Page 1

Revista ADAL VERANO 2005

Inolvidable


OTRO COLOR

Un verano inolvidable “Sé que los jóvenes buscáis hacer grandes obras, que queréis luchar por un mundo mejor. Mostradlo a todo el mundo, pues el mundo está esperando precisamente este testimonio de los discípulos de Cristo” Así nos hablaba Su Santidad el Papa Benedicto XVI la mañana del domingo 21 de agosto en la explanada de Marienfeld. La Jornada Mundial de la Juventud ha pasado, en nosotros aún viven mil y un recuerdos de aquellos ocho días entre Bélgica y Alemania. La Revista ADAL vuelve cargada de novedades. Hemos creado un equipo de redacción, por lo cual toda la revista estará estructurada y cada sección estará bajo la responsabilidad de una persona, o varias. En esta publicación especial de verano hemos recogido testimonios de algunos de vosotros contándonos vuestro verano, tanto en la Jornada Mundial de la Juventud, Torneo de Fútbol... incluso hemos cruzado el charco, llegando a Perú, para conocer una experiencia impresionante de voluntariado. El Papa nos ha pedido mucho, nos ha pedido ser discípulos de Cristo en nuestra rutina, en nuestro instituto, trabajo, universidad... ¿somos capaces?. Ya lo dijo Juan Pablo II un veinte de agosto de hace cinco años en Roma: “es difícil, pero con la ayuda de la Gracia es posible”. Como decía el Himno diocesano de Colonia: “No dejes de lado a Aquél que te ha salvado”. Comienza el curso, comienza “la batalla”. Ánimo! Pablo Hernández Breijo

Revista de la Delegación de Infancia y Juventud de la Diócesis de Alcalá Delegado diocesano: Alberto Raposo Gómez. Director: Pablo Hernández Breijo. Equipo de redacción: Sergio Domingo, Sergio Hernández, Pilar Alquezar, Daniel Galeano, José María del Puerto, Inma Bordas. Colaboran en este número: José Ángel Carballo, Arantxa García, Mª Ángeles Caballero, Fidel Mateos, María Fuentes, Brígida Mancho, Daniel Gómez, Cristina Quintero, Carmen-Lourdes Antón, Raquel Moreno, Javi Jouve. Fotografía de Portada: Jóvenes diocesanos en busca de la cena. (Jornada Mundial de la Juventud, Colonia 2005. 19/08/2005) Colaboración y suscripción: revistaadal@gmail.com Página web: www.obispadoalcala.org/infanciajuventud

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

2


VERANO 2005

Mi experiencia en Perú “En medio de su pobreza viven en una entrega diaria. En cada uno de ellos pude ver la mirada de Cristo, en cada bebé un mismo Niño Dios en el portal d Belén”

Querida Diócesis de Alcalá con la alegría de compartiros mi experiencia en Perú comienzo diciéndoos que ha sido para mi corazón una puerta abierta a la LIBERTAD. Confirmo que quien espera en el Señor, no queda defraudado, pues este deseo de ir como voluntaria a ayudar en un país necesitado, ya habita en mí desde hace tiempo. Es mi primera experiencia de este tipo, espero que no sea la última. Coprodeli es una ONG de la Iglesia Católica que promueve "las vacaciones solidarias" desde España, y consiste en un voluntariado de corta estancia (tres semanas aproximadamente) trabajando en grupo en los programas establecidos desde Perú: - Programa N.A.R (Niños en Alto Riesgo del Callao) - SALUD PREVENTIVA Y AYUDA HUMANITARIA en Pachacutec (asentamiento humano llamado pueblo joven)

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

3


VERANO 2005 Mi labor en el primer programa, fue en uno de los CAEs (centro de atención externa) del Callao, compartiendo todas las mañanas con ellos (desayuno, asamblea, juegos, dinámicas de grupo, comida...) y ayudándoles en las tareas. Son niños que carecen de lo básico, aunque tienen casa donde dormir y van a la escuela, provienen de familias desestructuradas y necesitan una educación fuera del horario escolar, un lugar donde se les asegure comida diaria y un ambiente familiar que se les proporciona en estos centros. Por las tardes, ayudaba en la Casa Hogar de niñas, atendidas en régimen de internado, que han sido abandonadas por sus padres, sufren graves problemas de conducta o, sencillamente, su familia no tiene medios para mantenerlas. Les falta de mucho cariño y amor, era tierno ver sus caritas esperando sólo una mirada alegre, un abrazo, o que jugáramos con ellas...repartían tantos besos como latidos del corazón...algo precioso, enternecedor y a la vez duro, pues se debía a una realidad muy dura escondida en la sonrisa de cada una. (Existe la Casa Hogar de niños, sólo la visité, porque allí trabajaron otros voluntarios). Y entre todo esto, puedo deciros que los barrios del Callao (Lima) me han acompañado durante todo el mes de julio, recordándome que esta realidad se da en otros muchos países del mundo: niños que viven en la calle o de la caridad, familias rotas, casas olvidadas, corazones que luchan cada día por sobrevivir...pero es verdad que aquí se vive en grandes masas de gente y aún es más duro.

Por otro lado, está Pachacutec, "mi Machupichu pobre" aquí se realizaba el segundo programa, yo ayudé en la construcción de viviendas...más bien chabolas. Algunas están en unas condiciones más saludables que otras, pero en las que estuvimos puedo deciros que de salud poco, carecían de todo, era vivir entre la basura de lo que iban recogiendo.

