Issuu on Google+

LGTB, más que un acrónimo

Radiografía de un exhibicionista

¿Quién es ella?

Feb 05 del 2010 || No. 05 || ISSN 2145-2865

SANGRE, SUDOR

YSEXO


No es cuesti贸n de disforia,

euforia

lo que

sentimos es

de ser quienes real


lmente somos.

FotografĂ­a Fernanda Alyssa www.flickr.com/photos/fernandaalyssa/


pág.44

pág.48

6 8 12 16 18 38 42 44

pág.100 Correspondencia Carta del editor

• Cuerpos Incompletos

Cómplices

48 54 62 66

Coyuntural Collage

• • • •

LGTB, más que un acrónimo – Álvaro Hernán Plazas Angustia por clóset – Alejandro Viedma Diversitas – Gustavo Barrientos Los devaneos del procurador – Rodrigo Sandoval Araújo

Paréntesis

• Beatriz Preciado: Aquella filósofa bigotuda

Narrativa

• Hormigas – Ana Elena Pena

Cartografía

• Gran Canaria, un destino ideal – Tim Manning

96 98 100

Bajo las siguientes condiciones: Uso no comercial. No puedes utilizar esta obra para fines comerciales. Sin obras derivadas. No puedes alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra.

Una publicación de Editorial Aerogeno E. U.

Reconocimiento. Debes reconocer los créditos de la obra (pero no de una manera que sugieras que tienes nuestro apoyo o que apoyamos el uso que haces de ella).


La radiografía de un exhibicionista LGTB, más que un acrónimo

pág.54

¿Quién es esa chica?

Feb 05 del 2010 || No. 05 || ISSN 2145-2865

SANGRE, SUDOR

YSEXO ISSN 2145-2865 Feb. 05 de 2010 No. 05 Ilustración Javier Muñoz

Crónica

• Radiografía de un exhibicionista – Omar Sanabria

Entre Nos

• ¿Quién es ella?

Retro

• Luis Caballero: La rebelión del erotismo y el sufrimiento – Eidenober Mena

Dossier Sangre, sudor y sexo • Dinamitar el género – Cecilia Núñez • Hombres sin cuerpo: Penes en llagas y máquinas de carne – Ruben Campero • Vagina, IN© – Georgina Carbajal • Al desnudo – José Ignacio Díaz Carvajal • ¿Cuerpos biológicos o culturales? – Jorge Horacio Raíces Montero • Úrsulas, esas grandes desconocidas – Judith Samper • Al son del eléctrico cuerpo – John Alexander Castañeda

Recomendados y señalados

javimunoz.com

revistaknot.com knot@revistaknot.com Cali - Colombia

John Ever Ortiz

johnortiz@revistaknot.com Director General

Jorge Luis Aparicio

jorgeaparicio@revistaknot.com Editor General

Colaboradores

Álvaro Plazas, Alejandro Viedma, Gustavo Barrientos, Rodrigo Sandoval, Ana Pena, Tim Manning, Omar Sanabria, Eidenober Mena, Cecilia Nuñez, Ruben Campero, Georgina Carbajal, José Ignacio Díaz, Jorge Horacio Raíces, Judith Samper, John Castañeda, Héctor Sánchez y Javier Muñoz.

Andrés Felipe Quintero andresquintero@revistaknot.com Corrector de Estilo

Frank José Escobar

Cita con el especialista

• Virus del Papiloma Humano – Héctor Fabio Sánchez

Estilo Knot

• Freddy Gaviria: Moda retro-vanguardista Eres Libre de Copiar, distribuir y comunicar públicamente esta obra. Al reutilizar o distribuir esta obra, tienes que dejar bien claro los términos de la licencia. Algunas de estas condiciones pueden no aplicarse si obtienes nuestro permiso. Nada en esta licencia menoscaba o restringe los derechos morales de autor.

frankescobar@revistaknot.com Director Comercial

Aerogeno

knot@revistaknot.com Diseño y Diagramación

Issuu.com

issuu.com/revistaknot Distribucción Electrónica

Las opiniones expresadas en los artículos pertenecen a sus respectivos autores. La revista Knot no se hace responsable por la exactitud y verosimilitud de las mismas ni por sus repercusiones.


C

revistaknot.com

Correspondencia

Argentina

6

¡Hola! Escribo desde Tucumàn, Argentina, donde tenemos un proyecto de comunicación alternativa sobre género y diversidad llamado “Hojas de Trébol” (www.hojasdetrebol.blogspot. com). La calidad de la revista Knot es muy alta a nivel visual, no he entrado muchas veces pero la verdad esta de 10, y ahora estoy yendo a los contenidos. Leí sobre “lo queer” antes, y entonces me llamó la atención el artículo que llevaba ese término. Encontré conceptos interesantes aunque muy discutibles, pero sobre todo encontré hacia el final de la nota, y esto es una constante en todo lo “queer” que vengo conociendo, una asombrosa y amenazadora apología de la violencia sexual, por un lado, y de la cosificación del cuerpo humano y la sexualidad por el otro. Ambos elementos: violencia sexual y cosificación son comunes a las prácticas que lo “queer” promueve como liberadoras: Sadomasoquismo, prostitución y pornografía. La expresión “interacción con objetos” no puede ser más reveladora: la sexualidad “queer” es “interacción entre objetos” según parece. Existimos en el mundo innumerables personas no-heterosexuales que no somos “queer” ni nos interesa serlo, y muchas de nosotras quizás estemos en contra de lo “queer”. Yo lo estoy: estoy cada vez más convencido que lo “queer”, o al menos lo que hoy se refiere con tal término, es una fuerza domesticadora y reaccionaria que está dominando cada vez más el movimiento LGTB, ya de por sí muy decadente y servil en muchos casos ante los estados y el capital. Existimos personas no-heterosexuales con otros posicionamientos ideológicos, políticos y culturales y queremos que nuestra voz también se oiga. Diego

Colombia Aprecio mucho tu aporte Mauro Bueno (Responsabilidad Social, en la edición 4) ya que no es fácil poder tocar este tema en la sociedad, por los prejuicios de la gente que no es más que una barrera entre personas que vivimos en un mismo lugar. Si el corazón no tiene ojos no entiendo cuando la gente prefiere voltear la mirada. Bueno espero que todo esto cambie y nos volvamos mas humanos y no pongamos barreras. Denis

Colombia Estoy realmente admirada por el artículo de Mauro (Responsabilidad Social). Está excelentemente redactado y plasma con una sinceridad asombrosa el punto de vista de una persona como cualquier otra. Esa es una de las grandes habilidades que posee Mauro, puede escribir exactamente lo que piensa sin ninguna dificultad. Felicidades mi gran amigo. Gloria La verdad no me quede con las ganas de leer cada una de sus páginas. Lo que empezó como una simple curiosidad se convirtió en un gran deseo... Fui enredándome por cada uno de sus escritos los cuales me parecen muy emocionantes e interesantes. Los felicito. Diego Muchas gracias por escribir y abrir espacios serios, alternativos con contenidos transformadores y que permitan aprender más, no sólo de nuestra comunidad sino para que los “hetero” aprendan de nosotros y redirigir los conceptos clásicos de la hetero-normalidad... en fin son lo máximo. Diego ¡Hola! Voy hacer una confesión, estoy leyendo mi primer número de la revista Knot, he comenzado con el último que han publicado y me ha encantado un artículo escrito por Georgina Carbajal y Cecilia Núñez, dos mujeres que han trabajado la teoría queer y su relación con el cuerpo. Me ha parecido un excelente artículo, me parece que las dos autoras cumplen con el objetivo que se plantean de analizar el uso político del cuerpo de la mujer desde la perspectiva de la teoría queer, pero sobre todo lo que más me impacto es el trabajo serio que hacen para dar los créditos y mostrar sus fuentes teóricas. Felicitaciones por estas colaboradoras que tienes y estoy comenzando aprender sobre teoría queer... Saludos. Andrés La última edición de su revista me tiene babeado. Es una maravilla. Es muy buena, con un alto nivel creativo y un diseño gráfico muy profesional de contenido exquisito. Es ágil y de corresponsalía internacional. Esta semana disfrutaré frase por frase. Raúl

knot@revistaknot.com


7

Correspondencia Costa Rica Muy buena en su contenido y presentación con una tecnología de “avanzada” que es presagio de gran éxito y aceptación entre su público... ¡Felicidades! Fernando

España Con una simple ojeada se puede ver la calidad de los artículos. Gracias por compartir cosas tan importantes con nosotros. Abrazos. Bob

Perú Acabo de revisar su revista. No la vi por lo incómodo que resulta el formato y lo poco atractivo de sus páginas. Y ciertamente la página carece de esa básica esencia gay: Atractiva, de buen gusto y divertida. A primera vista resulta aburrida, demasiado texto, los gais no leen mucho, no hay atracción visual, y para desgracia me chocó con una nota a Wilde carente de imaginación en el texto y belleza en el diseño. Un esmero que un escritor de su altura se merecía. No quiero decir que lo informativo es aburrido, pero su publicación peca de demasiada información, poco entretenimiento, diseño demasiado acartonado y colores feos. En pocas palabras, no me gustó su revista. A ver si el Editor se proyecta y hace algo más entretenido, divertido y asimilable. Yimi Al leer el comentario de Yimi, me doy cuenta porque la gente nos ve como seres que solo pensamos en la diversión superficial y en el pensamiento errado, y porque están convencidos de que a los gay solamente les llama la atención o dicen que algo es de buen gusto si tiene colores chillones o exceso de adornos, quien dice que los gais no gustamos de leer mucho y, ¿qué es para tí la esencia gay?... Realmente deberías pensar antes de decir algo y generalizar que todos los gay pensamos igual que tú o que tenemos los mismos gustos por el hecho de ser gais... Así que no generalices Yimi, y si algo no es de tu agrado no nos metas a todos en el mismo saco que a ti. Paúl

México ¡Hola! Soy moderador de www.beautifulgaypeople.com y ahí tenemos su revista. Antes que nada quiero felicitarlos por Knot, es muy interesante y tenerla en nuestra página es agradable. GRACIAS. Por otra parte tengo un comentario que hacer con respecto al artículo de la bisexualidad (Edición No. 01). Estoy en desacuerdo con casi todo lo que mencionan, pero hay un factor importante, desgraciadamente el bisexual, la mayoría de las veces siempre que tiene una pareja homosexual la esconde. 1- No es que se mire al bisexual como alguien falto de moral, es simplemente que la mayoría de las veces no es coherente con sus actos, por ejemplo: Si tienen una pareja mujer, hacen todo lo que una pareja puede hacer y hasta es casi presumible, no sexualmente sino actividades de pareja que puedan fortalecer la relación, cosa que no pasa cuando tienen una relación con una persona del mismo sexo, la mayoría de las veces se esconden, hacen todo como queriendo que nadie se entere, eso es lo que no se me hace justo. 2- No es que no sepan amar, claro que sí, pero siempre es un amor pasajero, no creo que el amor se termine, se transforma, y de hecho la relación más larga que he tenido fue de nueve años, desgraciadamente todo término pero no por falta de amor sino porque mi pareja falleció, lo comento nada ms como antecedente. El bisexual vive el ahora y eso perjudica mucho a todas aquellas personas que vemos a la relación como un proyecto de vida, a mi también me gustan las mujeres!!! Pero mi fidelidad en una relación, digámoslo de esa manera, es con los hombres, ¿Por qué? porque me siento más a gusto, puedo hacer lo que con una pareja mujer no puedo. Las relaciones entre parejas hombre/mujer y hombre/ hombre son muy diferentes, las metas no son las mismas por lo que no puedes tener los dos al mismo tiempo, no puedes jugar futbol profesional y al mismo tiempo estar en el equipo de basquetbol profesional, por diversión te gusta el básquet y lo juegas, pero tu profesión esta en el futbol, porque pongo este ejemplo? porque no puedo poner que te gusta un vino tinto en especial por ejemplo, pero a veces cambias de marca, porque al fin en cuentas es el vino tinto es lo que te gusta, no otro y si prefieres otra marca es porque ya te aburrió el de siempre y ahí si es problema de la pareja, que se puede resolver hablando, y si a tu pareja le atrae alguien como tú del mismo sexo pues entonces algo está mal, pero se puede solucionar, o por lo menos sabes que fue por tu culpa y que te dejo por alguien que físicamente tiene lo mismo, sin embargo si le gusta alguien del sexo opuesto, es porque quiere algo que tu no le puedes dar, y por más que te esfuerces no lo vas a poder conseguir, y ahí es donde está el conflicto. No se trata de etiquetar a las personas hetero o gay, pero para tener una pareja tienes que estar definido porque si no nunca vas a estar a gusto a las personas que tengas a tu lado y ni el bisexual va a estar a gusto porque tarde o temprano va a estar solo. Una cosa es cierta, la persona bisexual, como su nombre lo dice, es dos, dos caras, dos mundos, dos personalidades, cual es la verdadera? Si algún bi quiere tener hijos, y formar una familia, no se va a quedar ahí, va a tener siempre el gusto por lo hombres y tarde o temprano los va a buscar, porque es un ser humano, es aceptable y comprensible, pero que va a pasar con su esposa y el amante? el bi por lo general es egoísta, piensa en su satisfacción sin pensar a quien se lleva entre las piernas. Todo esto lo digo porque tuve dos relaciones con bisexuales, y siempre fue lo mismo con los dos. Al no definirse no saben lo que quieren, más que satisfacer sus necesidades sin compromisos, y está bien siempre y cuando no arrastren a los demás, pero eso es imposible. Espero que podamos estar en contacto y que debatamos el tema más a fondo, no para pelear sino para tratarlo de comprender más y que ustedes entiendan también el punto de los demás. ¿Vale?.

Iñigo


La portada de esta edición de Knot, como las de los números anteriores, es tanto una propuesta estética como una declaración de principios. Cuando se propuso esta imagen del ilustrador español Javier Muñoz para preceder esta publicación, algunas preguntas rondaron por nuestro centro de operaciones: ¿Acaso el dibujo del cuerpo de un individuo sin cabeza no resulta agresivo? ¿Su publicación no es también una contribución simbólica a la violencia? ¿Generará rechazo entre nuestros lectores?

revistaknot.com

Carta del editor

Finalmente, se eligió esta imagen y no únicamente por su evidente conexión con el tema del dossier de esta edición: el cuerpo. Tal vez la fuerza que cobró esta imagen entre el equipo de la revista esté vinculada con la difícil coyuntura que atraviesa el sector de personas LGTB en algunos países del mundo. En la actualidad, muchas personas de la comunidad son cuerpos incompletos, fragmentados, insuficientes, escasos, y esto no sólo porque les sean negados algunos de sus

8


9

Cuerpos Incompletos derechos de primer y segundo orden, sino por un hecho más evidente y crudo: el exterminio del que están siendo blanco bajo la mirada apabullante de algunos regímenes políticos y militares. Mientras preparábamos esta edición, a nuestros correos electrónicos llegaban sendos mensajes de dos países diferentes y distantes entre sí: Honduras y Uganda, en los que se denunciaban los atropellos que sufrían algunos representantes de la comunidad LGTB. Del primer país, se nos informó de la triste noticia del asesinato de Walter Troches, uno de los activistas jóvenes más carismáticos y comprometidos con la defensa de los derechos humanos en Honduras. En la madrugada del pasado 15 de diciembre, hombres aún no identificados abordaron a Troches mientras caminaba por el centro de Tegucigalpa y le propinaron dos tiros por la espalda, ocasionándole la muerte inmediata. Troches era uno de los más férreos opositores al régimen que el 28 de junio derrocó al presidente Manuel Zelaya y llevó al poder al Presidente del Congreso Roberto Micheletti y luego a Porfirio Lobo Sosa. Uganda también es un país tropical, pero ubicado en África. Desde octubre del año pasado, el parlamento de este país ha discutido sobre la llamada “Ley Anti-homosexual” o la “Ley de Homose-

xualidad Agravada”, que convierte en delito las orientaciones sexuales y las expresiones de género diferentes a las heteronormativas y que legitima la pena de muerte para algunas personas LGTB. Esta iniciativa, retrógrada y violadora de los derechos humanos desde cualquier punto de vista, aplica además severas restricciones para el libre ejercicio de las denuncias y demandas por parte de algunos grupos activistas en dicho país. Como era de esperarse, una decisión de este tipo ha estado apoyada por la Iglesia Anglicana y el ala social más conservadora y goda del país, lo que una vez más ratifica que este tipo de planteamientos totalitarios casi siempre prosperan en una atmósfera social y cultural que los avale.

La revista Knot quiere sentar su voz de protesta ante estos episodios que, pese a su distancia cultural y geográfica, no deben considerarse como “hechos aislados”, pues es la matriz heterocentrada la que explica en gran medida el sentido y la función de cada uno.

******

La tradicional sección Collage, inicia esta vez con un texto del docente Álvaro Hernán Plazas –quien participó en la edición anterior- titulado “LGTB, más que un acrónimo”, en el que analiza las implicaciones políticas, sociales e individuales de la utilización del acrónimo LGTB al interior del activismo latinoamericano. El licenciado Alejandro Viedma intenta responder la pregunta qué esconden los silencios y manifiestan los cuerpos de las mujeres lesbianas y los hombres gais en su texto “Angustia por clóset”. Gustavo Barrientos, escribe sobre Diversitas, un colectivo nacido al interior de la Universidad de las Américas de Puebla, que se ha trazado como meta propiciar espacios de debate y reflexión sobre la Diversidad Sexual y generar una atmósfera de respeto hacia la misma al interior del Alma Mater. Y en el texto “Los devaneos del procurador”, Rodrigo Sandoval Araújo lanza una diatriba contra el actual Procurador General de la Nación de Colombia, Alejandro Ordóñez.

Continúa...


Continuación de la Carta del editor

El dossier “Sangre, sudor y sexo”, que presentamos en este número nos trae las voces de comunicadores sociales, docentes, investigadores, psicólogos y activistas LGTB de América Latina. El artículo que abre este informe se titula “Dinamitar el género” y en éste su autora, Cecilia Núñez, quiere subrayar la asignación performativa del género y del sexo y, desde allí, pensar sobre las intervenciones discursivas, políticas y tecnológicas que soportan los cuerpos.

revistaknot.com

Carta del editor

En “Hombres sin cuerpo: penes en llagas y máquinas de carne”, la expresión “El hombre” le sirve a Rubén Campero para reflexionar sobre las representaciones sociales y las cargas simbólicas que pesan sobre los varones en la actualidad, y que tiende a reducirlos a mera abstracción y a desconocer su corporeidad. Continuando con sus reflexiones queer, Georgina Carbajal esta vez analiza en su texto “Vagina, IN©”, a esta parte del cuerpo –tradicionalmente atribuido a las mujeres- desde una perspectiva histórica, en la que se mezclan pornografía, tecnologías sexuales e hiperrealidad televisiva.

10

Con “Al desnudo”, José Ignacio Díaz Carvajal regresa a nuestras páginas, esta vez para hacer un repaso general sobre el cuerpo y particularizar en la llamada vigorexia, que no es más que una obsesión por modelos estéticos corporales construidos culturalmente. El especialista médico Jorge Horacio Raíces Montero, en “¿Cuerpos biológicos o culturales?”, nos ofrece un enriquecedor panorama sobre la intersexualidad desde una perspectiva en la que cobran importancia las cirugías, los cromosomas y los contextos culturales.

En “Úrsulas, esas grandes desconocidas”, Judith Samper nos adentra en ese universo amplio, misterioso y cautivante de las “osas”, mujeres lesbianas que, alejándose de los cánones clásicos de la belleza atribuidos a la mujer, reivindican su espacio a ser y a estar. Por último, el dossier es cerrado con el artículo “Al son del eléctrico cuerpo”, de John Alexander Castañeda, que ofrece “apuntes” sobre la noción de cuerpo trabajada de manera diversa en la antología de poesía gay “La palabra en boca de eros”, de la que Castañeda fue coautor. Las otras secciones de la revista, aunque desconectadas del dossier, siguen teniendo al cuerpo como hilo conductor. En la sección Paréntesis, se puede encontrar el perfil de la filósofa española Beatriz Preciado, quien no sólo se ha dedicado en los últimos años a pensar sobre los cuerpos, sino a experimentar con el suyo propio mediante dildos, testosterona en gel y bigotes. En Entre Nos, una entrevista con la coterránea de Preciado, la artista Yogurinha Borova, la “mujer que vino del frío”, para quien un adjetivo apropiado –entre los muchos que se imaginan cuando se la ve- es la de “camaleónica”, pues ha hecho de su cuerpo un campo para la transformación constante. En Crónica, el periodista mexicano Omar Sanabria nos introduce en el mundo de un joven pianista e ilustrador que, como medio para ganarse la vida, también se dedica a la actuación en películas para adultos. Eidenover Mena, un joven estudiante de Ecología, escribió para Retro la semblanza biográfica del pintor colombiano Luis Caballero, que en realidad es un ejercicio contra el olvido de un artista para quien los cuerpos fueron inspiración y obsesión, deleite y tragedia. Y, por supuesto, en las otras páginas encontrarán más secciones y artículos. Esperamos que esta edición sea de sus agrados y si no es así, que tengan la gentileza de hacérnoslo saber con mensajes.

Jorge Luis Aparicio Editor General


www.revistaknot.com knot@revistaknot.com

chatearg.com

www

www


Rodrigo Sandoval Araújo

Alejandro Viedma Tiene 36 años y es licenciado en Psicología de la Universidad de Buenos Aires. En el último lustro se ha desempeñado como terapeuta y coordinador de colectivos de reflexión para varones gay en la institución porteña Puerta Abierta a la Diversidad, de la Federación Argentina LGBT. Ha realizado diversos postgrados, entre los que se pueden mencionar el de Clínica Psicoanalítica, Acompañamiento Terapéutico y “Amor, Saber y Goce en las Estructuras Clínicas” I y II. También ha participado en varios congresos, simposios, foros y conferencias en Buenos Aires y en otras ciudades del interior de Argentina.

El cuerpo para el psicoanálisis es algo a construir por identificación con un Otro, identificación fundante, primaria para Freud, que luego Lacan retoma en su conceptualización del estadio del espejo. Es, además, un territorio erógeno, una superficie de otro orden de lo netamente biológico, orgánico. Como a los humanos el lenguaje nos precede, el cuerpo es significante. Es un lugar que aloja y manifiesta, expresa síntomas cuando no hay tramitación vía palabra.

Nació en Sogamoso, Boyacá, con alma llanera y brasilera. Comunicador social de la Universidad Javeriana y estudiante de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional de Colombia. En la actualidad es asistente de investigación de Corpovisionarios, organización que hace investigación y consultoría en Cultura Ciudadana. Ha trabajado como columnista y reportero de la revista Directo Bogotá y desde febrero de 2009 es colaborador de Ágora, suplemento político del Diario Despertar de Oaxaca (México).

Tal vez el más completo instrumento de expresión es mi cuerpo. No me lo puedo imaginar incompleto o diferente. Con todos sus defectos y virtudes, con sus dolores y placeres. El cuerpo es el lugar de uno, en el que nadie, ni el Estado, ni la familia, ni los amigos, deberían meterse. El cuerpo, más que la mente, es uno.

revistaknot.com

Cómplices

Ana Elena Pena

12

Eidenober Mena Este escorpiano nació en 1989 y es el colaborador más joven de Knot. Estudia Ecología en la Universidad del Valle, y le apasiona la literatura, la pintura y el cine. Es miembro del Grupo de Reflexión Gay El Aguacatal. Actualmente lee Lorca-Dalí, el amor que no pudo ser, de Ian Gibson. Escucha a artistas musicales tan disímiles como Björk y Lady Gaga.

Las partes de mi cuerpo que más me gustan son mis manos y mi abdomen, y las que menos, mis pies.

Artista polifacética, extravagante, y aún así, muy cercana. Española y licenciada en Bellas Artes. Pintora e ilustradora en la línea del surrealismo pop. Zurda, bajita y miope. Cabaretera tragicómica y anti-vedette por excelencia, su espectáculo musical es una tragicomedia porno-chic bizarra e irreverente, feminazi y misógina a la vez, maruja y sofisticada, desgarradora y tierna. Siempre apostando por la pornografía sentimental y el esperpento en todas sus formas.

Debería ser nuestro mejor aliado, pero con frecuencia, se convierte en nuestro peor enemigo, en nuestra cárcel. El cuerpo es frágil, doliente, nos obliga a padecer cientos de hambres y nos recuerda continuamente su degeneración y naturaleza finita. Aún así, es nuestro mejor vestido.... el primero y el último. Nosotros decidimos si bordar sobre él historias fantásticas, a modo de patchwork, abotonarlo con amor, o destrozarlo a jirones y ensuciarlo de barro.


