Page 1

Contenido mono magacín Año 1 número 5 «Muertos» .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. perecederos ........................... Artículos .. .. .. .. .. .. .. .. .. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ....................................

0708

Zombis: Hágalos usted mismo

1516

Muertitos en bola o muertos bolitascomo prefieras   o...muertos enen bolitas,

.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. Monólogos .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..

  En sencillos pasos

2324

Tierra e insectos  Evolucióname Por Ricardo Cabrera

3536

La nada, más allá de la muerte  Evolución Por Eliel Luna

3940

Muero viviendo  El Por Ana Luisa Fabián agujero cuántico

4142

Bajo cero  Serotonina Por Benjamín Espinosa para Julio y oxitocina

4344

Muerte   Por Jesús Isaac González Evolución vs. creacionismo

4950

Casi mil y una noches con Fausto

  por Midori

  por Eliel Luna

  por aquí te veo

  por Daniela Jiménez R.

  Deporte tropical sonoro   Por Daniela Jiménez


.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..

5354

Cosas peores que la muerte

.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. Monotask .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..

6162

Al despertar

.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. Monografías .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..

6970

Las caras de Xantolo

.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. Monocular .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..

7980

Maquillaje Postmortem

.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. sapiens .............................. Mono .. .. .. .. .. .. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...

8990

The zombie survival guide

  Por Dionisio Valderrama

  Por Ginny Garza Pérez

  Por Rosalío Rodríguez Amador

  Entrevista

  Pequeño manual antizombi

Staff Mono Ernesto Peña Rubén Gallegos Diseño y formación Staff Mono Portada Mono 5 Diana Ortiz

Colaboradores Ana Luisa Fabian Aniria Nava Benjamin Espinosa Daniela Jiménez Dionisio Valderrama Eliel Luna Ginny Garza Pérez Jesus Isaac González Miguel Ángel Camero Miguel Mora Oralia Espinoza Rafael Pantoja Ricardo Cabrera Rodrigo Navarro Rosalío Rodríguez Amador

Agradecemos a: Interspectiva diseño Rubén Gallegos tampicocultural.com.mx moramike.com

Las opiniones de los colaboradores de esta revista son responsabilidad de ellos mismos, y no representan necesariamente el punto de vista de la publicación. Pero estamos honrados de que hayan escogido este medio para expresarlas.


Editorial

Ramo de novia, de Diana Ortiz. Puebla, Puebla.

Algunas buenas noticias, por lo menos para nosotros; la primera, este mono es el número que más participación ha tenido —lo habrán notado en el tamaño de la descarga— cosa que nos alegra muchísimo.   Nos acercamos al número 6, que marcaría un año a partir de la primera publicación de mono y estamos planeando un pequeño rediseño y algunas otras novedades.   Rodrigo Navarro, la portada de mono4 y colaborador de mono5, ganó el premio regional de fotografía Nacho López solo una semana después de haber presentado su foto para la portada de mono4... Ahora resulta que damos suerte.   Uno de nuestros nuevos colaboradores es Rosalío Rodríguez Amador, se los presento, es oriundo de Huejutla, y el flamante ganador del ii Concurso nacional de cartel «México unido contra la delincuencia», Rosalío participa con la sección monografías de este número.   En este número, Ginny Garza Pérez nos hace su versión de comic para mono, que cambia su nombre a monotask. A ellos y a ustedes, mil gracias por atreverse. — Staff Mono


Artículos perecederos

La fabricación de un zombi, si bien no es difícil, si puede llegar a ser laboriosa debido a la cantidad de esfuerzo físico que puede requerir, además, el mantenimiento de un zombi puede ser algo caro, sin embargo, si esta decidido a tener el suyo propio, estos pasos le ayudarán en su tarea.   Antes de comenzar, asegúrese de contar con las siguientes herramientas:

Zombis:

Una jeringa, una pala de tamaño grande

Hágalos usted mismo

y con los siguientes ingredientes:

Texto: Staff mono

Un pez globo (se pueden encontrar en mares de oriente y el caribe, también se le llama puerco espín de mar) Hojas de toloache (Datura stramonium, se les pueden encontrar a las orillas de muchos pueblos rurales en México)

mono5: muertos • Artículos perecederos

0

7

0

8

.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. En .. .. .. Japón . .. .. .. .. ..el.. ..pez . . . ..globo . . . . . es ... .. .. .. ... exquisitez .. .. .. .. .. .. .. ... ... ...culinaria, .. ... ... ... ... ... ... ... ... una .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. el .. .. ..nombre . . . .. .. .. .. del . .. .. platillo . . . . .. .. .. es ... .. .. .. ... ...y... solo .. .. .. .. ...puede .. .. ... ... ... ...ser .. .. .. ... ... ... fugu .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. preparado .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. si . . se . . cuenta . .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. un .. .. .. permiso .. .. .. ... ... ... ... ... especial, ........ con .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ... ... ... ... ... ... ... ... debido a la alta toxicidad .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..animal . . . . . . y. .el. .riesgo . . . . . .de ... del .. .. .. .. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... morir por un corte .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..y.. el . . toloache ......... incorrecto; .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... es una planta .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..cuyo . . . . .uso . . . ha ... tóxica-ritual .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... llegado a estar penado, .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..durante ........ principalmente .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ... ... ... ... ... ... ... ... la Colonia. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .......................

mono5: muertos • Artículos perecederos


.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. El .. .. ..coup . .. .. .. de .. .. ..poudre . . . . .. .. ..y.. su ..... .. .. .. ... es .. .. ..descrito .. .. .. ... ... ... ... en .. .. ..toda .. ... ... ... ... ... uso .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. su .. .. ..extensión .. .. .. .. .. .. .. .. .. en . .. ..el.. ..libro ...... .. .. .. serpiente .. .. .. .. .. .. .. .. ..y... el .. .. arcoiris .. .. ... ... ... ... ... ... La .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. de .. .. .. 1986, . . . . . sobre . . . . . .el. ..cual . .. .. .. .. .. .. .. .. .. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...se .. ... hizo ...... posteriormente .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ... ... ... ... ... ... una película homónima. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. curioso . . . . . . . de . . .todo . . . . .esto ..... Lo .. .. .. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... es que el autor Wade .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..no . . .es. .un ............ Davis .. .. .. .. .. .. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... dramaturgo, .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. es . . un ......... .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. y... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... antropólogo .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. etnobotánico .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. bastante . . .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..en .. .. ..el... ...ámbito ........ respetado .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ... ... ... ... ... ... ... ... científico. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .......................

