Issuu on Google+

Parroquia San Ignacio de Loyola - Padre Hurtado Del 22 al 28 de Octubre de 2012

Boletín Informativo semanal [Volumen 3, N° 161]

Mucho que agradecer


Nuestro templo parroquial. Hace algún tiempo una hermana, me comentó que nuestro templo necesitaba una mano en cuanto a reparación, le hice notar que era verdad su observación, y que pronto nos pondríamos en campaña , el tiempo llegó y, estamos en un período justo, en el cual no nos podemos excluir, como católicos (as.) si de verdad queremos lo que tenemos y, es de todos, porque es el lugar donde hemos recibido tanto, sacramentos, encuentros, Eucaristías, allí se nos ha enseñado a ser cada día más cristianos, más fraternos, sentir con el que sufre, llorar con el que llora, reír con el que ríe, es que es la casa de las puertas abiertas, siempre dispuesta a acoger, es la casa del padre que siempre nos recibe con las puertas abiertas , como dos brazos acogedores, si no lo sabré yo que como hijo prodigo un día me alejé, solo por capricho, y por ver el mundo de otra forma, cuando recapacité y volví, allí estaba el templo incólume tan firme como siempre estuvo, pero hoy está dañado, y su estructura necesita reparación, al igual que un alma que se acoge a reparar su corazón. Esto no es un lamento, es responsabilidad de cada uno de nosotros, cuando las fuerzas de la naturaleza golpean hay que mirar, este es un llamado a la unidad, a sentirlo como algo propio, si de verdad queremos nuestra casa, abriremos también el corazón. Que nadie se sienta ajeno, solitario, abandonado y, si alguien se ha sentido así como católico le pido perdón por mi falta de amor al prójimo, toda la parroquia está invitado (a) sumarse a esta campaña de amor por lo nuestro, las capillas, industrias, fundos, villas, poblaciones, condominios, agrupaciones sociales, centros comunitarios, por información de cómo vamos a hacerlo, no se preocupen ya los canales de información, están operando desde esta semana y, tenemos poco tiempo y, el costo es bastante oneroso, un dato alentador, si nos ayudamos entre nosotros hay quienes darán la misma cantidad de la que necesitamos. Gracias a todos los hermanos y hermanas que difundirán la buena noticia y, soy parte de la parroquia, por lo tanto no me restaré en esta tarea de todos (as.) los hermanos.

Hernán Pérez Jiménez


Pastoral de la Salud. El sábado 13 de octubre, como se publicó en su oportunidad, se efectuó la Misa para Enfermos y Adultos Mayores, coordinada por la Pastoral de la Salud y algunos Cuasimodistas. Fue una tarde llena de bendiciones, ya que contamos con la colaboración de Ambulancia del Consultorio Juan Pablo II, locomoción aportada por la Municipalidad de Padre Hurtado, para transportar a los enfermos de la zona rural, hizo un recorrido por El Trebal, Sta. Mónica, Los Aromos, San Luis y La Esperanza. También colaboraron algunos comerciantes de Padre Hurtado, los cuales aportaron rellenos para las tortas que le fueron ofrecidas a todos los participantes. Los Enfermos recibieron de parte del párroco Arturo Vigneaux, el Sacramento de la Unción de Enfermos, momento de mucha intimidad con el Señor, quien pasó por nuestra comunidad sanando y dando esperanza a tantos enfermos y adultos mayores que lo necesitan. También en esta oportunidad se colocó una cruz a los voluntarios de la Pastoral de Salud y Cuasimodistas y se les hizo el envío de parte de nuestra Parroquia San Ignacio de Loyola, el Señor llegó a los corazones de personas que se presentaron como voluntarios para seguir apoyando la Pastoral y seguir visitando enfermos de nuestra comunidad. Muchas capillas de la Parroquia participaron activamente transportando sus enfermos en sus vehículos particulares, también colaboraron con donaciones para la convivencia y recibimos de parte de la comunidad de Nueva Estrella las escarapelas que pusimos en cada participante en la Misa. A todos muchas gracias.


