Page 1

Hoja parroquial Nº 23 • X Domingo Ordinario • 6 de Junio de 2010

Arquidiócesis de Guadalajara, A.R.

Fundado el 4 de junio de 1930. Registro postal IM14-0019, impresos depositados por sus editores o agentes INDA-04-2007-103013575500-106

"¡Joven..., levántate!"

E

n el Evangelio de hoy, Cristo va con sus discípulos a un poblado llamado Naím  (que significa la bella, la graciosa, situado a unos diez kilómetros al sudeste de Nazaret). La escena del encuentro de Cristo con el cortejo fúnebre tiene lugar al acercarse a la “puerta de la ciudad”. Según la costumbre judía, llevaban a enterrar sobre una camilla, envuelto –quizás- el cuerpo en lienzo blanco, y la cabeza en un sudario a un joven. El entierro solía ser al atardecer del día del fallecimiento. Acompañaban, al joven fallecido, su madre, parientes y gran parte de las gentes del pueblo. Los rabinos tenían legislado que, al encontrarse un cortejo fúnebre, se uniesen las gentes a él. Aquí, Cristo se adelanta a la madre para compadecerse de ella, consciente de su poder, sin temores a la impureza “legal” por tocar un muerto, lo tocó y le dio la orden de “levantarse”, de resucitar.

Jesús se compadece Dice el Evangelio que Jesús se compadeció. Ante el dolor se conmueve y se apiada, pero para mayor precisión, lo que hace el Señor es condolecerse, es decir, siente compasión y lástima por la desgracia y por el sufrimiento ajeno, pero además participa de ello. Jesús le dice: “No llores”, es un ruego de confianza. En otra palabra, es “deja el llanto y ten fe”. Jesús nos muestra sus sentimientos

todos cuantos sufren. Porque el que sufre inspira compasión al que conoce de sentimientos, y si nos sentimos impresionados por el dolor, y llegamos a angustiarnos por los oprimidos, y llorar junto con ellos, estamos sintiendo a un hermano como lo sentía Cristo, y así entenderemos mejor esta compasión del Señor.

Joven, levántate

y su gran corazón, cuando se encuentra con la desgracia y el sufrimiento, nunca pasa de largo. La misericordia es “lo propio de Dios” -afirma Santo Tomás de Aquino- y se manifiesta plenamente en Jesucristo cada vez que se encuentra con el sufrimiento. Jesús tiene una inclinación natural a tener un sentimiento de pena y lástima por la desgracia y por el desconsuelo ajeno; aquí lo demuestra al acercarse a la madre privada de su hijo.

Imitar a Jesús Éste es el ejemplo que debemos imitar de Jesús, tener compasión de

Jesús, acercándose al ataúd, lo tocó. Entonces, dijo: “Joven, yo te lo mando: levántate”. A veces pensamos que profeta es aquel que nos anticipa el futuro, pero este evangelio no nos entrega esta imagen de profeta, porque la gente, después de ver a Jesús, reanimando el cadáver del joven de Naím, no lo aclama como un obrador de milagros, sino que exclama: “Un gran profeta ha surgido entre nosotros. Dios ha visitado a su pueblo”. Jesús, devuelve la vida, la ilusión, la esperanza y la confianza a un mundo que, como la madre y viuda de Naím, ha perdido a su único hijo. Seamos consecuentes, con el llamado de Jesús, detengamos esta marcha fúnebre en el que transita el mundo, para darle la vida, la vida de la gracia, del amor y la esperanza, asumamos el papel profético frente a este cadáver, porque Dios quiere que vivamos, y porque Él es Señor de la vida, no de la muerte. 1


ANTÍFONA DE ENTRADA

Sal 26, 1-2

El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es la defensa de mi vida, ¿quién me hará temblar? Cuando me asaltan mis enemigos, tropiezan y caen. SALMO RESPONSORIAL Del salmo 29

R. Te alabaré, Señor, eternamente.

Te alabaré, Señor, pues no dejaste que se rieran de mí mis enemigos. Tú, Señor, me salvaste de la muerte y a punto de morir, me reviviste. R. Te alabaré, Señor, eternamente.

Alaben al Señor los que lo aman, den gracias a su nombre, porque su ira dura un solo instante y su bondad, toda la vida. El llanto nos visita por la tarde; y en la mañana, el júbilo. R. Te alabaré, Señor, eternamente.

