Page 1


“El amor es más cuestión de paciencia,… esperar a que llegue la persona indicada, aunque esta se extravié en el camino.” Él, un oficinista con una remuneración insignificante, pegado al teléfono y a la computadora todo el día. Ella, una gerente con una buena paga, pero sin embargo con una vida normal y aburrida, en su trabajo ella pareciera un empleado más por como la ignoran sus subordinados. Él, piensa que ver las hojas de un árbol caer es divertido. Ella, cree que no hay más diversión que trabajar día a día hasta su muerte. Ambos, Liliana y Matías, son tan aburridos para darse cuenta de que están enamorados el uno del otro, y por lo mismo ninguno hace algún movimiento, a pesar de que llevan 3 años trabajando en el mismo lugar, nada ha sucedido. Hoy al igual que todos los días, toman el mismo camión para su trabajo,… Algunas veces Liliana va parada y Matías va sentado, otras veces al contrario, pero nunca y por azares de la timidez, les toca a los dos ir igual. Este día le tocó a Matías ir parado, por lo que de vez en cuando no puede evitar voltear repentinamente hacia Liliana y verla fijamente sin temor de que se de cuenta y por casi 2 segundos, esto hasta que Liliana siente que la observan y voltea a ver a Matías, quien nervioso se gira un poco. Siempre es lo mismo, un “yo te miro, tú me miras”, hasta llegar a su trabajo. Igualmente en el trabajo,… ya que la copiadora queda frente a la oficina de Liliana, cada que Matías tiene que sacar una copia o impresión, se toma 5 segundos para admirar a la chica que quiere, pero nunca va a la copiadora si no tiene que copear o imprimir,… a decir verdad una vez lo intento, pero al llegar a la mitad del camino entre su escritorio y la fotocopiadora, sintió culpa y se regresó a su lugar. Mientras tanto Liliana puede llegar a ser muy obvia, cuando Matías va a entregarle algún papel, sutilmente muestra 5 cm de la parte superior de su cuaderno que está debajo de algunos libros, ahí está escrito su número de teléfono,… pero a menos de que Matías sea tan observador como el agente 007, no se daría cuenta de ello. Por si fuera poco, hay varios que están tras de la gerente; El clásico tipo “todas mías”, mujeriego a más no poder, pero con un cerebro como en de la lombriz. El que la quiere conquistar para laborar poco, “el flojo”. El tonto que es retado por sus compañeros de trabajo a que lo haga, “el sumiso”. El que admira lo duro que trabaja su jefa y está confundido, “el iluso”. En fin todos se fijaron en ella por alguna razón, ya que Liliana es realmente bella debajo de los lentes y esas ropas pasadas de moda, lo es en serio. Aunque todos estos tipos estén tras ella y le manden todo tipo de regalos como: Rosas, chocolates, serenata a la luz de la luna, perfumes exóticos con olor a verduras, animales exóticos como leones, mapaches o monstruos de Gila, Liliana siempre tenía una cara de “no me interesa”,… sin embargo Matías les lleva ventaja a todos, aunque literalmente es el que intenta menos quedar con ella y el único que podía crear una cara ligeramente sonrojada al darle un clip para que sujetara sus hojas,… La cosa más insignificante puede llegar a tener gran importancia. A sus 28 años, tener un puesto como ese no es nada fácil, sin embargo debería salir más y divertirse un poco. Debería ir a un restaurante con algún pretendiente cuyo escritorio está a 200 pasos de su oficina, mejor dicho, debería salir a divertirse con Matías, aunque es casi imposible que alguno de los dos vaya más allá de decir buenos días por la mañana cuando se encuentran y buenas tardes cuando se despiden,… Muchos de la oficina ya saben que ambos se gustan y han hecho cosas como; Darle bondadosamente el trabajo que ellos deberían hacer a Matías, para que pueda pasar más tiempo en la fotocopiadora, o tirar los papeles importantes de la oficina de Liliana, para que ambos los recojan, pero nada sucede, ambos siempre están tan concentrados en lo que hacen,… Dios, igualmente se ha desesperado por está situación, así que les ayudo mandándoles un mensaje de texto a ambos diciendo: “Te veo en la azotea por la noche”, sin embargo, Dios olvido un gran detalle, además de


no escribir el nombre del remitente, ya que ni siquiera han intercambiado números de celular,… ambos salen antes de que anochezca, por lo que no irían a la azotea del edificio en donde laboran, además ambos viven en departamentos, por lo que los dos esperaron toda la noche en la azotea y nadie apareció, sólo el aire muy fresco y solitario,… Quizás ni Dios pueda ayudarles a estos dos a tener un romance. “Un día nuevo, otra oportunidad para enamorarse,…” Al parecer Matías va a intentar algo hoy en el camión y mientras llegan a su trabajo,… Claramente lo hará, ¡Se confesara por fin!,… -Di di, ¡Dididisculpa!- Son los claros nervios de cuando estás a punto de avanzar a un tierno romance. Matías estando frente a ella sólo podría tartamudear así. –Si si, ¡Si sisisi dime!- Al parecer y por la reacción de Liliana, son el uno para el otro, ¡Actúan de la misma forma!,… El trago de saliva que dio Matías es símbolo de que está preparado mentalmente para lo que sigue, sólo tiene que decir las palabras mágicas y se abrirá el camino hacia el corazón de Liliana. –Es esta esta- ¡Está vez definitivamente lo hará!, le dirá: “¿Estás libre después del trabajo?” o “Estás muy linda hoy.” O “¿Estarías de acuerdo en salir conmigo?” o,… -¡¿Está libre ese asiento?!- Bueno, no siempre salen las palabras que uno quiere decir,… viéndolo del lado amable, por fin van sentados los dos en el autobús, aunque se estén dando la espalda, porque no pueden verse el uno al otro. Es extraño, porque se ven diario en el trabajo y actúan de forma tan natural, tal vez comprendan muy bien que en el trabajo no se puede coquetear, aunque diminutamente lo hagan, aun así creo que esa regla no debería de importarles en lo absoluto. Si es el caso de que no pueden atreverse a nada en el trabajo, eso quiere decir que pueden tener una oportunidad en algún lugar fuera del trabajo,… Y así era,… un día sin esperanza para ellos, se convirtió en su mejor día en mucho tiempo, pues se encontraron por casualidad en un parque. Matías estaba disfrutando a carcajadas el caer de las hojas de los árboles y cosas propias de otoño. Liliana recién salía de una junta muy importante extra laboral, pues era domingo, su único día de descanso. Matías al principio no se percató de que Liliana estaba pasando justo detrás de él, ya que estaba perdido entre la diversión de la lentitud con la que caen las hojas. Por otro lado, Liliana se esmera por llamar la atención del tipo que está mirando al cielo y con la vista perdida entre el follaje de los árboles. Es simple lo que hace Liliana, está sentada en una banca tras Matías y se le queda viendo fijamente, haciendo Zoom hasta llegar a tener un Close out de la nuca de Matías, se puede notar que Liliana está forzando su vista, ya que pequeñas venas en su frente comenzaron a exaltarse, sin embargo Matías seguía en su mundo extraño,… Decidida Liliana, busca el rostro de Matías, aunque no se da cuenta de que se está moviendo alrededor de su presa, pues daba pasos pequeños laterales para encontrar su rostro, así que siendo una mala depredadora fue descubierta. La presa tiene que ser rápida y huir, pero en está ocasión y antes de comenzar una carrera frenética y sin sentido, se detuvo para conversar las cosas, hoy en día no todo debe hablarse antes de entrar en un conflicto físico, “A los golpes”. En realidad había poco que decir, pues tres años de estar en constante convivencia directa e indirecta, los hizo sólo quedarse viéndose frente a frente y sin parpadear, volcando su inseguridad emocional en un apretón de manos y culminando en un paseo por el parque. Sin duda una bella escena de amor, ambos solos caminando directo hacia el atardecer y siendo casi rozados por las hojas color rubí de los árboles. Ha comenzado una relación de noviazgo entre la Gerente de logística de una empresa de giro Turístico y un empleado de la misma área. En un romance no necesariamente deben haber problemas que superar para que este se concrete, aunque es muy común que si los haiga. El principal problema es que pasado un mes de miel sobre hojuelas de nuestra pareja, todo va viento en popa, pero un sorpresivo o no tanto chequeo por parte del Director General o Dueño de la empresa, está comenzando ahora mismo. Primero el departamento de Diseño, mismos que al parecer fallaron, pues muchos salieron llorando de la oficina y otros se estaban aventando por la ventana, es el piso 53 así que no hay muchas esperanzas de que aterricen con bien. Luego los del departamento de Contabilidad, estos simplemente se quedaron estáticos en sus asientos, como siempre hacen. El siguiente era Logística y se puede notar que viene en camino el Dueño, pues todos salen huyendo de su alcance, como si fuera a tomarlos del cuello y lanzarlos por los aires la persona con complexión de luchador grecorromano. Las hojas de papel son arrojadas al aire por el miedo, en el baño se escucha un sonido desagradable y todo


