Page 1

Rupturas

Revista de investigación, análisis y opinión

Prohibido pensar diferente ¡¡encarcelan el futuro!!

MARCHA PLURINACIONAL EN DEFENSA DEL AGUA y LA VIDA 3 000 ejemplares

r.rupturas@gmail.com

Publicación bimestral

El conflicto minero desde el país de los derechos de la naturaleza

P.V.P: USD 3,00

007

Inicio del año lectivo régimen Costa

Minería: reparar, resistir, rechazar

Abril 2012

En Educación No hay Revolución


INSTANTĂ NEAS

Cascada de San Rafael entre Sucumbios y Napo. Foto: Vladimir Cruz.


Hablandoparatod@s LOS CONTRASTES EN EL PAÍS DE MANUELITO a agenda de marzo de 2012 de parte del gobierno estableció un libreto: “¡Defiende la democracia! – Mes de la movilización nacional”, como respuesta a la organización e impulso desde las organizaciones sociales (CONAIE, Frente Popular, organizaciones de trabajadores, ambientalistas, de la juventud secundaria y universitaria, etc.) de la Marcha Plurinacional en defensa del Agua, la Vida, la Soberanía y la Dignidad de los Pueblos. Los objetivos del régimen, en su esquema, eran: derrotar políticamente a la oposición en sus afanes desestabilizadores, avanzar en el proceso de la Revolución Ciudadana, generar condiciones favorables para el proceso electoral 2013. Los millones invertidos en publicidad, la movilización de infraestructura y burocracia afin al régimen fracasaron. Queriendo ocultar otro signo distintivo de este “cambio de época” según afirma Rafael Correa, minimiza la droga encontrada en la valija diplomática, defiende igual a su canciller Patiño, al Gobernador del Guayas, Cuero, y a cuanto funcionario aparece involucrado en casos de uso y abuso de su condición de funcionarios públicos. La corrupción se afirma en la práctica de funcionarios de distinto rango del gobierno, la pregunta es, entonces, si asistimos a un cambio de época o vivimos la prolongación de la larga noche neoliberal en el obscuro túnel del capitalismo del siglo XXI. Corporativización de la organización social para ampliar el coro de adherentes y aduladores, y criminalización, división, enjuiciamiento, sentencias a quienes piensan, opinan, se reúnen y organizan porque siguen creyendo que otro mundo es posible, un mundo sin extractivismo, sin despidos masivos, sin perseguidos políticos, sin demagogia, sin populismo, sin prepotencia y autoritarismo. Es el perfil de un gobierno de derecha entregado a las transnacionales y de espaldas a los pueblos y sus organizaciones.

El año 2012 avanza, la contienda electoral del año próximo marcará en los meses venideros agitación de los diversos actores de la sociedad ecuatoriana y quiteña; ya están presentes ofertas de trenes elevados de parte de futuros candidatos, nuevos cantos dulces e izquierdistas entonará el jefe y montarán Alvarado y compañía para seguir vendiendo su “revolución irreversible”. A pesar que ya para un segmento significativo de la población queda claro que el actual es un gobierno de derecha, que no vivimos ninguna revolución ni cosa que se le parezca y que la izquierda ecuatoriana y sus organizaciones sociales caminan por senderos diferentes, opuestos teniendo en cuenta que: Rafael Correa se muestra entregado a alianzas con la derecha y el populismo; busca y afirma sus nexos con el capital transnacional; combate y niega espacios de debate democrático en la creencia de que su verdad es la única; favorece a sectores de la burguesía industrial y financiera, así como a grandes medios de comunicación con la contratación millonaria de publicidad beneficiando así a sus “emblemáticos enemigos y contradictores”; habla de soberanía e independencia para a renglón seguido remachar la dependencia y vender la Patria y su futuro a los intereses chinos, europeos, etc, por la vía de incrementar la deuda externa, o firmar TLC con la Unión Europea. Del lado de los pueblos, en cambio, reverdece la confianza en la unidad, la organización y la movilización, se van generando espacios de debate donde las diferencias ceden paso a las coincidencias, a los acuerdos; se van tejiendo propuestas, alternativas al capital y su naturaleza depredadora del ser humano y la naturaleza, acercando la utopía por la que millones venimos luchando, en pro de una sociedad donde la armonía entre el ser humano y la naturaleza sea la base de una vida llena de plenitud en lo material y espiritual: la sociedad socialista.

3


contenido Rupturas

Revista de investigación, análisis y opinión

Director Nelson Rueda Editor Luis Charro Consejo Editorial Marco Villarruel Fabián Carrión Edgar Isch Redacción Ramón P. Aldaz Héctor Simbaña Rosa Ramírez Colaboradores Galo Benítez Mariana Pallasco Eloy Alfaro Reyes Fernanda Soliz Stalin Vilatuña Luz Elena Cadena Javier Chiliquinga Amanda Vaca Santiago Vinueza Arturo Flores Diseño Gráfico y Diagramación Vladimir Cruz Fotografía Vladimir Cruz Darío Calahorrano Caricatura Tzántzico ISSN 1390-6038

Quito Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa) Telf: 02 320 1466 email: r.rupturas@gmail.com Ecuador

4

16

26

En medio de la crisis del cambio climático, la urgencia de susperar un modelo económico extractivista primario obliga a posicionar y promover un enfoque dialéctico.

El 3 de marzo en Luluncoto la policía allanó un departarmento deteniendo a 10 jóvenes acusándolos de terroristas.

Reparar, resistir, rechazar

Prohibido pensar diferente ¡Encarcelan el futuro!

34

39

“La revolución en marcha o los revolucionarios que lo empujan” no buscan lo que es cambiar, para parar el tren de la historia lineal.

Una de las grandes interrogantes que se genera en los jóvenes universitarios, tiene que ver con el empleo

Imponen Discurso de la Revolución Ciudadana

21 23 42 44 48 52 56

Futuro universitario, desempleo y monopolios

Enfermedades relacionadas con la minería La megaminería en el marco de la geopolítica Para No Olvidar En Educación no hay revolución Luchar por el agua es luchar por la vida La montonera radical. Eloy Alfaro y la revolución Criminalización de la lucha social

6

Desde el Pangui a Quito

La marcha desde su inicio fue juntando corazones, voluntades, esperanzas, descontentos, sueños, anhelos que fueron rompiendo cada dique.


Caricaturas

5


6


Rupturas

Desde El Pangui a Quito se caminó y ºprevaleció la dignidad Por: Nelson Rueda • nelsonr.rupturas@ymail.com Fotografía: Vladimir Cruz • Darío Calahorrano • Internet

7


Rupturas

E

l 8 de marzo marcó la continuidad y el ascenso de un proceso de resistencia, acciones, reclamos, movilización de diversos sectores sociales afectados por las políticas públicas, el magisterio ecuatoriano en defensa de la educación pública, los miles de trabajadores públicos despedidos dejando miles de hogares sin sustento, centenares sino miles de comerciantes minoristas en defensa de sus puestos de trabajo por la ley de defensa de los trabajadores autónomos y la seguridad social, estudiantes secundarios en oposición al bachillerato unificado y por el libre ingreso a las universidades, campesinos e indígenas, ambientalistas, ecologistas y pueblos en defensa del agua, de la tierra, en oposición a la minería a cielo abierto y a gran escala, todos ellos abrieron el cauce de esta jornada de los pueblos, los trabajadores y los movimientos sociales. El fermento de insatisfacción fue creciendo y uniendo a los diversos actores que al no tener oídos receptivos a sus propuestas, reclamos y demandas fueron construyendo la movilización, para evidenciar ante el conjunto de la población ecuatoriana una agenda que pretendía ser ocultada por el poder oficial, negada desde los poderes fácticos (públicos o privados), invisibilizada y deformada de acuerdo a los intereses del capital transnacional. La violación de los derechos humanos, sociales y de la naturaleza establecidos en la Constitución de Montecristi, al imponer como eje de acumulación el extractivismo, no solo que saquea los recursos naturales, sino que también atenta a la vida de las comunidades circundantes, a la rica biodiversidad, a la cultura de pueblos originarios, y con ello pone en riesgo el futuro de millones de ecuatorianos. Rafael Correa y su agenda “en defensa de la democracia” (esquema de provocación impulsado desde las instituciones de gobierno) pretendió en vano desvirtuar los objetivos de la movilización, para ello no dudó poner

8

en juego las chequeras de los ministerios en los municipios, gobiernos provinciales y juntas parroquiales. Allí por donde pasó la marcha de la dignidad, la atosigante publicidad oficial denostó contra dirigentes indígenas y partidos de la izquierda revolucionaria, denunció complots desestabilizadores que solo caben en la cabeza esquizofrénica del jefe y su círculo gobernante, organizó circenses contramarchas e impulsó ferias ministeriales que enseñaban lo que la élite gobernante quería mostrar para su beneplácito y el de sus coidearios, que por cierto eran muy pocos en los contados “plantones de defensa” bastante mal organizados por sus empleados en los diversos puntos de la geografía. La marcha desde su inicio fue juntando corazones, voluntades, esperanzas, descontentos, sueños, anhelos, que fueron rompiendo cada dique, cada escollo sembrado por la derecha del siglo XXI y su discurso violento, racista, pro minero; como dirían ciertos izquierdistas de cafetín, personajes hoy cómodamente apoltronados en el gabinete presidencial, ante políticas similares de gobiernos de la derecha tradicional: esta movilización le puso un pare a un gobierno populista, de derecha y vende patria. La victoria se fue tejiendo en los más de 700 kilómetros recorridos por los marchantes. Primero se logró la suspensión de la elevación en un 25% de los pasajes interprovinciales, luego declarar opcional el areteo del ganado. El discurso oficial de menosprecio e insulto fue vencido por la fuerza de la realidad, el movimiento indígena y

los movimientos sociales fueron caminando y construyendo un mandato, una agenda diferente a la oficial. El conjunto de la sociedad ecuatoriana hoy debate la agenda de los pueblos sobre el agua , la megaminería, los derechos de la naturaleza, la vigencia de los derechos sociales, humanos y democráticos, sobre el derecho del libre ingreso a las universidades, acerca de la criminalización de la protesta social.

Aproximándonos a los resultados de la movilización Que eran “cuatro pelagatos” insistía Rafael Correa en la sabatina del 18 febrero mientras la marcha avanzaba para llegar a Quito; que era política y electoral, que era desestabilizadora, que no dialogaría con los golpistas y violentos. Con todo y eso la solidaridad crecía, el régimen perdía credibilidad. Para el movimiento indígena, para el movimiento popular ecuatoriano, para los pueblos del Ecuador la jornada es una victoria. Veamos algunos elementos que confirman esta certeza que inunda el Ecuador entero. I.- El proceso de movilización afirmó la unidad de las organizaciones, movimientos sociales y políticos de la izquierda ecuatoriana; proyecta la unidad a escenarios que han sido satanizados por el Correismo, para quien el debate político sobre el poder se establece únicamente en las alturas, con los dueños del poder económico, político y mediático, en largas cadenas de tv o en las cansinas sabatinas, negando a los de abajo, a los


pueblos, el derecho a hablar, pensar y actuar políticamente. Ese escenario se ha trasladado a las calles, las plazas, los cursos en colegios y universidades, las asambleas barriales, sindicales, comunales, al hombre y mujer de a pie interesado en el devenir y porvenir, en el desarrollo, en la equidad de la sociedad ecuatoriana, al punto que esa unidad es hoy el principal blanco del ataque y Correa buscará torpedearla, disminuirla a toda costa ya que se convierte en un peligro para la continuidad de su proyecto electoral. II.- Se fortalecen la CONAIE, el Frente Popular (UNE, FEUE, CUBE, FESE, CONFEMEC….), el movimiento ecologista, de derechos humanos, de mujeres, desde la izquierda, la lucha contra la minería a gran escala, los jóvenes y sus organizaciones, los maestros y su UNE, los trabajadores y sus gremios, los comerciantes minoristas. En general las diversas y variadas formas organizativas en el movimiento popular adquieren vigor y nuevos ánimos para persistir en la línea de la lucha para alcanzar y defender derechos y reivindicaciones. En síntesis, han reverdecido el movimiento popular y la confianza en la lucha y la organización. III.- Ante la prepotencia y el autoritarismo, a la línea de criminalización de dirigentes sociales y deslegitimación de la organización social de Rafael Correa la organización popular le puso un alto, pese a las amenazas, chantajes, presiones, a los cerca de 300 hombres y mujeres criminalizados con acusación de sabotaje y terrorismo, pudo más la vitalidad del movimiento y la solidaridad. Los pueblos del Ecuador le perdieron el miedo, derrotaron la estrategia mediática y comunicacional, ni los montajes acusando a un valeroso grupo de jóvenes críticos y cuestionadores de la política oficial acusándoles de atentar contra la seguridad del Estado, hoy todavía detenidos, pretendiendo involucrarlos en supuestos actos terroristas, detuvieron o lograron distorsionar los objetivos de la movilización; ni la calumnia ni el insulto tuvieron asidero

en la conciencia de los pueblos y ciudades por donde transitó la dignidad, la soberanía. Al finalizar la jornada, quienes le negaron legitimidad al movimiento fueron sentados a recibir las demandas constantes en el Mandato de la Marcha Plurinacional (el Presidente de la Asamblea, el Fiscal General y la Corte Constitucional). IV.- La imagen de izquierda con la que se arropa el Correismo fue desenmascarada en un importante sector de la opinión pública nacional e internacional, pues no es de izquierda quien entrega la soberanía y los recursos naturales a la voracidad del capital transnacional sea este chino, canadiense, norteamericano o europeo; un gobierno de izquierda no criminaliza la organización, la protesta y la dirigencia del movimiento social porque defiende la vida y los derechos a la salud, la educación, al trabajo; un gobierno de izquierda no impulsa un discurso racista y violento; en suma, un gobierno de izquierda no beneficia como éste a banqueros, industriales y no afecta a los pueblos en sus condiciones de vida. Está cada día más claro que quien gobierna en el Ecuador es una facción de la derecha, de la burguesía, en asocio con el capital transnacional y el coro de una intelectualidad seudoizquierdista con la complicidad del oportunismo, comensal de todo gobierno (PSE- FADI – PCE).

V.- La construcción, en el camino de la marcha, de un mandato popular es sin lugar a duda un acumulado que le da un norte al movimiento; allí está presente la agenda que le interesa al pueblo y sus organizaciones. Exigir respuesta desde el poder oficial a los 19 puntos le tiene a Rafael Correa, pese a que han pasado tres semanas respondiendo, “aclarando” (distorsionando y desinformando) sobre minería, lucha social y criminalización.

Quito se inundó de dignidad, rebeldía y soberanía Arribaron los marchantes a Quito, llenos de vitalidad, alentados por el agua limpia recogida en los caminos de los pueblos y comunidades; eran miles, a esos miles se unieron otros miles, riachuelos humanos confluían, era un gran torrente imparable que crecía recibiendo la solidaridad, incorporando inconformes y luchadores por la vida. Eran mujeres, jóvenes secundarios y universitarios, maestros, amas de casa, trabajadores, vendedores ambulantes y de los mercados, niños, ancianos, que juntaban sus energías, sus rabias contenidas, sus esperanzas, abrían sus brazos para recibir e incorporarse en un gran abrazo solidario con los marchantes. De nada sirvieron las amenazas de prohibir el ingreso a la ciudad, la marcha avanzaba incontenible hacia el tradicional

9


P a rque del Arbolito, la ciudad se vistió de mil colores, el arcoiris de la Huipala, la roja bandera del Frente Popular y el tricolor nacional cobijaron la mañana, la tarde y el anochecer quiteño, cercando la Asamblea Nacional protegida por un descomunal operativo policial y militar que combinaba fuerzas de élite, tanquetas antimotines, canes y caballos adiestrados para defender la institucionalidad afín al régimen, pero al igual que

ayer centro de la corrupción y manipulación del poder oficial. El Quito rebelde, el de la rebelión de las alcabalas, de los estancos, del 10 de agosto, se levantó para unirse e inundar Quito de dignidad, de soberanía, para decirle al inquilino de Carondelet ¡ alto a su prepotencia! La contramarcha oficial contó con la participación de gente traída de distintos puntos de la geografía vía ofrecimientos y chantajes; un sector

de la burocracia temerosa de perder su empleo, corrían unos y otros de una plaza a la otra para dar cobertura al discurso de Correa, luego de lo cual recibían su alimentación y viáticos para dedicarse a deambular por las calles y centros comerciales, ansiosos que culmine la jornada para embarcarse en los transportes que les retornen a sus lugares de origen. Quito rechazó la práctica populista, antipopular y demagógica del régimen. RUPTURAS recoge a continuación algunos testimonios, crónicas y entrevistas de los actores de la marcha e imágenes que dan cuenta de la significación de este proceso concebido y trabajado por los pueblos y sus organizaciones, que sin duda marca un quiebre en la correlación de fuerzas favorable al campo popular. Un proceso que establece un mandato, tiempla la unidad y marca la referencia al movimiento popular y los caminos de la organización y la lucha como el derrotero de los pueblos por los cambios verdaderos en la búsqueda de un país soberano, independiente, solidario, equitativo, socialista.

Paúl Velásquez Presidente del Frente Popular

Para poder entender la trascendencia de la marcha plurinacional debemos conocer algunos antecedentes de cómo se dio la convocatoria a la marcha. El 15 de enero en el cantón Yantzaza provincia de Zamora el prefecto de la misma, Salvador Quisphe, convocó a todos los sectores sociales a una gran asamblea plurinacional para discutir la posición de los sectores

10

sociales sobre la explotación minera y la entrega de nuestros recursos naturales, la defensa del agua, y en medio del importante debate se resolvió convocar a una movilización para el día 8 de marzo desde Zamora hasta llegar a Quito el 22 de marzo, día mundial del agua. Así las reivindicaciones sociales se fueron configurando y el 8 de marzo desde El Pangui, en Zamora, empezó la gran marcha plurinacional con alrededor de 2000 personas, representantes de varias organizaciones como la CONAIE, ECUARUNARI, el FRENTE POPULAR, UNE, FESE, FEUE, CUBE, CUCOMITAE, FEUNASSC, organizaciones ecologistas, la mesa de coordinación de los pueblos del sur, entre otras, que empezaron este gran reto de caminar hacia Quito, en esta marcha que se denominó MARCHA POR LA

VIDA Y POR LA DIGNIDAD DE LOS PUEBLOS. Esta marcha hoy se constituye en el eje de la unidad plurinacional de los sectores sociales e indígenas, que demuestran al gobierno la unidad de las personas inconformes con la aplicación de políticas anti populares, y deja en el tapete todo un gran debate sobre que la unidad de las organizaciones sociales nos permitirá cambios en nuestro país. La marcha concluyó, se entregó el manifiesto, pero el tiempo corre y los sectores sociales y el movimiento indígena se volverán a encontrar en el mes de junio en el marco de los 40 años de la ECUARUNARI en la gran ASAMBLEA PLURINACIONAL que evaluará qué resultados ha dado el gobierno al mandato o caso contrario se tomarán nuevas medidas de exigencia.


Natasha Rojas Presidenta de la Confederación Unitaria de Barrios del Ecuador La Jornada Nacional en Defensa del Agua, la Vida y la Dignidad convocada por la CONAIE y el FRENTE POPULAR constituye una victoria para los pueblos del Ecuador por la incorporación y la solidaridad en su trayecto de miles de personas y por los efectos políticos obtenidos, mismos que contribuyen significativamente a la reactivación del movimiento social ecuatoriano y una derrota para el gobierno de Correa. Esta movilización tuvo la capacidad por primera vez en cinco años de gobierno de establecer la Agenda Política del país y de hacerle perder la iniciativa política a Correa; en este proceso, gran parte de sectores organizados y no organizados discutían temas como el agua, la minería, el libre ingreso a

las universidades, los impuestos, el alto costo de la vida y las expectativas de qué iba a pasar el 22 de marzo en Quito. Un aspecto trascendente en este proceso es la unidad de los principales referentes del movimiento popular ecuatoriano para enfrentar a un gobierno de derecha, pro dictatorial, al servicio del imperialismo y las transnacionales; unidad de quienes hemos presentado a la ciudadanía un Mandato que contiene 19 puntos que recogen las aspiraciones más sentidas de los diversos sectores sociales del país y principalmente la Defensa de la Constitución de Montecristi, del agua, la tierra, el libre ingreso a las universidades, la estabilidad laboral de los servidores públicos; así como el rechazo a la criminalización de la lucha so-

Luis Aguirre Presidente de la FEUE Sin duda nuestra principal fundamentación para participar en esta Gran Marcha es nuestro proyecto de Reforma a la LOES. La imposición de la LOES, aplicada más de un año en la universidad ecuatoriana, ha eliminado varias conquistas y derechos estudiantiles; un ejemplo es el nuevo Siste-

ma de Nivelación y Admisión que dejó sin la posibilidad de ingresar a la universidad a más de 60.000 bachilleres y con la aplicación de las pruebas de ingreso a más de 24.000. El gobierno intentó bajo todos los mecanismos evitar que la Gran Marcha siga su recorrido, lo hacía prácticamente militarizando todos los pueblos y ciudades por donde pasábamos, nos quitaron los salvoconductos para los buses que venían repletos de personas a apoyar la marcha, trataron de cerrar todas las entradas a las plazas de las ciudades, infiltraron agentes de la policía de civiles en la marcha, por suerte localizamos a varios de ellos con dotaciones policiales es decir armados y con esposas, les encontramos información que tenían sobre la marcha y los puntos por donde iba a pasar, era impresionante ver cómo pueblos tranquilos como Nabón de la provincia del Azuay estaba repleto de policías y militares,

cial, al incremento de impuestos, al alto costo de la vida, a la corrupción. Luego de la movilización del 22 de marzo los pueblos del Ecuador continuaremos luchando y las organizaciones sociales no caeremos en las intenciones del gobierno de pretender dividirnos. Vamos a trabajar por un PRIMERO DE MAYO UNITARIO, en la CONVENCION NACIONAL DE LOS PUEBLOS DEL ECUADOR y en el caso de las organizaciones barriales vamos a nuestro IV CONGRESO NACIONAL DE LA CUBE que se desarrollará en el mes de mayo. e incluso sobrevolaban varios helicópteros, mientras que en la Costa nuestros campesinos se quedaban sin hogar fruto de las inundaciones y en Guayaquil crece la delincuencia y no tiene freno. Todos los marchantes dormíamos en varias casas indígenas, en coliseos y otros lugares, lo que logró una unidad férrea y una motivación importante para enfrentar a este régimen. También nos motivaba el hecho de pasar por todos los pueblos y ciudades y observar que a pesar de los millones y millones de dólares que gastó el gobierno en sus famosas contramarchas no lograban superar el respaldo de nuestra movilización; por más que obligaban a los servidores públicos, por más que entregaban refrigeradoras nuevas, créditos del IECE, etc, las personas, enfadadas, iban a la contramarcha gobiernista se ponían en lista y después se iban a la Gran Marcha de los pueblos, en rechazo también a esta política del régimen.