Escúchame, Señor, y compadécete; Señor, ven en mi ayuda. Convertiste mi duelo en alegría, te alabaré por eso eternamente. R. Te alabaré, Señor, eternamente.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Le 7, 16

R. Aleluya, aleluya.

Un gran profeta ha surgido entre nosotros. Dios ha visitado a su pueblo. R. Aleluya.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Sal 17, 3

Señor, tú eres mi amor, mi fuerza y mi refugio, mi liberación y mi ayuda. Tú eres mi Dios. 2

NUESTRA MISA DE HOY

Lectura del primer libro de los Reyes 17, 17-24

En aquellos días, cayó enfermo el hijo de la dueña de la casa en la que se hospedaba Elías. La enfermedad fue tan grave, que el niño murió. Entonces la mujer le dijo a Elías: “¿Qué te he hecho yo, hombre de Dios? ¿Has venido a mi casa para que recuerde yo mis pecados y se muera mi hijo?” Elías le respondió: “Dame acá a tu hijo”. Lo tomó del regazo de la madre, lo subió a la habitación donde él dormía y lo acostó sobre el lecho. Luego clamó al Señor: “Señor y Dios mío, ¿es posible que también con esta viuda que me hospeda te hayas irritado, haciendo morir a su hijo?” Luego se tendió tres veces sobre el niño y suplicó al Señor, diciendo: “Devuélvele la vida a este niño”. El Señor escuchó la súplica de Elías y el niño volvió a la vida. Elías tomó al niño, lo llevó abajo y se lo entregó a su madre, diciendo: “Mira, tu hijo está vivo”. Entonces la mujer dijo a Elías: “Ahora sé que eres un hombre de Dios y que tus palabras vienen del Señor”. Palaba de Dios

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas 1, 11-19 Hermanos: Les hago saber que el Evangelio que he predicado, no proviene de los hombres, pues no lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo. Ciertamente ustedes han oído hablar de mi conducta anterior en el judaísmo, cuando yo perseguía encarnizadamente a la Iglesia de Dios, tratando de destruirla; deben saber que me distinguía en el judaísmo, entre los jóvenes de mi pueblo y de mi edad, porque los superaba en el celo por las tradiciones paternas. Pero Dios me había elegido desde el seno de mi madre, y por su gracia me llamó. Un día quiso revelarme a su Hijo, para que yo lo anunciara entre los paganos. Inmediatamente, sin solicitar ningún consejo humano y sin ir siquiera a Jerusalén para ver a los apóstoles anteriores a mí, me trasladé a Arabia y después regresé a Damasco. Al cabo de tres años fui a Jerusalén, para ver a Pedro y estuve con él quince días. No vi a ningún otro de los apóstoles, excepto a Santiago, el pariente del Señor. Palaba de Dios

EVANGELIO Lectura del santo Evangelio según san Lucas 7, 11-17 En aquel tiempo, se dirigía Jesús a una población llamada Naím, acompañado de sus discípulos y de mucha gente. Al llegar a la entrada de la población, se encontró con que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de una viuda, a la que acompañaba una gran muchedumbre. Cuando el Señor la vio, se compadeció de ella y le dijo: “No llores”. Acercándose al ataúd, lo tocó y los que lo llevaban se detuvieron. Entonces dijo Jesús: “Joven, yo te lo mando: levántate”. Inmediatamente el que había muerto se levantó y comenzó a hablar. Jesús se lo entregó a su madre. Al ver esto, todos se llenaron de temor y comenzaron a glorificar a Dios, diciendo: “Un gran profeta ha surgido entre nosotros. Dios ha visitado a su pueblo”. La noticia de este hecho se divulgó por toda Judea y por las regiones circunvecinas. Palaba del Señor


Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su Reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén

Gloria a Dios en el Cielo, y en la Tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos; te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial,

Junio: Mes del Sagrado Corazón de Jesús Explicación de la fiesta La imagen del Sagrado Corazón de Jesús nos recuerda el núcleo central de nuestra fe: todo lo que Dios nos ama con su Corazón y todo lo que nosotros, por tanto, le debemos amar. La Iglesia dedica todo el mes de junio al Sagrado Corazón de Jesús, con la finalidad de que los católicos lo veneremos, lo honremos y lo imitemos especialmente en estos 30 días.

