Page 1

100

Aテ前S

JORGE ORAMAS

Escuela lujテ。n pテゥrez


Organiza Escuela Luján Pérez Colabora Club La Provincia Comisarios Orland o Hernández Teo Mesa Cooperación Pedro Ramos José Luis Navarro Patrocinadores Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria Fun dación de Puertos de Las Palmas Autoridad Portuaria del Puertos de Las Palmas Cabildo In sular de Gran Canaria Gob ierno de Canarias Fun dación Universitaria de Las P almas Textos Ángel Tristán Pimienta Teo Mesa Orland o Hernández Cristóbal García del Rosario Sala d e Arte Club La Provincia Montaje Equipo técnico de la Escuela Luján Pérez Diseño y maquetación catálogo Escuela Luján Pérez Impresión catálogo Gutenberg Digital Año 6 – 30 de Junio de 2011


Una efemérides a tres El Club LA PROVINCIA celebra en una misma exposición dos acontecimientos: el centenario del periódico, fundado en 1911, y el centenario del pintor Jorge Oramas, nacido igualmente ese año en Las Palmas de Gran Canaria. La Escuela Luján Pérez (también a punto de cumplir el siglo, nació en 1918, y se mantiene en toda su frescura) es un formidable motor del arte isleño y ha querido prestar especial atención a uno de los más característicos miembros del grupo indigenista, que a pesar de su prematura muerte, a los 24 años, barbero de profesión, ha dejado magníficos retratos de los riscos de la ciudad que el paso del tiempo ha convertido en iconos urbanos. LA PROVINCIA, Oramas, la Escuela Luján Pérez, se han unido para que unas cuarenta personas, hombres y mujeres, jóvenes y mayores, cuelguen sus obras en las paredes del CLP. Junto a los artistas vivos que han trabajado de cara a estas celebraciones, se exponen obras de destacados miembros de la escuela ya fallecidos, pero cuya presencia es imprescindible para reflejar y entender el destacado el papel de la ‘Luján Pérez’ en la cultura de la Ciudad, la Isla y el Archipiélago. Las páginas de LA PROVINCIA, por otra parte, atestiguan la presencia constante de la Escuela en la vida de Las Palmas de Gran Canaria; y narran, en una crónica que se mantiene abierta, como ha germinado la buena semilla plantada por un grupo de activistas culturales, comprometidos con la socialización del arte. La galería del Club LA PROVINCIA es fiel reflejo de esta circunstancia: en ella han colgado sus obras, en exposiciones individuales o colectivas, docenas de artistas cuya vocación ha encontrado el mejor abono en las salas de ese centro, siempre en permanente ebullición de ideas, experimentos, actividades, y búsqueda incansable de la belleza. Esculturas, óleos, acrílicos, acuarelas, serigrafías, grabados, cada uno en su estilo, cada uno con su tema, ofrecen una visión muy plural del panorama artístico actual. Mi agradecimiento al presidente de la Escuela Luján Pérez, Teo Mesa, y a su director, Orlando Hernández, por haber aceptado con ilusión este desafío.