11


¿Cuál es la trascendencia de la jornada, en defensa del agua, la vida y la dignidad de los pueblos? Sobre la marcha realizada desde El Pangui, fueron catorce días de recorrido, cientos de kilómetros, que movilizó a nuestra Federación del Seguro Campesino, también parte interesada por proponer nuestra propia Reforma de la Ley de Seguridad Social. A más de coincidir con el Proyecto de Ley de Tierras y Ley de Aguas esta marcha se denominó marcha por la defensa de la vida y por la dignidad, realmente en contra de la prepotencia del gobierno nacional, en contra de la corrupción y también en contra del areteo de los ganados; en contra del impuesto que en la práctica es impagable, y en política hablando en contra de la neo colonización que comienza con el gobierno supuesto de “revolución ciudadana” en pleno siglo XXI; realmente ni siquiera los caminos vecinales han escapado del nuevo impuesto que se genera a nivel del campo y la ciudad. ¿Cuál fue el proceso de organización de la movilización, qué organizaciones y propuestas llevaba la marcha. La marcha fue convocada por

César Buelva dirigente de la FEUNASSC organizaciones plurinacionales y por diferentes organizaciones sociales, a la cabeza la CONAIE y el Frente Popular, por la defensa de la vida y la dignidad, en contra de transnacionales y en contra de la política neoliberal prepotente del señor Correa; en contra de la neo colonización, en oposición a

nuevos impuestos. Realmente a nosotros también nos interesó ya cansados de cinco años de desgobierno, de tener mucha paciencia, de no encontrar ninguna alternativa o solución concreta a nuestras reivindicaciones, por eso en esta vez plegamos a esta marcha de catorce días desde Pangui hasta llegar a Quito. En medio de la lucha fueron tomando cuerpo los 19 puntos del Mandato del pueblo ecuatoriano, donde se plantea la Ley de Aguas, la Ley de Tierras, Reforma a la Ley

Humberto Cholango,

presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) Humberto Cholango asume la presidencia de la CONAIE pocos meses antes y su mandato coincide con el aniversario número 25 de esta organización. El discurso de Cholango es la expresión de un cambio generacional que se evidencia en contenidos políticos trascendentes que no miran la coyuntura solo para enfrentarla, sino para superarla y transformarla.

12


del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, el libre ingreso a las universidades para los estudiantes en el Ecuador, el presupuesto racional para la educación, no firma del Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea. También venimos exigiendo reivindicaciones como educación bilingüe intercultural que devuelvan a los verdaderos dueños, también la creación de una universidad nacional en la Provincia del Cañar y así sucesivamente hemos avanzado en este plano las reivindicaciones en medio del camino. El gobierno con su prepotencia y soberbia decía que son unos cuatro pelagatos que comienzan a molestar, primero querían desbaratar en Morona Santiago organizando una contramarcha en Yantzaza, inclusive pusieron su música festejando el Día Internacional de la Mujer; nosotros teníamos que entrar con la marcha y apoderarnos de toda la tarima para educar a esa gente y convocar a una marcha unitaria. Luego comenzando con doscientos compañeros en la marcha desde el Pangui llegamos a Zamora, llegamos a ser 1500 delegados con nuestra propia fuerza y otras fuerzas sociales también. El

primer día triunfante avanzamos a la Provincia de Loja con muchos obstáculos de policías, contramarchas con un piquete de 30 gentes con banderas, unas ferias sociales que llaman ellos ocupando todos los parques y así no teníamos donde hacer, sin embargo entramos triunfantes y todo el pueblo de Loja realmente respaldando; así mismo avanzamos hacia Nabón y Saraguro y luego a Cuenca donde hubo un muy alto respaldo con un número de 33.000 marchantes; los primeros días, y luego a nosotros nos recibieron con unos 7.000 u 8.000 marchantes y así cuando llegábamos a cada pueblo se sumaba el pueblo, aplaudían, nos daban alimentos, agua, realmente ayudaba ese pueblo solidario. No conforme, este gobierno pretendió hacer igualito como al compañero Bosco en el Oriente, infiltrando en la provincia del Cañar con cuatro policías activos armados y vestidos de civil, dos de ellos se escaparon y fueron detenidos, cualquier momento hubieran atacado desde nuestro lado para echar la culpa diciendo que nosotros estamos armados o seguramente hubiéramos llegado menos dirigentes nacionales, cualquiera de nosotros podía

quedar en medio camino. Llegamos a Chimborazo, justamente ese día el gobierno comenzó a entregar el tanque de agua para las organizaciones; en la noche el Prefecto compraba hortalizas, ojalá toda la vida haga eso; el gobierno utilizó al Alcalde Juan de Dios del Cantón Guamote y al Prefecto del Chimborazo Curicama sin poder detener la marcha. Unos cinco mil marchantes triunfantes avanzaban y ya comenzó a desesperar el gobierno; a nuestro favor y por la movilización se entregaban un millón seiscientos mil dólares a los gobiernos autónomos descentralizados, luego decían que no era obligatorio el areteo de ganado, luego que dijo que quería incrementar 25% el pasaje y después suspendió esa anunciada alza, todo como efecto de la marcha. Entramos a Tungurahua, y ya era otra victoria, respaldaban a nuestra marcha compañeros evangélicos, del Oriente, Shuaras. La marcha plurinacional había logrado algunas victorias, en lo político ya hemos avanzado porque hemos dado garrote al gobiern. Estas son victorias importantes, sobre todo por la unidad con los sectores sociales.

En estos últimos años la agenda del movimiento indígena ha consistido en hacer proyectos de leyes para presionar e interactuar con el Estado, ¿qué posibilidades de diálogo hay con el gobierno sin que sean a partir de una propuesta de ley? El movimiento indígena siempre va a buscar diálogos con los que estén gobernando porque es imposible seguir tal como está actuando en estos momentos. También es importante para el gobierno, porque un gobierno que necesita desarrollar sus propuestas, sus ideas, con un movimiento indígena que va a resistir en los territorios, en todos los espacios…, un gobierno que intenta imponer por la fuerza su visión, su proyecto, va a tener resistencia, va

a tener conflictos. De nuestra parte siempre ha habido buena fe y voluntad de diálogo. Ahora bien, el diálogo no tiene que centrarse en temas muy coyunturales y puntuales de las leyes. Tiene que centrarse en 4 puntos fundamentales para el país: 1. El modelo económico, la re-democratización de la economía, re-distribución de los medios de producción. 2. Sobre la construcción de la institucionalización del Estado plurinacional. Hay el Decreto 060 que indica que en todos los ministerios deben estar el 10% de indígenas, pero eso no es construir institucionalidad plurinacional. 3. El cumplimiento de los de-

rechos de los pueblos y nacionalidades. 4. Otros temas que puedan aparecer… Es necesario en el país dialogar, generar las condiciones para un pacto social, es necesario un diálogo social y político sobre el modelo de desarrollo. Si el presidente quiere imponer minería y licitaciones petroleras en territorios indígenas para sustentar su visión económica, siempre va a tener conflictos. Los pueblos indígenas estamos planteando el Sumak Kawsay, el Buen Vivir, como consta en la Constitución ¿Qué estaría dispuesto a ceder el Movimiento Indígena? Más que ceder, qué NO estaría-

13


medios comunitarios, ahí está una propuesta. Respecto a la consulta previa, frente a lo que están violando derechos en las comunidades y territorios indígenas con las licitaciones mineras y petroleras, nuestra propuesta es que se aplique la ley de consulta previa. Entonces, siempre presentar propuestas y dejar a un lado los temas puntuales, estos no deben distraer nuestra atención de los temas grandes.

mos dispuestos a ceder. No vamos a negociar en nuestra lucha, a bajar el tema de los derechos. A título del desarrollo no pueden incumplir nuestros derechos. Por ejemplo: a título del desarrollo no pueden obviar la consulta previa, a título de que van a cumplir con los derechos económicos, sociales y culturales y para eso necesitan recursos, no pueden obviar el derecho a la consulta previa, obviar los derechos colectivos, los derechos de la naturaleza. Eso no se puede negociar. No pensamos que el Ecuador se pueda desarrollar como país si para cumplir unos derechos se desconocen otros derechos. Lo que no podemos negociar o ceder es en nuestro principio de la plurinacionalidad. La agenda tal cual está planteando usted es distinta a lo que se percibe en la sociedad, ¿qué estrategia tienen? La estrategia es no quedar simplemente quejándonos y haciendo denuncia nada más, diciéndo miren cómo nos maltratan, cómo nos enjuician, qué malos, qué perversos…. Hay que denunciar con fuerza, no vamos a abandonar esa parte, pero

14

“No pensamos que el Ecuador se pueda desarrollar como país si para cumplir unos derechos desconocemos otros”. por encima de eso tenemos que presentar propuestas alternativas. Por ejemplo, no debemos presentar propuestas como reacción de momento, de coyunturas, tenemos que pensar para 20, 30 años. Tenemos que sacar de la cabeza que es un conflicto entre los indígenas y el presidente Correa. Se trata de presentarse no solo como oposición, como quiere el gobierno jugar para su lado, sino como una propuesta alternativa. Por ejemplo la ley de medios: hay un sector que dice que hay que archivar y otro que dice que hay que aprobar tal como quiere el gobierno. Nosotros decimos que no tienen que archivar la ley. Tienen que debatir, pero sobre todas las cosas el 33% de frecuencias de radio se deben dar a los

¿Cómo recibe Humberto Cholango la CONAIE después de 25 años? Recibo los 25 años y la CONAIE con alegría porque este movimiento es el que cambió la conciencia política del país, al menos de los estratos medios para abajo, y es un aporte enorme que ha hecho el movimiento indígena a la sociedad no solo desde el punto de vista de los levantamientos, sino también desde el debate teórico-político en busca de estructurar un nuevo estado. Pero también con una enorme preocupación porque empezamos a estancarnos. Tenemos una nueva Constitución Política del Estado, pero como que en el Ecuador nadie se da cuenta que tenemos un nuevo marco político constitucional. La sociedad, el gobierno, los actores políticos siguen actuando como que no tuviéramos una nueva Constitución. Se sigue actuando como en el Ecuador antiguo, y de eso no es la excepción gran parte del movimiento indígena. Cómo dar el salto de dejar el Ecuador neoliberal, el Ecuador que tenía una Constitución que era de los sectores políticos dominantes, de los partidos, a sobrepasar con una Constitución nueva y renovar los discursos. Eso es una preocupación. Por otro lado, durante estos 25 años el movimiento indígena siempre ha sido incómodo para los gobiernos, para el poder. Sigue siendo incómodo. El Estado plurinacional es redistribuir el poder y la democracia. Y cualquier gobierno y este gobierno los tiene que redistribuir y delegar espacios de poder, por eso nuestro


movimiento se vuelve incómodo. Incómodo porque cuestiona prácticas que están presentes, como el racismo, que violenta derechos humanos, derechos colectivos, cuestionamientos que el poder no soporta. No soporta que los pueblos indígenas le digan que el modelo de desarrollo no va por ahí, que planteemos otras alternativas. Entonces intentan invisibilizar y dividir. Ahora, por ejemplo, los 200 enjuiciados por terrorismo son fruto de esta disputa, son fruto no solo del enfrentamiento con el presidente Correa sino de un enfrentamiento a nivel de la región, a nivel de América Latina. ¿Cuál es ese modelo? La recomposición de un modelo capitalista, modernizador, extractivo, que está en confrontación con los pueblos indígenas porque en nuestros territorios es donde se trata de implantarlo para sustentar y fortalecer ese modelo modernizador capitalista. Es una disputa de territorios con un modelo de desarrollo capitalista que va mucho más allá del gobierno actual del presidente Correa. Nuestra disputa ni inicia ni termina con este gobierno. Frente a esta nueva lógica, ¿el movimiento indígena debería pensar en una nueva forma de organización? Debe pensar en no seguir defendiendo espacios como parcelas muy aisladas desde diferentes sectores. Los sindicatos peleando por los contratos colectivos, los indígenas peleando por los derechos colectivos, los afro peleando sus derechos, o los estudiantes… Necesitamos pensar

en un nuevo modelo de país, de manera colectiva. La Constitución es un proyecto en común, la Constitución fija los caminos, pero es importante construir una propuesta de poder, una propuesta que vaya mucho más allá de los sectores, de los grupos, pensando que se debe construir una alternativa política social. La otra cosa es revisar mucho los idearios, las estrategias por las que se ha venido luchando. A mí me sorprende muchísimo que todos los partidos progresistas, de izquierda e inclusive de izquierda radical, que reivindican la lucha de clase social no tengan dentro de sus idearios los derechos de la nueva generación de la que ahora se habla mucho. Este tema no está, está ausente. ¿Miran que las otras organizaciones tienen niveles de autocrítica? Hemos estado conversando, pero también falta tener una visión de país. Siempre actuamos pensando en dos cosas: desde el punto de vista de minorías, y actuando desde un punto de vista más gremial, desde nuestro sector. Eso no permite que haya autocrítica y que se crezca como movimiento social. ¿Cómo se ve Humberto Cholango al terminar el período en la CONAIE? Va a depender mucho de cuánta capacidad tengamos para colocar una nueva agenda nacional en el país, en un escenario electoral que viene el próximo año. Y al final del periodo, cuando ya entregue la CONAIE, me veo como un comunero más, allá en la comunidad, más tranquilo, más alegre, pero con la responsabilidad de haber cumplido una tarea. Va a depender mucho de qué cosas se haga y qué cosas podamos plantear al país. Más bien sentiré que los Cayambis tuvimos la oportunidad de dirigir la CONAIE, algo que no estoy asumiendo yo solo como persona. Hay una enorme responsabilidad en la Confederación Cayambi, que estamos asumiendo de manera colectiva.

Ahora, no queremos que se sobredimensione enormemente la expectativa y que en el transcurso del camino vaya disminuyendo. Hay gente que es muy radical y ya empiezan a decir que “no convoco al levantamiento”. Yo no vengo a convocar al levantamiento. Habrá levantamiento si es que algún momento las condiciones se dan, y la misma gente dirá. No depende de mí. O hay mucha gente que dice “es que el Humberto es muy radical”. Ya no tenemos que enfrentar solo como fuerza de reacción, tenemos que enfrentar desde el punto de vista propositivo, pensando en función del país. El movimiento indígena ya no puede seguir luchando sólo para sí, reclamando sus exclusivos derechos. El Ecuador es un Estado plurinacional, ya están constitucionalizados los derechos, entonces hay que ejercerlos o exigir que se cumplan y mostrar que esta Constitución es una alternativa y el camino viable para construir un país diferente. Creo que el gobierno en gran parte está perdiendo esa oportunidad y ese es el reto que el movimiento indígena tiene que enfrentar.

15


Reparar, resistir, rechazar EL CONFLICTO MINERO DESDE EL PAÍS DE LOS DERECHOS DE LA NATURALEZA Por: Fernanda Soliz. • fersolizec@hotmail.com Acción Ecológica

Rupturas

Fotos: Acción Ecológica • Internet

M

INERÍA: ¿DESDE DÓNDE? La guerra por la apropiación de los recursos naturales nos convoca a la urgencia de fortalecer procesos de organización y resistencia que se constituyan como experiencias emblemáticas. Los pueblos del Sur ya hemos dado varias lecciones al norte. Quizás una de las más importantes ha

16

sido la invitación a pensar desde la complejidad ambiental. Ello ha devenido en una ruptura paradigmática con profundas connotaciones epistemológicas, ontológicas y políticas. Pensar desde la complejidad implica repensar toda la historia del mundo a partir de de-construir tres disociaciones históricas responsables en mucho del pensamiento reduccionista precursor del

economicismo: ser - ente; objeto sujeto; y sociedad - naturaleza.1 En el escenario inmediato, construir desde la complejidad implica romper estas dualidades esquizofrénicas y re-pensarnos en un movimiento dialéctico que comprende las relaciones de interdependencia e interinfluencia. Hoy en día, en medio de la crisis del cambio climático, la urgencia de superar un modelo eco-


nómico extractivista primario obliga a posicionar y promover un enfoque dialéctico que “reconoce que los organismos en general no se limitan a adaptarse a su medio; también lo afectan de diversas maneras y al afectarlo lo cambian. La relación es, en consecuencia, recíproca”.2 Asumir este nuevo paradigma implica, además, comprender la relación circular existente entre sociedad y naturaleza; la categoría metabolismo social, propuesta por Marx (1844), es la que reivindica esta mutua relación frente a las concepciones antropocéntricas (herencia de la modernidad) que consideran que los recursos naturales son ilimitados y los servicios ambientales nunca se degradan. Siendo que a nivel global el petróleo ha alcanzado su Pico de Hubbert y la nueva apuesta para conseguir el tan anhelado desarrollo se ha centrado ya sea en la intensificación o en el inicio (Caso Ecuador) de la minería a gran escala concesionada a empresas transnacionales, es inevitable preguntarse: Si la minería es reconocida como la actividad más destructiva sobre la faz de la tierra, si rompe el equilibrio de la relación sociedadnaturaleza dejando toneladas de desechos tóxicos, afecciones irreparables en los socioecosistemas, ¿cuáles han sido las estrategias y discursos que la han legitimado?, ¿bajo qué relaciones de poder?, ¿qué posibilidades tenemos los pueblos del sur para exigir reparación integral de los territorios afectados, para la resistencia y el rechazo de la concesión multinacional de nuestros territorios? Así, desde el país de las conquistas históricas: el reconocimiento de los Derechos de la Naturaleza, el reconocimiento de los Principios Precautorio y de Consentimiento previo, libre e informado, proponemos un análisis del contexto nacional y regional minero. Como ejemplo ilustrativo uti-

lizaremos el caso de las Comunidades ubicadas en la zona de influencia directa del Proyecto Fruta del Norte de la empresa Kinross Aurelian. Se trata de un proyecto de minería de oro (se estima que contiene reservas por 137 millones de onzas de oro) en la Cordillera del Cóndor, cantón Yantzaza, en la provincia de Zamora Chinchipe, Ecuador. La historia inicia: apropiación de las riquezas ¿Cómo se dan los procesos de apropiación, el despojo violento, la militarización y concesión de territorios? ¿Cómo se disponen los recursos, cómo se imponen las políticas? Son múltiples y perversos los mecanismos utilizados para la apropiación de riquezas. Éstos se sortean entre las expresiones violentas de despojo por militarización y las estrategias sutiles como el cierre de escuelas a través de la eliminación de partidas docentes que obliga a las familias a salir de su comunidad.3 Así, en las zonas de concesión minera a empresas multinacionales chinas y canadienses, en la Cordillera del Cóndor, encontramos las primeras “comunidades fantas-

mas”, se trata de pueblos enteros que han dejado sus tierras en busca de alternativas educativas para sus hijos/as.4 Por otro lado, es frecuente la imposición de políticas de criminalización frente a la minería artesanal como un discurso utilizado para legitimar las concesiones de minería a gran escala y entregar los territorios. Este discurso va acompañado de la promesa de “Minería Social y Ambientalmente Responsable”, de la apuesta ciega por la tecnología de punta como alternativa mágica que conducirá al desarrollo y al progreso. La venta de tecnología ha mantenido relaciones de dominación Norte-Sur en las que las grandes corporaciones se ubican por sobre los Estados. Se trata de una reproducción de la explotación del capitalista dueño de los medios de producción sobre el obrero que vende su fuerza de trabajo. En este caso, es el Norte dueño de la ciencia y la técnica que exige a cambio la concesión de las riquezas de los países y explota la mano de obra de los comuneros. A este proceso de contratación-explotación lo hemos llamado ENCADENAMIENTO LABORAL.5 Se trata de una práctica utilizada no

17


solo por empresas mineras sino en general por petroleras, florícolas y demás. Al instalar en las comunidades procesos destructivos, el mejor mecanismo de silenciamiento y control consiste en atar las economías familiares al proceso ambiental destructivo, volverlas dependientes, en este caso a la actividad minera. Así, la minería se convierte al mismo tiempo en la alternativa económica de supervivencia y el proceso que amenaza la salud y la vida. Se crea entonces una situación de encadenamiento sobre la cual las comunidades se sienten incapaces de tomar acciones, es en cierto punto una dualidad cruel e irresoluble. En resumen, la apropiación y el despojo tienen una ecuación sencilla: DISCRIMINACIÓN DE CLASE (comunidades pobres) + DISCRIMINACIÓN ÉTNICA (comunidades pobres e indígenas) + MILITARIZACIÓN + AUSENCIA DE ESTADO + MEDIDAS CLIENTELARES = CONCESIONES MULTINACIONALES. TRANSFORMACIÓN: Impactos y exposiciones. ¿Qué impactos dejan los procesos de transformación en los socio-ecosistemas? ¿Cómo se vive la exposición nociva en las comunidades afectadas? Son múltiples los estudios que describen en detalle los impactos de la actividad minera en la naturaleza y comunidades vecinas. No redundaremos en números sobre las cantidades de agua y electricidad que se requieren, las toneladas de escombros que se producen, los tóxicos que se utilizan, la contaminación de aguas superficiales y mantos freáticos, el incontrolable fenómeno de drenaje ácido de minas, entre otros. En este ítem proponemos una teoría a la que hemos denominado Las Exposiciones Múltiples y aborda un análisis complejo de cómo las afecciones de las actividades de extracción y transformación mine-

18

ra generan impactos en distintas esferas, de formas tangibles e intangibles. Las comunidades afectadas por minería (es generalizable a muchos de los procesos socio-ambientales destructivos: petróleo, monocultivo, disposición final de residuos, etc.) sufren lo que podríamos llamar un proceso de exposición múltiple que se articula en tres escenarios: Ambiental: hace referencia a vivir en la zona de actividad minera, en medio de los químicos, de los escombros, de la contaminación del agua, del ruido de las chancadoras y de la nocividad del ambiente social (violencia, militarización, prostitución, etc).

