Issuu on Google+

d ! U I CAMPUS

EL MUNDO / 25 / MAYO / 2011

i TENDENCIAS

GENERACION DEBUT

EL DESEMBARCO DE LOS NUEVOS A U T O R E S RUSOS Jóvenes escritores premiados en su país se traducen y publican en España REBECA YANKE antología y nos pareció muy inteLa juventud rusa ya tiene su espa- resante, creímos que era necesario cio entre tas librerías españolas, apostar y dar un espacio a las nueporque ta Generación Debut está vas voces emergentes de la literaalcanzando sus estanterías. Den- tura post-soviética», explica Use tro de pocos días se presenta el li- Font, una de las editoras del Grubro El segundo círculo (La otra po Norma. orilla), antología que reúne a seis En el prólogo, Ricardo San Viescritores que, antes de cumplir cente, traductor y especialista en los 25 años, ya habían participado literatura rusa, recuerda que «los de un premio, el Debut. Lo dirige escritores rusos han constituido la escritora Olga Slávnikova, siempre un grupo especial, casi quien afirma que este galardón, una casta». «Han sido las víctinacido en 2000, busca «en ta lite- mas preferidas del poder y, a su ratura la experiencia única» que vez, la voz más escuchada y a supone «el shock del primer en~ menudo venerada por el pueblo; frentamiento con la vida adulta». tal vez por eso el poder siempre La particularidad es que estos ha intentado comprarlos, acallarescritores no han vivido la época los o destruirlos», apunta. soviética, y no cargan con la mochila de su herencia. Slávnikova SAVIA FRESCA destaca que no experimentan ¿Cómo son los de ahora? Una nostalgia alguna al respecto ni mujer, Alisa Ganieva, decidió tocomparten las tendencias artísti- mar nombre de hombre para escas que pretenden volver trendy cribir: Gula Jiráchev. «Durante la lo soviético». «Tampoco luchan adolescencia me encantaba escricontra el pasado, a diferencia de bir poemas, luego comencé a esgeneraciones anteriores de escri- cribir reseñas de libros y críticas tores, que invirtieron en esta tarea sobre literatura contemporánea, toda su vida creativa», apunta. especialmente sobre escritores Alekséi Lukiánov, Gula Jiráchev, jóvenes, mientras pensaba en mi Víctor Puchkov, Polina Kliúkina, propia pieza de prosa sobre la ígor Savéliev y Olga Onóiko son Rusia del Cáucaso. Como e) texto los seis elegidos; algunos resulta- parecía escrito por un hombre, ron ganadores del premio Debut y me puse un seudónimo masculiotros quedaron finalistas. Juntos no, así que escondí mi autoría y llegan hasta aquí. Ríe la agente li- tuve la oportunidad de ser juzgateraria Yúlia Dobrovolskaya quien da de forma más imparcial por presentó el proyecto a Ediciones mi trabajo», explica por e-mail. La otra orilla. «Sabía que estába- Para Marta Rebón, encargada mos apostando por autores rusos, de traducir su relato, Salam. Dalclásicos y contemporáneos, como gat, «lo más interesante, a difeVasili Aksiónov, así que leímos la rencia del resto de textos que in-

-Ahora, en la literatura rusa irrumpe una •generación sobrada <W talento. Esta generación de escritores rusos llamará infaliblemente la atención.

El segundo círculp Ai.EKser UIKIANOV

(COR SAVÉLIEV Ote* ONOIKO

Gnu JIHACHEV

POLINA KUÜKINA VICTÍ* PUCHKOV

ICONOGRAFIA DE U N GRUPO Honestidad, temos y atmósferas variadas en torno a conflictos o retratos de orden social.

r Savéliev

Nació en 1983 en Ufa (Bashkiria). Se licenció en Filología en lo Universidad de su ciudad y, actualmente, trabaja en su doctorado. Fue finalista del Premio Debut y del Premio Belkin en 2004. Los críticos rusos han destadacado su «maestría y estilo punzante basados en los contrapuntos como un virtuoso de la música clásica». «Comencé a escribir con 16 años, pero tenía 20 cuando me sentí verdaderamente escritor», relata a G/U/CAMPUS desde su ciudad. jf-f^u ^^^^^ TJ^H

Gula Jiráchev Seudónimo do Alisa Ganieva, que nació en

^ L * " ^ M 1985 en la al^^^T

Portado de la antología de jóvenes escritores rusos.

tegran la antología, es el contexto multiétnico donde están ambientados». «Acaso sea sea uno de los aspectos más seductores para el lector español: La República Autónoma del Daguestán, cómo se articulan en la actualidad las sociedades del Cáucaso, los conflictos, tas fricciones entre el poder central de Moscú y el local, de un estado periférico; nos acerca a cómo es la vida detajuventud, con elevadísimas cifras de desempleo, sin expectativas halagüeñas de futuro, pobreza, una generación desencantada que es blanco fácil de los radicalismos», resume. Alisa se siente «honrada» de que la traduzcan a la lengua de Cervantes y Calderón, pero ni ella ni sus compañeros conocen autores jóvenes españoles. Cuando se les pregunta por literatura española casi todos nombran a Arturo Pérez Reverte, a Lorca y a Cervantes, pero poco más. «Para mi vergüenza», dice Alekséi Lukiá-

nov, «sólo conozco a Miguel de Cervantes y Saavedra y Arturo Pérez Reverte, creo que un viaje a España seria bueno para llenar las lagunas de mi educación y enterarme de autores españoles nuevos y emocionantes». ígor Savéliev lo explica un poco: «Los filólogos rusos podemos conocer la literatura española clásica, ciertamente he leído a Cervantes y a Lorca, pero de literatura moderna no sé casi nada, en Rusia no hay traducciones de autores jóvenes españoles, sé algo más de Latinoamérica porque Gabriel García Márquez es uno de mis autores preferidos». Su última novela se llama Rusta vuela hacia Marte, y se publicará en Moscú en enero de 2012, pero esto no es lo único a lo que Igor quiere dedicarse: «Espero poder trabajar en el cine en el futuro. Trabajo cada año en el Festival Internacional de Cine de Moscú; algún día escribiré la gran novela de la Rusia moderna».

fll

dea daguestana de Gunib, en el Cáucaso. Su familia se mudó después a Makhachkala, capital de Daguestán. Licenciada por el Instituto de Lite rotura de Moscú, Ganieva trabaja como crítica literaria y escribe cuentos vanguardistas paro niños. 'Salam, Dalgot', su primer relato para adultos, ganó el Premio Debut en 2009. Ahora trabaja en una novela sobre una imaginario Rusia separada del Cáucaso. Al ex Lukiánov Nació en 1976 cerca de Solikmsk, en los Urales. Estudió en su ciudod, aunque tuvo que interrumpir sus estudios para cumplir el servicio militar. Es herrero de formación y los críticos destacan de él su «ingenioso uso del lenguaje y del tejido de alusiones intrincadas». «Escribo por las mañanas, cuando la familia duerme. Me acuerdo de todos los males de ayer y pienso en qué hacer con los delincuentes. Trabajo la controversia», cuenta.


El desembarco de los nuevos autores rusos, por Rebeca Yanke