Primero debe elegirse al sujeto a zombificar. Muchos de los grandes bokors o brujos vudú, recomiendan que se busquen personas solitarias, con escasa vida social o sin familia alguna, para que nadie los extrañe, busque o identifique, también se recomienda que tenga perfectamente claro el uso que le va a dar a su zombi, si es para trabajos rudos, un zombi grande es lo más conveniente, pero si solo quiere un esclavo para tareas sencillas un zombi de tamaño mediano será suficiente.   Una vez escogido, se recomienda vigilar sus costumbres con el fin de localizar un patrón que facilite el acercamiento sin sospechas, ponga especial atención a lugares públicos con poca afluencia de gente donde el zombificable acostumbre comer o beber, esto facilitará la inoculación de la primera «droga zombi», llamada coup de poudre (del francés, cuyo significado es «golpe de polvo»), que consiste en la neurotoxina del pez globo, llamada tetrodotoxina. Este componente en cantidades indicadas logrará que el sujeto caiga en un estado catatónico que puede ser fácilmente confundido con la muerte (este recurso fue usado por Romeo y Julieta para planear su malogrado escape amoroso). La dosis debe ser escogida con precaución, un exceso provocaría la muerte, nuestro zombi se echaría a perder y tendríamos que comenzar todo desde el principio, puede usar la jeringa para administrar la dosis de un modo rápido y exacto sobre una bebida o comida en un momento que el sujeto vaya al baño o se distraiga por alguna otra razón o puede soplar el polvo directamente sobre la cara de la víctima, lo que llamará más la atención pero probablemente será más efectivo.

mono5: muertos • Artículos perecederos

0

Wade Davis, el teórico de la zombificación por ingesta de neurotoxinas. El zombi se explota en el cine hollywoodense desde 1932 con la película de Bela Lugosi White zombie, (nombre que tomó la famosa banda homónima newyorkina que aunque solo duró tres años [1995-1998] fue muy influyente), pero en el filme, la chica que se vuelve zombi cae en un encantamiento mágico.

9

1

0

mono5: muertos • Artículos perecederos


Escena de la película de 1932 White zombie

  Una vez recuperado nuestro individuo se prepara la segunda droga zombi, que sería una infusión preparada con hojas de toloache (Datura stramonium, lo que en México llamamos «té del amor» y que es usado por las mujeres para conquistar incondicionalmente al ser amado), que sacará al zombi del efecto de la tetrodotoxina pero lo mantendrá con la voluntad completamente adormecida y fácilmente influenciable, en este punto se debe buscar que el zombi nunca salga del efecto de la segunda droga zombi, que debe ser suministrada cada 24 a 72 horas dependiendo de la talla del sujeto. Es importante señalar que las daturas como el toloache pueden envenenar mortalmente o causar daños neurológicos irreversibles, así que se recomienda mucho cuidado en su uso.   Si ha realizado todo lo anterior correctamente, ¡felicidades!, usted tiene un zombi, úselo, sáquele provecho, y si algún día quiere deshacerse de él, solo déjelo recargado en un poste y al cabo de unos días, saldrá de su estado catatónico y podrá deleitarse viéndolo aterrorizar al vecindario completamente confundido y ajeno a su nueva calidad de muerto viviente.

  Una vez que la primera dosis es administrada con éxito el sujeto caerá como muerto en un plazo de tiempo relativamente corto. El sujeto no esta muerto, es más, en muchos casos, es perfectamente consciente de todo lo que sucede a su alrededor solo que no puede moverse. Como precaución adicional, se recomienda considerar la posibilidad de una incineración en vez de un entierro, y por supuesto, sería imperativo tratar de evitarla, de lo contrario, el fuego arruinaría inevitablemente nuestro zombi.   Cuando esté enterrado nuestro sujeto, se debe esperar al anochecer para recuperarlo, es importante que haya suficiente tiempo para la operación, la pala grande será usada en este paso. Si nuestro zombi está en una fosa común, será muy importante colocarle algún distintivo para identificarlo de los verdaderamente muertos. Se recomienda ampliamente que no se deje pasar mucho tiempo antes de recuperar al sujeto, la falta de oxigeno puede provocar daños irreversibles en el cerebro del individuo.

mono5: muertos • Artículos perecederos

The zombie survival guide de Max Brooks www.bergoiata.org www.nationalgeographic.com www.wikipedia.org

1

1

1

2

mono5: muertos • Artículos perecederos


...los muertos piden los vivos exigen y los espíritus lloran y yo solo pido el tiempo que me queda, que se va haciendo menos, para poder conquistar aquello que aleja al tiempo

mono5: muertos • Artículos perecederos

1

3

las noches en paz, soltamos el lamento por algún otro momento, que se haya quedado atrás y esta noche de espera que se va consumiendo, aquello de lo que me arrepiento ya me ha venido a buscar

1

4

mono5: muertos • Artículos perecederos


Bajas militares norteamericanas durante la guerra de Irak al 1 de octubre de 2007 (3 795 aproximadamente)

Muertitos en bola Texto: Staff mono

El 20 de marzo de 2003, comenzó en Irak una guerra sustentada en dos hechos; el primero, la posesión de «armas de destrucción masiva» en el país musulmán; y segundo, la supuesta conexión entre Saddam Hussein y Al-Qaeda, la organización terrorista responsable de los ataques del 11 de septiembre de 2001 al World Trade Center en Nueva York.   Para cuando este número de mono vea la luz, no se habrán encontrado dichas armas y Saddam Hussein ya ha sido sacrificado; es más, mucha gente ya habrá olvidado los motivos de la invasión norteamericana a Irak y de los motivos de muchas otras guerras e incursiones militares norteamericanas, y a mucha más gente nunca le habrán importado. Pero, lo que es innegable, es que detrás de toda estos hechos, quedan muertos, muchos muertos, tantos, que probablemente no valga la pena hablar más de ellos. Así que no vamos a hablar de ellos, vamos a dejar que los números hablen.

Bajas civiles iraquíes documentadas durante «la guerra de liberación» (aproximadamente 80 000)

= 1 000 seres humanos

mono5: muertos • Artículos perecederos

1

5

1

6

mono5: muertos • Artículos perecederos


Bajas civiles de la bombas de Hiroshima y Nagasaki arrojadas por EE.UU. en territorio japonés durante la segunda guerra mundial (de 200 000 a 250 000)

Bajas civiles iraquíes documentadas durante «la guerra de liberación» (aproximadamente 80 000)

Bajas civiles estimadas en Irak (no documentadas) producto de la incursión militar norteamericana (más de 655 000, pero hay fuentes que estiman un millón)

Bajas civiles de la bombas de Hiroshima y Nagasaki arrojadas por EE.UU. en territorio japonés durante la segunda guerra mundial (de 200 000 a 250 000)

mono5: muertos • Artículos perecederos

1

7

1

8

mono5: muertos • Artículos perecederos


Bajas civiles estimadas en Irak (no documentadas) producto de la incursión militar norteamericana (más de 655 000, pero hay fuentes que estiman un millón)

Bajas civiles aproximadas de vietnamitas durante la guerra de Vietnam (aproximadamente 2 000 000 de personas)

Bajas civiles aproximadas de vietnamitas durante la guerra de Vietnam (aproximadamente 2 millones de personas)

mono5: muertos • Artículos perecederos

Bajas civiles aproximadas de la 2gm (aproximadamente 11 millones, sin contar enfermedad o hambruna)

1

9

2

0

mono5: muertos • Artículos perecederos


Avalancha de diversi贸n de Rafael Pantoja

Calaca de Ricardo Cabrera


Monólogos

Tierra e insectos Texto e ilustraciones: Ricardo Cabrera

El caer adentro otra vez. Esta pesadilla siempre es igual. Nunca es suficiente. El parar al borde del descubrimiento. Mudanza en la oscuridad. El escaparse adentro. Fricción en mí (abajo de) y (debajo de). Enredado y deshecho inmediatamente. Viejas memorias. Deseo saber cuáles son las tragedias. La historia detrás de las paredes. Llanura posterior del paso. Risa de los niños muertos. Disonante y fuera del tiempo.

mono5: muertos • Monólogos

2

3

2

4

mono5: muertos • Monólogos


Mis ojos muertos ven mi reflejo en el agua Uso la máscara de un fantasma, profundas lagrimas detrás de ella. Manchó a todos a través de mi piel. Tierra e insectos.