Ángel Tristán Pimienta Director del Club LA PROVINCIA


El AUTODIDACTISMO Y LA PECULIAR TÉCNICA PICTÓRICA DE JORGE ORAMAS El talento consustancial y el autodidactismo ejercido, fueron los dos valores artísticos fundamentales, con los que el joven José Jorge Oramas, ingresó en la Escuela Luján Pérez, en 1929. El autodidactimo y la libre expresión plástica, como normas imperativas, las encontró Oramas en la Lujan Pérez en fértil abono, porque eran, y siguen inmutables en la actualidad en sus principios, una de las máximas de sus mentores fundacionales, en las premisas pedagógicas de la misma: carencia de temas y reglamentos academicistas; libre manifestación artística y autoformación; taller experimental, sin programas a desarrollar, que cortara la concepción autónoma de los libertarios creadores plásticos. Y solo, recibiendo el consejo oportuno, sin imposiciones extrañadas a la sensibilidad del pupilo, por el maestro-monitor. El arte pictórico de Jorge Oramas, se caracteriza por el desarrollo de un dibujo autoaprendido, bajo las propias emociones y sentires del artista, cuasi servil al modelo, pero interpretado por sus particulares maneras de verlo y entenderlo, en los cánones de su crisol espectral. Y este ha sido el dibujo de Oramas: visto desde un esquemático idealismo representativo. El animismo del color local de los paisajes, naturalezas muertas o retratos, queda connotado desde su singular atalaya, en la libertaria versión de la realidad del entorno oteado. Por lo que, la objetividad del paisaje o figuras contempladas han sido trastocadas quiméricamente, manipuladas mentalmente por la fruición contemplativa. Las sensaciones recibidas en cada una de las obras de Oramas, y complementada en la totalidad del conjunto, han sido concebidas desde una particularizada visión interna. Sin parangón, porque cuando se manifiesta el arte desde el propio sentimiento personal, alejado de todo servilismo subyugado, a las imágenes y academicismo trasnochado, de la realidad que se quiere conceptuar, el artista se despoja interiormente, y aviva el otro ego oculto, y ante las más puras esencias del arte en sus intenciones místicas. Y ello queda patente en los óleos del joven pintor. La visión de Jorge Oramas ante los elementos naturales en el contexto vivido, ha sido la de sintetizarla de manera intuitiva, con la aplicación de fórmulas experimentales, del laboratorio expresionista de la propia cocina –unipersonal— del artista. Para ello, simplifica las formas de las figuras a su máximo exponente; o mejor, a su mínimum en el lenguaje dibujístico. Con esta simplificación extrema, ha sido, quizás, un precursor de las mínimas representaciones de las figuras y sus formas, de los Minimalistas, que como movimiento plástico tuviera vigor, a partir de las década de los setenta en todo el mundo de la plástica; y derivado éste, hacia todo las factorías de la creación, en funciones de la modernidad y de la industria. El “menos es más”, que fundamentaron los Minimalistas en el arte. Podemos decir que Oramas fuera un precursor, sin intención premeditada, para anteponerse a la mínima dicción de las figuras, o máxima simplificación de las formas de los elementos. La aplicación cromática en las pinturas del joven pintor está generada por una visión interiorizada, sin basarse en ningunas de las reglas académicas, en la concepción del color en sus cuadros. Conjuga la pintura, en su corta pericia de oficio, en la maceración cromática por medio de una básica mixtura, careciendo en el trazado de posibles matices existentes en los elementos vistos. Se deduce en el análisis, que técnicamente tampoco el color blanco oleoso –catalizador de la obra en sus planos, sutileza y visión de profundidad—, generara las mezclas y efectos propicios en su uso, por lo que el color es aplicado en estado próximo a la pureza, en todas las manchas de los cuadros y desde el primer plano hasta el último. La luminosidad, es otra de las características, en las que el resol que identifica la luz canaria queda muy contrastado y conseguido en la interpretación subjetivada. Y las composiciones son de tipología propia, en la que el artista busca el ángulo más estético, bajo los dogmas de su individual entendimiento sensible. Teo Mesa Presidente de la Escuela Luján Pérez


