastantes pláticas –digamos- literarias, como un ejemplo. Algo muy importante de Raúl, es que fue un escritor que se comprometió mucho con su tiempo, que se comprometió mucho con el mismo, con la posibilidad de conocer mejor su historia, y yo creo que más que nada; con la posibilidad de dejar algo escrito, que seguramente él nunca se imaginó y tal vez ni siquiera se plateaba; aunque hablaba mucho de la muerte, lo que significaría y lo que podía pasar con sus escritos y su historia después de su muerte. A mi manera de ver, todavía es en la literatura, un tema bastante presente y bastante poético al mismo tiempo, porque permanece e un rincón bastante rico, como es esta ciudad; y todavía tiene vida la poesía de Raúl, esta comenzando todavía a conocer y a comunicarse su poesía.

Me parece todavía a la fecha la literatura de Raúl innovadora, renovadora; al mismo tiempo realista y me parece también histórica. Renovadora en un sentido bastante formal y de fondo, en el sentido que es una persona que conoce bien la lengua, que conoce bien un contexto y que lo expresa ampliamente. Al mismo tiempo, dentro de una poesía que puede ser de soledad también toca muchísimo el tema del amor; y eso me parece muy importante, en momento en donde se puede o se pareciera pensar; que se esta inscrito en un pantano en donde no hay salida, en un momento donde la realidad es bastante cruel, el hecho de hacer un momento de la historia apasionante, con algo imposible que es determinado momento, el amor. Hablando de lo que es el no estar de acuerdo con la generalidad o con una supuesta verdad, desde... precisamente tal vez también desde esos mismos años, en los años sesentas en Europa, también en los Estados Unidos, en Norte América; se crea una forma de decir «disidencia», al pensamiento que no esta de acuerdo con esa verdad unificadora. Es interesante como se inscribe Raúl Garduño en esa disidencia literaria y en ese sentido me parece muy significativo, como desde esos mismos años, -que no los veo muy diferentes a los que estamos viviendo en estos momentos-, ya se veía una disidencia y una lucha por la liberación femenina, bastante grande. Y también Raúl hablaba bastante, del tema y yo creo con el afán de revalorar y amar a la mujer libre, que hace de su cuerpo no un instrumento de lujo, sino del trabajo, del ejemplo, de la enseñanza y del gozo.

9


Francisco Álvarez Quiñónez Yo quiero agradecer a los hijos de marzo y a la voluntad de Raúl también, que dijo: «marzo, marzo, marzo, persigo tu alma esta noche», y a Daniel –su hijo-, que me hizo el honor de invitarme a hablar de un queridísimo amigo; que admiro también como uno de los más grandes poetas que yo he conocido y que tuve la fortuna de conocer y convivir con él en los últimos años de su vida, era un poeta que nació con una vocación absoluta de escribir poesía y considerar a la poesía como lo más sagrado, como esa, lo más sagrado que se desnuda y que nos entrega con un afán de inmortalidad del espíritu porque él creía en esa inmortalidad del alma; y lo cree de tal manera, que logra por ejemplo que yo lo lea en este momento conmovido, y con una capacidad de asombro y de asombrarse, que yo tengo también al encontrarme con esto; que el título mismo es ya un Hi-ku, una muestra de la manera extraordinaria que escribía, con ese triple salto mortal de la metáfora, es que: «Encuentro a la tempestad» nos dice tantas cosas en cuatro palabras, este encuentro con lo que él ya premonisaba que íbamos a ver, porque él nació en una época de tragedia, en la época de la bomba atómica, esto era completamente algo que lo dejó marcado, y que lo dejó consternado, por ver cómo un sector prepotente de la sociedad estaba construyendo bombas, cuando él lo que pensaba, es que a la manera cristiana quería construir la inmortalidad, quería construir la felicidad, el amor, la esperanza, la fe, la capacidad de creer que el espíritu existe y que va a trascender todavía; y que va a permanecer en el recuerdo a través de lo más valioso que tenemos, que transmite realmente lo que siente el espíritu, que es la palabra.

