Page 1

ALUMNAS Y ALUMNOS DE 5ยบ B TALLER DE CREACIร“N LITERARIA EN VIVO NOVIEMBRE 2008


PERCEPCIONES II

JUSTIFICACIÓN PEDAGÓGICA Como dijimos en PERCEPCIONES I en Taller de Creación Literaria en Vivo sería uno de los elementos dinamizadores de la creación en el aula. Estamos trabajando en la escuela para hacer posible para que la investigación del lenguaje, el juego con las palabras, la plasmación de un ambiente de libre creación en el aula que permita la libre y espontánea expresión de sentimientos, pareceres, ideas... Es este uno de los objetivos esenciales del Proyecto Educativo Aula Abierta. Deseamos que las vivencias de los alumnos u alumnas llenen estas páginas. Y las llenes con sus invenciones.


Pero, volvemos a expresar que este trabajo no es posible sin la ayuda que los maestros y maestras prestamos en el aula. Son niños y niñas normales y corrientes y lo que deseamos es que con la aplicación de sencillas técnicas sean capaces de ser protagonistas en creaciones bellas. Si ya es difícil que un alumno o alumna se inventa una pequeña trama, más difícil será que lo haga con un lenguaje creativo. La utilización de los diccionarios normativos y de sinónimos y antónimos son herramientas esenciales para que muchos chavales y chavalas vayan disfrutando con los descubrimientos de nuevas palabras que sustituyen en los textos por las palabras que ellos inicialmente habían colocado.


La construcción de un nuevo lenguaje para ello les hace disfrutar y desean expresar sus vivencias, sentimientos, emociones… con esas nuevas palabras que encuentran en el diccionario. He de decir que con ello no resolvemos definitivamente los problemas de ortografía, de dicción, de ritmo lector, etc. Esos problemas siguen persistiendo, sobre todo en los más ausentes, pero es una magnífica oportunidad para hacerles reflexionar sobre el uso adecuado de la “h”, “b”, “v”… y y cómo el colocar la coma en un lugar o en otro puede cambiar el sentido de una frase que literalmente se escribe igual.


En fin, con este nuevo trabajo hemos avanzado. Los alumnas y alumnos están más seguros y mejor capacitados para afrontar la difícil tarea de escribir y de leer los libros con nuevas perspectivas y con nuevas percepciones. Este trabajo lo iniciamos igualmente con la construcción de un textos colectivo que fue “LA MARISMA” que como ya dijimos en PERCPCIONES I surgió después de estudiar en el libro de texto como debemos realizar la descripción de un lugar. Para ello leímos un texto titulado “Mar verde en Doñana” del libro Doñana de nuestros corazones escrito por alumnos del centro.


Una vez leído les propuse que dijeran lugares que conocieran de Doñana y entre los que se dijeron escogimos la marisma. Hicimos la descripción oral fijándonos en lo que veíamos primero en la orilla y luego nos adentramos hacia el interior de una marisma imaginada. El resultado fue el que leeremos después. Las descripciones de lugares forman parte de este segundo libro que editamos y que publicamos, ahora, en el blog. El Maestro: Manuel López Vega mlovega@hotmail.com


¡Es bonita! Junto a la cristalina agua están los juncos verdes, alargados, finos, altos, temblorosos, grandes como agujas formando manojos sobre los que se posan los pajarillos. El agua transparente del invierno caía del cielo nublado; Ese agua en primavera llena de flores la marisma y se esconde bajo las verdes hierbas, verde claro, verde limón, verde oscuro, verde pistacho… Verde agua que se transforma en caminos al pasar los animales que buscan comidas: flores de todos los colores; tierna hierba para las yeguas, pececillos y renacuajos para


las garzas, insectos para los patos y el rosa alimento para los flamencos. Agua que en verano se hace invisible pero que está allí: escondida bajo tierra, en el Arrayo de la Rocina que como una serpiente se desliza bajo la sombra de los helechos secos de color amarillo y marrones. Sí, rozando los troncos de los pinos. ¡Agua! En otoño las aguas de las lagunas están cubiertas de hojas caídas de los árboles… Creación colectiva de 5ºB Noviembre 2008