Final de una búsqueda. El venir de la mañana. Llamándome detrás. Encierro la materia triste —me estoy yendo—. Final de una búsqueda. Te encontré.

Noche sin fin. Siempre preserva la calma. Movimiento detrás. Animales en un campo de fuego. No hay absolución.

El venir de la mañana —volviendo—. Flotación en la niebla, arrastrado encima de las cavernas de mi cerebro no existe ninguna advertencia. Camina conmigo, nunca me iré, esperare para verte aunque sea caminando por el horizonte. Dime que necesidad tiene tu corazón, cómo es que te ahogaste en ese mar. Trampas al desenrollar la desconfianza.

La muerte es solamente una faltante. Son visiones verdaderas. Están asustados de mí. Un humo se está levantando cerca. Polvo que cubre mi cara.

Mirarme a los ojos, ya está claro, éste es tu tiempo, cara abajo, debajo de la línea de flotación, el mirar en lo profundo de tu ser. Amor a la muerte.

Mezcla junto para deletrear mi nombre. Pálido, cubierto en sudor. No hay palabras a la izquierda. Abastecedor único de la muerte. Fe torcida en mi.

No pongas tu cara en las palmas de las manos, yo la sostendré.

El quemarse en la cosecha. El dar vuelta de páginas negras. La opinión torcida viene en la verdad. Capturado en los sueños conectados. El mirar fijamente a la derecha.

En una duración de segundos, olvidadizo para lamentar, empujado en creencia, en celofán líquido, jadeo para el aire.

Decaimiento espiritual —todavía sigo buscando—. Congelado en el tiempo. Estado de luto, mirando. Llamándome detrás. Encierro la materia triste —me estoy yendo—.

mono5: muertos • Monólogos

Misericordia en mis ojos es la cortina de la noche, los sonidos de la perforación: más alto, altísimo, más arriba, ahora; y una vez que esté ido en tu estela, olvidado seré yo.

2

5

2

6

mono5: muertos • Monólogos


Retirada forzada. Desaparecer en el obscuro mar. Días de descanso, para la nueva enfermedad que espera. Veo el tiempo diferente a ti; mi locura interior, mi mirada fuerte se quema siempre por dentro. El espiral hacia abajo nunca termina por que está conducido en oscuridad Tu sanación, la encontré: el diablo dirige el día, me quiere decir algo, se vierte adentro y rompe la luz final, pero es necesario Lanzado detrás en mí. Se ríen de mí. Sueño perdidoso, adentro, demasiado, profundamente. Sol que se descolora. Vino tan cerca de lo que necesita la mayoría. Nada se fue de aquí. Cortar los lazos, destapar el disfraz. Izquierda detrás de todo. Control perdido, ahora movido del papel. Dejenla, dejenla que sea. Fue y es significado para mí. Sacrificio del alma. Se olvida el buen consejo. Pista perdida del tiempo. En una ráfaga de humo, ansiedad que espera para un juicio justo y merecido

mono5: muertos • Monólogos

2

7

2

8

mono5: muertos • Monólogos


Y lo merezco. Dejarme probar. Dejarme sentir. Necesito saber lo que guardas dentro. Ninguna necesidad debe faltar. Realizar este deseo para ti, no dejar que nada interfiera. Todavía estoy debajo en el suelo. Todavía están desechas mis ropas. Por siempre y hemos estado siempre. Articula la palabra. Pronuncia mi nombre. Sobre tu alma mora el significado de mi causa. Y viene en tu obscuridad que desvanezco con mis manos. Y la absorbo, alma vibrante por siempre. Flores marchitadas ya, en este invierno sin fin de almas. Exterior en el parque, sigo sentado en esta fría banca. El movimiento de los días adelante. Y siempre hay cambios. Y se por siempre. Que nada cambia, aunque las hojas caigan en otoño. Subida a la sumisión. Todavía estoy debajo en el suelo. Ésto es lo mío, solamente. Tierra e insectos. Respiración de hielo. Engañado hacia fuera desde adentro. Dependiendo de la sangre de la vida.

mono5: muertos • Monólogos

2

9

3

0

mono5: muertos • Monólogos


Silenciosamente, susurro: ¿viste esa sombra? Era yo, mirando con fijeza a través del cristal. Más allá del abrazo de Cristo. Como la cara secreta dentro de la tapicería. Como un pájaro de presa sobre la cresta del árbol.

Esta trayectoria sin fin, cuerpo entumecido. El alma ha perdido su llama. El caminar en rastros familiares para encontrar la manera de llegar a casa. Tan allí era. Dentro de la sobriedad de los inmortales. Una apariencia de los vientos supernaturales que pasa a través de mi. Los suspiros del jardín, de las flores, del viento y del agua.

Sonrío. El vacío siguió por su estela. Podría abrochar en amor. Dentro del éxtasis de la palabra final estaba la mía.

La puerta esta abierta en el día, pero yo estuve limitado para continuar. Ella no podría verme a través de las ventanas. En la consternación, la torcedura más extraña sobre sus labios. Pronuncia mi nombre. Dilo una vez mas.

Me hizo frente en el temor, un símbolo del color del ébano. Incorporado a vapor débil. El vagar a través del fuego de abril. Obligado para agarrar y para sostener lo que era yo.

Oí una vez susurros en la sala. Las caras doradas hacen muecas, enterado de mi fallecimiento final.

Aguantaré, me ocultare lejos. La guadaña, deslumbrándose a lo lejos y tan cerca.

Y grité.

Es un pensamiento mero del destino, un umbral que había cruzado antes. La lluvia agitaba el adiós, y cuando vino la noche, el bosque dobló sus ramas alrededor de mí. Algo pasó cerca, y entré en un sueño. Ella que ríe y que llora inmediatamente. Te veo en sueños. Tu cara enredada en tristeza, invadida de lagrimas.

¿Cuándo puedo irme de este lugar? ¿Cuándo la palabra se convierte en un suspiro? ¿Cuándo es la muerte solitaria? ¿Cuándo podemos gritar en vez de susurrar? ¿Cuándo caminaremos en los prados finales? Juntos Caen lentamente las hojas del gran roble que llora en la oscuridad. ¿Cuando es el nuevo principio?, el final de esta triste historia donde estas...