Esta capacidad de transportarnos a través del tiempo, de dejar de trascender al tiempo, el espacio, el cuerpo, es lo que quiso decir con esto de «Los danzantes espacios estatuarios», porque entendiendo la física, con conocimientos extraordinarios, con una visión erudita; algunos, Castillo Casahonda, decía que era autodidacta, pero que autodidacta , que se sabía de memoria los poemas de José Gorostiza, «Muerte sin fin» por ejemplo, y que los podía recitar; recuerdo que quince días antes de morir de esa manera mala dada, casi premonizada, escrita también, que nos dejó para decir que la muerte en realidad no importa, porque esta seguro que la muerte no existe, que las almas viven eternamente y que se van a comunicar desde el mas allá; de ese más allá nos habla Raúl; porque lo exploraba desde el ámbito de su escritura, de la exploración de la despiadada disciplina que tenía para explorar el lenguaje, y llevarlo a unos encuentros en los cuales la materia vibrara, se torturara, sintiera y transmitiera, ese sentimiento; porque él estaba seguro anímicamente que todo lo que existe esta vivo, que todo tiene una trascendencia, que esta comunicado íntimamente con el cuerpo humano. Y lo que él deseaba, la tesis absoluta de Raúl es críptica y al mismo tiempo es esotérica, pero era lo mismo que su escritura; era un traspasar más allá, darnos a través de la palabra, ese sentimiento del don de la inmortalidad, que el sentía que era el toque divino. Y cómo eso, sólo lo podía lograr a través de la palabra. «Como un diamante en llamas, cabalgando, como aquel que llega a la noche con los cabellos de la selva a caballo y es en casa del silencio un hondo grito, así el poema, eco espantoso que rueda en azul por la marea, velero de viajantes en lo inmóvil, ignora lo que sabe, no dice lo que dice», porque dice mucho más; explorando a Raúl el asombro es infinito, por eso digo, que es un asombro encontrarse este libro, yo le doy la bienvenida a este libro, que tiene un título tan hermoso.

10


Raúl Garduño

Encuentro a la tempestad Cada vez que abro los ojos, la luna los brazos del vuelo y del temblor. los puertos, la sal marina de distancias perdidas, la impenetrable agua subterránea, la noche, poseedora de todo este silencio de piedras derrumbadas y el ruido de los últimos ángeles caídos es para ver al pueblo a es Capitán terrestre, a esa blancura de rojo enardecido, a ese niño que de la mano del viento va buscando la vida en el combate. Cuba es este pueblo de perfiles seguros, este corazón de América engañada, de América sin astros, sin espejos luminosos donde guardar la sombra.

11


América era la inadmisible huella que como un mendigo en las esquinas hundía, era la oscuridad más oscura, el signo más lejano entre el metal de números. Pero se encendió el sol, la luna pasionaria la estrella entre la sombra de los morenos surcos libertados y fue cuba levantada del asco, levantada del lodo de la mugre de los días.

Aquí te levantaste, aquí te amenazaron, aquí te encarcelaron, aquí te explotaron, aquí te pusieron un burdel en el corazón; aquí los odias, aquí los matas a palos con el hilo de tu sangre, aquí les das una luna roja, luminosa, sencilla como el pan abierto, aquí les das una mirada de Lenin, la más alta mirada del gigante, la más alta mirada de los mares en las altas horas, aquí los tragas y les enseñas la muerte palúdica con su cara hambrienta, aquí pides la paz, Cuba liberada Cuba limpia de sedas y perfumes, aquí sólo queda el sudor del pueblo, aquí sólo queda el aceite, las fábricas, las maquinarias, el humo, los brazos del negro son la selva, el día, la noche, el mar, la sierra maestra pidiendo paz, las escuelas gritando paz, los cementerios gritando paz, la revolución disparando paz, Paz, paz, paz, para el hijo liberado que nace de la tierra y para el corazón se siembra como un árbol en los días.1

Es el pueblo el que llama a la puerta de este pueblo: negros y blancos danzan en el pueblo lunático de una revolución constante de una maquinaria de viento, de un corazón sangre donde el pie definitivo del hombre se ha sembrado. Hay un fusil quieto en medio de las aguas y una alegría solar de corazones libertados. hay un sol mas lunar que el día, hay una madrugada pidiendo paz, un sudor que baja de las cañas pidiendo paz, pidiendo humo de fábricas, niños escolares, banderas limpias, fusiles quietos como estatuas, campesinos trabajando en la patria, porque nació una Patria desde el agua y una mirada desde el aire.

