Page 1

ARTEA Etnografi Elkartea / Asociación Etnográfica ARTEA Arteko Aldapa, 12 01474 Artziniega (Araba) Tl. 945.396.210 artziniegakomuseoa@euskalnet.net www.artziniegamuseoa.org

ARTZINIEGA MUSEOAren ALDIZKARIA REVISTA del MUSEO DE ARTZINIEGA

23 ZENBAKIA NÚMERO 23

EDITORIALA Después de disfrutar las vacaciones, unos, y las fiestas casi todos, encaramos la vida rutinaria con las pilas cargadas. Pero como las fiestas están aún recientes, felicitamos a la cuadrilla de neskas que de forma desinteresada se han encargado de su organización; porque se han desarrollado sin incidentes de relevancia y por el gran éxito de participación y asistencia. Todavía recordamos las comidas populares en la Goiko Plaza y en la Campa de la Encina; el Mercado de Antaño; los conciertos de rock en el campo de fútbol, el de la coral Vocalia Taldea en el Santuario y el del grupo Jazzaukera en el Museo; los partidos de pelota; el Concurso comarcal de ganado, la popular carrera de bombonas, y un sin fin de actos populares que han contado con la ferviente participación de vecinos y visitantes de todas las edades. Y con las elecciones han llegado nuevos responsables a nivel municipal y provincial. En lo que a la Cultura respecta, dos mujeres, Agurtzane como responsable en el Ayuntamiento y Lorena en la Diputación, toman el relevo a Imanol y Federico; esperamos que entre las nuevas ideas que seguro aportarán, figure el logro de un convenio estable de colaboración entre las dos entidades para el mantenimiento y promoción de ARTZINIEGA MUSEOA.

2007ko iraila Setiembre de 2007

Udazkenean sartu berriak garenez oporretan birpizteko eta beste ikasturte hau indarrez beteta pasatzeko aukera eduki egin dugu. 2007ko herri jaiak pasatu egin zitzaizkigun, eta Gurdia aldizkaritik zoriondu egin behar dugu aurtengo jai batzordea, zein neska talde batek osatu egin duen. Horrela utziko bagenu aharik ez genuke hala nola lagundu egin dieten pertsonekin edo gainerako herritarrekin ondo jokatuko, hainbat ekintza beste erakundearen edota talde kulturalen esku egon baitira. Ahaztu gabe jai zoriontsuak eta baketsuak izan direla, guztion gustuak errespetatuz, edo adin guztietako eginkizunak antolatuz: Goiko plazako eta Arteko kanpako herri bazkariak; Futbol zelai zaharreko, Sandutegiko Vocalia Taldearen edota Museoko jazz taldearen kontzertuak, eta abarrak. Udazken berri honek haize boladak ekarri dizkigu hainbat arlotan. Haietatik eta hauteskundeen emaitzak konturik, politika arloan. Gure Alkate andreak, Agurtzanek, eta Arabako Foru Aldundiko Kultura Diputatu andreak, Lorenak, Imanol Aretxabalak eta Federiko Aberastegi utzitako karguak hartuko dituzte. Artea Etnografi Elkarteak konfiantza jartzen du haiengan, eta ARTZINIEGA MUSEOArentzako entitate bi hauen arteko adostasuna lortzea espero du; honen bitartez MUSEOAren sustapena eta laguntza trinko eta iraunkorra gauza dadin.

AURKIBIDEA 1 Editoriala 2 Kultura 3 José Iturrate 4-7 Fundaciones 8-9 Jaiak 10-17 Abarka 18-19 Jaiak ere 20-21 Denborapasak 22-23 Ipuina 24 Argazkia

carnet de

AMIGO DEL MUSEO Una colaboración cultural

15 € anuales Pago en el MUSEO o CajaVital 84.010491485.7


KULTURA Uztaila Atendiendo a nuestra invitación, recibimos la visita del escultor José Ulibarrena. Le encantó el Museo y sobre todo el trabajo social, desinteresado, realizado por los vecinos que lo han hecho posible, trabajando como en auzolan, a la antigua usanza. El escultor ha creado la Fundación Mariscal D. Pedro de Navarra, con sede en la casa Fantikorena de Arteta (Navarra), un Museo Etnográfico con más de 10.000 piezas, algunas de extraodinario valor etnográfico. Hasta el día 25 continuó siendo visitada la Exposición KEMENA del fotógrafo bilbaino Juan Armentia, impresionando sus trabajos realizados en las Paralimpíadas de Sydney (Australia)

Abuztua Exposición conjunta patrocinada por la BBK Pictórica de Luis Candaudap y de Dibujos de Alberto Palomera. Una muestra variada,de calidad, apreciada por los visitantes.

Iraila Además de al Mercado de Antaño, la Diputada de Cultura y el Diputado de Juventud y Promoción Social realizaron una visita al Museo, valorando muy positivamente la labor realizada por la Asociación Etnográfica Artea y la colaboración de los vecinos del pueblo. Concurso de Pintura Villa de Artziniega El dictamen del Jurado, compuesto por los pintores Alejandro Quincoces, José Mari Pinto, Jorge Núñez y Fernando Ureta, sobre las 21 obras presentadas, señaló como primer premio el trabajo de José Reyes Ramos, el segundo el realizado por Raimundo Argos y el tercero por Jon Idigoras. Las obras presentadas estarán expuestas hasta el 30 de Setiembre. Concierto del Grupo Jazzaukera de Gasteiz, patrocinado por la Vital Kutxa El público que llenó el Salón de Actos del MUSEO, disfrutó con la sesión de jazz clásico ofrecida por los 7 componentes del grupo.

El Ayuntamiento ha hecho público las variadas actividades a desarrollar en el curso 2007-2008. Aula de Música de Artziniega, KZ-Gunea (internet), Cestería, Restauración de muebles, manualidades, gimnasia, pintura, teatro, danzas vascas, taller de cortos, talla en madera, taller de percusión, yoga, bailes de salón, Talleres de Corresponsabilidad (Cocina, Plancha y Costura). La Biblioteca Municipal cuenta con servicios gratuitos de Préstamos de libros, Hemeroteca y Aula telemática (con 4 ordenadores con conexión a internet). Por su parte la Asociación Etnográfica Artea en colaboración con Artadi SC realizará en el MUSEO talleres para niños sobre oficios artesanales.