El otro día fui al campo, a un lugar llamado “La Dehesa”. Iba con mi prima Paloma y me dijo: “Vamos a dar una vuelta y respiramos el aire limpio del campo”. Yo no quería porque había un perro que no me dejaba en paz. ¡Casi me baja el pantalón! Le grité: “¡Chale, chale, chaleee, perro!” Mi prima me dijo: “¡Qué no te hace nada! Me bajé del coche y salió corriendo detrás mía. Había una casa cerca de nosotros. ¡ Sé que soy muy cagona! Me acerqué a la casa y se escuchó: “Guau, guau, guau”


No sabía donde meterme porque el perro me tenía manía. Tenía garrapatas y me daba asco. El perro “namás” se venía para mí. Mi hermano le decía al perro: “¡Anda con ella! El perro, como un cañón, corrió hacía mí. Se alzaba de manos. Menos mal que lo llamó Pepe, el dueño de la casa de la Dehesa. Era un día lluvioso. Recorrimos toda La Dehesa oliendo sus aromas de rosas. Hacía viento. Los árboles alegres moviéndose y de pronto... ¡El Chaparrón! Yo parecía un cochinito metiéndome en lo charcos de agua. Autora: Isabel García Jiménez Enero 2009


LAS FRESAS EN LA FINCA Allí, en frente, sobre un trozo de arena elevada, bajo un plástico, se encuentran los bebés de las fresas; que a la vez, todas esas elevaciones, forman caminos color tierra, también, de arena y todas esas cosas, “esos artilugios”, que hacen que parezcan como cataratas de arena en el suelo. ¡Todo es de color verde, como esmeralda, y marrones como los troncos de árboles! También veo un grande y viejo tractor; hay una mini casa con un grifo de agua no potable, para lavarse las manos, con dos puertas; una lleva al servicio y otra no lo sé; hay dos o tres cubos y cajas con basura; y una furgoneta blanca en la que veníamos los cuatro visitantes. ¡Arriba está el celeste cielo! Autor: Momblán Aguado, José Carlos Enero 2009


EL PAJARILLO

Era un bosque donde había muchos árboles. A la izquierda había un animalillo pequeño como una pulga; a la derecha había un ciervo al que yo le estaba echando de comer pan. En el cielo había estrellas que brillaban y brillaban. Sobre un árbol se posó un pajarillo que piaba y piaba. ¡Que no paraba de piar! Era un gorrión que se posó en mi cabeza y yo lo cogí y me lo lleve para mi casa. Cuando me lo traje me puse alegre. ¡Estaba disfrutando del pajarillo! Lo metí en una jaula, le puse un candado para que no se escapara. Cuando amaneció le quité el trapo y lo metí dentro porque era un día lluvioso y lo solté con la puerta cerrada dentro de mi casa. Se puso a volar y… ¡Volaba y volaba que no paraba de volar! Después lo metí en la jaula, le eche de comer alpiste y el agua para beber. Creció… Lo soltaba a volar en al patio. No tenía mamá, se le murió. Él no tenía con quien quedarse. No tenía amigos y así fue por lo que lo crié. ¡Me lo pase “chupi” con el pajarillo. Autora: María Esperanza Martínez Ruiz. Enero 2009


Es un sitio muy bonito. Es un lago grande. A lo lejos se divisa un puente gris con 3 arcos. ¡Cómo el arco iris hecho de ladrillos! En la arena hay mucha gente donde se lo pasan bomba; ahí se traen las personas la comida, la merienda y la cena. ¡Pasan todo el día! Al lado derecho hay muchos barcos azules, amarillos, rojos y verdes. Cerca hay un hombre sentado sobre una silla, a la que parece que le hubieran echado colores vivos. El hombre en la silla, bajo una sombrilla rojo pasión con un dibujo de una botella de coca cola y los filos blancos. ¡Parece un hombre anuncio en la playa! Por los al rededores hay campos con árboles, montañas y mesas para comer, en sombríos merenderos. En el lago hay peces y muchas personas de recreo bañándose en la orilla. En los barcos se monta la gente y empiezan a pedalear, reírse, mojarse, ¡pasárselo bien! También hay columpios y la gente se desliza por ellos. ¡Recuerdo ese lugar como algo que me hace feliz! Autora: Marina Márquez Antón 5º B Enero 2009