1 Raúl garduño, encuentro a la tempestad (poemas inéditos), Se-

lección y presentación de Elva Macías, Ediciones Monte Carmelo, primera edición, 2003, p.p. 35, 36, 37 y 38.

12


Juan Pereyra

Arminda (de chunlá)

En este momento el sol pretende alumbrar la otra parte de rostro un rostro cacarizo de tantos misiles con hambre como esta en América Arminda sonríe esa sonrisa de los motivos esos pies descalzos dan las razones esas manos que cargan a una recién nacida a sus escasos siete años Arminda es muy activa lista orgullo de sus padres aunque no ayude en la limpia riega el café sobre el suelo para secarlo Arminda camina todas las mañanas para ir a la escuela aprende español pero no olvida el tzeltal Arminda saluda a la bandera canta el himno nacional es mujer como cualquiera Arminda Es mexicana aunque muchos no lo quieran por esos rasgos indígenas orgullo de nuestra tierra

«Arminda corre juega entre la multitud de niños sobre la cancha a ras de la selva en medio de las montañas entre los altos de Chiapas descalza sucia con una sonrisa en los labios con un cielo azul sobre sus pasos su padre a doscientos metros vende la cosecha de café (a siete pesos el kilo) su madre frente al fogón hirviendo los frijoles del desayuno del almuerzo de la cena Arminda tiene siete hermanitas es la tercera o la cuarta ella va y viene con una coca-cola en la mano somnolienta ahora que las nubes se pintan de rojo

aunque muchos no lo quieran»1

1 COSAS DE LA VIDA: DE POLITICA Y AMORES FRUSTRADOS, JuanPereyra, Talleres Sna Vun, San Cristóbal de las Casas, diciembre 2003, p.p. 29 y 30

13


Yutzil «Estos quince pedazos de cielo te conducen al infierno estos quince segundos en el reloj de la historia te muestran la vida cruel tal como la quiere el fanfarrón de luzbel Estos quince pasos el la playa de la vida te van formando un criterio un sonido de marimba que musicaliza al viento una máscara de parachicos para esconder los miedos Flor de quince primaveras también has sufrido inviernos y los inviernos que faltan congelan más que el primero pero siempre viene exacto el calor de primavera con mil colores danzando con soluciones alternas Estos quince pedazos de cielo van promoviendo la metamorfosis de la oruga que llevas dentro este huracán de la vida lleva en el ojo la mirada de los diestros atínale certera y fuerte con la siniestra potente para que se quede ciego.»2

Juan Pereyra nace el 26 de Diciembre de 1980, en la ciudad de Tapachula, Chiapas. Es nativo de Huehuetán Chiapas, lugar que guarda sus raices paternas; profesor de profesión, escritor de vocación, aunque ambas cosas se mezclan en la labor social y esa es la principal vocación.

2 Idem p. 37. 14


Juan Carlos Páez

Una semilla entre adoquines En un pueblo cuando un árbol se seca se corta para leña y da paso al crecimiento de una nueva simiente en la ciudad cuando un árbol esta seco se queda en el lugar estorbando para una nueva planta traslademos esta reflexión al ámbito del pensamiento cuando los gurús, anquilosados en su pensar no permiten el brillo de las ideas juveniles cuando esa luz de estrella, deslumbra la luminosidad de una nova Ahora en el ámbito de las ideas políticas veremos que eso también se asocia en los términos de la organización social, es decir cuando uno grita en la selva de una milpa a otra se escucha. Acá entre muros y adoquines el grito se estampa, se diluye entre concreto, entre paredes frías, húmedas y obscuras, Así me siento en la gran ciudad, la dispersión de movimientos, de tópicos a defender y de números de gentes, no te permite ser escuchado en toda su dimensión. Debemos de tumbar algunos troncos para poder ser escuchado ¿O no?