Los Amigos del Museo hemos realizado este año la visita cultural al Goiherri guipuzcoano; Zerain (museo, cárcel, casa-torre), Segura (visita Casco Histórico, iglesia-gótico vasco, casa Ardixarra-s.XVI) y Zegama, donde comimos; el tiempo no acompañó y por la tarde llegamos a Oñati, donde pudimos contemplar el claustro de la Universidad, la Parroquia de San Miguel y su claustro, el Ayuntamiento y también el desfile y alarde tradicionales en las fiestas patronales.

Sala de Exposiciones del MUSEO Programación cuarto trimestre de 2007 Octubre Del 3 de Octubre al 18 de Noviembre Exposición doble de los fotógrafos ADRIAN TYLER – “Un angel en las cenizas” LEO SIMOES – “La aventura con el otro” Noviembre Del 22 Noviembre al 6 de Enero de 2008 POR LA PAZ – 70º ANIVERSARIO Muestra de la colección de copias de los trabajos previos realizados por Picasso para gritar contra la barbarie de la guerra. Y EXPOSICIÓN PICTÓRICA de escolares y artistas relacionados con el Museo que se han sumado a este homenaje recordatorio del 70 aniversario del bombardeo de la Villa Foral. Diciembre Continúa la exposición del recuerdo del 70 aniversario del bombardeo de Gernika Día 15 – Txarriboda en el interior del Museo


participantes de diversos pueblos de Alava y Bizkaia.

D. José Iturrate

En cuanto a su faceta de escritor, siguiendo el camino emprendido por el sacerdote de Gordexola Eduardo Escarzaga (autor de La Villa de Artziniega, editada en 1931), ha sido la persona que más atención ha dedicado al estudio de nuestros archivos y fue editando una serie de publicaciones Azken egun hauetan, gure bihotzak minduta geratu egin dira On José Iturrateren heriotzaren berri jasotzean. Gehienok dakigun bezala, On José gure parrokoaz aparte ikertzaile bat izan zen; gure historia, ohiturak eta bizi moduak arakatu egin zituen; batik bat bere apaizgoa bete egin zuen herrietan. Bereak dira Arteko Santutegiaren liburua, edo pasadan urtean El Convento de las Madres Agustinas de Artziniega izeneko liburua. Nahiz eta apaiza izan pilotazale amorratua zenez pilotaren aldeko izugarrizko lana egin zuen. Goian bego!

Nació en Jugo, pueblo del Valle de Zuia, hace 77 años y falleció el pasado día 18 de Setiembre. La desaparición de esta persona sencilla, callada, con una incansable constancia en su trabajo, supone una gran pérdida para la investigación documental en Alava. Desde 1954, su labor sacerdotal por diversos pueblos de la provincia (Markinez, Artomaña, Artziniega, Legutiano, Murgia y Vitoria) fue complementada con la investigación de la documentación de los archivos eclesiales y municipales de cada uno. Con la colaboración de vecinos e instituciones ha conseguido divulgar estas historias alavesas, que por las dificultades de lectura de los textos antiguos y hasta de acceso a los archivos estaban quedando en el olvido. Durante su estancia en Artziniega (Octubre de 1969 a Octubre de 1980), además de por su labor pastoral, la Parroquia y el Santuario, mostró interés por el deporte de la pelota a mano y junto con otros vecinos participó en la organización de importantes campeonatos de esta modalidad, en sus diversas categorías, con

que han permitido conocer diversos aspectos de la historia de Artziniega. A la publicación en 1980 del libro sobre El Santuario de la Virgen de la Encina, le siguieron otros trabajos monográficos: La casa del Santuario de Ntra. Sra. de la Encina, El servicio militar en la Villa de Artziniega en 1642, El antiguo Hospital de la Villa de Artziniega, Fundación de escuelas en la Villa de Artziniega y El Convento de la Madres Agustinas en Artziniega. También es autor de otras publicaciones y artículos como El Santuario de la Virgen de Etxaurren, Elaboración de remos de mar y extracción de madera para navíos reales en los montes del Gorbea (s. XVII), Notas históricas sobre la fabricación de piedras de molino en las canteras del Macizo del Gorbea, La Parroquia de Murgia, Santuarios de Oro y Jugatxi, Los antiguos monasterios de Mañarieta y Urretxu: Presencia de Nájera en el Valle de Zuya, Los órganos de las iglesias del País Vasco en 1880, La Hermandad de clérigos capellanes de Vitoria, etc. Agur eta ohore José Iturrate


FUNDACIÓN DE ESCUELAS EN LA VILLA DE ARCENIEGA José Iturrate, antiguo párroco de esta Villa, nos ofrece otro de sus trabajos. En esta ocasión el tema versará sobre la enseñanza, cómo se establecieron las escuelas y en qué circunstancias fueron desarrollando su labor educativa.

Jose Iturratek, Hiriko parroko ohia, beste ikerketa bat aurkezten digu. Kasu honetan irakaskuntzaz izango da, zelan egin ziren lehenengo eskolak eta zeintzu egoeretan garatu zuten beren hezi-lana.

Como ocurrió con el hospital haremos varios capítulos que irán apareciendo en próximos números de GURDIA. Esperamos que estos artículos os resulten interesantes y comprendamos la importancia de la educación y la enseñanza en el desarrollo de los pueblos. El texto está adecuado para la revista, sobre todo en extensión.

CAPÍTULO I

Artziniega, villa alavesa, recibió su carta puebla del rey Alfonso X El Sabio en 1272. Su población, repartida en tres calles y colocada sobre una colina, conservó durante siglos las murallas, reconstruidas y utilizadas incluso en la primera guerra carlista. Hoy han desaparecido, pero la Villa mantiene su trazado medieval.

Nuevas construcciones modernas se extienden actualmente en el entorno. Además, la Villa ha contado siempre con varios barrios distantes que forman parte de la misma, siendo completada por los pueblos de Sojoguti, Retes de Tudela, Santa Coloma y Mendieta. A esta población iban destinadas las escuelas de las que vamos a tratar.

Comenzaremos por las fundaciones de enseñanza de Don Pedro de Oribe Salazar, establecidas a partir de su muerte en 1608, para

seguir, posteriormente, por las que llevan el nombre del obispo de Santander, archidiócesis a la que pertenecía la villa, Menéndez de Luarca, que fue quien en 1785 dio forma y puso en marcha el proyecto de escuelas de un donante anónimo.