Laboral: obedece a construcciones familiares de trabajo, en la mayoría de los casos las familias dependen de la minería a gran escala o de la minería artesanal, y en este caso incluso se derivan tareas a los hijos e hijas, convirtiéndose la actividad minera artesanal en una herencia familiar. Se vive una suerte de encadenamiento económico, las dinámicas laborales constituyen, por sí mismas, procesos que amenazan la salud y la vida al mismo tiempo que proveen el único sustento económico. Falsamente-construido (Doméstico): falsamente pues se la plantea como una dimensión en la que aparentemente las comunidades tendrían la opción real de provocar


este nivel de exposición o no -por ejemplo guardando o no los químicos dentro de las casas, sin embargo en la práctica no siempre es una opción real. En el tema minero, se orienta sobre todo al almacenamiento de los químicos peligrosos (cianuro y mercurio) dentro de las casas, que en su mayoría tienen un ambiente único. Así, en las comunidades de mineros artesanales o aquellas que se encuentran en las zonas de influencia directa de las concesiones mineras transnacionales se visibiliza el concepto marginación regional, existe correlación directa entre la heterogeneidad del paisaje y la inequidad socioeconómica. Las familias viven terrenos con pendientes extremas (marginación topográfica como criterio de discriminación ecológica, las comunidades más pobres se ubican en territorios peligrosos). Las viviendas están construidas en su mayoría de tabla, con techos de zinc y piso de madera. Las construcciones se sostienen con saquillos llenos de tierra de relave como elemento estructural de la topografía de la comunidad. Niños y niñas juegan y ruedan por sobre los lodos de relave, su piel se encuentra teñida de gris, pareciera cubierta de lodo, sin em-

bargo, ellos son insistentes en posicionar que se trata de oro, no de lodo… como una expresión reivindicativa… “No ve que no es lodo… es oro”… (Niños de la comunidad La herradura, Zamora, Ecuador). Definitivamente, una de las grandes paradojas de este sistema...: niños/as cubiertos de “oro” viviendo en medio de la Cordillera del Cóndor en situaciones de pobreza, contaminación ambiental y violencia incomprensibles. DISTRIBUCIÓN DE RECURSOS: ¿Minería responsable para quién? ¿Cómo se distribuyen las regalías y ganancias?¿Cómo se distribuyen los impactos, costos y pasivos ambientales? En este acápite no vamos a detenernos en el análisis de si las empresas mineras son o no responsables, sabemos que NO LO SON, existen historias suficientes en los distintos países africanos y latinoamericanos que dan prueba de ello. Sabemos además que no existe minería ni social ni ambientalmente responsable, la simple conjunción lleva una contradicción implícita. El objetivo central de toda empresa es la acumulación de capital y esto se hace posible

a través de la optimización de recursos, de la disminución de costos con prácticas que amenazan el ambiente y las comunidades. Insistimos además en la incapacidad de los Estados para la regulación, fiscalización y control de las empresas multinacionales, lo que deviene en evasión de impuestos, declaraciones menores de ganancias, etc. Estos cuestionamientos propuestos por los movimientos ecologistas comúnmente han sido mal interpretados como una oposición ciega y fundamentalista ante la ciencia y la tecnología. Por ello invitamos a retroceder a la definición de tecnología propuesta por el Diccionario de la Lengua Española: Tecnología: Conjunto de teorías y de técnicas que permiten el aprovechamiento práctico del conocimiento científico . La tecnología en su acepción inicial nace a merced de brindar soluciones a través de la utilización del conocimiento, de ahí que el corazón de nuestros cuestionamientos ha sido el de reconocer a la tecnología actual como tecnología anti-vida, tecnología construida para servicio del capital, subsumida a los intereses de las clases dominantes, mercantilizadora de la naturaleza. Se trata de tecnología de subespecialización, elitizada, deformada. Creemos que la tecnología para que sea soberana debe ser universalizable y no orientarse hacia una nueva forma de colonialidad que genera dependencias desde los Estados del Sur hacia los del Norte. En la actualidad el 20% de la población consume el 80% de los recursos y genera el 80% de los residuos, vivimos, por ende, una intensificación de polarizaciones en la distribución de recursos. CONSUMO: ¿Se necesitan metales, para quién? ¿Minerales para quién? ¿Qué países y en qué proporciones consumen los metales? El Observatorio de Conflictos

19


Mineros para América Latina OCMAL (http://www.conflictosmineros.net/) , en uno de sus trípticos, informaba que EEUU, Canadá, Japón y Europa, 15% de la población consume el 61% del aluminio, 60% del plomo, 59% del cobre, 19% del acero. Así también, el 80% del oro está destinado a joyería. Ya se han extraído demasiados metales, es cuestión de reutilizarlos o repartirlos como las reservas de oro de los países.6 El discurso pro-minero se ha centrado en responsabilizar a la ciudadanía por la creciente necesidad de metales, en medio de una suerte de chantaje que invierte los roles: propone a la ciudadanía como el demandante central y olvida las responsabilidades diferenciadas. Olvida que los patrones de consumo varían no solo de un país a otro sino dentro de un mismo país. EXCRECIÓN: Ajustando cuentas: saldos, deudas, cicatrices y heridas abiertas, ¿Cuáles son los saldos de la minería expresados en la cantidad y tipo de desechos: contaminación de agua, aire, escombros? Frente a la magnitud de la crisis ambiental expresada en un crecimiento exponencial y una nocividad alarmante de los desechos emitidos al aire, agua y suelos, los gobiernos, lejos de proponer alternativas verdaderamente estructurales han sorteado nuevos mecanismos cómplices que agudizan la crisis, que ya no es solo ambiental pues permea todos y cada uno de los poros sociales, se trata de una crisis de la salud, del agua, de la alimentación, hablamos de una crisis civilizatoria. Nosotros nos preguntamos: cómo se internalizan los impactos del despojo, del saqueo violento, de la militarización, cómo se calculan los costos de las afecciones neuropsicológicas en niños/as, adolescentes y mujeres, cómo se definen los precios de las heridas abiertas, de las cicatrices latentes frente a la humillación….

20

¿Es realmente posible internalizar los costos de la devastación en toda su magnitud?… DESDE EL SUR: utopías, construcciones, alternativas, respuesta. Desde el sur, creemos en la posibilidad de exigir REPARACIÓN, de ejercer el derecho a la RESISTENCIA y RECHAZAR un modelo de capitalismo extractivista. Creemos en la utopía de YASUNIZAR7 LA CORDILLERA DEL CÓNDOR, QUIMSACOCHA, MOLLETURO y demás páramos, selvas y ecosistemas frágiles, para declararlos territorios libres de actividades extractivas. Nuestra apuesta se funda en dos grandes rupturas: El primer escenario de ruptura se construye en torno a la crítica a la cooperación internacional que bajo lógicas caritativas, de importación de ciencia y tecnología, ayuda humanitaria, medidas clientelares y obras de cemento, ha encontrado el disfraz perfecto para imponer su hegemonía y dominio territorial. Demandamos una relación SujetoSujeto, repudiamos la relación caritativa Norte-Sur que objetiviza a las comunidades y pueblos, que asume un paternalismo no solicitado y que se constituye en cómplice de apropiaciones y abusos. De ahí un grito colectivo: los pueblos del sur no queremos más caridad, deman-

damos justicia social y ambiental. El segundo escenario de ruptura es aún más complejo porque permea las relaciones sur-sur, porque incluso los gobiernos declarados de izquierda no han podido superar, o se han visto confrontados entre las declaraciones constitucionales y la definición de leyes y políticas. Se trata de la comprensión de la Naturaleza como Sujeto de Derechos. Sabemos que tras la apropiación de los recursos naturales se encuentra la apuesta del Estado por la Imposición de una política económica que prioriza el ingreso de los recursos sea por los impuestos que se espera obtener, sea por sostener una estructura de privilegios aunque eso suponga la violación de las leyes, derechos humanos, sociales, comunitarios y de la naturaleza.8 NOTAS 1. Adaptado de Leff, E: “La complejidad ambiental”, Siglo XXI Editores. Pp16. 2. Bellamy Foster, J: “La Ecología de Marx, materialismo y naturaleza”, Ediciones de intervención cultural El Viejo Topo, España, 2000, 38. 3,4,5. Íbidem 6. Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina: “El discurso de la minería responsable: mitos y verdades”. Ecuador.2009. 7. Término utilizado para replicar la Iniciativa Yasuní ITT (dejar el crudo bajo tierra) en otros ecosistemas. (http://www.amazoniaporlavida.org/es/). 8. Maldonado Adolfo en: Solíz, F. et col. 2011. Infancia de oro en la Cordillera de El Cóndor. Clínica Ambiental. 2011


Enfermedades relacionadas con la minería Por: Carlos Carvajal • carvajalcarlos1601@gmail.com Médico Ocupacional

L

Rupturas

a historia de la minería en el Ecuador no es reciente, data desde el año 900 a 1500 d.C. en la época preincásica e incásica con las primeras explotaciones en la Cordillera Real y las del siglo XVI de oro y plata en las minas de Nambija, Zaruma y Río Santa y ha continuado actualmente en varias zonas del país. Sin embargo, la actual firma del contrato con la empresa Ecuacorriente para la explotación a gran escala de cobre y oro ha levantado el debate en la sociedad ecuatoriana, por lo cual es pertinente introducirnos en él, evidenciando los efectos en la salud de los trabajadores mineros. El proceso de la minería a cielo abierto podría resumirse en tres fases: arranque, que es la extracción de las grandes rocas del suelo

(areniscas, pizarra, piedra caliza) con maquinaria pesada o dinamitaciones, además de la disminución de su tamaño para prepararlas para las siguientes actividades; la carga, que es el recoger de las rocas hacia un medio de transporte; y por último el acarreo, que es el traslado de las rocas hacia el exterior de la mina. Los trabajadores del sector minero están expuestos a todo tipo de factores de riesgo laboral, determinados por la exposición a polvos inorgánicos, condiciones ergonómicas no favorables, sobrecarga laboral, estres, depresión y otros factores, haciéndolos vulnerables a enfermedades ocupacionales como la neumoconiosis, bronquitis crónica, enfisema, cáncer pulmonar, enfermedades musculo- esqueléticas, entre las principales, además de agravar o predisponer a otras enfermedades infecciosas como la tuber-

culosis, por ejemplo. Las enfermedades ocupacionales se caracterizan por un largo y silente período de latencia entre el inicio de la exposición al factor causal y la manifestación de la enfermedad. Muchas enfermedades degenerativas crónicas pertenecen a esta categoría, como por ejemplo el cáncer, enfermedades músculoesqueléticas, cardiovasculares y diversas afecciones pulmonares, incluso aquellas cuya etiología es mayormente no ocupacional, pero cuyas manifestaciones se agravan o se exacerban debido a los factores ocupacionales. Las condiciones laborales de los trabajadores de la minería a cielo abierto hacen que la exposición a polvos inorgánicos sea una constante en las diferentes fases del proceso productivo, principalmente en la perforación de rocas, lo cual ha he-

21


cho que la prevalencia de enfermedades pulmonares como la silicosis y el cáncer pulmonar sean la principal patología relacionada con la actividad minera. La carga mundial para el año 2000 se estimó en 8800 muertes y 486 000 discapacidades ajustadas a los años de vida atribuidas a la silicosis, sin incluir la morbilidad por cáncer del pulmón relacionada con la sílice. La silicosis se la puede definir como la enfermedad “producida por la inhalación de dióxido de silicio o sílice libre, que constituye el prototipo de un conjunto de enfermedades pulmonares denominadas neumoconiosis. Se definen las neumoconiosis como la acumulación de polvo en los pulmones asociada a una reacción patológica (fibrosa) ante su presencia”. El sílice libre es un compuesto que se encuentra en casi todo el proceso productivo de la minería a gran escala o a cielo abierto, por lo que los trabajadores están expuestos a respirar estas partículas debido a que la superficie pulmonar (alveolar) alcanza los 70 m2 e ingresan en ella unos 10.000 litros de aire diarios,

22

haciéndola muy accesible a las partículas con un diámetro menor a 5 micras ya que son las que por su diámetro alcanzan las estructuras más diminutas y funcionales del pulmón (saco alveolar), estas partículas activan a las células del sistema de defensa (sistema inmunológico) generando sustancias con gran poder destructivo que son las causantes de la patología pulmonar. La combinación de varios factores como la concentración del polvo en el aire, la duración de la exposición y el tiempo de permanencia de este polvo en los pulmones, a lo cual podríamos sumar la falta o uso inadecuado de equipos de protección personal, determinan la ocurrencia de la silicosis en trabajadores mineros. A la silicosis se la relaciona con otras condiciones del pulmón, tales como tuberculosis pulmonar y EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica), y está clasificada por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer como un carcinógeno humano del Grupo 1 desde 1996. Las manifestaciones clínicas dependen del tipo: la silicosis simple

es asintomática y su diagnóstico se realiza por tomografía ; en la silicosis aguda el paciente presenta un cuadro de disnea progresiva (falta de aire) en unas semanas o meses, con importante pérdida de peso, y progresión hacia la insuficiencia respiratoria y la muerte en menos de 2 años; en la silicosis crónica pueden aparecer síntomas en un periodo de 10 a 20 años de exposición, como tos, expectoración y dificultad para respirar y pueden presentarse episodios de sangrado pulmonar (hemoptisis); la silicosis acelerada es idéntica a la crónica, pero más rápidamente progresiva, requiriendo sólo un período de exposición de 4 a 8 años, esta forma progresa hacia la fibrosis y la muerte. Lamentablemente, no existe un tratamiento para esta patología sino únicamente paliativos para sus complicaciones, por lo que es imprescindible que en el Ecuador se abra la discusión sobre la necesidad de fomentar programas de vigilancia de salud ocupacional para la actividad minera que impulsen la prevención primaria como una estrategia prioritaria y permanente del Ministerio de Salud Pública o las instituciones públicas competentes. En conclusión, la minería a cielo abierto es una actividad de alto riesgo no solo para el ecosistema de la naturaleza, sino también para los trabajadores inmersos en esta actividad y la población aledaña a estos sitios. BIBLIOGRAFÍA 1. Aguirre Caristina Robaina, Martinez D; Epidemiología de las enfermedades relacionadas con la ocupación, Revista Cubana Medicina General Integrada 2003;19(4) 2. NIOSH, Prevención de la silicosis y muertes en taladradores de roca, 1992, 92-107 3. C. Martínez, A. Quero, I. Isidro y G. Rego, Enfermedades pulmonares profesionales por inhalación de polvos inorgánicos, Servicio de Neumología Ocupacional Instituto Nacional de Silicosis. Hospital Central de Asturias. Oviedo. 4. López Sandra Santana, Silicosis Actualidad y metodología diagnóstica, Revista Cubana de Salud y Trabajo 2011;12(1):53-8


La megaminería en el marco de la geopolítica actual Por: Edgar Isch L • Ex Ministro de Ambiente Fotos: Internet

El desarrollo diferenciado de los países en el capitalismo es no solo desigual, sino además injusto. La historia nos ha demostrado que Vladimir Lenin tenía la razón al decir que esa desigualdad era consecuencia y al mismo tiempo estaba basada en la explotación de pueblos y países enteros por acción de los monopolios capitalistas, cuya actuación se respaldaba por Estados imperialistas que, en

los hechos, representan los intereses de esas corporaciones, las cuales, con su internacionalización, darían paso a empresas transnacionales cuyas ganancias superarían al Producto Interno Bruto de países enteros. De esta manera, y además con una visión de desarrollo sin límites cuando hoy es claro que la naturaleza los pone, hay un conjunto de países capitalistas desarrollados

que consumen más de tres cuartas partes de la energía que se produce en el mundo. Así, por ejemplo, de acuerdo al World Resources Institute para 2003, mientras un ciudadano de Estados Unidos consumía en promedio 10.381 vatios al año, un habitante de nuestro país consumió 1.041 vatios en el mismo período. Tamaña diferencia en el consumo de energía posibilita una gran diferencia en la capacidad de

23


producción, especialmente de tipo industrial. Pero no se trata de que igualemos el consumo de las grandes economías, pues un alto porcentaje de lo que se produce y se consume en ellas resulta totalmente superfluo e inútil. De hecho, el consumo de un norteamericano promedio es de unas 300 veces el de un habitante de la India y la diferencia entre el consumo de un europeo y un ecuatoriano es de 80 a 90 veces. Adicionalmente, quienes viven en los sistemas capitalistas avanzados son los que forman la mayor parte de la llamada “sociedad de consumo”, es decir aquella plenamente integrada al mercado, que deja fuera a más de dos tercios de habitantes del planeta. En un planeta que produce alimentos en exceso, unos mil millones de personas padecen de hambre y consumen menos calorías diarias que las consideradas como el mínimo para un ser humano. Así de

24

absurdo e injusto es un sistema en el cual resulta mejor negocio el producir combustible para autos y no alimentar a las personas. ¿Cómo sostener ese nivel de consumo y despilfarro? ¿Cómo satisfacer necesidades de sus habitantes para evitar los estallidos sociales por la crisis del sistema que se muestra dentro de sus propios territorios? La respuesta para los imperialistas tiene dos aspectos ligados entre sí: ampliando su área de influencia (o “patio trasero”, como dirían refiriéndose a América Latina), que será considerada como su “espacio vital”, más allá de los límites fronterizos; y, garantizando para sus empresas los recursos que se consideren estratégicos para mantener y ampliar su producción, en una competencia desenfrenada en la cual solo importa la ganancia. Aquí se encuentran los dos principios de la Geopolítica tal y como se establecieron desde el gobierno nazi de Hitler: “Espacio

vital”, concebido como todo el territorio que un país requiere manejarlo como propio para lograr su autosuficiencia, seguridad y desarrollo; y “Recursos estratégicos” como todos aquellos requeridos de manera inevitable para garantizar ese desarrollo y seguridad. Los recursos mineros entran perfectamente en la lógica mencionada. Se convierten en estratégicos y son un instrumento para someter a países enteros. ¿Cómo? Conduciéndolos a ser meros productores de materia prima. Esa economía primaria garantiza dependencia al mercado internacional y sometimiento a quienes manejan sus hilos. Desde la perspectiva propia de un país como el nuestro, el extractivismo es la matriz de desarrollo que está cumpliendo esos objetivos beneficiosos para el imperialismo, que nos mantiene como productores de materia prima y compradores de productos elaborados. Pongamos el caso del pro-


yecto minero Mirador cuyo contrato ya se firmó: de aquí no saldrán ni siquiera los metales ya separados, sino concentrados para que la separación se realice en otro lado, con el agravante de que eso no permitirá saber con precisión cuánto cobre y oro salen y tampoco si se ha extraído otros materiales como uranio. Sale entonces materia prima casi sin transformación y luego deberemos comprar los productos elaborados, vieja historia del petróleo y la conocida de vender cacao para comprar chocolate. Esta dependencia se traduce en ausencia de soberanía nacional, hecho que requiere de gobernantes que se olviden de ella o solo la recuerden para discursos demagógicos. Por esto vale la pena recordar lo dicho por un ex-presidente democrático argentino, Hipólito Yrigoyen: “no les temo tanto a los que nos quieren comprar, como a los de adentro, que nos quieren vender”.

La cuestión de las empresas chinas El creciente ingreso de capitales chinos en la región (la exportación de capitales es una de las características del imperialismo), plantea dos aspectos de la realidad: el mundo no es unipolar y, aunque Estados Unidos se encuentra todavía como la potencia militar y económica más fuerte, esta condición va cambiando y la competencia interimperialista se expresa de manera continua. Países como el nuestro tienen dos opciones: o se liberan o quedan como piezas del ajedrez de las potencias y sus transnacionales. Dejemos claro que en los hechos China es una potencia capitalista, con sobreexplotación laboral que llega a pagos de menos de 80 centavos de dólar por hora de trabajo. Desde inicios de los años 80, para llevar este modelo a su extremo, el gobierno chino declaró prohibidas las huelgas, sin embargo

de lo cual el año pasado se habrían presentado 180 mil “incidentes de masas” (New York Times, 14 de diciembre de 2011), incluyendo el levantamiento de la pequeña ciudad de Wukán, en un proceso que algunos lo compararon con la “Comuna de París”. De ninguna manera esto significa que hay “imperialismos buenos” e “imperialismos malos”. La “bestialidad del imperialismo”, como la calificara el Che Guevara, es resultado de la lógica del funcionamiento del sistema capitalista y no particularidad de un país en especial. Ciertamente las empresas

“No les temo tanto a los que nos quieren comprar, como a los de adentro, que nos quieren vender” chinas tienen muy serias denuncias por su actuación frente a los derechos obreros y las condiciones ambientales, pero todas las transnacionales se guían por el mismo afán de lucro y las mismas exigencias de bajar costos para ser más “competitivas”. Basta el caso de Texaco en el Ecuador para concluir que igual actúan empresas de países donde se supone exigen fuertes condiciones de tipo laboral y ambiental. En el caso de las industrias extractivas y de la megaminería en particular, su capacidad destructiva, más que por un asunto de nacionalidad, viene determinada entonces: -Por las reglas del mercado que demandan bajar costos de producción, lo cual implica afectar gravemente a la naturaleza y a los derechos de los trabajadores. -Por la lógica del extractivismo, que supone la obtención de las mayores cantidades posibles de mate-

ria prima para exportación y que, al hacerlo, no repara en las consecuencias de estas actividades que pasan a ser denominadas como “externalidades” al proyecto minero (algo así como los “efectos colaterales” como llaman a bombardear “sin querer” una escuela u hospital durante acciones de guerra). Son tan grandes los volúmenes de agua que se contamina y de desechos sólidos, que, para tomar el ejemplo del proyecto Mirador, la piscina de desechos equivaldría a más de 4 veces el parque La Carolina de Quito y los desechos a cuatro o cinco cerros equivalentes al Panecillo. -Por la tecnología que aunque sea de punta nunca es segura (véase el derrame petrolero en el Golfo de México en pozos de la British Petroleum), y que en el caso de la minería demuestra ser altamente contaminante sin un solo ejemplo contrario en el mundo. Vengan de China o de otro lado, las transnacionales presentarán el mismo resultado de devastación. En el caso de las mineras canadienses, alabadas desde el gobierno, debería ser suficiente con observar los conflictos y denuncias en su contra alrededor del mundo y saber que ni en su propio país se han realizado cierres técnicos y reparación ambiental en miles de minas. La destrucción ambiental y males sociales y de salud incrementados quedarán en Ecuador. ¿Para qué? Para satisfacer las necesidades de metales de otros países. Para los trabajadores y pueblos del Ecuador esto no puede tener sentido, pues nada es más cierto que el agua vale más que el oro y que una vez destruida nuestra naturaleza no podremos alimentarnos de cobre. Pensando más allá de los 25 años o menos de explotación de una mina, pensando en los niños y niñas del presente y del porvenir, es necesario defender la biodiversidad, el agua limpia, los derechos de la gente, para garantizar un futuro digno al Ecuador.