No sé cómo o porqué, nunca sabré cuándo. Ojalá vuelva a ser. Aquí te espero. Sol rojo que se levanta en alguna parte a través de la niebla densa. El retrato del amanecer que lo había considerado todo antes. Este día lloró en mis hombros. Todavía igual que ayer.

mono5: muertos • Monólogos

3

1

3

2

mono5: muertos • Monólogos


Miguel テ]gel Camero


La nada, más allá de la muerte Por Eliel Luna Rodríguez

La primera revelación ocurrió ayer; mientras intentaba cumplir mi trabajo, que era mirar el trabajo de los demás en las aulas escolares. Observaba una clase, de la cual solo recuerdo los efectos de una meditación universal. El Maestro y filósofo habló de la nada y de la muerte como dos acontecimientos distintos, y que la muerte es un hecho natural de referencia a la nada. Por alguna íntima razón, yo quería refugiarme en la nada y una idea me llevó a otra. Después de escribir algunas inciertas notas de evaluación, me sumergí dentro de mí y me olvidé de todo.   Aunque Borges dijo que la idea de perderse no es nueva; por un momento creí que yo era el único que padecía o anhelaba aquella arcaica fuga. Quise olvidar mis circunstancias, aquellos ensayos fallidos y dolorosos de mi vida, dejar de lado lo que nunca podré cambiar y no me enorgullece, olvidar las pérdidas y las angustias; aceptar que alguien o muchos me habían olvidado para cederme un perdón o un castigo. Esconderme de la complicada combinación de

mono5: muertos • Monólogos

fechas y lugares, de regiones y de credos; de comunes padecimientos y coincidencias. Pensé en renunciar a la idea resignada de aceptar la naturaleza del mundo y del universo; que todo me sucede a mí.   ¿Y si fuera cierto que nos pasa lo que queremos que nos pase? Y que todo aquello que nos angustia o da esperanza, se manifiesta subliminalmente en lo cotidiano. De ser así, entonces ¿cómo se debe vivir ante el insuperable hecho de la muerte? En plena metafísica existencial influye en mí otra interrogante. A mí, que me sorprende la idea de lo eterno, me cuestiono sobre cómo vivir ante la idea de la nada. ¿Cómo sería el mundo sin mí? fatigado busque otra manera ¿qué sería de mí sin el mundo? y ¿cuál es la verdad sin mí y sin el mundo?   Tuve miedo de desprenderme de todo.   Quizá la clase, el maestro y las palabras que dieron origen a esta incansable meditación, sean un juego alevoso de lo que no es. Me ha prestado un nombre, un oficio y un algún día, una muerte que me devolverá a la nada.   Salí del aula a continuar mi vida.

3

5

3

6

mono5: muertos • Monólogos


BenjamĂ­n Espinosa y Staff mono


«La distancia permite corregir errores, también agranda los recuerdos.»

Muero viviendo Por Ana Luisa Fabián

acumulamos y diseñamos nuestra existencia teniendo desdichas para después enaltecernos de haberlas librado, eso es recordar.   No es fatalismo, es realidad, pero eso nos hace ser quienes somos en la edad adulta, cada momento que tenemos es para aprender a vivir y con eso forjar un destino. Reprobé dos veces para saber que estudiar me hace ser más ignorante, pero no una estúpida que terminaría limpiando pisos. Eso me fortalece. En el momento de vivirlo me permite morir un poco para saber que renazco en alguien con una experiencia más. Saber llorar es la parte esencial de crecer. Saber que te dolerá te enseña que mañana estarás más fuerte. Alejarte te da un espíritu de soledad para saber que eres tú, nadie más.   Muero en cada instante que sé que estoy lejos de ti, pero también espero renacer contigo en un recuerdo.   «La última mudanza es la más ligera», Volver a empezar, Café Tacuba.

Los cambios que experimentamos a través del tiempo nos permiten morir en vida para engrandecer recuerdos. Nuestro ciclo de vida nos aleja de aquella infancia desconocida y sólo recordada por unos pocos, quizás afortunados. Pero eso sí, nuestra madre, la de cada uno, nos dará una cantidad innumerable de recuerdos que ella tendrá: cuando nací, cuando lloré por primera vez, cuando tuve mi primer diente, cuando lloré al cumplir un año y supe lo que era un payaso… Son estos acontecimientos los que nos alejan de vivir, porque nos dicen que somos más viejos, y por lo tanto más vividos. Con la conciencia que vamos adquiriendo y la capacidad de retener, recordaremos de manera irremediable el primer antecedente histórico de nuestra vida: la desilusión y la tristeza. Casi siempre están en los primeros recuerdos, difícilmente tendremos en mente los de felicidad; los que recordaremos más por su cantidad serán aquellos que nos permitieron aprender lo que es la vida: algo difícil.   A pesar de todo no recuerdo a alguien diciéndome que el recorrido de mi existencia sería sencilla, aprendí a partir de fregadazos inesperados que fui acumulando. Al ir creciendo

mono5: muertos • Monólogos

3

9

4

0

mono5: muertos • Monólogos


Miguel Ángel Camero

Bajo cero Por Benjamín Espinoza

Ahora estoy aquí, en el borde entre bien y mal, la muerte baila conmigo con música celestial. A lo lejos las tres cruces, a la vuelta un pequeño bar, allí se encuentra mi ángel guardián, está ebrio y confundido, no sabe que le salió mal. Él me mira y comienza a llorar.

Catrina Posada de Rodrigo Navarro Bolado, fotografía expuesta en el 2006 en la colectiva «12 muertes» el 2 de noviembre en la Plaza de armas de Tampico, Tamaulipas.

Extrañas sombras me miran y me aterran estoy solo, no hay con quién hablar y mi ángel guardián se ha suicidado al verme llorar.

4

2

mono5: muertos • Monólogos


Muerte Por Jesús Isaac González

siguen viviendo en el corazón del pueblo. Todos dejaron de existir, fueron, los sabemos ahora que podemos decir somos. Y lo somos, informes masas de conciencia plena o mediana y presente, irremediablemente actuales hasta que otra cosa cambie los planes. Ante las filas enormes de grandes reyes, santos, santones, mahārājas, pillos y estamentos agraciados, hay también filas sobre filas, como páneles cercanos a las orgías literarias de Borges, a las correrías de entrepuertas de Sully y Mike en Monsters, Inc., a las monedas que acumula una sobre otra Mac Pato, pero sin el valor que el bendito publicista del tío Sam le quiso dar a esos pedazos de metal brillante. Me refiero a los seres con el mismo nombre, Alí, Juan, Peter, que están ahí en silencio, ocultos, quizás en el polvo de cualquier ventisca, hechos ahora pastilla para prevenir la descalcificación o simplemente como una oscura piedra que se clava en el ojo y no deja de joder. Simples muertos anónimos que gracias a cualquiera de los dioses habidos y por haber, murieron a tiempo y sin aferrarse a ser más, ni permanecer más tiempo del que les correspondía.