15


Y lo recuerdo cuando María me decía que no invitara a peralta al espacio de análisis ahora que lo veo, me doy cuenta de mi error, que tenemos que dar paso a un espacio joven donde podamos debatir nuestras ideas sin temor a confrontarnos, sin miedo a equivocarnos porqué ¿Qué no es eso la vida? dar pasos y tropiezos es un constante fluir, ir y venir, pa tras y pa delante y a veces quedarnos tiesos, espasmódicos que a lo mejor es la mejor forma de sobrevivir Como dijera Andrés Henestroza, - Para confrontar la terrible realidad de estar vivos. Va este canto a la tierra y espero poder brillar con mis ideas, como la estrella Nova que vive en la inmensidad del universo. Ser esa simiente que surja entre las adoquines, férreos testigos gesticulares y críticos del pavimento poder ser simiente que nazca entre los espacios de adoquín.

Juan Carlos Páez Nació en Guadalajara, Jalisco, en el año de 1971, realizó estudios en la Ciudad de México, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; estudios que concluyó en 1994. Fue premiado en ese mismo año en el Concurso de Cuentos de la Noche, organizado por el Centro Cultural El Juglar, el la Ciudad de México. Vivió en San Cristóbal de Las casas, Chiapas, de 1998 al 2002. Actualmente radica en la Cd. De Guadalajara, desarrollando actividades de derechos humanos, con el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario. Su último trabajo publicado fue para la revista Renglones del ITESO, en octubre de 2004.

16


Diรกlogo sociocultural

17


Julio Glockner

Síntesis acerca del libro, «Los Volcanes Sagrados», Mitos y rituales en el Popocatepatl y la Iztaccíhuatl. {A los ojos de un tiempero, los movimientos de las nubes en el cielo y la fuerza de los vientos que las juntan o dispersan se deben a una voluntad que reside en la naturaleza, voluntad sobre la cual se puede actuar mediante la plegaria y la magia. Desde este punto de vista, no podemos decir que se trata de fuerzas «sobrenaturales», pues son fuerzas alojadas en la propia naturaleza: son la propia naturaleza. En varias ocasiones he acompañado a doña Teófila a colocar su ofrenda. Tengo en la memoria su imagen, con un vestido limpiecito y un delantal casi nuevo, sus trenzas adornadas con dosmoños color de rosa, hablando con su voz trémula a las nubes, a Cristo y a los santos, a los vientos y a los volcanes. Luego de escuchar su invocación en el silencio del bosque, uno tiene la certeza de que ni la naturaleza ni las deidades pueden dejar de atender su llamado.

En 1993 las lluvias se retrasaron hasta mediados de junio. Ese año la acompañé a Xitomolco a colocar su ofrenda en una vena de agua transparente que corre al fondo de una cañada. Doña Teófila utiliza una varita de membrillo para dominar los vientos y atraer las nubes, una auténtica varita mágica. Después de colocar plátanos y naranjas a la orilla del arroyo, esparce pétalos de colores sobre la corriente mientras hace una invocación a la virgen María y al volcán Popocatépetl, a los relámpagos y tronidos, y los invita a pasar a recibir la ofrenda que ella denomina «santísima reliquia»… Es claro que el acto de la oblación es simultáneamente un acto de incitación mágica, un llamado mágico a la acción, un acto en el que las alabanzas y las oraciones católicas están sincretizadas con una apelación directa a la naturaleza, a los vientos, a los volcanes y a las nubes. Esta invocación muestra un antiquísimo vínculo mágico entre la palabra y la cosa nombrada, un vínculo que hace del conjurador un copartícipe de la creación y del mantenimiento del orden meteorológico. El núcleo originario de esta importante función que desempeñan los conocedores del tiempo es la revelación onírica. El hecho de que el sueño sea considerado como un ámbito propicio para albergar una revelación marca una diferencia sustancial respecto a la forma en que nosotros entendemos nuestros sueños…