queda en manos de Matías, quien no se da cuenta de que está ahora mismo frente a él. El sonido de la suela del zapato chocando contra el piso, es porque el Director espera la atención de su subordinado. Aunque este se dio cuenta ya y su cara comenzó a ponerse pálida, el Directivo no ha sospechado nada acerca de la relación entre Matías y Liliana, a pesar de que Matías no tuvo tiempo de mover sus retratos con forma de corazón en donde aparece él junto a su novia, tampoco tuvo tiempo para quitarse la cachucha rosa con la leyenda “Tuyo por siempre gerente de Logística”, o como tampoco tuvo oportunidad de guardar los regalos que le iba a entregar a su amada. Al final una cara feliz del Patrón hizo que Matías se sintiera aliviado del peligro,… pero no debían cantar victoria aún, pues han sido llamados los dos, Matías y Liliana, al cuartel general, “La oficina del Director”. Ambos llegan tímidamente y con el rabo entre las piernas, todo apunta a que se descubrió la situación amorosa y a punto se ser ridículamente cursi, si este es el caso, sólo hay una reprenda para estos dos, eso sería de acuerdo a lo estipulado en las reglas de convivencia en la empresa y debajo de “No levantarle la falda a las empleadas”, ahí, justo ahí está escrito “No se permiten relaciones sentimentales dentro del trabajo, estas sean entre hombre-mujer, mujer-mujer, hombre-hombre.” El destino de ellos dos quizás es siempre estar a tan cerca y a la vez tan lejos,… sin embargo el Presidente, Directivo o Jefe, los ha llamado para felicitarlos por el trabajo que han realizado, así que después de todo no deben estar nerviosos por eso y evitar cruzar miradas a toda costa,… ahora bien, el Jefe demostró no tener tanta percepción como aparenta, así que sólo les queda levantarse, saludarse de manos e irse del lugar, sin hacer nada innecesario. Innecesario quiere decir que después de estrechar la mano de la persona que ama, Matías no obtenga fuerzas supremas y comience a gritar que está saliendo con Liliana, que la ama y que no le importa nada, justo lo que está haciendo ahora mismo,… El amor si que cambia a las personas. Como era de suponerse, fueron despedidos de su empleo, aunque la otra opción que les dio el Director era que terminaran su relación, pero para personas que encontraron el amor por primera vez, no hay más en este mundo que la otra persona,… Él, un ex empleado mal remunerado con la felicidad impregnada en su rostro. Ella, una ex gerente con buen sueldo y los ojos brillosos como una bola de boliche negra recién pulida. Ambos son una pareja de enamorados que sacrificaron sus empleos con tal de estar juntos,… Los obstáculos no deben vencer el amor. De tener una vida monótona y aburrida, pasaron a tener una vida de aventuras y diversión, poses misteriosas y material clasificado para mayores de edad. A nada de tener una relación estuvieron, ahora estarán a nada de contraer matrimonio.


c

Crossover no entrego


Estas maldito Charles Lutwidge Dodgson, tu redención es una mera fantasía.” Así con estas últimas palabras termino mi vida, lo ultimo que oí fue la voz de la criatura que cada día me pidió una como ella , ese ser con apariencia cándida e infantil , ese fue mi final , cuando mi alma fue llevada al lugar que cree , mi pago por cada una de ellas , por cada Alicia que mande al mismo infierno, perdóname es lo único que le diría a cada una de ellas. Ya no hay más Alicías y ya no hay más Lewis Carroll. Página 1 Cuadro 1: vemos a Charles Ludwige de 8 años en una escuela en el año de 1800, está bien vestido y esta parado en frente de un árbol que esta en la cima de una colina , esta apoyado en el llorando Texto: es increíble como el deseo del ser humano es el veneno de su alma cuando este lo consume. Cuadro2: Charles camina solo por la vereda, los niños van acompañados de sus padres, menos charles .el camina solo, estamos afuera de la escuela. Texto: el deseo más inocente, solo pensado por un niño Cuadro 3: uno niños pasan a lado de Charles empujándolo y haciendo que pierda un poco de balance. Niño 1: quítate de mi camino niño conejo Charles: ahg Cuadro 4: Charles se queda en el suelo no se para esta triste de que le hayan hecho eso Texto: ser admirado ser querido, eso es lo que pedía. Cuadro 5: de pronto una cara espantosa se empieza a formar en el árbol Texto: y ella me lo cumplió Página 2 Cuadro 1:cambiamos a una escena lluviosa , estamos afuera de una casa de la época dentro de esta vemos el fuego que sale de la chimenea iluminando de forma tenue la habitación , es un día lluvioso , un charles ya mayor y un poco acabado con la camisa abierta , sin rasurarse ni peinarse , ve hacia la ventana con miedo Texto: y ahora este deseo se ha convertido en mi más grande pesadilla Cuadro 2: vemos como esta de espaldas viendo volteando ligeramente hacia atrás Charles: nunca pensé que la consecuencia de pedir la admiración seria esto Voz: todo cuesta charles date cuenta de eso, no hay nada gratis en este mundo, ni en el otro Cuadro 3: Charles voltea violentamente hacia el lector con fuerza se ve furioso y confundido Charles! DEBERIA MATARME EN ESTE MOMENTO , ASI TERMINARIA TODO ESTO¡¡ Voz en off 1:te quejas y lloras , te arrepientes de ti ,me das lastima charles Voz en off 2: Algún día pediste admiración y te la concedí, te di la inteligencia de un matemático, te di fuerza para ser un deportista y te di talento para ser ahora un gran escritor, te convertí en un artista el cual vive de la mismas almas que yo. Cuadro 4:esta sentada en una silla una niña rubia la cual tiene heridas en la cara como si fueran zarpazos sele ve parte del hueso esto no se ve tan claro ya que la vemos de lago y la luz de la chimenea no es tan fuerte para verla de forma clara , el cuarto ya está con más detalle ahí veremos libros , pinturas una mesa de té y


esta niña misteriosa y terrorífica , su modo de vestir es muy similar al de Alicia de walt Disney solo que esta está hecha pedazos , a este personaje le llamaremos azombie. Azombie: nos alimentamos por igual , vivimos de lo mismo, y si hay un final nos iremos juntos Charles querido , si quieres adelantar nuestro final , hazlo pero se que tu ego no lo hara, se que muy dentro de ti ,quieres seguir viviendo para que la gente te admire , no es asi Cuadro 5: voltea hacia nosotros vemos que su cara esta carcomida de un lado es grotesco, es como si viera a charles Azombie: ¿no quieres eso? Charles Lutwidge Dodgson o debo decir…. Cuadro 6: se ve la foto de una niña, esta niña se llama Alice lidell la cual está enmarcada cerca de la chimenea Voz en off: Lewis Carroll Página 3 Cuadro 1: cambiamos de escena , vemos como Charles vestido apropiadamente con corbata y sombrero acompaña a una jovenzuela por un camino , esta jovenzuela se ve de la época de 1800 , algo campirana , algo inocente , caminan por un prado verde el cual tiene un árbol en medio, es un día precioso podemos ver las nubes y un cielo azul claro Texto: Lewis Carroll el matemático, el jugador de rugby , el fotógrafo , el escritor , en todo lugar mi nombre era sinónimo de creatividad y de grandeza , había hecho lo que nunca pensé, pero no fue gracias a mi. Cuadro 2: Charles está parado frente del árbol, la muchacha de atrás lo sigue se ve muy confusa del porque está aquí, a esta muchacha la llamaremos chica 1. Chica 1: Señor Charles, este es el árbol del que tanto me contaba Charles: s-si es bonito no es así Chica 1: sinceramente no veo en que se diferencia de cualquier otro árbol. Charles: bueno digamos que este árbol sabe todos mis secretos y mis sueños Chica1: ¿es como un diario señor? Cuadro3: charles muy serio hace que la chica se acerque al árbol le ofrece su mano, la chica se robórese Charles: si algo así, ven te quiero enseñar algo Chica1: ¿que vamos a hacer señor? Charles: algo que no hago con muchas personas, te enseñare todos mis secretos Chica1: usted es muy atrevido señor lo sabe Cuadro4: la chica alegremente se acerca a él y pone su mano en el árbol, al lado esta charles serio y frio Charles: pon tu mano en el árbol por favor Chica 1: ¿así señor charles? Cuadro 5: se ve un close up a la boca de charles, está hablando Charles: así está bien Alice Cuadro 6: una criatura de forma humana con apariencia podrida como un zombie sale del árbol agarrando a la chica1, se ve aterrorizada no sabe que pasa Chica: ¿qué? Página 4 Cuadro1: la criatura la jala de la cabeza y la jala hacia el árbol la chica se ve aterrorizada Texto: lo he visto tantas veces, esa cara de terror, de angustia, no saben lo que pasa, de repente voltean a