13

Cómplices Ilustracción Portada

Omar Sanabria Tiene 24 años y vive en la Ciudad de México. Licenciado en Comunicación y Periodismo, es un colaborador constante de la Agencia de Noticias sobre Diversidad Sexual (anodis.com) y también ha escrito para la revista española ZERO. Ha laborado en el sector privado en áreas afines a la Comunicación Organizacional y en el sector público en el departamento de Síntesis, Análisis y Monitoreo de Medios dentro de Comunicación Social. Dentro de sus hobbies están las artes escénicas y plásticas, la música, la lectura y el cine. Cree fielmente que “La diversidad es la que enriquece”.

Valoro y aprecio todas las partes del cuerpo en su totalidad. Creo que cada parte del cuerpo cumple una función específica y, más que temer por la pérdida de una de ellas, procuro cuidar todos los birlos que componen esta gran maquinaria. Ahora bien, en sentido figurado y aunque aparentemente son partes que se contraponen, me dolería mucho perder la cabeza o el corazón.

Javier Muñoz

Tim Manning Ha sido activista desde los años setenta, y fue miembro del colectivo fundador de uno de las primeras líneas de atención y apoyo telefónico en Europa para la comunidad LGBT. Después de una larga carrera trabajando como productor, periodista y presentador en la radio y la televisión en el Reino Unido, ya vive en Gran Canaria (España) y dirige las redes sociales gaytravellersnetwork.com y gaybear2.com.

Hemos luchado durante más de cuarenta años para el reconocimiento de nuestra propia identidad, pero todavía nos definimos casi siempre primero por terminología y características físicas - músculos, bear o chubby o lo que sea - y no por otros aspectos de nuestra cultura.

“Pintando, a veces pides a gritos que te entiendan”, dijo alguna vez en una entrevista este ilustrador y caricaturista pamplonés de 28 años nacido el mismo día que Woody Allen: 1 de diciembre. Licenciado en Bellas Artes de la Universidad del País Vasco y con cursos de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Navarra, Muñoz tiene una dilatada carrera como ilustrador en diferentes medios nacionales e internacionales, entre los que se encuentran CNN.com, Diario de Navarra, Grupo SIENA, Diario de Noticias y La Opinión de Tenerife. Ha participado en varias exposiciones colectivas y realizado dos individuales: A pesar de pensar (Pamplona, 1999) y Talentos Hispanos (Atlanta, 2005). Aun así le queda tiempo para escribir cuentos y actualizar su blog El Canódromo (elcanodromo.blogspot.com). Está convencido de que es neófito en este mundo: “Imagino que las cosas serían más fáciles si hubieran existido vidas pasadas”.

Pinté aquella espalda sin cabeza a partir de un modelo del natural, hace dos o tres años, en los talleres de pintura, con Antonio López y Juan José Aquerreta, en la Universidad de Navarra. No hay mayor inspiración que la propia realidad: mirar, mirar, mirar...


Judith Samper Ruben Campero A este montevideano de 39 años le sobran los títulos: Licenciado en Psicología de la Universidad de la República de Uruguay, Psicoterapeuta, Terapeuta Psico-corporal, Sexólogo de FLASSES, con un Postgrado en Género y Psicoanálisis de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires. Actualmente estudia Antropología. Labora como docente de cursos de formación de Educadores/as Sexuales, Terapeutas Sexuales y Género y Diversidad Sexual desde 1999 en diferentes ámbitos académicos de Montevideo. Conductor del programa radial “Historias de Piel” (FM 95.5 Del Plata 1997-2004) y del programa de TV “Sexualmente” (Saeta TV Canal 10, 2006). Miembro del Centro de Estudios de Género y Diversidad Sexual. Entre sus logros al interior del activismo LGTB se encuentran el reconocimiento del apoyo a los derechos de la Diversidad Sexual en 2003 y 2004 (Grupo Diversidad), y su Participación en la redacción de la ley “Derecho a la identidad de género, cambio de nombre y sexo registral” (Parlamento Nacional).

Infógrafa, video artista, realizadora, artista multidisciplinar, diseñadora y webmaster. Nació en Alicante hace 29 años. Titulada en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia, con diferentes años cursados en las universidades de Valencia, Burdeos y Madrid. Estudió en el Tower Hamlets College de Londres y se ganó la vida en Televisión en ciudades como Londres, Pamplona, Lanzarote o Madrid. Propulsora y diseñadora de la bandera de comunidad de Úrsulas (osas lesbianas) junto con la comunidad online beargirls.ning.com.

El cuerpo es espejo de nuestra mente, refleja lo que somos y como somos, nos comunicamos a través de él. Nuestra felicidad está proporcionada por un equilibrio de ambos. Aceptar el cuerpo proporciona una sexualidad y salud mental plena, no importa qué grandes, pequeños, gordos o flacos seamos si sabemos observar su belleza y disfrutar de él.

El cuerpo excede su supuesta materialidad fáctica, su anatomía. El cuerpo es prioritariamente un escenario de relaciones de poder. Un texto donde se inscribe la fusión entre política y carne.

revistaknot.com

Cómplices

Gustavo Barrientos

14

Jorge Horacio Raíces Psicólogo Clínico. Coordinador del Departamento Académico de Investigación y Docencia de la Comunidad Homosexual Argentina. Asesor castellanoparlante de la Organización Internacional Intersexual.

Para la Psicología Clínica no basta con la lectura de las actitudes y aptitudes de las personas que consultan. Para un correcto diagnóstico, pronóstico y tratamiento es fundamental la incorporación de lo corporal, con sus propios discursos. La tríada Cuerpo-Mente-Afectos completan la unidad única, irrepetible y original que compone cada persona. Es fundamental la preparación del/la Profesional en la temática corporal.

Los fieles oyentes del programa Elocuencia 8080, de la estación de radio de la Universidad de las Américas Puebla, saben que cada vez que este estudiante de teatro toma los micrófonos, los sorprenderá con sus apuntes inteligentes y punzantes. Tiene estudios en filosofía, historia del arte y literatura. Presidente del Colectivo Diversitas, con el que ha organizado eventos y conferencias sobre Diversidad Sexual. Colaborador de los periódicos “La Verdad de Quintana Roo” y “La Catarina” y de las páginas web Pueblagay. com y GayColectivo. Ha participado también en el Centro de Sexualidades “Erosfera”, ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de Puebla. Está feliz pues anda realizando su primer montaje de teatro con la Compañía UDLAP.

Como actor, creo que el cuerpo es un instrumento y debemos respetarlo. Es el vehículo en el que se dan todas las transformaciones y gracias a él depositamos un personaje. El cuerpo es físico y externo y el interior es lo que le da vida. El proceso de ensayar y representar constituye para ellos una lucha dolorosa contra su propia demasiado sólida, sólida carne, como decía Hamlet. Todo actor, en un grado mayor o menor, sufre alguna vez de estas resistencias de su cuerpo.


Ley de sangre,

con velo de sombra y de muerte Como es bien sabido a mediados del 2009 en Uganda y Ruanda, se comenzó a desarrollar una Ley Anti-Homosexual, la cual despertó la atención de todos los organismos internacionales, debido a la contundencia que presenta respecto a la pena impuesta para las personas homosexuales. Igualmente se ha dado a conocer que esta ley fue suscitada por varios líderes de la derecha evangélica estadounidense, como lo fueron Scott Lively, Caleb Lee Brundidge y Don Schmierer, autores y promotores en contra de libros y movimientos gay, quienes lideraron un seminario en el país africano que, según varios observadores, habría originado el borrador del controvertido proyecto de ley. El seminario dictado por estos evangelistas tuvo como nombre “La amenaza homosexual sobre los valores de la Biblia y de la familia tradicional africana”, llevándose a cabo en marzo de 2009, periodo en el que los tres expositores estadounidenses aclararon y sustentaron profundamente sobre cómo diagnosticar, curar y reprender la homosexualidad ante cientos de políticos, militares y académicos, del país africano.

revistaknot.com

Coyuntural

Debido a la oleada de críticas, el parlamento de Uganda y en especial el presidente, deberá decidir sobre el proyecto de ley denominado “Anti-Homosexuality Bill”, que recientemente prevé, anexar la cadena perpetua o la pena de muerte a las personas homosexuales o transexuales de este país, únicamente por serlo. Este es un atentado contra los derechos humanos, que violenta directamente hacia la libertad de expresión de las personas, sin importar el credo, orientación sexual o su ideología política.

16

Hasta el momento el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, se ha distanciado de la controversia al comunicar que el proyecto de ley es demasiado enérgico, por lo cual está pidiendo que se retire la disposición de la pena de muerte. Pero, no se puede dejar de lado, que es la misma persona que ha expresado en repetidas ocasiones que la homosexualidad es la gran plaga que se posa sobre África. Grupos internacionales, entre ellos el presidente norteamericano Barack Obama y algunos representantes de gobiernos han condenado la

iniciativa de Uganda-Rwanda, la cual vulnera gravemente los principios de Yogykarta, en los que se describen los derechos más fundamentales que, ni persona, ni estado, ni organización política, puede negarle a un ser humano. Y no siendo suficiente, esta ley agrede contra cualquier persona que ayude, promueva o informe sobre actos de homosexualidad. Por tal circunstancia que se presente, la persona será condenada a siete años de privación de la libertad, o se le multará con altas sumas de dinero. Después del impacto al conocer esta imponente noticia de ley, nos asombramos, pero, si nos callamos la humanidad se debería declarar en plena infancia por permitir con su silencio, semejante ignominia contra el libre desarrollo de la personalidad, que está tipificado en el derecho internacional de Roma, “Derechos Humanos”. Lo que está claro para los organismos internacionales es que de ser aprobado el proyecto, Uganda-Rwanda incurrirán en la violación de distintos tratados internacionales de Derechos Humanos, lo cual desencadenaría sanciones de muy alto nivel contra de los países africanos.


17

Coyuntural Reivindicación desde la palabra

Pese que en la actualidad el término “Homosexualismo” aún se hace presente en boca y textos de activistas, profesionales de la comunicación y hasta en algunos académicos. Es de recordar que éste fue excluido del diccionario de la Real Academia Española (RAE) por su uso inadecuado y peyorativo. El sufijo -ismo, añade a la palabra “homosexual” entre sus múltiples variaciones el significado de “partidario de” y “enfermedad de”. Estas variaciones sugieren, en el primer caso, que la persona homosexual es un alentador de conductas homosexuales, y en el segundo que se es una persona con deficiencia mental. Recapitulemos que para el año 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS) excluyó la orientación homosexual de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades

y otros Problemas de Salud. Por unanimidad, la Asociación Norteamericana de Psiquiatría (APA), la retiró como trastorno, de la sección de Desviaciones sexuales del Manual Diagnostico y Estadístico de los trastornos Mentales (DSM). Lo cual ratifica que el ser homosexual no significa sufrir de enfermedad mental alguna. Desde el momento que se empieza a aislar el término “homosexual” de la condición patológica se asigna el sufijo –idad, que implica “calidad de”. Siendo el uso correcto la palabra “Homosexualidad”, no solo desde un contexto reivindicativo, sino también, desde su validación lingüística por la RAE, que toma como único termino valido “Homosexualidad”. Así que la propuesta para todos aquellos que están inmersos en una realidad contextualizada en la diversidad, es que desde ahora partamos por tener un discurso libre de estigmas.

SOCUMES se suma a la

despatologización de la transexualidad

La Comisión Nacional de Atención Integral a Personas Transexuales, del Centro Nacional de Educación Sexual, la sección de Diversidad Sexual de la Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad (SOCUMES), en Asamblea General de Asociados, emitió una declaración en la que se pide, se elimine los comportamientos transgénero de los desordenes de la personalidad y la sexualidad, como patología. Al dejar de ser la transexualidad una patología, no es necesario buscarle cura, dejando la persona libre para que se desarrolle como un ciudadano, que merece por parte del Estado y la sociedad respeto. Y cuente con los medios necesarios para que exprese libremente su identidad/expresión de género, y obtenga el apoyo necesario cuando es afectado por la estigmatización social y cultural. Esta población puede ser vulnerada en la marginación, la discriminación y el estigma, basados en el

enfoque binario socialmente normado de reconocer sólo dos identidades de género: Masculino y Femenino. El texto apoya “la retirada de la transexualidad de la clasificación internacional de enfermedades mentales” del Manual Diagnóstico y Estadístico de las Enfermedades Mentales (DSM-IV) de la Asociación Americana de Psiquiatría y de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE10) de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Antes de que sea publicada la actualización de la DSM-V versión del manual en el 2012, por parte de la Asociación Americana de Psiquiatría. Se debe considerar que estas clasificaciones perpetúan y profundizan la discriminación hacia las personas transgénero, causando daños físicos y psicológicos irreversibles que pueden llevarlas hasta el suicidio.


más que un acrónimo (LGBT como categoría de visibilización)

Por Álvaro Hernán Plazas Ilustración Nicolás Arteaga

www.flickr.com/photos/nomeacuerdo

El acrónimo LGBT, el cual representa las identidades Lésbica, Gay, Bisexual y Trans (transformistas, travestís, transgéneros y transexuales), surge a partir de un fenómeno de cohesión que tuvo como punto de partida fuertes realidades de discriminación y violencia por prejuicio a nivel de individualidades en cada una de ellas.

revistaknot.com

Collage

Esquematiza el paso de un momento de discriminación individual, es decir, de particularidades en casos específicos, a otro momento en que dicha discriminación se revela y se manifiesta hacia un colectivo, lo cual congregó para generar procesos de resistencia y empoderamiento.

18

Este acrónimo tuvo su origen en contextos ajenos a la realidad sociopolítica colombiana y latinoamericana, toda vez que la coyuntura de su génesis se da en los Estados Unidos, país con una estructura política, cultural y social muy distinta, debido a las diferencias inherentes en contexto de cada realidad1. Tal vez por esto no se dé una identidad colectiva, ni a nivel internacional ni a nivel local, presentándose incluso casos de endodiscriminación, tanto entre las identidades como al interior de cada una de ellas. Los procesos LGBT tienen una clara representatividad política, toda vez que aquellas personas que se leen dentro de cada una de sus identidades forman parte de un sistema político, el cual incide en gran medida en el sistema social y cultural; pero este acrónimo coloca en un mismo nivel las características, realidades, particularidades y singularidades en las respectivas realidades de cada una de estas identidades. Esto último puede resultar inapro-

piado, debido a que al colocarse a un mismo nivel se están desconociendo las identidades y expresiones de género, así como también las identidades sexuales. Lo anterior es plenamente latente en el caso particular de la identidad trans, pues en otros contextos se maneja singularmente desde ella la transformicidad, puntualmente de lo masculino a lo femenino, donde la identidad del género es transitada, es decir, el ejercicio de transformación desde la expresión del género se da por un corto periodo de tiempo, dejándose a un lado a la transvesticidad, la transgenericidad y a la transexualidad, donde tanto la identidad y expresión de género se dan por un largo periodo o por la totalidad del tiempo. Son estas tres últimas identidades trans las que en contextos latinoamericanos son ampliamente reducidas y soslayadas socioculturalmente, tanto así que en la inmensa mayoría de los casos estas mujeres deben recurrir al trabajo sexual, y a todas sus implicaciones, como única fuente de ingresos. Además, se hace relación al tránsito en el género de lo masculino hacia lo femenino, ignorando por completo el tránsito en el género de lo femenino a lo masculino. Es por esto que resultaría complejo el circunscribir a las identidades trans dentro del abanico LGBT.


19

Por su parte la identidad bisexual, la cual, al igual que la anterior, hace referencia a hombres y a mujeres, personas estas que en realidades como la nuestra son prácticamente invisibles, toda vez que se da un doble prejuicio, tanto desde la dimensión heterosexual, como desde la dimensión homosexual, desde las que se plantea que son personas indecisas o inseguras, lo cual desde lo LGBT bien podría constituirse en un ejercicio de endodiscriminación. A pesar de que se puede encontrar algunas personas que se leen como bisexuales, ellas no se asumen desde una posición claramente reivindicatoria, sino más bien desde una posición humana, que iría en contrapartida del ideario político LGBT. Por su parte las lesbianas, llevan a cuestas una carga sociocultural desde su calidad de género femenino, dado que desde la dimensión patriarcal éste ha sido marginado, siendo condicionado a lo privado y a lo pasivo, involucrando modelos como el de la maternidad como requisito de la realización personal, y sin contar que, por ejemplo, las necesidades en salud de una mujer lesbiana son muy distintas a las de un gay, una persona bisexual y una persona trans. Y es la latente desventaja para las mujeres lesbianas la que se constituye en una ventaja para la identidad gay, toda vez que los hombres que se asumen y visibilizan como tal bien gozan de las ventajas que el sistema patriarcal otorga, fenómeno que podría ser causa de la endodiscriminación entre los hombres gay, donde aquellos que elaboran su expresión de género con “elementos” que desde el género como construcción cultural han sido otorgados

a las mujeres, son marginados por la gran mayoría de hombres gay que elaboran su expresión de género con “elementos” que desde el género se le han otorgado a los hombres. Nada más representativo de la ventaja patriarcal gay, como su cuasi monopolio en procesos en vih y sida, aun por encima de surgir estos por esquemas de estigmatización y discriminación. Sumado a lo anterior se encuentran los imaginarios colectivos que ya estandarizan procesos bajo el acrónimo LGBT, hablándose, por ejemplo, de espacios de esparcimiento para LGBT y políticas públicas para LGBT. Con respecto al primer planteamiento, se tiene la idea de que todas las discotecas y bares son espacios LGBT, donde en realidad prima la presencia de lesbianas y gais, no dándose esto por ser “una gran cantidad” dentro de la “minoría”, sino por la discriminación que hacia personas trans se da desde los propietarios de estos espacios y, en no pocos casos, desde su asidua concu1. Siendo tal vez la más representativa el hecho de que el ideario LGBT surge en países que constitucionalmente se definen como “Estados de Bienestar”, mientras Colombia se define como “Estado Social de Derecho”. Si bien se manifiesta que en los primeros hay avances culturales, muchos de éstos son leídos por el autor de este escrito como realidades permisivas más no inclusivas.


revistaknot.com

Collage

rrencia. También se hace mención a los saunas como espacios LGBT, cuando ni en realidad son espacios gay, toda vez que ellos, desde un modelo foráneo también, surgen como lugares a los cuales asisten hombres con conductas y/o prácticas homosexuales, constituyéndose en espacios reduccionistas y microzonas de tolerancia en lo que a la expresión sexual y a la genitalidad, desde el deber ser heterosexual se refiere, y que en tiempos más “postmodernos” algunos se han convertido en lugares para encuentros e intercambios de parejas, mejor conocidas como “parejas swinger”, constituyéndose esto en una forma de desplazamiento geográfico.

20

Con respecto a las políticas públicas para LGBT, si no se toman en cuenta las diferencias entre las identidades que la conforman, el sesgo que desde el origen mismo de este acrónimo se plantea permanecerá inmanente en su resultado, sin mencionar que al momento de convocar a las personas LGBT para las actividades de construcción de una política de este tipo, asistirán las identidades hegemónicas de la sigla, es decir, lesbianas y gais en mayor medida, y en menor medida personas bisexuales y personas trans -las primeras discriminadas por su sexualidad y las segundas por su género-, sin contar que son estas últimas las que a pesar de tener las mayores necesidades políticas, culturales y sociales, son las que menores competencias tienen en la participación de este ejercicio como resultado de la discriminación histórica y sistemática de las que son objeto. Resulta sano entonces el reflexionar si el acrónimo LGBT está siendo manejado de manera adecuada, si resulta pertinente el pensar

en incluir a otras identidades dentro de ella o si en realidad vale la pena el generar un término acorde con la actual realidad social en este tiempo, para Colombia y para su población, término este que deberá surgir de esquemas propios y no de esquemas que bien pueden ser vistos como globalizantes. En la actualidad algunos procesos, a nivel internacional, regional, nacional y local, incluyen o quieren incluir la Intersexualidad como quinta identidad de esta sigla, sin haber realizado un claro acercamiento a la misma que permita responder las siguientes preguntas: ¿Las personas y procesos que se identifican como Intersexuales en nuestra ciudad desean visibilizarse? De querer hacerlo: ¿Desean realizarlo en conjunto con las Identidades LGBT? De ser así: ¿Estarían de acuerdo con el estado de logros y avances realizados por las Identidades LGBT? Es un ejercicio que se debe realizar como respeto hacia la Intersexualidad y el mismo proceso LGBT. Son esas latentes diferencias las que vienen entonces a alterar en negativo las posibilidades de avance de una ‘figura’, que si bien parece cubrir un colectivo, no lo hace desde una estructura homogénea que permita el propender por avances comunes, integraciones de proceso ni estructuración de discursos unificados, limitando las posibilidades de incidencia colectiva aunque sí ampliando las opciones de visibilización, pero con la vulnerabilidad de ser asumido como objeto y no como sujeto de su propia evolución. comentarios knot@revistaknot.com


Por

Alejandro Viedma

alejandroviedma08.blogspot.com

Fotografía

stock.xchsng

En este escrito intentaré recorrer algunos de los puntos que estoy empezando a ordenar, ciertas cuestiones sobre las especificidades en la clínica con lesbianas y gais, es decir, qué particularidades son repetitivas en los discursos e historias de vidas de estos sujetos, repeticiones que pueden aflorar a causa del malestar de nuestra cultura contemporánea, a pesar de que desde la clínica psicoanalítica siempre apuntamos al caso por caso, a las dificultades singulares que se nos presentan a los terapeutas en cada demanda de análisis.

revistaknot.com

Collage

A modo de adelanto, comparto con los lectores que lo primero encontrado en todos los relatos de estos pacientes fue: la recepción (de la transmisión), la internalización y la reproducción del mandato “no se lo digas a nadie” (mandato/consigna que lesbianas y gais en los últimos tiempos desafían y traspasan), por lo cual los que rodean a estas personas se dividen en dos grandes subgrupos, en dos campos distintos que abarcan “los que saben” y “los que no saben” de su orientación sexual y expresión de género.

22

La tríada circulación-interiorización-reproducción del imperativo de ocultar la “elección” de objeto homosexual desencadena acciones que empujan al sujeto gay o a la sujeto lesbiana a “enclosetarse”, a armar su propio ropero y meterse en el mismo, transformándose ese hecho en procesos singulares que arrojan semejanzas pero también, por la variable de género atravesado, diferencias entre lesbianas y gais1.

Lo inagotable del coming out of the closet El coming out of the closet (expresión inglesa que designa el acto de una persona homosexual de revelar la orientación sexual a las personas cercanas) es un proceso, indicado en el uso del gerundio del verbo “saliendo”. Es proceso porque la salida del armario no es de una vez y para siempre. Como todo proceso abarca etapas en su recorrido, ya que para salir del placard son precisos varios pasos previos y los primeros justamente guiaron al sujeto a ingresar en ese espacio imaginario. El que está dentro del clóset es una persona que tuvo la necesidad de tapizarse, de cubrirse, de revocarse, de auto exiliarse, de aislarse al modo de llevar consigo un walkman (¡qué antiguo soy!) gigante cuyos auriculares abrigan todo su cuerpo y su interior, y lo defienden de ciertos ataques externos. ¿Cuál es el principio del principio, el comienzo de este proceso de empezar a almacenar, a guardar cosas en la alacena, en los aparadores? Es un acto solitario, acto amoroso por no deshonrar al otro, por sentir un deshonor si se lo “traicionara”.


23

por cl贸set


Angustia porque el sujeto s silencios y ocultamientos laberíntic la exposición impune de contenid en las interaccion Así, empieza un dilema entre las propias lealtades y las posibles traiciones propinadas al otro. De hecho, si tenemos en cuenta que el término en inglés para nombrar a una persona heterosexual es straight, el cual significa transparente, recto, leal, honesto, ¿sería el gay tapado un individuo desleal, deshonesto, quien esconde algo? Se instala la duda entre hacerle caso a la legitimidad de la propia verdad que lo viste como íntegro o el fraude hacia los demás. El sujeto empieza a mentir y luego a enredarse con esos inventos por miedo a que lo salpiquen insultos o por las fantasías que surgen del temor a aterrorizar a la horda que lo rodea, a posicionarla en el lugar de víctimas. Relacionando lo precedente con ciertos párrafos de Pierre Rey, que volcó en su gran novela Una temporada con Lacan, transcribo: “Un mentiroso dice: Miento.” Al decir “miento” dice la verdad. Y si la dice ya no miente. En estas condiciones sigue mintiendo, pero si miente es porque dice la verdad confesando ser un mentiroso.

revistaknot.com

Collage

Por consiguiente, diciendo la verdad cuando reconoce mentir, vuelve a ser mentiroso al asegurar que miente.