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

4


VERANO 2005 Las más pobres, que son la mayoría, están hechas de esteras (de caña) y plástico, y palos de madera serrados a medida. En dos días construimos una de estas chabolas, pero con material nuevo, y también un inodoro que no tenían (les podrá durar entre 3-5 años a lo más). Allí el agua está en contenedores cisterna, repartidos por sectores, y algunos se ganan el dinero recogiendo el agua en mangueras y llevándolo personalmente a las viviendas (pensad además que el agua no es potable y tienen que hervirla para poder beberla). Cada uno trabaja en lo que puede, pero lo más que ganan a diario es 1 euro (4 Nuevos Soles en moneda peruana)...en una población que asciende a 150.000 personas...podéis haceros una idea de la inmensa pobreza que existe aquí. En medio de su pobreza, viven en una entrega diaria, unos se ayudan a otros, con una generosidad asombrosa, son personas humildes...en cada uno de ellos pude ver la mirada de Cristo, en cada bebé un mismo Niño Dios en el portal de Belén... Es una vivencia tan profunda que hace redescubrir en nuestro interior la pureza de lo humano, de la fragilidad, y de la necesidad de ayudarnos unos a otros para vivir con alegría y en comunión. Allí he vivido el don de la fraternidad en un grado tan alto que me parecía casi " imposible" tanto amor desinteresado...igual que el amor de Dios. Además me ayudó mucho a salir de mi misma, poder estar al lado del que sufre y desde su sufrimiento, relativicé en gran medida otros problemas y tantas situaciones de dolor en mi vida, de tal modo que mi sufrimiento se fue empequeñeciendo cada día...y no sólo eso, podía verlo y entenderlo desde otro sentido, con más objetividad, afrontando la realidad (de cada momento) con más fe, esperanza y amor...aprendiendo a VIVIR de verdad y en LIBERTAD!!! Y esto es porque allí he vivido de la entrega plena, de corazón y hoy puedo decir que ciertamente "HAY MÁS ALEGRÍA EN DAR QUE EN RECIBIR"

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

5


VERANO 2005 En ellos yo he recibido la ALEGRÍA de Jesucristo, la PAZ de saberme amada suya desde cada peruan@, el AMOR de cada un@ era puro regalo del Señor para conmigo, y es lo más grande que me llevo. Resumo mi experiencia en esta cita: "QUIEN PIERDE SU VIDA POR MÍ - JESUCRISTO - LA ENCONTRARÁ"

Os animo a tod@s aquell@s que queráis vivir una experiencia parecida, es una realidad dura pero llena de vida. Por si os ayuda, yo en ningún momento extrañé a mi familia, amigos...porque los llevaba a todos conmigo y allí vivía del encuentro con Cristo en cada necesitado. Desde aquí fui por mi cuenta, pero éramos todo un grupo de voluntarios... nunca nadie va sólo, así que animaos, os dejo la web: www.coprodeli.org (pincha en España, voluntariado). Un abrazo muy fuerte a tod@s y recordad: “SOMOS CIUDADANOS DEL MUNDO" P. D. la gente peruanita es la caña. Rezad por mí para que vuelva, gracias. CHIM PUN CALLAO (es su grito de guerra como nuestro HIP HIP, HURRA!!) Brígida Mancho

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

6


VERANO 2005

Algete Weekend “El cansancio se veía reflejado en los rostros de los participantes, aunque la diversión y la fiesta no nos dejaban apenas notarlo” El pasado día 16 de julio tuvo lugar un acontecimiento único en nuestra Diócesis. Desde el grupo de jóvenes de la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Algete queríamos organizar alguna actividad que reuniera a todos los jóvenes de la Diócesis, y tras mucho pensar, mucho discutir y mucho desvariar se nos ocurrió la idea de fusionar ese encuentro cristiano con una de las actividades con más participación de la Diócesis: la Liga de Fútbol Sala. Y así surgió la idea del Algete Weekend. Antes de contaros cómo fue ese día nos parece interesante que sepáis cómo tuvimos que luchar y pelear para que este Imperio Algeteño acogiera el mayor torneo diocesano que jamás conocerá la historia de la humanidad. Lo primero y más difícil fue conseguir que el Ilustrísimo Ayuntamiento de Algete nos permitiese utilizar el pabellón cubierto, porque tampoco era plan de arruinar la carrera futbolística de ningún jugador haciéndole jugar 24 horas en la calle. Después de mil reuniones, cuatrocientos viajes, y de haber rellenado alrededor de cincuenta solicitudes, el Ayuntamiento se portó genial con nosotros, y nos dio acceso a todas las instalaciones que necesitamos.

Una vez confirmado que no tendríamos problema para jugar, la tarea era darlo a conocer a todos los equipos y conseguir que participaran con nosotros en este encuentro futbolístico.

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

7


VERANO 2005 Con la ayuda imprescindible de los organizadores de la Liga ,conseguimos reunir ocho equipos: Santo Ángel, San Pedro, Escolapias y Santiago Apóstol de Alcalá, San Juan Evangelista de Torrejón, Nuestra Señora de Loreto de Alcalá (que finalmente no pudo acudir), una temible combinación de San Bartolomé de Alcalá y San Juan Bautista de Arganda y el equipo anfitrión; el unas veces invencible y otras no, Nuestra Señora de la Asunción de Algete. Sabiendo de antemano que con estos pedazo de participantes habría éxito seguro llegamos ala víspera del Algete Weekend, y aunque teníamos todo listo y organizado de repente surgieron mil y un detalles por concretar y mil y una cosas por hacer. Ese día fue casi más agotador que el siguiente, pero después de haber puesto a punto nuestros ordenadores para la sesión de juegos en red que finalmente solo disfrutó la parroquia de Arganda, precintado nuestra sala de cine y recorrido media España para buscar una cámara frigorífica, quedó todo preparado para el gran acontecimiento que nos esperaba. Nos levantamos demasiado temprano para comprar y preparar la comida, y desde las ocho estuvimos esperando a cada uno de los equipos en los salones parroquiales. La espera se hizo eterna ya que eran las ocho y media y no había llegado nadie y nos temíamos lo peor. De pronto empezó a llegar todo el mundo a la vez, y se hizo el sorteo de grupos para la liguilla previa. Más tarde bajamos al pabellón y se empezaron a jugar los partidos. Hay que destacar a todos los valientes jugadores que tuvieron que jugar algún partido en el campo descubierto con el calor que hacía. Después de cinco horas de fútbol, sudor, risas, cansancio y algún que otro baile, llegó la hora de comer y subimos de nuevo a los salones parroquiales para disfrutar de la barbacoa, las tortillas, y la bebida fresquita que tanto esfuerzo nos costó preparar.