Ambas instituciones se asemejan en algunas características: los fundadores son hijos del pueblo, hicieron fortuna en América y destinaron una parte de sus bienes a esta noble finalidad.

De esta manera consiguieron beneficiar a la tierra que les vio nacer. Ambas fundaciones se complementan, de forma que cuando la primera va perdiendo vigencia y posibilidades, la segunda la suple con una mayor eficacia y solvencia. Ésta perdurará prácticamente hasta nuestros días.


FUNDACIÓN DE DON PEDRO DE ORIBE SALAZAR

Pertenecía a la notable familia Oribe-Sala zar, enraizada en su Casa torre del pueblo de Sojo.

1. Documentación La documentación sobre esta fundación se halla en el archivo parroquial de Artziniega según las referencias siguientes: I. Testamento, inventario y demás concerniente a las Obras Pías, que mandó fundar don Pedro de Oribe Salazar. 16081731 II. Obras Pías de Pedro de Oribe Salazar. Real Provisión de Felipe IV. Año 1653. III. Obras Pías de Pedro de Oribe Salazar. Real Provisión de Carlos III Año 1778.

Don Pedro era aún muy joven cuando se trasladó a tierras americanas; se desconoce la fecha de este primer viaje. Su primo Tristán de Oribe Salazar le precedió. Éste fue “castellano del fuerte de San Pablo”, capitán y notable personaje, del que se menciona que concertó con el famoso pirata inglés Drake la entrega de la ciudad de Cartagena de Indias mediante la paga de una importante cantidad como rescate. Don Pedro se encuentra en Cartagena de Indias y lugares próximos en la última década del siglo XVI, donde se dedica a los negocios. En no muchos años adquirirá una importante fortuna.

Nació en Artziniega y fue bautizado en el Santuario de Ntra. Sra. de la Encina el 8 de octubre de 1571. Hijo de Tristán de Oribe Salazar y de María Ortiz de Retes.

También ocupó cargos públicos. En 1597 –a los 26 años– reside en la ciudad de Zaragoza de Indias y es Gobernador del distrito de Antioquía en la actual Colombia. Hacia 1600 ocupa el cargo de alcalde de la importante y estratégica ciudad de Cartagena.

En la partida de bautismo se dice que Tristán “era theniente de la jusridicion de Durango, escribano de su Majestad y vecino de dha villa”.

Se encontraba don Pedro en Colombia cuando recibió la noticia de la muerte del capitán don Tristán, acaecida en 1598 y notificada por su esposa.

2. El fundador, Don Pedro de Oribe Salazar


Don Pedro ejerció de albacea de su primo y de guardián de sus siete hijos, a los que trajo a la tierra ayalesa, puesto que Ana de las Alas, viuda de Tristán, volvió a contraer matrimonio y se desentendió de ellos, mientras para don Pedro eran los descendientes de la Casa y linaje de su apellido de Sojo.

Después de liquidar las cuentas de los haberes y propiedades de su primo, viajó con los niños a España, probablemente en 1602, conduciéndolos a Sojo, donde los encontramos bajo la tutela del abuelo Esteban, a quien dio cuenta de sus gestiones y entregó los haberes correspondientes a la herencia del Gobernador Tristán de Oribe.

En 1605, antes de embarcar de nuevo hacia América, hace su testamento en Sevilla. Vuelve de nuevo a España en 1606.

Se encuentra en Madrid enfermo en 1608 y decide añadir un codicilo a su testamento antes de ponerse en camino hacia su patria chica. La enfermedad se agrava y cuando está a punto de llegar a Aranda de Duero muere el 25 de Junio de 1608 a los 37 años.

En su testamento nombra albaceas a Esteban de Oribe Salazar, señor de la Casa de Oribe de Sojo, primo suyo. A Fr Diego de Mendieta, de la Orden Premostense, al Ldo Juan del Castillo Salazar, clérigo presbítero vecino de la villa, y al Ilmo Arzobispo de Burgos para hacer cumplir y ejecutar su Obra Pía.

Señala en el testamento, “quiero y es mi voluntad que dondequiera que yo falleciera sea llevado mi cuerpo a Ntra. Sra. De la Enzina y en dicha iglesia me entierren junto a la reja de la capilla maior, donde esta enterrado Tristán de Oribe, mi padre ...” El testamento se abrió por orden del alcalde y juez de Artziniega el 3 de Julio de 1608, el cual realizó las primeras gestiones de inventariar y proteger los bienes y propiedades de don Pedro. Después intervinieron los testamentarios.

3. Fundación de Obras Pías Don Pedro vivió y murió soltero y destinó la mayor parte de sus bienes a fines benéficos y piadosos. He aquí una breve reseña de algunos de ellos: -

Estableció una capellanía en el altar del Santo Cristo del Santuario, donde mandó ser enterrado. Estaba dotada con 200 ducados anuales.

-

Instituyó cuatro dotes anuales de 200 ducados para cuatro doncellas pobres.

-

Estableció dos Arcas de Misericordia, en Artziniega y en Sojo, con 200 fanegas de trigo cada una.

-

Mandó entregar de inmediato a los pobres de Artziniega y de Sojo la cantidad de reales señalada en el testamento.

-

Añade otras mandas concretas a miembros de su familia, al hospital de Artziniega, al Monasterio de las Clarisas de Gordexola, a las iglesias de Artziniega y Sojo ...

Sin embargo, y además de todo lo ya citado, el principal objetivo de don Pedro es promover la enseñanza gratuita en su villa natal y su comarca.


Lo expone en la cláusula 26 del testamento que dice así: “Ytem mando que haviendose cumplido y pagado lo que arriba queda dicho, que todo lo demas que quedare de mis bienes se eche y situe en renta en la forma que a mis albaceas pareziere que más segura sea, y lo que rentare se distribuya en esta manera, quarenta mil mrs en cada un año, que se den a un maestro prezeptor que en la Villa de Arzeniega enseñe a leer, escribir y la doctrina christiana y Gramatica a todos los hijos de hombres pobres que lo quisieren aprender, sin les llevar por ello interese alguno.

