3 minute read

Pro- Choice

Pro-Choice, El Aborto y Sus Realidades

Redacción por / Dr. Amna Dermish, OB/GYN / Directora Regional Médica de Planned Parenthood of Greater Texas.  

Planned Parenthood es una de las organizaciones de atención de la salud reproductiva más grande de los Estados Unidos. Los pacientes que nos visitan se benefician del acceso a la atención médica de manos de proveedores de la salud altamente capacitados. Confiamos en las personas y nos comprometemos a asegurarnos de que cada persona tenga acceso a la información y a los recursos necesarios para tomar decisiones que sean las mejores para su vida y la de sus seres queridos. Planned Parenthood apoya a las personas embarazadas en su toma de decisiones y respalda el derecho de cada persona a contar con acceso a la atención prenatal; a los padres, a elegir la adopción o el derecho a decidir un aborto quirúrgico o por medicamento. En Planned Parenthood, el papel de los proveedores de atención médica es el de proporcionar a las mujeres la información médica necesaria para ayudarlas en su decisión y ayudarlas a obtener la atención médica que necesitan; ya sea que decidan continuar con un embarazo o no. El aborto es un procedimiento médico seguro y legal que finaliza un embarazo. Hay dos tipos de abortos: el aborto quirúrgico, que tiene lugar en un centro de salud y el aborto con medicamentos (también conocido como la "píldora abortiva"), que es un medicamento que finaliza un embarazo en etapa temprana. Ambos tipos de aborto son muy seguros y efectivos. Tener un aborto no aumenta el riesgo de una persona de contraer cáncer de mama o afectar la fertilidad futura. De hecho, es posible quedar embarazada rápidamente después de un aborto. Millones de personas enfrentan embarazos no planificados cada año. En general, 1 de cada 4 mujeres en los Estados Unidos tendrá un aborto para la edad de 45 años. La mayoría de las mujeres que se decide por un aborto ya han tenido hijos. A veces, la decisión es simple. Otras veces, es complicada. Pero de cualquier manera, la decisión de tener un aborto es personal. Todas tienen sus razones únicas y válidas para tener un aborto. Algunas de las muchas razones por las cuales las mujeres deciden terminar un embarazo incluyen querer un mejor padre para sus hijos, el no estar preparadas en el momento para ser madres, o porque no están en una relación con alguien con el que deseen tener el bebé. En resumidas cuentas, decidir tener un bebé y cuándo hacerlo es una decisión muy personal. Antes de decidir un aborto las mujeres toman en cuenta muchos factores, como la familia, escuela, trabajo, metas de vida, salud, seguridad y creencias personales, sólo por nombrar algunas. Pero la mujer embarazada es la única que atraviesa por esa situación, y la única que puede decidir si desea tener un aborto o no. La decisión es 100% la de la mujer embarazada. Las emociones relacionadas con el aborto pueden ser complejas y es normal que las mujeres sientan una variedad de emociones antes, durante y después del aborto, incluida la tristeza y el alivio. Y si bien es normal sentirse triste, tener un aborto no pone a una mujer en riesgo de desarrollar ansiedad, depresión o trastorno de estrés postraumático. Planned Parenthood también puede proporcionar recursos para aquellas que sienten que necesitan hablar durante todo el proceso, con un profesional de la salud mental. Planned Parenthood of Greater Texas atiende a más de 85,000 tejanos cada año con servicios de salud y educación. Nos enorgullece proporcionar atención médica y de alta calidad y sin juicios, a las mujeres, hombres y adolescentes que confían en Planned Parenthood para atención médica que incluye control de la natalidad, pruebas y tratamiento de infecciones de transmisión sexual, exámenes de detección del cáncer de cuello uterino, exámenes clínicos de los senos, aborto quirúrgico o con medicamentos, entre otros servicios de salud. Una de cada cinco mujeres en los Estados Unidos ha confiado en Planned Parenthood en algún momento de su vida. Los centros de salud de Planned Parenthood son un recurso de confianza para los tejanos sin importar el estado del seguro médico, los ingresos, el estado de la documentación ni a quién aman.           

¿Qué dice la ley de Texas para las mujeres que buscan el aborto? La ley de Texas requiere que la mayoría de las personas que buscan un aborto tengan al menos dos visitas al centro de salud. La ley estatal exige la primera visita para un ultrasonido y para obtener información sobre abortos, y la segunda visita es para el procedimiento en sí. Además, la ley de Texas requiere que un padre o tutor legal de menores solteras (menores de 18 años) proporcione un permiso por escrito para que una menor tenga un aborto. Hay algunas excepciones: Las menores legalmente emancipadas no necesitan permiso de un padre o tutor. Una menor puede ir ante un juez y recibir permiso del juez para abortar sin el permiso de un padre (también conocido como Bypass Judicial). Si hay una emergencia médica y una menor embarazada necesita un aborto, uno de los padres no tiene que dar permiso. Aborto en clínica ¿Cómo funciona? Un médico, enfermera u otro proveedor de atención médica utiliza instrumentos médicos y una succión suave para extraer el embarazo de su útero.  ¿