POR LO QUE VIVIMOS JUNTOS, COMO “COMUNIDAD DE COMUNIDADES”, ¡¡GRACIAS SEÑOR!!


Lecturas para la semana. Lunes 22 Octubre 2012 Lunes de la vigésima novena semana del tiempo ordinario San Pablo a los Efesios 2,1-10. / Salmo 100(99),2.3.4.5. / Lucas 12,13-21. Martes 23 Octubre 2012 Martes de la vigésima novena semana del tiempo ordinario San Pablo a los Efesios 2,12-22. / Salmo 85(84),9ab-10.11-12.13-14. / Lucas 12,35-38. Miércoles 24 Octubre 2012 Miércoles de la vigésima novena semana del tiempo ordinario San Pablo a los Efesios 3,2-12. / Isaías 12,2-3.4bcd.5-6. / Lucas 12,39-48. Jueves 25 Octubre 2012 Jueves de la vigésima novena semana del tiempo ordinario San Pablo a los Efesios 3,14-21. / Salmo 33(32),1-2.4-5.11-12.18-19. / Lucas 12,49-53. Viernes 26 Octubre 2012 Viernes de la vigésima novena semana del tiempo ordinario San Pablo a los Efesios 4,1-6. / Salmo 24(23),1-2.3-4ab.5-6. / Lucas 12,54-59. Sábado 27 Octubre 2012 Sábado de la vigésima novena semana del tiempo ordinario San Pablo a los Efesios 4,7-16. / Salmo 122(121),1-2.3-4a.4b-5. / Lucas 13,1-9. Domingo 28 Octubre 2012 Trigésimo Domingo del tiempo ordinario Jeremías 31,7-9. / Salmo 126(125),1-2ab.2cd-3.4-5.6. / Hebreos 5,1-6. / Marcos 10,46-52.


http://historiactiva.jesuitas.cl/jaldunate/


EJERCICIOS ESPIRITUALES BASICOS

P. Guido Jonquiêres, s.j. A continuación encontrará un esquema de un pequeño ejemplo, que toma poco tiempo. Cinco minutos en la mañana, una atención leve durante el día y cinco minutos en la tarde o noche. INTRODUCCIÓN Como se hace ejercicios físicos, de cálculo, de computación o de un idioma extranjero, se puede hacer ejercicios espirituales. En los primeros que aquí se proponen, ni siquiera se habla de Dios. Por eso, si eres religiosamente frío, no te asustes. Ya verás más adelante si te interesa continuar o no. Los ejercicios que propone este cuaderno toman poco tiempo al día, aunque se pueden prolongar. En principio, cinco o siete minutos, a lo más diez o doce, en la mañana (o en la noche anterior) y otros tantos en la noche, son suficientes. Entremedio, no es cuestión de tiempo sino de atención descansada. Lo que sí hace falta es constancia. Él que no pueda mantener el ritmo cotidiano, que haga al menos cuatro o cinco ejercicios por semana. Si se da una pausa, que no sea superior a una semana. De lo contrario, se notará poco el efecto y decaerá el interés. Mejor si alguien te guía en esta experiencia. Le sacarás más provecho, porque te indicará lo más apropiado para ti, te ayudará a repetir oportunamente un ejercicio importante. Cuando le des cuenta, por ejemplo una vez por semana, te estimulará, te evitará ceder a un momento de desaliento siempre posible. Sin embargo, a falta de guía, con un poco de voluntad, puedes ejercitarte solo. Busca reconocer la velocidad que te conviene, a medida que avanzas. En regla general, cuando surge un problema o una dificultad, no debes pasar de largo, sino repetir el ejercicio u otro parecido. Y, por último, hablar con alguien competente, igual que cuando un ejercicio físico te provoca dolor persistente. ¿Quién es competente? Cualquier cristiano que tenga experiencia espiritual y haya reflexionado un poco sobre ella. Pero mejor si conoce el método “ignaciano” (de san Ignacio de Loyola, autor de los Ejercicios Espirituales y fundador de la Compañía de Jesús).