Y para que conste serlo ha de bastar solo zedula de el que fuere señor de la Casa de Oribe en que lo zertifique, y de lo demas se han de socorrer con zinquenta ducados cada un año a cada uno de los estudiantes, que alcanzare la renta, para ayuda a que oygan facultad y ciencia en Universidad

aprobada, y estos estudiantes los a de nombrar el que fuere señor de la Casa de Oribe, que sean naturales de la Villa de Arzeniega o Concexo de Soxo o de los demas lugares mas zercanos a ellos, que sean pobres de manera que sin este socorro sus padres no los podian ynviar a estudiar a las Universidades ...”

El denominador común de todas estas mandas era la ayuda a los pobres. Concretamente la capacitación escolar ayudará eficazmente a los jóvenes a abrirse caminos en la vida,

particularmente cuando han de emigrar a otras tierras buscando ejercer nuevos empleos y ventajosas profesiones. En una sociedad de pocos recursos, estos proyectos de don Pedro serán muy beneficiosos para la población. Todo estaba listo para que las Obras Pías se pusiesen en práctica.


"En este día de encuentro, tal vez de las cuadrillas, me uno sinceramente a todo vuestro esfuerzo. Es una alegría escuchar, desde tan lejos, cómo nuestro pueblo de Artziniega sigue vivo a través de vuestros esfuerzos y avanza escribiendo su historia dentro del Pueblo Vasco. Me dais alas, amig@s y os lo agradezco. Pienso que otra mucha gente tendrá estos sentimientos míos de agradecimiento y ánimo. En nombre de todos que disfrutéis y descanséis siguiendo el camino. Eskerrik asko. Y os mando esto que ha querido ser un poema. Está, para elevar un pueblo, la tierra, el brazo, el arado. y si son muchos los nombres que se anotan al trabajo las cosechas serán altas y vendrán frutos granados. Han sido muy generosas y abundantes la manos. ¡Cómo cantan nuestras torres entre el verdor de los campos! ¡Como brillan vuestros ojos con la luz de lo que amamos! No bajes nunca a la tumba para enterrar tu salario que somos todos un pueblo que mira firme a lo alto. Gracias herman@s, mil gracias por haber soñado tanto. Un fuerte abrazo GORA ARTZINIEGA. GORA BETI. Benjamín desde Ecuador


Gizakumeak erabilia Daukagu guk aspalditik Animaliak ematen zigun Borondatez ez, hiltzetik Bakarra denez, kontuz ibili Sortu labana lepotik Zulatu eta ez du balio Egizu hauxe gogotik Labanak berak laguntzen dizu Haragitik bereizteko Beste eskua erabilzazu Lurrera ez erortzeko Lana aurrera astiro doa Ez korrika amaitzeko Larru osoa lortuko duzu Abarka asko egiteko

Que el ser humano utiliza los recursos que le da la Naturaleza y los adapta a su entorno es una idea repetida y puesta de manifiesto en estos artículos. En este caso nos vamos a centrar en la piel que nos han venido proporcionando los animales una vez muertos o matados. Sin podernos olvidar, que aún hoy en día existe una gran industria alrededor de ella y de ahí la importancia que tiene que el pellejero sea capaz de hacer bien su trabajo sin dañar la piel.

Kronikak irakurriko bagenitu, oinutsik ez egotea makala ez zela eta gure arbasoek aspalditik abarkak erabiltzen zituztela konturatuko ginateke.

Según escritos históricos, antiguamente no todas las personas disponían de calzado, dándose el caso de que algunas de ellas se fabricaban el suyo propio. Siendo el que vamos a exponer a continuación uno de ellos: la abarca.

Abarkariek edo abarkaginek artisauak izateagatik, gauzatzen zuten lanek bakoitzaren aldaketak eramaten zituzten oinarrizko teknikari jarraitu arren: pertsonen araberakoak, baliabideak hobeto aprobetxatzeko, edo garai berrietara egokitzeko.

Por ser un trabajo artesano, los abarqueros aún utilizando la misma técnica o parecida; hacían sus variaciones personales, por comodidad, para un mejor aprovechamiento de los recursos o para adaptarse a las nuevas épocas.

Negukoa izateaz gain, lan hau baserrietakoa zela konturik; leku batetik bestera hiztegia aldatzen zen, euskalkiak zeuden bezala. Hala eta guzti zere, eta ohitura hau desagertu ahala, azken urteotan pertsona batzuek lan hau lanbidetzat hartu egin dute.

Solía ser un trabajo a realizar en invierno y en los caseríos (aunque en los últimos años ha habido personas dedicadas a este oficio). El hecho de que los caseríos estuvieran dispersos ha propiciado la riqueza del vocabulario de este artículo. 1


Larru erabilia behiena izaten zen/da, gogorra eta lodia izateagatik. Baina honek ez du beste batena erabiltzen ez zena esan nahi. Momentu bakoitzean lortzen zena baizik. Larrua edo narrua modu desberdinetan lortzen zen: - Baserritarrek hiltzen zituzten animaliena. - Abere-hiltegietakoa. Kasu honetan, eta ekonomia konturik, bat baino gehiago lor zitezkeen saltzeko asmoz, edo artisauen kopurua jaitsi egin zenean.

Narruari arrasto organiko guztiak kentzen zitzaion aizto batez. Narrua oso ondo zabaldu eta ohol baten gainean iltzez ertzetan josia jartzen zen zimurgunerik ager ez zedin. Horrela, eta eguraldiaren arabera egun batzuetan egoten zen ganbaran sikatu arte ( hiru aste gehien jota, leku siku eta iluntasunean). Hasieran lan hau neguan egiten zela aipatu egin dugu narrua sikatzen zen bitartean eulia ager ez zedin eta baserriko kanpoko lanik ea-ea ez baitzegoen. Bestela gatz lodiz estaltzen zen, larrua kontserbatzeko.

La piel que se solía (suele) utilizar, es la de vacuno, debido a que es gruesa y más resistente que otras, aunque ello no quiera decir que no se utilizaran otras, según las circunstancias de cada momento. Ésta se podía conseguir directamente de los animales sacrificados en el propio caserío. Aunque, cuando disminuyó el número de artesanos y se confeccionaban para vender, se conseguían varios cueros (pieles) en los mataderos próximos.

Se quitaban todos los restos de carne, grasa,… de la piel con un cuchillo. Se extendía sobre una tabla, clavándose por los bordes para que estuviera estirada y no se formaran arrugas. De esta manera permanecía varios días, pudiendo llegar a las tres semanas, para que se secara en lugar seco y oscuro (payo o camarote). Este trabajo, como ya antes hemos reseñado, se hacía preferentemente en invierno para que la piel no fuera atacada por la mosca (que lo pudre) y porque el trabajo en el caserío disminuía considerablemente. En caso de calor, se cubría con sal gorda para evitar el ataque de la mosca.