25


Por: Rosa Ramírez • rosarupturas@gmail.com Fotos: Dario Calahorrano • Internet

PROHIBIDO PENSAR DIFERENTE, ¡ENCARCELAN EL FUTURO! 26


Fisuras

E

Rupturas

l discurso de la denominada revolución ciudadana mantiene una constante: satanizar y deslegitimar al otro, al que piense diferente, pues a decir del gobierno quien no piense igual es “la oposición”; quitarle autoridad, capacidad y condición de ser interlocutor es la estrategia para, según él, anularlo. Temas como la libertad de expresión y de pensamiento, el control de la justicia, el derecho a la resistencia, a la protesta social, los despidos masivos, la corrupción gubernamental, están presentes en el debate nacional. Citaremos algunas prácticas que hacen referencia probatoria de lo afirmado: los casos de Dayuma, los 7 mineros de Nabón,

Santa Isabel, Quimsacocha, Marcelo Rivera, Marco Guatemal, como ejemplos más sobresalientes de los cerca de 300 dirigentes sociales acusados de sabotaje y terrorismo en lo que va del gobierno de Rafael Correa; además están los casos de los periodistas Juan Carlos Calderón y Cristian Zurita y para no olvidar los policías que participaron en el 30-S. El pasado tres de marzo, en el sur de Quito, un operativo que juntó a varias fuerzas especiales de la Policía detuvo a un grupo de diez hombres y mujeres, que se encontraban reunidos en un departamento particular; según el Ministro del Interior, José Serrano, en rueda de prensa del cuatro de marzo manifestó que los detenidos “planificaban hechos delincuenciales para atentar a la democracia y contra la seguridad del

Estado”. Los detenidos afirmaron en sus declaraciones ante la Fiscalía que se convocaron a través de varias redes sociales para discutir un tema de interés público como es el BUEN VIVIR, que está garantizado en la Constitución del 2008, a propósito de la movilización iniciada el 8 de marzo que fue conocida públicamente. En ningún momento tuvieron propósitos desestabilizadores como afirmó el régimen, era una reunión que buscaba recoger las opiniones y puntos de vista de estudiantes universitarios, profesionales de distintas áreas del conocimiento, activistas sociales, es decir, hombres y mujeres interesados por conocer lo que ocurre en su país.

Los 10 detenidos de Luluncoto no son terroristas, son activistas sociales

FADUA ELIZABETH TAPIA JARRÍN:

tiene 18 años, estudiante de Derecho de la U. Central, realizó su bachillerato Internacional en Ciencias en el Colegio Benalcázar; desde niña ha pertenecido a prestigiosos grupos de danza, realizó acciones comunitarias en Orellana. Se encuentra en estado de gestación, tiene arresto domiciliario y custodia policial las 24 horas del día en Quito.

ANA CRISTINA CAMPAÑA SANDOVAL:

de Quito, Contadora y Auditora. Ocupó diferentes cargos de representación estudiantil, vicepresidenta de la Aso-Escuela de Contabilidad y Auditoria, candidata a la presidencia a la FEUE Quito viajo a Venezuela, y Nicaragua en representación estudiantil.

YESCENIA ABIGAIL HERAS BERMEO:

de Cuenca, es abogada, está casada, tiene un niño de 3 años. Ha realizado obras sociales, en SOLCA, en el área de niños, y en el Hospital Vicente Corral Moscoso. Delegada por la U. de Cuenca al IV Encuentro Internacional de Estudiantes de Derecho del Cono Sur, “EECOSUR”, en Bolivia.

PABLO ANDRÉS CASTRO CANGAS:

de Quito, estudiante de Gobernabilidad de la U. Central, tiene un hijo de dos meses de nacido, fue uno de los mejores egresados del Colegio Universitario Odilo Aguilar, ganador de concursos de oratoria, apasionado por la lectura y el estudio. Se desenvolvió como instructor de matemáticas en periodos vacacionales, instructor de bandas musicales juveniles. Por su condición de líder estudiantil y presidente de la FESE nacional entregó al presidente Rafael Correa el Plan “EL ECUADOR QUE LOS JÓVENES QUEREMOS”, además junto a él formó parte de la comitiva que viajó a Brasil, al Foro Social de 2009. Expositor y ponente de diferentes seminarios y conferencias de variados temas.

27


CRISTHIAM ROYCE GÓMEZ ROMERO:

de Guayaquil, odontólogo, casado, tiene un hijo de 5 años. Como odontólogo ha realizado trabajo social en barrios urbano-marginales de la ciudad de Guayaquil.

LUIS SANTIAGO GALLEGOS VALAREZO:

de Imbabura, de profesión Ingeniero Agroindustrial. Realiza una maestría en Seguridad y Salud en el trabajo en la U. Tecnológica Equinoccial. Funcionario de riesgos del trabajo del IESS. Coordinador de eventos de capacitación y capacitador a trabajadores en temas relacionados a la seguridad y salud en el trabajo.

VÍCTOR HUGO VINUEZA PUENTE:

de Quito, licenciado en Sociología para el Ecodesarrollo, empleado de la UCE., miembro de la Asociación de Empleados y Trabajadores de la Facultad de Filosofía, casado, tres hijos. Desde joven vinculado a grupos sociales, culturales y deportivos, organizador de campamentos vacacionales de la Asociación Cristiana de Jóvenes, ACJ, activista social, dirigente barrial, fundador del “Periódico La Esquina” de la Federación de Barrios de Quito. Capacitador en liderazgo barrial, métodos y técnicas de dirección popular.

LUIS MARCELO MERCHÁN MOSQUERA: de Guayaquil, estudiante de Derecho en la U. Estatal de Guayaquil, Secretario provincial de la FESE de Guayas, miembro del Comité Ejecutivo Nacional, defensor de la gratuidad de la Educación. Organizador y capacitador de talleres de liderazgo y oratoria en colegios y sectores barriales, coordinador de campeonatos barriales de fútbol y festivales artísticos para alejar a los jóvenes de la violencia, alcohol y drogas. HÉCTOR JAVIER ESTUPIÑÁN PRADO:

de Esmeraldas, Ingeniero en Sistemas, servidor público en el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social de Esmeraldas, Técnico Informático y Técnico en Desarrollo Comunitario del Gobierno Provincial de Esmeraldas. Docente secundario en la Unidad Educativa Particular Angelita Ortiz. Docente de la Universidad Luis Vargas Torres, extensión del Cantón Muisne.

CÉSAR ENRIQUE ZAMBRANO FARÍAS:

de Esmeraldas, estudiante universitario, soltero, huérfano de madre y con padre migrante; miembro de la Casa de la Juventud, instructor de talleres de formación y capacitación en actividades culturales y sociales. Participó en talleres y encuentros de jóvenes y comunicación.

Entrevista con el Doctor Alex Bonifaz, abogado defensor de tres detenidos Bonifaz afirma que la detención se realizó a las 16h00 y que a las 23h00 (luego de siete horas) les leyeron sus derechos, les ultrajaron, les torturaron física y psicológicamente, les quitaron las cédulas

28

de ciudadanía y posteriormente corrieron al Registro Civil, sacaron las fotos y pidieron al juez que ordene una detención y un allanamiento en forma ilegal. Si el allanamiento fue a las 16h00 y el juez

emite una orden de allanamiento a las 14h00, ¿parecería que tenga coherencia esa orden? La fiscal dice que a las 10 de la mañana solicitó al juez la orden de allanamiento y detención de los jóvenes, ¿cómo


supo los nombres de los jóvenes a las 10 de la mañana, cuando ellos llegaron a las cuatro de la tarde al departamento? Hay un evidente error, esa prueba viciada sirvió de base para que el juez de formulación de cargos ordene la prisión preventiva de los jóvenes. A su defendido Xavier Estupiñan uno de los policías le rompió un diente y no se hace constar, así como tampoco se hace constar dos Constituciones incautadas y el documento “Defiende la democracia de Alianza PAIS”. Los jóvenes se reunieron para tratar el buen vivir, el documento defiende la democracia del gobierno, no hay ninguna acción que sea para la “desestabilización al gobierno por parte de grupos subversivos”. ¿De qué están acusados los jóvenes? En nuestro país se sanciona conductas de tipo penal, no conocemos de qué están acusados. La fiscal ha enunciado el título Segun-

do del Código Penal, que tiene varios capítulos y es muy difícil justificar cincuenta y seis tipos penales. El Ministro del Interior afirmó que “atentaron a la seguridad del Estado”… No ha probado qué atentado o cuál bien público, no se sabe si son dependencias públicas, domicilios particulares, parques, oficinas diplomáticas, algún bien dentro del territorio ecuatoriano. ¿Este caso es parte de la criminalización que el gobierno viene aplicando en contra de quienes no están de acuerdo con el régimen? Considero que sí. Los jóvenes no estuvieron protestando, estuvieron reunidos, como permite la Constitución, en un departamento de una persona particular y allí empezaron a debatir temas de interés público como está garantizado en la Constitución, pero para el Gobierno esto constituye un atentado a la seguridad del Estado ¿Qué pruebas tienen en contra

de los jóvenes? El Ministerio del Interior en rueda de prensa del 4 de marzo manifiesta que han encontrado cuadernos, carteras personales, dos cheques, documentos del GCP, etc. No han encontrado bombas, explosivos, que es lo que estaban persiguiendo. Dentro de la materia penal, no es delito encontrar libros; en nuestro país y a nivel mundial se permite el libre pensamiento, la libertad de actuar y ver todo lo que existe en el mundo cibernético, eso no es delito. La cadena de custodia ha sido violentada pues siete horas estuvieron detenidos arbitrariamente, siete horas tuvieron las evidencias en poder de la policía, recién a partir de las once de la noche fueron judicializadas las evidencias. La cadena de custodia está rota, no se puede hablar de evidencias en términos jurídicos. ¿Por qué la vinculación con la

29


explosión de las bombas panfletarias? Simple y llanamente es una presunción, es una creencia, en materia penal no existe la creencia, la fiscalía no puede decir: Creo que ellos pueden ser los que iban a atentar el día de mañana; en material penal la conducta tiene que ser real. La creencia no es una verdad, no existen elementos para inculparlos. ¿Qué derechos fueron violentados? El principio de la detención, el debido proceso, el derecho a la reunión, a asociarse, a pensar libremente, a opinar en relación a un interés público. Los jóvenes estaban en estado pasivo, en el seguimiento que hizo la fiscalía no encontraron conductas inapropiadas que riñen contra el Código Penal. ¿La injerencia del Ministro del Interior ha significado cambios en los fiscales y jueces que están en el caso? Hay injerencia desde el 3 de

marzo, con la presencia del Subsecretario del Interior, algo inusual. En plena audiencia el juez recibe una llamada, tenía la consigna de incriminar a los jóvenes (entre ellos se violentan derechos de la mujer embarazada). En la audiencia de apelación el juez recibe un sobre, recibe una llamada telefónica y se ausenta de la audiencia por más de media hora, y luego termina la audiencia señalando piezas procesales recogidas de manera ilegal que anulan la prisión preventiva. Estamos frente a un caso político, el Derecho Penal o pensamiento jurídico no sirven. ¿Cómo organizar la defensa en estas condiciones? Agotaremos los pasos procesales, no descarto acudir a la Comisión de Derechos Humanos, a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. En este país ya no tenemos justicia, ya no hay derecho para los ciudadanos, eso es muy grave. Hay que dejar que la justicia

dirima si la conducta de un ciudadano es o no una infracción penal. En la situación actual que estamos el Ecuador no tiene justicia. ¿Cómo mira usted como jurista la actuación del régimen? Con la experiencia que he tenido por ser juez de la Corte Nacional estoy muy preocupado por la forma como los colegas ven al derecho penal, ven a la justicia como teledirigida. Deben hacer conciencia mis colegas que están como jueces, de que la justicia es un bien jurídico para toda la sociedad que permite equilibrar los comportamientos de los seres humanos. Estar gobernados o teledirigidos con una orden es peligroso, va a llegar un momento en que la sociedad va a explotar ante la injusticia. Pido a mis colegas que están en las distintas magistraturas que actúen convencidos conforme manda la ley, no como manda una persona x o una autoridad.

CARLOS TAPIA

Padre de Fadua Tapia, joven que se encuentra en arresto domiciliario y estado de gestación

Como padres de los jóvenes detenidos estamos convencidos de su inocencia, no solo porque la fiscalía y la policía no han aportado ninguna prueba del supuesto delito que se les acusa, sino porque son jóvenes apreciados y respetados en sus trabajos, en sus instituciones educativas y desde lue-

30

go en sus familias; son personas destacadas, en su entorno social y familiar. Creemos que no es delito pensar diferente, divergir con las opiniones públicas y del Estado; defendemos la libertad de pensamiento, de reunión, y de organización de los jóvenes y trabajadores, de las organizaciones sociales y políticas progresistas de izquierda y de los pueblos del Ecuador. Hoy hemos sentido en forma directa la presión del Ejecutivo a la función judicial, porque participó un viceministro en la audiencia de formulación de cargos, así como la anunciada participación del Ministro del Interior José Serrano en la rueda de prensa que se dio en el

mismo lugar. A juicio personal y de los familiares, el Ministro del Interior debe responder por las temerarias acusaciones a los jóvenes y en particular a mi hija, destacada estudiante del Colegio Benalcázar (BI) e integrante de la banda de guerra de la institución. Inculcada en el seno familiar como una joven con una alta sensibilidad ante las inequidades económicas, sociales y culturales, por lo que siempre ha estado presta y ha colaborado en eventos de solidaridad con sus compañeros, en la comunidad de Quito y en la provincia de Orellana. Mi hija Fadua ingresó a la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Central rindiendo


examen de ingreso, aprobó el primer semestre y hoy su derecho a estudiar ha sido truncado. Ella está embarazada de 5 meses y vive un ambiente de presión por la presencia policial en la casa, lo que ocasiona estrés y pone en riesgo la vida de un futuro niño que también siente y percibe la detención de su madre. Igual de crítica es la situación de una madre (Abigail Heras) separada de su hijo de 3 años de edad, así como están en riesgo los puestos de trabajo y la sobrevivencia de las familias de los profesionales involucrados por

el régimen en este montaje, por lo que responsabilizamos a la fiscal Diana Fernández, al ministro del Interior y a los jueces, de las secuelas sicológicas y físicas, del daño y afectación económico, social, familiar de los jóvenes detenidos injustamente. Creemos firmemente en la solidaridad de la juventud, de las organizaciones sociales y de derechos humanos. Desde mi condición de padre indignado ante la injusticia, cito, convoco a unir esfuerzos e impedir que presiones desde el poder trunquen el futuro,

JUAN CARLOS CALDERÓN

Co-autor del libro “El Gran Hermano”, junto a Cristian Zurita, enjuiciados por el Presidente de la República

la vida, el derecho a pensar, soñar y luchar por un mundo diferente y libre de inequidades. Los familiares continuaremos vigilantes del proceso judicial y exigiendo la libertad de quienes como padres, hermanos, hijos, madres, amigos han dejado un vacío muy hondo en sus hogares. La verdad se impondrá pese a las presiones y montajes, no se puede encarcelar la razón. Iremos hasta las últimas instancias a nivel nacional e internacional para hacer prevalecer la verdad: ¡La inocencia de nuestros familiares!

La prensa es uno de los principales enemigos del gobierno, contra los periodistas se han levantado una serie de calificativos y epítetos que se convierten en una constante agresión sicológica a quienes ejercen esta profesión y mucho más a

31


quienes se atreven a expresar sus puntos de vista sobre el régimen o realizan investigaciones. Conversamos con JUAN CARLOS CALDERÓN, uno de los escritores del libro El Gran Hermano, publicación por la que ha sido sentenciado a pagar una desmesurada indemnización. ¿Se podría considerar Juan Carlos Calderón y a Cristian Zurita como perseguidos políticos del régimen? Sí, porque la persecución ha sido política, hay un juicio sustentado sobre la base del poder, con presión indebida sobre la justicia, uso de recursos públicos para favorecer la postura de una de las partes y denigrar a la otra; no ha habido igualdad de condiciones, es una pelea de David contra Goliat. Hay persecución, cuando salimos a entrevistas y coberturas lo primero que hacen los fotógrafos de la presidencia es enfocarnos y tomarnos fotos agresivamente, y nos acusan en las cadenas nacionales o la televisión pública diciendo que yo estuve acompañando a la marcha, me ponen en un terreno político, te clasifican dentro de los opositores, golpistas, de derecha; esto es terrible para el ejercicio del periodismo. Lo que hicimos fue investigar un tema de corrupción y se nos ha calumniado, azotado, dejado nuestros nombres por el piso, si esto no es persecución política, ¿qué es? ¿Han sido criminalizados como periodistas y como personas? Estamos sometidos a uno de los peores traumas que recuerde la historia nacional, sí me considero que he sido tratado peor que un delincuente; cuando el Presidente hablaba de perdonar a los Choneros por sus crímenes, violaciones, asesinatos, tráfico de drogas, sicariato, ojalá pudiera yo estar en las filas de Los Choneros, sostiene entre risas Calderón. Hay un afán de criminalización por el delito de investigarle al gobierno, de denunciar aquel acto de corrupción, el más grave en el último periodo democrático o más. El gobierno habla de intentos de

32

desestabilizar al régimen y nos incluye a los periodistas, ¿qué opina? El gobierno ha construido un Estado paranoico, una forma de hacer política desde la deslegitimación, una estrategia política antidemocrática, y ha puesto un nuevo sistema de propaganda que muchos lo califican o la comparan con la propaganda nazi, totalitaria o profascista, este es el contexto en que se mueve el gobierno. De todo el que opine diferente, distinto, el régimen construye un enemigo, una forma clásica de hacer política represiva; a ese disidente lo somete a un bombardeo brutal, lo anula. Tiene una estructura moral que le impide entender y respetar al otro. Y también aplica otra forma del gobierno que es victimizarse, el Estado se convierte en víctima de los ciudadanos. Quienes tienen el poder absoluto y lo ejercen usan recursos enormes de dinero, de medios, de movilización y de información, pero se declaran víctimas del ciudadano común. Visto como víctima de dirigentes indígenas o populares, mantiene también prisioneros a dirigentes estudiantiles. ¿Existe terrorismo en Ecuador? El gobierno actúa como actuaba Jorge W. Bush, pues el fantasma del terrorismo es usado para criminalizar la protesta social, a dirigentes antimineros, por el agua, a ecologistas, estudiantes, políticos, dirigentes laborales, y así los acusados y presos ascienden a 290.

Es un gobierno que yo considero de derecha, hay que ver las prácticas, los hechos no las palabras. No me sorprende mucho lo que haga el gobierno al respecto, sino que gente que se dice de izquierda y tienen origen en los movimientos sociales, progresistas de este país avalen este régimen y digan que se está aplicando la ley. Gente como los de Alfaro Vive que hoy colaboran con el gobierno en su momento fueron parte de muertes, robos de bancos, asaltos a cuarteles, todo lo que hoy se pueda considerar como criminal y ahora son ellos los más feroces acusadores de los dirigentes indígenas que luchan por sus derechos, eso me da náusea. La criminalización de la protesta social es un concepto que se ha difundido en el Ecuador y se refiere a que para el régimen es la alternativa para poner freno al descontento popular, para evitar las acciones y movilización de quienes construyen día a día la historia del Ecuador. Asimismo, hay coincidencia en que el terrorismo de alguna forma está siendo ejercido desde el régimen hacia los ciudadanos, a través de diferentes formas y medios. El terrorismo no es ni puede ser la figura legal ni jurídica para enjuiciar y juzgar a la protesta social; quizá se ha convertido en la “figura política del régimen” para enfrentar a la “oposición”. Lo que sí está claro es que ahora está prohibido pensar diferente en el país.


¿ÉPOCA DE CAMBIOS? Por: Stalin Vilatuña • Luz Elena Cadena • lucita.9@hotmail.com

Fotos: Internet

Rafael Correa, en cada oportunidad que tiene a su alcance, insistentemente señala que con la revolución ciudadana hay un cambio de época, que vivimos en una época de cambios, que las cosas ya no son iguales al pasado; sin embargo señalamos algunos hechos trascendentes. Varias organizaciones en Quito hicieron de la Cancillería un sitio de protesta, concentrándose para denunciar y pedir que se juzgue a los responsables del presunto delito de narcotráfico, luego de que la Policía italiana descubriera 40 kilos de droga líquida, que ingresó al país europeo a través de una valija diplomática ecuatoriana. El Fiscal general del Estado, Galo Chiriboga, abrió una investigación y pidió a las autoridades italianas copia certificada de todo el proceso, además solicitó que el agente fiscal encargado del caso viaje a Italia para recabar la información necesaria para incorporarla a la indagación previa abierta en Ecuador. Hasta el momento hay cinco personas detenidas para investigaciones, mientras que los funcionarios de la Cancillería deslindan su responsabilidad. La salud y la seguridad social continúan en crisis, el actual régimen mantiene una deuda con el IESS, que asciende a 2.790 millones de dólares, porque no ha pagado el 40% de aporte obligatorio a las pensiones jubilares, los aportes de los servidores públicos y atención médica, monto que triplica el

“valor histórico” que pagó en el 2008 y que ascendió a 888 millones de dólares. La falta de pago conlleva al desfinanciamiento del fondo de pensiones del Instituto, perjudicando a los miles de afiliados y jubilados, pues los problemas en la atención médica persisten y se hacen evidentes en la falta de medicamentos, la falta de citas oportunas y de especialistas. El Consejo Directivo del IESS ha dado luz verde para avanzar en el proceso de privatización de veinte hospitales de esta institución. En la Asamblea Nacional el MPD empezó a recoger firmas para el juicio político al Ministro de Finanzas.