«Quiero abarcar con mi espíritu lo más alto y lo más bajo, acumular en mi pecho el bien y el mal de ella, extendiendo así mi propio ser al suyo, y como ella misma, estrellándome yo también al fin.»   —  Fausto «Tú eres, al fin y al cabo… lo que eres.»   —  Mefistófeles

Saltó entre la lluvia al lado seco de la madrugada, limpió sus huellas y dejó de avanzar. Un minuto después el hombre-sombra vivió todo en un escalofrío y luego murió.   Todos nos antecedieron, y ahora ya no están. Barbarroja murió ahogado, Carlos V como monje, Juana de Arco en la hoguera, y muchos otros, dice la ignorancia popular, no murieron,

mono5: muertos • Monólogos

4

3

4

4

mono5: muertos • Monólogos


La muerte llega, se apodera de lo que considera su nuevo territorio y luego sólo se habla de un cadáver. Pasa el tiempo y luego sólo se insinúa un recuerdo, el de cada uno de los que tienen que ver con el finado, cada quien con su propia versión, pero nunca coincidente, porque lo general es que cada uno se quiera apropiar, como si se hablara de un testamento anímico, del último suspiro, de cuando estuvo así de frente y dijo e hizo, algo que sólo el que lo platica puede atestiguar y por eso los demás tienen la obligación de rendirle una mínima reverencia para garantizar que la tradición hará lo propio. Así nacieron las religiones, con retazos de esto y de aquello, con lo visto y escuchado por unos, y lo atestiguado por otros, pero que muchas veces entrambos existe una gran disparidad. La muerte es de los vivos, de quienes han logrado armar algo con esas ausencias, con los sentimientos que desprenden, con las terapias que se requieren para mitigar el dolor y la carencia o la ausencia. La muerta vista de lejos es simple contabilidad y anonimato. La vivencia de esa realidad implica mucho más que la comunicación con el mundo, es silencio exquisito. Contar uno por uno de los dolientes de los muertos en cualquiera de las tantas batallas implica sumar recuerdo tras recuerdo, y en otras tantas olvido enjuto que no puede evitar distraerse con respuestas como distracciones y memorias inadecuadas pero que bien se implementan a cualquier individuo, quizás porque eso es lo mínimo que uno quisiera escuchar de sí cuando no se esté. Pero una vez que ya no estamos vivos, ¿qué caso tiene saber lo que pensarán de nosotros?   La muerte de frente y en solitario, con una callejuela inacabada por piedras de río, un caballo viejo abriendo paso a un tosco carro que carga al ataúd entre chirriar de ruedas, un hoyo en el piso, tierra sobre él y hasta la próxima, el dueño del carro y del caballo necesita comer, pero él no tiene la soltura de pedir más trabajo. Pasa el tiempo, aquí flores, allá no, entre los musulmanes ser enterrado de lado y con la cabeza dirigida a la Meca, los judíos que no llevan más que alguna piedra a la tumba, el Ganges que huele a

  Benditos muertos que se pueden llamar modestos. En la batalla de Issos, en donde se enfrentaron los ejércitos de Alejandro Magno y del persa Darío III, nos cuentan los historiadores que pudieron morir 110 000 hombres; en la batalla de Waterloo entre los ejércitos de la Francia de Napoleón y las tropas inglesas y prusianas del duque de Wellington, se cuentan un total de 115 700 bajas; y entre 1939 y 1945 murieron un total de 62 millones de personas regadas y enterradas por Europa, Asia, África y hasta donde llegó a afectar en algo la segunda guerra mundial. Números, simples y hermosos mientras se les ve a distancia, en donde todo es relativo, hasta la muerte y su contabilización. No se muere más si se es hombre o mujer, judío o musulmán, pero no se tiene el mismo carácter cuando estos o aquellos terminan por decidir que a sus muertos se les recuerda y se les impone a los demás el respeto por los que ya no están. Ahora se está mejor cuando se utiliza la muerte de los otros con un discurso que enaltezca, pero al final los muertos ya no están para corregir lo dicho o inventado.

mono5: muertos • Monólogos

4

5

4

6

mono5: muertos • Monólogos


hollín, los japoneses que ya no tienen espacio para nada, todos iguales. Por más que se quiera distinto se es tan similar y tan cercano al que no tiene otra razón de ser que morir algún día, de la forma en la que sea. Y cuando se junta la muerte de todos, en todos los tiempos, en las más distintas formas, con alguna compañía o sin ella, con un mínimo de apreciación estética, y se tienden racks a lo Matrix que pasan a nuestro lado, supongamos que en un escenario similar al desierto del Sahara: ¿con cuánto tiempo se podrá percibir la humanidad completa que pase a nuestro lado?, o ¿a qué velocidad necesitan pasar para saber que pasaron al lado de uno todos y cada uno de los hombres y mujeres que poblaron de alguna manera este planeta?, ¿será suficiente el Sahara o habrá que pedir un poco de espacio al Mediterráneo?, la vista de la muerte de los demás, o su mínima conciencia, ¿modifica la idea sobre la muerte, la muerte de mis

mono5: muertos • Monólogos

cercanos, la mía? La cuenta no sirve de nada, la muerte de los demás cuando uno se acerca al ombliguismo hace que todo se trivialice. Si los muertos, si las batallas, total, fueron en un lugar muy lejano, y ni americanos eran, y a quién le puede importar si eran muchos o pocos, y si la peste o la malaria, la muerte será necesario considerarla, solamente hasta que esté cercana a mí, y para hacerlo tendrá que ser la muerte de otro, simplemente para que haya una mente que pueda llevar a cabo este ejercicio de lo que para uno es la muerte de los demás.   No hay mucho que recordar en la muerte, no hay muerte que lo sea más que la que uno quiera recordar y menor si se desea olvidar, aunque aquí hay un esfuerzo doble. La sumatoria o la resta no exige más de la muerte, no sana, no expulsa miedos o demonios, no acerca a quienes nos antecedieron y que ahora no pueden ni explicar su propia muerte. Somos cada vez más historiadores, más arqueólogos, más forenses, pero menos cercanos a la muerte. Ella está ahí, alrededor de nosotros, pero nosotros cada vez la queremos menos entre más vivimos, pero no por ser los seres que ahora estamos presentes en este momento. El adulto de cualquier época cada vez quiso alejar más a la muerte, e irremediablemente ésta no lo tomó en cuenta y de todos modos llegó. No hay conjuros, ni gestas homéricas, ni leyendas, ni religiones, ni promesas salvíficas, ni medicinas ni medicantes, ni leyes ni supercherías que nos alejen de ella. Somos irónicamente sus hijos paridos en sentido inverso, cuando llegue el momento de nuestra mayor unión con ella estaremos en nuestro oscurecimiento, intentando buscar la figura antagónica al alumbramiento.   Somos parte de la misma fila, hacia el mismo lado vamos, pero no todos igual de pasmados, miedosos, calculadores o burlones o pesimistas o fanfarrones, cada cual porta su propio menjurje para hacer del trayecto previo a ese encuentro algo distinto, propio, ombligado, nuestro, mío, vivo.