Larru ondu gabekoa ileduna sikatu ostean, leku lehor eta iluntasunean gordetzen zen.

Después de secarse la piel, aún con el pelo y sin curtir, se guardaba en sitio seco y oscuro.

Gure auzokideen artean, artelan honek 1.935 urte geroztik iraun egin du. Kasu honetan, ilea kendu edo kendu gabe egin eta erabiltzen zituzten, teknika hau Pirinioetan ere erabiltzen zen.

Entre nuestros conciudadanos, ha persistido la costumbre de hacer las abarcas hasta después de 1.935. Además las hacían con pelo o sin él. Técnica común a otros lugares no tan cercanos: los Pirineos. 2


Larruari ilea kentzen zitzaion. Edo kendu baino lehen behar zen larru zatia mozten zen.

Se quitaba el pelo a la piel, o bien anteriormente se cortaba el trozo de piel necesario.

Errautsez estaltzen zen larrua, ilea kentzeko lana errazteko asmoz. Edo larrua, errautsak eta gatza ur berotan sartzen ziren.

La piel se solía cubrir con cenizas para facilitar la retirada del pelo, o se introducía junto a cenizas, sal gorda en agua caliente para facilitar la labor.

Ilea arraspa, ohol-makila, abarka-laban edo ganibet batez kentzen (soilketa ekintza) edo ahalik eta gehien mozten zen.

Pelar la piel (quitar el pelo o cortar lo más posible) se realizaba con una rascadera, una tabla-palo, un escarpelo, un cuchillo, una navaja, etc.

Makila edo ohola berezia izaten zen; mutur batean aizkora ahoa zeraman makila. Mutur motzean mazetiaz edo makilaz jotzen zen astiro eta emeki soilduz.

El palo o madera tenía un extremo terminado como la hoja del hacha, siendo el otro romo, procediéndose a golpear con la maceta o martillo en éste.

Soilketa, larrua zatitu ostean egiten zenean, artisauaren zangoetan kokatzen zen ohol baten gainean egin ahal izaten zen, edo ARTZINIEGA MUSEOAn dagoen mahai baten gainean bezala. Beste aukera bat, larrua eskegita edukiz.

Cuando esta labor se realizaba una vez cortada la pieza de cuero, el artesano lo podía hacer sobre una tabla que colocaba encima de las piernas, o encima de una mesa, como se puede ver en ARTZINIEGA MUSEOA. Otra posibilidad era tener la piel colgada.

Geuk zapatak edo espartinak erostean gure oinen zenbakia (neurria) esan behar dugu tamainu aproposenak eros ditzagun. Kasu honetan eta bi aukera, gutxienez, zeuden:

Cuando vamos a comprar zapatos o alpargatas, decimos nuestro número de pie (medida) y podemos comprar los adecuados a nuestros pies. En este caso, como mínimo, había dos posibilidades:

-

Oina, larruaren gainean jarri ostean, oinatza bizpahiru zentimetrotan handitzean.

-

-

Abarkola edo abarka ohola erabiliz. Hauxe oholak ziren neurri desberdinetakoak.

-

Zapato-neurri / Nº de pie (para zapatos) Txikiak/pequeños ± 36 ± 38 ± 40-42 ± 43 ± 45

Después de colocar el pie encima de la piel, aumentar dos-tres centímetros el contorno de la huella. Utilizar una plantilla de madera. Existían varias, de diferentes tamaños.

Abarkola-neurri / Nº plantilla 2 10 11 12 13 14 3


Neurria edo zenbakia jakin ostean, zegokion abarkola eta markagailu bat erabiliz abarkazola edo abarka-zola marratzen zen.

Conocida la plantilla que se debía utilizar, y con la ayuda de un marcador se rayaba el corte de abarca necesario.

Abarka-zola: abarka egiteko beharrezkoa zen larru-zatia.

Corte de abarca: porción de cuero necesario para confeccionar la abarca.

Abarka-zolak marratu ostean, artaziak edo guraziak erabili baino ez zen behar izaten.

Después de marcar los cortes, se cortaban con una tijera.

Eta horrela abarka-zolak eskuetan edukitzen zituen abarkagileak. Aldi berean, eta abarken ertzetan jarriko ziren abarka ereak edo abarka hedeak mozten ziren. Abarka-zolak eta hedeak, oso siku egoten zirenean busti egiten ziren narrua lehuntzeko, eta horrela hobeto lantzeko. Narru ondu gabekoa, dantza taldeek ere bustitzen zuten eta dute dantzaldiari hasiera eman baino askoz gehiago, kasu batzuetan bezperan eta oihalen bidez estaltzen zuten hezetasuna mantentzeko erabili arte. Horrela narruak galdutako malgutasuna berreskuratzen zuen. Dantzaldiari hasiera ematzear abarkak janzten ziren siku gabe. Nahiz eta harritzekoa izan, narru malgua oso ondo egokitzen zen oinetan, eta abarka bigarren larrua bezala geratzen zen minik egin gabe, eta dantzariak behar beste malgutasuna edukitzen zuen. Gauza bera egiten zuten gure baserritarrek larrua siku zegoenean.