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

8


VERANO 2005

El momento más importante del día fue sin duda la celebración de la Misa, que Javi Jouve presidió estupendamente y que nos unió aún más como Diócesis y como cristianos.

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

9


VERANO 2005 Con la tarde continuaron los partidos, y de nuevo el cansancio se vio reflejado en nuestros rostros, aunque la diversión y la fiesta no nos dejaban apenas notarlo. Hubo demasiada tensión en algunos partidos, teniendo en cuenta que esto era un encuentro Diocesano y no la Champions League, pero ya sabemos todos como es el fútbol y que algunas cosas son inevitables. Los partidos fueron pasando, y llegamos a la final que ganó el equipo de Escolapias frente a la parroquia de San Pedro, primer y segundo puesto que ambos celebraron en el podio rociándose entre sí con botellas de sidra. El tercer puesto fue para la parroquia de Santo Ángel, único equipo mixto que acudió a este torneo (Jessi, ¡Qué valiente!), y que dejó a la parroquia anfitriona con las ganas de una copa. Como acto final se sorteó un reproductor Mp3 y se despidió a todos los equipos esperando que se lo hubieran pasado bien y que pensaran ya en el Algete-Weekend del año que viene.

A nosotros sólo nos quedaba la sencilla tarea de recoger y limpiar que hicimos cansados pero con alegría porque el resultado de ese día había sido mucho mejor de lo que habíamos imaginado. Para terminar solo queremos animar a la gente, tanto jugadores como a la afición, a participar en el torneo del año que viene, compartiendo un día de deporte, de oración y amistad. ¡¡¡ALGETE ARDE!!!!! Arantxa García y José Ángel Carballo

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

10


OTRO COLOR

Parroquia de Santiago de Campamento “El Señor, que es grande, nos regala esos días que te animan y te ayudan a seguir y empezar un nuevo curso. Confiad, Él ha vencido al mundo” Bueno... vaya campamento de verano del 2005, ha sido alucinante. Todo empezó en junio, preparando el campamento, y decidimos juntarnos con la parroquia Santiago de Torrejón, a los cuáles mando saludos, ya que he descubierto que son encantadores y nada... más tarde también a San Pedro de Alcalá, pero por diversos motivos, sólo se nos unieron dos chicas... Nos fuimos como estos últimos años a Becerril de la Sierra, una finca de unas monjitas que cada año nos demuestran lo encantadoras que son, y nos dejan siempre con ganas de volver. Nos fuimos pocos días, del 18 al 27 de julio, pero bastaron para preparar pasaje del terror, corrida de toros, día de padres, nuestro particular juego de rol... un montón de actividades con las cuales pretendíamos animar y divertir a nuestros chavales... que son a los nos debemos... todo eso entrelazado con nuestras catequesis y oraciones. Todos los años destacamos dos temas en el campamento, uno litúrgico y otro más lúdico... este año, el tema litúrgico fue “la Historia de la Iglesia” haciendo ver a los chavales como nuestra Iglesia a pasado a través de los tiempos, con buenas y malas épocas, pero todas bajo una misma Fe, en Él. Y en la parte lúdica una vuelta en el tiempo por las cruzadas (enlazadas con las catequesis). Nuestros chavales se convirtieron en campesinos, escuderos y caballeros, de diferentes ordenes religiosas, las cuales servían a un solo Dios, y nosotros, los monitores, éramos valerosos caballeros de la Inquisición, dispuestos a hacer cumplir las órdenes de nuestro rey, y defenderle con nuestra vida... Je je je.

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

11


VERANO 2005 A lo largo del día hacíamos talleres, como el de masajes, que tuvo gran aceptación, y el de baile... con salsa y cha cha cha. Así como también hicimos jabones naturales y los mayores aprendieron la técnica del fresco... y unas divertidas carteras de cómic cosidas por ellos. La fiesta de nuestro patrón , Santiago Apóstol, coincidió con el día de padres. Comenzamos la jornada con nuestras mayorets particulares y un fabuloso encierro!!! Más tarde llegaron los padres, con los que celebramos la misa Mayor y la procesión de nuestro Patrón... Comimos todos juntos, y tras la presentación de Peñas, y con la asistencia de la familia Real al completo, la Pantoja y su Cachuli y una banda de música excepcional pudimos disfrutar de un corrida de toros, con los mejores banderilleros de la temporada, allí, para nosotros en exclusiva!!!

Cada día fue fabuloso, cada minuto con los chavales... y la convivencia de los monitores... cada año se aprende más, y el Señor, que es grande, nos regala esos días... que te animan y te ayudan a seguir y empezar un nuevo curso... personalmente creo que los campamentos unen, te ayudan a convivir y a aprender de cada persona con la que hablas, y no me cansaré de agradecer al Señor, que siga bendiciéndonos cada año!!! Y como dice nuestro himno y nuestro lema , “Confiad, Él ha vencido al mundo” Pilar Alquezar Pacheco

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

12


OTRO COLOR

Arganda de Campamento “Después de diez días intensos de unión y diversión, regresamos con las mochilas cargadas de ilusión, pensando en el próximo campamento”

Cierto día de madrugada y de un soleado día de julio, emprendimos viaje desde Arganda a Valencia. Los autocares iban llenos de ilusionéis venidas desde diferentes pueblos de nuestro Arciprestazgo de Arganda del Rey. Nos reunimos para albar al Señor, como cada año en nuestro campamento de verano, con niños de 9 a 16 años. Nos alojamos en un precioso paraje llamado Llometa de Llavata, cerca de Liria ( Valencia ). Una vez distribuidos en tiendas de campaña, comenzamos la batalla. Día a día, seguíamos un ajustado horario: teníamos catequesis, olimpiadas, talleres, piscina, excursiones, veladas, y lo mas importante, nuestro encuentro con el Señor diariamente en la Eucaristía.