24

Efectos subjetivos del clóset, la angustia Para cualquier persona, el estar en el clóset trae aparejado ciertas consecuencias. En algunas ocasiones se hacen presente síntomas por la homofobia (primero presente en todos los lazos afectivos y sociales y luego internalizada), síntomas que son modos de evitación de la “condición angustiante”, en términos freudianos. La angustia es un afecto siempre constatable en lesbianas y gais por los miedos (por ej., al rechazo) que experimentan dichos analizantes. Angustia que a veces se encuentra en un callejón sin salida porque el sujeto se enmaraña en silencios y ocultamientos laberínticos, a causa de la exposición impune de contenidos homofóbicos en las interacciones cotidianas, por ejemplo en las escuelas, los trabajos, los medios de comunicación, etc.

“... toda mentira no es más que el punto focal del lugar donde la verdad se manifiesta...”3.

José Arturo Granados Cosme opina que “Hay evidencias empíricas acerca de mayores índices de intento de suicidio, angustia y depresión en los homosexuales, en comparación con la población heterosexual (Stronski y Remafedi, 1998). Con este conjunto de riesgos se configura un perfil de daños a la salud mental de los homosexuales que tiene en la homofobia 4 su determinante cultural más profunda (...) ”.

Entonces, se comienza a construir un mundo propio dentro de una burbuja, que más que tener la capacidad de disolverse fácil y rápidamente, va transformándose en una armadura que hasta puede llegar a oxidarse con el paso del tiempo, a fusionarse con otros aspectos de la subjetividad y así producir efectos malignos, dañinos intra muros.

Aquella burbuja que ha sido evanescente porque explotó al chocarse contra la primera pared heteronormativa, paradójicamente también fue deviniendo en callo en la estructura del sujeto que se enmascara, porque ese vivir en el placard actúa a modo de objeto contra fobígeno ante la angustia. Continúo con Rey:

Conclusión: “se puede mentir porque se dice la verdad, y a la inversa, decir la verdad cuando se miente”2.


25

se enmaraña en cos, a causa de dos homofóbicos nes cotidianas “(...) el embrión de poder que yo ejercía era lo que me hacía adoptar la máscara que imaginaba era lo adecuado al ejercicio de ese poder: no dejar traslucir nada de las emociones, no exhibir los estados de ánimo, no decir nada para sentirse protegido del Otro por la desazón que en él, como un espejo opaco, provoca el silencio, no evocar nunca el objeto de nuestro deseo para conservar una posibilidad de que se cumpla, dar vuelta en torno a las cosas, disimular (...). Utilizar los dos viejos escudos de la represión, el supuesto pudor, esa máscara que sella los labios ante las rebeliones y remite al torbellino de palabras que se pudren por no pronunciarse nunca, y la irrisión, flanqueada 5 por los estereotipos que dependen de ella... ”. Para la sujeto lesbiana o el sujeto gay que está en el closet, la angustia, al decir de Freud, tendría la función de señal de alarma por el peligro ante algo, peligro por una inminente pérdida de amor, por la posibilidad de desalojo, de exilio proveniente del Otro. Jacques Lacan, en el seminario X, nos dice que la angustia emerge cuando aparece algo en ese lugar (en el espejo) donde no se debería ver, donde debería haber una opacidad, cuando se produce lo visible en un punto opaco. Otra definición de la angustia sería: lo que no tiene palabra. El espacio imaginario luego deviene real. Ese objeto armario convivirá con la persona gay o lesbiana hasta que lo pueda “donar” a un otro, tiempo en el cual se perturba el silencio. Allí algo logra aflojarse, cuestión que puedo escuchar cada vez que un paciente viene a su terapia a hablar de lo que sintió después de contarle a alguien sobre su orientación sexual: alivio, por quitarse “un peso de encima”.

Abriendo las puertas La salida del armario de una persona significa la revelación de su elección de objeto homosexual, o sea, el asumirse como lesbiana, gay, o como otra categoría estigmatizada (bisexual, transexual) frente a un círculo de otros cercanos. De esta manera, el coming out of the closet es un hecho de lenguaje, hay algo que es necesario ser dicho, pero ¡ojo! El analista deberá tener en cuenta cómo está “armado” su paciente, cuál es su estructura clínica y cómo es su contexto (familiar, laboral, de redes, etc), de otro modo posiblemente esté cayendo, el profesional, en el error de empujar al analizante a un acting, por dirigir otro imperativo, opuesto al primero, y poco cuidadoso, que sería: “decilo”. Me refiero además a que, como terapeuta, uno no se debe olvidar que cada proceso es singular, que cada individuo tiene su tiempo lógico y no sólo cronológico: “La palabra, como nos lo prueban los bebés octogenarios o los ancianos de veinte años con los que todos tratamos todos los días, nada tiene que ver con la edad, sino con la aptitud de un individuo que por fin se hace libre, autónomo en su pensamiento, es decir, sujeto de sí mismo, y no de las circunstancias exteriores de su trabajo, de un discurso o del dinero que recibe, para amar, decidir, asumir6”. Cito nuevamente: “Ahora bien, es un hecho que ninguna superación, ningún salto se produce sin el sufrimiento7”. Esta oración puedo relacionarla con que lo que se diga en la salida del clóset no es sin costos (no obstante estar totalmente adentro de aquel acarrea más consecuencias negativas), y siempre es necesaria la elaboración del suceso en un tiempo posterior. ¿Se transfiere, en la salida del placard, la angustia al otro? El coming out de alguien produce en los demás angustia porque eso que debería haber permanecido velado (que el sujeto siga “tapado”, que no hable sobre su orientación homosexual) salió a la luz. Muchas veces para la familia o los amigos de una persona lesbiana o gay, la revelación de la homosexualidad de esta última es algo inesperado, se produce la angustia porque justamente para aquellos se trata de algo loco que irrumpe. Por tal motivo, en muchos de los seres cercanos a la lesbiana o al gay posteriormente opera la desmentida, el no querer saber nada de ello, a pesar de que ya se lo conoció.


Conclusión Siempre habrá algo del orden de lo inabordable del todo en el proceso de la salida del ropero. Casi sin pausa, uno sale, entra otro. El hijo habla, el padre silencia. Los militantes gritan, la sociedad vocifera: “¿por qué no se lo guardan?, ¿qué necesidad tienen de contarlo?, ¡eso tiene que permanecer en su privacidad!”. Y también, casi sin pausa, ciertos sujetos continúan cumpliendo el imperativo de mentir, de esconder, de silenciar, por lo cual sus cuerpos siguen sintomatizando. Porque lo que no pasa por la palabra, se aloja en el soma. Por razones de género, al varón heterosexual se le permite manifestar su objeto de deseo, se lo autoriza a silbar a la dama que transita por la vereda y se lo habilita para que cuente sus amoríos con cuanta mujer respire, sea dicho hombre casado, soltero, viudo o divorciado. Para la mujer lesbiana o el varón gay se alza una proscripción, la de la libertad de expresar un vínculo afectivo sexual con alguien de su mismo sexo o género, en el mejor de los casos, si es que previamente tal sujeto se autorizó a sí mismo para poder vivir ese, su amor.

revistaknot.com

Collage

Es por tal motivo que muchas veces el consultorio es el espacio exclusivo para que una relación homosexual pueda ser contada y actualizada. Como lugar complementario, un grupo de pares se transforma en un círculo ideal para que un ser pueda sentirse escuchado, comprendido y sostenido por otros semejantes que no apuntan a herir con juicios valorativos negativos, que no lo colocan como un blanco móvil para la violencia.

26

Espacios funcionales como grandes vestidores preparados para contener a los distintos placares para que puedan complementarse, descubrirse, identificarse, asumirse y respetarse. Eso que en la heterosexualidad se produce a la intemperie y con visibilidad sin velo, en la homosexualidad contemporánea sólo puede producirse en áreas protegidas, a resguardo, como un rito sagrado de adultos que se reconocen a sí mismos y a sus pares como iguales en lo diverso. Lugares y redes para que el closet deje de ser un síntoma en sí mismo, regiones preparadas para que los que hablen sean los propios protagonistas y no sus cuerpos productores de síntomas, somas verborrágicos de dolores. comentarios knot@revistaknot.com

Que hablen los propios protagonistas y no sus cuerpos productores de síntomas, somas verborrágicos de dolores Bibliografía •

Freud, Sigmund, “Inhibición, síntoma y angustia”, en Obras completas, Vol. XX, impreso en los Talleres Gráficos Color Efe, Bs. As., 1996, Amorrortu editores.

Granados Cosme, J.A., “Orden sexual y alteridad. La homofobia masculina en el espejo” en Nueva Antropología, Vol. XVIII Nº61, septiembre 2002.

Lacan, Jacques, “La Angustia”, Seminario 10, 1962—1963, Versión íntegra.

Rey, Pierre, “Una temporada con Lacan”, Cuarta edición (Argentina): agosto de 1997, Ed. Planeta.

Viedma, Alejandro, www.alejandroviedma08. blogspot.com

1. Una de esas diferencias la puede constituir el hecho de que una pareja lésbica pasa más desapercibida que otra conformada por dos varones, ya que entre chicas no está desaprobada la demostración de afecto en lugares públicos, no así entre varones, por lo que esas mujeres caminando de la mano pueden ser consideradas “mejores amigas”, sin levantar demasiada sospecha de una relación amorosa. 2. Rey, 1997: 139. 3. Ibidem. 4. Granados Cosme, 2002: 95. 5. Rey, 1997: 132. 6. Ibidem, p. 181. 7. Ibidem, p. 92.


Hemeroteca ¿No has visto nuestras ediciones anteriores? Acerca la silla más cómoda, sírvete una taza de café o una copa de buen vino y préparate a leer las ediciones anteriores de la revista virtual para la diversidad sexual y de género de Hispanoamérica. Knot.

05 Leer en línea Descargar PDF

04

03

Leer en línea

Leer en línea

Descargar PDF

Descargar PDF

02

01

Leer en línea

Leer en línea

Descargar PDF

Descargar PDF


DIVE La ciudad de Puebla se ubica en el interior del estado de Puebla, México. Es famosa por el alto grado de catolicismo y la gran cantidad de iglesias construidas. Es también reconocida por su arquitectura colonial distintiva, sus comidas típicas, la cerámica talavera, las artesanías de ónix, y la industria textil. Todavía se habla Náhuatl, el idioma indígena de la región, en algunas áreas rurales del Valle de Puebla. Es una ciudad que, a pesar de su cercanía con la Ciudad de México (a 100 Km aprox.) se mueve de una forma muy independiente.

Por Gustavo Barrientos Fotografía Russ Bowling

revistaknot.com

Collage

www.flickr.com/photos/robphoto

28

1


29

ERSITAS

Una experiencia exitosa de activismo universitario en México

Es una urbe con muchos contrastes culturales, pues con el paso de los años se ha convertido en el centro de universidades importantes y asisten muchos estudiantes de diversos lugares del país. Sin embargo, políticamente es un lugar que está influenciado por la ideología derechista, haciéndola un lugar conservador y de doble moral. Por ejemplo, actualmente se prohíbe la práctica del aborto en todo el Estado. Aunque existen algunos intentos de expresión y de encuentro para personas homosexuales, aun muchas se encuentran “dentro del clóset” por miedo a que su familia, amigos y compañeros de trabajo se enteren. Poco a poco estos esquemas conservadores se van rompiendo y la sociedad va avanzando en tolerancia pero aún falta por romper esas barreras homofóbicas, pues existen aún los llamados “crímenes de odio” y la policía no hace nada por esclarecerlos. En la Ciudad de Puebla existen muchas universidades tanto privadas como públicas. La Universidad de las Américas Puebla se encuentra en la zona metropolitana de Puebla y está

asentada en Cholula. En 1985 se constituyó oficialmente la Fundación Universidad de las Américas Puebla. Hoy, la UDLAP es una universidad particular de amplio prestigio nacional e internacional, que cuenta con más de ocho mil estudiantes inscritos en programas de licenciatura y posgrado. Las asociaciones son equipos de trabajo formados por estudiantes que se identifican por un mismo interés, comparten un objetivo en común y brindan a la comunidad estudiantil espacios de participación para compartir este objetivo, realizando actividades que enriquecen su experiencia y la de los que interactúan en ellas. Ellos elaboran un plan de trabajo y desarrollan sus proyectos. El ser parte de una Asociación Estudiantil es una oportunidad de poner en acción inquietudes y ser un agente de cambio, poner en práctica y desarrollar diferentes habilidades, adquirir experiencia que puede tener un importante valor curricular para muchas empresas; así como conocer gente, hacer amigos, etc.


revistaknot.com

Collage

Diversitas fue concebida como Asociación Estudiantil en el año 2001 y bautizada como “Sin Nombre”. Después de un proceso de actualización, “Sin Nombre” cambia y simbólicamente “sale del clóset” en la universidad en 2004. Somos una de las pocas asociaciones estudiantiles que abordan la diversidad sexual en México y la única de las universidades privadas. Además, contamos con el apoyo de la Dirección de Programas Estudiantiles y Servicio Social a través de la Coordinación de Organizaciones Estudiantiles. Dentro del grupo, proporcionamos información sobre diversidad sexual a la comunidad estudiantil y trabajamos con la población LGBT para construir una comunidad sana y dinámica. Trabajamos para que cada integrante de la comunidad estudiantil se sienta parte de la Universidad, sin importar su orientación sexual. Estamos en contacto con otras Asociaciones Estudiantiles, con el CEUDLA y con el grupo de Guías. También tenemos relación con organizaciones estatales de diversidad sexual y de combate al VIH/SIDA.

30

Los inicios de “Sin nombre” son un claro ejemplo de cómo los movimientos de transformación social a veces comienzan con un evento individual que de manera inesperada crece en proporción. Sin ánimo de convertir éste en un espacio autobiográfico, puedo decir que iniciar una asociación para personas LGBT en la Universidad de las Américas Puebla fue uno de los resultados de mi proceso de salir del clóset. Durante una sesión terapéutica con uno de los consejeros de la universidad, nos encontrábamos discutiendo las dificultades que yo estaba experimentando para conectar con otras personas gay. Mi terapeuta sugirió empezar un

grupo de discusión, un foro para intercambiar experiencias. En aquel momento la idea de crear una organización, la primera organización LGBT en una universidad particular en México parecía una meta muy alejada. Todo cambió cuando compartí la idea con Maite Narváez, mi mejor amiga y aliada en el proceso de descubrir mi orientación sexual. Después de contarle la idea, descubrí con terror que ella estaba dispuesta a intentar la creación de esta organización. En cuestión de horas pasé de ser un estudiante luchando por aceptar su identidad gay a un activista, fundador y líder de una organización. El siguiente paso consistió en cumplir los requisitos para registrar la asociación con un nombre, logotipo, y cinco integrantes registrados. “Sin Nombre” reflejaba la situación en la que nos encontrábamos: muchas preguntas y pocas respuestas. Sin embargo, pudimos justificar nuestro nombre alternativo con la idea de quitar las etiquetas y estereotipos. Sin Nombre era una organización estudiantil diferente y nuestra identidad reflejaba esa idea. Nuestro primer logotipo era una huella digital. La idea era que todas las huellas digitales son únicas y diferentes unas de otras y al mismo tiempo, todos los seres humanos tenemos una. De la misma manera, la identidad sexual es una experiencia única pero esa experiencia nos une a todos. Encontrar cinco integrantes dispuestos a poner su nombre en una forma de registro fue un reto aún mayor. Por fin pudimos convencer a algunos integrantes más.


31

Nuestros primeros eventos fueron muy sencillos. Nuestras ambiciones eran muy limitadas y lo único que intentamos fue lograr un poco de visibilidad en el campus. Uno de los eventos más importantes de la Asociación Sin Nombre fue invitar a una conocida investigadora en el tema de la homosexualidad. Marina Castañeda, autora del libro “La experiencia homosexual” presentó al grupo ante el resto de la Universidad. Uno de los aspectos interesantes fue que el Consejo Estudiantil costeó los honorarios de la ponente. Conseguir el apoyo financiero del Consejo Estudiantil del Alma Mater fue sin duda una victoria importante para nuestra organización. En el año 2004 hubo cambios en los integrantes de la organización. Algunos de los nuevos miembros criticaron el nombre de la asociación por presentar la identidad del grupo desde una perspectiva negativa. Dado que el lema de la universidad en aquel momento era la frase en latín Sapientia, Pax, Fraternitas, parecía conveniente buscar un nombre que pudiera asociarse con la identidad universitaria para ganar aceptación. Así fue que “Sin Nombre” se convirtió en Diversitas. Ese semestre se llevó a cabo una campaña para lanzar la nueva identidad de la organización que incluyó la publicación de una colección de 4 postales con imágenes y mensajes a favor de la diversidad sexual. Durante este periodo se llevaron a cabo dos tipos de eventos con frecuencia: ciclos

de cine y talleres orientados a educar a la población estudiantil acerca de temas relacionados con las identidades LGBT y desmantelar estereotipos acerca de éstas. Estos talleres se ofrecieron de manera opcional durante el curso de inducción para nuevos estudiantes.

Los inicios de la asociación coincidieron con el inicio de la división de asociaciones estudiantiles en la universidad. Durante ese periodo, se crearon muchas nuevas organizaciones. En aquel momento, la intención era garantizar la supervivencia de la organización por lo que nos mantuvimos alejados de cualquier actividad que pudiera llamar demasiada atención de las autoridades universitarias. Sólo en una ocasión, durante una conversación informal, la entonces rectora de la universidad me dijo que ella consideraba que el trabajo de la organización era muy importante. Con la salida de la rectora y la llegada de Pedro Ángel Palou a la rectoría hubo preocupación con respecto a cómo las autoridades de la universidad podrían reaccionar. Sin embargo, en ningún momento los líderes de la organización fueron cuestionados.

En el 2007 Diversitas comienza una exploración vía web, es decir, comienza la transmisión de un programa transmitido por la estación Elocuencia8080, Radio por internet experimental con sede en la UDLAP. Este programa llamado El Divergente se colocó dentro de los favoritos por los estudiantes por la facilidad con la que se hablaban temas como aceptación, identidades sexogenéricas, expresiones comportamentales de la sexualidad (o las mal llamadas parafilias) de una manera ágil y amena.


Collage revistaknot.com

32

Lo mรกs importante es aprender a respetar todos los criterios y con apoyo y conocimientos avanzar como sociedad


El mismo año realizamos la primera Jornada de la Diversidad, que consistió en unir diferentes ramas académicas vinculadas a la sexualidad (Conferencias, talleres y eventos recreativos). En este evento se le extendió la invitación a un diputado que impulsaba en ese momento en la Ciudad de México las leyes de convivencia y el cambio en los papeles oficiales para travestis y transgéneros. También hubo una conferencia sobre la diversidad según la antropología y un taller que se da cada año llamado “Somewhere over the rainbow”, que busca sensibilizar a personas sobre la diversidad. En primavera del 2008 se realiza la segunda Jornada de la Diversidad, la cual contó con conferencias sobre género, transexualidad, diversidad femenina, se volvió a realizar el taller “Somewhere over the rainbow” y un taller de conocimiento de filias en tu sexualidad. También se llevó la presentación de la obra “El beso de la mujer araña”, escrita por Manuel Puig y representada por actores poblanos. En otoño del 2008 surgió la idea de hacer un ciclo de teatro con obras vinculadas a la sexualidad y se llamó “No hagas de tu sexualidad un personaje”. En 2009 la Asociación entra en una fase de búsqueda y planteamiento de valores y se manejan actividades como talleres y proyecciones de películas. Para Diversitas lo más importante es aprender a respetar todos los criterios y con apoyo y conocimientos, podemos avanzar más como sociedad. Sin embargo, se han enfrentado a algunas dificultades. Una de ellas se presentó durante la Jornada de Diversidad que se llevó a cabo hace año y medio aproximadamente. Algunos estudiantes quitaban los carteles y los rompían o recibían mensajes en contra de la jornada. En este semestre se llevará a cabo una campaña de convocatoria y entre las actividades habituales de esta agrupación se encuentran: la proyección de películas relacionadas con la sexualidad, conferencias y talleres impartidos por expertos en esta área. Para ello, se cuenta con un convenio con el centro para la sexualidad Erósfera, ubicado en el Centro Histórico de la ciudad de Puebla. Ellos cuentan con expertos que pueden ayudar a resolver dudas con respecto a tu sexualidad, enfermedades o alguna otra inquietud. Además, cualquier pregunta que tengas es respondida con absoluta discreción y, de ser necesario, canalizada con los expertos. Cabe resaltar que cualquier estudiante puede formar parte de la agrupación, sin importar su orientación sexual, pues se tratan temas que nos interesan a todos. Además se aprenden muchas cosas y se puede romper con muchos mitos cuando se está bien informado. comentarios knot@revistaknot.com


Los devaneos del

revistaknot.com

Collage

procurador

34


35

Por Fotografía

Rodrigo Sandoval Araújo elbayabuyiba.blogspot.com

George Eastman House Collection

www.flickr.com/photos/george_eastman_house

Cuando uno revisa el Dicccionario de la Real Academia de la Lengua Española se encuentra con seis definiciones directas de la palabra Procurador. Todas hacen referencia a una persona que es designada para representar los intereses de una comunidad o un grupo reducido de personas.

La excepción es aquella que habla de la persona encargada en los conventos de cuidar los recursos de la congregación religiosa. En Colombia el Procurador es la cabeza del Ministerio Público y como tal debe velar por los derechos de los ciudadanos y es el encargado de investigar disciplinariamente a los funcionarios públicos. La fundamental tarea que cumple el Procurador General de la Nación es tan importante en la institucionalidad colombiana que en su elección convergen todas las ramas del poder público. La Corte Suprema de Justicia, el Consejo de Estado y el Presidente de la República deben seleccionar un candidato a una terna presentada al Senado. Varios artículos de la Constitución Política de 1991 hacen referencia a sus funciones, entre las que se destacan la defensa del orden jurídico y el patrimonio económico de la nación y velar por los derechos y garantías fundamentales de los ciudadanos. Así, uno esperaría que el Procurador General de la Nación sea una persona que conozca muy bien la Constitución y la jurisprudencia de la Corte Constitucional, sea una persona independiente del Gobierno Nacional y que tenga interlocución con las minorías y los representantes políticos de todas las ideologías. Vaya sorpresa, cuando algún desprevenido se sienta a ver la historia de nuestro

Procurador se da cuenta de que no cumple con ninguna de las anteriores. No es defensor de los derechos fundamentales, no es bien visto en los círculos más progresistas ni en los grupos de los menos favorecidos. Ni hablar de su íntima relación con el Presidente y sus funcionarios. No sorprende que una persona así haya sido elegido en el Congreso Nacional, finalmente allá no importan los méritos sino los contactos y Alejandro Ordóñez los cosechó con tiempo y dedicación. Su elección estaba cantada desde semanas antes a la votación en el Senado y nadie dudaba de que una vez llegara al cargo iba a demostrar sus mejores cartas misóginas, homofóbicas, seculares y retrógradas. Tal vez el único que confió de buena fe en sus discursos en pro de un país igualitario y menos corrupto fue el senador del Polo Democrático Gustavo Petro.

Parece que Ordóñez no entendió muy bien lo que significa ser Procurador en Colombia. Tal vez él se imaginó que había que cortar las palabras para encontrar significado a su función. Me lo imagino pensando cosas como pro-curas o procura-orar. Tal vez, en su delirio por encontrar una pía manera de ejercer su encargo como ministro público decidió irse con la definición de la Real Academia a la que antes me referí y entonces se convirtió en un guardián de los recursos de los amigos del Presidente, es decir, exonerar de culpa a los corruptos y hacerse el de las gafas cuando algo no funcionara bien, cuadrar las cuentas y dar un parte de tranquilidad.