¡COMO EN EL CIELO! Llegamos. Era un atardecer muy bonito. Había un eucalipto que con sus hojas parecía que tenía un vestido porque eran larguísimas. Al siguiente día por la mañana me levanté a las 7:00, para dar una vuelta en bicicleta con mi padre y ver el amanecer. Era como un arco iris y el sol parecía que sonreía. Había muchos árboles con muchos colorines. El cielo tenía como borreguitas de un rebaño y… ¡De pronto, oí el rebaño con su pastor! Le dije a mi padre: - ¡Papá parece que estamos en el cielo! Y me dijo mi padre: • Si te imaginas que estás en el cielo siempre puedes ser verdad. •

Autor: Pedro Larios González. Enero 2009


SOMOS MUY CHARLATANES La clase de 5ºB somos siempre muy, pero que muy charlatanes. Siempre que el maestro sale a Secretaria o a un mandado los niños se ponen a hablar. Cuando el maestro vuelve a la clase nos pone un castigo de dos o más veces por hablar y hacer mucho ruido. Yo entiendo al maestro porque nosotros no tenemos que hablar y hacer tanto ruido. Hasta algunas veces se pone malo con la garganta y por muchas veces que nos diga que nos callemos nosotros seguimos hablando y también nos deja sin plástica. ¡Como hoy! Pero como es tan bueno seguro que nos perdona como una vez que nos iba a dejar sin recreo y nos perdonó porque es un maestro estupendo y nos enseña mucho. ¡Pero se cabrea mucho cuando no hacemos las cosas bien! Autor: Alejandro Pérez Pérez


LA PLAYA Yo, con la cálida arena y la brisa marina. Yo, con el sonido de las olas rompiendo. El viento, al estar sentada leyendo un libro, en una pequeña brisa me pasa las páginas. Yo, al encontrar la página sigo leyendo, y escuchando el sonido de las olas rompiendo. La ola, la veo como una al romperse se viene hacia mí y me caló los pies. Yo, al ver que la cálida agua me calaba los pies sentí un sentimiento de alegría; al ver que el sol se iba a poner me quedé a verlo. El sol, al ver que el sol se iba poniendo por el horizonte vi su reflejo en el mar. Autora: Ana Picón Cano. Diciembre 2009


EL CAMPO DE DELANTE DE MI CASA El campo de delante de mi casa está lleno de hierbas verdes. Tan verdes que parecen un mar verde que se abre alrededor de un camino que parecía a una serpiente que se movía. Hay un árbol caído y a su izquierda hay un claro detrás y más a la izquierda una casa y a la derecha, detrás de un solar, una maquina que sirve para arar y para sembrar, luego, la tierra. ¡Arar para sembrar, es lo que hacen los campesinos de mi calle! Más adelante no se veía nada excepto unos “cachos del tejado” y de algunos solares que aparecían a lo lejos. Sobre un tejado había un bidón cilíndrico con un sombrero cónico que le tapaba. El cielo era azul y algunas nubecillas que se parecían a ovejitas volando. ¡Nubecillas blancas de algodón, nubecillas negras como el carbón! Autor: Cristóbal Gragea Iglesias Diciembre 2008


EL PARQUE ALCALDE MOJARRO

En el parque hay dos grandes columpios y un resbaladizo tobogán. También hay grandes ciervos, una fuente negra de la que fluye mucha agua, una pirámide de troncos, una pista de patinaje de color roja rodeada de barras de hierro de colores que la delimitan, un kiosco, burros de color marrón, una cabra blanca con cuernos enroscados 3 barras para hacer ejercicio físico (una pequeña, una mediana y una grande) y en el parque es donde algunas veces voy a divertirme con mis amigos. Autor: Diego Elías Porras Diciembre 2008