En la catequesis, tratamos como tema los sacramentos, de una forma muy dinámica, ya que hacíamos pequeñas representaciones de los actos sacramentales. Para calentar motores, teníamos las olimpiadas, con un total de diez grupos de diferentes edades y parroquias. Las pruebas eran distintas todos los días, puesto que tenias en tema específico.

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

13


VERANO 2005 Timbales, block de notas, collares, peonzas eran nuestros talleres de este año, en los que los chavales demostraban sus habilidades con manualidades. Y por las noches, cuando las fuerzas empezaban a flaquear, tenían lugar las veladas, donde cantábamos con el juego de furor y salmo-rap, nos disfrazamos de indios y vaqueros, desciframos incógnitas en el juego de balizas y, sobretodo, cantamos y disfrutamos a raudales. Pero aquí no acaba la cosa: visitamos el santuario de San Vicente Ferrer, el Hemisferio y el Museo Príncipe Felipe en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

Y a los dos días del final del campamento, tuvo lugar la salida más esperada por todos: Port Aventura, donde gozamos de las atracciones en un clima de fraternidad entre los chavales. Después de diez intensos días de unión y diversión, regresamos con las mochilas cargadas de ilusión, pensando en el campamento, que si Díos quiere, se realizará el verano de 2006 en el Arciprestazgo de Arganda del Rey. Ah... se me olvidaba decir que los pueblos que componíamos este gran grupo de chavales éramos: Morata de Tajuña, Campo Real, Torres de la Alameda (una excepción) y Arganda del Rey.

Cristina Quintero López

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

14


VERANO 2005

Un verano distinto “Qué gozada ser Iglesia. Cuando uno se hace amigo de Cristo, Cristo le llena de amigos. Y los amigos de Cristo son mis amigos, más aún mis hermanos”

Hace un año más o menos ya tenía mi verano ’05 planificado. Terminar junio lo más dignamente posible, trabajar un mesecillo más y el resto escaparme con mis amigos unos días y algo de playa con la familia. Vamos... ¡nada nuevo! ¡Quién me iba a decir a mí que tendría un verano tan viajero, que volvería a Alemania y que conocería a tanta gente! A lo largo del curso todos los planes que había programado se me iban deshaciendo y pronto me di cuenta que el verano no iba a ser menos... Desde diciembre o así se empezó a tantear lo del viaje a Colonia, a mi me parecía un viaje ideal pero no estaba hecho para mí, o ¡eso pensaba! Incluso anime a la gente a que se apuntase sabiendo que yo no iría; no entraba dentro de mis planes. Poco a poco casi sin darme cuenta me metí a echar una mano con un rastrillo que montamos y paralelamente a mi conversión fue haciéndoseme más fácil la idea de ir. Con el dinero del trabajo podía permitirme el viaje de los amigos y el de Colonia y además necesitaba una experiencia así fuerte de Iglesia, todos me habían hablado maravillas de encuentros anteriores y yo cada vez estaba más ilusionada por tener esa vivencia. Con el salvapantallas oficial contaba los días, horas, minutos y segundos que faltaban!! Llego un momento que Colonia se hizo monotema, todo lo que se hacia era para recaudar dinero para el viaje, o para organizar... Bastante entrada la primavera se planteó la posibilidad de hacer un campamento con los niños de la parroquia. Ya era algo tarde para buscar sitio, pero logramos encontrarlo en Barbatona. Fue mi primer campamento y a pesar de haber pasado días algo enferma fue toda una bendición. Los niños eran de película, eran pequeños angelitos con los que convivimos diez días estupendos. Aprendimos todos de todos y para mí fue muy enriquecedor. Logré no quejarme por la comida ni un solo día y no solamente eso, si no que además comí todo lo que me ponían ( ¡todo un gran logro para mi delicado paladar!). Todos descubrimos habilidades insospechadas y hasta gozamos de la fama de los artistas con los teatrillos que se montaban cada noche y las veladas. Las canciones y sus gestos, la misa diaria y oraciones nos unieron mucho más de lo que hubiéramos pensado. Nadie se quería ir de Barbatona, pero allí no se acaba el verano ya que aún me quedaba una convivencia en un monasterio cerca de Santander, la playa con mis padres y el viaje estrella: Colonia. Casi sin que me diera tiempo a recuperar las energías gastadas del campamento, llegó la convivencia sorpresa de Santander, sorpresa porque cuando fui no sabía muy bien de que trataba, simplemente acepte la invitación de un matrimonio joven de la parroquia y allá que me fui.