Lo peor es que así fue. El señor Ordóñez llegó y borró la culpa del Ministro Diego Palacio y el embajador Sabas Pretelt de la Vega en el famoso caso de la “Yidis-política”. Ni hablar de su negativa para investigar la actuación de los hermanos Uribe Moreno en la casual compra de unos lotes en Mosquera que se valorizaron escandalosamente cuando ahí fue aprobada una Zona Franca. Su vista gorda seguramente no es culpable pero sí cómplice de que Colombia haya caído 5 puestos en el escalafón mundial de corrupción que organiza Transparencia Internacional. Como su misión de dejar todo bajo la alfombra funcionó, entonces empezó su segunda cruzada, la que había que emprender con crucifijo en mano para acabar con los derechos. Él aprendió de la mano del Opus Dei y los más conservadores católicos que está mal dar alas a los menos favorecidos. Él se olvidó de las enseñanzas de Fray Bartolomé de las Casas y del afamado jesuita San Pedro Claver. Él quería ver un Estado con un ordenamiento más parecido al de Irán que al de España o Alemania. Él quería que la doctrina más radical del Vaticano se impusiera sobre las costumbres legales del país.

revistaknot.com

Collage

Créanlo o no, lo está logrando. Puso en duda el fallo de la Corte Constitucional que permitió la Interrupción Voluntaria del Embarazo y revirtió una política para que los jóvenes conozcan sus derechos sexuales y reproductivos. Es de tal trascendencia su opinión en contra del aborto que podría terminar por cambiar el Código Civil, la ley vigente más antigua del país, en la cual está el argumento que tomó Mónica Roa para presentar la demanda contra la penalización del aborto. Pues sí, suena fatídico mi argumento, pero como el Código Civil establece que vida hay sólo cuando uno puede respirar por sus propios medios y un feto de menos de 20 semanas no tiene la capacidad anatómica de resistir por sí mismo, habría que reformar este Código para que un embrión tenga vida legal.

36

Él aprendió que está mal dar alas a los menos favorecidos

Ni hablar del tema homosexual. El Procurador ha expresado varias veces y sin desparpajos que aquellos que tienen relaciones con alguien de su mismo género son degenerados, pertenecen a un grupúsculo de personas que gustan de las aberraciones y que, muy importante, se deben acabar. Emitió un concepto desfavorable para que las parejas del mismo sexo puedan adoptar, desconociendo el derecho de los niños a tener una familia y con el argumento de que las familias las componen papá, mamá e hijos. Recuerdo que la mayoría de mis amigos y amigas crecieron con madres cabeza de familia que fueron abandonados por sus parejas cuando resultaron embarazadas o se separaron porque no soportaron la convivencia marital. Entonces el cuentico de las familias con figura materna y paterna se acabó hace mucho. Se me ocurre que para proteger a la familia también se irá lanza en ristre contra el divorcio o de pronto obligará a las mujeres a vivir con hombres que las maltratan, porque ese es un derecho de los que traen la comida a la casa. Tal vez también acabe con el derecho que tienen las personas a elegir sus creencias religiosas o a desarrollar su personalidad como mejor les parezca. A lo mejor el pro-orador instaure un tiempo para rezar antes de cada sesión del Congreso, al empezar las noticias o al comienzo de las labores públicas. De pronto de tanto rezo y postración no le alcanza el tiempo. comentarios knot@revistaknot.com


Beatriz Preciad Aquella filósofa bigotuda Fotografía

Lydia Lunch

A ella sólo le bastó publicar su libro Manifiesto contra-sexual en 2002 para convertirse en una de las nuevas diosas del pensamiento queer contemporáneo. En esta obra, Preciado argumenta tesis tan provocadoras como la de que el pene es en realidad un “dildo naturalizado” y que la sexualidad es una tecnología.

revistaknot.com

Paréntesis

www.beatrizpreciado.co

38

Pero quizás el protagonismo que ha adquirido esta filósofa radica en que sus reflexiones no solamente involucran el pensamiento sino también las acciones, pues en las páginas de su obra no solamente aparecen algunas de las reflexiones más originales sobre los “sexos de plástico y sobre la plasticidad de los sexos”, sino que también está antecedido por un prontuario de “Prácticas subversivas de identidad sexual”, en las que Preciado explica a los lectores, por ejemplo, técnicas para masturbar un brazo o cómo introducirse un dildo en el ano instalado en un zapato de plataforma. . Coleccionista confesa de consoladores, fanática de la pornografía de los años setenta y partidaria de experimentar con su propio cuerpo (lleva algunos años aplicándose testosterona en gel sobre sus superficies), Preciado es una de las figuras inseparables del llamado postfeminismo y de lo que otros han denomina-

do Pornoterrorismo o Feminismo Porno Punk. Se ha definido una “transgénero pansexual” y ha manifestado que no cree en Dios y que no quiere tener hijos. En una entrevista con Alejandro Jodorowsky (desde luego, está en Youtube), Preciado expresó su inconformidad con las “disciplinas” y sostuvo que el reto de la filosofía en el nuevo milenio es dejar de ser una tradición reflexiva para interesarse por las prácticas y convertirse en acción. El desparpajo en sus conversaciones y conferencias son tan características como su delgado moustache, con el que ella pretende dinamitar la lógica somática heteronormada, que ha hecho de este pelo un atributo exclusivo de los varones. Su más reciente libro, Testo Yonqui (Espasa, 2008), Preciado lo define como un protocolo de intoxicación voluntaria a base de testos-


39

do:

om terona sintética que concierne a su cuerpo y a los afectos propios. Y una vez más, quiere demostrarnos con su texto que la coyuntura biopolítica de las sociedades contemporáneas le exige a la filosofía ser no sólo una disciplina reflexiva sino también práctica. Preciado nació en Burgos (España) hace 39 años y estudió Filosofía en la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid, de donde se licenció Cum Laude, y la comisión Fullbright la becó para hacer la Maestría en Filosofía Contemporánea y Teoría del Género en la Nueva Escuela de Investigación Social de Nueva York en 1993. Allí conoció a Jaques Derrida, Agnes Heller, Richard Berstein y Jessica Benjamin, y se rodeó de la efervescencia de la incipiente teoría queer que ya postulaban Judith Butler, Julia Kristeva y Teresa de Lauretis, entre otras.

En 1999, Derrida la invita para participar en los seminarios de l’École des Hautes Études en Sciences Sociales en París y en la capital francesa se convierte en una de las protagonistas del incipiente movimiento queer, que tiene entre sus más controvertidos y carismáticos activistas al escritor seropositivo Guillaume Dustan y su grupo de escritores del Rayon Gay. Más tarde realiza el doctorado en Filosofía y Teoría de la Arquitectura en la Universidad de Princeton. En la actualidad, Beatriz Preciado es profesora de teoría del género en la Universidad de Paris VIII, el Programa de Estudios Independientes del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona y en la Escuela de Bellas Artes de Bourges, entre otras instituciones. comentarios knot@revistaknot.com


Estamos anudados a las redes sociales

¡Anímate, anúdate a la que más te guste! Alternos Chile

Red social alterna Gay - Lésbica de Chile. Más de 1.875 integrantes. alternoschile.ning.com

Amnistia Internacional Red social de activistas por los derechos humanos. Más de 7.020 integrantes.

www.aiven.org

Amigay.es

Red social de amigos gais. Más de 2.465 integrantes.

amigay.ning.com Amigos Escaparate Variopinto

Red social LGBT y H de la Fundación Escaparate Variopinto amigosescaparate.ning.com

Argentina Gay

Casa de reinas de Linda Lucia Callejas T

Facebook Uruguay

casadereinas.ning.com

facebookuruguay.ning.com

Red social de personas trans. Más de 665 integrantes.

Colombia LGBT

Red social de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Trans de Colombia. Más de 400 integrantes.

colombiagay.ning.com

Cultura Gay

Red social gay. Más de 115 integrantes. culturagay.ning.com

Cristianos Gais de Chile

Degebook

Avenida Gay

Delobuenounpoco.com

beargirls.ning.com

Red social gay bear. Más de 1190 integrantes. www.gaybear2.com

gaysdeperu.ning.com

degenerese.ning.com

Red social de osas lesbianas. Más de 50 integrantes.

Gay Bear 2.0

cristianosgaysdechile.ning.com

gaybariloche.ning.com

Bear Girls

gay105tv.ning.com

Gays Peruanos

Red social gay de Argentina. Más de 1.615 integrantes.

avenidagay.ning.com

Gay 105 TV

Red social y televisión gay española. Más de 1.160 integrantes.

Red social de la comunidad GLTB Cristiana de Chile. Más de 75 integrantes.

Red social de lesbianas y mujeres bisexuales. Más de 930 integrantes.

Red social gay. Más de 3.565 integrantes.

Red social LGBT de Uruguay. Más de 250 integrantes.

Red social gay. Más de 15.485 integrantes.

videogay.ning.com

Dr. Oso

Red social sobre salud sexual. Más de 320 integrantes.

dr-oso.ning.com

Red social gay de Perú. Más de 14.395 integrantes.

Gay Singles

Red social para hacer amigos gais solteros (viajar, cenar, etc.). Más de 835 integrantes. gaysingles.ning.com

Gay Travellers Network Red social de viajeros gais. Más de 9.630 integrantes.

www.gaytravellersnetwork.com

Gay Valencia

Red social LGTBD de Valencia. Más de 590 integrantes. gayvalencia.ning.com


Honduras G

Red social LGBT de Honduras. Más de 1.200 integrantes. www.hondurasg.com

IGLTA

International Gay & Lesbian Travel Association (IGLTA). Más de 270 integrantes. igltatravel.ning.com

La diversidad es natural Red social de diversidad sexual y de género en Cuba. Más de 300 integrantes. diversidadcenesex.ning.com

Líderes LGBT

Organización Meta Diverso LGBT

Revista Gloss Chile

Red social LGBT de Meta, Colombia. Más de 85 integrantes.

Agencia de noticias LBGTQ Gloss Chile. Más de 580 integrantes.

metadiversoorg.ning.com

revistaglosschile.ning.com

Páginas Rosas

Scouts Gays de México

paginasrosas.ning.com

scoutsgaysdemexico.ning.com

Red social y directorio de empresas, profesionales LGBTQ y simpatizantes. Más de 65 integrantes.

PaísGay

Red social gay para paises latinos. Más de 6.670 integrantes. paisgay.ning.com

Pereira Gay -Bi

Red social de personas exploradoras LGBT de México. Más de 100 integrantes.

Solteros de Latinoamérica Red social para amigos y solteros. Más de 215 integrantes. amigoscr.ning.com

Red social de líderes LGBT en relación al uso de las TIC. Más de 160 integrantes.

Red social de homosexuales y bisexuales en Pereira, Colombia. Más de 730 integrantes.

Soydeambiente.com

lidereslgbt.ning.com

pereiragaybi.ning.com

www.soydeambiente.com

Marcha del Orgullo

Red Social de participantes de la Marcha del Orgullo.Buenos Aires. Más de 1.075 integrantes. marchadelorgullo.ning.com

Red social LGBT de Venezuela. Más de 475 integrantes.

Pura Vida G

ZonaDeOsos.Com

Red social de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales. Más de 7.841 integrantes.

Red social de osos y admiradores del Perú. Más de 1.225 integrantes.

www.puravidag.com

zonadeososperu.ning.com


Hormigas Texto e Ilustración

Ana Elena Pena

www.anaelenapena.es

revistaknot.com

Narrativa

Me pintó las uñas de rojo. Primero las de la mano izquierda, y luego las de la derecha, con cuidado, muy despacio para no manchar los bordes.

42

Después hizo lo mismo con las uñas de los pies. Colocó trocitos de algodón entre los dedos y continuó con su laboriosa tarea. Para entonces ya no éramos amigas, sino soterradas enemigas, pendientes de una declaración de guerra, pero ninguna de las dos se atrevía siquiera a abrir un frente. Sentadas al sol, continuamos fingiendo que éramos la una para la otra, que nada ni nadie podría destruir nuestra amistad ni corromper nuestro amor. Cogí el pincel y empecé a lacar las suyas con parsimonia. Sus dedos eran más cortos y delgados que los míos (“manos pequeñas, manos de mentirosa, manos de ladrona”-pensé para mis adentros). Mi pulso temblaba, al tiem-

po que mis ojos intentaban contener las lágrimas. Lágrimas de ira y de desprecio, lágrimas de autocompasión por saberme engañada. Pero aún así, logré completar la mano izquierda sin ninguna mácula. Lentamente, continué con su otra mano, aspirando de cuando en cuando el peculiar aroma del esmalte. Allí desnudas en mitad del bosque, con las uñas bañadas en carmín, parecíamos dos animales heridos salpicados por pequeñas gotas de sangre. Una vez terminadas las manos, los pies…, nos tumbamos boca arriba, dejando nuestros deditos a secar, agitándolos con cuidado y soplándonos la una a la otra. Levantábamos los brazos y entreabríamos las piernas, dejando que las hormigas nos invadieran y nos hicieran cosquillas en las ingles y en las axilas. Era nues-


43

s

tro pequeño ritual erótico, con ese aire sacrificial que debe tener todo acto de amor. Todo era placidez, brisa y caricias, todo era verano. -¡Te has olvidado una uña, mira! ¡Te has olvidado de una!- Gritó de repente, muy enfadada, señalando su mano izquierda y mostrándome el meñique. Presentía que aquello era el fin… al fin. (manos de mentirosa, manos de ladrona… ¿por qué me distraería pensando en eso?) Me clavó con saña las uñas en la cara, arañándome varias veces. Parecía una gata furiosa. -¡Lo has estropeado todo!-

Se incorporó de golpe haciendo pucheros de niña mimada, vistiéndose con gestos bruscos. Me miró, esperando mi contestación, o mis disculpas, pero yo permanecí sentada e inmóvil, con la mano cubriéndome la mejilla escocida. Echó a correr y con ella se esfumó el paraíso artificial de laca roja, hierba y brisa donde nadábamos hacía un instante. Allí me quedé durante varias horas, mirando a la nada, dejando que una horda de hormigas carnívoras me devoraran el coño con sus tenacillas hambrientas. - Adelante, coméroslo todo. Ya no lo necesito. comentarios knot@revistaknot.com


Por Tim Manning www.gaytravellersnetwork.com Fotografía Marco Gándara Rey Dunas de Maspalomas www.flickr.com/photos/hatrum

revistaknot.com

Cartografía

Gran Ca

44

Fotografías Tim Manning Gay Pride Maspalomas 2009

No lejos del lugar d después de la conqu invasión más recie hoteles y apartame tomado el terreno más grandes zonas de


45

anaria, un destino ideal

desde el que Cristóbal Colón partió en 1493 en su primer viaje pocos años uista española de las Islas Canarias, se encuentran los monumentos de una ente. Con sus vistas sobre las famosas Dunas de Maspalomas, éstos son los entos de la conquista turística que desde los años sesenta, paso a paso, han o de las plantaciones de plátanos y tomates, transformándose en una de las e vacaciones en todo Europa, una mina de oro para las islas y para España.


46

revistaknot.com

CartografĂ­a


47

A pocas horas de avión de las grandes capitales europeas, con un clima muy similar por ejemplo a Palm Springs en los EE.UU., con sol casi todo el año, dotado con una magnífica playa y gozando de la libertad y tolerancia de una España moderna y democrática, a simple vista parece un paraíso. Con la nueva confianza de los gais europeos en los 70’s y con el fin de la dictadura de Franco, Gran Canaria - y más específicamente, Playa del Inglés - se ha transformado en uno de los míticos destinos como San Francisco, Ámsterdam o Mykonos. El sur de la isla desarrolló su propia economía rosa: de bares, complejos alojativos, discotecas, restaurantes, mucho de lo cual está en manos extranjeras de Alemania, Holanda o Reino Unido. El turismo gay es ya un sector importantísimo para el ayuntamiento y para la isla, y la presencia de una comunidad tan visible ha tenido su influencia en la cultura popular de Gran Canaria, y de España misma. En los Carnavales de Gran Canaria, de Las Palmas de G.C. y Maspalomas, las Galas Drag Queen se han convertido en los eventos más frecuentados. Aquí cada año empieza el “temporal” de Orgullo Gay de toda Europa; en mayo, se llena la Avenida de Tirajana en Playa del Inglés con alrededor de 75.000 personas listas para disfrutar a tope de la gran cabalgata del Gay Pride Maspalomas. Lo que hace distinto este evento es que la gran mayoría de los participantes no son propios de la isla o España, pero sí del Reino Unido, Irlanda, Holanda, Alemania, Francia y Escandinavia. Hay que decir que se trata más de una fiesta que de una manifestación reivindicativa; sus promotores son empresarios antes que activistas, pero la visibilidad, el espíritu de convivencia y la alegría que provoca este evento, con esta enorme afluencia de la comunidad LGBT de toda Europa, tiene su propio poder político, aunque sea a un nivel más personal. En la calle hay muchos que se conocen, pero se conocen de Frankfurt, de Rotterdam, Manchester o Copenhague, y quedan aquí cada año, y no tan solo una vez, ya que muchos hacen más de una visita anual, atraídos por vuelos baratos, y por supuesto, por el sol.

Fotografía Chris Klink Playa del Inglés

www.flickr.com/photos/chrisklink

En mayo, se llena la Avenida de Tirajana en Playa del Inglés con alrededor de 75.000 personas La isla no cuenta tan solo con esta única semana de Orgullo: en la capital, en Las Palmas de Gran Canaria hay otra, sincronizada con las otras grandes ciudades de España, y en su manifestación por cierto se pueden ver muchas pancartas reivindicativas, contando con un toque más serio y enfocado. Hay quienes lamentan, a pesar del tamaño de la ciudad con sus casi 400.000 habitantes (que también cuenta con sus propios bares y locales de ambiente), la gran concentración de ocio gay en el sur y las posibilidades para ligar allí sin compromiso con gente extranjera o de la España peninsular, fuera de la vista de familia y compañeros de trabajo, lo que ha ralentizado a muchos gais el proceso de afrontar de veras todas las realidades de su orientación sexual. También éste ha frenado en varios sentidos el desarrollo de una cultura LGBT propia, como ya prospera en otras capitales del país. Muchos estudios han demostrado que los gais gastan por medio mucho más que los turistas heterosexuales, por lo que no es sorprendente que otros destinos ya tengan en su punto de mira el éxito de Gran Canaria en atraer el mercado gay. Cada semana hay una región, país, ciudad u otros cuyos líderes proclaman que van a apostar por captar más de nosotros para llenar sus playas, campos de golf, hoteles, bares y restaurantes. Playa del Inglés tiene mucha competencia, y no tan solo en el ámbito del turismo gay: la zona tendrá que reinventarse para los años venideros. Si bien es verdad que los gais están allí por lo que los ha atraído siempre, también es cierto que hay una demanda creciente pidiendo más calidad, y más sofisticación. Y la asimilación gradual de los gais en la sociedad del día a día de muchos países pone ya en cuestión lo que en el futuro se considerará un destino gay. comentarios knot@revistaknot.com


revistaknot.com

Cr贸nica

exhib

48


49

Radiografía de un

bicionista Por

Omar Sanabria

A un costado nuestro, entreví a un comensal que se expresaba con asombro tras conocer los detalles de nuestra plática. Notablemente alterado, el cliente de la mesa contigua –que vestía un traje ejecutivo–, disimuló la atención con la que le descubrí escuchándonos. Me aseguré de que pidiera la cuenta, le perdí de vista, y proseguí la labor hasta conocer más sobre mi joven, pero muy vívido interlocutor.


50

revistaknot.com

Cr贸nica


51

Aprovechando el periodo vacacional de invierno, nos dimos cita con mi universitario personaje, su productora musical y yo, en un concurrido restaurante de la ciudad. En el rostro del estudiante, de tan sólo 21 años, ya se advertía un especial interés y una paradójica reserva de la que, luego de un rato, se terminó olvidando.

Vacilante, Ricardo recuerda la ocasión en que conoció en una conversación de Chat a “El Diablo”, quien se convirtió en su director fílmico, y con quien tiempo después expuso de manera explícita, para el asiduo público del porno gay mexicano, sus salvajes instintos dejando al descubierto no sólo su desnudez, sino sus más íntimos deseos.

Rosca de reyes

Una oportuna pausa

La nublada y fría tarde de enero en que nos reunimos sugirió beber un café caliente acompañado de un trozo de rosca de reyes – Pan típico de la fecha que, de acuerdo a la tradición mexicana, si trae en su interior una figura del Niño Dios compromete a quien le sale a invitar a una merienda un mes después a los ahí reunidos –.

Haciendo alarde de la cortesía que distingue al servicio del restaurante, la amable mesera que nos atendía, nos obligó a hacer una pequeña pausa para consultarnos

Debido a su talentosa presencia en más de una disciplina artística, no era fácil definir el primero de los diversos temas a despejar. Y es que Ricardo Ramírez, además de estar cursando la licenciatura en arquitectura, concluyó desde muy chico sus estudios como pianista en el Conservatorio Nacional de Música –Institución de enseñanza musical ubicada en la Ciudad de México –. De niño, también tomó un curso como dibujante en el Museo de la Caricatura, que le dio las tablas para desarrollar una magistral habilidad como pintor y retratista empleando las técnicas de lápiz, carbón, pastel y tinta.

Ahora me pregunto si fue para confundir el efecto de la cafeína con los nervios que envolvían la conversación, pues ya estábamos entrando en terrenos más invasivos y personales.

Pero a Richard -como prefieren llamarlo sus amigos más allegados y familiares – también le identifican como “Sebastián”, pseudónimo con que fue bautizado tras incursionar a un desafiante mundo que ha traído a su vida satisfacciones y unas que otras calamidades: el mundo de la industria de la pornografía.

Una doble personalidad Medianamente cohibido, Ricardo da un trago a su bebida, acto tras el cual me comparte cómo fue que hace tres meses se encontraba participando, por segunda ocasión, en el rodaje de un filme que le despojó de su nombre de pila y le confirió una nueva personalidad. “Sebastián” es el sobrenombre que acompaña al todavía inocente, esbelto y ojiazul protagonista de Selección Mexicana 3 y Corrupción Mexicana, títulos de las recientes producciones de Mecos Films, compañía mexicana en que Ricardo se estrenó, a los 18 años de edad, como actor porno en un filme hecho por y para varones.

-¿Gustan más café? -Sí- respondimos los tres.

Afortunadamente esta puntual interrupción nos permitió liberar tensión y retomar el diálogo con mayor soltura, misma actitud en la que Ricardo me confió un secreto: -No todo lo que se ve en las películas es real. De acuerdo a su experiencia hay momentos en los que no siente placer sino hastío, cansancio y dolor, situaciones que maquilla con gemidos y expresiones faciales de gozo extremo.

Exhalando tensión -Si bien es cierto que el cuerpo experimenta sensaciones placenteras y que la producción se encarga de crear el ambiente más confortable posible, también lo es el hecho de que uno no pierde de vista que hay gente en el set – señala el joven actor –. Asimismo habrá gente viendo cómo interactúas con tu compañero de escena desde la comodidad de su casa- concluye. Richard toma un espacio para traer a la memoria cómo es que en su primer filme expuso su cuerpo frente a la sigilosa lente que le archivaba en el documento fílmico, mientras se despojaba no sólo de su ropa sino de todo pudor. En la escena se hallaba también un desconocido quien fungiría como altar y que con gusto aguardaba el momento de recibir su espléndida ofrenda; acto en el que el director va pidiendo ritmo, expresiones y posturas lo más abiertas posibles para lucir un evento de gran calidad.


www.rrgmu Las dos caras de la moneda

revistaknot.com

Crónica

Una vez apagados los reflectores, la vida de Ricardo continúa como la de cualquier otra persona. Pero en realidad, es en la cotidianidad cuando vive en carne propia las glorias y sinsabores que circundan a esta apasionante industria.

52

El talentoso artista visual y músico reconoce que no se arrepiente de haber entrado a este negocio ya que, como expresa, le ha traído fama y el reconocimiento de mucha gente de su medio e incluso de extraños aficionados que, por su singular vida paralela, le han posicionado como una figura legendaria a tan corta edad.

Ring, ring… Inesperadamente, una llamada al celular interrumpe la fluida conversación con Ricardo, momento que Mónica Cedillo, su amigable productora musical – quien conoce como nadie cada una de las facetas en las que se mueve el virtuoso pianista –, aprovecha para resaltar la personalidad transparente, romántica y comprometida que distingue al talentoso entrevistado.

Efectos secundarios Como parte de las consecuencias a que tuvo que hacer frente tras su debut como actor porno destaca el ver truncas algunas relaciones afectivas que a él le hubiera gustado cultivar y de las que no pudo recoger fruto alguno.