El incremento del costo de la vida sigue, en el mes de marzo el valor de la canasta básica familiar se ubicó en 587.36 dólares; se debe al incremento de precios en los alimentos y bebidas no alcohólicas; prendas de vestir y calzado; restaurantes y hoteles. El pescado, pollo, cebolla paiteña, arroz, huevos, ajo, queso, arveja, son los que inciden en el índice general de precios, porque representan el 79.29%. Más de 600 trabajadores de la salud de las áreas de mantenimiento,

alimentación y limpieza, de los Hospitales Públicos de Quito, Guayaquil, Cuenca, Portoviejo y Tena, fueron despedidos, para contratar servicios privados. La tercerización y precarización laboral de estos servicios continúa con la figura de la “externalización”, desconociendo el Mandato Ocho y la Constitución. La Comisión Nacional de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, bajo la dirección de Ricardo Antón, suscribió dos cuantiosos contratos bajo la modalidad de régimen especial con la empresa Intercontinental de Materiales Compañía Anónima I.M.C.A., el primero en diciembre de 2010 por 6’400.000 dólares, para la provisión de 600.000 chalecos de seguridad y 600.000 placas para motocicletas. El segundo en febrero de 2011 por 3’300.000 dólares, para la adquisición de 600.000 chalecos más, cuando en el país a noviembre de 2010 existían 118.000 motos matriculadas, y 155.000 a diciembre de 2011. Según la Contraloría la compra no ha sido justificada. Sobreprecios en la adquisición de equipos para Ecuador Tv: se habría perjudicado cerca de 1’100.000 dólares, a través de contratos a Marcelo Vélez, quien también prestaba servicios profesionales para el canal. Además el canal del Estado ha firmado contratos para la adquisición y alquiler de equipos para radio y televisión, sistemas de transmisión VHF y radio FM, con una empresa llamada PEUCRO S.A., con un posible perjuicio para el Estado de 3’146.000 dólares.

33


E

Rupturas

l “otro” y la estética del poderío en la “revolución ciudadana”: aplicación de la estética política de Walter Benjamin a la coyuntura nacional. El arte dispone de la información más avanzada en tanto que maneja y conoce los materiales que le corresponden y sus contenidos particulares; así como también conoce el entorno que lo rodea, del cual surge, al cual se debe, pero al que domina y controla. De lo contrario no podría crear, no podría proyectar. Estas concepciones las recuperan los nacionalsocialistas (nazis) y las convierten en su forma de ver y entender el arte, y es tan potente el lenguaje del vencedor, del que domina la naturaleza, del que controla las masas, que logran que toda una nación se oriente con esta visión. Esto, llevado a la práctica social y política, se convierte en un lenguaje del líder. En este sentido y bajo esta visión, lo débil y lo distinto, lo que no es parte de lo que se construye, lo que quiere estar o está por fuera, en general lo que está por fuera de la obra, está afuera, descartado. Los nazis entienden esto en la obra de arte y esto en la sociedad. Por lo tanto, quien asume esta visión de la obra de arte y del mundo no puede ser débil, perdedor, flojo, distinto. Debe ser dominador, vencedor, controlador del entorno. En este sentido solo hay un camino, una linealidad: la del progreso y dominio del entorno, la del desarrollo del capital por sobre la sociedad. La otra opción, según este punto de vista, es detenerse y ser atropellado. Los nacionalsocialistas entendían así el arte y la sociedad. Toda esta forma de ver el mundo no es nueva, Hegel la reconoció como existente desde el origen de la sociedad, al desarrollar la fenomenología del espíritu en la que plantea la separación sujeto/objeto (naturaleza), como principio para el

34

Discurso de la Revolución Ciudadana Por: Eloy Alfaro Reyes • zancudo.irreverente@gmail.com

Fotos: Presidencia de la Republica • Internet

dominio del entorno y del otro que vive en él. Para los nazis, el arte no estaba fuera de ese entendimiento del mundo. La obra de arte expresa un orden total, a la vez particular y universal. Este orden no está separado de la cultura, pues tiene una secuencia lógica con ella. Cuando

el espectador mira, escucha o lee la obra de arte, no solo que se conecta con el soneto, la novela, el cuento o la pintura, sino que se conecta con la razón y la cultura en la que se construyó esa obra de arte. De lo contrario, el arte y la estética serían inentendibles, pues estarían simbólicamente fuera de


la cultura a la cual nos conectan. Y lo hacen porque los símbolos, los lenguajes, formas y sentidos expresados nos son cercanos, conocidos. Hay un sentido de pertenencia entre la obra de arte (con todos sus símbolos, signos y formas expresadas) y el espectador. Al igual que hay un sentido de pertenencia de la arquitectura de las ciudades y las expresiones culturales con el espectador.

lo bello, una forma nueva de cómo se entiende la democracia, de cómo se mira lo indio, de la revolución y el revolucionario. En estricto sentido, el ser de esta nueva estética sigue siendo lo que fue, pero en un rostro renovado, que es lo que vemos. Esto, en términos de Walter Benjamin, significa que el tren de la historia no se ha detenido, que sigue su curso; “para los socialdemócratas, el progreso era, primero, un progreso de la humanidad

sino desde los ideales de los descendientes libres. “Hay que buscar el advenimiento inesperado, interrumpir la marcha autoritaria de los vencedores. Nada es tan paralizante como tratar de convencer a los oprimidos de que la historia avanza siempre a favor de la corriente emancipadora y que hay que esperar. Hay que rechazar la historia lineal, plana, vacía, cuyo agravante consiste en que en ella no se ponga ningún

Esto sucede porque “la revolución en marcha o los revolucionarios que la empujan” no buscan lo que es cambiar, parar el tren de la historia lineal, parar esa historia de progreso capitalista como único fin.

La estética es una construcción cultural, cada cultura tiene su propia forma de entenderla. Lo hace no imponiéndose, sino construyéndola, moldeándola, como el artesano que usa elementos propios de su cultura. Una vez construida define una nueva manera de

misma, segundo, era un progreso sin término, tercero, pasaba por esencialmente indetenible. La idea de un progreso del género humano en la historia es inseparable de la representación de su movimiento como un avanzar por un tiempo homogéneo y vacío. La crítica de esta representación es la crítica del progreso en general” (Benjamin, 2008; 51). El tren de esa historia nos conduce a un solo lado: la radicalización del capitalismo. Por eso, la nueva estética se fundamenta en las direcciones tomadas por este tren y no en otras. Esto sucede porque “la revolución en marcha o los revolucionarios que la empujan” no buscan lo que es cambiar, parar el tren de la historia lineal, parar esa historia de progreso capitalista como único fin. Y desde esa parada construir la sociedad nueva, con otro rumbo. Esa idea de progreso indetenible y lineal es una catástrofe pues avanza como si nada pasara. Entonces, se trata de mirar no desde los antepasados esclavizados,

contenido diferencial radicalmente alternativo al sistema capitalista” (López; 2005, 236). El estudio de la estética deja un par de lecciones, a más de las ya mencionadas, referidas a la conciencia que genera sobriedad, pero sobre todo claridad para entender la realidad, e incluso detenerla y modificarla. Es decir, estamos hablando de una conciencia orientadora. Tal como el capitalismo ha concebido el trabajo industrializado, la estética de la calidad total, de la maximización de recursos, del “time is money”, dice que si la cumplimos y hacemos que los obreros, los campesinos, las mujeres e indígenas la cumplen, llegarán o llegaremos a un modelo de bienestar en el cual se concreta el ser de éxito. Es decir, es un discurso del progreso lineal, que nos lleva a un destino, a un fin… Al respecto, Bolívar Echeverría cuestiona la maquinaria capitalista dentro de la modernidad, a la que entiende como “el carácter peculiar de una forma histórica de totalización civilizatoria de la vida

35


humana. Y el capitalismo como una forma o modo de producción de la vida económica del ser humano: una manera de llevar a cabo el conjunto de sus actividades que está dedicado directa y preferentemente a la producción, circulación de los bienes y productos. Entre modernidad y capitalismo existen las relaciones que son propias entre una totalización completa e independiente y una parte de ella, dependiente suya, pero en condiciones de imponerle un sesgo especial a su trabajo de totalización (2001, 146)”. Para Benjamin, en esta idea de progreso sin fin, es el Estado capitalista el medio que crea la ilusión de bienestar que adormece a las masas. El Estado, que antes no existía en la larga noche neoliberal, ahora aparece como el garante de los derechos, pero no es un Estado distinto, es el mismo Estado, pero ahora cumple su rol y también el del capitalismo. Para ello se requiere de un liderazgo fuerte y con capacidad de manejo mediático. Cuando Benjamin plantea esto, lo hace en momentos en que se consolida el nacionalsocialismo en Alemania y entonces, para el obrero y la sociedad, el Estado (como condensación de sueños e ilusiones) se convierte en el somnífero que el capital necesita para consolidarse. El Estado totalizante muestra una cara estética en la que todos los deseos y aspiraciones de la humanidad se concretan a través de seres fuertes, con la figura militar o autoritaria como prototipo; entonces hay que prescindir de los débiles y de aquellos que tengan una verdad contraria a la oficial, pues afean la realidad. Esta construcción estética como política estatal tuvo tal poder adormecedor. Así, el trabajar más horas y producir más no era un problema, si se lo hacía en función de consolidar la imagen estética de la sociedad todopoderosa. Bajo este principio se construyeron en la Alemania nazi monumenta-

36

les obras de infraestructura, como edificios, represas, tecnología y, sobre todo, una poderosa maquinaria de guerra. El individuo, aislado y adormecido frente a la monumentalidad de la construcción estatal, quedaba reducido, minimizado, subyugado y rebasado de toda posibilidad. Con esto la estética del poderío consolidaba la imagen del todopoderoso, que no hizo otra cosa que consolidar el capitalismo, y también formas de dominio y sometimiento más especializadas. Los proyectos fascistas en su mayoría vienen de personajes democráticamente elegidos (Hitler, Mussolinni). A diferencia de las dictaduras en América del Sur, que no fueron fascistas en estricto sentido, pues lo que buscaron fue controlar cualquier tipo de subversión

y cambio (tenían ese propósito), y consolidar una lógica de mercado versus el individuo. El fascismo, por su parte, tiene como eje el control y manejo de masas “voluntarias”: esa es una de sus características, son masas adormecidas que van en pro de las convocatorias del líder. Y la segunda característica importante es el manejo mediático, que se realiza con el fin de sacar la política de la esfera pública y llevarla al medio de comunicación. Con esto último se extrae de la sociedad el ejercicio político de las contradicciones sociales que cotidianamente se presentan, volviéndose la política y lo político en un elemento que el Estado resuelve a través del medio, con lo cual deja de ser preocupación cotidiana. Así, este actuar político del líder deja


una sensación de satisfacción en la resolución de los problemas, que en el individuo se expresa más o menos así: “el presidente resuelve los problemas políticos, está funcionando”, y ya no hace falta lo colectivo. Una mirada a la realidad de la estética del Poder en la administración de la “revolución ciudadana” De esta forma lineal de ver y entender el progreso no se distancia la llamada revolución ciudadana, que proclama un país de “propietarios y productores”. No niega ese progreso lineal, lo matiza. Esa estética productiva, por el afán de producción y ganancia, o con el afán de cambiar, hace una gestión adecuada a sus fines aunque en el mismo tren lineal, vuelve autómatas a los trabajadores, campesinos, ciudadanos y esto hace que su “sistema motor se vuelva condicionado” (Buck-Morss, 2005); entonces se pierde la imaginación y la capacidad de respuesta libre. Funcionan respuestas condicionadas. Por ejemplo: el trabajador o la ama de casa que en otras circunstancias y gobiernos cuestionaba el Poder y el sistema, ahora ya no se sale a la calle a decir lo que siente o piensa, sino que se toma la calle o plaza solo como respuesta a la convocatoria del líder, sin importar la razón: así se termina deificando la personalidad del líder. De este modo la razón, aspecto fundamental del pensamiento, ocupa un papel de subyugaciónfrente a la fortaleza del discurso y a la estética productiva, de progreso lineal. En el Ecuador cuando la izquierda se somete a los encantos del Poder, cuando los obreros, los campesinos, los excluidos organizados en sectores de izquierda apuntan en llegar al Estado como el eje de la disputa por la transformación, entonces se confunde el estar ahí, llenando plazas y calles respondiendo a la convocatoria del líder, o en el Estado, esto se confunde con la transformación/acto

revolucionario y, por lo tanto, también se confunde al enemigo y la orientación de los cambios. El Estado no es la transformación, es la herramienta para lograrlo… (...) “el Estado moderno, cualquiera que sea su forma, es una máquina esencialmente capitalista. Y cuantas más fuerzas productivas asuma en propiedad tanto más se convertirá en capitalista. Los obreros siguen siendo obreros asalariados, proletarios (…) cuando ya no exista ninguna clase social a la que haya que mantener sometida; cuando desaparezcan junto con la dominación de clase, junto con la lucha por la existencia individual, engendrada por la maquinaria capitalista, no habrá ya nada que redimir, ni hará falta por tanto esa fuerza especial de represión que es el estado. La intervención del estado en las relaciones sociales se hará superflua en un campo tras otro de la vida social y cesará por sí mismo. El estado no será “abolido”, se extinguirá” (Engels, ed. 2005; 307). Cuando los obreros, los campesinos, los excluidos desvían su lucha por la transformación hacia la reivindicación y el control del Estado como fin, a lo único que se puede llegar es a endosar nuestras luchas, a encargarlas, a dejar que el Estado pelee y transforme, en lugar de hacerlo nosotros mismos.

Así el Estado toma una condición anestésica, es decir que nos mantiene en la idea y posibilidad de llegar al paraíso, pero solo en la idea. La ilusión de cambio a través del Estado se convierte en un narcótico que nos obliga a perder el control del rumbo de las transformaciones. Nos convertimos en tutelados y no en tuteladores de él (así no hay poder popular), perdemos voz propia, y alguien – el gobierno o quien lo dirige – se convierte en el ventrílocuo que mantiene nuestra capacidad perdida, la de hablar por nosotros mismos y ser dueños de nuestros actos y del futuro. Así, este Estado inmoviliza, dispersa e individualiza a la sociedad. De Sousa Santos tiene un planteamiento que ejemplifica exactamente el momento de la llamada revolución ciudadana, él dice que “la sociedad ha conocido dos paradigmas de transformación social: la revolución y el reformismo. Para el reformismo, paradigma que acabó imponiéndose, la sociedad es la entidad problemática, el objeto de la reforma, y el estadola solución del problema, el sujeto de la reforma” (2004). En el caso ecuatoriano, importantes sectores de la izquierda ligados a movimientos ciudadanos, de izquierda, académicos y un buen número de intelectuales, entendieron erróneamente que los planteamientos

37


reformistas del proyecto del actual presidente eran planteamientos revolucionarios. Por eso en su acción se ve al Estado como el fin y no como el medio. Ese es su límite. Se entendió que la falta de Estado era el problema, cuando el problema era realmente la falta de revolución, que aún sigue faltando. En la época de Benjamin, el control fascista de las masas era tal que éstas se movilizaban a los vaivenes de los deseos e impulsos de quienes detentaban el Poder, y al hacerlo lo sostenían. Cada movilización acumulaba más poder y dotaba de verdad la acción, el discurso y la estética de Poder. Así, la movilización y presencia caudalosa de las masas no se daba por voluntad sino por cooptación. Cosa similar ocurre con el Estado diseñado desde la llamada “revolución ciudadana”, que se da en un país con altísima capacidad de movilización y acción ciudadana. En cinco años de ejercicio de gobierno, se ha ido imponiendo una estética de la inacción, de la inmovilidad por voluntad propia, de la espera, del dejar pasar, del callar, pues opinar puede resultar “contra revolucionario”, etc. Con esto hemos sido testigos de grandes y costosas concentraciones en diversas regiones del país (organizadas por el gobierno), cuyo único propósito ha sido consolidar la imagen del líder, legitimar su poder y mantenerlo; pero, ¿cómo opera esto...? “El arte de masas, incluso cuando se presenta en la forma más banal e intrascendente, o cuando roza los problemas humanos más profundos, tan solo para quedarse en su epidermis; este seudoarte cumple con una función ideológica bien definida: mantener al hombre-masa en su condición de tal, hacer que se sienta en esa masicidad como en su propio elemento, y en consecuencia cerrar las ventanas que pudieran permitirle vislumbrar un mundo verdaderamente humano y, con ello, la posibilidad de cobrar conciencia

38

de su enajenación, así como de las vías para cobrarlo” (Vásquez, 2005; 252). Pero también somos testigos de grandes, necesarias y urgentes construcciones y mega obras que el país o la “patria” requieren para su desarrollo y progreso, como los puentes más grandes del Ecuador, la reconstrucción vial, entre otras. No es extraño que las mega construcciones sean el reflejo de la sociedad que se quiere construir, así se explican las mega construcciones de las que la humanidad ha

Así, la movilización y presencia caudalosa de las masas no se daba por voluntad sino por cooptación. Cosa similar ocurre con el Estado diseñado desde la llamada “revolución ciudadana” sido capaz, en sus distintas civilizaciones como la Egipcia, Maya, Inca entre muchas otras. Todas estas civilizaciones a través de la arquitectura buscaron dar cuenta de sus concepciones del mundo. Pero, en cualquier caso, permaneció la figura de quien las decidió como la de un ser superior. Eso no ha cambiado desde la antigüedad hasta nuestros días, el endiosamiento de los constructores se convierte en la permanencia de su imagen, más que de su pensamiento. Umberto Eco (2006; 315-317) interpreta así el lenguaje arquitectónico y el manejo del lenguaje de masas, muy aplicable a nuestro caso de estudio… “El razonamiento arquitectónico es persuasivo: parte de unas premisas, las reúne en argumentos

conocidos y aceptados e induce al consentimiento de un tipo determinado (viviré así de modo más cómodo y confortable). El razonamiento arquitectónico se disfruta con desatención, de la misma manera que se disfruta el film y la televisión. El mensaje arquitectónico puede estar repleto de significados aberrantes, sin que el destinatario advierta que se está perpetrando una traición. Por tanto oscila entre un máximo coercitivo (tienes que vivir así) y un máximo de irresponsabilidad (puedes utilizar esta forma como quieras). En la arquitectura, los estímulos son a la vez ideologías. La arquitectura connota una ideología del vivir. Cuando quiere hacernos vivir de una manera nueva, nos informa de algo nuevo”. Al respecto, Benjamin en su libro “La obra de Arte en la época de la reproductividad técnica”, amplía esta visión. “La distracción y el recogimiento se contraponen de una manera tal que puede formularse así: quién se recoge ante una obra de arte se desprofundiza (…) y a la inversa, la masa distraída hace penetrar en su propia raíz a la obra de arte. En los edificios eso sucede de una manera más evidente. La arquitectura siempre ha dado el prototipo de una obra de arte cuya recepción se produce de una manera distraída por parte de la comunidad”. Frente a toda esta ideología del Poder, se requiere emprender con urgencia tareas de generación de conciencia, a fin de detener el efecto de la anestesia estatal. Y para ello la estética y el arte juegan un papel clave para develar al paraíso diseñado por la propuesta de “revolución ciudadana”, como lo que es: la negación de la utopía, en tanto el sujeto deja de ser protagonista de su propio destino. No queremos que alguien haga la revolución por nosotros, queremos hacerla nosotros. Esa debe ser nuestra respuesta.


Jóvenes

Futuro Universitario, desempleo y monopolios Rupturas

Por: Santiago Vinueza • Amanda Vaca • sanvimo180@hotmail.com

U

na de las grandes interrogantes que se genera en los jóvenes universitarios tiene que ver con el empleo. Por esta razón muchos de ellos intentan iniciar su vida laboral lo más temprano posible, y de esa manera enfrentar uno de los problemas más evidentes en nuestro país, el desempleo.

Fotos: Internet

Actualmente “existen varias plazas de trabajo” a las que los jóvenes universitarios pueden apuntar. Lo que cabe preguntarse aquí es ¿Qué posibilidades existen de que un estudiante universitario pueda acceder a un trabajo estable en el que pueda iniciar su práctica profesional? La respuesta la iremos descubriendo en el desarrollo de este artículo. El limitado acceso que exis-

te a plazas profesionales de empleo obliga a los jóvenes a buscar alternativas que, por un lado, les brinden “estabilidad”, y por otro les permitan continuar con sus estudios. En el país existe una amplia lista de estas empresas, a las que precisamente apunta la mano de obra no calificada. En el Supermaxi, Megamaxi, Aki, Kiwy, Ferrisariato, Tía, Mi Comisariato, entre otras empresas de

39


una lista más extensa que pertenecen a las dos grandes corporaciones del país (a las que nos referiremos a continuación), se puede encontrar a miles de jóvenes estudiantes que han hallado en estos monopolios la opción que el Estado no les ha brindado.

La acción de los monopolios A pesar de que nuestro territorio es generoso, nuestra economía no se podría considerar primermundista gracias a la ola de gobiernos corruptos que han manejado nuestro país durante décadas. El Ecuador es la tierra más fértil para que las empresas y monopolios hagan de las suyas. Y si se habla de monopolios se puede afirmar con toda seguridad que la mayoría de las empresas que han nacido y se desarrollan en el país se han constituido como tales a través de alianzas estratégicas del gran capital y la explotación a la mano de obra no calificada que encuentran en los jóvenes. Existen varias corporaciones que poseen estas características, pero en especial nos referiremos a dos de ellas, La Favorita y El Rosado.

