Issuu on Google+


Miércoles, 16 de septiembre de 2009

NOTICIAS

7

Acusan a conductor por muerte en Autopista GUAYAMA. La fiscal de Guayama, Ambar Ramos presentó cargos contra Héctor Castro Lebrón, residente de Cidra y de 25 años por haber causado la muerte de una joven y lesiones a dos miembros de la Uniformada al haberlos arrollado en la Autpista Luis A. Ferré, entre Cayey y Caguas. Los hechos ocurrieron el 30 de mayo de este año a la altura del kilómetro 34.8 de la referida vía en horas de la madrugada. Según la pesquisa de la tragedia, los oficiales habían detenido poco antes a la joven Carla Pérez Hernández de 23 años, residente de Cayey por conducir a alta velocidad. La conductora se había detenido en el paseo y se había bajado de su automóvil para dialogar con los agentes. Repentinamente Castro Lebrón perdió el control de su vehículo que conducía también a alta velocidad y arrolló tanto a la joven como a los uniformados. El impacto le costó la vida a Pérez Hernández y severos daños corporales a los oficiales Ramiro Avilés y Luis Rivera, de la División de Tránsito en Caguas. El conductor fue detenido en el sitio y arrojó un 0.19 por ciento de alcohol, muy sobre el límite permitido por ley. De ahí que la representante del Ministerio Público presentara acusaciones por violación al artículo 109 del Código Penal que es Homicidio Negligente, al haber causado el deceso de Pérez Hernández. También radicó cargos por violación a artículos de la Ley de Tránsito por conducir en estado de embriaguez, otro por el artículo 7.05 de la Ley de Tránsito por daño corporal sufrido por el agente Ramiro Avilés de la División de Autopistas de Caguas y por el artículo 7.06 de la misma ley 22 por igual daño sufrido por el agente Luis Rivera, de la misma División. El acusado fue representado por los abogados José Coto Luna y Ana González

Fiscal Ambar Ramos

mientras la jueza Madeline Vega encontró causa en todos los cargos y le impuso una fianza que prestó. La vista preliminar para juicio fue pautada para 14 de octubre en el Tribunal de Cayey. El homicidio negligente es considerado un delito grave de tercer grado cuya pena va de 3 a 8 años con el agravante de la embriaguez por lo que no cualifica para probatoria. Los artículos de la Ley de Tránsito imponen multas que van de $1000 a $5000, suspensión de la licencia en un término no menor a un año ni mayor de 5 años pero el artículo 7.06 agrega el castigo de hasta 18 meses de cárcel y la suspensión de la licencia de conducir por entre 2 a 7 años.



Periódico El Regional de Guayama