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

15


VERANO 2005 Una convivencia espectacular, en un marco ideal: un monasterio recién remodelado para servir de casa de ejercicios, convivencias, retiros... y como estaba creado con esa idea, todo era perfecto. El lema era “construir una comunidad” y asistieron varios representantes de diferentes comunidades cristianas; católicas y evangelistas a dar su testimonio. Fueron unos días estupendos, compartiendo vivencias con gente de toda España, ideas, inquietudes... Justamente después, tocaba unos días con mi familia en mi tierra, que con el ritmo que llevaba apenas los había visto. Una semanita muy tranquila que me vino muy bien para coger fuerzas para el último empujón del verano... Pues así, casi sin querer se fueron pasando los días, y llegó la cuenta atrás, la semana de antes estuvimos preparando el libro del peregrino, ¡¡¡un pre-Colonia!!! Las últimas compras antes del viaje, las llamadas a los amigos para a ver si se nos olvidaba algo, la penúltima vez que mirábamos el parte del tiempo meteorológico... Y llegó la misa de envío del domingo. Por fin nos íbamos para allá, mientras despedíamos a nuestros padres y amigos, ya sentíamos todo más cerca, una vez en el aeropuerto compartimos los nervios y la ilusión de que ya había llegado el momento y nos contábamos todas las cosas que nos habíamos llevado por si acaso. En unas horas nos plantamos en Bruselas (es lo que tiene ir en avión) y enseguida conocimos el colegio donde dormiríamos hasta el viernes. Todo era mucho mejor de lo que me esperaba, donde dormimos, las duchas, el comedor, incluso la comida (aunque no lo creáis ¡hay gente que comió mucho peor que nosotros!). Las ciudades que visitamos eran espectaculares, cuando estuve mirando desde España las cosas para visitar jamás me imagine que aquello sería tan grande y que habría tanto que ver. Eran fabulosas, sólo hay que revisar las miles de fotos que tenemos con cada monumento o edificio que encontrábamos... Descubrimos que aquello de que en los demás países se come temprano no era una leyenda y gracias al salchichón que las mamas habían metido algunos días algunos sobrevivimos. Juntarnos para rezar laudes y vísperas fue todo un acierto, la misa diaria, las catequesis y la exposición del Santísimo el jueves hicieron que poco a poco fuéramos entrando a tono para el encuentro del fin de semana. Hasta que no llegamos a Colonia no me podía imaginar la cantidad de gente que podía ir a este tipo de encuentros. Fue impresionante unirnos a tanta gente de tantos y tan diferentes países en la catedral, y abajo en la explanada con los cánticos, himnos, bailes… bajo la atenta mirada de Juan Pablo II, donde muchos reconocían su foto en el gran mosaico, vivimos la diversidad de la Iglesia. El que más o el que menos aprendió el baile de los “kikos”, rezó el Padrenuestro en latín con gente del mismo Vietnam, conoció otras diócesis, otros movimientos…otra forma al fin y al cabo de alabar a Dios, de pertenecer a su Iglesia, a vivir desde la juventud el ser cristiano. Si a alguno en principio no le convencía nuestro Papa Benedicto XVI, sin duda después de la vigilia en el Campo de María cambió de parecer. Habló con una dulzura y a la vez con una exigencia a la altura del Evangelio, con una esperanza y una visión realista de la sociedad que a todos nos dejó boquiabiertos. Sentimos que no estábamos solos, sentimos como toda una gran multitud de gente le latía el corazón al mismo son, sabíamos que muchos se habían quedado sin poder ir, sabíamos que muchos nos habían encomendado sus oraciones y que allí estábamos unidos en la oración, unidos a la Iglesia y a Jesucristo. Por suerte pude ver y vivir la vigilia del sábado muy cerquita del Papa y acompañada de unos amigos estupendos.

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

16


VERANO 2005 “Qué gozada ser Iglesia. Cuando uno se hace amigo de Cristo, Cristo le llena de amigos. Y los amigos de Cristo son mis amigos, más aún mis hermanos”. Espero de todo corazón que la amistad y fraternidad que vivimos en esta peregrinación se mantenga siempre para que podamos gozar de la unidad que tanto la Iglesia necesita. La celebración de la misa también fue especial, participar con el millón de jóvenes que estábamos allí, fue impresionante... hoy en día cada vez se ven menos jóvenes en la Eucaristía y ver a tantos allí...

Un testimonio precioso que dimos fue cuando en el aeropuerto de Colonia rezamos todos juntos vísperas por última vez y cantamos el himno de la peregrinación. Fue un empujón para que desde nuestros ambientes seamos testigos de la luz y la esperanza de Cristo, para que unidos a la Iglesia seamos un pueblo que alaba y bendice a Dios. Os animo a que la experiencia vivida esos días no quede en una anécdota, si no que la hagáis presente todos los días de vuestra vida. Mil bendiciones a todos.

Inma Bordas Roldán

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

17


VERANO 2005

Benedicto, OÉ “Ven conmigo si es AMOR lo que mueve tu vida. Muestra que Cristo ya vive en tu corazón. ¡Mira!, Él vive hoy, ¡anúncialo!”

Para mí esta convivencia ha sido una experiencia que nunca antes había vivido. La JMJ de Toronto quedaba fuera de mi alcance, y para Roma aún no estaba tan metido, como ahora, en la Iglesia. Mi única oportunidad de ver al Papa en vivo fue en Cuatro Vientos, pero cuestiones personales me lo impidieron, parecía que este momento no iba a llegar jamás, pero llegó y de qué forma. Me puse a trabajar el año pasado exclusivamente para sacar dinero y poder ir a la JMJ de Colonia, porque realmente tenía ganas de ir. El esfuerzo no fue en balde y tras hacer rifas y festivales sacamos una ayuda de dinero para que veinte personas de mi parroquia pudiéramos ir a Alemania.

Lo más parecido que había experimentado hasta el momento fue el Camino de Santiago del año pasado, mucha gente que estuvo allí no pudo venir, y los llevamos todos en nuestros corazones al encuentro con el Papa, cada vez que gritábamos: “BENEDICTO, OÉ, BENEDICTO, OÉ, BENEDICTO, OÉ, BENEDICTO DIECISÉIS”

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

18


VERANO 2005 Siempre se dice que estos encuentros sirven para conocer a mucha gente, también me lo dijeron cuando hicimos el “Camino”, pero es que a una persona como yo que tiene “memoria de pez” le cuesta bastante recordar tantos nombres de tanta gente que siente lo mismo que tu, que viven un evento como este de una forma tan intensa; pero en este caso he de reconocer que he vuelto a Arganda con la sensación de haber hecho muy buenas amistades, he reforzado alguna que otra hecha el año pasado y he comenzado más de una. Aunque tengo que decir que la Liga Diocesana de Fútbol Sala ha ayudado bastante a no perder el contacto y a unir más que nunca nuestra Diócesis.