Corporación La Favorita y El Rosado La corporación La Favorita, propiedad del grupo empresarial Wright, y la corporación El Rosado, propiedad de Czaninski, alcanzaron su mayor éxito con la construcción de centros comerciales en la ciudad y la correspondiente inmersión de los supermercados en ellos, como elemento de enganche para atraer clientes, pero también con la construcción de una identidad “exclusiva” y racista, características que son parte de principios no expuestos, pero evidentes. Estas corporaciones se desarrollan en base a la imagen, por lo tanto deben seguir un modelo “exclusivo”, que limite el acceso de “cualquiera” a sus empresas. El proceso de calificación inicia una vez que el

40

Es corto el tiempo en que se recibe a los jóvenes, pues en su mayoría son “periodos de prueba”, en los que una vez cumplidos se procede al despido y liquidación aspirante haya ingresado su hoja de vida “CON FOTO” en la página web de la empresa. Esta puede parecer una afirmación sin fundamento, pero solo es necesario visitar una vez las instalaciones de cada una de estas empresas para poder encontrar lo verdadero de nuestra afirmación. Las empresas que acaparan un porcentaje alto de jóvenes empleados son: Supermaxi, Megamaxi, Kfc, Aki, Gran Aki, Kywi, Megakywi, Sukasa, Todohogar, Salón de Navidad, TVentas, Radio Shack, Mr. Books, Jugueton y Bebemundo (todas estas pertenecen a la Corporación La Favorita); Mi Comisariato, Ferrisariato, Hipermarket, Mi Juguetería, Centro Comercial El Paseo en Manta, Riocentro Shopingg, Supercines, Río Store, Rock and Roll, entre otras (que pertenecen a la Corporación El Rosado). Todas estas se encuentran distribuidas en la gran mayoría del territorio nacional.

Monopolios, burguesía en libre ejercicio de la explotación Cabe recalcar que estas dos corporaciones, que emergieron en similares circunstancias, ocupan los dos polos más importantes del país en cuanto a economía se refiere. La Favorita nace en la capital del Ecuador, lugar donde la economía es uno de los puntos principales de concentración del Estado; El Rosado se centra en la ciudad de Guayaquil, puerto principal que continúa siendo uno de los focos

de mayor ingreso económico para la nación, esta ubicación estratégica se considera punto clave para el control de sus movimientos económicos y productivos tanto nacionales como internacionales, impidiendo que pequeñas y medianas empresas tengan la oportunidad de surgir dentro de esa constante competencia del mercado. Este factor va evitando alternativas laborales para los jóvenes no profesionales. Se han recogido algunos testimonios de jóvenes que han aplicado a la solicitud de empleo de estas dos corporaciones, para entender cuál es el panorama que se presenta en la necesidad de los universitarios por conseguir un puesto de trabajo. Uno de ellos trabajó en una de estas empresas, mientras que los dos restantes no tuvieron oportunidad de ingresar al equipo de trabajo. Es curiosa, también, la limitada frecuencia con la que se recibe a los jóvenes, pues en su mayoría son “periodos de prueba”, en los que una vez cumplidos se procede al despido y liquidación a pretexto de la “falta de vacantes” o “ineficiencia”. Jonathan Núñez, estudiante de Arquitectura de la Universidad Central del Ecuador, trabajó como cajero de la Corporación La Favorita en uno de los locales de Supermaxi. Ingresó hace un año, luego de postularse tres años atrás y no conseguir ninguna respuesta. Su oportunidad de trabajo llegó gracias a un “conocido” que era parte de la corporación y lo “palanqueó” para el puesto de cajero. Dijo sentirse muy conforme y contento, sobre todo por las jugosas utilidades que recibió y que fueron el mayor motivo de su aplicación para la vacante que ocupó. Marisol Ramírez, joven oriunda de Imbabura, específicamente de la comunidad indígena de Ilumán, asegura haber aplicado al empleo en las dos corporaciones hace más de dos años por la recomendación de una amiga. Mari-


sol ingresó a la universidad hace un año, ya que antes de ingresar a estudiar tenía la esperanza de entrar a trabajar en Mi Comisariato, para poder pagar sus estudios. Asegura haber esperado alrededor de un año a que le convocaran a una pre-selección, pero luego de no obtener respuesta alguna decidió conseguir otro trabajo temporal, mientras seguía esperando que algún día la contraten. Nunca recibió razón alguna por parte de las corporaciones, así que decidió continuar trabajando como mesera en un restaurante de la capital para poder solventar sus estudios. Nidia Espinosa, joven afroecuatoriana, estudiante de Trabajo Social de la Universidad Tecnológica América (Unita), aplicó para trabajar en Megamaxi hace 6 meses. En su solicitud de aplicación le pidieron una fotografía, que no colocó ya que dijo haber sentido temor de que no la contrataran, “Yo sabía que no sería contratada si me veían negrita”, señaló. Recibió una llamada por parte del jefe de personal de Gran Akí, quien le pedía acercarse a una entrevista para el puesto que había solicitado. Nidia acudió a la cita pero al momento de ser recibida por la persona que la llamó dice haber sentido rechazo hacia ella por el color de

su piel. Afirma que la entrevista fue breve, que no le preguntaron

Nidia acudió a la cita pero al momento de ser recibida por la persona que la llamó dice haber sentido rechazo hacia ella por el color de su piel. sobre su experiencia y que finalmente le dijeron que la llamarían

y le agradecían por su tiempo. Decepcionada por la respuesta recibida, envió su hoja de vida a la corporación El Rosado, en la cual sí fue contratada pero de manera temporal en la época navideña, y fue ubicada como acomodadora y empacadora aunque ella contaba con experiencia en el área de caja y cobranzas. Luego de tres meses de trabajar largas horas y algunos fines de semana, la liquidaron acotando que todas las plazas estaban llenas y que no podían sostenerla en la empresa. “Lo que se sufre en estos trabajos es explotación y discriminación”, afirmó. Miles de casos como estos se suscitan frecuentemente en el país debido a la falta de plazas de empleo y a la astucia de los grandes empresarios para atraer mano de obra barata y no calificada, incluso con jugosas ofertas económicas que presentan las empresas que conforman las grandes corporaciones. Encuestas realizadas indican que un 60% de jóvenes universitarios y bachilleres aplican a estas corporaciones como una primera opción de empleo. Los datos arrojados señalan además que solo el 15% de estos aspirantes logran conseguir el empleo. El 5% lo obtiene gracias a la ayuda de algún conocido que trabaja en dichas empresas.

41


Por: Galo Benítez • gfbm001@yahoo.com Fotos: Internet

“Somos cuatro niños huérfanos, nuestra mamá está escondida porque tiene orden de captura, no más persecución, no somos criminales”, se lee en una pancarta en manos de un niño discapacitado de Molleturo durante la Marcha por la Vida, en Cuenca. La “revolución ciudadana” se ha convertido en una tenebrosa sombra de dolor y psicosis, entre decenas de familias que viven en carne propia el drama de la represión y la persecución del gobierno. Niños sin padres que no se explican por qué permanecen escondidos sus progenitores. La justicia los persigue, tienen juicios entablados por las mineras y avalados por la justicia pro minera. Me imagino el trauma sufrido por pequeños niños (as) ante la incursión violenta de la Policía en Victoria del Portete o Molleturo. Algo parecido sucedió en 2007, cuando el paro en Dayuma o Inés Arango: gritos y llantos angustiosos de madres e hijos que huían despavoridos ante la presencia terrorista de las FF.AA., que perseguían como a delincuentes comunes a humildes pobladores que defendían con dignidad el derecho a vivir en un ambiente libre de miseria y contaminación petrolera. Hoy como ayer, el crimen cometido por cientos de campesinos y dirigentes populares es oponerse a los proyectos mineros a cielo abierto. No hay causa más justa que aquella de defender el agua y por ende la vida, ante la amenaza laten-

42

te del capital internacional, ávido de extraer las riquezas del subsuelo, para satisfacer la demanda de las grandes potencias consumidoras. Violentando el derecho constitucional al agua, afectando la zona agrícola y ganadera que caracteriza al cantón Pangui y su gente, Correa ha consumado la firma del contrato con la minera chino-canadiense ECSA Ecuacorriente, por el cual el Estado cede por 25 años los derechos de explotación del primer proyecto minero a cielo abierto, ubicado en la provincia de Zamora Chinchipe. La compañía interesada en la concesión no necesitó contratar al mejor equipo de publicidad para que elabore el spot más impactante, que persuada a la opinión pública sobre las supuestas bondades del proyecto. Con total descaro, como ya es costumbre, ha sido el mismo gobierno el interesado en defender a capa y espada la firma del contrato, soslayando aspectos de suma gravedad, a saber: - Como hace 40 años nos vendieron la idea de que el petróleo iba a sacar al Ecuador de la pobreza, todo ha sido mentira. En el caso del Proyecto Mirador, los expertos hablan de 5.000 millones de libras de cobre, a un costo promedio de mercado de $5,5 la libra, lo cual representa el espejismo mágico de 27.500 millones de dólares de riqueza. El régimen se vanagloria de haber negociado a favor de los intereses nacionales; fal-

so, pues apenas se conformó con el 8% de regalías por la explotación del cobre, lo que le reportaría al país tan solo 80 millones de dólares anuales. - El contrato con la multinacional china viola el Decreto Ejecutivo 1793, expedido por el propio Presidente, el cual prohíbe que el Estado firme contratos con empresas que tengan matriz en paraísos fiscales, como es el caso de Ecuacorriente, cuya sede principal se halla en las Islas Caiman. Correa vuelve a rayar en la contradicción y viola sus propios decretos, pues no olvidemos que lo mismo sucedió con la construcción del nuevo aeropuerto de Quito, la concesión a favor de Interagua en Guayaquil y el Oleoducto de Crudos Pesados OCP, empresas cuyas casas matrices se ubican en paraísos fiscales y a pesar de aquello los contratos fueron renegociados, en perjuicio del país. - Es más, ahora se conoce que el generoso gobierno de la revolución ciudadana, con fondos públicos, financió la construcción de la carretera entre Puerto Cobre en El Oro y el Pangui en Zamora. Una vía de 144 km. que estuvo abandonada por décadas fue pavimentada en tiempo récord, a un costo de 213 millones de dólares. A todas luces se sabe que esta vía se construyó para facilitar a la minera para que transporte cientos de toneladas de roca extraída de las entrañas de la tierra, convirtiendo en un paisaje lunar al santuario ecológico de la Cordillera del Cóndor.


Entredichos

PARA NO OLVIDAR

- Según el técnico William Sacher, la explotación de cobre en El Pangui generará 326 millones de toneladas de desechos tóxicos (un equivalente al volumen de 5 Panecillos, comparándolo con el cerro característico de Quito). - Hay más, amigo lector: el asambleísta Kléber Jiménez denunció hace poco que la firma del contrato viola ley expresa en el Art. 257 del Código Penal, ya que ningún funcionario público -cita al ministro Wilson Pástor- puede firmar contratos favoreciendo a terceros en contra de disposiciones legales y afectando los intereses del Estado, so pena de cometer un delito castigado con 4 a 8 años de prisión. Por cierto, el régimen astutamente planificó el bloqueo de las vías en contubernio con el Alcalde de Quito y la Policía, a fin de evitar que la Marcha por la Dignidad, la Soberanía y la Vida llegue al Palacio de Carondelet. Un gobierno popular no se escuda en medio de la caballería montada, no se envalentona teniendo a miles de asalariados y oportunistas que -hoy como ayer- son uti-

lizados para llenar medias plazas, y así ovacionar a su rabioso líder. Un verdadero gobierno del pueblo no tiene nada que temer, debe estar dispuesto a la crítica y al cambio en función de los intereses de los pobres de la patria, aquellos que ingenuamente votaron por un proyecto político que ha sido vilmente traicionado. Fueron decenas de miles los marchantes que luego de una larga caminata de 700 km. arribaron a Quito para presentar una plataforma de lucha, de cuya aplicación estarán vigilantes. Sin embargo, de manera desafiante, ahora mismo el gobierno se apresta a firmar otro contrato, esta vez con la minera canadiense Aurelian Kinross. De este proyecto se espera extraer 6,4 millones de onzas de oro, con un minúsculo beneficio para el Ecuador de apenas el 8% de regalías. Basta con consultar al pueblo en las zonas afectadas por la minería para escuchar una verdad del tamaño del sol y que ha servido de canto de victoria de innumerables

jornadas de lucha: “El agua es vida, el oro es muerte”, u otro grito que dice: “El agua vale más que el oro, no a la minería sí a la vida”. Urge unir fuerzas para combatir la guerra mediática multimillonaria y descarada que pretende mantener engañada a la población, en torno a la minería. Hay que forjar la unión de todos los sectores patrióticos, nacionalistas y de izquierda para derrotar al caudillo de turno y retomar el rumbo por caminos del progreso sustentable, del respeto a la naturaleza y a la vida. Es tiempo de convertir al Ecuador en un país libre de minería a gran escala, es hora de declarar la moratoria petrolera para fundar las bases del desarrollo del ecoturismo y la agroindustria, como sostén de la soberanía alimentaria, conforme manda la Constitución. Así y todo, el entreguismo de Alianza País raya en traición a la patria. Retomando las palabras de Eloy Alfaro, cuya memoria el gobierno a diario manipula a su conveniencia, palabras que el Viejo Luchador dijo hace más de cien años: “Aquellos que venden la República merecen llevar la marca de la eterna infamia y ser tachados como reos de parricidio”.

43


En Educación no hay Revolución Por: Mariana Pallasco • mpallasco@yahoo.es

Rupturas

Fotos: Diego Cruz • UNE

44

E

stamos a las puertas de iniciar el año lectivo en el Régimen Costa de nuestro país, pero aún la realidad educativa contrasta con la publicidad levantada desde el Gobierno Nacional y el Ministerio de Educación, que llevan 5 años responsabilizando a los gobiernos anteriores del deterioro, crisis y abandono de la educación pública. En 5 años de Revolución Ciudadana han demostrado gran capacidad de engrandecer lo pequeño en obras para hacerlo aparecer como que las 10 Instituciones del Milenio fueran la totalidad de las

Son 5 años de gobierno, ya no podemos responsabilizar a los de atrás, la responsabilidad política recae sobre el Gobierno Nacional y las autoridades educativas incapaces de dolerse de la miseria y pobreza en la que se educan la mayoría de nuestros niños (as) y jóvenes. En las 8 provincias del Régimen Costa la distribución de instituciones educativas, docentes a

casi 21mil Instituciones Educativas del país. Pero la gran mentira del spot publicitario cae por su propio peso cuando hoy con el invierno inclemente se desenmascara y se desbarniza la farsa de que estamos viviendo una “revolución Educativa”, mientras las escuelas siguen cayéndose por falta de inversión del Estado en infraestructura escolar.

PROVINCIAS

EL ORO ESMERALDAS GUAYAS LOS RÍOS MANABÍ STO. DOMINGO SANTA ELENA GALÁPAGOS TOTAL

UEM

1 1 1

1 1 5

FISCALES

914 1.052 2.184 1.106 2.717 467 188 26 8.654

PRIVADAS

36 228 3.195 871 1.318 253 106 8 6.015

DOCENTES FISCALES

10.860 6.705 24.013 6.239 20.932 3.522 3.301 537 76.109

Fuente: Distributivo del SIME, Ministerio de Educación 2009-2010

DOCENTES CONTRATADOS

1.400 1.600 7.000 1.600 3.500 938 640 120 16.798

NOMBRAMIENTOS (2007-2012)

357 299 1.694 800 1.453 446 436 1 5.486

ESTUDIANTES

139.299 136.891 594.122 194.175 289.494 115.000 58.751 3.973 1.531.705


Fisuras nombramiento y contratados (as) por Provincia lo muestra el cuadro.. Provincias de la Sierra con cantones régimen Costa: Alrededor de 30 cantones de provincias de la Sierra inician también el año escolar con régimen Costa, hablamos de cerca de 500 instituciones educativas más y un promedio de 30 mil estudiantes sumados al total de las 8 provincias de la Costa. Debemos recordar que la proyección en crecimiento es de 10% anual, entonces estos datos deben ser proyectados a este año 2012 con un incremento de la población estudiantil de 20 % (312.341 estudiantes), de manera que a la presente fecha estamos hablando de 1’844.046 niños, niñas y jóvenes que ingresarían a las instituciones públicas con régimen Costa. Las inquietudes son: • ¿El crecimiento de la tasa de matriculación es coherente con la inversión en Educación? Hasta la fecha no se ha cumplido con el mandato Constitucional del 5,6% del PIB en Educación, solo con el 3,9% que representa 2.777 millones de dólares para Educación en el presente año 2012. • ¿El número de estudiantes matriculados tiene relación de calidad con la infraestructura escolar? Los datos indican que en estos 5 años de Revolución Ciudadana se construyeron y funcionan solo 5 Unidades Educativas del Milenio en provincias como El Oro, Esmeraldas, Manabí, Guayas y Santa Elena. • ¿Habrá cupos suficientes y condiciones adecuadas para recibir a los estudiantes en el sistema educativo nacional? Haciendo una simple relación entre necesidad-realidad, debemos decir que no hay una planificación, peor aún previsión para enfrentar las necesidades de la población en relación a Instituciones Educativas suficientes, docentes y recursos

para que la Educación llegue en condiciones de calidad, y se continuará incrementando la SOBREPOBLACIÓN ESTUDIANTIL, que es un indicador claro de pésima calidad de educación. Pues de una población estudiantil nacional de 3’600.000 en el sistema educativo fiscal solo 8.304 estudiantes están en las instituciones educativas del milenio, es decir apenas el 0.23% de la población estudiantil ha sido atendida con infraestructura de calidad y tecnología de punta, como laboratorios, bibliotecas virtuales, aulas y mobiliario de calidad. Frente a la campaña de que “la educación ya es de todos” la realidad es otra: De 8.648 Instituciones Educativas Públicas en las 8 provincias del Litoral, solo 5 son Unidades Educativas del Milenio ( UEM), que atienden alrededor de 2.500 a 3.000 estudiantes de 1’531.705 que hay en el régimen Costa, de los cuales solo el 15%, es decir alrededor de 1.200, según registro de la DINSE, han tenido algún tipo de intervención o reconstrucción significando que el 75% de la infraestructura escolar sigue en las mismas condiciones que hace 30 años, peor aún cuando el presupuesto de Educación para el presente año es de 100 millones para infraestructura, es

decir que no se piensa en resolver el grave problema de abandono de las instituciones educativas, que hoy impiden que se inicie el período escolar en condiciones de salubridad y seguridad como lo manda la Constitución y la propia Ley Orgánica de Educación Intercultural. Presupuesto de las instituciones educativas de los $25 a $35 por estudiante La asignación presupuestaria a las instituciones educativas no llega a tiempo ni en la cantidad que se debe por estudiante, sino que lo hace en función de la familia o del número de estudiantes matriculados el año anterior, sin tomar en cuenta que cada año se incrementa alrededor del 10% la perspectiva de crecimiento en la tasa de matriculación. Así lo denuncian los directivos de las instituciones educativas, como también que los textos escolares no llegan a todos los niños y niñas, y los uniformes solo a sectores rurales y no a todos los niños. Al no llegar los recursos a tiempo y con la premura para la necesidad de los educandos, no se puede decir que solo con una minga se resuelven los problemas educativos; la problemática de infraestructura es un problema de fondo y que requiere de decisión política

45


emergente y verdaderamente revolucionaria.

No se han repuesto las partidas docentes de jubilaciones y se han retirado partidas docentes de materias especiales (docentes contratados). Son 16.798 docentes que están en calidad de contratados (as), de los cuales solo se han entregado 5.483 nombramientos, el año 2011 y en 2012, mientras se han jubilado alrededor de 5.000 docentes y no se han sustituido estos puestos en las aulas dejando a miles de niños y jóvenes sin maestros, en el régimen Costa. En las áreas de especialidad, profesores de Inglés, Computación, Educación Física, son retirados de las escuelas en Educación Básica; a nombre de la “optimización del talento humano” se obliga a los docentes de aula a asumir las materias especiales para que cumplan con las 35 horas pedagógicas a más de las áreas básicas, afectando la calidad de la educación y haciendo de los docentes, profesionales polifuncionales que deban asumir materias para las cuales no han sido preparados, perjudicando la calidad de educación a los niños y jóvenes, cuyas consecuencias serán evidenciadas cuando tengan que continuar el bachillerato y luego el acceso a la educación superior. En el régimen Costa hay 1’531.705 de niños (as) y jóvenes en el sistema educativo, con la proyección del 10% de incremento anual en la tasa de matrícula, lo que debería significar que tanto en infraestructura como en personal docente también debería haber provisión de aulas y profesores (as) para atender ese incremento. Pero el Ministerio de Educación no ha previsto esta situación, por eso es que persisten los problemas de cupos en el sistema educativo y vemos a padres y madres de familia durmiendo ante las puertas de las escuelas para garantizar el derecho a la educación de sus hijos (as).

46

Partidas docentes y la precarización laboral de los docentes Para Concurso de Ingreso al Magisterio este año 2012 se asignan 6.179 partidas para el régimen Costa cuando existen alrededor de 20 mil docentes contratados, es decir que seguirán en condición de precarización, inestabilidad laboral y con sueldos de 300 y 400 dólares. Cuando el ofrecimiento gubernamental fue de 49 mil partidas docentes con nombramiento. Capacitación docente A pesar de la deuda del Gobierno Nacional con la Educación, con los niños y jóvenes y los docentes, solo se ha asignado 1’600.000 dólares para el año 2011 en capacitación para los más de 200 mil educadores del sistema, es decir menos de $ 10 por docente y sin acceso universal de todos y todas las maestras (os) a la capacitación; esto demuestra que no se piensa en la calidad de la educación, en mejorar la condición profesional y de desempeño del docente. Desde la información oficial del Ministerio de Educación (ME) se dice que se ha capacitado a 100 mil docentes con el Sistema de Sí Profe, lo que no se dice es que cada 3 o 4 meses se liberan solo 20 mil cupos por módulo y que los docentes deben hacer milagros y valerse de todos los santos para poder ins-

cribirse en la página web del ME, y que de los 100 mil docentes capacitados no todos han cumplido con un programa secuencial y lógico de capacitación sino los que han tenido la suerte de inscribirse. Así se ha caído en la mediocridad de capacitar aisladamente en temas necesarios de verlos en su integralidad, perjudicando el derecho a la profesionalización, capacitación y actualización docente que es responsabilidad del Estado como lo manda la Constitución. Nuestra propuesta de capacitación docente: La propuesta de UNE ha sido que parte del tiempo del año lectivo se determinen programas masivos, obligatorios para todos los docentes por zonas o UTES; hoy con el nuevo modelo de gestión debe hacerse más ágil el acceso a la Capacitación Docente inclusiva y programática. La calidad de la educación se garantiza con la decisión y voluntad política de hacer un verdadero cambio en la educación, con la participación de los maestros y maestras, de la comunidad educativa, cumpliendo con eficiencia con la entrega oportuna de recursos para hacer de la educación un derecho humano fundamental que lo deben recibir nuestra niñez y juventud con calidad y calidez.