18


A partir de este momento el trabajador del tiempo se ha transformado en un intermediario entre la gente de su pueblo y la naturaleza deificada. El sueño se ha convertido en un centro de gravitación en torno al cual se organizan actos rituales de carácter individual y colectivo, con la finalidad de atraer las buenas lluvias y alejar los malos temporales. Heráclito decía que los hombres, en su sueño, trabajan y colaboran en losacontecimientos del universo. Esta idea no es sólo una bella formulación delacto onírico, sino que, en algunas culturas, es un hecho verídico. Entre estas culturas se encuentra el mundo campesino mexicano, que ha sabido conservar y reinventar sus relaciones con las viejas creencias y costumbres indígenas. Aquí la imagen soñada ha tendido puentes y creado pasadizos entre el sueño individual y la vida colectiva. Estos pasajes han hecho posible un intercambio entre el mundodel sueño y el de la vigilia, intercambio cuyo contenido esencial es la comunicación entre el mundo de lo sagrado y el de lo profano.

Los sueños tuvieron una gran importancia en las antiguas culturas de Oriente y Occidente, y en el mundo indígena anterior al contacto con Europa. Por desgracia, entre los colonizadores españoles del siglo XVI, y aun del XVII, persistió más la obstinación medieval por conquistar las almas que la tolerante comprensión renacentista. ¿Es necesario recordar que la conquista espiritual significó el saqueo de los templos, la persecución de sacerdotes, magos y curanderos, la mutilación de los dioses y la destrucción por el fuego de códices y textos sagrados? Toda una cosmovisión fue humillada, castigada y reducida al silencio, al acto clandestino y a la intimidad del sueño. En esta brutal destrucción, digna de los mejores momentos de la sociedad occidental, perecieron por la guerra, el trabajo o la enfermedad millares de hombres; poblaciones enteras fueron removidas bajo nuevos proyectos sociales y ambiciones personales}9.

9 Los Volcanes Sagrados, Mitos y rituales en el Popocatepatl y la Iztaccíhuatl, Julio Glockner, 1996, Editorial Grijalbo.p.p. 25,26,32,33,34,35,36.

19


En esta lectura del texto de Julio Glokner, que comprende diecinueve capítulos que hablan del pensamiento y filosofía indígena en relación a la comunicación a través de rituales, oraciones y ofrendas, de los habitantes de los pueblos aledaños con los volcanes y con la diosa naturaleza, aún durante la conquista colonial, aún hasta nuestros días; remite a la edición a recomendar el libro. En el onceavo capitulo que se titula «La memoria enemiga», se plantea una pregunta que a la vez es una problemática; y, se enuncia una respuesta, razón y propuesta de la observación del pensamiento indígena, como conceptos y términos necesarios en las relaciones culturales de nuestro presente.

¿Cómo? «Una religión considera mágicos los restos de antiguos cultos –decía Marcel Mauss- incluso antes que éstos hayan dejado de practicarse religiosamente»2 «La relación que estos hombres mantenían con la naturaleza, no es de ningún modo utilitaria, en el sentido moderno del término; que implica un manejo meramente instrumental de un objeto considerado inerte. Lo que aquí estamos escuchando, es una relación de reciprocidad entre dos o más sujetos vivos, dueños de un espíritu, de un tonalli, una relación entre seres que de algún modo son semejantes y tienen necesidades complementarias que han de satisfacerse mutuamente».3