4

7

4

8

mono5: muertos • Monólogos


Casi mil y una noches con Fausto Por Daniela Jiménez

—Lo que pasa Lic. Quijano, es que tengo problemas con el peso, se pasa por 10 kilos y pues es un poco más caro porque me cuesta más trabajo cargarlo y pues quería preguntarle si cómo quiera se lo llevo. —Por supuesto Negro, pero para la próxima semana le pido que respete las especificaciones que le di al principio. Lo espero puntual.   Ha pasado casi media hora desde que le pidió el café a Carmelita, de seguro estará platicando con las demás secretarias, es irremediable. —Lic. Irene, puedo pasar. —Adelante Carmelita, ¿qué pasó, porqué tardo tanto?. —Ah, es que ya sabe, Chayito la secretaría del señor Gutiérrez tiene problemas con el marido y pues empezó a llorar y ni modo de irme licenciada, porque…   Carmelita continúa hablando de Chayito, Irene observa el placer con que su secretaria habla de la vida marital de su compañera.

Irene cree que las relaciones amorosas son complicadas, pero vive con Fausto desde hace más de dos años, no tiene la comunicación que desearía en una relación pero no le gusta dormir sola. —Carmelita, ¿me puedes subir un café por favor? —Sí licenciada, en un momento.   Irene trabaja en una multinacional de carnes frías, es gerente de comercialización para el canal detallista, aunque trabaje 12 horas diarias le parece excitante. Hoy hay una convivencia con los empleados por la noche, pero es viernes y todos los viernes tiene un compromiso con Fausto.   Suena su celular, nota que son la 1.15 pm al contestar. —Lic. Quijano, cómo está usted, habla el Negro, para confirmar el pedido de esta semana, ¿cómo va a ser? —Igual que como ha sido los últimos dos años Negro, usted ya sabe cómo lo necesito —contesta con tono de fastidio— ¿algún contratiempo?

mono5: muertos • Monólogos

4

9

5

0

mono5: muertos • Monólogos


—…¿cómo ve? —dice Carmelita hablando tan rápido que casi no tiene tiempo de respirar— —Y usted Licenciada cómo durmió ayer? —Mal Carmelita, Fausto tiene los pies muy fríos. —Ay Licenciada, usted siempre dice lo mismo. A ver cuando conocemos al Sr. Fausto, todos queremos conocerlo, ahora sí que lo único que sabemos es que tiene los pies bien fríos, ¿lo va a llevar hoy en la noche al convivió?. —No Carmelita, a Fausto no le gusta salir. —Pero… —Carmelita, tengo mucho trabajo, gracias por el café que para variar está frío, es mi destino —dice con sarcasmo— estar rodeada de cosas frías. y Suena el timbre de su casa, las 10.00 pm, «El negro siempre tan puntual» piensa mientras sonríe. Irene acaba de llegar de su trabajo. No podía salir hasta no estar segura que todos los envíos habían llegado bien y a tiempo. Fue un día pesado pero no le importa, siente un extraño placer cuando piensa en las toneladas de carnes frías llegando a sus destinos. Además hoy nada importa, hoy es viernes, no hay día más feliz para ella y para Fausto que el viernes. —Lic. Quijano, cómo está usted, ya le traigo su entrega, ¿se la dejo en el su cuarto como siempre? —Si Negro, hoy no alcance a meterlo en la bolsa —le grita Irene mientras abre la puerta trasera, pensando que hizo muy bien en acondicionar esa entrada, así es más fácil que el Negro descargue— pero la bolsa está ahí juntito, para que te lleves el de la semana pasada. Voy por tu cheque, déjalo sobre la cama... Ya sabe Negro, con este cheque también le pago su discreción. —Claro... —dice el Negro mientras regresa del cuarto y toma el cheque que Irene tiene en su mano extendida— ...muchas gracias, nos vemos la próxima semana.

mono5: muertos • Monólogos

  Irene cierra la puerta y sonríe. Por fin ella y Fausto solos. Está feliz, decide cambiar su Armani por un negligé azul cielo, se siente más bonita que nunca y quiere que Fausto la vea hermosa, hoy es viernes.   Va a su cuarto. Sobre la cama Fausto la espera. Como todas las semanas ella saca el cuerpo inerte pero aún fresco de la bolsa donde el Negro se los trae. Otro Fausto más, otro Fausto que la acompañara está semana. Tiene los pies fríos pero no importa, a ella no le gusta dormir sola. Octubre 2000.

5

1

5

2

mono5: muertos • Monólogos


Cosas peores que la muerte Por Dionisio Valderrama y Aniria Nava

Uno de los síntomas más representativos de la modernidad es la aversión hacia la muerte, ya que en un mundo donde el placer juega un rol cada vez más relevante, la privación total de la posibilidad de alcanzar dicho placer parece ser algo perverso y antinatural. Por eso, si eres de los que piensan que no existe nada peor que la muerte, ahí te va una lista con 69 puntos (basado en una encuesta de opinión) que tal vez te haga cambiar de idea. 1. Enterarte que Jim Morrison fue tu vecino durante los últimos 20 años el día que acaba de morir (y está vez para siempre) 2. El secuestro y desmembramiento de algún miembro de tu familia 3. La muerte de un hijo 4. Ser Britney Spears 5. Atropellar a tu propia mascota con el auto o bicicleta

mono5: muertos • Monólogos

5

3

5

4

mono5: muertos • Monólogos


6. Enterarte que tu madre es tu abuela y tu hermana es tu madre 7. Ver a tus padres mayores de 60 teniendo sexo 8. La culpa 9. Vivir en un barrio de reggaetoneros 10. Perder los testículos en un accidente de softball 11. Ser torturado 12. La abstinencia para un adicto 13. Quedarte encerrado en un elevador con una persona claustrofóbica que padece colitis nerviosa 14. Descubrir que tu esposo se acuesta con otro hombre y, que para colmo, tus tangas y medias le quedan mejor a él que a ti 15. Ser la chica del accidente en el jacuzzi del Big Brother inglés. 16. Tormento perpetuo en el infierno 17. Que un video porno que coprotagonizas con Juan Gabriel (cuya existencia habías bloqueado por salud mental) salga a la luz en Internet 18. La estupidez 19. Que tu novio o esposo pierda los testículos en un accidente de softball 20. Ser el siamés que solo posee medio cuerpo adherido al de su gemelo 21. Quedar en estado vegetal 22. Que te atrapen traficando drogas en China 23. Amanecer después de una noche de copas, desnudo, en un callejón, sin un riñón y rodeado por dildos lubricados aun tibios 24. Vomitar en la boca del amor de tu vida frente al altar el día de tu boda 25. Ser atacado por una cepa evolucionada de bacterias devoradoras de carne 26. Desperdiciar tu vida 27. Ser ninfómana en un país musulmán