PASEO EN DOÑANA Era un día soleado y un poco fresco. Había unos grandes pinos y muy altos, como un piso de 3 plantas de alto. Por el camino vimos un zorro rojo como el fuego. ¡En ese momento me sentí muy emocionado! Pasando por unos pinos nos encontramos un vómito de una liebre. Pasando por un gran alcornoque, tan fuerte como un elefante, había una ardilla tan pequeña como una pulga. Cuando estaba cansado de tanto andar me caí de culo sobre la tierra, pero cuando estaba cansado me encontré con la liebre y la perseguí hasta que me cansé y deje de perseguirla. Cuando le dije a mi padre: ¡Vámonos ya! ¡Ya falta poco! - él me respondió: ¡Qué no puedo más! - le dije. Y le contesto otra vez: - ¡Venga un poquito más! ¡Vale papá! Cuando tuvimos que subir la montaña de arena me emocioné mucho más. Empecé a correr y me caí cuando me tropecé me hice un rasguño. Cuando llegamos a las cuestas de arena me tire 10 veces en la misma duna. Autor: Diego Muñoz Periánez. Diciembre 2008


¡NI OS LO PODEIS IMAGINAR Es voluminoso, lleno de árboles frutales. Hay naranjos con naranjas como el Sol en el crepúsculo, atravesado por mil espadas, limoneros con limones como el oro, con perales con peras de esmeralda y granado con granada roja como la sangre. Otra parte está cultivada de trigo amarillo como el Sol del amanecer y girasoles jugando y jugando con el Sol. Durante la primavera, hay miles de cunas para los pajarillos; en verano los pajarillos se preparan para ir de excursión en otoño. En invierno las finas ramas como agujas se balancean y cada vez crecen más junto a sus hojas. Los árboles son gruesos, con ramas gordas, como las columnas, por eso me gusta jugar con mis amigos en un amplio campo, que ni os imagináis lo bonito que es. En la dulce y alegre estación del nacimiento de las flores las policromas, en la bonita primavera, donde se ve, allá en el horizonte, los dulces pajarillos volviendo, cantando, piando y con un ritmo incansable. Autor: Javier Espina Mondaca Diciembre 2009


DESCRIPCIÓN DE ALMONTE Almonte es un pueblo, pero muy muy grande. Casi una ciudad. Tiene muchas tiendas y en la Carretera del Rocío mi madre tiene una juguetería llamada “La Juguetería”. Hay una iglesia muy grande donde voy los domingos y después casi todos los días me voy a jugar con mis amigos. Además, también hay un polideportivo donde hay un campo de fútbol muy grande con césped artificial y yo también juego mucho allí con mis amigos. Muchos parques como el “Parque Alcalde Mojarro” que es el más conocido y muchas más cosas…Por ejemplo: el moderno Ciecema y el hermoso Ayuntamiento. A las afueras de Almonte está el arenoso y festivo Rocío y la arenosa playa de Matalascañas, la verde Marisma, el marrón y verde oscuro Coto. Almonte está en Huelva, en España y Europa. Autor: Javier Muñoz Cabrera Diciembre 2008


EL CAMPO ¡Es grande! Juntos están sus árboles que son altos, gordo, largos con sus hojas finas, alargadas, de color verde pistacho, verde oscuro, verde agua. Formando manojos donde se posan los pajarillos. Y sus frutos colgando entre las hojas: naranjas, manzanas, peras, etc.

Y las florecillas dándole alegría a la naturaleza y el campo de verde que con sus juguetones girasoles juegan en el verde campo. Los pajarillos piando: “¡Pio, pio, pio!” El sol alumbrando el campo de verde y las nubes regando el campo, las flores, los largos árboles, etc. Y el agua larga como una serpiente donde están nadando los pececillos y… ¡los animales jugando en el campo! Autor: José María Pérez Martín Diciembre 2008.


Mi perro Yaco es bonito, juega conmigo, es blanco, le gusta los yogures, es muy guapo y ladra mucho. Hoy he ido al campo con mi amiga Paula y le he dado un lomito al perro. Ma単ana voy a vacunar al perro porque es mi mascota y es chico y no quiero que se ponga malo. Autor: Pablo Maraver Padilla Diciembre 2008


MI VECINA Su pelo es moreno y rizado que le cae sobre los hombros. Sus ojos son pequeños de color marrón y muy brillante. Su nariz es pequeña y alargada. Sus pestañas son largas y las cejas anchas. Su boca es pequeña y labios carnosos. Sus orejas son pequeñas y redonditas. Lleva puesto una blusa blanca y unos pantalones vaqueros rojos, unas manoletinas de color blanco. Ella es muy tímida, suele hablar muy poco, y se ve muy buena persona. Autora Rocío Peláez Cortes.