Me atrevería a decir que el futuro de la Diócesis está bien encarrilado, y que a pesar de que el viaje a Sydney 2008 se presenta como un reto que sólo unos pocos podrán superar, la Diócesis seguro que tiene preparados muchos más encuentros. Para finalizar me gustaría promocionar, como uno de los responsables, un proyecto que iniciamos el año pasado con mucha ilusión y que ha superado con creces las expectativas esperadas. La Liga de Fútbol Sala vuelve con una nueva edición a partir del 15 de Octubre de 2005, “Seguiremos haciendo Diócesis”.

Sergio Domingo Cuenca

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

19


VERANO 2005

Gracias “Quiero dar las gracias a aquellas personas que fueron sinceras conmigo y me levantaron cuando estaba hundida. A toda esa gente, ellos saben quienes son”

Después de un año esperando el ansiado viaje, ¡por fin llegó el 14 de Agosto! Yo iba con el deseo de sentir lo mismo que en el Camino de Santiago, pues allí viví mi conversión, gracias a aquella vivencia comencé a creer en Dios. Salí del aeropuerto con el corazón abierto, con ganas de presenciar a Cristo dentro de mí. Sin embargo, nada fue como pensaba, me dejé arrastrar por otras personas y ya el primer día no fui a misa; llegaba tarde a los laudes, no me sentía motivada, quizás por compararlo continuamente con la vivencia que experimenté el verano pasado y, al ver que no era igual, me vine abajo y me defraudé. Cada vez que iba a la iglesia pedía al Señor que me iluminara e hiciera que mi corazón creciera, pero eso no ocurría, por ello no tenía ánimo, no me apetecía ir a misa, ni a catequesis... Todo ello me arrastró y en vez de ser un viaje espiritual, de preparación para la visita del Papa, se convirtió en un viaje de juerga y más juerga. La última noche en Bruselas fue un desfase total, fuimos al bar de siempre, en el cual ya nos conocían. Las cabezas se pusieron tontas por llevar varias cervezas de más. Yo cometí errores y preocupé seriamente a mis amigos, los cuales se comportaron genial. Después de una larga noche, que acabó bastante mal, llegó el día de partir hacia Colonia. Aunque ponía buena cara delante de la gente, estaba destrozada. El viernes 19 fue la primera noche que no me fui de fiesta, no me apetecía, preferí quedarme hablando con un amigo, el cual estuvo presente la noche anterior y me regañó, se sinceró y me dijo cosas muy duras como que le había defraudado, que el me tenía en un pedestal y yo había ido bajando peldaños, etc. En esos momentos yo estaba súper hundida y más porque en todo lo que me decía llevaba razón.

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

20


VERANO 2005 Aquella noche lo único que sentía era tristeza, pena de mí misma, tenía la sensación de que en estos cinco días había perdido el tiempo, llevaba un año esperando este viaje y ahora que estaba en él, no le estaba aprovechando, me estaba dedicando a hacer lo que podía vivir cada fin de semana, e incluso me estaba comportando muchísimo peor. No me reconocía, pues yo iba con otro ideal y lo había estropeado todo. Sabía que muchas personas de las que allí estaban, sin ir de cervezas ni de fiesta, se lo estaban pasando mucho mejor que yo. Por todo ello estaba rabiosa, enfadada, desilusionada... con mi persona. Lo que eché en falta en el viaje fue a un sacerdote que me guiara, que me regañara, que me dijera no vallas por aquí que te vas a quemar. Sé que lo podía haber tenido perfectamente, pero yo me negué a pedir ayuda. Menos mal que la solicité, aunque en mi opinión un poco tarde, pero más vale tarde que nunca ¿no? Aquella noche de viernes, no podía más y le conté a un seminarista cómo me sentía, el me animó un montón, todo lo que me dijo me llegó al corazón e hizo que el sábado me levantara con ánimo para disfrutar al máximo los dos días que quedaban. A pesar de tener remordimiento por mi actitud, estaba feliz, me separé de la gente que me arrastraba y me arrimé a personas que me guiaron, que me dieron el cariño que necesitaba en esos momentos. Simplemente un abrazo o una sonrisa me llenaba de alegría. Tenía la necesidad de confesarme antes de la misa del domingo, pero por circunstancias no pude. Otro seminarista de los que estuvo conmigo esos días en Marienfield, me apoyó muchísimo, en la misa me supo transmitir su entusiasmo y alegría, gracias a él viví de una forma intensa aquella mañana. Como no me puede confesar, este seminarista insistió mucho para que lo hiciera en el aeropuerto y, así lo hice, además con un sacerdote al cual no le hablaba desde una mala experiencia debido a mi ateismo cuando tenía trece años. Ya que consideraba que la Iglesia era una secta. Desde que le escuché predicar, llevaba pensando hablar con él, pero no me atrevía, pues creía que se iba a reír de mí o que pensaría qué pintaba yo allí charlando con él después de cinco años. Sin embargo, cuando le vi en el aeropuerto de Colonia leyendo la Biblia me dije “ahora o nunca”, sentía una fuerza que me empujaba a confesarme con él y, ahora me alegro, pues me sinceré y me ayudó un montón. Los días posteriores al viaje, me encontraba triste, pues seguía teniendo la sensación de haber perdido el tiempo, ya que realmente cuando lo estaba empezando a vivir de una manera intensa, tenía que regresar a casa. Gracias a la ayuda de otro amigo sacerdote he podido estar cada día más contenta y ahora me ha dado cuenta que a pesar de mi error, he aprendido mucho en la JMJ de Colonia, principalmente que cuanto más conozco la Iglesia y más cerca estoy de ella, estoy más feliz. Con este testimonio quiero dar las gracias a aquellas personas que fueron sinceras conmigo y me levantaron cuando estaba hundida. A toda esa gente, que ellas saben quién son. GRACIAS. María Fuentes Dueñas