verme a mí Cuadro 2: vista de primera persona viendo a Charles el cual está parado solo viendo lo que pasa no se mueve. Texto: pero mi ambición me hace seguir ,me a hecho frio al verlas morir todas ellas. Cuadro 3: se ve el hoyo del árbol, esta brotando sangre, no sabemos bien lo que ha pasado, solo vemos la escena bizarra Texto: es mi contrato por pedir tanta grandeza Cuadro 4: se ve muchas ilustraciones de mujeres pegadas en una pared todas de frente Texto: ¿cuantas he sacrificado?, ¿cuántas vidas’, solo para que la mía siga siendo como lo es ahora. Texto2: escribí sobre ellas , las fotografié , las dibuje , las admire y al final las mate , mi ego solo consumió mas vidas de las que hubiera soportado un hombre normal Texto3: pero yo no soy un hombre…….soy un monstruo , igual que la criatura. Cuadro 5: la niña de la forma de Alice parado al lado de él, esta rejuvenecida gracias al sacrificio, esta niña sonríe , esta viste de negro en traje victoriano, lleva una sombrilla. Texto:mi vida es un cesto de basura lleno de sueños e ilusiones. Alice: lo has hecho bien Charles Charles: ¿dime que eres? Alice: otra vez preguntando lo que no puede ser contestado Cuadro 6: vista de lado en silueta charles de frente con Alice. , los dos están parados, y Alice tranquilamente se dirige a charles. Charles: ¿a que te refieres? Alice: no soy bien ni soy mal, soy real y a la vez fantasía, soy algo que no puedes tu ni nadie entender Charles: eso no tiene sentido Alice: nada lo tiene Charles querido Cuadro 7: Alice de frente con los ojos rojos sonriendo maléficamente. Alice: esa es la razón por la que te mueres de miedo al verme, porque mi naturaleza es desconocida , por que al final no puedes saber si soy un demonio o algo peor. Página 5 Cuadro 1: se ven muchos libros de Lewis Carroll , junto a una mesa , con la foto de Alice lidell que incluida , es una escena triste Texto: mi talento fue pagado con sangre inocente , con tanta que podría haber llenado un mar entero , por llegar a ser alguien. Cuadro 2: vemos a charles ahora en un hospital ya un poco más viejo y acabado está tirado ahí en una cama en un cuarto muy bonito , muy adornado con una vela que lo alumbra tenuemente , este es la ultimo escenario en esta historia. Texto: pero al final nada de lo que hice me ayudo Texto2: mis únicos acompañantes fueron la muerte , la desesperación, y la soledad ,nada de lo que hice me


salvo de estar aqui Cuadro 3: esta Charles de lado tirado en una cama parado al lado está el cuerpo podrido de Alice contemplándolo Texto: debo confesarme, lo hice mucho tiempo hasta que un día mi cuerpo no pudo más Cuadro 4: Vemos en primer plano a Alice de espaldas, y en segundo triste y serio a charles en su cama Texto: y cuando llego ese momento ella vino por mi Cuadro 5: se acerca Alice a Charles, Alice agarra el rostro de charles , el se ve frio sin sentimientos Texto: al final acepte mi destino ,me tuve que dar cuenta de la realidad , Cuadro 6: se ve su mano fría y muerta de Charles que cae de la cama. Texto 1: desde que hice ese trato …ya estaba muerto Texto2: ese día ya no había más Alicías, y ya no mas Lewis Carroll Texto: fin


El comedor se iluminaba por cuarta vez aquella noche, el trueno acompaña el rayo y como toda buena tormenta en el sur, el choque de la lluvia con las viejas latas oxidadas de las casas se fundían en una sola melodía, había sido la semana más difícil de nuestras vidas cada uno de los que estábamos ahí acaparábamos en nuestros corazones un pedazo de rencor, lo que se había perdido sabíamos que no iba a regresar pero era el momento de tener todo. La casa contaba de tres pisos nosotros estábamos en el primero, en ese momento estábamos: Doña Juanita, de silueta robusta, cabello recogido en una trenza, ojos café, su viejo delantal con manchas de comida y el rosario que colgaba de su cuello; Don Pedro de bigote amplio y risa deteriorada, de ojos cansados, por una vida llena de trabajo en el campo; Paulita la universitaria, de grandes pechos y cerebro pequeño; Marcos con su camisa a cuadros y sus dedos amarillos por tanta nicotina. Todos teníamos un motivo, todos teníamos una razón, después de todo el tiempo que hemos habitado en esta casa, jamás me había detenido a pensar en cuan diferente eramos todos. Había llegado aquí hace dos años, vengo de un pueblo pequeño el cual te invita a salir si es que quieres seguir estudiando, llegue a la pensión por un aviso en un supermercado y era un día de lluvia tal cual como el de hoy, no había comido nada en ese día y cuando toco la puerta, sale la misma Doña Juanita, que esta noche tiene la mirada asesina, pero que aquella vez me recibió con la mas dulce de las sonrisas: -¿Tiene frío mijito, quiere servirse una tacita de café?-musitó en tono maternal. Me convenció de que era el lugar correcto para vivir en los años que me quedan de universidad. El miedo es un sentimiento tan extraño y en este momento de oscuridad, es como si lo sintiera abrazándonos. Una taza se rompe en la cocina, puedo escuchar la respiración agitada de todos, en especial la de Paulita la más intranquila de todos. Cada uno se aferra al arma que posee, palos, sartenes, cuchillos, cualquier cosa es válida cuando quieres defender lo que es tuyo. Esta noche el destino nos une a todos, es increíble a lo que llega el ser humano cuando se comparte un propósito en común. Son 13 pasos hasta la cocina y mientras más avanzas, mas te cuesta llegar. La tormenta da una tregua y en el silencio de la noche los pequeños sonidos se amplifican, escucho mi corazón latir y la respiración de los demás, y esa gota de sudor que resbala por mi frente. Tres pasos para llegar a la cocina estamos todos en fila, Don Pedro va primero como buen jefe de hogar y el resto le seguimos. Toma la fría perilla de la puerta y la gira lentamente, sabemos que la batalla puede ser infernal pero tarde o temprano teníamos que enfrentar a aquel intruso, ya estamos dentro y el huésped indeseado sigue en su fechoría, sin darse cuenta que a quienes tanto mal causó, están prontos a cobrar su revancha. El tiempo se detiene, y un fuerte sonido nos retumba en los oídos. Marcos enciende la luz y una mancha se sangre se expande en el suelo, la tentación fue muy fuerte y es sorprendente que es eso seamos tan similares, el pan con aceite cumplió su cometido, la rata yace en su trampa y poco a poco se extingue el brillo de sus ojos, el trabajo está terminado, las cosas de comer y nuestros libros están seguros otra vez.


