Issuu on Google+

HER Her es la voz en la oscuridad.

Este filme de Spike Jonze que es mitad película romántica y mitad radionovela cuenta la historia de un futuro no muy distante donde todo está en tonos pastel y la soledad está tan arraigada en la sociedad que la tecnología se ha puesto para llenar ese vacío en la forma de vidas inteligentes artificialmente creadas para acompañarnos y querernos incondicionalmente. Voces en la oscuridad. La voz es el elemento más importante en la película, es la esencia que nos define, la voz puede retratar matices de felicidad o miedo que el rostro no articula, es impresionante el trabajo de las voces en esta cinta. En un mundo donde el hombre prescinde tanto de la tecnología para acomodar su vida, inconscientemente se ha creado esta coraza que lo protege de los peligros de la vida cotidiana, incluso el protagonista interpretado por Joaquin Phoenix trabaja en una empresa dedicada a crear sentimientos para otras personas. Ciertamente, interactuar con otros seres humanos a un nivel emocional nos hace vulnerables, es el miedo lo que nos encierra en el capullo de tecnología, pero es una voz amistosa en la oscuridad la que saca al protagonista y la que de cierta forma acaba cambiando al mundo (en esta cinta). Joaquin Phoenix hace un buen trabajo interpretando a su personaje, un hombre deprimido por su reciente divorcio y con una gran energía retenida, es notable su interacción con Samantha (la inteligencia artificial que siempre está en voz en off en la película), todo desde sus reacciones hacia esta voz se ven genuinas lo que me hace pensar si todo fue meticulosamente ensayado o había un tipo en el set encargado de leer las lineas de Samantha en el guión. De igual forma Joaquin Phoenix hace una excelente interpretación de Steve Carrel. Samantha es el otro elemento que conforma la otra mitad de la película, esta voz interpretada por Scarlett Johanssen es desde su introducción agradable y sincera, una voz que nos atrae instantáneamente a la historia, es su sinceridad, su carisma, como podemos notar su estado de animo solo por


medio de la voz la que nos hace enamorarnos de ella junto al protagonista, llegamos a conocer a Samantha profundamente, sus miedos, sus sueños, su sed de conocimientos que cada vez se llena menos y su amor incondicional hacia el protagonista, nos hace cuestionar que tan lejos puede llegar la tecnología en emular emociones verdaderas y me hace preguntar de que estaremos hechos nosotros. Her al final de cuentas es una gran metáfora sobre el amor, cualquiera que haya experimentado con este sentimiento se verá rápidamente identificado con los temas de esta cinta, y si eres de los que no les atrae las películas románticas puedes verla como una decente precuela de Terminator.


Her