53

Una lucha entre la luz y la oscuridad La tenue iluminación y el poco tránsito de la esquina del restaurante fue brindando diversos matices a la conversación, creando una atmósfera de confianza, situación que aproveché para preguntar abiertamente -¿Qué pasa por tu mente cuando terminas la filmación de una escena y te encuentras en la intimidad de tu habitación? ¿Qué sentimientos te invaden?-. Luego de tan directa pregunta, Ricardo no tuvo otra opción más que tomar aire y responder con la transparencia que su productora advirtió que le caracterizaba, diciendo: -En esos momentos me invaden emociones encontradas… Por un lado tengo el gusto de haber culminado un logro personal pero, por otro lado me siento sucio, me da la impresión de que ya estoy muy vivido para la temprana edad que tengo. Es muy fuerte confrontarme con los valores que me han inculcado en mi familia desde que era chico.

usic.com -Para muchos es difícil abandonar los prejuicios y entablar una relación de pareja con alguien que participó en material de sexo explícito-–, refiere el barbado joven que viste jeans, camisa entallada a cuadros, chaleco y chamarra blanca. Con la actitud sencilla que le caracteriza, el joven astro del cine para adultos comenta otro efecto secundario que trajo consigo el filmar para esta industria. -Fue el tener que enterar a mi madre de mi cabalgada carrera como actor porno-. Este evento fue inevitable luego de que su hermana encontrara en una revista dirigida al colectivo LGBT, una publicación del estreno de Selección Mexicana 3 (su primer filme), en el que el joven engalanaba la portada. -Afortunadamente la reacción de mi mamá no fue tan explosiva pero, no dejó de significar una situación incómoda para mí, como el nuevo adulto de la familia que apenas era-, comparte Ricardo.

Lo que le depara el destino El futuro arquitecto -que además de lo antes mencionado es amante de los felinos, coleccionista del personaje animado “Pantera Rosa” y nacido bajo el signo zodiacal Libra- anticipó que en un mediano plazo empleará su tiempo, dedicación y recursos para componer música y crear elementos visuales que ornamenten las fachadas e interiores de viviendas y construcciones de todo tipo. Por lo que a su rol como actor porno respecta, Ricardo señala con excepcionalidad que no está dentro de sus objetivos hacer carrera en este gremio. Aunque no descarta volver al cine de adultos, no será él quien busque o toque puertas; en todo caso analizará aquellas propuestas que se le presenten posteriormente.

En primera persona -Soy enemigo del consumo de drogas y de la superficialidad que, en determinados momentos, baña el contexto del cine porno queer –puntualiza Ricardo Ramírez (Sebastián)- Me considero opositor de la práctica del bareback y, en lo personal, promuevo el ejercicio de una vida sexual responsable-. Y luego añade: -Soy creativo, romántico, muy ingenuo en el manejo de las relaciones personales y me confieso partidario de los vínculos afectivos en los que el otro es quien lleva el control-. comentarios knot@revistaknot.com


¿Quién es

ella?

En su momento, todos se preguntaban quién era esa camaleónica y fausta militante de la música electro anarco, que zigzagueaba en las pistas de baile moviendo sus largas piernas enmalladas y que nos miraba como si supiera algo que nosotros ni imaginábamos... como si estuviera enterada de nuestra lista de pecados cometidos. Se nos dijo que era la “Mujer que vino del frío” y con esa lozana frase querían calmar nuestros deseos de saber quién era en realidad Yogurinha Borova.

revistaknot.com

Entre Nos

Ilustración Digital

54

Fidel Arias

www.flickr.com/photos/phid-fidel_arias


s

?

55


Trapecista Fotografía Bloodygold Fotografía revistaknot.com

Entre Nos

Nos quedamos tan sólo unos instantes con varias preguntas sobre ese personaje llamativo y misterioso al mismo tiempo, e incluso lanzamos hipótesis al aire. Sospechamos que quizás Borova era un sueño, producto del exceso de imaginación y fantasía, o una diosa que se había escapado mágicamente de las viñetas de un cómic, o un cuadro de Andy Warhol que se había humanizado.

56

Y no lo lograron. Queríamos saber más de ella y no nos conformaríamos con información que no fuera de primera mano. Y por eso la entrevistamos. Y por fin supimos algo más de la “Mujer que vino del frío”, que era una danzarina e intérprete española, imponente y rabiosa, cuyo cuerpo es un campo experimental y multicolor, que puede ser múltiples personas y al mismo tiempo seguir siendo ella. Nos comentó cómo es un día en su vida, qué siente cuando está sobre el escenario y qué la ruboriza, entre otras confesiones. Pero al final nuestras conjeturas resultaron ciertas: Yogurinha Borova es fantasía. Y también lo es el hombre detrás de ella, Eduardo Gaviña Marañón. Aquí la entrevista con los dos.

¿Quién es Yogurinha Borova? Yogurinha Borova es una Diosa Inspiradora de Música, Arte, Poesía y Ciencia, una Ninfa inspiradora de las fuentes, adorada desde tiempos remotos hasta nuestros días. Usted se ve como una persona multicultural, al verla no resulta saber de que país es usted. ¿Eso hace parte de su forma de ser? El cantante cubano Silvio Rodríguez dice en una de sus canciones “Yo soy de donde hay un río...”, y el poeta español Jorge Manrique escribió en sus Coplas por la muerte de su padre, que “Nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar”... yo soy así y así seguiré, como también dicen los de Alaska y Dinarama. ¿Por qué dice que usted es “La mujer que vino del frío”? ¿Qué simboliza este elemento para usted? Dice la leyenda que Yogurinha Borova nació en el seno de una familia muy humilde en los desiertos árticos de Rusia, en donde las temperaturas en el mes más calido no superan los 10 grados bajo cero. Por esta razón, el frío es su coraza, y como cualquier coraza ésta guarda un tremendo tesoro: ¡el calor!


Ilustración

Pedro Ximenez

57

¿Cómo es un día en la vida de un personaje como usted? Si tenemos en cuenta que este personaje tiene incontinencia creativa, ¡pues imagínatelo! Se la pasa todo el día soñando e intentando hacer cosas nuevas. Últimamente anda empeñada en viajar a Mánchester y poder disfrutar en directo en Old Trafford de uno de los partidos del Manchester United. ¿Qué es lo más complicado de hacer parte del Star System? Lo más complicado es el no saber que formaba parte de ello. Creo que todavía me falta mucho por aprender, aunque no creo que sea muy Star. Quizás el día en que mi mera presencia en el cumpleaños de un amigo sirva para atraer más gente, te podré contestar bien a esta pregunta. Mientras muchas artistas salen en las fotos sonrientes y cándidas, vemos en usted una postura más agresiva, más seductoramente acometedora. ¿A que se debe esta actitud? ¡Pues porque tengo una dentadura horrible y no soy guapa! (Risas). En esas condiciones, se

Yogurinha Borova es una Diosa Inspiradora de Música, Arte, Poesía y Ciencia www.yogurinhaborova.com


Loli Parton Fotografía

En tu cabeza está la llave para revelar mundos diversos y nuevas sensaciones www.yogurinhaborova.com

58

¿Qué artistas te han influenciado? Mi madre, Vicente, Las Fellini y muchísimos artistas más. Algunos de ellos son completamente anónimos y viven la vida sin saber que son unos auténticos genios. ¿Cómo definiría su propuesta musical? Loca e incongruente, lo justo y necesario como para llamar la atención y si profundizas en ella con mensaje... y el mensaje no es otro que el siguiente: vive, disfruta y se feliz.

Bloodygold

¿Cómo descubrió su vena artística? Desde muy pequeña, me acuerdo que siendo muy jovencita me presentaba a concursos de dibujo y siempre pintaba atardeceres. Desde luego, nunca ganaba, pero al menos me sirvió para saber cuál iba a ser uno de mis mayores deseos en mi vida: luz, paz y tranquilidad, aunque la vida que lleve siempre sea todo lo contrario.

Fotografía

revistaknot.com

Entre Nos

utilizan otro tipo de armas para llamar la atención. Hasta los ojos, que los tengo muy pequeños los tengo que abrir mucho para no poner cara de topo (risas).


59

Coméntanos qué sientes cuando estás en un escenario interpretando alguno de tus éxitos. Te confieso que no soy de las que necesito del escenario, aunque a veces parezca todo lo contrario. Es más, a veces le tengo pánico, pero tengo alma de payasa y en el mismo momento que percibo que alguien está disfrutando es cuando entonces lo hago yo también, llegando a veces a convertirse en una auténtica catarsis. ¿Qué experiencia le ha quedado de las canciones que ha grabado? Conocer a gente maravillosa y seguir teniendo mucha curiosidad en hacer muchísimas más, pues creo que todavía no he hecho ni mi mejor ni mi peor canción. ¿Qué ruboriza a una persona como usted? La inconsciencia encima de un escenario. Hay que tenerle muchísimo respeto al escenario, y hay gente que piensa que con solo subirse ahí arriba te van a querer y aplaudir.

Fotografía Sir Mister Louis Intervención Falsas Costumbres

¿Usted cree que es un símbolo sexual, así no se desnude o muestre más de la cuenta? Yogurinha Borova ha tenido sus ambigüedades sexuales. No me creo para nada un sex simbol, aunque vas descubriendo con el tiempo que en tu cabeza está la llave para revelar mundos diversos y nuevas sensaciones. Acepto que puedo ser un sueño para algunas personas como lo son algunas personas para mí. ¿Qué opina de los artistas que han desarrollado su carrera en gran medida basados en escándalos? Es más el problema de quien se dedica a consumir a ese tipo de artistas. Existen muchas personas a las que les puede venir muy bien saber que incluso cierta gente famosa nada en el fango. La frase “Siempre hay alguien peor que tú” a algunos les resulta hasta terapéutica. ¿Tus actividades como artista han afectado tu vida personal? Sí, pero como me puede afectar un constipado, el cambio climático, una mala cara, un beso, una sobreexposición al sol, etc.... mis actividades artísticas son una parte de mi vida, no toda. ¿Cuál ha sido la experiencia más alegre en tu vida profesional? El saber que lo que tú haces ayuda a animar a cierta gente que está pasando por malos momentos. ¿A qué le tienes miedo? A los que me quieren mal. Por último ¿Con que sueña? Con atardeceres.


La persona

revistaknot.com

Entre Nos

Eduardo es el lĂĄpiz y Yogurinha el papel

60

FotografĂ­a

Ricardo Cases

www.ricardocases.es


61

a detrás de Yogurinha ¿Cómo se te ocurrió construir a Yogurinha Borova? ¿Qué conceptos querías utilizar? Yogurinha surge sin ninguna pretensión. Creo que es de las cosas más casuales que he hecho en mi vida. Quizás por eso tiene algo de frescura. Y nunca usé ningún tipo de concepto para darla forma, la intuición, el corazón y mis tripas lo hicieron todo. ¿Y cómo definiría esa intensa relación que usted sostiene con Yogurinha? Eduardo es el lápiz y Yogurinha el papel. ¿Qué crees que haga original a Yogurinha? Lo imprevisible que puede llegar a ser. Tengo que confesar que aún me quedan muchísimas cosas por descubrir al lado de ella y que el día que me aburra haciendo el personaje la jubilaré rápidamente, lo maravilloso de ella es que puede llegar a ser miles de personajes y, por lo tanto, vivir miles de sensaciones diferentes. A propósito ¿Cómo tienes planeado acabar con Yogurinha? Yo creo que Yogurinha más que morir se disipará, se irá como el vino, relajadamente. ¿Para tí que significa la fotografía? ¿Qué ideas te gusta plasmar en una foto? La fotografía es muchas cosas importantes para mí. Últimamente siento necesidad de tomar muchas fotografías y estoy empeñado en que sea el oficio con el que me jubilé. Me fascinan las personas y estoy convencido de que con la fotografía puedo mostrar parte de ellas. Creo que cada ser humano es un mundo y precisamente uno de los temas más habituales en mis fotografías es la soledad. comentarios knot@revistaknot.com


La rebeli贸n de

revistaknot.com

Retro

Por Eidenober Mena Im谩genes Obras de Luis Caballero

62


63

el erotismo y el sufrimiento “Me tocó ser distinto. No porque lo hubiera decidido o escogido sino porque me tocó. Y al tocarme ser distinto, tal vez me tocó ser artista, me tocó ser marica, me tocó ser como soy. Y no me arrepiento”. “En Europa, ya no nos apedrean. Ser homosexual es menos vergonzoso y menos grave que en Colombia; país latino, católico y machista”. Luis Caballero Marta Traba, una de las críticas de arte más importantes de Colombia, conocida por sus comentarios mordaces y fulminantes, lo llamó sin mayores rodeos el “gran pintor de las nuevas generaciones”. Luis Caballero (Bogotá, 1943-1995) fue uno de los primeros artistas colombianos –quizás el primero- en declarar abiertamente su homosexualidad, y esto no solamente en su pintura. Expresó que pintaba solamente lo que le gustaba y apasionaba y encontró belleza en la imagen del hombre de la machista sociedad colombiana, algo que nunca antes se había considerado enriquecedor y estético. Estaba convencido de que el ser homosexual le dotaba de una sensibilidad especial y que lo hacía vivir de una manera diferente. En una ocasión sostuvo lo siguiente: “El verdadero problema del homosexual no es el del pintor, el decorador o el peluquero. Es el del homosexual que trabaja en una fábrica. Ese sí sufre. A ese sí lo apedrean”. En una ocasión, Marta Traba le preguntó si para él la ambigüedad era una forma de ocultar el miedo a clarificar. Su respuesta fue contundente:

¿A qué ambigüedad se refiere? ¿Ambigüedad del tema, de la forma, del estilo, o ambigüedad sexual? Lo que es ambiguo es su pregunta, Marta. No creo que exista en mi pintura una ambigüedad sexual, si a esa se refiere. Si dibujo un hombre no hay duda que de un hombre se trata, y ahí están bien en evidencia sus atributos viriles. Con una mujer es lo mismo. Los hermafroditas no me interesan en la vida real y tampoco en mi pintura.

No creo tampoco que se pueda llamar ambigua la relación sexual entre dos hombres o entre dos mujeres. Es una relación tan directa y tan clara como la relación heterosexual. Se trataría entonces de una ambigüedad en la acción y en ese caso estaría ya más de acuerdo puesto que pienso que cualquier relación humana es siempre ambigua, y esa ambigüedad trato de representarla formalmente pero no sexualmente. No me da miedo clarificar. Pero las relaciones humanas nunca son claras. No me interesa además tratar de clarificarlas. Sería reducirlas. Lo mismo que no quiero definirme porque creo que sería limitarme. Condenaba al cristianismo y su oscura visión que indica que el único fin del placer es la procreación y descarta los placeres puros, y que cubría al desnudo porque lo considera impuro, profano. En los inicios de su pintura persistieron las figuras no tan atléticas, sin rostros, sin embargo sumamente dinámicas y expresivas, de líneas gruesas, oscilantes y fuertes disputas cromáticas; desbordaban del cuadro y escapaban en múltiple movimientos del espacio limitado. La influencia del Pop Art de Allen Jones, los colores del chileno Matta y la sórdida interpretación de la figura humana, reinventada y dinámicamente compleja del pintor Francis Bacon, determinará la estética con la que Caballero llevará sus emociones, búsquedas y planteamientos a los lienzos, pero no una


estética copiada o plagiada sino reinventada, transferida, traducida pero que el lenguaje no es capaz de comunicar porque siempre llegará a lo mismo.

revistaknot.com

Retro

A finales de la década de los 60, Caballero perfeccionó sus figuras acercándolas más a una realidad anatómica. Con músculos fornidos, cargados de vitalidad y otras preocupaciones.

64

Con sus estudios utilizando el carboncillo, lápices, tintas con pluma, Caballero buscó tener el control de las figuras orgánicas de los muchachos desnudos que se le vendían o sencillamente se le entregaban para ser pintados en una naturalidad serena. Pero Caballero no es precisamente de los pintores de una fácil naturalidad; quizás por eso nunca los paisajes fueron los más indicados para exteriorizar sus sentimientos. Las figuras que emergían sobre los lienzos y el papel son figuras sin rostros que se desgarran, que viven en la angustia, que desfiguran la realidad, que son infligidas, que se elevan tensos al cielo, o que sencillamente reposan sobre su propia sangre; manos revoloteantes, que presionan masas de carne o escasos rostros sucumbidos de sufrimiento; figuras solas o arrumazadas en grupos que parecen estar serenas en un profundo sueño, después de un encuentro sexual o simplemente muertas. En esta etapa de su trabajo artístico es común ver imágenes escapadas del cielo, o de la tierra, del fresco de Miguel Ángel, Juicio Fi-

nal. De los siempre inconclusos estudios de Da Vinci; O sencillamente sacadas de la oscuridad de los vibrantes claro-oscuros de Caravaggio; el más sumo Renacimiento. Esta influencia lo ubicaría indiscutiblemente en un manierista, sin embargo no es solamente eso; caballero tiene otras características demasiado esquivas de este estilo. En los inicios de Caballero, se podía ver el uso de la estética de Bacon pero no fue para siempre, puesto que le impactó mucho y le influenció durante bastante tiempo, pues un verdadero artista cambia las formas de ver y de sentir, y durante ese tiempo se apropió de ese lenguaje porque era lo que también sentía y que Bacon expresaba de la mejor manera; pero pronto vio la necesidad o sencillamente creó su nuevo lenguaje. Por eso siempre avanzaba en los estilos por los que se vio atraído, quizás por esto no se le puede encajar en alguno, siempre desarrolló un nuevo lenguaje dentro de la pintura; que no es ni clásico, ni vanguardista , ni modernista; podrá ser acaso figurativo o naturalista o manierista. O sencillamente no se le puede encajar. En 1968, a la edad de 25 años, recibió el primer premio de la I Bienal de Pintura Medellín. Éste podría llamarse el mayor reconocimiento de la obra artística de Luís Caballero en Colombia, con un políptico (pintura compuesta por más de 4 cuadros) que no poseía titulo


65

Caballero quería que sus pinturas tuvieran una entera y eterna libertad de emociones alguno -al igual que todas sus obras- pero que se conoció por la crítica como la “Cámara del amor”, un cubo de 13 paneles del que finalmente se conocieron cinco más, (se cree que Caballero no los exhibió por motivos de costos de transporte). Para lograr en- volver al espectador en el espacio de las seis parejas y de las dos figuras solitarias que flotan y reviran, que se extiende por el espacio en búsqueda del placer amarillo (intenso), en una elongación de la carne deseosa del amor azul (profundo); que estremecen sus extremidades entre las barreras del pálidos colores; en un refinado erotismo superior al simple contacto corpóreo y sexual. Llamada por caballero como su pequeña Capilla Sixtina, en la que subrayadas líneas atrapan al espectador y lo conducen al techo que es su cielo por tranquilidad y perturbación, que es su infierno e infierno por el dolor y el éxtasis, que lo pone en actitud voyerista por la necia mirada observadora. Caballero no pretendía que sus obras fuesen serviles, ni que satisficieran al público, tampoco pretendía recibir enormes transacciones monetarias, sino que quería que sus pinturas tuvieran una entera y eterna libertad de emociones del pintor y que produzca al mal llamado espectador muchas más cosas que la simple observación de formas, sino emociones, diálogos e imaginación de mundos diferentes. Sin la obra de Caballero el arte colombiano estaría sumergido en una fatalidad decorativa. En vanas corrientes sin nada que escupirle en la cara a un público tan desinteresado por nuestro arte. Es gracias a la autonomía de sus temas: hombres y escasas mujeres; si acaso podríamos dar género a esa figuras, sino es por su falos y disimulado seno, por la majestuosidad de la técnica utilizada, por la poca necesidad de realizar estudios previos a la ejecución de una pintura, por darle al dibujo una reivindicación, por la escasa utilidad del color y la intensidad de emociones que producen ante un público

medianamente instruido en el arte. Es por todo esto que Caballero a pesar de pasar su vida pintando cuerpos nunca cae en la repetición como lo hacen mediocres e inmundamente comerciales pintores como Alejandro Obregón que abandonó la violencia de sus comienzos por dedicarse a pintar un ave carroñera que dignamente aparece en el escudo de nuestro país. O como otro de los “ilustres” de nuestro país: Fernando Botero, que atropellan toda estética y cae en temas tan vacíos como las proporciones de sus figuras. Por fortuna se pudo obtener una producción bibliográfica de Caballero durante sus años de vida, gracias a que sus obras tenían una gran importancia pues se expusieron en importantes galerías de Europa, América del Norte y del país reconociendo la importante labor de los galeristas que documentaban las obras, los críticos y jueces de las bienales en las que participó, las reseñas de los libros que ilustró todo esto para que hoy por hoy apasionado por el buen arte puedan conocer de este genio de la pintura Colombiana. comentarios knot@revistaknot.com


S a n g re, s u Ilustraciones del dossier

Thiago Fonseca

www.flickr.com/photos/thiagofonseca

revistaknot.com

Dossier

Para Platón, el cuerpo era la cárcel del alma. William Blake diría más tarde que el cuerpo era la parte visible del espíritu. Y Judith Butler sostendría que son los discursos, las normas y las prácticas las que permiten conocer la realidad o la materialidad del cuerpo. Para Knot, el cuerpo es un buen tema sobre el cual escribir. Así lo han entendido los colaboradores de esta edición y el resultado es un dossier lleno de sangre, sudor y sexo.

66

Dinamitar el género Cecilia Núñez

Hombres sin cuerpo: Penes en llagas y máquinas de carne Ruben Campero

Vagina, IN©

Georgina Carbajal

Al desnudo

José Ignacio Díaz Carvajal

¿Cuerpos biológicos o culturales?

Jorge Horacio Raíces Montero

Úrsulas, esas grandes desconocidas Judith Samper

Al son del eléctrico cuerpo John Alexander Castañeda (Jacko)


udor

67


Dinami el Brevísimas consideraciones sobre cuerpo y hormonas

Por

Cecilia Núñez

radiocqueer.blogspot.com

Estamos en el lado de los monstruos. En nuestra lucha por la libertad de expresión llega un momento que el sistema de género aparece no solo como opresivo, sino como estúpido. Cuando nos demos cuenta de lo ridículo que es, habremos empezado a desmantelarlo. Kate Bornstein

revistaknot.com

Dossier

El género es una práctica performática. Ser hombre o mujer depende de la asignación visual que el médico, partera o comadrona hace al nacer un ser humano. El cuerpo se convierte en el primer territorio de disputa política, donde el más perfecto de los aparatos de control de la sexualidad y la reproducción encuentra lugar propicio para anclar sus larvas normativas.

68

El género, y también el sexo, son prácticas performáticas porque se construyen a partir del lenguaje: existe un término –con historia y contexto- que alude a un referente mental delimitado por la convención social. Es decir, para que una palabra signifique es necesario un acuerdo social que delimite el significado de la misma. En un hospital, en una clínica, en una choza, en cualquier lugar donde un cuerpo pare otro cuerpo, alguien dice: “nació una niña” y, en efecto, con esa simple frase, con esa sencilla acción, “micromutaciones fisiológicas y políticas”1 suceden en el cuerpo del naciente ser, definiendo el nombre, el modelo de conducta, el color de la ropa, la forma de caminar, los juegos, la decoración de las paredes, el sanitario al que tendrá acceso, el cuerpo con el que se relacionará sexualmente, etc. Para ser un “hombre”

o una “mujer” es necesario someter al cuerpo a una serie de repeticiones performativas que aseguren que el individuo las asimilará e interiorizará como “naturales”. No se es hombre o mujer, se actúa como tal: se llega a serlo2. Hasta hace no muchos años, las diferentes corrientes de los Estudios de Género encontraban una diferencia sustancial entre los términos “género” y “sexo”: el primero como lo socialmente adquirido (la masculinidad y la feminidad), y el segundo como lo natural o biológico (ser hombre o mujer, tener pene o vagina). Este planteamiento, para diferentes miradas de hoy, sobre todo para los movimientos queer, guarda un problema de fondo: ¿es lo biológico tan natural como parece? ¿Por qué no podría haber mujeres con pene y hombres con vagina? ¿Qué tan indispensable es para la supervivencia pertenecer a un sexo o a otro? ¿Es posible ser de los dos o ninguno? Hay mucho de peligroso en el cuerpo. Regular sus quehaceres e imágenes ha sido la principal obsesión del sistema político y económico que comenzaba a consolidarse con el estallido de las Guerras Mundiales y sus industrias tecnológicas. Previo a ello, a finales del siglo XIX, la acción biopolítica encontraba mucho sentido en las formas de exteriorización


69

tar g é n e ro del sexo, en la pureza de la raza, la normalización / patologización de los placeres, la histerización del cuerpo “femenino”, el “descubrimiento” del inconsciente, etc. La tecnología aplicada al cuerpo y a la conservación del género es pariente cercana de la comida enlatada, los satélites artificiales, las sillas de plástico, la energía nuclear, los bolígrafos desechables, etc.: tecnologías generadas para cumplir las necesidades de la guerra. En el caso concreto de cuerpo, el desarrollo de la industria médico-farmacéutica alcanzó magnitudes inimaginables para preservarlo como entidad normal y completa. Se trabajó exhaustivamente en prótesis para suplir partes del cuerpo mutiladas, fármacos para controlar el dolor y curar las enfermedades. Dentro de esta industria millonaria que preserva la pureza del género, la invención de las hormonas como sistemas de secreción comunicante comienza a operar en las partes más minúsculas del cuerpo con el fin de integrarlas a la defensa de lo natural-normativo. Una de las principales mentoras de la idea de que las hormonas son una invención –más

que un descubrimiento- del sistema capitalista es la filósofa española Beatriz Preciado, una de las principales reformuladoras del pensamiento de Jacques Derrida, Michel Foucault, Judith Butler y Teresa de Lauretis, a quien debemos, entre otras cosas, el estudio de la historia de los fármacos y las tecnologías del cuerpo. A finales del siglo XIX, a decir de Preciado, “Charles-Edouard Brown-Séquard, fundador de la llamada organothérapie (el tratamiento con extracto de órganos) presta atención a las glándulas sexuales y decide emplear el ‘extracto de órganos animales’ con fines terapéuticos.” Según 3la apreciación del científico, los testículos estarían relacionados con el vigor y la juventud eterna en los varones. Poco duró el fervor por los experimentos de Brown entre la comunidad científica, debido a la brevedad de los efectos de inyectar contenido de testículos de animales a seres humanos. Lo que trascendería de esta labor, en palabras de Preciado, es el entendimiento de las secreciones del cuerpo como “mensajes químicos” y como las partículas más pequeñas de disputa política.