mono5: muertos • Monólogos

5

5

5

6

mono5: muertos • Monólogos


28. Que tu pareja te bote porque le hiciste darse cuenta de que es gay 29. Perder brazos y piernas en un accidente con una sierra eléctrica 30. Que te prohíban e imposibiliten hacer lo que más deseas 31. Estar muriendo de sed en el mar 32. Tener que chutarte en una sola sentada las 50 mejores películas de ficheras del cine mexicano 33. Que te practiquen una ablación 34. El miedo 35. Tener que autoamputarte algún miembro (o el miembro) para sobrevivir a una tragedia 36. Sufrir quemaduras de tercer grado por encima del 50% de la superficie del cuerpo 37. Sobrevivir al apocalipsis 38. El desamor 39. Que estés protegiendo 10 toneladas de cocaína y te las incaute el ejército 40. Una vida de celibato 41. Poder ver en los ojos de las personas la fecha y la forma exacta en que morirán 42. Un mundo sin porno 43. Vivir para siempre 44. Ser abducido y traficado para ser explotado sexualmente en un burdel extraterrestre 45. Estar en un matrimonio tortuoso que no cree en el divorcio 46. Descubrir durante la luna de miel que tú virginal esposa posee un aditamento de más 47. El destierro (para un patriota verdadero) 48. Tener padres golpeadores o abusadores 49. La esclavitud 50. Vivir bajo el yugo de una dictadura militar autoritaria 51. Ser hijo de George W. Bush 52. Hacerse viejo 53. Ser enterrado vivo

mono5: muertos • Monólogos

5

7

5

8

mono5: muertos • Monólogos


54. Tener un hijo que estudie contaduría 55. La soledad 56. Tenerlo todo y perderlo 57. Ser feo 58. Que te enteres que tus amigos conocen íntimamente a tu madre por su profesión como sexoservidora 59. Enfrentarse a una mujer celosa 60. Sufrir una fractura de pene (aun peor si ésta está relacionada con el punto anterior) 61. Pasar la tarde con un vendedor de seguros 62. Ser humillado frente a tu hijo 63. Ser condenado por un crimen que no cometiste 64. Perder la capacidad de sorprenderte 65. La traición 66. Saber que lo que haces está mal y no poder parar 67. Ser victima de una mala circuncisión 68. El Alzheimer, la senectud o cualquier enfermedad que te quite la memoria (y la dignidad) 69. La vida Estos puntos son resultado de una consulta

mono5: muertos • Monólogos

5

9

6

0

mono5: muertos • Monólogos


Monotask

Al despertar

por Ginny Garza PĂŠrez


Monografías

Las caras de Xantolo Fotografías: Rosalío Rodríguez Amador

La siguiente serie de imágenes fue tomada en Huejutla, Hidalgo durante la celebración de Xantolo 2006

mono5: muertos • Monografías

6

9

7

0

mono5: muertos • Monografías


mono5: muertos • Monografías

7

1

7

2

mono5: muertos • Monografías


mono5: muertos • Monografías

7

3

7

4

mono5: muertos • Monografías


mono5: muertos • Monografías

7

5

7

6

mono5: muertos • Monografías


mono5: muertos • Monografías

7

7

7

8

mono5: muertos • Monografías


Monocular

El embalsamador es una especie de tramoyista en el show de la muerte, aquellos que han tenido la oportunidad de ver su trabajo se sienten más desafortunados que afortunados, pero probablemente se sentirían peor si un embalsamador no hubiera intervenido. Es uno de esos trabajos que sirven para preguntarse si para ser hermoso hace falta ser.

Maquillaje postmortem

Mono:::

¿Cómo se escoge ser embalsamador(a)?, ¿cómo se apareció esta profesión como opción en tu vida? Oralia:::

Texto: Staff mono

Les presento a Oralia, nació en Tampico hace 25 años, lleva 12 viviendo en Monterrey, es casada con dos niñas e incursionó en una de las actividades más intrigantes que conozco: embalsamadora

Mono:::

¿Qué tal la reacción de la gente cercana a ti cuando comentabas tu decisión?, ¿tuviste experiencias de rechazo o algo así? Oralia:::

mono5: muertos • Monografías

7

9

8

0

Fíjate que yo la verdad estaba interesada en diseño gráfico, porque me gustan mucho las matemáticas, la física, los trazos y todo eso, solo que pues me estuve informando y me di cuenta de que aquí en Monterrey eso está super saturado, también pues me gustaba arquitectura que también es el mismo caso de que está muy saturado, y pues estuve pensando, pues que sera algo que no este tan saturado, y pensé en el embalsamamiento; dije bueno, pues a mucha gente le da asco a otra gente le da miedo, otros temen por la enfermedades que puedas contraer, y dije oye, pues a mi no me da temor ninguna de esas cosas, y me puse a estudiar, siempre me a gustado mucho los programas de detectives y medicos forenses y como en esta carrera llevas anatomía y algo de medicina forense se me hizo muy interesante.



Mira; en mi familia si me decían «oye estas loquita», pero la verdad es que sí me apoyaron mucho. Me tocó con algunos de mis amigos,

mono5: muertos • Monografías


que me decían que estaba loca, que estaba enferma si estudiaba eso, que no podía ser posible, incluso uno de ellos ni siquiera me quería saludar con tal de que no lo fuera a contagiar de algo, y llegó el momento en que casi me dejó de hablar y pues perdimos contacto; el me veía como si fuera una persona loca y morbosa; no te niego que hay gente que se mete a estudiar eso por morbo, para ver que se siente estar viendo muertos y agarrandolos, pero no es mi caso, yo lo veo como un trabajo normal. Mono:::

¿Dónde estudias o aprendes para esto?
 Oralia:::

Mono:::

Es una carrera técnica, no es como si estudiaras en la facultad; si tu ya tienes la preparatoria terminada, acabas la técnica en un año y medio, o si estudias la prepa junto con la técnica, terminas en 3 años, y aquí en Monterrey se estudia en la preparatoria técnica médica; aquí, se estudian muchas carreras como enfermería, radiología, embalsamamiento, laboratorista dental y rehabilitación.