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

21


VERANO 2005

Una alegría continua “¿Qué puedo hacer yo, si yo no puedo hacer nada, si yo no puedo hacer nada si no es por ti, Señor? Todo lo que soy, todo lo que sé, todo lo que tengo es tuyo”

Mi aventura comenzó el 14 de agosto cuando en la misa de envío en Alcalá, Pedro me ofreció un billete con destino Colonia. Para mí, que ya no esperaba ir, fue un regalazo del Señor. La primera parte del viaje transcurrió en Bélgica donde conocimos Gante, Amberes, Brujas y Bruselas. Este viaje turístico nos permitió conocernos entre nosotros gracias a las catequesis y a las veladas, y acercarnos al Señor en la Eucaristía matutina.

Todo esto nos fue preparando para el Encuentro Mundial de la Juventud, y ¿qué es esto?, os preguntaréis. Así, en un lenguaje coloquial os diré lo que supuso para mi: en un primer momento una alegría continua, una felicidad que se palpaba en el ambiente, un cosquilleo en el estómago cuando veía a gente como nosotros alabando al Señor en medio de una ciudad gris y adormecida, cantos que aún sin entenderlos invitaban a alabar a Cristo con tu voz y con tu cuerpo.

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

22


VERANO 2005 Y así, en este ambiente nos dispusimos, así lo viví yo, a caminar hacia Marienfeld (Campo de María), donde iba a tener lugar el encuentro con nuestro Papa Benedicto. Y una vez allí, ¿qué? Pues frío, humedad, mucha gente, colas interminables, agobio,… y caridad y muy buena fe, porque a pesar de las diferencias con los alemanes, nos dieron una acogida espectacular, ofreciéndonos agua, dulce para el camino, y miles de voluntarios dispuestos a que todo saliera bien.

En la Vigilia de por la noche y la Eucaristía del domingo, el Papa se dirigió con sus palabras directamente a nuestros corazones, indicándonos el camino que hemos de seguir para ADORAR A CRISTO: ¡una vida de oración, llena de acciones sinceras! A mí estos días me han servido para darme cuenta de la necesidad de Cristo en mi vida, y deseo de todo corazón que todos los jóvenes entreguemos nuestra vida a Él, uniéndonos a las palabras de Juan Pablo II en su última visita a Madrid: “Se puede ser joven y profundamente fiel a Jesucristo”. Daniel Gómez de la Vega

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

23


VERANO 2005

Tres días en Becerril “El Monasterio es el sitio de la alegría, del compartir, del encuentro, de la oración, de la diversión, del sentirse familia, del perdón, de la paz... en fin: DE DIOS” Y después de vivir una experiencia única e inolvidable en nuestras vidas como fue la Jornada Mundial de la Juventud en Colonia... Uno piensa que necesita saborear, contar y darle orden a aquello que ha visto, escuchado, vivido y orado... Un pequeño grupo de la parroquia San Bartolomé encontramos, en el Monasterio de la Conversión de las Monjas Agustinas de Becerril de Campos, el sitio perfecto. Sin apenas tiempo para deshacer la mochila que nos acompañó a Colonia y sin dar descanso a las emociones que traíamos a flor de piel, llegamos al Monasterio de la Conversión, un cachito de cielo “perdido” en un pueblillo palentino.

Nos recibieron con muchísimas ganas, les llevábamos, en directo y en experiencias vividas en primera persona, lo que para nosotros había significado el encuentro con nuestro Papa. Ellas compartieron con nosotros cómo habían vivido desde su casa este encuentro con Benedicto XVI. Coincidimos en que para todos había sido un encuentro con el Señor que nos llamaba a seguir su estrella.

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

24


VERANO 2005 Fueron tres días en los que compartimos con ellas de todo: marchas, oraciones, eucaristías, cantos, limpieza, reflexiones, talleres... no nos quisimos perder el poder echar un partidillo de voleibol, que por cierto, nos dieron un buen repasito... Tras el rezo de laudes, hicimos muy de mañana una marchita, un paseo por el canal, meditando por el camino el Evangelio del día, que casualidades de la vida era la llamada que Cristo hizo a San Bartolomé para que le siguiera.

Cuidan de forma muy especial la liturgia y las oraciones (con unos cantos...), haciendo que uno esté en la capilla tocando a Dios, casi como uno se imagina el cielo... Nos quedó la espinita de no poder quedarnos algún día más y compartir con ellas dos celebraciones muy especiales: el día de San Agustín y la toma de hábito de Claudia, pero nos trajimos la alegría de haberlas ayudado en la limpieza de la capilla y de haber participado en la Vigilia de oración por Claudia. Fue preciosa. El Monasterio es el sitio de la alegría, del compartir, del encuentro, de la oración, de la diversión, del sentirse familia, del perdón, de la paz, del descanso, de Cristo, de la amistad, de la escucha, del consejo, de la conversión... en fin: DE DIOS. Esperamos veros muy prontito, que Dios os siga bendiciendo. Por si nos leéis: ¡¡GRACIAS!!