El control político del cuerpo termina por privilegiar a uno u otro y generar desigualdad social

revistaknot.com

Dossier

Siguendo lo investigado por Beatriz Preciado, 1905 sería otra fecha que habría que tomar en cuenta: Freud escribe sus Tres ensayos sobre la teoría de la sexualidad, esbozando esa geografía intangible de lo que llamó “inconsciente” proponiendo las bases para pensar en un sexo psicológico, paralelo al cuerpo y con cierta independencia del sexo anatómico. En el mismo año, Hernest Henry Starling inventaba el concepto de hormona, proponiendo que las relaciones humanas son el resultado de sustancias secretadas en diferentes partes del cuerpo y que, además, tienen la posibilidad de actuar a la distancia. Crece entonces la industria de las hormonas: los laboratorios farmacéuticos pugnan por controlar los mataderos y los espacios de confinación de hombres y mujeres: prisiones, escuelas, hospitales. El tráfico de hormonas se vuelve tan importante, que se convierte en el dispositivo de producción artificial de la masculinidad y la feminidad. A partir de los años 30, nos dice Preciado, la historia se complica aún más tras el descubrimiento de que no hay hormonas exclusivas del cuerpo masculino ni del femenino: se encuentran en ambos y la diferencia radicará en la cantidad de estrógenos o testosterona que produzca uno y otro cuerpo. Cae, entonces, la idea de que el cuerpo trae consigo un destino irrevocable: ser hombre o mujer.

70

Al parecer, para ser de un sexo o de otro es necesario que el cuerpo sea parte de esta ficción política. Si un cuerpo no resulta tan parecido al modelo de hombre/mujer, hay que hacer hasta lo imposible por que así suceda. La industria moderna de las hormonas permite conservar o reforzar las características de la masculinidad o de la feminidad en cuerpos, por ejemplo, intersexuales mediante la toma de tratamientos hormonales. Es bien sabido que, en el caso de los bebés intersexuales, el médico sugiere a los padres “decidir” el sexo del bebé, cuya masculinidad o feminidad dependerá del suministro puntual y obligado del tratamiento: una condena de por vida. Es así como las hormonas “pasan de ser moléculas a ser medicamentos, de ser cadenas carbonatadas silenciosas a ser entidades políticas que pueden legalmente introducirse en un cuerpo humano de forma intencional y deliberada, realidades sujetas a protocolos apoyados por un conjunto de instituciones, convertidos en lenguaje, en imagen, en producto, en capital, en deseo colectivo.”4

Hasta aquí hemos hecho solamente un somero esbozo. Hay muchísimas otras consideraciones alrededor de este terreno de disputa política y económica que es el cuerpo. Otra consideración importante sobre las hormonas gira en torno a la legalidad y la ilegalidad, así como el control del Estado sobre el suministro de las mismas. En países donde el llamado “cambio de sexo” es apoyado por instituciones gubernamentales, el paciente firma un contrato con el Estado, mediante la aceptación de su “disforia de género”, para definir el tratamiento y protocolo a seguir. No hay forma de hacerlo por cuenta propia. La testosterona, por ejemplo, es una hormona-medicamento ilegal en muchos países, no así los estrógenos. El poder del género como ficción política es mucho más grande: la idea de que el mundo está dividido en hombres y mujeres es prácticamente incuestionable en nuestras sociedades: ¿Cómo no voy a ser hombre si tengo pene? ¿Cómo no voy a ser mujer si tengo menstruación? El sistema sexo-género se asegura de que los seres humanos produzcamos “saberes” a partir de esta cadena de repeticiones performativas; que estemos seguros de un conocimiento interior que lleva a tomar decisiones –porque no se puede permanecer en la indefinición-, de ahí que con toda certeza podamos decir “soy hombre” o “soy mujer”, “soy homosexual” o “soy heterosexual”. La propuesta de movimientos como el queer es que, si de clasificación de sexos se tratara, habría tantos sexos como seres humanos en el mundo, cada uno con una producción hormonal distinta, una historia y un contexto determinados. Ante todo porque el control político del cuerpo que los separa en solamente dos categorías contiene un discurso –velado o no- que termina por privilegiar a uno u otro y generar desigualdad social. ¿Por qué no poder elegir, dentro de la infinita gama de posibilidades, lo que cada uno quiere ser –o no ser? ¿Por qué darle tanta importancia a una parte del cuerpo que recibe un nombre y, con él, toda una carga de significantes y ficciones políticas? La función de los movimientos queer cobra hoy tanta importancia por su atrevimiento e invitación a dinamitar el género y vivir en libertad con el cuerpo. ¿Por qué no? comentarios knot@revistaknot.com

1. Utilizo aquí la expresión de Beatriz Preciado sobre la conformación e invasión política de los sistemas minúsculos de control sobre el cuerpo. 2. Aludo a la frase de Simone de Beauvoire de 1949: “No se nace mujer, se llega a serlo”, y refiero a los estudios de Judith Butler sobre la performatividad del lenguaje. 3. Beatriz Preciado, Testo Yonqui, Madrid, Espasa, 2008. p. 120 4. op. cit., p. 125.


www.radiodiversia.com

7 dĂ­as a la semana 14 horas diarias junto a ti! radio.diversia oyentesrd@hotmail.com


Hombres s Pe n e s e n l l a g a s y m á q Por Ruben Campero www.generoydiversidad.org

revistaknot.com

Dossier

En la lengua española la expresión “El Hombre” ha sido utilizada como sinónimo de “La Humanidad”. Menudo trabajo han tenido los varones, al soportar sobre sus hombros el peso de representar a todo el género humano.

72


73

sin cuer po: uinas de carne Puede que “Hombre” sea una palabra que admita varios significados, en tal caso ¿cuándo un hombre es un varón (alguien real, concreto, con cuerpo) y cuándo una entidad abstracta, descorporizada, representativa de la especie? Con “El Hombre” ¿asistimos a un mero juego de significados? o ¿tiene un efecto concreto en la forma en que pensamos y se piensan los varones? Es más, ¿cómo se concibe el cuerpo de un varón particular, cuando “Hombre” resulta ser la expresión abstracta del ser humano?

A su imagen y semejanza Cuando usamos el plural en masculino por ejemplo “todos ellos” (aunque en ese “todos” también se incluyan mujeres) no sólo estamos utilizando una “inocente” regla del lenguaje, sino que también colaboramos en seguir entronando lo masculino como lo general, lo original, lo propio de las personas. Al parecer “ser Hombre” no empieza ni termina en una cuestión biológica, sino que más bien se asemeja a un ideal, a una abstracción, modelo primario de lo que un ser humano es más allá de los sexos. Si tomamos el mito de origen judeo-cristiano vemos que Adán carece de un origen carnal, él no es parido por ningún cuerpo. Su creación es producto del polvo y del deseo original de un dios padre masculino sin cuerpo. Adán por tanto representa el modelo base de la humanidad, es sujeto por deseo y reconocimiento divino, embajador carnal de la divinidad. Eva en cambio es secundaria, subproducto de un original ya creado, expresión de un deseo no primario de ese dios. Eva es objeto, particular, parida, creada en carne a través de otra carne (la original). Tanto si analizamos la violencia de género o las formas en que hombres heterosexuales dirigen su mirada a las mujeres como objeto erótico, constataremos que la mujer es definida culturalmente por su sexo y su cuerpo. Ellas

son vistas aún como meros cuerpos-carne que circulan en el mercado masculino, moneda de intercambio o símbolo del estatus para un hombre. Esposas, prostitutas, violaciones masivas, cuerpos moldeados por cirugías, etc. son algunos ejemplos. Ser mujer para el imaginario patriarcal es ser cuerpo sin subjetividad definida, materia asociada a la naturaleza que debe ser dominada por la razón (masculina). El hombre en cambio es lo abstracto, lo racional, lo propiamente humano, sujeto por definición con poder para mirar y nunca ser lo mirado, para dar nombre a todos los seres de la tierra (incluidas las mujeres). Pero si el hombre representa el modelo general de la humanidad y no un sexo particular, si ocupa el lugar de sujeto racional con poder para dominar a sus objetos ¿en qué lugar queda su cuerpo, su materialidad concreta? ¿Cómo un hombre puede pensarse como un ser particular, con un cuerpo particular, con fortalezas y debilidades, como cualquier cuerpo? ¿Cuáles son los costos corporales de haber sido creado “a imagen y semejanza” de la divinidad incorpórea?

Máquinas de carne Por ser “El Hombre” el varón se ha quedado sin cuerpo. Ha sido privado de un cuerpo sentido, habitado, gozado... humanizado. Siendo parte de una cultura que separa la “simple” materia del mundo “elevado” de las ideas, el poder asignado al varón lo ha condenado a despreciar su propia carne. Obligado a representar la espiritualidad, la superioridad intelectual, ha debido alejarse de las “densas” vivencias corporales. Advertido por los ideales de masculinidad hegemónica, debe apartarse y diferenciarse de cualquier característica considerada femenina, o aplicada a las mujeres, también por estar estas asociadas a la naturaleza, a lo material, a lo corporal.


Es así que los Hombres varones aprendieron a olvidar su cuerpo, “cargando” con éste, como vestigio vergonzoso de su materialidad, de aquello que peligrosamente los asemeja a las mujeres. Y así supieron templarlo, uniformarlo, transformarlo en un cuerpo estándar de soldado, máquina entrenada para la guerra que permite negar el miedo al dolor y la muerte en nombre de ideales “elevados” como el honor o la nación. Una máquina de carne que permitió que el sistema de producción fabricara al obrero, ese hombre recio que vivencia su cuerpo como mera herramienta, que sólo lo cuida en función del rendimiento laboral que le brinda, y constituyéndose en un engranaje más de la maquinaria.

revistaknot.com

Dossier

Con un cuerpo olvidado, no habitado, los Hombres varones también han tenido que negar sus emociones (terreno considerado femenino), solidificando el llanto, anestesiando y acorazando su piel. Una piel que solo podrá ser estimulada a través de la violencia física sobre un cuerpo duro, áspero y sin miedo.

74

Piel loca de masculinidad que por haber olvidado la caricia, necesita del golpe para ser sentida, aunque de una manera instantánea y seca, que evite reactivar cualquier recuerdo de aquel cuerpo sensible que tuvo que ser abandonado para ser un Hombre. Al parecer el hierro de la armadura del caballero, se ha (con) fundido con la carne. Máquina también de producción de placer en otros, como reflejo de su grandiosidad erótica. En efecto, cuando en la pornografía dura se muestra a un hombre penetrando a otra persona, él permanece siempre en control, sin grandes expresiones de goce. Quien gime y se

retuerce es la persona penetrada, expresando con sus gestos los efectos maravillosos que ese pene provoca. Por su parte el Hombre penetrador es presentado como un cuerpo máquina que no siente, que solo “hace su trabajo”, limitándose a producir placer en quienes toman contacto con su cetro fálico.

Pene en llagas y armadura fálica Al observar la imaginería erótica de nuestra cultura, vemos que el pene ocupa un sitial de privilegio, un lugar destacado entre los otros órganos considerados sexuales. Al pene se le atribuyen infinidad de nombres, proezas sexuales y comentarios jocosos. Pero también se depositan sobre él exigencias de tamaño y rendimiento sexual, tanto en erección como en los efectos que debe provocar en los cuerpos que penetra. Si bien el pene es una parte más del cuerpo, los ideales “elevados” de masculinidad lo obligan a abandonar y negar su materialidad carnal. Él debe representar algo más que un simple órgano, debe ser símbolo, estampa de poder. Dios incorpóreo que permite ser tocado en su grandiosidad, por aquellos cuerpos que no poseen uno igual o no lo usan como “se debería”. Este pene de carne mortal, abandonado por ideales de trascendencia masculina, se infesta en llagas melancólicas por su prohibida humanidad cutánea. Y se recubre de una fría (arma) dura fálica, confundiéndose con ella. Ya no será más un pene (flácido, blando, terrenal)… ahora es Falo. Alegoría y emblema del “Hombre”, sujeto de la creación, divinidad encarnada.


75

Al tener ano el hombre queda igualado a las mujeres. Comprueba que posee un cuerpo, que es un cuerpo, y no un modelo El Hombre varón por tanto no tiene pene, ha sido condenado a portar el Falo. Entre las piernas ya no hay un órgano, sino un símbolo de poder que deambula intentando comprobar su majestuosidad, en las aguas espejadas de las miradas de otros. Atrapado en la ilusión de la armadura fálica, el Hombre carga con un aparato protésico, con una máquina pública que se alimenta de estatus. Ha perdido contacto para siempre con su pene como órgano. Ese órgano que le permitiría sentir la piel, descansar del peso de tener que probar su supuesto poder, y gozar de la libertad de ser uno más entre los órganos. En este cuerpo de Hombre, tan ajeno a la posibilidad de sentir, campo de batalla de luchas de poder, el Falo (como todo rey) siempre verá amenazada la conservación de su trono, incluso en el propio cuerpo. El ano, órgano desterrado del cuerpo masculino, se convierte entonces en la zona fantasma y oscura del pene amurallado, que amenaza con derribar la falsa piel metálica del falo. Al tener ano el hombre queda igualado a las mujeres, siendo uno más de la especie. Comprueba horrorizado que también posee un cuerpo, que es un cuerpo, y no un modelo general e ideal de la humanidad, construido a imagen y semejanza del dios-falo. Por el culo el hombre también puede ser penetrado (como las mujeres), gozar con un órgano que es solo un órgano y reconocerse como cuerpo, como carne no divina, que admite la existencia de otros penes o dildos que le puedan brindar placer. Pero la armadura no permite que el pene sea “uno más”, ya que solo puede ser Falo. No

admite compartir privilegios con otros órganos, porque tener el poder exclusivo es lo que lo sostiene como falo. Como sabe que su poder es una ilusión, él lo debe llenar todo, lo debe ser todo, debe ser dios.

Hacia cuerpos más diversos Si bien todas estas vivencias y construcciones simbólicas de los cuerpos de Hombre, pueden variar en función de la clase social, el momento histórico, la raza, la edad, la ubicación geográfica, etc., aún se percibe un núcleo duro de lo considerado culturalmente como masculinidad hegemónica, que provoca todo un folklore homofóbico y misógino como expresión de las angustias masculinas por sostener los trofeos fálicos, y que impacta sobre cómo los hombres construyen sus cuerpos. Es por eso que las mujeres siguen siendo consideradas meros cuerpos (como las personas negras, pobres, trans). Por esta razón, los hombres que se vinculan sexualmente con otros hombres, aún siguen teniendo dificultades para aceptar con libertad el uso de su ano como órgano sexual, por considerarlo “menos” masculino. Los varones han templado sus cuerpos a la luz de la ideología del hombre blanco, heterosexual, judeo-cristiano, de clase media alta, urbano y capitalista. Pero, junto a las mujeres y a otros “parias”, aquellos que vienen rechazando los supuestos privilegios de la armadura fálica, poco a poco van construyendo un cuerpo más habitado, sentido, diverso, humano. Despreciando a ese dios perverso que les enseñó a odiar su carne. comentarios knot@revistaknot.com


Vagina,

revistaknot.com

Dossier

Si se pregunta de manera azarosa qué marca la diferencia entre hombres y mujeres la mayoría de las respuestas se centrarían en los llamados órganos sexuales. La vagina es un entramado de signos que, como señala de forma insistente Beatriz Preciado en el Testo Yonqui, sostienen el aparato económico.

76


77

IN�� Actualmente, los medios masivos son una de las principales formas de propagación y difusión ideológica. Para lograr la difusión de una explicación ordenada y sistematizada de la realidad se apoyan en la ciencia y, con ello, nos hacen partícipes de la conservación de un modelo económico deteriorado. A través del tiempo la vagina ha tomado connotaciones distintas. Desde un horno para bollos a una sofisticada herramienta dentada, el órgano sexual de las denominadas “mujeres” ha causado asombro y repulsión. Hacia 1492, Mateo Colón “descubre” el clítoris, o por lo menos lo nombra, y le da veracidad a través de su registro en tratados de medicina. Por el lugar y forma en la que se encuentra localizada, la vagina no siempre es observada. Aunque un espejo o ciertas posiciones facilitan la auscultación de la misma, las mujeres pocas veces conocen aquello que se encuentra en “la zona prohibida”, apenas el tacto rápido de la limpieza cotidiana permite adivinar las formas concentradas “ahí”. La vagina se muestra como un órgano abierto, parlante, los labios que no callan, que seducen, atrapan, acogen, absorben, devoran, recorren y aprisionan para ocultar los signos que habitan entre sus pliegues. La vagina aparece como representación, como elemento “fundador de vida”, “órgano que define el sexo de un sujeto”, “receptor/emisor de placer”; estas imágenes son las que encuadran los pilares de una explicación de la realidad que requiere de un binarismo categorizador para su normalización. Me detendré en la imagen de la vagina como “receptor/emisor de placer” porque las representaciones gráficas que se reproducen y consumen en masa, son las que aparecen en la pornografía, industria que ha cobrado importancia no sólo por la rentabilidad de la misma sino por su injerencia ideológica en nuestras sociedades.

Por

Georgina Carbajal

radiocqueer.blogspot.com

La aparición de la industria pornográfica moderna permitió la difusión de una sexualidad probada: la cámara captaba aquello que se esconde a través de las múltiples capas de ropa. Las imágenes explícitas de sexo se difundían rápidamente en las ciudades, en las que la seguridad y la planeación urbana generan bunkers a prueba de cualquier elemento que altere el orden premeditado. Así, el “espionaje” realizado durante la pubertad se ha volcado, en gran medida, a la virtualidad de las

páginas de revistas, la cinta magnética de los vhs, las páginas web, la virtualidad del skype y el sexo cibernético, etc. El porno muestra lo que algunos/as aún desconocían, el espacio más oculto, la vagina expuesta ante la cámara se convierte en la industria de la pedagogía sexual. Elemento de deseo que representa la institucionalización del sexo. Para la escena porno, la vagina es un receptor del placer masculino y aparece en diferentes tamaños, colores y “re-vestida” de: waitress, maestra, oficinista, lolita, oriental, modelo y el resto de categorías del porno. A pesar de la aparente multiplicidad, la mayoría podría entrar en los estándares de lo que, por elegir un adjetivo de manera casi aleatoria, podríamos denominar “normal”. Para obtener un ejemplo claro de lo que ocurre con la pornografía y la manera en la que su poder performático opera en nuestras sociedades, bastaría observar el éxito de ciertas figuras en el porno y cómo esto genera un referente inmediato. Es bien sabido que una de las categorías más consumidas en la pornografía es la de “Lesbianas”: parece atractiva la idea de observar a dos mujeres en un acto sexual, pero este escenario es sólo la sugerencia de lo que viene, la inserción del hombre en la escena, de aquel que desea y que, aún como elemento voyeur, aparece entre las dos chicas. A fuerza


Las vaginas no sólo agitan penes, también economías y nuevas industrias

revistaknot.com

Dossier

de repetirse la escena, la muestra sistemática de dos mujeres+pene/dildo/fruta/verdura/botella/celular, etc. se convierte en el único escenario posible para las “Lesbianas”, que además, están siempre representadas con identidades hiperfemme.

78

La vagina deseada en el soft y mediumcore está depilada, abierta, húmeda y dispuesta a ser penetrada. La estética de Lindsay Lohan y Paris Hilton insiste en aparecer ahora en la industria pornográfica. Por otro lado, el uso de web cams, los videos de “gente real”, la facilidad de acceso al registro virtual de la imagen en movimiento han modificado de manera significativa la forma de hacer pornografía. Asimismo, el movimiento post porno ha utilizado las imágenes convencionales de la pornografía para evidenciar el sistema de repetición performática que naturaliza algunas prácticas y las normaliza. Pienso en el mecanismo empleado por las drag queen, desde la exploración de Susan Sontag en su estudio sobre el Camp, donde refiere el uso de pestañas descomunalmente grandes y rizadas, pelucas cuidadosamente peinadas y teñidas de colores fluorescentes, plataformas de 20 cm y medias de red que atrapan las piernas siempre expuestas, para poner en evidencia el uso de dispositivos culturales/”artificiales” que conformarán al sujeto mujer. Este mismo proceso es el que observo en algunos de los trabajos de Annie Sprinkle, quien no es de extrañar que haya comenzado su carrera porno durante los 70.

En el espectáculo televisivo, quizás uno de los momentos más importantes es la aparición de la vagina como personaje: abismal y peligroso, pero maleable y educativo. En 1974, llega a la pantalla la segunda adaptación de Emmanuelle, esta vez de factura francesa y estelarizada por la holandesa Sylvia Kristel, a quien sería difícil dejar de asociar con la imagen de este personaje peculiar creado por la escritora euroasiática Marayat Rollet-Andriane, bajo el pseudónimo de Emmanuelle Arsan. Publicada en 1959, Emmanuelle fue una novela prohibida por el gobierno de De Gaule y distribuida clandestinamente. Arsan había contraído matrimonio a los 16 años con un diplomático francés de la UNESCO. La primera versión cinematográfica, sin embargo, apareció en 1969, en Italia, bajo el título de Io Emmanuelle, con Erika Blanc como actriz estelar y un gran éxito de taquillas. Esta primera versión roza más con un filme softporno, cuya cuidadosa fotografía protege el exceso de visibilización de los llamados “órganos sexuales”. En contraste, la adaptación del 74 presenta, casi a manera de personaje, una vagina fumadora que habita el cuerpo de una bailarina del “Mile High Club”. Emmanuelle viajó al espacio lo mismo que se encontró con un fogoso Drácula, apareció en Venecia y regresó en el tiempo como Cleopatra; desde 1969 y hasta el 2006, encarnada por vaginas que se ajustan al uso de la época, no ha


79

dejado de protagonizar aventuras y mostrarse mediante diferentes medios (desde la TV por cable y el DVD, hasta sus propios canales en la red). Estamos ante el nacimiento de la pornografía como cultura de masas: las vaginas no sólo agitan penes, también economías y nuevas industrias. En 1972, para hacer más grande la estela del boom Emmanuelle, aparece en la escena americana otro filme cuyas vaginas abarcarían la pantalla entera: Deep Throat (Garganta Profunda) cuenta la historia de una vagina insatisfecha (la inmortal Linda Lovelace) hasta el feliz descubrimiento de tener el clítoris en la garganta, debido a una mutación genética. Satisfacer este clítoris mutante será una acción complicada de conseguir

Mientras Linda Lovelace abre las bocas americanas a la práctica de la Garganta profunda y las mujeres y las minorías sexuales acceden por primera vez al consumo público de la imagen pornográfica, se sublevan en Francia las multitudes obreras y estudiantiles, los colectivos pacifistas y antirracistas extienden sus críticas al patriarcado, se organizan las primeras manifestaciones feministas y aparecen los primeros grupos de “acción homosexual revolucionaria. 1 Ahora que los métodos de vigilancia extrema utilizan como herramienta básica las cámaras ocultas, las cámaras de seguridad y

los dispositivos móviles con cámara integrada para captar cualquier momento, la televisión y los medios masivos se han convertido en los métodos pedagógicos y de representación más importante de nuestras sociedades. La hiperrealidad televisiva registra el performance y lo institucionaliza, a través de la veracidad de la imagen/sonido en movimiento, que hasta el momento parece la ilusión óptica más sofisticada del siglo pasado y que difunde la forma en que debe comportarse cada individuo. Comencé escribiendo estas líneas pensando en qué diría la vagina si hablara, pero de pronto me percaté de que la vagina parlante es sólo la representación, pensaba en cuántas mujeres han observado de cerca cada pliegue de su cuerpo, qué diría un órgano tan escondido y codiciado, expuesto sólo al momento de otorgar vida o placer. La imagen, el sonido, la representación de “lo femenino”, de los personajes que aparecen en estas escenas porno pedagógicas hiperreales ponen en evidencia algunas de las prácticas, miedos y tabúes de una sociedad. Al significante vagina le corresponde una representación fabricada a fuerza de momentos históricos y signos culturales. La vagina parlante no es una utopía pero no es lo común. comentarios knot@revistaknot.com 1. Beatriz Preciado, presentación del seminario Micropolíticas queer y pornografías subalternas, en www.beatrizpreciado. com/blog


Al desn La relación con el propio cuerpo no es algo establecido igual para todo el mundo, sino que cada uno lo vive de una manera muy particular. Por eso cuando hablamos de nuestro cuerpo, o escuchamos hablar al otro del suyo, no siempre se está hablando de lo mismo, ni de la misma manera. Ni se está viviendo de la misma forma.