JORGE ORAMAS Bodeg贸n 枚leo s/lienzo


J. JORGE ORAMAS : UNA VENTANA ABIERTA Cuando en 1918, Domingo Doreste “Fray Lesco” fundó la Escuela Luján Pérez, terminaba la horrible Primera Guerra Mundial y se asomaba en Europa una nueva corriente artística heredera del expresionismo: El Realismo Mágico. Esta forma de acercarse a la realidad caló de forma decisiva en la Escuela, de la mano de uno de sus teóricos: Franz Roh. Aquel ambiente, donde despuntaban artistas como Felo Monzón, Santiago Santana, Plácido Fleitas, Juan Ismael, etc… animados por Juan Carló, primer profesor de la Escuela Luján Pérez, con el que visitaban diversos lugares de la isla para tomar apuntes ( caseríos típicos, el barranco de Balos para ver sus grabados, Cuatro puertas, así como centros alfareros, La Atalaya, Hoya de Pineda) fue el que encontró el joven Oramas, uno de los máximos exponentes del arte del siglo XX en Canarias. Jorge Oramas nace en 1911 en Las Palmas de Gran Canaria. Pronto se quedará huérfano. Ingresa en la Escuela Luján Pérez en 1929, de la cual nunca se desvinculará hasta su prematura muerte, cuando sólo tenía veinte y cuatro años, a causa de la tuberculosis. A pesar de su cortísima vida, nos dejó una obra significativa de su arte. Oramas refleja en su obra una realidad cotidiana como algo trascendente, eliminando detalles que recarguen la composición, desvinculándose así de referencias simbolistas y, contraponiéndose de esta forma a las composiciones de Néstor Martín Fernández de la Torre. La calidez del color, una luz enigmática que inunda sus pinturas, hace de contrapunto a su dramática realidad. El orden habita en sus composiciones, resolviéndolas de forma geométrica. Imágenes de campesinas y, encasillando todas las construcciones de los riscos de Las Palmas (Barrio de San Nicolás), (San Roque), (Pambaso), armonizándolas con la vegetación de palmeras, plataneras, tuneras y piteras. El mar casi no está presente y el cielo se presenta plano a modo de fondo donde encuadrar sus composiciones. El silencio, otra de sus cualidades características: Lavan en silencio (Lavanderas), van y vienen de llenar de agua sus tallas (Aguadoras). Las miradas hablan sin querer pronunciar palabras. Son sus gestos los que adivinan enigmas de su existencia, lo que vemos en esos primeros planos de muchachas, unas con mantilla, otras con pañuelo, mostrando sus pómulos marcados, el cuello altivo, los labios apretados, los brazos poderosos. Agustín Espinosa escribió: “Tener un cuadro de Jorge Oramas es poseer una ventana abierta a un trozo vivo, limpio, ejemplar y exacto del paisaje de nuestra isla. Es ser dueño del maravilloso cofre que contiene, hecho arte, un pedazo vital del escenario que vio a Hércules robando, una mañana, las doradas manzanas de su más feliz trabajo”. Este año 2011, la Escuela Luján Pérez recordará a los artistas Jorge Oramas y Jesús Arencibia en el centenario de su nacimiento. Ese es nuestro compromiso: Recordar a los artistas que han pasado por nuestra Escuela. Orlando Hernández Díaz Director de la Escuela Luján Pérez