- Papa, quiero un helado... - Cuando salgamos compramos uno, pero ahora no por que estamos viendo los locales y no nos dejan entrar con comida. - ¡Pero yo quiero un helado ahora! – Me inflé como un pez y me cruce de brazos para obligarlo a que me diera lo que quería.- ¡Pero si nos dejaran pasar, confía en mí! Una chica que vive en un mundo de adultos y que sueña con convertirse en una princesa como en los cuentos de hadas pero por las cosas de la vida se ira dando cuenta de que el mundo es mas complicado de lo que parece. Estábamos en el centro comercial paseando junto a mi padre mientras mamá conversaba con sus amigas en unos de los restoranes más caros del lugar. La verdad es que papá y mamá no se están llevando desde hace harto tiempo, no sé por que será. Le fui a preguntar… - Papá quiero mi helado… Ahora… - Quería un helado de vainilla, son mis favoritos. - Pero si ya te había explicado que… - Se veía calmado así que le interrumpí. - Papá, ¿por que tú y mamá están enojados? – Sí, soy algo manipuladora, más aun cuando hay algo que quiero saber, y cuando no me toman en serio. - Mmm bueno, esos son temas de adultos en los que las niñas no debieran involucrarse. - Entonces mi mamá tampoco debería tener esos problemas… – Mi papá me miró y se largo a reír de una forma muy sincera. Me agrado mucho esa sonrisa que irradiaba su cara. Y me dijo: - Sabes un poco como es tu mamá ¿no? Ella es una buena persona, es solo que tenemos… unos pequeños problemas. Pero aun así los temas de adultos son muy complicados para una simple niña. Mejor disfrutemos de este rato y vamos a los juegos que tanto te gustan. ¿Quieres divertirte? ¿Te parece? – Eso me dijo aunque realmente creo que cualquier respuesta que hubiese dicho significaría lo mismo para él; terminar con la conversación. Hmmm… - Yo no quería dejar ese tema detrás, ¿no es mejor arreglar las cosas de un comienzo? Pero, es entendible. Él quería que yo siguiera disfrutando de mi vida, para eso no debía meterme en esos temas. Miré hacia otro lado con irritación y seguimos caminando; detesto cuando quiero ser de utilidad y no me toman en serio. Aunque al final soy solo una niña. Lo que sentía en ese momento eran ganas de ganarme algún premio. Entonces al llegar, fue cuando ví a una de mis mejores amigas del colegio, Rita, una chica atrevida y encantadora con la que siempre puedo contar; que estaba junto a un hombre en los juegos, al parecer, era su primo mayor. Mi padre me dejó ahí y comenzamos a jugar a varios juegos para obtener los tickets que queríamos. En eso, apareció un tarado que estaba jugando todo el tiempo en el mismo juego de las canastas. Era un chico de mi colegio llamado Misph, que se creía el más bonito e inteligente del curso, aunque claro, la verdad es que es un idiota. Nuestra diferencia de edad es de unos cuantos meses aunque sigo siendo mayor que él. El tipo ese empezó a tratar de hacerse el galán conmigo, pero eso jamás le resultaría, soy demasiado lista para caer en boberías y… ugh!, que repugnancia siento hacia ese sujeto. Entonces, mientras él estaba dado vuelta le hice un buen calzón chino para que dejara de hacerse listo y se alejara de nosotras. Y como era de esperarse de ese tipo de niñatos, fue y le aviso a su hermana de 16 años diciéndome: - ¡Ya vas a ver! Te vas a arrepentir de humillarme como lo has hecho siempre. ¡Te voy a acusar con mi hermanita que me golpeaste! Yo y Rita estábamos felices ganando tickets hasta quede pronto, realmente, apareció esa mujer a enfrentarme. Se veía fea; tenía unos piercings en la nariz y se notaba de lejos que se teñía el pelo. Esas mujeres me desagradan bastante. Se me acercó e intento sujetarme hasta que de pronto apareció el primo de Rita: Jaris. No quería que se involucrará en mi pelea, pero de pronto hizo algo que me dejo fuera de mi. - Oye tú. ¿Qué piensas hacerle a esta chica? - Ella golpeo a mi hermano y se las va a ver conmigo. Le voy a enseñar que nadie molesta a mi


hermanito. - Lo siento mucho… – Yo lo miré fijamente a los ojos para saber que iba a decir, al igual que él a mí. –…pero yo no voy a permitir que nadie más salga golpeado. Debo admitir que eso como que me descoloco un poco, pero esa chica siguió más enojada todavía, y le dijo: - ¿Crees que por ser hombre tienes derecho sobre mi? Ya vas a ver… Y fue cuando trajo a su novio, doblemente más descuidado y feo. Se nos acercó y le dijo a Jaris: - ¿Eres tu el imbécil que estaba maltratando al hermano de mi chica? Más te vale que salgas de aquí ahora, o te prometo que te voy a moler a golpes. ¿Me entendiste? – Eso cretino estúpido le dijo todo eso… pero ahora Jaris no se quedaría callado: - Quiero que sepas que yo no fui quien lo golpeo. Pero de todas formas no voy a hacer caso a lo que dice un tarado feo como tu. – Ahh… dijo mis mismas palabras… ¡Eso es lo que se merece ese cretino estúpido!, debía demostrarle quién realmente era el que estaba equivocado. Entonces el gorila ese lo trató de agarrar por el cuello con las dos manos pero no se fijó que ya había desaparecido para reaparecer justo detrás de él. ¡Jaris es genial!; él es el único que puede tomar mi corazón. Pero de pronto Jaris, sin atacarlo le dijo: - La chica de allí fue quien lo molesto. Ella tiene la culpa. – Apuntándome a mí. ¡¿Pero que?! ¡Me traicionó justo en el último momento! Y yo que pensé que podía confiar en él… aunque bueno, no estaba haciendo algo correcto al escapar de mis errores. … … ¡Pero aun así! ¡Que mala persona es! Así es, justo cuando quería perder toda esperanza de él, comienza a decir algo más. - Pero sabes… creo que no permitiré que eso pase. Ese chico tiene la culpa, por que el fue quién empezó a molestarla. Deberían enseñarle mejores formas de tratar a las mujeres. Idiotas. - ¡¿Q- que?! ¡Maldito infeliz! – Dijo el hombre mono. Wow, realmente eres genial. Rita lo único que atinó a decirle era que se detuviera, pero él no quiso… claro yo tampoco quería. Por que en verdad, sabía que el podía ganar. Así que lo tomó de los brazos y lo levantó, pero Jaris rápidamente le insertó una patada en todo su mentón. Se quedó inmóvil unos segundos y lo soltó. Luego cayó como un saco. Eso fue lo que había pasado. Pero eso, ya quedaría en el pasado una vez que supiera la verdad. Ahora las cosas son muy diferentes. Él no solo quería que me alejara de ese tipo de problemas sino, que no quería que supiera que todo estaba mal con mi madre y que era por culpa de él. Jaris fue para mi una gran persona.


Este mundo es una ñoña desde que desperte todo cambio , todo es oscuro y hace mucho frio, tanto que tu aliento se vuelve rojo como tu sangre ... quien soy? un esperimento de sangre fria con un solo proposito... cambiar este mundo! en que estamos y encontrar a mi mejor amigo kai se me otorgo un nombre.. engel! y con solo 3 dias para que este mundo se acabe devo salir y enfrentarme a el ... asi todo comenzo! dia 1 : 2 de febrero del 2012 dia del toque de queda : hora 6 pm kai y yo salimos tarde de la escuela y como lo habian anunciado todos los jovenes serian arrestados , salimos y todos los militares apuntandonos , kai tratando de protegerme y yo muy asustada , el ,salio corriendo pero lo agarraron y lo golpiaron y aparecion el... un tipo de ojos rojos y sonrisa de punta apunta diciendo .. “vamos a jugar niños” agarro a kai y le partio el braso , riendose del dolor de kai pero, solo me sonrreia como si todo estaria bien , mis lagrimas corrian , ese tipo lo tiro al camion con otros niños y me desmalle ... despierta niña! despierta!! -habre los ojos lentamente y mira a su alrededor- uhm .... -suspiro- almenos esta viva ... donde estoy y quien eres! ,kai!! donde esta el? ya ya calma despacio estas en el L.D.E.S.H , me llamo celt y tu amigo nose quien es... el L.D.E.S.H ?? que es eso Laboratorio de esperimentos de super humanos o lo que queda de el ... y que es eso de super humanos -se sientabueno mas bien animales con apariencia humana aunque... algunos son mas animales que humanos y.. tu eres asi? -se tranforma- RAWR! v.e.s! -grita- ahh!! alejate de mi!! am por que? si tu eres igual ami -sonrisaeh? claro que no! no soy un animal! haha si mirate - le da un espejo wuaaa!! mi...i cabello es blanco! mis manos !! mis o.. ojos si! ves? am y devo decir que eres muy hermosa ! callate!! que me isite!!! - lo golpea -cae en la pared- a..auch!! wow creo que si sirves de algo! te contare pero calmate y sientate si? ok! pero si intentas algo te rompere algo!