Los momentos más apropiados para hacer estos ejercicios pueden variar según las personas. En principio, sobre todo para el que sale a trabajar o estudiar, convendrá que realice: -el primer tiempo indicado, antes de salir, o tal vez la noche anterior, con un brevísimo repaso en la mañana, antes de salir; -y el último tiempo previsto, al volver a casa, aunque sea en el bus si no hay paz en la casa, o antes de acostarse. Quizá para ello haya que sacrificar un rato de televisión u otras entretenciones Estos ejercicios no te obligan a alejarte de tu casa y tus actividades normales. Al contrario, quieren llenar de espíritu tu vida ordinaria. Pero, para eso, tienes que reservar momentos de silencio y recogimiento. No hay que curiosear en los ejercicios aún no realizados; sería sin provecho e incluso contraproducente. Pero siempre es posible retomar un ejercicio ya efectuado, para profundizar o simplemente reforzar el resultado. En este sentido, nunca debes apurarte: ¿qué importa si te demoras unos días más en terminar? Cada cosa viene bien a su debido tiempo. Si eres casado, o simplemente andas de novio, puedes hacer estos ejercicios al mismo tiempo que tu pareja, con tal que cada uno los desee por su cuenta y respete el ritmo del otro, sin apurarlo ni aburrirlo. Pueden intercambiar algo de su experiencia, sin nunca criticarse mutuamente. Cuando se presente un momento de desgano o de pesadez, un “bajón”, tendrás que ponerte valiente y resistir. Esa tentación, atacada de frente, no dura. Continúa tus ejercicios, como si nada. Dos pequeñas observaciones muy prácticas: -A continuación, encontrarás cuatro oraciones tradicionales. Aunque las sepas de memoria, El tenerlas a la vista podrá ayudarte en algunos ejercicios... y si necesitas aprenderlas, el momento es favorable. En algunos lugares hallarás citas de la Sagrada Escritura. Si quieres ver el contexto, la referencia está indicada. Si no sabes leerla, pide ayuda; ahora mucha gente sabe usar estas abreviaturas. No te sorprendas por cambios de traducción: la de este cuaderno pretende ser simple y clara. ¡Ánimo! Dios está contigo. Su Espíritu Santo trabaja en ti, para tu mayor provecho. Si te confundes o tropiezas en algo, relee esta introducción y sigue adelante. Pero no sacas nada con sólo leer lo que sigue, si no te ejercitas en lo indicado; estás perdiendo el tiempo, como el que mira los autos en la carretera en vez de viajar.


Pero no sacas nada con sólo leer lo que sigue, si no te ejercitas en lo indicado; estás perdiendo el tiempo, como el que mira los autos en la carretera en vez de viajar. Si eres casado, o simplemente andas de

novio, puedes hacer estos ejercicios al mismo tiempo que tu pareja, con tal que cada uno los desee por su cuenta y respete el ritmo del otro, sin apurarlo ni aburrirlo. Pueden intercambiar algo de su experiencia, sin nunca criticarse mutuamente. Cuando se presente un momento de desgano o de pesadez, un “bajón”, tendrás que ponerte valiente y resistir. Esa tentación, atacada de frente, no dura. Continúa tus ejercicios, como si nada. Dos pequeñas observaciones muy prácticas: (Y, por favor, no digas que estás haciendo los Ejercicios Espirituales de san Ignacio. Estos son mucho más complejos y profundos. Quizás los puedas hacer después; ya verás al final de lo que ahora comienzas.)

Continuará…

Escríbenos a: boletinsanignaciodeloyola@gmail.com O

Visítanos en:

parroquiasanignaciodeloyola.blogspot.com


Boletín N° 161, del 22 al 28 de Octubre de 2012