Page 1

Hoja parroquial Arquidiócesis de Guadalajara, A.R.

Nº 29 • XVI Domingo Ordinario • 18 de Julio de 2010

Fundado el 4 de junio de 1930. Registro postal IM14-0019, impresos depositados por sus editores o agentes INDA-04-2007-103013575500-106

Estar con Dios en todo momento

H

oy encontramos a Jesús que visita a una familia amiga y se queda ahí mientras va de camino a Jerusalén. El Evangelio nos enseña que es importante la práctica de la caridad, pero que es necesaria, también, la permanencia delante de Dios. Marta y María Dos mujeres nos presenta el Evangelio: Marta, una mujer que practicaba la caridad con Jesús, que se afa­ naba en atenderle bien y que estaba preocupada para que se sintiera bien en su casa; la otra hermana, María, que se puso a los pies de Jesús y escuchaba su palabra. Marta se afanaba en todo el quehacer, y llegó el momento en el que cuestionó a Jesús, ya que su her­ mana la dejaba con todo el trabajo: “Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola en el quehacer? Dile que me ayude”. Entonces Jesús aprovechó esta circunstancia para ayudarnos a reflexionar en la vida de estancia con Dios.

Estar con Dios Es importante la práctica de la caridad, así como la vida de actividad dentro de la Iglesia; pero dice Jesús: “Una cosa es necesaria y María ha escogido la mejor parte”. ¿Cuál es esa mejor parte? La respuesta es: estar con Dios; estar con el Señor. En estos tiempos que la vida es tan a la carrera, tan a prisa, olvidamos estar con Dios. Así como Marta se afanaba en el quehacer, muchas personas también se afanan. No es malo estar ocupado y trabajando, pero dice Jesús que una cosa es necesaria, y es estar con Él, escuchar su mensaje, apartarse de los quehaceres un momento para estar con Dios.

La mejor parte

La afirmación fundamental de todo el relato es que sólo una cosa es necesaria. Marta se preocupa de muchas cosas. Pero Jesús le dice que lo importante es

la salvación que el huésped le trae, que lo necesario es escuchar y acoger la palabra. En este momento, María, que se ha concentrado en la escucha de la palabra, ha escogido lo que debe: lo mejor. Lo que hace Marta no es malo, pero supone descono­ cer la oportunidad de la visita del Señor. Se le ofrece una ocasión que debe aprovechar. Marta quiere servir a Jesús, pero Jesús quiere que acoja la salvación. María se convierte aquí en el símbolo de la comuni­ dad que ha de estar a la escucha de la palabra. Es un eco del “buscad primero el reino de los cielos...” (Mt 6, 33). En esta actitud de María y de la comunidad hay un cambio de papeles. María, igual que Marta, acoge a Jesús, pero la acogida que ella le da no es un don que ella le ofrece. Ella acoge, pero al mismo tiempo se siente acogida. La diferencia entre las dos hermanas está en que Marta se da al Señor y siente el gozo de darse, mientras que María se da, pero no tiene la satisfacción de darse, sino la de ser acogida. Ésta ha de ser la actitud de la Iglesia y de los evan­ gelizadores al acoger a los pobres. Hay que dejarse evangelizar también por aquellos a quienes se evan­ geliza: por los pobres. 1


ANTÍFONA DE ENTRADA

Sal 53, 6. 8

Señor Dios, tú eres mi auxilio y el único apoyo de mi vida; te ofreceré de corazón un sacrificio y te daré gracias, Señor, porque eres bueno.

SALMO RESPONSORIAL del salmo 14

R. ¿Quién será grato a tus ojos, Señor?

El hombre que procede honradamente y obra con justicia; el que es sincero en sus palabras y con su lengua a nadie desprestigia. R. ¿Quién será grato a tus ojos, Señor?

Quien no hace mal al prójimo ni difama al vecino; quien no ve con aprecio a los malvados, pero honra a quienes temen al Altísimo. R. ¿Quién será grato a tus ojos, Señor?