2 y 3 Idem., p.p. 113 y 118 20


Pedro Duarte

Opinión de la cultura a partir de una breve síntesis de «El sexo y la literatura» de D.H. Lawrence En mi paíshablando de cultura , es necesario mencionar que como otros, alberga a un sin fin de culturas así como incontables e indispensables recursos naturales. Claro que no tocaré el tema de la diversidad natural y ni el de la historia de la cultural. Sin embargo, los que habitamos este planeta sin retomar nuestra historia e identidad, no sabríamos quienes somos y así mismo, este texto no tendría razón de ser. Pero, aunque no se pueda relatar nuestro pasado histórico, como la raíz y la fuente de nuestra cultura; en este presente, cada uno habitante de un país hace la cultura, desde el más rico que la ignora, hasta el más pobre que la vive. Aunque quien la estudie no la haga y quien la ignore la defina y sea el material de estudio para los más grandes analistas. Por eso el presente texto, desafortunadamente no podrá y ni siquiera intentará, ni definirla ni mucho menos hacerla. Sólo tratará de hablar de la paradoja y contradicción del concepto de cultura confrontada a la diversidad social actual. Porque a pesar de todo el pensamiento a través de la historia; la prehistoria, a través de los actuales medios de difusión y actitudes de la política imperante, se manifiesta y enseña a través de la violencia y atrocidad sin razón del hombre salvaje y «postmoderno», provocando la desculturización y la falta de identidad y dignidad humana por cualquier medio. En nombre de la paz y la libertad se han aniquilado y olvidado diferentes culturas, dando vuelta a la horda y al clan como sistema social; haciendo imposible la relación y la convivencia social. Así, hoy en día el hombre seguramente padece guerras más grandes y atroces contra de su diferente, que durante la prehistoria y ahora el hombre se autodestruye. Si los rasgos y las raices de la prehistoria, son los mismos de ahora por ser la raíz de nosotros.

21

Si nos limitamos a observar la temática del desarrollo y visión de la cultura a través de la historia, como la expresión y manifestación natural del hombre salvaje; en un tiempo sin tiempo, sin presente, sin pasado y sin futuro. ¿Porqué no analizar el tema desde la perspectiva del sexo y la literatura? Al respecto David Herbert Lawrence, quien en la nota de edición del libro titulado Sexo y literatura menciona; que su obra es una reivindicación y búsqueda de la dignidad del hombre, dignidad que cobra la forma de una plenitud irrealizada, de una armonía de mente, sangre , sexo -«también la sangre piensa» repetirá una y otra vez-; y, que solo es alcanzable mas allá de las barreras impuestas y autoimpuestas de los convencionalismos y hábitos intelectuales, sociales y sexuales adquiridos. D.H.Lawrence quien su obra le sitúa entre los más grandes creadores literarios e inicia su carrera profesional con la novela «El pavo blanco» publicada en 1911, y quien después de su muerte; según la nota de edición publicada en México en 1989 por Distribuciones Fontarama , S.A. dice:


«Lawrence ha sido objeto de renovadas persecuciones, que han sido tomadas de descarnadas inversiones de su verdadera imagen, su canto a la dignidad y la belleza de el cuerpo humano, a la vida como posibilidad de plenitud a la inteligencia ejercida con absoluta libertad, ha sido cambiado, ante los ojos de la opinión , por su exacto contrario; el nombre de Lawrence se asocia con desenfrenos literarios de sexo, con amoralidad, con pornografía, y su Connie Chaterly uno de los productos mas puros de la novela de todo tiempo, se ve arrastrada por los más infames estercoleros del subcine y la subliteratura; mientras que, en el extremo opuesto, falsos defensores la elogian, de forma igualmente distorsionada, como imagen de la bohemia y trivializan su obra atribuyéndole el sentido que jamás tuvo ni quiso tener, de himno a la vida natural. Y al sexo entendido poco más que una mera higiene. Así, una de las voces mas limpias y nobles de la literatura del siglo XX, sigue acallada en gran medida, a pesar de la creciente difusión de su obra en todos los idiomas»1.

La relación del arte y la cultura, la de la literatura con el sexo es escencial, porque el arte, la cultura y la literatura, se hacen por hombres y mujeres, y la existencia gira en torno al género humano.