El abarquero ya tenía entre sus manos los cortes de las abarcas. Sin embargo, podía ser el momento apropiado para obtener las tiras de cuero que se cosían por el borde de las mismas. Cuando el corte y/o las tiras de abarca estaban muy secas se humedecían para que el cuero recuperara flexibilidad y fuera más fácil trabajarlas. Humedecer el cuero, también solía y suele ser una técnica empleada por los grupos de danzas que utilizan las abarcas de cuero sin curtir, para recuperar la flexibilidad del cuero. Se solía hacer algunas horas antes de bailar y se mantenían húmedas envueltas en toallas; así se podían calzar sin dificultad, adaptándose el pie al cuero o viceversa, siendo así una segunda piel cómoda y flexible que no produce ningún daño al danzari, y que le facilita realizar todo tipo de movimientos y giros. Esto mismo tenían que hacer nuestros baserritarras cuando se secaban las abarcas. 4


Burdinazko tresna bat erabiltzen zen zuloak egiteko, eta abarka hedeak sartarazteko (eztena). Tresna honek hainbat eta hainbat izen jaso egin du, lekuen arabera: Abarka-iltze, abarka-eztena, abarka-sididxe, abarka-siridxe, abarka-ziri, abarka-ziritxe, abarkazixa, abarkeztena, abarkuntzea, eskuziria, ziri-txikia, abarka-puntzoia, puntxeta, zikaia, zulari-iltzea, zulatxikia, abarka-pika,…

Se utilizaba un aparato de hierro para realizar los agujeros en el cuero y para pasar las correas a través de ellos. Este utensilio ha recibido varios nombres, variando según las zonas: Punzón de abarca, lezna de abarca, pica de abarca,…

Funtsean, puntadun mutur bat edukitzen zuten, eztena; zuloak egiteko edo egindako zuloen bitartez hedea pasarazten zen honen laguntzaz, hedea zulatu eta urratu gabe, edo egindakoa handitzeko.

La pica tenía un extremo puntiagudo, lezna. La lezna además de servir para hacer agujeros, facilitaba el trabajo de pasar la correa por ellos, con el solo movimiento de acompañamiento sin rasgar ni perforarla.

Beste muturrean ebaketa aurkitzen zen alde batean, eta honek zulo luzangak egiten zituen gure indareraginen edo golpeen laguntzaz; bestean golpeak egiten ziren.

En el otro extremo se encontraba la boca de corte y de golpeo. La de corte era alargada y afilada, traspasando el cuero con nuestra presiónfuerza, o con el golpeo en la otra boca.

Bigarren pikak bi ebaketa zeuzkan, eta horrela bi ebaketa egiten zen aldi berean.

La segunda pica, contaba con dos bocas de corte, de forma que se hacían dos agujeros a la vez.

Beste lekuetan zizel estu bat erabiltzen zen, edo antzeko tresna bat.

En algunos sitios se utilizaba una especie de cincel estrecho o similar.

Abarkariek, abarkazolaren ertzetan zuloak egiteari ekintzen zien. Gure kasuan ebaketa eta lehenengo pika bakuna erabiliz. Mailu edo mazeti baten bitartez jotzen zuten.

El abarquero, procedía a realizar todos los agujeros alrededor del corte de abarca. En nuestro caso utilizaba la pica simple, acompañándose de los golpes de un martillo o maceta.

Zuloak simetrikoak saiatzen zen.

Los agujeros se procuraban que fueran simétricos.

izaten

5


Abarka-zola, alde zuzen laburrenekiko ardatz simetrikotik hartzen zen. Ardatz honetatik, abarka-zola erditik tolesten zen barruan kanpoan geratuko zena utziz.

Hasten zen josten, zuloetatik hedea pasatzen hasten zen, alegia. Hasierako puntua, tolestura egitean sortu egin zen erpinetik, barrutik kanpora josten, edo alderantziz.

Tarte hau josi eta gero, abarkaren pala edo aurreko muturra ea eginda zegoen. Bakarrik, palari buelta ematea falta zen, aurreko parteari amaiera emateko.

Abarka hede bat hartu eta erditik tolesten zen. Palan zegoen erdiko jostura hasteko lekua izaten zen. Josturatik eskerrerantz edo eskumarantz sartzen zen hedea eztena, ziria, eltzearen laguntzaz egindako zuloetatik. Abarkaren bi ertzetan egiten zen pauso hau. Hedea zuloetatik pasatzean, eztenaz zuloak handitzen ziren edo hedea eztenaz bultzatzen zen batetik bestera zulatu edo urratu gabe. Hedea seboz, urdaiaz edo gantzez gantzatzen zen hobeto laprast egiteko.

El corte de abarca, se cogía por el eje de simetría perpendicular al lado recto más corto. Y se doblaba por éste, dejando hacia el interior la parte que quedaba hacia el exterior.

Se comenzaba a coser, es decir, a pasar la correa de cuero por los agujeros, que son simétricos, o casi. Se une desde el centro o vértice hacia el exterior o viceversa.

Después de cosida o unida esta parte, ya estaba confeccionada la pala de la abarca, y solamente faltaba dar la vuelta al cuero para que la cara impermeable quedara al exterior.

Se cogía y doblaba una correa de cuero. La costura de la pala, era la referencia para hacer coincidir con la mitad de la correa. Posteriormente se iba pasando la correa por los agujeros de uno de los lados de la abarca (derecha o izquierda). Cuando se terminaba con un lado, se hacía el otro. Para pasar la correa por los agujeros, se ayudaban con la lezna, agrandándolos o presionándola, intentando no agujerear ni rasgarla. Para facilitar el paso de la correa, se untaba en sebo, tocino, grasa de cerdo u oveja. 6


Abarkari forma emateko azken pausoa falta zen. Hedearen bi muturretatik tiratu egin baino ez. Janztean, ekintza honen bitartez abarka oinean egokitzen zen larruaren malgutasunak irauten zuen bitartean. Malgutasuna desagertzen zenean, larrua sikatzean, gogoz geratzen zen, eta hartzen zuen itxura ez zegoen modurik.

Ya solo faltaba darle forma a la abarca. Para ello, se tiraba de los dos extremos de la correa a la vez. Es decir, cuando se calzaba, al estirar de los extremos de la correa, la abarca se ajustaba al pie, siempre y cuando el cuero no hubiera perdido flexibilidad. Cuando el cuero se secaba, perdía su flexibilidad, éste quedaba como acartonado y duro no habiendo manera de cambiar la forma.

Egindako abarka zikintzen eta sikatzen zen. Baserrietan lehengai bi aurkitzen ziren: - Ura: garbiketa arrunta egiteko, eta malgutasuna larruari emateko. - Esnea: Garbitzeko, hidratatzeko eta larruari leuntasuna emateko erabiltzen zen.

Para cuando las abarcas solían ensuciarse, en el caserío se contaba con dos materias primas apropiadas: - Agua: para la limpieza diaria y para recuperar flexibilidad el cuero. - Leche: Solía utilizarse para limpiar, hidratar y dejar el cuero suave.

Abarka apurtzen edo zulatzen zenean, orain bezala dendetara joan eta beste pare bat erostea, ez zen hainbeste aukerarik izaten.

Antiguamente, no había la posibilidad de comprar o de cambiar de abarcas cada vez que una se estropeaba, rompía o agujereaba.