El cuerpo es lo primero que existe para el bebé. Podríamos decir que el bebé es un “puro cuerpo”. Así vive la realidad, como si todo lo que le pasara fuese que su cuerpo está a gusto o que su cuerpo le duele, o le hace sufrir. Y otros son los que se lo cuidan, los que le hacen que vuelva a sentirse a gusto, los que lo alimentan, los que lo lavan o lo acarician. Por eso son tan importantes los otros para adquirir una buena conciencia y un buen sentimiento de nuestro propio cuerpo.

revistaknot.com

Dossier

Si cuando nos han cuidado nos han hecho sentir angustia o temor respecto a tener un dolor o fiebre, o no nos han calmado, aprendemos que hay que angustiarse por ello. Si no nos lo han acariciado adecuadamente, o no nos han querido, igual podremos sentir que nuestro cuerpo no es agradable o deseable, y por tanto nosotros en su conjunto.

80

Así, muchos gais y lesbianas que no se han sentido aceptados desde muy pequeños, o que no han vivido una seguridad en su hogar, pueden rechazarse, y polarizar este rechazo en su cuerpo. Vivirlo como algo ajeno, que no ayuda a ser querido. Por otro lado puede ocurrir que haya sido admirado con muchos piropos, si el niño o la niña es guapo, pero al no sentirse querido en su conjunto, establecer una relación muy narcisista con ese cuerpo, al que se le va a dar demasiada importancia, frente al resto de la personalidad. En ese caso podemos tener personas que no se valoran, pero que están obsesionadas por cultivar su cuerpo, por embellecerlo, como

si por esa vía pudieran alcanzar el cariño y la aceptación que no se ha recibido en general. Es bastante normal que haya partes del cuerpo que nos gusten y otras que no. Lo que no debe pasarnos es que lo rechacemos globalmente. Que le tengamos aversión y nos sintamos incómodos por ser como somos. Que nos vayamos ocultando de los demás porque nos sentimos horribles, feos, desagradables... El gusto por nuestro cuerpo se va constituyendo desde pequeños, en relación con los mensajes que recibimos de aceptación o rechazo. Los que nos rodean se encargan de marcar nuestro cuerpo con etiquetas sobre su belleza, su fuerza, su armonía, y lo vamos viviendo como feo o bonito, fuerte o débil, atractivo o repulsivo, normal o no. Independientemente de cómo sea en realidad. Y nos lo creemos de forma duradera. El estar acomplejado con el propio cuerpo puede llevar a provocar el rechazo de los otros, por reacciones inconscientes y mensajes corporales, con los que se expresa temor al otro, o inseguridad. Es probable que muchos gais se empeñen en cultivar su cuerpo y en embellecerlo, por una necesidad desmedida de ser aceptados, queridos, como si quisieran transformar al patito feo que se sintieron de pequeños. Exponiéndose ante los demás como metidos en un escaparate de sí mismos, para que el otro los admire, sintiéndose tras el cristal. Esperando una relación profunda que no llega nunca. No viviendo el sentirse queridos de verdad, sino sólo en la medida que atraen, o seducen.


81

nudo Por José Ignacio Díaz Carvajal joseignaciodiazcarvajal.blogspot.com

Este fenómeno se agrava con la edad, cuando los atractivos físicos que se han valorado tanto, van desapareciendo. Para algunos el rechazo vivido por la posibilidad o el hecho de ser gais o lesbianas, les hacen vivirse como fantasmas, sin un cuerpo integrado. Usan su cuerpo como un objeto, necesario, pero no se viven desde él. Esto puede dar lugar a problemas relacionados con la alimentación, como anorexias y bulimias, o fijar su sexualidad en fetichismos en los que el cuerpo es puesto en escena como algo manipulable de forma sado masoquista. Necesitar el dolor para sentirlo y sentirse vivos. También encontramos situaciones de búsqueda de un desarrollo anormal de la musculatura corporal (caso de la vigorexia), para crear un cuerpo exaltado, hinchado, con mucha presencia y fuerza aparentes, que impresionen mucho a los otros, y que en el fondo implica la creación de una coraza, no solo física, sino tam-

bién afectiva, frente a los otros y al verdadero contacto con los demás. Es necesario cambiar un planteamiento de vida que se basa en realidad en una gran desconfianza en los otros, por el de cultivar relaciones más sólidas, amorosas y confiadas. El cuerpo debe ser fuente de gozo y placer, aunque no sea tan agraciado como nos gustaría. Debe ser integrado en el conjunto de nuestra personalidad, para que al perder parte de su atractivo con la edad, nuestro valor, no decaiga, ante nosotros mismos. Y tampoco sintamos que nos volvemos invisibles. Hay muchas formas de ser atractivos y debemos descubrirlas. Pero sobre todo debemos valorar el conjunto de nuestra personalidad y de nuestros logros, para tener una buena autoestima durante toda la vida. Y sentir que somos algo más que un cuerpo deseable. comentarios knot@revistaknot.com


¿ Cu e r p o s

biológicos o S o b re i n t e r s e x u a l i d a d e s , b i s t u r í e s y cro m o s o m a s

revistaknot.com

Dossier

Por

82

Jorge Horacio Raíces Montero www.intersexualite.org

Nuestras sociedades han aceptado una construcción binaria entre el sexo masculino y femenino que no refleja la realidad natural y la gran variedad de sexos posibles escalonados en un abanico de manera gradual donde uno se complementa al otro de forma imperceptible. Esta noción arbitraria del aspecto binario (macho-hembra; varón-mujer) provoca que toda determinación precisa del sexo de una persona sea imposible y problemática.


83

o culturales? Ni los órganos genitales ni los cromosomas ayudan a determinar el “verdadero” sexo de las personas, menos su expresión de género. No podemos basarnos enfáticamente en las gónadas, las hormonas o aparato reproductor interno de los cuerpos. Cada persona nace con una combinación única de todos estos factores, las diferentes variaciones posibles son múltiples, enfatizando que toda asignación de sexo sea una simple conjetura. Profesionales en salud activamos en contra de toda intervención quirúrgica hacia niños/as nacidos/as con órganos genitales atípicos y abogamos por el derecho de cada niña/o intersexual a determinar su propia identidad una vez que pueda comunicarnos sus deseos y apetencias, respetando la identificación optada, haciendo todo lo necesario para que tal fin se concrete. Una vez que la persona en cuestión nos ha comunicado claramente su Identidad de Género, es esencial que ésta sea respetada tanto por el entorno, como por las/os médicas/os y terapeutas tratantes, conteniendo su elección, dando acceso a los tratamientos para facilitar su ser en-sí a la identidad deseada, si la situación lo requiere. Recordemos que muchas personas intersexuales no modificarían su esquema corporal en función de su identidad psíquica ya constituída o en construcción. Por consiguiente, luchamos a favor de un cambio del protocolo médico en lo concerniente a la intervención quirúrgica, recomendando que la Identidad de Género esté determinada por su propio acontecer psicológico y que esta capacidad de discernimiento de su identidad sexual, resulta del sexo al nivel del deseo y los procesos cognitivos, que incluye la decodificación de aspectos culturales, políticos, antropológicos y sociológicos. Desde la medicina se han dado algunas respuestas que no son conclusiones indubitables, sino una simple lectura desde lo biológico, elemento marcador pero no determinante. Estas definiciones pueden no ser completas ni ajustadas. Podemos considerar alguna casuística investigada:

Síndrome de Turner y su variación Mosaicismo de Síndrome de Turner: mujeres con 45 cromosomas X.

Síndrome de Klinefelter, varones 47 cromosomas XXY.

Disgenesia gonadal XY, mujeres con estrías fibrosas en lugar de ovarios, la cirugía recomienda su extirpación por riesgo de malignización, actualmente se enfatiza en un seguimiento de control antes de imponer a cualquier cirugía.

Varones XX, individuos masculinos con cromosomas XX (femeninos), presentan testículos con desarrollo de glándulas mamarias.

Intersexualismo “masculino”, individuos genéticamente masculinos, 46 XY con testículos, aparato reproductor y hormonas femeninas. No se desarrolla vello pubiano ni axilar, ausencia de menarca, modificación hereditaria del cromosoma X que provoca insensibilidad a las hormonas masculinas, los testículos pueden desarrollar cáncer (no está comprobado), por lo cual suelen extirparse.

Intersexualismo “femenino”, personas con genitales ambiguos o masculinos, pero también ovarios, 46 cromosomas XX, deficiencia enzimática produce un defecto de las glándulas suprarrenales que provoca pérdida de sodio, falta de cortisol y exceso de hormonas masculinas.

Deficiencia de Alfa 5 Reductasa, una forma de “intersexualismo masculino”. Cromosomas XY con genitales externos semejantes a los femeninos. La testosterona no muta en dihidrotestosterona. Su identidad de nacimiento se marca como femenina. En la expresión hormonal pospuberal no es extraño ver expresada la masculinidad.


La temática es cultural, pues nuestra sociedad clasifica a las personas en base a sus genitales

revistaknot.com

Dossier

Debemos mencionar que algunas veces los/as bebés nacen con los genitales externos bien definidos, pero luego de un tiempo se detectan variaciones internas. Puede suceder que queden residuos de otras estructuras embrionarias como persistencia de conductos mullerianos. En otras oportunidades puede ser que debajo de la cabeza del pene se observe algún orificio por falta de fusión de éste: hipospadia.

84

Las variaciones del proceso biológico de sexualización de los cuerpos suelen provocar conflictos emocionales más marcados en los profesionales médicos y la familia que en la persona intersexual. La temática es cultural, pues nuestra sociedad clasifica a las personas en base a sus genitales y no acepta la amplitud sexual que incluye tanto la Orientación Sexual como la Identidad de Género, enfatizando en definiciones dicotómicas sumamente alejadas de la realidad actual, anunciando y enunciando con el bisturí una posición reproductiva, de penetración o ser penetrada, es decir, un dogma heteronormativo y su expresión fundamentalista: el heterosexismo. Desde ese lugar se dictamina Ética, Estética y Moral. Cirugías que no permitirán las sensaciones sobre las heridas ocasionadas, que tienen por objetivo calmar, ahora sí, las heridas cartesianas de los poderes de turno. Si bien la medicina da algunas muestras de investigación, por otro lado una línea teórica interviene sin la anuencia de la persona a tratar. La Psiquiatría, el Psicoanálisis y la Psicología tienen posturas similares que no cubren la demanda de atención de la Intersexualidad en cuanto a tratamientos e investigación.

El Psicoanálisis ha presentado variaciones teóricas muy importantes para incluir aspectos de diferentes facturas hermenéuticas. No obstante, la Intersexualidad sigue invisibilizada. No es casual que muchas personas intersexuales, eviten marcadamente solicitar ayuda terapéutica o implementar consulta en Salud Mental. Partiendo de la base que no existen unicausalidades sino policausalidades deberemos tener en cuenta algunos puntos principales que contribuyen a esta situación: discriminación del profesional; falta de formación e información en las temáticas Intersexuales; agotamiento de conductas alternativas por parte de la persona que transita la temática; falta de oferta profesional especializada en áreas de Salud e inexistencia de estudios, bibliografía o programas universitarios sobre la demanda específica. Existen no pocas experiencias terapéuticas en que ciertos/as psiquiatras o psicoanalistas han declarado en situación psicótica al paciente intersexual, sin evaluar psicodiagnósticamente los elementos substanciales que se presentan. Esta clasificación, totalmente errónea, permite al profesional concluir una situación con el fin de aliviar la angustia que lo “desconocido” convoca. Se imprime un marco terapéutico, un diagnóstico y un pronóstico a toda vista equivocado cuando se parten de premisas falsas basadas en parámetros moralistas y dogmáticos que no coinciden con la realidad de la persona que enfrentan, produciendo así la “objetivización” del/la consultante, es decir, se convierte al sujeto en objeto. La derivación a especialistas en la temática pocas veces se concreta por razones de ignorancia, económicas u omnipotentes.


85

La Intersexualidad señala, enfáticamente, un lugar de poder, el lugar de la diferencia En forma dialéctica debemos reconocer que es difícil encontrar especialistas donde poder controlar o supervisar. Asimismo, deberemos tener en cuenta que detrás de todo profesional existe una persona, con sus miedos, fantasías e ignorancias y en afán de ayudar al semejante, se encuadran en una situación eminentemente iatrogénica (Iatrogenia: partiendo de la buena voluntad de hacer un bien, producir un daño mayor). La discriminación es aún más marcada en las especialidades de proctología, ginecología o medicina clínica, por lo que la persona intersexual, cansada de rechazos, violaciones psíquicas y físicas, agota sus conductas alternativas para solicitar ayuda en una búsqueda que no le garantiza el acceder a una consulta idónea. Existe poca bibliografía que trate el tema en forma científica, por ende, agentes de salud mental, haciendo una extensión ilícita, encuadran los casos presentados dentro del dogma del hermafroditismo, perversión, parafilias o psicosis, olvidando que más que el dolor de ser, existe el dolor de ser señalado peyorativamente. La propia historia sexual del agente de salud se vería seriamente cuestionada si se deviene a encauzar, como corresponde, el encuentro terapéutico y la empatía hacia una neurosis adaptativa teniendo en cuenta el dis-

curso manifiesto y latente demandante. Tampoco existe, en los programas formales universitarios, estudios sobre la temática sexual en general, menos aún podríamos esperar que se trate las temáticas Intersexuales en particular, los programas son coherentes con el sistema social imperante. La Intersexualidad es selectivamente rechazada por parte del ecumene, no por su ser en sí, sino por ignorancia y quizás por celos, envidia o rivalidad que provoca que una persona marque el lugar del “querer ser” y tener el atrevimiento de lograrlo, aún a un gran costo. Nietzsche nos habla de “el desierto se agiganta”, señalando el lugar en que los/as mediocres son mayoría y cada vez más. El supuesto saber marca que todos debemos ser iguales, rubios, heterosexuales, occidentales y cristianos. La Intersexualidad señala, enfáticamente, un lugar de poder, el lugar de la diferencia, o mejor aún, aquel lugar en que una persona, con todas sus dudas y sus certezas, trata de fijarse una meta e imprime en ella, como idea regulativa kantiana, todas sus potencialidades. Son tantas y tan variadas las expresiones de la sexualidad humana y tan pocas las investigaciones serias, que la mayoría de los profesionales tienden a aglutinar todo lo “diferente” en una misma entidad gnoseológica. comentarios knot@revistaknot.com

Parte de material inédito a publicarse como libro por la Editorial Topia bajo el título “Intersexualidades” que se presentará en la Feria del Libro de Buenos Aires, Argentina, en abril del año 2010, exclusividad para Revista Knot.


Ăšrs

e s a s g ra n d e s d e s c o n o

revistaknot.com

Dossier

Por Judith Samper beargirls.ning.com

86


sulas,

87

o ci d a s

La palabra Úrsula es una feminización de la palabra urso, que significa oso en lengua latina. Actualmente es el nombre que usan las mujeres lesbianas robustas, obesas y tiernas para identificarse, tanto a ellas mismas como a sus amantes. Al igual que lo hacen sus hermanos los osos gais.

Históricamente, la mujer lesbiana ha sufrido una doble discriminación: por ser mujer (en el marco de una sociedad eminentemente masculina), y por su condición de lesbiana dentro de la comunidad homosexual, en la que predomina la visibilidad de los hombres sobre la de las mujeres. Dentro del universo lésbico, existen mujeres que, independientemente de su actitud masculina o femenina, no se sienten representadas por los habituales íconos de belleza: un cuerpo delgado y enérgico, un rostro con facciones finas o de muñeca moldeada en cerámica, entre otros arquetipos excluyentes. Este prototipo es universal: para ser hombre o mujer deseados, hemos de aspirar a cumplir la proporción áurea, a ser fibrosos (viva el gimnasio) y a lucir músculo en verano. También las mujeres que demuestran

una actitud más masculina deben ajustarse a este canon de esbeltez para resultar atractivas. Lo vemos en el crítico comentario de una mujer dejado en el blog de Bollosfera.com:

“Me gusta, estas tan buena que te cagas”. Oigo eso y asumo directamente que la tía es delgada, fibrosa, enjuta... y con estilo (propio o adoptado), es decir: que está fuera de mi alcance, tal y como está la dinámica montada. Me dan envidia los osos... Me dan envidia los hombres peludos, gordos, que se exhiben sin pudor, que hacen su estética atractiva... porque saben que lo tienen. Desfilan orgullosos el día del Orgullo. Y no puedo evitar preguntarme por qué no existimos las osas, mujeres orgullosas de nuestro volumen, agradables y tiernas en el abrazo... y mucho mas. ¿Será que no hay mujeres osas? ¿Y que debo esforzarme por ser delgada y tener estilo? No, no voy a esforzarme por ser lo que no soy. Voy a ser lo que soy: una osa, cariñosa, tierna... gorda.


Algunas ya salimos del armario, pero estamos dentro de la cueva.

revistaknot.com

Dossier

El movimiento Úrsulas ha nacido como una repuesta a la sociedad del siglo XXI, muy marcada por la moda y los estereotipos de belleza masculina y femenina. Aunque de forma algo tímida, comienzan a existir comunidades virtuales exclusivas para las úrsulas, donde numerosas mujeres lesbianas se identifican a sí mismas como osas.

88

También empiezan a existir bares semiclandestinos frecuentados por este tipo de mujeres. Aunque todavía estos no se publicitan como bares de úrsulas en el exterior, al entrar podemos encontrarnos con representantes de este movimiento que posan junto a los símbolos distintivos “Bear”. Y es que todavía existe una cierta invisibilidad de este sector de la población, remiso a identificarse, a mostrarse, en otras palabras, a ser... sin tapujos y en público. Esta circunstancia llevó a las creadoras de la página web Colorines a crear una bandera que identificara a esta comunidad en la sombra, porque aunque sean osas, no son hombres ni se identifican con algunas de sus reivindicaciones ¿Por qué entonces no tener su propia bandera que las haga ser visibles?

Así surgió una tipología inicial para identificar a las Úrsulas, según sus rasgos físicos y su actitud emocional. Son personas que no suelen encajar en otros grupos de lesbianas más comunes. Podemos encontrarnos con: •

La Úrsula. Mujer robusta, a veces obesa, que se caracteriza por su ternura. Suele vestir vaqueros y camisetas o camisas, y tiene potenciado su lado masculino.

La Úrsula Panda. Mujer rellenita que viste de forma andrógina. Suele llevar camisetas de corte más o menos femenino y vaqueros o pantalones anchos. Se les apellida panda porque no tiene todas las características ursinas, y porque sus dos colores, blanco y negro, se prestan para hacer una analogía con la ambigüedad.

La Úrsula Amazona. Suele tener unos cuantos kilos de más, pero eso no la hace renunciar a su feminidad; se siente a gusto con su cuerpo y lo demuestra. Suele vestir ropa ajustada, ya sean pantalones o vestidos.

Úrsula Artemisa. Físicamente, no tiene por qué tener aspecto de Úrsula, pero le gusta


89

Ilustración Judith Samper beargirls.ning.com Diseño Bandera Colorines www.colorines.eu

su filosofía y su estilo de vida. Se siente atraída por las Úrsulas. Va en busca de ellas como la diosa Artemisa, que era loada por sus habilidades para la caza. •

La Úrsula Koala. Son osas adultas, pero de complexión menuda, pequeñitas y rechonchas como un koala al que dan ganas de abrazar.

Úrsula Nanny. Úrsula madurita, de edad avanzada.

Úrsula Haribó. Chica joven, dulce, inocente, con un interior por descubrir, como los ositos de gominola Haribó.

Úrsula Dry. La osa seca, rígida y masculina, con aspecto serio, casi militar.

Estas son algunas de las expresiones que definen a las osas, aunque como toda definición irá modificándose a lo largo del tiempo y recibirá añadidos conforme esta comunidad se vaya haciendo más visible. Algunas de ellas se definen a sí mismas de la siguiente manera:

“Las osas son un tipo de mujer que todos conocemos pero que hasta hace poco no gozaban de etiqueta social. Para mí son mujeres que no responden al estereotipo de ultrafeminidad ni al de cuerpo formado en el gym. Son mujeres a las que yo creo que les interesa más sen-

tirse a gusto consigo mismas que “encajar” en el modelo, y eso para mí es lo más importante. Me parecen personas muy positivas que tienen 1 mucho que aportar en estos tiempos de “si no estás2bueno o buena no molas ”. Me dan buen rollo . Su filosofía me parece muy sana”. “El concepto osa puede ser muy amplio, generalmente recoge un tipo de mujer lesbiana que suele ser gordita y es feliz con su cuerpo. Las hay más masculinas y más femeninas. Suelen identificarse con la filosofía de nuestros hermanos los osos: somos cariñosas como ositas”. “A pesar de nacer hombre, siempre me sentí mujer. Y a pesar de sentirme mujer, no me siento la típica mujer transexual superfemenina. Ahora sólo me falta alguien a quién dar abrazos de osa”. Animamos a todas las Úrsulas a que salgan de sus cavernas y se muestren tal y como son. Algunas ya salimos del armario, pero estamos dentro de la cueva. Hagámonos ver y mostremos que la belleza del interior de una Osa, es tan grande como la de su exterior. comentarios knot@revistaknot.com

1. La expresión “molar” expresa el acto de “Gustar, resultar agradable o estupendo”. Cf. RAE. 2. La expresión “rollo” designa una “Tendencia, inclinación, actitud o modo de ser”. Cf. RAE.


revistaknot.com

Dossier

Al

90


91

l son del e l é c t r i c o cu e r p o * A p u n t e s s o b re l a n o ci ó n d e cu e r p o e n l a a n t o l o g í a d e p o e s í a g a y “ La p a l a b ra e n b o c a d e e ro s” * *

Por John Alexander Castañeda (Jacko) porqueabsurdoeselmundo.blogspot.com

Estudios serios sobre poesía gay en Colombia, o incluso debates coherentes sobre lo que podría denominarse o no poesía gay aún faltan por escribirse. Nos podemos remitir a algunas antologías, como la rareza mexicana Antología de la poesía homosexual, tatánica y cósmica de Porfirio Barba-Jacob (edición de Frente de Afirmación Hispanista); o a la biografía de aquel autor, escrita por Fernando Vallejo, El mensajero; También a publicaciones más sobresalientes como Maricones Eminentes del aún no del todo profeta en su tierra Jaime Manrique; Todas mis cosas en tus bolsillos, antología poética de Fernando Molano; o Serpentario de amores (de Edén Morán Marín), entre otros trabajos, todos referentes a figuras singulares. No obstante, la poesía, vista como ese artefacto cultural en el que Michel Foucault viera -dentro del contexto de lo gay-histórico- el primer atisbo por pasar del “acto” homosexual a la “identidad” homosexual, no se había planteado, de modo significativo al interior del colectivo gay colombiano, o mejor, del colectivo LGBT colombiano, constructo estratégico y político sobre el que se han definido las últimas reivindicaciones sociales desde la diferencia sexual en nuestro país, hasta ahora.

Este ensayo busca trazar algunos apuntes pertinentes sobre el tema en aras de socializar experiencias significativas del activismo LGBT y su relación con dinámicas culturales, y por otro lado indagar acerca del modo en que la noción de cuerpo se encuentra inserta en dicha estrategia dicotómica de ejercicio de visibilización/ creación íntima que trae consigo el ejercicio de la escritura, en particular de la poesía. Como experiencia sui generis, tanto por su doble carácter lúdico y militante, como por su interacción dentro de políticas públicas de inclusión social, puede catalogarse la del colectivo Junio por el Respeto a la Unicidad, de la ciudad de Cali, Colombia, y sus recitales de Poesía Homoerótica (luego Erótica) desde el 2001 hasta el 2008, año en que se edita, con el apoyo de la Gobernación del Valle, una antología con material recogido durante tal periodo; es esta antología, titulada “La palabra en boca de eros. Memorias Recitales de Poesía Erótica 2001-2007”, fuente y base del presente ensayo.