haha ok me supongo que te arrestaron no? e.. si bueno de hay los llevaron a una base secreta que habian trabajado por años para que el humano fueran animales de caza por que iba a haber una guerra y el presidente queria asegurarse de que el tomaria el mando de todo asi que todo salio mal ... -jente gritando- ayundeme!!! ayudeme! -tiros tiros tiroshahaha! acaben con toda la gente!! -rugidosi! señor! - arancando cabeza-temblorq...que es eso!! -explocion Gama- ............ y exploto la base central llevandose a todo con el , pero los experimentos que no habian despertado como tu .... se encontraban con los otros tipos de esperimentod aunque tu no eres cualquier clase - la mira a los ojos- uhm t..todos murieron?? kai ... KAI tambien murio!!! quien es el? el es mi mejor amigo a el lo golpiaron y se lo llevaron .. bueno si se lo llevaron deve estar vivo pero seguro no a despertado .. ayudame ayudame!! a encontrarlo.. porfavor! mi niña! no puedo pronto habra otra explocion gama y si no la detengo moriremos todos .. asi que buscalo sola aja y como piensas que lo are si no se usar lo que soy ni nada! nose cuidate sola!! (bueno es fuerte talves me pueda ayudar en algo haha despues de todo es ella) por favor! ok ok te enseñare niña dejame de llamar niña!! am y como te llamas ? elisabet! -mirada seria- estas bromiando no no ese nombre no va con tigo uhm.. aja y que me daras uno? si! pero dejame ver como tu pelo es blanco mm engel!! si te llamaras engel engel? uhm bueno .. bueno despues de que ese extraño me enseñaba como defenderme llegaron por nosotros , eran dos bestias de mirada ciega , el uso su cuerpo para defenderme y destruirlo a ellos antes de


morir dijo “engel gracias por hacerme sonreir de nuevo , te encango mi mision anda y deten a ese tipo y encuentra a tu kai ,adios mi niña!” de hay se destruyo con ellos , y mis lagrimas no paraban pero cambie ! CEEEEEEEEEEEEEEEEEEEELLT!!!!!!!! dia 2! despues de descansar y ver todo tan rapido ,como susedio agarre su arma y sali de ese lugar ami derecha habia una motocicleta , pero .. no estaba sola .. una motocicleta ? aqui?? HA HA HA! que linda y jugosa niña esta aqui ! -se saborea grotescamente - saca y apunta su arma- alejate de mi!!! haha ven niña ven! y juguemos un rato a quitarte lo que llevas puesto ! hablo enserio! -dispara a su braso- ALEJATEEEE!! - aullidoah.. con que la niña tiene poder , te dejare tranquila por aora.. , ademas si andabas con celt tienes el mismo objetivo que el.. -desapareceeh? donde esta? -aparece en su espalda- toma! son las llaves de la moto de celt -agarra su cuello y la lamee...etto!! alejate!! haha que no puedo ver como viniste al mundo? me voy -desaparece- nos vemos niña -se extremese - ( ok raro! bueno tengo las llaves te la motocicleta aunk nose como manejarla) me acercare a ella por lo menos la prendere! -ingresa las llaves - “ bienvenido señor celt no dirigiremos asu destino ? -sorprendida- wuaa! un motocicleta que habla! “ afirmativo llevando a su destino” wuaaa!! .... (okei estoy en una moto que habla que va a la torre osea que si o si pff) solo quiero detener esto y buscar a kai... pero si no cumplo esto moriremos todos miro a los lados y todo lo que veo esta en llamas pero hace frio ytodo de color rojo animales comiendo animales -rugido lejanodevo llegar rapido ! dia 3 llevo en esta moto mucho tiempo y cada vez estoy mas cerca .... - se detubo- señor celt solo puedo llegar asta aqui pero habra el compartimiento del asiento sigue llamandome celt y ok -habre el compartimiento - que es esto? son las cosas que izo para vencer señor uhm deve ser .... un arma ... abrigo ...... guantes raros que es esto? un abrigo con alas


“te llamare engel por tu pelo blanco y tu cara de angel” son para mi? y que onda con los guantes ... pongase todo señor los guantes tienes el mapa estructural calorico de el edificion , tiene que llegar a las sima despues de alli desconecte la bomba con su poder y reactive el generador .... o..ok y una cosa mas ... mantengase vivo .. a okei aora si me siento bien !! mejor me..... “engel sigue viva!” palabras de celt ... -sale corriendookei segun el mapa calorico hay varios enemigos .... -dispara hacia la puerta y a todos... peroo... que?? una ni....... ahh!! okei son 25 pison 1no fuera faltan 24... a menos... ascensor... ! -aprieta boton y ultimo pisosolo devo desconectar y ya que facil...... din!..... por fin llegas niña! que....e!!!! no sabia no sabia que el iva a estar alli si no ubiese escapado pero no puedo sentir mas miedo no no puedo ya no ..... el esta aqui! haha el gato te comio la lengua? ... el tipo de ojos macabros y sonrrisa de punta a punta y en su mano se encontraba la cabeza de kai.... KAIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!! haha si grita preciosa .. ha ha ha -lame la sangremalditooo!! -empiesa a disparar- ahhhhh!!! ha ha ha crees que me venceras con eso.... k....kai esta muerto celt esta muertoo so...solo quedo YO...! -se tranformamoriras moriras moriras....!! eh? QUEE..! ERES!! SOY UN ANIMAL!!! -RUGIDOO- RAWR! MUERE!! - lo despedasa igu...ual moriras ...!! - lo sigue despedasando- ......... -jadea- pff si me convertire en un animal no sera con el mundo en mis hombros tengo que cambiar este fina.. -camina hacia el generador- solo devo descone... “ desconecta la bonba y reactivas el generador”


te refieres a la bomba?? eh?? -arranca la bomba y la destruye- solo un lugar feliz........ -suena el generador- ......... adios kai y celt por fin pude logralo ... -ola expancivaexplocion gama y reactivacion del generador...!! . . . todos los animales fueron vueltos a la normalidad y volvio el sol , la vegetacion .. fue el cominzo de un mundo nuevo iluminado , sin oscuridad y el final de uno oscuro y sanguinario .... 3 vidas se perdieron para crear este mundo... palabras de celt y engel: “no dejes que el miedo te coiba sigue adelante por los que te importan.. 5 aĂąos despues.. mami mami!! mira !.. si hija que miro?.. mami!! un lobo blanco.... -apuntawow parece un copo de nueve o un angel.... -aullido- ... fin!


ADVERTENCIA!!! Cualquier parecido con la realidad, NO es coincidencia. Era por allá lejos, por la delegación Cuauhtémoc. Creo que era entre alguna de las calles que colinda con la Avenida Zaragoza. Allí vivía una familia mexicana, normal como cualquier otra: con una casa de cemento, con algo verde por aquí y por allá (aunque sea artificial para que la casa este bonita). Ya era alrededor de las 5 de la tarde y la Señora de Mendoza, mientras guardaba la despensa, le aconsejaba a su hija Susi que tenía que escoger las verduras y le recomendaba ver en qué puesto se vendía más barato -pero seamos realistas, cada día hasta una gota cuesta más-. La hija menor estaba embobada viendo el Chavo animado. -Qué lindo ¿no?, nuestra generación vivió con “Chespirito” y ahora ésta también lo hará, aunque algo diferente-. Por lo mientras, el jefe de familia estaba comiendo unas enchiladas verdes con sus frijolitos a lado. Todo iba común en esa casa, hasta que su rutina fue interrumpida por el llamado de la puerta. - ¡vieja ve a abrir! -Ordenó el señor Mendoza a su mujer. Sin objeción, la señora abrió la puerta y vio a su compadre, quien no vino solo pues trajo unas “chelas”; lo que emocionó a la Señora de Mendoza y rápido escombró la mesa y mandó a su hija Susi por unos limones. - Tráeme unos limones chamaca, que ya va a empezar la fiesta. Decía la señora sin ver a su hija. Con el compadre en la casa, todo iba en armonía. Hablaban sobre cómo estaba la familia, la comadre, que las futuras pachangas de las quinceañeras. En eso, Susi se corta con el cuchillo. - ¡Ay mamá! ¡me corté! Los adultos se dijeron entre sí que la niña se cortó y, al ver que nadie hacia nada, el señor Mendoza ordenó de nuevo a su vieja que fuera a curarla y aún así, el incidente no dejó que la charla se interrumpiera. Después de haber sido curada, Susi se dirigió a molestar a su hermanita y, la pequeña, sin defensas más que su boca chismosa, acusó a Susi de molestarla, dando gritos como si fuera una tortura. La madre impaciente regañó a su hija Susi y la amenazó con golpearla si no se comportaba. Pero aun así Susi no era capaz de impedir el güirigüiri de los adultos; e incluso los compadres ya estaban bien borrachos, pues las chelas eran solo para entrar en calor. Con eso, la Señora Mendoza aprovechó la situación para pedirle permiso al marido de ir con la comadre (aunque tenía otras intenciones). Pero ya tomado, El Sr. Mendoza no se daría cuenta que su esposa iría a ver a su amante, que al igual que ella estaba casado. Mientras las niñas se peleaban en lo que pasaban los comerciales y se calmaban cuando interrumpían sus comerciales favoritos para pasar al programa de unos cuantos minutos, la señora abrió la puerta para irse, pero para su sorpresa un militar estaba detrás de su puerta. - Señora este es un operativo militar ¡déjenos pasar!- decía el militar empujando a la señora y dejando pasar a sus compañeros militares. Los militares revisaron cada cuarto, dejando a todas las personas incluyendo a la señora en la sala Los dos señores borrachos igual que las niñas se sentían agredidos, comenzaron a decir cada estupidez y cada grosería que se les vino a su santa boca y la señora estaba llorando implorando por que les dejaran en paz. Pero los militares hacían caso omiso de lo que decían - Nos llevamos a estos dos cabrones- dijo el líder- y de inmediato los militares golpearon a los compadres, luego les pusieron sus esposas y se los llevaron, mientras un militar decía: - El chelas y el Chivo están arrestados por narcotraficantes, tenemos pruebas- los apodos eran sumamente parecidos pues el compadre era el más borracho y el señor Mendoza tenía una barba de chivo - ¿A quien le llamas chivo cabron?-dijo el señor Mendoza algo cabreado - ¿Adonde se los llevan?- dijo Suci - El reclusorio norte- contesto un militar sin voltear; la señora tomo a Suci del brazo y le impío ir tras ellos; las niñas solo podían gritar: Papá; y se llevaron a los canijos criminales supuestamente de narco Al día siguiente, las niñas querían ir a ver a su padre, pero su mamá les dijo que después, aun que todas estaban angustiadas y aun no se les había pasado el susto.