Quien presta sin usura y quien no acepta soborno en perjuicio de inocentes. Quienes vivan así serán gratos a Dios eternamente.

R. ¿Quién será grato a tus ojos, Señor?

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Cfr Lc 8, 15 R. Aleluya, aleluya.

Dichosos los que cumplen la palabra del Señor con un corazón bueno y sincero, y perseveran hasta dar fruto. R. Aleluya

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Sal 110, 4-5

Para perpetuar su amor, el Señor nos ha dejado el memorial de sus prodigios, y ha dado a sus amigos el signo de un banquete que les recuerde para siempre su alianza.

2

NUESTRA MISA DE HOY Lectura del libro del Génesis 18, 1-10 Un día, el Señor se le apareció a Abraham en el encinar de Mambré. Abraham estaba sentado en la entrada de su tienda, a la hora del calor más fuerte. Levantando la vista, vio de pronto a tres hombres que estaban de pie ante él. Al verlos, se dirigió a ellos rápi­damente desde la puerta de la tienda, y postrado en tierra, dijo: "Se­ñor mío, si he hallado gracia a tus ojos, te ruego que no pases junto a mí sin detenerte. Haré que traigan un poco de agua para que se laven los pies y descansen a la sombra de estos árboles; traeré pan para que recobren las fuerzas y después continuarán su camino, pues sin duda para eso han pasado junto a su siervo". Ellos le contestaron: "Está bien. Haz lo que dices". Abraham entró rápidamente en la tienda donde estaba Sara y le dijo: "Date prisa, toma tres medidas de harina, amásalas y cuece unos panes". Luego Abraham fue corriendo al establo, escogió un ternero y se lo dio a un criado para que lo matara y lo preparara. Cuando el ternero estuvo asado, tomó requesón y leche y lo sirvió todo a los forasteros. El permane­ ció de pie junto a ellos, bajo el árbol, mientras comían. Ellos le pregunta­ ron: "¿Donde está Sara, tu mujer?" El respondió: "Allá, en la tienda". Uno de ellos le dijo: "Dentro de un año volve­ré sin falta a visitarte por estas fechas; para entonces, Sara, tu mu­jer, habrá tenido un hijo". Palabra de Dios.

Lectura de la Carta del apóstol san Pablo a los Colosenses 1, 24-28 Hermanos: Ahora me alegro de sufrir por ustedes, porque así com­pleto lo que falta a la pasión de Cristo en mí, por el bien de su cuerpo, que es la Iglesia. Por disposición de Dios, yo he sido constituido ministro de esta Igle­ sia para predicarles por entero su mensaje, o sea, el designio secreto que Dios ha mantenido oculto desde siglos y generaciones y que aho­ra ha revelado a su pueblo santo. Dios ha querido dar a conocer a los suyos la gloria y riqueza que este designio encierra para los paganos, es decir, que Cristo vive en uste­des y es la esperanza de la gloria. Ese mismo Cristo es el que noso­ tros predicamos cuando corregimos a los hombres y los instruimos con todos los recursos de la sabiduría, a fin de que todos sean cris­tianos perfectos. Palabra de Dios.

EVANGELIO Lectura del santo Evangelio según San Lucas 10, 38-42 En aquel tiempo, entró Jesús en un poblado, y una mujer, llama­da Marta, lo recibió en su casa. Ella tenía una hermana, llama­da María, la cual se sentó a los pies de Jesús y se puso a escuchar su palabra. Marta, entre tanto, se afanaba en diversos quehaceres, hasta que, acercándose a Jesús, le dijo: "Señor, ¿no te has dado cuenta de que mi hermana me ha dejado sola con todo el quehacer? Dile que me ayude". El Señor le respondió: "Marta, Marta, muchas cosas te preocupan y te inquietan, siendo así que una sola es necesaria. María escogió la mejor parte y nadie se la quitará". Palabra del Señor.


Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su Reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén

Gloria a Dios en el Cielo, y en la Tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos; te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial,

El melón, fruta de verano

A

ún con dudas sobre su origen, lo cierto es que el melón se ha cultivado desde la antigüedad. Ya aparece junto a otras frutas en el cuerno de la abundancia encontrado en Alejandría, el primer siglo después de Cristo. También se han hallado algunas pin­ turas murales en tumbas egipcias en las que se demuestra que se cultiva en tiempos de los últimos faraones. Los romanos también sembraban y comían melones, que entonces eran pequeños. No hay que extrañarse, por tanto, al leer que el emperador Claudio Albino se tomaba diez para desayunar. Los Omagua cultivaron melones en diversas regiones españolas durante la Edad Media. Así, Alfonso Chirino -físico del rey Juan II de Castilla-, que escribió en 1506 "El menor daño de la medicina", cita en sus páginas al melón. Aconseja comerlo como postre en el almuerzo y recomienda utilizar sus semillas para curar afecciones pec­ torales y el mal de piedra. Desde el punto de vista gastronó­ mico, el melón ha sido utilizado para apagar la sed en zonas áridas, lo que hizo famosos a los de Villaconejos, Añover de Tajo y Titulcia, en España, donde se producen unos frutos volu­ minosos y, con suerte, muy sabrosos.

Dios Padre todopoderoso. Señor Hijo único Jesucristo, Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica;

Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros, porque sólo Tú eres santo, sólo Tú, Señor, sólo Tú, Altísimo Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén 3


La Santa Misa Misal Diario

JULIO Fecha

Hora

Parroquia

Decanato San Ildefonso 18 17:00 Hrs 19 17:00 Hrs

La Reconciliación Ave María

Decanato de Zalatitan 20 10:00 Hrs 20 17:00 Hrs 21 10:00 Hrs

Reina de los Mártires Madre Misionera San Basilio

Decanato de Tetlán 21 17:00 Hrs 22 17:00 Hrs 23 17:00 Hrs 24 17:00 Hrs

La Crucifixión San Joaquín La Transfiguración La Purísima Concepción

JUBILEO CIRCULAR JULIO 19, 20 y 21: lunes, martes y miércoles

INFORMES: 3002 6471

23, 24 y 25 de julio de 2010

NTRA. SRA. CONSUELO DE LOS AFLIGIDOS SANTA VICENTA MARÍA LÓPEZ Y VICUÑA LA SAGRADA FAMILIA, Agua Blanca SANTA ROSA DE LIMA EVANGELIZADORA DE AMÉRICA NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE, Puente de Camotlan INMACULADA CONCEPCIÓN, Plan de Barrancas NUESTRA SEÑORA DE TALPA, Villa de Guadalupe

22, 23 y 24: jueves, viernes y sábado

30 y 31 de julio y 1 de agosto de 2010

SAN CAMILO SAN JUAN BAUTISTA, Jardines del Sol SANTA ISABEL AVE MARÍA LA CRUZ AZUL SAN JOSÉ DEL QUINCE SAN CRISTÓBAL MÁRTIR, San Cristóbal de la Barranca SAN ANDRÉS, La Mazata

Boletín semanal de la Arquidiócesis de Guadalajara, A.R. Tiraje de 200,000 a 300,000. $ 40.00 ciento Director Responsable Pbro. Adalberto González González Redacción Pbro. Alberto Ávila, Pbro. Juan Javier Padilla Liceo 17, Guadalajara, Jal. Tel.: 3942-4305 Administración Pbro. Rubén Darío Rivera • Alcalde 294, Guadalajara, Jal. Tel.: 3614-2746

4

Consulta la Hoja Parroquial en nuestra página de Internet: www.arquidiocesisgdl.org.mx/publicaciones/hojaparroquial Diseño e Impresión Centro Católico de Comunicaciones, Tels. 3002-6470 • 3002-6471

Hoja Parroquial - 18 de agosto de 2010 - num 29  

Boletín semanal de la Arquidiócesis de Guadalajara

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you