JORGE ORAMAS Dos mujeres Óleo s/lienzo


OR AMAS Y SU PINTUR A CÓ SMICA La ob ra p ictó rica de Oramas (Las Palmas d e Gran Canaria 1911 -1935), p osee el priv ilegio d e la singularid ad a la q ue d ota de un sello person al, co nsecuen cia d e su co mpleja v ida an ímica. Basta con templar su s au torretratos p ara observar en el ro stro la mirad a den un ciado ra de la ebu llició n interio r qu e con muev e su ser, d esd e la trem end a soled ad existencial a la qu e las circu nstancias de la v ida le h a llev ad o de sde su niñ ez: orfan dad, en fermed ad es, p ob reza material crón ica, co ncien cia d e su situació n po r la riqu eza imaginativa q ue despliega su men talid ad d e artista, p len itu d d e viven cias q ue le llev an a distanciarse d e lo qu e le ro dea esencializan do su so led ad ,... Es esta soled ad, la qu e le prov oca un distanciamiento d e la realidad o bjetiva lo suficientem en te necesaria, para po seer la p erspectiv a que su sen sibilidad le exige, q ue un id a a la idea cenital, solar, lum ínica y p ro fu nd a qu e do mina su s p incelad as, le co nd ucen a la creació n cósmica q ue poseen su s origin ales cu adros, po r o tro lad o, lleno s d e misterio y de pu ra b elleza prim igen ia. La exp eriencia vivida p or O ramas, va temp land o to do u n carácter do nde se mezclan el “saber estar”, co n su s son risas y aparente con fo rm idad an te co mpañ ero s y ad mirado res-pro tectores, y la creatividad artística, sob re la qu e p roy ecta u n expre sio nismo , entre el realism o y el idealismo , su mamen te determin ante d e su u niv erso in terior, al q ue la práctica de la p intu ra retro alimenta su hálito vital, a pesar d e las circu nstan cias perso nales, cada vez qu e cu lmina u no d e sus cuad ros, pen sado s para esp acios peq ueñ os po r sus dimension es, p ero co n la grand eza e spiritual, estética y sign ificad o p rop ia de un gran maestro. En la pin tu ra de Oramas se fu nden sab iamente lo s elem entos naturales, a los q ue do ta de v ida p rop ia, trátese d e lo s geológicos, vegetales o hu mano s: p iteras, tu neras, p almeras, plataneras, árboles diverso s, ado rn an paisajes d ond e las sencillas arquitecturas p op ulares p lantan su s fo rmas cu bicas entre cu ltivo s o eriales in un dado s por la po derosa luz solar q ue h ace resaltar la p ureza de lo s colo res más variado s, al mo do d e Gauguin : ve rd es, azules, rojo s, amarillos, do rados, ocres,... q ue aparecen ligado s en tre sí, justificand o u n cosmos do nd e la naturaleza en tera qu eda con caten ad a en un tod o, a trav és d e la m ágica luz, prod ucien do el efecto d e un a placid ez, b elleza y armo nía, verd ad eramente v irgiliano , do nd e po esía y n atu raleza p arecen estar fun did as a través d e la o bra d e arte. Pero si lo cósmico es la principal característica q ue resaltamo s en los “Paisajes d e O ramas“, la in timid ad , la d ign id ad y el ex presionismo mágico, po dría ser el deno minado r co mú n d e su galería de “Retratos” femen in os”, mujeres gen éricas a las q ue reivind ica, d esd e la universalidad, en su fun ción labo ral de “Lavand eras”, “Agu ad oras”, “Camp esin as” o sim plemen te “Co n mantilla”, “Jó ven es” o “An cian a”. So bre fo nd os naturales o neu tro s, esto s “Retrato s” captan a la mujer can aria, de finas faccio nes, co n cierto aire d e in definición en tre no stalgia, tristeza y jovialidad, sobresalien do el qu e representa, bajo el no mbre d e “Ancian a”, que p robab lemen te perten ece a su prop ia abu ela, pero al qu e el p into r d enom inó “M i m ad re”, fallecid a jov en cuand o Oramas apen as co ntaba do s años. Ataviad a con el austero traje co lor marró n, tan al u so en las mu jeres can arias de cierta edad h asta bien avanzado el siglo XX, la ado rna co n p añ uelo azu l al cuello, cuyo color aten uad o emp lea el artista en el cabello d e la señ ora, d ánd ole así un toq ue de jo vialid ad y mod ernismo , al tiem po que rejuv enece el esp íritu de su ab uela-madre e n u n alarde po r darle al colo r el alcan ce de fu nció n síq uica y trascend ental. En la serie q ue n uestro pin tor ejecu ta sob re “Los Risco s”, el urb anismo d e la esp on tan eidad po pu lar alcanza la trascen dentalid ad artística en u na explo sión de lu z y co lo r, qu e en gran medida ob edece a la pro pia realidad , hasta el extremo q ue el pro pio Ay un tamiento de la Ciu dad de Las Palmas d e G.C. los h a tomad o recien te mente p ara aspirar a la cap italidad cultural eu rop ea bajo el lema d e “Vivir el Risco”. La b elleza aq uilatada po r e ste excepcio nal artista, con segu ida desde el autod id actismo y la in tu ició n meto do ló gica de la Escuela Lu ján Pérez, con stituy e u na d e las m áximas exp resio nes d e la cultu ra plástica gen erad a en C anarias.