Kasu haietan abarkagileek abarka-adabak, abarka-adabuak, abarkadabuak, abarkazugiak, adabakinak, ezarkiak, ezarkinak, konpedak, zopitak, sopitak, zarkinak, zazarkinak,… josten zituzten. Kasu haietan, abarka-hede mehe bat mozten eta jartzen zuten.

El abarquero, cortaba finas correas de abarca y trocitos de cuero. Con paciencia y tiempo, se dedicaba a remendar las abarcas, procurando que el remiendo quedara lo más disimulado posible.

Jai-egunetarako abarkak zuriak erabiltzen ziren, larrua esnez landuz lortzen zen zuritasuna harritzekoa izaten zen.

Para los días de fiesta, se solían utilizar las abarcas blancas, que se diferenciaban en la blancura del cuero trabajado con leche.

Duela 70 urte edo, gomazko abarken agerpenak larruzkoen desagerpena ekarri egin zuen baserritako lanetan batez ere.

La aparición de las abarcas de goma, arrinconó a las de cuero en los trabajos del campo, hace más de 70 años.

Egun hauetan, ikusten edo erabiltzen direnak larru ondukoak izaten dira, nahiz eta dantza talde batzuek kasu berezietan ondu gabekoak erabili. Abarka hauek guztiek aldaketak daramatzate.

Estos días es normal ver o utilizar abarcas de piel curtida o de goma, las de piel sin curtir se utilizan en raras ocasiones (p.ej: danzas). Pero todas cuentan con diversas variaciones. 7


1.-

Gomazkoek ez daukate ertzetako hedea.

Las abarcas de goma no tienen la correa lateral.

2.-

Larru onduek eta gomazkoek hiru edo bost larru zati edo gomazkoak daramatzate Æ Abarka-begi, soka-zulo edo abarka-zulo, abarka-lazo, abarkalzo.

Las abarcas de cuero curtido y de goma llevan tres o cinco trocitos de cuero o goma Æ trabillas.

Gomazkoen kasuetan, metalezko errematxe baten bidez bakoitza lotzen da ertzean. Larruzkoetan; soka-zuloak, larruzkoetan, ertzetako hedearekin batera josten dira.

En el caso de las de goma se fijan al borde de la abarca mediante un remache de metal, si se trata de las de cuero, se cosen a la vez que la correa de los bordes.

3.-

Korda-zuloak josi eta gero; abarka-hari, abarkari, abarkakordela, abarka-zintza, abarkasoka, abarka-zintte, abarkazintxe jartzen da. Oraingo abarkaria kotoizkoa izaten da, lehen 6-8 ardi-hari elkartzen ziren, multzo bat eginez. Erditik tolesten da, eta palaren erdiko soka-zulotik hasten da jartzen.

Abarkagileren lana, duela 50 urte sasi profesionalen lana, oso gogorra izaten zen. Kasu batzuetan, 10 ordu baino gehiago 10 pare egiteko, 0,024 €-koak ( 4 pezetakoak ) .

Aldaketak, iritziak, esperientziak edo nahi duzuna bidal diezaguzun guztiok ezagut dezagun.

Después de coser las trabillas, se procede a colocar el cordón o el cordel. Antes este cordón era de lana de oveja, que se formaba juntando varios hilos (6-8). Se dobla por la mitad, y se empieza a colocar desde la trabilla del centro de la pala.

El trabajo del abarquero medio profesional de hace 50 años solía ser muy duro, trabajo de más de 10 horas diarias para realizar 10 pares de 2,4 céntimos de euro (unas 4 pesetas par).

Esperamos tus experiencias, ideas y todo aquello que nos quieras remitir para que todos las conozcamos.

8


Las fiestas de Artziniega-2007 han tenido un gran eco popular. Como novedades, el concierto de rock que atrajo a la juventud de la comarca; la comida popular en la Goiko Plaza, con bertsolaris y música vasca, que reunió a 160 personas; la concentración de motos Harley-Davidson, … Como festejos tradicionales muy concurridos las tiradas de Sokatira entre cuadrillas, “XV Campeonato Mundial de Carrera de Bombonas”, los Partidos de pelota a mano, la exhibición de Deporte Rural, las danzas vascas, la Bajada de la Encina, los concursos gastronómicos, el campeonato de Mus, de Fotografía, la carrera ciclista, la Exhibición de Bailes de Salón, el Concurso Comarcal de ganado y quesos, … La décima edición del Mercado de Antaño volvió a resultar un éxito de organización, de

participación popular y de asistencia de visitantes, entre ellos los Diputados de Cultura y de Juventud y Promoción Social. En el puesto de la Asociación se elaboraban abarcas de cuero y se asaban manzanas en horno de leña. Un grupo de niñas dramatizaban con títeres un cuento escrito por ellas mismas. Los pintores decoraban la bóveda del pórtico de la Parroquia, mientras los grupos de teatro y percusión local completaban la animación del Mercado. Una relación interminable de oficios y actividades… Mención aparte hacemos del nivel de calidad de las obras presentadas al X Concurso de Pintura Villa de Artziniega; la extraordinaria actuación en el Santuario de la Coral Vocalia Taldea, así como la del grupo Jazzaukera en el Museo, los dos últimos patrocinados por la Vital Kutxa.

2007ko jaietan herritaren partaidetza igo egin da ekintza guztietan: txupinazoetan, kontzertuetan, herri barkarian, herri kiroletan, lehiaketan ( kartetan, sukaldaritzan, txirrindula- ritzan, dantzetan, argazkigintzan),.… egun berean bat baino gehiago egon diren arren partaideek inork esan gabe sakabanatu eta parte hartu dute. X. Antzinako Merkatuak ere arrakasta lortu egin du guztien laguntzaz. Gure aldetik eta arduratu egin ditugun ekintzen balorapena oso ona da: abarken prozesua, labearen sagar erreta eta margo lehiaketa-renak. Ezin dugu ahaztu haurren antzerkia, parrokiaren gangan herriko margola-rien lana, Vocalia taldeak eta Jazzaukera emandako kontzertuak.


Gure Artzi, berriro artesau bihurtzeko asmotan geneukan. Berak, botoiak erabiliz kollage bat egin du geuk ezkututa dagoen oinetarako jantzia asma dezagun. AURKI EZAZU!