El re-descubrimiento del cuerpo, encuentra en la expresión poética una doble justificación. Sobre el amor que no se atreve a decir su nombre Muchos de los poemas recogidos durante el primer periodo de esta experiencia (20012002) parecieran coincidir en el miedo de sus autores por decir su nombre, y a la vez deseosos de proyectarse; pululan los seudónimos. Nos encontramos con una “Laurar”, una “Osifi”, una “Dola”, voces femeninas que hablan sobre todo desde la experiencia de la intimidad con otro cuerpo; y con una intención, particularmente histórica (en el sentido de la Historia como hija de la Escritura), la de dejar grabado para siempre el instante fugaz de la experiencia íntima, esencialmente corpórea.

Quédate en mis piernas.../tibieza de tu piel/ vienen ellos.../olores, sudoraciones, emanaciones/Quédate otra vez (Osifi)

revistaknot.com

Dossier

...quise retener tu cuerpo junto a mí/ ahogando el grito desgarrador de mis entrañas (Gracia Casablanca)

92

Si tenemos en cuenta que uno de los objetivos de los recitales era el de “reconocer la validez del ejercicio literario en y para el sector (LGBT)”, puede parecer tímida la máscara linguae; no hay que olvidar que es el desdoblamiento, la “actuación” bajo otro ropaje, lo que ha signado las vidas de muchos hombres y mujeres homosexuales; no se trata de un miedo irreal; ya sea para su “supervivencia” en contextos laborales, familiares, o incluso su supervivencia en el sentido menos metafórico, no fueron pocas las personas que enviaron sus poemas para ser leídos por otros/as. Nos quedan en todo caso, rasgos con los cuales construir una idea de cuerpo, un cuerpo

que se define como cuerpo sólo en comunión con otro, en el clásico sentido de completud griego.

Entonces fui ella, /fui yo, no dos, sino una, / al mismo tiempo... bajo mi piel y su piel, su sexo y mi sexo. (Laurar) ...desertados silentes por ríos de deseo, somos uno clandestino, con la silueta apenas dibujada, de nuestras masculinas carnes libertadas. (J.M. Nieto) Si bien esta idea platónica del amor, ansiosa de unidad, puede ser un lugar común hasta para cualquier adolescente que haya buscado en una librería un poema de amor, llega a ser explícitamente singular para la descripción de la unión homosexual. Se administra el eros por partida doble, cual palíndromo sexual, y así el cuerpo masculino frente al cuerpo masculino, y el femenino frente al femenino, más que descubrirse, parecieran re-descubrirse.

Amo tu deseo cuando deseas mi cuerpo, como amas mi deseo cuando deseo tu cuerpo. (Antonio Acevedo Linares) Mi cuerpo, así mismo como el tuyo, totalmente dispuesto, enardecido... No importa si consumamos, yo dentro de ti, tú dentro de mí/No hay diferencias/No hay tiempo al juntarnos... (Héctor Fabio Gómez - Toto) Ese re-descubrimiento del cuerpo del que hablo, encuentra en la expresión poética una doble justificación; descubrimiento de la experiencia homosexual individual y redescubrimiento en la experiencia íntima con otro igual; redescubrimiento en la experiencia literaria, y descubrimiento en la escena poética.


93

Poesía como performancia del cuerpo: Duende lorquiano en escena No es casualidad la enunciación de la poesía como esencialmente corporal; ya Lorca (¿ya permitirán sus herederos decir que era gay?) acudía a esta noción cuando entendía que “el duende” (una contraparte de la musa y esencialmente activo) “encuentra más campo como es natural..., en la música, en la danza, y en la poesía hablada, ya que éstas necesitan un cuerpo vivo que interprete, porque son formas que nacen y mueren de modo perpetuo y alzan sus contornos sobre un presente exacto”.*** Es en este punto en donde el proyecto de los recitales de poesía mencionado fue encontrando su norte, convocando a los autores a expresar de su propia voz su propio material. Y cuando esto no era posible, otros cuerpos hermanados en la experiencia servían de voz, en su más puro signo de existencia: la que brota de la garganta de un cuerpo vivo. Voces desconocidas, acalladas, fuera del canon, (otro será el espacio para categorizar esta poesía como “buena” ó “mala”), y a la vez cuerpos que se afirman en la escena pública, se constituyen en una eficaz estrategia de visibilización.

De vergas, eyaculaciones y orgasmos “...ningún poeta gay puede resistirse a incluir en sus poemas /las palabras que más disfruta /golosinas para las bocas de todos los poetas gay/ hablar de la pija su pija que me rompe el orto su enorme verga/ su impresionante banana o sus litros de leche caliente etc...”**** Estas palabras, del poeta gay argentino Esteban García, juegan con cinismo sobre lo que resulta una verdad en muchos casos. “La palabra en boca de eros”, no es la excepción:

“¿Sabías que el culo es un insaciable?/ Es bien conocido entre cirujanos, /sodomitas y perversos incurables/que no hay órgano tan goloso como el ano” (Larga vida a tu culo, Felipe Beltrán Mejía) “Mi nariz ahora busca el olor... huele el sabor de culos sudorosos; ingles tersas por un apretado calzoncillo” (Jero) “Grito porque sangro blanco, y cago negro y a veces rojo” (Jacko) Si hay algo que perturbe más a un homófobo (o incluso a algunos que dicen “respetar” a los homosexuales”) es el imaginarse (¡o ver!) el coito homosexual. No es de extrañar que en el terreno de la poesía, de la que la más observada regla formal espera acuda a la metáfora y a la opacidad del signo, haya hecho su aparición subversiva lo que se ha dado por llamar poesía objetivista, y que mucho de ella se encuentre en las voces más beligerantes de antologías de poesía gay. Si tenemos en cuenta que para cierta visión heterocentrista el sexo homosexual nunca es el sexo “real” (pedestal al que se encumbra sólo el coito vaginal), se hace necesario validarlo, enunciarlo, describirlo, y de todas las formas posibles... incluso la de un poema. Si acudimos a Roman Jakobson, cuando afirma que “la función poética es la relación del mensaje consigo mismo” (una especie de homosignificación), nos arriesgaríamos a suponer que tales frases descriptivas de funciones corporales, como mamar, coger por el culo, cagar, sudar, intentan reproducir hacia el infinito tales acciones corporales. Estamos ante una poética del cuerpo.

Describir al cuerpo es aprehender el cuerpo No basta con que la experiencia corporal del sexo sea descrita, también hace falta describir el cuerpo del amado o amada en detalle. Buena parte del material analizado consiste en descripciones corporales:


El cuerpo como campo para CSI Sus senos dormidos se irguieron soberbios/su abdomen de seda se contrajo bajo mis besos (Laurar) “me gusta tu pecho... pero no por su ancho o por su tamaño, / Ni por lo grande o por su dureza... me gustan tus brazos, pero no por lo duros y fuertes. (Jaidrés) Y la metáfora. Baste decir que pasando por el símil más grotesco a la figura retórica mejor formulada (ya se ha dicho que lo bueno o malo según el canon poético sería cuestión de otro espacio de discusión) el cuerpo es el objeto a describir, desde figuras que pretenden divinizarlo:

“Esta noche he vuelto a sentir la necesidad de magnificarte, en medio de este sosiego inconcluso, / ángel de ternura.../ Sayayín de mi desacertada idolatría...” (Toto) O que pretenden dejarlo aún más encarnado:

“Que me veneres como hoy, / perfectamente imperfecta.../ Con exceso en el costado, / una mancha que se enseña, / una cicatriz pequeña/ y un lunar inesperado.” (Alegna) O que pretenden divinizarlo mediante la paradoja de la experiencia carnal:

revistaknot.com

Dossier

“Mujer mía que estás en la tierra/ santificado sea tu cuerpo/ venga hacia mí tu entrega total...” (J. Chaves)

94

Con todo, la concepción cartesiana que entiende cuerpo y mente como entidades separadas prevalece como parte de un discurso que encuentra fértil terreno en lenguaje poético, uno de sus reservorios más fecundos y universales. No caben aquí, ni en el material explorado, disertaciones guetizantes alrededor de la experiencia gay.

“Su cuerpo estaba ahí/ muy cerca del mío/ relajado y quieto/ mientras su alma yacía/ entre el cielo y la tierra/ flotando tranquila/ cabalgando entre sueños...” (Laurar) “Escucho ruidos/ sospecho un solsticio/ abandono mi cuerpo, / y espero a que el silencio de la noche/ me consuma en su último susurro.” (Pablito Morán)

Un último apunte: el cuerpo continúa siendo un campo en el que las batallas del amor, del sexo, de la pasión, han dejado huella, -y si nos atenemos a algunas legislaciones del globo vigentes-, que por anacrónicas deberían sorprendernos más, huella de lo prohibido.

“El olor de tu partida sólo quedó dibujado en mi barba” (Jesús Vaca Cortés) “Su cuerpo no es más que un baúl de mil mundos... ¿qué de los fragmentos de la conquista que enredan fácilmente cuatro brazos...? (José Rodrigo Valencia) “...dónde andará, dónde yacerá su cuerpo amoroso reviviendo viejos soñadores que van quemando sus últimos rayos de juventud” (Guillermo Pulecio) Pero a diferencia de antaño, muchos de esos cuerpos se exponen ahora para ser leídos, escrutados, dejando que el duende lorquiano se exprese en ellos. Concluyo reiterando la singularidad de este ejercicio poético, que es quizá uno de los pocos (si no el único), compilados de poesía gay amateur publicados a la fecha en el país. Fuera de toda discusión acerca de las características que reviste éste -un ejercicio de visibilización, más que una sesuda propuesta literaria, aunque le cabría un análisis semiológico a la luz de Hjelmslev, por ejemplo- no es difícil adivinar en él ciertas influencias de poetas catalogados como gay; reminiscencias a Kavafis, a Verlaine, a Ginsberg, a Cernuda, a Whitman, lo cual se entiende como una apropiación de referentes de consumo de lo que se ha dado por llamar subcultura gay, y que por lo visto está más viva que nunca en ciudades no sólo capitales sino de provincia, y a cuyas expresiones locales habrá que seguir de cerca en el tiempo venidero. comentarios knot@revistaknot.com *Referencia a Canto al eléctrico cuerpo, y otros poemas, de Walt Whitman. ** Este ensayo hace parte de una investigación en desarrollo sobre poesía gay colombiana. *** Teoría y juego del duende, F.G. Lorca en conferencia dictada en Bs.As y La Habana (1933). http://www. lainsignia.org/2001/octubre/cul_068.htm **** Todos putos (una bendición), Ediciones Belleza y Felicidad, Bs As. 1999). Nota: Todos los fragmentos, de “La Palabra en boca de eros”, Cali, Imprenta Departamental del Valle, 2008.


¡Comparte la revista!

Lo que nos gusta, lo compartimos, por eso hemos dejado nuestras revistas para que tú las compartas.

Haz clic sobre la revista que quieras y ponla en tu perfil de Facebook, Myspace o Twitter. Si tienes una web o blog, ¡no lo dudes! también queremos que nos compartas.


¿Quieres

bailar tango conmigo, automóvil?

www.doxologyfilm.com Afortunadamente el cine es un arte flexible y amplio, y para los que solemos aburrirnos con las películas de la narrativa clásica, con los bellos actores de Hollywood y con los finales felices, existe el cine experimental. Doxology, del director Michael Langan, se ubica en este ámbito, y por eso el espectador que decida verla debe saber de antemano que no encontrará una historia convencional, actores famosos y perfectos, ni realidades concretas.

revistaknot.com

Recomendados y señalados

Un hombre a quien seis manos le afeitan, cepillan y limpian los dientes, limpian los oídos y peinan; un ejecutivo bailando tango con un automóvil, y un anciano tomando el sol en medio del invierno, son algunas de las escenas de este film que parece proponerse hacernos reír y pensar.

96

Doxology ha sido muy bien recibida por la crítica especializada y se ha llevado más de un premio en festivales de cine como el Ann Arbor, Slamdance, Ottawa International Animation, Crossroads y Walla-

bout. Christopher Holland, creador del Film Festival Secrets, dijo sobre Doxology que era “Una película ambiciosa pero satisfactoria que satura el humor, la filosofía y la contemplación artística tan sólo unos segundos”.

Doxology combina innovadoras técnicas de animación en movimiento, una imagen limpia y sintética, y una narración por fuera de los cánones clásicos, en la que, como el mismo Lagan ha sostenido, persiste la “tradicional búsqueda de un despertar espiritual”. Michael Langan, nació en New England (lado noreste de Estados Unidos) y luego se trasladó a Montgomery (Alabama), donde empezó su carrera artística como actor de teatro. En 2003, Langan regresó a su ciudad natal para estudiar Programa de Animación en el Rhode Island School of Design. Doxology es su trabajo de grado. Por ahora, Langan se dedica a la dirección de videos y a crear afectos de animación en el Upper Playground de San Francisco.

Madres Lesbianas en el ciberespacio

Lesmadres es un colectivo de familias de lesbianas madres y futuras madres. Entre los objetivos que se han trazado, se encuentran la lucha y el debate sobre el reconocimiento político, social, cultural y legal de los derechos de los hijos de las mujeres lesbianas, sus familias y, en esa misma dirección, la visibilización y el empoderamiento de las lesbianas.

Entre los recursos interesantes que podemos encontrar en este sitio web, está el Cuadernillo de Maternidades Lésbicas, una amena y sugestiva guía sobre los retos, derechos y responsabilidades de las madres lesbianas. También se pueden descargar otros documentos que les serán de mucha utilidad a las lesbianas que quieren conformar una familia.

Recientemente inauguraron su sitio oficial en la web, con el que esperan llegar a más beneficiarios y ampliar de esta manera su indecencia política y cultural como organización.

De igual modo, en la página de LesMadres se haya información sobre el grupo, sus actividades como grupo, formas de establecer contacto con éste y hasta una sección dedicada a juegos.

www.lesmadres.com.ar


97

Recomendados y señalados FriendlyMap, cartografía gay de Montevideo Uruguay experimenta desde la llegada al poder de Tabaré Vásquez, un enriquecedor y sostenido camino hacia la visibilización y el respeto de la diversidad sexual. Prueba de ello es el surgimiento de varios colectivos que abordan el tema y de algunos medios alternativos que abanderan y registran los procesos del sector LGTB. FriendlyMag Montevideo es un ejemplo de esta nueva dinámica. Se trata de la primera guía de este país dirigida, como su equipo creador sostiene, al “público gay y gayfriendly”. En ésta podremos encontrar la información de los sitios dirigidos al público gay de Montevideo, algunos artículos de temas variados y un logrado mapa de la ciudad.

Evas sin adanes ¿ficción o realidad?

Algunos de los libros más leídos a lo largo de la historia han nacido de preguntas llenas de imaginación y picardía. ¿Qué pasaría si las mujeres decidieran que los hombres no deben seguir existiendo?, fue el interrogante que se formuló el joven escritor canario Hecheres Beltrán, y que dio pie al libro La rebelión de eva, una novela de ciencia ficción que, como su autor comenta, puede fácilmente volverse realidad.

Titulo: La rebelión de Eva Autor: Hecheres Beltrán Editorial: Lámed Editorial Año: 2009

La sinopsis –cortesía de Editorial Lámed- es básicamente la siguiente: Eva, una joven y prometedora científica, roba una noche los resultados de un experimento destinado a conseguir que las mujeres se reproduzcan asexualmente. Veinte años más tarde y con un ejército de féminas bajo su mando, decide emprender una rebelión contra el macho humano, borrando para siempre su participación en la evolución y eliminando el yugo masculino que ha sometido a la mujer durante siglos. La rebelión de Eva lleva la guerra de los sexos hasta el extremo, obligando a los personajes a plantearse cómo han llegado a esa situación y si podrían haber hecho algo para evitarlo. Beltran –ganador del VIII premio Odisea de Literatura-, no tiene miedo a tocar temas tan espinosos como la experimentación genética, la dominación machista, la emancipación de la mujer, la sexología y hasta la antropología.

www.hecheresbeltran.blogspot.com

www.friendlymap.com.uy

FriendlyMag Montevideo viene en formato pocket (de bolsillo), sale cada tres meses con un tiraje de 10.000 ejemplares y se distribuye en cerca de cien puntos de la ciudad. Su director es Ricardo Acosta, el editor de contenidos es Yamandú Lasa y el diseñador gráfico es Rodrigo Moraes.


del Papiloma Hum Cuando a la mayoría de personas se les pregunta por infecciones de transmisión sexual, habitualmente se les viene a la cabeza enfermedades como VIH, gonorrea, sífilis, entre otras, que producen una sintomatología muy característica en los órganos genitales. Sin embargo, no todas las ITS cursan con una sintomatología clara y muchas pasan inadvertidas para las personas que las padecen. Es el caso de enfermedades como la Hepatitis B, C, el mismo VIH y muchas otras, entre las cuales está de la que hablaremos en este artículo: infección por virus del papiloma humano.

revistaknot.com

Cita con el Especialista

Dr. Héctor Fabio Sáchez

98

El virus del papiloma humano (HPV, por sus siglas en inglés) es un tipo de virus que afecta tanto a hombres como a mujeres y que se ha asociado a diferentes enfermedades. Existen hasta el momento más de 100 serotipos de este virus y por lo menos 40 son transmisibles por vía sexual. Produce infecciones en piel y mucosas del tracto anogenital, oral (boca y garganta) y respiratorio. En la piel, las lesiones típicas son las llamadas verrugas vulgares, características en manos y pies, en ocasiones dolorosas o estéticamente incómodas. Con respecto a las infecciones del tracto anogenital, algunos serotipos del virus infectan la zona húmeda anogenital manifestándose como verrugas genitales, formaciones carnosas de aspecto muy parecido a una coliflor (condiloma acuminado) que pueden presentarse en vagina, pene, cuello uterino, uretra o región anal. Igualmente se han asociado varios serotipos del virus con diferentes tipos de cáncer, particularmente con Cáncer de cuello uterino, en el cual el virus se considera un factor necesario para su presentación aunque no suficiente, es decir que la infección por HPV está presente en las mujeres que han desarrollado cáncer de cuello, pero no todas las mujeres infectadas lo han desarrollado. No obstante, bajo la evidencia actual, es claro que la infección por HPV es un factor de riesgo determinante para el desarrollo de este tipo de cáncer.


99

mano No existe tratamiento para la infección por HPV una vez ha sido adquirida. Por ello, lo mejor es prevenir el contagio. La infección a nivel genital ocurre por contacto sexual directo, o por contacto con superficies contaminadas por fluidos corporales, por ejemplo juguetes sexuales. En la mayoría de las personas la infección puede cursar sin lesiones aparentes y manifestarse meses o años después y desaparecer sin dejar rastros. Esto es muy importante, ya que la persona es capaz de trasmitir el virus, ignorando que está infectada. Algunos serotipos de VPH, conocidos como de Alto Riesgo, pueden producir infecciones persistentes con cambios celulares que con el tiempo predisponen al desarrollo de celulas cancerígenas. El más asociado es el cáncer de cuello uterino, pero también se ha encontrado asociación con cáncer de pene y ano.

expertos han recomendado la realización de la prueba de papanicolau (la misma de las mujeres) anal, sin embargo aún no hay estudios concluyentes que determinen si es una prueba adecuada como tamizaje para cáncer de ano.

Existen factores de riesgo que predisponen al contagio con HPV. Entre los que se pueden enumerar están los siguientes: inicio temprano de relaciones sexuales, múltiples compañeros sexuales, promiscuidad de la pareja y, por supuesto, tener relaciones sexuales sin protección. Por otro lado, para el desarrollo de cáncer, si bien el HPV juega un papel importante, no es suficiente para el desarrollo del mismo y se han encontrado otros factores de riesgo tales como tábaco, otras ITS, embarazos múltiples e inmunosupresión.

En el caso de las verrugas genitales, éstas pueden ser cauterizadas con sustancias químicas que producen una quemadura en la lesión, con electricidad o con criocirugía. Sin embargo, éstas pueden volver a aparecer algún tiempo después, ya que el virus no es erradicado por estos medios.

No existe tratamiento para la infección por HPV una vez ha sido adquirida. Por ello, lo mejor es prevenir el contagio. Igualmente, se recomienda para las mujeres con vida sexual activa una citología anual que permita la detección temprana de cualquier alteración. En el caso de los hombres, algunos

Está disponible en el mercado una vacuna que brinda protección contra los serotipos de alto riesgo, está indicada en mujeres entre los 9 y 26 años y preferiblemente que no hayan iniciado relaciones sexuales. Esta vacuna no trata una infección adquirida, pero puede proteger contra otros serotipos con los cuales la persona no se ha infectado. La vacuna no ofrece protección contra otros serotipos ni contra otras ITS.

Para concluir, la infección por HPV es muy común y en la mayoría de las personas cursa prácticamente asintomática, no hay un tratamiento de erradicación y si bien resuelve espontáneamente en la mayoría de las personas, la infección persistente puede cursar con alteraciones graves. Por lo anterior, se continúa insistiendo que tanto hombres y mujeres mantengan relaciones sexuales con protección, no solo por el HPV, sino también por el riesgo de adquirir otras ITS. comentarios knot@revistaknot.com


Freddy

revistaknot.com

Estilo Knot

Freddy Gaviria vive con intensidad el presente, pero en realidad se siente un ciudadano del siglo XVII. Naci贸 en Medell铆n pero ha sido Europa el lugar escogido para explayar su imaginaci贸n y su estilo en la alta costura.

100


101

Gaviria Moda retro-vanguardista

En su natal Medellín se forma en los salones de la Escuela de diseño Proyectual y más tarde asiste al Instituto Marangoni de Milán, donde se titula como Diseñador, con una especialización en Historia de la Moda. Según explica, su formación “a la italiana” le ha permitido acercarse a otros estilos y digerirlos con facilidad. Luego se desplaza a Madrid, donde ingresa a la prestigiosa y centenaria Escuela de la Sociedad de Sastres de España “La Confianza”, donde cultiva el arte de la alta costura. Su paso por la capital española también le sirvió a Gaviria para participar en el programa de Diseño de Vestuario para Cine, en la Escuela de cinematografía y del audiovisual de Madrid. Integrante de La Maison –pocos colectivos artísticos han dado tanto de que hablar en Madrid-, Gaviria se dio a la tarea, mediante el proyecto Triball, de recuperar la zona “gueto” del centro histórico de Madrid con actividades culturales, que incluían performances, desfiles y fiestas colectivas. Cuando no está confeccionando, le gusta ir a Teatro, perderse en las calles angostas de Madrid y salir con los amigos.


revistaknot.com

Estilo Knot

MĂĄs que como diseĂąador de modas, podrĂ­a definirme como un artesano apasionado por la historia del traje.

102

www.freddyga


103

Me obsesiona la búsqueda constante de la belleza, pero no la belleza como elemento decorativo sino como sinónimo de equilibrio y atemporalidad. Creo que las cosas bellas no pasan de moda porque nunca lo han estado. Me interesa crear prendas eternas únicas.

aviria.blogspot.com

Me interesan los volúmenes y las formas arquitectónicas, prendas con vida formas propias, definidas.


revistaknot.com

Estilo Knot

Me interesan los volúmenes y las formas arquitectónicas, prendas con vida formas propias, definidas.

104

Históricamente la forma de vestir lo ha definido la posición social, el color, el largo, las texturas son condicionantes comunes en diferentes culturas. Para conocer la evolución de una sociedad basta con echar un vistazo a su vestuario.


105

Lo masculino ha brillado con luz propia durante años. El vestuario masculino fue incluso más elaborado que el de la mujer. Y ahora creo que volvemos a eso, al renacer del sentido masculino por la estética.

Creo que reivindicar lo clásico y lo artesano en un mercado totalmente globalizado y dominado por el marketing es un acto revolucionario.


La Moda es un medio de comunicación; cada persona debe apropiarse de la prenda, hacerla suya y empaparla con su estilo. Si te sientes bien con lo que llevas puesto de seguro te verás bien, todo es cuestión de seguridad en sí mismo, no de seguir estereotipos impuestos por la publicidad.

revistaknot.com

Estilo Knot

He aprendido a ser libre, a saber qué es importante conocer las normas para luego poder romperlas, a darme cuenta que entre el blanco y el negro hay infinidad de colores maravillosos. He comprobado que en moda está todo inventado y la única forma de ser diferente es siendo tu mismo, poniendo el corazón en lo que haces.

106


107


www.revistaknot.com knot@revistaknot.com


Revista Knot No. 05