1 David Herbert Lawrence, Sexo y Literatura. México 1989,Distribuciones Fontarama , S.A.

22


Al termino de la nota de edición, Lawrence dice al respecto del prologo de la edición privada de poesías titulado Pansíes (publicado en edición privada en Londres, en 1929), que finalmente; es un canto apasionado al arte y a la vida abrazados en una visión simultanea y un alegato furioso por la sinceridad de expresión, entendida al mismo tiempo como condición del arte y como forma artística de la limpieza y la libertad de pensamiento. Ya que la historia y la cultura la hemos hecho mujeres y hombres con la sangre y el pensamiento, al saber que eso es lo que somos; terminaré con algunos fragmentos representativos que acerca de la pornografía y obscenidad, menciona Lawrence: «…En cuanto se da una excitación sexual

Y quizá los cuentistas del Renacimiento, Boccaccio, Lasca, y los demás sean el mejor antídoto que ahora podamos encontrar, del mismo modo que nuevos emplastes de puritanismo son el remedio más dañino al que podamos recurrir. …Un hombre debe ser lo bastante consiente de sí mismo para conocer sus propias fronteras, y para saber qué es lo que le sobrepasa. Lo que a mi me sobrepasa es la urgencia misma de la vida que esta dentro de mí, y esta vida me urge a olvidarme de mí mismo y a ceder al perturbador impulso seminacido de aplastar la enorme mentira del mundo y de hacer un nuevo mundo. Si mi vida consiste únicamente en entrar en el círculo vicioso del autoencierro, del ensimismamiento masturbador, a mí esa vida no me sirve. Si mi vida individual consiste en quedar encerrado en la inmensa mentira corrupta de la sociedad de hoy, en la pureza y el sucio secretillo , entonces no me vale de gran cosa. La libertad es una verdad muy grande. Pero significa, por encima de todo, libertad respecto a las mentiras. Es primero, libertad para mí mismo, libertad frente a la mentira de mí mismo; frente a la mentira de mi presunción, incluso ante mí mismo; es libertad respecto al objeto ensimismadamente masturbador que soy yo, encerrado en mimismo. Y, segundo, libertad frente a la enorme mentira del mundo social a la mentira de la pureza y del sucio secretillo. Entonces dejamos de estar primariamente interesados en nosotros mismos. Entonces aprendemos a dejarnos en paz a nosotros mismos, en todos lo centros afectivos, a no forzar nuestros sentimientos de ningún modo y a no forzar jamás nuestro sexo. Entonces realizamos nuestra gran embestida hacia la vida exterior, una vez ajustadas las cuentas con la mentira interior. Y eso es libertad y la lucha por la libertad.»2

junto con un deseo de vejar la sensación sexual, de humillarlo y degradarlo, aparece el elemento de la pornografía. Por esta razón hay un elemento pornográfico en casi toda la literatura del siglo diecinueve y muchísima gente de la llamada pura tiene una asquerosa faceta pornográfica, y jamás ha sido el apetito pornográfico tan fuerte como hoy. Es éste un signo de condición enferma del cuerpo político. Pero el modo de tratar la enfermedad consiste en salir al aire libre con el sexo y el estímulo sexual. El autentico pornógrafo siente un fuerte desagrado por Boccaccio, porque la fresca y saludable naturalidad del cuentista italiano hace que el moderno renacuajo pornográfico sé vea a si mismo como el sucio gusano que es. Hoy debería ponerse a Boccaccio al alcance de todos, jóvenes y viejos , para que lo leyeran siquiera . Solamente una claridad natural y fresca acerca de el sexo podrá hacer algún bien en unos tiempos en que nos empantanamos en la pornografía secreta o semisecreta.

23

2 Idem p.p. 66 y 67


Primera edición Año 1 No. 0 Editorial Fray Bartolomé de Las Casas, A.C. marzo de 2005; 500 ejemplares Segunda edición Taller Casero Independiente marzo de 2008; 10 ejemplares Tercera edición Editorial Casera Independiente Ik’-Viento mayo 2009 San Cristóbal de Las Casas, Chiapas. Cuarta edición Editorial Independiente Voz del Viento Marzo 2010 San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.

24

Alzar el Vuelo No.0  

revista alzar el vuelo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you