Las promesas del Sagrado Corazón de Jesús: Jesús le prometió a Santa Margarita de Alacoque, que si una persona comulga los primeros viernes de mes, durante nueve meses seguidos, le concederá lo siguiente: 1. Les daré todas las gracias necesarias a su estado (casado(a), soltero(a), viudo(a) o consagrado(a) a Dios). 2. Pondré paz en sus familias. 3. Los consolaré en todas las aflicciones. 4. Seré su refugio durante la vida y, sobre todo, a la hora de la muerte. 5. Bendeciré abundantemente sus empresas. 6. Los pecadores hallarán misericordia. 7. Los tibios se harán fervorosos. 8. Los fervorosos se elevarán rápidamente a gran perfección. 9. Bendeciré los lugares donde la

Dios Padre todopoderoso. Señor Hijo único Jesucristo, Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica;

imagen de mi Corazón sea expuesta y venerada. 10. Les daré la gracia de mover los corazones más endurecidos. 11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón y jamás será borrado de Él. 12. La gracia de la penitencia final: es decir, no morirán en desgracia y sin haber recibido los Sacramentos.

Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros, porque sólo Tú eres santo, sólo Tú, Señor, sólo Tú, Altísimo Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén 3


JUNIO Fecha Hora Decanato de la Santa Cruz Domingo 6 17:00 Hrs. Lunes 7 17:00 Hrs. Martes 8 17:00 Hrs. Miércoles 9 17:00 Hrs. Jueves 10 17:00 Hrs. Viernes 11 17:00 Hrs. Decanato de Atemajac Sábado 12 10:00 Hrs. Sábado 12 17:00 Hrs.

Adulación

V

ale más ser corregido por el sabio, que ser engañado por la adulación de los tontos. Sabed que todo adulador vive a expensas de aquel que le escucha La adulación es una moneda falsa que circula gracias a una vanidad mal entendida Hombre fácil a la adulación es hombre indefenso Los aduladores se parecen a los verdaderos amigos, como el lobo al perro No hay cosa que más fácilmente corrompa la mente humana que la adulación, porque más daña la lengua del adulador que la espada del enemigo. Todo aquel que, elogiando habla en superlativo, ofende a la verdad o a la prudencia El adulador no tiene buena opinión de sí mismo ni de los demás.

Parroquia San Martín de Porres San Javier de las Colinas La Madre de Dios La Madre de Cristo La Santa Cruz San Enrique Emperador San Francisco Zoquipan El Rosario

JUBILEO CIRCULAR JUNIO 7, 8 y 9: lunes, martes y miércoles

SAN CRISTÓBAL MAGALLANES Y COMPAÑEROS MÁRTIRES SANTA ANA, Tepetitlán LA ANUNCIACIÓN SAN JUAN BAUTISTA, San Miguel SAN ANTONIO DE PADUA, El Zalate NUESTRA SEÑORA DEL SOCORRO SEÑOR DE SANTA ROSA, San Martín de Bolaños SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, La Cruz Azul

10, 11 y 12: jueves, viernes y sábado

LA SANTA CRUZ, Tesistán VIRGEN DE GUADALUPE REINA DEL TEPEYAC SAN ANTONIO DE PADUA SAN GABRIEL CRISTO REY, La Cabaña SAN PÍO X SANTO NIÑO DE ATOCHA, 1er Vergel SAN FRANCISCO DE ASÍS, Cuitzeo SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, Jauja

11, 12 y 13 de junio de 2010

18, 19 y 20 de junio de 2010

Boletín semanal de la Arquidiócesis de Guadalajara, A.R. Tiraje de 200,000 a 300,000. $ 40.00 ciento Director Responsable Pbro. Adalberto González González Redacción Pbro. Alberto Ávila, Pbro. Juan Javier Padilla Liceo 17, Guadalajara, Jal. Tel.: 3942-4305 Administración Pbro. Rubén Darío Rivera • Alcalde 294, Guadalajara, Jal. Tel.: 3614-2746

4

Consulta la Hoja Parroquial en nuestra página de Internet: www.arquidiocesisgdl.org.mx/publicaciones/hojaparroquial Diseño e Impresión Centro Católico de Comunicaciones, Tels. 3002-6470 • 3002-6471

Hoja Parroquial - 6 de junio de 2010 - num 23  

Boletín semanal de la Arquidiócesis de Guadalajara