Issuu on Google+


Una historia de drama y horror escrita y dibujada por

Gaspar Ortega Sepúlveda Editor:

Sebastián Castillo

segunda edición. enero del 2013


MelodĂ­a por otros autores


Nectrotax http://necrotax.blogspot.com/


Yako http://elyako.tumblr.com/


asertijo http://asertijo.tumblr.com/


bastiรกn brauning http://www.bbrauning.blogspot.com/


Shan http://loscomicsdeshan.blogspot.com/


Conceptos y Arte


Diferencias entre el boceto previo y la página terminada. En este trabajo hice el experimento de pasar directamente desde el borrador al entintado, saltando el paso del dibujo detallado a lápiz. Para cubrir esta carencia, reinterpreté muchos detalles consiguiendo la fineza suficiente, pero hubo viñetas que tuve que hacer completamente de nuevo por el poco rigor del dibujo, como en la cuarta viñeta del primer ejemplo.


Primera versión de la página uno, Mayo del 2011. El estilo intentaba ser más duro y de proporciones más realistas, pero la composoción y los rótulos nunca alcanzaron una propuesta que me dejara satisfecho.


Ajustes del borrador a la versión final. En este caso el viñeteo fue reordenado para que el cambio de tiempo de la viñeta cinco a la seis fuera mayor, ya que la secuencia en que Melodía se chupa el dedo y contempla al perro tiene menos duración cronológica que la acción de cavar una tumba, enterrar el cadáver, buscar y esculpir una lápida e instalarla. El recurso fue separar las viñetas cinco y seis de una fila a otra para que hubiese un movimiento mayor del ojo en la lectura con respecto a las viñetas cuatro y cinco.

Esta es una técnica que, según los autores norteamericanos de comic, equivale a un punto seguido en un texto literario y un punto aparte para el cambio de página de comic. De forma que, si se leyera en un texto escrito, podría decirse así: “Melodía probó la sangre de aquel cadáver y lo contempló un momento. Más tarde, cavó una tumba y lo enterró.”


Podrรกs leer esta y mรกs historias en nuestro sitio web:

HTTP://WWW.PEZARBOREO.CL

como:

ยกTe esperamos!



Melodía (Capítulo 2)