Cristób al García del Ro sario C atedrático de Historia.


JORGE ORAMAS Los Hoyos รถleo s/lienzo


VINICIO MARCOS Risco de San Nicolรกs ร“leo s/Tabla


JULIO VIERA Litografía


MANOLO RUÍZ La Escuela Luján Pérez: Homenaje a Felo Monzón acrílico s/ madera 2010


TEO MESA Forma MatĂŠrica Madera policromada. 2008


TOMAS PADRÓN Sin titulo Óleo s/Lienzo


ULISES PARADA Isla de Sal Óleo. 2008


OCTAVIO DEL TORO Mujer Óleo s/lienzo


SANTIAGO VARGAS Busto de Millares Torres.


SALVADOR SĂ NCHEZ El violinista Madera policromada. 2008.


PACO LEZCANO Ciencia Ficci贸n T茅cnica Mixta. 2008


PEDRO RAMOS El Roque Óleo. 2011


RAFAELY Composicion 贸leo s/lienzo 1973


JOSÉ LUIS VEGA Serie paisajes. Técnica Mixta. 2004


ORLANDO HERNÁNDEZ Mandorla Acero 2011


JUAN BETANCOR La cĂşpula Acrilico sobre lienzo 2010


JUAN MARQUÉS El puente japonés 2009


PACO RAMÍREZ Paisaje Acrílico/madera. 2005


VALME Están perdidos Acrílico s/lienzo 2010


JORGE ORAMAS Marzagรกn รถleo s/lienzo


JORGE ORAMAS Mujer con mantilla テ僕eo/Lienzo


JORGE ORAMAS Marzagรกn ร“leo s/Lienzo


JORGE ORAMAS Retrato de muchacha Ă“leo s/Lienzo


JUAN GUILLERMO MANRIQUE DE LARA Acuarela Poesía Musical.


JUAN A. DÉNIZ Trompetas Óleo/ Lienzo


ANTONIO GAMIZ sin título Óleo/Tabla


CRISTINA CARRIÓN Sin titulo Técnica Mixta 2008


JOAQUÍN ALVARADO Sin título Técnica mixta 2010


JOSÉ LUIS NAVARRO Libertad Óleo s/ tabla 2011


JOSÉ LUIS HUESO “Metropolis” Collage


RAFAEL FRANQUELO Sin tĂ­tuloo lapiz y tinta sobre papel 2010


JosĂŠ M. Naranjo Velas espaciales Madera de riga americana 2010


MARIVÍ GALLARDO Citrus Limonum Técnica Mixta


LINDA LANNERSKOG Serie Morfogénesis Técnica Mixta. 2011


MARCOS SUÁREZ Espiral Madera 2009


NOELIA AlĂ? Paisaje Acrilico 2011


PABLO MARTEL


BIRGITTA EDENBORG Oramas Acrilico s/tabla 2011


EVELIO HERRAIZ Star 1 técnica mixta sobre papel 2003


MARÍA LUISA TRAY Fiesta Óleo s/Lienzo 2010


ELISEO MÉNDEZ Desnudo Técnica mixta s/papel 2009


PINO SANTANA Serie Lanzarote AcrĂ­lico s/madera 2011


JUAN Bテ・Z Serie Trテ。nsito Aguatinta 2011


ROSA ARIFICA Compartiendo recuerdos T茅cnica mixta s/ Cart贸n


MESA REDONDA

Jorge Oramas: Su Obra y contexto histórico Intervienen: Cristóbal García del Rosario Teo Mesa Franck González Orlando Hernández Modera: Pedro Ramos Día: 15 de junio de 2011 Hora: 20:00 Club La Provincia


Del 06 de Junio al 25 de Junio del 2011

escuelalujanperez@hotmail.com

EXPOSICIÓN HOMENAJE A ORAMAS  

Exposición colectiva de los artistas de la Escuela Luján Pérez en el Club La Provincia, homenaje a Jorge Oramas en el Centenario de su naci...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you