¿Quiénes eran tus compañeros?
 Oralia:::

Fíjate que había de todo, te comento que la mayoría de los compañeros más que por aprender o por que les gustara el tema , se metieron por morbo, la mayoría era gente muy desubicada, que lo que querían era curiosear, esa gente pues fue la primera que salió suspendida por calificaciones, entonces, pues no tuve que convivir tanto tiempo con ellos.

mono5: muertos • Monografías

8

1

8

2

mono5: muertos • Monografías


Mono:::

¿En que consiste realmente la chamba de un embalsamador, qué pasaba en un día normal, cuáles eran los procedimientos?
 Hay varias formas de embalsamar, hay personas que mueren por causas naturales o por enfermedades que uno ya conoce; pero también hay personas que mueren en accidentes o por causas desconocidas.   Cuando una persona muere por causa natural o una enfermedad que ya se sabe que la tiene, lo que se hace es buscar la vena y la arteria del cuello y por ahí se retira la sangre y se sustituye por formol, después, por encima del ombligo tambien retiramos fluidos como sangre, gases o cualquier otra cosa con un aparato que se llama troquer, es prácticamente un tubo puntiagudo que se encarga de reventar los organos y aspirar todos los fluidos que pueda haber dentro del cuerpo.   Y cuando la persona muere por causas desconocidas, primero, en el hospital donde falleció o donde lo declararon muerto, le hacen la autopsia para determinar de que murió. La autopsia consiste en quitar un pedacito de cada órgano para analizarlo y darse cuenta de que murió la persona; ya que está la autopsia, mandan el cuerpo con el embalsamador para la preparación, como ya el cuerpo lo abrieron para la autopsia, se procede a retirar todos los organos, los cuales se ponen en formol para que se conserven más tiempo, y al cuerpo también hay que inyectarle formol en las arterias que irrigan a los brazos, a la cabeza y a las piernas, para su conservación.

mono5: muertos • Monografías

8

3

8

4

mono5: muertos • Monografías


Mono:::

En todas las chambas hay problemas habituales o recurrentes, pero también hay satisfacciones, si eres bombero o medico, salvarle la vida a alguien, si eres servidor público, puede ser que la gente de reconozca el esfuerzo o que te agradezca por lo que haces. ¿Cuales son los problemas comunes y las satisfacciones del trabajo de embalsamador?
 Oralia:::

Mono:::

en que te acostumbras a todo esto y ya no involucras tus sentimientos, simplemente realizas tu trabajo. 
 Mono:::

Oralia:::

Hay problemas en cuanto a personas que son difíciles de embalsamar, como personas amputadas, atropelladas, quemadas, que a veces ni se pueden embalsamar y tienen que ser enterrados de inmediato, o veces llegan personas obesas que son difíciles de manejar, hay que cargarlas, vestirlas; algo que es muy complicado aun siendo una persona delgada. Y una de las satisfacciones, es saber que gracias a tu trabajo a esa persona la pueden velar, y pueden estar mas tiempo con su familia antes de ser enterrado, mucha gente no sabe pero esto es una cosa obligatoria, si no fuera por el embalsamamiento sería antihigiénico, imagínate velar a un cuerpo que esta en descomposición, y esto es lo que evitamos, bueno, por lo menos un tiempo.

¿Qué sentiste la primera vez que tuviste que embalsamar a alguien, fue como pensabas que sería? Oralia:::

8

La última persona que recuerdo, es una viejecita, que incluso murió porque ya era una persona muy grande, la recuerdo bastante porque aparte de embalsamar el cuerpo te encargas también del arreglo exterior, y a esta señora le mandaron de ropa su vestido de novia, medias, zapatos, la coronita para el cabello, el arreglo de flores de la mano, y realmente es uno de los trabajos de los que estoy mas satisfecha, pues realmente lucía hermosa, solo parecía estar dormida, muchos embalsamadores no toman en cuenta el arreglo exterior, y esto esta muy mal, porque es la última imagen que la gente se lleva de su familiar, o recuerda tu mismo, si en alguna ocasión te a tocado ver algún familiar con una gota de pegamento en el ojo que parece una lagrima, o si en su cara tiene moretones, o si la ropa que lleva tiene sangre, o si se nota en el pecho lo puntos de la autopsia, ¿verdad que no es nada agradable?

«todo lo tome como si fuera parte del aprendizaje, de repente si haces cosas un poco sucias pero es parte del show.»

La verdad que fue mas difícil de lo que esperaba porque me tocó una bebita de tan solo un mes de nacida, ella solo murió, y resultó ser que se broncoaspiró, fue una experiencia realmente horrible, y lo que más me causó impacto fue tener que vestirla con un ropón de bautizo, la verdad es que como en todo, hay un momento

mono5: muertos • Monografías

¿Quién fue tu último cliente?


5

8

6

mono5: muertos • Monografías


Mono:::

¿Cuáles son la mejor y peor experiencia que tuviste en este trabajo?
 Oralia:::

mono5: muertos • Monografías

8

7

8

8

La mejor es la satisfacción de saber que uno es capaz de hacer las cosas, perdí con este trabajo, muchos miedos que tenia, tal vez inconscientemente era un reto que tenia, mucha gente dice que es capaz de hacerlo, y en el momento que le toca se echa para atrás, lo peor, es que contraje muchas enfermedades... no te creas, nunca me enferme de nada, solo hay que ser muy cuidadoso y utilizar guantes, cubre bocas etc.   Fíjate que no te podría decir de una mala experiencia, simplemente todo lo tome como si fuera parte del aprendizaje, de repente si haces cosas un poco sucias pero es parte del show.

mono5: muertos • Monografías


Monosapiens

Max Brooks es hijo de Mel Brooks, y como su padre, se decidió a incursionar en la parodia literaria con relativo éxito, también es actor de doblaje en series animadas y ha aparecido en algunas series televisivas principalmente cómicas. Pero lo que lo trae a estas páginas es su pluma. Max nos regala un libro útil (bueno, no, de hecho nos lo vende) para ese día que todos, sin excepción, en lo más profundo de nuestros corazones tememos. El día del Apocalipsis zombie, aquel día en que cualquier cantidad de muertosvivos embrutecidos vengan y nos coman el cerebro por estar cogiendo en un granero o en un auto descapotable en medio del bosque como en todas aquellas películas serie b de los ochenta.   A pesar de lo estúpido que esto pueda sonar, es indispensable recordar que el libro es cómico, y que a pesar de ser cómico está lleno de sentido común, el cual es absolutamente necesario para mantener interesado al lector en un libro que no es una novela o una historia de ciencia ficción, sino una guía de supervivencia para confrontar una situación completamente ficticia.   El éxito de este libro generó una secuela: World War z: An Oral History of the Zombie War (algo así como «La guerra mundial z: Una historia oral de la guerra zombie») de la cual Paramount Pictures hará una película en 2008.   El libro de Brooks hijo comienza sentando las bases de su propia mitología zombi para después exponer sus teorías de combate, que incluyen armas blancas, de fuego, explosivos, vehículos, tácticas de escape, tips de defensa y algunas otras fantasías de similar calaña, todo para librarnos de la amenaza de los no-muertos.

www.amazon.com

mono5: muertos • Monografías

8

9

9

0

mono5: muertos • Monografías


«La muerte es el comienzo de la inmortalidad» —  Maximilian Robespierre (1758-1794) Político y revolucionario francés

Robespierre llegó a gobernar el Comité de Seguridad Pública en Francia durante la Revolución Francesa con mano dura; tan dura, que en buena parte gracias a su fama el periodo de consolidación de la revolución fue llamado «La época del terror». Fue durante esta época que la guillotina se hizo celebre como método de aplicación de justicia. Y fue precisamente así que Robespierre comenzó su propia inmortalidad: guillotinado por los reaccionarios y enterrado junto con 21 colaboradores en una fosa común.

Mono 5 - Muerte  

Revista Virtual independiente