LA UNE ES UNA, GRANDE E INQUEBRANTABLE La multitudinaria Marcha del 8 de marzo congregó a los maestros y maestras de todo el país. Vinieron de todos los rincones de la Patria, recuperaron el principio constitucional de la Iniciativa Popular para proponer a la Asamblea Legislativa Nacional un Proyecto de Reforma a la Ley Orgánica de Educación Intercultural. Vencieron los obstáculos interpuestos por el gobierno de Correa y expresaron la voluntad de luchar por el verdadero cambio de la Educación que vendrá como consecuencia del cambio social. 75 mil maestros y padres de familia firmaron para respaldar la

propuesta de reforma. La lucha por la educación pública de calidad y calidez continúa, la UNE cumple el mandato de los y las maestras de la Patria. La fuerza de la entidad radica en la razón que la inspira, en la unidad y lucha de la UNE. Ningún poder puede enterrar el espíritu libertario de los docentes. Ni las amenazas y chantajes, ni el autoritarismo y la represión detendrán su justa lucha. Los y las maestras se mantendrán atentos y vigilantes para que la Asamblea Nacional cumpla con el Mandato Constitucional. Los docentes han dado un

nuevo e importante paso en la larga lucha por el cambio verdadero de la educación, por los derechos y la dignidad del magisterio. Como hombres y mujeres del pueblo, formaron parte del gran torrente popular que desde El Pangui y de todas las provincias del país inició el 8 de marzo y llegó a Quito el día 22: LA MARCHA POR LA DIGNIDAD, POR LA VIDA, POR LA DEMOCRACIA, POR EL AGUA, POR LA TIERRA, POR LOS DERECHOS LABORALES, POR LA EDUCACIÓN DE CALIDAD. La UNE continuará su lucha hasta alcanzar sus objetivos.

47


La Lucha por el Agua es luchar por la vida Por: Dr. Arturo Flores MSc. • arturfloress@yahoo.com

C

Rupturas

on el agua comienza y termina la vida, las guerras del futuro se anuncia que serán por el dominio del agua dulce, y en este aspecto la mayor dotación de agua está en América del Sur y en el Ecuador” En una época de creciente demanda de agua y conflictos relacionados con ella, es imprescindible definir con precisión, desde la Ley Orgánica de Recursos Hídricos, los mecanismos relacionados con el otorgamiento de las autorizaciones de uso y aprovechamiento para asegurar la distribución equitativa del recurso, así como reducción de la contaminación biológica y química del agua. Para garantizar el derecho humano al agua, temas tan importantes como por ejemplo el agua de consumo, los usos recreacionales o los aprovechamientos mineros, petroleros o turísticos requieren ser definidos desde el enfoque de gestión integrada de los recursos hídricos y la complementariedad de usos con el fin de beneficiar a la mayoría, incentivar la conservación y el aprovechamiento sustentable del agua sin poner en riesgo a los ecosistemas y vulnerar, por ende, los Derechos de la Naturaleza. Como contexto, revisemos algunos datos, que no solo señalan sino que son contundentes en establecer la marcada inequidad existente en la distribución del agua en el Ecuador. Solamente el 10% del total de agua disponible en el país es utili-

48

zada, y de esta, 17.26% es utilizada para irrigación y 78.91 % para propósitos hidroeléctricos e industriales. En el año 2000, apenas el 28% de las Unidades Productivas Agropecuarias (236.231) tuvo acceso al agua de riego, concentrándose en las propiedades superiores a 100 hectáreas (40.7%); mientras que el

72% (606.651) careció del líquido. Nueve años después, en el 2009, según datos de la Secretaría Nacional del Agua, de las 3 millones 136 mil hectáreas cultivables en el Ecuador, sólo el 30% cuentan con infraestructura de riego, mientras que el 70% no lo disponen; donde, el 1% de los usuarios del agua de rie-


go (plantaciones agro-industriales que abastecen principalmente a la demanda internacional) controla el 70% del agua disponible pagando por la misma hasta $4 por hectárea regada al año, y el 78% de minifundios de hasta 5 hectáreas recibe apenas el 12% del agua de riego; es decir, los campesinos que alimentan al país y garantizan su soberanía alimentaria tienen agua a gotas o simplemente no la tienen, pero los que la tienen llegan a pagar hasta $120 por hectárea regada al año. El 18% restante corresponde al uso en unidades de producción media, de 5 a 50 hectáreas. Las grandes empresas agroexportadoras, a más de controlar casi toda el agua concesionada, también hacen uso al margen de la ley; expertos señalan que alrededor de las dos terceras partes de la superficie de las bananeras se riegan al margen de la ley, pues no disponen de concesiones para aprovechamiento directo del agua desde ríos, esteros o pozos o derechos de acceso a sistemas públicos de riego. He aquí unos ejemplos: En el caso del grupo REYBANPAC, de 47 haciendas bananeras inscritas en el MAGAP, con una superficie de 9.176 ha. en el 2005, solo se registra que 20 de ellas tienen autorizaciones para uso de agua, por 3.319 litros/segundo, para regar 4.148 ha. Esto significa que el 55% del área regada se hace al margen de la ley. Por otro lado, el Grupo Noboa, el más fuerte productor y exportador de banano del Ecuador, supera con creces al área cultivada por REYBANPAC y otros grupos. Si solo se consideran dos haciendas emblemáticas de ese grupo, La Julia y Los Álamos, en el 2005, estas registran 3.358 ha. de banano, pero el ex Consejo Nacional de Recursos Hidrológicos (CNRH) otorgó un caudal para regar únicamente el 57% del área. En otras palabras, el 43% de la superficie se riega al margen de la ley; vale establecer que existen concesiones importantes a empresas privadas de agua para consumo humano, cosa que riñe con los preceptos de la Constitución de Mon-

tecristi, que claramente establece que la administración del agua debe ser pública o comunitaria. Para cambiar esta realidad beneficiosa para pocos y de oprobio e inequidad para la mayoría de ecuatorianos, organizaciones como la FEUNASSC, UCAE, ECUARUNARI, CONAIE e incluso organizaciones apegadas al gobierno como la FENOCIN, vinieron discutiendo y formulando una propuesta de Ley de Recursos Hídricos que contraponga, desde el ángulo de la izquierda y de los pueblos del Ecuador, a los planteamientos del gobierno que buscaban mantener el statu quo. El debate de esta Ley que hasta fines

del 2010 estuvo en el escenario político del país, fue motivo de importantes movilizaciones y adhesiones, pero también de la decisión del gobierno de meterla en el congelador, con el pretexto de llevar adelante una consulta prelegislativa NO vinculante a los beneficiarios del agua, a las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades, sobre lo cual ECUADOR: DISPOSICIÓN DE RIEGO (UPAS Y PORCENTAJES) 2000 RIEGO

Si dispone No dispone TOTAL

UPAS

236,231 606,651 842,882

%

28.0 72.0 100.0

Fuente : Censo Agropecuario 2000

Área Cultivable

(3.136 Ha) Censo Agropecuario 2002 RIEGO PUBLICO 6%

RIEGO PRIVADO 24%

172 Ha. 767 Ha.

2.187 Ha.

“cifras en miles”

SIN RIEGO 70%

49


ha transcurrido más de un año y la ley del agua continúa haciéndose hielo, a vista y paciencia de todos. Este trabajo no es más que una síntesis de aquellas propuestas, donde tuve el gran honor de ser parte de su elaboración. El derecho y gratuidad al agua Es fundamental definir con claridad el derecho humano al agua y para el riego a fin de garantizar la soberanía alimentaria como fundamental e irrenunciable, donde ninguna persona pueda ser despojada o excluida de este derecho; y determinar que su gestión será exclusivamente pública o comunitaria y se prohíba toda forma de privatización, es decir se acabe con la gestión individual o privada. Debe establecerse la gratuidad del agua para consumo humano, fijándose en 60 litros diarios de agua potable por persona como cantidad mínima vital gratuita y los que sobrepasen esta cantidad paguen una tarifa justa y socialmente diferenciada. El Estado Central y los gobiernos autónomos descentralizados deben establecer mecanismos de solidaridad y financiación mediante el Presupuesto General del Estado y el Fondo del Agua para garantizar este derecho y la suficiencia de recursos financieros a las entidades públicas y comunitarias prestadoras del servicio. En este tema, el gobierno en su propuesta reconoce que “El agua destinada al consumo humano es gratuita en garantía del derecho humano al agua”, sin embargo, astutamente como siempre, plantea que “para viabilizar la permanencia y continuidad del servicio prestado en el suministro de la cantidad vital, se cobrará una tarifa mínima que incluirá estrictamente el costo de captación, administración, operación, impulsión, manejo y distribución del agua suministrada tanto por los sistemas públicos como por los comunitarios”; además establece todo un régimen de tarifas por servicios

50

públicos donde los usuarios terminaremos pagando hasta lo que es responsabilidad directa del Estado, es decir el valor proporcional del manejo y protección de fuentes de agua, cuencas y subcuencas hidrográficas de donde se capta el agua. Por otro lado, debe establecerse también el derecho gratuito al agua de riego y acuacultura para los pequeños productores que garantizan la soberanía alimentaria del país, aquí el gobierno plantea la fijación de una tarifa hídrica volumétrica que la establecerán los gobiernos autónomos descentralizados provinciales. Desprivatización y terminar con el acaparamiento Según la Secretaría Nacional del Agua, SENAGUA, existen 68.244 concesiones de agua, de las cuales el 77% del caudal está destinado al uso de hidroelectri cidad y el 17.26% del caudal es para uso agropecuario principalmente de exportación; en este renglón se hace necesario que se apliquen las Disposiciones Transitorias 26 y 27 de la Constitución que obligan, mediante auditorías, a la revisión y reversión inmediata de todas las concesiones otorgadas y la redistribución equitativa, priorizando a los pequeños y medianos productores agropecuarios. Han transcurrido casi tres años y medio desde que se aprobó este mandato popular y el actual régimen no ha hecho absolutamente nada para revertir tal situación, el agua continúa concentrada en pocas manos. En el tema del agua potable, la propuesta del gobierno deja a cri-

terio de los municipios la revisión de las concesiones o delegaciones otorgadas con anterioridad a esta Ley; casos INTERAGUA, TRIPLEORO…; el texto propuesto para la Ley de Recursos Hídricos contradice lo dispuesto por la Constitución en su Artículo 318: “La gestión del agua será exclusivamente pública o comunitaria. El servicio público de saneamiento, el abastecimiento de agua potable y el riego serán prestados únicamente por personas jurídicas estatales o comunitarias.”. La Constitución determina que los gobiernos municipales tendrán competencias exclusivas de “Prestar los servicios públicos de agua potable, alcantarillado…”

CONCESIONES DE AGUA EN EL ECUADOR A 2009 Descripción Abrevadero Balneología - Termales Uso doméstico (Juntas comunitarias) Hidroelectricidad Industrias Agua embotellada Agua potable (Empresas) Riego Psicicolas Otros Total

Concesiones (N°) 9.693 308 22.564 171 1.809 34 535 32.856 218 56 68.244

% Concesiones 14,20% 0,45% 33,06% 0,25% 2,65% 0,05% 0,78% 48,14% 0,32% 0,08% 100,00%

Caudales (l/s) 1.237 828 44.291 2.225.629 55.325 208 39.080 498.830 18.349 6.314 2.890.290

% Caudal Concesionado 0,04% 0,03% 1,53% 77,00% 1,91% 0,01% 1,35% 17,26% 0,63% 0,22% 100,00% Fuente: SENAGUA 2009


pero no les otorga la competencia de delegar al sector privado la prestación y gestión de estos servicios. Además, el negocio millonario de las concesiones a las empresas privadas embotelladoras continúa intacto, donde 1 litro de agua cuesta más que 1 litro de leche; para evidenciar esto acudimos a un estudio de la consultora CANADEAN, que señala que las principales empresas transnacionales que se benefician en el país son Coca-Cola, Tesalia, Industrias Toni y embotelladora de agua Bebref, que representan a más de 45 marcas y que, según Canadean, las ventas de agua en el país ascienden a 400 millones de litros, que representan 350 millones de dólares al año, un negocio redondo. También se plantea que se establezca claramente el consentimiento previo, libre, informado y obligatorio a las poblaciones y comunidades cuando para actividades productivas y mineras se vaya a entregar autorizaciones de aprovechamiento del agua y estas afecten el orden de prelación del agua

o la contaminación del medio ambiente; así se legisle con claridad el hecho de que el Estado y los municipios en cinco años deban tratar las aguas residuales y la basura; que las mineras y petroleras no puedan operar cerca de las fuentes de agua; que las mineras, petroleras y agroexportadoras deben tratar el agua antes de su devolución a los ríos. Se prohíba, por lo mismo, toda clase de contaminación. Otro tema, en pugna con el gobierno, es la creación de la institucionalidad que se encargue de la gestión, administración y aprovechamiento de los recursos hídricos en el país. El Ejecutivo, como siempre en su afán desmesurado de querer controlar todo y poner todas las instituciones al servicio de su política, plantea crear una Secretaría Nacional, cuyo titular será designado por el Presidente de la República, en contraposición con el planteamiento de las organizaciones representantes de las comunas, pueblos y nacionalidades del Ecuador que buscan una participación plena en la toma de de-

cisiones y en la administración de este recurso valioso para la vida del ser humano como de la naturaleza. Lógicamente, el llevar adelante toda esta propuesta requerirá de financiamiento y la Constitución manda que se cree el Fondo del Agua, donde con el aporte directo del Estado a través de su presupuesto general, sumado a los recursos que se generen a través de la aplicación de esta ley como tasas, tarifas y multas, exista el dinero suficiente para financiar la gratuidad del agua para consumo humano y el riego para la soberanía alimentaria, así como para viabilizar la gestión comunitaria del agua en los siguientes aspectos: Manejo sustentable de ecosistemas relacionados con el agua (páramos, bosques húmedos, humedales) y la protección de vertientes; construcción y rehabilitación de canales de riego destinados a pequeños y medianos productores; construcción y rehabilitación de sistemas comunitarios de agua potable, y capacitación en administración, operación y mantenimiento de los sistemas comunitarios de riego y consumo. Sin embargo, a los nuevos ricos de Alianza País, los que se autonombran de la revolución ciudadana, los que en discurso dicen una cosa y en la práctica hacen otra, nos les dio ningún empacho ni les causó ningún remordimiento el unirse a los viejos ricos, a los socialcristianos o de madera de guerrero, a la derecha responsable del hambre, del atraso, de la desocupación, de la desesperanza, de la miseria de este pueblo, que le apostó a un cambio que permita tener una vida digna en su patria, pues con la ley propuesta, juntos, dan cabida a las empresas privadas, ligadas al capital extranjero y multinacional como INTERAGUA, a las embotelladoras, empresas turísticas de aguas termales, camaroneras, que se vienen apropiando del oro azul, recurso vital como es el agua en todo el mundo y en nuestro país.

51


La Montonera Radical: Eloy Alfaro y la revolución Por: Eloy Alfaro Reyes Fotos: Internet

P

Rupturas

ara entender la radicalidad de la lucha en la que se encuentran los revolucionarios de la época, es importante pensar cómo se conforma una organización desde los desposeídos, el carácter de esa organización, la profundidad de sus reivindicaciones. Siempre en toda organización revolucionaria hay tres aspectos que la caracterizan: uno es la ideología que la acompaña (la cual ayuda a configurar el horizonte a donde se apunta o la Utopía); el siguiente es el sujeto que la conforma, que en este caso son los más pobres de los pobres, la montubiada que desarrolló un nivel muy alto de organización social, sí, como los sectores medios urbanos representados

52

por sociedades de artesanos; y el tercero es el territorio donde se expresa el sujeto y la ideología. En el caso que nos compete, la convergencia de los tres aspectos es fundamental para entender al sujeto que lucha en “la montonera”. No se la puede entender fuera de su territorio y separada de la ideología. Leyendo casos de otras geografías, como la lucha de Espartaco, las de Zapata, Tupac Amaru, Daquilema, vemos que los cambios que estos buscaban no eran solo de fachada, van incluso hasta la posibilidad de un cambio sistémico y por eso mismo resultan peligrosos para el estatus. En todos esos casos los tres factores están presentes de manera consistente. El sujeto que lucha es aquel que se cansó de agachar la cabeza, aquel


Desempolvando que fue despojado de todo, menos de su dignidad, y por ello lucha con todas las ganas que tiene de vivir. Las ganas de vivir, entonces, son lo que lleva a que las acciones vayan siempre orientadas a la búsqueda de transformaciones reales y concretas, en este tipo de lucha no hay puntos medios. Ese era el espíritu de la propuesta Radical que nació entre la montubiada de una Costa ecuatoriana con grandes contrastes sociales, por un lado la opulencia del auge cacaotero y por otro la miseria de importantes segmentos de la sociedad, que apenas tenían su fuerza de trabajo para sobrevivir. Es por ello fundamental mirar con profundidad al sujeto que lucha, intentaremos un breve vistazo.

Los Montoneros “Las montoneras fueron probablemente el más importante fenómeno de movilización social del siglo XIX republicano. Surgidas en el agro costeño a partir de 1825, tuvieron desde sus comienzos un carácter marcadamente reivindicativo y de resistencia popular frente a las violencias y actos de despojo cometidos por hacendados o autoridades del nuevo poder republicano. Posteriormente, a partir de la “Revolución de los Chiguaguas” (18331837) adquirieron un creciente carácter político, de tinte nacionalista y liberal, que se acentuaría durante la “Revolución Marcista” (1845) y asumiría plena identidad en la segunda mitad del siglo XIX. La base social de las montoneras estaba generalmente constituida por una heterogénea mezcla de campesinos montubios, que incluía a peones de las haciendas, pequeños propietarios y trabajadores sueltos, como los “desmonteros” y “sembradores”, que hacían desmontes o formaban nuevas plantaciones para venderlos a las haciendas próximas. A partir de la época garciana, el surgimiento de las montoneras adquirió una connotación plenamente política, de carácter liberal militante, y aun asumió nuevas formas, como la formación de montoneras por parte de los mismos hacendados o “caciques” locales, que se lanzaban a la lucha a la cabeza de sus peones y casi siempre con el  rango de “coronel”. Toda la tropa montonera o al menos gran parte de ella andaba a caballo. Estas particulares circunstancias daban a las montoneras una notable influencia y capacidad de acción en su área y les garantizaban fácil avituallamiento, gran movilidad operativa y rápida desmovilización” (Núñez 1995). Los luchadores son campesinos que venden su fuerza de trabajo y “trabajadores sueltos”, es decir hombres que no están adscritos a una hacienda. En la Sierra, ligados al régimen de hacienda se encuentran los indios libres, es decir aquellos que no pertenecen a ninguna hacienda, pero que venden su fuerza de

trabajo. En todas las insurgencias populares del continente la conformación del sujeto que lucha es la misma, indios, negros o en este caso montubios libres cuya condición de excluidos les lleva a asumir una conciencia de clase. Tanto los que están dentro como los que están fuera del régimen de hacienda, tienen algo en común: no son poseedores de los medios de producción y para su reproducción familiar venden su fuerza de trabajo. Son los indios libres los que encabezan la lucha por la tierra. En un primer momento los montoneros son campesinos costeños que como pago de las deudas contraídas con el patrón se ven obligados a ir a la lucha, con el objeto de descargar lo que deben (Ayala 1994). La Montonera para estos campesinos era la posibilidad de acabar con sus deudas y a la vez convertirse en campesinos autónomos, por tanto sin sujeción a la hacienda y al patrón. Son pueblos que se arman para la lucha, no es un ejército que lucha por el pueblo, sino un pueblo que decide luchar por sí mismo, nadie va a poner los muertos por ellos. El Viejo Luchador reconoce las dificultades que enfrenta su ejército conformado por personal cargado de buenas intenciones. “Las fuerzas que están a mis órdenes se componen de artesanos propietarios, agricultores, etc, gente toda difícil de sujetarse a una vida dilatada de cuartel y marchas y contramarchas”. “Puse atención en disciplinarlos lo mejor posible, ¡ímproba labor es organizar voluntarios!” (Alfaro; 1992, 78).

