Page 1


Estando una mañana haciendo el bobo, le entró un hambre espantosa al señor lobo y para echarse algo a la muela se fue a casa de la abuela.

Pero al ser tan flaca y huesuda al lobo no le fue de mucha ayuda.

-Esperaré a que vuelva Caperucita Roja de la selva-, que así llamaba al bosque la alimaña creyéndose en Brasil y no en España. Llegó Caperucita a medio día y dijo:


-¡Hola abuela mía! Por cierto, me impresionan tus orejas, qué ojos tan grandes tienes, que suntuoso abrigo de pieles llevas este invierno-

-¡Y un cuerno! ¿O acaso no conoces tu propio cuento? Me estoy cansando mocosa. Te voy a comer ahora mismo y a otra cosa-


To be continued...

BY: Marina Isabel Martínez Huerta 1ºA Bilingüe

Otra Caperucita Roja  

Cuento ilustrado en el Aula XXI en la materia de E.Plástica y Visual. 1ªESO Bilingüe

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you