Mientras tanto, el señor Mendoza y su compadre los habían metido en un tráiler lleno de personas, todos eran hombres y jóvenes, una que otra señora verdulera. El señor Mendoza se acerco a uno de ellos y le pregunto sobre que hacían allí, el sujeto le dijo que solo iba caminando por la calle y que se lo llevaron, también le informo que todos ellos igual los habían atrapado y los metieron allí o a otros los amenazaron - Sabes a donde nos llevan?- pregunto el compadre con algo de curiosidad y resaca - ¡A la chingada!, yo lo único que quiero es que mi familia este bien- el sujeto comenzó a llorar y aun que el señor Mendoza también quería llorar, se aguanto como todo macho, saco su virgen como todo buen guadalupano y pidió lo mismo igual que salir de estas El tráiler paro en un gran terreno baldío, como dicen: “donde el hombre no a puesto la pie” (y era cierto por que era un desierto), allí los votaron dejándolos con otro militar de mayor rango que formaron a los reos. - Ya les cargo la chingada que aquí se los coge el diablo- dijo el mayor El lugar aparte de ser un desierto con calor de los mil diablos, a lado estaba un basurero y un poco más lejos podía verse una barrera alta, no tan difícil de escalar pero con tantos militares estaba en chino y más con las manos y pies atadas. Los días pasaban, la señora de Mendoza salía a comprar ropa y más cosméticos, todo para ella y también invitaba a comer a sus hijas unos taquitos de “Don Pepe” de la esquina. Aun sin eso las niñas siempre preguntaban por su padre, pero la señora estaba feliz que no pensaba en eso, pues ahora que no estaba el señor, ella se gastaba su dinero. Mientras el señor Mendoza y el resto de los reos comían los desperdicios que tiraban los militares en el suelo como cerdos. Un día en ese lugar llego un gringo, me parece que de Texas por su sombrero vaquero, hablo con el coméndate quien lo llevo con los reos - Choose one that you like-le dijo el comandante caminando con el gringo - No, they all have side-rats- el gringo se tapo la nariz- and as such they stink- después señalo al compadre alias “El Chelas”- this one it´s mine Los militares tomaron una pala y golpearon al chelas - ¿Adonde se lo llevan?- pregunto asustado el señor Mendoza El comandante se acerco y le dijo: a un lugar mejor. Uno de los militares se qudo vigilando al señor Mendoza mientras el gringo se retiraba, una ves lejos, el soldado Torres hablo con el señor Mendoza -El chelas-dijo el militar algo temeroso al hablar -¿Que?-pregunto el señor Mendoza por que ningún militar hablaba con los reos -El chelas será entregado a ese narcotraficante, es por el bien de México-me pareció ironía, pero sus palabras no lo eran- es un intercambio para obtener información para acabar con criminales más buscados e igual eso te tocara a ti El señor Mendoza, con la crueldad con la que los militares los trataban los creían capases y solo tartamudeaba esperando el bien de su compadre y de él; tartamudeando le pregunto el por que a ellos - ¡Eres un cínico! si no hubieras hecho mal no estarías así- se enfureció el militar - ¡Pero yo no hice nada!, a todos nos metieron aquí sin pruebas, a mi me dijeron que las había; que me meterían en algún reclusorio, pero jamás paso eso- el señor Mendoza ahora si lloro Ya habían pasado semanas, el compadre había despertado, se encontraba en una camioneta, y seguía amarrado; de pronto abren la puerta. - Welcome to American Dream - ¿Donde estoy?- pregunto el compadre apestoso Llego otro gringo que hablaba mejor el español - Tu trabajaras para nosotros o mataremous a your family


Y en los “estate mates” se quedo el compadre aun que el señor Mendoza no sabia nada En la casa Mendoza, la señora solo hablaba de su amante, que se casaría con ella en cuanto se divorcie. Pero sus palabras cansaron a la ignorada Suci y gritando le pidió a su madre ir a ver a su padre, eso hiso llorar a su madre mientras agradecia a los militares que él ya no este- él le hacia sentir mal y por eso tenía amante y ahora era feliz-; la niña se molesto y la madre tuvo que complacer a su hija llevándola a visitar a su padre, aun así de camino critico y maldijo al señor Mendoza e incluso a su hija. Pero al llegar al reclusorio y aun llamando a los criminales por el alias que le dijo uno de los militares, decían que no había nadie así. Continuaron con su búsqueda en otros pero recibieron la misma respuesta -lo que tranquilizo a la señora Mendoza-. Mientras allá en ese desierto, en el despacho del comandante: -¡¡Son civiles!!- dijo sorprendido el soldado Torres -si, pero no te preocupes, tenemos todo arreglado -pero comandante, yo me integre al ejercito con tal de acabar con el mal protegiendo al pueblo y esto es todo lo contrario -y eso estamos asiendo soldado Torres, tan solo tenga paciencia; eres nuevo, eso lo se y debes aprender que para ser un verdadero militar necesitas probar la sangre, ¿entiendes?- el comandante le da un cuerno de chivo al soldado Torres En la casa de Mendoza, la señora estaba alegre después de ver su DIU, llamó a su amante y cuando contesto le dio la noticia: salió positivo. De inmediato el amante ”anónimo” colgó y la señora Mendoza ya no supo nada de él, solo lloro armando un escándalo que alarmo a las niñas que fueron de inmediato en su auxilio, consolando a su solitaria madre. -Niñas papá volverá, se los prometo- dijo la señora ahora que su futuro marido desapareció necesitaba a su verdadero marido. Por eso fue con un diputado y le dijo su situación: que su esposo se lo llevaron los militares, que no estaba en ningún reclusorio y que lo busco asta debajo de las rocas (algo que no hiso) y ahora necesitaba su ayuda. -No se preocupe Señora Mendoza are todo lo posible por encontrar a su marido, tengo muy buenos contactos para buscarlo-dijo el diputado con aires de grandeza. La señora Mendoza le agradeció tomando su mano como si fuera un rey. -Pero, usted sabe ¿no?, con dinero baila el perro, ósea necesito dinero para moverme, móchese con una lanita y le traigo su maridito en su casita-insinuó el diputado avaro La señora acepto y como ya no tenía dinero por habérselo gastado en ella, hipoteco su casa y con el dinero le pago al diputado. Ya era hora, varios de los reos se habían organizado para escapar, se cortaron las cuerdas con los dientes, logrando correr; pero los militares atraparon a varios y a otros les dispararon en el pie, algunos no tenían buena puntería llevándose al reo a la muerte. Quedaron el señor Mendoza con otro de suerte; sigilosos entre la inmensa oscuridad de la noche sin luna, comenzaron a escalar, pero la alarma comenzó a sonar -¡detengan a los reos!- alarmaban los militares, ocupados con los otros que intentaron escapar Apunto de salir, solo por un inconveniente: llego un punto donde la barrera no se podía escalar, justo cuando pronto llegarían -Y si solo uno a de escapar seré yo -pensó el señor Mendoza pisando a su compañero para escalar y escapar, DOGYA se escucho y el pobre reo al suelo fue a dar. El soldado Torres sale de su tienda corriendo con su cuerno de chivo


-para ser Militar debo probar la sangre del civil- DUN y el disparo atravesó al señor Mendoza por la espalda, a su fortuna fue lo ultimo que vio: su la libertad. El universal mostro en su portada en letras grandes: “ Masacre en Tijuana”, en otros periódicos: “de Chile, Mole y Pozole en Tijuana” pues había centenares de cadáveres todos masacrados, algunos con disparos de balas, otros cortados en cachitos; se sospecha que fue Roberto Mendoza alias “el carnitas” y que después de ver su crimen, se suicidio con un cuerno de chivo calibre madres. Al leer eso en el periódico, en la calle, la señora Mendoza comenzó a llorar, pues ahora no tenía casa ni trabajo como tal, por que su marido nunca la dejo trabajar -y sin experiencia no tendrás lugar-, por eso ahora vendía congeladas en el trafico, mientras sus hijos malabareaban con trajes de payasos. Suci escapo de su madre, queriéndose llevar a su verdadera hermana, pues la señora Mendoza ya tenía muchos niños con sabrá dios quien es el padre, pero Suci no pudo llevársela y su última palabra antes de escapar fue: Estamos Jodidos mexicanos. Hundidos por el progreso.