La Montonera entrañable Los luchadores que son parte del pueblo que los eligió no se rinden, no se olvidan de sus soldados, los tienen presentes, se acompañan en su dolor y en sus victorias. De esa época se conocen una serie de coplas, cantos, amorfinos, arrullos y otros tipos de expresiones populares que se transmiten de generación a generación y que cuentan las glorias de los y las luchadoras que salidos del corazón del pueblo daban sus vidas por un mejor futuro. Solo así se entiende cómo a pesar de los largos períodos en los que el Viejo Luchador estaba fuera del país ese pueblo lo tenía presente. No se olvidaban de él y cada vez que regresaba estaban listos para en su nombre o con él disponerse al combate. Una característica especial de la Montonera es ser entrañable entre sus líderes y el pueblo que la compone, de ahí que una vez cumplida la tarea para la que se formó la Montonera, se debe disolver. Unas veces se disolvían con una victoria, en otras ocasiones cargaban con la derrota. Las despedidas deben haber sido difíciles, en ocasiones no había tiempo para ello; a continuación las palabras del Viejo Luchador

53


al despedirse de sus combatientes esmeraldeños, él continúa con los montoneros manabitas en la lucha… “Regresais a vuestros hogares después de quince meses de heroica lucha. Dos nombres habeis escrito en la historia: Seis de Abril y Nueve de Julio. Desde las bocas del Mira hasta las márgenes del Guayas, vuestra sangre se ha ofrendado con abnegación en aras de la República; la santidad de nuestra causa ha traído a nuestras banderas no solo a los buenos hijos del Ecuador sino a muchos de nuestros hermanos de Colombia, campeones generosos que han compartido fraternalmente vuestros sacrificios y vuestras glorias. Soldados, me honro en tributarles el homenaje de mi gratitud y en declarar que habeis merecido el bien de vuestra Patria. Estad seguros de que si las libertades peligran, estará siempre con vosotros vuestro compañero y amigo, Eloy Alfaro” (Alfaro 1892; 51) Se nota que quien habla no se ubica en un pedestal para hacerlo, no les habla desde una superioridad, les habla desde la firmeza de combatientes, de soldados, pero sobre todo de compañeros, les habla mirándoles a los ojos, les habla sinceramente. La guerra y los combates vividos generan una unión inseparable. El calor del combate los hermana. Para ejemplificar esto es necesario un relato… En Noviembre de 2007, en Montecristi, Manabí, se instaló la Asamblea Constituyente y con ese motivo se llevaron parte de los restos de Eloy Alfaro a su tierra natal; para ello el gobierno organizó un acto impresionante que incluía la entrada de los restos del General en una urna especial de piedra ubicada en una carreta arrastrada por caballos, esta urna se ubicaría al interior del Parque Central de la ciudad de Portoviejo, al cual sólo “algunas personas con invitación podían entrar”. El pueblo que había bajado de las montañas por sus propios medios, caminando horas, a caballo, a pie o por otros medios, que no había comido, que esperó bajo el sol, ese pueblo no podía entrar, estaba exlcuído del acto. Sin embargo al acercarse la carreta hasta el parque, ese pueblo gritaba a su general, ¡Viva Alfaro!, ¡Viva mi general!, ¡Alfaro Vive, la Lucha sigue!, y lanzaban flores, cantos, lágrimas, alegrías, al paso de la caravana… Le recibían de vuelta. “Volvió” decía un anciano que necesitaba ayuda para permanecer de pie. 100 años después de su muerte, el pueblo no olvidó a su general. Aún lo esperaban, le cantaban. Alfaro estaba de vuelta y el pueblo estaba ahí esperándolo. Los montubios sabían que a Alfaro no lo quemaron, lo encendieron. Igual de conmovedoras resultaron las lágrimas derramadas por los cadetes de las Fuerzas Armadas, que custodiaban el parque, cuando la urna – subida en andas - pasaba junto a ellos. Era su general

54

el que estaba ahí y por eso, a pesar de la formación de hombres duros que recibían, las lágrimas y el afecto al general podían más. En varios momentos de la lucha radical montonera, la historia registra hechos entrañables entre los revolucionarios, así: Cuando Vargas Torres recibe su condena a muerte en Loja, sus coidearios planean su fuga, y de hecho el plan resulta. Pero Vargas Torres retrocede en su intención pues cree que “o salen todos o no sale nadie”. No podía dejar a sus compañeros de combate presos mientras él tenía la posibilidad de huír de la muerte. Poco tiempo después fue fusilado (Pérez Concha, 2008). En la toma de Guayaquil, entre el fragor del combate, la cárcel fue tomada por los revolucionarios, no había otra intención del Viejo Luchador que liberar a su compañero Miguel Valverde (hecho prisionero en un combate anterior), a quién él personalmente abrió la puerta de la celda y luego le dio un abrazo. Los combates continuaban afuera, pero esta acción eran tan importante como toda la operación de toma del puerto en su conjunto. Había que hacerla, pues no se puede dejar a nadie detrás (Alfaro 1992). Cuando el tren que conducía a los 6 radicales hacia Quito desde Guayaquil para consumar la Hoguera Bárbara llegó a Alausí, algunos de sus coidearios prepararon la fuga del Viejo Luchador, así fue que todo estaba listo. El poco tiempo para preparar la arriesgada acción no permitía más que escapar a uno. Al respecto, Eloy dijo “NO, o salimos todos o no sale nadie”. Al día siguiente fueron arrastrados por las calles de Quito (Bravo 2008).

Los Coroneles gritados La montonera, al ser un ejército popular, tiene sus propias formas de acción, de lucha y de jerarquías. Así, por ejemplo, se deduce que el ejercicio de la lucha era un aspecto socialmente reconocido, es decir, toda la comunidad avalaba a los luchadores y luchadoras y por ello mismo los protegía, apoyaba y acompañaba. No era un ejército o guerrilla que se creaba por fuera del pueblo, era el pueblo. Por ello desde el interior del mismo se escogía quien luchaba. Se escogía a los mandos por méritos propios y a estos se los proclamaba públicamente, para que se reconozca su liderazgo y se lo legitime. “A estos “coroneles-hacendados” se los calificaba popularmente como “coroneles gritados”, tanto para destacar el hecho de que el rango les había sido conferido por sus propias tropas, al grito de ¡Viva mi coronel!, como para diferenciarlos de los “coroneles graduados”, es decir, de aquellos que habían recibido su grado de las autoridades correspondientes”. (Núñez 1995)


Es importante ver que a lo largo de la historia los pueblos han tenido como herramienta primigenia de acción y resistencia su propia voz y el grito como parte de ella. Es por ello que el grito no es solo el grito como proclama, sino sobre todo como llamado de atención, de decir presente y de existir. Es también hacerse oír y sentir. Hay que mirar al grito-la voz como un arma de creación y destrucción (son las palabras que hacen que algo exista, “Dios dijo hágase la luz”). El grito, la voz, crea pero también apaga. Alfaro, sin duda, fue un líder gritado. De otra manera cómo entender esa fidelidad entre el pueblo y su liderazgo. Al líder el pueblo le sigue, al jefe le obedecen. Un aspecto particular de la Montonera eran estos Coroneles gritados, a los que la población es fiel. Cuando la lucha del partido radical crece y cobra mayores adeptos, no es de sorprenderse entonces que surja el periódico “El grito del pueblo” como el órgano, la voz del partido y los militantes, dirigido por otro coronel gritado, Luciano Coral. Posteriormente, a estos líderes nacidos así se los llama de manera peyorativa “coroneles macheteros” por dos razones: la primera, porque sus ejércitos están conformados por combatientes cuya principal arma es el machete; la segunda busca desacreditarlos, insinuando que resalta en estos coroneles el uso del machete más que las ideas.

Comunidades libres, liberales y liberadas Otra característica de la Montonera era precisamente la generación de comunidades liberadas, de territorios donde se proclama y construye la nación soñada, la sociedad de las múltiples libertades. No se luchaba por una sociedad futura que vendría una vez conseguido el triunfo y la revolución, la lucha montonera llevaba a crear de hecho espacios liberados y libertarios. El mejor ejemplo de ello es la lucha de los Chapulos, encabezada por un coronel gritado, Nicolás Infante, que encabezó la revuelta en lo que hoy es la Provincia de Los Ríos. Esta revuelta es particularmente importante pues no sólo que el objetivo de la lucha es derrotar al ejército regular, sino crear una sociedad con una administración que se la construye desde abajo.

En el marco de una guerra no hay que desconocer que o se gana o se pierde y que mientras el enemigo no sea derrotado, no se puede estar tranquilo En el marco de una guerra no hay que desconocer que o se gana o se pierde y que mientras el enemigo no sea derrotado, no se puede estar tranquilo, y los montoneros sabían eso. Por ello también ocurre que no se puede volver al régimen anterior, no se puede expulsar al gobierno y seguir con la misma administración, es decir, el ejercicio de la guerra montonera era también un ejercicio de creación de sociedad. Y aquello creado de esa manera hay que defenderlo, para eso las armas. La Montonera se desarrolla y crece no por construir una revolución futura, sino para defender la revolución lograda, que puede ser muy localizada, “limitada”, “pequeñita” (en una comunidad o pueblo), pero esa fuerza originaria ya marca la pauta de un futuro nuevo. Entonces hay que guerrear para defender lo conseguido, contra aquello que lo amenaza, usando las herramientas que sean necesarias. NOTAS: Alfaro Delgado, Eloy: Narraciones Históricas. Corporación Editora Nacional, 1992. Ayala, Enrique: Historia de la Revolución Liberal Ecuatoriana. Corporación, Editora Nacional, 1994. Bravo, Klever: La campaña revolucionaria del general Eloy Alfaro y la modernización del Ejército ecuatoriano. CCE, 2008. Núñez, Jorge: La revolución Alfarista de 1895 hacia el 2000. Colección Ecuador, 1995, Quito. Pérez Concha, Jorge: colección Biografías: Luis Vargas Torres. Ministerio de Cultura, 2008.

55


En América Latina se Criminaliza la lucha social LA RESPUESTA BURGUESA A LOS ANHELOS Y ASPIRACIONES POPULARES

Rupturas

Por: Ramón P. Aldaz • rpaldaz@hotmail.com

56

B

ajo el supuesto de que las acciones de protesta de determinado grupo social o gremial violan los derechos de todos los ciudadanos –a la libre circulación por ejemplo-, se ha justificado el establecimiento de regulaciones de diverso tipo,

dirigidas a sancionar con rigurosidad a quienes cometen esos “delitos”. Este proceso tiene como antecedente aquel de la flexibilización laboral, que se orientó, entre otros aspectos, a restringir, limitar y hasta anular el derecho de huelga de los trabajadores en determinados servicios, bajo el argumento

de que su paralización afecta los derechos de los usuarios. Bajo esa premisa, el derecho de huelga de los trabajadores del sector público e incluso de determinadas áreas del sector privado ha quedado en letra muerta; está consagrado en el papel, porque es parte del ideario del derecho laboral universal, pero está imposibi-


Cruzando el charco litado de ejecutarse, por las restricciones contempladas en sus regulaciones y en otras normas legales. Desde luego, estas restricciones no surgieron al azar, se impusieron cuando la capacidad de resistencia de los trabajadores impedía la ejecución de las políticas neoliberales, privatizadoras de las empresas y servicios públicos, y cuando sus luchas, demandas y acciones amenazaban la estabilidad y el ejercicio del poder dominante. Es decir, cuando la lucha laboral alcanzó un importante auge. En la actualidad resulta evidente el nuevo ascenso de la lucha social en el mundo, y en América Latina en particular se expresa en la inconformidad de los sectores populares con las secuelas de la crisis y con la pobreza, en el rechazo a las políticas impuestas por la clase dominante y en la defensa de los derechos económicos y sociales. También se expresa en las acciones en defensa de la naturaleza, del ecosistema; en contra del extractivismo y el saqueo de los recursos naturales; en contra de la explotación a los trabajadores y la opresión de las nacionalidades y pueblos originarios. Es decir, la lucha ha alcanzado dimensiones más amplias, diversificadas y, consecuentemente, amenazantes para el sistema. Estas ascendentes manifestaciones de inconformidad tienen como respuesta también una creciente criminalización de la lucha social. Miremos algunos ejemplos: En Chile fuimos testigos de un extraordinario impulso de la lucha estudiantil, catalizando el descontento contenido de un pueblo largamente sometido a la más violenta represión fascista de la dictadura de Pinochet, subrepticiamente continuada por los regímenes del período “democrático”. Miles y miles de jóvenes estudiantes sostuvieron por meses movi-

lizaciones, que derrumbaron rápidamente la aureola bonachona del magnate presidente Sebastián Piñera. ¿Cuál fue la respuesta? A manera de revancha “aleccionadora”, el ministro de educación canceló la matrícula de 3.000 estudiantes secundarios localizados como activos participantes en las movilizaciones; mientras que su ministro del interior proponía la ley de “Resguardo del Orden Público”, conocida también como Ley Hinzpeter (en referencia a su apellido), y que fue bautizada con sobrada razón como “ley antitomas”. Ingresó al congreso en octubre del año pasado, en el marco de las protestas estudiantiles y sociales. Con esta ley, se introducen modificaciones al Código Penal y Código Procesal Penal para aumentar las penas sobre los “delitos” en contra del orden público, así se propone: castigar a quienes realizan un conjunto de conductas que alteran la paz social e impiden a muchos compatriotas “vivir con tranquilidad”, según sus justificaciones. En Estados Unidos, a raíz de las crecientes acciones del movimiento Ocupa Wall Street, iniciadas el año pasado, que fueron ganando amplia simpatía y adhe-

sión, ingresó a trámite el proyecto de ley HR 347, conocida también como la “Carta de paso prohibido”, que establece que toda persona que entra o permanece en cualquier edificio o terreno restringido sin autorización legal, con la intención de impedir o perturbar el desarrollo normal de las funciones oficiales o de gobierno, participa en una conducta desordenada o perjudicial en o [en] la proximidad a cualquier edificio o recinto restringido o impide o perturba el desarrollo normal de las funciones oficiales o de gobierno, será sancionado con una multa o privación de libertad por no más de 10 años, o ambos casos. En Colombia, el 24 de junio de 2011 entró en vigencia la Ley de Seguridad Ciudadana, presentada también por el ministro del interior, Germán Vargas, la misma que apunta a profundizar el esquema de la “seguridad democrática” del anterior gobierno de Uribe. En uno de sus artículos el texto reza: “El que por medios ilícitos obstaculice, de manera temporal o permanente, selectiva o general, las vías o la infraestructura de transporte de tal forma que afecte el orden público o la movilidad, incurrirá en prisión de cuatro a ocho años

57


y multa de trece a setenta y cinco salarios mínimos legales mensuales vigentes”. También en este caso existe como antecedente el reflorecimiento de la movilización estudiantil, comunal y laboral, ante las dramáticas condiciones de pobreza, exclusión, explotación y opresión que sufren esos sectores colombianos. “Lo vio toda Colombia por la televisión. Eso es vandalismo, el Alcalde, creo que con toda razón, dice que son protestas vandálicas organizadas con fines diferentes a los que están diciendo que quieren perseguir. Y eso estamos viendo con mucha frecuencia, no solamente en el Transmilenio, también en otros sitios”, señaló el presidente Santos el 10 de marzo de 2012, al referirse a las protestas en contra de condiciones infrahumanas del Transmilenio de Bogotá. El pasado 15 de febrero, miles de personas marcharon en Buenos Aires al Congreso Nacional de Argentina, para exigir la derogatoria de la ley antiterrorista, aprobada en la última sesión legislativa del año pasado, a iniciativa del gobierno, en el contexto de las distracciones propias de las actividades de fin de año. “En los últimos ocho años, la criminalización de la protesta social se ha profundizado al pun-

58

to tal que no existe lucha obrera, estudiantil, ambiental, social o política que no tenga como consecuencia la apertura de una causa penal contra los militantes más visibles de cada momento” (Andrés Figueroa Cornejo, Argentina: “La ley antiterrorista gatilla la unidad popular” - Argenpress). Carlos Zarrizuela, representante sindical argentino, atestigua que: “el gobierno y la patronal están procesando a más de 6 mil 400 luchadores sociales, trabajadores, estudiantes, dirigentes de pueblos originarios. Yo estoy procesado por exigir el cumplimiento del convenio y las leyes laborales, y cortar una ruta por decisión de la Asamblea. Me pagan el salario por partes y cuando les da la gana. La tercerización también existe en

la industria de la carne. Y ello provoca divisiones entre los propios trabajadores, porque tenemos ‘diferentes patrones’ y ganamos distinto por hacer la misma faena. Entonces los dueños usan a los subcontratados para bajar los sueldos y castigar las condiciones de empleo de los contratados.” Como se sabe, en el Ecuador el proceso de criminalización de la lucha social es ascendente, en paralelo con el proceso de derechización del gobierno de Rafael Correa. Como lo definiera el propio presidente Correa: “todo el que se opone al desarrollo del país es un terrorista”, por lo tanto, toda acción que se oponga a lo que él define como desarrollo del país, será encausada como acción terrorista, figura bajo la cual más de 400 luchadores sociales enfrentan acusaciones, juicios penales y cárcel. Al igual que en los otros países, se trata de dirigentes y activistas de los más diversos sectores sociales, sindicales, indígenas, campesinos, ambientalistas, estudiantiles, poblacionales y hasta individuos sin pertenencia a organización social, que cometieron el “delito” de reunirse, portar literatura revolucionaria y proponerse participar en la lucha social, como ocurrió con los y las 10 profesionales y estudiantes apresados el


3 de marzo en Quito, acusados de terrorismo. También en nuestro caso, no le es suficiente los remanentes de las leyes represivas de las dictaduras militares, que han sido utilizadas para los procesos de criminalización de la lucha social en el país. La propuesta del Código Integral Penal, al igual que la del Código de Seguridad Ciudadana y otras adyacentes, lejos de superar las retrógradas figuras legales represivas dictatoriales, las actualiza, refuerza y generaliza. Estas son apenas algunas muestras de lo que sucede hoy en el plano de las acciones que despliegan los gobiernos para tratar de contener la inconformidad, la lucha y la rebeldía popular en contra de las políticas y medidas que impulsan e imponen las clases dominantes. A manera de conclusiones: 1. Las medidas, acciones y procesos de criminalización de la lucha social constituyen una política general de la burguesía en tanto clase dominante. Con pequeñas diferencias de forma, coinciden en la esencia gobiernos imperialistas como el de Barack Obama en Estados Unidos, los de abierta orientación derechista y

fascista como los de Juan Manuel Santos de Colombia y Sebastián

En los últimos ocho años, la criminalización de la protesta social se ha profundizado al punto tal que no existe lucha obrera, estudiantil, ambiental, social o política que no tenga como consecuencia la apertura de una causa penal

y proyecciones de la burguesía, reprimiendo, sometiendo y sancionando a todo aquel que se le oponga, lo cual desmiente el supuesto de un Estado democrático, neutral y ciudadano. Como señala un artículo argentino relacionado al tema: “En realidad, la ley antiterrorista provoca terror y constituye una herramienta de persecución estatal”. 3. Las inevitables manifestaciones de inconformidad, resistencia y rechazo a las políticas y medidas que impone la clase dominante en un régimen que encierra desigualdad y contradicciones económicas, sociales y de clase, han merecido siempre medidas coercitivas expresadas en las legislaciones y las instituciones represivas del Estado; mas, nunca por esta vía se ha podido impedir las expresiones y las luchas sociales y populares, dado que con la represión se busca someter por el miedo, pero no solucionar las causas que motivan dichas acciones. La actual cruzada de criminalización de la lucha social no podrá, al igual que en el pasado, desactivar la voluntad de los trabajadores y los pueblos de precautelar y proteger sus derechos y de conquistar con su lucha los cambios verdaderos que resuelvan sus problemas y necesidades y que le son negados por los gobiernos de la burguesía.

Piñera de Chile, los denominados progresistas como el de Cristina Kirchner de Argentina, o los supuestamente de izquierda, como el de Rafael Correa, lo cual desnuda la naturaleza burguesa y capitalista de todos ellos, más allá de las diferencias de formas, de los recursos populistas y demagógicos que en mayor o menor medida exhiban. 2. La actualización de las legislaciones y el ejercicio represivo de las instituciones del Estado busca consolidar al Estado capitalista, que sirve y actúa para precautelar los intereses, propósitos

59


CRÓNICA de la MARCHA que nos DEVOLVIÓ la ESPERANZA…

Por: Fernanda Solís

Fotos: Dario Calahorrano

¿De qué va la marcha?… La marcha va de energía linda, energía del sur… La marcha va cargada de resistencia, de luchadores y luchadoras… La marcha va de cantos de denuncia… La marcha va de esperanza…

(simbolizada por la vaquita) demostró su capacidad de sostener este proceso histórico de resistencia sin necesidad de financiamientos externos… Fue conmovedor mirar los esfuerzos que cada compañero/a de acuerdo a su economía realizaba apostando a este sueño colectivo... Los actos de celebración, las ceremonias con los taytas y mamas que limpiaron las malas energías..., la música y el baile por cada gota de agua limpia, de agua libre, acompañaron las mil y una noches de la marcha… Los marchantes, aunque físicamente agotados, nos fortalecimos con la acogida solidaria en las ciudades que marcó el inicio de la reconciliación campo-ciudad, la unión la construyó la lucha por el agua… oro…

Desde la lluviosa Cordillera del Cóndor, hasta los páramos de la Sierra norte… como gotas de agua nos fuimos sumando en el camino…; en voz de los actores:

La creatividad de los marchantes hizo de la movilización un escenario de denuncia y fiesta..., en tono sanjuanito, en tono de alerta, varias consignas se construyeron al caminar y recogían las principales demandas:

…este movimiento sí tiene bases… obreros, campesinos… maestros y estudiantes… A cada paso, en cada pueblo y comunidad, los encuentros fueron emotivos en medio de pancartas y banderas..., las expresiones de afecto, reconocimiento y solidaridad no se hicieron esperar... Desde la limonada de la picantería del barrio, hasta las donaciones de mercados, familias, amigos... La comida soberana no faltó... caldo de becerro, coladas, panes, mote, habas, hornado y otras maravillas....

…A mí no me diste... A mí no me diste... Todoooo el oro que a la China diste.. Luego me engañaste... Luego me mentiste... Y con la derecha amaneciste... Con MERA Y PATIÑO amaneciste Con los ALVARADO amaneciste Con la IVONNE BAKY amaneciste Con las MINEEEEERAS AMAAAANECISTE... Con el TLC amaneciste…

..esto no es pagado con plata del Estado esto es un pueblo bien organizado… La marcha puso en evidencia el poder de la estructura y conciencia comunitaria que en una minga colectiva

60

…el agua vale más que el

..No más violación A la Constitución… ..Alerta Alerta, alerta, alerta que camina La sucia minería por América Latina

Tranquilos Tranquilos, tranquilos, tranquilos que camina La lucha campesina en defensa de la vida... ¿Y al final del camino, qué nos queda?... : nos queda el fortalecimiento del movimiento indígena, el reencuentro de las organizaciones sociales, la concertación de agendas, la denuncia frontal, nos queda la reivindicación de la organización y la resistencia… Nos queda la ruptura del miedo… …Señor presidente Qué es lo que ha pasado que cuatro pelagatos lo tienen asustado… Inundamos Quito, lo inundamos con soberanía, colores, banderas, gritos y cantos… ¿Y si preguntan por la marcha? ¿La marcha dónde está?: ¡LA MARCHA LLEGÓ A QUITO FORJANDO LA UNIDAD!.


producci贸n gr谩fica

61


Revista Rupturas #7  

Revista independiente de análisis e investigación