Raquel Moreno

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

25


VERANO 2005

Hágase en mí tu voluntad “Yo te desposaré conmigo para siempre, te desposaré conmigo en justicia y en derecho, en amor y en compasión, te desposaré, conmigo en fidelidad, y tú conocerás a Yahvé” No sé muy bien cómo empezar a hablaros de mi vocación. No tengo ningún fenómeno paranormal que os pueda sorprender, ni grandes apariciones marianas por la capilla de mi parroquia... Pero sin haber tenido ninguna experiencia de ese estilo, sigo pensando que mi vocación es un misterio que nunca llegaré a entender bien. ¿Porqué me llama a mí ?¿Qué he hecho yo para merecer algo tan grande ? Evidentemente, no me lo merezco, por eso no dejo de dar gracias a Dios, por su gran misericordia. Y seguro que os preguntaréis cómo empezó todo. Como decía antes, todo surge con sencillez. El primer paso lo dió Él (yo siempre he sido muy cortada para estas cosas...) y lo hizo a través de un texto de Isaías. Por primera vez se hacía oración de jóvenes en mi parroquia y sorpresa : NO FUE NADIE...excepto un amigo mío y yo. Mi amigo había preparado la oración y me dijo : “si quieres llévatela y rezas en tu casa, que yo lo haré en la mía”. No tenía muchas ganas de rezar. No os voy a engañar, me aburría rezando. Me metí en mi cuarto y pensé, que mi amigo estaría rezando y que ya que me había dado la hojita de la oración, no le iba a hacer el feo, ¿no ? Me puse a rezar. Y tras leer el texto de Isaías (Is 43, 1-4) rompí a llorar, porque en mi corazón lo había comprendido todo. Ese momento cambió mi vida, le dio sentido a todo y desde ese instante, comencé a dar pasos para que se cumpliera la Voluntad de Dios en mi vida. Mi vocación es el amor, pero de manera especial, el Señor quiere que viva muy unida a Él en la consagración. Ahora lo digo muy alto y claro, pero esto no siempre ha sido así. Siempre me ha cuidado mucho y me ha tenido a su lado en la Parroquia de mi barrio (Santos Juan y Pablo, San Fernando de Henares), dentro de una familia cristiana. Unas veces me tenía más cercana que otras, porque lo de descubrir tu vocación no significa que a partir de ese momento se disipen los nubarrones del alma. No, he tenido de todo, luces, sombras, noches...y por fin, mi propia mañana de Resurrección. ¡Y os aseguro que desde entonces, nada me borra la sonrisa ! O casi... Descubrir mi vocación tuvo unos pasos muy sencillos : 1º/ Comenzar a rezar. 2º/ Pedirle al Señor que hiciese lo que quisiese de mi vida “Hágase en mí tu voluntad” (esto me lo sopló la Virgen María...). 3º/ Y, lo más importante, saber escuchar y estar dispuesta a escuchar lo que fuese.

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

26


VERANO 2005 Cuando llegué al tercer paso, lo descubrí (el día de la oración que he contado antes), y al principio tan contenta...luego me entró un pánico alucinante. Pero el Señor ya sabía que me iban a entrar miedos y una y otra vez, notaba una mano que estrechaba la mía y todavía no me ha soltado. ¡Y nunca lo va a hacer ! La vocación no es cuestión de dos días, a partir de encontrarla he tenido que preparar mi corazón (perdón, que de eso se ha encargado también El mismo de la mano) y tener tres cosas fundamentales : PACIENCIA, CONFIANZA EN DIOS Y CONSTANCIA. Os aseguro que todo esto me ha llevado muchos sufrimientos, pero la alegría que ha puesto el Señor en mi corazón no la cambio por nada. Otra vivencia personal, que ha tenido mucho que ver en mi vocación fue el encuentro con Juan Pablo II en Cuatro Vientos. En aquel momento, tenía la alegría de la vocación, pero parecía que se iba apagando ante las dificultades. En ese día, unas palabras pronunciadas por Su Santidad, se quedarían grabadas en mi corazón, y me han acompañado durante este tiempo, a lo largo de todos los momentos oscuros : “jóvenes, si sentís la llamada del Señor, NO LA ACALLÉIS” Hoy, escribiendo este artículo, me gustaría animaros a que seáis constantes en vuestra oración y estéis atentos a lo que os pide Dios, porque nada os hará más felices que descubrir la historia de amor que el Señor viene tejiendo con vosotros desde que os creó, única y personal.

Y si no es mucho pedir, que os acordéis en vuestras oraciones de mí, para que desde el 5 de Noviembre (fecha de mi entrada en el Monasterio de la Conversión, de las Hermanas Agustinas de Becerril de Campos, Palencia) sepa responder con toda mi vida a esta preciosa llamada, con radicalidad y cumpliendo en todo la voluntad de Dios. Creo que será cuestión de seguir con la paciencia, la confianza y la constancia, ¿no ? Gracias por leerlo, espero que no haya aburrido a nadie. Carmen-Lourdes Antón Lamarca

ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

27


VERANO 2005

¡¡¡QUE NO SE TE OLVIDE!!! 2ª LIGA DIOCESANA DE FÚTBOL SALA El plazo de inscripción concluirá el miércoles 5 de Octubre a las 12:00 p.m. Para inscribirse hay que mandar un e-mail a las direcciones: sergio_vanhelsing@msn.com o kichero@hotmail.com Adjuntando nombre del equipo, nombre del delegado (con teléfono de contacto y email), nombre del capitán y color de la camiseta. Sólo entrarán en el sorteo del calendario los equipos inscritos.

JUBILEO DE LOS JÓVENES DÍA 15 de Octubre 11:00 h: Acogida y salida de Santorcaz, caminando. Llegada a Los Santos de la Humosa. Diversas actividades y vigilia de preparación para ganar el jubileo. DÍA 16 de Octubre Laudes y salida hacia la Catedral Magistral de Alcalá. 13:30 h: Eucaristía Jubilar de los Santos Niños.

EJERCICIOS ESPIRITUALES 28 a 31 de octubre Director: Pedro Luis Jiménez Langa 2 a 7 de diciembre Director: Carlos Clemente Pedroviejo 27 a 30 de diciembre Director: Javier Jouve Soler 28 de abril a 1 de mayo Director: David Calahorra Martínez

Más información en: www.obispadoalcala.org/infanciajuventud ESPECIAL VERANO 2005 ADAL

28


Revista ADAL verano 2005  

Revista ADAL verano 2005

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you