Issuu on Google+

AVISOS: 1.- El próximo día 12, fiesta de la Virgen del Pilar, no es fiesta de precepto; sólo laboral. El horario de misas es el de los días laborables.

ECOS DE LA JMJ Números de la misma PARTICIPANTES: Más de 1.000.000 de jóvenes de 193 países 86.618 españoles. 8.310 mejicanos 83.507 italianos 6.757 argentinos 50.641 franceses 5.718 canadienses 27.168 estadounidenses 5.500 venezolanos 15.856 alemanes 4.300 australianos 13.830 brasileños 6 de Irán 12.298 portugueses 3 somalíes 30.000 voluntarios. 10.000 agentes de las fuerzas de seguridad. 700 personas formaron el coro y orquesta de la JMJ 200 confesionarios instalados en el parque del Retiro El espacio de Cuatro Vientos donde se celebró la Eucaristía final equivale a 48 campos de fútbol. La Jornada Mundial de la Juventud con más participantes se dio en Manila con más de 5 millones de asistentes. La Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud es de madera. Mide 3,8 m de altura. El Papa encomendó a los jóvenes la tarea de llevarla por el mundo "como símbolo del amor de Jesús a la humanidad". En 1.986 tuvo lugar la primera Jornada Mundial de la Juventud en Roma el día de Ramos con 350.000 jóvenes participantes. La 2ª fue en Buenos Aires el año 1.987. Fue una excepción en el ritmo establecido de hacerlo cada tres años. El año 1. 989 la JMJ se tuvo por 1ª vez en España, en Santiago de Compostela. La JMJ próxima tendrá lugar en Río de Janeiro (Brasil) en el año 2.014.

“Saludo” del nuevo párroco Hace unos días escuchabais el “adiós” de vuestro anterior párroco, José Blanco. Hoy llega a vosotros mi “saludo” como nuevo párroco. Es un saludo cargado de deseos de paz y esperanza. Es un saludo de hermano que quiere compartir con vosotros su fe y caminar a vuestro lado por los senderos que la vida nos depare. Es un saludo que quiere llegar a todos: a los niños y a los ancianos; a los pobres y acomodados; a los jóvenes y a los adultos; a los enfermos y a los que rebosáis vida; a los que frecuentáis la parroquia y a los que tal vez os sintáis un poco alejados de ella. Para todos os va mi saludo cargado de deseos de paz. Me presento a vosotros no como maestro que viene a enseñar, sino como discípulo dispuesto a aprender. Quiero estar entre vosotros no como quien quiere ser servido sino como quien quiere servir. Me presento a vosotros con un corazón vacío de planes y proyectos, para que en él quepan todos vuestros rostros, vuestros nombres y vuestra vida. Le pido al Señor un alma grande y un corazón bueno para que sepa hacerle visible en el centro de la comunidad parroquial que es su ”viña” . También le pido sabiduría para comprender que su amor es un amor crucificado y que nadie ama tanto a sus hermanos como quien da la vida por ellos. Quisiera que, a pesar de tantas manchas como pueden aparecer en el espejo de mi vida diaria, logre, con la ayuda de Dios, reflejar fielmente su rostro. Para mí sería motivo de inmensa alegría saber que quien me mire descubra en esa mirada los ojos amorosos de Dios. Cuánto me agradaría llegar a conseguir que cuantos escuchen mi voz descubran la Palabra que da Vida y sientan el contagio de su paz y de su gozo. Pongo en manos de la Madre, la Santina, mi estancia entre vosotros. Que ella me guie por los caminos más acertados y seguros. Para todos, mi oración y mi tiempo. Basilio Montañana


Enumero algunas: *que los invitados no quieran asistir al banquete. *Que el Rey no suspenda el banquete ante la negativa de los invitados..

Lectura

del

santo

evangelio

según

san

Mateo:

Mt

22,1-14

En aquel tiempo, de nuevo tomó Jesús la palabra y habló en parábolas a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: «El reino de los cielos se parece a un

rey que celebraba la boda de su hijo. Mandó criados para que avisaran a los convidados a la boda, pero no quisieron ir. Volvió a mandar criados, encargándoles que les dijeran: «Tengo preparado el banquete, he matado temeros y reses cebadas, y todo está a punto. Venid a la boda.” Los convidados no hicieron caso; uno se marchó a sus tierras, otro a sus negocios; los demás les echaron mano a los criados y los maltrataron hasta matarlos. El rey montó en cólera, envió sus tropas, que acabaron con aquellos asesinos y prendieron fuego a la ciudad. Luego dijo a sus criados: “La boda está preparada, pero los convidados no se la merecían. Id ahora a los cruces de los caminos, y a todos los que encontráis, convidadlos a la boda Los criados salieron a los caminos y reunieron a todos los que encontraron, malos y buenos. La sala del banquete se llenó de comensales. [Cuando el rey entró a saludar a los comensales, reparó en uno que no llevaba traje de fiesta y le dijo: “Amigo, ¿cómo has entrado aquí sin vestirte de fiesta?” El otro no abrió la boca. Entonces el rey dijo a los camareros: “Atadlo de pies y manos y arrojadlo fuera, a las tinieblas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.” Porque muchos son los llamados y pocos los escogidos.»]

*Que la 2ª vez la invitación se haga en los cruces de caminos y a buenos y malos: los que no tienen casa, ni trabajo, ni buena posición social, ni prestigio: “id a los cruces de camino y a todos los que encontréis invitadlos a la boda..” *La fiesta del banquete sólo empieza cuando la sala está llena.. *Entre los invitados hay uno que no lleva el traje de fiesta. Con ello Mateo nos quiere decir que, aunque la invitación al banquete es gratuita, ello está exigiendo una responsabilidad. Sin ella no se participa del banquete. Todos los seres humanos estamos invitados a la fiesta del Reino, la fiesta de quienes viven los valores de la bondad, la sencillez, el respeto, la preocupación por el otro, el compartir… Los cristianos no somos ni mejores ni peores que los demás. Sencillamente estamos invitados a vivir según los valores de ese banquete del Reino tan poco atractivo para quienes aspiran y sueñan con acumular dinero, con tener prestigio, con hacer acopio de poder, con elevarse por encima de los otros… Son los que desechan la invitación a vivir otra vida de mayor calado y con otro tipo de experiencias más satisfactorias. Con esta parábola Jesús nos llama a buscar un mundo sin clases entre las personas. Apunta a una sociedad fraternal en la que todos puedan compartir y disfrutar de todo como hermanos. La invitación al banquete del Reino no se rige por los parámetros humanos de méritos y deméritos, sino por la deslumbrante gratuidad de Dios que nos quiere a todos felices y promotores de la felicidad de los otros. Esta es nuestra responsabilidad, nuestro traje de boda.


Hoja_9_10_2011