Issuu on Google+

Mabel Mera Salgado Diana del Pino Sobrino Patricia Félix Gómez

DIALOGO Bernstein: Hola Boudon, el otro día estuve pensando sobre las tasas de escolarización, ¿tú qué opinas sobre el tema de la escolarización en los industriales? Boudon: Hola, yo pienso que el aumento de las tasas de la escolarización en los industriales hace que disminuya la clase baja con nivel de estudios bajos, por eso se disminuyen las desigualdades educativas entre clases. Por otro lado pienso que este aumento puede ser negativo si se aumenta también la educación en las clases altas, ya que volvería a haber desigualdad. Yo pienso que la relación entre educación e igualdad social es más compleja de lo que decía Jencks. Bernstein: ¿Qué decía Jencks? Boudon: Decía que la desigualdad entre clases se suprime gracias a la educación y que para él la sociología se ocupa más de la elaboración teórica de la relación entre educación y sociedad que del estudio del currículum y los procesos que tienen lugar dentro del aula. Collins: Hola chicos ¿de qué estáis hablando? Bernstein: De la escolarización de las clases bajas ¿tú qué opinas sobre eso? Collins: Yo pienso que la educación es fundamental para diferenciar grupos y permitirá el acceso a mejores empleos, la verdad es que he realizado esto sin revisar mucho el currículum lo que podría hacer que se debilitara mi teoría, pero considero la escuela un espacio de lucha entre grupos que proporciona estatus, poder y diferenciación social. ¿Por qué si todos los grupos sociales tienen el mismo interés en la lucha por la educación es tan escasa su participación?


Bernstein: Yo estuve hablando con Passeron y Bourdieu y pensamos que la forma en que se ejerce la transmisión cultural explica que determinados grupos tengan garantizado el éxito o el fracaso en su paso por el sistema de enseñanzas. Boudon: Pero, ¿La educación está relacionada con la productividad de los individuos? Collins: Una vez leí una entrevista de Arrow donde hablaba de esto y él decía que es imposible que el empresario conozca la productividad de las personas antes de su contratación. Mira por ahí viene Taubman que he quedado con él seguro que él tiene que algo que decir sobre esto. Taubman: Hola Collins. Perdón por llegar tarde Collins: Tranquilo, no pasa nada, llegas justo a tiempo. ¿Tú crees que la educación está relacionada con la contratación de las personas? Taubman: Sí claro, bueno tú ya sabes que no pienso lo mismo que tú. Yo os digo que en mi opinión la educación superior debería actuar en el proceso de contratación, siendo así los más formados los que más salario obtendrían. Bernstein: Está muy bien pensado, pero yo creo que el resultado de los progresos académicos no procede del interior de la escuela si no de las familias, porque si tus padres son de clase baja no te podrán pagar los mismos estudios. Boudon: Claro, si es que todo esto se resume en el problema de la demanda en la educación. Una vez oí hablar a Riley decía que había dos clases de empleos unos donde es fácil observar la relación entre productividad

y

educación y los empleos en los que no lo es. En los primeros la remuneración responderá a la capacidad y por lo tanto a los años de escolarización. Collins: En mi opinión no todos los trabajadores cualificados tienen un trabajo donde se requiere un alto nivel de conocimiento. Pero sí entiendo que se


aumente la demanda de escolarización y que así aumenten las tasas puesto que para determinados grupos el acceso a la educación les puede proporcionar una movilidad ascendente. Bernstein: Por eso estoy de acuerdo con lo que el otro día nos dijo Berg. Taubman: Creo que este es un tema que siempre creará conflictos entre nosotros, yo no estoy para nada de acuerdo. Boudon: Pero, ¿qué es lo que dijo? Bernstein: Él intentó evaluar si esto era o no cierto, y sus resultados no permitían establecer ninguna relación entre educación y productividad incluso llega a la conclusión inversa, los trabajadores menos cualificados son los más productivos. Collins: Con Berg si que estaría yo de acuerdo, creo que otro día deberíamos quedar y debatirlo con más calma y llamarle a él también. ¿Qué os parece? Boudon: Sí cuando queraís podemos quedar. Taubman: Bueno pues entonces ya nos veremos otro día chicos. Collins: Por supuesto, adios.


Dialogo