Gracias señora Wilkins. Ya no me acuerdo de mi nombre. En realidad nunca he tenido alguno. Desde niña me han llamado esclava, puta, perra, negra sí, sobre todo negra. Nací en Virginia pero me dicen africana. Mis manos huelen a tabaco desde que nací. Mis rodillas están raspadas de tanto arrastrarme por los campos que no son míos pero los sufro como tales. Mis padres hace ya mucho que no están conmigo. A mi madre se la llevaron a los campos de Alabama hace unas ocho pizcas y mi padre… la verdad no se quien fue mi padre; Abuela decía que fue un viejo hacendado que obligó a Madre a meterse con el… Madre alguna vez dijo que fue un joven y fuerte bantú, heredero en su tierra y esclavo en esta otra… no se, no me parezco mucho a los otros dentro de la plantación, pero eso no importa mucho; para ellos somos iguales. Sucios, lujuriosos, sin razón, negros, africanos, blasfemos, esclavos… Hoy me han golpeado. No es raro, todos somos zarandeados de vez en cuando. A los blancos les sirve para pasar el rato y a nosotros, bueno, si sufrimos es que seguimos vivos. Pero hoy… hoy ha sido distinto. Generalmente nos dan un par de latigazos cuando están aburridos y lo hace el capataz pero esta vez fue diferente. A los blancos no les gusta que sus manos se ensucien con el tizón de nuestra piel ni con el rojo de nuestra sangre por eso le dejan las tareas al peón que si bien es blanco tampoco es de su clase ni muy de su agrado pero esta vez quien me golpeo fue un niño un pequeño blanquito con sus cachetes bien rosados, su ropita pulcra y sus manitas lisas. Su padre le dijo que de regalo de cumpleaños iba a dejar que me golpeara. No se si el viejo blanco cree que no lo entiendo o simplemente no le importó pero toda la instrucción de donde y como golpearme se la dio estando yo a unos pasos. El chico escuchaba con atención y repetía con alegría cada palabra que su padre profería. A los negros les gustan los golpes hijo, así que tienes que dárselos bien duro, de otra manera no trabajarán y no podrás comprarte ropa ni juguetes. La voz del blanco era tan dulce y tierna que parecía estar cantando un verso sagrado. Claro papá, ya he visto como usted y el señor Smith golpean a esos animales. Parece que es fácil y divertido, ya quiero hacerlo, por favor. El niño hablaba con tanta naturalidad que no pude contener las lágrimas. Señor Miller la negra comenzó a llorar, quiere que le traiga otra. Al fin alguien notaba mis lamentos. No digas tonterías, bien sabes que esas bestias no lloran, no tienen sentimientos ni alma, debe de ser el sudor por lo ansiosa que está de recibir el castigo. Mi corazón poco a poco se apagaba, las palabras me destrozaban y solo era el comienzo. Vamos hijo, deja que te muestre como se hace para que tu puedas seguir. Claro padre, lo que tu digas. Uno, dos, tres, cuatro… ocho, nueve… doce… quince, dieciséis… veinte y veintiuno. Los cuatro primeros golpes fueron directos a mi espalda. Al tercer latigazo mi lomo ya era una mancha roja sobre un cuero viejo. Después del décimo deje de sentir. Todo se nubló y no abrí los ojos hasta que el capataz me arrojó un balde de agua fría para despertarme. Señor Miller, le dije que esta esclava no serviría. Le hubiera traído uno de los machos que trabajan por las noches, esos aguantan hasta cuatro días sin dormir ni comer. Esta se desmayó a la mitad de la demostración. Las palabras del capataz resonaban en mi cabeza como un trueno despreciable, ese gordo de barba mal cortada y aliento a cebada se estaba burlando de mi… sin tan solo pudiera… No importa, esta puta será más que suficiente. Además me agrada ver como gime cuando la golpeo. Es como una perra en celo. Solo hay que tener el balde a un lado por si se le ocurre dormirse. Jaaa desvergonzada, parece que te desmayas del placer, que diría tu madre de ti… nada, de seguro ¿verdad? Ella debe ser aún peor que tu… Sus palabras ya no podían penetrar más. Mis heridas chorreaban y mi corazón estaba destrozado… y justo en ese momento el pequeño hermoso me escupió en la cara. Padre, he visto que haces eso… ¿está bien que lo haga? Claro hijo, eso también le gusta a los negros, es como si les dieras agua… no pueden vivir de otra manera. El pequeño aquel me hizo pensar en el hijo que había dejado morir dos meses antes. Sería el vástago de otro africano de Virginia pero preferimos quitarle la vida antes de que tuviera que sufrir los embates de esta miseria. Aquel que fuera el padre murió una semana después tratando de escapar… yo había decidido quedarme…


El nene tomó el látigo. Con sus manitas lo recorrió cual largo es e incluso metió la punta en su boquita. Espectáculo lleno de lujuria y depravación. Nosotros jamás dejaríamos que un pequeño haga ese tipo de cosas… pero los blancos, los blancos no son como nosotros. Ahora hijo, como te enseñe, un simple y rápido movimiento de muñeca. Respira hondo y mira fijamente a esa negra, dijo el bastardo del capataz. Los blancos no entienden de sufrimiento, solo de ganancia, algodón, caña y tabaco… por eso dejan que sus niños hagan lo que hacen… Yo no pude seguir mirando. No dejaba de pensar en que hubiera sido si mi hijo estuviera con vida. Que le esperaría. Quien velaría por su comida. Como era hombre lo hubieran castrado o peor. El primer latigazo fue algo errado y alcanzó mi ojo derecho. Estaba amarrada de pies y manos por lo que no tenía como cubrirme. Hijo, tienes que dirigir bien el golpe sino dejarás inútil a la negra y no queremos más perdidas. Los esclavos se ponen cada vez más caros, tienen precios tan altos que hasta parecen caballos. El siguiente golpe fue guiado por el capataz y me laceró el tobillo izquierdo. Los siguientes cuatro rasparon la piel abierta y el ardor se sentía como las mismas llamas del infierno. Los siguientes ya no los sentí. No me desmayé, solo me puse a llorar… quería que mis lágrimas ahogaran el dolor… o a mi. Mira papá, la puta está sudando. Hijo, no digas malas palabras, esas déjalas a los adultos.. en fin, has hecho un buen trabajo, creo que es hora de ir a comer, tu madre está esperando con un pastel de manzana y me dijo que tenía una sorpresa por ser tu cumpleaños así que no la debemos hacer esperar. Si papá, vamos vamos, quiero comer pastel. Y yo también tengo un regalo para ti. Hermosa la imagen del padre con su hijo… en ese momento lo único en que podía pensar era que ese blanco en verdad amaba a su vástago… Hoy es un día distinto a los demás. El bello rostro de aquel niño me hizo pensar en que tengo que escapar. No puedo seguir viviendo este martirio. Saldré de aquí o me iré con mi hijo. Hoy planeo escapar. El viejo Dwazulu me dijo que tenía un amigo blanco que me ayudaría… sí, que extraño pero así es… al parecer hay algo que llaman el ferrocarril subterráneo… no se bien que sea eso pero si puedo irme de aquí no me importará si es un blanco o incluso un perro de hacienda como Bamao. Me dijo que no podía perder tiempo, mis heridas tendrían que esperar, hoy era un buen día para escapar y tenía que aguantarme el dolor. Me puse unas cuantas vendas y unas plantas de tabaco para aliviar el dolor. No me pueden fallar, mañana estaremos del otro lado de la cerca junto a nuestros hermanos y hermanas; hijos e hijas; padres y madres… que el buen Dios del Cielo nos proteja e incendie el alma de nuestros opresores… Cuando le eché un ojo al blanco que nos ayudaría no confié para nada. Era el hijo del maldito capataz, un blanco alto y con el cabello tan rubio que parecía resplandecer. Su rostro estaba un poco requemado y sus manos toscas. Era la viva imagen del blanco que nos hiere todos los días… aún así no queda de otra, el conoce toda la plantación y el viejo Dwazulu me dijo que había sacado de aquí a cuatro familias… La noche era oscura como pocas. Las nubes de lluvia escondían las estrellas y no dejaban que el resplandor de la luna iluminara los senderos. Era una de esas noches que Dios hizo para que los esclavos escapáramos. El grupo de negros estaba conformado por cuatro bantúes, dos zulúes y cuatro africanos de Virginia. Yo era la única mujer que se lanzó al escape, todas las demás habían tenido miedo, estaban esperando hijo o simplemente sus esperanzas de una vida distinta ya se habían extinto. Hey, síganme. Ya casi llegamos. Aquí es donde la cerca es más baja y ahora mismo nadie está vigilando. Aún así tenemos que hacerlo rápido y correr… correr como nunca lo han hecho… yo los guiaré hasta donde están esperando unas carretas. Si alguien cree que no podrá aguantar el ritmo no lo intente. Hay tres perros apostados del otro lado así que no está tan libre… El joven blanco miraba a su alrededor con miedo, parecía que en cualquier momento llegaría su padre con sus perros y con ese maldito Bamao tras nosotros. Está bien, si todos están listos vamos a hacerlo así… tu, la mujer herida… tu irás con estos dos y conmigo, se ven fuertes, te protegeremos hasta llegar a la carreta. Iremos al frente pero tendrás que aguantar un poco más que los otros.