EL PORTALITO Se trata de una pequeña casita en el campo, en la que no falta detalle. ¡Ya veréis! La pequeña casa está en las afueras del pueblo. Solo tiene un paseo corto andando. Junto a la casa hay varias casitas por los alrededores. La fachada de esta pintada de amarillo. Por dentro tiene una chimenea muy grande, una pequeña cocina y una habitación. Lo que más me gusta es un pequeño huerto donde mi abuelo planta tomates, tan rojo como las amapolas, pimientos tan verdes como las hojas de un limonero y melones tan dulce como el azúcar. También hay un pozo donde cogemos el agua para regar las verduras y plantas. Además hay un gran patio con una gran barbacoa. ¡Bueno, estoy contesta por mis gatitos que están allí! Colorín colorado me despido de este cuento con un gran tomate en la mano. Autora: Elena Gutiérrez Geniel Diciembre 2009.


MI PRIMO Y YO Yo fu a casa de mi primo y fuimos al parque. Dijo mi primo -¿Tete, jugamos al fútbol? -Yo contesté: – Sí. Sí. Espera que voy a por la pelota. Cuando llegué le dije: – Venga vamos a jugar un partido. Dijo él -¡Yo soy portero! Nos encontramos con un amigo. -Yo le dije: “¿Pepe, juegas con nosotros?” Y al fin jugamos todos. Autor: Eliseo Iglesias Aragón Diciembre 2008


MI SALÓN BONITO Yo estaba sentado en el largo y ancho sofá. Allí estaban mi madre, mi padre y yo. En sofá era marrón como la arena manchada de agua. Tenía un respaldar alto como los pinos. Estaba situado en las losas marrón “clarito, clarito” y tenía las paredes rosas como el chicle de fresa. Y mi padre estaba viendo Los Simpson en el televisor gris, de pantalla de 42 pulgadas, situado sobre una mesita gris con las puertas de cristal; y al lado del televisor estaba la chimenea forrada de madera con la como las encinas. Junto a la chimenea estaba la jaula del pajarito, que se llama Pilú que es una ninfa que es amarillo y gris. Y junto a la jaula hay una ventana grande con barrotes de hierro por afuera y por adentro en cristal transparente con la maneta blanca y negra. En frente del sofá estaba una chiquitita mesita de cristal. Autor: José Laino Viejo


Era una mañana muy reluciente. Estaba en el río de Sanlúcar. ! El Guadalquivir que también es almonteño y andaluz ¡ Vi unos palos alargados de madera, con unas tablas; tablas cuadradas y alargadas. Sobre ella revoloteaban unos pájaros preciosos. Movían sus alas como abanicándose. ¡Es antigua! aquella choza. Es como un puente, con sus marroncillas ramas cubriéndole su techo. En su interior, hay cántaros redondeados, en una especie de armario, que en donde relucían cacerolas, vasos… ¡Todo muy viejo!


Sobre la cristalina agua del río reluce, en la orilla, unas bellas y bonitas plantas, llamadas nenúfares, que son verdes y tienen muchos colores en su centro. Parece moderna y redonda, con algunos puntiagudos piquitos ¡Como pequeños triángulos! Recuerdo que cuando íbamos por la carretera del camino de Sanlúcar, sobre mi horizonte relucía una castañita y bonita montaña. Era elevada con una altura de más de 100 metros y tenía florecillas donde había un juguetoso jabalí que era, marrón oscuro, grande, comilón y roncador. ¡Ron, ron, ron! ¡Qué bien me lo pasé! ¡Deseo repetir ese día! Autora: Paula Guerrero Pardo. Diciembre 2008.


PERCEPCIONES II  

CONTINUACIUÓN DE LAS CREACIONES LITERARIAS

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you