Nuestro Artzi nos propone el juego de las coincidencias y de las diferencias.Si las tres piezas cumplen la pista suma puntos2, sino quita 1. Debes conseguir 10 puntos. Sino estás seguro, una visita al MUSEO te podría ayudar..

Son piezas de artesanía…………………………………………… …….… ____. Se colocan en los pies..…………………………………………… ……..… ____. No llevaban ningún componente plástico……………………… ……..… ____. Están las 3 expuestas………….…………………………………… ……… ____. En sus nombres no aparece la vocal “i”.……………………………….. ____. Se hacían con pieles de animales….……………...……………… ……… ____. Se utilizan en danzas diferentes..…………………………………..……… ____. Antiguamente se utilizaban en Artziniega y sus alrededores ………..… ____.


Ipuin amerikarra

LA DELINCUENCIA Durante meses la prensa hostigaba a la gente con informes de la delincuencia. Ya no eran solo informes de robos; se lo hacía con una variedad de maneras y artes que nadie estaba seguro a no ser que uno fuera pobre solemnidad. Aunque dicen que un pordiosera le robó al otro el lugar de la puerta de la iglesia y pelearon. La madre Enriqueta salía apresurada para Guayaquil; tenía que ir al dentista. No era tanto el temor de un tratamiento a una muela que la venía molestando, sino el agobio de los viajes y de dos días perdidos. De manera que cogió el bolso de tejido artesanal y se fue al autobús que ya pitaba su salida. Al pagar se dio cuenta que no era su bolso sino el de su compañera Isabel aunque, por fortuna, había metido en él su cartera. -

¡Total, para lo que llevamos las monjas…!

El viaje fue un poco molesto pues el autobús fue recogiendo gente hasta que se llenaron los pasillos. -

Estos caraduras, con tal de ganar plata son capaces de todo.

Iba molesta porque la gente se sentaba en el pasamanos de la silla y le metían los traseros por el cuello. No había manera de viajar instalada en esa incomodidad; cuando vio a una señora cargando a su hijo tuvo la oportunidad de salir de aquella postura desagradable; además una señora con un niño merece todas las atenciones. ¡Lo sabría ella que no había tenido ningún hijo pero que se imaginaba a sí misma cargando a todos! - Siéntese, mamita. La señora lo hizo sin la menor resistencia. El calor y el cansancio alargaban el viaje. Con el traqueteo un señor se echó encima de ella y le golpeó el brazo. Se lo miró y le faltaba el reloj. Se puso nerviosísima pues era el regalo que su madre le había ofrecido el día de sus votos. Y muchas ideas le sobrevolaron la mente en un instante. -

”Si dejamos a esta gentuza actuar no vamos a poder salir de casa.” Pero inmediatamente le llegaron las palabras de su Maestro: “Si te quitan el manto dale también la túnica”. Pero añadió que si te dejas te roban hasta la respiración y, lo que es peor, nadie hace nada. Los políticos son los mafiosos más apañados. ¡Qué sociedad!”.

Pero era aquel reloj algo sagrado; valía mucho más que un aparato de medir el tiempo pues representaba la eternidad de su madre. Y no se lo pensó más. Metió la mano en el bolso, oprimió con la punta del dedo la costilla del señor y le dijo segura y confiada en el oído: -

O me da el reloj o le dejo patitieso. Y no se mueva por amor a su vida, desgraciado. Me lo pone en el bolso.


El hombre dejó caer un reloj en el bolso. No dijo nada pues estaba totalmente asustado. Nunca podría imaginarse esa situación. Bájese en la primera parada, siguió diciendo la monja; estoy acompañada. Cuando el fulano bajó Enriqueta estaba en una manifestación de nervios. -

Dios mío, qué he hecho. ¿Y si ahora se le ocurre subir? Pero no será tan fácil pues el señor, al fin y al cabo, no pierde nada devolviendo un reloj y podía temer por su vida.

Por fin fueron apareciendo las chabolas de la ciudad y al fondo los edificios altos. Lo del dentista no fue complicado. Limpiar una muela que la tenía dañada. -

Mire, solo le voy a poner un empaste; si quiere que le coloque un diente de porcelana son 350 dólares. De momento, por la radiografía y la limpieza son 30 dólares.

¡Qué casualidad, es lo que había calculado, pensó!. Y le dio el sobre a la asistente. Mire, ahora no le puedo dar una respuesta, pero me da el número de teléfono y lo llamo. El dentista le dio la tarjetita y se despidieron agradeciéndose mutuamente. Enriqueta salió volando hacia la terminal de autobuses; era media tarde y pensó que podría coger un transporte para regresar a la casa; les daría una sorpresa.

Llegó casi a las diez de la noche. Las hermanas le calentaban un poco de cena que sacaron de la refrigeradora. ¡Qué día, Dios mío! Nos os podéis imaginar lo que he pasado. Casi ni yo misma lo puedo creer. Y cuando empezaba con el relato vio que en la mesa estaba su reloj. Se levantó, metió la mano en el que ella había llevado a Guayaquil y tocó el cuero de la correa del otro reloj como si se tratara de una serpiente. Y se le cortó toda la conversación. Aprovechando la pausa, la madre Begoña le dijo. Te has olvidado un sobre con plata. Y a propósito ¿has cogido el presupuesto de la cría de los pollos que nos han traído de la comunidad de Estero Seco? Estaba en un sobre blanco.

-

- Se lo habré dado al dentista, dijo en voz baja - ¿Qué dices? No, nada.

A Enriqueta viajar a Guayaquil le resultaba siempre un viaje molesto aunque no le pasara nada; eran los transportes, la inseguridad ciudadana, el calor. Todo.


Argazki honetan agertzen den norbait ezagutzen baduzu deitu.

Nortzuk dira?

Puedes ponerte en contacto con Begoña, Gotxi, Luis Angel o Zurbi o deja un mensaje en el teléfono del Museo

Queremos reunir en el archivo del MUSEO, todas las fotografías de grupos de Artziniega que podamos hallar. Si conservas fotos antiguas, te pedimos nos las prestes unos días para hacer una copia. Te las devolveremos en la misma semana y agradeceremos tu colaboración.

Entre todos tenemos que identificar a los componentes de este grupo de escolares de Artziniega en la década de 1940

Gurdia 23  
Gurdia 23  

Revista del Museo Etnográfico de Artziniega