Se preocupaba por mi o por el… nunca lo sabré pero accedí. Todos los demás irán saliendo a la cuenta de diez entre cada uno. Si notan que algún blanco viene griten y corran en todas direcciones… y esperemos que nos veamos después… Así fue, primero un zulu y un bantú, no muy amigos entre sí, además del blanco y yo salimos corriendo. El blanco parecía correr bastante rápido y nos dejó un poco atrás, además los dos africanos me iban apoyando en la carrera. Vamos vamos nos decía el blanco. En ese momento voltee y vi como otros esclavos corrían por su vida. Todo parecía ir perfecto. Los perros estaban dormidos y no había ni un alma… la libertad estaba ahí, solo teníamos que correr una corta distancia hasta la carreta… pero no contábamos con que estaban los otros perros de la plantación. ¿Por qué nos dejan? Gritó un negro. ¿Acaso no entienden que a donde vayan será lo mismo? Al menos aquí tienen comida y donde dormir. Si regresan ahora no le diré nada al señor Miller… Era ese bastardo de Bamao con sus dos bantúes. Perros que fueron liberados y ahora están con el blanco. Uno de ellos fue quien mató al padre de mi hijo… Sorprendentemente quien se acercó fue John Smith… No se porque haces eso… son tus hermanos, son tus hijos, son tus padres… es tu gente… y la vendes por una ración más de pan duro y carne podrida… si supieras lo que mi padre y el señor Miller dicen de ti… Lo se, no soy tonto joven blanco. Pero aún así prefiero ser el látigo y no la espalda desangrada. Además, si no fuera por mi ya muchos habrían muerto. Yo soy el que ha clamado por sus vidas y por que les den más comida… y tu que haces… solo eres un blanco que no sabe nada de la esclavitud… los mandas a un mundo que no es para ellos, para nosotros. La lengua del blanco ahora era perfecta en la voz del negro. Y no solo por el idioma sino por lo que decía. Bamao estaba en lo cierto, gracias a el nos dieron más alimento por comida paro también por su culpa cada grupo que quería escapar terminaba en la hoguera o en la horca. El se atenía a las leyes del blanco… cosa que no todos podíamos soportar. Bamao, le dije, que tus manos no están negras y olorosas como las mías. Que tu piel no tiene cicatrices como las mías. ¿Por qué no vienes con nosotros? Deja de atormentar a tus hermanos y ven… yo no quería decir eso pero necesitaba que el maldito se fuera. Y qué harás, me darás tu cuerpo para convencerme. No, yo se que la vida allá es peor que en los campos de tabaco. Ustedes deben de entender… En ese momento uno de los virginios estrelló un gran tronco contra la cabeza de Bamao… nadie pudo dar crédito… los otros perros que estaban con el se lanzaron de inmediato contra el agresor y este solo gritó con un sonido indescifrable… pero todos intuimos que era una señal de que corriéramos y así lo hicimos… Los sabuesos ya ladraban y el blanco se había dado cuenta de la fuga. Un par de tiros al aire se escucharon. Estábamos cerca de la carreta y seguimos corriendo. Cuando estábamos por llegar otros disparos se oyeron y dos esclavos cayeron muertos. El suelo negro de la noche se manchó con la sangre de África. Unos gritos indicaron la caída de los dos esclavos. Los perros se lanzaron contra sus rostros y los destrozaron. Nosotros seguimos corriendo. No era la primera vez que veía morir a alguien y de seguro no será la última. La carreta estaba ahí y ya sólo quedábamos cuatro y el blanco. Los demás, debieron haber errado el camino después del encuentro con Bamao… Nos teníamos que ir y así lo hicimos. El mismo John se fue con nosotros, ya no podía volver pues su padre lo vio ayudarnos. Está bien, ahora tenemos que cabalgar toda la noche hasta llegar a South River y de ahí los encontrará otro grupo. Otro esclavo liberto los guiará hasta llegar al mar y de ahí al norte. Por ahora no hay lugar mejor que los bosques fríos. Ahí nadie los seguirá pero tampoco será fácil sobrevivir. Fácil decía el blanco. El no sabía lo que era estar en la pizca del tabaco… nosotros sobreviviremos hasta en el infierno… todo por nuestra piel y brazos… por los mismos que dicen somos mejores para el trabajo de la tierra. Dos días pasaron. En South River no encontramos a nadie y la carreta solo nos dejó ahí. Cuatro negros y un blanco herido… tenía una bala en la pierna izquierda, aún no entiendo como pudo seguir corriendo después de eso… Buen chico el blanco; fuerte y noble… sabía que no todos los blancos eran iguales y este lo demuestró… me siento feliz… también son hombres y no demonios


como decían en la plantación. Al parecer los africanos siguen sin confiar en el blanco… no los culpo, ambos han sufrido lo peor que puede sufrir un macho. Otros dos días pasaron y el blanco ya había muerto. Su pierna se gangrenó y no resistió la noche. Arrojamos su cuerpo al río. Los dos africanos decidieron irse por su cuenta. Nadie los detendría pues al final todos tendríamos que hacer lo mismo. Me quedé con otro nacido en Virginia. Zwalu era su nombre, o el que había decidido tener en ese momento. Me ayudó con mis heridas y nos fuimos caminando hasta unas cuevas que estaban un poco más al sur aunque aún en la rivera del río. Era bastante débil el macho pero era amable. Sabía hacer buenos tratamientos, su padre fue curandero allá en las islas del sur… antes de conocerlo pensaba que todos veníamos de África pero al parecer también hay quien no. Duramos casi una semana en la cueva mientras mis heridas sanaban. Le doy gracias a Zwalu por tanto que hizo. Diario fue a buscar comida y logró traer unas ratas, unos tejones e incluso unas mazorcas. Parece que había una granja pequeña cerca y el se escabullía para conseguir comida. Creo que en toda mi vida solo hay tres personas a quienes les agradezco…… la señora Wilkins… una vieja testaruda que odiaba a los otros blancos y me enseñó a hablar, leer y escribir. A Smith por sacarnos de ese lugar y a Zwalu… curioso que solo haya un negro en mi lista… Esta mañana Zwalu ya no regresó. Parece que lo encontraron robando comida… Zwalu no me hubiera dejado sola… tengo que irme pues sabrán que viene acompañado y me buscarán… el hombre blanco sigue siendo malo en su mayoría y querrán matarme o que vuelva a la plantación… Encontré a Zwalu. Su cuerpo llegó hasta la cueva gracias a que subió la marea… parece que lo encontraron los blancos. Lo castraron y le quitaron las manos… pobre Zwalu, su vida terminó como la de un sucio ladrón… sin duda tengo que irme escucho que vienen los perros… ya se acabó el papel y la tinta… lo único que traje en mi escape… De nuevo, Gracias Señora Wilkins

torneo de escritores  
torneo de escritores  

torneo de escritores mangazine